P. 1
Expolibre - Vea el cuaderno completo: Primera y Favorita - Historias Bíblicas para Preescolares de 3 a 5 años

Expolibre - Vea el cuaderno completo: Primera y Favorita - Historias Bíblicas para Preescolares de 3 a 5 años

Views: 21.620|Likes:
Publicado porEditorialDinamica
ISBN: 987-96467-8-9
ISBN: 987-96467-8-9

More info:

Published by: EditorialDinamica on Dec 30, 2010
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved
Precio de venta:$12.99 Comprar ahora

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
See more
See less

09/30/2015

$12.99

USD

pdf

Para ver más recursos en esta categoría haga CLIC AQUÍ

Despensa de Recursos Educativos

DE.R.ED

Para descargar o imprimir todos los recursos para usarlos en clase, SUSCRÍBASE AQUÍ

por Beth Rowland Wolf y Bonnie Temple

Florida, USA www.editorialdinamica.com

Dedicatoria
“Voy a hablar por medio de refranes (...) Lo que hemos oído y sabemos y nuestros padres nos contaron, no lo ocultaremos a nuestros hijos. Con las generaciones futuras alabaremos al Señor y hablaremos de su poder y maravillas” (Salmo 78:2-4). Este libro está cariñosamente dedicado a aquellos que me enseñaron la Biblia y a aquellos que me enseñaron a contarla. Beth Rowland Wolf A los preciosos niños que nacieron, que nacen y que “están por nacer” quienes inspiraron estas lecciones; a mis hijos, Cara y Stephen, que me ayudaron con sus ideas creativas; y a mi esposo, Chuck, mi constante fuente de apoyo y aliento. Bonnie T. Temple

©2006 EDITORIAL DINÁMICA P. O. Box 297573 Pembroke Pines, FL 33029 USA Teléfonos: (Gratis) 1-888-820-0022 (Internacional) (1) 954-436-9606 Email: info@editorialdinamica.com WebPage: http://www.editorialdinamica.com Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro, puede ser reproducida por ningún medio, –electrónico, mecánico, fotostático, fotográfico, o de otra forma–, sin el permiso previo por escrito del publicador, salvo en breves referencias nombrando la fuente. Originalmente publicado en los Estados Unidos por Group Publishing Inc., bajo el título First & Favorite, Bible Lessons For Preschoolers. Copyright ©2006 por Beth Rowland Wolf y Bonnie Temple Editor General: Alejandro Valdovinos Fotografía de Portada: Craig DeMartino Ilustraciones: Dana C. Regan Todas las citas bíblicas son tomadas de La Biblia “Dios habla hoy”, versión popular. © Sociedades Bíblicas Unidas. Usadas con permiso. ISBN: 987-96467-8-9 06 07 08 09 10 11 12 13 8 7 6 5 4 3 2 1

Printed in Colombia

Contenido
Introducción.......................................................................5
Lección 1:

Dios lo hizo, ¡y fue grandioso!..................................................7
(Génesis 1: 1-2:3)

Lección 2:

La lluvia cayó, y la inundación subió...........................................15
(Génesis 6:9-9:17)

Lección 3:

Moisés obedeció.................................................23
(Éxodo 3:1-12:51)

Lección 4:

El muchacho y el gigante......................................31
(1 Samuel 17:1-52)

Lección 5:

La reina que sirvió a su pueblo...............................................39
(Ester 1:1-8:17)

Lección 6:

Tres hombres valientes y un rey malvado................................................46
(Daniel 3:1-30)

Lección 7:

¡Dios está con nosotros!.....................................55
(Lucas 2:1-20)

Lección 8:

Un viaje espantoso y tempestuoso....................................................64
(Marcos 4:35-41)

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

3

Lección 9:

No importa la edad..............................................72
(Marcos 10:13-16)

Lección 10:

Buenos prójimos.................................................79
(Lucas 10:25-37)

Lección 11:

Perdida y encontrada..........................................89
(Lucas 15:1-7)

Lección 12:

Un gran picnic....................................................96
(Juan 6:1-14)

Lección 13:

¡Volvió a vivir!...................................................103
(Marcos 15:12-39; 16:1-13)

UNA AFIRMACIÓN EN TODOS NUESTROS MATERIALES

¡Ideas Creativas!
l seleccionar una actividad o proyecto en particular para su grupo, podría darse el caso de que en su localidad no sea fácil conseguir (o sean muy costosos) los materiales que se sugieren. En este caso, sustitúyalos con objetos o artículos que tenga a su alcance o pueda conseguir. Por ejemplo, si no le es posible conseguir cinta adhesiva de pintor para trazar una línea recta en el piso, sencillamente use una cuerda estirada y sujeta en los extremos con dos objetos pesados. Si no puede conseguir cartulina, use pliegos grandes de papel de empaque, o si no, las páginas de los anuncios clasificados de los periódicos, escribiendo en ellas con marcadores de punta gruesa. En algunas actividades, en lugar de marcadores puede usar colores de cera, o lápices de colores; o en lugar de tarjetas de archivador puede usar hojas de papel recortado. Use su imaginación e iniciativa para realizar las adaptaciones del caso, y use materiales y artículos que el Señor ha puesto a su alcance en su situación particular. ¡Adelante! ¡Estamos orando por su ministerio entre los niños!

A

4

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Introducción

F

elicitaciones, ¡usted ha aceptado la alegre y desafiante tarea de enseñar a los encantadores, entusiastas y cariñosos preescolares! Usted está lleno de expectativas... y tal vez de preguntas. ¿Qué debo enseñar? ¿Cómo debo hacerlo? ¿Y cuánto aprendizaje puedo realmente esperar de niños cuya atención dura menos que el tiempo que lleva darles un abrazo o limpiar una nariz que está moqueando? Los niños de tres a cinco años de edad son capaces de aprender más de lo que los adultos piensan –especialmente si aprenden haciendo. Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas para Preescolares, le brinda actividades prácticas adecuadas a la edad de sus niños que les enseñarán verdades bíblicas importantes. Las trece historias bíblicas, que los preescolares disfrutarán y aprenderán, fueron seleccionadas sobre la base de una investigación realizada entre las personas que trabajan con niños. Aunque estas historias son las “antiguas favoritas” de los maestros, la mayoría de los preescolares las escucharán por primera vez. A usted y a sus alumnos les encantarán estas formas nuevas y creativas, pero prácticas lecciones bíblicas. Las lecciones en Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas para Preescolares están cuidadosamente diseñadas para apelar a los cinco sentidos. No importa cuán numerosa sea su clase, todos sus alumnos se involucrarán activamente en actividades de aprendizaje creativas. Tendrán muchas posibilidades de aprender trabajando juntos y ayudándose unos a otros. Durante el desarrollo de estas lecciones, los chicos descubrirán por sí mismos las verdades de la Sagrada Escritura. Cada lección bíblica incluye el “Mensaje de Dios” - una idea breve que se repite constantemente. Estas ideas, extraídas directamente de la Biblia, son de fácil comprensión para los niños y de
5

fácil repetición para los maestros durante cada actividad. Los preescolares se sienten más felices y seguros cuando realizan actividades habituales. Por tal motivo, estructuramos cada lección bíblica incluyendo las siguientes actividades. Comencemos a Cantar –una canción que será del agrado de sus niños. La Historia Bíblica –presentaciones de historias bíblicas divertidas, interactivas y dignas de recordar, que encantarán a los chicos. Manualidad –ideas originales y adecuadas a la edad de los chicos rápidas para hacer. Actividades Especiales –juegos especiales y otras actividades que ayudarán a los chicos a aplicar a sus vidas lo que están aprendiendo. Refrigerio –comidas rápidas, originales y divertidas para comer, que los niños pueden ayudar a preparar. Cierre –oraciones, canciones y otras actividades creativas que reforzarán las cosas importantes que los chicos han aprendido. Utilice este libro para planificar lecciones bíblicas divertidas y dignas de recordar para los preescolares de su iglesia. Mientras hable a los niños del amor de Dios, usted se deleitará en ver iluminarse sus rostros al descubrir que “¡Jesús me ama!” Nota del Editor: Estas historias bíblicas son ideales para niños de 3 a 5 años, pero también hemos comprobado que son aplicables para niños de 6 años inclusive. ¡Con un poco de creatividad, Ud. puede sacarle mucho provecho a este libro!
6 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

¡Dios lo hizo y fue grandioso!
(Génesis 1:1-2:3)
Mensaje de Dios: “Todo lo que Dios creó es bueno”. (1 Timoteo 4:4)

L

os niños más pequeños sienten curiosidad por el mundo que ven. Quieren saber por qué llueve, por qué el Sol brilla y cómo crecen las flores. Se asombran de sus cuerpos y les encanta descubrir cuán altos, fuertes y rápidos son. En la lección de hoy, usted ayudará a los chicos a comprender que toda la creación es buena porque nuestro Creador la hizo bien. Esta lección pondrá énfasis en la belleza y la diversidad de la creación. Los niños descubrirán que las cosas que Dios creó son muy numerosas para contar. Comprenderán que la creación de Dios es buena y los hace felices. Aprenderán que a las personas se les dio la tarea de cuidar la creación de Dios. Y descubrirán que cada uno de ellos es una creación especial, creados para hacer cosas emocionantes y ser miembros valiosos del reino de Dios.

7

Preparación
Consiga una Biblia, agua, una taza para medir, marcadores de fibra, una planta pequeña, un osito de peluche u otro juguete similar, una muñeca, cinta adhesiva y yeso mate. También necesitará una bolsa de plástico con cierre hermético para cada niño (si no consigue este tipo de bolsas, prepárese para sellarla Ud. mismo con cinta adhesiva cuando llegue el momento). Antes de la clase, coloque una taza de yeso mate dentro de cada bolsa. Para el refrigerio, necesitará rodajas finas de queso blanco, moldes circulares de galletas o vasos de plástico, y rodajas de naranja y manzana (no pedazos). Pele las rodajas de naranjas, y corte las manzanas horizontalmente para que la forma de una estrella aparezca en el medio de cada rodaja. (Ver la ilustración en la página 13) Saque todas las semillas de las frutas.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Para esta actividad, los niños necesitan ver las cosas que Dios creó. Si no hay ventanas en su aula, lleve a los niños a otra aula de su iglesia que tenga una ventana o puerta hacia afuera. Haga que los niños se sienten en círculo cerca de la ventana o puerta. Diga: Hablemos de las cosas que Dios ha creado. Miren por el salón y por las ventanas y encuentren cosas que Dios ha creado. Pregunte: ● De lo que han visto, ¿qué cosas creó Dios? SUGERENCIA Deje que los niños respondan. Dios es el Creador Diga: Dios hizo todas estas cosas y muchas más. Cantede todas las comos una canción acerca de la creación de Dios. Cuando sesas, así que acepñale algo que Dios creó, ustedes dirán qué es. te todas las respuestas de los chiCante la siguiente canción con la melodía de “Mi Dios cos, aun si menciodondequiera está” Cuando llegue a los espacios en blanco, nan cosas hechas señale algo que Dios creó, y haga que los niños digan qué por el hombre. es. Cante la canción varias veces para que los chicos la aprendan y canten con usted.

8

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Todo lo que Dios creó es bueno
///Todo lo que Dios creó/// es bueno sí, sí, sí. // Mi Dios creó —————Mi Dios creó —————Mi Dios creó —————Y a tí y a mí// (Señale a los niños, luego señálese usted.)
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

Diga: Dios ha hecho muchas cosas. Todo lo que Dios creó es bueno. Descubramos cómo Dios creó el mundo.

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Abra su Biblia en Génesis 1:1-2:3 y explique el pasaje a los niños. Diga: La historia de la Creación es la primera historia en la Biblia. Escuchen cómo Dios hizo el mundo. Antes que Dios creara el mundo todo estaba oscuro. Cierren sus ojos para que vean cómo era. Entonces Dios creó la luz. Él hizo el Sol, la Luna, y las estrellas. Ahora abran sus ojos, ¡y vean la luz maravillosa creada por Dios! Él también hizo la tierra y el cielo. La tierra era dura y firme. Zapateemos para sentir cuán dura es. Sobre la tierra estaba el aire. ¿Pueden soplar el aire? Dios puso agua en los océanos y mares. Suavemente movaSUGERENCIA mos nuestros brazos como olas. Algunos pequeñiLuego Dios creó las plantas que crecían y se agitaban por tos no tendrán un animal favorito. la brisa. Movamos nuestros brazos como plantas en la brisa. Sugiérales varios Dios puso a los peces en el océano. Movamos nuestras animales para que manos como peces que nadan. imiten sus sonidos. Dios puso a los pájaros en el aire. ¿Pueden mover sus brazos como un pájaro? Y Dios puso a los animales en todas partes. Hagan el sonido de su animal favorito. Espere que los niños hagan el sonido, luego continue: Luego Dios hizo a la gente. Primero hizo a Adán, y luego a Eva. Y después hizo a otras
Lección 1 9

personas. Señale a tres niños. Dios miró el Sol, la Luna, las estrellas, el océano, las plantas, los pájaros, los animales y la gente, y dijo: “Es bueno”. Todo lo que Dios creó es bueno. Cuando cuente hasta tres, todos vamos a aplaudir y decir: “¡Viva Dios!” ¿Listos? Uno, dos, tres. “¡Viva Dios!”

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

Entregue a cada niño una bolsa de yeso y coloque agua en cada una (asegúrese de seguir las instrucciones del envase para las proporciones). Cierre las bolsas, y ayude a los chicos a mezclar el agua con el yeso. Que los niños modelen (con la bolsa cerrada) el animal que quieran. En sólo un par de minutos, el yeso se endurecerá. Mientras tanto, hable de cómo se sintieron los niños al hacer su creación. Pregunte: ●¿Cómo habrá quedado lo que hicieron? ●¿Es difícil esperar que esté lista? ¿Por qué, o por qué no? ●¿Cómo creen que Dios se sintió cuando estaba creando el mundo? Cuando el yeso haya endurecido, saque las “creaciones” de la bolsa y que los chicos las decoren con marcadores. Que cada niño diga lo que hizo (animales, plantas, personas, rocas, flores o montañas). Diga: Cada una de sus creaciones es diferente. Dos creaciones no son iguales, así como dos personas no pueden ser iguales. Sus creaciones son
10 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

especiales para ustedes, así como el mundo es especial para Dios. Dios nos cuida, y para Él cada uno de nosotros es especial, porque todo lo que Dios creó es bueno. Deje las creaciones a un lado para que se sequen completamente.

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Diga: Vamos a jugar un juego que nos ayudará a aprender más de la creación de Dios. Dios le dio a Adán la tarea de poner nombre a todos los animales. ¿Quién quiere ser Adán? Elija un niño, y luego continúe: Dentro de poco, voy a pedir a nuestro Adán que nombre algunas cosas que Dios creó. Adán dirá: “Adán puso nombre a . . .” y nombrará algo que Dios creó. Escuchen atentamente, porque si Adán nombra a un animal, ustedes tendrán que imitar y hacer el sonido de ese animal. Si Adán dice algo que no es un animal, ustedes se quedarán parados. Haga que Adán diga: “Adán puso nombre a . . .” y que complete la frase con el nombre de animales u otras cosas, como camisas, medias o lápices. Esté preparado para ayudar a Adán a pensar en animales diferentes, como patos, elefantes, gatos, perros, ratones y leones. Si los niños no saben cuál es el sonido de un animal nombrado, enséñeles a hacerlo. Los niños que imiten algo que no sea un animal, no salen del juego. Después que Adán mencione varios animales u objetos, que se una al resto de los chicos, y elija un nuevo Adán. Juegue por varios minutos. Para finalizar, haga que los chicos imiten su animal favorito. Pregunte: ●¿Qué animales les gusta más? ¿Por qué? ●¿Qué animales ven todos los días? ●¿Qué animales están en el zoológico? ●¿Qué animales tenemos como mascotas? ●¿Quién hizo los animales? ●¿Por qué creen que Dios creó los animales? Diga: Dios creó todos los animales y permitió que Adán les pusiera nombre. Dios creó diferentes tipos de animales. Él creó las aves para que vuelen en el cielo, animales grandes, como los elefantes, y pequeños, como los ratones. Cuando Dios creó los animales, dijo que eran buenos. Todo lo que Dios creó es bueno.

Lección 1

11

5. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Necesitará una planta pequeña, un osito de peluche u otro juguete similar y una muñeca. Haga que los niños se sienten en círculo. Diga: Dios creó todo. Levante la planta. Dios creó todas las plantas que crecen en la tierra. Levante el osito de peluche. Dios creó todos los animales que viven en la tierra. Levante la muñeca. Dios creó a todos los bebés y a todas las personas que viven en la tierra. Dios también dio a las personas una tarea especial para hacer. Dios quiere que cuidemos las cosas que Él creó. Practiquémoslo ahora mismo. Pregunte: ●¿Cómo podemos cuidar las plantas? Los niños pueden decir: “Regándolas” o “Plantándolas al aire libre”. Después de cada respuesta, haga pasar la planta entre los niños y que cada uno represente la acción. Por ejemplo, haga que los niños simulen regar la planta con una regadera imaginaria. Vuelva a pasar la planta y haga que los niños simulen colocar semillas en la maceta. Luego pregunte: ●¿Cómo podemos cuidar los animales? Pase el osito de peluche, y haga que los niños simulen cuidarlo de acuerdo a sus respuestas. Pregunte: ●¿Cómo podemos cuidar a los bebés y a las personas? Pase la muñeca y haga que los niños simulen cuidarla según sean sus respuestas. Pregunte: ●¿Cómo se sienten cuando sus padres los cuidan? ●¿Quién más los cuida? Diga: Todo lo que Dios creó es bueno. Y Él quiere que todos los días cuidemos las cosas creadas por Él. Dios se alegra cuando cuidamos su Creación.

12

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

6. Refrigerio
(hasta 10 minutos)

Necesitará rodajas finas de queso blanco, moldes circulares de galletas o vasos de plástico, y rodajas de naranja y manzana. Haga que los niños hagan “lunas” cortando las rodajas de queso con los moldes circulares o con los vasos de plástico. Pregunte: ●¿Qué hay en el cielo que se parezca a esto? ●¿Para qué sirve la Luna? Mientras reparte las rodajas de naranja, pregunte: ●¿Qué cosa redonda y de color naranja amarillento hay en el cielo? ●¿Para qué sirve el Sol? Mientras reparte las rodajas de manzana, señale la forma de estrella en el centro de cada una, y pregunte: ●¿Qué forma ven en el centro de la rodaja? ●¿En dónde más ven esta forma? Mientras los niños comen, pregúnteles qué es lo que más les gusta de la creación de Dios. Cuando los niños terminen, diga: Dios creó la Luna, el Sol y las estrellas. Dios creó el Sol para alumbrar en el día, y la Luna y las estrellas para alumbrar en la noche. También hizo el queso, las naranjas y las manzanas para que comamos alimentos nutritivos. Todas estas cosas son buenas porque todo lo que Dios creó es bueno. Ahora vamos agradecer a Dios por una de sus creaciones más grandes.

Lección 1

13

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Con la cinta adhesiva, haga un círculo, un cuadrado o un triángulo en el piso. Hágalo lo suficientemente grande para que los niños se reúnan alrededor de él. Diga: Cuando Dios nos creó, nos hizo muy especiales. Él nos dio cuerpos sorprendentes. Vamos agradecer a Dios por hacer nuestros cuerpos tan maravillosos. Dios nos dio pies para correr y saltar. Pongan sus pies dentro de la figura, y digan: “Gracias Dios por los pies”. Dios nos dio manos para decir adiós. Pongan sus manos dentro de la figura, y digan: “Gracias Dios por las manos”. Dios nos dio orejas para escuchar. Pongan su oreja dentro de la figura, y digan: “Gracias Dios por las orejas”. Pregunte: ●¿Por qué otras cosas podemos agradecer a Dios? Cuando todos hayan tenido la oportunidad de agradecer a Dios, ore: Dios, te damos gracias por crear a nuestro mundo y a nosotros tan especiales. Sabemos que todo lo que Dios creó es bueno. Gracias. Amén. Concluya con un aplauso de agradecimiento a Dios. Pida a los niños que lleven sus creaciones a casa.

14

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

La Lluvia cayó y la inundación subió
(Génesis 6:9-9:17)
Mensaje de Dios: “Dios es quien me ayuda...” (Isaías 50:9a)

oé sobrevivió de un desastre natural de efectos mundiales. Pero Dios cuidó a Noé ayudándole a prepararse para el diluvio que venía. Dios le dio la habilidad, el conocimiento y los materiales para construir un arca que transportaría a él, a su familia y a los animales del mundo durante todo el diluvio hasta que la tierra volviera a ser habitada. Al igual que Noé, los preescolares enfrentan desafíos increíbles. Ellos viven en un mundo construído en gran escala. Se les pide lavarse las manos, pero no pueden llegar al lavamanos del baño ni de la cocina. Quieren vestirse solos, pero no llegan al estante del ropero o al primer cajón de la cómoda. Y todavía están aprendiendo conceptos básicos –como números, letras y colores– que los adultos los dan por sentado. Las actividades en esta lección harán saber a los niños que Dios siempre está presente para ayudarles - aun en situaciones atemorizantes o difíciles.

N

15

Preparación
Consiga una Biblia, seis vasos, seis cucharas, agua, témperas (o pintura al temple) de color rojo, amarillo y azul; tiras de papel de color (como papel madera, papel tissue o papel higiénico de color) de 2,50cm de ancho x 30cm. de largo, marcadores de fibra, cinta adhesiva, una servilleta o toallita de papel, un equipo de música y música grabada. Además, necesitará la mitad de un plato de cartón para cada niño. Para el refrigerio, necesitará media taza de manteca cremosa de maní, tres tazas de azúcar en polvo, una cucharadita de esencia de vainilla, y cinco o seis cucharadas de leche (o alguna jalea, dulce o mermelada lista para rellenar). Antes de la clase, mezcle todos los ingredientes hasta formar una masa suave. Divida la mezcla en varios bols pequeños. También necesitará una caja de galletas con forma de animales y varios cuchillos de plástico.

La Lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Siéntese en el piso con los niños. Diga: Hoy vamos aprender cómo Dios nos ayuda cuando estamos asustados. Pregunte: ●¿Cuándo se sienten asustados? Diga: Todos nos asustamos algunas veces –aún los adultos. Muéstrenme su mejor cara de espanto. Espere que lo hagan. ¡Uy! –¡Esas sí que sos caras de espanto! Pero no tengo que tener miedo porque Dios me ayuda. Aprendamos una canción que nos recuerda que Dios nos ayuda cuando estamos asustados. Cante la siguiente canción con la melodía de “Padre Abraham”. Haga que los niños repitan las mímicas. Repita la canción hasta que los niños la aprendan.

Dios es quien me ayuda
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

Cuando me sienta solo (abrácese), yo recordaré (señale su cabeza como si estuviese pensando) “Dios es quien me ayuda,” la Biblia dice así. (Abra sus manos como un libro.) Diga: Cuando nos asustamos y necesitamos la ayuda de Dios, solamente debemos recordar lo que dice la Biblia. Dios es quien me ayuda. Digámoslo juntos. Dios es
Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

16

quien me ayuda. Ahora vamos a escuchar sobre un hombre y unos animales que necesitaron la ayuda de Dios.

