P. 1
Monografia Alcoholismo en Adolescentes

Monografia Alcoholismo en Adolescentes

5.0

|Views: 23.640|Likes:
Publicado porjimenezfran

More info:

Published by: jimenezfran on Dec 11, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/25/2015

pdf

text

original

ALCOHOLISMO EN ADOLESCENTES

UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL

LICENCIATURA EN INTERVENCION EDUCATIVA

CULTURA E IDENTIDAD

LIC. NETSAUALKOYOTL BAUTISTA CRUZ

ALUMNOS: *ANA LAURA ORTEGA GRAJEDA *EMMANUEL RUBIO URIBE

INTRODUCCION
Crecer no es fácil, y los adolescentes necesitan mentes claras para llegar a ser adultos psicológicamente sanos. Por eso beber en grandes cantidades puede tener efectos graves, sobre todo si el organismo del bebedor se encuentra en desarrollo, debido a que son psicológicamente inmaduros los adolescentes tienen dificultades para manejar las emociones producidas por el alcohol. Consideramos que los adolescentes no tienen noción de este hecho, y eso fue nuestro incentivo para la realización de este trabajo. El propósito de la adolescencia no es borrar el pasado sino inmortalizar lo que este tiene de valioso, y despedirse de aquellos aspectos que obstaculizan la plena realización de las potencialidades. Es por esto que es común que los jóvenes realicen sus actividades hasta los extremos. Por ejemplo, las salidas de los fines de semana hasta altas horas de la noche acompañadas del consumo de alcohol. Esto es así porque buscan maneras de sentirse vivos, de inmortalizar las vivencias, pero muchas veces toman decisiones sin evaluar las consecuencias, inmediatas o a futuro. Creemos importante definir los conceptos que serán calves para una comprensión del proyecto, sería conveniente comenzar por definir al protagonista de esta investigación: El alcohol, o mejor dicho, las bebidas alcohólicas. Por esto nos referimos a cualquiera de la multitud de bebidas con elevado contenido de alcohol. Los adolescentes parecen abusar de ellas sin ser del todo conscientes de los efectos acarreados.

En un plano general, podemos decir que el alcohol produce sobre el organismo un efecto toxico directo, y un efecto sedante, además su ingesta excesiva durante períodos prolongados conduce a mal nutrición. Existe también la posibilidad de que la persona desarrolle una adicción a su consumo, siendo víctima del alcoholismo. Esta es una enfermedad crónica y habitualmente progresiva, producida por la ingesta excesiva y prolongada del alcohol etílico, producida por la combinación de diversos factores psicológicos, genéticos y fisiológicos que producen daño cerebral progresivo, y finalmente la muerte. Hoy en día, como adolescentes menores, nos damos cuenta que nuestras vidas y la de los demás está fuertemente influida por la cultura del alcohol. Llegando a tal punto en que los adolescentes, en lo único que piensan, es en que llegue el fin de semana, para poder salir con sus amigos a tomar. La realidad es que muchos subestiman al alcohol, sin tener en cuenta sus efectos, o a veces simplemente siéndoles indiferentes. Abordaremos esta problemática desde una investigación científica, basada en la recolección y selección de datos y entrevistas relacionados al tema. Elegimos este tema porque nos sentimos víctimas de la moda del alcohol, impulsado por las empresas, a través de los medios.

HIPOTESIS
Nuestro incentivo para la realización de este trabajo, es hacer una investigación acerca del alcoholismo en adolescentes ya que es una edad en la que se

encuentran completamente vulnerables tanto en influencias, como problemas, principalmente familiares, en general no se dan cuenta de todo el daño que se ocasionan y a los que los rodean. Con este proyecto, apuntamos a promover la concientización de los padres sobre el alcohol y sus efectos en los adolescentes, para que, a la hora de tomar, lo hagan responsablemente, por propia voluntad y no por imposición social. De esta forma pensamos que colaboraremos en hacer del adolescente un ser más libre.

