P. 1
Historia del mueble: Siglo XIX

Historia del mueble: Siglo XIX

|Views: 4.780|Likes:

More info:

Published by: Alberto Espinal Rodriguez on Dec 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/19/2015

pdf

text

original

Mobiliario del siglo XIX

Alberto Espinal Rodríguez. Historia del mueble. 4º de escenografía

PRIMERA MITAD DEL SIGLO XIX
La increíble variedad (o confusión) de estilos a partir de 1830 ha llevado a hablar de una degeneración radical, de la incapacidad de los diseñadores para inventar nuevos estilos que den una solución unitaria a los problemas; ésta confusión tan solo se resolverá con la aparición posteriormente del movimiento arts & crafts. Los estilos variaban en Inglaterra entre los modelos clásicos del estilo griego de Hope, el gótico, el Tudor y el rococó. Los espacios se definirían por su uso más masculino o femenino, así el comedor se amueblaría al estilo gótico o griego, mientras que un espacio femenino como la sala se amueblaría al estilo rococó. El estilo griego es una derivación del estilo Regencia. El estilo griego y regencia tenía también influencias del gótico, sobre todo en las librerías, debido a la aparición del libro Household furniture” de Smith, publicado en 1808. Pero el gran precursor del estilo gótico fue Augustus Welby Northmore Pugin, nacido en 1812, quien ya a los quince años proyectaba muebles de estilo gótico para el palacio de Windsor. Alconvertirse al catolicismo en 1830, el gótico dejó de convertirse para él solo en un estilo para pasar a ser una lucha contra lo frívolo e inmoral. Buscó una gramática de lo gótico, Pugin estudió la técnica medieval de mobiliario interesándose especialmente en la técnica del ensamblado y publicando el libro “gothic furniture of the fifteenth century” de 1836 en adelante trabajó con Charles Barry en el mobiliario de las dos cámaras del nuevo parlamento, también recibió encargos de la iglesia y de otros estamentos oficiales. Pese a todo no se consideró nunca un estilo práctico para la vida cotidiana por parte de la gente. Pero más exitoso que el estilo victoriano de Pugin fue el estilo del gótico isabelino, practicado entre otros por Anthony Salvin. Tenía casi tanta coherencia como el gótico real, pero no dejaba de ser una mezcolanza de victoriano con el propio isabelino y el estilo Estuardo. Aún mas caótico era el estilo Luís XIV, que demostraba la nueva influencia francesa y que era una mezcla de barroco y rococó muy recargados dando origen a un estilo más cercano al Luís XV más exagerado. De los estilos Luís XIV y gótico se extrajo un gusto por el naturalismo. De los estilos Luís XIV y Luís XV se deriva el gusto por las curvas infladas y la concepción redonda global. Del gótico se extrajo el gusto por la ornamentación derivada directamente de la naturaleza.

En 1822 aparece gracias a Georg Junigl, un tapicero vienés, la tapicería de nuelles, esto mejoró bastante la comodidad de los muebles, pero en la primera mitad del siglo XIX, entapizado de muelles fue algo escaso y lujoso, algo que se prolongó aún hasta la década de 1850 a 1860. La invención de la tapizería de muelles, entra dentro de las ganas de innovar que se estaban produciendo en el mercado del mueble en el siglo XIX. Otro gran invento fué la cama metálica, que acabó en gran parte con las plagas de chinches que obligaban a desmontar las camas de madera del siglo XVIII al menos una vez al año. En éste campo apareció una gran industria en Inglaterra, para 1875 se producían 6000 camas semanales, la mitad dedicadas a la exportación.

Sofá circular con tapicería victoriana

También se construyeron sillas de metal, como las dos toscas sillas de Robert Mallet y publicados en la “Encyclopaedia of cottage, farm and villa architecture and furniture” de Loudon de 1833. O la mecedora victoriana de tubos de cobre, precursora de la mecedora bauhaus y exhibida en la GranExposición de 1851. De todas formas los diseños no solían ser funcionales sino muy decorativos. Se usan en este sentido los muebles de hierro ondulado para usarse a la intemperie. En este campo fue muy importante el uso del papel maché, que aunque ya se conocía desde el siglo XVIII, ahora se usó de nuevas maneras y de manera mas habitual. El papel de mejor calidad se usaba prensando papel mojado dentro de un molde, el de peor, con pulpa de papel. Su uso era muy bueno para la decoración laqueada e imitar la taracea. Sobre el papel se ponía una capa de nácar recubierto con barniz creando un dibujo y eliminando con ácido las partes no cubiertas con dicho barniz. El papel maché era usado sobre todo en muebles de pequeño formato y cajas. El problema al construir muebles de mayor tamaño era que se hacía necesaria una estructura para mantener los paneles de papel maché.

