P. 1
AMARGO 2011 PRIDELIS

AMARGO 2011 PRIDELIS

5.0

|Views: 304|Likes:
Publicado porPridelis
Este año, tambien Pridelis habla desde un lugar inusual. Merece la pena escucharlo. Y da vida a un diálogo sin precedentes con el adolescente y el joven de hoy. Cuestiona desde el sentido común, arranca las ideologías y los prejuicios y desnuda las cosas grandes y pequeñas. Breves historias o reflexiones que pueden tener sentido común, humor negro, ironía, lucidez, ingenuidad. Pridelis reflexiona sobre distintos temas candentes a un nivel asequible a todas las edades: la sociedad en que vivimos, el camino por el que transcurre la humanidad, la violencia, los prejuicios, el mundo digital. Pridelis habla de sus amigos, Aladeicos y Miubrisna. Estas historias sirven, en tutoría, para tratar muchos temas de interés en la adolescencia.
Este año, tambien Pridelis habla desde un lugar inusual. Merece la pena escucharlo. Y da vida a un diálogo sin precedentes con el adolescente y el joven de hoy. Cuestiona desde el sentido común, arranca las ideologías y los prejuicios y desnuda las cosas grandes y pequeñas. Breves historias o reflexiones que pueden tener sentido común, humor negro, ironía, lucidez, ingenuidad. Pridelis reflexiona sobre distintos temas candentes a un nivel asequible a todas las edades: la sociedad en que vivimos, el camino por el que transcurre la humanidad, la violencia, los prejuicios, el mundo digital. Pridelis habla de sus amigos, Aladeicos y Miubrisna. Estas historias sirven, en tutoría, para tratar muchos temas de interés en la adolescencia.

More info:

Published by: Pridelis on Dec 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/09/2013

pdf

text

original

PRIDELIS 1

ÍNDICE
Dedicatoria………………………………………………………………………………… Prólogo…………………………………………………………………………………….. Inspiración De Pridelis…………………………………………………………………… Pridelis Es Un Anuncio De La Luna……………………………………………………. 1. Prejuicios……………………………………………………………………………… No Tengo Nada Que Ponerme. No Estoy En Venta…………………………………. El Prejuicio Sobre La Mujer De Cara Tachada……………………………………….. Qué Se Vende, Qué Se Necesita, Qué Hay Que Destapar…………………………. El Cementerio De La Arruga……………………………………………………………. Perfil Del Hombre Que Inspira Confianza…………………………………………….. Pegado A Mí Mismo Con Un Potente Pegamento…………………………………… No Puedes Olfatear Sus Partes, Pero Siempre Puedes Desconfiar……………….. Mi Amigo No Es Una Categoría………………………………………………………… ¿Qué Es Que-Te-Valoren?...................................................................................... Por Navidad, Un Hombre Empaquetado………………………………………………. 2. ¡Ay, La Humanidad!.......................................................................................... Escamas, Pelos, Garras, Colmillos, Picos…………………………………………….. Memoriza Ese Suelo De Otoño………………………………………………………… Bostezo……………………………………………………………………………………. Llorar, De Verdad, Como Un Niño……………………………………………………… Pridelis Quiere Entrar En El Cuarto De Atrás De La Ciudad………………………... El Nombre De Mi Replicante……………………………………………………………. La Navidad Viene En Camello; No Pesa Porque No Es Nada……………………… Cuestionario Para Ver Quién Gana, Si La Vida O Tú………………………………... El Otro Hoy……………………………………………………………………………….. La Vida Es Un Sistema Abierto Que Te Fagocita…………………………………….. Dios Tiene Ausencias Epilépticas………………………………………………………

2 4 5 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

3. Violencia……………………………………………………………………………….. 32 Graffitis Sobre La Violencia De Género……………………………………………….. Pridelis Dice: “Me Parece Que Soy Terrorista, Pero No Es Seguro.”……………… 4. Invariantes…………………………………………………………………………….. Helada Que Congelas Los Mandos……………………………………………………. De Un Día No Se Puede Escapar……………………………………………………… 5. Pridelis Habla De Pridelis Y De Sus Amigos Aladeicos Y Miubrisna……… PRIDELIS 2 33 34 35 36 37 38

Pridelis Trabaja En La Estación De Partida…………………………………………… Pridelis Puede Morir……………………………………………………………………… Pridelis Está Fuera De Peligro Por Un Tiempo……………………………………….. Barro Virtual………………………………………………………………………………. Hoy Pridelis Sólo Puede Decir Ay……………………………………………………… Aladeicos………………………………………………………………………………….. Aladeicos, Eres Un Tubérculo, Mi Generoso Amigo…………………………………. Envíame Por Fax Tu Optimismo……………………………………………………….. El Escalón De Aladeicos………………………………………………………………… La Tierra Enterrada Se Rebela…………………………………………………………. En Un Correo, Aladeicos Critica A Pridelis……………………………………………. Las Alas De Aladeicos…………………………………………………………………… Retrato De Miubrisna, Por Pridelis…………………………………………………….. El Rayo Verde No Es Rayo Y No Siempre Es Verde, Por Miubrisna……………… Polvo Y Polvo Y Polvo………………………………………………………………….. El Pulgón Es Asexual En Las Buenas Épocas Y Sexual En Las Malas!................. Una Taza De Café Puede Provocar Un Accidente Cerebrovascular, Por Miubrisna…………………………………………………………………………………..

39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55

6)El Esqueleto Antisocial En El Que Nos Movemos……………………………… 56 Pesadilla: Marrón, Señor De Lo Real………………………………………………….. Periodismo Literario, O Disfrutélavacamuerta………………………………………… Religión: “No.Tienes.Nada.Que.Perder”………………………………………………. Grandes Actores O Estrellas……………………………………………………………. Grafittis O Pintadas Sobre La Crisis…………………………………………………… Kilométricas Instrucciones De Uso…………………………………………………….. Grafitis, Graffitis, Graffires, Pintadas Sobre El Paro.………………………………… El ingrato es Avaro del Mérito......……………………………………………………… 7) Perros………………………………………………………………………………….. 57 59 62 65 66 67 68 69 70

Nos Correspondemos……………………………………………………………………. 71 Graffitis O Pintadas Sobre El Abandono De Perros………………………………….. 72 8) Mundo Digital……………………………………………………………………….. ¡Mi Voz Digital!......................................................................................................... Un Libro Es Ir De La Mano De Un Sabio……………………………………………… Todo El Que Quiera Escribir Que Escriba, Y Que Publique En Scribd……………. 74 75 76 77

POST SCRIPTUM………………………………………………………………………... 78

PRIDELIS 3

Dedicatoria
Yo me inventé a Pridelis. Ayudada por veintitantos adolescentes. Ellos y yo estábamos aburridos de monsergas normativas: “debes cuidar tu salud”, “hay que ser tolerante”, “el egoísmo es malo”, “el consumismo no es bueno”. Nos inventamos historias, primero dictadas, luego fotocopiadas, y luego nació Pridelis. Y después los amigos de Pridelis. Pridelis no da normas, muestra hechos. Los hechos son mucho más convincentes que las normas, sobre todo en la edad en que toda norma está siendo puesta en entredicho. Los adolescentes de aquel primer curso crecieron, pero año tras año vienen nuevos adolescentes, distintos pero iguales a los anteriores. Seguimos hablando de las cosas de Pridelis en la hora de tutoría. Pridelis dice cosas, qué cosas dice Pridelis. Y nosotros discutimos si sí o si no. Porque ellos están buscando las señales de tráfico y los adultos, torpemente, muchas veces les acompañamos demasiado de cerca, cogiéndoles del brazo. Es que las señales son muy difíciles de ver, y a menudo se confunden con prejuicios. En nuestros días, los adolescentes están bastante solos. En consecuencia, cuando encuentran un prejuicio es probable que se aferren a él. Pero, si la mente se moviliza, entonces el prejuicio cae, y la persona puede estar más viva, más preparada para actuar con justicia, y ser más feliz. No todos los tutores son buenos como tales. Para enseñar a ser persona hace falta ser maduro, haber vivido y haber reflexionado lo suficiente; ser flexible, capaz de comprender las situaciones de los demás, ser autocrítico. A lo mejor hay tutores que todavía no pueden ejercer como tales. Pero Pridelis puede ayudar a todos. Se trata de abrir brecha en un tema, y después dejar que fluya, o que mane, o que brote con fuerza. Es un recurso nuevo, de naturaleza diferente a todo lo usado hasta ahora en las tutorías: no es información, no es normativo, no trata de ser formativo… es una provocación, la mecha para dar vida a todo el potencial que puede haber en una hora de veintitantos chicos con una persona adulta. Cuando, al menos en España, las denuncias cunden en los Institutos, los padres están al acecho, la violencia llega a las aulas… entonces puede haber un lógico miedo al compromiso. Pero los docentes debemos sobreponernos, con voluntad firme. La íntima convicción de estar haciendo las cosas bien es el mejor asidero, la mejor seguridad. Y la voluntad de realizar la dignísima tarea de contribuir a que los alumnos lleguen a ser personas, es nuestra misión y debe ser nuestra voluntad. El tutor, en realidad, sólo tiene que querer. Querer sin miedo. Para todos los tutores que quieran hacer tutoría. La autora

PRIDELIS 4

Prólogo
Dice Pridelis que él es el inventor de un nuevo género literario, el texto de una página. La autora es inventora de una nueva forma de llevar la tutoría, emparentada con el diálogo platónico. Se ha comprometido a realizar una “guía de uso” de este material, pero, con todo respeto, dudo de que pueda plasmar en ella su práctica. He visto a los alumnos entusiasmados con los debates en los que se habla, sin cortapisas, de todos los temas imaginables, siempre partiendo de una página de Pridelis. Nuestros chicos están carentes. Se culpa a los padres, se culpa a la estructura social, pero hay una carencia básica que, habitualmente, pasa inadvertida: la carencia de reflexión, exenta de prejuicios, sobre las cosas. Este vacío es el que vienen a llenar las páginas que Pridelis escribe “con el dedo gordo del pie”. El libro se estructura en grandes áreas de reflexión: los invariantes, es decir, todo aquello contra lo cual no podemos hacer nada, ni como individuos ni como sociedad; el esqueleto antisocial, que es como la autora llama a la sociedad; la violencia; los prejuicios, que ocupan mucho más espacio del que nos imaginamos. En el devenir de su vida en las aulas, Pridelis fue tomando cuerpo. Al principio, sólo era una voz. En los últimos tiempos, tenía una marcada personalidad. Como parte de su personalidad, aparecen en este volumen sus amigos Aladeicos y Miubrisna. Aladeicos es un canto al optimismo y a la vida, pese a haber sufrido un fatal accidente que le ha postrado en una silla de ruedas. Miubrisna es una mujer minuciosa, sistemática, comedida, que realiza pequeñas investigaciones. En la vida del aula, Aladeicos lleva a los alumnos, por ejemplo, a ONGs como “Payasos sin Fronteras”, mientras que Miubrisna invita siempre a realizar pequeñas investigaciones por Internet. Estos son sólo dos de los amigos que tiene Pridelis; los demás, irán apareciendo en sucesivas publicaciones. La riqueza del planteamiento y la versatilidad del material lo convierten en un recurso pionero para abordar la comunicación en esta atormentada etapa que es la adolescencia, en este difícil lugar que es el Instituto, y en estos momentos en los que el capitalismo avanzado muestra su peor cara en occidente. Por la osadía de los temas y por lo poco recatado del lenguaje, puede que los textos no sean bien vistos; recordemos, entonces, que han sido elaborados por los propios chicos en su mayoría, lo que avala su adecuación para muchos otros. Desde luego, hay que cerciorarse de que el nivel de desarrollo madurativo sea acorde con el preciso para seguir estas sesiones. Los tutores que precisan los alumnos no son normativos y distantes, sino acompañantes y cercanos. Aquellos que quieran hacer de la relación con los alumnos en tutoría una clase magistral, es mejor que busquen otros materiales. Pero los que quieran iniciar la apasionante aventura de explorar la intimidad de los chicos y, a la vez, ayudarles a construir un mundo en el que los prejuicios no sean los pilares, tienen aquí una mina de oro. Todos los “papelajos” que tiene la autora van a ir organizándose poco a poco, y el resultado final es nuevo, rico, variado. PRIDELIS 5

Sería inusual que un material tan novedoso tuviera un éxito inmediato. Pero es deseable que se siga el proverbio chino, que dice: “cuando el dedo señala la luna, el idiota mira el dedo”. Esto es sólo el anticipo de un viraje que va a darse en el enfoque de las tutorías. Otros vendrán con textos más elaborados, temas más brillantes, etcétera. Pero éste tiene los méritos incuestionables de partir de la práctica, ser pionero y romper los esquemas existentes hasta ahora. Anselmo Gomendio Venturada

PRIDELIS 6

INSPIRACIÓN DE PRIDELIS
Pridelis escribe con el dedo gordo del pie, Se inspira en una tapa de dan-up de encima de la mesa Y chupa la mancha resbaladiza del cubo de basura para sentir que vive. Pridelis hace que se choquen las palabras, como bolas de billar, para soltar su jugo. Escribe poesfrías en vez de poemas, porque no les da trascendencia ni ante sí mismo, no la tienen. Lanza speecheches en vez de speeches porque no les da importancia, no la tienen. Pridelis es torpe y diletante en todo lo cognoscible. Pridelis busca la rama rota y el huevo cascado porque lo demás le sabe a plástico de embalaje. No busca crecer en número ni perfeccionarse en ningún sentido Porque sabe que sólo hay que mover los dedos y apretar la “a” con el meñique y la “l” con el índice para escribir “al”, y lo demás sobra. Es inocente de todos los cargos, aunque se cague en la familia real, duerma con el presidente del gobierno y se embotelle en la misma botella que cualquier ser indeseable. Sólo busca dentro de sí, y saca lo que encuentra. Sólo duerme y despierta. Sólo pierde el tren en una estación y se dirige aceleradamente a la otra. Sólo vive con su propio organismo. Pridelis inspira. Y Pridelis expirará. Y Pridelis caga y mea. No tiene nada que ocultar. Sólo su identidad, pero eso es nada.
PRIDELIS 7

PRIDELIS ES UN ANUNCIO DE LA LUNA PRIDELIS ES UN RESIDUO MÁS. PRIDELIS no es un hombre, PRIDELIS no es una mujer, PRIDELIS no es un caramelo de limón y miel, PRIDELIS no es almizcle, PRIDELIS no es una etiqueta debajo de una olla de acero inoxidable, PRIDELIS no es un olor de piel, PRIDELIS no se come, ni se bebe, ni se toca, PRIDELIS no se siente ni se piensa, PRIDELIS no es un sonido, PRIDELIS es un anuncio de la luna, no es la luna, PRIDELIS no es un trazo en un papel, PRIDELIS es la marca de esta página que ni siquiera es página.

PRIDELIS 8

1)

Prejuicios
PRIDELIS 9

NO TENGO NADA QUE PONERME. NO ESTOY EN VENTA. Un hombre conversa con su amigo. -¿Qué tal estás?

- No sé... No tengo nada que ponerme: ni prejuicios ni ideologías. No tengo nada que ponerme: nada de lo que pueda presumir y nada que haya conseguido con dinero. No tengo nada que ponerme: no tengo nacionalidad ni historia. No tengo nada que ponerme: no he logrado nada en especial, no he cosechado experiencias que puedan interesar. No tengo nada que ponerme: tampoco tengo buena presencia, estoy desgastado por los años. No tengo nada que ponerme: No estoy en venta.