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Llene de agua los seis vasos. Colóquelos en medio de una mesa, y luego ponga una cuchara en cada vaso. Coloque las témperas de color cerca de los vasos. Durante la historia bíblica, los niños mezclarán el agua con las témperas para lograr los colores del arco iris. Necesitará mezclar los colores para lograr el color naranja, verde y violeta. Haga que los niños se sienten alrededor de la mesa. Pídales no tocar los vasos hasta que se les diga. Abra su Biblia en Génesis 6:9-9:17. Diga: Nuestra historia bíblica está en Génesis, el primer libro de la Biblia. Un día, Dios dijo a Noé: Tú eres el único hombre bueno que hay en toda la tierra. Todos los demás son egoístas y malos. Por eso voy a enviar un diluvio –una inundación formada por mucha lluvia– para limpiar la tierra de todas las cosas malas. Quiero que construyas un arca –un gran barco– para tu familia y para todos los animales. Tú has sido un hombre bueno y obediente, y quiero que tú y tu familia estén a salvo durante el diluvio. Noé se apuró para construir el arca. Formó parejas de todos los tipos de animales. Pregunte: ●¿Qué animales entraron al arca? Todos los animales llenaron el arca. Sentémonos más juntos para imaginar cómo fue. Pausa. ¿Qué sonidos se habrán escuchado con todos los animales a bordo? Cuando diga: “Arca”, harán el sonido de su animal favorito. Cuando aplauda, dejarán de hacerlo. Arca. Luego de escucharlos por unos momentos, aplauda y continúe: Luego Noé y su familia entraron al arca. Pronto comenzó a llover. Llovió y llovió por cuarenta días y cuarenta noches. Cuando terminó de llover, toda la tierra estaba cubierta de agua –hasta las montañas más altas. Todo lo que Noé veía era agua. Pero los animales estaban a salvo y seguros dentro del arca. Dios se acordó de Noé, de su familia y de todos los animales. También se acordó de las cosas que había en la Tierra antes del diluvio. Hablemos de lo que Dios habrá recordado.

Lección 2

17

Haga que un niño coloque un poco de témpera amarilla en el primer vaso, y revuelva. Pregunte: ● ¿Qué cosas amarillas Dios habrá recordado? Haga que otro niño coloque un poco de témpera amarilla y roja en el vaso siguiente, y revuelva. Pregunte: ● ¿Qué cosas de color naranja Dios habrá recordado? Haga que el siguiente niño coloque un poco de témpera roja en el tercer vaso, y revuelva. Pregunte: ● ¿Qué cosas rojas Dios habrá recordado? Haga que otro niño coloque un poco de témpera roja y azul en el vaso siguiente, y revuelva. Pregunte: SUGERENCIA ● ¿Qué cosas violetas Dios habrá recordado? ● Si es difícil para Haga que otro niño coloque un poco de témpera azul los niños pensar en en el vaso siguiente, y revuelva. Pregunte: cosas del color ● ¿Qué cosas azules Dios habrá recordado? mencionado, ayúdelos a buscar Haga que otro niño coloque un poco de témpera azul y esos colores en su amarilla en el último vaso, y revuelva. Pregunte: aula. ● ¿Qué cosas verdes Dios habrá recordado? ● Si su clase es Diga: Dios recordó todas las cosas que creó. Después de numerosa, que dos o más chicos parunos días, Él envió un viento para arrastrar el agua y secar ticipen por cada la tierra. Cuando la tierra se secó, Noé, su familia y los color. Un niño pueanimales salieron del arca. Dios puso un arco iris en el ciede colocar la témlo, que tenía todos estos colores. (Señale los vasos.) Dios pera y otro revolverla. prometió que nunca enviaría otro diluvio que cubriera toda la tierra. Y prometió cuidar a Noé y a su familia. Noé agradeció a Dios por ayudarlo. Estamos aprendiendo que Dios es quien nos ayuda.

18

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

Entregue a cada niño la mitad de un plato de cartón. Haga que lo decoren con marcadores. Luego invite a los niños a elegir varias tiras de color para pegarlas en sus platos formando así un arco iris. Ayúdelos a pegar las tiras de papel en el lado curvo de la mitad del plato, como muestra la figura de abajo. Mientras los niños trabajan, mencione que los arco iris nos recuerdan que Dios nos ama y nos cuida. Pregunte: ●¿Qué otras cosas nos recuerdan que Dios nos ama? ●¿Hay algo o alguien a quien cuidas? Cuéntame acerca de eso. Diga: Dios nos ayuda de muchas maneras. Nos da a nuestros padres, maestros y amigos para cuidarnos. También nos da oportunidades para ayudar a otros. Podemos abrazar a nuestras mamás y papás, y a nuestros hermanos y hermanas. Podemos alimentar, bañar y pasear a nuestras mascotas. Dios es quien nos ayuda, y él se alegra cuando nos ayudamos unos a otros. Juguemos un juego y veamos cómo Dios nos ayuda.

Lección 2

19

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Diga: Noé y su familia continuaron viviendo a pesar del espantoso diluvio. Las grandes tormentas pueden causar temor. Pregunte: ●¿Qué otras cosas causan temor? Elija a un niño para que represente las cosas que los niños mencionen. Por ejemplo, el niño simulará ser un monstruo, un trueno o un perro ladrando. Entréguele una servilleta o toallita de papel. Haga que los niños se sienten en un círculo, y dígales que pongan una mano detrás de sus espaldas. Diga: (Nombre del niño) simulará ser (la cosa espantosa que usted elija). Si (nombre) SUGERENCIA pone la servilleta en su mano, se levantarán y saltarán alreSi tiene niños muy dedor del círculo. Luego (nombre) se sentará en su lugar, y pequeños, no haga que representen ustedes ocuparán su lugar. una cosa temerosa Haga que el niño camine alrededor del círculo y repreespecífica. Esto sente lo que usted le dijo, luego que coloque la servilleta mantendrá su atención en el juego en la mano de otro niño. Haga que éste salte alrededor del y no en las cosas círculo mientras que el primero se sienta en su lugar. Lueque los asusta. go permita que el segundo niño proceda del mismo modo. Juegue hasta que la mayoría de los niños hayan participado. Guarde la servilleta, y pregunte: ●¿Qué se siente ser una cosa que causa temor? ●¿Qué se siente tener detrás una cosa que causa temor? ●¿Cómo te sientes al saber que no importa lo que suceda porque Dios promete cuidarte y ayudarte? Diga: Este juego fue divertido porque sólo era un juego –las cosas espantosas no podían dañarnos realmente. Muchas cosas causan temor, pero Dios promete ayudarnos y cuidarnos para que no nos preocupemos. Por eso Dios mostró un arco iris a Noé y a su familia. El arco iris significó que nunca habría otro diluvio que cubriera toda la tierra. Ahora sabemos que Dios es quien nos ayuda. Veamos otras maneras en que Dios nos cuida.

5. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Haga que los niños se sienten en círculo. Diga: Cuando ustedes fueron
20 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

bebés, sólo podían dormir, comer y llorar. Pero ahora están creciendo y aprendiendo nuevas cosas todos los días. Dios les ayuda a aprender cosas que son difíciles para ustedes. Pregunte: ●¿Qué cosas pueden hacer ahora que son difíciles de hacer? Si es posible, haga que los niños demuestren lo que pueden hacer. Algunos niños escribirán sus nombres, se atarán los zapatos, saltarán, chasquearán sus dedos, o silbarán. A medida que cada niño demuestre algo, que la clase diga: ¡Dios es quien me ayuda! Si un niño no sabe qué hacer, pregúntele: “¿Qué puedes hacer ahora que antes no hacías?” Cuando todos hayan participado, diga: Ustedes pueden hacer muchas cosas que no podían hacer cuando eran bebés. Y mientras vayan creciendo, aprenderán muchas cosas más. Pregunte: ●¿Qué cosas aprenderán a hacer mientras crecen? Los niños dirán respuestas, como “leer”, “manejar un auto”, “hacer matemática”, o “andar en bicicleta”. Pregunte: ●¿Quién les ayudará a aprender todas estas cosas? Diga: Tenemos muchas personas que nos ayudan, como las mamás, los papás, las abuelas, los abuelos, las hermanas, los hermanos, las tías y tíos. Pero hay alguien más que nos ayuda siempre. Recuerden, Dios es quien nos ayuda. Él promete ayudarnos todos los días.

6. Refrigerio
(hasta 10 minutos)

Haga que los niños se laven las manos, y luego clasifique las galletas de acuerdo a su forma –elefantes en una pila, monos en otra, etc. Distribuya los cuchillos de plástico, y haga que los niños pongan una pequeña cantidad de la mezcla que preparó en cada galleta. Luego haga que cubran la mezcla con otra galleta de la misma forma hasta hacer dos o tres “sandwiches”. Haga que los niños hagan “caminar” una pareja de animales hacia sus bocas imaginando que sus bocas son la puerta del arca. Mientras los niños comen, pregunte: ●¿Por qué Dios salvó los animales? ●¿Por qué creen que Dios ayudó a Noé y a su familia? ●¿Cómo Dios los ayuda? Diga: Dios ayudó a Noé, a su familia y a los animales porque eran importantes para Él. Nosotros también somos importantes para Él. Por eso podemos decir, Dios es quien me ayuda. Digámoslo juntos. ¡Dios es quien me ayuda!
Lección 2 21

Haga que los niños se laven las manos y limpien la mesa antes que continúe la lección.

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Entregue a los niños los arco iris que hicieron. Diga: Vamos a escuchar un poco de música alegre porque estamos muy contentos de que Dios nos ayuda. Cuando escuchen la música, agiten su arco iris en el aire. Cuando la música deje de sonar, sostengan en alto el arco iris sobre su cabeza, y digan: “Dios es quien me ayuda”. Haga sonar la música, y que los niños agiten en el aire sus arco iris. Cada vez que la música deje de sonar, que los niños sostengan en alto sus arco iris y digan, “Dios es quien me ayuda”. Concluya la actividad después de dos o tres minutos. Haga que los niños se sienten y coloquen sus arco iris en su regazo. Ore: Dios, te agradecemos porque cuidaste a Noé y su familia. Te agradecemos por cuidar todos los animales. Te agradecemos por cuidar nuestras familias y porque nos cuidas a nosotros también. Sabemos que has prometido ayudarnos en todo lo que hagamos. Te amamos. Amén. Recuerde a los niños que lleven sus arco iris a casa.

22

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Moisés obedeció
(Éxodo 3:1-12:51)
Mensaje de Dios: “Obedecer al Señor tu Dios” (Deuteronomio 27:10a)

C

uando Dios le dijo a Moisés que sacase a los israelitas de Egipto, Moisés tuvo sus dudas. ¿Qué sucedería si tartamudeaba? ¿Qué sucedería si el rey de Egipto no lo escuchaba? ¿Qué sucedería si la gente no le creía? Moisés pudo permitir que sus dudas le llevaran a la desobediencia. Pero en vez de eso, él confió y obedeció el plan de Dios, y Dios le ayudó a que sacara al pueblo de Egipto. Al igual que Moisés, los preescolares tienen que confiar y obedecer reglas que tal vez no entiendan bien. “Comparte tus juguetes.” “Mira a ambos lados antes de cruzar la calle.” “Lava tus manos antes de comer.” ¡Las vidas de los preescolares están llenas de reglas! Aunque los niños no entiendan las razones que subyacen en las órdenes, ellos entienden muy bien que pueden elegir obedecer o desobedecer. Esta lección les mostrará que es bueno obedecer a Dios, así como lo hizo Moisés.

23

Preparación
Consiga una Biblia, un títere, un periódico, arcilla para modelar, tiras pequeñas de papel de seda rojo y amarillo, y bols con goma de pegar blanca. También necesitará un vaso pequeño de cartón y una rama para cada niño. Consiga ramas que tengan varios ramitos. Para el refrigerio, necesitará servilletas, grisines, rodajas de ananá (piñas) enlatadas, y rodajas de bananas. Antes de la clase, escurra las rodajas de ananá y córtelas en trozos.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Pregunte: ●¿Qué reglas de conducta tenemos en nuestra clase? ●¿Qué reglas tienen en casa? ●¿Cuál es la regla más difícil de obedecer? Diga: Vamos a cantar una canción acerca de las reglas. Estén listos para decirme cuál es la regla más importante. Cante la siguiente canción con la melodía de “Cuando los santos marchen”. Cante la canción varias veces hasta que los niños la aprendan.

Obedecer al Señor tu Dios
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

Hay muchas reglas, que me cuidan Y me protegen del mal. Pero la más importante Es obedecer a Dios. Obedecer, Obedecer Obedecer al Señor tu Dios Es la regla más importante que tenemos tú y yo.

Pregunte: •¿Cuál es la regla más importante? •¿Quiénes tienen que obedecer a Dios? •¿Por qué es importante obedecer a Dios?
24 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Diga: Dios nos dio reglas porque nos ama. Obedecer sus reglas nos ayuda a estar protegidos, y Dios se alegra cuando obedecemos. La historia de hoy trata acerca de un hombre llamado Moisés. Descubramos lo que sucedió cuando Moisés obedeció a Dios.

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Abra su Biblia en Éxodo 3-12. Diga: Dios le pidió a Moisés hacer algo especial. Moisés pudo haber dicho que no, pero decidió obedecer a Dios. Cuando yo los señale, ustedes dirán “Moisés obedeció a Dios”. Digan conmigo: “Moisés obedeció a Dios”. ¿Están listos? Comencemos. Durante mucho años, Moisés vivió en la tierra de Madián y cuidaba las ovejas de su suegro. Un día, mientras Moisés estaba cuidando las ovejas, vio algo muy raro. Un arbusto estaba ardiendo, pero no se quemaba. El arbusto ardía, pero ninguno de los otros arbustos se quemaba. Cuando Moisés se acercó para mirar, escuchó que alguien dijo: “Moisés, no te acerques. Quítate los zapatos porque esta tierra es santa”. ¡La voz que escuchó Moisés era de Dios! ¿Ustedes creen que Moisés obedeció a Dios? Él pudo haberse acercado al arbusto, pero... (señale a los niños). Él pudo negarse a quitarse los zapatos, pero... (señale a los niños.) ¡Correcto! Moisés obedeció a Dios. Se sacó los zapatos y no se acercó al arbusto. Luego Dios le dijo: “Mi pueblo, los israelitas, han sido esclavos en Egipto por mucho tiempo. Quiero que vayas y le pidas al rey que los deje salir de Egipto”. Moisés dijo: “Pero Dios, yo no soy un hombre importante. ¿Cómo podré hablar con el rey?” Dios le contestó: “Yo estaré contigo”. Moisés tenía miedo de hablar con el rey. Pudo quedarse en el desierto cuidando a las ovejas, pero... (señale a los niños.) ¡Correcto! Moisés obedeció a Dios. Fue a Egipto y habló con el rey. El rey no quiso dejar salir a los israelitas. Pero Dios ayudó a Moisés. Envió al hermano de Moisés, Aarón, para que le ayudara a hablar con el rey. Luego Dios permitió que sucedieran cosas terribles al rey de Egipto y a los egipcios. Finalmente, el rey dejó salir a los israelitas. Debido a que... (señale a los niños), los israelitas dejaron de ser esclavos para siempre. Salieron de Egipto y viajaron hacia la tierra que Dios les había preparado. Estaban felices porque... (señale a los niños).
Lección 3 25

Pregunte: ●¿Qué cosas buenas sucedieron por la obediencia de Moisés? ●¿Qué hubiera sucedido si Moisés no hubiera obedecido? ●¿Qué sucede cuando obedecemos a Dios? Diga: Moisés descubrió que buenas cosas pueden suceder cuando obedecemos a Dios. Moisés tenía miedo de hablar con el rey de Egipto, pero Dios le ayudó. Y también nos ayuda cuando le obedecemos. Es importante obedecer al Señor tu Dios.

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

Cubra una mesa o área de trabajo con periódico. Entregue a cada niño una rama con varios ramitos pequeños, un vaso pequeño de cartón y un pedazo de arcilla para modelar. Distribuya las tiras de papel de seda y los bols con goma de pegar. Diga: Mientras hagan esta manualidad, pueden practicar la obediencia. Escuchen atentamente para que puedan obedecer mis instrucciones. Primero coloquen la arcilla en su vaso. Luego, coloquen la rama en la arcilla para que se pare como un árbol. Luego, metan una tira de papel en la goma de pegar, y envuélvanla en un ramito. Continúen pegando las tiras en la rama hasta que parezca un arbusto ardiendo. Mientras los niños trabajan, pregunte: ●¿Qué sucedería si no colocan arcilla en su vaso? ●¿Qué sucedería si no meten las tiras de papel en la goma de pegar? ●¿Por qué es importante seguir las instrucciones para hacer esta ma26 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

nualidad? Cuando los niños hayan terminado, diga: Ustedes obedecieron mis instrucciones, ¡y ahora tienen ramas que se parecen al arbusto ardiente que Moisés vio! Dios usó un arbusto ardiente para contar a Moisés su plan. Cuando Moisés obedeció el plan de Dios, sucedió algo bueno –¡el rey de Egipto dejó salir a los israelitas! Es muy importante obedecer al Señor tu Dios. Haga que los niños se laven las manos y limpien el área de trabajo antes de continuar con la lección.

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Haga que los niños se paren en círculo para este juego musical. Cante estas palabras con la melodía de las ocho notas sucesivas de la escala musical. Cada palabra es un aumento en la escala. Pies Tobillos Rodillas Caderas Barriga Hombros SUGERENCIA A los preescolares Nariz les encanta canCabeza tar, y tal vez no se Para comenzar, cante la palabra “pies”, y tóquese los den cuenta cuando pies. Haga que los niños canten e imiten la acción dos o usted cambia de melodía. Si esto le tres veces. incomoda, solaLuego cante “pies, tobillos” hasta las dos primeras notas mente diga las paen la escala y tóquese los pies y los tobillos. Haga que los labras en vez de niños canten e imiten sus acciones. cantarlas. Continúe con la escala, agregrando una nueva nota con cada palabra y haciendo que los niños repitan sus palabras y acciones. Al terminar, haga que los niños se sienten. Diga: ¡Buen trabajo! Fue un ejercicio divertido. Tuvieron que estar muy atentos y obedecer para hacer esta actividad. Pregunte: ●¿Ustedes creen que escuchar y obedecer fue fácil, o difícil? ¿Por qué? ●¿Cuándo es difícil obedecer?
Lección 3 27

Diga: Gracias por haber estado atentos durante el juego. Es importante escuchar atentamente cuando los padres y los maestros dan instrucciones. También necesitan escuchar atentamente a Dios porque es bueno obedecer al Señor tu Dios. Ahora hablemos del por qué obedecemos.

5. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Haga que los niños se sienten en círculo. Levante un títere y haga que salude a los niños. Luego lea el siguiente guión. Anímelos para que ayuden al títere a entender por qué es importante tener reglas. Maestro: (Nombre del títere), ¿por qué no me cuentas algunas reglas que tienes en tu casa? Títere: En casa tenemos un montón de reglas. Mi papá dice que tengo que levantar mis juguetes antes de ir a dormir. Creo que eso es una regla tonta, ¿no es cierto? Maestro: Tal vez tu papá quiere que guardes tus juguetes en la noche para que cuando te despiertes en la mañana no tropieces con ellos. Títere: Bueno, creo que esa es una buena idea. Pero te voy a decir otra regla. Tengo que pedir permiso a mamá para comer galletitas. ¿Qué tiene de bueno esa regla? Maestro: Niños, ¿por qué es bueno pedir permiso a mamá o papá antes de comer galletas? Espere las respuestas. Títere: Una vez comí tantas galletitas que tuve un dolor de estómago muy fuerte. Pero, ¿qué opinas de las reglas que tengo que cumplir cuando estoy en la calle? Tengo que mirar a ambos lados antes de cruzar la calle y tomarme de la mano de un adulto todo el tiempo. ¿Por qué no puedo caminar solo? SUGERENCIA Maestro: Niños, ¿por qué es bueno tomarse de la mano ¡A los preescolares de un adulto cuando caminan en la calle? Espere las resles encantan los títeres! Use algún puestas. Como verás, (nombre del títere) nuestros padres títere que tenga o nos dan reglas porque nos aman y quieren que estemos haga uno dibujando protegidos. También las reglas de Dios nos ayudan a estar una cara en una protegidos. Chicos, ¿pueden decir algunas reglas que Dios bolsa de papel o en una media vieja. quiere que cumplamos? Espere las respuestas. Títere: Está bien, está bien, ya entendí. Creo que las reglas no son tan malas. Trataré de obedecerlas en casa y en el jardín (de infantes) esta semana. Quiero estar protegido. ¿También ustedes van a obedecer las reglas en sus casas esta semana?
28 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Espere las respuestas, luego diga: Cuando obedecemos las reglas, estamos contentos y seguros. Cuando las desobedecemos, disgustamos a nuestros padres y a Dios, y a veces, nos lastimamos. Es importante obedecer a mamá y papá, y es importante obedecer al Señor tu Dios.

6. Refrigerio
(hasta 10 minutos)

Entregue a cada niño algunos grisines, rodajas de banana y trozos de ananá en una servilleta, pero dígales que esperen para comer. Diga: Mientras tomamos el refrigerio de hoy, vamos a practicar la obediencia. Escuchen atentamente, y hagan lo SUGERENCIA Si a los niños no que yo diga. les gusta algún Dé instrucciones similares a estas: elemento, no los ●Coman un grisín. obligue a comerlo. ●Coman una rodaja de banana. Déles instruccio●Levanten un grisín y métanlo en un trozo de ananá. Lue- nes diferentes, como: “Si les gustan go cómanlo. las bananas, levanDespués de dar varias instrucciones, permita que los niten una con el griños terminen de comer. Mientras comen, recuérdeles cósín y cómanla. Si no les gustan las mo Moisés obedeció a Dios, y hable de las maneras en que ellos pueden obedecer a Dios así como lo hizo Moisés. Diga bananas, levanten un ananá con un que es bueno obedecer al Señor tu Dios. grisín, y cómanlo.”

Lección 3

29

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Pregunte: ●¿Quién establece las reglas que tienen que cumplir? ●¿Por qué las establecieron? Diga: Nuestros padres y maestros establecen reglas porque nos aman y quieren que estemos seguros. Volvamos a cantar nuestra canción sobre las reglas una vez más. Después de cantar, vamos a orar para agradecer a Dios por las personas que nos dan reglas. Dirija a los niños a cantar “Obedecer al Señor tu Dios” (pág. 24). Luego ore: Dios, te damos gracias por los maestros, padres y otras personas que nos protegen con las reglas que nos dan. Gracias Dios por darnos reglas en la Biblia. Ayúdanos a recordar la regla más importante: obedecer al Señor tu Dios. Pida a los niños que lleven sus arbustos ardientes a casa.

30

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

El muchacho y el gigante
(1 Samuel 17:1-52)
Mensaje de Dios: “Dios nos creó para hacer buenas obras” (Efesios 2:10b)

los niños les encanta escuchar historias que describen a los jóvenes como inteligentes, fuertes y victoriosos. Así que no es inesperado que a los preescolares les guste la historia de David y Goliat. El bien venció al mal cuando el joven campeón de Israel derrotó a un enemigo tan temible que ningún soldado del ejército de Saúl quería pelear contra él. ¡Esta lección enseñará a los niños que no hay límites de edad para ser héroes de la fe! Es poco probable que a sus niños se les pida matar a gigantes o gobernar naciones. Sus acciones especiales se limitan a compartir sus juguetes, ayudar a limpiar o ser amables con un nuevo niño en el jardín de infantes. Utilice esta lección para que los niños comprendan que, aún cuando son pequeños, pueden hacer un papel importante en el plan de Dios.

