Está en la página 1de 48

Libros Sin Editorial

BLUES
Willy Espinosa
BLUES (2000-2009)

1ª Edición, Diciembre 2010
© Willy Espinosa, 2010
© Libros Sin Editorial, 2010
ISBN: xxx-xxx-xxx-xxx-x
Registro de Propiedad Intelectual
Inscripción Nº 194.218
BLUES
(2000-2009)

Willy Espinosa

Libros Sin Editorial
2010
Blues

BASTA SOLO EL REMORDIMIENTO DE LUZ Y MANCHA,
sonido etéreo tienen tus disculpas,
tus fugas indisolubles.

Suero verídico en acordes menores.

Willy Espinosa 6
Blues

“JUGUEMOS A ALGO”, ME DICES:
Huyamos con nuestro mejor hijo.
Yo temo que desaparezcas.

Otro paisaje es el baño de una casa abandonada,
llega tu madre a interrumpirnos.

Tu siempre tienes fe.

Willy Espinosa 7
Blues

MÁS DE ALGUNA VEZ
escarbamos la basura,
soñamos con manejar una fábrica.

Hoy solos, más solos
sonreímos ante los hijos del vecino,
ojeamos un diario antiguo,
bebemos cerveza.

Alguna calle se mantiene igual desde que nacimos.

Willy Espinosa 8
Blues

¿QUÉ HACES AHÍ TAN DISTRAIDA
de este silencio que te desnuda a veces
antes de obedecer tu ira?

Se te antojan poemas frescos
ahora que no tengo palabras nuevas,
tan prostituidas y alcohólicas en las bocas
de tus viejos amantes.

Eres torpe,
apenas sabes de tus ojos.
No me amenaces con preguntas ingenuas.

Willy Espinosa 9
Blues

TE OFREZCO UN INVIERNO DE FACHADAS CONTINUAS,
una continua derrota,
el sueño cuando amanezco y murales callejeros.

Me asomo impaciente en un discurso,
te solicito convencido,
mucho más que este invierno que llora domingos.

Te asomas como el pasado,
despiertas en una canción que no admiro.

Willy Espinosa 10
Blues

TRISTE ES LLEGAR AQUÍ Y NO CONVERSAR CON NADIE,
las buenas noches sin que suene el teléfono.
Ganas ni de soñar siquiera,
ni botar las colillas acumuladas como penas,
tristes como ejemplos.

Willy Espinosa 11
Blues

HAS TRANSFORMADO EL ODIO EN ÓLEOS SOBRE TELA.
Estás disconforme con toda opinión del alba,
aún así reconoces malestares y súplicas vecinas.

No tienes tiempo para llorar,
tu angustia entonces es la risa extranjera,
la vulgar risa de tus esclavos.

Amarga luz
se involucra en tus cajones y desnudos.

Así de mano en mano,
sobreviven tus insultos como objetos no deseados.

Willy Espinosa 12
Blues

HAY PUTAS QUE QUIEREN IMITARTE,
buscan parecerse a ti.
Besan como tu en desabridos intentos,
juegan a reírse.

Lloran involucradas en un disco,
salen del baño con las narices rotas,
gritan,
desconociendo su nombre.

Cumplen su horario y se retiran indignadas
con olor a azufre,
apenas cantan con la tele apagada,
sonríen irónicas quebrando vasos.

Willy Espinosa 13
Blues

DESAPARECES,
te desvaneces entremedio de días,
(Que también se te van olvidando)
de palabras que describieron antiguos versos.

Desapareces,
mi sueño no imaginó mi imperfección,
mi silencio enfermo y más enfermas mis palabras.

He crecido con odio en las venas,
me han ido pudriendo palabras de otras bocas
días,
felicidades extranjeras.

Desapareces,
y me haces odiar hasta mis manos.

Willy Espinosa 14
Blues

PARANOIA DE PIZARRONES MUDOS.
Sueños escasos a los treinta,
un odio tóxico fluye revalsándose en los ojos.