- Pero bueno, ¡ésa es una excelente noticia!, ¿no?

PRIDELIS 1

EL PREJUICIO SOBRE LA MUJER DE CARA TACHADA

Esa mujer tachada no es nadie. No la puedes mirar, tiene un ojo menos como algunas pinturas de Picasso. Hay muchas mujeres tachadas. Anuladas, venidas a menos, a menos uno, a menos dos, a menos tres. Debajo del tachón sigue viviendo, con la vida de un pajarito. Ese niño pringoso de mocos no lo toques. No lo puedes tocar, sus mocos verdes suben y bajan, son repulsivos, y de vez en cuando se los limpia con la manga y salen más, no se sabe de dónde. Ese perro abandonado se te acerca, no le dejes. Y si te gustan los perros, menos. Es una complicación más. Deja que se vaya, no te arriesgues a darle agua, te seguirá y no te dejará, y, entonces, ya será tuyo por largos años. Ignóralo. Esa vieja pesada que no comience a contarte sus historias. Son como el hilo, largas, largas, nunca se acaban. Y si te vas hoy y te ve mañana, comenzará de nuevo con sus triviales hazañas, hasta aburrirte.
Pero a ese brillante sindicalista síguelo: te sorprenderás de las contradicciones que vas a encontrar entre lo que dice y lo que hace, entre lo que dice a unos y lo que dice a otros, entre lo que cree ser y lo que es. A esa mujer bien vestida y correctísimamente arreglada, que habla con dulce imperativo a los subordinados de su empresa, a esa sí, a esa síguela. Te pondrá a raya, con su enorme "yo" apoderándose de ti con una gula frenética. Al joven de la secta síguele, él te dará la respuesta a todas las preguntas. Eso es lo que andas buscando, al fin y al cabo: que te indiquen cómo, cuándo y dónde sin que haya margen al error. Prejuicios, prejuicios, prejuicios, prejuicios, prjjiejiouicios, kjprejiuicios, ir por los caminos ya trillados y perder los propios. Navego por scribd.

PRIDELIS 1

QUÉ SE VENDE, QUÉ SE NECESITA, QUÉ HAY QUE DESTAPAR
Pridelis disfrutaría si se vendiera bien su página. Compartiría ese honor con la Barbie, Con Ronald Reagan, Con el Marlboro, Con Grease.

Pridelis disfrutaría si se vendiera bien su página. Compartiría ese honor con youtube, Con google, Con facebook, Con la búsqueda “sexo”.

Pridelis disfrutaría si se vendiera bien su página. Pero Pridelis no tiene dinero Si me apuras, tampoco tiene nombre. Pridelis es. Nada. Un entretenimiento, como hacer un solitario, pero tan solo que ni siquiera hay cartas. Pridelis disfrutaría si se vendiera bien su página. Compartiría ese honor con el papel higiénico, Con las patatas, Con el pan, Con las setas en otoño, Sí. Con éstos sí, porque su fama deriva de su necesidad, están fuera del mercado. Pridelis disfrutaría si alguien necesitara su página. Pero Pridelis no es algo necesario. ¿O sí? ¿Fue necesario el niño del cuento “El traje nuevo del emperador” cuando dijo “El emperador está desnudo”? SÍ. ERA NECESARIO DESTAPAR. Pridelis siente alergia a

los prejuicios, los aborrece, los escupe. Pridelis quiere destapar, y sólo usa el taparrabos de su nombre figurado.
PRIDELIS 1

EL CEMENTERIO DE LA ARRUGA
Después de una operación de cirugía estética, ¿dónde van todos los trozos de cuerpo, michelines, arrugas, trozos de nalgas, pecho sobrante, bolsas, trozos de tabique nasal, estrías? Todos van a… ¡EL CEMENTERIO DE LA ARRUGA!
Es un cementerio común, pero, en lugar de haber cadáveres completos, descansan en paz los trozos de cuerpo sobrantes que han desechado y arrancado de sí los hombres o las mujeres. Pasen y vean. Éste es el pasillo de las bolsas. Yacen en pequeñas cajitas, y su recuerdo se rememora con la foto de su Ex Poseedor/a en la que se enfocan con amor las tremendas bolsas. Ésta es la zona de las arrugas. Qué bien decorada, con un suelo estriado. Hay Ex Poseedores/as que tienen rebosando las urnas donde descansan las pieles arrugadas, siempre se las están quitando. In memorian, las fotos de lo/as Ex Poseedores/as arrugados/as como pasas. Aquí se almacenan los tabiques nasales. Las fotos son curiosas: cómo ese trozo sin entidad puede originar estas caras de Rey Picodeloro.

Todos los trozos tienen su sitio, su lugar para el recuerdo. Una cosa es que la sociedad no los valore, por no ser estándar, y otra que nosotros no los valoremos. ¡Son nuestros, son parte de ti y parte de mí! Puedo renunciar a hacer algo que quiero; puedo renunciar a opinar; puedo renunciar a pensar, me es fácil, me lo ponen en bandeja; puedo renunciar a poseer, si se empeñan; puedo seguir renunciando. Pero renunciar a un trozo de mí mismo, eso… eso… también puedo, claro. Y cuando esté de moda sacarse un ojo, me lo sacaré. Habrá que ampliar el cementerio de la arruga con una sección de ojos pringosos sumergidos en un líquido que los conserve, no hay problema. No problem. Nunca hay ningún problema. Eso sí: habrá que habilitar un día festivo, “el día de los trozos desechados” para irlos a visitar, pobres. “Me voy a ver a mi tabique nasal”, “Ah, vale”, “voy a visitar al trozo de pecho que me quité”, “de acuerdo, cariño, dale recuerdos, dile que le echo de menos.”

PRIDELIS 1

PERFIL DEL HOMBRE QUE INSPIRA CONFIANZA
El PERFIL del hombre que inspira confianza está muy estudiado.
Ese hombre está de perfil. Lleva en la muñeca atado un hilo. Pendiente del hilo un papelito. Y en el papelito dice:  Control.  Capacidad.  Seriedad.  Control significa no decir me cago en la puta, estoy hasta los cojones, esto no lo voy a aguantar. E incluso eres un cabrón, la madre que te parió. No perder la compostura ni vivo ni muerto. Saber qué, cómo, cuándo, dónde y por qué puede ocurrir u ocurre lo que podría hacer que te tambalearas.  Capacidad significa hablar, no hablar así osea, no sé… pos… y utilizar palabras de moda, por ejemplo, en el mundo de la política, nación, hegemonía, sostenibilidad, según el momento. Saber o no saber es lo de menos.  Seriedad significa no ser informal, inconstante, guasón, irónico, crítico, entregado a impulsos; no ser libre, no manifestarte más que como esperan que te manifiestes.

DE FRENTE el hombre adquiere su relieve, sus órganos, sus vísceras. Tiene todo.
Le gusta disfrutar, le dan miedo las cosas, puede tener inclinaciones particulares, está a rebosar, está harto, está cansado, le duelen los pies, no le gusta su vida sexual, le gustaría quedarse en la cama, tiene que hacer demasiadas cosas, ha prometido y luego no va a poder, le gusta mandar, le gusta ser importante, no quiere renunciar a nada, se aburre, etc. etc. etc.

Pero lo que diferencia al hombre que inspira confianza del hombre que no inspira confianza es que hay muchas personas pendientes del primero. Adquiere ascendiente. Se vuelve alto. Se vuelve gordo. Se vuelve grande. Se vuelve muy grande. Cuando el hombre que inspira confianza es muy grande, es como una hormiga tamaño gato (¡imagina, qué peligro!), o como si la planta de tu salón creciera desmesuradamente (¡Qué agobio!) o como si el soufflé llenara el horno, la cocina y llegara hasta el salón. Impresiona. CONCLUSIÓN: El gran peligro del hombre que inspira confianza es su tamaño; por lo demás, es como todos. No confíes en él más que en ti mismo. Es un consejo de Pridelis. ¿O es que Pridelis no te inspira confianza?
PRIDELIS 1

PEGADO A MÍ MISMO CON UN POTENTE PEGAMENTO
Me duele reconocerlo: Estoy demasiado pegado a mí mismo. No me distancio. Siempre quiero tener razón, aunque no la tenga. Siempre defiendo mis intereses, aunque haya intereses de otros que deberían ser tomados en cuenta. El tema de mí mismo siempre me atrae más que cualquier otro. Olvido que soy, simplemente, uno más. Olvido al otro. Olvido la realidad. Me duele reconocerlo: estoy pegado a mí mismo con un potente pegamento. Me aferro a mí mismo porque, yo mismo, sin mi propia defensa, no sé cuánto resistiría. Es mi fragilidad la que me obliga a pegarme así a mí mismo. Me he convertido en el duro bastidor donde cuelgo el frágil papel de fumar que soy yo realmente. Soy muy débil, por eso me defiendo tanto. Soy muy cómodo, por eso me protejo. Me duele reconocerlo, pero por mis intereses haría lo que fuera. Lo que fuera significa lo que fuera. Podría afiliarme a un partido neonazi, si de ello dependiera que mi frutero estuviera lleno. Así lo hice antaño. Podría decir que la tierra es cuadrada, si ello implicara que los que me rodean me otorgaran su confianza. También lo hice. Me duele reconocerlo: tengo una monstruosa cantidad de pegamento. Soy un monstruo: de tanto protegerme me he asfixiado, Me he cegado, Y voy dando palos de ciego cruel por el mundo.
PRIDELIS 1

NO PUEDES OLFATEAR SUS PARTES, PERO SIEMPRE PUEDES DESCONFIAR Humano: 1. Desconfía de aquel o aquélla que aparca y luego, al no recordar bien dónde está el coche, tiene que fijarse en la matrícula para identificarlo. Se fija poco en los coches. 2. Desconfía de aquel o aquélla que, no es que no vaya a la moda, es que usa la ropa hasta que la gasta del todo, y se pone la ropa que está gastando, simplemente, sin otras consideraciones. Se fija poco en la moda. 3. Desconfía de aquel o aquélla que en el carro de la compra sólo echa coliflor, plátanos, leche, patatas, pechugas y no echa flanes, yoplait, pre-cocinados, latas, congelados, kellogs, extras, promociones, tres por dos, salsas embasadas. Se fija poco en la propaganda. 4. Desconfía de aquel o aquélla que, en el trabajo, cuando dice “¿qué tal?” se para y espera la contestación, porque está preguntando realmente “¿qué tal?”. Se fija mucho en los demás. 5. Desconfía de aquel que lleva un corte de pelo irreconocible como corte de pelo, o un corte de barba irreconocible, o de aquélla que no se depila el bigote, dice que porque no quiere. Se fija poco en su imagen. 6. Desconfía de aquel o aquélla que dice aquello que todos los demás piensan. Se fija poco en las convenciones. 7. Desconfía de aquel o aquélla del que se dice que alguien dijo que él dijo algo que no te cuadra. Se fija poco en el qué dirán. 8. Desconfía del que muestra conductas contradictorias que no responden a un patrón, que no entiendes. Te tiene poco en cuenta. 9. Desconfía, en general, de todo el que es diferente a ti. Es un peligro, y tú eres cobarde. Desconfía, míralos como a un saco de boxeo. ¿Por qué complicarte la vida buscando al que verdaderamente quieres golpear con tus guantes? Al fin y al cabo, eres un animal. No puedes olfatear sus partes, pero siempre puedes desconfiar. Desconfía de todo el que se salga del carril. Y del que no sea de la tribu.
Desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía, desconfía.

Desconfía de mí, de ti, de sí, de Pridelis.
PRIDELIS 1

MI AMIGO NO ES UNA CATEGORÍA
Era alto, de piel morena y brillante. Había sido un excelente estudiante: de un vistazo aprendía, pero después no se detenía y continuaba aprendiendo, profundizando, ampliando. Hizo medicina porque era voluntad de su padre, y más adelante Ciencias Biológicas. Era aficionado a la música y llegó a cuarto curso de piano, más solfeo y armonía. Pero con la música ocurría como con la medicina: no era su verdadera vocación. Su verdadera vocación era la pintura. Pasaba horas y horas con su caballete, copiando del natural en aquél pueblo de las estribaciones de la Sierra en que transcurrían nuestros días. Su mujer le adoraba, y con sus hijos pasaba las horas muertas, disfrutaba con ellos. En el trabajo cumplía y sus compañeros le apreciaban porque, habitualmente, promovía debates acerca de cualquier cosa, incluso aquéllas que no son de especial interés: cuál es el tipo de despertador que despierta de forma suave y eficaz a la vez; cuál es la influencia del ordenador en el ritmo interior; por qué es tan importante la mirada en las interacciones entre seres humanos... Todo era causa de, podrían llamarse, mini-debates que rompían la monotonía, dejaban a salvo la intimidad de las personas y, en suma, mejoraban lo indecible el ambiente. Todos le llamaban "el moro", y él lo aceptaba con naturalidad. Pero cuando crecieron las oleadas de racismo en la Europa de mediados del siglo XXI, el moro se convirtió en su nombre, exclusivamente su nombre. Su destino fue oscuro, y todo lo demás se perdió en un sórdido sumidero. Siempre recordaré al moro. Nunca encontraré otro igual, porque, aunque hubiera tenido sus cualidades, una amistad de quince años no se puede improvisar. Para mí su nombre es el más cercano al dorado elemento. Mi amigo era oro, pero le hicieron desaparecer sólo por su nombre.
PRIDELIS 1

¿QUÉ ES QUE-TE-VALOREN?
Cuando te valoran, te dan gasolina. - ¡Qué bien lo has hecho! Te sientes lleno de energía, preparado para actuar de nuevo. - ¡Eres un genio! Ves que tu visión es la visión. - ¡Así es! ¡Muy bien! ¡Justo lo que pensaba! Tu yo se expande y lo inunda todo. Estás lleno de valor, eres más guapo y mejor en todo, no sólo en eso. - Estoy muy contento, me han felicitado, vamos a cenar, voy a escribir una novela, voy a…

¿Qué es que-no-te-valoren?
Cuando no te valoran, te quitan gasolina. - ¡Qué mal lo has hecho! Te sientes sin energía, incapaz de actuar. - ¡Eres un desastre! Ves que tu visión es inadecuada. - ¡No es así! ¡Muy mal! ¡Nada de lo que pensaba! Tu yo se contrae y lo desaparece. No tienes valor, eres más feo y peor en todo. No lo confiesas. - Déjame. Con valor o sin valor, sigues siendo el mismo. Ni peor ni mejor que otro. ¿O no sabes que Einstein maltrataba a su mujer? El valor o la carencia de valor: - No viene dada por lo que digan los demás. - No viene dada por lo brillante que seas en un campo. - No viene dada por que tengas o no cualidades intelectuales u otras capacidades.

Lo único que fundamenta el valor o la carencia de valor de un ser humano es que obre de acuerdo con el bien. Pridelis dixit.
Y creo que este texto carece de valor, pero no me importa. ¡Confiesa cuando sientas que no tienes valor! ¡Vomita! Luego te quedarás aliviado, y te volverá el valor de todos los días… Y sobre todo –sé bueno.