A

31

Preparación
Consiga una Biblia, tijeras para niños, crayones o marcadores de fibra, papel de color, pedazos de tela, papel picado y goma de pegar. Consiga una bolsa grande de papel para cada niño. Antes de la clase, corte las piezas laterales de las bolsas. Haga un orificio en la base de cada bolsa para que los niños puedan pasar sus cabezas (ver pág. 34). Si las bolsas están impresas, voltéelas por el revés, y dibuje un corazón en ambos lados de cada bolsa. Para el refrigerio, necesitará 250g de obleas de vainilla, tres cuartos de taza de coco rallado, tres cuartos de taza de azúcar en polvo y media taza de jugo de naranja concentrado. Antes de la clase, aplaste las obleas, y coloque las migas en un bol.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Cante la siguiente canción con la melodía de “ Yo siento paz, gozo y alegría.” Cántela hasta que los niños la aprendan. Luego invítelos a decir obras buenas que Dios quiere que hagan. Por ejemplo, un niño puede decir: “Decir la verdad”.

Hagamos buenas obras
Hagamos buenas obras //En todo lugar ¿Dónde?// En todo lugar Hagamos buenas obras En todo lugar ¿Por qué? Porque Dios lo quiere así. Diga: Cada persona en este lugar es una creación especial de Dios. Y Dios nos creó para hacer buenas obras. Eso significa que Él dio a cada uno de nosotros tareas especiales que ninguna otra persona en el mundo las puede hacer. ¡Dios ha planeado grandes cosas para cada uno de ustedes! Vamos a divertirnos escuchando la historia de un muchacho a quien se le dio una tarea que ningún otro hombre del ejército de Israel pudo hacerla.
Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

32

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Abra su Biblia en 1 Samuel 17. Diga: Esta es una de las primeras historias en la Biblia que sucedió cuando David todavía era un muchacho. Años después, David llegó a ser el rey de Israel. Hoy descubriremos lo que le sucedió cuando era joven. Cuente a los niños la historia de David y Goliat. Puede leer la historia de una Biblia para niños o con una versión más fácil de comprender o contarla en sus propias palabras. Luego, juegue con los niños el siguiente juego. Aquí está el joven David, tan valiente, pero bajo. (Levante su dedo índice izquierdo). Y aquí está Goliat, tan poderoso y alto. (Levante su antebrazo derecho.) Aquí está el ejército de Dios, asustado y temblando (mueva rápidamente los diez dedos) Al ver al gigante y al muchacho tan desiguales. (Levante su dedo y su antebrazo.) David levantó cinco piedras del arroyo (levante cinco dedos). Luego regresó y miró a Goliat. (Extienda su mano arriba de sus ojos y levante su mirada.) Colocó sólo una piedra en su honda (levante un dedo). Y la tiró con habilidad y rapidez. (Simule revolotear y lanzar una piedra.) La piedra golpeó la cabeza grande de Goliat sin hacer ruido (dé golpecitos en su cabeza), Y ese gigante grande y temible cayó en el barro. (Levante su antebrazo y déjelo caer.) Los soldados celebraron, y gritaron: “¡Hurra!” (Coloque sus manos alrededor de su boca.) “Dios ayudó a David a hacer una buena obra hoy.” (Aplauda.) Pregunte: ●¿Cuál fue la buena obra de David? ●¿Cómo Dios ayudó a David? ●¿Qué obra buena pueden hacer ustedes? Diga: Dios nos creó para hacer buenas obras. David era sólo un muchacho, pero Dios le ayudó a matar a un gigante malo. Dios ha planeado buenas cosas para que las hagamos, ¡y no importa si somos grandes o niños!
Lección 4 33

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

Diga: Vamos hacer escudos especiales como los que usaron los soldados del ejército del rey Saúl. Entregue los crayones o marcadores y haga que los niños decoren las bolsas que usted preparó. También entregue papeles de color, tijeras, pedazos de tela, papel picado, y goma de pegar. Muéstreles cómo cortar o romper los papeles de color y pegar los trocitos en la bolsa. Haga que los niños se pongan sus escudos decorados. Diga: Cuando David dijo que pelearía contra el gigante Goliat, el rey Saúl le dio su armadura. Pero David no la quiso usar porque era muy grande para él. Y aun cuando él no tuviese una armadura, estaba protegido. Pregunte: ●¿Quién protegió a David de Goliat? Diga: Correcto –¡Dios lo hizo! Cuando Dios nos da una tarea especial para hacer, él nos ayuda y protege, así como ayudó y protegió a David. Su escudo les recuerda que Dios nos creó para hacer buenas obras y que nos ayuda a hacerlas.

34

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Diga: Vamos a marchar en un desfile e imaginar que estos escudos son nuestra armadura que nos protegen para hacer buenas obras para Dios. Dirija a los niños en un desfile por el salón. Mientras marchen, canten la canción “Hagamos Buenas Obras” (pág. 32) Luego deténgase y pregunte: ●¿Qué cosa especial Dios quiso que hiciera David? ●¿Qué cosas especiales creen que Dios quiere que nosotros hagamos? Diga: Marchemos otra vez. Estén listos, porque cuando SUGERENCIA levante mi mano, pararemos y representaremos algunas de Si tiene niños más grandes, permita las cosas especiales que Dios quiere que hagamos. Marchen por el salón, y canten la canción. Luego pare, y que cada niño elija la obra que quiere mencione acciones para que los niños las representen. Inrepresentar. O invícluya acciones, como levantar los juguetes, abrazar a un telos a proponer buenas obras para amigo o levantar los platos de la mesa. que toda la clase Luego pregunte: las represente. ●¿Cuándo tenemos que hacer las cosas que Dios quiere que hagamos? Diga: Dios nos creó para hacer buenas obras. ¡Dios ha planeado que hagamos grandes cosas! Y sabemos que Él nos ayudará y protegerá. Él quiere que estemos listos para hacer buenas cosas. Así como estuvieron preparados para representar buenas obras, necesitamos estar preparados todo el tiempo para hacer buenas obras para Dios.

5. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Diga: Dios quiere que siempre estemos listos para hacer cosas buenas para Él. Practiquemos estar preparados y escuchar lo que Dios quiere que hagamos. Cuando los llame por su nombre, estén listos para hacer la obra que yo diga. Haga que los niños se paren en círculo dejando gran distancia entre ellos. Que cada niño represente una de las obras que siguen a continuación.
Lección 4 35

Dar la mano a alguien. Frotar el hombro del otro. Sonreír. Decir: “¡Tú eres especial!” Dar palmaditas en la espalda de alguien. Abrazar a alguien. Elogiar. Decir: “Dios te ama”. Tomarse de las manos de alguien y girar en círculo. Por ejemplo, usted puede decir: “Carlos, dale a Sandra un apretón de manos”. Para las primeras acciones, espere que el niño regrese a su lugar antes de llamar a otro. Después de unos momentos, diga las acciones más rápidamente para que varios niños hagan las acciones al mismo tiempo. Repita las acciones para que cada niño realice varias obras. Aplauda para terminar el juego. Luego haga que los niños respiren profundamente tres veces, y se sienten. Pregunte: ●¿Cómo se sienten cuando hacen buenas obras? ●¿Cómo se sienten cuando alguien hace una buena obra con ustedes? Diga: ¡Algunos de ustedes todavía están sin aliento! Todos hicieron el super trabajo de escuchar y hacer rápidamente las buenas obras que dije. Necesitamos escuchar a Dios y estar listos para hacer lo que planeó para nosotros. Cuando hacemos buenas obras a otros, ellos y nosotros nos sentimos bien. Eso es porque Dios nos creó para hacer buenas obras.

● ● ● ● ● ● ● ● ●

6. Refrigerio
(hasta 10 minutos)

36

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Coloque sobre la mesa las migas de obleas, el coco rallado, el azúcar en polvo y el jugo de naranja concentrado. También coloque un bol adicional de azúcar en polvo. Ayude a los niños a mezclar los ingredientes, dividir la masa en bolas pequeñas, y hacerlas rodar en el azúcar en polvo adicional. Mientras los niños trabajan, mencione que las galletas se parecen a las piedras que David usó. Pregunte: ●¿Cuántas piedras David usó para pelear contra Goliat? ●¿Qué hizo David con las piedras? Diga: David levantó cinco piedras, pero solamente usó una. La primera piedra que tiró golpeó la cabeza de Goliat y lo hizo caer. Pregunte: ●¿Han intentado dar en un blanco con una piedra o una pelota? ●¿Lograron hacerlo la primera vez que tiraron? ●¿Por qué creen que David golpeó a Goliat en el primer tiro? Diga: David debió haber sido un buen tirador con su honda. Debió haber practicado mucho. Pregunte: ●¿Qué cosas practican ustedes para ser buenos? Diga: Dios nos creó para hacer buenas obras. Y Él quiere que las practiquemos para que las hagamos bien. En nuestra clase de hoy hemos practicado muchas obras buenas. Antes que tomen su refrigerio, imaginen que esta galleta es una de las piedras que David usó. Háganla revolotear, pero en vez de tirarla, cómanla. Entregue a cada niño dos galletas. Luego muestre cómo revolotear moviendo su brazo en círculo dos o tres veces antes de dar un mordisco en una de ellas. Haga que los niños le ayuden a hacer la “buena obra” de limpiar el área de trabajo antes de continuar.

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Diga: Demos gracias a Dios por la oportunidad de hacer cosas buenas para Él. Cuando los señale, quiero que digan algunas obras buenas que pueden hacer. Haga que los niños se paren en círculo. Ore: Dios, sabemos que tú nos creaste para hacer buenas obras. Algunas obras buenas son importantes, como... Haga que los niños completen la frase. Podemos hacer buenas obras ahora que somos niños, como por ejemplo... Haga que los niños completen la frase. Podemos hacer buenas obras cuando seamos grandes, como... Haga que los niños
Lección 4 37

completen la frase. Pero sabemos que tu no quieres que esperemos a ser grandes para comenzar a hacer buenas obras. Así como David, podemos comenzar ahora mientras somos niños. Ayúdanos a recordar que debemos hacer buenas obras todos los días. Amén. Recuerde a los niños que lleven sus escudos a casa.

38

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

La reina que sirvió a su pueblo
(Ester 1:1-8:17)
Mensaje de Dios: “...Sírvanse unos a otros con amor”. (Gálatas 5:13b)

generaciones de niños les han encantado los cuentos de hadas, como Cenicienta y Blanca Nieves. Pero la historia de Ester es mejor que cualquier cuento de hadas. Ester fue una mujer huérfana, quien a través de una serie de circunstancias asombrosas, llegó a ser una bella y valiente reina. En una época en que las mujeres eran tratadas casi como cosas, el rey dio más importancia a sus palabras que a las de su oficial principal. Las acciones desinteresadas de la reina Ester demostraron su fidelidad hacia su Dios y su pueblo –y salvaron a los judíos de una completa aniquilación. Ester brinda un mensaje de fidelidad, humildad, y servicio del cual los preescolares pueden aprender. Ella fue la mujer más exaltada de su época. Ella pudo usar su posición para salvarse. En cambio, ella puso la vida de su pueblo antes de la suya. Use esta lección para enseñar a sus preescolares que ellos pueden servir a otros así como lo hizo Ester.

A

39

Preparación
Consiga bolsas de papel, cinta adhesiva, tijeras, goma de pegar, marcadores de fibra, pedazos de cinta de seda, lana o papel de regalo. También necesitará toallitas de papel, envases rociadores de agua, y una hoja de papel madera. Para el refrigerio, necesitará tres bols grandes, vasos de cartón, servilletas o toallitas de papel, jugo, tres cucharas pequeñas, y tres clases de cereal.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Cante la siguiente canción con la melodía de “Los pollitos dicen”. Cántela varias veces para que los niños la aprendan.

Servir con amor
Sirvamos a otros con amor y gozo (señale a los niños, y cruce sus brazos sobre su pecho) Con nuestras palabras (señale su boca) Con nuestras acciones (camine en el lugar) En todo momento (dé golpecitos sobre su muñeca como marSi no conoce esta cando la hora del reloj) melodía o si desea extender el Y en todo lugar (marque dos círculos grandes imaginarios con tiempo de canto, sus dedos índices) continúe con Dios quiere que sirvamos (extienda sus manos hacia los otras canciones niños) relacionadas con el tema. con amor y gozo. (Cruce sus brazos sobre su pecho.) Después de la canción, diga: Nuestra canción habla de servir a otros con palabras y acciones cariñosas. Pregunte: ●¿Qué palabras cariñosas pueden decir? ●¿Qué acciones cariñosas pueden hacer? Diga: Hoy vamos a hablar de las cosas lindas que podemos hacer a las personas que nos rodean. Escuchemos la historia de una reina que sirvió a su pueblo con amor.
40 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Haga que los varones se sienten a un lado y las mujeres en el otro. Abra su Biblia en el libro de Ester. Diga: La historia de la reina se encuentra en la Biblia en el libro de Ester. Este libro se llama Ester porque ella es el personaje principal. Escuchen atentamente mientras cuento la historia porque hay algunas cosas que ustedes van a hacer. Chicos, ustedes serán el rey. Chicas, ustedes serán la reina. Un día, antes de que Ester sea la reina, el rey hizo una fiesta. Chicos, simulen que se ponen gorros de fiesta. Haga una pausa. El rey invitó a la reina Vasti a su fiesta, pero ella no quiso ir. Chicas, digan no con la cabeza. El rey se enojó mucho. Chicos, quiero verlos muy enojados. Haga una pausa. El rey decidió buscar una nueva reina. Invitó a todas las chicas más hermosas de su reino a ir a su palacio. Los siervos del rey las peinaban muy bien. Chicas, simulen peinar su cabello. Haga una pausa. Las maquillaban y les ponían finos perfumes. Chicas, simulen maquillarse y perfumarse. Haga una pausa. El rey miró a todas las chicas. Todas eran lindas, pero el rey eligió a Ester para ser la nueva reina. Chicas, simulen ponerse sus coronas –¡Ester es la nueva reina! Haga una pausa. El rey amó mucho a Ester. El rey trabajaba mucho para gobernar su enorme reino. Él escuchaba a sus consejeros. Chicos, pongan sus manos detrás de sus orejas como si estuvieran escuchando. Haga una pausa. El rey escribió nuevas leyes para proteger a su pueblo. Chicos, simulen que están escribiendo una nueva ley. Haga una pausa. Un día, un hombre malo llamado Amán engañó al rey y consiguió que el rey firmara una ley mala. La ley decía que todos los judíos serían asesinados. El rey no sabía que Ester, la hermosa reina, era judía. Cuando Ester se enteró de la ley, le dijo a todos los judíos que oraran y que no comieran por tres días. Chicas, levanten tres dedos. Haga una pausa. Luego de tres días, Ester hizo un banquete. Chicas, simulen que están preparando una comida especial. ¿Qué prepararían? Haga una pausa. Ester invitó al rey y al malvado Amán al banquete. Mientras ellos estaban comiendo, el rey preguntó: “¿Qué quieres que haga Ester? Te daré lo que quieras, aún la mitad del reino”. Ester sonrió y dijo: “Quiero que mañana vengan a otro banquete, y te diré lo que quiero.”
Lección 5 41

Al día siguiente, el rey y Amán fueron a otro banquete. Otra vez el rey le preguntó: “¿Qué quieres Ester?” Chicos, pregunten a las chicas: “¿Qué quieren?” Haga una pausa. La reina Ester contestó: “Por favor, rey, quiero que mi pueblo viva. Los judíos pronto serán asesinados”. El rey se enojó al enterarse de que alguien quería matar al pueblo de la reina. Chicos, otra vez quiero verlos muy enojados. Haga una pausa. Él preguntó: “¿Quién es el malvado que quiere hacer una cosa tan fea?” La reina señaló a Amán, y dijo: “Este es el hombre que quiere matar a mi pueblo”. Entonces, el rey castigó a Amán, y la reina Ester y su pueblo se salvaron. El pueblo de Ester gritaba de alegría. Todos juntos gritemos, y digamos: “¡Hurra!” Pregunte: ●¿Por qué la reina Ester invitó al rey y a Amán a un banquete? ●¿Qué hizo el rey cuando supo que Amán planeó matar al pueblo de Ester? ●¿Cómo Ester sirvió a su pueblo? Diga: La reina Ester pidió al rey que salvara a su pueblo. Ella sirvió a su pueblo salvándolo de un malvado plan. Ester fue una reina valiente que agradó a Dios. Dios quiere que nos sirvamos unos a otros con amor.

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

42

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Antes de la clase, corte por uno de los lados de la bolsa, y saque la parte de abajo. Doble la parte sobrante por la mitad a lo largo, y corte tiras de 10cm de ancho como se muestra en el margen. Necesitará una tira para cada niño. Distribuya las tiras, la goma de pegar, la cinta adhesiva, marcadores de fibra, y los pedazos de cinta de seda, lana y papel de regalo. Coloque una tira de papel alrededor de la cabeza de cada niño, y marque el lugar donde la tira necesita coincidir para que la corona quede bien. Corte el papel sobrante y ayude a los SUGERENCIA niños a unir sus coronas con la cinta adhesiva. Permita que los Ayúdelos a escribir sus nombres en sus coronas. Haga preescolares más que las decoren con los marcadores de fibra y los pedazos grandes hagan de cinta, lana y papel de regalo. puntas en sus coMientras los niños trabajan, pregunte: ronas usando las tijeras. ●¿Quiénes usan coronas? ●¿Qué hacen los reyes y las reinas? ●¿Cómo los reyes y las reinas sirven a la gente? Diga: Los reyes y las reinas hacen trabajos importantes. Ellos necesitan proteger a la gente, hacer leyes justas, y asegurar que la gente tenga comida para comer y casas donde vivir. Los reyes y las reinas pasan sus vidas sirviendo a otras personas. Pónganse sus coronas para demostrar que también ustedes pueden servir a la gente. Dios quiere que nos sirvamos unos a otros con amor. Hablemos de cómo hacerlo.

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Haga que los niños se pongan sus coronas mientras se sientan en círculo en el piso. Diga: Vamos a imaginar que somos reyes y reinas. Piensen cómo podrían ayudar a otras personas si ustedes fueran un rey o una reina. Camine por el salón, y que los niños completen esta oración: “Si yo fuera una reina (o un rey), yo...” Algunos pensarán cosas, como: “Yo haría que todos desayunen helado todos los días”. Otros pensarán cosas serias, como: “Yo pondría en la cárcel a todas las personas malas”. Después de que todos hayan completado la oración, diga: Ninguno de nosotros es realmente un rey o una reina –y tal vez nunca lo seamos. Pero hay cosas importantes que podemos hacer todos los días para servir a la gente.
Lección 5 43

Pregunte: ●¿Qué puedes hacer para servir con amor a tu familia y a tus amigos? Camine alrededor del círculo, y haga que los niños digan sus ideas. Ellos pueden decir cosas, como: “Ser amable con mi nuevo vecino” o “Dejar que mi hermanita juegue con mis juguetes”. Cuando todos lo hayan hecho, diga: No vivimos en un palacio real como vivió la reina Ester, pero podemos servir con amor a la gente al igual que ella. Dios se alegra cuando nos servimos unos a otros con amor.

5. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Diga: Sirvamos a alguien de nuestra iglesia ahora mismo. La encargada de limpieza trabaja mucho para mantener limpia nuestra aula. Sirvámosle con amor limpiando nuestra aula. Entregue las toallitas de papel y los envases rociadores de agua. Permita que los niños limpien las mesas, las puertas y las paredes. Luego escriba una nota en papel madera, que diga: “Querida (nombre de la encargada de limpieza), hoy aprendimos a servir a los demás con amor. Hemos limpiado nuestra aula para ayudarle. Gracias por cuidarla tan bien”. Haga que los niños firmen sus nombres. Ayude a aquellos que no saben escribir. Pregunte: ●¿Cómo se sienten al servir a otros? ●¿Cómo creen que se sentirá la encargada de limpieza de la iglesia cuando vea lo que hicimos? Diga: Cuando servimos a otros, todos se sienten felices. A Dios le gusta que nos ayudemos. Es importante servirnos unos a otros con amor.

6. Refrigerio
(hasta 10 minutos)

Eche las tres clases de cereal en bols separados. Ponga una cucharita en cada bol. Coloque dos pilas de vasos de cartón cerca del primer bol, como se muestra en la página 45. Diga: Vamos a servirnos unos a otros en amor preparando un refrigerio para disfrutarlo todos juntos. Ubique a los niños en ambos lados de una mesa. Haga que se turnen
44 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

para colocar una cucharadita de cada clase de cereal en un vaso. Que algunos niños pongan una servilleta al lado de cada vaso. Cuandos todos tengan su vaso, sírvales medio vaso de jugo para beber mientras coman. Pregunte: ●¿Cómo se sienten cuando alguien hace algo lindo por SUGERENCIA ustedes? Si no tiene cucharitas, use ta●¿Quién puede contarme una ocasión en la que alguien zas para medir de le sirvió con amor? un cuarto o vasos ●¿Quién puede contarme una ocasión en la que sirviepequeños. ron a alguien con amor? ●¿Cómo se sienten cuando hacen algo lindo para otro? Haga que los niños ayuden a limpiar la mesa. Luego diga: Servir a otros es bueno porque hace feliz a todos: A la persona que servimos, a Dios, y a nosotros mismos. Dios quiere que nos sirvamos unos a otros con amor.

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Haga que los niños se pongan sus coronas y se sienten en círculo. Camine alrededor del círculo y dé una palmadita en la espalda a cada niño. Diga: (Nombre del niño), tú eres una persona importante en el reino de Dios. Te doy la tarea de servir a tu familia y a tus amigos. Todos digamos juntos: “(Nombre del niño), sirve a otros con amor cada día”. Cuando haya terminado de hablar a todos, ore: “Dios, sabemos que te alegraste cuando la reina Ester sirvió a su pueblo y lo salvó de la muerte. Sabemos que tú quieres que nos sirSUGERENCIA vamos unos a otros con amor. Ayúdanos a recordar hacer Si tiene una batubuenas obras a nuestros familiares y amigos todos los días. ta o porra úsela Amén”. como cetro para
esta actividad.

Lección 5

45

Tres hombres valientes y un rey malvado
(Daniel 3:1-30)
Mensaje de Dios: “Debes adorar a Dios, y servirle sólo a Él” (Lucas 4:8b)

adrac, Mesac y Abed-nego ocuparon lugares de confianza y de influencia en el imperio persa. Pero cuando tuvieron que decidir entre adorar a los dioses del rey o permanecer fieles a Dios y ser arrojados en un horno de fuego, no temieron perder su posición. Dios ocuparía el primer lugar en sus vidas sin importar las circunstancias. Esta dramática historia nos recuerda que Dios nos llama para adorarlo y ponerlo en primer lugar. Poner a Dios en primer lugar es un desafío difícil. La familia, el trabajo, los pasatiempos y la recreación compiten por ocupar el primer lugar en nuestras vidas. Pero Dios nos pide que solamente le adoremos a Él. No es demasiado pronto inculcar en los niños un sentido de adoración. Los preescolares ya ven el mundo con asombro y alegría. Mientras reconozcan a Dios como el creador de un mundo grande y hermoso, ellos verán que Dios es tan marvilloso como su creación misma. Y esto es la esencia de la adoración. Utilice esta lección para enseñar a los niños que una forma de poner a Dios en el primer lugar de nuestras vidas es adorándole.

