Está en la página 1de 190

FILOSOFÍA DEL DERECHO

Indice

FILOSOFÍA DE LA CIENCIA.
La filosofía es:
La ciencia es:
Con sus palabras, cómo se da la relación entre la ciencia y la filosofía:
CONOCIMIENTO DOCTRINAL Y FILOSÓFICO DEL DERECHO.
El conocimiento doctrinal del derecho se refiere a:
La filosofía del derecho consiste en:
ESTRUCTURA DE LA NORMA.
Diferencia entre ley, código, reglamento, circular, norma y reglas.
Explique la estructura subjetiva de la norma.
Ejemplifique la estructura objetiva de la norma.
CATEGORÍAS FUNDAMENTALES DEL CONOCIMIENTO FILOSÓFICO
JURÍDICO.
Diferencia entre ser y deber ser.
Relación entre validez y eficacia.
Determine las relaciones que se dan entre: Ser, deber ser, validez y eficacia.
Haga un comentario respecto al derecho como tarea de la filosofía del derecho.
DIVERSOS ÓRDENES NORMATIVOS.
Qué diferencias hay entre derecho, moral y normas de trato social (en la
concepción tradicional).
Qué relación hay entre derecho, moral y normas de trato social (en la concepción
tradicional).

1
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Qué insuficiencia se da en concepción tradicional?


RELACIONES ENTRE PODER Y DERECHO.
Comente la relación entre el poder y la norma.
¿Cuándo se da la legitimidad?
Cómo se da la relación entre el poder y el derecho.
Explique la relación entre estado y derecho.
Defina las diferentes formas de gobierno.
PERSONA Y ESTADO.
Cómo debe ser la relación entre la persona y el estado?
Defina los 29 primeros artículos de la Constitución Política Mexicana en un
espacio no superior a un renglón por cada artículo.
Diferencia entre Derechos Naturales, Derechos Humanos, Derechos
Fundamentales y Garantías Individuales.
Comente sobre los condicionamientos socioeconómicos de la eficacia de los
derechos humanos.
PROBLEMAS Y TEORÍA ACERCA DEL DERECHO NATURAL Y DEL DERECHO
POSITIVO.
Hable de los problemas del derecho natural y el derecho positivo.
LOS FINES DEL DERECHO.
De su propia definición de justicia.
Explique la relación entre el bien común y la paz social.
Defina el Bienestar Social.
Defina la Justicia Social.
Defina la Seguridad Social.
Hable de los fines del Derecho como producto de la interdependencia social.
NATURALEZA Y FINES DE LAS TÉCNICAS DE ELABORACIÓN,
INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DEL DERECHO.
Relación entre conocimiento y técnica.
Qué es la Técnica Jurídica.
Hable del derecho y lengua.
En qué consiste la técnica de aplicación del derecho.
Explique la técnica de creación del derecho

2
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

FILOSOFÍA DE LA CIENCIA.

3
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

LA FILOSOFÍA ES:

filosofía (femenino, del latín philosophĭa, y éste del griego antiguo φιλοσοφία,
'amor por la sabiduría
Etimológicamente, filosofía procede de los vocablos griegos Phileo (amor) y
Sophia (sabiduría). Significa pues, amor a la sabiduría. El verbo fileo, además de
amar, tiene el significado de tender, aspirar.
Si el término filosofía significa amor a la sabiduría o al saber, filósofo será el
amante de la sabiduría.
Se atribuye a Pitágoras (496-580 a. C.) la precisión del término filósofo cuando
León, rey de los Fliacos, preguntó a Pitágoras cual era su profesión, este contexto
que no era sabio (sofos) sino simplemente un filósofo (amante a la sabiduría,
aspirante a ella).
1 Parte del conocimiento que trata de la esencia, propiedades, causas y efectos
de cuanto existe en la realidad.
2 Conjunto de estos pensamientos expuestos de manera sistemática por un autor,
escuela, etc., o relativos a determinado campo: filosofía de Kant, filosofía de la
historia.
3 Facultad universitaria que amplía estos conocimientos.
4 fig. Serenidad de ánimo para soportar una contrariedad o contratiempo.

Orígenes de la filosofía
El concepto de filosofía (como el de la mayor parte de estudios o disciplinas) ha
variado a lo largo del tiempo. Por ello, hay que intentar aproximarse a su historia,
para luego exponer cuáles son sus caracteres en la actualidad.
En el mundo cultural que se suele llamar occidental, la filosofía se origina en
Grecia hacia el s. -VI por obra de unos sabios (sophós) que intentaron una
explicación de la realidad toda -física y humana- dentro de los límites de la
racionalidad humana.
La filosofía nace, pues, en el momento histórico en que se sustituyen las
explicaciones fantásticas, aunque razonables, propias del mito, por explicaciones

4
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

totalmente fundamentables en la razón humana y en la práctica y experiencia de la


vida cotidiana.
El sabio, al que luego se llamará filósofo, es un hombre que da respuesta a
cuestiones radicales tales como qué son las cosas (la naturaleza, el hombre, la
sociedad), de dónde proceden, cómo se relacionan, cómo debe comportarse el
hombre, etcétera.

Disciplinas filosóficas
Las respuestas a estas cuestiones forman un conjunto de saber teórico y práctico
que fue presentado por primera vez de modo organizado en la obra de Aristóteles
y clasificado en lo que se ha dado en llamar disciplinas filosóficas:
a) ontología, metafísica o ciencia primera, es decir, estudio del ser en sí mismo;
b) ciencias particulares teóricas, estudio de diversas determinaciones del ser,
física, psicología;
c) ciencias prácticas, ética, política;
d) lógica, estudio de las condiciones de la ciencia y del pensamiento.

La filosofía y la ciencia
El progreso del conocimiento humano ha llevado a que de este conjunto de
saberes llamado filosofía, propio de la antigüedad, se hayan ido desgajando
campos de saber que, por la limitación de su objeto y por la especificidad de su
metodología, han adquirido el status de lo que hoy se conoce por ciencia.
La filosofía quedó así convertida en un tipo de saber general que todavía en
Descartes era visto como «un árbol cuyas raíces son la metafísica, el tronco la
física y las ramas todas las demás ciencias».
Posteriormente (Kant puede verse como el punto de inflexión), al identificar
conocimiento con ciencia, la filosofía deja de ser un conocimiento en este sentido
para pasar a ser algo no enseñable, en el sentido en que pueden transmitirse los
conocimientos, y ser una actividad que permite unificar los conocimientos y las
actitudes de los hombres.

5
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Por ello, podría decirse que la filosofía es, a partir de Kant, teoría del
conocimiento, ética y, sobre todo, una reflexión unificadora de los saberes de la
humanidad.
En esta línea, podría decirse, con B. Russell, que no se trata de encontrar lo que
es la filosofía, sino de encontrar problemas (mejor sería decir dudas) filosóficos.

La filosofía en la actualidad
¿Cómo podría, pues, definirse hoy la filosofía? Como una actividad intelectual que
produce un discurso distinto del de la ciencia, aunque relacionado con ella, que no
es un saber más al lado de los demás saberes, sino una reflexión que intenta
señalar a todo saber sus límites y fundamentos.
En la actualidad se podría definir la filosofía como una reflexión crítica sobre todos
los campos del saber y la actividad humana. Las definiciones habituales repetidas
en manuales y diccionarios corresponden en general a definir lo que ha podido ser
la filosofía en otros tiempos.
Entre ellas, son las más frecuentes «la filosofía es la ciencia que trata de la
esencia, propiedades, causas y efectos de las cosas naturales» o la que la define
como «ciencia de los primeros principios del ser», que no establecen diferencias
entre ciencia y filosofía. En un sentido cotidiano y moral, filosofía se entiende
como «serenidad y presencia de ánimo».

LA CIENCIA ES:

Ciencia (femenino, del latín scientia 'conocimiento')


1 Conocimiento exacto y razonado de ciertas cosas.
2 Conjunto de conocimientos acerca de un dominio determinado de objetos o
fenómenos que son susceptibles de demostración.
3 fig. Saber o erudición.
4 fig. Habilidad, maestría, conjunto de conocimientos en cualquier cosa.
5 pl. Por oposición a letras, estudio de materias que entran dentro de las leyes
matemáticas, físicas, químicas, etc.
6 ciencia infusa La recibida directamente de Dios.

6
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

7 fig. y fam. Apl. al que sabe o cree saberlo todo sin aprender.
8 ciencias exactas Las que sólo admiten principios y hechos demostrables.
9 Por antonomasia, matemáticas.
10 ciencias naturales Las que estudian las leyes y propiedades de los cuerpos.
11 ciencias ocultas Ocultismo.
12 ciencias sociales Aquellas que se ocupan del estudio de los diversos aspectos
de la sociedad humana. Hasta el s. XVIII se hallaban encuadradas en el ámbito de
la filosofía. A lo largo del s. XIX y principios del XX, se fueron consolidando una
serie de especialidades científicas autónomas respecto de aquélla, pero a menudo
relacionadas entre sí: antropología, economía, psicología, sociología, etc.
13 a, o de, ciencia cierta Con toda seguridad, sin duda alguna.
14 filosofía de la ciencia Conjunto de principios que se suponen o establecen para
ordenar determinados hechos.

La ciencia en la Antigüedad
Los inicios de la ciencia, de un modo relativamente científico si se atiende a lo
que hoy entendemos por ello, se sitúan en el seno de las civilizaciones de la
antigüedad en Egipto y Mesopotamia.
La ciencia egipcia se remonta al milenio -V. Los primeros conocimientos de
carácter científico derivan de las técnicas que usaron en la construcción y la
agricultura los egipcios, quienes empleaban un sistema decimal de numeración,
conocían las operaciones aritméticas elementales y podían calcular áreas de
cuadriláteros y ciertos volúmenes.
Observaban también los movimientos de los astros y llegaron a determinar con
precisión la posición de los cuatro puntos cardinales. Utilizaban un calendario con
un año de 12 meses y 365 días, y poseían amplios conocimientos farmacéuticos y
médicos.
La ciencia babilónica superó a la egipcia en los campos de las matemáticas y la
astronomía. Los caldeos tuvieron un sistema de numeración decimal hasta 60 y
sexagesimal a partir de 60, trazaron las trayectorias aparentes de los astros,
designaron ciertas constelaciones, como las del Zodíaco, y llegaron a prever
algunos eclipses de Luna, lo que constituye el primer caso que se conoce de

7
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

previsión científica. Introdujeron la división del círculo en 360° y la del día en 24


horas iguales, subdividiendo la hora en 60 minutos y el minuto en 60 segundos.

La ciencia griega (-600 a 400)

El despertar científico
Los griegos desempeñaron un papel excepcional en la historia de la ciencia; su
aportación constituyó una real discontinuidad en la historia del pensamiento
científico: el paso de una representación mítica del mundo a una racionalización
progresiva en la forma de abordar la realidad.
La figura asociada tradicionalmente al despertar científico es Tales de Mileto (s.
-VI). Pitágoras (n. -582), a quien se atribuye el teorema del cuadrado de la
hipotenusa, y su escuela atribuyeron a los números una naturaleza real e
independiente, verdadero fundamento del mundo sensible, concepción que influyó
enormemente en el desarrollo de las matemáticas.

Cosmología y medicina
Empédocles fundó su cosmología en cuatro elementos: el fuego, el aire, la tierra y
el agua; según él, a partir de un caos primitivo o de un fuego original, la tierra y el
agua se separaron por condensación y el aire por rarefacción, y todas las cosas
conocidas, incluido el cuerpo humano, están compuestas por los cuatro
elementos, unidos en proporciones distintas.
Según Leucipo y Demócrito (segunda mitad del s. -V), todos los cuerpos están
formados por átomos, es decir, por corpúsculos de formas variadas que,
evolucionando en el vacío del espacio, se agregan de distintas maneras.
Hipócrates creó en Cos una escuela de medicina a la que se atribuyen numerosos
escritos médicos del s. V, llamados hipocráticos.
La medicina hipocrática atribuía las enfermedades a causas naturales externas
(aire, frío, etc.) o internas (los cuatro humores) y aunque no poseía una base
fisiológica segura, era positiva por sus métodos de observación y de diagnóstico.
De -450 a -300, Atenas fue el centro intelectual del mundo helénico. La Academia,

8
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

fundada por Platón, y el Liceo, creado por Aristóteles, fueron importantes centros
de formación científica.

Platón y Aristóteles
Platón analizó el método matemático, distinguiendo entre análisis y síntesis, y su
método hipotético-deductivo es un precedente de la axiomatización de las
matemáticas. Por su parte, el sistema de Aristóteles tuvo una vigencia casi total
hasta el s. XVI, y desde el punto de vista de la ciencia interesa especialmente su
Lógica, que analiza las formas del razonamiento.
Mucho menos válidas son sus aportaciones a la física y a la cosmología,
dominadas en el primer caso por la metafísica y en el segundo por la fidelidad al
sistema de las esferas homocéntricas de Eudoxo (s. -IV).

Geometría y matemáticas
A partir de la muerte de Alejandro Magno (-323), Alejandría pasó a ser el centro
de la cultura griega, y allí escribió Euclides sus 13 libros de los Elementos, síntesis
de la geometría griega que sirvió de modelo a las otras ciencias. Arquímedes de
Siracusa fundó la estática basándose en el método euclídeo y descubrió el
principio de la hidrostática, que explica el equilibrio de los sólidos flotantes.
Su discípulo Apolonio de Pérgamo dio una teoría de la elipse, la hipérbola y la
parábola, considerándolas como secciones cónicas. Hiparco de Alejandría inventó
la trigonometría y, para explicar las trayectorias aparentes de los planetas,
admitiendo la Tierra inmóvil en el centro del mundo, construyó la teoría de los
epiciclos. Los romanos no aportaron nada al esfuerzo especulativo de Grecia,
pues se limitaron a ciertos aspectos técnicos.
En el s. II Tolomeo (Alejandría) perfeccionó la teoría de Hiparco en su obra
Almagesto, de influencia capital en toda la cosmología de la Edad Media, y
Diofanto de Alejandría desarrolló enormemente el álgebra en el s. IV.

La ciencia medieval (400-1450)


La actividad científica fue mínima durante la Edad Media. Los árabes
transmitieron la ciencia griega a Occidente sin aportar innovaciones esenciales,

9
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

aunque sí cultivaron y difundieron los conocimientos de álgebra que tomaron de la


India, en particular la genial invención del cero, y sustituyeron el incómodo sistema
de cifras romanas por el de las llamadas árabes.
La escolástica no aportó nada a la ciencia; la física siguió siendo la aristotélica, y
el sistema del mundo, el descrito en el Almagesto.
La cristianización de la idea griega de naturaleza respetaba la finitud y esfericidad
del sistema geocéntrico de los griegos y aportaba, además, una finitud en el
tiempo: el cosmos ha sido creado de la nada y tendrá un fin, el Juicio Final.
El hombre medieval creía ser el centro de este cosmos finito en el tiempo y en el
espacio, hecho a su medida. En la Baja Edad Media la escuela de Oxford (Occam
y Roger Bacon) y la de los nominalistas de París (Juan Buridán, Nicolás de
Oresme) reaccionaron contra la fidelidad absoluta a Aristóteles de las
abstracciones escolásticas y proclamaron que la experiencia había de ser la
fuente del conocimiento científico.

El Renacimiento: la nueva ciencia (1450-1570)


La invención de la imprenta, las ediciones de textos clásicos por los humanistas,
los viajes y descubrimientos de nuevos países contribuyeron a la renovación del
clima científico. La mecánica se enriqueció con la aportación del holandés
Stevinus.
Los alquimistas, a pesar de sus extravagantes teorías, hicieron avanzar los
conocimientos químicos; Paracelso, uno de ellos, concebía el universo como un
inmenso organismo viviente.
El astrónomo polaco Copérnico introdujo la revolucionaria hipótesis del
movimiento de los planetas alrededor del Sol, incluida la Tierra, y de la rotación de
ésta alrededor de sí misma, con lo que contribuyó decisivamente a que la
humanidad se despojara de la ingenua imagen del cosmos vigente hasta
entonces.
Francis Bacon contribuyó al nacimiento de la nueva ciencia con sus
investigaciones empíricas, ajustadas a la lógica inductiva. Vesalio, por otra parte,
dio a la anatomía el carácter de ciencia positiva.

10
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

La ciencia en el s. XVII

Física
El s. XVII marca el nacimiento de la ciencia moderna, que se refleja gráficamente
en la frase de Galileo: «La naturaleza está escrita en lenguaje matemático».
Con un telescopio de su invención, Galileo observó los satélites de Júpiter, las
manchas solares y las rugosidades de la Luna, y sus investigaciones le llevaron a
rechazar la distinción aristotélica entre el cielo y la esfera sublunar y a probar la
veracidad del sistema copernicano, lo que le valió la enemistad de la Inquisición; la
publicación de su fundamental obra Dialogo sopra i due massimi sistemi del
mondo (1632), en donde defiende a Copérnico y ridiculiza la física peripatética, le
costó el proceso, condena y abjuración de 1633.
En sus estudios sobre el péndulo y la caída de los cuerpos, Galileo estableció la
metodología de la física moderna, basando la prueba científica en la polaridad
dialéctica sistema hipotético deductivo-experiencia.
Aplicando el método galileano, Huyghens estudió la fuerza centrífuga, Descartes
descubrió la ley de la refracción de los rayos luminosos, y Torricelli y Pascal
estudiaron la presión atmosférica.

Matemáticas
La geometría analítica de Descartes tuvo importantes consecuencias en cuanto
matematización de lo real; el mecanismo universal cartesiano marcó
profundamente la historia de la física.
Kepler, basándose en los datos del astrónomo danés Tycho Brahe, descubrió
hacia 1618 las leyes del movimiento elíptico de los planetas, y Newton, a partir de
las leyes de Kepler y la caída de los graves de Galileo, realizó la genial síntesis de
la atracción universal en 1687, y por otro lado, mediante los conceptos de inercia y
de masa, estableció las bases de la mecánica.
Newton y Leibniz inventaron simultáneamente (1685) el cálculo infinitesimal,
poderoso instrumento que permitía estudiar algebraicamente las llamadas curvas
mecánicas y los fenómenos físicos complejos.

11
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

La ciencia en los s. XVIII y XIX

Física
Durante los s. XVIII y XIX, la física se desarrolló siguiendo la orientación dada por
Newton y en el s. XIX la teoría energética se sobrepuso a la interpretación
mecanicista del universo.
El principio de conservación de la energía y el de su degradación constituyen los
dos principios de la termodinámica, y el segundo conduce al concepto de entropía,
magnitud de carácter estadístico que aumenta siempre y mide la degradación
progresiva de la energía (Carnot, Clausius).

Química
De la alquimia medieval se derivó la química como ciencia moderna, a la que dio
Lavoisier definitivo impulso en 1783 al establecer que los elementos de los
cuerpos compuestos son cuerpos simples y no propiedades ocultas, como el
fuego o el flogisto, y al introducir en la investigación química los métodos de
medida precisa de los físicos.
En el s. XIX se descubrieron hasta 92 elementos, clasificados por Mendeleev. La
física y la química se incorporaron al estudio de la vida y nacieron la bioquímica y
la fisiología.

Ciencias naturales
En cuanto a las ciencias naturales, Linné emprendió hacia 1740 la clasificación de
los seres vivos y creó un sistema binomial de nomenclatura.
Cuvier fue uno de los creadores de la anatomía comparada. Diversos autores
intentaron establecer una clasificación natural que ordenase los organismos de
acuerdo con sus semejanzas reales.
El microscopio, inventado en el s. XVII, hizo posibles nuevos e importantes
descubrimientos, y el de los microbios permitió a Pasteur crear, hacia 1870, la
bacteriología.

Ciencias médicas

12
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

La fisiología progresó adoptando el método experimental de los físicos: Harvey


descubrió la circulación mayor de la sangre en 1627, Lavoisier estudió la
respiración y Claude Bernard, la digestión.
En el s. XIX apareció también la embriología. El problema del origen de las
especies y de su evolución se planteó cuando se compararon las especies fósiles
y las vivientes, y se estudió la embriología comparada, que dio lugar a dos teorías,
la de Lamarck (1809), basada en la adaptación activa a las condiciones de vida, y
la de Darwin (1859), basada en la selección natural.

Matemáticas
Las matemáticas puras alcanzaron un alto grado de abstracción con Riemann,
Gauss, Galois, Cauchy y Hamilton, y surgieron nuevos sistemas deductivos
coherentes, distintos del de Euclides, que recibieron el nombre genérico de
geometrías no euclidianas.
El cálculo infinitesimal siguió siendo el instrumento indispensable de la ciencia
física, cuyo prodigioso desarrollo caracterizó toda esta época.
El postulado de un determinismo absoluto de todos los fenómenos y la fe en el
porvenir de la ciencia como base de la civilización dieron lugar al positivismo,
filosofía propuesta por Comte en 1831, que ejerció gran influencia en el espíritu
científico del siglo y en la formulación de la sociología como ciencia por el propio
Comte y, principalmente, por Marx.

La ciencia contemporánea

Biología y medicina
Desde el último cuarto del s. XIX, el descubrimiento de las leyes de la herencia
por Mendel, el de las mutaciones por De Vries y los diversos logros en el estudio
del comportamiento paralelo de genes y cromosomas permitieron la creación de la
genética experimental, aportaron datos fundamentales al problema de la evolución
y posibilitaron que con el tiempo los estudios sobre la base material de la herencia,
principalmente la estructura y propiedades de los ácidos nucleicos, llegaran a
adquirir la gran importancia que hoy tienen.

13
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

La fisiología realizó importantes avances gracias al descubrimiento de los


procesos bioquímicos básicos del metabolismo.
En el campo de la microbiología destacan el descubrimiento e investigación de los
virus. Otro problema planteado a la biología actual es el de las relaciones de los
organismos con el ambiente.

Humanidades
La historia, la sociología, la psicología y la economía han ido perdiendo sus raíces
filosóficas y especulativas para tomar, cada vez más, estructuras y estatutos
semejantes a los de las ciencias positivas; así, la estadística adquiere una
importancia básica creciente en el desarrollo de la sociología y la economía, y la
psicología, que tuvo en Freud el primer formulador de una teoría con pretensiones
científicas, usa también el método estadístico a través de los tests.

Matemáticas
Las matemáticas tomaron un impulso nuevo con la teoría de conjuntos de Cantor,
que serviría de base a la formulación axiomática de cualquier rama de las
matemáticas (álgebra, topología, geometría algebraica).

Física
La física newtoniana, que llegó a su punto culminante con la síntesis del
electromagnetismo, realizado por Maxwell en 1864, entró en crisis a fines de siglo.
Las ondas hertzianas probaron la teoría de Maxwell sobre la identidad de la luz y
el electromagnetismo.
Por otra parte, comenzaron a abrirse paso muchas experiencias en un terreno
vedado a la física clásica: el microcosmos.
El descubrimiento de los rayos X, por Röntgen en 1895, de la radiactividad, por
Becquerel y los Curie en 1904, de la desintegración del átomo, por Rutherford en
1912, plantearon la necesidad de abandonar la teoría de la continuidad de materia
y radiación, propia de la física newtoniana.
Así nació la mecánica cuántica, obra de Bohr, Einstein, Planck, Schrödinger, De
Broglie, Heisenberg, etc., según la cual el determinismo absoluto no rige en el

14
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

microcosmos: hay un elemento subjetivo que no puede eliminarse (principio de


incertidumbre, de Heisenberg); la realidad es única, pero se manifiesta en forma
corpuscular y ondulatoria; el determinismo clásico queda sustituido por un
probabilismo estadístico.
La teoría de la relatividad, de Einstein (1905), contribuyó a suscitar en formas
nuevas muchos de los problemas planteados a la física contemporánea al incluir
en un mismo esquema formal toda teoría física; Einstein aplicó su teoría a la
gravitación y formuló una nueva interpretación de ésta: la atracción no está
superpuesta al espacio, sino que se explica por la geometría de un espacio no
euclidiano; por otro lado, las teorías unitaristas pretenden reducir a una geometría
no euclidiana la gravitación y el electromagnetismo.
La física actual está ocupada en la aplicación de la mecánica cuántica al núcleo
atómico y a las partículas elementales.

Filosofía
Según la etimología, puede entenderse ciencia como saber, pero la existencia de
saberes no científicos, como el saber común, invalida esta primera definición.
Primero Parménides y luego Platón distinguen entre epistéme (saber científico,
verdadero) y dóxa (opinión, algo intermedio entre el saber y la ignorancia).

Relaciones entre filosofía y ciencia


Una primera aproximación para la definición de ciencia nos la dan las notas de
saber riguroso, teórico y desinteresado; aunque resulten insuficientes, por lo
menos revelan la clave de la confusión habida entre ciencia y filosofía en los
comienzos de la actividad racional.
Luego, a medida que se circunscribían regiones de este fondo racional, se fueron
delimitando y definiendo las ciencias particulares, con lo que aparecieron como
válidas las cuestiones sobre la esencia del saber científico y las relaciones entre
ciencia y filosofía.
Puede decirse hoy ya, en términos generales, que la ciencia aspira a formular
matemáticamente las leyes del comportamiento fenoménico, que tienen como
caracteres comunes la predicción (completa o estadística), la descripción de series

15
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

fenoménicas y la comprobación (observación y experimentación) y que el ideal a


que aspira toda ciencia es la formalización.
Sobre la cuestión de las relaciones entre ciencia y filosofía, J. Ferrater Mora
señala la existencia de tres posturas fundamentales:
1) No existe relación entre ellas.
2) Existe una identidad entre ciencia y filosofía.
3) Entre ciencia y filosofía existen una serie de relaciones.
Además de los diversos problemas referentes a las relaciones entre filosofía y
ciencia, debe considerarse la cuestión de las ciencias, es decir, de la existencia de
una diversidad de ciencias.
En este aspecto se plantea la posibilidad de una clasificación de las mismas,
agrupándolas según las relaciones de afinidad entre sus objetos, lo que ha
conducido a diversas clasificaciones a través de la historia.

Filosofía de la ciencia
Otro tema que ocupa a la filosofía es el de la ciencia como tema de reflexión, es
decir, la filosofía de la ciencia.
Su misma amplitud dificulta el establecimiento de una temática definida: la
filosofía de la ciencia puede ser concebida como un análisis del lenguaje científico,
como una inquisición sobre sus supuestos ontológicos y metodológicos, como una
exposición histórica de la ciencia para entresacar sus rasgos evolutivos y los
denominados cambios conceptuales (paradigmas).
También puede ser una consideración interna de las aportaciones y teorías
científicas, o una consideración externa sobre los condicionamientos
extracientíficos, especialmente histórico-sociales, los cuales han originado una
sociología de la ciencia.
Además, y con el propósito de obviar el peligro de caer en una vaga reflexión de
corte metafísico o en una mera «reconstrucción lógica de las teorías científicas»,
historiadores y sociólogos preocupados por la ciencia proponen una ciencia
acerca de la ciencia, una «metaciencia».
Entre las reflexiones más recientes sobre la ciencia destacan dos posturas:
1) una filosofía analítica de la ciencia, propia de lógicos y epistemólogos;

16
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

2) una filosofía hermenéutica, propia de historiadores y sociólogos de la ciencia.

CON SUS PALABRAS, CÓMO SE DA LA RELACIÓN ENTRE LA CIENCIA Y LA


FILOSOFÍA:

Sembramos nuestros pensamientos y cosechamos nuestras acciones;


sembramos nuestras acciones y cosechamos nuestros hábitos;
sembramos nuestros hábitos y cosechamos nuestro carácter;
sembramos niestro carácter y cosechamos nuestro destino.
Lucio Aneo Séneca

Breve reseña histórica


Francis Bacon (1561 -1626). Nació en Londres, estudió derecho en
la universidad de Cambridge, fue diputado en el Parlamento, llegó a ser lord
canciller y ostentó el título honorífico de barón de Verulam.
Fue el introductor del empirismo y del método inductivo, a través del Novum
Organum; en esta obra realiza una defensa de la lógica inductiva y una crítica de
la lógica deductiva aristotélica.
Señala que con la demostración deductiva no se aumenta el conocimiento
de la premisa mayor o conocimiento adquirido; en cambio, el método inductivo
pasa de la observación de un conjunto de hechos individuales analizados
mediante el proceso de la abstracción, proporcionando a las cosas sus conceptos
y precisando las leyes que le son propias.
La certeza obtenida con la inducción baconiana no puede tener la pretensión de
ser absoluta, pero es suficiente para garantizar la continuidad de la
evolución progresiva de la ciencia.
Thomas Hobbes (1588 - 1679). Nació en Malmesbury (Gran Bretaña), en Oxford
recibió la enseñanza tradicional, basada en la filosofía aristotélica y la escolástica.
Fue colaborador de Francis Bacon como ayudante de redacción y conoció a
Galileo y Descartes.

17
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Hobbes surge como fundador de la concepción absolutista, totalitaria


del Estado, al que denominó Leviatán. Según Hobbes, lo bueno para el hombre es
todo aquello que le resulta útil y agradable.
Isacc Newton (1642 - 1727). Nació en el condado de Lincoln y estudió en
Cambridge, donde trabajó como profesor y alcanzó celebridad como matemático,
físico y astrónomo. Se le considera, con Galileo, el padre de la física mecánica y
fue, con Leibniz, el descubridor del cálculoinfinitesimal y de varios postulados
algebraicos.
El método newtoniano fue inductivo y matemático; así, partiendo de la minuciosa
observación de los hechos extrajo leyes, luego modificadas cuando
los datos obtenidos por la experiencia demostraban su inexactitud. Newton
rechazó abiertamente cualquier tipo de elaboración metafísica y deductiva que no
se fundamentara en la verificación experimental del fenómeno.
La filosofía newtoniana es absolutamente empírica, conducida por vías
matemáticas y lógicas basadas en proposiciones inducidas de los fenómenos.
John Locke (1630-1704). Cursó estudios de teología, química y medicina en
Oxford. Allí entró en contacto con la doctrina escolástica y la teoría de Descartes.
Es la formulación clásica del empirismo inglés.
Parte del principio de que todo conocimiento, incluso el abstracto es adquirido, y
proviene de las sensaciones, de la experiencia (empirismo), rechazando las ideas
innatas. Dice que el espíritu es una tabula rasa (tabla rasa), y que luego las
sensaciones irán aportando las ideas simples y concretas y más tarde las
complejas y abstractas; es la experiencia la que origina el conocimiento.
Señala, entonces, que el objeto de conocimiento son las ideas, definidas como
contenido del entendimiento y sin ningún carácter ontológico, ya que son el
resultado directo de la sensación o la reflexión (ideas simples), o el resultado de la
actividad asociativa de la inteligencia humana (ideas compuestas). No representa
un empirismo radical y acepta el conocimiento por demostración, no
fundamentado en la experiencia, (como la demostración de la existencia
de Dios por el argumento cosmológico o teleológico), y la validez de conceptos
originados por el sujeto (como los matemáticos o geométricos).

