Está en la página 1de 1

Gestión de operaciones: introducción

Todos los intentos de la organización para tener éxito en el mercado mediante la obtención
de una cuota de mercado aceptable a través de estrategias competitivas. Con el fin de
obtener y mantener una ventaja competitiva o ventaja sobre sus competidores, las empresas
deben producir bienes o servicios que sean competitivos en sus respectivos mercados.

La ventaja competitiva adoptada por la gestión de una organización será determinada por la
organización general del plan estratégico y sus objetivos estratégicos.En primer lugar, el
departamento de marketing y ventas deben elaborar sus estrategias específicas, entonces la
estrategia de gestión de operaciones pueden ser elaborados para apoyar tanto a la
organización de la dirección estratégica general y el de la comercialización y estrategia de
ventas.

El éxito de una organización depende de ese momento la organización la adopción de un


funcionamiento eficiente y eficaz con respecto a la fabricación de sus productos o la
prestación de sus servicios. La planificación y el control de la función de gestión de
operaciones de las organizaciones es, por tanto, crucial para el éxito de cualquier
organización.Las operaciones de administración que se ve, de hecho, como una de las
principales actividades de cualquier organización

Definición - la gestión de operaciones

Gestión de Operaciones (OM) consiste en el diseño, planificación, organización, dirección


y control de las funciones implicadas en la producción de un bien o la prestación de un
servicio.Esencialmente, OM se ocupa de los procesos involucrados en la conversión y la
transformación de los insumos (recursos materiales, recursos humanos, recursos de capital
y recursos de información junto con los recursos empresariales) en las salidas en forma de
bienes o servicios que agreguen valor a la organización. Por lo tanto, OM implica el
desarrollo e implementación de un sistema operativo eficaz. El desarrollo y la aplicación de
este sistema operativo eficaz es aplicable a todos y cada uno parte de la organización.

Un sistema operativo consiste en tres componentes básicos:

• insumos o recursos (o material de los recursos naturales, recursos humanos,


recursos tecnológicos y de recursos empresariales), que son adquiridos por la
organización

• procesos que implican la conversión o transformación de estos recursos en


productos o servicios (por ejemplo, del uso del proyecto, por lotes o procesos
continuos)

• salida y luego se reflejan en la organización de sus clientes