PRIDELIS 1

POR NAVIDAD, EMPAQUETADO

UN

HOMBRE

- ¿Qué regalo quieres en Navidad, hijita? - Pues mira, Mamita, quiero un hombre empaquetado. Un hombre para el que lo primero sea la patria y la familia. Un hombre con abrigo con grandes hombreras y pantalones con rayas muy marcadas. Un hombre que sólo hable para decir lo que hay que decir. Un hombre bien afeitado y con corbata geométricamente dibujada. Un hombre que lo tenga todo claro desde el inicio de todo. Un hombre en cuya base asomen dos puntas brillantes, las de sus zapatos. Un hombre siempre listo para obedecer y para mandar. Un hombre empaquetado que tenga, Mamita, en confianza, hasta el paquete empaquetado, y así ni siquiera eso es travieso o revoltoso. Que lea el periódico mientras suenan los platos que se friegan y que use un perfume de hombre que se huela por todo mi hogar. Mamita, ¿me lo conseguirás? ¿Me conseguirás a mi hombre empaquetado para regalármelo en Navidad? - Claro, hijita, claro. Lo que no sé es qué papel ponerle: Un papel de empresarios o de políticos tal vez valdría… lo compraré bien ancho. - En todo caso, Mamita, ¡Yo quiero ser su lazo! ¡Yo quiero ser el lazo rojo de mi hombre empaquetado!

PRIDELIS 1

2) ¡Ay, la humanidad!
PRIDELIS 2

ESCAMAS, PELOS, COLMILLOS, PICOS

GARRAS,

¿Has visto -no sé cómo se llama- ese efecto de coger muchas fotos de alguien y unirlas en una sola cara, que, en una película, se va transformando desde la edad actual hasta la infancia?

Pues hazlo con la evolución humana: haz pasar al humano de su humanidad al humanoide, al primate, al tarsio, a otro mamífero, al reptil, al anfibio, al pez… Mira cómo se transforma, llevará un buen rato… y luego al revés: desde el pez, ve subiendo hasta el humano.
Todo lo que pierda el animal al irse transformando, no lo borres en la película: pon una alfombra debajo y haz como que cae al suelo. La alfombra se llena de restos de escamas, pelos, garras, colmillos, picos, patas más o menos largas, ojos múltiples, aletas, venenos, rabos… Todo lo que se desecha es para defenderse, para atacar, para protegerse.

Y, llegados al fin de la película, mírate, mírame. Estamos casi desnudos; hemos cambiado todos los restos por… ¿por qué cosa hemos cambiado todos los restos? ¡Por el gran cerebro protegido con un duro cráneo! ¡Es lo que los sustituye! ¡No hay otra cosa, no hay otra novedad!

Por tanto,

si el cerebro sustituye los restos de la alfombra, es que tiene la misma función que esos restos. Somos bebés de cuerpo desnudo con una dura y potentísima gran bola de cerebro.  Humano: bebé con bomba en la mano (o bebé con cabeza de bomba, es igual.)  Sólo que la bomba no es explosivo, es natural, es la vida, es que somos parte de todas las vidas sin diferencias.  ¿Qué creías? ¿Qué éramos distintos? ¡Ay, animal…!

PRIDELIS 2

MEMORIZA ESE SUELO DE OTOÑO
A la luna. A la creación de satélites. Al control de las enfermedades. Al genoma. A la creación de nuevos materiales. Al confort. A todo eso y más, humanidad, has llegado: eres tan grande como todas las hormigas de todos los hormigueros, juntas; eres tan alta como todos tus hombres subidos a los hombros de todos tus hombres. Pero, humanidad, contempla este metro cuadrado de suelo de otoño: Contempla las hojas, memorízalas, ésta doblada, aquélla aplastada, ésta más amarilla, aquélla degradado el color. Esos frutos secos, semienterrados algunos, otros manchados, caída la pequeña cúpula de aquél. La tierra, mojada oscura, allí de un color, aquí de otro, en la parte de allá mezclada con arena. Memorízalo. ¿Ah, no puedes? ¿Demasiado complejo, verdad? Hombre, hermano del Sol, Rey, Señor, Si un metro cuadrado de suelo de otoño se te escapa, ¿Qué eres? -¿quién eres? Humilde humano, eres sólo herencia y eslabón, Pridelis es sólo eslabón y herencia.

PRIDELIS 2

BOSTEZO Con un ictus isquémico bostezas más: el cerebro decide por ti que es mejor bostezar y tú bostezas, y bostezas, y bostezas. ¡Qué gesto el bostezo, si es que es gesto! Gesto de mamífero, egoísta, sólo para sí. Gesto en confianza, sólo se produce lejos del peligro. Gesto de confort… Notas que viene, ya está aquí, sucede y te gusta, la boca vuelve en sí mientras lloran los ojos a veces. Te afeas mientras despiertas al cerebro con el oxígeno del bostezo. Pues, ya que te afeas, déjalo, no bosteces. Más vale morir con facciones céreas que vivir dentro de la mueca del bostezo.

PRIDELIS 2

LLORAR, DE VERDAD, COMO UN NIÑO
Llora un niño.
Llora de pena, ha perdido algo. Llora de rabia, qué haría si pudiera. Llora de impotencia: no puedo, no hay nada que hacer. Son gritos, lamentos, mocos, brazos que se alzan, pies que se agitan, suspiros desgarrados. El protagonista es el lápiz desaparecido, la imposibilidad de ir al recreo, o la falta de atención de la madre. El sufrimiento es muy grande, y luego vuela.

Llora un hombre.
Llora de pena, ha perdido algo. Llora de rabia, qué haría si pudiera. Llora de impotencia: no puedo, no hay nada que hacer. Es llanto contenido, silencio, llanto escondido, disimulo, privacidad, secreto. Los protagonistas son la mujer, o el marido, o el dinero perdido, o la pérdida de un puesto, o la indiferencia de unos u otros. Ahora el sufrimiento ¿es mayor? ¿Seguro que es mayor? No se sabe… pero dura más, porque la pena no sale.

Niño u hombre, el inicio del llanto es el mismo. Pero el final cambia: de niño, el llanto fluye fuera; de mayor, se encharca. ¡Abre tu herida! ¡Deja que brote el llanto vigoroso! No es estadio del duelo, no es alma inmortal, no es prescripción facultativa. Es simplemente el ejercicio de gritar, sonarse, sollozar, estirar los brazos, patalear al ritmo de la pena, darse un coscorrón de rabia. Simple y puro desahogo.
... puedes coger tu coche, irte bien lejos, al campo, parar, bajar, buscar un sitio aislado, bajar del coche y llorar. Sí, hay que atreverse. ... puedes ir a casa de quien conoce el problema y te apoya, y advertírselo, voy a llorar, y llorar, llorar hasta la extenuación… …Y LLORAR COMO UN NIÑO. PRIDELIS 2

PRIDELIS QUIERE ENTRAR EN EL CUARTO DE ATRÁS DE LA CIUDAD
Pridelis se va a transformar en Pata-Limpia, “experto en Asuntos Naturales”. Los Asuntos Sociales le han saturado: le saben a resto de nicotina en un cenicero, a Ronald McDonalds (el “Jefe de la Felicidad”, una mascota), a documental desastres sábado noche o fútbol. Los Asuntos Naturales le satisfarán más: filogénesis del caballo, mutaciones en el trébol de cuatro hojas, reproducción de ortópteros. Los Asuntos Naturales le sabrán limpios, como comer manzana, y no el bollo pegajoso dentro de la bolsa de plástico de los Asuntos Sociales. Profundiza y va deletreando los nombres de las especies vegetales y sus orígenes, la causa de la estructura del terreno del pueblo en el que habita, el color del suelo y cómo la edafología los clasifica, para entenderlos. Sus paseos por el campo se llenan de significado. Comprende. Le cuesta, pero ve detrás. No se queda en el dato. Tan poco sabe, que aún no divisa al humano en los Asuntos Naturales. Pero es humano y vuelve a la ciudad. Semáforos, coches, personas, comercios, y basta. Será ciego para lo demás. ¡Pero no puede! ¡No puede! ¡Siempre tiene que ver la parte de atrás en la ciudad! Qué hay detrás de los pimientos del puesto, Qué hay detrás de la tienda de trajes, Qué hay detrás de los millones de vehículos, Qué hay detrás de la entidad bancaria… No puede evitarlo. No será tan irresponsable como para evitarlo. ¡La creación humana le llama para que la penetre! Pridelis quiere entrar en el cuarto de atrás de la ciudad.
PRIDELIS 2

EL NOMBRE DE MI REPLICANTE
MI DOCUMENTO DE IDENTIDAD: 93859808 MI NÚMERO DE ASISTENCIA SANITARIA: 8394029898 EL NÚMERO DE REGISTRO DE MI MASCOTA: 859398 MI NÚMERO DE TELÉFONO FIJO: 916628489 MI NÚMERO DE TELEFONO MÓVIL: 639104673 MI NÚMERO DE CUENTA CORRIENTE: 8343 3986 81 8398082388 MI NÚMERO DE TARJETA DE CRÉDITO: 8378929495998248 EL CÓDIGO PIN DE MI MÓVIL: 7389 EL CÓDIGO PUK DE MI MÓVIL: 74930828 LA CONTRASEÑA DEL CAJERO: 3908 EL NÚMERO QUE APARECE EN EL REVERSO DE MI PERMISO DE CONDUCCIÓN: 639802883 EL NÚMERO DE PÓLIZA DEL SEGURO DEL COCHE: 839043025 EL DÍA EN QUE NACI: 2812 LA MATRÍCULA DE MI COCHE: 8358 EL NÚMERO DE MI CASA: 8 PISO Y PUERTA: 24 MI NÚMERO DE REGISTRO PERSONAL EN MI TRABAJO: 8392048308 EL NÚMERO PARA OPERAR EN INTERNET CON MI CUENTA: 8888 EL NÚMERO DE SOCIO DE LA BIBLIOTECA: 392

En conjunto,

9385980883940298988593989166284896391 046738343398681839808238883789294 7389959982487493082839086398028838390 430252812835882483920483088888392
Una sinfonía de números que demuestra… - …la complejidad de nuestra sociedad. - …que es natural que con frecuencia olvide o pierda los números. - …que es cierta mi suposición de que tengo un replicante que habita en uno de los polos de una estrella blanca llamada Altair o Alfa Aquilae, que es la estrella más brillante de la constelación de Aquila. La secuencia de números debe ser el nombre de mi replicante. Cada vez que me dan un número, me dan un dato más de mi replicante. Comparte todo conmigo, menos el nombre, puesto que sólo yo me llamo Pridelis. Todo lo demás es común, incluido el curso del pensamiento. Al ser Altair es una estrella de alta rotación, las ideas de mi replicante se centrifugan constantemente, y con ellas las mías, razón por la cual me es imposible ser adaptable en el planeta Tierra. Por las noches, antes de dormir, le digo con cariño: “Buenas noches desde Tierra,9385980883940298988593989166284896391046738343398681839808238883789294389959982487493082839086 398028838390430252812835882483920483088888392” Y sé que él me contesta: “Buenas noches desde Altair, Pridelis”. Mi replicante sí tiene empatía, y mucha.

PRIDELIS 2

LA NAVIDAD VIENE EN CAMELLO; NO PESA PORQUE NO ES NADA.
¿Es una época de consumo? ¿Son unos días de sentimientos religiosos? ¿Son unas fiestas para comer bien? ¿Son fechas en los que, antes, los pobres se permitían comer bien, por lo que ahora, al subir el nivel de vida, no tienen sentido? ¿Son días de nieve y turrón, simplemente, una tradición?
Pridelis cree que la Navidad es un camino, que de pronto se estrecha y hace que todos los familiares se encuentren. Ese es el núcleo. Puede ser que disfrutes. O que te encuentres con tu suegra esa, odiosa. Tu cuñado el prepotente. Puede ser que la familia esté desunida y sea un lío conjugar las fechas.

En todo caso, el camino que se estrecha ES LA TRADICIÓN, LA FIESTA TRADICIONAL, QUE TE AGARRA DEL PESCUEZO Y NO TE DEJA ESCAPAR.
- Ven, no me hagas esto, cómo te vas a quedar tú solo en casa. - En Nochebuena no me pongas excusas, que te conozco. ¿El tema de la fiesta? ¿Dios? No. ¿La comida? Un poco. ¿Los regalos? Un poco. Hay pueblos ajenos a nuestra cultura occidental que tienen también fiestas de regalar. Fiestas de reconciliación, de apaciguamiento. ¿La Navidad apacigua? Tal vez. Tal vez no, tal vez estresa. Y siempre engorda un poco.

ROTUNDA CONCLUSIÓN: es una pena que la tradición no marque un camino FUERTE en el Día de la Paz, por ejemplo; o en cualquier otro de los muchos días pensados para concienciar sobre problemas esenciales de nosotros los humanos. Sin embargo, esta fiesta light, de encuentros familiares, regalos, compartir comidas, signos comunes (el árbol, el belén), etc. ¡ay que ver el exitÓN que tiene! La Navidad viene en camello, pero no pesa porque –NO ES NADA.

PRIDELIS 2

CUESTIONARIO PARA VER QUIÉN GANA, SI LA VIDA O TÚ
A) Si en el juego de la vida vas perdiendo Y el océano te va comiendo Hasta que te quedas de pie en tu isla, en tu pedrusco, Viendo los peces, pero sin nada para pescarlos, Sintiendo la sal y el sol, perdiendo lo restante en sudor. B) Si te duermes y eres incapaz de levantarte, Demasiado cansado. Al final lo consigues de todos modos. C) Si sólo te apetece comer, pero temes engordar Pero comes igualmente, pero con culpabilidad. D) Si te sientas al ordenador y estás horas y horas, La respiración contenida y sin recoger Nada de lo que pones por medio. E) Si fumas demasiado, o cometes cualquier otro exceso Y no lo puedes evitar, lo sabes pero lo intentas. F) Si ya no eres el que eras, Pero eres otro que le gustaría ser el anterior. G) Si quieres apurar todos los vasos Y, al apurar uno, se te rompen los demás. H) Si no tienes bastante dinero. I) Si no tienes bastantes relaciones sexuales, O al menos así te lo parece. J) Si tu coche está en peligro de extinción Y tú te preocupas por él Más que por las restantes especies.

Entonces: cuenta un punto por apartado. 10 puntos: Ufff, 8 puntos: ya es hora
de que hagas algo de verdad. 6 puntos: tienes salida. 4 puntos: cuidado. 2 puntos: estás torciéndote, ándate con ojo.

Por tanto:

no pretendas imposibles, la vida te ha ganado ya, o te está ganando, o está empezando a ganarte. Al fin y al cabo, da igual: vive contento, todos estamos en el mismo camino.
PRIDELIS 2

EL OTRO HOY
El día de hoy también será mañana, la sorpresa está esperando, agazapada. El día de mañana es hoy, el día de la crisis, el final de una era, el final de esto, pero no el final de todo. La racha de las comodidades pasó, el día de hoy se convierte en un mañana donde los coches serán símbolos de barbarie y su humo se guardará en botes para regocijo de los colegiales. Se turnarán para aspirar un poquito, que no se gaste, del hedor del ayer. No tengo nada contra la humanidad, pero qué presunción pensar que el día de hoy durará siempre. El otro hoy está esperando, a la vuelta de la esquina. Serán nuestros descendientes -los míos no- los que ya no sean nuestros porque no serán como nosotros, como no son como nosotros nuestros hijos, ya hoy. El día de hoy no es más que una pluma, un soplido, una línea fugaz en un folio. Cuando pienso en él, se me abre la boca en un bostezo.