18
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

George Berkeley (1685 - 1753). Fue un clérigo inglés que continuó las
especulaciones de Locke sobre la teoría del conocimiento. Sin embargo, su
planteamiento fue mucho más radical y las consecuencias de su extremismo se
resumen en dos ideas centrales: es imposible forjar ideas abstractas y la
existencia objetiva de la materia es una mera ilusión.
Para Berkeley las dificultades del conocimiento no se deben a una imperfección de
las facultades humanas, sino al mal uso que se hace de ellas. Siendo la
elaboración de ideas abstractas el principal de estos malos usos.
En síntesis para Berkeley no hay ideas abstractas. Es decir, todas las ideas son
particulares o concretas, y provienen de los sentidos externos, de los sentidos
internos y de la creación imaginativo - fantasiosa; y todas ellas residen en un lugar
que él llama mente, espíritu, alma o yo. Todo lo que existe es percibido como idea
dentro de una mente. La materia no existe, o no se sabe si existe.
David Hume (1711-1776). Estudió en un primer momento Derecho, pero pronto se
dedicó a la Filosofía. Su filosofía proviene a la vez del empirismo de Locke y del
idealismo de Berkeley. Trata de reducir los principios racionales (entre otros la
casualidad) a asociaciones de ideas que el hábito y la repetición van reforzando
progresivamente; hasta llegar, algunas de ellas, a adquirir una aparente
necesidad.
Señala que las leyes científicas sólo son para los casos en que la experiencia ha
probado su certeza. No tienen, pues, carácter universal, ni es posible la
previsibilidad a partir de ellas. La sustancia, material o espiritual no existe. Los
cuerpos no son más que grupos de sensaciones; el yo no es sino
unacolección de estados de conciencia. Esto es el fenomenismo.
Hume es precursor del positivismo; se puede decir que la intención y
los objetivos de Hume son los mismos impulsos que más tarde movieron a Kant.
Emanuel Kant (1724-1804). Fue un filósofo alemán; formado en el racionalismo,
comienza a dudar del valor de la razón al leer a Hume, planteándose el problema
del valor y los límites de ésta.
La filosofía kantiana supone una síntesis del racionalismo y del empirismo,
cerrando una época filosófica muy importante. Kant procede a un estudio de cómo
es posible la construcción de la ciencia, llevando a cabo una reflexión sobre el

19
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

problema de las relaciones de la razón con la realidad, que en ella aparecen


vinculadas.
Kant distinguió 2 grandes facultades dentro del conocimiento humano:
La sensibilidad. Es pasiva, se limita simplemente a recibir una serie de
impresiones sensibles, que Locke había llamado ideas de sensación y Hume
impresiones.
El entendimiento. Es activo, tiene una espontaneidad.
El entendimiento puede generar, según Kant, 2 tipos de ideas o conceptos:
Conceptos puros o categorías: ideas o conceptos independientes de la
experiencia. Se pueden distinguir 12.
Conceptos empíricos: ideas obtenidas a partir de la experiencia.
Kant analiza el conocimiento humano a través de juicios, que consisten en la
unificación de múltiples impresiones sensibles que pasivamente hemos percibido
mediante los conceptos; en esta unificación empleamos las categorías, carentes
de contenido. Es en el juicio donde está la falsedad o verdad de nuestro
conocimiento, ya que las impresiones aisladas son siempre verdaderas.
Admite que existen categorías o conceptos que no provienen de la experiencia,
pero a la vez sostiene que la aplicación de estos conceptos a la realidad nunca
podrá ir más allá de la experiencia sensible. Constituye, como habíamos dicho,
una síntesis entre racionalismo y empirismo.
En el empirismo moderno, para que pueda calificarse válidamente de empírica una
proposición, se requiere que sea accesible, por lo menos en principio, a la
comprobación experimental.

La filosofía actúa como distancia crítica, de algún modo innovadora. Reconduce


las perspectivas bilaterales de la investigación. Reorganiza las piezas
fundamentales, pudiendo arrojar alguna luz. En ese sentido la filosofía es siempre
necesaria, imprescindible para la ciencia.
En la medida en que el científico se eleva por un lado a analizar los supuestos
teóricos en los que se está moviendo, y por otro lado a querer integrar su
propia investigación en la unidad del saber, acaba haciendo filosofía aunque no se
dé cuenta, aunque haya partido del ámbito de una ciencia determinada.

20
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Visto desde la otra parte, el filósofo necesita de la ciencia y la contrastación, de


algún modo de saber si sus hipótesis, sus totalizaciones, tienen algún grado de
validez. Si no, sólo tienen una coherencia interna; si no, se trata de una
racionalización.
La racionalización tiene la apariencia de la racionalidad; pero excluye, rechaza
hechos, no resiste la contrastación con todos los hechos que se tienen a la mano.
Tiene sólo una coherencia interna pero no una correspondencia con los hechos.
Tiene sólo la fachada de la racionalidad.
Las teorías científicas que han sido superadas, abandonadas, fueron teorías que
expresaban una racionalidad en un momento determinado y en un momento
ulterior no representaron ya la racionalidad del conocimiento del mundo. Por
ejemplo la teoría newtoniana de la ley de gravitación universal confrontada con los
conocimientos actuales del universo no es ya una expresión de la racionalidad de
la ciencia. Hoy día, si mantuviese alguien esa teoría estaría manteniendo una
racionalización que excluye cantidad de fenómenos que se han detectado
después.
Ninguna teoría tiene un estatuto definitivo y un desarrollo acabado.
El conocimiento del mundo físico sólo se extrae del trabajo de las ciencias físicas y
naturales; y del desarrollo de las ciencias matemáticas aplicado a la comparación
de teoremas, y mediante la utilización de técnicas e instrumentos sofisticados,
mediante el diseño de experimentos que traten de alguna manera de fijar las
hipótesis.
}

Los contenidos del conocimiento, los contenidos empíricos, sólo nos llegan a
través de las ciencias positivas, que necesitan de la filosofía para entramar esos
conocimientos en tanto totalización, y para discutir hasta qué punto alcanzan esos
conocimientos un grado de objetividad. Así que se necesitan mutuamente.

21
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

En el orden de la fundamentación, la filosofía tendría la preeminencia; en el orden


de la verificación empírica, las ciencias tienen la preeminencia.
Colocadas ya filosofía y ciencia en el mismo plano, una insiste en el aspecto
empírico, otra en el aspecto teórico y de totalización del saber.
Desde el comienzo de los tiempos modernos, siglos XVI y XVII, los filósofos
europeos se han movido dentro del paradigma de la racionalidad. Algunos
pretendidos postmodernos lo que quieren precisamente es transcender el
paradigma de la razón que es el paradigma dominante en toda la modernidad, la
razón y el sujeto de la razón.
La subjetividad desde el yo cartesiano, desde el "ego cogito ergo sum", que se
ponía como la fuente indudable de toda certeza, la fuente de todo conocimiento
porque a ese yo, a ese sujeto, le correspondían las ideas innatas.
De ahí se da un salto al siglo XVIII, a Kant, cuya obra no es más que una crítica de
las estructuras de la subjetividad. La crítica de la razón pura, la razón es la
esencia misma de la subjetividad. Se trata de decirnos cuál es el sistema de
categorías que constituye la razón humana; es decir, la subjetividad humana.
Hegel también quiere desentrañar los secretos de la razón, el secreto último, la
implicación última y todo lo demás. En esta historia, la razón y la racionalidad que
trata de fundarse a sí misma, todo el pensamiento moderno no es más que un
intento de la autofundamentación de la razón, de la autosuficiencia de la razón, de
la autonomía de la razón.
Es el desarrollo del proyecto cartesiano, de alguna manera, combinado a partir de
la misma época con el empirismo, es decir, hay una lucha entre empirismo y
racionalismo; que en el siglo XVIII se llamaban
respectivamente materialismo e idealismo y que llega prácticamente hasta
nuestros días con otras variantes. En la ciencia triunfan el empirismo y el
materialismo, y la filosofía se queda más bien con la herencia del idealismo.

CONOCIMIENTO DOCTRINAL Y FILOSÓFICO DEL DERECHO.

EL CONOCIMIENTO DOCTRINAL DEL DERECHO SE REFIERE A:

22
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

DERECHO

La palabra derecho deriva de la voz latina "directum", que significa "lo que está
conforme a la regla, a la ley, a la norma", o como expresa Villoro Toranzo, "lo que
no se desvía ni a un lado ni otro."
I. (Definición, problema.) ''Todavía buscan los juristas -decía sarcásticamente
Kant- una definición de su concepto de derecho.'' Y, en efecto, ''pocas cuestiones
referentes a la sociedad humana han sido preguntadas con tanta persistencia y
contestadas de formas tan diversas, extrañas e, incluso, paradógicas, como la
cuestión: '¿qué es derecho?''' (H.L.A. Hart). Tal interrogante ha generado
innumerables respuestas: se ha hablado de la ''naturaleza'', de la ''esencia'', del
derecho produciendo arsenales de distintas y, en ocasiones, contradictorias
''naturalezas'', ''esencias'', ''fines'' y ''características''. Esto se debe, entre otras
cosas, al hecho de que los juristas ''no sabían que el enemigo más peligroso para
la ciencia es aquel siervo desleal amo secreto del pensamiento: el lenguaje [y] la
ciencia jurídica casi no había advertido el problema'' (H. Kantorowicz). En vez de
buscar modo theologico la ''naturaleza'', ''esencia'', o ''fines propios'' del derecho
¿no sería más razonable preguntarnos por lo que la expresión 'derecho' nombra?
¿No sería más razonable (y útil) establecer qué tienen presente los juristas (jueces
y abogados) cuando usan tal expresión?
Las dificultades que enfrentan los juristas (y otros científicos sociales) para definir
'derecho' se debe, las más de las veces, a su adhesión a ciertas concepciones
teóricas o ideológicas (en las que el derecho juega un papel importante) que hace
que no se tenga una idea precisa de los presupuestos que deben tenerse en
cuenta cuando se define una expresión como 'derecho'. Existen autores que
pretenden que sólo puede haber un ''único'' y ''verdadero'' concepto de derecho y
se sumergen en grandes meditaciones sobre su esencia, sin prestar atención al
uso ordinario ni al dogmático de la expresión e ignorando la estipulación de un
significado que sea teóricamente fecundo (C. Nino).
En este espacio no pretendo introducir una definición ''más apropiada'', ''más
correcta'' de ''derecho'', sino informar sobre sus usos persistentes en la literatura
jurídica, con el propósito de saber a qué se refieren los juristas cuando usan dicho

23
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

término o expresiones que lo contienen Metodológicamente, la determinación del


concepto de derecho es, sobre todo, un problema de análisis del lenguaje. En lo
que al examen empírico se refiere, el problema consiste en determinar las
condiciones que sin ser necesarias ni suficientes nos permiten referirnos a ciertas
cosas u objetos con el término 'derecho'.
Consecuentemente, en vez de proporcionar una definición que determine ex
nunc lo que es el derecho, me propongo relacionar una serie de características
definitorias que los juristas, desde diferentes enfoques, adscriben al objeto
derecho. La exposición constituye, así, un análisis de 'derecho' (y términos
equivalentes) y de las expresiones que lo contienen, atendiendo no a su
correspondencia con una ''esencia'' o ''naturaleza'' (eterna, inmutable o dialéctica),
sino a su coherencia y utilidad en las operaciones cognitivas que desarrollamos (y
comunicamos). No es pues sorprendente que el mismo Kelsen considere que
''cualquier intento por definir un concepto (derecho) tenga que tomar como punto
de partida el uso común de la palabra. que [lo] denota...''.
La explicación del término ''derecho'' no puede ser restrictiva (arbitrariamente
restrictiva). La determinación del alcance de la expresión ''derecho'' constituye la
delimitación de un sector de la experiencia que debe corresponder el objeto
descrito por la ciencia jurídica (dogmática) y su historia. Para este propósito no
existe procedimiento más apropiado que la exposición de las caracterizaciones
que, siendo lógicamente consistentes, no se desvían del uso del lenguaje
(ordinario como técnico). Cierto es que si las características consideradas son
insuficientes, entonces ''derecho'' podría aplicarse indiscriminadamente a todo,
privando a la ciencia jurídica (dogmática) y a su historia de objeto y sustantividad.
Si, por lo contrario, las características atribuidas son exageradas (por razones
metodológicas o concepciones ideológicas) podría excluirse un buen número de
cuestiones que han sido consideradas, desde siempre, parte de la experiencia
jurídica.
¿Por qué dedicarle tanto tiempo y tanto esfuerzo a este problema? Pareciera que
esto no sucede en otras esferas del conocimiento (P. J. Fitzgerald, H.L.A. Hart).
Se puede decir que la necesidad de proporcionar una definición del derecho
proviene de la urgencia en clarificar el más fundamental de todos los conceptos

24
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

jurídicos, el del derecho mismo. Este argumento, sin embargo se frecuentemente


mal entendido. ''Derecho'' no es un concepto jurídico, así como ''geometría'' no es
un concepto geométrico. (P. J. Fitzgerald, W. W. Buckland). Sin embargo, una
clara concepción del derecho y sus funciones permite entender y comprender el
alcance de los argumentos jurídicos, los cuales son de enorme significado
práctico. De hecho, la gran mayoría de cuestiones jurídicas presupone una
referencia al concepto del derecho y a la forma como éste opera.
Por otro lado, el problema es metodológicamente importante: la determinación
del concepto del derecho delimita el campo de la ciencia del derecho.

II. (Etimología y significado originario.) a) Etimología. La palabra ''derecho''


proviene del latín directum el cual deriva de dirigere (''enderezar'', ''dirigir'',
''encaminar''), a su vez, de regere, rexi, rectum (''conducir'', ''guiar'', ''conducir
rectamente, bien''). Por extraño que parezca, ''derecho'' no desciende de una
palabra latina de morfología semejante e igual significado. La palabra latina que
corresponde a ''derecho'' (o a sus equivalentes en las lenguas modernas) es sus
de antigua raíz indoiránica (v. infra).
''Derecho'' pertenece a una familia de palabras (de diferentes lenguajes) que se
remontan a la raíz indoeuropea rj la cual significa ''guiar'', ''conducir''. Rectum, sin
duda, proviene de rj y corresponde al sánscrito rjyat (rají: ''enderezar'', ''arreglar'') y
al griego: erektos: ''erecto'', ''recto''. Esta etimología es común a lenguas celtas y
germánicas: raitht (gótico), raith (cimbrio), Ret (escandinavo, del antiguo nórdico:
rettr), rect (irlandés), right (inglés, del antiguo alemán: Reht), Recht (alemán). El
prefijo di, el cual deriva de las raíces dh y dhr y que dan la idea de estabilidad y
firmeza, fue incorporado posteriormente, formando, así, la voz directum
(derectum). Las lenguas romances ofrecen distintas derivaciones de di-rectum:
''de-recho'' (o ''d-recho'') di-reito o d-reito (portugués), d-recht (provenzal), d-roit
(francés), d-ret (catalán), drept (rumano), d-ritto o di-ritto (italiano).
Así, ''derecho'' implica ''dirección'', ''guía'', ''ordenación'' detrás de ''derecho''
subyace la idea de regulación (de regere: regir, regular. Por otro lado, ''derecho''
connota ''lo recto'' (rectum: lo correcto, ''lo que esta bien''). ''Derecho'' recibe con el

25
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

significado descriptivo de directum, todas sus connotaciones incluyendo su carga


emotiva (v. infra).
b) Significado originario. Con el propósito de consignar los usos persistentes de
la expresión ''derecho'' en la literatura jurídica nada es más conveniente que
revisar brevemente los usos de ius, no sólo porque éstos se encuentran recogidos
en las lenguas modernas, ni tampoco porque hasta bastante tarde en Europa el
lenguaje jurídico técnico seguiría expresándose en latín, sino, fundamentalmente,
porque los usos prevalecientes de ''derecho'' reciben su significado paradigmático
en la jurisprudencia romana.
Primeramente, los romanos usan ius para indicar el lugar donde se llevaba a
cabo el proceso: ''ius dicitur locutus in quo ius redditur ... is locus recte ius
appellatur'' (D. 11, 11: ... se llama derecho al lugar en el que es aplicado... este
lugar se denomina correctamente derecho). Ius significa así lugar o acto de
administrar justicia: el pronunciamiento del derecho, el ius dicere (decir el
derecho), el ius reddere (dar, restituir el derecho). Y, por extensión, ius aparece
como la expresión de la decisión de un juez, de ahí la frase ita ius esto (''de
manera que el derecho sea...''). De ahí, también, iura dare (T. Liv. 1,8,1, o Virg.
Aen, 1. 507). Ius es un operador oracional que señala un específico
pronunciamiento y se lee: ''jurídicamente...'', ''el derecho es...''. Así se explica la
importancia primordial de la jurisdicción en el nacimiento y desarrollo del derecho.
''El origen del derecho no data... sino de la época de la creación de las funciones
judiciales: [''derecho''] y ''administración de justicia'' son... nociones sinónimas (R.
Ihering). El derecho existe, o mejor, algo (una decisión, una pretensión) existe
como derecho (ita ius esto) a partir de que recibe la sanción judicial. Por ello no es
extraño que ius signifique en ocasiones, ''actos o formalidades procesales'' (H.
Lévy-Bruhl) como en las frases: técnicas: in ius vocatio, interrogatio in iure o
''fundamento de una pretensión'' (M. Kaser, J. Gaudemet).
Existen buenas razones para considerar que ius, en general, es más bien fórmula
que concepto abstracto: iura es la colección de decisiones judiciales. Iura (como
díkai en griego) es una expresión que enuncia decisiones de autoridad. Y
dondequiera que este término es tomado en sentido restringido encontramos la
idea de fijación de un texto, fórmula establecida (función que era privilegio de

26
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

ciertos individuos, de cierta corporación, los pontífices). Estos iura están


representados en las XII Tablas, compuestas en su origen por sentencias que
expresaban el estado del ius y que comenzaban con el operador: ita ius esto o uno
equivalente. Estamos ante el imperio de la palabra, imperio manifiesto en términos
en los cuales este sentido concuerda: iu-dex (latín), med-diss (oscuranto), dikas-
pólos (griego), eo-sago (germánico), los cuales significan: ''aquel que dice la
regla'', «i.e.» ''el juez''. No es el hacer sino el pronunciar, lo que es constitutivo del
derecho; ius y dicere, iu-dex, nos recuerdan este vínculo constantemente. Por ello,
conjuntamente, con las, el verbo dicere domina en las fórmulas judiciales. Con la
mediación de este acto de palabra, se desarrolla toda la terminología procesal
romana: iudex, iudicare, iudicium, iuris-dictio, etc. (E. Benveniste, G. Calhound).
Igualmente por extensión, ius se aplicaba no sólo a la decisión del iudex sino a
los praecepta o fórmulas que éste aplicaba o adoptaba en el proceso. Esto se
aprecia fácilmente en expresiones como ibidem iuris est o quid iuris est (cuando
nos preguntamos por el derecho que debe aplicarse). Por eso se sostiene que los
iura (los derechos y facultades de los individuos: establecidos en los
pronunciamientos judiciales precedieron al ius (conjunto de praecepta y
principios). El ius quo populus romanus utitur (el complejo de normas que el
pueblo romano aplica) sigue en tiempo y se contrapone a alicui ius esse utendi
fruendi (al goce de cualquier derecho) (M. Kaser, R. Sohm).
Estos pudieron haber sido los usos orinarios como lo revelan la etimología y el
significado de ius y iurare.
El análisis de los usos de dike ha puesto en claro, entre otras cosas, la conexión
que guarda con los usos judiciales de ius: díken aipein corresponde a ius dicere;
dikaios, a iustus; dikaspólos, a iudex. Asimismo, al igual que díke, palabra que
designa el derecho humano opuesto al divino (thémis), ius nombra los praecepta
humanos oponiéndose a fas. (E. Benveniste, G. Calhound. A. Berger).
Es dentro de las lenguas indoiránicas donde encontramos los antecesores de ius:
el veda yoh y el avéstico yaos. Yaos significa ''purificación''; el sentido de yoh,
debe ser ''salud'' (así: samca yosca: ''felicidad y salud''). El iránico conservó yaos
en fórmulas en las cuales se combina con el verbo: da (''investir'', ''hacer disfrutar'')
para formar el verbo yoazda (''purificar'') del cual derivan varias palabras

27
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

relacionadas: yaozdatar: ''aquel que tiene el encargo de purificr'', yaozdati:


''purificación'', etc. En estas derivaciones se aprecia claramente el sentido original
de yaos: ''hacer de conformidad con las prescripciones'', ''realizar según lo
requiere el culto''. Se trata pues de una condición del sacrificio, del rito: aquel que
ofrece debe hacer ritualmente apto el objeto del culto (oblación). Estamos en
presencia de una expresión fundamental de un código religioso (o mágico). Todo
acto debe ser ritualmente realizado y con el objeto adecuado. Esta integridad ritual
es la condición indicada por yaozda. Yoh es una expresión de augurio: se dirige a
alguno deseándole que el estado de salud y prosperidad le sea concedido; yoh, es
una palabra para pronunciarse. La situación de yaos es un poco diversa. El
vínculo de yaos con da (''investir'', ''hacer'') muestra que yaos enuncia una acción
a realizar y no (o no sólo) una palabra a pronunciar. Esta diferencia es de gran
importancia dentro del derecho y el ritual en los cuales los ''actos'' frecuentemente
son palabras. Gracias a los términos indoiránicos analizados descubrimos el
significado originario de ius. La palabra yous (ius) significa ''el estado de
regularidad requerido por las reglas rituales''. En latín (particularmente en el
lenguaje jurídico) esta idea es sobrepuesta a la doble situación advertida ya en los
términos indoiránicos que le anteceden. La expresión ius indica cualquiera de
estas situaciones (o ambas): la indicada por la derivación iustus en expresiones
jurídicas como: iustae nuptie (''matrimonio lícito''), iusta uxor (''esposa legítima''),
en donde significa ''lo que está conforme a la fórmula del ius''. El otro significado
se encuentra manifiesto en la expresión ius dicere, en donde ius funciona como el
operador de la fórmula que prescribe aquello a lo que un individuo debe atenerse.
Aquí yace el fundamento de la noción ''derecho'' en la Roma arcaica (E.
Benveniste).
El vocablo latino ius tiene un verbo derivado: iurare (''jurar'') cuyos usos nos
informan del significado de ius. La evidencia historiográfica muestra claramente
como se prestaba juramento en el mundo romano y cómo iurare deriva de ius
(Plauto, Rudens, 1331 y ss.; A. Gellio, Noctes atiicae II, 24 Tito Liv. II, 1,9, Tácito
Historiae, I, 37; Gayo, Inst...). Aquel que induce a otro a prestar juramento debe
praeire verbis (enunciar el texto) que el compromitente debe repetir palabra por
palabra. Esta es la parte esencial de la ceremonia. Iurare no designa la misma

28
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

cosa que indica el verbo ''jurar'' (o sus equivalentes modernos): el hecho de


comprometerse de manera solemne (invocando un dios). En Roma el juramento,
el hecho de comprometerse, se llama sacramentum (hecho por el cual se
consagra uno a los dioses e invoca su castigo si falta a la palabra dada). Iurare
sólo designa el hecho de repetir la fórmula pronunciada. La prestación de un
juramento requiere dos participantes: el que praeit verbis, (el que pronuncia el ius)
y el que jura, el cual repite la fórmula que se llama ius iurandum: la formula que fija
en términos solemnes el texto del juramento. Así, del ius fórmula que fija el
praeceptum, surge iurare que significa ''pronunciar et ius'' el cual debe ser repetido
in verba alicuius qui praeit (en los términos de aquel que lo ha indicado). Esta
relación obligada es la que le da carácter imperativo al ius iurandum. Las
expresiones adigere in verba, iurare in verba agistri, indican la naturaleza
vinculatoria (mágica) de la palabra (E. Benveniste). Así resulta clara la estrecha
relación entre ius y dicere.
Este poder cabalístico de la palabra que se encuentra detrás de ius se aprecia
claramente en fas (''orden divino'') y en sus usos rituales: (ita fas esto, fast est:
''según el orden divino...''), fastus, netas (''ne fast est: ''pecado'' ''lo contrario a fas'')
etc. Fas deriva de fari (for) ''hablar'' (griego) phemi, proveniente de la raíz bha que
significa ''el habla'', ''la palabra''. La relación de fas con la fuerza vinculatoria de la
palabra enunciada se hace claramente manifiesta en el participio del verbo, el cual
tiene profundo valor religioso: fatum: (''el destino'', frecuentemente ''destino
adverso'': fatalis). A fatum puede agregarse fama (''se dice'', ''la voz''). Fatum y
fama son enunciaciones, advertencias divinas. Este poder de la palabra de su
emisor deviene fácilmente un poder mágico (el dogma de la palabra). Es atributo
del pontífice enunciarlo: fas est, ius est.
De lo anterior se infiere que ius (como en su caso fas) expresa una fórmula,
formula que enuncia la conducta que debe seguir aquel que jura, la regla a la cual
debe conformarse. Ius iurandum indica la naturaleza del procedimiento y el
carácter solemne (ritual de la enunciación, del pronunciamiento). Ius, con toda su
carga moral y religiosa, recoge la noción indoeuropea de conformidad con una
regla, con una formula, para que las cosas tengan los efectos que pretenden

29
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

tener. El origen religioso y cabalístico del derecho se aprecia claramente en sus


términos fundamentales.
Ciertamente, ius implica una intervención humana; ius es creación positiva; se
opone a fas. Ius es el ordenamiento creado por el hombre, fas el creado y
protegido por los dioses.
En un sentido más amplio y más extendido, los juristas romanos usan ius para
referirse a la totalidad del orden jurídico, p.e. al derecho romano: ''ius civile
proprium romanorum''. En este sentido, ius es entendido como conjunto de
disposiciones (praecepta) los cuales constituyen el derecho de un pueblo (de un
Estado): ''quod quisque populus ipse sibi ius constituit, id ipsius proprium
civitatis...'' (''aquel que cada pueblo estableció para sí mismo, como el derecho del
propio Estado...'' D.1.1.9) ''... quod omnibus aut pluribus in quaque civitate utile est,
ut est ius...'' (''lo que en cada Estado es útil para todos o para muchos, se llama
derecho...'' D.1,1,11). En este mismo sentido, agregando un predicado específico,
ius se aplica a una parte importante del derecho: ius publicum, ius privatum, ius
honorarium, ius belli. De este forma, entendido como la totalidad (o parte) del
ordenamiento ius es concebido como un complejo de disposiciones obligatorias:
(leges, senatusconsulta, plebiscita, constitutiones).
Este uso de las tiene sus equivalentes en las lenguas modernas: ''derecho'', en
''derecho romano'', ''derecho internacional''; droit, en droit romain, droit
international, droit pénal; Recht, en römisches Recht, Volkrecht, Strafrecht; law, en
Roman law, International law, Criminal law; diritto ...; direito ... etc.). Cuando es
usado en este sentido los autores modernos suelen agregar la palabra ''objetivo''
(''derecho objetivo'', ''droit objectif'', ''Objektive Recht'') para distinguirlo (u
oponerlo) de otros usos de ''derecho''.
Al lado, y en contraposición, con el uso referido, ius se usa para indicar los
derechos (iura) de los cuales goza un individuo, como el derecho de adquirir o
disponer de alguna cosa. Proveniente del ius dictado por el iudex (en principio,
como vimos, iura, como díkai, nombra los pronunciamientos, las sentencias, del
iudex), los iura entran al patrimonio del beneficiario y se extienden a otros. Este
uso se percibe claramente en expresiones como iura in re aliena (''derechos sobre
los bienes de otro'') ius conubi (''derecho a celebrar matrimonio). En este último

30
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

sentido ius aparece como sinónimo de facultas y potestas significando con ello el
poder para realizar cierto acto válido.
Por otro lado, ius se usa también para indicar el status personal de un individuo
como aparece en las expresiones sui iuris alieni iuris, indicando cuando alguien
actúa por su propio derecho o se encuentra bajo el poder (tutela o potestad) de
otro.
Por otro lado, ius se usa también para fundamentales y, así, se opone a sus
componentes. Lex, p.e., no es sino una de las manifestaciones de ius.
Ciertamente, lex crea ius, pero está sometida al ius (entendido ius como el
conjunto de principios (regulae en el sentido de D.50,17,1) que se imponen a
todas las fuentes y componentes del ius. Este es el sentido de ius en la cláusula
que figuraban en la sanctio de ciertas leyes: ''Si quid ius non esset rogarier, eiusce
lege nihilum rogatum'' (Cic. Pro Caecina, 33,95): las prescripciones, contrarias al
derecho (ius) que pudieran haber sido parte de la rogatio del magistrado, deberían
de ser considerados como no puestas (J. Gaudemet). .
En conclusión, teniendo en cuenta los usos de sus antecesores indoiránicos yoh
y yaos y considerando su relación con el verbo dire, ius quiere decir ''fórmula de
conformidad'', ''pronunciamiento de lo que debe hacerse''.

III. (Nociones prevalecientes.) Hemos visto que ''derecho'' («i.e.» ''ius'') tiene varios
significados en la literatura jurídica. Dos son, sin embargo, sus usos más
persistentes: (1) ''complejo de normas e instituciones que imperan coactivamente
en una comunidad estatal'' (''orden o sistema jurídico'') y (2) ''permisiones'' o
''facultades'', así como ''exigencias'' o ''reclamos'' que se consideran jurídicamente
justificados. Al primero de los significados se le suele llamar ''objetivo''; al segundo,
''subjetivo''.
El problema de la teoría jurídica consiste en encontrar y describir los elementos
característicos del objeto llamado ''derecho'' (el descrito por la dogmática jurídica y
su historia. Algunos autores sostienen que abordar el derecho en general -en su
primer significado- se en extremo problemático, en virtud de que el término
''derecho'' no tiene límites claros de aplicabilidad. De ahí que este problema deba

31
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

abordarse describiendo, más bien, fenómenos jurídicos individuales (K. Adomeit);


p.e., normas jurídicas.
Esta estrategia, además de presentar problemas tan complejos como los que
presenta el enfoque alternativo, no puede prescindir de una noción (aún fuera
intuitiva y provisional) del derecho y de la forma como este opera. Así, se ha
insistido en que un claro entendimiento del derecho y sus componentes depende
de una clara comprensión del orden jurídico y de su funcionamiento: ''es imposible
penetrar la naturaleza del derecho si limitamos nuestra atención a... una norma
aislada'' (H. Kelsen). Incluso se sostiene que una adecuada descripción del orden
jurídico constituye un prerrequisito para una apropiada definición de norma jurídica
(J. Raz).
1. Derecho como orden jurídico. ¿Qué es pues el derecho en el sentido general
del término? ¿Cómo podemos caracterizarlo? ¿Cuáles son sus rasgos distintivos?
Una respuesta ha sido constante: el derecho constituye un orden o sistema
(subsistema) social, es decir un complejo de instituciones que realizan funciones
sociales de cierto tipo (resuelven controversias, eliminan el uso de la fuerza, etc.).
La idea de que el derecho sea o constituya un orden, presupone la concepción
de que es un conjunto de normas o disposiciones creadas por ciertas instancias
apropiadas, reconocidas como las instancias creadoras del derecho y que son, por
lo general eficaces, esto es, que son, mayormente seguidas u obedecidas.
El orden jurídico se presenta con una triple pretensión es comprensivo, es
supremo y exclusivo y, por último, es un sistema abierto. El orden jurídico es
comprensivo parque pretende autoridad para regular cualquier tipo de
comportamiento. Los órdenes jurídicos son diferentes a cualquier otro orden,
social en que no reconocen ninguna limitación a las esferas que pretenden
regular. El orden jurídico es supremo en el sentido de que, por un lado, la fuente
de validez de sus normas o disposiciones no proviene ni deriva de ningún otro
sistema social; por otro lado, es exclusivo porque ahí donde vale un orden jurídico
no puede valer ningún otro. Por último, el orden jurídico es abierto, en el sentido
de que posee instancias apropiadas para convertir en disposiciones jurídicamente
obligatorias normas que no son parte del orden jurídico (J. Raz).

