Está en la página 1de 4

BERNARDINO RAMAZZINI

Disertación acerca de las Enfermedades de los Trabajadores

CAPÍTULO XXI

DE LAS ENFERMEDAD DE LOS PANADEROS Y MOLENDEROS

“Son numerosas las artes ( y entre ellas se resulta después volverse tosedores, jadeantes,
cuenta el arte médica) que exigen mucho anhelantes, roncos y finalmente asmáticos,
trabajo y sacrificio de quienes les toca impedida la libre circulación del aire por las
aprenderlas, mas brindan placer y utilidad a vías incrustadas de la tráquea y los pulmones.
los que han de aprovecharse de ellas” ha Se afectan también los ojos al adherirse el
escrito Hipócrates 1(1). En la nómina de dichas polvo de la harina y no es raro que se pongan
artes debe ir incluida la molienda: ¿existe pitarrosos.
acaso algo más útil y necesario a la vida
humana que la panificación? ¿y actividades No podría sugerirse preservación contra estos
más molestas y penosas para sus artesanos detrimentos, aparte de recomendar que se
que la labores de Ceres? Sea que ciernan mantenga el hábito de cubrir la boca con una
harina, soben y amasen la pasta o cuezan pan venda de hilo si bien resulta esto
en los hornos se cansan de tan tediosa faena y insuficientemente para evitar que los átomos
suelen sentirse atacados de diversos modos. harineros penetren en el pecho con el aire
Los panaderos trabajan generalmente de aspirado. La costumbre de llevar por el
noche; cuando los otros artesanos han cabestro a los molenderos con sus caras
terminado la tarea diaria y se entregaron a un envueltas en pañuelos nos consta que ha sido
sueño reparador de sus fatigadas fuerzas, ellos muy antigua, como puede verse en el
se afanan de noche y duermen después caso excelente libro de Pignorio sobre “siervos” en
todo el día como las salpugas; tenemos así en él invoca la autoridad de Ateneo; consta
esta urbe antípodas que viven al revés de los también que no ocurría por obra de caridad
demás hombres. sino de sibarítico lujo para que el sudor que
”Levantaos que ya vende el panadero gotease de la cara no fuese a caer sobre la
desayunos a los niños ... “ decía Marcial, harina trabajada ni la estropease el aliento.
“Elaborados y cocidos en la noche”. Al Clarear Beneficia a estos obreros lavarse la cara con
el alba, cuando la plebe ciudadana se dirige agua, gargarizarse frecuentemente las fauces
a sus habituales ocupaciones, necesario es con agua y vinagre, emplear oximel y
tener listo el pan, no se mueva a sedición el purgarse de vez en cuando; si sufren
vientre. La falta de pan ha levantado a las dificultades respiratorias tomen algún emético
turbas en grandes poblaciones; cuéntalo la que haga arrojar la materia acumulada; he
historia y recientemente aún se asustó visto con remedios de esta clase a algunos
bastante la corte del rey de España de un que apenas podían con su alma.
motín popular originado con tal motivo.
Juvenal 2 recomendaba pan y circenses para Los que amasan la pasta con las manos, la
contener en su lugar a la plebe, vale decir, soban, confeccionan panes y tortas y los
abundancia de víveres y espectáculos. cuecen, realizan esta operaciones en
hipocaustos, sobre todo durante el invierno, a
Primero pues están los que separan la harina fin de que el pan fermente debidamente;
del salvado por medio de máquinas cuando pasan de esos lugares
cribadoras, hombrean y las vuelcan y, aunque cuidadosamente caldeados a la atmósfera
cuiden el rostro no consiguen evitar que al exterior y regresan se aplican a estos afectos
aspirar el aire indispensable para la respiración tan conocidos, mas tiene importancia saber
penetren con él partículas volantes de harina, también cual fue la causa ocasional; si se
se mezclan y fermenten con el jugo salival, se quiere devolver el cuerpo su transpiración
haga así una pasta que forme como un natural, aplicándole fricciones con aceite;
relleno no sólo en las fauces sino también en para lo interno volver a poner en uso los
los pulmones y el estómago. Fácil negocio les sudoríficos. Obsérvese con sorpresa que en
estos más que en otros trabajadores se
declaran graves pleuritis casi sin esputos y se
1
de flat n.1. juzgan por el abundante sudor; casos de
2
Sat. 10.
aguda fiebre en que la enfermedad se subterránea” donde prefiere el olor del pan a