OBJETIVO
El objetivo del trabajo es hacer notar que el alcohol en los jóvenes es una enfermedad, un problema para su vida diaria que no diferencia género, edad, sexo o posición social y de cómo medios, publicidad y sociedad influyen. También el hacerles ver las consecuencias menores o mayores al beber el alcohol en exceso y tratar de generar un poco de conciencia para que traten de vivir la vida con responsabilidad para no caer en excesos ni poner en riesgo nuestra integridad y la de los demás.

ADOLESCENCIA

La adolescencia es el período de la vida que se ubica entre la niñez y la adultez, si lo tenemos que ubicar temporalmente en una edad determinada, la adolescencia comprendería más o menos desde los 13, 14 años hasta los 20 años aproximadamente. Será en este momento de la vida en el cual el individuo comprenda acerca de su capacidad de reproducción, evolucione su madurez y donde comience a planificar y a pensar ciertamente en su futuro. La adolescencia también se caracteriza por ser el momento de la vida en el cual la persona que lo atraviesa empieza a padecer una crisis como consecuencia de ese crecimiento, se da cuenta que está a mitad de camino, o sea ya no es más un niño y no quiere ser tratado como tal por sus padres por ejemplo, pero tampoco es un adulto todavía por lo cual sigue necesitando de los consejos y de la guía de los mayores. También es recurrente que en este momento se den algunos comportamientos rebeldes como resultado de que, los padres quieren poner ciertos límites porque el chico no es adulto todavía y este se resiste a tomarlos en cuenta. Los comportamientos de los adolescentes hay que leerlos en clave adolescente. Teniendo en cuenta el momento evolutivo en el que están. El ensayo de identidades, la necesidad de vivir su libertad fuera de la familia, el predominio del grupo sobre su individualidad, la dependencia, sus fantasías sobre

el consumo de sustancias, la búsqueda de sensaciones y de placer. Todo forma parte de su proceso de convertirse en adulto. En última instancia el deseo de violar lo establecido. Para los adolescentes beber tiene que ver con la disidencia, la emancipación y la afirmación de su identidad

ALCOHOLISMO
El alcohol es una droga capaz de producir tolerancia y dependencia. El abuso de alcohol produce dependencia física y psíquica: *Síndrome de dependencia alcohólica *Cirrosis hepática *Cáncer *Enfermedades cardiovasculares *Trastornos psíquicos y neurológicos *Accidentes de tránsito, laborales y domésticos. *Otros: Caídas, Ahogamiento, pérdida de la razón. SINTOMAS FISICOS Y PSICOLOGICOS *Disminución del campo visual. Sentimiento de invulnerabilidad. *Perturbación del sentido del equilibrio. Subestimación del riesgo. *Perdida de precisión en movimientos. Sensación de ligereza del vehículo. *Disminución de la resistencia física. Sentimientos de impaciencia y agresividad. *Incremento de fatiga. Disminución de la capacidad de atención. *Obnubilación de la visión.

¿POR QUE PREFIEREN EL ALCOHOL LOS ADOLESCENTES EN RELACION CON OTRAS DROGAS? *Disponibilidad e incitación comercial a su consumo. *Valoración social en determinados ambientes. *Su valor funcional para comunicarse. *Su presencia en los estilos de vida y circunstancias personales y vitales: fiestas, amigos, familia, vida social. *Grado y rapidez con la que genera tolerancia y dependencia. *Efecto estimulante y desinhibidor, lo que facilita la comunicación y las relaciones interpersonales.

ALCOHOLISMO EN LA ADOLESCENCIA
El consumo de bebidas alcohólicas ha sido siempre fuente de graves problemas, pero en la época actual sus efectos negativos se han agravado por circunstancias nuevas. Una de ellas es que las bebidas alcohólicas se han popularizado rápidamente entre los adolescentes y cada vez son más jóvenes las personas que beben. Las causas que llevan a consumir alcohol a la juventud son múltiples y variadas. Para algunos, significa el falso atractivo de entrar en el mundo de los adultos y romper con las pautas que marcan el universo de la niñez.