S

46

Preparación
Consiga una Biblia, papel encerado o celofán (transparente), periódicos, goma de pegar, tijeras, cartulina roja, naranja y marrón. Antes de la clase, corte las figuras humanas en cartulina marrón, usando el molde de la página 54. Corte dos cuadrados de papel encerado o celofán de 20cm para cada niño. Para el refrigerio, consiga galletas grandes, pepitas de chocolate, golosinas pequeñas de malvavisco (opcional), galletas con forma de ositos, servilletas, un molde para hornear y un horno.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Cante la siguiente canción con la melodía “Cristo me ama” (“Jesus Loves Me”). Haga que los niños repitan las mímicas. Cante la canción varias veces en un ritmo alegre hasta que los niños la aprendan. Pídales que imiten sus movimientos.

Adoremos a Dios
Dios te adoramos (Levante sus manos) Y te servimos (Extienda sus manos hacia los niños) Porque nos amas (Abrácese usted mismo) y nos cuidarás. (Abrace a los niños)
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

Diga: Venimos a la iglesia a aprender sobre Dios y de cómo adorarle. Adorar a Dios significa decirle lo mucho que le amamos. La Biblia nos dice que debemos adorar a Dios y servirle sólo a Él. Pero un día, tres hombres tuvieron problemas por adorar a Dios. Veamos qué sucedió con ellos.

Lección 6

47

.

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Abra su Biblia en Daniel 3:1-30 y muéstrele el pasaje a los niños. Comience diciendo: Esta historia está en la Biblia, y en ella sucedieron algunas cosas muy malas y otras muy buenas. Cuando suceda una cosa mala, vamos a gritar: ¡Buu! Cuando señale con mi pulgar hacia abajo, comenzaremos a gritar. Intentémoslo ahora mismo. Señale con su pulgar hacia abajo, y comiencen a gritar. Cuando suceda una cosa buena, aplaudiremos y diremos: ¡Bien! Cuando señale con mi pulgar hacia arriba, comenzaremos a aplaudir y gritar ¡bien! Intentémoslo. Señale con su pulgar hacia arriba, y comiencen a aplaudir y gritar. ¡Muy bien! Ahora estamos listos para escuchar la historia. Había un rey que se llamó Nabucodonosor. Él no conocía a nuestro Dios. No sabía que nuestro Dios había creado el mundo y todo lo que hay en él. Entonces el rey decidió hacer un dios en forma de estatua. Señale con su pulgar hacia abajo. Nosotros sabemos que Dios no es una estatua. Dios vive en el cielo. Pero el rey Nabucodonosor no lo sabía. Él dijo a todo el pueblo que su estatua de oro era un dios, y que todos tenían que arrodillarse delante de la estatua y adorarla. Señale con su pulgar hacia abajo. Pero tres hombres llamados Sadrac, Mesac y Abed-nego sabían que Dios no es una estatua. Señale con su pulgar hacia arriba. Cuando el rey dijo: “Arrodíllense delante de este dios,” ellos dijeron: “¡No!” Señale con su pulgar hacia arriba. Esto causó el enojo del rey. Decidió castigar a Sadrac, Mesac y Abednego por negarse a adorar la estatua. Señale con su pulgar hacia abajo. El rey tenía un horno tan grande como este salón. Y ordenó a sus hombres que hicieran un gran fuego dentro de él. El horno estaba tan caliente que si alguien se acercaba, se quemaba. El rey echó a Sadrac, Mesac, y Abed-nego dentro del horno. Señale con su pulgar hacia abajo. Pero algo asombroso sucedió. El rey echó tres hombres dentro del horno. Levante tres dedos. Pero cuando el rey miró dentro del horno, ¡vio a cuatro hombres! Levante un dedo más. ¡Y el fuego no les hacía ningún daño! Dios había enviado un ángel para proteger a Sadrac, Mesac y Abed-nego del horno de fuego ardiendo. Señale con su pulgar hacia arriba. Cuando el rey vio que el Dios verdadero protegió a los tres hombres,
48 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

supo que había cometido un error. Les dijo a Sadrac, Mesac y Abed-nego que salieran del horno. El rey les prometió que desde entonces adoraría solamente al Dios verdadero. Señale con su pulgar hacia arriba. Pregunte: ●¿Por qué es tonto adorar una estatua? ●¿Creen que Sadrac, Mesac y Abed-nego tuvieron miedo de desobedecer al rey? Explica tu respuesta. Diga: El Dios que vive en el cielo es el único Dios verdadero. Dios creó nuestro mundo y todas las cosas que hay en él - incluyendo nosotros. Él nos ama mucho. Por eso es importante adorar a Dios. Al igual que Sadrac, Mesac y Abed-nego, debemos adorar a Dios y servirle sólo a Él.

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

Cubra una mesa con periódico. Entregue a cada niño dos hojas de papel encerado o celofán (esas hojas transparentes que crujen al tacto) y tres siluetas de personas recortadas en cartulina marrón. Haga que las peguen en una de las hojas. Luego romperán el papel grueso rojo y naranja en pequeños trozos y los desparramarán sobre las figuras (sólo las figuras de las personas deben estar pegadas). Ayude a los niños a colocar la otra hoja arriba de la primera. De uno en uno, pege solamente los bordes de las hojas con el adhesivo o goma de pegar (también puede unir los bordes con una cinta adhesiva). Cuando el papel se seque, los niños podrán sacudirlo. Los pedazos de papel rojo y naranja se moverán y parecerán llamas, y el papel crujirá como fuego.
Lección 6 49

Mientras los chicos trabajen, pregunte: ●¿Por qué Sadrac, Mesac y Abed-nego fueron echados dentro de un horno? ●¿Por qué no adoraron la estatua del rey? ●¿Por qué nosotros adoramos a Dios? ●¿Qué cosas hacemos para adorar a Dios? ●¿Cómo creen que Dios se siente cuando le adoramos? ●¿Cómo creen que Dios se sentiría si no le adoramos, o si adoramos otra cosa? Diga: Dios es lo suficientemente poderoso para salvar tres hombres de quemarse en un horno caliente. Dios es tan poderoso que te creó a tí y a mí, y todas las cosas que vemos. Nuestro Dios es el único Dios verdadero, así que debemos adorar a Dios y servirle sólo a Él.

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Dirija a los niños en un paseo de adoración. Si el día está lindo, llévelos afuera para esta actividad. Si hace frío o llueve, fije figuras de la creación de Dios en las paredes del salón. Diga: Adoramos a Dios cuando le agradecemos por las cosas lindas que creó. Veamos lo que Dios creó. Para comenzar nuestro paseo, miren el suelo. ¿Por qué cosas pueden agradecer a Dios? Haga que los chicos digan sus respuestas, como el césped, los insectos, la tierra, las flores o los charcos de agua. Ore: Dios, te agradecemos y adoramos por todas las cosas que creaste que están en el suelo. Luego diga: Ahora miren arriba. ¿Por qué cosas pueden agradecer a Dios? Mientras van caminando, haga que los niños miren hacia arriba y digan sus respuestas, como el cielo, los pájaros, las nubes o el sol. Ore: Dios, te agradecemos y adoramos por todas las cosas que creaste que están en el cielo. Luego diga: Ahora miren a su alrededor. ¿Por qué otras cosas pueden agradecer a Dios? Mientras van caminando, haga que los niños miren a su alrededor y digan sus respuestas, como los amigos, los árboles y los maestros. Ore: Dios, te agradecemos y adoramos por todas las cosas que creaste que nos rodean. Amén.
50 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Diga: Dios nos creó a nosotros y el mundo en donde vivimos. Agradecer a Dios por el mundo que creó es una forma de adorar a Dios y servirle sólo a Él. Pero hay otras formas de adorarle. Veamos cómo podemos adorar a Dios con nuestras acciones.

5. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Diga: Adoramos a Dios cuando le obedecemos y hacemos cosas que le agradan. Pregunte: ●¿Cómo podemos obedecer a Dios? ●¿Qué clase de acciones le agradan a Dios? Los chicos pueden decir acciones, como ir a la iglesia, orar, cantar a Dios, obedecer a sus padres, limpiar sus dormitorios, o levantar sus juguetes. Una vez que todos hayan compartido sus respuestas, haga que se paren en círculo y canten la canción “Adoremos a Dios” (pág. 47). Dios te adoramos Y te servimos Porque nos amas y nos cuidarás.

(Que todos representen la acción elegida)

Haga que los niños levanten sus manos y digan formas en que puedan adorar a Dios. Elija una respuesta, y haga que los niños la representen mientras cantan nuevamente, cambiando la frase “Y te servimos” por la acción elegida. Por ejemplo, los niños pueden representar que lavan los platos mientras cantan la canción, sustituyendo el verso mencionado por “Lavando los platos”. También puede cambiar la frase por “Amando a nuestros padres”, “Guardando los juguetes”, “Yendo a la iglesia” o “Orando y cantando”, etc. Luego elija la respuesta de otro niño, y haga que los niños la representen mientras cantan nuevamente. Cuando todos los niños hayan dicho una idea, diga: Dios se alegra cuando le obedecemos. Servir a Dios y a otros es otra forma de adorarle. Debemos adorar a Dios y servirle sólo a Él.

Lección 6

51

6. Refrigerio
(hasta 10 minutos)

Entregue a cada niño una galleta grande, algunas pepitas o pedacitos de chocolate y –si consigue– algunos malvaviscos y dos o tres galletas más pequeñas con forma de osito o cualquier otro animalito (ver ilustración). Haga que los niños coloquen todos los SUGERENCIA elementos en la galleta grande. Si su clase es numerosa, escriba el Cuidadosamente, coloque todas las galletas en un molnombre de cada nide, y llévelo al horno a 160°C – 170°C durante cinco miño en una tira de nutos. Cuide de que los malvaviscos no se quemen. Si no papel. Coloque las hay horno en su iglesia, use un microondas. tiras debajo de las galletas para ayuColoque cada galleta en una servilleta de papel. Miendarle a identificartras las galletas se enfrían, señale la diferencia entre lo que las después de sasucedió con las pepitas de chocolate y con el malvadisco lir del horno. (se derritieron), y lo que sucedió con las galletas más pequeñas con forma de ositos (siguen igual). Mientras los niños comen, diga: Las galletas con forma de ositos son como Sadrac, Mesac y Abed-nego. Ellos no se quemaron ni se derritieron en el horno caliente. Sadrac, Mesac y Abed-nego hicieron lo correcto. Ellos sabían que era importante adorarar Dios y servirle sólo a Él . Dios los protegió del fuego en el horno porque le obedecieron.

52

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Diga: La Biblia dice que debemos adorar a Dios y servirle sólo a Él. Adoramos a Dios cuando le demostramos nuestro amor. Terminemos nuestra clase de hoy alabando y adorando a Dios. Explique a los niños que cuando usted agite sus brazos, ellos deberán aplaudir. Cuando baje los brazos, ellos dejarán de aplaudir inmediatamente. Practique por un momento hasta que los chicos sigan sus instrucciones rápidamente. Luego, diga: ¡Dios es grande! (Agite sus brazos mientras los niños aplauden. Luego bájelos.) ¡Dios es bueno! (Agite sus brazos mientras los niños aplauden. Luego bájelos.) ¡Él merece nuestra alabanza! (Agite sus brazos mientras los niños aplauden. Luego bájelos.) ¡Viva, Dios! (Agite sus brazos mientras los niños aplaudan. Luego bájelos.) Amén. Pida a los niños llevar “el horno de fuego” a casa.

Lección 6

53

Molde de personas

Se concede permiso para copiar o fotocopiar esta hoja de actividades para uso de la iglesia local. ©Copyright Editorial Dinámica - www.EditorialDinamica.com

54

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

¡Dios está con nosotros!
(Lucas 2:1-20)
Mensaje de Dios: “Dios está con nosotros”. (Mateo 1:23b)

la mayoría de los niños les fascinan los bebés. Quieren hablarles, tocarlos y jugar con ellos. A los niños les gusta escuchar que Jesús fue un bebé, ¡tan encantador y pequeño como lo fueron ellos! En esta lección, los chicos aprenderán que Jesús fue un bebé muy especial –el único Hijo de Dios, enviado para estar con nosotros y ayudarnos. Dios envió a Jesús no sólo a María y José, sino también a todas las personas que vivieron, viven y que están por nacer. Utilice esta lección para celebrar el nacimiento de Jesús cualquiera que sea el día del año.

A

55

Preparación
Consiga una Biblia, una linterna, una fotocopia de la página “Dios está con nosotros” (pág. 63), papel grueso o cartulina, pintura en aerosol dorada o plateada, tijeras, un molde para hornear o caja de 16cm por 20cm, fideos tubulares pequeños, un punzón y cinta adhesiva de pintor. También necesitará lana o cinta de seda de color de 45cm de largo y una hoja de papel grueso de color o una alfombra cuadrada para cada niño. Antes de la clase, pegue la fotocopia “Dios está con nosotros” al papel grueso o cartulina. Pinte el lado de la cartulina (es decir, atrás) con la pintura en aerosol (¡o cualquier otra pintura!). Cuando la pintura esté seca, corte el rompecabezas, y luego ármelo en el molde o caja. Para el refrigerio, consiga una taza de manteca de maní y aproximadamente una taza de azúcar en polvo. Antes de la clase, mezcle los ingredientes hasta formar una masa suave. Si es necesario, agregue azúcar en polvo para amasar fácilmente. También necesitará una servilleta de papel y bols de pasas de uva, pepitas de chocolate, trozos de almendras y coco rallado.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Cante la siguiente canción con la melodía de “En el Puente de Avignon” Cante la canción varias veces hasta que los niños la aprendan.

Dios está con nosotros
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

Dios está con nosotros (Haga una ronda divertida) Yo lo sé, tú lo sabes (Señálese y señale a los niños) Dios está con nosotros (Haga una ronda divertida) Tú lo sabes, Yo lo sé. (Señale a los niños y a usted) Jesús está aquí, (Haga una ronda divertida) el vino a la Tierra. (Señale el centro de la ronda) Jesús está aquí, (Haga una ronda divertida) en mi corazón. (Señale su corazón)

Diga: Dios nos ama tanto que envió a su hijo, Jesús, para que esté con nosotros y nos ayude. Jesús vino a la Tierra como un bebé. Cuando creció, sanó a los enfermos, alimentó a los hambrientos y habló a la gente del amor de Dios. Nosotros sabemos que Dios está con nosotros porque Jesús vino a la Tierra. Escuchemos la historia del nacimiento de Jesús.
56 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Reúna a los niños alrededor suyo. Abra su Biblia en Lucas 2, y comience diciendo: Hoy vamos a escuchar cómo nació Jesús. Ustedes me ayudarán a contar la historia. Algunos serán María y José. Otros serán los pastores y otros, los ángeles. Ayude a los niños a eligir su papel y haga sentar juntos a los que tienen el mismo papel. Asegúrese que nadie quede sin participar. Cuando cada niño esté con su grupo, diga: Ustedes me ayudarán a contar la historia representando el papel que se les ha asignado. Cuando diga: “María” todas las María se pondrán de pie, acunarán sus brazos y simularán arrullar a un bebé. Inténtenlo. Haga una pausa. ¡Lo hicieron muy bien! Cuando diga: “José”, todos los José se pondrán de pie y caminarán en sus lugares. ¿Puedo ver cómo lo hacen? Haga una pausa. ¡Muy bien! Si digo: “Pastores”, los pastores se pondrán de pie y colocarán su mano sobre sus ojos como si estuvieran mirando muy lejos. Háganlo. Haga una pausa ¡Buen trabajo! Cuando escuchen la palabra: “Ángel”, los ángeles se pondrán de pie y agitarán sus brazos. Quiero ver cómo lo hacen. Haga una pausa ¡Muy bien! ¿Todos están listos para contar nuestra historia bíblica? Lea la siguiente historia. Haga una pausa después de leer las palabras subrayadas y haga que los niños representen su papel. Durante mucho tiempo, la gente había estado esperando y esperando. En realidad, la gente estuvo esperando desde que Adán y Eva tuvieron que salir del hermoso jardín de Dios por desobedecer a Dios. Las personas esperaron que Dios cumpla su promesa. Él había prometido enviarles un Salvador, alguien que pudiera hacer que las cosas volvieran a ser buenas y justas. Un día, un ángel habló a una joven llamada María, y le dijo que tendría un bebé. Luego el ángel habló a un hombre llamado José, quien iba a ser el esposo de María. El ángel dijo a José que el bebé de María sería especial. ¡Él era Jesús, el Hijo de Dios! Mientras María y José esperaron que Jesús naciera, tuvieron que hacer un largo viaje. El gobernador del país dictó una ley por la cual todas las personas tenían que ir a su lugar de nacimiento y escribir su nombre en un libro especial para que los líderes pudieran saber cuántas personas había. Entonces, José y María viajaron a Belén para ser anotados. Belén estaba lejos de donde vivían María y José. No había autos ni aviones. ¡Tuvieron que ir caminando!
Lección 7 57

Finalmente, llegaron a Belén. ¡El bebé de María estaba por nacer! Pero tantas personas habían llegado a Belén, ¡que no encontraron donde alojarse! A todos los hoteles donde iban, los dueños le decían: “¡No hay lugar!” Finalmente, el dueño de una posada les dijo que podían quedarse en su establo. ¡Y justo a tiempo! ¡Esa noche Jesús nació! María envolvió al bebé en pañales y lo acostó en un pesebre. Cerca de Belén habían unos pastores que cuidaban sus ovejas. Era una noche fría y oscura. Haga que un ayudante apague las luces del salón. Continúe diciendo: De repente, un ángel se paró delante de los pastores. Una luz brillaba por todas partes y fue hermoso. Alumbre con la linterna a los pastores y ángeles. Los pastores se asustaron mucho. Pero el ángel les dijo: “¡No tengan miedo! Tengo buenas noticias. Hoy ha nacido su Salvador. Está envuelto en pañales y acostado en un pesebre.” Luego, aparecieron muchos ángeles. Los ángeles se juntaron con el primer ángel, y decían: “¡Gloria a Dios! ¡Paz en la tierra a los que aman a Dios!” Ángeles, digan: “¡Gloria a Dios!” ¡Muy bien! Luego los ángeles se alejaron de los pastores. Haga que los ángeles se sienten. Apague la linterna, y encienda las luces del salón. Luego diga: Los pastores comenzaron a decirse unos a otros: “¡Vamos a Belén y encontremos al bebé!” Y así lo hicieron. Los pastores fueron rápidamente y encontraron a María, a José y al bebé. El bebé estaba acostado en el pesebre, tal como el ángel había dicho. Los pastores contaron a María y a José lo que les había sucedido con los ángeles. Después de haber visto a Jesús, los pastores alabaron a Dios, y se decían unos a otros ¡Dios está con nosotros! Luego regresaron a cuidar sus ovejas, agradeciendo a Dios por todo lo que habían visto y oído. Haga que todos los niños se sienten. Diga: María y José, los pastores y los ángeles sabían que Dios estaba con ellos. Nosotros también podemos alegrarnos porque Dios está con nosotros. Él nos envió a Jesús, y él nunca nos dejará. Tengo un rompecabezas especial que nos ayudará a aprender más sobre esto.

58

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

Muestre a los niños el rompecabezas que preparó. Luego pregunte: ●¿Qué ven en este dibujo? Anime a los niños a mencionar a María, José, Jesús, los SUGERENCIA pastores, y otros detalles del rompecabezas. Luego diga: ● Antes de la clase, puede pintar Dios está con nosotros. Dios nos envió a la Tierra a su los fideos con aeHijo Jesús. Cuando creemos en Jesús, somos una parte de rosol. Déjelos sela familia de Dios, así como estas piezas son una parte de car, y no deje que un rompecabezas. los chicos se los pongan en sus boSaque una pieza, sin dejar que los niños vean el lado cas. pintado. Continúe diciendo: Si falta una pieza, el rompe● Si su clase es cabezas no queda bien, ¿no es cierto? Así como todas las numerosa, necesipiezas son importantes para un rompecabezas, todos noso- tará hacer otro rompecabezas. tros somos importantes en la familia de Dios. Cada uno es ● Si hay tiempo, muy especial. entregue crayones Dé vuelta la pieza, y muestre a los chicos el lado brilo marcadores de lante (o pintado). Haga un orificio en la pieza, y pase una fibra para que los niños pinten los cinta por el mismo. Anude la cinta para crear un collar y segmentos de la fipóngaselo. Muestre a los niños el lado pintado, y diga: Yo gura (una pieza por soy especial porque ¡soy yo! Luego muestre el otro lado niño). Luego, arme de la figura, y diga: Pero también soy una parte especial el rompecabezas antes que los chide la familia de Dios. cos hagan sus coHaga que cada niño elija una pieza del rompecabezas y llares. una de las cintas. Haga un orificio en todas las piezas, y ayude a los niños a pasar las cintas por los orificios. Distribuya los fideos tubulares y haga que los chicos pasen la cinta por los fideos. Permítales pintar los fideos con los marcadores. Mientras los chicos trabajan, recuérdeles que Dios está con nosotros. Después que hayan terminado sus collares, anude las cintas y ayúdelos a ponérselos.

4. Actividad especial
(hasta 5 minutos)

Coloque en el piso hojas de papel grueso de color o alfombras cuadradas, una para cada niño.
Lección 7 59

Haga que cada niño se siente en una de las hojas de papel. Diga: Voy a dar una palmadita a cada uno en la espalda, y decir: “Espera,” o “¡Jesús nació!” Cuando diga: “¡Jesús nació!”, todos saltarán e irán a otra hoja de papel. Recuerden, tienen que esperar hasta que diga: “¡Jesús nació!” Después de jugar por varios minutos, diga: No tenemos que esperar que Jesús venga –¡Él está en nuestro corazón! ¡Dios está con nosotros!

5. Actividad especial
(hasta 12 minutos)

Haga que los chicos se paren juntos en un lado del salón. Trace una línea en el piso con la cinta adhesiva de SUGERENCIA Si la mayoría de pintor (es una cinta de papel con base adhesiva) a unos sus alumnos son metros de distancia de ellos. Diga: Jesús es el Hijo de muy pequeños, trace la línea más cer- Dios. Cuando Jesús nació, todos los que lo amaban podían decir: “Dios está con nosotros”. Aunque Jesús ya ca del lugar de partida. no viva en la Tierra, Él siempre está con nosotros para ayudarnos. Vamos a jugar un juego y descubrir cómo nos sentimos cuando alguien nos ayuda. Cuando diga: “Ya”, irán hacia la línea y regresarán saltando en un pie. Hagan lo mejor que puedan. ¿Listos? ¡Ya! Cuando todos hayan regresado al lugar de partida, diga: Ahora busquen un compañero, y haremos algo diferente. Ayúdelos a encontrar su compañero. Diga: El compañero que vista con más color azul será el ayudante. El otro compañero saltará en un pie.
60 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Ayude a los niños a identificar su tarea. Continúe diciendo: Los ayudantes ayudarán a sus compañeros sosteniendo sus manos, y ayudándolos a saltar en un pie hacia el otro lado y regresar. ¿Listos? ¡Ya! Cuando todos hayan regresado al lugar de partida, diga: Ahora cambien de lugar con su compañero. Si fuiste ayudante, ahora saltarás. Si saltaste, ahora serás el ayudante. ¿Listos? ¡Ya! Luego que todos hayan regresado al lugar de partida, pregunte: ●¿Cómo se sintieron cuando saltaron solos? ●¿Cómo se sintieron cuando lo hicieron con un ayudante? Termine diciendo: Es más fácil hacer algo difícil cuando tenemos ayuda. Dios está con nosotros porque Jesús vino a la Tierra. Él siempre nos ayudará.