acompaña primero de dolor a los costados y la virtud vigorizante del rocío primaveral.
surge más bien por causa externa, de la
repentina oclusión de los poros del cutis, que Observé también artesanos más seguido que
de una maligna disposición de humores; así al otros esn las urbes muy pobladas donde la
desobstruirse los poros, respiraderos de la piel, plebe prefiere comprar pan por costarle
mana sudor y desaparece la fiebre junto con menos que fabricarlo en su domicilio como se
el dolo pleurítico del flujo; es útil según la estila en las pequeñas ciudades y pueblos
indicación de Hipócrates 3 en “la fámula de donde cada cual es su propio panadero.
Stymargo” “ir a la causa y al origen de la Roma no tuvo tahonas hasta después de 530
causa”. años de su fundación, los propios quirites
hacían pan en sus casas, y en éste trabajo de
Me he percatado que a los panaderos se le mujeres, dice Plinio 6; al aumentar
hinchan con dolor las manos; es corriente en enormemente la población urbana se
ellos esta descomunal crasitud debida a su encargaron de la tarea los siervos públicos.
continua actividad en sobar pasta: detiénese Cuando estos operarios desean hacerse
en las manos el jugo nutrimental que exprimen atender, sea cual fuere la enfermedad, hay
abundantemente los diminutos orificios de las que llamarles la atención sobre las afecciones
arterias pues la contracción de las fibras le a que están expuestos por inconvenientes del
impide refluir con igual facilidad; evidencian oficio.
en seguida su oficio los panaderos con sólo
mostrar las manos; no hay artesanos Considero oportuno ocuparme de los
mecánicos que las posean más gruesas. “El molenderos de granos que siempre están
ejercicio, dice Avicena, magnifica el blancos de polvo; las partículas de los granos
miembro”, y se comprueba también en otros triturados en finísimo polvillo llenan el ámbito
ministerios. Convendrá a los panaderos lavarse de la molienda, donde quieran o no, se
las manos con lejía, vino blanco generoso y espolvorean boca, nariz, orejas, y todo el
cosas semejantes. cuerpo; no pocos se vuelven por lo tanto
asmáticos y finalmente hidrópicos.
Sufren otro mal los panaderos; es común
contemplarlos patizambos, o sea con las Salen hernias mientras cargan al hombro las
piernas torcidas hacia fuera como cangrejos o bolsas de trigo y harina, se relaja o rompe el
lagartos. En la región traspadana y cispadana peritoneo y porque viven día y noche entre el
acostumbran tener un trípode sobre la sólida estrépito de ruedas y muelas del agua que se
tarima con un palo redondo sujeto en la precipita de lo alto, son generalmente sordo;
cúspide de este último de modo que pueda el tímpano de los oídos golpeado fuertemente
dar vueltas y acostumbran como digo ir queda como si la azotaran repetidamente y se
apretando una gran cantidad de masa con el sale del tono.
susodicho madero colgado más arriba,
haciendo ellos muchas fuerza con los brazos Llama merecidamente la atención que
ser más débil de ese lado la articulación de la panaderos y molenderos sufran de ptiriasis,
rodilla. No hay pues remedio para este esto es, de enfermedad pedicular al punto
inconveniente, aunque sean jóvenes y que el vulgo llamo por chiste “pulgas blancas”
robustos pronto se vuelven zambos y con el a los piojos de los molenderos. Les pasa por
tiempo cojos. llevar siempre ropa mugrienta y no cambiarse
a veces ni para dormir, aunque no se
Entre ellos sea quizás de más favorecida evidencia suficientemente que la mezcla de
condición los que cuecen el pan; aún si harina y suciedad corporal contribuya en
soportan no leves daños del excesivo calor; en realidad a la proliferación de dichos
verano principalmente al poner el pan en los animalillos; cierto es, no obstante, que casi
hornos y sacarlo, se derriten en sudor, pero se todos los molenderos andan armados de tales
reconfortan bastante con el olor del pan satélites; de haberlo sabido Daniel Heinsio
caliente. El pan fresco suministra alimento hubiese concedido a los molenderos un
analéptico y por su solo aroma alegra el puesto de honor en su elegantísimo discurso
espíritu, como lo advierte Bedel 4 en “La sal sobre “Alabanzas de u piojo a los “padres
volátil de las plantas” y Becher 5 en su “Física conscriptos” de pordioseros”.

