P. 1
Historia del mueble: Egipto, Grecia y Roma

Historia del mueble: Egipto, Grecia y Roma

|Views: 23.640|Likes:

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Alberto Espinal Rodriguez on Dec 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/21/2013

pdf

text

original

MOBILIARIO EN EGIPTO, GRECIA Y ROMA

TRABAJO DE ALBERTO ESPINAL RODRÍGUEZ PARA HISTORIA DEL MUEBLE. 4º DE ESCENOGRAFÍA

INTRODUCCIÓN
Se sabe de la posible existencia de muebles ya desde el neolítico (7000 a. d. n. e.). Ya desde el comienzo de la historia occidental, el mueble ha aparecido relacionado con la propia cultura, Hamurabi recibió el código de Shamash en pie, los escribas egipcios se sentaban en el suelo, no en sillas. Así el mueble y sobre todo el asiento se convierten en un símbolo de divinidad, como es el caso de Eneas, que se dirige a los troyanos que le habían seguido a su exilio desde una posición reclinada. El mueble se ha convertido en un testigo de la historia, de los choques entre culturas, de los declives y de los cambios de época. Cada mobiliario ha sido la expresión de su propia cultura.

EGIPTO
Egipto se encuentra situado en el Valle del Nilo, una zona que durante milenios ha sido un enorme desierto. Gracias a la falta de humedad, al clima y a las propias creencias de los egipcios, el mobiliario ha podido conservarse en muy buen estado. Durante el imperio antiguo (2700-2200 a. d. n. e.), la figura central de Egipto era el faraón, un semidiós y el único capaz de ser intermediario entre el hombre y el dios. En esta edad, el faraón es el único que accede a la vida eterna. Pero ya al final del imperio antiguo se empieza a creer en la personalidad individual y todo egipcio puede por lo tanto acceder a la vida eterna. Gracias a esta razón se conservan tumbas de individuos no pertenecientes a la realeza, que se conservan en buen estado y que contienen gran cantidad de objetos y mobiliario de cara a la “otra vida”.

Las casas
La diferencia entre las casas de diferentes clases era abismal. En Egipto, la casa estaba hecha de adobe y se desarrollaba alrededor de un patio, permitiendo así la modificación o ampliación dependiendo de las necesidades familiares. En torno a este espacio central se colocaban los dormitorios y almacenes, en algunas casas se han encontrado cuartos de baño situados junto a la habitación principal. El retrete consistía en un asiento colocado sobre una vasija rellena de arena. En las cabañas de los trabajadores, el único mobiliario eran bancos de barro, usados como camas y asientos. También había taburetes de tres patas y una mesa tosca. La casa de los ricos tenía más mobiliario, se encontraban a las afueras, los muros eran gruesos y estaban realizados en adobe, había jardines con estanques y árboles, cocina, establos, talleres y casas para los sirvientes

Mobiliario
Del mobiliario no han quedado excesivos restos y casi todos pertenecen a las clases elevadas. El mobiliario egipcio se suele caracterizar por la sencillez de sus estructuras, estaban unidos por clavijas de metal y ensamblados elementales.Se usaba para su fabricación sobre todo maderas como el cedro, el ciprés o el fresno. Los muebles lujosos tenían también incrustaciones en oro, plata, marfil y piedras preciosas, además de estar recubiertos por telas, cueros, bordados y almohadones de plumas. También tenían taraceas de oro y marfil con formas geométricas y con colores vivos; los muebles se pintaban recubriéndose con una selladora semejante al yeso y aplicando sobre ella una vez seca, los tintes pigmentados. También se realizaban sobre los muebles tallas en bajo y alto-relieve, sobre todo con alusiones de la vida cotidiana y de la religión. Existen no solo restos físicos de muebles, sino también y sobre todo, numerosísimas representaciones en pinturas y relieves, por lo demás muy fieles a los muebles originales. El taburete era el mueble más importante del antiguo Egipto, lo usaban tanto pobres como ricos. Existían diversos modelos, de tres o cuatro patas y también modelos plegables en forma de tijera con pieles tensadas a modo de asiento.

1

2

Modelos de taburetes egipcios. (1. Taburete de 4 patas.) (2. Modelo de taburete plegable.)

Más elitista era la silla y la cama. La silla era un mueble muy común en la nobleza del antiguo Egipto y está representada en bajorrelieves y pinturas desde las primeras dinastías, en el tercer milenio antes de nuestra era.

