P. 1
CONTEXTOS EDUCATIVOS: Nuevos Desafíos de la Educación

CONTEXTOS EDUCATIVOS: Nuevos Desafíos de la Educación

|Views: 25|Likes:
Publicado porJON TALAVERA

More info:

Published by: JON TALAVERA on Dec 16, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/16/2010

pdf

text

original

Derrigorrezko Bigarren Hezkuntzako, Batxilergoko, Lanbide Heziketako eta Hizkuntzen Irakaskuntzako Unibertsitate Masterra.

Contextos Educativos

Ensayo Sobre la Educación.

JON TALAVERA

Bilbo, 2010eko abenduaren 16a

Índice

Nuevos Desafíos de la Educación…………………………………………….... Bibliografía…………………………………………………………………………

3 7

Nuevos Desafíos de la Educación.

Nos encontramos actualmente en un contexto educativo donde hasta ahora se han dado dos modelos distintos. El primero valora el conocimiento de lo útil. Es decir, es un modelo educativo obsoleto centrado en que el estudiante aprenda a aplicar el conocimiento adquirido en un único contexto/disciplina. Un ejemplo es el de las universidades de nuestro entorno, donde los estudiantes adquieren conocimiento con el fin de aplicarlos en el examen. Así, los alumnos se forman según la demanda del mercado, sin desarrollar la capacidad de aprendizaje de nuevas competencias. El segundo modelo es el de la utilidad del conocimiento. Esta organización de la educación valora la utilidad que tiene el aprendizaje. Además crea en el individuo una base que le permite seguir aprendiendo y aplicar estos conocimientos en distintos contextos/disciplinas. La utilidad del conocimiento se centra en formar alumnos que serán profesionales con una gran capacidad de adaptación. La declaración de Bolonia, enmarcada dentro del proceso de convergencia Europea, destaca la concepción de la educación basada en el aprendizaje. Por ello, es importante crear una educación que no solo se ajuste a las necesidades del mercado. La educación debe servirle al individuo para adaptarse a diversos contextos. Es decir, es necesario construir una enseñanza para estimular a los estudiantes en la búsqueda del conocimiento. La puesta en práctica de esta “nueva educación” comienza por escuchar las demandas de los alumnos: que el profesor sea accesible, que el profesor les dedique tiempo y que les susciten el deseo de conocer. Para dar este giro en la educación es preciso volver a definir la relación con los estudiantes y crear un entorno en el que los estudiantes tengan libertad para ser creativos y así conseguir una participación activa. Las clases magistrales – en las que no había cabida para la participación – tienen que dar paso a un contacto más personal y accesible que impulse al alumno a participar, lo lleve a una realización personal y a su vez estimule el deseo de conocer; es decir, hace falta fomentar una educación que valore la utilidad del conocimiento. Hoy en día la sociedad del conocimiento se enfrenta a una gran dificultad: la rapidez con la que queda obsoleta la información. Por ello es necesario, no solo saber identificar la información útil, sino la capacidad de renovar el conocimiento que el individuo maneja. En ese sentido es importante crear una base en el individuo para que este pueda adaptarse a distintos y nuevos campos de conocimiento.

3

Para argumentar esta idea, basta con analizar las ofertas de empleo que se publicitan en los periódicos dominicales. Este tipo de anuncios han sufrido una transformación, en relación al trabajador/profesional que se busca hoy en día (Mertens, 26). Sin embargo, la educación con la que se forman los futuros trabajadores/profesionales se ha mantenido invariable, haciendo caso omiso a ese cambio. Como ejemplo se presenta en las siguientes líneas una oferta de empleo de un periódico dominical. La oferta de empleo en concreto es de la empresa Vicinay Cadenas, una empresa familiar que se dedica a hacer cadenas para los amarres de las estaciones petroleras marinas.

De un primer análisis se puede extraer que el perfil profesional/trabajador que busca la empresa para desempeñar la labor de técnico de mantenimiento es una persona que haya superado los estudios de Formación Profesional II o de Grado medio, y además demuestre unos amplios conocimientos en materias como mecánica, hidráulica y neumática. Los requisitos mencionados hasta ahora en la oferta de empleo son conocimientos o competencias que en cualquier centro/universidad podemos adquirir al final de los estudios. Quién más y quién menos, mejor o peor después de dos años en un instituto trabajando estos conceptos adquiere este o parecidos conocimientos pasando todos los exámenes. Esto nos sugiere que las empresas del mundo laboral siguen demandando profesionales con estudios, formados en con una educación rica en conocimientos – valorando también el conocimiento de lo útil –, una carrera e idiomas. Es decir, las empresas del mundo laboral siguen demandando gente con estudios, formada en con una educación rica en conocimientos – valorando también el conocimiento de lo útil –. Pero los conocimientos útiles en gran parte de las ofertas de trabajo han sido relegados en importancia por otros valores que hasta hoy no se han enseñado o trabajado – al menos en profundidad – en