Para muchos más, en cambio, no hay verdadera diversión sin alcohol de por medio, y ello porque el alcohol, aun consumido en pequeñas cantidades, estimula la corteza cerebral y vuelve a las personas más desenfadadas y ocurrentes. El problema es que tras esos primeros efectos de euforia aparece una pérdida de autocontrol y las personas asumen conductas que sin el catalizador etílico no serían capaces de adoptar.

Hasta hace algún tiempo, y no sin cierta condescendencia, esta nociva costumbre fue considerada una moda temporaria que más tarde o más temprano como tantas otras, terminaría por extinguirse.

Esa actitud permisiva tuvo graves consecuencias: la afición por el alcohol se ha convertido en un hábito que tiene hondo enraizamiento en las franjas más jóvenes de la sociedad. Las cifras del consumo juvenil comienzan a ser preocupantes por su progresivo asentamiento y, sobre todo, por las pocas barreras capaces de contrarrestar su incidencia. El alcohol representa una droga "lícita" con la cual se inician los jóvenes en el vicio adictivo porque es barato, accesible y socialmente aceptado. El exceso en el consumo de alcohol suele ser el primer paso antes de probar la marihuana o la cocaína. El alcohol es, en muchos casos, el camino a la droga y muchísimos jóvenes han comenzado a transitarlo.

EFECTOS DEL ALCOHOLISMO EN EL ADOLESCENTE
La mayoría de los adolescentes han consumido alcohol por lo menos una vez en su vida y, quizá, haya tomado de más en alguna ocasión. Esto puede ser normal, pues el que un adolescente tome bebidas alcohólicas son caracteres típicos de su edad, al igual que lo son los conflictos generacionales, la confrontación de ideas y actitudes, y todo lo típico de esa edad, pero cuando el joven lo hace con frecuencia y sin medida, y su vida se ve afectada en términos de su desempeño y calidad, entonces el joven ya es un alcohólico.

Las características de un alcohólico adolescente, además de todas las comunes a todas las personas, son: *Rápida baja en las calificaciones. *Altibajos emocionales. *Separación notoria de las actividades familiares o de sus quehaceres. *Cambio negativo en su higiene y aspecto personal. *Deseo de aislamiento. *Actividad defensiva y una tendencia a responder agresivamente a la menor provocación. La lista podría ser interminable, por lo que recomendamos que los padres estén alerta y agreguen mucho sentido común y suspicacia para saber detectar un comportamiento anormal de una rebeldía juvenil.

¿POR QUE TOMAN LOS ADOLESCENTES?
Para los adolescentes el alcohol es como un "quitapenas" que les permite evadir los límites que la realidad impone y acceder a un mundo que ofrece mejores condiciones de sensación. La adolescencia es un momento especialmente vulnerable en la vida de una persona, por ser un momento de "transición" entre la pérdida de los padres como educadores principales y la búsqueda o el encuentro de otras nuevas figuras, deseos y sensaciones. A todo esto también se suma el enfrentamiento con un mundo que cada vez se les va haciendo más complejo. Existe además un verdadero "bombardeo" de la publicidad dirigida hacia los adolescentes, gustoso para el mercado; basta ver como ejemplo al respecto, las publicidades de cerveza destinadas a jóvenes y el encuentro entre ellos si se le consume juntos. Es posible que en nuestra cultura actual, el alcohol juegue uno de los más importantes papeles para los adolescentes, en tanto "se es grande" por estar tomando alcohol o por estar borracho. El alcohol es una droga socialmente aceptada, como ya hemos dicho en otros puntos, y esta droga daría, desde la consideración de los jóvenes, el valor necesario para hacer cualquier cosa sin importar si dañan a los demás.