Había también multitud de modelos, los rasgos comunes eran el respaldo y las patas en forma de león: El trono: era un modelo con reposabrazos. El respaldo estaba inclinado y tenía detrás unos refuerzos que llegaban hasta las patas.

1
Modelos de sillas egipcias. (1. Trono egipcio.) (2.Silla egipcia.)

2

Trono egipcio (Se puede ver el refuerzo posterior)

Bajorrelieve de Neferetiabet, con mesa y silla. Dinastía IV (2600 a.d.n.e.

Las camas egipcias eran muy simples. Se trataba de una base de madera atravesada por cuerdas o tiras de cuero y recubiertas por telas o pieles, las camas mas ornamentadas tenían pies en bajorrelieve pintados, las camas estaban curvadas hacia el interior. En uno o en ambos lado de la cama había respaldos adornados. A diferencia de en las camas actuales, los cabezales no son realmente cabezales, sino reposapiés, es en el lado libre de la cama donde se colocaba el uol, este objeto estaba realizado en madera y tenía forma de media luna, se usaba como almohada para separar la cabeza de la cama y no estropear así los complejos peinados.

1
La cama egipcia y sus elementos (1. Cama egipcia) (2.Uol)

2

Había además de estos muebles pocos mas en el antiguo Egipto. Muy variado era el uso y tamaños de cajas y cofres. Un uso muy importante era como joyero.

Cofre policromado para guardar ungüentos y perfumes.

Diversos muebles egipcios

Los muebles de la tumba de Tutankamón
El conocimiento del mobiliario egipcio sería infinitamente menor sin no hubiera sido por el descubrimiento de la tumba de Tutankamón. La tumba de Tutankamón fue descubierta intacta por Howard Carter en noviembre de 1922. Es prácticamente encontrar una tumba egipcia que no haya sido más o menos saqueada. Éste es el ejemplo más claro que tenemos actualmente de una tumba intacta. Al no haber sido abierta, todo lo que se encontraba en el interior de la tumba se encontraba intacto desde hacía casi 3500 años. Los números son asombrosos, pues se encontraron en la tumba seis camas con sus respectivos uoles, seis sillas, doce taburetes y más de 50 cofres y cajas, demás de otros muchos tipos de muebles. Evidentemente, muchos de los muebles que se encontraron en la tumba de Tutankamón solo podían encontrarse en grandes casas o palacios, lo que limita los descubrimientos a las representaciones de muebles de las clases altas. Algunos de los muebles de la tumba de Tutankamón: El trono dorado: es posiblemente junto con la máscara mortuoria, uno de las mejores obras encontradas en la tumba. Se trata de un trono de cuatro patas con pies de león, con reposabrazos decorados con halcones y, lo más llamativo, un respaldo decorado con una imagen cotidiana del rey, sentado en una silla, que está siendo huntado de aceite por la reina. Los vestidos del rey y de la reina están realizados en plata y están finamente tallados, toda la superficie del trono está recubierta con hojas de oro. Éste trono se encontró un poco relegado, como si hubiera sido escondido a posta pese a su gran importancia, esto tal vez se deba a que tiene numerosas referencias al dios Atón y al estilo de Tell- el- Amarna. El trono eclesiástico: es un extraño modelo de silla de tijera con respaldo. El asiento está decorado en forma de piel de leopardo, las patas acaban en cabezas de pato y el respaldo está decorado con piedras preciosas y oro. El escabel con enemigos: una pieza de madera bastante ordinaria para apoyar los pies. De madera muy ordinaria pero con unas

decoraciones fuertemente simbólicas. En el reposapiés se representan, mínimamente diferenciados, nueve pueblos enemigos de Egipto. En un texto central se puede leer “todas las tierras y todos los países montañosos, y los grandes de Retjenu (Siria) están juntos como si fueran uno bajo tus pies, como Rqa por siempre”.

Trono dorado y escabel con enemigos.