Mecedora metálica victoriana.1850

La otra gran innovación de este periodo y su creador fue el austríaco Michael Thonet, ésta innovación fue la de usar la técnica del agua y el calor para moldear la madera del modo apropiado. Mediante este método se ampliaba de manera impresionante las posibilidades de la madera. Otro gran impulsador de este estilo es John Henry Belter, mas barroco que Thonet, fue revolucionario por el uso de planchas laminadas. No hay que olvidar el siglo en el que nos encontramos, la revolución industrial ya es un hecho a mediados del siglo XIX, sin embargo el mueble fue un caso muy particular, durante todo el siglo XIX la mecanización de la producción de muebles fue prácticamente nula, incluso en la actualidad, ésta mecanización se impone lentamente. Los usos mecánicos se limitaban al uso de algunas máquinas para el corte, que facilitaron ciertos tipos d muebles, lo que curiosamente les quitó gran parte de su prestigio. El uso de estas máquinas se vio reflejado especialmente en el campo del tallado, ya que gracias a la aparición de máquinas se facilitó el trabajo y por lo tanto la reducciónde costes, lo que provocó un rebrote en una especialidad en crisis desde la eliminación de lo decorativo llevada a cabo por el estilo neoclásico. La artesanía del mueble por lo dicho no estaba en crisis y de hecho gozaba de buena salud, además, la calidad y capacidades técnicas de los artesanos eran cada vez mayores. Una de las características mas típicas del siglo XIX es la creación constante de los llamados muebles arquetipos, es decir, muebles que por la repetición de un tipo había llegado a convertirse en muebles intemporales que aún hoy en día se siguen utilizando. Los ejemplos mas habituales de estos muebles son las sillas.

Ejemplos de este tipo de muebles son la silla italiana chiavari, en su orígen creada para la reina Hortensia Bonaparte. Otro ejemplo son las sillas Windsor de respaldo de barrotes, especialmente populares en Estados Unidos. Shaker era un especialista en este tipo de sillas, además también popularizó en Estados Unidos la mecedora. Los europeos de hecho se quedaban sorprendidos de la importancia de la cultura de la mecedora que a partir de aquel momento existió en Estados Unidos.

Silla de arce realizada por Shaker

Mecedora. Estados Unidos

En el siglo XIX cobraron una importancia primordial los muebles de viaje, éstos muebles tuvieron su origen en las guerras napoleónicas. Su demanda aumentó con el aumento de los viajes de ultramar. De este modo la gente empezó a

llevarse su propio mobiliario. Debido a su carácter, el mobiliario de viaje era pequeño, sencillo y práctico. El hecho de que este sencillo mobiliario conviviera con el aparatoso mobiliario victoriano no es realmente una contradicción, ya que expresaban dos modos de vida totalmente diferentes dados durante la primera mitad del siglo XIX, el primero era el modo de vida opulento y aparatoso de la sociedad victoriana. El otro era el de la gente que había decidido ir mas allá de lo que las fronteras tradicionales europeas, viajar a territorios lejanos, también los mueblistas fueron capaz de traspasar las normas tradicionales que rodeaban a la creación de muebles.

MUEBLES DE LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XIX
Mesa de centro

Ésta mesa fue realizada en Gran Bretaña hacia 1810 siguiendo un diseño de Thomas Hope de 1807 y publicada en “household furniture and interior decoration” y está inspirado en el antiguo Egipto, Grecia y Roma. Tiene esta mesa un pie derecho central de forma triangular curvilínea y que descansa sobre tres garras de león y con un decorado de volutas y hojas de acanto. La mesa está realizada en caoba con zonas contrachapadas en ébano e incrustaciones de láminas de plata.

Escribanía de viaje Ésta escribanía italiana de 1808 representa la simplificación del estilo imperio francés y es resultado de la aplicación de ciertos ingenios técnicos que sirven para facilitar su transporte durante los viajes.

Secreter

Éste mueble es un secreter proveniente de Austria y pertenece al estilo Biedermeier (1820).El secreter biedermeier es ambigua ya que tiene multitud de usos, sirve para guardar cosas, como escritorio, sobre todo guardaba aquellos objetos apreciados para el espíritu burgués. Los secreters en general suelen ser muebles de una extraordinaria simpleza compositiva y son el resultado de superposiciones geométricas. La decoración ha desaparecido y se tiende a darle valor al veteado de la madera con un valor artístico. Se busca que el resultado de los diversos elementos sea homogéneo para así dar la sensación de unidad, como si estuviera construido en un solo bloque de madera.