32
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Otros rasgos que de forma indisputable se atribuyen a este orden o sistema


(subsistema) social son: normativo, institucionalizado y coactivo.
2. El derecho es (un sistema) normativo. Lo es en dos sentidos (1) se compone
de normas o requerimientos de conducta formulables (lingüísticamente); (2)
prescribe (guía) y evalúa la conducta humana. Ya vimos que, como orden social el
derecho es concebido como un conjunto de normas jurídicas. Ahora bien, en la
actualidad se insiste en que los componentes de los órdenes jurídicos, al lado de
normas de diverso tipo (normas que obligan o prohíben, normas que permiten,
autorizan o facultan), se encuentran disposiciones jurídicas no normativas, p.e.
definiciones, disposiciones derogatorias, reglas existenciales o reglas ónticas, etc.
(C. Alchourrón y E. Bulygin, A. Honoré, J. Raz, C. Robles). Como quiera que sea,
de forma prácticamente unánime, se sostiene que el derecho es un orden de la
conducta humana en la medida que se compone de normas.
Pero ¿cómo guía el derecho la conducta? Mediante el establecimiento de normas
y disposiciones el derecho introduce las razones (jurídicas) en virtud de las cuales
el individuo ha de comportarse. Al imponer deberes (órdenes o prohibiciones) el
orden jurídico pretende que el deber, o mejor la disposición jurídica que lo impone,
sea la única razón que determine la acción. Los deberes son requerimientos que
excluyen las demás razones: exigen que la gente se comporte pasando por alto
las razones (no jurídicas) que pudiera tener en contra de la acción requerida. De
esta forma, el derecho guía el comportamiento reduciendo las opciones del
individuo (J. Raz, R. Tamayo), esto es, haciendo que la conducta optativa se
vuelva obligatoria en algún sentido (H.L.A. Hart).
Ésta no es la única forma en que se manifiesta la normatividad del derecho. El
derecho también guía la conducta confiriendo derechos (subjetivos) y facultades a
los individuos, pero, contrariamente a las disposiciones que imponen deberes, las
normas que confieren derechos y facultades guían la conducta de forma no
decisiva (no excluyente): la pauta proporcionada por estas disposiciones depende
de otras razones del agente (el deseo de que las cosas ocurran como sería el
caso si el agente, si así lo quisiera, hiciera uso del derecho o facultad). El mismo
orden jurídico determina en qué consiste ''tener'' un derecho o una facultad
vinculando consecuencias jurídicas a su ejercicio (o a su omisión). Es

33
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

precisamente en virtud de estas consecuencias por las que el individuo decide qué
hacer. Los individuos (titulares de desechos o facultades) decidirán qué hacer (p.e.
celebrar un contrato) sobre la base de tales consecuencias (traslado de dominio,
cancelación de un gravamen, etc.). De esta forma, tenemos que el derecho guía el
comportamiento de manera excluyente a través de las disposiciones que
establecen deberes y, de manera no excluyente, a través de las disposiciones que
confieren derechos y facultades. Una disposición jurídica que guía el
comportamiento de cualquiera de estas dos maneras, es una norma (J. Raz).
Es importante subrayar que las normas jurídicas además de guiar la conducta de
los destinatarios, guían la acción de los órganos aplicadores del derecho, los
cuales deciden (y justifican sus decisiones) haciendo uso del derecho aplicable a
la controversia. Guiando normativamente el comportamiento el derecho busca
realizar diversos propósitos sociales (J. Raz).
3. El derecho (naturaleza institucional). El derecho es un orden jurídico
institucionalizado en la medida en que su creación, aplicación y modificación son,
fundamentalmente, realizados o regulados por instituciones. Esto es, por ciertas
instancias o entidades sociales cuyos actos, en vez de atribuirse a sus autores son
referidos a la comunidad (p.e. al Estado). Las instituciones normalmente son
separadas en: instituciones creadoras e instituciones aplicadoras de derecho. Las
instituciones aplicadoras par excellance son los tribunales.
Contrariamente a lo que sucedía con anterioridad (o en el deus ex machina del
derecho natural), la teoría jurídica moderna concede mayor importancia a las
instituciones aplicadoras del derecho, las cuales, a diferencia de las otras, son las
únicas indispensables para un criterio de identidad de un orden jurídico
determinado. En este orden de ideas el profesor J. Salmond decía desde
comienzo del siglo: ''... todo derecho, como quiera que sea hecho, es reconocido y
administrado par los tribunales y no hay norma reconocida o administrada por los
tribunales que no sea jurídica... por tanto el derecho puede ser definido como el
conjunto... de normas reconocidas y aplicadas por los tribunales''. Teniendo en
consideración que el criterio del origen es insuficiente, el profesor H. Kantorowicz
define el derecho como ''el conjunto de normas... susceptibles de aplicación
judicial''. Es por ello que se considera a los tribunales como órganos primarios del

34
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

orden jurídico ( J. Raz) o de que el único rasgo característico y necesario del


derecho es la disponibilidad de un proceso (jurisdiccional) ...'' (A. Watson).
4. El derecho es un orden coactivo. Es coactivo en la medida en que hace uso de
sanciones. Este rasgo, conjuntamente con los anteriores nos permite distinguir los
órdenes jurídicos. Con independencia de si toda norma jurídica establece una
sanción el carácter coactivo es prácticamente indiscutible. De hecho el debate
sobre el carácter coactivo gira no alrededor de si el derecho es o no es coactivo
sino de cómo y en qué grado funciona la coacción dentro del orden jurídico. La
tesis aparentemente excesiva que sostiene que toda norma jurídica establece una
sanción es normalmente atenuada por la que presupone que en un orden jurídico
todas las normas (normas de competencia, normas de adjudicación, normas no
independientes, etc.) se relacionan entre sí manteniendo una conexión esencial
con las normas sancionadoras (J. Raz, R. Tamayo).
5. Derecho como reclamos justificados. (Interés legítimo.) El término ''derecho'',
además de designar un orden jurídico (o una parte significativa del mismo), se usa
para referirse a una ventaja o beneficio normativo conferido a un individuo o a una
clase de individuos. En este sentido, ''derecho'' designa una permisión otorgada a
alguien (o algunos) para hacer u omitir cierta conducta, con la garantía de la
protección judicial. Así, se dice ''el arrendador tiene derecho de...'', ''el propietario
tiene derecho...'', etc. Es en este sentido en que se dice que el comportamiento (o
una esfera del mismo se encuentra jurídicamente tutelado).
La idea de pretensión o exigencia inseparable a este uso de ''derecho' proviene
de que, en un principio, un ''derecho'' era pedido (p.e. al praetor o al chacellor) y,
en virtud de los méritos del caso, un actio o un writ era concedido. De esta forma,
un interés, un petitum, era jurídicamente protegido. Este es el sentido que tiene el
aforismo latino: ibi ius, ibi remedium (ahí donde hay derecho, existe protección
judicial).
Una vez judicialmente establecidos, los derechos (iura, v. infra) ''pertenecían'' al
individuo, al derechohabiente. Después, los ''derechos'' compilados o codificados
se convierten en disposiciones legislativas conferentes de derechos: se convierten
en formulaciones más o menos amplias de conducta humana (libertades,

35
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

inmunidades, prerrogativas) protegida no sólo frente a la intervención de los


demás individuos, sino, inclusive, frente al Estado.
El sentido de pretensión, petición o reclamo que se encuentra en su origen, ha
dado ocasión a un uso abusivo y perturbador de ''derecho''. Así, cualquier
pretensión que se considera justificada (no en base a un alegato o interpretación
jurídica, ni en argumentos de moral positiva en casos de lagunas, sino de
cualquier manera), pretende reivindicar el nombre ''derecho'' y cubrir dicha
pretensión con el significado técnico de derecho subjetivo en el sentido de
permisión o potestad jurídicamente protegida. Ciertamente, el derecho subjetivo,
sigue siendo una exigencia judicialmente respaldada. Por ello

LA FILOSOFÍA DEL DERECHO CONSISTE EN:

FILOSOFÍA DEL DERECHO

I. Un pronunciamiento sobre la filosofía del derecho es una condición para poder


hablar tanto de su historia como de sus fundamentos. Desafortunadamente los
jusfilósofos (y los juristas) no se han puesto de acuerdo en relación a los alcances
de esta disciplina. No obstante, existen ciertos rasgos ampliamente compartidos,
de forma que es posible hacer una caracterización de su naturaleza como de su
objeto de estudio.
La expresión ''filosofía del derecho'' algunas veces es usada, en el discurso
jurídico, como sinónimo de ''jurisprudencia'' (en el sentido de ciencia del derecho).
En un sentido más restringido se usa como sinónimo de la expresión: ''filosofía
jurídica''. Por ''filosofía del derecho'', o más correctamente, ''filosofía jurídica'',
normalmente se entiende una reflexión sobre los principios del derecho y los
problemas fundamentales de la teoría jurídica. Dentro de este orden de ideas,
puede ser descrita como rama de la filosofía general, interesada en el examen de
los problemas jurídicos más fundamentales, distinta de las disciplinas que
describen el derecho histórico, nacional o internacional. La filosofía jurídica aborda
cuestiones tales como: la ''naturaleza'' y funciones del derecho, sus relaciones de
este con la moral los valores que le son inherentes; la eficacia del orden jurídico; la

36
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

obediencia al derecho, etc. En este sentido, la filosofía jurídica se relaciona tanto


con la filosofía moral como con la filosofía política.

II. Existe la concepción (más bien desacreditada) de que la filosofía es (y con ella
la filosofía jurídica) la formulación de principios universales y últimos de todas las
cosas (inter alia: del derecho). Dentro de esta concepción la labor del filosofo y la
del jusfilósofo toma la forma de una especulación ontológica sobre sustancias
primeras o sobre entidades inmutables y absolutas.
Existe un concepto más técnico y más riguroso de filosofía jurídica. Para esta
concepción mayormente imperante (y más fructífera), el objeto específico de la
filosofía jurídica lo constituye la ciencia del derecho, «i.e.» , la jurisprudencia. En
este sentido la filosofía jurídica es a la jurisprudencia lo que la filosofía de la
ciencia es para las disciplinas científicas. Desde este punto de vista, la filosofía
jurídica, primeramente, se ocupa de exponer los principios y dogmas generales de
la jurisprudencia. Los juristas, al describir el derecho, parten de ciertos
presupuestos y dogmas que no son explicitados, p.e., el carácter sistemático del
derecho (el derecho, para los juristas es un orden consistente), la racionalidad del
derecho, etc. Descubrir y esclarecer los dogmas y principios presupuestos por los
juristas en su función dogmática, es tarea de la filosofía jurídica.

III. De esta manera, dentro de esta concepción, la filosofía jurídica se ocupa de


describir la labor de los juristas. ¿Qué hace el jurista? Q. Mucius Scaevola expone,
en su Ius civile, el derecho romano del siglo I; Aubry y Rau, en su Cours du droit
civil, describen el derecho civil francés del siglo XIX; Wade y Phillips, por su parte,
en su Constitutional and Administrative Law, abordan el derecho constitucional
inglés de nuestros días. Describir la labor de los juristas («i.e.» conocer y explicar
el derecho), denominada desde antiguo: ''Jurisprudentia'' (Digesto, 1,1,10), es
pues el objeto específico de la filosofía jurídica.
La descripción de la labor de los juristas parece asimilar la filosofía jurídica a la
sociología. Sin embargo, la filosofía jurídica se refiere a la labor de los juristas de
una manera particular: se ocupa de esclarecer y analizar las ''teorías'' y conceptos
jurídicos (así como los presupuestos y dogmas) que usan los juristas, es decir,

37
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

esclarece y analiza el uso que los juristas hacen de conceptos como ''validez'',
''norma'', ''deber'', ''personas'', ''jurisdicción'', etc. (formulando las implicaciones
necesarias de dichos conceptos). En este sentido, la filosofía jurídica explica el
significado de los conceptos jurídicos que usan los juristas. Cierto análisis
conceptual constituye el objeto de la filosofía jurídica.
De lo anterior, se sigue que la filosofía jurídica es una reflexión de segundo
orden: aborda cuestiones del tipo siguiente: ¿qué características distinguen a la
jurisprudencia de cualquier otro tipo de disciplina?, ¿que procedimientos sigue el
jurista para describir el derecho?, ¿cual es el status de los enunciados y principia
jurídicos?

IV. Es indispensable distinguir entre hacer jurisprudencia y el análisis sobre la


jurisprudencia, es decir, sobre como es hecha (o debe ser hecha) la
jurisprudencia. La filosofía jurídica es, consecuentemente, una disciplina de
segundo orden, cuyo objeto de estudio lo constituye el análisis de los conceptos,
métodos y estructura de la ciencia jurídica.
La determinación de la línea divisoria entre la filosofía jurídica y la jurisprudencia
puede ser difícil en la práctica (aunque esto no oscurece en nada el criterio de la
distinción). La exposición de la filosofía jurídica de Bártolo, Ihering, Kelsen, p.e.,
requiere de un deslinde entre lo que estos autores hicieron de filosofía jurídica de
lo que hicieron de ciencia del derecho («i.e.» jurisprudencia). Muchas ocasiones
sus análisis o fundamentos filosóficos (metateóricos) se encuentran implícitos en
las ''teorías'' que formulan al describir el derecho.
Aunque este deslinde es imprescindible, no puede negarse que ambas
disciplinas se interpenetran. No se puede, p.e., hacer filosofía jurídica sin formular
-o reformular- enunciados de la jurisprudencia -i.e. de la ciencia del derecho-. El
jurista que ignora la filosofía jurídica no sabrá el alcance de sus conceptos y sus
caracterizaciones. De la misma forma, el jusfilósofo que ignora la ciencia jurídica
no está en posibilidad de pronunciarse acertadamente sobre los conceptos o
métodos de la jurisprudencia. Sobre el particular resulta muy oportuna la
afirmación de Rudolf Carnap: ''es imposible realizar una labor importante en la
filosofía de la ciencia sin conocer muy bien los resultados de la ciencia''.

38
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

ESTRUCTURA DE LA NORMA.

DIFERENCIA ENTRE LEY, CÓDIGO, REGLAMENTO, CIRCULAR, NORMA Y


REGLAS.

Definición Características
L (La palabra ley proviene de la voz a) Generalidad.
E latina lex que, según la opinión Las
Y más generalizada se deriva del consecuencias
vocablo legere, que significa ''que de la ley se
se lee''. Algunos autores derivan deberán aplicar a
lex de ligare, haciendo resaltar el cualquier persona
carácter obligatorio de las leyes.). que actualice los
supuestos
previstos.; como
ejemplo de este
tipo de normas
tenemos el «a.»
89 de la
Constitución, que
fija las
atribuciones del
presidente de los
Estados Unidos
Mexicanos.
b) Abstracción.
Si la generalidad
se caracteriza por
la
indeterminación
subjetiva, la

39
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

abstracción se
refiere a la
indeterminación
objetiva, es decir,
la ley regula por
igual a todos los
casos que
impliquen la
realización, de su
supuesto
normativo, sin
excluir
individualmente a
ninguno.

C (Cuerpo de leyes según un método El código se El código En


Ó y sistema. Del latín codicus, de distingue de otros como México
D codex-icis). En sentido histórico se cuerpos fijadores producto independi
I entiende por código toda de derecho del ente
G compilación de preceptos jurídicos; porque consagra proceso antes de
O actualmente se denomina código a su propia de la la
la fijación escrita que comprende vigencia en codificaci independ
el derecho positivo en alguna de cuanto a forma. ón del encia.
sus ramas derecho conforme
que se a las
desarrolló 'luces del
en siglo', el
Europa ejemplo
continent más claro
al a partir de la
del siglo recepción
XVII del

40
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

movimien
to
codificad
or es el
Decreto
Constituci
onal para
la
Libertad
de la
América
Mexicana
de 1814,
primer
código
fundamen
tal o
código
político
de la
nación
mexicana
.
R (De reglar y éste, a su vez, del las diferencias
E latín regulare.) Es una norma de existentes entre
G carácter general, abstracta e la ley y el
L impersonal expedida por el titular reglamento
A del Poder Ejecutivo, con la consisten en su
M finalidad de lograr la aplicación de procedimiento de
E una ley previa. El reglamento es creación y en su
N producto de la facultad jerarquía.
T reglamentaria contenida en el «a.» Los reglamentos

41
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

89, «fr.» I, de la C, que son


encomienda al presidente de la exclusivamente
República la facultad para proveer, promulgados por
en la esfera administrativa, a la los titulares del
exacta observancia de la ley. Poder Ejecutivo y
O son de menor
jerarquía que las
leyes a las cuales
no deben
contravenir ni
desbordar.
C Orden que una autoridad superior Las circulares
I dirige a todos o parte de los son obligatorias
R subalternos. para las
C Documento en que la autoridades
U administración pública dicta reglas administrativas
L de actuación a los administrados que las expiden,
A sobre asuntos concretos, para sin embargo por
R mejor cumplir las disposiciones lo que se refiere
legales. a los gobernados
Son comunicaciones internas de la tendrán carácter
administración pública expedidas obligatorio
por autoridades superiores para siempre que se
dar a conocer a sus inferiores, sometan
instrucciones, órdenes, avisos o la voluntariamente a
interpretación de disposiciones ellas sin que se
legales. objete su validez,
o cuando se
encuentren
ajustadas a la ley
e interpreten
correctamente un

42
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

precepto legal sin


lesionar los
derechos de los
particulares.
Las circulares
por tanto no
pueden ser
tenidas como ley,
ni modificar a
ésta, por lo que la
autoridad
administrativa
debe hacer un
uso justo de ellas
dentro del ámbito
interno de la
administración
pública.
N No es posible dar un concepto Tipos de normas: Características de la
O unívoco de lo que es la norma Las normas norma jurídica
R jurídica. El problema es el sociales pueden 1. Heteronomía: La
M siguiente; puede afirmarse que ser agrupadas norma es impuesta
A existe consenso en el sentido de dentro de por terceros Quienes
que el objeto de estudio de la sistemas la crean son :
ciencia jurídica está constituido por normativos según legisladores, jueces,
normas; que las normas el grado de la la sociedad, etc. Los
constituyen conjuntos ordenados y sanción que se destinatarios deben
llevan a cabo diversas funciones, aplica al infractor. acatarla,
que pueden claramente Con este sistema independientemente
especificarse; que los órdenes obtenemos una de nuestros deseos.
normativos poseen una estructura clasificación de 2. Exterioridad: La
interna, que puede ponerse de los norma regula la

43
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

manifiesto. Sin embargo, no se comportamientos conducta humana


tiene un concepto de lo que es una desviados según exteriorizada .
norma jurídica. su gravedad: Ejemplo: si deseo
Para John Austin, define a la Normas penales: asesinar a otra
norma diciendo que es un son las recogidas persona, ese deseo
mandato y éste es concebido en el código no es sancionado por
como la expresión del deseo o penal, que el derecho. Sin
voluntad de un individuo de que representa el embargo no significa
otro individuo haga o deje de hacer núcleo duro de que no se tome en
algo, expresión que va cualquier sistema cuenta el aspecto
acompañada de la amenaza de un social. Recoge interno: las normas
daño o mal para el caso de que no las normas que penales toman en
se satisfaga el deseo o voluntad tutelan los bienes cuenta el dolo para
expresado. fundamentales que tipifique el delito.
Para Hans Kelsen ha criticado esta del grupo social 3. Bilateralidad: El
posición doctrinal que identifica a (la vida, la derecho no regula la
la norma con el mandato, diciendo propiedad, las conducta humana
que aquella no puede identificarse instituciones...). individual sino la
con éste, pues existen múltiples El incumplimiento conducta humana
ejemplos de normas jurídicas de estas es social.
respecto de las cuales no puede un delito, y 4. Imperatividad: La
identificarse la voluntad convierte al autor norma contiene un
correspondiente que se supone en delincuente. mandato o imperativo
ellas expresan. Conlleva el tipo dirigido al sujeto de
Posteriormente Kelsen modificó su de sanción más derecho ordenándole
posición teórica y afirmó que lo grave: la pena. o prohibiéndole
que consideraba como el esquema Normas jurídicas: determinado
de la norma jurídica (si A es, debe son las normas comportamiento.
ser B) era en realidad el esquema contenidas en Ejemplo: artículo
de la proposición jurídica, es decir, reglamentos u 241.- prohíbe
del enunciado de la ciencia del ordenamientos, contraer matrimonio
derecho que describe a su objeto, su violación es un a los que están

44
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

las normas jurídicas. Trasladó el acto ilícito y casados.


esquema de la norma a la conlleva 5. Coercibilidad: La
proposición jurídica o regla de sanciones de coerción es la
derecho, como también se llama; tipopecuniario o a amenaza de castigo
lo hizo pasar del objeto de la dministrativo. para el caso de
ciencia jurídica a los enunciados Normas sociales: incumplimiento del
constitutivos de esta. Por ello es un amplio mandato de la
Kelsen dice: ''Si suponemos la grupo de normas norma. En sentido
existencia de una Constitución de socialmente estricto se distingue:
acuerdo con la cual las normas reconocidas, Coerción Sanción
jurídicas generales sólo pueden como la moda, Coacción
ser creadas mediante decisiones la tradición, 6. La generalidad y la
de un parlamento electo en cierta los usos y abstracción: Es
forma entonces el precepto que costumbres, etc. general por cuanto
castiga el delito de robo tendría Su sus destinatarios son
que formularse así: si el incumplimiento todos los individuos
parlamento ha resuelto que los no implica una de la sociedad o bien
que roban deberán ser castigados sanción una clase compuesta
y el tribunal competente ha institucionalizada, por varios miembros
establecido que determinado aunque sí algún (ejemplo: militares,
individuo cometió el delito de robo, tipo de jubilados) Es
entonces... Las normas de la recriminación o abstracta por ser de
Constitución que regulan la reproche social. aplicación a todos los
creación de los preceptos En las últimas casos de la realidad
generales que habrán de aplicar décadas existe la que sean iguales al
los tribunales y otros órganos de tendencia supuesto de hecho.
aplicación del derecho, no son, por a conceptualizar 7. Hipotecidad:
consiguiente, normas jurídicas estos Porque contiene un
independientes y completas'' comportamientos supuesto de hecho
(Teoría general del derecho y del como diversos en que no se ha
Estado). vez de verificado en la
Esta es la famosa tesis de Kelsen como desviados. realidad.

45
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

sobre las normas incompletas, a la Moral individual: 8. Finalidad: Porque


que tanta atención ha prestado son las normas se propone alcanzar
H.L.A. Hart, quien por su parte autoimpuestas, un fin: la paz social
cree que hay dos tipos de normas del tipo no con justicia.
o reglas: las primarias y las comeré nunca en 9. Espacialidad y
secundarias. Entiende por las tu casa. temporalidad: Las
primeras aquellas que prescriben Incumplirlas tiene normas jurídicas
un deber, aquellas en que se escasa tiene validez en un
prescribe que ciertos hombres relevancia social, espacio y tiempo
hagan u omitan ciertas acciones y pero puede ser determinados
por las segundas, aquellas que calificado
establecen que los seres humanos como hipocresía.
pueden, haciendo o diciendo Se agrupan las
ciertas cosas, introducir nuevas normas del
reglas o normas primarias o derecho, de la
extinguir y modificar reglas siguiente
anteriores o determinar el efecto manera:
de ellas y, en general controlar la
creación, modificación, etc., de Desde el punto
normas o reglas primarias. (Hart). de vista del
Para Alf Ross una norma es una sistema a que
directiva que se encuentra en pertenecen.
cierta relación de correspondencia Desde el punto
con ciertos hechos sociales. Esta de vista de su
correspondencia no es otra cosa fuente
que cierto grado de efectividad. Desde el punto
Podríamos recorrer las opiniones de vista de su
de los diversos autores y en cada ámbito espacial
uno de ellos encontraríamos un de validez.
concepto diferente de la norma Desde el punto
jurídica. En realidad este concepto de vista de su
está condicionado por el que se ámbito temporal

46
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

tenga del derecho. de validez.


Desde el punto
de vista de su
ámbito material
de validez.
Desde el punto
de vista de su
ámbito personal
de validez.
Desde el punto
de vista de su
jerarquía.
Desde el punto
de vista de sus
sanciones.
Desde el punto
de vista de su
cualidad.
Desde el punto
de vista de sus
relaciones de
complementación
.
Desde el punto
de vista de sus
relaciones con la
voluntad de los
particulares.

R (Dogmática y teoría jurídicas.) La norma


E Reglas de derecho (regulae iuris) jurídica es
G es un concepto teórico, debido al una regla u

47
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

L genio romano, esencial en la ordenación del


A construcción de la ciencia jurídica comportamiento
S dogmática. Los juristas romanos humano dictado
construyen la dogmática jurídica por la autoridad
(paradigma de la dogmática competente del
posterior) siguiendo el modelo caso, con un
griego de ciencia Los juristas criterio de valor y
romanos extraían sus regulae de cuyo
sus instituciones positivas (de ahí incumplimiento
que su alcance se límite a sus trae aparejado
instituciones) Los jurisconsultos una sanción.
romanos extraían sus regulae
mediante un procedimiento
inductivo muy similar al que
describe Aristóteles en los
Secunda analítica. Para los
romanos los ''primeros principios'',
«i.e.» , las regulae, no se
encuentran por encima del
derecho positivo; su significado y
su alcance dependen de las
situaciones concretas de las
cuales derivan.
Los griegos nunca intentaron
tales nacionalizaciones de
materiales jurídicos. Para Es fácil
observar que las regulae
contienen, sintetizan, los
elementos comunes de una clase
de cosas o de ciertos casos. Una
buena cantidad de las regulae iuris
elaboradas por los juristas clásicos

48
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

se incluyeron en el «tít.», 17 del


libro 50 del Digesto. En el derecho
canónico existen también unas
regulae que alcanzaron gran
difusión y reconocimiento, se trata
de las 88 regulae que se incluyen
en el Liber sextus de Bonifacio VII,
de 1298.
En la historia del derecho
mexicano las reglas antiguas se
usaron y estudiaron en Durante la
época colonial.

En el idioma alemán existen dos términos para definir la norma:

Rechtnorm (norma juríduca) y Rechssatz (proposición jurídica), casi siempre se


usan como sinónimos, pero en el idioma inglés se habla de legal norm para
señalar la función de la autoridad legal y el rule of law in a descriptive sense, para
designar la función de la ciencia del derecho.

LA ESTRUCTURA DE LA NORMA JURÍDICA:

49
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Cómo están ordenadas sus partes.


Toda norma tiene:
a. Un supuesto de hecho.
b. Una consecuencia jurídica.
KELSEN distingue:
a) Normas completas: Tienen los dos elementos principalmente la sanción.
b) Normas incompletas: Aquellas que les falta uno de los dos elementos,
principalmente el supuesto de hecho. Necesitan ponerse en relación con otras
normas para producir el efecto jurídico.

ESQUEMA:
EL SUPUESTO DE HECHO:
Formas de supuestos:
a) Hechos jurídicos.
b) Actos jurídicos libres.
c) Actos jurídicos obligados.
d) Situaciones jurídicas.
Clases de supuestos:
a) Independiente
b) Dependiente De eficacia inmediata.
c) De eficacia mediata: A término suspensivo. A término final. A condición.
LA CONSECUENCIA JURIDICA;
a) Prohibición => Sanción.
b) Obligación => Consecuencia jurídica: Directa o Indirecta.
c) Clases: Indeterminadas o Determinadas.
EL SUPUESTO DE HECHO O JURIDICO: - La condición o hipótesis, contemplada
por la norma; cuyo incumplimiento o cumplimiento genera las consecuencias
jurídicas previstas.
Los supuestos jurídicos: Adoptan distintas formas:
a) Hechos jurídicos: Fenómenos naturales que generan efectos jurídicos. Ejemplo:
Inundaciones.

50
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

b) Actos jurídicos libres: Los que realizan los objetos jurídicos por el hecho de
ostentar en derecho subjetivo libre (vender alguna cosa, una casa, etc.…).
c) Actos jurídicos obligados: Son prestaciones que se han de realizar, como
consecuencia del derecho jurídico, impuesto por la norma. Ejemplo: Pagar
impuestos.
d) Situaciones jurídicas: generan consecuencias jurídicas permanentes que
surgen del status o posición jurídica que los sujetos ocupan dentro del ámbito de
relaciones sociales. Ejemplo: Patria Potestad.
Clases de supuestos:
a) Independiente: Cuando la norma jurídica ha contemplado un supuesto jurídico
que por si mismo genera las consecuencias previstas. (Ir a España y conseguir la
nacionalidad española).
b) Dependiente: Se ha de poner en conexión con otro supuesto jurídico (IRPF, se
relaciona con la Renta, mínimo deducible, etc.…).
c) Eficacia inmediata: Surgen los efectos desde el mismo momento que el hecho
ocurre. Ej. Cumplir 18 años, mayoría de edad.
d) Eficacia mediata: Condicionada al hecho de que se produzca en el futuro,
pueden ser de 3 tipos:
1) A término suspensivo: Los efectos surgen cuando se produce un hecho futuro
cierto y Seguro (la muerte).
2) A término final: La eficacia se acaba o extingue cuando se produce un hecho,
futuro, Cierto y seguro.
3) A condición: Eficaces dependiendo de un hecho futuro incierto e inseguro. Ej.:
Dejar la herencia a alguno que no ha nacido. Seguros. Contratos agrarios.
LA CONSECUENCIA JURÍDICA: - Se refiere a los efectos que se derivan por
hacer o haberse hecho realidad algún supuesto. - La consecuencia jurídica
depende del supuesto de hecho:
1) Cuando el supuesto jurídico contiene una prohibición. - La consecuencia
jurídica tendrá la forma de Sanción.
2) Cuando el supuesto jurídico contempla una obligación. (Impuestos). Dará lugar:
- Consecuencia jurídica directa: Derivadas del funcionamiento normal, que está

51
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

previsto. - La consecuencia jurídica indirecta o subsidiaria: Dará la aplicación de


alternativas para evitar su incumplimiento. (Recargos).
3) Clases:
a) Consecuencias jurídicas indeterminadas: La aplicación de los efectos jurídicos
no determina las partes o los sujetos encargados de su aplicación. Ej. La herencia
en manos de los herederos, valorar los inmuebles y repartirlos entre ellos.
b) Consecuencias jurídicas determinadas: Son consecuencias previstas por la
norma o por el contrato. El efecto está previsto en la misa norma.

CLASES DE NORMAS JURÍDICAS.

CLASIFICACION DE LAS NORMAS PRIMARIAS Y SECUNDARIAS:

KELSEN:
Normas primarias: Es una norma de conducta, que ordena un determinado
comportamiento por acción u omisión.
Normas secundarias: Están pensadas para cuando la norma primaria no es
suficiente. Ej. Sanción por incumplimiento. Si el ciudadano no cumple la norma 1ª,
se le aplica la 2ª.

HART: - Las primarias imponen deberes a los ciudadanos. - Las secundarias se


referían a las primarias, en lo relativo a como tienen que ser creadas, Modificadas,
derogadas, etc. - Para HART las normas secundarias las hay de 3 tipos:
a) Normas de reconocimiento: Establecen que normas pertenecen a un sistema
jurídico determinado. Suelen ser varias las normas de reconocimiento. Definen las
características que ha de tener la norma para pertenecer al sistema. Establecen
un orden jerárquico entre ellas, para en caso de conflicto.
b) Normas de cambio: Facultan a determinadas personas, para crear, modificar o
derogar normas primarias. Evitan que el sistema sea estático. Están ligadas a las
reglas de reconocimiento.
c) Establece el procedimiento para juzgar y los órganos competentes.

52
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

La estructura se refiere a la finalidad de la norma, tenemos:

EXPLIQUE LA ESTRUCTURA SUBJETIVA DE LA NORMA.

Aquí tenemos que atender a la situación del individuo que recoge la necesidad
social y genera leyes, pero debemos adivinar la intención del legislador.

EJEMPLIFIQUE LA ESTRUCTURA OBJETIVA DE LA NORMA.

Significado de la ley, no importa la voluntad del legislador Que la ha hecho. El


significado de la ley puede incrementarse en el tiempo. Esto permite
Jurisprudencia más flexible, porque la sociedad evoluciona.
Por lo que tendríamos que atender al principio constitucional de seguridad jurídica,
y que ningún juez puede ir más alla de donde se lo permite la ley, estaríamos en
presencia de los numerales 14 y 16 de nuestra constitución poolitica.

CATEGORÍAS FUNDAMENTALES DEL CONOCIMIENTO FILOSÓFICO


JURÍDICO.