Falso taburete plegable: es similar al trono ceremonial, sigue el mismo diseño de tijera. Está realizado entero en ébano y el asiento representa una piel de leopardo, la motas están realizadas en marfil, de uno de los laterales cuelga una falsa cola también de marfil. Existían diversas camas en la tumba de Tutankamón, todas siguen el mismo modelo de la cama tradicional egipcia, con el reposapiés y las patas terminadas en patas de león, algunas de las patas de león se sostenían a su vez sobre tambores para mejorar la estabilidad sobre superficies irregulares. Tal vez la cama más peculiar de las encontradas en la tumba sea una cama plegable, unida por bisagras de cobre y que se usara posiblemente en viajes y campañas militares. Los modelos de uol encontrados en la tumba de Tutankamón son muy variados, tal vez el más peculiar sea un uol que imita a la perfección a un taburete plegable de tijera, está realizado en marfil, pero está teñido de tal manera que aparenta ser de madera, además, en las uniones donde se debería poder girar aparece efectivamente clavijas de bronce.

El féretro dorado: se trata de un armario con dos puertas que sirvió tal vez como lugar privado de devoción en el cual se guardaba un cofre, todo el entorno está tallado con imágenes cotidianas y de dioses, todo está recubierto de paneles de oro. El cofre pintado: se trata de una caja profusamente pintada con detalles realmente minúsculos y que representa una cacería. Está apoyada sobre cuatro patas y tiene una tapa curva. Caja con forma de cartucho: se trata efectivamente de una caja en forma de cartucho con el nombre de Tutankamón, está adornado con jeroglíficos que ensalzan al faraón. Posiblemente se usara para transportar las joyas reales en ocasiones oficiales. Canope portátil: es un objeto realmente curios0, se identificó como un enorme parasol portátil para trasladar al faraón sin que sufriera los calores del sol, inicialmente estaría recubierto con una lona.

La cultura de la muerte en Egipto. Muebles
No se puede tener una visión mas o menos general del mobiliario del antiguo Egipto, si no se conoce el mobiliario funerario, ya que la muerte estaba muy presente en la cultura egipcia y especialmente en lo referente a la muerte del faraón. En la cama funeraria se preparaba el cuerpo del faraón muerto para su momificación. Se diferenciaba por ser mas baja y carecer de reposapiés.

Cama funeraria

Al extraer las vísceras de la momia éstas se colocaban en los cuatro llamados vasos canopes, éstos a su vez se guardaban en una caja compartimentada en cuatro partes. Tal vez el más conocido de los muebles de carácter funerario egipcios sea el sarcófago, un modelo de féretro más o menos complejo en el cual se guardaba la momia del faraón. Los sarcófagos podían estar realizados en madera o cartonaje (un tipo de papel maché o cartón piedra) Estos sarcófagos podían estar compuestos por mas de un féretro y solían estar ricamente adornados.

Representación de un proceso de momificación

Representación de dos sarcófagos completos y una momia con máscara.

GRECIA
La antigua Grecia comprendía un territorio algo más extenso que la actual. Se extendía por la península balcánica, las costas del mar Egeo y la península de Anatolia en Turquía.

Las casas griegas estaban realizadas normalmente con ladrillos de arcilla, el techo era de tejas. Existían casas excavadas en la roca o adosadas a ella, también se construían casas en las laderas, construyéndose en niveles o terrazas. Existían diferencias muy claras entre las casas de los pobres y de las familias ricas, entre otras cosas,en las casas pobres no había habitaciones separadas para hombres y para mujeres, mientras que en las casas de ricos existía un espacio exclusivo para las mujeres del cual prácticamente no podían salir y que se llamaba gineceo. Además, las casas pobres carecían de pozo. En la fachada de las casas griegas existían pocas ventanas y estas eran muy pequeñas, estaban hechas para que entrara la luz y al carecer de cristales, por lo que no estaban preparadas para soportar las inclemencias del tiempo. En el centro de la casa griega existía un patio. En la casa griega hay poco mobiliario. El mobiliario griego tiene su origen en el mobiliario egipcio y oriental, pero con el tiempo va evolucionando hacia un lenguaje propio. Así, al principio, los muebles se recubrían de metales, marfil o maderas finas, como sucedía con los muebles egipcios, también se pintaban de colores. Las peculiaridades griegas hicieron que los muebles ganaran en

verticalidad, lo que dotaba de mayor delicadeza y exquisitez a los muebles. Con el tiempo, los muebles griegos se volvieron más sencillos, con menos elementos decorativos. En Grecia se da poca importancia a los muebles por lo que no tenía ningún lujo ni valor. Hacia el final de la cultura helénica, con su expansión, algunas familias se fueron acomodando y el mobiliario volvió a ganar en calidad y riqueza. En parte, podemos conocer el mobiliario griego gracias a las ánforas y los vasos griegos, que eran pintados con escenas de la vida cotidiana.

