Está en la página 1de 1

La indecisi�n se apodera de todo suicida en el �ltimo momento.

de nada vale la
mente fr�a, el coraz�n roto...el alma perdida. En el �ltimo momento la duda se
apodera del cuerpo, y la incertidumbre del paso a lo desconocido se hace m�s
fuerte, conforme se va acercando el final.

Es quiz�, demasiado tarde para pensarlo. Me encuentro a m� mismo, de un momento a


otro, parado al borde del abismo. El mismo abismo que visit� cada d�a de mi
vida...a medida que se extingu�a por culpa de mis sentimientos.

De que vale ahora pensar que todo pudo haber sido mejor? Ver el mundo con
alegr�a...sonre�r a los dem�s con esperanza...no se convirtieron estas quimeras en
mi �nica carencia...el mism�simo error de Dios que me lleva a dar estos �ltimos
pasos?

Cuando ya s�lo un paso...o un simple vaiv�n de la mente puede llevarme al abismo


infinito..la nostalgia hace un �ltimo intento por detenerme. A pesar de todo....el
vivir nunca fue un martirio, y los buenos momentos, las dichas y las ilusiones,
sea cual sea el Otro Mundo, dejar�n de existir una vez cometido el Pecado Capital.
Valdr� la pena rehusar a revivir esos instantes, s�lo porque algunas cosas no
resultaron como dese�? Desde cuando el hombre sabe lo que quiere? Y desde cuando
esto coincide con lo que en realidad necesita? Puedo estar a punto de cometer el
error de mi vida...o m�s bien...traer a m� la muerte por error. Fu� esa mujer tan
importante como para hacerme tomar esta decisi�n? Realmente tuve aquel sue�o, que
nunca pude hacer realidad?

Todo da a entender que estoy equivocado. No hay desbalance entre lo bueno y lo


malo en mi vida. Simplemente d� valor a mis desgracias...por encima de la fuerza
que hasta ahora pudo atravesar cualquier barrera...por dif�cil o triste que
pudiera resultar. Soy s�lo el producto de mi mismo..la imagen que yo mismo me he
creado...tengo el valor que yo mismo me doy...por qu� tengo que dejarme enga�ar
por falsas palabras si los hechos me indican que veo s�lo lo que quiero ver?

No vale la pena dar el �ltimo paso. Pero tampoco vale la pena dejarme vencer de
nuevo por estos mismos pensamientos. Ahora todo carece de sentido... Y es este
mismo vac�o en mi mente el que me lleva a dar el �ltimo paso. Ni las desgracias
lograron vencerme...ni la esperanza pudo detenerme. Fui libre de escoger mi
destino... y escog� darle fin. No tiene sentido...nada hasta ahora ha tenido un
objetivo en mi vida. No tuve anhelos, ni metas. S�lo oscuridad. La misma oscuridad
que en segundos va a envolverme. Y a liberarme de m� mismo.

Eldanior