6. Refrigerio
(hasta 10 minutos)

Distribuya los bols con trozos de almendras, pasas de uva, pepitas de chocolate y coco rallado. Haga que los niños se laven las manos. Entregue a cada uno una servilleta de papel y un trozo de masa que preparó anteriormente. Diga: Usen la masa para modelar uno de los personajes de nuestra historia de hoy. Pueden modelar a María, o a José, o a uno de los pastores o ángeles. O tal vez a una oveja u otro animal. Anímelos a usar las pasas de uva y las pepitas de chocolate para hacer las bocas, las narices y los ojos; el coco rallado para el pelo y la lana de las ovejas; las almendras para las alas, orejas y pezuñas, etc. Mientras los chicos trabajan, recuérdeles que Dios está con nosotros. Dios nos envió a Jesús, y Él nunca nos dejará. Cuando hayan terminado sus figuras, haga que los niños caminen alrededor de la mesa y admiren el trabajo de los otros. Luego de recordar algunos detalles de la historia bíblica, permita que los chicos coman sus creaciones.

7. Cierre
(hasta 8 minutos)

Diga: Hoy hemos aprendido que
Lección 7

Dios está con nosotros. Cuando
61

creemos en Jesús, formamos parte de la familia de Dios. Cuando mencione sus nombres, dirán: “Dios está con nosotros”. Luego vendrán y se tomarán de mi mano. Luego llamaremos a otros y nos tomaremos de las manos hasta que todos estemos juntos. Finalmente caminaremos y celebraremos por ser parte de la familia de Dios. ¿Listos? Diga: Jesús vino por (nombre del niño). Haga que el niño diga: “Dios está con nosotros”, y se tome de su mano. Continúe llamando hasta que todos estén tomados de la mano formando una fila. Mientras los niños continúan tomados de la mano, caminen por el salón y canten la canción “Dios está con nosotros” (pág.56).

Dios está con nosotros
Dios está con nosotros Yo lo sé, tú lo sabes Dios está con nosotros Tú lo sabes, Yo lo sé. Jesús está aquí, el vino a la Tierra. Jesús está aquí, en mi corazón. A medida que los niños se despidan, pídales que lleven sus collares a casa como recordatorios de que Dios está con ellos.

62

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Dios está con nosotros

Se concede permiso para copiar o fotocopiar esta hoja de actividades para uso de la iglesia local. ©Copyright Editorial Dinámica - www.EditorialDinamica.com

Lección 7

63

Un viaje espantoso y tempestuoso
(Marcos 4:35-41)
Mensaje de Dios: “Confío en Dios, por eso no tengo miedo” (Salmo 56:4b) n día, durante una terrible tormenta en el mar, Jesús calmó el viento y las olas, y salvó a sus amigos de perder la barca y ahogarse. Jesús dormía hasta que ellos lo despertaron en busca de ayuda. Esta historia nos recuerda que Jesús siempre está con nosotros y listo para ayudarnos. Solamente tenemos que entregarle nuestras necesidades y llamarlo por su ayuda. Los niños tienen muchos temores –la oscuridad, los rostros desconocidos, los animales grandes– por mencionar algunos. Los padres y los maestros pueden ayudarlos a controlar sus temores diciéndoles que Jesús es su fiel compañero y protector. Los preescolares son capaces de aprender a confiar en el amor y la protección de Dios. Esta lección alentará a que los niños hablen de sus temores y pidan la ayuda de Dios.

U

64

Preparación
Consiga una Biblia, un sobre grande, tijeras, un marcador de fibra, una almohadilla para sello de goma, platos de cartón, palitos de helado, pegamento para madera, crayones azul y verde, marcadores de tinta lavable, dos tazas de plástico, frijoles (porotos), y un mantel o sábana vieja. Para el refrigerio, consiga un cuchillo, bananas y bols de pequeñas golosinas de merengue y pepitas (o pedacitos) de chocolate.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Diga: Hoy vamos a escuchar una ocasión en la que los amigos de Jesús tuvieron miedo, pero que luego aprendieron que podían confiar en Él. Para prepararnos para esta historia, aprendamos una canción acerca de confiar en Dios. Cante la siguiente canción con la melodía de “Cumpleaños Feliz”. Repítala hasta que los niños la aprendan.

Yo confío en Dios
Yo confío en Dios. Yo confío en Dios. Con Dios no tengo miedo, Yo confío en Dios. Diga: Los amigos de Jesús confiaron en él para que los cuidara. Escuchemos cómo Jesús cuidó a sus amigos durante una tormenta.
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

Lección 8

65

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Coloque cerca suyo el sobre, las tijeras, el marcador y la almohadilla. A medida que lea la siguiente historia, siga las instrucciones indicadas. Abra su Biblia en Marcos 4 y explique el pasaje a los niños. Diga: La historia bíblica de hoy se encuentra en el libro de Marcos, y sucedió en un bote. Corte la solapa del sobre y muestre el sobre a los niños. Diga: Esto representará nuestro bote. Coloque el sobre en su regazo.

Doble la solapa del sobre por la mitad. Usando la almohadilla, haga una huella digital con el pulgar en cada lado de la solapa como se muestra arriba. Mientras dibuja una carita feliz con el marcador en cada huella, diga: Esta historia habla también de algo muy especial que Jesús hizo. Levante la solapa doblada, y diga: Todo el día, Jesús había estado enseñando cerca de un lago. Cuando la noche llegó, Jesús dijo a sus amigos: “Vamos al otro lado del lago”. Deje a un lado la solapa doblada, y levante el “bote”. Mientras hace una huella digital en el interior del sobre y dibuja una carita feliz en ella, diga: Entonces Jesús y sus amigos dejaron a la gente que había estado escuchando a Jesús, y entraron en el bote. ¿Ven? Estoy en el bote. Hagamos entrar al bote más amigos de Jesús. Ayude a que cada niño imprima su huella digital dentro del sobre. Si tiene tiempo, dibuje una carita feliz en cada huella.
66 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Levante el bote para que los niños lo vean. Continúe diciendo: Jesús y sus amigos entraron al bote. ¡Siéntense para que el bote no se mueva mucho! Meta la solapa doblada dentro del sobre. Jesús estaba cansado. Él encontró una almohada blanda y colocó su cabeza en ella. Quería descansar un poco mientras sus amigos remaban el bote. Mueva el bote suavemente de un lado al otro, y diga: Una brisa comenzó a soplar sobre el agua. Ahora muévalo rápidamente. ¡De repente, la brisa se convirtió en un viento que soplaba cada vez más fuerte! Las olas comenzarón a salpicar por todas partes. ¿Pueden mostrarme cómo se moverían si estuvieran en ese bote? Haga que los chicos se muevan de un lado al otro, continúe diciendo: ¡Oh, las olas eran muy altas! Muy pronto el agua comenzó a entrar en el bote. ¡Las olas llenaban de agua el bote! Los amigos de Jesús estaban asustados. ¡Jesús estaba dormido y no les estaba ayudando! ¿Puedo ver sus caras de miedo? ¡Sí, los amigos de Jesús tenían mucho miedo! ¡Ellos pensaron que iban a ahogarse! Finalmente, no pudieron soportar más esa situación. Despertaron a Jesús, y le dijeron: “Maestro, ¿no te importa que nos estamos hundiendo?” Jesús se levantó. Pare la solapa en el sobre. Manténgala así mientras sacude el sobre. Jesús miró el viento y las olas, y dijo: “¡Silencio! ¡Quédense quietos!” De pronto, el viento y las olas se detuvieron. Y el bote dejó de sacudirse. Deje de mover el sobre, y diga en voz baja: Hubo gran calma. Con voz normal, diga: Los amigos de Jesús estaban sorprendidos –¡la tormenta había terminado! Jesús, mirando a sus discípulos, les dijo: “¿Por qué están asustados? ¿No creen que puedo cuidarlos?” Nadie dijo ni una palabra. Se miraron unos a otros, y luego miraron a Jesús. Hubo mucho silencio en ese bote. No sabían qué decirle. Más tarde se preguntaron unos a otros: “¿Quién es este hombre, que hasta el viento y el mar le obedecen? ¡Sólo Dios puede hacerlo!” Entonces conocieron que Jesús era muy, muy especial –¡Él era el hijo de Dios! Coloque el sobre a un lado, y pregunte: ●¿Por qué los amigos de Jesús tenían tanto miedo? ●Cuéntenme una ocasión en que tuvieron miedo. ●¿Qué hizo Jesús para ayudar a sus amigos cuando ellos estaban asustados? Diga: Ese día, los amigos de Jesús aprendieron una lección. Aprendieron que Jesús es más fuerte que los vientos y las olas fuertes. Jesús es más fuerte que las grandes tormentas o que cualquier otra cosa que nos asuste. Jesús nos cuidará, así como cuidó a sus amigos en el
Lección 8 67

bote aquella noche. Digamos juntos lo que los amigos de Jesús aprendieron: “Confío en Dios, por eso no tengo miedo”. Haga que los niños repitan varias veces juntos la frase antes de pasar a la siguiente actividad. Si tiene tiempo y los chicos así lo quieren, vuelva a cantar la cancion “Confío en Dios” (pág. 65)

3. Actividad especial
(hasta 12 minutos)

Entregue a cada niño un plato de cartón y tres palitos de helado. Distribuya los crayones azules y verdes y haga que los niños pinten en sus platos el cielo y el mar. Ayúdelos a pegar los palitos de helado uno al lado del otro en los platos para hacer un bote rectangular. No importa la ubicación exacta del bote. Haga una ranura justo arriba de cada bote, como se muestra arriba. Mientras los niños trabajan, diga: Los amigos de Jesús estaban asustados durante la tormenta. Pero aprendieron a confiar en Jesús. Yo también confío en Jesús. Confío en Dios por eso no tengo miedo. Ese es el mensaje de Dios para tí y para mí. Cuando terminen los platos, ayude a los niños a dibujar con los marcadores caritas felices o asustadas en cada yema de los dedos de una de sus manos. Muéstreles cómo pasar sus dedos por la ranura de los platos para
68 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

que se vean las caritas que dibujaron. Anímelos a imaginar que sus dedos son los amigos de Jesús y a usar sus barcos para volver a contar la historia bíblica. Haga que muevan el bote mientras hablan de la tormenta, y que luego digan a la gente que está a bordo: “Confío en Dios, por eso no tengo miedo”.

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Coloque un puñado de porotos (frijoles) en cada una de las tazas grandes de plástico. Asegúrese que cada una contenga la misma cantidad de frijoles (porotos). Forme dos equipos. Haga que cada equipo forme dos filas a una distancia de tres metros de usted. Entregue al primer niño de cada fila una taza de frijoles. Diga: Imaginemos que cada taza de frijoles (porotos) es el bote de Jesús con sus amigos dentro de ella. Su tarea es llevar los botes hacia el otro lado del lago. Hasta aquí, donde estoy parado. También necesitaré que alguien de cada equipo sea un “rescatador”. Su tarea será levantar a las “personas” que caigan del bote y sostenerlas hasta que el juego termine. Asigne a un niño o adulto la tarea de rescatar a cada SUGERENCIA grupo. Luego continúe: Cuando diga: “¡Ya!”, los niños Saltar en un pie que tengan las tazas vendrán hacia mí y regresarán a sus sin que se caigan equipos saltando en un pie, y entregarán la taza al siguienlos frijoles (porote niño. ¡Traten que no caiga ningúna “persona”! Si caen, tos) puede ser muy difícil para los sigan saltando. El rescatador los levantará y guardará. preescolares más Una vez que todos hayan ido y regresado con el “bote”, pequeños. Si es diga: “¡Lo hicieron muy bien! Pero siempre es bueno teasí, hágales hacer ner un rescatador. ¡Muchas personas cayeron del bote y pasos grandes. necesitaron ser rescatadas! Pregunte: ●Caerse de un bote causa temor. ¿Quién los ayuda cuando están asustados o tienen un problema? Diga: Al igual que nuestro rescatador, Dios nos ayuda cuando estamos en problemas. Recordemos lo que los amigos de Jesús aprendieron y digámoslo juntos: “Confío en Dios, por eso no tengo miedo”.

Lección 8

69

5. Actividad especial
(hasta 8 minutos)

Extienda un mantel o sábana vieja en el piso, y diga: Para recordar a los amigos de Jesús que estuvieron en el bote, vamos hacer un viaje en bote por el salón. Cuando sea tu turno, tienes que decir: “Confío en Dios, por eso no tengo miedo”. Y luego te haremos viajar. Permita que los niños se turnen para decir el mensaje de Dios, y luego sentarse solos o en parejas en medio del mantel o de la sábana. Haga que otros niños la ayuden a arrastrar suavemente el mantel o la sábana por el salón. Asegúrese que todos “viajen”. Luego pregunte: ●¿Qué sintieron cuando viajaron en el bote imaginario? ●¿Confiaron en las personas que las hicieron viajar? ¿Por qué, o por qué no? Diga: Cuando viajaron en el bote imaginario, tuvieron que confiar en las personas que los ayudaron para que no se caigan. Tuvieron que confiar en ellas para que los cuiden, así como nosotros confiamos en Dios para que nos cuide. Hagamos riquísimos “Botes” de banana que nos recordarán confiar en Dios.

6. Refrigerio
(hasta 8 minutos)

70

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Corte las bananas por la mitad a lo ancho, y entregue una mitad a cada niño. Mientras usted explica que las bananas van a ser los botes, haga que los niños las pelen. Mientras los chicos lo hacen, coloque en un mesa los bols con golosinas pequeñas de merengue y pepitas (pedacitos) de chocolate. Haga que un adulto haga una abertura a lo largo en cada banana. Muestre a los niños cómo poner las golosinas de merengue y las pepitas de chocolate en la abertura. Explique que Jesús tuvo doce discípulos que fueron sus amigos más íntimos. Ayude a los niños a contar y colocar en la abertura seis golosinas de merengue y seis pepitas de chocolate. Diga: Hagamos navegar nuestros botes a través de una tormenta imaginaria. Mientras lo hacemos, recordemos confiar en Dios. Haga que los chicos “naveguen” sus botes por un momento, y luego digan juntos: “Confío en Dios, por eso no tengo miedo”. Luego invítelos a comer sus botes.

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Siéntese con los chicos en el piso. Distribuya los botes que los niños hicieron con los platos de cartón. Diga: Antes de introducir a una “persona” en nuestros botes, ¿pueden decirme una situación en la que podemos confiar en Dios y no tener miedo? Los niños sugerirán ideas, como tormentas, ir a la cama cuando el dormitorio está oscuro, o encontarse con un perro ladrando. Repita cada respuesta, diciendo algo como: “Sí, podemos confiar en Dios y no tener miedo cuando haya una tormenta”. Cuando un niño diga una situación para confiar en Dios, haga que los niños pongan un dedo en sus botes, y digan: “Confío en Dios, por eso no tengo miedo”. Continúe hasta que los niños tengan todos los dedos de una mano en el bote. Termine diciendo: Oremos y agradezcamos a Dios por estar siempre con nosotros. Dios, gracias por amarnos. Te agradecemos porque siempre nos están cuidando. Ayúdanos a confiar en tí. Amén. Dé oportunidad para que los niños oren, si así lo desean. Pídales llevar sus botes a casa. Anímelos a usar sus botes para contar a sus familiares la historia bíblica que aprendieron hoy.

Lección 8

71

No importa la edad
(Marcos 10:13-16)
Mensaje de Dios: “Dejen a los niños venir a mí ”
(Marcos 10:14b)

la mayoría de los niños les gusta estar acompañados de amigos adultos. Generalmente, no les gusta mirarlos de lejos; ellos quieren correr hacia sus brazos, abrazarlos y jugar con ellos. La mayoría de los adultos reciben con agrado la sinceridad, el cariño y el entusiasmo de los niños. Pero a los discípulos de Jesús no les gustaba la presencia de los niños cuando sus padres los llevaban a Jesús para que los bendijera. Ellos miraban a los niños como una molestia y reprendían a los padres. Imaginen su sorpresa cuando Jesús no solamente recibió a los niños, ¡sino que también les dijo a sus discípulos que debían ser como ellos! La autoestima de los preescolares crece significativamente cuando los adultos los reciben con alegría, abrazos, y risas. Así como Jesús dio la bienvenida a los niños que fueron a verlo, Él da la bienvenida a cada niño de su clase. Disfrute esta lección mientras los niños aprenden que Jesús los ama y que nunca está ocupado sino que desea estar con ellos.

A

72

Preparación
Consiga una Biblia, tijeras, una variedad de materiales (como cartón corrugado, papel de lija, lienzo, o papel para empapelar), papel blanco y crayones gruesos sin envoltura. Antes de la clase, corte corazones de diferentes tamaños de la variedad de materiales. Hágalos lo suficientemente grandes para que los niños los pinten fácilmente. Para el refrigerio, necesitará los siguientes ingredientes para cuatro o cinco niños: una taza de leche, una banana, media taza de fresas o frutillas frescas, una cucharada de miel, y un tercio de taza de yogur natural o de vainilla (¡si se anima experimente con su propia receta!). También necesitará una licuadora, bols, tazas para medir, cucharas para medir, vasos de cartón, sorbetes (pajita para beber, pitillo), papel madera y tijeras. Antes de la clase, coloque cada ingrediente en un bol separado. Corte un corazón pequeño de papel madera para cada niño. Haga dos ranuras en cada corazón para que el sorbete pueda pasar por ellas (ver pag. 77).

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Diga: Hoy vamos a aprender acerca de un amigo especial que nos ama mucho. ¿Saben de quién estoy hablando? Permita que los chicos adivinen, luego continúe: Nuestro amigo especial es Jesús y hoy vamos a escuchar cuánto ama Jesús a los niños. Cantemos una canción que habla acerca de eso. Cante la siguiente canción. Repítala hasta que los niños la aprendan.

Yo tengo un amigo que me ama
Yo tengo un amigo Que me ama, me ama, me ama. Yo tengo un amigo que me ama, su nombre es Jesús. Que me ama, que me ama Que me ama, sí con tierno amor Que me ama, que me ama Su nombre es Jesús
Lección 9
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

73

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Abra su Biblia en Marcos 10, y explique el pasaje a los niños. Luego pregunte: ●¿Tienen una tía, tío u otro amigo adulto con quien les gusta estar? Cuéntenme acerca de su amigo favorito. Dé a los niños tiempo para que contesten, luego continúe: Cuando ustedes aman a alguien, quieren estar con esa persona. Eso es lo que algunos niños querían de Jesús en nuestra historia bíblica de hoy. Ustedes me ayudarán a contarla. Cuando diga: “Jesús”, voy a poner mi mano alrededor de mi oreja. Cuando vean que lo hago, ustedes dirán, “¡Jesús, Jesús!” Hagamos un intento. Jesús. Haga una pausa. ¡Muy bien! Lea la siguiente historia. Cada vez que diga “Jesús”, ponga su mano alrededor de su oreja y espere la respuesta de los niños. Un día, algunas mamás y papás decidieron llevar a sus hijos a Jesús. Ellos querían que Jesús abrace a sus hijos y hablara con ellos. También los niños querían ver a Jesús. Caminaban emocionados y alegres en medio de una multitud de personas, esperando que llegue ese momento. Pero cuando llegaron cerca de Jesús, los discípulos los detuvieron. “¿No ven que Jesús está ocupado?” les preguntaron enojados. “¡Él no tiene tiempo para estar con los niños!” Pregunte: ●¿Cómo creen que se sintieron aquellos niños cuando escucharon eso? ● ¿Recuerdan cuando su papá o mamá o un amigo adulto estuvo ocupado y no pudo jugar con ustedes? Cuéntenme acerca de eso. Continúe: Los padres y los niños se sorprendieron cuando los amigos de Jesús les dijeron que se alejaran. Se entristecieron. Habían logrado estar tan cerca de Jesús. Uno o dos niños más pequeños comenzaron a llorar. ¿Puedo ver cómo hubieran ustedes llorado? Haga una pausa. Jesús vio lo que estaba sucediendo. Se disgustó con sus discípulos por decir a los niños que se fueran. ¡Por supuesto que Él quería ver a los niños! ¡Ellos eran importantes para Él! Jesús dijo: “Dejen a los niños venir a mí. No se lo impidan. Ellos son importantes. El reino de mi Padre es de quienes son como ellos. Ustedes deben ser como ellos.” Luego Jesús tomó a los niños en sus brazos, puso sus manos sobre ellos, y los bendijo. Pregunte: ●¿Cómo se habrán sentido al ser abrazados por Jesús? ●¿Qué le hubieras dicho a Jesús si te hubiera abrazado?
74 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Diga: Imaginen que ustedes son los niños que estuvieron SUGERENCIA con Jesús y representen nuestra historia bíblica. Los que Puede pedir a un vistan algo verde, pónganse de pie. Espere que lo hagan, hombre que haga el luego diga: Ustedes serán los niños de nuestra historia. Pá- papel de Jesús. Luego de decir: rense detrás de los otros niños. “Jesús está aquí”, Luego que los chicos lo hagan, continúe diciendo: Tohaga que el hombre dos los que están sentados son los discípulos de Jesús. Usdiga: “Dejen a tedes impedirán que los niños se acerquen a mí. Cuando los niños venir a mí”, que abrace a diga: “Jesús está aquí”, los niños tratarán de llegar hacia cada niño y le diga mí. Ustedes lo impedirán, diciendo: “Jesús está muy ocucosas, como “Jepado”. Quiero escucharlos. sús te ama” o Permita que los niños practiquen, luego continúe: Cuan“Eres especial para mí”. do diga: “Dejen a los niños venir a mí”, los dejarán pasar. Niños, cuando ustedes se acerquen, les daré a cada uno un gran abrazo. Luego cambiaremos los roles, y los discípulos serán los niños. Diga: Jesús está aquí, y haga que los discípulos se paren en el camino. Luego de unos momentos, diga: Dejen que los niños vengan a mí, y haga que los discípulos dejen pasar a los niños. Repita la actividad hasta que todos los niños hayan recibido un abrazo.

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

Lección 9

75

Coloque sobre una mesa los crayones gruesos y los corazones grandes que preparó antes de la clase. Entregue a cada niño dos hojas de papel blanco y dos o tres corazones. Ayude a los niños a colocar los corazones en una hoja de papel, y luego a poner la otra hoja arriba de los corazones. Muéstreles cómo frotar los corazones con los crayones. Los niños más grandes podrán frotar usando los lados de los crayones . Mientras los niños trabajan, recuérdeles que Jesús ama a los niños. Anímelos a repetir con usted el mensaje de Dios: Dejen a los niños venir a mí.