PRIDELIS 2

LA VIDA ES UN SISTEMA ABIERTO QUE TE FAGOCITA
No tenía ni idea de lo que podía pasar. Por eso, lo que pasó a continuación no dependió en absoluto de su volunta. Cajas de cerillas, trozos de madera, ojos que se salían de sus órbitas, una cuna incendiada. ¿O fue un mechero? Cuando lo cogió tampoco sabía cómo funcionaba. La parte bonita fue descubrirlo, la parte sorprendente fue quemarse con el metal y la parte horrorosa, ver cómo el fuego escapaba a su control y emprendía un viaje súbito, desorganizado y organizado a la vez, por los barrotes de madera. El ritmo que alcanzó en las sábanas de tergal, más que horroroso, fue espeluznante. Sensaciones que no tienen parangón NUNCA JAMÁS, que, como no se olvidan, se empujan a lo más hondo, que se reproducen en momentos como el previo a morir. Cuando suben las escaleras del colegio, ella le pregunta a él, que va delante: - ¿Has cogido los bocadillos? Y él se vuelve para contestarle, y da igual cuál pueda ser la contestación, ni se oye a sí mismo contestando. Simplemente la mira, y nuevamente, nuevamente hasta el infinito, ve la cicatriz en su cara: acusadora, triste, irregular. Esa cicatriz que deforma sus hermosas facciones, esa cicatriz que él ha creado sin haberla dibujado. Entonces no siente nada. No siente nada. Pero algo muy, muy dentro llora, y clama. Porque con sólo nueve años es responsable de esa deformidad, de esa lacra. Porque su padre le ha pegado, hijo, hijo, qué has hecho, mira la cara de tu hermana, imbécil, imbécil, pasando en un momento de la ira más potente a la lástima más piadosa. La hermana era tan pequeña… la historia está dibujada en su cara, pero está tan alejada de ella… Fue mi hermanito, se limita a decir. Siempre se ha visto así. No es que sea fea, es extraña. Como tantas mujeres quemada, maltratadas. Sólo que ella era un bebé, y su hermano un niño travieso. Y sigue siendo un niño travieso. Pero un niño travieso con una carga descomunal en su interior, que le pesa, le pesa, le pesa. El humo de las llamas subía hacia arriba justo cuando él cayó abajo. Nunca se podrá levantar. Así es la vida. Una circunstancia, un capricho, una mutación te da un vuelco. Así es la vida. Despiadada. No hay consideraciones o contemplaciones. Así es la vida. No pregunta. No es democrática. Así es la vida. Como quiere ser ella. No cuenta lo que quieras. Así es la vida. Un sistema abierto que te fagocita. Así es mi vida, al menos. La vida de Pridelis.

PRIDELIS 3

DIOS TIENE AUSENCIAS EPILÉPTICAS
Personas de la escena: FAUNO: es un fauno gay, es alegre y caprichoso, es fauno pero no tiene cuerpo de cabra ni cuernos. Dios le ha hecho el favor de quitárselos. DIOS: hecho de materia de nube azul celeste. (Un fauno que ha abandonado las bacanales de Dionisio para hacerse criado de dios, está cuidándolo en una pequeña casa rodeada de campos y de ganado. Lo llama, y mientras se lamenta de lo desordenada que deja dios la casa.) FAUNO: (Agitado.) Dios, dios, dios, qué vida me das… ¿dónde estás? ¡Siempre tengo que tropezarme con las Tablas de la Ley cuando te recojo la habitación! dios, dios, ¿cuántas veces te he dicho que son muy duras? Casi me arranco el dedo meñique del pie, con lo que duele eso, ya sabes, que tú lo sabes todo, es como arrancar un gajo a una naranja. Dios, dios, ¿dónde te has metido esta vez? (Asomándose a la ventana.) No me pongas la excusa de que estás creando, que la creación se terminó, y además descansaste. Lo veo por la ventana, está todo creado, dios. A ver… en el dormitorio no estás, que a veces cuando el ser humano te hace una de las suyas tienes que tumbarte un rato a dormir, pero hoy no; en el cuarto de baño… ¡qué digo! ¡Si eres divino, que tú no pasas por ese sitio, qué suerte la tuya! Dios, dios, DIOOOOOS, nada, no responde. Está ausente. Pues ¡vaya responsabilidad la de un dios que te quita a dios, que se quita a sí mismo! Aquí nos quedamos todos sin guión y sin ruta. A ver… mira… ha dejado encima de la mesa el dossier con los principales asuntos de los diferentes planetas. El de la Tierra el más gordo, como siempre. Esos no tienen arreglo… Bueno, pues si no aparece, nada. Tengo la suerte de que, como no come, no tengo que arreglar la cocina. Pero pone por medio un montón de cosas. Aquí tiene la bola de cristal. A ver… mira, un montón de gente enferma, dónde es, qué horror, el pobrecito mío, le entiendo, yo estaría harto de tanta penalidad. Creo que lo mejor va a ser esperar. (Se sienta en una mecedora y se duerme un poco. Se despierta.) Ah, ya sabía yo que se me olvidaba algo. Que le han metido esa enfermedad los dioses de las otras galaxias. Esa que llaman ausencias epilépticas. Le dan todas seguidas, al pobre. Así andamos, que todo va un minuto bien y al minuto mal, y luego aunque ande mejor no se puede recuperar de lo que ha pasado en el minuto anterior. (Llorando.) Ay mis vacas, con lo hermosas que estaban, y en un minuto que dios se fue se cogieron el virus, y ahora ni dios ni nadie se lo quita. La verdad es que… es… da miedo decirlo… es como si nos hubiéramos quedado sin dios,, sí señor, no da más de sí, ese estar y no estar es peor que nada. Voy a mirar si está en la terraza (Conteniendo la respiración.) Sí, ahí está…Mira… se le va la expresión de la cara… adiós, mi querido dios, adiós…

PRIDELIS 3

3) Violencia

PRIDELIS 3

GRAFFITIS SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO
MALTRATADOR, ERES MACHO PERO DE ALIMAÑA NINGUNA MUJER ES TUYA, MALTRATADOR MUJER GOLPÈADA, MALTRATADOR ENCARCELADO MENTE TENEBROSA DEL MALTRATADOR PARAR EL MALTRATO AL EMPEZAR TU CARNE ROTA POR ESAS MANOS MUJER GOLPEADA NOS DUELE A TODOS CADA GOLPE DE UN MACHO, UN AÑO DE PRISIÓN SI GOLPEAS A TU MUJER, MATAS A TU MADRE ÉL NO TE PUSO UN ANILLO, TE PUSO UNA CADENA ME DUELE HASTA SU NOMBRE, DICE DE ÉL SI CRECE LA VIOLENCIA, BAJA EL SEXO MALTRATADOR, TU PENE ES LÁTIGO CUANDO ELLA TIEMBLA TÚ TE INFLAS PARAR EL MALTRATO CON CÁRCEL O LOQUERO MUJER, TU JUEGO EMPIEZA PERDIENDO ELLA NO ES TU APÉNDICE, MALTRATADOR ESTÁ PARALIZADA POR TU MIRADA MORIR DE HORROR ESPERÁNDOTE, MALTRATADOR LA PALIZA FUE EL FINAL DE ELLA, DESPUÉS NADA. UNA PALIZA, UN ALEJAMIENTO. NO HAY DOS. LA PRIMERA PÀLIZA FUE EL PRINCIPIO PARA ÉL. ESCRUTAR TU CARA A VER SI ES HOY.

PRIDELIS 3

PRIDELIS

DICE:

“ME

PARECE

QUE

SOY

TERRORISTA, PERO NO ES SEGURO.”
Pridelis intentaría ser alguien decente, Pero le es muy difícil. Le es difícil parecer, por fuera, un “normal”; le es difícil callar y pasar desapercibido; le es difícil parecer, por dentro, un “normal”, porque su vida no es normal. Pridelis es anormal, la decencia nunca es anormal, luego Pridelis no es decente, conveniente, de fiar. Pridelis intenta también tener más lectores en su sitio en Scribd. Tal vez, le dicen, si se pone al día de las noticias y las comenta, llegará a más personas. Tal vez si comenta los anuncios, llegará a más personas. Pero Pridelis sabe de su inadecuación:
Le brotan frases muy impopulares, se le escapan de los labios. “Peor hubiera sido que las torres, en vez de gemelas, hubieran sido trillizas.” “En las páginas de El Mundo se nota el mal aliento del director.” “Qué hipocresía el árbol de navidad, con la de árboles que nos cargamos, en vez de bolas habría que colgarle cabezas de animales en peligro de extinción.”

Pridelis es un terrorista de sí mismo, Es capaz de cargarse un año de trabajo cuando suelta una de esas, Una frase de varios segundos le trae odios eternos, Por eso interpreta que su palabra tiene PODER, Aunque sea el poder de cargárselo a sí mismo. Eso le gusta. Le gusta ese PODER. Su poder es su hijo único.
Pridelis, la próxima vez que te tires un pedo, no lo digas, nos tienes aburridos. No te pongas a reír en todas las reuniones. No hagas avioncitos, y menos digas que son para matar tercermundistas. La próxima vez que alguien diga algo absurdo, cállate. La próxima vez que haya que opinar, sé moderado. No hace falta que te pongas de parte del maltratador, por si acaso la maltratada finge. No hace falta que vuelvas a decir que eres terrorista, ya lo sabemos: Más que terrorista, eres el terror de las pequeñas charlas, porque llegas a ellas, azucaradas, y las disuelves con ácido sulfúrico.

Pridelis, no seas terrorista de ti mismo. No te cuestiones tanto, no destruyas y reanudes tu vida con tanta frecuencia, no sueñes, Que cada vez que caes de un sueño, habría que llamar a emergencias, Pridelis.
Te lo pide Tu otra cara, la que está debajo de la que llevas puesta siempre cuando te miras al espejo. PRIDELIS 3

4)Invariantes
PRIDELIS 3

HELADA QUE CONGELAS LOS MANDOS
Helada. Todo se ha vuelto duro. Todo se ha vuelto frío, pintado de un blanco desvaído. Los montes lejanos tienen otro marrón, la flor de cactus está blanca. Se me han congelado El mando a distancia del coche, El mando a distancia del garaje, Dejé la ventana abierta, y también se me han congelado El mando a distancia de la tele, El mando a distancia del vídeo, El mando a distancia del Equipo de Música, Los mandos de la vitrocerámica, El mando a distancia de la bomba de frío-calor, sobre todo. Y hasta el grifo, que en el fondo es un mando, se me ha congelado: no sale agua. He intentado dormir en posición fetal, del frío. No podía dormir, ni –ya que no dormía- pensar. El mando de los mandos, el cerebro, Se me ha congelado. Mis ideas se han solidificado Y encuentro que el mundo es requetebonito, requetebueno, requetebarato. La helada me ha retrotraído a la infancia. A ver qué pasa Cuando llegue el deshielo Y piense en el poder de una simple heladita en la zona templada. A ver quién manda, sí, a ver quién manda aquí.

PRIDELIS 3

DE UN DÍA NO SE PUEDE ESCAPAR
Hoy no es mi día. No es que no haya tenido sitio para aparcar. No es que me hayan llamado la atención en el trabajo. No es que me haya ido mal con la familia, no ha habido discusiones. No es que me haya llegado un gasto grande. No es que se haya destapado algo que hago mal. No es que nadie me haya leído. No es que me haya aburrido. No es que haya dormido mal. Simplemente, hoy no es mi día. Entonces, la única medida a adoptar es DEJAR PASAR EL DÍA. Sí, lector; cuando, simplemente, no sea tu día no hagas nada, no intentes cambiar nada ni te critiques. No emprendas grandes ni pequeñas hazañas. No polemices, no debatas, no entres al trapo, no cometas ningún exceso, no intentes escapar, porque DE UN DÍA NO SE PUEDE ESCAPAR. Simplemente, espera a que acabe el día. Mañana será otro día.
PRIDELIS 3

5) Pridelis habla de Pridelis
y de sus amigos Aladeicos y Miubrisna
PRIDELIS 3

PRIDELIS TRABAJA EN LA ESTACIÓN DE PARTIDA
Es decir, en ese lugar sagrado Llamado Instituto de Secundaria Obligatoria (de España, fuera no sabe). Ese lugar donde alimentan a los chicos con pan rallado Y no hay agua ni fuente. Ese lugar donde, para el profesor, las ecuaciones son las reinas Y los embarazos indeseados una simple molestia. Ese lugar de “abrir el libro por la 177”, Lugar en el que sentarse y callarse son el supremo ideal, el bombón de nata. El instituto debe formar la personalidad de los alumnos, dicen, Y son los partes o amonestaciones los que los controlan. Hay que despertar el interés por las Ciencias y las Artes, dicen, Pero el único interés que es despertado es el “no-suspenso” para sacarse el “título-para-trabajar”. Pridelis no aprecia a muchos de sus compañeros, No aprecia el sistema de horas que se suceden a ritmo de cuartel, No aprecia nada cómo va el Instituto. Comprende que es difícil llevar a tantos chicos, manejarlos, doblegar las voluntades que están naciendo en ellos, Pero desaprueba los métodos. Más valdría detener la clase y charlar, Porque comunicación es lo que les hace falta, y no contenidos. Tienen mucho que decir, y quieren que se les escuche: Pero el que hace eso es tachado de mal profesor. A Pridelis los alumnos le quieren. Según entra, ya oye voces, “profeeeee”. No es capaz de llevar el temario a raja tabla, y siempre está inventando métodos, Lleva toda la vida cambiando de método, y todavía lo busca: En la estación de partida, y también, fuera del Instituto, en las estaciones de paso y de llegada.

PRIDELIS 3

PRIDELIS PUEDE MORIR
Una nube oscura se desplaza sobre la zona del Planeta que habita. Le da pena. ¡Ha sido tan breve la estancia! Ha sido una visita. Cuando nació, tenían que haber dicho: “Este nuevo ser nos hace una visita –breve”. Pridelis no quiere llorar -¿De qué serían sus lágrimas? ¿De filamentos de las tripas del ordenador? No: serían de agua salada. Lágrimas verdaderas. Pridelis no se quiere despedir del pasado. Quiere al pasado, pero de quien se despide en realidad es del futuro: - De esa persona que no llegó a conocer. - De todos esos días de campo y sol que no verá. - De esta página, en la que hubiera escrito tanto, tanto. Tú, que me sigues, y yo: esperemos que no sea cierto. No, no, y no. Pridelis seguirá aquí hasta la muerte. Hasta la muerte lejana, muy lejana. Su cerebro seguirá bullendo, su corazón latiendo, sus órganos, más o menos, funcionando. Pero si de pronto ves que no hay nada, un día, otro día, otro día, ya sabes. Nadie más que Pridelis tiene la contraseña.

PRIDELIS 4

PRIDELIS ESTÁ FUERA DE PELIGRO POR UN TIEMPO
Ya no va a morir, de momento.       No es un cambio de opinión sino una alegre realidad. Hasta dentro de seis meses. Entonces tendrá que pasar por una nueva revisión. :( Qué alegría, la verdad es que no le gusta morir. Llega a casa, y siente que de verdad es su Coge el coche, y mira con simpatía incluso a los que le adelantan por la derecha.

casa.

Come, y el placer de comer es realmente un placer. Es como si Pridelis hubiera estado en otro planeta, digamos Marte, que es el que siempre se nombra. Ha vuelto como marciano. Se asombra de todo, valora todo, valora la humanidad -cosa rara.
Si sigue escribiendo en scribd Seis meses le dan para 30x6=180 ideíllas, poemías o speecheches que mandar, O, si hace dos cada día, 180x2=360. Un hermoso número que hay que rellenar. Qué paciencia tienen los que las tienen que colocar en Internet… También a ellos los quiere, los valora, les agradece.