Las habitaciones de la casa griega:
La cocina: se cocinaba en ollas de barro sobre hogueras, realmente no existía un lugar fijo, cuando hacía buen tiempo se cocinaba en el patio, en caso de mal tiempo, se acondicionaba cualquier habitación de la casa, para evitar en estos casos que el humo permaneciera en el interior de la casa, se quitaba una teja del techo. El comedor: Los hombres comían tumbados en divanes, se denominaban klime y estaban compuestos por un bastidor atravesados de tiras de cuero, sobre las cuales se situaba un colchón. El bastidor tenía cuatro patas decoradas con capiteles, dos de las patas podían elevarse formando un cabezal. Existía un klime complejo en forma de U en el cual se podían acostar hasta tres personas (triclino). Los klime se podían usar para recostarse durante el banquete o para dormir. Junto al klime se colocaba una mesa (diphros o pedela) para llevar las viandas. Siguiendo una filosofía del mueble antiguo, esta mesa se podía meter bajo el klime, ya que se buscaba que los muebles encajaran entre sí. Existía también una habitación decorada con mosaicos que se usaba para los banquetes (andron) El dormitorio: Se encontraba en la segunda planta. Había camas (kline), estaban realizadas con dos marcos de madera con correas cubiertas por un lecho de cañas o juncos a modo de colchón, el colchón estaba cubierto con lechos de colores. Estaba sostenida sobre cuatro patas con el ancho del lado de la cama. Tenían bordes de

diferentes alturas para ofrecer major sostenimiento a los pies y a la cabeza. Además el colchón tenía un abultamiento cóncavo que servía de almohada. Las camas eran al principio, en época arcaica, simples montones de pieles colocadas en el suelo. Hacia el periodo clásico, las camas van evolucionando, se acompleja su estructura y se decora, sobre todo en las patas y los bordes con motivos zoomórficos (patas de pezuñas de toro o león), fitomórficos o arquitectónicos (capiteles) En la habitación también había arcones en los cuales se guardaba la ropa, se llamabann arka y eran habituales en toda la casa además de en el dormitorio, sus usos en toda la casa eran múltiples, entre ellos, el de servir como asiento. También estaba el kiboto, una caja para ropa blanca hecha en forma de paralepípedo y decorada con motivos arquitectónicos, palmas y patas de león. El gineceo: eran las habitaciones propias de las mujeres. El patio porticado (aule): En el patio había un altar en el cual se realizaban sacrificios a los dioses familiares. El cuarto de estar (prozuron): en el centro de esta habitación había un fuego encendido en honor a la diosa Hestia, diosa del hogar. Prácticamente no existen ejemplos físicos de mobiliario griego, los conocemos por las representaciones en relieves en mármol y pinturas, como pueden ser las de los jarrones pintados. También se conocen a través de fuentes literarias. El mobiliario griego evolucionó a partir del mobiliario egipcio y se mantuvo imperturbable durante toda la edad clásica, debido a la escasa importancia que se le daba al mobiliario en el mundo de la Grecia clásica, la diferencia se hace palpable si comparamos la evolución del mobiliario con respecto a la arquitectura. Existían diversos tipos de asientos en las antiguas casas griegas, había modelos de sillas con pies rectos o curvos, algunos podían terminar en garras de león. El respaldo podía ser curvo u oblicuo, rematado por una palmeta. Los muebles más populares eran los asientos: Diphros: taburete con patas curvadas.

Thronos: un asiento con reposabrazos, respaldo alto y predela. Estaban decorados con flores de loto y cabezas de leones, cisnes y carneros. Klismos: silla con cierta vocación estética y no solo práctica. Tenía cuatro patas curvadas, las dos patas traseras se prolongaban por encima del asiento curvándose, formando así el respaldo. Era una silla muy cómoda y elegante; fue muy imitada en el siglo XVIII.

1
Sillas griegas. (1. dibujo de una klismos.)

2
(2. representación de una escena cotidiana de una pila funeraria.)

Representación de una Klismos en un ánfora

ROMA
Roma es un pueblo conquistador, dominó todo el Mediterráneo y creo una cultura común. Gran parte de lo que conocemos de la cultura romana, se conoce gracias a las ruinas de Pompeya y Herculano. Entre los restos figuran muebles de madera que de otro modo difícilmente se habrían encontrado, se han encontrado camas, mesas, armarios y otros muebles.