INFLUENCIA DE LA SOCIEDAD
Las bebidas alcohólicas suelen aparecer asociadas con el éxito social, en los negocios o en el deporte. Los momentos más románticos se acompañan con vino o champagne. La cerveza patrocina ala selección nacional de fútbol, Y la lista podría seguir indefinidamente. Muchas cosas generan que el adolescente beba, entre ellas la presión de los grupos de adolescentes. A menudo, el consumo de alcohol es puesto como un reto que convierte el abuso en un falso valor. Existe además, una cultura que favorece el consumo del alcohol. El consumo de alcohol es un hábito, forma parte de los llamados estilos de vida, estando ampliamente extendido y culturalmente aceptado en la mayoría de los países. Por lo tanto, no es solo un comportamiento individual, sino que se encuentra fuertemente influenciado por normas sociales y por el contexto socioeconómico y cultural en el que vivimos. Cambios en estos contextos se acompañan de cambios en el uso de alcohol. Uno de esos cambios está siendo la incorporación generalizada de los adolescentes y jóvenes al consumo de alcohol. El consumo juvenil del alcohol presenta hoy unas características propias que han generado una "cultura del consumo de alcohol" diferenciada del consumo tradicional.

Progresivamente se va consolidando un patrón juvenil de consumo de alcohol, caracterizado por ser en el fin de semana y por su papel fundamental como articulador del ocio y de las relaciones sociales de los adolescentes y jóvenes.

El problema, por tanto, no es que beban sino que sus formas de beber están más lejos del modelo tradicional y tienen que ver con sus estilos de vida y su manera de divertirse, con su manera de estar y de proyectarse en el mundo.

Para analizar esta situación debemos hacerlo desde tres enfoques: desde el adolescente, desde la sustancia, en este caso el alcohol, y desde el contexto actual: los valores de nuestra sociedad, la publicidad, el papel de la familia, de la escuela, de los grupos de iguales, etc.

JOVENES V.S. ADULTOS

La problemática derivada del consumo de alcohol en los jóvenes es diferente a la del adulto. En los jóvenes, las consecuencias negativas derivadas del consumo de alcohol suelen referirse a alteraciones de las relaciones con la familia, compañeros y maestros, bajo rendimiento escolar, agresiones, violencias, alteraciones del orden público y conductas de alto riesgo, como conducir tras haber bebido, así como actividades sexuales de riesgo que conllevan embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. Con independencia del grupo de edad, las tasas específicas son siempre más altas en hombres que en mujeres, registrándose en ambos casos un período de especial riesgo entre 15 y 24 años. Esta distribución, similar a la descrita en otros países, señala a los "veinteañeros", especialmente hombres, como el grupo de mayor riesgo de sufrir una lesión fatal por accidente de tráfico.

Un 80% de las muertes registradas entre adolescentes se deben a causas violentas y dentro de ellas las relacionadas con drogas o alcohol representan el 50%, existiendo un mayor porcentaje de suicidios en los adictos a estas sustancias. Además, se consideran los factores familiares de gran importancia en el inicio y curso clínico de la adicción al alcohol y otras drogas, ya que hasta un tercio de los niños tienen su primera oferta de consumo de bebida alcohólica dentro del ambiente familiar.

El consumo de alcohol puede ser el inicio de una secuencia de conductas adictivas, secuencia que se inicia con las drogas legales y que puede terminar con

las ilegales, cualquiera de estas sustancias, alcohol, tabaco, marihuana, cocaína, puede funcionar como puerta de entrada al uso secuencial de otras.

ESTADISTICA
Los datos que se pueden extraer de las estadísticas que maneja el Consejo Nacional Contra las Adicciones (CONADIC) son alarmantes. La cantidad de jóvenes que perdieron la vida en 2010 en accidente de tráfico, sumando a ello el consumo de alcohol y la noche, es muy alta. De los 1.400 jóvenes entre 15 y 29 años fallecidos en ese año, el 25% iban en moto. De hecho, hasta el 50% de los muertos en accidentes de vehículos de dos ruedas eran jóvenes (considerándolos jóvenes en aquél rango de edad).

Las probabilidades de muerte por accidente de un joven son altísimas comparadas con las probabilidades de morir por causa de enfermedad (tumores, enfermedades incurables etc.) o por suicidios, y es algo que debe hacernos pensar acerca de las posibles causas, y sobre todo la manera de evitar todas estas desgracias. Porque no sólo hablamos de muertes, hablamos también de secuelas de por vida, desde lesiones de poca importancia, pasando por cojeras, sorderas, hasta la invalidez parcial o total del cuerpo.