“Los chicos o señores de Scribd, Esos enanos del Señor de los Anillos, laboriosos y amigables, Esos enanitos que ayudaban al zapatero a hacer sus zapatos por las noches, Ellos –no sé sus nombres –colocan mis entradas en la web, con una frase que creo que seleccionan, muy acertada. Siento que están cerca de mí.” Y es que a Pridelis le encanta escribir, aunque sólo consiga un lector. A veces, es él mismo. No sé si lo sabe. Pridelis está sentimental. Pero su “estar sentimental” es peculiar. Coge la zapatilla en la mano, la mira y dice: - Esta zapatilla que tantas horas de calorcito ha retenido, cómo me alegro de verla. Coge una manzana y dice: - ¡A desaparecer en las fauces de Pridelis! Coge la pata de su perro y dice: - Saludos, leal compañero; no te dejaré huérfano.
PRIDELIS 4

BARRO VIRTUAL
A ti, que sigues a Pridelis, ¿puedo decirte que te amo? ¿Me dejaras que sólo el que me oigas me excite a corresponderte? ¿O sólo soy la decepción latosa de una página abierta por equivocación? Tú que abres esta página: quisiera conocer tu pelo, tal vez liso u ondulado, tal vez sólo con esto tendría suficiente. Pero si además dejas que trace con mi mano la línea de tu boca, que imagine que te encuentro en un paseo de Otoño:”¿tienes hora?” “no, lo siento”, y me resbalaría, y tú quizás me prestaras un clínex para limpiarme el barro. Soy Pridelis, ah bueno, Pues límpiame aquí mismo el barro, el B A R R O V I R T U A L. No temas, no mancha, Pero tú si que existes, fantasmal lector que sigue a Pridelis Pridelis te amaría si no fuera sólo Pridelis

PRIDELIS 4

HOY PRIDELIS SÓLO PUEDE DECIR AY.
Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, Ay, y Ay. Ay, qué a gusto me he quedado. ¿Me has acompañado hasta aquí, lector? ¿Tan paciente y fiel has sido? Dime dónde hay que ir para suscribirse a ti, que me suscribo. Tuyo, Pridelis.

PRIDELIS 4

ALADEICOS…
Aladeicos, ¿de dónde nace tu inacabable vitalidad? No, no es porque yo sea tu amigo: es sólo porque tengo ojos y orejas para verte. Aladeicos, si todos salen y caminan por la tierra, tu la rastrillas con la mano. Si pisan el asfalto, tú consigues una manguera y lo limpias. Vas dejando tu huella de gigantesco prehomínido, no puedes vivir sin actuar. Alaleicos, amigo, ¡cómo te admiro!

PRIDELIS 4

ALADEICOS, ERES UN TUBÉRCULO, MI GENEROSO AMIGO
Aladeicos, No eres el águila imperial Pero sí la fuerte águila democrática Que sobrevuela las ruinas de la humanidad Intentando restaurarlas con la palabra. Aladeicos, Perteneces a cien asociaciones, Hablas con mil personas cada día, Te enteras de todo lo que ocurre Y tomas la palabra. Aladeicos, No eres de los que dicen “sin mí qué sería del mundo” Sino “mundo, te amo”. Amigo Aladeicos, Te digo que escribas y me haces caso, Pero de tu núcleo no puedes sacar casi nada Porque en tu núcleo no hay nada. Eres como un tubérculo, te lo dice Pridelis, La ramificación te desgasta, pero a ti no te importa, Aladeicos. Mi generoso amigo.

PRIDELIS 4

TRANSCRIBO UN TRISTE CORREO ELECTRÓNICO DE ALADEICOS.

Pridelis, Tu página es decadente, y está moribunda. Abónala, dale vitaminas. No le auguro ni un mes de vida… ¿Por qué te entretienes con semejantes pazguatadas, Pridelis? Tú eres perspicaz, incisivo, un reto para los que te rodeamos… y me consta que estás horas y horas componiendo esos textos que no le llegan ni a la suela del zapato de tus discursos y arengas. Déjate de historias, amigo mío. Míranos a los jóvenes –bueno, no tan jóvenes ya- que hacemos del mundo nuestro campo de batalla, y no de los espacios digitales. Borra ese estúpido cerdito que hace que me parezcas un púber con barba vieja. No sé por qué lo colocas de protagonista. Tal vez sea una de esas bromas tuyas que no entiendo… Los espacios digitales son para la información, Pridelis, y no para la ideología. Espero tu respuesta Aladeicos

PRIDELIS 4

ENVÍAME POR FAX TU OPTIMISMO
Aladeicos, sobre todo tu optimismo. Envíamelo por fax. Envíamelo urgentemente por fax. Qué capacidad de engañarte tienes, Aladeicos, si piensas que algo se puede mover en lo más mínimo. NO LEAS ESTO. TE PERJUDICARÍA. O no. Eres invulnerable, Aladeicos, inasequible al desaliento. ¿Con qué misión te despertarás mañana? ¿Salvar a las ballenas? ¿Alfabetizar a los niños de Mali? ¿Colaborar en un hospital? No lloras por ti, Aladeicos. Eso es de mal gusto. Caramba, de cuando en cuando hay que llorar por uno mismo. Pero tus lágrimas sólo van destinadas a regar el mundo. Imagínate, unos chorros de lágrimas a un lado, el mundo al otro. Aladeicos, realmente tu percepción no se ajusta a lo real, es irreal, tú mismo no eres real Eres un ser imaginario, Aladeicos.

PRIDELIS 4

EL ESCALÓN DE ALADEICOS Experiencia sencilla pero muy oscura que no quiere recordar
Volvía por la carretera. La radio sonaba. Ya era muy de noche. Las luces de los coches que circulaban en dirección contraria le deslumbraban. Tenía sueño. Empezó a cabecear. Encendió un cigarrillo. Le iba a dar una calada. Apagó la radio. Y ahí estaba. Otra vez. Como una pesadilla. El escalón roto con el que siempre tropezaba. Él subiendo a casa de su hermana. Ahora no borracho. Ahora simplemente cansado. Cansado de la vida. Del espejo. Del tiempo. Empezó a llover. Estaba muy oscuro. Serán negras las nubes, pensó. Se las imaginaba. No las veía. No veía las gotas. El limpiaparabrisas está roto. No limpia bien. Deja una raya. Suena. Una vez y otra, la misma raya. Y otra vez. El escalón. Ahora llegaría y lo pisaría. Se espabiló de golpe. La somnolencia había desaparecido. Subiría las escaleras. Abriría la puerta. Llamaría, hermana. Su hermana vería a su niño. El niño ya peina canas, hermana. El niño se deja una vida entera rota por detrás. Rota como el limpiaparabrisas. Otra vez, siempre lo mismo. Ras, ras. Ras, ras. No sabe qué hacer para sacudirse el sueño. Mueve la cabeza con fuerza, abre la ventanilla, se moja. El cigarrillo, el cigarrillo se ha resbalado del cenicero, maldito cenicero. Lo mira de reojo. La llama se apaga. No pasa nada, un agujero en el asiento. Una vida rota. Otra más rota. No, no van a venir los niños, hermana. Esta vez vengo yo solo. Eso le dirá. Que ella se ha quedado con los niños. No, no se han quedado abajo jugando en el portal. Es que no suben. Es que no están. Llueve más, llueve muchísimo. Se le ha salido la goma completa al limpiaparabrisas, va a tener que parar. Cuánto falta, ciento veintiséis, a los cien, para. Huele bien. Ya no tiene sueño. A lo mejor se han inundado los baldosines de la entrada, si es que allí llueve. Un camión. Ahora que ha entrado en carretera. No va a poder correr. Él corre siempre, o si no puede, intenta adelantar de forma salvaje. Va de un lado a otro, intentando adelantar. No puede. Cuánta circulación, para la hora que es. Maldita ciudad. Huir de la ciudad, para tener que volver ahora. Delgado. Frustrado. Fracasado. A vivir con su hermana. A amargarle la vida. Ella, con su vida en el sillón, con la costura, con la tele, con su vecina Teodora, con sus tertulias y los dependientes de las tiendas del barrio. Él, solo. Lo ha dejado todo atrás. Se rompieron su mujer y sus hijos; se rompieron la montaña y el mar. Adelanta. Cuidado, el que viene. Se me echa encima. Cómo conducen. Que luz blanca. Qué luz. El escalón. - Tranquilo, tranquilo. - ¿Hermana?, ¿qué ha pasado? - ¡Mira que golpe te has dado! ¡Si estás sangrando! ¿Cómo vienes a esta hora? ¡A quién se le ocurre! ¡Y con la que está cayendo! Teodora estaba asomada a la terraza y ha visto tu coche, creía que estabas borracho, has salido tambaleándote. Me ha avisado y yo estaba aquí, esperando que subieras. Y te has dado un buen batacazo… he bajado corriendo, bueno corriendo, ya sabes. Ha llamado Estela, hecha un mar de lágrimas, que la perdones, dice. No sé qué os habrá pasado, pero, como sigáis así, no sé dónde vais a parar. Desde que me ha llamado, no he podido dormir pensando en que venías por esa carretera, Dios sabe a qué velocidad. Anda, sube, que voy a decirle a Rufino que diga al presidente que a ver si arreglan de una vez por todas ese escalón.

PRIDELIS 4

LA TIERRA ENTERRADA SE REBELA por Aladeicos, hijo de la tierra.
Ozcuitiu Bei Mampalatsi miraba cómo sus pies se hundían, paso a paso, en la arena azulada de la planicie. Al lado del azul de la arena, el del mar palidecía y desaparecía, aún moviéndose: tal era su azur. Ozcuitiu era un habitante de las Planicies: así lo atestiguaban su cuerpo, desarticulado, suave y flexible; su voz, llena de ecos, profunda y sonora; sus ojos, que se encontraban en los lugares más insospechados; la velocidad de su pensamiento; su respeto a la Naturaleza. Los dos soles enrojecían y hacían brillar la arena con un fulgor parpadeante. Ozcuitiu los miró, sólo un instante, y continuó atento a sus pies, recorriendo mentalmente los países de los que, como Guía de Viajes, venía: el humo violeta, los mares elevados que se veían desde los túneles de cristal, los pilares altísimos en torno a los que trepaban los vegetales gigantes. “Todo esto es pasado”, se decía. “Pero nosotros somos el futuro con el que soñaban nuestros ancestros. Henos aquí, en el quinto milenio, siendo diferentes y los mismos: eterno retorno de lo idéntico”. Ozcuitiu repasó unas fórmulas de Física y lloró lágrimas saladas que no pudo enjugar. El cielo se volvió añil, y Ozcuitiu pensó en los Mampalatsi, su pueblo, que ocupaban las Planicies de sobriedad sublime y sofocante; en los dieciséis Ozcuitiu que, por reproducción asexual, habían nacido de él en el último periodo solar; en él mismo, Guía de Viajes, que iba a viajar al día siguiente en viaje arqueológico a la antigua Europa. En la pobre Europa, rincón oscuro y mugriento cuyo único patrimonio era su pasado. Ozcuitiu se paseaba por las ruinas de Europa. Gris, gris, gris. Todo el entorno era gris polvo, gris asfalto, gris herrumbre. Los Mampalatsi a los que Ozcuitiu guiaba se arrastraban desganados, de un sitio a otro, mofándose de los antiguos seres andantes, antes llamados humanos. - ¿Qué quiere decir Coca-cola? - ¿Para qué servían los tubos de escape? - Y ¿qué quiere decir esta inscripción? Ante esta última pregunta, Ozcuitiu se detuvo y leyó: “Nosotros humanos, que hemos tenido al Sol como dios tantas veces, que nos vanagloriamos de tender hacia lo alto, hemos dejado, sin embargo, cantidades enormes de tierra enterrada, ciega, asfixiada, muerta. Hijos de la Tierra, hemos amordazado a nuestra madre, que muere bajo el asfalto. Por eso nos ha escalonado las carreteras. Por eso se ha vuelto contra nosotros. Sepultad el vehículo, enterrad el asfalto. Abrid paso a la tierra y revivid. Si lo hacéis así, tal vez recuperéis la armonía” - Esto requiere una larga explicación –dijo Ozcuitiu. -Cuentan los seres que llevan ya tres mil años viviendo en este mundo que uno de los momentos críticos en las comunicaciones por tierra de los humanos fue aquel en que los escalones se tornaron deslizantes como carreteras y las carreteras escalonadas como escalones. Los seres andantes tenían, por aquel entonces, muchos “escalones” (es decir, trecho estrecho como un pie de andante al que sucede otro trecho estrecho pero ligeramente más alto o más bajo, según la dirección). Los usaban para salvar alturas, con su primitivo sistema de locomoción a dos pies. Primero los escalones se volvieron carreteras. Hubo un frenesí generalizado y loco por subir y bajar. Fsssssssss, era tan agradable. Iuuuppppppppp, las escaleras (conjunto de escalones) cambiaron su nombre por el de Alfombra Mágica de Caracol. Se detuvo la actividad laboral, la voz corrió y todos se deslizaban: los infantiles humanos se entregaban a este entretenimiento sin freno. Pero, simultáneamente, las carreteras se volvieron escalonadas. Sí, señores: escalonadas. Con escalones altos, bien altos. Todos los coches atrapados quedaron así, literalmente atrapados, y cuentan que muchos humanos se desollaban las manos intentando trepar escalón por escalón de asfalto. Las colisiones eran múltiples en las bajadas. El caos fue total en pocos días. A la carretera escalonada la llamaron la Trampa de Asfalto. Los seres andantes no pudieron con ella. Un Sacerdotecológico fue consultado por los más altos dignatarios. Este Sacerdotecológico (entonces llamado ecologista) dijo las palabras que aparecen en la inscripción: “Nosotros humanos, que hemos tenido al Sol como dios tantas veces, que nos vanagloriamos de tender hacia lo alto, hemos dejado, sin embargo, cantidades enormes de tierra enterrada, ciega, asfixiada, muerta. Hijos de la Tierra, hemos amordazado a nuestra madre, que muere bajo el asfalto. Por eso nos ha escalonado las carreteras. Por eso se ha vuelto contra nosotros. Sepultad el vehículo, enterrad el asfalto. Abrid paso a la tierra y revivid. Si lo hacéis así, tal vez recuperéis la armonía” - ¿Y lo hicieron? - No, porque aparecieron Mercedes, BMV, Renault, Seat, las compañías petrolíferas, los khjlkjj, los hkjlkjb, los gvcdxx… -¿Y quiénes eran esos? ¿Gigantes? ¿Fantasmas? ¿Ñumos? - Sí: exactamente. Ozcuitiu Bei Mampalatsi miraba nuevamente cómo sus pies se hundían, paso a paso, en la arena azulada de la planicie. La Planicie era inmutable pero hermosa, pensó. La Tierra había sido un planeta tremendamente cambiante, variable, versátil, pero el proceso había sido nefasto, y su final, la extinción. Tal vez el monótono añil de los Mampalatsi fuera hermoso. Toda la historia era falsa, por supuesto. Ni había habido carreteras escalonadas ni alfombras mágicas de caracol. Él mismo, ayudado de dos de sus diez hermanos, había colocado esas placas inscritas en lugares bien visibles, para dar a los jóvenes Mampalatsi explicaciones simples de lo acaecido en la Tierra. Porque los jóvenes Mampalatsi, como todos, prefieren una explicación fácil aunque inverosímil antes que una compleja. Porque los jóvenes Mampalatsi necesitan, pensó Ozcuitiu, sentirse bien siendo Mampalatsi y viviendo en las Planicies, no como… Ozcuitiu interrumpió su pensamiento. Los dos soles rojos, idénticos, caían. Sus dieciséis Ozcuitiu, todos iguales, le vieron llegar desde lejos y le llamaron. El aire acariciaba la piel suave de todos. Los ecos de las voces se multiplicaban en las Planicies. Los innumerables pájaros nocturnos comenzaban su ciclo cantando alternativamente en perfecta armonía. Ozcuitiu retomó su pensamiento: sí, sentirse bien. Sentirse bien viviendo en las Planicies y no en el gris, gris, gris. No en el gris polvo, gris asfalto, gris herrumbre. Cuando las carreteras se volvieron escalones, los humanos perecieron en gran número. No es necesario trazar carreteras, ni siquiera caminos: como los Mampalatsi, hay que confiar en la Planicie, confiar en la Naturaleza. Establecer con ella una relación de colaboración y no de impaciencia. Como con uno mismo. Como con los hijos. Ozcuitiu Sai abrió mucho todos sus ojos y le dijo a su padre, con la dulzura femenina de los Mampalatsi: - Ozcuitiu Bei, ayer no me podía dormir. No estabas aquí y yo quería que me hablaras sobre las alas de los pájaros de la noche.