DIFERENCIA ENTRE SER Y DEBER SER.

Primero tendríamos que atender algunos conceptos básicos para entender las
diferencias:

Ontología

(Del griego οντος, genitivo del participio del verbo εἰμί, ser, estar; y λóγος, ciencia,
estudio, teoría), Estudio exclusivo del ser o ente en toda su generalidad o
abstracción.
Etimológicamente, ontología significa ciencia del ente, y se define como la ciencia
del ens qua ens. Este término no se utilizó hasta tiempos modernos para designar
un estudio que, desde luego, data de mucho antes.

53
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Aunque con anterioridad a Wolff se propuso este nombre para dicha ciencia
(Clauberg en 1647), se debe a aquél la difusión del mismo.

Objeto de la ontología
Se concibe la ontología como una disciplina primera y básica que, por considerar
las características esenciales de lo que es común a todos los entes (el ser), puede
proporcionar una base adecuada a toda la actividad filosófica y científica.
Así definida, coincide, al menos en gran parte, con lo que tradicionalmente se ha
considerado objeto de la metafísica, y ha planteado la cuestión de deslindarla de
ella, a pesar de que ciertas corrientes de pensamiento insisten en considerarlas
una sola disciplina.
De todas maneras, el terreno en que se mueve la ontología, ya desde su origen,
ha hecho de ella una ciencia menos discutible, en general, que la metafísica, por
su función arquitectónica de la realidad o del conocimiento.

Pensamiento contemporáneo
Las tendencias actuales rechazan por completo toda especulación metafísica (en
el sentido que ésta tiene de transfísica) y utilizan el nombre de ontología para
indicar un marco estructural en el que una teoría se encuentra incluida; tal sería el
concepto de ontología en Fleibleman y Quine, aunque con diferencias entre ellos.
Entre otras corrientes del pensamiento contemporáneo más alejadas del
positivismo cabe destacar el sentido que tiene ontología en Heidegger, quien,
después de establecer la diferencia entre la existencia ontológica, propia del
Dasein, y la óntica, propia de los demás entes, quiere llegar, por medio de una
analítica de la existencia, a una ontología fundamental, que va a ser el estudio de
lo que posibilita a todo ente como existente.
En la orientación crítica, la ontología de N. Hartmann es una disciplina que delimita
el campo de lo cognoscible y lo separa de lo trascendente.

Deontología

54
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

(del griego δέον "debido" + λόγος "tratado"), término introducido por Bentham —
Deontology or the Science of Morality, en 1889— hace referencia a la rama de
la Ética cuyo objeto de estudio son los fundamentos del deber y las
normas morales. Se refiere a un conjunto ordenado de deberes y obligaciones
morales que tienen los profesionales de una determinada materia. La deontología
es conocida también bajo el nombre de "Teoría del deber" y junto con
la axiología es una de las dos ramas principales de la Ética normativa.
Trata, pues, del espacio de la libertad del hombre sólo sujeto a la responsabilidad
que le impone su conciencia. Asimismo, Bentham considera que la base de la
deontología se debe sustentar en los principios filosóficos de la libertad y el
utilitarismo, lo cual significa que los actos buenos o malos de los hombres sólo se
explican en función de la felicidad o bienestar que puedan proporcionar asuntos
estos muy humanistas. Para Bentham la deontología se entiende a partir de sus
fines (el mayor bienestar posible para la mayoría, y de la mejor forma posible).

SER DEBER SER

Kelsen: Kelsen:
Descripción del acto cuyo significado es Descripción de una norma que es el
una norma significado del acto
Kelsen: Kelsen:
Corresponde al mundo de la naturaleza Es el orden de las normas
Lo que se constata como hecho Lo que se preseptua al cumplimiento
libre de los hombres
Moral Derecho
El yo La comunidad
El mundo del ser está representado por El mundo del deber ser está
la leyes naturales, las cuales tienen tres representado por las normas jurídicas,
características: son inviolables, las cuales tienen tres características:
causales y necesarias. son violables, normativas y
contingentes
Normas naturales Normas sociales

55
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

RELACIÓN ENTRE VALIDEZ Y EFICACIA.

Primero veamos las definiciones:


Validez: Calidad de válido.
Válido:
1 Que vale o debe valer legalmente, o que tiene poder para producir un efecto.
2 Robusto, fuerte.
Eficacia: Virtud, fuerza y poder para obrar y hecho de resultar eficaz una cosa.
Eficaz:
1 Activo, poderoso para obrar.
2 Que logra hacer efectivo un intento o propósito.

Una norma puede ser valida antes de que se convierta en efectiva


Kelsen

Entonces Si la validez de un orden jurídico, considerado por así decirlo, como un


sistema cerrado de normas, depende de su eficacia, o sea de una
correspondencia general entre este orden y los hechos a los cuales se aplica, esto
no significa que la validez de una norma tomada aisladamente depende de la
misma manera de su eficacia. La validez de un orden jurídico subsiste aún si
algunas de sus normas están desprovistas de eficacia, y estas permanecen
válidas si han sido creadas de la manera prescrita por este orden. La validez de
una norma aislada se determina en relación con la primera Constitución, de la cual
depende la validez de todas las normas que pertenecen al mismo orden jurídico.
Si esta primera Constitución es válida, todas las normas creadas conforme a sus
disposiciones lo son también. El principio de efectividad, tal como es conocido por
el derecho internacional, sólo se aplica de modo inmediato a la primera
Constitución de un orden jurídico nacional, es decir, a un orden considerado en su
conjunto y no a cada una de sus normas tomadas aisladamente. Esta ausencia
posible de concordancia entre la validez y la eficacia de una norma jurídica
particular muestra una vez más la necesidad de distinguir netamente entre estas

56
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

dos nociones. El principio de efectividad no es solamente una regla del derecho


internacional positivo; puede también formar parte de las normas positivas de un
orden jurídico nacional en la medida en que éste haga depender la validez de
ciertas normas de su eficacia. Tal sucede, especialmente, cuando la Constitución
escrita establece o admite la costumbre como fuente del derecho junto a la
legislación. La costumbre puede entonces derogar una ley que ha caído en
desuso por el hecho de que durante cierto tiempo no ha sido aplicada por los
órganos competentes. Pero aún si la Constitución escrita no reconoce la
costumbre como fuente de derecho, puede suceder que los tribunales se rehusen
a aplicar una ley que ha caído en desuso, A menos de considerar tal falta de
aplicación como ilícita, es necesario admitir que una norma constitucional de
origen consuetudinario permite la derogación de una ley por una costumbre
opuesta. En todos estos casos se trata de la derogación de una norma
precedentemente válida. También una ley recientemente dictada es válida aun
antes de poder ser eficaz; en tanto que la ley no haya caído en desuso, su no
aplicación constituye un hecho ilícito, en la medida en que su aplicación configura
el contenido de un deber jurídico y no el de una simple autorización. Hay, pues,
siempre un período durante el cual una ley desprovista de eficacia conserva su
validez por el hecho de que no ha sido todavía derogada por una costumbre
opuesta. Aun en el caso de desuso, la validez y la eficacia no deben ser
confundidas.

DETERMINE LAS RELACIONES QUE SE DAN ENTRE: SER, DEBER SER,


VALIDEZ Y EFICACIA.

La eficacia es solamente una condición de validez.


La validez significa que la ley debe ser obedecida y aplicada.
Lo anterior atiende al continente del deber ser.
La eficacia significa que la ley es, en verdad, obedecida y aplicada.
Esto es que el ser atiende la obligación social del deber ser.
Un órgano jurisdiccional solo puede aplicar una ley si es válida.
Esto es menester del universo de las normas sociales (deber ser).

57
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Una ley es valida por que ha sido creada de conformidad con la constitución.
De acuerdo a las necesidades de las normas sociales.
Una ley pierde su validez, si no cobra efectividad.
La eficacia de una ley no es idéntica a su validez.
Por lo anterior una ley valida y eficaz se ubica dentro de los cotos del deber ser.

HAGA UN COMENTARIO RESPECTO AL DERECHO COMO TAREA DE LA


FILOSOFÍA DEL DERECHO.

Cuando tratemos al hablar de la Filosofía del Derecho, tanto de la teoría de la


ciencia como de la teoría del Derecho, como de la teoría de la Justicia, veremos la
importancia que tiene este enfoque para entender la historicidad del Derecho y de
los significados que pretende, dentro del carácter más estable que supone tener
como contenido la vida humana social. La cultura moderna, la que se inicia con el
tránsito desde la Edad Media, será una cultura progresivamente secularizada,
tolerante, con una forma de poder, el Estado, que pretende el monopolio del uso
de la fuerza, individualista, pluralista, con una legitimidad racional, que configura
reglas del juego objetivas para el acceso y ejercicio del Poder, con un concepto de
legitimidad basado en el acuerdo o consenso, que controla y limita al Poder.
Así la aceptación de que el Derecho es el positivo, el Derecho valido y eficaz
apoyado en el poder soberano del Estado no se puede entender como rechazo de
la Filosofía del Derecho. Así lo interpretaron sectores del positivismo en el siglo
XIX y aún lo sostienen hoy algunos. El positivismo que rechazaba a la Filosofía
era una ideología conservadora, y en contraste con esa reflexión aparece la
justificación nuclear de la Filosofía del Derecho como pensamiento crítico. La
distinción entre Derecho y Moral, consecuencia correcta de una sociedad
crecientemente secularizada, no supone tampoco romper las conexiones y dejar al
Derecho como expresión desnuda del Poder.
Por otra parte, el concepto y el significado del Derecho aparece como ineludible si
se quiere responder a la pregunta ¿Qué es el Derecho? esta pregunta justifica a la
Teoría del Derecho como parte de la Filosofía jurídica. La justificación de la
Filosofía del Derecho se produce por la dimensión crítica que aporta, por la toma

58
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

de posición que supone respecto a la realidad empírica del Derecho considerado


como Ordenamiento jurídico.
Quizás la justificación de la Filosofía del Derecho aparezca más inmediatamente
en su dimensión de búsqueda del Derecho justo o de la moralidad del Derecho, ya
que estas dimensiones apartada del análisis científico. Renunciar a una reflexión
ética sobre el Derecho supondría acomodarse a una relación Derecho y Poder, y
aunque eso es cierto, no es incompatible con pretender que sea también
expresión de lo justo, y eso exige reflexión racional y critica.
Hart vinculará también la necesidad de una reflexión ética sobre el Derecho, que
es lo que nosotros estamos llamando Teoría de la Justicia. Ello supone añadir una
justificación a la reflexión filosófica de la Teoría de la Justicia. La existencia de
mayores o menores dosis de moralidad o de justicia en el Derecho positivo
suponen un fundamento de la obediencia al Derecho.
Bobbio justificará también la necesidad de la Teoría de la Justicia, incluso en algún
momento identificara a la Filosofía del Derecho con la Teoría de la Justicia.
La justificación de la Teoría de la Justicia aparece pues vinculada a su carácter
crítico del Derecho positivo y a las virtualidades transformadoras que pueden
poseer sus conclusiones.
La justificación de la Teoría del Derecho, como parte de la Filosofía del Derecho
ya se ha apuntado con anterioridad. Una reflexión sobre el concepto del Derecho
supone una crítica de la dogmática jurídica.
Esta tarea crítica podrá poner de relieve la parcialidad de enfoques vinculados a
una ciencia jurídica parcial. A partir de la critica a las consideraciones de la
dogmática jurídica sobre el concepto del Derecho y sobre los conceptos jurídicos
fundamentales, Bobbio dirá que las partes principales en las que se podría dividir
la teoría del Ordenamiento Jurídico son las seis siguientes:
• Composición (concepto de normas y distintos tipos de normas);
• Formación (teoría de las fuentes del Derecho);
• Unidad (validez y norma fundamental);
• Plenitud (lagunas y su integración);
• Coherencia (antinomias y su eliminación); y

59
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

• Relaciones entre ordenamientos (relaciones espaciales, temporales y


materiales).

Este enfoque de Bobbio parece razonable, pero el concepto de Derecho debe


tener en cuenta también la realidad de la vida social humana regulada por las
normas y el hecho del Poder. Este enfoque, por tanto, debe ser completado con
una reflexión funcional, para indagar sobre las funciones que resultan necesarias
al Derecho, para entender mejor su concepto. La justificación de la teoría de la
Ciencia Jurídica presenta hoy menos problemas. Es más razonable partir del
análisis crítico de la forma de razonar de los juristas, para a partir de eso elaborar
la teoría de la ciencia jurídica. Hay que establecer dos últimas observaciones:

• Hay que recordar el punto de partida científico de la Filosofía del Derecho, es


decir, que las tres dimensiones de la Filosofía del Derecho parten de los
conocimientos aportados por la ciencia del Derecho, por las ciencias sobre el
Derecho y también por otras ciencias que no se ocupan directamente del
fenómeno jurídico, como la antropología o la psicología.
• La Filosofía del Derecho produce una forma de reflexión acotada a un momento
histórico y cultural dado, y que es inexplicable sin ese contexto histórico.

DIVERSOS ÓRDENES NORMATIVOS.

QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE DERECHO, MORAL Y NORMAS DE TRATO


SOCIAL (EN LA CONCEPCIÓN TRADICIONAL).

Cuando observamos un grupo organizado social, se vincula con ciertas normas


que les permite vivir en armonía, es decir una serie de reglas de conducta, que
regulan las diferentes facetas y actividades de los individuos que la conforman, así
arribamos de forma apriorística al concepto de derecho como un conjunto de
normas o reglas de conducta.

60
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Empero no alcanza a definir lo que realmente es el concepto de derecho, ya que la


moral, los convencionalismos sociales, la religión y la costumbre, también
constituyen un conjunto de normas a seguir. De ahí que se tenga que analizar las
normas desde el punto de vista jurídico, para diferenciarlas de las que no
establecen derecho.

Así, el propósito será identificar las características de derecho moral y las normas.

DERECHO

Tenemos al derecho como un adjetivo. Con las siguientes acepciones:

Facultad natural del hombre para hacer lo que le conduce a sus fines.
Facultad de hacer o exigir todo aquello que la ley o la autoridad establecen en
nuestro favor.
Acción que se tiene sobre una persona o cosa.
Consecuencias naturales del estado de una persona o sus relaciones respecto a
otra.
Justicia, razón.
Conjunto de principios, preceptos y normas que regulan las relaciones humanas
en toda sociedad civil.
Cada una de las ramas en que se divide: derecho administrativo, canónico, civil,
mercantil, penal, etc.
Exención, franquicia, privilegio.
Facultad que abraza el estudio del derecho en sus diferentes órdenes.
Parte más moderada y con ideología más tradicional en las colectividades
políticas. Tiene su origen en la Asamblea Nacional francesa de 1789, en la que los
moderados se situaban a la derecha del presidente y los radicales a su izquierda.

El derecho siempre será vinculado a los factores reales de poder, por lo que
presenta una faceta subjetiva en cuanto a su concepto, por lo que el derecho está
estrechamente ligado al poder que lo ejerce, por lo que resulta lógica su aplicación

61
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

solo en caso de incumplimiento, a lo que Ferdinand de Lasalle (¿Qué es una


Constitucion?, 2009,p.51) decía que: “los factores reales de poder que rigen en el
seno de cada sociedad son esa fuerza activa y eficaz que informa todas las leyes
e instituciones jurídicas de la sociedad en cuestión haciendo que no puedan ser,
en sustancia más que tal y como son”.
Esto nos lleva al análisis de que la definición de derecho es un problema, por lo
cambiante de las relaciones sociales que se suscitan de acuerdo a los diferentes
gobernantes que ejercen el poder. Por lo que pasamos a referir lo siguiente:

I. (Definición y problema.)

''Todavía buscan los juristas -decía sarcásticamente Kant- una definición de su


concepto de derecho.'' Y, en efecto, ''pocas cuestiones referentes a la sociedad
humana han sido preguntadas con tanta persistencia y contestadas de formas tan
diversas, extrañas e, incluso, paradójicas, como la cuestión: '¿qué es derecho?'''
(H.L.A. Hart). Tal interrogante ha generado innumerables respuestas: se ha
hablado de la ''naturaleza'', de la ''esencia'', del derecho produciendo arsenales de
distintas y, en ocasiones, contradictorias ''naturalezas'', ''esencias'', ''fines'' y
''características''. Esto se debe, entre otras cosas, al hecho de que los juristas ''no
sabían que el enemigo más peligroso para la ciencia es aquel siervo desleal amo
secreto del pensamiento: el lenguaje [y] la ciencia jurídica casi no había advertido
el problema'' (H. Kantorowicz). En vez de buscar modo teológico la ''naturaleza'',
''esencia'', o ''fines propios'' del derecho ¿no sería más razonable preguntarnos por
lo que la expresión 'derecho' nombra? ¿No sería más razonable (y útil) establecer
qué tienen presente los juristas (jueces y abogados) cuando usan tal expresión?.

Las dificultades que enfrentan los juristas (y otros científicos sociales) para definir
'derecho' se debe, las más de las veces, a su adhesión a ciertas concepciones
teóricas o ideológicas (en las que el derecho juega un papel importante) que hace
que no se tenga una idea precisa de los presupuestos que deben tenerse en
cuenta cuando se define una expresión como 'derecho'. Existen autores que
pretenden que sólo puede haber un ''único'' y ''verdadero'' concepto de derecho y

62
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

se sumergen en grandes meditaciones sobre su esencia, sin prestar atención al


uso ordinario ni al dogmático de la expresión e ignorando la estipulación de un
significado que sea teóricamente fecundo (C. Nino).
En este espacio no pretendo introducir una definición ''más apropiada'', ''más
correcta'' de ''derecho'', sino informar sobre sus usos persistentes en la literatura
jurídica, con el propósito de saber a qué se refieren los juristas cuando usan dicho
término o expresiones que lo contienen Metodológicamente, la determinación del
concepto de derecho es, sobre todo, un problema de análisis del lenguaje. En lo
que al examen empírico se refiere, el problema consiste en determinar las
condiciones que sin ser necesarias ni suficientes nos permiten referirnos a ciertas
cosas u objetos con el término 'derecho'.
Consecuentemente, en vez de proporcionar una definición que determine ex
nunc lo que es el derecho, me propongo relacionar una serie de características
definitorias que los juristas, desde diferentes enfoques, adscriben al objeto
derecho. La exposición constituye, así, un análisis de 'derecho' (y términos
equivalentes) y de las expresiones que lo contienen, atendiendo no a su
correspondencia con una ''esencia'' o ''naturaleza'' (eterna, inmutable o dialéctica),
sino a su coherencia y utilidad en las operaciones cognitivas que desarrollamos (y
comunicamos). No es pues sorprendente que el mismo Kelsen considere que
''cualquier intento por definir un concepto (derecho) tenga que tomar como punto
de partida el uso común de la palabra. que [lo] denota...''.
La explicación del término ''derecho'' no puede ser restrictiva (arbitrariamente
restrictiva). La determinación del alcance de la expresión ''derecho'' constituye la
delimitación de un sector de la experiencia que debe corresponder el objeto
descrito por la ciencia jurídica (dogmática) y su historia. Para este propósito no
existe procedimiento más apropiado que la exposición de las caracterizaciones
que, siendo lógicamente consistentes, no se desvían del uso del lenguaje
(ordinario como técnico). Cierto es que si las características consideradas son
insuficientes, entonces ''derecho'' podría aplicarse indiscriminadamente a todo,
privando a la ciencia jurídica (dogmática) y a su historia de objeto y sustantividad.
Si, por lo contrario, las características atribuidas son exageradas (por razones
metodológicas o concepciones ideológicas) podría excluirse un buen número de

63
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

cuestiones que han sido consideradas, desde siempre, parte de la experiencia


jurídica.
¿Por qué dedicarle tanto tiempo y tanto esfuerzo a este problema? Pareciera que
esto no sucede en otras esferas del conocimiento (P. J. Fitzgerald, H.L.A. Hart).
Se puede decir que la necesidad de proporcionar una definición del derecho
proviene de la urgencia en clarificar el más fundamental de todos los conceptos
jurídicos, el del derecho mismo. Este argumento, sin embargo se frecuentemente
mal entendido. ''Derecho'' no es un concepto jurídico, así como ''geometría'' no es
un concepto geométrico. (P. J. Fitzgerald, W. W. Buckland). Sin embargo, una
clara concepción del derecho y sus funciones permite entender y comprender el
alcance de los argumentos jurídicos, los cuales son de enorme significado
práctico. De hecho, la gran mayoría de cuestiones jurídicas presupone una
referencia al concepto del derecho y a la forma como éste opera.
Por otro lado, el problema es metodológicamente importante: la determinación
del concepto del derecho delimita el campo de la ciencia del derecho.

II. (Etimología y significado originario.) a) Etimología. La palabra ''derecho''


proviene del latín directum el cual deriva de dirigere (''enderezar'', ''dirigir'',
''encaminar''), a su vez, de regere, rexi, rectum (''conducir'', ''guiar'', ''conducir
rectamente, bien''). Por extraño que parezca, ''derecho'' no desciende de una
palabra latina de morfología semejante e igual significado. La palabra latina que
corresponde a ''derecho'' (o a sus equivalentes en las lenguas modernas) es sus
de antigua raíz indoiránica (v. infra).
''Derecho'' pertenece a una familia de palabras (de diferentes lenguajes) que se
remontan a la raíz indoeuropea rj la cual significa ''guiar'', ''conducir''. Rectum, sin
duda, proviene de rj y corresponde al sánscrito rjyat (rají: ''enderezar'', ''arreglar'') y
al griego: erektos: ''erecto'', ''recto''. Esta etimología es común a lenguas celtas y
germánicas: raitht (gótico), raith (cimbrio), Ret (escandinavo, del antiguo nórdico:
rettr), rect (irlandés), right (inglés, del antiguo alemán: Reht), Recht (alemán). El
prefijo di, el cual deriva de las raíces dh y dhr y que dan la idea de estabilidad y
firmeza, fue incorporado posteriormente, formando, así, la voz directum
(derectum). Las lenguas romances ofrecen distintas derivaciones de di-rectum:

64
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

''de-recho'' (o ''d-recho'') di-reito o d-reito (portugués), d-recht (provenzal), d-roit


(francés), d-ret (catalán), drept (rumano), d-ritto o di-ritto (italiano).
Así, ''derecho'' implica ''dirección'', ''guía'', ''ordenación'' detrás de ''derecho''
subyace la idea de regulación (de regere: regir, regular. Por otro lado, ''derecho''
connota ''lo recto'' (rectum: lo correcto, ''lo que esta bien''). ''Derecho'' recibe con el
significado descriptivo de directum, todas sus connotaciones incluyendo su carga
emotiva (v. infra).
b) Significado originario. Con el propósito de consignar los usos persistentes de
la expresión ''derecho'' en la literatura jurídica nada es más conveniente que
revisar brevemente los usos de ius, no sólo porque éstos se encuentran recogidos
en las lenguas modernas, ni tampoco porque hasta bastante tarde en Europa el
lenguaje jurídico técnico seguiría expresándose en latín, sino, fundamentalmente,
porque los usos prevalecientes de ''derecho'' reciben su significado paradigmático
en la jurisprudencia romana.
Primeramente, los romanos usan ius para indicar el lugar donde se llevaba a
cabo el proceso: ''ius dicitur locutus in quo ius redditur ... is locus recte ius
appellatur'' (D. 11, 11: ... se llama derecho al lugar en el que es aplicado... este
lugar se denomina correctamente derecho). Ius significa así lugar o acto de
administrar justicia: el pronunciamiento del derecho, el ius dicere (decir el
derecho), el ius reddere (dar, restituir el derecho). Y, por extensión, ius aparece
como la expresión de la decisión de un juez, de ahí la frase ita ius esto (''de
manera que el derecho sea...''). De ahí, también, iura dare (T. Liv. 1,8,1, o Virg.
Aen, 1. 507). Ius es un operador oracional que señala un específico
pronunciamiento y se lee: ''jurídicamente...'', ''el derecho es...''. Así se explica la
importancia primordial de la jurisdicción en el nacimiento y desarrollo del derecho.
''El origen del derecho no data... sino de la época de la creación de las funciones
judiciales: [''derecho''] y ''administración de justicia'' son... nociones sinónimas (R.
Ihering). El derecho existe, o mejor, algo (una decisión, una pretensión) existe
como derecho (ita ius esto) a partir de que recibe la sanción judicial. Por ello no es
extraño que ius signifique en ocasiones, ''actos o formalidades procesales'' (H.
Lévy-Bruhl) como en las frases: técnicas: in ius vocatio, interrogatio in iure o
''fundamento de una pretensión'' (M. Kaser, J. Gaudemet).

65
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Existen buenas razones para considerar que ius, en general, es más bien fórmula
que concepto abstracto: iura es la colección de decisiones judiciales. Iura (como
díkai en griego) es una expresión que enuncia decisiones de autoridad. Y
dondequiera que este término es tomado en sentido restringido encontramos la
idea de fijación de un texto, fórmula establecida (función que era privilegio de
ciertos individuos, de cierta corporación, los pontífices). Estos iura están
representados en las XII Tablas, compuestas en su origen por sentencias que
expresaban el estado del ius y que comenzaban con el operador: ita ius esto o uno
equivalente. Estamos ante el imperio de la palabra, imperio manifiesto en términos
en los cuales este sentido concuerda: iu-dex (latín), med-diss (oscuranto), dikas-
pólos (griego), eo-sago (germánico), los cuales significan: ''aquel que dice la
regla'', «i.e.» ''el juez''. No es el hacer sino el pronunciar, lo que es constitutivo del
derecho; ius y dicere, iu-dex, nos recuerdan este vínculo constantemente. Por ello,
conjuntamente, con las, el verbo dicere domina en las fórmulas judiciales. Con la
mediación de este acto de palabra, se desarrolla toda la terminología procesal
romana: iudex, iudicare, iudicium, iuris-dictio, etc. (E. Benveniste, G. Calhound).
Igualmente por extensión, ius se aplicaba no sólo a la decisión del iudex sino a
los praecepta o fórmulas que éste aplicaba o adoptaba en el proceso. Esto se
aprecia fácilmente en expresiones como ibidem iuris est o quid iuris est (cuando
nos preguntamos por el derecho que debe aplicarse). Por eso se sostiene que los
iura (los derechos y facultades de los individuos: establecidos en los
pronunciamientos judiciales precedieron al ius (conjunto de praecepta y
principios). El ius quo populus romanus utitur (el complejo de normas que el
pueblo romano aplica) sigue en tiempo y se contrapone a alicui ius esse utendi
fruendi (al goce de cualquier derecho) (M. Kaser, R. Sohm).
Estos pudieron haber sido los usos orinarios como lo revelan la etimología y el
significado de ius y iurare.
El análisis de los usos de dike ha puesto en claro, entre otras cosas, la conexión
que guarda con los usos judiciales de ius: díken aipein corresponde a ius dicere;
dikaios, a iustus; dikaspólos, a iudex. Asimismo, al igual que díke, palabra que
designa el derecho humano opuesto al divino (thémis), ius nombra los praecepta
humanos oponiéndose a fas. (E. Benveniste, G. Calhound. A. Berger).

66
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Es dentro de las lenguas indoiránicas donde encontramos los antecesores de ius:


el veda yoh y el avéstico yaos. Yaos significa ''purificación''; el sentido de yoh,
debe ser ''salud'' (así: samca yosca: ''felicidad y salud''). El iránico conservó yaos
en fórmulas en las cuales se combina con el verbo: da (''investir'', ''hacer disfrutar'')
para formar el verbo yoazda (''purificar'') del cual derivan varias palabras
relacionadas: yaozdatar: ''aquel que tiene el encargo de purificr'', yaozdati:
''purificación'', etc. En estas derivaciones se aprecia claramente el sentido original
de yaos: ''hacer de conformidad con las prescripciones'', ''realizar según lo
requiere el culto''. Se trata pues de una condición del sacrificio, del rito: aquel que
ofrece debe hacer ritualmente apto el objeto del culto (oblación). Estamos en
presencia de una expresión fundamental de un código religioso (o mágico). Todo
acto debe ser ritualmente realizado y con el objeto adecuado. Esta integridad ritual
es la condición indicada por yaozda. Yoh es una expresión de augurio: se dirige a
alguno deseándole que el estado de salud y prosperidad le sea concedido; yoh, es
una palabra para pronunciarse. La situación de yaos es un poco diversa. El
vínculo de yaos con da (''investir'', ''hacer'') muestra que yaos enuncia una acción
a realizar y no (o no sólo) una palabra a pronunciar. Esta diferencia es de gran
importancia dentro del derecho y el ritual en los cuales los ''actos'' frecuentemente
son palabras. Gracias a los términos indoiránicos analizados descubrimos el
significado originario de ius. La palabra yous (ius) significa ''el estado de
regularidad requerido por las reglas rituales''. En latín (particularmente en el
lenguaje jurídico) esta idea es sobrepuesta a la doble situación advertida ya en los
términos indoiránicos que le anteceden. La expresión ius indica cualquiera de
estas situaciones (o ambas): la indicada por la derivación iustus en expresiones
jurídicas como: iustae nuptie (''matrimonio lícito''), iusta uxor (''esposa legítima''),
en donde significa ''lo que está conforme a la fórmula del ius''. El otro significado
se encuentra manifiesto en la expresión ius dicere, en donde ius funciona como el
operador de la fórmula que prescribe aquello a lo que un individuo debe atenerse.
Aquí yace el fundamento de la noción ''derecho'' en la Roma arcaica (E.
Benveniste).
El vocablo latino ius tiene un verbo derivado: iurare (''jurar'') cuyos usos nos
informan del significado de ius. La evidencia historiográfica muestra claramente

67
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

como se prestaba juramento en el mundo romano y cómo iurare deriva de ius


(Plauto, Rudens, 1331 y ss.; A. Gellio, Noctes atiicae II, 24 Tito Liv. II, 1,9, Tácito
Historiae, I, 37; Gayo, Inst...). Aquel que induce a otro a prestar juramento debe
praeire verbis (enunciar el texto) que el compromitente debe repetir palabra por
palabra. Esta es la parte esencial de la ceremonia. Iurare no designa la misma
cosa que indica el verbo ''jurar'' (o sus equivalentes modernos): el hecho de
comprometerse de manera solemne (invocando un dios). En Roma el juramento,
el hecho de comprometerse, se llama sacramentum (hecho por el cual se
consagra uno a los dioses e invoca su castigo si falta a la palabra dada). Iurare
sólo designa el hecho de repetir la fórmula pronunciada. La prestación de un
juramento requiere dos participantes: el que praeit verbis, (el que pronuncia el ius)
y el que jura, el cual repite la fórmula que se llama ius iurandum: la formula que fija
en términos solemnes el texto del juramento. Así, del ius fórmula que fija el
praeceptum, surge iurare que significa ''pronunciar et ius'' el cual debe ser repetido
in verba alicuius qui praeit (en los términos de aquel que lo ha indicado). Esta
relación obligada es la que le da carácter imperativo al ius iurandum. Las
expresiones adigere in verba, iurare in verba agistri, indican la naturaleza
vinculatoria (mágica) de la palabra (E. Benveniste). Así resulta clara la estrecha
relación entre ius y dicere.
Este poder cabalístico de la palabra que se encuentra detrás de ius se aprecia
claramente en fas (''orden divino'') y en sus usos rituales: (ita fas esto, fast est:
''según el orden divino...''), fastus, netas (''ne fast est: ''pecado'' ''lo contrario a fas'')
etc. Fas deriva de fari (for) ''hablar'' (griego) phemi, proveniente de la raíz bha que
significa ''el habla'', ''la palabra''. La relación de fas con la fuerza vinculatoria de la
palabra enunciada se hace claramente manifiesta en el participio del verbo, el cual
tiene profundo valor religioso: fatum: (''el destino'', frecuentemente ''destino
adverso'': fatalis). A fatum puede agregarse fama (''se dice'', ''la voz''). Fatum y
fama son enunciaciones, advertencias divinas. Este poder de la palabra de su
emisor deviene fácilmente un poder mágico (el dogma de la palabra). Es atributo
del pontífice enunciarlo: fas est, ius est.
De lo anterior se infiere que ius (como en su caso fas) expresa una fórmula,
formula que enuncia la conducta que debe seguir aquel que jura, la regla a la cual

68
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

debe conformarse. Ius iurandum indica la naturaleza del procedimiento y el


carácter solemne (ritual de la enunciación, del pronunciamiento). Ius, con toda su
carga moral y religiosa, recoge la noción indoeuropea de conformidad con una
regla, con una formula, para que las cosas tengan los efectos que pretenden
tener. El origen religioso y cabalístico del derecho se aprecia claramente en sus
términos fundamentales.
Ciertamente, ius implica una intervención humana; ius es creación positiva; se
opone a fas. Ius es el ordenamiento creado por el hombre, fas el creado y
protegido por los dioses.
En un sentido más amplio y más extendido, los juristas romanos usan ius para
referirse a la totalidad del orden jurídico, p.e. al derecho romano: ''ius civile
proprium romanorum''. En este sentido, ius es entendido como conjunto de
disposiciones (praecepta) los cuales constituyen el derecho de un pueblo (de un
Estado): ''quod quisque populus ipse sibi ius constituit, id ipsius proprium
civitatis...'' (''aquel que cada pueblo estableció para sí mismo, como el derecho del
propio Estado...'' D.1.1.9) ''... quod omnibus aut pluribus in quaque civitate utile est,
ut est ius...'' (''lo que en cada Estado es útil para todos o para muchos, se llama
derecho...'' D.1,1,11). En este mismo sentido, agregando un predicado específico,
ius se aplica a una parte importante del derecho: ius publicum, ius privatum, ius
honorarium, ius belli. De este forma, entendido como la totalidad (o parte) del
ordenamiento ius es concebido como un complejo de disposiciones obligatorias:
(leges, senatusconsulta, plebiscita, constitutiones).
Este uso de las tiene sus equivalentes en las lenguas modernas: ''derecho'', en
''derecho romano'', ''derecho internacional''; droit, en droit romain, droit
international, droit pénal; Recht, en römisches Recht, Volkrecht, Strafrecht; law, en
Roman law, International law, Criminal law; diritto ...; direito ... etc.). Cuando es
usado en este sentido los autores modernos suelen agregar la palabra ''objetivo''
(''derecho objetivo'', ''droit objectif'', ''Objektive Recht'') para distinguirlo (u
oponerlo) de otros usos de ''derecho''.
Al lado, y en contraposición, con el uso referido, ius se usa para indicar los
derechos (iura) de los cuales goza un individuo, como el derecho de adquirir o
disponer de alguna cosa. Proveniente del ius dictado por el iudex (en principio,

69
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

como vimos, iura, como díkai, nombra los pronunciamientos, las sentencias, del
iudex), los iura entran al patrimonio del beneficiario y se extienden a otros. Este
uso se percibe claramente en expresiones como iura in re aliena (''derechos sobre
los bienes de otro'') ius conubi (''derecho a celebrar matrimonio). En este último
sentido ius aparece como sinónimo de facultas y potestas significando con ello el
poder para realizar cierto acto válido.
Por otro lado, ius se usa también para indicar el status personal de un individuo
como aparece en las expresiones sui iuris alieni iuris, indicando cuando alguien
actúa por su propio derecho o se encuentra bajo el poder (tutela o potestad) de
otro.
Por otro lado, ius se usa también para fundamentales y, así, se opone a sus
componentes. Lex, p.e., no es sino una de las manifestaciones de ius.
Ciertamente, lex crea ius, pero está sometida al ius (entendido ius como el
conjunto de principios (regulae en el sentido de D.50,17,1) que se imponen a
todas las fuentes y componentes del ius. Este es el sentido de ius en la cláusula
que figuraban en la sanctio de ciertas leyes: ''Si quid ius non esset rogarier, eiusce
lege nihilum rogatum'' (Cic. Pro Caecina, 33,95): las prescripciones, contrarias al
derecho (ius) que pudieran haber sido parte de la rogatio del magistrado, deberían
de ser considerados como no puestas (J. Gaudemet). .
En conclusión, teniendo en cuenta los usos de sus antecesores indoiránicos yoh
y yaos y considerando su relación con el verbo dire, ius quiere decir ''fórmula de
conformidad'', ''pronunciamiento de lo que debe hacerse''.