4. Actividad especial
(hasta 5 minutos)

Canten la canción “Yo tengo un amigo que me ama”. (Nombre del niño/a) tiene un amigo Que le ama, le ama, le ama. (Nombre del niño/a) tiene un amigo que le ama, su nombre es Jesús. Que le ama, que le ama Que le ama, sí con tierno amor Que le ama, que le ama Su nombre es Jesús Luego que hayan cantado el nombre de cada niño, pregunte: ama?

●¿Quién tiene un amigo que lo ●¿Cómo se llama ese amigo?

Diga: Jesús nos ama a todos. No importa si somos grandes o pequeños, Jesús dice: “Dejen a los niños venir a mí”.

5. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Párese cerca del interruptor de luz, y reúna a los niños a su alrededor. Diga: Después que Jesús dijo: “Dejen a los niños venir a mí”, tomó a los niños y los abrazó. Vamos a jugar un juego divertido. Les diré cómo se juega. Cuando apague la luz, den a la persona más cerca suyo un abra76 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

zo. ¿Están listos? Den pasos gigantescos, y caminen por el salón. Espere que los niños den varios pasos gigantes. Luego apague la luz, y diga: ¡Abrazo! ¡Abracen a la persona que tienen más cerca! Dé otras instrucciones, como “den pasos cortos”, “den vueltas por el salón”, “salten”, “caminen sentados”, y “gateen”. Después de decir cada instrucción, dé tiempo a que los chicos la sigan; luego apague la luz y haga que se abracen unos a otros. Termine el juego, diciendo: Jesús dice: “Dejen a los niños venir a mí”. Abracémonos todos juntos. ¡Jesús nos ama mucho a todos!

6. Refrigerio
(hasta 12 minutos)

Coloque en una mesa los bols de ingredientes, los corazones pequeños, los vasos de cartón y los sorbetes. Coloque la base de la licuadora en un lugar fuera del alcance de los niños. Coloque el vaso licuador cerca de los ingredientes. Coloque las tazas y cucharas para medir cerca de cada bol para que los niños puedan medir los ingredientes. Diga: Jesús dijo: “Dejen a los niños venir a mí”. Me alegro que Jesús ame a los niños. ¿Ustedes también se alegran? ¡Vamos a celebrar el amor de Jesús con un licuado muy especial! Levante un sorbete y un corazón de papel, y diga: Todos vamos a ayudar para hacer nuestra celebración. Algunos de ustedes pueden hacer sorbetes especiales como este.

Lección 9

77

Demuestre cómo pasar el sorbete por las ranuras del corazón, como se muestra en la página 77. Algunos de ustePuede pelar la des harán el licuado y otros lo servirán. banana antes de la Mientras que unos niños hacen los sorbetes, ayude a clase, o hacer que los niños la pelen otros a medir y echar los ingredientes en el vaso licuador. durante la activiPara cada cuatro o cinco niños, necesitará una taza de ledad. che, una banana, media taza de fresas o frutillas, una cucharada de miel, y un tercio de taza de yogur natural o sabor de vainilla (¡También puede aplicar su propia receta!). Cuando los niños hayan colocado los ingredientes, tape el vaso licuador y haga que un adulto licue la bebida lejos de los niños. Ayude a los niños a servir el licuado en los vasos. Continúe licuando hasta que todos los niños tengan su bebida. Haga que el grupo que sirve entregue un vaso y un sorbete a cada niño. Agradezcan a Jesús por su amor, ¡y disfruten el licuado! Haga que los niños tiren sus vasos a la basura y ayuden a limpiar antes de terminar la clase.

SUGERENCIA

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Haga que los niños formen un círculo. Levante uno de los corazones grandes, y diga: Jesús dijo: “Dejen que SUGERENCIA los niños vengan a mí”. ¡Eso significa que Jesús los ama! A los niños más Pasen este corazón entre ustedes y díganse unos a otros: grandes, diga: “Jesús dijo: ‘Dejen que “Jesús te ama”. (nombre del niño) Pase el corazón al niño que está junto a usted, y todos venga a mí’” mienjuntos digan: “Jesús ama a (nombre del niño)”. Haga que tras pasa el coraese niño pase el corazón al niño siguiente. Continúe hasta zón a cada niño. que el corazón llegue a usted. Pida a los niños que lleven sus dibujos a casa.

78

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Buenos prójimos
(Lucas 10:25-37)
Mensaje de Dios: “Debes amar a Dios y amar a tu prójimo como a ti mismo”. (Lucas 10:27) a poderosa historia de Jesús de un samaritano que ayudó a un herido víctima de un robo nos enseña lecciones importantes. En la época de Jesús, los judíos odiaban a los samaritanos. Entonces cuando Jesús eligió a un samaritano para ser el héroe de su historia y describió a un sacerdote y a un levita como traseúntes indiferentes, atacó duramente a los desvergonzados maestros de la ley que habían comenzado el debate. El hecho es que todos nosotros ofrecemos ayuda más rápido a nuestros familiares que a personas desconocidas o extranjeras. Si está en nuestro poder hacerlo, Dios quiere que mostremos bondad y compasión a todos aquellos que las necesiten. La generosidad no es una característica natural en los preescolares. Ellos prefieren jugar con todos sus juguetes, en vez de compartirlos con un amigo. Quieren ser los primeros en todo, en vez de esperar su turno. Saber que Dios quiere que ellos sean generosos y buenos los ayudará a tomar buenas decisiones. Utilice esta lección para animar a los niños a ser cariñosos y amables con las personas que los rodean.

L

79

Preparación
Consiga una Biblia, una bolsa de plástico con cierre hermético o de papel para cada niño, varios apósitos protectores adhesivos (venditas), pompones de algodón, figuras autoadhesivas, y un marcador indeleble. Antes de la clase, haga una muestra de un botiquín colocando dos o tres apósitos de tela adhesiva, algunos pompones de algodón y varias figuras autoadhesivas en una de las bolsas (ver pág. 83). Decore la parte exterior de la bolsa con algunas figuras autoadhesivas. También consiga dos cuerdas largas, una sábana o mantel, varias almohadas, cinco o seis alfombras cuadradas u hojas de papel madera, una almohada pequeña, un osito de peluche u otro juguete similar, un paraguas, una taza, un libro para colorear, y crayones. Para el refrigerio, necesitará una bolsa de pan en rodajas, cuchillos de plástico, dos bols de mermelada o jalea, platos de cartón, tazas y una jarra con jugo o agua. Antes de la clase, saque la mitad del pan, y colóquelo en otra bolsa.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta cinco minutos)

Diga: Hoy vamos a aprender a amar a Dios y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Veamos en qué formas nos amamos a nosotros mismos. Lea una por una las siguientes instrucciones. Haga una pausa después de leer cada una para que los niños hagan la acción. ● Si comieron hoy, pónganse de pie. ● Si anoche durmieron, siéntense. ● Si te peinaste o cepillaste el pelo, den palmaditas en su cabeza. ● Si tienen ropa, aplaudan. Diga: Una forma de mostrar que nos amamos a nosotros mismos es cuidando nuestros cuerpos. Comemos, dormimos, nos peinamos y nos vestimos todos los días. Hoy vamos a descubrir cómo podeSi no conoce esta mos mostrar que amamos a otros. Tal vez no nos interesamelodía o si demos por otros de la misma manera que lo hacemos por nosea extender el sotros, pero Dios quiere que amemos a otros tanto como tiempo de canto, nos amamos a nosotros mismos. continúe con Cante la siguiente canción con la melodía de “Tres palaotras canciones relacionadas con britas solas”. Repítala hasta que los niños la aprendan.
el tema.

80

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Amemos
Dios quiere que lo amemos, con todo el corazón Dios es amor, ama siempre a todos por igual.

2. La historia bíblica
(hasta 8 minutos)

Abra su Biblia en Lucas 10, y explique el pasaje a los niños. Comience diciendo: Un día, un hombre dijo a Jesús: “Yo sé que debo amar a Dios y a mi prójimo como a mí mismo. Pero, ¿quién es mi prójimo?” Jesús contestó la pregunta contando una historia. Ustedes me ayudarán a contarla poniéndose de pie y haciendo lo que yo hago. Mientras cuenta la historia, haga que los preescolares más pequeños hagan las mímicas con usted. Los preescolares más grandes pueden hacer las mímicas y repetir las frases después de usted.

Diga ¡Hola! ¡Yo soy el hombre en la historia de Jesús! Un día, tuve que viajar a otra ciudad. En el camino, me sucedió algo espantoso. Algunos ladrones me atacaron. Rompieron mi ropa. Robaron mi dinero y me golpearon. Y me dejaron al lado del camino. Un sacerdote judío caminó por allí. Él vio que estaba herido. Pero no me ayudó.
Lección 10

Haga Diga hola con la mano, y señálese con su dedo pulgar. Camine en el lugar. Abrácese y tiemble. Cubra su rostro. Simule romper su ropa. Golpee su pecho, y arrodíllese. Ponga su cabeza en sus manos. Póngase de pie, y camine en el lugar. Extienda su mano arriba de sus ojos. Diga no con su cabeza y encójase de hombros.
81

Otro hombre vino por allí. Me miró de cerca. ¡Y también se fue! Yo estaba seguro que iba a morir. Luego se acercó un hombre de Samaria. Dicen que los samaritamos son mis enemigos. ¡Pero él se detuvo para ayudarme! Curó mis heridas. Y luego me subió en su burro. Me llevó a un lugar donde pudiera descansar y mejorarme. Él me cuidó. Pagó por todo lo que necesité. Finalmente, me mejoré. Después que Jesús contó mi historia, preguntó: “¿Cuál hombre fue el prójimo bueno?” ¡Yo sé muy bien la respuesta! ¡El prójimo bueno es el que me ayudó! Jesús dijo que debemos ser como el prójimo bueno. ¡Yo lo voy a hacer! ¿Ustedes también?

Camine en el lugar. Extienda su mano arriba de sus ojos. Camine en el lugar. Cubra su rostro con sus manos, y mueva su cabeza. Camine en el lugar. Continue caminando, y dé puñetazos en el aire. Deje de caminar. Acaricie sus brazos y piernas. Levante dos dedos, y coloque su otra mano arriba de la muñeca. Mueva su brazo como si el “burro” caminase. Acaricie sus mejillas. Simule que da monedas a alguien. Extienda sus brazos, palmas hacia arriba. Señale su cabeza como si estuviera pensando. Señálese con su dedo pulgar. Abrácese. Apriete sus manos. Diga sí con su cabeza. Señale a los niños.

Haga que los niños se sienten, y pregunte: ●¿Qué hicieron los dos primeros hombres que vieron al hombre herido? ●¿Cómo creen que se habrá sentido cuando ellos no le ayudaron? ●¿Quién fue el prójimo bueno en nuestra historia? ●¿Alguna vez han ayudado a alguien? Cuéntenme sobre ello. Diga: Dios se alegra cuando ayudas a otros como lo hizo el hombre bueno de nuestra historia. La Biblia te enseña que debes amar a Dios y amar a tu prójimo como a ti mismo. Vamos a divertirnos haciendo algo que podemos usar para ayudar a otros.

82

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

Diga: El personaje de nuestra historia necesitó que alguien vendase sus heridas y raspaduras. Cuéntenme una situación específica en la que necesitaron un apósito protector adhesivo (venditas). Espere sus respuestas, y diga: Es bueno tener a la mano apósitos protectores o venditas en caso de que alguien se raspe o tenga una herida. Vamos a usarlos junto con otras cosas para hacer botiquines. Luego estaremos listos para ayudar a alguien que esté herido. Levante la muestra de botiquín que hizo antes de clase. Pregunte: ●¿Cómo podemos usar los pompones de algodón para ayudar a una persona herida? Diga: Podemos usarlos para limpiar las heridas antes de colocar el apósito protector. Pregunte: ●¿Cómo podemos usar las figuras autoadhesivas para ayudar a alguien herido? Diga: Podemos usarlas para alentar a un amigo que esté herido o enfermo. Puedes dar a tu amigo una, y decirle: “Te quiero mucho”. Yo puse algunas figura autoadhesivas en mi bolsa para que se vea linda. También ustedes pueden hacerlo. Después de hacer nuestros botiquines, vamos a buscar un compañero y ponerle una vendita. Ayude a los niños a buscar su compañero. Distribuya los apósitos proLección 10 83

tectores, y luego ayude a los niños a abrir y ponerlos en sus compañeros. Cuando todos hayan colocado un apósito, distribuya las bolsas y ayude a los niños a hacer sus botiquines. Permítales que elijan tres o cuatro apósitos y algunos pompones de algodón. EntréSUGERENCIA gueles varias figuras autoadhesivas para que decoren sus Algunos niños puebolsas. A medida que ellos trabajan, recuérdeles que deden preferir poner ben amar a Dios y a sus prójimos como a ellos mismos. los apósitos proMientras los niños trabajan, forme un “camino peligrotectores sobre sus mismos cuerpos. O so” para la siguiente actividad. Luego ayúdelos a escribir usted puede hacer sus nombres en sus botiquines con el marcador indeleble. que tracen sus Diga: Hicieron un buen trabajo al hacer sus botiquines. manos en un papel Su botiquín les ayudará a recordar nuestra historia bíblica, y coloquen los apósitos en sus tray Amar a Dios y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Vamos a jugar un juego que nos ayudará a recordar la historia de hoy.

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Haga un “camino peligroso” colocando cinco o seis alfombras cuadradas u hojas de papel madera, una silla, dos cuerdas, una mesa cubierta con una sábana o mantel y varias almohadas. Coloque los elementos en el salón de acuerdo al diagrama de abajo.

Reuna a los niños en uno de los extremos del camino, y diga: El hombre en nuestra historia hizo un viaje peligroso. Ustedes simularán hacerlo también. Recuerden que la Biblia dice ama a Dios y ama a tu prójimo como a ti mismo. Pueden llevar a un compañero para que los ayude en caso de que lo necesiten. Ayude a los niños a elegir sus compañeros, luego señale el camino, y
84 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

diga: Imaginemos que este es nuestro camino peligroso. ¡Tengan cuidado con los animales salvajes y los ladrones! Les voy a decir cómo ir por este camino, y luego se turnarán para viajar con sus compañeros. Comience el recorrido para mostrar a los niños lo que tienen que hacer. Cuando pise las primeras alfombras, diga: Estas alfombras son verdaderas piedras. No dejen de pisarlas, o caerán a un río profundo. Suba a la silla, y diga: ¡Esta es una montaña muy, muy grande! ¡Deben seguir subiendo por ella! Cuidado con los lobos. Cuando camine entre las cuerdas, diga: ¡Uh! ¡Oh! Un puente angosto. ¡Tengan cuidado! ¡No se caigan! ¡Abajo hay caimanes! Mientras gatea debajo de la mesa, diga: ¡Encontré un túnel en medio de las montañas! ¡Espero que no haya ladrones adentro! Cuando llegue a las almohadas, diga: Hay más montañas para subir. Son muy altas, tengo que gatear. ¡No quiero caerme! Cuando llegue a las últimas alfombras, diga: ¡Por fin voy a llegar! Aquí hay otras piedras grandes para saltar en un pie. Permita que los niños se turnen para caminar en el camino peligroso con sus compañeros. Permita que otra pareja de niños comience cuando la pareja anterior esté por la mitad del camino. Mientras los niños siguen el recorrido, recuérdeles los obstáculos que necesitan vencer. Si hay tiempo, que los niños vuelvan a hacer el recorrido con otros compañeros. Termine la actividad, diciendo: Se ve que se divirtieron en el camino peligroso. Estoy contenta de que realmente no tuvieron que hacer un viaje peligroso como el hombre en nuestra historia. Recuerden que Jesús dijo que debemos amar a Dios y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Eso es lo que hizo el prójimo bueno en nuestra historia. ¡Vamos a practicar demostrar amor a nuestro prójimo ahora mismo!

5. Actividad especial
(hasta 5 minutos)

Coloque una almohada pequeña, un osito de peluche, un paraguas, una taza, un libro para colorear y crayones en una mesa. Diga: Jesús dijo ama a Dios y ama a tu prójimo como a ti mismo. Aquí tengo unas cosas que podemos usar para demostrar nuestro amor a otros. Imaginen que su mamá está muy cansada. ¿Cómo pueden ayudarla usando alguna de las cosas que hay en la mesa? Ayude a los niños a elegir un elemento y explicar cómo podrían usarlo para ayudar a sus mamás. Por ejemplo, pueden darle una almohada para que descanse o usar una taza para darle agua fría.
Lección 10 85

Continúe con las siguientes situaciones. Después de leer cada una, ayude a los niños a elegir un elemento y expliCon los niños más car cómo lo usarían para ayudar. grandes, extienda ●Tu hermanito está llorando. la actividad distribuyendo las cosas ●Tu hermana mayor está enferma en cama. Tiene sed, y y haciendo que un tu mamá está hablando por teléfono. par de niños repre●Tu abuela te visita, y luego tiene que salir a comprar en senten las situaun día de lluvia. ciones. Para los más pequeños, ha●Tu amigo viene a jugar contigo y quiere colorear una ga que un adulto o figura. adolescente las reDespués de leer todas las situaciones, diga: Puedo decir presente. que están aprendiendo a hacer lo que dijo Jesús: ama a Dios y ama a tu prójimo como a ti mismo. Ahora vamos ayudar mientras hacemos nuestro refrigerio.

SUGERENCIA

6. Refrigerio
(hasta 12 minutos)

Coloque las bolsas de pan en rodajas, los cuchillos de plástico, los bols de manteca de maní, jalea o mermelada y platos de cartón como se muestra arriba. Haga que los niños se laven las manos y se sienten en ambos lados de la mesa. Explique: Dios quiere que ames a Dios y que ames a tu próji86 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

mo como a ti mismo. Vamos a trabajar juntos para hacer nuestro refrigerio de hoy. Vamos a colaborar haciendo sandwiches deliciosos. Recuerden ser buenos prójimos y ayudarse unos a otros. Luego que hagan el sandwich, pásenlo a la persona que está al lado suyo. Asigne a cada niño una tarea específica para que todos SUGERENCIA hagan algo. Por ejemplo, usted puede asignar las siguienSi tiene más de 14 niños, coloque otra tes tareas: mesa. Si tiene me● Sacar las rodajas de pan. nos de siete, com● Untar el pan. bine algunas ta● Colocar otra rodaja de pan arriba. reas. ● Cortar los sandwiches por la mitad. ● Cortar las mitades en dos. ● Colocar las porciones en los platos. Mientras los chicos trabajan, diga que cada niño está haciendo una tarea especial e importante. Felicite a los niños por ser buenos prójimos y ayudarse unos a otros. Cuando haya sandwiches suficientes para todos, haga que se sienten. Mientras distribuya los sandwiches y las tazas de jugo o agua, haga que los niños los vayan pasando hasta que todos estén servidos. Mientras los niños toman el refrigerio, diga: Recuerden que Dios quiere que amen a Dios y amen a su prójimo como a ustedes mismos. ¡Todos hicieron un buen trabajo al ser buenos prójimos y ayudarse unos a otros!

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Dirija a los niños a cantar la canción “Amemos” con la melodía de “Que los cumplas felíz”. Mientras canta, haga las acciones entre paréntesis y anime a los niños a que también las hagan.

Amemos
Dios quiere que lo amemos, (Extienda sus manos al cielo) con todo el corazón (Cruce sus manos sobre su pecho) Dios es amor, (Extienda sus manos hacia los niños) ama siempre a todos por igual. (Abrace a los niños)

Lección 10

87

Después de cantar, termine con una oración similar a esta: “Querido Dios, gracias por ser nuestro amigo y ayudarnos a ser buenos prójimos. Ayúdanos a recordar que debemos ayudar a otros y ser cariñosos. Queremos amar a Dios y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Amén.” Dé a los niños la oportunidad de orar si así lo quieren. Pídales llevar sus botiquines a casa, y anímelos a usarlos para mostrar bondad esta semana.

88

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Perdida y encontrada
(Lucas 15:1-7)
Mensaje de Dios: “El Señor nos ama mucho” (Salmo 117:2a)

J

esús provocó la crítica de los fariseos debido a que los pecadores y cobradores de impuestos eran atraídos por su enseñanza de amor y perdón divino. En vez de decirles que se fueran, Jesús les daba la bienvenida y hasta comía con ellos. En respuesta al ataque de los farisesos, Jesús contó la parábola de la oveja perdida. Y concluyó diciendo que hay más gozo en el cielo cuando un pecador se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse. Los niños enfrentan grandes preocupaciones. Se preocupan de que tal vez estén perdidos como la oveja en la historia de Jesús, de que algo terrible les suceda a sus padres o de que hagan algo tan malo que sus padres dejen de amarlos. Utilice esta lección para enseñar a sus alumnos que Dios cuida de ellos así como el buen pastor cuidó a su oveja, y que no importa lo que hayan hecho, Dios siempre los amará.

89

Preparación
Consiga una Biblia, fotocopias de la hoja de “Perdida y encontrada” (pág. 95), tijeras, pegamento para madera, palitos de helado, marcadores de fibra, una bolsa de papel picado o trozos de cinta de seda, y un vaso de cartón para cada niño. Antes de la clase, corte las ovejas de la fotocopia. Esconda la oveja grande que utilizará durante la historia bíblica. Asegúrese que haya una oveja pequeña para cada niño. Para el refrigerio, consiga polvo para preparar postre instantáneo, leche, rodajas de banana, vasos de cartón y cucharas. Antes de la clase, prepare el postre siguiendo las instrucciones del paquete. Coloque varias rodajas de banana en cada vaso y cúbralas con el postre. Prepare un vaso de postre para cada niño.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Pregunte: ●¿Quién los ama? Diga: Muchas personas los aman - ¡y yo también! Hoy vamos a aprender que El Señor nos ama mucho. Nos divertiremos escuchando una historia bíblica que cuenta cuánto nos ama Dios. Antes de nuestra historia, vamos a aprender una canción acerca del amor de Dios. Cante la siguiente canción, y repítala hasta que los niños la aprendan. Mientras canta, haga las mímicas indicadas entre paréntesis.

Maravilloso amor
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

///El amor de Dios es maravilloso./// Cuan grande es el amor de Dios. (Haga un círculo con los brazos.) Tan alto que no puedo ir arriba de él. (Levante los brazos hacia arriba y empínese.) Tan bajo que no puedo ir debajo de él. (Agáchese.) Tan ancho que no puedo salir fuera de él. (Extienda los brazos hacia los costados.) Cuan grande es el amor de Dios. (Haga un círculo con los brazos)
Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

90

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Abra su Biblia en Lucas 15:1-7, y explique el pasaje a los niños. Diga: Esta es una historia que Jesús contó acerca de un pastor y sus ovejas. Pregunte: ●¿Qué sonido hacen las ovejas? ●¿Quién cuida las ovejas? Diga: Los pastores cuidan muy bien a sus ovejas. Las llevan a aguas frescas y delicados pastos verdes. Se aseguran que los lobos, leones y osos se mantengan lejos. Imaginemos que yo soy el pastor en la historia de Jesús y que ustedes son las ovejas. Haga que los niños gateen por el salón. Un día, un pastor llevó a sus ovejas a una hermosa pradera donde podían comer hierba verde y beber agua fresca de un arroyo. Cuando la noche llegó, el pastor reunió a todas sus ovejas y las contó una por una. Camine por el salón y “apaciente” a los niños. Luego reúnalos en el medio del salón y haga que se sienten. Cuente a cada niño a medida que se una al grupo. Diga: El pastor contó uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez. Y siguió contando hasta noventa y siete, noventa y ocho, noventa y nueve. Y ese fue el último número que contó. Se suponía que tenían que haber cien ovejas. ¡Faltaba una! Pregunte: ●¿Qué creen que hizo el pastor cuando se dio cuenta que faltaba una oveja? Diga: El pastor estaba tan preocupado que dejó a las otras ovejas, y fue a buscar la oveja que se había perdido. ¿Saben una cosa? Hay una oveja perdida en algún lugar de nuestra aula. ¿Me ayudan a encontrarla? Haga que los niños le ayuden a buscar la figura de la oveja. Cuando alguien la encuentre, aplauda junto con los niños. Diga: ¡El pastor se puso muy contento cuando encontró a la pequeña oveja perdida! La levantó, la acarició, y la puso sobre sus hombros. Luego llamó a sus amigos y vecinos, y dijo: “¡Miren! Encontré la oveja que se me había perdido. Vengan a celebrar conmigo”. Así como el pastor amó y cuidó a su oveja, Dios nos ama y nos cuida. El Señor nos ama mucho.