PRIDELIS 4

EN UN CORREO, ALADEICOS CRITICA A PRIDELIS Pridelis, Tu página es decadente, y está moribunda. Abónala, dale vitaminas. No le auguro ni un mes de vida… ¿Por qué te entretienes con semejantes pazguatadas, Pridelis? Tú eres perspicaz, incisivo, un reto para los que te rodeamos… y me consta que estás horas y horas componiendo esos textos que no le llegan ni a la suela del zapato de tus discursos y arengas. Déjate de historias, amigo mío. Míranos a los jóvenes –bueno, no tan jóvenes ya- que hacemos del mundo nuestro campo de batalla, y no de los espacios digitales. Borra ese estúpido cerdito que hace que me parezcas un púber con barba vieja. No sé por qué lo colocas de protagonista. Tal vez sea una de esas bromas tuyas que no entiendo… Los espacios digitales son para la información, Pridelis, y no para la ideología. Espero tu respuesta Aladeicos
PRIDELIS 5

LAS ALAS DE ALADEICOS
Esta página está de luto. Yo estoy de luto. El cielo, los campos, las ciudades están de luto. De luto por el sol, que ha sufrido un potente golpe, un golpe cruel y desalmado. De luto por unas piernas que recorrían caminos, y subían y bajaban montes y llanos. De luto por Aladeicos. Sí, mi amigo Aladeicos, mi muy mejor amigo, como te llamas, Aladeicos, cuántas lágrimas corren por mis mejillas, tú me decías “Pridelis, deberías comprarte un limpiaparabrisas para tus mejillas”. Aladeicos… hoy sí que lloro. Me ha llegado la noticia esta mañana, ha sido como un sable limpio traspasando mis sesos. No he sentido nada, más tarde me he derrumbado. Aladeicos, tú no. No estás muerto. Eso nunca. Vives, y tu vida sigue y seguirá siendo viva. Sólo tus piernas han muerto. Sólo. Sólo se dice muy pronto. Volvías de viaje, amanecía, un cambio de rasante y no viste la carretera. Te desviaste, chocaste, y allí murieron tus piernas. Esas piernas fuertes, robustas, que tanto caminaban, Esas piernas rectas y muy bonitas, a las que tanto hacías trabajar no pudieron decir ni un ay, murieron las dos juntas como hermanas que habían sido vivas. Y tú, dormías, como queriendo no saber qué pasaba, que tus miembros entrañables se habían ido al paro, a la flaccidez, al anonimato, a ser una carga en vez de una ayuda. Y tus pies con ellas. Aladeicos: tienes manos, tienes brazos y, sobre todo, tienes cerebro, es decir, tienes tú. Quiero que sepas cuánto te quiero, amigo Aladeicos, sólo quiero que sepas eso. La paraplejia, esa especie de bruja maligna, te ha dormido las piernas; pero tu inteligencia, ese sol luminoso, resplandeciente, brillará como nunca, Aladeicos. Volarás con tu mente donde tus pies no te lleven, y no tendrás piernas, Aladeicos, pero verás qué alas: tus alas de luz serán deslumbrantes. Pero eso es un mañana, cercano pero mañana. Hoy todavía estamos de luto. Un luto oscuro y hondo Una figura oscura que se desplaza con sus piernas en el horizonte, la misma figura quieta. Luto sin nombre.

PRIDELIS 5

RETRATO DE MIUBRISNA, POR PRIDELIS. Miubrisna, Encanto de las figuras sutiles, diseñadora de alfileres y observadora de pequeñísimas arañas ingrávidas. Miubrisna, cuando acercas tu pelo a mi barba se unen el arbusto salvaje y el ritmo pautado del agua de una ola. Duermes en un país de miniaturas y nunca has visto el horizonte. Miubrisna, sécate esa lágrima transparente, ponte tus pequeñas botitas azules y escríbeme un correo que lo voy a publicar. Quiero que se sepa, Miubrisna, que eres la observadora de lo inverosímilmente pequeño, y que para eso usas tus grandes ojos violeta. No salgas a mis espacios abiertos porque, en ellos, te perderías. Pridelis observa a Miubrisna, Y Miubrisna observa la nervadura de la hoja. No, observa a ese chiquitísimo ser sin nombre que habita en ella. Y el círculo se cierra, porque ese chiquitísimo ser sin nombre soy yo, tu amigo Pridelis.
PRIDELIS 5

EL RAYO VERDE NO ES RAYO Y NO SIEMPRE ES VERDE, POR MIUBRISNA
Hola Pridelis, soy Miubrisna de nuevo. Espero que esto te guste más que lo del polvo. El rayo verde no es algo pequeño, pero dura tan poco que lo incluyo en esa categoría de lo fugaz. Requisitos que hay que cumplir para ver la luz del sol: ninguno. Requisitos que hay que cumplir para hacer la foto de un rayo verde: - Estar cerca del mar. - Que no haya turbulencias atmosféricas. - Estar justo en la salida o en la puesta del sol. - Que estés mirando al horizonte. - Que tengas la máquina dispuesta. - Que este sea uno de los poquísimos días en que ocurre. - Que no te distraigas justo en los dos segundos en que ocurre. - Que dispares a tiempo. Por eso he optado por mandar un dibujo. Contéstame, por favor. Miubrisna.

PRIDELIS CONTESTA: Rayo verde, rayo verde, Naturaleza verde, Ecología verde, Todos fugaces. La humanidad va al rojo, y no al verde. Es bonito el dibujo, armonioso, simple como todo lo hermoso. Pridelis.
(Lo he tomado de una variada y completa web, llamada http://www.madrimasd.org/) Bajo esta denominación, no muy afortunada en castellano (ni es un rayo ni tiene por qué ser de este color) se agrupan una serie de eventos relacionados. Suceden durante la salida (orto) o la puesta (ocaso) de Sol. El primero prueba que no es un efecto de sensibilización de la retina por mirar al Sol mientras éste se oculta. También puede ocurrir con la Luna (ver imágenes) o, se dice, con los planetas.

PRIDELIS 5

En todos los casos, nos estamos refiriendo a la aparición sobre el disco solar (o lunar) o en sus proximidades de tonalidades cromáticas diversas, generalmente de color verde, aunque también es posible ver todos amarillentos, azulados o violetas. Los rayos verdes son subproductos de la refracción y la dispersión de la luz del Sol cuando se encuentra cerca del horizonte y con los espejismos generados durante esos instantes. Debido a que la refracción es mayor a longitudes de onda más corta (colores más azulados), la puesta de Sol ocurre a diferentes instante dependiendo de la longitud de onda a la que estemos observando (antes si ponemos un filtro rojo, un par de segundos después si es azul). Si observamos el fenómeno durante el orto (la salida del Sol), la cronología sería inversa. Así, en principio y en una situación ideal primero veríamos una puesta de Sol dominada por el color rojo, seguida de una amarilla, verde, azul y terminando con una violeta, en un intervalo de unos pocos segundos. Sin embargo, la dispersión de la atmósfera (razón por la cual vemos el cielo azul durante el día, a pesar de que el Sol emita primordialmente en el color amarillo) causada por las moléculas de aire y por los aerosoles provoca que la luz a longitudes más cortas (más azules) sean fuertemente desviadas cuando el Sol está cerca del horizonte, debido a que su recorrido es muy superior a cuando el Sol está en lo alto del cielo. Si además hay algo de neblina en el aire, el fenómeno se ve reforzado. Por tanto, los colores violeta y azul tienden a ser eliminados, dejando que las tonalidades verdosas dominen durante los últimos instantes del avistamiento del Sol cuando se pone (o los iniciales cuando sale). Las turbulencias atmosféricas, reforzadas durante la puesta de Sol, provocan inestabilidades en los procesos con la consiguiente mezcla de colores, lo que normalmente impide la visión del evento. Por tanto, la atmósfera tiene estar muy estable, y presentar un índice de refracción que se incrementa rápidamente hacia la superficie para que se detecte el fenómeno.

PRIDELIS 5

POLVO Y POLVO Y POLVO Pridelis, si te preguntaran qué hay en tu oficina ¿qué dirías? Mesas, sillas, ordenadores… Sí, pero con más detalle: lápices, abrigos, percheros… Así seguiríamos. Pero siempre olvidarías el polvo. Sí, el polvo, el polvo que se posa, invisible, en todos los lugares. El polvo de… ¡Hay que quitar el polvo! Estas reflexiones haré. Son en broma, Pridelis. - La piel humana es la fábrica de polvo. - Una forma eficaz de mantener tu casa sin polvo es hidratarte la piel. - En el trabajo, todas las pieles se unen encima de la estantería. - El que diga “huele a polvo” quiere decir “huele a piel muerta”. - Las pelusas son las hijas del polvo. En este caso, las hijas son muchísimo más grandes que el padre. - 6 mg/m²/día significa que en treinta años sin quitar el polvo habrá el equivalente a la piel de dos hombretones, repartida por toda la casa. - Lo que nos da alergia no son los ácaros sino la caca-de-ácaro. - Limpiar el polvo puede ser peligroso. ¡Hazlo con mascarilla! - La frase “polvo eres y en polvo te convertirás” es falsa. Debería ser “polvo eres y en polvo te conviertes cada día”. Pridelis, para ti que nunca quitas el polvo, anímate si no quieres que digamos: “La piel de Pridelis ha tomado su casa.” Un abrazo Tu siempre fiel Miubrisna.
Tomado de Wikipedia. El polvo en las casas, oficinas, y otros ambientes humanos es en gran medida generado por sus habitantes, especialmente por el desprendimiento de las células de la piel. Aproximadamente el 70 por ciento de la composición del polvo son células muertas de piel humana. También se encuentra algún porcentaje de polvo atmosférico del exterior. En promedio, aproximadamente el ritmo de producción de polvo en una casa es de 6 mg/m²/día,[1] dependiendo de la cantidad de tiempo que se permanezca en la casa y del número de habitantes. Cuando se acumula suficiente cantidad de polvo se forman pelusas. Los insectos y otra fauna menor que habita en las casas poseen una serie de interacciones sutiles con el polvo, lo cual puede afectar la salud de los habitantes de la casa. Por ello, es recomendable mantener una cierta circulación de aire, manteniendo las ventanas o puertas parcialmente abiertas. Una vez en el exterior, las partículas de polvo son llevadas por las brisas o desintegradas por la luz solar. En climas fríos, es esencial controlar la presencia de polvo regulando la circulación de aire, dado que, por lo inclemente del clima, se suelen sellar las viviendas con sumo cuidado, con lo cual se evita el ingreso de aire fresco, lo que permitiría la posibilidad de renovar el aire. Los ácaros del polvo doméstico se encuentran en todas las superficies y aun suspendidos en el aire. Los ácaros del polvo se alimentan de pequeñas partículas de materia orgánica, que es precisamente el principal constituyente del polvo doméstico. Ellos excretan enzimas para digerir las partículas de polvo; estas enzimas y sus heces, a su vez, forman parte del polvo doméstico y pueden provocar reacciones alérgicas en los seres humanos (mayormente rinitis alérgica o asma). Los ácaros del polvo se desarrollan con preferencia en las fibras de los acolchados, muebles y alfombras. El polvo doméstico puede ser eliminado con varios métodos: barriendo o sacudiendo con un trozo de tela, esponja, plumero o escobillón, o por medio de succión con una aspiradora o con un filtro de aire. En principio, el dispositivo que se use retendrá el polvo; sin embargo, parte del mismo puede ser puesto en suspensión en el aire con la propia actividad de limpieza (las partículas que forman el polvo doméstico pueden entrar fácilmente en suspensión) y alcanzar los pulmones de la persona que realiza esta actividad, aumentando el riesgo. Por ello, es preciso tener precaución al limpiar el polvo: es preferible juntarlo o rechazarlo aplicando algún tipo de carga eléctrica (electrostática).

PRIDELIS 5

¡EL PULGÓN ES ASEXUAL EN LAS BUENAS ÉPOCAS Y SEXUAL EN LAS MALAS! Mira, Pridelis, no creo que ahora vayas a volverte jardinero; no, por Dios. Sólo te envío este texto sobre los pulgones para reflexionar. Los pulgones utilizan la reproducción asexual en épocas buenas y la asexual en épocas malas. ¿Estaremos los humanos siempre en épocas malas? Me lo pregunto. ¿Tú qué opinas? Hay tres mil especies de pulgones. A un pulgón racista, se lo zampan entre todos. Un aparato bucal picador chupador… y con saliva tóxica…supongo que muchos lo tendrán, Pridelis, pero impresiona. Imagina por un momento que todos se hicieran de nuestro tamaño: argumento de película. La descendencia es áptera en los buenos momentos, y alada en los malos. Muy simbólico esto. Ay de aquéllos de nosotros que tengan hijos sin alas; hoy en día, es la ruina física y moral tener un hijo sin alas: agazapado en casa. Dios, dales alas a mis hijos. Tan pequeños y todavía tienen un parásito, que los deja paralizados, hinchados, marrones. Momias. ¡Pobrecitos los pulgones! Para ser tan pequeños, tienen una vida muy incierta. ¿Cómo me reproduciré, yo solo
PRIDELIS 5

o con otro? ¿Cómo será mi hijo, alado o áptero? ¿Me convertiré en momia o moriré normalmente? Te lo manda con cariño Miubrisna EL PULGÓN Orden: Superfamilia: Aphidoidea. Hemíptera. Suborden: Homoptera.