Hambre y sed,
ya ni las putas te saludan,
las viejas no te apuntan ni te escupen,
envejeces lleno de jeringas.

Cuchillos te observan condenado,
te exigen sangre.
Frustradas baldosas te reflejan bizarro,
blancas, pulcras de cloro y pinceles.

Willy Espinosa 15
Blues

LUCES DE NEÓN,
Verdes, violetas, mil espejos.
Colillas mojadas como perros callejeros
aúllan en la rejilla de una ducha sin cortina.

Tanta tristeza en el desorden,
cenizas y vasos se ríen de tu fruto insecto.
Tus senos humildes llenos de disculpas y tesoros
cantan a dos voces sus plegarias.

Willy Espinosa 16
Blues

ANTIGUO LUGAR REIVINDICADO
Se presenta algo nocturno hecho otro signo.
Una canción, el vino, los amigos;
Ella un pálido testigo de mi voz.

Ahora no es más que un dolor,
escombros de una historia arrepentida.

Willy Espinosa 17
Blues

PRESENTE EN ABSURDAS COINCIDENCIAS,
escasa de atisbos y arreboles,
muerta huye en un humo azul
toxico de inviernos y cine arte.

Lo concreto ahora es otro idioma:
Con el compra el pan, toma el tren,
me recuerda pegada a la ventana,
escucha que lloro en este poema.

Willy Espinosa 18
Blues

NO HE RESUELTO AÚN COMO LLAMAR ESTE ENGAÑO,
ni definir tu sonrisa y la atmósfera que sostienes.
Lejos de cualquier auxilio,
un dolor insano asoma nocturno,
te sugiere incorrecta entre el silencio.

En tu nombre busco mis archivos de fracaso,
solidario y grato este invierno se escribe en páginas
tan oscuras como lo incierto.

Tus manos celebran para mis ojos sus cotidianos quehaceres,
una sonrisa limpia es tu disculpa,
breve y en susurro este dolor innato se esconde de tu verbo humilde.

Tienes distraída categoría de acierto,
dejas una estela de perfume y magneto.

Crujen latidos avergonzados de piel y sangre,
fluye el agua con voluntad de aullido.

Repites mi nombre como quien nombra el pan todos los días.

Willy Espinosa 19
Blues

DESCRIBO MIS PASOS POR LA CALLE DONDE VIVES.
En tu ventana lucen tus ideales desnudos,
traviesa y contenta hablas para muchos con sus banderas tronchadas,
vas a una que otra reunión importante
con hombres que sueñan tu hambre de fluidos y libros.

Santiago te regala esta avenida,
y el verano te sugiere noble y astuta
en manos de otro hombre.

Profesora y hembra te lloran mis manos,
mis labios secos de ira y destino,
ácida penumbra sobre un cuadro que te dice adiós
desde un principio, ahora y siempre.

Eres un susurro de viejo ave maría,
atraviesas el tiempo y mueres en un verso lleno de borrones.

Willy Espinosa 20
Blues

COMPONGO UN BLUES PA’ EMPELOTARTE,
te toco algo, improviso en tu nombre,
pa’ que te desnudes virgen de sueño y culpa.

Limpia ya de sacrificios,
caminas impune entre situaciones anexas
ajenas de voluntad y recuerdo,
sonrisa y nexo adversario.

Exhala tu virus de hermosa santa,
piedra tosca, pan de pobre.
Llora este invierno si quieres.

Willy Espinosa 21
Blues

SESIONES DESACOSTUMBRADAS DE ARMÓNICA Y GRITO
te esperan en un espacio como escena de cine importante.
Amo los borrones de tu nombre
como tus horas sin mi.

Eres voluntaria del silencio,
terrible heredera de mi rabia.