Sofá con soporte de volutas

Éste sofá pertenece también al estilo biedermeier austriaco y es de 1930. Es un claro ejemplo de la simplificación buscada por éste estilo. El tapizado es el

elemento fundamental, que es parte de las propias formas del mueble y no solo de comodidad. El detalle más característico de este mueble es la sustitución de las patas por una línea ondulada de madera que representa un elemento de originalidad y que resulta de gran elegancia. Los volúmenes de las partes tapizadas son típicos del biedermeier, con elementos claramente geométricos.

SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX
Durante la segunda mitad del siglo XIX el mobiliario es menos innovador en aspectos técnicos, debido sobre todo a la búsqueda de la simplicidad constructiva, sin embargo, si hubo grandes cambios en lo que se refiere a las nuevas formas, desapareciendo estilos habituales asta entonces. El estilo gótico de la segunda mitad del siglo XIX fue diferente del de la primera, ya que se pasó del gótico del siglo XIV al del siglo XIII considerado más puro. Éste estilo fue promulgado entre otros por el arquitecto y diseñador de muebles William Burges. Pero en realidad quedaban pocos restos de muebles y arquitectura gótica del siglo XIII por lo que tuvieron que recurrir en muchas ocasiones a la propia inventiva. Debido a lo poco práctico y elementos estrafalarios de este estilo hizo que ya en torno a 1870 el estilo perdía popularidad. En torno a 1870 el estilo neoclásico volvió a tener un resurgimiento en la versión de Luís XVI bajo el nombre de estilo “neogriego” y que tuvo gran importancia en Inglaterra, Estados Unidos y Francia. En éste último país el resurgimiento se debió al culto que la emperatriz Eugenia sentía por María Antonieta. El estilo francés se denominó “Luís XVI emperatriz” que se podía observar en el palacio de Compiègne y otras residencias imperiales. De todas formas, al estilo oficial francés se unían una multitud de estilos en la mayoría de los casos tremendamente eclécticos en cuanto a aferrarse a un modelo. En Francia e Inglaterra también hubo un gran esplendor de la copia y restauración de muebles antiguos de varias épocas. En Francia el estilo más copiado era el estilo Luís XVI, mientras en Inglaterra se copiaban los diversos estilos del siglo XVIII: Chippendale, Hepplewhite y Thomas Sheraton. También fue importante la proliferación de los hoteles por el mundo, productos de la era del “ferrocarril victoriano”, dichos hoteles solían decorarse con muebles de los estilos Luises y sobre todo el estilo Luís XVI, pero mas simplificado y comercial, lo que llevó a la denominación de estilo “Louis de hotel”. En el mobiliario también tuvo gran importancia el movimiento prerrafaelista, que reaccionaba contra el diseño comercial victoriano, lo que sería posteriormente el origen del denominado estilo “arts and crafts”. Éste movimiento contra el estilo victoriano estuvo dividido en tres etapas, la primera, sólo en Inglaterra, relacionada con Ruskin y Morris, una segunda etapa con el “aesthetic movement”, que se desarrolló tanto en Inglaterra como en Estados Unidos y una tercera, el arts and crafts, desarrollada igualmente en ambos países. Ruskin fue un teórico y moralista, nunca un diseñador. Era crítico con la falta de honradez, del uso de malos materiales y mala ejecución de los diseños de

su época, pero sobre todo se quejaba de la división del trabajo. Para Ruskin era necesario obedecer tres reglas: 1. No alentar jamás la manufactura de ningún artículo que no sea estrictamente necesario y en cuya producción no intervenga la inventiva. 2. No pedir jamás un acabado exacto porque sí, sino sólo por alguna razón noble o práctica. 3. No fomentar jamás las copias o imitaciones de ninguna clase, excepto para conservar la memoria de las grandes obras. Ruskin entró a impartir clases en el Working Men´s Collage del socialista cristiano F.D. Maurice. Allí entró en contacto con los prerrafaelistas que estudiaban en sus clases. Un socio del prerrafaelista Edward Burne-Jones, Morris, conoció a Ruskin gracias a su socio. Leyendo el libro “las piedras de Venecia” descubrió el capítulo titulado “Sobre la naturaleza del gótico”, que se acabaría convirtiendo en el credo de los creadores del arts and crafts. Para los prerrafaelistas los muebles son parte importante de sus ideas, ya que se trata de un arte total, en el que las artes aplicadas tienen el mismo tratamiento que la pintura. El primer prerrafaelista diseñador de muebles fue Brown, con un estilo derivado del de Pugin, pero mucho más natural, sencillo y sincero. En 1860 Morris se muda a la “red house” que fue proyectada por él y Ohilipr Webb. En “red house” fundó Morris & co. Mediante la cual se dieron a conocer al gran p´blico, en 1862 participan en la feria de South Kensintong, por esta época todavía eran consiuderados medievalistas. La compañía creaba tapices y dos tipos de muebles, el “mobiliario corriente necesario” y el “mobiliario de gala”, muy ornamentado. En 1868 se publica un libro de Charles Lock Eastlake titulado “hints on household taste”, promulgaba en el libro una sencillez bien estudiada. El libro tuvo un gran éxito entre el sector más jóven e inteligente tanto de Inglaterra como de la costa este de Estados Unidos. Éste movimiento se llamó “aesthetic movement” y promovía la idea de un mobiliario artístico, opuesto al corriente y comercial. Su intención era moralizar el arte y suponían un rechazo de Ruskin y de Morris. Se buscaba lo nuevo y sus fuentes eran heterogéneas, con algún resto gótico, el estilo reina ana y sobre todo la influencia de lo japonés a partir de 1870. El mobiliario artístico estaba contra la pesadez y la comodidad, eran muebles esbeltos. Al principio, el mobiliario artístico estaba realizado en madera de laurel, tilo o nogal. Posteriormente se impuso la caoba y el limoncillo. Los muebles eran de patas finas y a veces torneadas y la escasa talla se reducía a una línea incisa dorada sobre el fondo de ébano.