Hay 3000 especies de pulgones. Existen especies polífagas, que atacan a muchas plantas, y otras específicas de alguna planta. El pulgón puede tener color negro, amarillo, verde, naranja, etc... con un tamaño de 1 a 3 mm. Sus patas son largas y finas, tiene forma de pera, tiene en la parte trasera dos sifones (al final del abdomen), y sus antenas son moderadamente largas. Los pulgones poseen un aparato bucal picador chupador que le sirve para introducirlo en el interior de las células de las hojas de la planta. Cuando se reproducen de forma asexual, la hembra no necesita ser fecundada, y pare un pulgón idéntico al adulto aunque más pequeño, esta forma la suelen hacer cuando hay buenas condiciones climáticas, comida etc, logrando rápidamente colonizar al huésped. La forma sexual de reproducción la utilizan en época malas ya que la hembra fecundada pone huevos, lo que permite pasar de ésta forma el invierno y nacer a final de éste cuando las condiciones mejoran. Otra adaptación importante es que pueden tener descendencia áptera o alada, cuando las condiciones son buenas los individuos suelen ser ápteros, y con poca movilidad, pero si éstas cambian, por ejemplo si la planta hospedada tiene ya una colonia muy importante, emiten individuos alados, que volaran en busca de un nuevo huésped. Los pulgones inyectan en la savia su saliva tóxica que provoca en las hojas un claro síntoma: se enrollan y encrespan. El primero de ellos es que excretan melaza (que atrae a las hormigas), y sobre ésta se desarrolla un hongo, la fumagina o negrilla, que causa daños por reducción de la fotosíntesis, aparte de afear mucho a la planta. Por último son grandes vectores de virus, cuando pican a una planta afectada transportan el virus en sus aparatos bucales hasta el siguiente huésped. Los pulgones tienen muchos enemigos naturales, tanto depredadores generales, como específicos y parásitos.
PRIDELIS 5

Entre los depredadores destacan la Mariquita que come pulgones tanto en su estado de larva como de adulto, o la Crisopa cuya larva también es muy voraz. En los parásitos también hay varios, como Aphidoletes aphidimyza (díptero) ó Aphidius colemani (avispa). Los parásitos ponen un huevo dentro del pulgón, éste nace y su larva se alimenta dentro del pulgón matándolo y saliendo al exterior, el pulgón se queda paralizado, hinchado y con tonos marrón, se conoce como “momia” y es relativamente usual verlos.

PRIDELIS 5

UNA TAZA DE CAFÉ PUEDE PROVOCAR UN ACCIDENTE CEREBROVASCULAR, por Miubrisna. Mira, Pridelis, lo he tachado porque recuerdo mi café de después de comer. Una sola taza de café puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, particularmente en los sujetos que no acostumbran a tomar café, según un artículo publicado en la revista Neurology. En este trabajo se observó que el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular era 2 veces mayor en la hora después de beber una taza de café. Este aumento del riesgo retornaba a los valores basales a las 2 horas, lo que según los investigadores refuerza la posibilidad de una relación causal. Para este estudio, multicéntrico, se entrevistaron a 390 personas con accidente cerebrovascular isquémico, en los que se comparó el consumo de café una hora antes de los síntomas de accidente cerebrovascular y el consumo normal. La mayoría de las personas, el 78%, habían tomado café durante el año anterior. Más de la mitad de ellos había tomado una taza de café en las 24 horas que precedían al accidente cerebrovascular y cerca del 9% de los sujetos había tomado café en la hora previa al inicio del accidente cerebrovascular. Esta relación no se observó con el consumo de té, cafeína o cola. Una sola taza de café. Y luego me dices que exagero la importancia de las pequeñas cosas. Toma nota. La taza puede ser blanca con interior amarillo, decorada, de arcilla cocida, como sea, pero siempre será una pequeña taza de café. Por Miubrisna.
PRIDELIS 5

6)El esqueleto antisocial en el que nos movemos.
PRIDELIS 6

PESADILLA:

MARRÓN, SEÑOR

DE LO REAL

¿A ti no te pasa a veces que la Realidad te rodea? Lleva calada una media marrón, ¿es un monstruo marrón? Son muchos monstruos marrones, son uno de muchas caras. Se te aproximan, y tú estás en un rincón, agazapado. Uno saca los dientes y te abre las entrañas; te encoges pero sangra la herida lentamente, poco a poco te vas extinguiendo. Ves algo suave y rojo, burbujeante, una lata de coca-cola, y, como una nube pestilente arrastrada súbitamente lejos, los monstruos se van, pero cuando te la llevas a los labios, es líquido ferroso, muy tóxico. Y vuelven. Otro pone sus uñas marrones, largas, en tu cabeza, y te la sacude, pero tú estás solo, muy encogido en la esquina, y no tienes a quién aferrarte. Vuelves la vista y vienen rodando donuts, color trigo y azúcar; como niebla de anhídrido carbónico al soplido del viento, borras las lúgubres figuras. Coges, ávido, el donuts, pero, al morderlo, notas que está relleno de arena. Y vuelven de nuevo. Otro te quita todo lo que tenías y te quedas desnudo, con las manos vacías. A veces, uno te vapulea y te impide dormir. Sueñas con un iphone, con un kit-kat, con un bote de perfume, pero no funciona. La única presencia presente es la marrón. Únicamente ellos. Vuelven, vuelven. Otro te arranca de tu rincón (lo único que te quedaba) y te lanza a empujones a otro y a otro. -sin darte tiempo a hacerlo tuyo, te mueve-. Te coloca junto al cristal ahumado de un rascacielos. Al mirar fuera, ¿qué ves? ¡La Gran Manzana! Te extasías, te deslumbras. Las figuras marrones se borran como si fuesen irreales. Pero vuelven a través del cristal: de nuevo están aquí. Se aproximan en semicírculo, y cuando se han acercado, vuelta a empezar: vuelven a aproximarse lentamente, enfundados en media marrón, monstruos del monstruo, la Realidad. Un ataque de pánico te asalta: ¡No! ¡No! ¡No! ¡Me quiero ir! ¡Me quiero ir! Pero no cuenta. Tú no cuentas, hazte a la idea, ni tus deseos ni tu voluntad. Eres una pieza del puzzle que compone su figura, la figura del monstruo que integra a todos los monstruos. No puedes escapar. La miras frontalmente, francamente a la cara, Realidad marrón cara a cara, y ¡Dios!, qué deslumbramiento súbito, y con qué fuerza brutal… ¡Estoy en ella, y tú, y todo! ¡La coca-cola marrón, la Gran Manzana marrón! ¡Toda la Historia marrón, sumatorio de todas las biografías marrones! ¡Dios, sí, sí, debo aceptar! Debo aceptar y acepto la pesadilla Marrón, mezcla de todos los colores primarios. Marrón de la tierra, origen de todo. Marrón del tronco, que conduce la savia a su destino. Marrón del excremento en el que todo resto de todo se mezcla. Marrón, composición compleja, Señor de lo Real. ¿A ti no te pasa a veces que la Realidad te rodea?

PRIDELIS 6

PERIODISMO LITERARIO, O DISFRUTÉLAVACAMUERTA.
¿Por qué se producen las noticias como descripciones, con todos los vívidos detalles? ¡Periodismo moderno, de crueles literatos!
- En esta casa –que la reportera tiene detrás- murieron cinco personas, dos niños… Pasemos, ahí se ve la guitarra enterrada en las cenizas, y la boca abierta por la agonía de la vaca muerta, la pobre.

Esa complacencia hace pensar en la complacencia del que consume la noticia, apoltronado en el sofá, frente a la hamburguesa.
- Por Dios –dice. “¿Dónde? ¿Dónde? Menos mal que está lejos…” Y entonces disfruta de la noticia, como de la hamburguesa.

NO. No es justo que unos miren cómodamente lo que otros sufren con horror.
Bienvenido el cambio climático, que desplazará los ciclones - hay que turnarse en la desgracia-. Bienvenido el fin de la civilización occidental, y el resurgir de oriente - entonces serán otros los que disfrutarán de la hamburguesa y la noticia-. Turnarse es justo. Turnarse es sabio. Esto lo saben hasta los niños.

Pero, mientras tanto, por favor, Noticias con más contenido. Noticias con más datos. Noticias con menos detalles, con menos literatura hecha con pocas letras y mucha sangre. Noticias más conceptuales. No busques audiencia, diletante. Noticias más inteligentes. Noticias menos gratuitamente espeluznantes. Por favor. La vaca muerta me la como, pero no me la retrates cubierta de ceniza tras larga agonía de mugidos sin meta, en el horror. NO.
PRIDELIS 6

RELIGIÓN: “NO.TIENES.NADA.QUE.PERDER”
Es mentira, pero vale. Te da confort interior. “No tienes nada que perder”. Piénsalo y descansa.
Los bienes perdidos no eran necesarios, Los necesarios se acaban recuperando. Las personas perdidas no eran imprescindibles, Si lo fueran, la humanidad no existiría, ya que las generaciones se suceden y siempre hay pérdidas. La salud perdida no se recupera, muchas veces, Pero uno se habitúa a vivir sin salud. El amor perdido no vuelve Pero viene otro que puede ser mejor Y, si no lo es, puede volverse mejor, por qué no. El aprecio de los demás se pierde, Entonces hay que cambiarse de grupo para que otros te aprecien. La belleza perdida no vuelve Pero, piénsalo, como efebo o bella jovencita eras objeto de mercado. Aquel sofá cómodo que se rompió... Te queda su recuerdo, nadie te dijo que fuera eterno. El coche recién estrenado... No era Dios, sus días estaban contados.

Esta es la religión Del que no tiene nada que perder Y como no tiene nada que perder No arriesga nada, se puede arriesgar él y por lo tanto puede, podría tal vez ser feliz.

Aunque no seas creyente, actúa como si fuera cierto. Aplícala a todo, o a todo menos una cosa. Esta religión, como todas, alivia. Sus fieles son vaqueros,

héroes, mártires, voluntarias víctimas, trabajadores del circo, adictos, desposeídos, entregados a una sola cosa, fanáticos, apasionados en algo. Todos los que asumen grandes riesgos o todos los que han soltado todo y van a la deriva SON SUS FIELES, EN UN MOMENTO U OTRO.

Es una -religión de tiempos de crisis. Su Dios es el AHORA. Su máximo credo es “total, tus días están contados, vaquero”.

PRIDELIS 6

GRANDES ACTORES O ESTRELLAS
¿Qué parecen? Son los reyes y reinas de occidente,
son la familia real de Mónaco:
Atractivos, inaccesibles, deseados. Sueños, ideales, modelos, Objeto de amor, de culto.

Estos reyes y reinas ¿qué son en realidad?
¡Son actores! Personas que simulan, simuladores. Personajes que responden a una careta, y actúan según les dicta su papel, su careta. Cascarones huecos. Son nada: ábrelo, nada en su interior.

¿Qué les confiere ese atractivo?
- Su belleza o atractivo físico, casi ninguno de nosotros es tan bello. - Todo el dinero que ganan, inaccesible para el común de los mortales. - Los papeles que encarnan, de héroes o antihéroes, lo que nos gustaría ser y que, probablemente, nunca seremos. - Lo bien que simulan. Nos convencen.

Sí, pero ¿es para tanto?
Es para tanto porque estamos dispuestos a idolatrarles. Y estamos dispuestos a idolatrarles porque representan lo que querríamos se y no somos. Y querríamos ser bellos, héroes e ideales porque se nos ha creado la expectativa de serlo, y la idea de que los normales no merecemos la pena. Pero los normales sí merecemos la pena Merecemos la pena Porque no estamos simulando Sino que estamos viviendo realmente El momento que tenemos, que aunque no sea especial, excepcional, único… y nosotros no seamos especiales, excepcionales y únicos… Aunque sea aburrido, monótono, difícil, trabajoso… ES NUESTRO VERDADERO MOMENTO ¡Es nuestro! ¡Es verdadero!
Grandes actores y estrellas, admiramos vuestro trabajo pero, perdonad, no os admiramos a vosotros. Cuando llegáis a casa, también os enjuagáis la boca y os cortáis las uñas, como otro cualquiera.

PRIDELIS 6

GRAFITTIS O PINTADAS SOBRE LA CRISIS
UNOS MARIONETAS DE LA CRISIS, OTROS MANOS. LA CRISIS Y EL EMPLEO, DIVORCIO RADICAL. CREAN COHETES Y NO CREAN EMPLEO. CRISIS ES DIETA PARA MI CARTERA CRISIS ES ALERTA, POR SI CAE MÁS CRISIS SIN PODER COMPRAR, TODOS A LA CRISIS. SIN PODER VENDER, TODOS A LA CRISIS. LA CRISIS EN EL BOLSILLO; EL CAPITAL POR DOQUIER. CRISIS ES PESCADO RESBALADIZO. CRISIS: IMPOSIBLE SEGUIR. HABRÁ QUE PARAR. SE DESMORONA EL ORDEN: ESTO ES CRISIS. CRISIS ES DESORGANIZACIÓN ORGANIZADA. LA GRIPE DEL SISTEMA SE LLAMA CRISIS. EL CÁNCER DEL SISTEMA ES EXPLOTACIÓN; LA GRIPE CRISIS. CRISIS: UNOS, PÉRDIDAS; OTROS, ESTÓMAGO QUE SUENA. CRISIS, UNA; DUELE, EN MIL SITIOS. LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA CONTROLARÁ TU CRISIS.
PRIDELIS 6

CRISIS, TISIS DEL CAPITAL. CRISIS, PIENSO EN TI EN GRIS. CRISIS: AL VIEJO, PICA; AL JOVEN ENVENENA. CREATIVIDAD CONTRA LA CRISIS ¿CRISIS? NUNCA EN AMOR JUVENIL. LA CRISIS ECONÓMICA ES LA REINA DE ALICIA. SIN IMPOSTURAS NO HABRÍA CRISIS. LAS CRISIS DE LOS BOSQUÍMANOS SÓLO VIENEN DEL CIELO. LA CRISIS SABE A ESPUTO. UN PARADO MÁS ES UN CHUPITO DE CRISIS. ENTRAR EN CRISIS POR SUCCIÓN: SALIR CON LA CABEZA. EN CRISIS, LA MONEDA ES ONANISTA. CRISIS ES RESPIRACIÓN DE BALLENA. EL CORREDOR DE LA CRISIS TERMINA EN LA INDIGENCIA. SUPERMAN NO PUEDE CON LA CRISIS. CRISIS ES PESIMISMO CRISTALIZADO. LA CALAVERA DE LA CRISIS RETRATA TRES SIGLOS.

PRIDELIS 6

KILOMÉTRICAS INSTRUCCIONES DE USO
Por todas partes. En el envase del pan tostado, en el bote de champú, en el iphone, en el chicle de bola. Mi amigo no las leía. Nunca. Y era muy joven. Tenía una patología que se podría llamar disinstrucción, tal vez. O Dislexia de IU, Dislexia de Instrucciones de Uso. Mi amigo tenía una habitación en un piso compartido, eso le salvó. Un día, se disponía a untar comida de bote de perro en su pan. - Noooooooooooooooooooooooo –le dijo su compañero de piso. Otro día, confundió una crema semilíquida que había encima de la mesa con un yogur griego. - Noooooooooooooooooooooooo –le dijo la otra compañera de piso. Otro día, la chica que limpiaba dejó el Pato WC en un sitio poco habitual, mi amigo lo cogió como inspeccionándolo antes de dar un trago. - Noooooooooooooooooooooooo –dijo la chica que limpiaba. Mi amigo era un ser tranquilo y rutinario, estudiante de Ciencias Exactas. Nunca, nunca pudo leer unas instrucciones. Ni siquiera podía mirar las etiquetas, ni sabía los nombres. - ¿Qué es “coca-cola”? - Me suena. ¿Entraba en el examen?

- Mira, cómo se te puede olvidar… bueno, cómo puede ser que no lo hayas aprendido. Nada fue escrito con tanto amor, ni Dios por sus fieles. Esos giros, delicados, sin exageración; esos bucles, como un pelo juvenil; esa forma de sombreas las letras, sin exageraciones, como si les diera la luz; ese rojo que no es impertinente pero se ve de maravilla… - Si hubieran escrito una ecuación, la recordaría mejor. - No es una ecuación: es el nombre de un triunfo. Es una bebida. Es muchísimo dinero y un grupo de personas que saben muchísimo de nosotros, los humanos.