Willy Espinosa 22
Blues

CUICAS CON DISFRAZ DE OBRERAS
tan olorosas de insultos y caídas.
Desvergonzadas piernas lucen al sol irónico de luchas.

Cuicas insoportables de tesoros y muñecas.

Piel pulcra y lozana,
tantos lunares como pecados.

Willy Espinosa 23
Blues

CON ARMÓNICA Y GUITARRA LLORO
este ser amable y cerrado.
Con armónica y blues mis amigos
inventan canciones junto a sus hembras desnudas y
a sus hijos.

Armónica y blues te piden cita,
te invitan a caminar por ahí.
Contestas que no desde un principio.

Armónica, guitarra y cerveza,
generan este sobrepeso de insultos y lamentos mudos.

Willy Espinosa 24
Blues

UN BLUES SUENA EN TU CUELLO
sin futuro.
Acordes en tu risa rechazan todo
o se burlan tan inocentes.

Mañana
nada sabremos sobre nosotros,
todo será dibujos,
descrito en cartas nuestro futuro.

Ay señorita,
ojos campesinos de vino y desnudos.

Tu voz burbuja,
flota balsámica en aciertos.
Cuerpo perfecto en tu humanidad de madre,
huyes de ser ejemplo.

Exiges que te hable de algo diverso para que no entiendas.
Te escribo en venganza de tu adjetivo errado.

Willy Espinosa 25
Blues

EN EL PATIO DEL LICEO
rock con guitarra ‘e palo.
Las letras,
el dolor de la que no pescaba
y soñábamos para siempre en nuestra cama.

Las letras,
apenas nos sirvieron para crear una historia,
armarnos bien, llorando.

Ahora te pareces a mi madre,
vas con tu rosario de vez en cuando al parque,
te sonríe Don Lucho cuando pasas.

Willy Espinosa 26
Blues

LA IMPROVISACIÓN
terminó siendo el oficio de muchos
entre gritos y guitarras testigos de la historia,
ruidos y amenazas.

Septiembre sin volantines.

Sueños entre dichos y promesas de un cuento olvidado,
frustración de tango en el imaginario colectivo.

Willy Espinosa 27
Blues

TODO LO QUE TENGO PARA RECORDARTE
es un disco de Los Shadows,
lo más cercano a tu procedencia inglesa
y este sonambulismo de guitarras con delay.

Un poco de “Playa Solitaria” y mails sin respuestas.
Todo lo que tengo para recordarte,
un disco de Los Shadows que ya me sé de memoria
y tu nombre en francés parecido a dios.

La mitología de esta isla
calca tus huellas y expele tu perfume de pincoya extranjera.

Todo lo que tengo es este disco
y un tema de Los Beatles que menciona tu nombre.

Willy Espinosa 28
Blues

LLEGA A MIS MANOS UN PAN COMO TROFEO
de manos de aquella que me recuerda a mi madre
y sonríe cargada de invierno y campo.

Una silla, un mate ameno,
brasas tiernas alimentan sueños
con la voluntad distraída de los pájaros,
nos recuerdan algún encuentro
o la soledad de siempre en nuestros hombros.

No sé que ha hecho el sur por ti,
aquellos edificios desnutridos de sol
tan tristes sacrifican horas a tu nombre.
Minutos melódicos hechos frases típicas
o preguntas reiteradas que no contesto.

Advertencias cariñosas de madre a hijo
y el agradecimiento humilde de alguna mujer que ama
nos recuerda un dios hecho duda
y la lluvia el frío que aún así no nos convence.

De vez en cuando alguien te extraña
con la timidez de un niño en su primer día de escuela.

Willy Espinosa 29
Blues

CUMBIAS Y RANCHERAS ME HABLAN DE TI AQUÍ EN EL SUR.
mujeres abnegadas sostienen a sus hombres
borrachos y cansados de trabajo y hacha.
Ellas lo entienden todo,
te señalan extraño y triste como el pan a veces,
como el barro que acaricia los pies llenos de circunstancia gris.