III. (Nociones prevalecientes.) Hemos visto que ''derecho'' («i.e.» ''ius'') tiene varios
significados en la literatura jurídica. Dos son, sin embargo, sus usos más
persistentes: (1) ''complejo de normas e instituciones que imperan coactivamente
en una comunidad estatal'' (''orden o sistema jurídico'') y (2) ''permisiones'' o
''facultades'', así como ''exigencias'' o ''reclamos'' que se consideran jurídicamente
justificados. Al primero de los significados se le suele llamar ''objetivo''; al segundo,
''subjetivo''.
El problema de la teoría jurídica consiste en encontrar y describir los elementos
característicos del objeto llamado ''derecho'' (el descrito por la dogmática jurídica y

70
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

su historia. Algunos autores sostienen que abordar el derecho en general -en su


primer significado- se en extremo problemático, en virtud de que el término
''derecho'' no tiene límites claros de aplicabilidad. De ahí que este problema deba
abordarse describiendo, más bien, fenómenos jurídicos individuales (K. Adomeit);
p.e., normas jurídicas.
Esta estrategia, además de presentar problemas tan complejos como los que
presenta el enfoque alternativo, no puede prescindir de una noción (aún fuera
intuitiva y provisional) del derecho y de la forma como este opera. Así, se ha
insistido en que un claro entendimiento del derecho y sus componentes depende
de una clara comprensión del orden jurídico y de su funcionamiento: ''es imposible
penetrar la naturaleza del derecho si limitamos nuestra atención a... una norma
aislada'' (H. Kelsen). Incluso se sostiene que una adecuada descripción del orden
jurídico constituye un prerrequisito para una apropiada definición de norma jurídica
(J. Raz).
1. Derecho como orden jurídico. ¿Qué es pues el derecho en el sentido general
del término? ¿Cómo podemos caracterizarlo? ¿Cuáles son sus rasgos distintivos?
Una respuesta ha sido constante: el derecho constituye un orden o sistema
(subsistema) social, es decir un complejo de instituciones que realizan funciones
sociales de cierto tipo (resuelven controversias, eliminan el uso de la fuerza, etc.).
La idea de que el derecho sea o constituya un orden, presupone la concepción
de que es un conjunto de normas o disposiciones creadas por ciertas instancias
apropiadas, reconocidas como las instancias creadoras del derecho y que son, por
lo general eficaces, esto es, que son, mayormente seguidas u obedecidas.
El orden jurídico se presenta con una triple pretensión es comprensivo, es
supremo y exclusivo y, por último, es un sistema abierto. El orden jurídico es
comprensivo parque pretende autoridad para regular cualquier tipo de
comportamiento. Los órdenes jurídicos son diferentes a cualquier otro orden,
social en que no reconocen ninguna limitación a las esferas que pretenden
regular. El orden jurídico es supremo en el sentido de que, por un lado, la fuente
de validez de sus normas o disposiciones no proviene ni deriva de ningún otro
sistema social; por otro lado, es exclusivo porque ahí donde vale un orden jurídico
no puede valer ningún otro. Por último, el orden jurídico es abierto, en el sentido

71
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

de que posee instancias apropiadas para convertir en disposiciones jurídicamente


obligatorias normas que no son parte del orden jurídico (J. Raz).
Otros rasgos que de forma indisputable se atribuyen a este orden o sistema
(subsistema) social son: normativo, institucionalizado y coactivo.
2. El derecho es (un sistema) normativo. Lo es en dos sentidos (1) se compone
de normas o requerimientos de conducta formulables (lingüísticamente); (2)
prescribe (guía) y evalúa la conducta humana. Ya vimos que, como orden social el
derecho es concebido como un conjunto de normas jurídicas. Ahora bien, en la
actualidad se insiste en que los componentes de los órdenes jurídicos, al lado de
normas de diverso tipo (normas que obligan o prohíben, normas que permiten,
autorizan o facultan), se encuentran disposiciones jurídicas no normativas, p.e.
definiciones, disposiciones derogatorias, reglas existenciales o reglas ónticas, etc.
(C. Alchourrón y E. Bulygin, A. Honoré, J. Raz, C. Robles). Como quiera que sea,
de forma prácticamente unánime, se sostiene que el derecho es un orden de la
conducta humana en la medida que se compone de normas.
Pero ¿cómo guía el derecho la conducta? Mediante el establecimiento de normas
y disposiciones el derecho introduce las razones (jurídicas) en virtud de las cuales
el individuo ha de comportarse. Al imponer deberes (órdenes o prohibiciones) el
orden jurídico pretende que el deber, o mejor la disposición jurídica que lo impone,
sea la única razón que determine la acción. Los deberes son requerimientos que
excluyen las demás razones: exigen que la gente se comporte pasando por alto
las razones (no jurídicas) que pudiera tener en contra de la acción requerida. De
esta forma, el derecho guía el comportamiento reduciendo las opciones del
individuo (J. Raz, R. Tamayo), esto es, haciendo que la conducta optativa se
vuelva obligatoria en algún sentido (H.L.A. Hart).
Ésta no es la única forma en que se manifiesta la normatividad del derecho. El
derecho también guía la conducta confiriendo derechos (subjetivos) y facultades a
los individuos, pero, contrariamente a las disposiciones que imponen deberes, las
normas que confieren derechos y facultades guían la conducta de forma no
decisiva (no excluyente): la pauta proporcionada por estas disposiciones depende
de otras razones del agente (el deseo de que las cosas ocurran como sería el
caso si el agente, si así lo quisiera, hiciera uso del derecho o facultad). El mismo

72
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

orden jurídico determina en qué consiste ''tener'' un derecho o una facultad


vinculando consecuencias jurídicas a su ejercicio (o a su omisión). Es
precisamente en virtud de estas consecuencias por las que el individuo decide qué
hacer. Los individuos (titulares de desechos o facultades) decidirán qué hacer (p.e.
celebrar un contrato) sobre la base de tales consecuencias (traslado de dominio,
cancelación de un gravamen, etc.). De esta forma, tenemos que el derecho guía el
comportamiento de manera excluyente a través de las disposiciones que
establecen deberes y, de manera no excluyente, a través de las disposiciones que
confieren derechos y facultades. Una disposición jurídica que guía el
comportamiento de cualquiera de estas dos maneras, es una norma (J. Raz).
Es importante subrayar que las normas jurídicas además de guiar la conducta de
los destinatarios, guían la acción de los órganos aplicadores del derecho, los
cuales deciden (y justifican sus decisiones) haciendo uso del derecho aplicable a
la controversia. Guiando normativamente el comportamiento el derecho busca
realizar diversos propósitos sociales (J. Raz).
3. El derecho (naturaleza institucional). El derecho es un orden jurídico
institucionalizado en la medida en que su creación, aplicación y modificación son,
fundamentalmente, realizados o regulados por instituciones. Esto es, por ciertas
instancias o entidades sociales cuyos actos, en vez de atribuirse a sus autores son
referidos a la comunidad (p.e. al Estado). Las instituciones normalmente son
separadas en: instituciones creadoras e instituciones aplicadoras de derecho. Las
instituciones aplicadoras par excellance son los tribunales.
Contrariamente a lo que sucedía con anterioridad (o en el deus ex machina del
derecho natural), la teoría jurídica moderna concede mayor importancia a las
instituciones aplicadoras del derecho, las cuales, a diferencia de las otras, son las
únicas indispensables para un criterio de identidad de un orden jurídico
determinado. En este orden de ideas el profesor J. Salmond decía desde
comienzo del siglo: ''... todo derecho, como quiera que sea hecho, es reconocido y
administrado par los tribunales y no hay norma reconocida o administrada por los
tribunales que no sea jurídica... por tanto el derecho puede ser definido como el
conjunto... de normas reconocidas y aplicadas por los tribunales''. Teniendo en
consideración que el criterio del origen es insuficiente, el profesor H. Kantorowicz

73
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

define el derecho como ''el conjunto de normas... susceptibles de aplicación


judicial''. Es por ello que se considera a los tribunales como órganos primarios del
orden jurídico ( J. Raz) o de que el único rasgo característico y necesario del
derecho es la disponibilidad de un proceso (jurisdiccional) ...'' (A. Watson).
4. El derecho es un orden coactivo. Es coactivo en la medida en que hace uso de
sanciones. Este rasgo, conjuntamente con los anteriores nos permite distinguir los
órdenes jurídicos. Con independencia de si toda norma jurídica establece una
sanción el carácter coactivo es prácticamente indiscutible. De hecho el debate
sobre el carácter coactivo gira no alrededor de si el derecho es o no es coactivo
sino de cómo y en qué grado funciona la coacción dentro del orden jurídico. La
tesis aparentemente excesiva que sostiene que toda norma jurídica establece una
sanción es normalmente atenuada por la que presupone que en un orden jurídico
todas las normas (normas de competencia, normas de adjudicación, normas no
independientes, etc.) se relacionan entre sí manteniendo una conexión esencial
con las normas sancionadoras (J. Raz, R. Tamayo).
5. Derecho como reclamos justificados. (Interés legítimo.) El término ''derecho'',
además de designar un orden jurídico (o una parte significativa del mismo), se usa
para referirse a una ventaja o beneficio normativo conferido a un individuo o a una
clase de individuos. En este sentido, ''derecho'' designa una permisión otorgada a
alguien (o algunos) para hacer u omitir cierta conducta, con la garantía de la
protección judicial. Así, se dice ''el arrendador tiene derecho de...'', ''el propietario
tiene derecho...'', etc. Es en este sentido en que se dice que el comportamiento (o
una esfera del mismo se encuentra jurídicamente tutelado).
La idea de pretensión o exigencia inseparable a este uso de ''derecho' proviene
de que, en un principio, un ''derecho'' era pedido (p.e. al praetor o al chacellor) y,
en virtud de los méritos del caso, un actio o un writ era concedido. De esta forma,
un interés, un petitum, era jurídicamente protegido. Este es el sentido que tiene el
aforismo latino: ibi ius, ibi remedium (ahí donde hay derecho, existe protección
judicial).
Una vez judicialmente establecidos, los derechos (iura, v. infra) ''pertenecían'' al
individuo, al derechohabiente. Después, los ''derechos'' compilados o codificados
se convierten en disposiciones legislativas conferentes de derechos: se convierten

74
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

en formulaciones más o menos amplias de conducta humana (libertades,


inmunidades, prerrogativas) protegida no sólo frente a la intervención de los
demás individuos, sino, inclusive, frente al Estado.
El sentido de pretensión, petición o reclamo que se encuentra en su origen, ha
dado ocasión a un uso abusivo y perturbador de ''derecho''. Así, cualquier
pretensión que se considera justificada (no en base a un alegato o interpretación
jurídica, ni en argumentos de moral positiva en casos de lagunas, sino de
cualquier manera), pretende reivindicar el nombre ''derecho'' y cubrir dicha
pretensión con el significado técnico de derecho subjetivo en el sentido de
permisión o potestad jurídicamente protegida.

Clasificación del Derecho


Derecho Objetivo.− es el conjunto de normas jurídicas que forman la maquinaria
jurídica, el conjunto de preceptos del derecho la norma jurídica que constituyen los
códigos.
Derecho Subjetivo.− es la prerrogativa, el poder o la facultad con
que cuenta una persona para reclamar el cumplimiento de las normas jurídicas y
que considera le favorecen y tutelan. El objetivo es la norma que da la facultad y el
subjetivo la facultad reconocida por la norma.
Derecho Interno.− conjunto de normas jurídicas que rigen los actos de los
individuos cuando se realizan dentro del territorio nacional o del estado.
Derecho Externo.− conjunto de normas jurídicas que rigen las relaciones
de estados país con otros estados.
Derecho Público.− conjunto de normas jurídicas que regulan las relaciones del
estado, como ente soberano, con los ciudadanos o con otros estados.
Derecho Privado.− Conjunto de normas jurídicas que regulan las relaciones de los
particulares entre sí.
Derecho Vigente.− Conjunto de normas jurídicas que en un lugar
y tiempo determinado el estado impone como obligatorias. Es aquel que no ha
sido derogado ni abrogado.
Derecho Positivo.− Es el conjunto de normas que se aplican efectivamente en un
tiempo y lugar determinado.

75
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Derecho Natural.− es el conjunto de normas y principios deducidas por la razón


humana, anteriores y superiores a las normas del derecho positivo. Sistema de
normas principios e instituciones que congregan los valores permanentes,
inmutables y eternos inspirados en la naturaleza humana.

MORAL

1 De las costumbres o de las normas de conducta.


2 Apreciado por la conciencia o el entendimiento, y no por los sentidos.
3 Que concierne al respeto humano o fuero interno y no al orden jurídico.
4 f. Ciencia que trata de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia.
5 Conjunto de facultades del espíritu, en oposición a físico.
6 Estado de ánimo, individual o colectivo.
7 Conjunto de normas doctrinales de conducta, o inherentes a determinada
condición.
8 Moralidad, cualidad o condición de moral.
9 m. Nombre común aplicado a varios árboles de la fam. moráceas,
especialmente a Morus nigra (originario de Asia Menor) y a Chlorophora tinctoria
(oriundo de América tropical).

(del latín mores, ‘costumbre’) como la adquisición del modo de ser logrado por la
apropiación o por niveles de apropiación, donde se encuentran los sentimientos,
las costumbres y el carácter. Así mos. Es así como las dos grafías (carácter y
costumbre) se tradujeron como mos-moris (costumbre) o mores (costumbres, en
plural) en el sentido de reglas adquiridas por hábito. De esta manera,
“originalmente êthos y mos, carácter y costumbre, hacen hincapié en un modo de
conducta que no responde a una disposición natural, sino que es adquirido o
conquistado por hábito. Y justamente esa no naturalidad del modo de ser del
hombre es lo que, en la antigüedad, le da su dimensión moral.
El sentido moral es el resultado de una evolución psicológica y cuyos factores
son intelectuales, emocionales y volitivos.

76
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

NORMA JURÍDICA

Norma femenino.

fig. Regla que se debe seguir o a que se deben ajustar las acciones.
Derecho Mandato que establece la forma en que han de ordenarse las relaciones
sociales.
Norma de obligado cumplimiento La dictada por la autoridad laboral, en el caso de
no acuerdo en la tramitación de un convenio colectivo.

I. No es posible dar un concepto unívoco, desde el principio, de lo que es la norma


jurídica, pues sobre este concepto, tan importante y fundamental para la ciencia
jurídica, no hay acuerdo entre los diversos autores. El problema es el siguiente;
puede afirmarse que existe consenso en el sentido de que el objeto de estudio de
la ciencia jurídica está constituido por normas; que las normas constituyen
conjuntos ordenados y llevan a cabo diversas funciones, que pueden claramente
especificarse; que los órdenes normativos poseen una estructura interna, que
puede ponerse de manifiesto. Sin embargo, no se tiene un concepto de lo que es
una norma jurídica.

II. John Austin, el gran jurista inglés, creador de la jurisprudencia analítica, define a
la norma diciendo que es un mandato y éste es concebido como la expresión del
deseo o voluntad de un individuo de que otro individuo haga o deje de hacer algo,
expresión que va acompañada de la amenaza de un daño o mal para el caso de
que no se satisfaga el deseo o voluntad expresado: ''If you express or intimate a
wish that I shall do or forbear from some act, and if you will visit me with an evil in
case I comply not with your wish, the expression or intimation of your wish is a
command''.
Hans Kelsen ha criticado esta posición doctrinal que identifica a la norma con el
mandato, diciendo que aquella no puede identificarse con éste, pues existen
múltiples ejemplos de normas jurídicas respecto de las cuales no puede
identificarse la voluntad correspondiente que se supone ellas expresan. Además,

77
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

el mandato, entendido como norma, tiene una existencia transitoria, en tanto que
sólo puede concebirse como valido mientras exista la voluntad que expresa. En
otros términos, si el mandato es la expresión de una voluntad, sólo puede
considerarse que existe un mandato mientras pueda comprobarse la existencia de
la voluntad correspondiente. Ahora bien, las normas jurídicas son válidas aunque
una voluntad en sentido sicológico no pueda determinarse como existente o,
incluso en el caso en que esto pudiera hacerse, cuando la voluntad respectiva ya
no existe.
La comprobación de estas afirmaciones es elemental, pues la verificación de la
existencia de una voluntad sicológica, en el caso del proceso legislativo, es
sumamente dudosa y una investigación empírica al respecto muy probablemente
arrojaría resultados negativos. La validez de una ley no puede negarse porque el
grupo de legisladores que la aprobó hayan muerto y, por tanto, no puedan tener,
por razones puramente físicas, voluntad alguna que la ley expresara.
Kelsen ha tenido por lo menos dos concepciones diferentes de la norma jurídica.
La primera está consignada en su Teoría general del Estado del año de 1925, con
las siguientes palabras: ''El orden jurídico es un sistema de normas de Derecho.
Más tarde habrá de examinarse el criterio con arreglo al cual se constituye una
unidad -un orden jurídico o un Estado- con una multitud de normas de Derecho.
Aquí debe investigarse la naturaleza del todo, tal como se refleja en cada una de
sus partes; pues cada norma jurídica, para serlo, tiene que reflejar la naturaleza
del Derecho, considerado en su totalidad. Si el Derecho es un orden coactivo,
cada norma jurídica habrá de prescribir y regular el ejercicio de la coacción. Su
esencia tradúcese en una proposición, en la cual se enlaza un acto coactivo, como
consecuencia jurídica, a un determinado supuesto de hecho o condición''.
Debe observarse que en este pfo. Kelsen afirma que en cada norma jurídica se
refleja el concepto del derecho entendido en toda su generalidad. El derecho es
concebido como un orden coactivo, es decir, un orden que regula y prescribe el
ejercicio de la coacción, dados ciertos supuestos o hechos condicionantes,
determinados por el mismo derecho. La norma jurídica, como reflejo de todo el
derecho, regula y prescribe el ejercicio de la coacción bajo ciertos supuestos. La
norma jurídica tiene por contenido específico a la coacción, «i.e.» , la aplicación de

78
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

sanciones con el uso, si es necesario, de la fuerza física. Por ello, la considera


como una ''proposición'' que enlaza un acto coactivo a ciertos supuestos de hecho
o condición. En esta época Kelsen decía que el esquema de toda norma jurídica
es el siguiente: si A es, debe ser B.
Posteriormente Kelsen modificó su posición teórica y afirmó que lo que
consideraba como el esquema de la norma jurídica (si A es, debe ser B) era en
realidad el esquema de la proposición jurídica, es decir, del enunciado de la
ciencia del derecho que describe a su objeto, las normas jurídicas. Trasladó el
esquema de la norma a la proposición jurídica o regla de derecho, como también
se llama; lo hizo pasar del objeto de la ciencia jurídica a los enunciados
constitutivos de esta. Ello tuvo por base la crítica que le fue dirigida, a partir de las
posiciones doctrinales del Círculo de Viena, en el sentido de que no distinguía, en
su doctrina, entre lenguaje y metalenguaje, es decir, entre el lenguaje empleado o
usado en las normas jurídicas y el lenguaje usado para hablar o escribir sobre
dichas normas. Por eso en su Teoría general del derecho y del Estado dice: ''Es
tarea de la ciencia jurídica la de presentar al derecho de una comunidad, esto es,
el material producido por la autoridad legal a través del proceso legislativo, en la
forma de juicios que establezcan que si tales o cuales condiciones se cumplen,
entonces tal o cual sanción debe aplicarse. Estos juicios, por medio de los cuales
la ciencia jurídica expresa el derecho, no deben ser confundidos con las normas
creadas por las autoridades encargadas de legislar. Es preferible no dar a estos
juicios el nombre de normas, sino el de reglas jurídicas. Las normas jurídicas
formuladas por los órganos legislativos son prescriptivas; las reglas del derecho
que la ciencia jurídica establece son puramente descriptivas. Es importante tener
en cuenta que el término regla jurídica o regla de derecho, es empleado por
nosotros en sentido descriptivo''. Con ello se opero un cambio fundamental en la
concepción kelseniana. La norma ya no era una estructura lingüística, un juicio
hipotético, claramente delimitada en cuanto a su forma y funciones. La forma
lingüística de las normas jurídicas puede ser cualquiera: pueden estar expresadas
en oraciones imperativas, hipotéticas o condicionales, en frases indicativas de
presente o de futuro, etc. Lo importante es destacar que las normas jurídicas
tienen significado prescriptivo, no descriptivo. Este carácter prescriptivo se

79
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

expresa normalmente con la palabra ''deber''. En contraposición con la tesis de


Austin dice Kelsen que: ''La afirmación de que un individuo debe comportarse de
cierta manera no implica ni que otro quiera o mande tal cosa, ni que el que debe
comportarse en cierta forma realmente lo haga. La norma es la expresión de la
idea de que algo debe ocurrir, especialmente la de que un individuo debe
conducirse de cierto modo'' (Kelsen, Teoría general del derecho y del Estado).
En este pfo. el concepto del ''deber'' es el de terminan te del concepto de la
norma, con exclusión del de mandato y del de efectividad. Este deber es la
manera específica en que la conducta humana se encuentra determinada por la
norma, determinación de la conducta que es distinta de cualquier otra forma o
modalidad.
Este concepto del ''deber'' es demasiado general como para poder referirse
exclusivamente a las normas jurídicas, pues toda norma, de la índole que se
quiera, cae bajo este concepto. En consecuencia, Kelsen se ve en la necesidad de
especificar como característica esencial de la norma jurídica la de que ella dispone
la coacción como consecuencia, dados ciertos supuestos. Sin embargo, Kelsen ha
sido el primero en observar sistemáticamente la pluralidad de elementos que
constituyen el material jurídico, es decir, la multiplicidad de elementos que tienen
que ser colocados en un sistema para constituir un orden jurídico. Me refiero
específicamente a aquellos contenidos normativos que son conceptualizados bajo
los conceptos de ''facultad'', de ''derecho subjetivo'', de ''poder'', etc. Los
contenidos normativos que caen bajo estos conceptos no quedan claramente
comprendidos bajo el concepto de deber. Por ello Kelsen dice: ''Si suponemos la
existencia de una Constitución de acuerdo con la cual las normas jurídicas
generales sólo pueden ser creadas mediante decisiones de un parlamento electo
en cierta forma entonces el precepto que castiga el delito de robo tendría que
formularse así: si el parlamento ha resuelto que los que roban deberán ser
castigados y el tribunal competente ha establecido que determinado individuo
cometió el delito de robo, entonces... Las normas de la Constitución que regulan la
creación de los preceptos generales que habrán de aplicar los tribunales y otros
órganos de aplicación del derecho, no son, por consiguiente, normas jurídicas
independientes y completas'' (Teoría general del derecho y del Estado).

80
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

III. Esta es la famosa tesis de Kelsen sobre las normas incompletas, a la que tanta
atención ha prestado H.L.A. Hart, quien por su parte cree que hay dos tipos de
normas o reglas: las primarias y las secundarias. Entiende por las primeras
aquellas que prescriben un deber, aquellas en que se prescribe que ciertos
hombres hagan u omitan ciertas acciones y por las segundas, aquellas que
establecen que los seres humanos pueden, haciendo o diciendo ciertas cosas,
introducir nuevas reglas o normas primarias o extinguir y modificar reglas
anteriores o determinar el efecto de ellas y, en general controlar la creación,
modificación, etc., de normas o reglas primarias. (Hart).
Esta tesis no es nueva. Repite, con otras palabras, afirmaciones de Kelsen sobre
las normas que otorgan facultades a ciertos órganos jurídicos.
Para concluir estas reflexiones, podríamos decir que el concepto de norma
jurídica no es un concepto unívoco y claramente especificado. La expresión
''norma jurídica'' se refiere a todo el conjunto de materiales que constituyen el
objeto de estudio y consideración de la ciencia jurídica y que quedan
sistematizados dentro de la proposición o regla de derecho.
Para Alf Ross una norma es una directiva que se encuentra en cierta relación de
correspondencia con ciertos hechos sociales. Esta correspondencia no es otra
cosa que cierto grado de efectividad.
Podríamos recorrer las opiniones de los diversos autores y en cada uno de ellos
encontraríamos un concepto diferente de la norma jurídica. En realidad este
concepto está condicionado por el que se tenga del derecDerecho de Kelsen:

La teoría pura del Derecho (en alemán: Reine Rechtslehre) es tanto un proyecto
teórico, como el nombre de una obra del célebre filósofo del
Derecho austríaco Hans Kelsen, quien prestó el soporte más importante para el
desarrollo de dicho proyecto.

NORMAS DE TRATO
DERECHO MORAL
SOCIAL
Fuero externo Fuero interno Fuero social

81
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Derecho positivo Tradición, costumbre Uso común, acuerdos


sociales
Legislador Educación Social
Cohercitiva Opcional Opcional

QUÉ RELACIÓN HAY ENTRE DERECHO, MORAL Y NORMAS DE TRATO


SOCIAL (EN LA CONCEPCIÓN TRADICIONAL).

El problema de la distinción entre normas sociales, Moral y Derecho es una de las


más delicadas cuestiones que se presentan a la Filosofía del Derecho y ha dado
lugar a una de las grandes controversias del pensamiento contemporáneo, sobre
la que hemos de volver más adelante, al hablar del Derecho Natural. La dificultad
consiste en que no se trata de conceptos perfectamente independientes,
separados entre sí por una línea definida. Por nuestra parte, pensamos que el
Derecho integra el orden moral, lo que no significa, sin embargo, que no se pueda
establecer una distinción ente la norma jurídica y la puramente moral.
En un principio tanto la Moral como el Derecho son normas de conducta humana;
pero la Moral valora la conducta en sí misma, plenariamente, en la significación
integral y última que tiene para la vida del sujeto; en cambio, el Derecho valora la
conducta desde un punto de vista relativo, en cuanto al alcance que tenga para los
demás. El campo de imperio de la Moral es el de la conciencia, es decir, el de la
intimidad del sujeto; el área sobre la cual pretende actuar el Derecho es el de la
convivencia social.
Tanto la Moral como el Derecho se encaminan hacia la creación de un orden. Pero
el de la Moral es el que debe producirse dentro de la conciencia; es el orden
interior de nuestra vida auténtica. En cambio, el orden que procura crear el
Derecho es el social, el de las relaciones objetivas entre las gentes.
"La Moral valora las acciones del individuo en vista a su fin supremo y último"; en
cambio, "el Derecho no se propone llevar a los hombres al cumplimiento de su
supremo destino, no se propone hacerlos radicalmente buenos, sino tan sólo
armonizar el tejido de sus relaciones externas, en vista de la coexistencia y
cooperación".

82
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

No ha de creerse, sin embargo, que la Moral se ocupa únicamente del individuo,


de la intimidad de su conciencia y, a la inversa, que el Derecho desdeña todo lo
que no sea el campo de las relaciones sociales. La Moral no opone el individuo a
la sociedad; por el contrario, reputa al hombre como un ser eminentemente
sociable y lo valora como tal; en buena medida, los actos humanos se juzgan
moralmente según su alcance exterior, su valor social: el camino del infierno está
empedrado de buenas intenciones.
Pero es indiscutible que la Moral se dirige más hacia lo íntimo de la conducta
humana, en tanto que el Derecho mira preponderantemente hacia el aspecto
externo de esa conducta y las normas sociales tienden a darse en la costumbre y
su finalidad es la vida en comun. Aludiendo a la interioridad de la Moral, dice
RADBRUCH: "El proceso moral se desarrolla, no entre los hombres, sino en el
seno del hombre individual, en una silenciosa polémica entre los apetitos y la
conciencia…”

La diferencia con las normas morales.- Muchas veces estas reglas tienden a
confundirse con las morales:
CICERÓN decía que la diferencia entre honestidad y decoro es más fácil de
entender que de explicar. Sin embargo, no es difícil precisar la distinción entre
unas y otras.