Lección 11

91

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

Entregue a cada niño una figura de la oveja pequeña de la hoja de actividades “Perdida y Encontrada” (pág. 95). Haga que cada niño pegue una “ovejita” en el extremo de un palito de helado. Distribuya los marcadores de fibra e invite a los niños a decorar los palitos, las ovejas y los vasos. Indíqueles que no deben presionar los vasos mientras los colorean. Recorte y descarte la base de cada vaso. Demuestre cómo empujar el títere de oveja por el vaso y manejarlo con la mano dentro del vaso. Diga: Usemos nuestros títeres de oveja para jugar un juego. Escondan sus ovejas dentro del vaso cuando yo diga: La oveja se perdió. SUGERENCIA ¿Dónde puede estar? Para hacer que Ustedes empujen hacia arriba su oveja, y respondan: los escenarios de Encontré mi oveja. los títeres se pa¡Hurra! ¡Viva! rezcan a un campo, use vasos de carJuegue varias veces, permitiendo que diferentes niños tón con dibujos flodigan las dos primeras frases. rales. Haga que los niños dejen sus títeres en un extremo del salón. Luego diga: El Señor nos ama mucho. Dios los ama y promete cuidarlos y protegerlos todo el tiempo. Veamos por qué Dios está siempre con ustedes para ayudarlos.
92 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Diga: Juguemos otro juego. Ustedes serán la oveja perdida, y yo seré el pastor. Voy a cerrar los ojos y contar hasta veinte mientras ustedes se esconden. Luego los buscaré. Pueden ayudarme a encontrarlos, diciendo: “Baa, baa”. Cierre los ojos, cuente hasta veinte, y comience a llamar: SUGERENCIA ¿Dónde estás oveja? A medida que va encontrando a cada Si el día es lindo, niño, haga que lo ayude para buscar a otros niños. Cuanpuede jugar este do haya encontrado a todos los niños, haga que se sienten juego afuera. Indique a los niños en círculo. Pregunte: hasta dónde pue●¿Alguien tuvo miedo cuando jugamos este juego? den ir para escon●¿Alguna vez se perdieron? ¿Cómo se sintieron? derse. ●¿Quién los encontró? Diga: Es bueno saber que si se pierden, su familia los buscarán. Pregunte: ●¿Por qué su familia los buscarían si se perdieran? Diga: Cuando nos perdemos sentimos miedo. ¡Pero tengo buenas noticias! Aunque nos perdamos, Dios sabe muy bien donde estamos. Dios nos guarda y protege todo el tiempo. El Señor nos ama mucho.

5. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Diga: Un buen pastor conoce a todas sus ovejas. Sabe cuál es la oveja juguetona y traviesa, cuál hace el balido más suave y a cuál le gusta estar a su lado. Al igual que el buen pastor, Dios sabe todo de nosotros. Él nos creó a cada uno de nosotros de manera especial. Vamos a celebrar el gran amor de Dios haciendo algo muy divertido. Elija a un niño para que se siente en medio del círculo. Entregue al resto de los niños un puñado de papel picado o trozos de cinta. Haga que tiren el papel picado al niño que está en el medio y digan: “El Señor te ama mucho”. Elija a otro niño para sentarse en el medio mientras el resto de los niños levanta el papel picado. Continúe hasta que a todos los niños se les haya arrojado el papel picado. Luego haga que los niños lo ayuden a tirar a la basura el papel picado. Mientras lo hacen, dígales que aunque Dios nos hizo a cada uno de nosotros diferentes y especiales, Él nos ama por igual.
Lección 11 93

6. Refrigerio
(hasta 10 minutos)

Diga: ¡Gracias por ayudarme a levantar todo el papel picado! ¡Ahora tengo un regalo especial para ustedes! Entregue a cada niño un vaso de postre y una cuchara, y diga: Tal vez haya algo escondido en el fondo de nuestro postre. Tendrán que buscarlo cuidadosamente, así como el pastor en nuestra historia buscó su oveja perdida. Mientras los niños comen, haga preguntas, como: “¿En qué se parece Dios a un buen pastor?” o “¿Quién puede contarme una situación específica en la que Dios los protegió?” Diga: Porque El Señor nos ama mucho, Él siempre nos está guardando y protegiendo. Agradezcamos a Dios por amarnos tanto.

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Dé a los niños sus títeres y vasos. Diga: Mientras agradecemos a Dios por su amor, levantemos nuestros títeres de oveja. Ore: Dios te agradecemos por amarnos. La Biblia nos dice que tú nos amas de la manera que un pastor ama a sus ovejas. Tú te encargas de darnos comida y bebida en abundancia. Nos guardas y proteges todo el tiempo. Gracias por ser nuestro Buen Pastor. Amén. Anime a los niños a usar sus títeres para contar la historia bíblica en sus casas.
94 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Perdida y encontrada

Se concede permiso para copiar o fotocopiar esta hoja de actividades para uso de la iglesia local.

©Copyright Editorial Dinámica - www.EditorialDinamica.com

Lección 11

95

Un gran picnic
(Juan 6:1-14)
Mensaje de Dios: “Pueden hacer muchas cosas buenas con la ayuda de Jesús” (Filipenses 1:11a) ué emocionante debe haber sido para el niño que ofreció su almuerzo verlo milagrosamente multiplicado para alimentar a miles de personas! Aunque el almuerzo era totalmente inadecuado para suplir la necesidad, Jesús premió la fe del niño. Y ¡viva Andrés!, el discípulo que vio el potencial que había en el pequeño regalo del niño y que lo trajo a Jesús. A los preescolares les fascinan que valoremos sus esfuerzos. Expresiones, como: “¡Qué niño inteligente!” o “¡Qué niña obediente!” siempre los hacen sonreir. Sus niños disfrutarán de la historia de hoy de cómo un niño ayudó a Jesús cuando los adultos no pudieron hacerlo. Use esta historia para enseñarles que, aunque son niños, ¡Dios tiene planes importantes para ellos!

¡Q

96

Preparación
Consiga una Biblia, pan, una bolsa de mercado, una cesta con galletas saladas, periódicos, mandiles para pintar (delantales, pintorcitos), hojas grandes de papel grueso blanco, pintura al temple (témperas), pinceles, una sábana o mantel, un artefacto eléctrico para hacer palomitas (rosetas) de maíz, granos de maíz pisingallo (canguil) y aceite (si es necesario). Antes de la clase, meta el pan en la bolsa de mercado. Para el refrigerio, consiga un bol grande, una cuchara de madera, cereales, pepitas de chocolate, pasas de uva, grisines y golosinas pequeñas de merengue o galletas dulces. También necesitará un vaso de cartón para cada niño. Antes de la clase, llene cada vaso con uno de los elementos mencionados.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Diga: Hoy vamos aprender sobre un niño que compartió su almuerzo con Jesús. Pregunte: ●¿Cuándo compartieron algo con un amigo? ●¿Cómo se sintió su amigo con quien compartieron? Diga: Es bueno compartir las cosas con otros. Compartir no siempre es fácil, pero con la ayuda de Jesús, podemos hacerlo. Él siempre nos ayudará a hacer cosas buenas. Cante la siguiente canción con la melodía de “El Elefante Trompita”. Repítala hasta que los niños la aprendan.

Hagamos buenas obras
Hagamos buenas obras. Porque a Jesús le gusta. Hagamos buenas obras, contando con su ayuda Un día un niño trajo, dos peces y unos panes. Jesús oró a Dios, y un millar sació su hambre.
Lección 12
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

97

Diga: Escuchemos la historia de un niño que hizo una buena obra cuando compartió su almuerzo con Jesús.

2. La historia bíblica
(hasta 8 minutos) Reúna a los niños y haga que se sienten. Coloque cerca suyo la cesta con galletas y la bolsa de mercado fuera de la vista de los niños. Abra su Biblia en Juan 6, y comience diciendo: Un día, Jesús estaba enseñando a una gran multitud de personas. Pregunte: ●¿Alguna vez han estado en una multitud? ¿Dónde? Continúe: La Biblia nos dice que más de cinco mil personas estaban escuchando a Jesús. ¡Eso es mucha gente! Contemos juntos de mil en mil. Mil, dos mil, tres mil, cuatro mil, cinco mil. ¡Muy bien! Todas esas personas habían estado escuchando a Jesús enseñar todo el día. Estaban cansadas y hambrientas. Muéstrenme cómo se ven cuando se cansan y tienen hambre. Jesús preguntó a sus amigos: “¿Dónde podemos comprar comida suficiente para todas estas personas?” Su amigo Felipe le respondió: “Tendríamos que trabajar todo un mes para comprar suficiente pan para esta multitud - ¡y sólo recibirían un pedazo pequeño!” Andrés, otro amigo de Jesús, dijo: “Aquí hay un niño que tiene cinco panes y dos pescados. Pero no es suficiente para alimentar a todas las personas”. Muestre a los niños la cesta con galletas, luego continúe: El almuerzo del niño habrá sido del tamaño de esta cesta. ¿Esto es suficiente para alimentar a todas las personas de la iglesia? No. Y el almuerzo del niño tampoco era suficiente para alimentar a cinco mil personas. Pero el niño debe haberse sorprendido mucho al ver lo que Jesús hizo con su almuerzo. Jesús tomó el almuerzo, dio gracias a Dios por él, y luego comenzó a repartir los panes y los pescados. Mientras pasa las galletas a los niños, diga: ¿Y saben qué? Mientras Jesús repartía el almuerzo, ¡sucedió algo muy especial! Saque el pan de la bolsa, parta el pan en pedazos, y repártalos. ¡Los panes y los pescados nunca se terminaron! En realidad, sobraron doce canastas de pan. Yo traje un pan para asegurarme que todos coman, ¡pero Jesús no tenía otra cosa para dar! ¡Solamente tenía el almuerzo del niño! Cuanto más daba, más tenía para dar. Todas las personas comieron hasta quedar satisfechas. ¡Fue un milagro! Coloque a un lado el pan sobrante, y diga: Piensen cómo se habrán
98 Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

sentido las personas ese día. Estaban tan hambrientas que sus estómagos hacían ruido, y luego Jesús les dio todo el alimento que querían. Pregunte: ●¿Qué cosa importante hizo el niño en nuestra historia? ●¿Qué hubiera sucedido si no compartía su almuerzo? Diga: ¡Jesús usó el almuerzo de un niño para alimentar a cinco mil personas! ¡Eso fue increíble! Y yo sé otra cosa importante –Jesús puede usarlos para hacer buenas cosas, así como lo hizo con el niño en nuestra historia. Pregunte: ●¿Cuáles son algunas de las cosas buenas que pueden hacer? Puede sugerirles respuestas, como compartir los juguetes, abrazar, jugar con el hermano o hermana menor, o ayudar a poner la mesa. Luego diga: ¡Muy buenas ideas! Aunque sean niños, ustedes pueden hacer cosas importantes para Dios. Recuerden que pueden hacer muchas cosas buenas con la ayuda de Jesús.

3. Manualidad
(hasta 10 minutos)

SUGERENCIA
Cubra una mesa con periódicos. Dé a cada niño una hoja de papel grueso blanco. Distribuya los recipientes de pintura y los pinceles, luego ayude a los niños a doblar los papeles por la mitad. Doble su propia hoja por la mitad, ábrala, y pinte “manchas” en una mitad del papel.
Si su iglesia no tiene mandiles para pintar, usted puede hacerlos haciendo orificios para la cabeza y los brazos en bolsas de mercado.

Lección 12

99

Diga: Dios nos creó a cada uno de nosotros en forma especial. Doble la hoja y presione las mitades juntas. Cuando Si usa pintura al damos lo que tenemos a Jesús, Él lo convierte en algo estemple en polvo, pecial. haga la pintura más espesa. Esto Abra el papel para mostrar a los niños cómo quedó la hará que el dibujo otra mitad. Diga: ¿Miren cuán diferente quedó mi dibujo quede más definiahora? Jesús puede tomar las cosas pequeñas que hacemos do. y convertirlas en algo especial. Por eso podemos hacer muchas cosas buenas con la ayuda de Jesús. ¡Ahora me gustaría ver sus dibujos! Haga que los niños se pongan los mandiles. Permítales que pinten en sus papeles, luego que los doblen y presionen. Coloque a un lado los papeles para que se sequen.

SUGERENCIA

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Extienda una sábana o mantel en el piso, y haga que los niños se sienten en los bordes. Coloque el artefacto para hacer palomitas de maíz en el medio de la sábana, y conéctelo. Mientras calienta, levante algunos granos de maíz y pregunte: ●¿Alguien sabe qué es esto? ●¿Tendrá buen sabor si lo comemos? Diga: Los granos de maíz son muy duros - si tratamos de SUGERENCIA comerlos, dañarían nuestros dientes. Pero cuando estos graSi usa aceite, no nos se convierten en palomitas de maíz, se vuelven caliencaliente el recipien- tes y deliciosos. te hasta después Haga que cada niño coloque algunos granos de maíz en que los niños hael artefacto. Mientras espera que el maíz salte, diga: El niño yan colocado dentro los granos de en nuestra historia dio a Jesús su almuerzo –como un puñamaíz. Así nadie se do de granos de maíz. Luego Jesús lo transformó en algo quemará si el aceiasombroso, ¡cómo está sucediendo ahora con los granos de te salpica. maíz! Jesús puede tomar las cosas buenas que hacemos y transformarlas en cosas mejores. Dirija a los niños a aplaudir y decir: “¡Viva Jesús!” mientras que el maíz chasquea. Permítales comer mientras coloca el artefacto fuera del alcance de ellos. Recuérdeles que pueden hacer muchas cosas buenas con la ayuda de Jesús.

100

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

5. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Haga que los chicos gateen en grupo. Diga: Voy a taparlos con esta sábana grande y hacer que se vean como un pan grande. Cuando diga: “Alimenten a la multitud”, ustedes saldrán gateando por debajo de la sábana. Cuando todos estén afuera, levantaré la sábana, y diré: “¡Más pan!” Y regresarán gateando por debajo de la sábana. Después de jugar dos o tres veces, haga que los niños se sienten en la sábana y respiren hondo tres veces. Diga: Jesús comenzó con un poco de pan, ¡y con ello alimentó a toda una multitud! Todo comenzó con el almuerzo de un niño. Jesús puede usar a niños como ustedes para hacer cosas grandes. Recuerden, ustedes pueden hacer muchas cosas buenas con la ayuda de Jesús.

6. Refrigerio
(hasta 10 minutos)

Coloque el bol grande en una mesa. Reúna a los niños alrededor suyo. Dé a cada uno un vaso conteniendo los elementos mencionados en la preparación. Indíqueles que no coman todavía. Pregunte: ●¿Lo que hay en tu vaso es suficiente para alimentar a todos los que están en la clase?
Lección 12 101

●Mira lo que hay en el vaso del que está a tu lado. ¿Es diferente al tuyo, o es igual? ●¿Te gustaría comer lo que tiene? Señale el bol, y diga: Recuerden, Dios quiere que hagamos muchas cosas buenas con la ayuda de Jesús. Echemos lo que hay en nuestros vasos en este bol grande. ¡Vamos a mezclar y compartir un poco de todo! Después que los niños hayan echado el contenido de los vasos, haga que se turnen para revolver la mezcla con la cuchara de madera. Haga que cada niño saque un poco de la mezcla con un vaso y se lo dé a otro. Cuando todos hayan sido servidos, pida a un voluntario que agradezca por el refrigerio. Luego invítelos a comer.

7. Cierre
(hasta 7 minutos)

Haga que los niños se sienten en círculo en el piso. Diga: Aunque ustedes son niños, yo sé que pueden hacer buenas cosas para Jesús. Si ustedes lo creen, aplaudan, y digan: “¡Hurra!” Camine por detrás de los niños, y toque la cabeza de un niño. Diga: Cuando toque tu cabeza y diga: “(Nombre del niño) es un niño”, te pondrás de pie, y dirás: “¡Haré cosas buenas para Jesús!” Intentémoslo. Repita la frase, y permita que un niño se ponga de pie y responda. Luego camine alrededor del círculo, y toque la cabeza de cada niño. Si algunos niños son muy tímidos, haga que todos digan: “Él (o ella) hará cosas buenas para Jesús”. Después que todos hayan participado, termine con la siguiente oración: “Gracias Dios, porque tú puedes usar a estos niños maravillosos aún cuando son tan pequeños. Ayúdanos a hacer muchas cosas buenas con la ayuda de Jesús. Por favor, muéstranos las cosas buenas que podemos hacer esta semana. Amén”. Pida a los niños llevar sus dibujos a casa.

102

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

¡Volvió a vivir!
(Marcos 15:12-39; 16:1-13)
Mensaje de Dios: “¡Jesús está vivo, ha resucitado!” (Mateo 28:7a)

P

ara pagar por los pecados del mundo, Jesús sufrió voluntariamente una cruel ejecución reservada normalmente para los peores criminales. Esta es una historia triste y terrible para los niños. Es importante ayudarles a entender que Jesús murió por nosotros porque nos ama y que volvió a vivir a los tres días porque Él es más poderoso que cualquier otra persona o cosa. Los preescolares saben lo que significa hacer algo malo. Ellos toman decisiones todos los días, como obedecer o no, ser bondadosos o no, o ser generosos o egoístas. En esta lección, los niños escucharán que Jesús murió para que seamos perdonados por las cosas malas que hacemos. Aprenderán que Jesús resucitó para que podamos vivir con Él en el cielo algún día. Utilice esta lección para ayudarlos a descubrir que Jesús está vivo.

103

Preparación
Consiga una Biblia, mandiles para pintar (delantales, pintorcitos), papel madera, un molde para torta de 20cm por 30cm, vasos con pintura al temple (témpera) y un vaso de agua, una pelota de golf o similar, un marcador de fibra, cucharas de plástico, una bolsa de mercado y dos globos del mismo tamaño y color (uno de ellos inflado con gas helio). Antes de la clase, ate un piolín (hilo) a cada globo, y SUGERENCIA luego colóquelos dentro de la bolsa. También necesitará Para agregar un un globo o serpentina (rollo de papel arrollado) de papel toque de fiesta, crepé para cada niño, periódicos viejos y cinta adhesiva. traiga un ramo de Para el refrigerio, necesitará chocolate, leche, vasos de globos, y átelos a cartón, cucharas de plástico y un bol de golosinas de maluna silla. Haga que haya un globo para vavisco o trocitos de manzana.
cada niño, y que los piolines sean largos para que pueda alcanzarlos cuando los globos lleguen al techo. Úselos en el cierre de la lección.

La lección
1. Comencemos a cantar
(hasta 5 minutos)

Diga: Hoy estoy muy contenta porque les voy a contar la historia más hermosa de toda la Biblia. Haga que los niños adivinen de qué historia está hablando. Luego diga: Hoy vamos a aprender lo que sucedió en la primera Pascua. Para prepararnos para la historia, ¡aprendamos una nueva canción! Cante la siguiente canción. Repítala hasta que los niños la aprendan.

Celebrad
////Celebrad a Cristo, Celebrad//// Resucitó, resucitó Y Él vive para siempre Resucitó, resucitó Vamos a celebrar Resucitó el Señor.
Si no conoce esta melodía o si desea extender el tiempo de canto, continúe con otras canciones relacionadas con el tema.

Diga: ¡ Jesús está vivo, ha resucitado! ¡Y eso es motivo para festejar! Podemos estar felices porque Jesús está vivo hoy. Ahora escuchemos cómo Jesús murió y volvió a vivir. ¡Resucitar significa volver a vivir!
104

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

2. La historia bíblica
(hasta 10 minutos)

Reúna a los niños alrededor suyo. Si ató el ramo de globos a una silla, siéntese en ella mientras cuenta la historia. Abra su Biblia en Marcos, capítulos 15 y 16. Diga: Jesús había recorrido muchos lugares, enseñando a la gente del amor de Dios. Les pidió que dejaran de hacer cosas malas y comenzaran a hacer lo que Dios quería que hicieran. ¿Cuáles son algunas de las cosas que Dios quiere que hagamos? Algunas personas eran malas y egoístas. Estaban enojadas de que tanta gente seguía a Jesús y creía en Él. Querían deshacerse de Jesús, entonces enviaron soldados para ponerlo preso. Los líderes llevaron a Jesús al gobernador, y dijeron: “Este hombre es malo - debe ser asesinado”. El gobernador se llamaba Pilato. Tenía que decidir si Jesús había hecho algo malo. Luego de hacerle a Jesús muchas preguntas, descubrió que no había hecho nada malo. Pilato preguntó a la gente si Jesús debía ser puesto en libertad. “¡No!” la gente gritó. Pilato sabía que Jesús no había hecho nada malo, pero tenía miedo porque la gente estaba enojada. Entonces dijo a los soldados que llevaran y crucificarán a Jesús, es decir, que lo pusieran en una cruz. Pronto Jesús murió. Sus amigos y discípulos estaban muy, muy tristes. Sabían que Jesús no había hecho nada malo y no merecía morir. Un amigo puso el cuerpo de Jesús en una tumba y taparon la entrada con una piedra grande y pesada. Tres días después, tres mujeres fueron a la tumba para perfumar el cuerpo de Jesús. Mientras iban, se decían unas a otras: “¿Cómo quitaremos la piedra de la entrada? ¿Cómo entraremos?” Pero al llegar, ¡la piedra ya no estaba en su lugar! Un ángel vestido con una larga ropa blanca resplandeciente, les dijo: “No se asusten. Yo sé que están buscando a Jesús. Él ha resucitado. No está aquí. Vayan, y cuéntenlo a sus discípulos”. Las mujeres fueron corriendo a decir a los otros amigos de Jesús que Él estaba vivo. ¿Y saben qué? ¡Jesús vive hoy! Él siempre está con nosotros. Digamos: “¡Viva Jesús!” Dirija a los niños a decirlo, luego pregunte: ●¿Cómo se hubieran sentido si hubieran visto un ángel? ●¿Qué creen que los amigos de Jesús dijeron cuando se enteraron de que Jesús estaba vivo? Saque los globos de la bolsa. Sosténgalos por sus nudos, y diga: Jesús está vivo, ha resucitado!, ¡por eso he traido algunos globos para festejar!
Lección 13 105

¿Qué creen que sucederá si suelto estos globos? Permita que los niños respondan, luego suelte ambos globos. Señale el globo inflado con gas, y diga: Ese globo llegó hasta el techo porque es diferente. Está lleno de gas, y eso hace que flote en el aire. Jesús también es diferente. Como Él es el hijo de Dios, es lo suficientemente poderoso para resucitar. Al igual que el globo que subió hasta el techo, Jesús volvió a vivir, y luego subió al cielo para estar con Dios. Si confiamos en Jesús, viviremos con Él en el cielo algún día también. Hagamos una manualidad para recordar esta historia especial.

