Está en la página 1de 2

Reflexión

“Aprender a mirar en la escuela”


Una de las habilidades más importantes que el maestro puede
desarrollar en los alumnos es la observación, viéndola como una
posibilidad de acercar a los alumnos a las cosas que generalmente no
son parecidas con detenimientos, realizar actividades que promuevan en
el alumno la práctica de la observación, le permitiría acrecentar las
posibilidades de expresión y apreciación de lo que hay a su alrededor
como de las mismas obras de arte existente, poder permitir al alumnos
que utilice su sentido para hacer una relación de lo que ve con su propio
mundo.

Para poder realizar este tipo de trabajo se le sugiere al maestro emplear


diversas estrategias, pero la que viene aportar más en este escenario es
la utilización de imágenes , donde el alumno tenga la libertad de
explayar las ideas que estas imágenes le proveen, inventar historias,
plantear hipótesis, es decir, poder crear a partir de lo que él como
individuo puede observar.

El maestro debe entender que como parte de estas actividades sepa


fundamental que el alumnos tenga plan libertad para expresar lo que
esas imágenes le provocan, las ideas que generan y la interpretación que
puede hacer de las mismas, para lo cual el docente debe considerar que
al trabajar con este tipo de material, la visión del mismo debe estar la
alcance de todos los alumnos que se encuentran en el salón, esto lo
puede lograr dando un acomodo diferente a las mesas, organizándolos
en equipos, sentándose en el centro, flexibilizando el acomodo habitual
del aula.

El maestro debe presentar una actitud flexible, abierta a nuevas


posibilidades y entender que la mente del alumno no es la mente del
adulto, que lo que al él le parece burdo o sin sentido para sus alumnos
pueda ser significativo, trabajar con esta disposición y un ambiente de
respeto entre todos los asistentes serán las bases apra que la
observación pueda ser el medio para trabajar sus propias producciones.

Para este trabajo es importante que el maestro también pueda marcar


pautas en los ritmos que se manejan durante las clases, saber orientar a
los alumnos los aspectos que involucran la observación, y guiarla hacia
un tema por clase, pocas actividades, ya que si se trabajan muchas, el
propósito se puede pierde.

Atender a los interés de los alumnos, será otro factor que los alumnos les
podrá apoyar en el proceso de observación, ya que estarán motivados a
resaltar las características que las imágenes presenten, ya que hay un
factor que los impulsa a mantener su atención en ese objeto.

Considero que muchas veces como maestros no sabemos cómo trabajar


esta materia con los alumnos, así que terminamos por dejarla a un lado
en el trabajo diario o la utilizamos de la manera que creemos correctos,
pero sin utilizar una metodología como tal, con este tipo de sugerencias
ayudan al maestro a guiar su trabajo dentro del salón con un enfoque
más educativo y formal que apoye a la educación del alumno, y que ésta
le sea de utilidad en la vida.