Una causa que señala la CONADIC es la inexperiencia de los jóvenes en la conducción. Si bien eso no es mentira, ya que un conductor joven, por lógica debería tener menos experiencia que un conductor, no representa, creemos nosotros, la realidad. Un conductor joven puede fácilmente tener más experiencia real en carretera que uno experimentado, pero la realidad es que el punto central de la cuestión no es ese. Más bien es la aptitud de los jóvenes por un lado, y su actitud en el lado opuesto.

La aptitud de un joven es, objetivamente, mejor desde el punto de vista físico en cuanto a reflejos o capacidad de reacción, y resistencia física, pero la actitud suele ser más competitiva e impulsiva, y suele tener menos elementos de juicio que le impidan cometer imprudencias. También se puede hablar de exceso de confianza y prepotencia.

Entre actitud y aptitud existe una balanza que puede desequilibrarse peligrosamente hacia la influencia negativa de la actitud más competitiva, y si el alcohol actúa de por medio, mucho más rápidamente.

Nos da miedo leer que a los 18 años, el 26% de los jóvenes ha circulado en un coche cuyo conductor iba borracho, y acto seguido leer que el 40% de los accidentes de tráfico en los que resulta muerto un joven, se detectan altos niveles de alcohol en el conductor. Por estadística, un joven de 18 años tiene un 8% de probabilidades de morir tan pronto se sube a un coche.

Los jóvenes que toman lo

2% 7

2% 0

unavezpor sem ana dosvecespor sem na a tresvecespor sem na a

1% 0 1% 5

2% 8

m sde trsveces a por sem ana solo alg unasveces

CONCLUSION
Los adolescentes entre 15 y 17 años, son los que predominan en el alcoholismo juvenil para después dejar a las edades de entre 20 y 25 años en segundo lugar. El 30% del total de los jóvenes no consume bebidas alcohólicas, ya que, a la mayoría no les gusta, o no lo creen necesario, y una minoría no lo hace porque se considera muy joven, o no puede por razones particulares. Por otra parte el 70% de la juventud consume alcohol por gusto, o por diversión en sus salidas. Estos acostumbran tomar estas bebidas ocasionalmente, o entre una o dos veces por semana. Esto indica que el consumo es durante los fines de semana, generalmente cuando salen a la noche, la mayoría de los jóvenes

empiezan por gusto propio, y algunos pocos por curiosidad Los lugares más elegidos para la ingesta de bebidas alcohólicas son las casas de amigos, los bares y antros. Por lo que podemos deducir que estos encuentros se realizan durante los viernes y los sábados. Además de frecuentar en estos lugares, casi todos toman con sus amigos, mientras que muy pocos toman solos o con otras personas. Un dato inquietante, fue saber que casi la mitad de los encuestados comenzó a tomar bebidas alcohólicas 4 años antes de lo que está permitido por la ley, es decir a los 14 años. Otras dos grandes partes comenzaron a los 15 y a los 13, lo que demuestra que se empieza en una temprana edad aunque parezca sorprendente.

Nos sorprendió encontrar que gran parte de los padres saben de esta situación y la aceptan. Afortunadamente están aquellos que tienen noción del consumo de alcohol de sus hijos, y que se lo reprochan, solo unos cuantos de los padres de los adolescentes menores encuestados no sabe que su hijo o hija consume bebidas alcohólicas. Como conclusión podemos decir que los adolescentes de hoy dedican más tiempo al ocio y ponen menor atención en aquellas responsabilidades formadoras. Los padres han dejado de ser los modelos de sus hijos, dándoles más libertad de la que necesitan, la sociedad por su parte se encargó de fomentar esta prioridad del ocio sobre los compromisos y responsabilidades, por medio de recursos como la

venta ilegal, la publicidad, entre otras. Todo esto resulta en el consumo prematuro desmedido, e injustificado del alcohol.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->