Los más importantes diseñadores de muebles artísticos eran los arquitectos Edward William Godwin y Charles Francis Annesley Voysey. Godwin estaba muy influenciado por lo japonés, con una decoración de interiores sobria, de paredes claras pintadas que hacen juego con el suelo. Oscar Wilde, que decdoró su casa de éste modo fue quien expandió dicho estilo por Estados Unidos en su ciclo de conferencias de 1882 a 1883, aunque ya desde antes se fabricaban muebles de este tipo en el país. El aesthetic movement no era radical en sus premisas, por lo que un interior de este estilo podía incluir antigüedades y objetos decorativos japoneses. La diferencia fundamental entre el aesthetic movement y el arts and crafts es que en el primero era un estilo comercial, mientras que el segundo pretendía cambiar el proceso de producción. El arts and crafts siguió las teorías de Ruskin y de Morris. Éste movimiento comenzó en 1882, año en el que el arquitecto Arthur Heygate Mackmurdo fundó el century guild. Éste movimiento pretendía “restaurar el arte de la construcción, la decoración, la pintura sobre vidrio, la cerámica, la talla en madera y en metal, para que ocupen el lugar que por derecho les corresponde”. Tras el century guild apareció el art worker´s guild en 1884 y fue fundado por discípulos y ayudantes de Richard Norman Shaw, arquitecto estilo reina Ana. De éste movimiento surgió la arts and crafts exhibitiuon society. El arts and crafts volvía a los modos de los ensambladores de antes de la mitad del siglo XVII. Así se buscaba la honradez y anular la división del trabajo. Al igual que en Morris & co. había muebles “de gala” y muebles utilitarios o “de campo”. El arts and crafts defendía que cada mueble debía acondicionarse para su función. Así queda claro la dicotomía de este estilo, una vuelta atrás en cuanto a industrialización, pero con una profunda renovación de las ideas. Eran artesanos intelectuales, rompiendo la barrera entre ambos modelos de diseñador.

MUEBLES DE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX
Librería

Ésta librería de William Burges fue construída en el año 1862 y pertenece a la corriente prerrafaelista de influencias góticas. Se busca recuperar la tradición artesana medieval y enfrentarse a la pérdida del gusto provocada por el uso de técnicas mecánicas. La reelaboración del modelo gótico es el elemento mas característico de la casa William Morris & co. Aunque éste mueble es deliberadamente descomunal, mantiene la simplicidad de sus líneas y tiene gran fuerza cromática, reminiscencias arquitectónicas y gran repertorio decorativo. Los motivos pictóricos, realizados por pintores prerrafaelistas, atienden a los motivos clásicos de éste estilo, ángeles tocando instrumentos musicales, pasajes del nuevo testamento, episodios del Egipto antiguo y de la antigua Grecia y animales simbólicos. Éste mueble se presentó en la exposición internacional de Londres de 1862.

Aparador

Éste mueble, de clara inspiración japonesa, fue diseñado por Edward William Godwin y construído hacia 1867 por William Watt. Las producciones realizadas por éste grupo crearon lo que se llamó como el estilo anglojaponés. Éstemueble deja a las claras el gusto por el mueble recto, liso y ligero buscando la estilización. El resultado es un cruce entre formas lineales que se encuentran con volúmenes plenos. En éste mueble se utilizó un proceso llamado “ebanizado” que consiste en teñir la madera de negro para dar la apariencia de ébano pero menos brillante y por lo tanto más japonés.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->