4

nuestros institutos o universidades. Se trata de aptitudes como la que aparecen en esta oferta: Capacidad de trabajo en grupo, autonomía, iniciativa, interés por la formación continua e interés por la mejora. En resumen, la formación académica ha dejando de lado competencias importantes que hoy en día son muy utilizadas en la forma de trabajo de nuestras empresas (“La SER apela al equipo”). Estas nuevas competencias van un poco más allá, pretenden dar un giro a la educción y en esta dirección está enfocado el giro que la declaración de Bolonia pretende que se dé en la educación. Un giro hacia esos valores añadidos que hasta hoy no se han trabajado en nuestras universidades. En cuanto a la metodología, estos nuevos conceptos no se pueden enseñarse mediante vías tradicionales; es decir, mediante clases magistrales (“Nueva Pedagogía”). Sino que hay que ir adquiriéndolos poco a poco a través de una educación que dé cabida a proyectos que potencien estos nuevos valores (Mertens, 25), sin dejar de lado el conocimiento útil. El desafío de la educación es la concepción de un entorno educativo que se base en el aprendizaje. La educación debe servirle al individuo para adaptarse a diversos contextos. La nueva forma de aprender y enseñar tiene que estar condicionada por los desafíos reales que implica la sociedad del conocimiento. Y aquí es donde irrumpe el aprendizaje colectivo. Muchas veces es harto difícil hacer aprender a los alumnos las competencias. Por ello, la manera de transmitirlas correctamente es mediante la práctica y el desarrollo de la competencia. Ahora bien, a la hora de determinar cuál es la metodología para la práctica de estas competencias, nos encontramos con diversas opciones. Siendo las competencias materia a desarrollar - no tanto a ser transmitida - es una buena opción acudir al PBL, Problem Based Learning en su siglas en Ingles. Ésta propuesta se basa en el planteamiento de problemas al alumno para que sean solucionados de acuerdo a una metodología de identificación de información útil y estrategias para la solución del problema. El proceso de solución del problema debería ir desde una discusión inicial sobre conceptos y explicaciones del problema, pasando por una búsqueda de soluciones autónoma y terminando en un resumen de lo aprendido en un informe (“PBL: An introduction”). De este modo el desarrollo de las competencias no está sujeto únicamente a una solución del problema sino al proceso de enfrentarse al problema. Además del PBL, otro modo de desarrollar competencias por parte del alumnado es el trabajo en grupo. Ya que así se expone al individuo al trabajo colaborativo y a la comunicación grupal (Smith & Mcgregor, 3). Desde un punto de vista académico esto se traduce en una mayor implicación del alumnado por aumento de responsabilidad, en mayor interacción entre el alumnado, en el aumento de posibilidades de lograr la satisfacción personal - debido al reparto y

5

elección de trabajo - y en la acomodación de distintos estilos de aprendizaje. Como puede verse, la utilización de este procedimiento pedagógico puede derivar en la creación de redes de aprendizaje. La redes de aprendizaje constituyen una forma de crear redes de información y de - como su propio nombre indica - de formación. La tarea en grupo exige que el trabajo sea dividido, y así cada alumno debe investigar y documentarse sobre su tarea. El resultado es que el grupo funciona como una red donde los educandos transmiten recíprocamente la información ya sintetizada. La instalación de las redes de aprendizaje en las aulas es una gran mejora, ya que se crea un entorno en el que tanto el tutor o profesor como los alumnos toman parte activa en la educación. Es más, es un fenómeno que está ocurriendo a nivel mundial, ya que no olvidemos que las TICs permiten una mayor participación y democratización de la información, haciendo emerger cocneptos como „autoria colectiva‟, „cocreación‟ o „conocimiento colectivo‟ (Jenkins 275-276). Para acabar decir que, el principal desafío de la educación va más allá de la producción de conocimiento, es un desafío que implica el desarrollo de una nueva metodología que valore y potencie el trabajo en grupo y la capacidad de consensuar decisiones al mismo tiempo, la autonomía e iniciativa a la hora de tener ideas propias e identificar la información útil.

6

Bibliografía.

Domingo Docampo. “Convergencia Europea y aprendizaje”. El País. 2004.

Gómez R. G. “La SER apela al equipo”. El País. Publicado el 8 de Septiembre del 2010. Web. Accedido el 15 de Octubre de 2010. Jenkins, Henry. Convergence Culture. Barcelona: Paidos, 2008.

Mertens, Leonard. “Competencia laboral: sistemas, surgimientos y modelos”. International Labour Organization. Web. Accedido el 12 de Octubre de 2010.

“Nuevas Profesiones: Las transformaciones sociales y los cambios en el mercado de trabajo”. Educaweb.com. Web. Accedido el 15 de Octubre de 2010.

Leigh Smith, Barbara y MacGregor, Jean T. “What is Collaborative Learning?” Washington Centre for improving the quality of undergraduate education. Web. Accedido el 2 de Noviembre de 2010.

Rhem, James. “Problem-Based Learning: An Introduction” NTLF Vol. 8 No. 1 Diciembre de 1998. Web. Accedido el 28 de Octubre de 2010.

7

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->