Cada solitario lanza su piedra,
apuñala el aire con un discurso ilegible
desafiando a dios y al hombre.

Ya sin fuerzas,
llora su desesperanza de un amanecer acompañado.

Willy Espinosa 30
Blues

CADA PALABRA SIEMBRA UNA LLAVE
entre leña húmeda,
amanecer descalzo en verde,
vergüenza solidaria y culta en puñal advertido
recrea el cielo entre silencios muertos.

Cada palabra trenza una parte de su suelo,
acaricia sus senos como a niños heridos.

Sus ojos fusiles,
tan instruidos de leche e insultos
sudan lejanías,
lanchas vencidas en Ancud.

Willy Espinosa 31
Blues

UNA MUJER ME HACE SENTIR TRISTE POR NO BESARLA,
que piense en ella así como jugando.
Habla de algo cierto con cierta sabiduría,
escucha punk,
se contornea en su ajetreo continuo
con su habilidad de piscis.

Viene a darme órdenes
y a eso también le teme.

Viene en busca de un libro de poemas.
Me lo recuerda cada cinco minutos.

Willy Espinosa 32
Blues

AY DE ESTE NIÑO INQUIETO
porfiado de bondad no entiende lo absurdo,
sueña intranquilo sus juegos adultos,
celebra el lenguaje en cada intervención.

Déjenlo solo correr por el patio,
que llore y entienda que el reclamo es infértil,
ya tendrá tiempo de frustrar sus ideales.

Miren sus ojos,
no se cansen de su risa bienaventurada de luces.

Willy Espinosa 33
Blues

VERSOS SACRAMENTADOS Y EXCREMENTADOS,
mala poesía.
Sus caderas llaman a mis manos,
sus senos gritan mi enfermedad de resentido,
se dejan pronunciar inalcanzables, perfumados
sudan páginas de clásicos y tesis literarias.

Universitaria universal pequeño burguesa,
poco discretos sus pezones y sus lentes,
sus ojos rojos, bolcheviques de puro maricones
observan inalterables, intolerantes
mi obesidad y mi silencio.

Willy Espinosa 34
Blues

EL CHALECO QUE ME TEJIÓ MI MADRE
sobrevive como fotografía,
perfumes de liceo y media.

Lloro con él alguna libertad perdida.

Tiene pelusas y canciones,
uno que otro insulto,
alguna mancha de vino.

Willy Espinosa 35
Blues

AÑOS NUEVOS,
radicales y libres de tu opción y tu nombre.
Nuevos acordes,
el escenario de tus manos
se presenta tardío de confabulaciones y precios.

No hay error aún en las canciones,
sólo malas direcciones.

Willy Espinosa 36
Blues

DESPERTADOR,
otro día tu lejos.
La rabia es un brasero que complementa el día.

Así están las cosas,
mucha ropa sucia crucificando anécdotas
mientras el buzón vacío me hace burlas.

Willy Espinosa 37
Blues

ESTE SILENCIO ME AGOTA
y tu fragancia impulsiva se burla de mis manos
con movimientos mudos de caderas y luces.
tantas canciones te cuentan historias,
te advierten que intento no ser ajeno a ti,
suspiro de invierno o puerta.

Nada más por ahora sólo papel y lápiz
recursos donados para anunciar este dolor impune de pulso y acorde.

Me canso de ser yo ante tus ojos,
la realidad no es más que un accidente.

Tus palabras en otro oído desperdiciadas lloran
su inutilidad de flores y atardeceres conforme a tu cansancio y desnudo.

Muero en cada palabra escrita.

Poemas y borrones ya no dan el resultado que soñaba.
Se pierden buscando tu ventana.

Willy Espinosa 38
Blues

UN TRIUNFO SE TRANSFORMA EN ESPINA,
y mueren acordes de un amanecer oscuro.
Quizás sea mejor destruirme en precipicios,
agregar insultos al viento y sus cenizas.