Vinculación entre moral y derecho

En las páginas precedentes hemos procurado establecer con claridad la distinción


entre las normas puramente morales y las jurídicas. Al propio tiempo, dejamos
expresada nuestra opinión de que el Derecho integra el orden moral. No es ésta,
sin embargo, una idea aceptada pacíficamente en la doctrina. Precisamente en
torno a esta cuestión se ha trabado una de las más trascendentales polémicas del
pensamiento contemporáneo.
Hemos de analizar, seguidamente, las dos posiciones encontradas, sostenida la
una por el positivismo y la otra por la escuela del derecho natural.

83
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

El positivismo jurídico ha sido llevado a su plenitud y ha alcanzado un renovado


vigor a partir de las enseñanzas de Hans Kelsen. Según el maestro vienés, por
Derecho sólo debe entenderse el derecho positivo, es decir el conjunto de normas
dictadas por el soberano. La moral, la política, son conceptos metajurídicos, no
forman parte de la norma jurídica. Ello no significa negar su influencia en el
Derecho; por el contrario, el legislador suele generalmente inspirarse, al dictar la
ley, en ideas de orden moral o político. Pero el Derecho es tal por el solo hecho de
haber sido sancionado por el legislador y estar respaldado por la fuerza pública;
no importa que se adecue o no a la moral vigente en esa sociedad; mejor si ello
ocurre; pero si no es así, lo mismo es Derecho.
Es necesario reconocer que la teoría pura del Derecho ha sido expuesta con un
rigor lógico imponente, lo que explica su vasta repercusión en el pensamiento
jurídico moderno.

¿QUÉ INSUFICIENCIA SE DA EN CONCEPCIÓN TRADICIONAL?

No es de extrañar que al concretar las instituciones humanas en la legislación


positiva, se susciten divergencias sobre si tal o cual norma es conforme a la ley
natural. Pero estas dificultades (inevitables si se piensa que quienes deben
formular el derecho natural en reglas objetivas son hombres y que, como tales,
están expuestos permanentemente al error).
Finalmente, cabe destacar un aspecto de gran importancia en este problema: la
actuación de los jueces como vehículo de influencia de la Moral en el Derecho. Si
la tesis de la teoría pura del Derecho fuera exacta, si la norma jurídica no fuera
más que un simple juicio hipotético: dado A debe ser B, los jueces se convertirían
en autómatas; su tarea se limitaría a un simple análisis lógico de las normas que
corresponde aplicar; les sería totalmente vedado entrar en valoraciones sociales,
políticas o morales.
Por un camino bien singular, la teoría pura del derecho ha llegado a coincidir con
los viejos exégetas, para quienes la interpretación de la ley era una cuestión de
pura lógica: las consideraciones morales o políticas quedaban exclusivamente
reservadas al legislador.

84
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Felizmente, dicha teoría está ya superada; el papel de los jueces es bien distinto.
"El juez –dice Ripert–, al escuchar las diversas voces que van a dictarle la
sentencia, es sensible, ante todo, a la consideración de la ley moral. Tiene la
convicción de que debe hacer reinar la justicia; es menos sensible a la utilidad
común que a la equidad. Y aun frecuentemente, cuando el legislador haya
olvidado o desconocido que la aplicación de la regla puede en ciertos casos
conducir a la violación de la Moral, el juez impondrá el respeto de la ley moral
contra la regla del Derecho. Colocado en medio de intereses opuestos y de
pasiones rivales, se convierte en árbitro y debe tener en cuenta el valor de los
litigantes. Ese juez escogido entre los mejores de la Nación, acostumbrado a
respetar las reglas de la moral tradicional, aun cuando no las apruebe, ligado
además por la disciplina del cuerpo y la jerarquía de las jurisdicciones, pronuncia
sobre las acciones de los hombres el fallo que le dicta la regla moral. Esta regla,
así consagrada por el juez, se convierte en regla de Derecho".

RELACIONES ENTRE PODER Y DERECHO.

COMENTE LA RELACIÓN ENTRE EL PODER Y LA NORMA.

Una de las funciones principales del derecho debe consistir en la moralización del
poder.
El Estado de Derecho es la gran creación moderna, el problema está en conseguir
que el Estado de derecho sea real en la práctica. Ni siquiera en Inglaterra donde
Mostesquieu vio la separación de poderes, se da una autentica separación.
El actual sistema democrático de partidos, se ha convertido en un poderoso medio
de organización. La relación entre el gobierno y el partido que le apoya se ha
convertido en una mera cuestión interna del partido. Se corre el riesgo de que
exista una concentración de poder.
La autentica separación de poderes se tiene que dar entre el partido en el poder y
el partido de la oposición (o entre el poder de hoy y el de mañana).

85
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Lo que debe caracterizar el sistema democrático actual es el reconocimiento de la


existencia de la oposición y esta cuestión se plantea como un deber de ética
política.

¿CUÁNDO SE DA LA LEGITIMIDAD?

Cuando se la legitimidad social más que jurídica. En el sentido de que el derecho


se opone a la libertad.
El poder debe estar respaldado por una legitimidad social más que en una
legitimidad jurídica, de lo contrario el poder carecería de autoridad; por tanto la
autoridad descansa sobre la legitimidad social y además se convertirá en fuerza
irracional.
La legitimidad es la que marca la diferencia entre lo que es autoridad y poder.
Pero hablamos de legitimidad social que tiene un sentido más profundo que la
legitimidad jurídica.
La autoridad es legítima cuando se da un consenso en la sociedad sobre quien
tiene el derecho para ejercitar el mando. La legitimidad es la posesión de títulos
claros para mandar.
En la época actual la democracia es la única forma legítima de ejercer el poder y si
el poder se extralimita en sus funciones se convierte en poder ilegítimo.
La confusión entre poder y autoridad es el más grave peligro para la democracia y
debe existir una convicción democrática que se renueva cada día de forma
espontanea y libre, de tal manera que el ejercicio rutinario del poder puede
convertirse en prepotencia, en una tergiversación del poder.

CÓMO SE DA LA RELACIÓN ENTRE EL PODER Y EL DERECHO.

“NO HAY SOCIEDAD SIN NORMAS,


NI NORMAS SIN PODER”

Para Peces Barba la relación entre derecho y poder se plantea como sigue:
El ordenamiento jurídico está apoyado en el poder.

86
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

El contenido de las normas que regulan las relaciones entre los hombres debe
fundamentarse en los derechos fundamentales; pero a la vez ese contenido se
circunscribe a una realidad social, forma parte de la cultura.
Según Manuel García Pelayo:”el estado es la unidad de una multitud de hombre
bajo leyes jurídicas. No es pues el poder sino el derecho lo que constituye el
Estado, ni la ley instrumento del poder, sino el poder agente de la ley”.

EXPLIQUE LA RELACIÓN ENTRE ESTADO Y DERECHO.

El Estado tiene poder porque nos dice como debemos comportarnos y si no lo


hacemos nos impone una sanción, basado en cuerpo de leyes positivo. Ahora
viene lo del derecho. ¿Cómo sabemos lo que es Estado quiere que hagamos? a
traves de las normas jurídicas. Y al conjunto de normas jrídicas que regulan la vida
humana en sociedad lo llamamos derecho. Resumiendo tiene poder aquel que
puede determinar nuestra conducta y en el caso del estado determina nuestra
conducta por medio del derecho. Quien ejerce el poder del estado aquel que tiene
autoridad o es autoridad. En este último supuesto, es autoridad aquel órgano o
persona que tiene competencia para ejercer el poder del estado. Y la sociedad es
el conjunto de individuos que conviven y se interrelacionan en un lugar
determinado y su conducta esta regulada por el derecho.

El gobernante se expresa atraves de sus instituciones jurídicas, para con el


gobernado, teniendo como marco jurídico un conjunto de normas.

Elementos
1. Las relaciones de coordinación
2. las relaciones de supraordinacion
3. relaciones supra a subordinación
“1. Relación jurídica de supra a subordinación entre el gobernado (sujeto activo) y
el Estado y sus autoridades (sujetos pasivos).
“2. Derecho público subjetivo que emana de dicha relación a favor del gobernado
(objeto).

87
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

DEFINA LAS DIFERENTES FORMAS DE GOBIERNO.

No ha habido históricamente acuerdo en la determinación de las diferentes formas


de gobierno o de estado, desde la antigüedad clásica hasta la Edad
Contemporánea:
Platón
la forma perfecta, aristocracia o gobierno de los filósofos;
las formas degeneradas: timocracia (El término deriva de las
palabras griegas τιμη, timé, "honor"; y κρατια, krátia, "gobierno") u oligarquía de los
ricos (timé: honor; oligos: unos pocos), democracia de las masas (demos: el
pueblo) y tiranía de un usurpador.
Aristóteles, que mezcla un criterio numérico (atendiendo al número de personas
que ejercen el poder) y un criterio cualitativo (atendiendo al bien público)
formas puras o perfectas: monarquía, aristocracia y democracia;
El término monarquía proviene del griego μονος (mónos): ‘uno’,
y αρχειν (arjéin): ‘gobierno’, traducible por gobierno de uno solo. A ese único
gobernante se le denomina monarca o rey (del latín rex) .
Aristocracia (del griego aristos, el mejor y krátos, poder) es un término que casi
siempre se asocia a la opulencia gobernante; pero significa en estricto rigor
el gobierno de los mejores y define una forma de gobierno en la que el poder
soberano radica en un número reducido de personas a los que se les atribuye ser
los más calificados tanto para gobernar como para elegir a los gobernantes, se le
conoce como Oligarquía. La aristocracia se confunde comunmente con
la plutocracia.
El término democracia proviene del antiguo griego (δημοκρατία) y fue acuñado
en Atenas en el siglo V a. C. a partir de los vocablos δημος («demos», que puede
traducirse como «pueblo») y Κράτος(krátos, que puede traducirse
como «poder» o «gobierno»). Sin embargo la significación etimológica del término
es mucho más compleja. El término «demos» parece haber sido un neologismo
derivado de la fusión de las palabras demiurgos (demiurgi) y geomoros (geomori).

88
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

formas impuras o corruptas: respectivamente degeneradas de las


perfectas: tiranía, oligarquía y demagogia.
La tiranía (del griego τυραννία), en el sentido que se dio al término en la Grecia
antigua, era el régimen de poder absoluto, de ordinario unipersonal, que con
frecuencia instauraba el tirano, aquel o aquellos que habían derrocado el gobierno
de una ciudad-estado, normalmente gracias al apoyo popular, pero también
mediante un golpe de estado militar o una intervención extranjera. Así, el tirano
ocupaba el poder no por derecho, sino por la fuerza.
Oligarquía: Gobierno de pocos. Régimen político y social en que el poder es
ejercido por una minoría que controla los bienes de producción.
Demagogia (del griego δῆμος -dēmos-, pueblo y ἄγειν -agein-, dirigir) es una
idea política que consiste en apelar a emociones (sentimientos, amores, odios,
miedos, deseos) para ganar el apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de
la retórica y la propaganda. Aristóteles la define como "el predominio de los pobres
con exclusión de los ricos".
Polibio define la forma de gobierno mixto o gobierno constitucional que combina
las tres formas puras aristotélicas en un sistema de equilibrio de poderes, y que
estarían representadas en las instituciones romanas: consulado, el senado y
los comicios. La ruptura del equilibrio hace caer en la sedición o la tiranía.
Maquiavelo, en El Príncipe (1513), sólo reconoce dos formas: todos los Estados o
son Repúblicas o son Principados; pero también utilizó la historia de la Roma
antigua para recomendar un gobierno mixto de las tres formas políticas clásicas en
su Discurso sobre la Primera Década de Tito Livio.
Montesquieu (Del Espíritu de las Leyes, 1748) modifica la clasificación aristotélica
con la distinción entre monarquía, despotismo y república; y dentro de ésta
entre democracia y aristocracia.

El gobierno republicano es aquel en que el pueblo, en cuerpo o solo parte de él,


ejerce la potestad soberana[...]
el monárquico es aquel en que gobierna uno solo, pero con arreglo a leyes fijas y
establecidas[...]

89
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

el despótico es aquel en que uno solo, sin ley ni regla, lo dirige todo a voluntad y
capricho`[...]
la república en donde[...] el poder soberano está en manos de parte del pueblo[...]
tiene una aristocracia[...]
En los Estados populares, es decir, en las repúblicas democráticas, se necesita el
resorte de la virtud. La moderación es el alma de los gobiernos aristocráticos; mas
entiéndase que me refiero a la que está fundada en la virtud, no a la que nace de
la cobardía o pereza del alma[...] En cambio en las monarquías la política produce
las mayores cosas con la menor virtud posible.
Rousseau distingue democracia, aristocracia y monarquía, como Aristóteles, pero
sentencia que se confunden en su ejercicio.
Kant distingue más bien entre formas de soberanía, ya en el contexto histórico de
la Revolución francesa.
El pensamiento político marxista se centra en el componente de la clase social del
Estado como superestructura jurídico política que justifica y asegura la posición de
las clases dominantes y las relaciones sociales de cada modo de
producción (esclavista, feudal, capitalista). En la época contemporánea habría
formas de estado democrático-burgués y distintas formas de estado autoritario o
dictatorial, como las dictaduras fascistas. Como forma de transición hacia una
teórica sociedad comunista (sin clases) se postula la existencia de la dictadura del
proletariado.
Hannah Arendt introdujo la oposición entre totalitarismo y pluralismo.
Juan José Linz distinguió, dentro de las formas de gobierno dictatoriales o no
democráticas, entre autoritarismo y totalitarismo.

PERSONA Y ESTADO.

¿CÓMO DEBE SER LA RELACIÓN ENTRE LA PERSONA Y EL ESTADO?

Armonica, en pro del bien común.

90
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

DEFINA LOS 29 PRIMEROS ARTÍCULOS DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA


MEXICANA EN UN ESPACIO NO SUPERIOR A UN RENGLÓN POR CADA
ARTÍCULO.

TITULO PRIMERO

CAPITULO I DE LAS GARANTIAS INDIVIDUALES

ARTÍCULO 1. EN LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS TODO INDIVIDUO GOZARA DE LAS


GARANTIAS QUE OTORGA ESTA CONSTITUCION. ESTA PROHIBIDA LA ESCLAVITUD EN
LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS Y QUEDA PROHIBIDA TODA DISCRIMINACION.
ARTÍCULO 2. LA NACION MEXICANA ES UNICA E INDIVISIBLE. LA NACION TIENE UNA
COMPOSICION PLURICULTURAL SUSTENTADA ORIGINALMENTE EN SUS PUEBLOS
INDIGENAS.
ARTÍCULO 3. TODO INDIVIDUO TIENE DERECHO A RECIBIR EDUCACION. LA EDUCACION
PREESCOLAR, PRIMARIA Y LA SECUNDARIA CONFORMAN LA EDUCACION BASICA
OBLIGATORIA.
ARTICULO 4. EL VARON Y LA MUJER SON IGUALES ANTE LA LEY. ESTA PROTEGERA LA
ORGANIZACION Y EL DESARROLLO DE LA FAMILIA, EL MENOR.
ARTICULO 5. A NINGUNA PERSONA PODRA IMPEDIRSE QUE SE DEDIQUE A LA
PROFESION, INDUSTRIA, COMERCIO O TRABAJO QUE LE ACOMODE, SIENDO LICITOS.
ARTICULO 6. LA MANIFESTACION DE LAS IDEAS NO SERA OBJETO DE NINGUNA
INQUISICION JUDICIAL O ADMINISTRATIVA, SINO EN EL CASO DE QUE ATAQUE A LA
MORAL, LOS DERECHOS DE TERCERO, PROVOQUE ALGUN DELITO, O PERTURBE EL
ORDEN PUBLICO, derecho a la información.
Artículo 7. ES INVIOLABLE LA LIBERTAD DE ESCRIBIR Y PUBLICAR ESCRITOS SOBRE
CUALQUIERA MATERIA. NINGUNA LEY NI AUTORIDAD PUEDE ESTABLECER LA PREVIA
CENSURA, NI EXIGIR FIANZA A LOS AUTORES O IMPRESORES,
ARTICULO 8. LOS FUNCIONARIOS Y EMPLEADOS PUBLICOS RESPETARAN EL EJERCICIO
DEL DERECHO DE PETICION, SIEMPRE QUE ESTA SE FORMULE POR ESCRITO, DE
MANERA PACIFICA Y RESPETUOSA
ARTICULO 9. NO SE PODRA COARTAR EL DERECHO DE ASOCIARSE O REUNIRSE
PACIFICAMENTE CON CUALQUIER OBJETO LICITO.
ARTICULO 10. LOS HABITANTES DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS TIENEN
DERECHO A POSEER ARMAS EN SU DOMICILIO, PARA SU SEGURIDAD Y LEGITIMA
DEFENSA, CON EXCEPCION DE LAS PROHIBIDAS POR LA LEY

91
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

ARTICULO 11. TODO HOMBRE TIENE DERECHO PARA ENTRAR EN LA REPUBLICA, SALIR
DE ELLA, VIAJAR POR SU TERRITORIO Y MUDAR DE RESIDENCIA, SIN NECESIDAD DE
CARTA DE SEGURIDAD O PASAPORTE.
ARTICULO 12. EN LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS NO SE CONCEDERAN TITULOS DE
NOBLEZA, NI PRERROGATIVAS Y HONORES HEREDITARIOS, NI SE DARA EFECTO
ALGUNO A LOS OTORGADOS POR CUALQUIER OTRO PAIS.
ARTICULO 13. NADIE PUEDE SER JUZGADO POR LEYES PRIVATIVAS NI POR TRIBUNALES
ESPECIALES. Prohibición de fueros.
ARTICULO 14. A NINGUNA LEY SE DARA EFECTO RETROACTIVO EN PERJUICIO DE
PERSONA ALGUNA. NADIE PODRA SER PRIVADO DE LA LIBERTAD O DE SUS
PROPIEDADES, POSESIONES O DERECHOS, SINO MEDIANTE JUICIO SEGUIDO ANTE LOS
TRIBUNALES PREVIAMENTE ESTABLECIDOS, EN EL QUE SE CUMPLAN LAS
FORMALIDADES ESENCIALES DEL PROCEDIMIENTO Y CONFORME A LAS LEYES
EXPEDIDAS CON ANTERIORIDAD AL HECHO, garantía de audiencia, la de legalidad en materia penal, la de legalidad en
el campo civil.

ARTICULO 15. NO SE AUTORIZA LA CELEBRACION DE TRATADOS PARA LA EXTRADICION


DE REOS POLITICOS.
ARTICULO 16. NADIE PUEDE SER MOLESTADO EN SU PERSONA, FAMILIA, DOMICILIO,
PAPELES O POSESIONES, SINO EN VIRTUD DE MANDAMIENTO ESCRITO DE LA
AUTORIDAD COMPETENTE, QUE FUNDE Y MOTIVE LA CAUSA LEGAL DEL
PROCEDIMIENTO.
ARTICULO 17. NINGUNA PERSONA PODRA HACERSE JUSTICIA POR SI MISMA, NI EJERCER
VIOLENCIA PARA RECLAMAR SU DERECHO.
ARTICULO 18. SOLO POR DELITO QUE MEREZCA PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD HABRA
LUGAR A PRISION PREVENTIVA.
ARTICULO 19. NINGUNA DETENCION ANTE AUTORIDAD JUDICIAL PODRA EXCEDER DEL
PLAZO DE SETENTA Y DOS HORAS, A PARTIR DE QUE EL INDICIADO SEA PUESTO A SU
DISPOSICION, SIN QUE SE JUSTIFIQUE CON UN AUTO DE VINCULACION A PROCESO EN
EL QUE SE EXPRESARA: EL DELITO QUE SE IMPUTE AL ACUSADO; EL LUGAR, TIEMPO Y
CIRCUNSTANCIAS DE EJECUCION, ASI COMO LOS DATOS QUE ESTABLEZCAN QUE SE HA
COMETIDO UN HECHO QUE LA LEY SEÑALE COMO DELITO Y QUE EXISTA LA
PROBABILIDAD DE QUE EL INDICIADO LO COMETIO O PARTICIPO EN SU COMISION.
ARTICULO 20. EL PROCESO PENAL SERA ACUSATORIO Y ORAL. SE REGIRA POR LOS
PRINCIPIOS DE PUBLICIDAD, CONTRADICCION, CONCENTRACION, CONTINUIDAD E
INMEDIACION. I. EL PROCESO PENAL TENDRA POR OBJETO EL ESCLARECIMIENTO DE
LOS HECHOS, PROTEGER AL INOCENTE, PROCURAR QUE EL CULPABLE NO QUEDE
IMPUNE Y QUE LOS DAÑOS CAUSADOS POR EL DELITO SE REPAREN;
Consagra 10 garantías de seguridad de todo procesado:
• Libertad bajo fianza

92
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

• Derecho a no declarar en su contra


• Derecho a conocer el delito del que lo acusan y quien le acusa
• Derecho a tener un careo con los testigos que declaren en su contra.
• El que se reciban los testigos y las pruebas que ofrezcan.
• Ser juzgado en audiencia publica
• Que le faciliten todos los datos que solicite para su defensa
• Ser juzgado antes de 4 meses, si su condena no excede los 2 años de prisión y 6 meses si lo
excede.
• Poder defenderse solo o por un abogado suyo o de oficio.
• No se podrá prolongar la prisión por ninguna cosa de dinero, y tampoco la prisión preventiva por
ninguna cosa.

ARTICULO 21. LA INVESTIGACION DE LOS DELITOS CORRESPONDE AL MINISTERIO


PUBLICO Y A LAS POLICIAS, LAS CUALES ACTUARAN BAJO LA CONDUCCION Y MANDO DE
AQUEL EN EL EJERCICIO DE ESTA FUNCION.
ARTICULO 22. QUEDAN PROHIBIDAS LAS PENAS DE MUERTE, DE MUTILACION, DE
INFAMIA, LA MARCA, LOS AZOTES, LOS PALOS, EL TORMENTO DE CUALQUIER ESPECIE,
LA MULTA EXCESIVA, LA CONFISCACION DE BIENES Y CUALESQUIERA OTRAS PENAS
INUSITADAS Y TRASCENDENTALES. TODA PENA DEBERA SER PROPORCIONAL AL DELITO
QUE SANCIONE Y AL BIEN JURIDICO AFECTADO.
ARTICULO 23. NINGUN JUICIO CRIMINAL DEBERA TENER MAS DE TRES INSTANCIAS.
NADIE PUEDE SER JUZGADO DOS VECES POR EL MISMO DELITO, YA SEA QUE EN EL
JUICIO SE LE ABSUELVA O SE LE CONDENE. QUEDA PROHIBIDA LA PRACTICA DE
ABSOLVER DE LA INSTANCIA.
ARTICULO 24. TODO HOMBRE ES LIBRE PARA PROFESAR LA CREENCIA RELIGIOSA QUE
MAS LE AGRADE Y PARA PRACTICAR LAS CEREMONIAS, DEVOCIONES O ACTOS DEL
CULTO RESPECTIVO, SIEMPRE QUE NO CONSTITUYAN UN DELITO O FALTA PENADOS
POR LA LEY.
ARTICULO 25. CORRESPONDE AL ESTADO LA RECTORIA DEL DESARROLLO NACIONAL
PARA GARANTIZAR QUE ESTE SEA INTEGRAL Y SUSTENTABLE, QUE FORTALEZCA LA
SOBERANIA DE LA NACION Y SU REGIMEN DEMOCRATICO, MEDIANTE EL FOMENTO DEL
CRECIMIENTO ECONOMICO Y EL EMPLEO Y UNA MAS JUSTA DISTRIBUCION DEL
INGRESO Y LA RIQUEZA, PERMITA EL PLENO EJERCICIO DE LA LIBERTAD Y LA DIGNIDAD
DE LOS INDIVIDUOS, GRUPOS Y CLASES SOCIALES, CUYA SEGURIDAD PROTEGE ESTA
CONSTITUCION, prohibición de monopolios.
ARTICULO 26. A. EL ESTADO ORGANIZARA UN SISTEMA DE PLANEACION DEMOCRATICA
DEL DESARROLLO NACIONAL QUE IMPRIMA SOLIDEZ, DINAMISMO, PERMANENCIA Y
EQUIDAD AL CRECIMIENTO DE LA ECONOMIA PARA LA INDEPENDENCIA Y LA
DEMOCRATIZACION POLITICA, SOCIAL Y CULTURAL DE LA NACION.

93
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

ARTICULO 27. LA PROPIEDAD DE LAS TIERRAS Y AGUAS COMPRENDIDAS DENTRO DE


LOS LIMITES DEL TERRITORIO NACIONAL, CORRESPONDE ORIGINARIAMENTE A LA
NACION, LA CUAL HA TENIDO Y TIENE EL DERECHO DE TRANSMITIR EL DOMINIO DE
ELLAS A LOS PARTICULARES, CONSTITUYENDO LA PROPIEDAD PRIVADA.
ARTICULO 28. EN LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS QUEDAN PROHIBIDOS LOS
MONOPOLIOS, LAS PRACTICAS MONOPOLICAS, LOS ESTANCOS Y LAS EXENCIONES DE
IMPUESTOS EN LOS TERMINOS Y CONDICIONES QUE FIJAN LAS LEYES. EL MISMO
TRATAMIENTO SE DARA A LAS PROHIBICIONES A TITULO DE PROTECCION A LA
INDUSTRIA.
ARTICULO 29. EN LOS CASOS DE INVASION, PERTURBACION GRAVE DE LA PAZ PUBLICA,
SOLAMENTE EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, DE ACUERDO CON
LOS TITULARES DE LAS SECRETARIAS, PODRA SUSPENDER EN TODO EL PAIS O EN
LUGAR DETERMINADO LAS GARANTIAS QUE FUESEN OBSTACULO PARA HACER FRENTE,
A LA SITUACION; PERO DEBERA HACERLO POR UN TIEMPO LIMITADO.

DIFERENCIA ENTRE DERECHOS NATURALES, DERECHOS HUMANOS,


DERECHOS FUNDAMENTALES Y GARANTÍAS INDIVIDUALES.

Definición
D El iusnaturalismo o derecho natural es un enfoque
E filosófico del derecho que postula la existencia de un
R cuerpo de Derechos del Hombre universales, anteriores
E y superiores (o independientes) al ordenamiento jurídico
C positivo, fundados en la naturaleza humana.
H
O Derechos Naturales
S Tradicionalmente, se distingue entre los derechos
innatos y los derechos adquiridos:
Derechos Innatos: Son aquellos derechos que se fundan
N inmediatamente en la naturaleza humana, siendo los
A mismos e iguales para todos los hombre, desde su
T nacimiento hasta su muerte. Entre ellos, podemos
U distinguir:

94
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Derecho de Personalidad: Otorga a todo hombre la


personalidad jurídica (o titularidad de derechos), al
reconocer que todo hombre es un ser dotado de intelecto
y voluntad, a diferencia de los animales o las cosas.
Derecho de Independencia: Otorga a todo hombre el
derecho de usufructo sobre los bienes en su naturaleza
(y no el dominio, pues permitiría esclavizarse), al
reconocer que todo hombre tiene un fin en sí mismo (y
no en otras personas). De esta derecho se deriva la
libertad de movimiento, de trabajo, de expresión, etc.
Derecho de Apropiación: Otorga a todo hombre el
derecho a apropiarse de los bienes externos a él, al
reconocer que tiene apetitos que satisfacer.
R
Derecho a la Vida: Otorga a todo hombre el derecho a
A
defender su existencia frente a otros.
L
E
Derechos Adquiridos: Son aquellos derechos que se
S
fundan mediatamente en la naturaleza humana e
inmediatamente en un hecho(por el cual se adquieren),
no siendo los mismos para todos los hombre. Entre ellos,
podemos distinguir:
Derechos Reales: Otorgan un derecho (de dominio, uso,
usufructo, etc.) sobre toda cosa material que una
persona haya excluído para sí a causa de un hecho(la
ocupación de un bien no apropiado por otro o la
transferencia de un título de dominio)
Derechos Personales: Otorgan un derecho sobre toda
acción debida por otra persona a causa de una
convención o contrato.

D Los derechos humanos son aquellas libertades,


E facultades, instituciones o reivindicaciones relativas a

95
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

bienes primarios o básicos1 que incluyen a toda persona,


por el simple hecho de su condición humana, para la
garantía de una vida digna. Son independientes de
factores particulares como el estatus, sexo, orientación
sexual, etnia o nacionalidad; y son independientes o no
dependen exclusivamente del ordenamiento
R
jurídico vigente. Desde un punto de vista más relacional,
E
los derechos humanos se han definido como las
C
condiciones que permiten crear una relación integrada
H
entre la persona y la sociedad, que permita a los
O
individuos ser personas, identificándose consigo mismos
S
y con los otros.
Habitualmente, se definen como inherentes a la persona,
H
irrevocables, inalienables, intransmisibles e
U
irrenunciables. Por definición, el concepto de derechos
M
humanos es universal (para todos los seres humanos)
A
e igualitario, así como incompatible con los sistemas
N
basados en la superioridad de una casta, raza, pueblo,
O
grupo o clase social determinados. Según la
S
concepción iusnaturalista tradicional, son además
atemporales e independientes de los contextos sociales
e históricos.
Los derechos humanos, herederos de la noción de
derechos naturales

D Derechos Fundamentales
E Los derechos fundamentales son aquellos inherentes al
R ser humano, pertenecen a toda persona en razón a su
E dignidad humana.
C Concepto objetivo. Esencia de la estructura jurídico
H política de la constitución, el estado social de derecho
O puede violar y usurpar todo lo que quieran sin la

96
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

S intervención del pueblo.


Concepto subjetivo, ámbito limitado del individuo
F imprescindible para el desarrollo y la libertad de las
U personas, es núcleo básico e irrenunciable del estatuto
N jurídico del individuo.
D Límites Internos, el contenido del derecho no debe de
A ser transgredido por otras personas o poderes, ya que se
M estaría atentando a la dignidad de la persona.
E Límites Externos, impuesto por el orden jurídico de
N manera expresa, limita las manifestaciones ideológicas,
T protegiendo de esta manera los derechos de otras
A personas.
L Inherentes: Nadie nos lo puede quitar por que son
E inherentes a nosotros.
S
G La palabra garantía proviene de garante; entre sus
A acepciones destacan "efecto de afianzar lo estipulado" y
R "cosa que asegura o protege contra algún riesgo o
A necesidad". Las nociones de afianzamiento,
N aseguramiento y protección son indisociables del
T concepto de garantías individuales. Puede decirse que
Í las garantías individuales son "derechos públicos
A subjetivos consignados a favor de todo habitante de la
S República que dan a sus titulares la potestad de exigirlos
jurídicamente a través de la verdadera garantía de los
I derechos públicos fundamentales del hombre que la
N Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
D consigna, esto es, la acción constitucional de amparo".
I
V
I
D

97
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

U
A
L
E
S

COMENTE SOBRE LOS CONDICIONAMIENTOS SOCIOECONÓMICOS DE LA


EFICACIA DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Los derechos humanos son estudiados en el contexto social, económico y político,


a fin de que sea entendido por la sociedad en su búsqueda del bien común, y
vemos que las situaciones socioeconómicas los obstaculican.

La gran conclusión hasta el momento, es que no es posible hacer valer los


derechos en este contexto. El modelo de desarrollo adoptado por gran parte del
mundo no está en condiciones de mantener los vigentes los derechos humanos de
todas y todos. Esto significa un gran fracaso, ya que dentro del discurso que este
modelo de desarrollo ha sostenido en el tiempo, es que a través del libre mercado,
se podrían cumplir todas las necesidades y expectativas de todas las personas.

Esto por que los factores reales de poder, están preocupados por el mercado
mundial, mas que por los derechos humanos.