PRIDELIS 6

GrafitiS, graffitiS, graffireS, pintadaS

SOBRE EL PARO
LOS GRAFITEROS NO VAMOS AL PARO. EMPANADO POR EL PARO. YA TOKE FONDO, Y AHORA KÉ. NO SOY UN PARADO, SOY UN FARDO. 1º NOS CRIÁIS 2º NOS PARÁIS QUE LOS PARADOS NO NOS AFEITAMOS EL HADA DEL PARADO ES LA PARADA ESPAÑA ES LA GUADAÑA DEL PARADO EL INEM ES LA NOVIA FEA DEL PARADO PARO, PARO, NO SÉ SI ARRANCARÉ PARADO, EN LA PARADA DEL OLVIDO MI DESAMPARO, MI PARO

PRIDELIS 6

EL INGRATO ES AVARO DEL MÉRITO
El ingrato es como un pelo retorcido,

como el cristal de una botella que, de pronto, está súbitamente rajada.

No mira para atrás, es un depredador mirando al frente, avanzando, pisando,

se duerme en los laureles -sólo que los laureles los ha conseguido por ti, por mí. El ingrato tiene una mirada distante, y te considera suelo donde pisar, o escalón donde alzarse.

Has sido demasiado blando, amigo, y el ingrato es demasiado duro para reconocer que esa masa blanda y pringosa que queda en el suelo es lo que queda de ti después de ayudarle.
Cómo va a reconocer tus méritos si no te reconoce a ti, eres para él el arco, sólo el arco, pero no existe arco sin flecha, amigo. - Eres la sartén sucia, sólo la sartén sucia, pero no existiría la tortilla que se comió sin la sartén. - Eres nada. Con decir eso basta.
-

Él sólo existe para él, ingrato. Y si en algún momento el recuerdo de lo que hiciste asciende hasta su mente, descuida: lo tapiará sin contemplaciones. Es avaro del mérito.
Lo quiere sólo suyo. No te quiere ni ver y, menos aún, sacar el tema, el tema de aquel día en el que te pedía y te agradecía. Así es el ingrato, un pelo retorcido, un gusano que repta y que, por no ir erguido, no puede mirar atrás.

PRIDELIS 6

7) Perros
Guau PRIDELIS 7

CÓMO ES ESE AMOR QUE SIENTO POR MI PERRO
CÓMO ES ESE AMOR QUE ÉL SIENTE POR MÍ
SENCILLAMENTE, NOS CORRESPONDEMOS
Que se quiten de en medio los conductistas, que dicen que son meros actos reflejos. De todos modos, si lo fueran, también nosotros seríamos, directa o indirectamente, actos reflejos.

Es un vínculo constante, inasequible al desaliento. Para tu perro, tú eres todos los perros, Tú eres El Gran Perro.
Yo soy el Gran Perro que abre la lata de comida, el grifo del agua, la puerta de la calle: No soy instrumento, sino despliegue del poder de la deidad. Cada uno de mis gestos es idolatrado, y cada movimiento seguido. Cuando me siento, oigo un suspiro hondo bajo la mesa: “se ha sentado. Estará aquí un rato.”

CURRICULUM DEL PERRO: Su olfato es superior, su sentido de la
orientación es superior, su audición es superior, su lealtad es superior, no es rencoroso, es paciente, es entusiasta, es agradecido, adora la rutina, disfruta del momento, busca la cercanía, ama la Naturaleza, sabe siempre cuál es el mejor sitio, le gusta lo que le es familiar, necesita sus dosis de novedad, valora si ha de ser temerario o cobarde o prudente, se cuida si está malo, se queja si le puedes ayudar, se comunica con gestos, es muy organizado en sus horarios, es adaptable al máximo, tiene una enorme capacidad de emocionarse, se vincula positivamente a los que conoce, ama sin límites a su Gran Perro –al que llamamos “amo”.

LIMITACIONES: Es desobediente a veces, a veces muy selectivo o demasiado
poco selectivo para comer, ladra enloquecido, es bastante miedoso, con sus iguales puede ser regular; el único verdadero defecto que tiene es que no es humano. No habla. No quiere dominar. No tiene cultura. (¿Y es ése un defecto?)

No lo considero inferior, sólo distinto. No lo considero perro, sólo amigo. Es mucho más parecido al ser humano de lo que imaginas. (Nuestro ADN ancestral es parecido al del perro.)
Tiene días buenos y malos, su historia se construye y le condiciona, muchas emociones se expresan en su cara de perro, tiene preferencias y rechazos, entristece con el mal tiempo y está exultante con el bueno, se enerva con el viento.

Si volviéramos a nacer, mi perro y yo hemos decidido que él sería mi amo y yo su perro. Tanto le amo. - aunque no sé si hacerle a mi perro la faena de que renazca humano.

PRIDELIS 7

GRAFFITIS O PINTADAS SOBRE EL ABANDONO DE PERROS
ES RUIN HUIR DE OJOS QUE TE ADORABAN HUIR DEL PERRO QUE TE BUSCA NO ES HUMANO EL PERRO QUE ABANDONASTE NO SABE CÓMO ERES PERRO ABANDONADO, OLOR DE DUELO PERRO ABANDONADO, AMARGURA DE 4 PATAS LENGUA DE PERRO ABANDONADO, NO TIENE AMOR MUERE EL PERRO SIN SU MEDIA NARANJA PERRO ABANDONADO MUERE SIN AMO SI ME ABANDONAS, TE AMO IGUAL. FIRMADO: EL PERRO ABANDONADO, NO HAY CAMINO. FIRMADO: EL PERRO. CÓMO PUDISTE OLVIDAR NUESTRO AMOR. FIRMADO: EL PERRO NO ME ABANDONES, PALPITO DE AMOR. FIRMADO: EL PERRO YO SOY TU ENGORRO, TÚ ERES MI DIOS. FIRMADO: EL PERRO TÚ MI PALO, YO NO TE HUBIERA SOLTADO. FIRMADO: EL PERRO ME ABANDONASTE, NO TENGO SALVACIÓN. FIRMADO: EL PERRO. NO DUELE LA CALLE, DUELE TU ABANDONO. FIRMADO: EL PERRO. HOMBRE CRUEL, PERRO ABANDONADO SIN SUERTE.
PRIDELIS 7

EL RABO DEL PERRO, INMÓVIL SIN AMO. TU ERES EL PERRO POR ABANDONARLO LOS OJOS DEL PERRO MIRAN, LOS TUYOS NO EL PERRO ES CRISTO, NUNCA TE ODIARÁ ABANDONA AL PERRO, TRAIDOR EL PERRO TE AMA, TÚ LO MATAS PERRO QUE ABANDONAS, CONCIENCIA ROTA ÉL TE LAME Y TÚ LE CONDENAS ABANDONAS A TU PERRO, NO MERECES COMPAÑÍA EL PERRO, ANIMAL; EL QUE LO ABANDONA, MONSTRUO. LAS PATAS QUE TE SIGUIERON NO SABEN ANDAR SIN TI EL PERRO ABANDONADO SUEÑA CON SU AMO TÚ LO ABANDONAS; ÉL TE DA MIL VUELTAS. ANTES DEJARME MORIR QUE ABANDONARME. FIRMADO: EL PERRO EL QUE ABANDONÓ A UN PERRO, NUNCA FUE HUMANO. EL PERRO ABANDONADO SIENTE. EL AMO, NO. LA TRUFA BUSCA EL OLOR DEL AMO QUE LA ABANDONA. PERRO ABANDONADO, ANGUSTIA CÓSMICA. MI ANIMAL ES NADA, MI AMO ES TODO, PERO AL REVÉS. VACACIONES: SIN PERRO, SIN CORAZÓN.

PRIDELIS 7

8) Mundo digital
PRIDELIS 7

¡MI VOZ DIGITAL!
Uno, cero, cero, cero, uno, uno, uno, cero, cero, cero, uno, uno, cero, cero, un o, uno, uno, cero, cero, cero, uno, uno, cero, cero, uno, uno, uno, cero, ¡Mis palabras! ¡Son ellas! ¡Cruzan charcos, charcas, lagunas, lagos, mares, océanos! ¡Cruzan casas, pueblos, ciudades, naciones, continentes, pangeas! Quizás suben al cielo, no sé... y le hablan a la estrella de la tarde o a un agujero negro... no sé. ¡Llegan a todas las puertas! En todas dicen "hola", obtengan o no respuesta. Como esferas de espacio, palpitan por doquier. Llegan limpias, intactas, decoradas como las quiera decorar. Llegan raudas, expeditas. Espontáneas, vivaces, abreviadas, toscas, siempre recién pescadas, vivas y coleando. Virginales, salvajes, clorofílicas, se presentan en la jungla, en el vocerío de miles de palabras, como si fueran el mercado oriental o la bolsa. Nadie las oye, pero igualmente se hacen oír. Llegan por vía digital. Uno, cero, cero, cero, uno, uno, uno, cero, cero, cero, uno, uno, cero, cero, uno, uno, uno, cero, cero, cero, uno, uno, cero, cero, uno, uno, uno, cero, Muera el libro en papel, caduco, de páginas que amarillean, el libro que se moja con la lluvia, que se arruga con el descuido, que se estornuda y se deshoja. El libro al que sólo unos pocos acceden, aquéllos que son dueños de las Súperpalabras: los poetas, los sabios, los científicos, los verdaderos cuentistas, los novelistas. El libro de una sola voz, perfecta pero anémica, que muera. Que muera el libro otoñal. No hay voz para los demás en el libro. Ahora, ¡viva mi palabra! ¡Viva mi palabra digital! Aquí está. Mírala. Y, cuando yo me muera, si me muero, alguna de las páginas que he hecho sobrevivirá. La contraseña se irá con mi último estertor parará el administrador, seguirán las visitas -si hay- y no habrá quien acceda para borrar. Por eso mismo mi voz me sobrevivirá. Y si nadie escucha mi palabra, no importa. La miro y la acaricio, abro una y otra vez la página, y la leo. No es arte, no es bonita, no significa mucho, no significa nada, pero es mi palabra. ¡Mi voz digital! Uno, cero, cero, cero, uno, uno, uno, cero, cero, cero, uno, uno, cero, cero, un o, uno, uno, cero, cero, cero, uno, uno, cero, cero, uno, uno, uno, cero,

PRIDELIS 7

UN LIBRO ES IR DE LA MANO DE UN SABIO
Cuanto más formada está la persona, más provecho puede sacar de leer en Internet. El camino en Internet depende del caminante, que está solo; al leer un libro, un sabio o un experto te lleva de la mano. Pridelis necesita la mano muchas veces.
Leer en papel. Los renglones. Una cadena en negro sobre blanco. El lector empieza en la primera letra del primer renglón de la primera página del libro y termina en la última letra del último renglón de la última página del libro. Leer en una pantalla luminosa. Rectángulos que se abren dentro de otros, como muñecas rusas. El lector empieza donde quiere y no hay fin, o el fin lo marca la voluntad del lector.

El lector sigue el orden establecido por el El lector elige el orden de lo que lee, la autor, su voluntad. lectura se hace según su voluntad. El lector lee sólo lo que tiene. El lector lo tiene todo y lee lo que quiere. Se lee todo. Habitualmente, el lector lee fragmentos. El contenido es complejo. Habitualmente, el contenido no es tan complejo, porque se dispersa, o los textos son de peor calidad… La lectura es continua, el sentido lo otorga en mayor medida el autor. La lectura es relajante. Sólo hay que seguir los renglones. El autor es alguien seleccionado por su prestigio. La calidad de lo leído suele estar garantizada por el autor. El lector no habla, no tiene la palabra nunca. La información complementaria no es accesible más que si se tiene una buena biblioteca. El lector está sólo con el texto. La lectura es fragmentaria, el sentido lo construye el lector. La lectura es estresante. Hay que estar muy atento El autor es cualquiera que quiera serlo. La calidad de lo leído no está garantizada. El lector es autor a la vez, cuenta, tiene la palabra. El lector puede obtener toda la información complementaria que desee.

El lector no está solo con el texto sino con más personas. El lector comparte ideas con un gran El lector comparte ideas, en general, con hombre. gente común. Se le llama leer. Se le llama navegar, pero es leer, leer en Internet. Tiene un volumen limitado. Seguramente se podría ir a la luna ida y vuelta si se empalmaran los renglones. Estoy yo con Cervantes, Shakespeare, Está Pridelis y estás tú. También siento Nabokov, Poe… me encanta que los interés por cómo vemos el mundo nosotros. grandes me enseñen el mundo. Me encanta compartirlo.

TODO EL QUE QUIERA ESCRIBIR, QUE ESCRIBA
Y QUE PUBLIQUE EN SCRIBD

Y todo el que quiera publicar, que publique, añade Scribd. ¡Tomad todo este territorio desierto e id plantando libros/árboles, –y sin talarlos!

vuestros

De la transformación del texto digital escrito en HTML 5, nace Scribd, Y esto es, para mí, el descubrimiento de la rueda, de América, de la circulación de la sangre. O la invención de los helados de chocolate, los granizados de limón, el jamón serrano.

¡Vamos al Café! ¡Reunámonos todos, escritores, a hablar de nuestras obras! Un comentario, una crítica; estar de acuerdo o discrepar, éste es el néctar de la vida. Como el Café real, el Café que montó Scribd permite compartir, hablar y saber cuántos y quiénes te leen. A veces vivo en un pueblo pequeño, oscuro en Invierno, Pero cuando enciendo el ordenador y te miro, Scribd, siento que entra la luz en mi cuarto de estudio. Siempre he tenido mucho que decir. Me gusta la palabra más que la imagen. Siempre he tenido miedo: Mi vulnerable ordenador, repleto de los documentos que yo adoro. Ahora, Scribd llega como válvula de escape. Y, por añadidura, soy visto. La buena indexación permite, además, Que mi ego se infle y llegue: me ven, me leen, no sé si gusto o no, pero estoy presente. Todo el que quiera escribir, que escriba. Y todo el que quiera publicar, que publique, añade Scribd. ¡Tomad todo este territorio desierto e id plantando vuestros libros/árboles –y sin talarlos! He aquí este libro sin hojas. He aquí Pridelis, desde Scribd.

POST SCRIPTUM
No puedo seguir mintiendo: no me llamo Pridelis. En realidad mi nombre es desconocido hasta para mí. Vivo también en paradero desconocido, de modo que cada vez que vuelvo a mi casa tengo que empezar de nuevo, comprar todo de nuevo, partir de cero. Tengo una pareja ignota, nunca sé qué está pensando, nunca acabo de conocerla en realidad. Salgo a la calle como ciego, y si no voy con el manto de Pridelis no veo nada.

Pero el manto de Pridelis me salva. Puedo tener afilados dedos para tocar las cosas, o tirarme a un sofá mullido con mi mejor amigo. Es sólo un nombre, pero hay que ver cuánto salva y protege un nombre. Por eso, por el nombre, es por lo que Pridelis habla. Le quiere dar la palabra a sus experiencias. Le han dicho naif, elemental, reiterativo. Pero no importa. Apenas tiene lectores, no interesa. Pero no importa. Tiene paciencia. Acabarán leyendo. Les acabará gustando este género que podría llamarse "DE UNA PÁGINA". El género de una página es, efectivamente, de una página. Letras de distintos tamaños. Un formato que hace legible el texto. Contenidos nucleares, razonados de arriba abajo. Algunos latiguillos de impertinencia o incorrección. Alguien que inventa un género, se dice Pridelis, es importante.

Todo invento es importante en esta vida, y en este momento histórico de cambios en frenética espiral cualquier invento es crucial. Adiós. Firmado,

Pridelis, modesto apéndice de la vida.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->