3. Manualidad
(hasta 7 minutos)

Cubra una mesa con periódicos viejos. Distribuya los vasos de pintura y el vaso de agua, las cucharas de plástico, el molde de torta, un marcador de fibra y papel madera. Ayude a los niños a SUGERENCIA ponerse sus mandiles. Si su iglesia no tieDiga: Cuando las mujeres fueron a la tumba de Jesús, ne mandiles para descubrieron que la piedra no estaba en su lugar, y que Jepintar, usted puede hacerlos hacien- sús estaba vivo. Vamos a hacer dibujos especiales para ayudo orificios para la darnos a recordar que Jesús está vivo, que ha resucitacabeza y los brado. zos en bolsas de Levante la pelotita. Diga: Esta pelota será nuestra “piemercado. dra”. Nos vamos a turnar para mojar la pelota en la pintura y hacerla rodar creando lindos dibujos en el papel. Cada uno mojará y

106

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

hará rodar la pelota cinco veces. Mientras esperan sus turnos, pueden decir lo siguiente: Una vuelta, Dos vueltas, Tres, cuatro, cinco. ¡Jesús está vivo! Practiquemos una vez más. Dirija a los niños a decirlo, luego coloque una hoja de papel dentro del molde de torta. Muestre a los niños cómo mojar la pelota en uno de los vasos de pintura, luego hágala rodar en el molde de un lado hacia el otro. Señale los lindos dibujos que se forman al hacer rodar la pelota. Enjuague la pelota en el vaso de agua, mójelo con otro color de pintura, y hágala rodar sobre el papel nuevamente. Permita que cada niño moje y haga rodar la pelota cinco veces, asegurándose que la enjuague entre cada color, mientras dirije al resto de los niños a decir las frases arriba mencionadas. Ayude a los niños a escribir con el marcador sus nombres en sus hojas. Deje las hojas a un lado para que la pintura se seque.

4. Actividad especial
(hasta 10 minutos)

Diga: ¡Hicieron lindos dibujos con la pelota! Ahora haremos un juego para recordarnos que Jesús está vivo, que ha resucitado. Caminen agachados por el salón. Yo voy a caminar y cantar la canción que aprendimos hoy. Cuando los toque en su cabeza, saltarán, se tomarán de mi mano y cantarán conmigo la canción. Luego tocaremos a alguien más, y esa persona se unirá a nosotros. Cuando escuchen las palabras “¡Resucitó el Señor!” salten muy alto, y digan, “¡Sí!” Camine o salte por el salón y toque la cabeza de los niños mientras canta la canción “Celebrad”.

Celebrad
Celebrad a Cristo, Celebrad (toque la cabeza de un niño) Celebrad a Cristo, Celebrad (toque la cabeza de otro niño) Celebrad a Cristo, Celebrad (toque la cabeza de otro niño) Celebrad a Cristo, Celebrad. (Toque la cabeza de otro niño.)
Lección 13 107

Repita la primera parte de la canción hasta que todos se tomen de las manos y estén cantando con usted. Luego formen un círculo, y caminen mientras cantan juntos la segunda parte. Resucitó, resucitó Y Él vive para siempre Resucitó, resucitó Vamos a celebrar Resucitó el Señor. (Salten, y digan: “¡Sí!”)

5. Actividad especial
SUGERENCIA
Tenga a mano una toalla o manopla húmeda para limpiar la tinta de papel de las manos de los niños.

(hasta 12 minutos)

Diga: ¡Ese fue un juego divertido! ¿Quién está listo para jugar otro? Dé a cada niño una o dos hojas de periódico. Muestre a los niños cómo arrugar el papel hasta formar una pelota grande. Ayúdelos a hacerla colocando cinta adhesiva alrededor de las pelotas de papel para evitar que se deshagan. Diga: Supongamos que estas pelotas de papel son piedras como la que estaba delante de la tumba de Jesús. Haga que todos se coloquen de pie en un lado del salón. Diga: Coloquen la piedra en el piso delante de ustedes. Cuando diga: “¡Jesús está vivo, ha resucitado!” usen sus pies para rodar su piedra hacia el otro lado del salón. Luego regresen a este lado. ¿Listos? ¡Jesús está vivo, ha resucitado! Cuando los niños hayan movido sus piedras de un lado a otro del salón y regresado, pregunte: ●¿Quién quiere decirme otra forma de mover la piedra? Los niños pueden sugerir empujar la piedra con la nariz, hacerla rodar con la mano o cargarla saltando en un pie. Después que varios niños hayan dicho sus respuestas, diga: “Jesús está vivo, ha resucitado!” Después de varias rondas, diga: Ahora dejemos nuestras piedras a un lado y tomemos un rico refresco.

108

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

6. Refrigerio
(hasta 7 minutos)

Entregue a cada niño un vaso de chocolate con leche y una cuchara de plástico. Coloque el bol de golosinas de malvavisco o trocitos de manzana en la mesa (¡o lo que tenga que sea comestible y flote!). Levante un vaso, y diga: ¿Qué sucedería si coloco una golosina de malvavisco (o un trocito de manzana) en mi vaso de leche? Permita que los niños respondan. Luego colóquela en su vaso, y diga: ¿Ven? La golosina (o el trocito de manzana) subió a la superficie. Aunque la empuje con la cuchara, siempre subirá. Esto me recuerda que Jesús no se quedó en la tumba. ¡Jesús está vivo, ha resucitado! Permita que los niños echen las golosinas (o el trocito de manzana) en su vaso. Anímelos a empujarlas hacia abajo con sus cucharas y verlas que flotan en la superficie. Luego disfruten el refrigerio.

7. Cierre
(hasta 5 minutos)

Si trajo suficientes globos de gas para que cada niño tenga uno, levante los globos, y diga: “Tengo un globo para cada uno de ustedes para llevar a casa. Pero primero repitamos el mensaje de Dios para nosotros. Cuando les dé un globo, digan: “Jesús ha resucitado”. Cuando cada niño tenga su globo, diga: ¡Lo hicieron muy bien! Ahora
Lección 13 109

digámoslo todos juntos y dejemos que nuestros globos floten hasta el techo para recordarnos que Jesús resucitó. Si no trajo globos Luego vamos a orar. Luego voy a agarrar los globos y se de gas, dé a los nilos ataré en sus muñecas. ños globos comunes o serpentinas Hágalos decir: ¡Jesús está vivo, ha resucitado!, miende papel crepé. Hatras sueltan sus globos. Haga que los niños miren sus gloga que los niños bos mientras usted ora: Querido Dios, te agradecemos por agiten los globos o enviar a Jesús a morir en la cruz por nosotros. Los globos serpentinas mientras cantan “Celebrillantes de colores nos recuerdan cuán alegres estamos brad”. Luego termique Jesús resucitó y esté vivo hoy. Ayúdanos a seguir a Jene con una oración. sús esta semana. Amén. Ate los globos a las muñecas de los niños a medida que vayan saliendo. Pídales que lleven a casa las hojas que pintaron.

SUGERENCIA

110

Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas

Para ver más recursos en esta categoría haga CLIC AQUÍ

Despensa de Recursos Educativos

DE.R.ED

Para descargar o imprimir todos los recursos para usarlos en clase, SUSCRÍBASE AQUÍ

acias! ¡Gr

Deseamos de esta manera expresarle nuestro más profundo agradecimiento por su dedicado interés en el Ministerio de Niños. Enseñar a los niños la Palabra de Dios es un ministerio maravilloso, lleno de aventuras y descubrimientos, pero también de grandes desafíos para los maestros. Dios le ha concedido a Usted un hermoso grupo de estas fascinantes “personitas” para que, en colaboración directa con el Creador, pueda brindarles todo el amor que ellos necesitan. Y aunque al término de cada lección, los maestros se sienten agotados físicamente, queda en sus corazones esa sensación a “doble bendición” imposible de describir con palabras humanas. ¿No es así?

Por eso, ¡gracias! por miles de maestros como Usted, que dedican gran parte de su tiempo y de su vida a llevar a los más pequeños el mensaje de la Biblia: ¡un mensaje que desarrollará la fe de sus niños, y les ayudará a crecer más cerca de Dios! En Editorial Dinámica, estamos comprometidos con el desarrollo de recursos para el Ministerio de Niños, y seguimos avanzando mientras contestamos la pregunta “¿Que haría Jesús hoy si tuviera que enseñar a los niños?”. Una vez más, ¡Gracias, de todo corazón! Sus amigos y colaboradores de Editorial Dinámica

Nuevos Recursos
EDITORIAL
www.editorialdinamica.com

D

¡Para el Ministerio de Niños!
CORTA Y CUENTA HISTORIAS BÍBLICAS PARA RECORTAR Y CONTAR
Formato: Manual, 20x28cms. Páginas: 114 Contenido: 40 Historias Bíblicas para recortar y contar. Ideal para: preescolares y principiantes (2 a 6 años). Los más grandes pueden ayudar.

Pídalo en su librería

Sus niños mirarán asombrados cómo las historias bíblicas literalmente se “despliegan” ante sus propios ojos. Cada historia bíblica viene con un modelo para que usted doble y recorte a medida que cuenta la historia. Las partes claves de la historia están en las figuras que usted va creando, como... ● la serpiente, el árbol, y la fruta del Jardín del Edén (Génesis 3); ● Sansón y su pelo –que usted corta (Jueces 16); ● la hija de Jairo, que se sienta en la cama (Marcos 5:21-43); ● los peces, de la vez que Jesús alimentó a 5.000 personas (Juan 6:113); ...¡Y 36 historias más del Antiguo y Nuevo Testamento! Además, las preguntas de opinión sobre la historia permiten integrar a los niños al relato: haciendo que los más pequeños participen ayudándole a contar la historia si ya la conocen, o haciendo que los más grandes le ayuden cortando y plegando los modelos. ¡Póngale vida a sus narraciones... con Historias Bíblicas para Recortar y Contar!

MARAVILLOSAS HISTORIAS DEL GÉNESIS
Formato: Manual, 20x28cms. Páginas: 107 Contenido: 13 lecciones completas sobre el libro de Génesis Ideal para: Niños de 8 años en adelante

Enséñele a sus niños los primeros héroes de la Biblia, hombres y mujeres con un mensaje conmovedor para los chicos. Estas lecciones bíblicas, incluyen: Instrucciones para el maestro, actividades manuales, dramatizaciones, oraciones y juegos creativos. ¡Luego de la primer lección, sus niños van a querer volver por más!
Pídalo en su librería

AYUDANDO A LOS NIÑOS A VIVIR COMO JESÚS
Formato: Manual, 20x28cms. Páginas: 104 Contenido: 13 lecciones completas basadas en la vida de Cristo Ideal para: Niños de 7 años en adelante

¡Conocer a Jesús, es amarle! Estas 13 lecciones completas e inolvidables, presentan la vida de Jesús desde su nacimiento hasta su resurrección, en un estilo de aprendizaje activo y muy divertido.
Pídalo en su librería

SUPER ESPECIALES AVENTURAS BÍBLICAS
Formato: Manual, 20x28cms. Páginas: 132 Contenido: 17 lecciones completas Ideal para: Niños de 10 años en adelante

Pídalo en su librería

¡Segunda Edición!
150 MEJORES IDEAS PARA EL MINISTERIO DE NIÑOS
Formato: Manual, 20x28cms. Páginas: 116 Contenido: más de 150 mejores ideas Ideal para: Niños de todas las edades

¡Lleve a sus niños hacia increíbles aventuras bíblicas con este asombroso libro creativo! Los niños explorarán los tesoros de la Biblia a través de cinco “viajes” y 17 aventuras inolvidables... descubriendo verdades bíblicas y divirtiéndose con dramatizaciones, juegos y otras sorpresas que aparecerán en el camino.

¡Lo mejor de lo mejor! más de 150 ideas exitosas que han sido testeadas y aprobadas por maestros de todas partes. Con juegos divertidísimos, manualidades asombrosas y actividades para cada estación del año que hacen de cada reunión un día especial. Usted encontrará ideas para juegos participativos, devocionales dinámicos, manualidades muy creativas, y actividades para pequeños grupos. ¡Sumérjase en las páginas de estas actividades de aprendizaje activo, y usted se diviértirá tanto como sus niños!

Pídalo en su librería

www.EditorialDinamica.com

¡Educación cristiana dinámica, que no admite el aburrimiento!

¡Más Recursos de Editorial Dinámica para un Ministerio Efectivo!

¡Nuevo! 6 a 12 años

servir a los Con estas actividades gigantes, grandísimasdemás será tan sencillo como contar 1,2,3. Personajes bíblicos e historias colosales. Manualidades y ayudas para contar historias. Enormes juegos de mesa con divertidos tableros y proyectos de servicio. Estas son sólo algunas de las actividades que les brindará a sus niños una diversión creativa y un aprendizaje bíblico ¡que recordarán por el resto de su vidas! En este libro encontrará 34 actividades sorprendentes que atraparán la atención incluso a los niños difíciles de motivar, porque estas colosales actividades ¡son demasiado grandes y demasiado divertidas como para ignorarlas!

Pero esto es diversión con un objetivo:

34

Proyectos completos, fáciles y divertidos!

1. Prepare los materiales 2. Organice las actividades 3. ¡A trabajar y a divertirse!

cada proyecto de servicio, centrado en la Biblia, permite que los niños compartan sus dones y talentos creativos con los demás, ya sea en la iglesia o en la comunidad. En primer lugar, los niños aprenden una verdad importante de la Biblia. Luego, entre todos construyen un proyecto. Más tarde, los niños presentan con orgullo su obsequio a los demás... ¡un obsequio hecho con sus propias manos! Con Ideas y Juegos Gigantes para el Ministerio de Niños, sus niños descubrirán el gozo de servir a los demás y a Dios, aprenderán verdades importantes de la Biblia, entablarán amistades y crearán una comunidad participativa en el aula, aumentarán la cooperación y la comunicación entre ellos ¡Expresarán su amor a Dios en grandes maneras! Las actividades vienen completas con instrucciones sencillas y fáciles para que sus niños puedan crear y servir de inmediato.

ministerio de niños

REVISTA

¡Envíanos tu email para recibir la revista electrónica GRATUITA de Ministerio de Niños! ¡Muy útil para tus clases! Escribe a:

info@editorialdinamica.com
(escribe: Enviar Revista Ministerio de Niños)

EXPANDA
la fe y la creatividad

de sus NIÑOS!
La sonrisa de un niño no tiene precio
¿Observó alguna vez la sonrisa que surge del rostro de un niño, al enseñar a todos su creación? ¡Ese momento lo recordará toda su vida, juntamente con el mensaje que usted le haya enseñado! Con elementos tan sencillos como papel, lápices de colores, tijera, cinta adhesiva, mucha creatividad y amor, usted puede hacer que sus pequeñitos crezcan más cerca de Dios! Estos recursos fueron preparados por maestros como usted que aman a los niños y viven para comunicarles el mensaje del amor de Dios en la forma más creativa posible, para que esa sonrisa sea gloriosa!!!

¡Pídalos en su librería amiga!

¡Best Seller!
2 a 4 años Manualidades Bíblicas ¡y Mucho Más!

¡Best Seller!
6 a 12 años (Volúmen 1 y 2) Divertidas Artesanías para Niños

www.editorialdinamica.com

¡Historias Bíblicas para Recortar y Contar!

historias
Preparación
Necesitará tijeras, una hoja de cartulina amarilla, cinta adhesiva transparente, y un lápiz.

2 a 12 años

La bondad de Rut
La Historia
¿Alguna vez se mudaron con su familia a otra casa? Deje que los niños respondan. Había una vez, una mujer anciana llamada Noemí. Ella iba a mudarse sola a otro país. Pero había en su familia una mujer joven llamada Rut, que era su nuera. Ella le dijo: “Iré contigo, así no estarás sola”. Entonces, Noemí y Rut se mudaron a Belén. Enrolle la cartulina y péguela en forma de tubo. Rut y Noemí no tenían trabajo como para ganar dinero y comprar comida. ¿Cómo podían ellas conseguir comida para comer? Deje que los niños respondan. Rut tuvo una idea. Comience a recortar tiras en la parte de arriba del tubo, como se muestra. Rut dijo: “Déjame ir al campo donde los labradores están arrancando las espigas de cereal. Yo recogeré las espigas que queden sobre la tierra”. Usando un lápiz, enrosque hacia abajo algunas tiras. Con cuidado tire el lápiz hacia abajo, para hacer tiras curvadas alrededor del tubo. Entonces, Rut fue a los campos de trigo. Ella levantaba las espigas que los trabajadores dejaban atrás. ¿Qué piensan que hacía ella con el trigo? ¿A ustedes les parece que Noemí estaba contenta por mudarse con Rut? Deje que los niños respondan.

¡Best Seller!

El dueño del campo vio a Rut recogiendo las espigas que sobraban. Les dijo a sus trabajadores que dejaran caer algunas espigas a propósito. ¿Por qué les parece que hizo esto? Deje que los niños respondan. El dueño del campo quería darle a Rut más cereales buenos para que recogiera. Arranque algunas de las tiras y déjelas caer. Los trabajadores hicieron lo que el dueño del campo les había dicho. Dejaron caer más cereales para que Rut pudiera recoger y llevar a su casa. Rut fue buena por trabajar tan duro para ayudar a Noemí. Y el dueño del campo fue bueno por dejar más cereales para que Rut se los llevara a su casa. ¿Pueden pensar en cosas que ustedes podrían hacer para ser buenos con la gente? Deje que los niños respondan.

Tomado del libro:

Corta y Cuenta
Usado con permiso. ©2006, Editorial Dinámica.

Pídalo en su librería amiga • www.editorialdinamica.com

¡Sermones para Niños!
52 mensajes interactivos basados en los Salmos

uevo! ¡N

E

stos mensajes interactivos, permiten que los padres, los abuelos y amigos se involucren en el ministerio de niños en mayor o menor medida, según usted prefiera. La ayuda que los voluntarios deben brindar es tan sencilla, que se les puede pedir su participación sólo con unos minutos de antelación al servicio, pues no es necesario ningún ensayo previo. Esta interacción ayuda a los adultos a comprometerse más con el discipulado que están recibiendo sus hijos, los niños se sienten más integrados a la iglesia y los lazos familiares son fortalecidos en una relación más personal con Cristo. ¡Usted, los niños, sus voluntarios y la congregación en general lo disfrutarán grandemente! Son cincuenta y dos mensajes prácticos tomados de los Salmos, presentados en una forma dinámica y creativa que sus niños jamás olvidarán. ¡Renueve la vida de adoración de sus niños, con estas ideas simples y únicas!
EDITORIAL

www.editorialdinamica.com

¡Pídalos en su librería amiga! www.editorialdinamica.com

Cobertura para la Comunidad Hispana

¡QUIERO HACER LA DIFERENCIA EN LA VIDA DE MIS ALUMNOS!
Si Ud. desea estar informado sobre nuestros nuevos materiales de Educación Cristiana, por favor, llene y envíenos este cupón y Ud. recibirá periódicamente y en forma TOTALMENTE GRATUITA un folleto con las novedades editoriales de su interés particular. También le enviaremos GRATUITAMENTE un ejemplar en formato PDF de la revista MINISTERIO de NIÑOS, escrita especialmente para maestros de niños de 1 a 12 años. (en letras de molde) Nombre y apellido: _______________________________________________ Dirección: _______________________________________________________ Localidad: __________________________ Código: ____________________ País: ____________________________________________________________ Teléfono: __________________________ Fax:________________________ E-mail: __________________________________________________________ Fecha de nacimiento: _____________________________________________ Marque con una “X” el grupo de edades con los cuales está trabajando actualmente.

❐ ❐ ❐ ❐

2-4 4-5 5-7 7-9

❐ ❐ ❐ ❐

9-11 11-13 13-16 16-18

❐ ❐ ❐ ❐

18-22 22-28 28-32 32-35

¿A qué denominación está afiliado?: _________________________________________________________________ Estudios Cursados / Profesión: _________________________________________________________________
Recorte este cupón y envíelo a la dirección postal más cercana a su país de residencia.

Florida, USA www.editorialdinamica.com

Una biblioteca de ideas pensadas parael Ministerio de Niños www.editorialdinamica.com

Proyectos, juegos, historias, ideas, manualidades, dramatizaciones, lecciones bíblicas creativas y mucho más, presentados en forma divertida y atrapante! ¡Sólo agréguele niños!

3 a 11 años 6 a 12 años IISBN 987-9376-25-0 Ideas Gigantes

4 a 12 años ISBN 987-96467-7-0 Corta y Cuenta ISBN 987-9376-00-5 150 Ideas

2a4 años ISBN 987-9376-06-4 Manualidades 8 a 12 años

7 a 12 años 4 a 12 años ISBN 1-55945-6698 Lecciones Especiales ISBN 987-96467-9-7 Ayudando a los Niños

8 a 10 años ISBN 987-96467-6-2 Historias del Génesis 2a4 años

ISBN 987-9376-07-2 Sketch

4 a 11 años

4a8 años ISBN 987-9376-08-0 Páginas NT (2 a 4) 2a4 años ISBN 987-9376-11-0 Páginas NT (4 a 8) ISBN 0-7644-2124-7 Dev. Cautivantes ISBN 1-55945-663-9 Por qué Nadie

4a8 años ISBN 987-9376-10-2 Páginas AT (2 a 4) ISBN 987-9376-09-9 Páginas AT (4 a 8)

10 a 13 años ISBN 987-96467-4-6 Aventuras Bíblicas

3a5 años

ISBN 987-96467-8-9 Primeras y Favoritas

ste libro, basado en una investigación entre personas que trabajan con niños, contiene lecciones fundamentales que sus niños de 3 a 5 años de edad necesitan aprender. . . presentadas de modo que sus niños las aprendan mejor. Estas lecciones prácticas y adecuadas a la edad de los preescolares, facilitarán su tarea de guiarlos a descubrir verdades bíblicas, como . . . ❤ Todo lo creado por Dios es bueno; ❤ Obedece al Señor tu Dios; ❤ Servirse unos a otros con amor; ❤ Dios está con nosotros; ❤ Confío en Dios y no tengo miedo; ❤ El Señor nos ama mucho; y ❤ ¡Siete verdades bíblicas más que conforman el fundamento para la educación cristiana de sus niños! Estas lecciones cautivantes y rápidas de preparar, le guiarán paso por paso a cómo enseñar a sus alumnos, sin importar si su clase es o no numerosa. Sus niños verán, escucharán, tocarán, probarán y hasta olerán cada lección, ¡y así recordarán las verdades bíblicas por el resto de sus vidas! Dé a sus niños la diversión que ellos merecen –y la enseñanza bíblica que necesitan– con ¡Primera y Favorita, Lecciones Bíblicas para Preescolares!

ISBN 987-96467-8-9

9 789879 646786
CATEGORÍA: Programa de Educación Cristiana / Ministerio de Niños

Para el Ministerio de Niños
www.editorialdinamica.com

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->