PROBLEMAS Y TEORÍA ACERCA DEL DERECHO NATURAL Y DEL


DERECHO POSITIVO.

HABLE DE LOS PROBLEMAS DEL DERECHO NATURAL Y EL DERECHO


POSITIVO.

Iusnaturalismo

98
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Son tesis iusnaturalistas las que afirman la existencia del Derecho natural. Aunque
en cada época se ha entendido este concepto de manera diferente, todas estas
doctrinas coinciden en afirmar la existencia de una juricidad previa y
fundamentadora del Derecho positivo: la positivación, por lo tanto, se limitaría a
declarar derechos ya existentes. En las declaraciones de derechos del siglo
XVIII se refleja esta concepción, y el artículo 1 de la Declaración Universal de
Derechos Humanos afirma que "todos los seres humanos nacen libres e iguales
en dignidad y derechos", lo que es considerado por juristas como Hans Kelsen una
clara manifestación de la doctrina del iusnaturalismo.
Algunas teorías iusnaturalistas afirman que los derechos humanos se basan en
aspectos biológicos, tales como la conveniencia para la supervivencia de la
especie, en el contexto de la selección natural, de una conducta basada en
la empatía y el altruismo. Otras los sustentan en el orden moral natural tal y como
se deriva de determinados preceptos religiosos. Consideran que la conducta moral
es un conjunto de prescripciones objetivamente válidas y apelan a textos como
la Biblia o el Corán. Frente a éstas, desde el siglo XVII, con Hugo Grocio, ha
cobrado fuerza el iusnaturalismo racionalista, de la mano de autores que se
desvinculan progresivamente de la idea de Dios, si bien existen en la actualidad
diversas fundamentaciones iusnaturalistas de carácter o inspiración religiosa.
Entre ellas se encuentra la Doctrina Social de la Iglesia, que retoma las ideas de
los Padres de la Iglesia y Tomás de Aquino. Llegar a lo realmente humano es una
de las críticas principales de las ponencias de Juan Pablo II en su enciclica
"Humanae vitae". La vida es un sentir desde una divinidad al bien común expreso
en la realidad cristiana, desde la moralidad del bienestar.
Según la Doctrina Social de la Iglesia, el fundamento sólido o inmediato de los
derechos se encuentra en la ley natural, la norma -de derecho natural- que es
fuente equilibrada de derechos y deberes de cada uno; a su vez, su fundamento
último es Dios mismo: el orden con que Dios gobierna el universo recibe el nombre
de ley eterna, del que la ley natural es una participación o derivación. Los
derechos humanos son objetivos en tanto que no dependen de la subjetividad de
quien es su titular o está obligado por ellos. Por tanto, no quedan sujetos a los
estados de ánimo, las opiniones o la voluntad de nadie; tampoco el consenso, ni

99
Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

siquiera de la mayoría. Para la Iglesia Católica, además, otra característica de los


derechos humanos es su sociabilidad: siendo el hombre naturalmente social,
existen derechos naturales de la persona en cuanto individuo, pero también en
tanto miembro de diversos grupos sociales naturales; es decir, derechos naturales
de la familia, de las asociaciones o de las naciones. Por la misma razón, los
derechos se ordenan al bien común y están constitutivamente limitados.
Concretando más en cuanto su precisión y limitación, los derechos humanos
remiten a lo justo concreto, por lo que no significan el reconocimiento de una
libertad para realizar cualquier cosa, en cualquier momento o de cualquier manera.
Uno de los teóricos de derechos humanos más relevantes e influyentes fue John
Locke, que elevó la defensa de los derechos naturales a la categoría de principio
fundamental de legitimación del gobierno y fin básico de la sociedad civil. Locke
basó sus ideas en el concepto de propiedad, que utilizó en un sentido amplio y en
un sentido restringido. En sentido amplio, se refiere a un amplio conjunto de
intereses y aspiraciones humanas; más restricitivamente, alude a los bienes
materiales. Locke afirmó que la propiedad es un derecho natural y que se deriva
del trabajo. Además, dijo que la propiedad precede al Estado y que éste no puede
disponer de la propiedad de los sujetos arbitrariamente. De acuerdo con Locke,
negar el derecho de propiedad es negar los derechos humanos. El filósofo
británico tuvo una gran influencia en el Reino Unido y fue decisivo en la filosofía en
que se basó la fundación de Estados Unidos.
Algunos filósofos han considerado que los derechos humanos se derivan de un
derecho o valor fundamental determinado. Para muchos autores, entre los que se
encuentra Samuel Pufendorf, el sistema de derechos naturales del hombre se
deriva de su dignidad; otros, como Hegel o Kant, afirmaron que la libertad es
fundamento de los derechos humanos y, al mismo tiempo, el principal de éstos.
Kant representó la culminación de un proceso encaminado a depurar las teorías
iusnaturalistas de elementos históricos o empíricos, al fundamentar su teoría del
Derecho natural en principios a priori, entendidas como exigencias de la razón
práctica.
En la segunda mitad del siglo XX, y tras su decadencia en favor de las ideas
iuspositivistas, el Derecho natural resurgió con fuerza con multitud de teorías muy

10
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

diversas. De ellas, algunas mantienen una fundamentación objetivista de los


derechos humanos, en tanto que afirman la existencia de un orden de valores o
principios con validez objetiva y universal, independiente de los individuos. Otras,
las subjetivistas, sitúan a la autonomía humana como fuente de todos los valores;
basan los derechos humanos en la autoconsciencia racional de la dignidad,
libertad e igualdad humanas. Finalmente, las llamadas tesis intersubjetivistas, que
surgen de un intento de síntesis entre las dos tendencias anteriores, consideran
los derechos humanos como valores radicados en necesidades comunes y por lo
tanto intrínsecamente comunicables.

Iuspositivismo
Las tesis positivistas se oponen frontalmente a las iusnaturalistas, ya que
consideran que el único conjunto de normas que tiene carácter jurídico es el
Derecho positivo. Afirman, por tanto, que la positivización tiene carácter
constitutivo, al negar la juridicidad del Derecho natural o incluso su
existencia. John Austin consideró que los derechos humanos forman parte de las
normas sociales que influyen en el Derecho, pero no son Derecho: para muchos
positivistas, los derechos humanos son ideas morales, pero sin valor jurídico por sí
mismas. Para que tengan dicho valor, deben incorporarse al ordenamiento
jurídico: las leyes son la formulación jurídica de la voluntad soberana del pueblo y
obligan a su cumplimiento. No es necesario ni procedente acudir a otro sustento
que el legal.
La creciente aceptación del iuspositivismo a lo largo del siglo XIX produjo un
arrinconamiento del Derecho natural y motivó la plasmación de los derechos
humanos, como derechos fundamentales, en las Constituciones de los países
occidentales. El proceso se apoyó en la categoría de los derechos públicos
subjetivos, que surgió como alternativa a la de derechos naturales, que los
iuspositivistas consideraban de carácter ideológico. La teoría de los derechos
públicos objetivos reconocía la personalidad jurídica del Estado, que adquiría así
la titularidad de derechos y deberes. Tras el ascenso de regímenes totalitarios en
los años 1920 y 1930 y la Segunda Guerra Mundial se produjo un resurgimiento
del iusnaturalismo que hizo que autores como Hans Kelsen, Alf Ross,Herbert

10
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 1
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Hart y Norberto Bobbio reaccionaran clarificarando los conceptos fundamentales


de las teorías positivistas. Ello provocó una diversificación del iuspositivismo que
produjo tesis a veces incompatibles entre sí.
Algunas de estas tesis recientes dan cabida a la defensa de los derechos
humanos. Una de ellas es la teoría dualista de los derechos, formulada
por Gregorio Peces-Barba y muy similar a la articulada por Eusebio Fernández,
que incorpora algunos elementos propios del iusnaturalismo, en tanto que sólo los
derechos con un fundamento moral son fundamentales; pero al mismo tiempo
considera que la positivación es requisito necesario para que un derecho humano
lo sea. Por lo tanto, concibe los derechos como la encrucijada entre lo jurídico y
lo ético; y como traducción normativa de los valores de dignidad, libertad e
igualdad, al tiempo que legitimadores de los poderes públicos. La teoría
del garantismo jurídico, defendida por Luigi Ferrajoli, afirma que el Estado de
Derecho posee una legitimación formal y otra material. La legitimación formal hace
referencia al imperio de la ley; la material, a la vinculación de todos los poderes del
Estado a la satisfación de los derechos fundamentales, de los cuales, según el
jurista italiano, los derechos humanos son una subclase.
Ambas teorías superan un iuspositivismo puramente formal y, ciñiéndose a los
mecanismos internos del ordenamiento jurídico, aportan criterios materiales para
garantizar la estabilización del orden jurídico y la garantía de los derechos
fundamentales. Maria de Lourdes Souza considera que es importante considerar
su contexto: el garantismo, que se basa en el Estado de Derecho, surge en un
contexto socio-jurídico democrático que, aunque presenta tendencias regresivas,
es más o menos igualitario y justo. De la misma manera, el dualismo jurídico se
inserta dentro de un marco jurídico-político determinado, el del Estado social y
democrático de Derecho.
DERECHO POSITIVO DERECHO NATURAL

En lo que a nosotros respecta Con todo esto podríamos definir al


preferimos sostener que los términos derecho natural como "aquella parte del
DERECHO POSITIVO y DERECHO orden jurídico formado por el conjunto
VIGENTE SON SINÓNIMOS y que no de principios, elaborados por la razón

10
2 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

existe un derecho o unas normas que basada en las tendencias o


siendo vigentes no sean positivos. De inclinaciones innatas a nuestro ser, que
esa manera preferimos vincular la organizan de modo fundamental la
positivad con la obligatoriedad y convivencia humana".
carácter vinculante del derecho y no En otras palabras:
con su cumplimiento efectivo o eficacia. 1- El derecho natural haría parte del
Derecho positivo es pues aquel que ordenamiento jurídico y estaría
puede aplicarse, bien sea por el Juez, constituido por normas o principios.
por la Administración o por los mismos 2- Esas normas o principios serían
ciudadanos. Es decir que en este punto elaboradas por nuestra propia razón,
hay una coincidencia con el concepto teniendo en cuenta las inclinaciones de
de fuentes y queda excluido de este nuestra naturaleza.
concepto aquel del derecho que algún 3- Esas normas o principios tienen
día se aplicó pero que ya no está, como fin organizar la convivencia
prescisamente, vigente y no se aplica humana pero sólo en los fundamental y
hoy, como por ejemplo el derecho no en los detalles o no en lo propio de
romano. cada sociedad humana.
Por último cabe anotar que esas
normas o principios tendrían las
siguientes características"
1- Son universales, o sea para todos
los seres humanos.
2- Son inmutables.
3- Son abstractas.
4- son cognoscibles por medio de la
razón natural, salvo en lo que respecta
a los llamados por Santo Tomás
preceptos secundarios.

LOS FINES DEL DERECHO.

10
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 3
FILOSOFÍA DEL DERECHO

DE SU PROPIA DEFINICIÓN DE JUSTICIA.

La justicia (del latín, Iustitia) es la concepción que cada época y civilización tiene
acerca de la equidad y de la búsqueda del bien común. Es un valor determinado
por la sociedad. Nació de la necesidad de mantener la armonía entre sus
integrantes. Es el conjunto de reglas y normas que establecen un marco adecuado
para las relaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y
permitiendo acciones específicas en la interacción de individuos e instituciones.
Este conjunto de reglas tiene un fundamento cultural y en la mayoría de
sociedades modernas, un fundamento formal:
El fundamento cultural se basa en un consenso amplio en los individuos de una
sociedad sobre lo bueno y lo malo, y otros aspectos prácticos de como deben
organizarse las relaciones entre personas. Se supone que en toda sociedad
humana, la mayoría de sus miembros tienen una concepción de lo justo, y se
considera una virtud social el actuar de acuerdo con esa concepción.
El fundamento formal es el codificado formalmente en varias disposiciones
escritas, que son aplicadas por jueces y personas especialmente designadas, que
tratan de ser imparciales con respecto a los miembros e instituciones de la
sociedad y los conflictos que aparezcan en sus relaciones.

Concepto de justicia

Concepto de justicia en el Derecho romano


El término justicia viene de Iustitia, y el jurista Ulpiano la definió así: Iustitia est
constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi; "La justicia es la
constante perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho".
La palabra iustitia designó, originalmente, la conformidad de un acto con el
derecho positivo, no con un ideal supremo y abstracto de lo justo. A dicho
concepto objetivo corresponde, en los individuos, una especial actividad inspirada
en el deseo de obrar siempre conforme a derecho; desde este punto de vista,
Ulpiano definió la justicia, según el texto transcrito. Se cree que el jurista se inspiró
en la filosofía griega de pitagóricos y esotoicos. Resulta, así que la iustitia es una

10
4 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

voluntad que implica el reconocimiento de lo que se estima justo y bueno (aequum


et bonum).

Conceptos posteriores de justicia

La justicia se ocupa en sí del apropiado ordenamiento de las cosas y personas


dentro de una sociedad. Como concepto ha sido objeto de
reflexión filosófica, legal, y teológica y de debate a través de nuestra historia. Un
número de cuestiones importantes acerca de la justicia han sido ferozmente
debatidas a través de la historia occidental: ¿Qué es justicia? ¿Qué demanda de
los individuos y sociedades? ¿Cuál es la distribución apropiada de riqueza y
recursos en la sociedad?: ¿igualdad, meritocracia, de acuerdo al estatus, o alguna
otra posibilidad? Hay muchas respuestas posibles a estas preguntas de diversas
perspectivas en el espectro político y filosófico.
De acuerdo a muchas teorías de justicia, es de suma importancia: John Rawls, en
particular, clama que "La justicia es la primera virtud de la instituciones sociales,
así como la verdad es a los sistemas del pensamiento.": La justicia puede ser
pensada como distinta de y más fundamenta que la benevolencia, la
caridad, misericordia, generosidad o la compasión. La justicia ha sido
tradicionalmente asociada con conceptos de fe, reencarnación o divina
providencia, es decir, con una vida de acuerdo al plan cósmico. La asociación de
justicia con la equidad ha sido histórica y culturalmente rara y tal vez es una
innovación moderna.
Un estudio en la UCLA en el 2008 ha indicado que las reacciones a la igualdad
están "cableadas" en el cerebro y que, "La igualdad está activando la misma parte
del cerebro que responde a la comida en las ratas... Esto es congruente con la
noción de que el ser tratados de manera igualitaria satisface una necesidad
básica". Una investigación conducida durante el 2003 en Emory University,
Georgia, que involucra a Monos Capuchinos demostró que otros animales
cooperativos también poseen tal sentido y que "la aversión a la inequidad tal vez

10
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 5
FILOSOFÍA DEL DERECHO

no sea únicamente humana." indicando que las ideas sobre igualdad y justicia
puedan ser instintivas en naturaleza y en la sociedad

Teorización sobre la justicia

La Justicia no es el dar o repartir cosas a la humanidad, sino el saber decidir a


quien le pertenece esa cosa por derecho. La Justicia es ética, equidad y
honestidad. Es la voluntad constante de dar a cada uno lo que es suyo. Es aquel
referente de rectitud que gobierna la conducta y nos constriñe a respetar los
derechos de los demás.
La Justicia es para mí aquello cuya protección puede florecer la ciencia, y junto
con la ciencia, la verdad y la sinceridad. Es la Justicia de la libertad, la justicia de
la paz, la justicia de la democracia, la justicia de la tolerancia.
Hans Kelsen
Otro nivel de análisis lo constituye el hecho de entender la justicia como valor y fin
del Derecho (más que como virtud subjetiva) al que podemos conceptuar
juntamente con Norberto Bobbio como "aquel conjunto de valores, bienes o
intereses para cuya protección o incremento los hombres recurren a esa técnica
de convivencia a la que llamamos Derecho". Ahora bien en cuanto al bien jurídico
tutelado por el Derecho, o sea, el conjunto de condiciones protegidas por las
normas jurídicas, se puede considerar desde una perspectiva absoluta
iusnaturalista dentro de la cual todo derecho es justo y si no es justo no es
derecho. Pero desde una óptica iuspositivista el Derecho es condición sine qua
non de la justicia y a la vez, esta es una medida de valoración del derecho, por lo
que podemos decir que un derecho positivo determinado puede ser "justo o
injusto" de acuerdo con un ideal subjetivo de Justicia.
Todas las virtudes están comprendidas en la Justicia. En definitiva, la verdadera
Justicia es el arte de dar a cada uno lo suyo, o bien, hacer a un individuo dar lo
suyo a otro, ello con base en los principios de la ciencia del Derecho, lo cual debe
hacerse sin discriminar ni mostrar preferencia alguna por nadie, toda vez que las
personas deben ser tratadas por igual para, poder estar en condiciones de aplicar
la Justicia a plenitud.

10
6 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Teorías acerca de la Justicia

Entre otras muchas teorías sobre la justicia, destacamos la de los filósofos:


Platón: La Justicia como armonía social. En su libro "La República", Platón
propone para la organización de su ciudad ideal, a través del diálogo de Sócrates,
que los gobernantes de esta ciudad se transformen en los individuos más justos y
sabios, o sea en filósofos, o bien, que los individuos más justos y sabios de la
comunidad, es decir, los filósofos, se transformen en sus gobernantes.
Aristóteles: La Justicia como igualdad proporcional: Dar a cada uno lo que es
suyo, o lo que le corresponde. Dice que lo que le corresponde a cada ciudadano
tiene que estar en proporción con su contribución a la sociedad, sus necesidades
y sus méritos personales.
Santo Tomás de Aquino: La Ley Natural. Dice que los ciudadanos han de tener los
derechos naturales, que son los que Dios les da. Estos derechos son más tarde
llamados Los Derechos Humanos.
Para los utilitaristas las instituciones públicas se componen de una forma justa
cuando consiguen maximizar la utilidad (en el sentido de felicidad) agregada.
Según esta teoría, lo justo es lo que beneficia al mayor número de personas a la
vez.
Ulpiano: Justicia es la constante y perpetua voluntad de darle a cada quien lo que
le corresponde.
La Justicia en la Mitología Universal

Mitología griega:

Astrea, deidad femenina griega (justicia moral), hija de Temis.


Dice, deidad femenina griega, hija de Temis.
Temis, deidad femenina griega (justicia divina), madre de Astrea.

Mitología nórdica:

10
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 7
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Forseti, deidad masculina nórdica.

Mitología romana:

Iustitia, deidad femenina romana.

Conclucion personal:

La justicia histórica es frecuentemente tardía;


tanto, que llega a ser injusta.

Amiel

Desprendido de lo anterior tenemos que la justicia


en sus postrimerías, se representaba con una
mujer en plenitud, que tenia a la vista la
responsabilidad de e determinaba, pero con el
tiempo las necesidades sciales le cubrieron los
ojos, bajo la falasia de que sus ojos tenían que
ser cubiertos, para que no viera a los
contendientes y fuera imparcial.
Pero la verdad es que los ojos son importantes al
monmento de emitir un fallo, ya que esto nos habla de que se tienen conciencia,
que se es responsable, por que la Iustitia, no nada más es responsable de si
misma, sino del bien común, como dijera Chateaubriand “La justicia es el pan del
pueblo: siempre está hambriento de ella”.
Debe tener pleno conocimiento de lo que hace, de quienes se ponen bajo su
tutela, de cuales son las causa, y cuales van ha ser los resultados de la decisión,
como diejra Proudhon “La justicia no es, de ningún modo, obra de la ley”.

10
8 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Por lo que arribo que la justicia esta basada


en el conocimiento, conciencia, respeto y responsabilidad, y atiende a lo mejor de
los integrantes de la comunidad, ya que es más que la suma de sus partes, y
como dijera Cervantes “Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el
peso de la dádiva, sino con el de la misericordia”.

De esta manera, puede decirse que en los últimos cincuenta años, la


reflexión iusfilosóficas, desde las más diversas perspectivas, partiendo de
los más distintos presupuestos y llegando a las más disímbolas
conclusiones, ha coincidido sin embargo en dos aspectos: a) la
recuperación de las nociones materiales de la justicia y del derecho y b) la
búsqueda de una concepción más amplia y comprensiva del derecho y de
la justicia a partir del reconocimiento de su complejidad.
Y, pues bien, el planteamiento que quiero hacer aquí, a manera de
perspectiva y de propuesta, que parte de la perplejidad que supone el
enfrentar la cuestión de la justicia como tema de la filosofía del derecho,
especialmente en nuestro tiempo en que se aprecia tanta diversidad de
opiniones, consiste fundamentalmente en: a) emprender la reflexión
iusfilosófica sobre la justicia, a partir de su relación con el derecho, para
definir y deslindar sus ámbitos, b) recuperar la dimensión material de la
justicia y del derecho, por medio del recurso a la realidad empírica y a los
valores culturales y c) proseguir la búsqueda de una re-composición de la
compleja integralidad de la justicia y del derecho, desde una perspectiva
integracionista, que a su vez recoja las aportaciones de las actuales
teorías de la argumentación.

CONCLUSIONES
Para abordar el tema de la justicia desde la perspectiva de la filosofía del
derecho, conviene, en primer lugar, definir la relación existente entre la
justicia y el derecho, que a su vez nos arroja luz respecto de los ámbitos y
límites de la ética y la filosofía del derecho.

10
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 9
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Es necesario reivindicar una concepción objetiva del derecho, cuyo


realismoimpida que sea 'secuestrada', tanto por un iusnaturalismo
dogmático y ahistórico, que pretende subordinar todo el derecho positivo a
un derecho natural idealizado en busca de una justicia trascendental,
cuanto por un positivismo formalista recalcitrante que pretenda que el
derecho se agote en las formas legales estatalizadas.
Retomando una larga tradición iusfílosófica, que puede remontarse hasta la
idea griega del derecho y en especial a Aristóteles, puede decirse que la
justicia es una virtud ética, que buscando el perfeccionamiento subjetivo
de la persona, le propone arreglar su conducta al derecho. Por su parte,
desde dicha perspectiva, el derecho es entendido como un orden social
objetivo, consistente en un conjunto de medidas de igualdad —estrictas o
proporcionales—, cuya obligatoriedad deriva de la voluntad (contrato o
ley) o de la naturaleza misma de las cosas (situaciones, hechos,
circunstancias).
La ética y la jurisprudencia se distinguen en razón de su objeto; el objeto de
la ética es subjetivo, es la conducta humana, en tanto que enderezada al
perfeccionamiento moral del hombre y a su realización. Por su parte, el
objeto de la jurisprudencia es objetivo, es el derecho, como un orden
obligatorio de la convivencia social. No obstante la anterior distinción, el
derecho no se contrapone a la moral, ni la moral al derecho; por el
contrario, la justicia, como virtud ética, consiste precisamente en la
búsqueda del perfeccionamiento humano a través del respeto del orden
social.
La actual desorientación sobre la justicia y el derecho, se debe en buena
medida a la evolución de la filosofía jurídica y política durante los últimos
doscientos años, en que, a instancias del racionalismo jurídico y de la
codificación, se llegó a conformar una mentalidad jurídica —y política y
ética— marcadamente formalista, que separó los ámbitos de la justicia
formal o legal y de la justicia material.
La dogmática jurídica del positivismo legalista formalista, estableció la
equivalencia derecho = código=ley=norma=forma, excluyendo de la
ciencia del derecho el estudio de las realidades sociales y de los valores
culturales. Dicha exclusión supuso un empobrecimiento de la
jurisprudencia, dejándola a su vez indefensa frente a potenciales abusos,
que eventualmente, se produjeron durante la primera mitad de siglo xx.
La crisis de la dogmática positivista, provocó diferentes reacciones dentro
del ámbito de la filosofía jurídica, que fundamentalmente se articularon en
torno a las siguientes corrientes de pensamiento jurídico: a)
antiformalismo, b) estimativismo, c) tridimensionalis-mo-integracionismo y
d) teorías de la argumentación.
Dentro del anterior contexto, propongo: a) que la filosofía del derecho
reflexione sobre la justicia a partir de su relación con el de recho y de las
relaciones existentes entre la ética y la jurisprudencia, b) que para tales
efectos, pueda retomarse la concepción clásica de la jus ticia y del derecho
expuesta por primera vez por Aristóteles, c) que como resultado de dicha
reflexión, se rehabilite el estudio iusfilosófico de la prudencia y,
específicamente, de la prudencia jurídica, d) que se reflexione sobre el
derecho en términos realistas y objetivos, como un orden de igualdad
obligatorio, e) que se prosiga con la recuperación de las dimensiones

11
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

materiales de la justicia y del derecho y f) que se pro fundice en la búsqueda


de una visión integral y comprensiva de la justi cia y del derecho, para cuya
conformación propongo mi propio teorema global del derecho, que en
partiendo de cinco perspectivas fundamenta les, (antropológica, sociológica,
ontológica, simbólica e histórica) lo de fine como: "la realidad social
consistente en el conjunto de relaciones distantes y polares, inordinadas
conforme a cierta medida proporcional de igualdad obligatoria, determinada
por la prudencia, que se expresa mediante licitudes y deberes, tipificados a
través de diversas formulaciones históricas."
++++
EXPLIQUE LA RELACIÓN ENTRE EL BIEN COMÚN Y LA PAZ SOCIAL.

La defensa de los principios de justicia se realiza normalmente por la vía de la


argumentación racional, con base a cuatro tipos de argumento: práctico, por
analogía, ético y de identidad.
El tratamiento del término justicia social por las Ciencias Sociales se encuentra en
R. L. Cohen, tomado de justice, social en el 'Dictionary of Sociology' de Oxford. En
Internet puede ubicarse comoSocial justice. En cuanto a la Filosofía y
la Teología el término es relativamente reciente.
Otra fuente es el pensamiento de Joaquín Ruiz-Giménez en español. Es especial
y profusamente tratado en la Doctrina Social Católica (Encíclicas sociales) con el
referente de la Dignidad humana y en la tradición cristiana por estar vinculado a su
concepto del amor al prójimo. Otras fuentes son: el movimiento sindical, los
partidos socialistas democráticos y los movimientos de Derechos Humanos.
La idea de justicia social late en el 'equilibrio reflexivo' de los principios de justicia
de Rawls: libertades básicas, principio de diferencia y la acción afirmativa
como discriminación positiva, basada en la justicia entendida como equidad,
cuestión que ha sido discutida y parcialmente resuelta por el principio de igualdad
de oportunidades, pero no ha sido desarrollada hasta las acciones y consecuentes
legislaciones de los movimientos humanistas en torno a la discriminación, la
libertad y las Encíclicas Sociales: la distribución de los frutos del desarrollo y
la dignidad humana.
La lucha contra la distribución desigual de bienes que son de todos, la solicitud o
preocupación por el bien común, la idea de que justicia equivale a paz y la
conciencia de ello en los individuos son todos componentes de un sistema social

11
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 1
FILOSOFÍA DEL DERECHO

justo. El balance de las desigualdades sociales en beneficio de los menos


favorecidos, dando a la justicia la categoría de equidad, como preocupación social
para el desarrollo humano y de la sociedad, ya define la nueva situación de estas
cuestiones en la humanidad. Este tipo de problemas favorece la tentación del uso
de la violencia para combatir situaciones consideradas socialmente injustas; los
problemas principales señalados como ejemplos son vivienda y desempleo y
cuestiones internacionales de calado, que posee un carácter progresista
(acumulativo) y una fundamentación empírica y racional, desarrollando una
doctrina social basada en estos puntos: desarrollo, solidaridad, dignidad humana e
identidad de cada comunidad.
Como teología moral, su definición llega más allá del contrato social: 'los bienes de
este mundo están originalmente destinados a todos', que forma un conjunto de
principios, criterios de juicio y directrices de acción, 'un compromiso para la justicia
según la función, vocación y circunstancias de cada uno', (Sollicitudo rei
socialis, Juan Pablo II PP.). Se ha construido ya un modelo de filosofía moral para
la sociedad civil y se ha incorporado a la estructura social a través de las Ciencias
Sociales, es decir, con aportaciones y puntos de vista de técnicas
multidisciplinarias, variadas.
De lo anterior arribamos a la idea de que siendo el bien común, la finalidad del
estado y de los miembros de la comunidad, llevando a cabo el respeto por las
instituciones sociales, y apegándonos a la convivencia sana en cuanto se refiere a
la norma jurídica; se logra la paz social, entonces la configuración del estado por
el gobernado y el gobernante es el estadio de juego donde se encuentran los
conceptos vertidos.

DEFINA EL BIENESTAR SOCIAL.

I. Es la contribución de la sociedad moderna al mejoramiento de la persona a


efecto de que cada vez dependa menos de su esfuerzo individual y obtenga
mayores satisfactores que le permitan una vida saludable, sin graves
preocupaciones y con las mínimas comodidades que sea posible disfrutar.

11
2 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

El Estado incluye en la actualidad, como parte de sus responsabilidades


públicas, el bienestar de los habitantes de su territorio a quienes procura una
protección personal con la finalidad de que tengan una existencia digna y segura
mediante la aportación de servicios públicos de las más variadas especies y otras
contribuciones colectivas que hagan agradable, atractiva e higiénica la relación
con sus semejantes. El bienestar social representa por ello la tranquilidad del
espíritu, la satisfacción que puede provocar el vivir en un ambiente de común
solidaridad, de afanes comunes y de empeñosa búsqueda de la felicidad: es en
suma, la convivencia pacífica de los seres humanos y el propósito estatal de
proporcionar el mayor número de satisfacciones personales.

II. En derecho del trabajo estas condiciones se traducen en el otorgamiento de un


salario remunerador que baste, como se dice en las definiciones legales para que
el trabajador pueda cubrir sus propias necesidades y las de su familia, incluyendo
educación, goces y placeres honestos; descansos remunerados; aguinaldos para
cubrir gastos extraordinarios en las festividades de fin de año; vacaciones
pagadas; facilidades para practicar deportes o para asistir a espectáculos
culturales o de simple divertimiento y en algunos casos el otorgamiento de
habitaciones cómodas e higiénicas.

II. La Carta de las Naciones Unidas aun cuando no contiene dentro de las
finalidades específicas de los derechos humanos el del bienestar social, sus
propósitos revelan la idea, al decir 'que los pueblos están dispuestos a preservar
las generaciones venideras, del flagelo de la guerra, a reafirmar la fe en los
derechos fundamentales del hombre y en la dignidad y el valor de la persona
humana, a promover el bienestar social y a elevar el nivel de vida dentro de un
concepto más amplio de la libertad' («a.» 45). Se declara además, como
obligación de las naciones, el promover niveles de vida más elevados, trabajo
permanente para todos y condiciones de progreso y desarrollo económico y social
que, en síntesis, representan el más alto objetivo del bienestar de la sociedad. Así
lo expresa también la Declaración de los Derechos Humanos en la cual, después
de promover el bienestar social para elevar el nivel de vida de la persona, agrega

11
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 3
FILOSOFÍA DEL DERECHO

que esta tiene el derecho a obtener mediante el esfuerzo nacional y la


cooperación internacional, la satisfacción de sus derechos económicos, sociales y
culturales indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad
(«a.» 22).
Finalmente, resulta indudable que en las sociedades industriales evolucionadas
de hoy se afirman plenamente los valores del bienestar colectivo para una mejor
realización y desarrollo del trabajo, tanto a través de los salarios como de las
prestaciones adicionales que se proporcionan a los trabajadores y los beneficios
adicionales que se les otorgan para hacer más placentera su existencia.

DEFINA LA JUSTICIA SOCIAL.

I. Por justicia social propiamente se entiende el criterio que rige las relaciones
entre los individuos y la sociedad, sea considerando el punto de vista de los
derechos de la sociedad (justicia legal o general), sea considerando el punto de
vista del derecho de los individuos (justicia distributiva). Esta justicia social se
opone a la justicia particular, o privada que rige las relaciones de intercambio de
bienes entre los particulares.