Sufrían antaño de enfermedades más graves


3 que ahora, no poseían los antiguos para
4. in 2. Epid.
4
C. 4.
5 6
1. 1. 1. 14. H. N. C. II.
triturar granos y convertirlos en harina las Para ahuyentar la anima peste de piojos lo
máquinas de hoy movidas por agua principal es cuidar mucho la limpieza y mudar
canalizada cuya vertiente hacer girar enormes frecuentemente de ropa; recomiendo en
ruedas, si bien un antiguo escritor, Palladius 7 particular lavados con decocciones de ajenjo,
hace mención de molienda de granos por centuria, yerba albarraz y altramuz. G. Lerena
energía hidráulica; escribe en dicho lugar celebra en este caso el afrecho mezclado con
“que si hay abundancia de agua la reciban vinagre; son más eficaces que otras cosas
los tahoneros de los baños, establezcan linimentos en los que se haya mezclado algo
muelas de agua y las empujan hombres o de mercurio apagado con saliva; también
mujeres para triturar el trigo”. resultan convenientes los lienzos que usan los
orífices para estregar vasijas después de
En las tahonas molían antiguamente el grano, efectuada la doradura.
hoy lo trillan, rompen o le quitan las
membranas; hacían andar la muela no sólo los
jumentos, también hombres, esclavos y
mujeres, de ahí el nombre de “muelas de
mano” pues eran movidas en torno con gran
esfuerzo; se castigaban delitos condenando a
empujarla; así en Plauto nada es más común e
ignominioso que el apodo de la muela “con la
cabeza vendada” para que “al pisar sus
huellas caminara seguro”, (creemos pues que
se trataba de una muela de mano); los
esclavos ocupados en los mismos se
vendaban los ojos para no marearse.

Era este un trabajo pesadísimo al que se


destinaban siervos y sirvientas, quebrantados
pronto y minados por graves enfermedades.
Entre la imprecaciones de Job 8 para
completar sus miserias tenemos la de “¡Muela
mi esposa para otro!”, con lo que quiso decir,
afirman Vitalbo y otros intérpretes, que se
volviera ella una sirvienta vil; no faltaban
quienes tergiversaran la frase entendiéndola
torpemente como lo ve Agustín Pfeifer 9 en sus
“Antigüedades Hebraicas”. Había muchos
molenderos en Roma y cualquier región que
de Roma dependiese los poseía en número
determinado, anota P. Victor, en su obra sobre
“Regiones de la Urbe”. Después donde el
caudal de agua lo permitió, se han ido
instalando con ventaja muelas hidráulicas y en
los molinos sólo se parte y machaca el grano.
Soportado el yugo de esta servidumbre con
resignación cristiana no resulta faena pesada
ni desagradable la del molimiento, no es tan
pródiga de enfermedades como en épocas
prístinas.

Se aplicarán a panaderos y molenderos los


mismos cuidados cuando sufran detrimento
por haber aspirado harinas volátiles; si les salen
hernias de cargar fardos pónganse bragueros,
que también pueden usar para precaverse del
mal; así suelo aconsejarles.

7
1. 1. c. 42.
8
C 31.
9
Cap. 1 de Moliend. Hebr.
“...nuestra parte de sol que por la razón de
ser hijos de la naturaleza nos pertenece. El
trabajo nocturno, - agrega- nos quita diez
a quince años de vida ... nos impide de
corresponder alas caricias de nuestras
esposas, de educar a nuestros hijos, de
frecuentar los centros de instrucción... en
nuestro gremio no hay instruidos como en
los demás gremios que trabajan de día..”

El Obrero panadero
1 de Noviembre de 1895

GUIA DE LECTURA

1. ¿ Cuál es la principal característica del trabajo del panadero que genera un


impacto negativo en su organismo? ¿Por qué?

2. ¿Qué afecciones provoca la harina en el trabajador y como pueden evitarse?

3. ¿De qué forma afecta el cambio de temperatura a los trabajadores

4. ¿Por qué en su mayoría los que realizan esta actividad sufren cojera

5. ¿Qué sucede en la molienda y como influye en el detrimento de los trabajadores.

6. ¿Por qué se los llama “pulgas blancas” ¿Cómo se puede mejorar esta situación?

Intereses relacionados