Al ser un pueblo conquistador, la propia cultura romana se ve fuertemente influenciada por otras culturas, pero sobre todo y de manera destacada se puede observar la influencia de la cultura griega. El estilo griego comienza a tener gran importancia en Roma a partir del siglo III A. N. E. con la invasión en el año 212 A. N. E. de la ciudad griega de Siracusa por parte de Marcelo. Roma mantiene

un largo contacto con los griegos durante las posteriores guerras contra Filipo V, rey de Macedonia y contra su hijo. Gracias al expolio de la ciudad de Siracusa, pudieron llegar a Roma gran cantidad de obras griegas, por lo que comenzaron a ser admiradas. Así las casas romanas pasaron a ser mucho más ricas, se cambiaron las costumbres, introduciéndose el lujo en las casas y sus muebles. Así, dice Livio: “El lujo de las naciones extranjeras entró en Roma con el ejército de Asia; éste fue quien introdujo en la ciudad lechos ornados de bronce, preciosos tapices y tejidos delicados, veladores y mesas de servicio, que se tenían por elegantes piezas de mobiliario; en ésta época aparecieron por primera vez en los festines cantores y arpistas para distraer a los comensales; se desplegó mas cuidado y magnificencia en los preparativos de los banquetes”.

Diverso mobiliario romano

Tal vez, la mayor innovación aportada al mueble por parte de los romanos fue el uso del bronce. Estos muebles muchas veces se cincelan, otras, se recubren de plata y otros metales preciosos. Otra gran incorporación al mobiliario proveniente del mundo romano es el uso de telas y tapices como complementos decorativos y que llegan desde pueblos orientales alejados del Imperio. El mobiliario es escaso en las casas romanas, pese a ello, existían gran variedad de muebles. Había hasta cinco tipos de mesas diferentes, de origen griego; con formas geométricas y tres o cuatro patas. Las patas solían estar labradas en forma de animales.

1

2
Mesas romanas (1. Mesa de bronce, alta y con tres patas) (2. Mesa de piedra, mas baja y alargada, con dos patas)

También tenían todo tipo de asientos, taburetes sin brazos ni respaldo, sillas entronizadas, sillones para comer recostados… Cuando las sillas tenían respaldo se las llamaba cátedras. En Roma seguía existiendo la silla en forma de tijera y plegable a veces (curulis) que aparece tanto en Egipto como en Grecia. Había también una silla, la biselium. Era muy alta, recta y con capacidad para dos personas. Los laterales o los brazos del bisellium podían estar rematados por cabezas de animales. Al igual que la silla curulis, carecía de respaldo. Había también sillas de piedra con respaldo cóncavo decoradas con relieves o inscripciones. Es importante mencionar en especial un lugar de la casa romana por la importancia de su mobiliario, se trata del triclinum, así se denominaba al comedor de la casa romana. En Roma, al igual que en Grecia se comía recostado en lechos, estos lechos estaban colocados según estructuras tradicionales en torno a una mesa central. Normalmente había tres lechos. Podía haber más de un equipo completo de muebles, se han encontrado casas con hasta doce lechos y cuatro mesas, es decir, cuatro conjuntos completos. La colocación de los comensales estaba prefijada de antemano, así el invitado de honor se colocaba el lecho medius.

Los tres lechos tenían los nombres de imus, medius y summus, según la situación frente a la puerta de acceso.

1

2
Triclinium (1.Posición de los lechos en el triclinium) (2.Reconstrucción de un triclinium en Pompeya)

Triclinium. Dibujo de una escena de banquete.

Lechos y una cuna. Provenientes de Herculano.

El lecho romano estaba constituido por dos cabeceras levantadas (flucra), altas patas torneadas y un colchón restituido. Para mayor comodidad se usaba un escabel o reposapiés realizado de los mismos materiales y decoración del lecho.

Lecho romano reconstruido con piezas originales

Además del mobiliario propiamente dicho, también son muy importantes los elementos puramente decorativos, como pueden ser elaboradas molduras con motivos florales, relieves en estuco, paredes pintadas con frescos y mosaicos en el suelo representando escenas cotidianas y numerosas estatuas

1

2

3
Mosaicos romanos (1.Motivo animal) (2.Motivo religioso) (3.Motivo geométrico)

Fresco romano

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->