Ay lápiz de mierda,
escribe por favor este dolor innecesario y lascivo,
esta eutanasia de un eco que acusa mi torpeza
y un encierro en el vaso.

Se rompen mis zapatos eludiendo mis iras,
buscando el sur mis labios no sonríen adrede
ni suscritos a tu idioma de símbolos cuadrados.

Abre ventanas
el miedo sonoro de tus libros.

Willy Espinosa 39
Blues

EBRIA DE LAMIDOS FEBRILES,
insulta al fracaso testigo de su sexualidad obrera,
tira órdenes a oídos sordos entre paredes de adobe y tiempo.

No llora,
solo contesta pidiendo silencio a sus fotografías.

Willy Espinosa 40
Blues

HOJAS DE CUADERNO EN BLANCO SE BURLAN DE MI FRA-
CASO,
teoría fallida la de hablar entre baladas y tabernas,
observarla en su cansancio y relegar a dios a un mármol frío.

El vino milagroso,
el diálogo común de saludo y consulta.
el banderín polvoriento y la historia de espalda curva lamentable.

Empezar a despreciar el pan y su precio.

Willy Espinosa 41
Blues

SUEÑOS DE CIELO E INFIERNO,
acordes sucios llenos de recuerdos
brotan en esquinas deprimidas o muertas,
reivindicadas en su inexistencia.

Lloran su escasez de latido y brocha,
mensaje olvidado y solo,
hecho escombros punza nuestro sacrificio inútil.

Willy Espinosa 42
Blues

LA CURVA
de su cadera señorita
la veo,
como una hoja de oficio me hace burlas.

Su olorcito a mina,
a mujer y sueño colectivo.

Sus margaritas florecen a garabatos y risas,
cantan cueca en el rescoldo.

Bella muñeca de lunares pocos,
conquista de queja y fuego, pancarta en blanco.

Travesía traviesa de sonidos y envidias.

Cuando levanta un brazo,
se asoma su curva limpia de letras y manchas.

Mis manos, mi olfato,
la exigen como pan o libro.

Willy Espinosa 43
Blues

BAILO CON UN NIÑO MUERTO EN BRAZOS,
parece dormir en sacrificio,
niño sin pulso consume segundos sin nombre.

Bailo con un niño muerto en brazos.
Vecinos sugieren sopita de pollo en consuelo a su silencio inerte.

Duerme señalando el terror a destiempo,
insurrecta la sangre no es su karma ni su emblema.

Willy Espinosa 44
Blues

AJENAS,
hermosamente proletarias
caminan
con una tristeza que no estoy autorizado a consolar.

Sus senos pidiendo mordiscos,
exigiendo atenciones sus silencios felinos.

Poco ardientes
ignoran este hambre, este dolor.

Tan básico para su concepto de hombres,
deambulo insuficiente a sus exigencias maritales.

Willy Espinosa 45
Blues

MUJER LIBRE Y SIN SOSTÉN,
sostén esa libertad en mis ojos,
desparramado erotismo de vértices duros.

Que seduzcan sin lenguaje,
salten y jueguen como niños traviesos.

Willy Espinosa 46
Blues

ES LA HORA TRISTE DEL DÍA
la hora que exiges en tu nombre.
Malas noticias llegan desde santiago
y los perros ladran recociéndote extraño en el silencio.

Es la hora de las rancheras.

Turistas y fotos antes de la lluvia,
lanchas inconclusas.

Descargan los camiones sin novedad visible,
predican pastores sin atención,
niños patalean por dulces en el almacén,
caminan de prisa las madres a preparar el almuerzo.

Es la hora en que no llegan buses,
la hora triste antes del vino.

La hora en que te recuerdo,
con bolsas negras y pasos lentos.

Willy Espinosa 47
Blues
Willy Espinosa
Santiago de Chile, 2010

Intereses relacionados