II. Algunos autores, como Kleinhappl, Gandía y Gómez Hoyos (citados por
Preciado Hernández, p. 226) estiman que además de las tres especies conocidas
de justicia (legal, distributiva y conmutativa) existe una nueva especie, la ''justicia
social''. Para ellos ésta tiene como objeto la repartición equitativa de la riqueza
superflua. Los poseedores de ella son los sujetos pasivos de la relación. Los
indigentes son los sujetos activos, o sea quienes tienen el derecho de exigir el
reparto. Parten de la concepción de estar la sociedad dividida en dos clases: los
capitalistas, quienes tienen los medios de producción, y los proletarios que sólo
cuentan con su trabajo. La justicia social es, en este esquema, el criterio conforme
al cual ha de repartirse la riqueza a fin de superar el antagonismo entre
capitalistas y trabajadores.
La justicia social, opinan estos autores, se distingue de la justicia distributiva y de
la justicia legal, por las relaciones y por sus objetos formal y específico. La justicia

11
4 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

distributiva y la justicia legal tienen como sujetos relacionados a los individuos y a


la sociedad, mientras que la justicia ''social'' contempla las relaciones entre
poseedores (capitalistas) e indigentes (trabajadores). La justicia distributiva tiene
como objeto material el bien común distribuible y como objeto formal el derecho de
los ciudadanos; la justicia legal tiene como objeto material los bienes de los
particulares y como objeto formal el derecho de la sociedad; mientras que la
justicia social tiene como objeto material la riqueza superflua y como objeto formal
el derecho de los indigentes.
En realidad es superfluo hablar de una cuarta clase de justicia. La justicia, en
general, define lo que a cada quien le corresponde en sus relaciones con otras
personas o la comunidad. Habrá tantas clases de justicia como clases de
relaciones, y en una sociedad pueden darse sólo tres tipos de relaciones: del
individuo con la comunidad; de la comunidad con los individuos o de los individuos
entre sí. Los grupos intermedios que componen la sociedad, o se relacionan entre
sí como individuos, o se relacionan con la sociedad como un individuo con el todo.
No dan ellos lugar a un nuevo tipo de relaciones, ni consecuentemente a un nuevo
tipo de justicia.
La distribución de la riqueza entre los miembros de la sociedad se rige, siguiendo
la clasificación tradicional de tres tipos de justicia, por la justicia distributiva, en
cuanto ella prescribe lo que cada individuo puede exigir del bien común repartible,
y por la justicia legal en tanto que ordena las cargas con que cada quien ha de
contribuir para la consecución del bien común.

DEFINA LA SEGURIDAD SOCIAL.

La seguridad social se refiere principalmente a un campo de bienestar


social relacionado con la protección social o la cobertura de las problemática
socialmente reconocidas, como la salud, la pobreza, la vejez, las discapacidades,
el desempleo, las familias con niños y otras.
Historia
La Seguridad Social nace en Alemania, en la época del Canciller Otto von
Bismarck, con la Ley del Seguro de Enfermedad, en 1883.

11
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 5
FILOSOFÍA DEL DERECHO

La expresión "Seguridad Social" se populariza a partir de su uso por primera vez


en una ley en Estados Unidos, concretamente en la "Social Security Act" de 1935.
Y, posteriormente, el concepto es ampliado por Sir William Beveridge en el
llamado "Informe Beveridge" (el llamado "Social Insurance and Allied Services
Report") de 1942 con las prestaciones de salud y la constitución del National
Health Service (Servicio Nacional de Salud, en español) británico en 1948.
Objetivos
El objetivo de la seguridad social es la de ofrecer protección a las personas que
están en la imposibilidad (temporal o permanente) de obtener un ingreso, o que
deben asumir responsabilidades financieras excepcionales, puedan seguir
satisfaciendo sus principales necesidades, proporcionándoles, a tal efecto:

El término puede usarse para hacer referencia a:


Seguro social, Entidad que administra los fondos y otorga los diferentes beneficios
que contempla la Seguridad Social en función al reconocimiento a contribuciones
hechas a un esquema de seguro. Estos servicios o beneficios incluyen típicamente
la provisión de pensiones de jubilación, seguro de invalidez, pensiones de
viudedad y orfandad, cuidados médicos y seguro de desempleo.
Mantenimiento de ingresos, principalmente la distribución de efectivo en caso de
pérdida de empleo, incluyendo jubilación, discapacidad y desempleo.
Servicios provistos por las administraciones responsables de la seguridad social.
Según el país esto puede incluir cuidados médicos, aspectos de trabajo social e
incluso relaciones industriales.
El término es también usado para referirse a la seguridad básica, un término
aproximadamente equivalente al acceso a las necesidades básicas, tales como
comida, educación y cuidados médicos.

HABLE DE LOS FINES DEL DERECHO COMO PRODUCTO DE LA


INTERDEPENDENCIA SOCIAL.

El fin del derecho no es la justicia sino el bien común.

11
6 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Por lo tanto la interdependencia social, se da en la convivencia y la búsqueda del


bien común, o del respeto al contrato social.
En Kelsen se defiende con insistencia y sin concesiones que el dere cho es una
técnica coercitiva idónea para dirigir conductas, pero carece de algún fin intrínseco o
mejor que otro, y así el científico comprueba que el derecho nazi es tan derecho
como cualquier otro en tanto se con firma en él las normas coercitivas. Recordemos
que esa teoría kelsenia na que intentaba definir el derecho apelando a meras
estructuras, gene ró el rechazo de un antiguo aliado en Italia como lo fue Bobbio,
cuando en la década del 70 opta por una "teoría funcionalista del derecho" que centre
la atención en la pregunta de "para qué sirve el derecho", recu perando así para el
derecho el problema de medios y fines. El profesor italiano en ese camino
funcionalista denuncia el persistente "antiteleo- logismo en la teoría del derecho,
común a los juristas y a los sociólogos' y frente a esa distorsión epistemológico
reivindica la apertura a los pro blemas sociológicos y axiológicos.
Pareciera recuperarse desde el neo-constitucionalismo —en térmi nos generales— la
preocupación por el sentido o fin del derecho. Alexy luego de vincular al derecho a las
debilidades que conlleva la teoría del discurso, con confianza pronunciada afirma: "La
teoría del discurso conduce al Estado democrático constitucional porque formula dos
exigencias fundamentales en relación con el contenido y la estructura del sistema
jurídico: los derechos fundamentales y la democracia". En perspectiva alexyana una
Constitución incorpora el "derecho racional de la modernidad" o los principios
fundamentales del derecho natural y racional y de la moral moderna del derecho y
del Estado" cuando consagra: la dignidad ,1a libertad, la igualdad, la
democracia, el Estado de derecho y el Estado social. La "right thesis" dworkiniana
implica el reclamo para que se tomen los "derechos en serio" rechazando cualquier
definición utilitarista de los mismos, y supone el esfuerzo de los jueces por lograr la
mejor justificación de la respuesta jurídica judicial haciéndolos prevalecer sobre
objetivos comunitarios. Un testimonio interesante de esta visión impuesta por la
nueva realidad del derecho que no puede dar la espalda al fin del derecho, es el de
Manuel Atienza cuando publica en el 2001 su libro "El sentido del derecho" (Ed. Ariel),
pues en la Presentación del mismo intenta justificarse de las prevenciones que puede
generar ese título por las "resonancias metafísicas inevitables e indeseables" y luego
se encarga de precisar que el objeto a tratar en el libro incluye "si el derecho (o cierto
tipo de derecho) integra una práctica valiosa".

11
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 7
FILOSOFÍA DEL DERECHO

En la etiología de la filosofía clásica el fin es "la causa de las causas" (Tomas de


Aquino en Suma Teológica. I-II, q.l.a.2) y en el plano operativo se confirma que "el fin
como causa es aquello por lo que algo se hace" (Aristóteles, "Metafísica", Lib. V) y
que, por ende, el fin tiene razón de principio. La decisividad que adquiere el fin en la
comprensión del derecho se revela claramente en Villey para quien "una definición del
fin de la actividad jurídica. Es la puerta de la doctrina del derecho" ("Compendio de
Filosofía del Derecho", EUNSA, T. I, p. 72), y de ahí que le atribuye a Aristóteles el
papel de fundador de la Filosofía del Derecho. Finnis en un planteo original, aunque
apoyándose en la autoridad de Aristóteles y Aquino, reitera que el "bien común" —
conectado con las fórmulas del "interés público" y del "bienestar general"— es fin del
derecho y de la autoridad, y puede ser asimilado a la justicia (en tanto el bien común
"es el objeto de toda justicia") y también a los derechos humanos (dado que éstos son
"una expresión enfática de lo que está implícito en el termino bien común") (mi libro
"El iusnaturalismo actual", Fontamara, p. 138). Sergio Cotta en clave iusnaturalista,
pero nutrida de aportes fenomenológicos y existenciales, se ha encargado de mostrar
que vía la "justificación del derecho positivo se revela éste como derecho natural vigente"
(Justificación y obligatoriedad de las normas, Ed. Ceura, p. XV), y en esa tarea resulta
necesaria la justificación teleológi ca del derecho bajo análisis. Una fortaleza evidente
del iusnaturalismo clásico es no haber perdido nunca de vista que el derecho es
también un medio al servicio de la "buena vida social" o sea del bien común político
del nosotros. El derecho no tiene por objeto el lograr buenos hombres sino buenos
ciudadanos, pues según las enseñanzas del mismo Aquinate la ley sobre todo
prohibe aquellas conductas sociales particularmente perjudiciales a los demás —"sin
cuya prohibición la sociedad humana no podría sostenerse": Suma Teológica. I-II,
q.96,a.2—, siempre que la prohibición no genere males mayores, y sin perder de vista
el tono moral de la sociedad. Es obvio que desde aquella escuela no puede
entenderse el bien común ni en clave individualista —como la mera su-matoria de
bienes individuales— ni en clave totalitaria —como si el bien común fuera de
alguien distinto a las personas de carne y hueso— sino que se trata de un modo
especial del "bien" del hombre en tanto se trata de aquel logrado y usufructuado por
los miembros de esa histórica y concreta sociedad.

11
8 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

NATURALEZA Y FINES DE LAS TÉCNICAS DE ELABORACIÓN,


INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DEL DERECHO.

RELACIÓN ENTRE CONOCIMIENTO Y TÉCNICA.

Definamos primero los conceptos:

Conocimiento:

Acción y efecto de conocer.


Entendimiento, razón natural, facultad de saber lo que es bueno o no y de obrar de
acuerdo con ella.
Aprehensión intelectual de un objeto.
Facultad del hombre de relacionarse con el mundo exterior.
Documento en que el capitán de un buque mercante declara tener embarcadas
ciertas mercancías que entregará a la persona y en el lugar designado.

Filosofía
El conocimiento es el resultado de la relación entre un sujeto cognoscente y un
objeto inteligible (apto para ser conocido).
El objeto puede ser real, cuando su existencia está avalada por la experiencia
externa o interna, o ideal, como en el caso de los objetos matemáticos, de los
valores, etc.

Técnica:
Relativo a las aplicaciones de la técnica.
Apl. a la voz o expresión usada en el lenguaje de cada ciencia, arte, etc.
Conjunto de procedimientos y recursos de que se sirve una ciencia o un arte.

La ciencia, desarrolla a su vez, una metodología específica para su propio


progreso como ciencia independiente, al establecer las bases para el
conocimiento de las fuentes, dirigiendo y canalizando de una manera racional,

11
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 9
FILOSOFÍA DEL DERECHO

epistemológica, creativa y exhaustivamente la producción, distribución y consumo


del conocimiento en todas sus formas. Es además, la ciencia que aporta las
normas para la correcta ordenación de algunos aspectos del conocimiento
científico. Se encuentra constituida por dos elementos básicos: uno teórico en el
cual se enmarcan los principios fundamentales de su contenido científico y otro
práctico en el cual tienen cabida las técnicas.

QUÉ ES LA TÉCNICA JURÍDICA.

La tarea técnica del especialista del derecho consiste en el arte de convertir en


normas el tipo de regulación escogido en la primera etapa. Esta tarea requiere la
especificación y aplicación de las condiciones que hacen viables jurídicamente a
las normas elaboradas, así como su redacción e implantación en la colectividad.
Ambas tareas, tanto la política como la técnica, no pueden ser separadas de
manera categórica porque se cumple a menudo conjuntamente, pero si se pueden
distinguir a efectos expositivos, expresándose que la materia de las normas es de
la competencia de la política, la cual se denomina en el campo del derecho
“política jurídica”, mientras la “puesta en forma” normativa compete a la técnica
propiamente jurídica.
Esta técnica jurídica comprende dos fases: una fase descriptiva y una fase
práctica. La fase descriptiva consiste en la exposición del “sistema de reglas
técnicas” que rige la elaboración práctica del derecho, es por ello que aquí se
habla simplemente de técnica.
La fase practica es una “actuación técnica”, es decir, “la elaboración de las normas
obligatorias”. Toda actividad práctica comprende estas dos fases, pero cuando el
manejo de determinado campo es empírico, es decir, fundado exclusivamente en
la experiencia, el nivel técnico no se distingue de la actuación técnica, es decir,
que el saber y el hacer están integrados en una sola actividad.
Ej. En el campo del derecho, la técnica jurídica comprende dos momentos:
la técnica fundamental, que es la fase descriptiva de la creación jurídica y el arte
de legislar que constituiría la actuación técnico-jurídica propiamente dicha, es
decir, la elaboración efectiva y practica del derecho. El arte de legislar

12
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

comprendería a su vez, la técnica formal y latécnica legislativa. La técnica formal


se refiere al modo de expresión y redacción mas adecuado para lograr la eficacia
del ordenamiento jurídico y la técnica legislativa alude al proceso constitucional de
formación de las leyes.
Técnica fundamental Arte de Legislar
Condiciones de viabilidad de la Técnica formal técnica legislativa
norma jurídica general.
Según Ripert, la técnica formal constituye solo uno de los momentos del arte de
legislar, por lo que la asociación de los términos “técnica fundamental” y “técnica
formal” infringe el principium divisiones que rige la exposición de Ripert.
La técnica fundamental se ocupa de las condiciones de viabilidad de la norma
jurídica y de los principios jurídicos que deben guiar al legislador en el momento
de cumplir su función creadora.

TÉCNICA FUNDAMENTAL.

Las condiciones de viabilidad de la norma jurídica, son resumidas por Ripert de la


siguiente manera; “el mandato del poder solo constituye una norma jurídica si, por
su carácter general, permanente y obligatorio, dicho mandato impone para el
futuro a todos los sujetos de derecho la ejecución de un acto útil o la abstención
de un acto negativo.
Ripert propone que el análisis de la técnica es en principio correcta ; pero la
identificación de la técnica jurídica con la técnica legislativa no, el error consiste en
considerar la generalidad y la permanencia como características esenciales de la
norma jurídica, en efecto, ignora la existencia de las normas individualizadas.
Sin embargo kelsen ha demostrado que el derecho regula su propia creación y
aplicación. El ordenamiento jurídico es un sistema de normas generales y de
normas individualizadas que se encuentran relacionadas las unas con las otras de
manera tal que la creación de cada una de las normas pertenecientes a este
sistema es regulada por otra norma del sistema, y, en última instancia por su
norma fundamental. Ripert en el resultado de su tesis no reconoce la existencia de
una técnica administrativa o Iuris prudencial capaz de crear el derecho en sus

12
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 1
FILOSOFÍA DEL DERECHO

respectivos niveles, y la creencia de que la creación de las normas por el poder


judicial o administrativo es una simple aplicación de la ley.
Sin embargo, a pesar de la crítica formulada, la tesis de Ripert es completamente
admisible, si es referida exclusivamente a la técnica jurídica de la norma jurídica
general, en el entendimiento de que existe a la par de la misma una técnica
jurídica de la norma individualizada, la cual describe los procesos de creación del
Derecho a dicho nivel:
técnica negocial (contratos)
Jurisprudencial (sentencias)
Administrativos (decisiones de la administración pública)

CONDICIONES DE VIABILIDAD DE LA NORMA JURÍDICA.

Objeto de la norma jurídica: carácter intersubjetivo de la conducta regulada.


Para Ripert el objeto es imponer la “ejecución de un acto útil o la abstención de un
acto negativo” y su finalidad es garantizar relaciones pacificas entre los hombres,
estableciendo sus respectivos derechos y obligaciones. Aunque en algunos casos
la ley se refiere a cosas materiales o animales, definiéndolas o describiéndolas, es
siempre con el objetivo de regular su uso, propiedad u otro tipo de relación fáctica
susceptible de establecer entre el hombre como sujeto de derecho y dichos
bienes, y la relación intersubjetiva que se responde en relación a los mismos. De
esta forma, cuando las leyes modernas se refieran a protección de la vida, a la
salud, y a la educación, es siempre imponiendo obligaciones a ciertas personas
como (padres, médicos, patrones) respecto de aquellos que deben ser protegidos,
y por ende gozan del derecho a esa protección.
Kelsen en su teoría pura del derecho, se refiere al objeto de la regulación, de la
siguiente manera:
…”en la medida en que el orden jurídico es un sistema social sólo regula
positivamente la conducta de un hombre en tanto y en cuanto se refiere, inmediata
o mediante, a otro hombre. Se trata de la conducta de un hombre frente a otro
hombre, a varios hombres o a todos los demás hombres es el comportamiento
reciproco de los hombres, lo que configura el objeto de esa regulación.

12
2 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

SUJETO DE LA NORMA JURÍDICA.

Recordamos el concepto de intranormatividad de la relación jurídica, en la cual


toda norma es en ultima instancia la conceptualización de una relación jurídica, la
cual se nos presenta en abstracto en la norma general (relación entre vendedor y
comprador, arrendador y arrendatario) y en especifico en la norma individualizada,
es por ello que decimos que la relación jurídica se da solo entre personas y no
entre personas y cosas; los sujetos de la norma jurídica serán necesariamente
personas respecto de las cuales se establecen los derechos y obligaciones en los
que consiste el objeto de la norma jurídica.
Usualmente son sujetos de la norma las personas que viven en el territorio en el
cual la misma rige, pero también se aplica en ciertas ocasiones a sujetos del
estado que se encuentren en el extranjero, a este respecto se siguen las normas
del derecho internacional y de los tratados.
Principios esenciales de la técnica fundamental a nivel legislativo es el de la
generalidad.
Dicho principio permite distinguir entre el orden individual y la norma general,
aunque una ley se aplique a muy pocas personas por no presentarse casos
concretos que requieren su frecuente individualización, es necesario que la ley
como norma general deba ser tan abstracta que no sea posible determinar con
anticipación quien gozará de sus beneficios o sufrirá sus consecuencias.
El principio de generalidad aparece como una garantía contra la arbitrariedad y a
favor de la igualdad entre los ciudadanos. Además la aplicación de la norma
también es propicia para generar desigualdades, pues de la interpretación del juez
o del funcionario competente depende el que se considere una conducta como
subsumible en una norma o no.

LA PERMANENCIA DE LA NORMA JURÍDICA.

Constituye una exigencia de orden moral por cuanto las frecuentes modificaciones
de la legislación afectan el respecto que le tributa la ciudadanía y estimulas

12
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 3
FILOSOFÍA DEL DERECHO

además el nacimiento de expectativas en el sentido de que la ley sea reformada


para poder realizar un acto hasta entonces prohibido.
El requisito de permanencia explica que sólo el legislador puede derogar una
norma general y que la ley no pierda fuerza obligatoria por desuetudo siendo
siempre posible invocarla aun cuando no haya sido aplicada durante un largo
tiempo; la abrogación de la ley no siempre es explicita, pues algunas veces se
produce implícitamente por sanción de una ley nueva que contradice totalmente el
contenido de la ley antigua, aplicándose el principio: lex posterior derogat legi
priori, es decir, que las leyes posteriores derogan a las leyes anteriores (por
supuesto siempre y cuando dichas leyes se refieran a un mismo asunto).
LA OBLIGATORIEDAD DE LA NORMA.

Las normas generales son siempre obligatorias, así como los particulares pueden
introducir en sus contratos cláusulas no previstas por la ley porque la misma ley se
lo autoriza declarando que “el contrato es la ley de las partes”. Es necesario
recordar que el principio de la autonomía de la voluntad tiene un carácter limitado.
En efecto, las reglas que en el código civil definen la estructura elemental del
contrato, determinan el tipo y numero de relaciones jurídicas posibles.
Por lo demás, el carácter supletorio de los “contratos nominados” que aparecen
como modelos de relaciones jurídicas en el código civil, es muy relativo pues el
legislador los presenta de tal forma que es manifiesta su preferencia por los
mismos y su deseo de que sean por los ciudadanos y no lo sean por el contrario
los contratos no regulados en el código.

AUSENCIA DE CONTRADICCIONES O COHERENCIA DEL ORDEN JURIDICO.

Esta condición es una exigencia de la unidad del orden jurídico, el cual como es
sabido, si bien está conformado por normas dispersas en una multiplicidad de
leyes, reglamentos, decretos, etc., de fechas muy diversas constituyen un sistema
orgánico cuyo funcionamiento integrado requiere coherencia.
Una situación no puede estar regulada por dos leyes distintas de contenidos
opuestos, es decir que al crear una ley nueva es necesario que el legislador ponga

12
4 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

fin a la vigencia de leyes anteriores que regulaban el mismo caso de modo


diferente. De lo contrario existirían colisiones entre normas que dan lugar a
incertidumbres en la ciudadanía y afectan la coherencia del orden jurídico.
En los casos en que se presenten contradicciones o “antinomias”, el magistrado o
funcionario administrativo encargado de individualizar la norma general,
determinará la solución aplicable al caso concreto, de acuerdo con ciertas reglas
de prevalencia de los enunciados legislativos o reglamentarios que se encuentran
en contradicción, siendo las mas conocidas las del carácter superior, posterior o
especial de la norma aplicable.
EL PRINCIPIO DE LA IRRECTROACTIVIDAD.

Es una de las condiciones más esenciales de una buena técnica fundamental, su


desconocimiento llega a producir grandes injusticias y un alto grado de
inseguridad en la vida jurídica. El problema de la retroactividad de las leyes
involucra conflictos de leyes en el tiempo, es decir, consiste en la pretensión de
varias normas sucesivas de regular una misma situación. Desde este punto de
vista se distinguen dos situaciones:
1. La irretroactividad, los hechos y actos realizados por los sujetos de derecho
deben estar sometidos a la ley que regía en el momento de producirse, la
constitución nacional declara que “ninguna disposición legislativa tendrá efecto
retroactivo, excepto cuando imponga menor pena”. En materia penal esta
condición es sumamente importante pues, precisamente el código penal estipula:
“nadie podrá ser castigado por un hecho que no estuviere expresamente previsto
como punible por la ley, ni con penas que ella no hubiere establecido previamente.
Sin embargo existen situaciones de excepción a la absoluta irretroactividad de la
norma jurídica, las cuales surgen en los casos de producción originaria del
derecho, por ejemplo cuando se produce un fenómeno revolucionario. En estos
casos la retroactividad cumple dos propósitos:
a) legitimar los actos llevados a efecto durante la revolución, una vez que la misma
se convierte en organización estadal.

12
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 5
FILOSOFÍA DEL DERECHO

b) suprimir todos los privilegios anteriores a la revolución, por lo cual uno de los
sectores mas afectados por la retroactividad lo constituye generalmente el de los
bienes, pues una revolución cambia necesariamente el régimen de la propiedad.

LA APLICACION INMEDIATA DE LA NORMA.

Aun cuando no se admita la retroactividad, algunas veces el legislador impone la


aplicación inmediata de la norma recién creada a las situaciones en curso. Los
hechos y actos cuyo desarrollo ha finalizado, están sometidos a la ley vigente en
el momento de su realización; pero los hechos y actos que requieren cierta
duración, caen bajo el imperio de la nueva ley. La constitución nacional nos señala
que “las leyes de procedimiento se aplicaran desde el momento mismo de entrar
en vigencia, aun en los procesos que se hallaren en curso; pero en los procesos
penales las pruebas ya evacuadas se estimaran, en cuanto beneficien al reo,
conforme a la ley vigente para la fecha en que se promovieron.

LOS PRINCIPIOS DEL DERECHO

Los juristas invocan los principios generales del derecho en los casos en que
consideran como injusta determinada norma general o determinada sentencia,
alegando la violación de los mismos. Se les considera como fuente del derecho y
tanto la doctrina como la legislación los menciona como medios de integración del
derecho, lo cual significa que en presencia de una situación no regulada por una
norma general del ordenamiento jurídico, el juez o funcionario puede recurrir a los
principios del derecho y resolver los casos planteados de acuerdo con los mismos.
Son múltiples los sentidos en los cuales se utiliza dicha noción. Los principios
jurídicos se identifican con un derecho ideal como el derecho natural.
Nadie puede transferir mas derecho del que tiene; de lo que es contrario al
derecho no puede nacer un derecho; no se puede atacar lo que resulte de su
propio hecho Reinach cree que tales principios son leyes esenciales que la
promesa se extinga por su cumplimiento, que la transmisión de un derecho de
crédito exija el concurso del deudor.

12
6 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Se considera como nacido al hijo concebido cuando se trata de su bien, seria una
generalización de la norma, según la cual el hijo concebido hereda de su padre.
Los principios jurídicos constituyen criterios de valoración primarios, es decir, de
naturaleza suprapositiva o supralegal, ello significa que aun cuando se valore la
conducta en base a esos principios, los mismos, no han sido formulados por
ningún legislador porque se encuentra más allá del derecho positivo.
Los principios jurídicos están estrechamente vinculados con la tradición de cultura
y siguen las variaciones de la misma de acuerdo con las contingencias históricas
de la sociedad a la cual pertenecen.
Los aspectos de tipo normativo de la mencionada “tradición”, los cuales tienen
relevancia jurídica pueden presentarse bajo formas muy diversas como se mostró
en las diversas concepciones mencionadas; y ello es así porque la tradición de
cultura en su totalidad esta a su vez vinculada a esferas múltiples: religión,
costumbres, idiosincrasia de cada pueblo pero también en el otro extremo a las
relaciones de dicho pueblo con otras naciones.

LA TECNICA FORMAL

Se refiere a la primera etapa del proceso de formulación de la ley, el cual consiste


en el arte de legislar. La técnica formal refiere y rige la expresión y presentación
de la ley.

LA TECNICA LEGISLATIVA

Consiste en el modo de discutir, aprobar y promulgar las normas a través del


congreso nacional y de acuerdo con las disposiciones constitucionales.
La técnica formal impone al legislador velar porque las leyes no se multipliquen sin
orden respecto de una misma materia, por lo que deberá derogar expresamente
aquellas que colidan con la nueva legislación y reducir el articulado de las que son
en exceso prolijas.

LAS CONSTRUCCIONES JURIDICAS

12
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 7
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Elaboración conceptual del derecho


Permite construir soluciones a la vez generales y precisas para la diversidad de
los casos individuales que exigen regulación, independientemente de las
características particulares de cada uno. Consiste en explicaciones lógicas de las
soluciones legales y conforman el nivel mas sofisticado de la técnica jurídica

EXPLICACIONES CIENTIFICAS Y EXPLICACIONES LOGICAS

EXPLICACION CIENTIFICA

Es cuando una norma se funda en la realidad de las cosas

EXPLICACION LOGICA

Es crear una idea artificial que permite conectar la solución legal tanto al sistema
jurídico en su conjunto como a la realidad social.
Pues físicamente la muerte pone fin a la personalidad del ser humano, dicha
construcción permite explicar lógicamente la solución legal según la cual no hay
interrupción en el transito de los bienes de un patrimonio a otro.

EL MANDATO DOMESTICO

Construcción cuyo objeto es el de resolver una contradicción entre el


ordenamiento jurídico y la realidad. En vista de que en la mayoría de las
legislaciones civiles la mujer estaba hasta la primera mitad de este siglo,
desprovista de toda capacidad, los actos que realizaba como consecuencia de sus
actividades, aun estrictamente familiares, se encontraba al margen de la ley.

FUENTES, GRADO Y UTILIDAD DE LAS CONSTRUCCIONES JURIDICAS.

12
8 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Son múltiples las ideas para justificar las soluciones legales, y su riqueza atestigua
el alto nivel de elaboración teórica del derecho, en particular del derecho civil.
Sin embargo el interés de la construcción reside precisamente no en su
adecuación a los hechos, sino en su utilidad de cuanto facilita la aplicación de la
norma. En efecto, la utilidad de las construcciones radica principalmente en los
siguientes aspectos:
Simplifica la explicación y manejo de las normas al imprimirles coherencia lógica,
es decir, que satisfacen las exigencias lógicas de la inteligencia, facilitan además
la comprensión de las reglas e introducen orden y claridad en las múltiples
regulaciones existentes sobre una determinada materia
Estimulan la creación jurídica al añadir elementos a la realidad, sugieren nuevas
hipótesis y soluciones; así por ejemplo, el heredero recibirá el mismo tratamiento
que el del cujus (difunto) y la mujer podrá ser sometida a la misma regulación que
el mandatario. Pero el peligro de la construcción jurídica reside en su abuso, pues
puede llevar a divorciar al mundo jurídico del mundo real, lo cual no debe ocurrir
ya que este ultimo es a la vez inspirador y destinatario de la reglamentación
jurídica.

FICCIONES Y PRESUNCIONES.

Constituyen los procedimientos más característicos del conceptualismo jurídico, y


en particular de las construcciones jurídicas.

Construcciones Jurídicas.

Medios técnicos de gran importancia y ayuda, creados por parte del legislador, a la
hora de encontrar las ficciones y presunciones, para dar solución a un caso que en
si no es real. Explicaciones lógicas o científicas.

FICCIONES.

12
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 9
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Según la doctrina tradicional, la ficción es aquella que deforma la realidad, con el


objeto de subsumirla en una categoría jurídica prevista por otra clase de hechos, y
aplicarle las mismas consecuencias. Los hechos afectados por la ficción pueden
ser de distintas naturalezas, históricos, científicos e incluso lógicos.
Según la concepción moderna, la ficción asimila o iguala para ciertos efectos dos
situaciones distintas por naturaleza, es decir, que la ficción solo declara que para
los efectos de la regulación jurídica se sujetaran a la misma norma, dos
situaciones a pesar de ser éstas esencialmente distintas.
A la ficción se le debe distinguir de la analogía, debido a que la ficción se parte de
dos realidades completamente diferentes, mientras que en la analogía se aplican
las mismas consecuencias jurídicas a dos casos en razón de su semejanza
originaria.
La ficciónopera parte de categorías existentes para generar nuevas categorías
ésta es una principal característica de la ficción, ya que la aplicación de una
misma consecuencia jurídica implica el uso de la misma categoría, lo que conlleva
necesariamente la extensión del alcance de ésta cuando se trata de casos
totalmente distintos de aquellos para los cuales fue prevista; dicha extensión de la
categoría jurídica originaria es tal que produce una alteración de la misma dando
lugar al surgimiento de una nueva figura jurídica. La ficción es una operación
derivada ya que las categorías creadas para regular ciertas situaciones no son
totalmente nuevas, sino que han sido elaboradas a partir de esquemas ya
existentes.
Entonces podemos decir, que las ficciones, son realidades jurídicas creadas por el
legislador como un medio técnico que no corresponde con la realidad natural, pero
tiene como fin dar soluciones a casos que tiene una realidad jurídica.
Ej. El estado como persona jurídica.

PRESUNCIONES.

En un sentido amplio, presumir es establecer de antemano y en todos los casos


como verdadero lo que puede ser verdad de manera general, pero que en cada
caso particular es solo probable o incluso a veces solo posible.

13
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Si bien la presunción opera a través de la inducción, es característico de la misma


no hacer mención del razonamiento inductivo que le da origen. En este sentido, la
presunción es un modo abreviado de establecer una norma sin explicitar el
razonamiento que fue necesario para producirla.
Las presunciones son consecuencias que la ley o el juez obtienen de un hecho
conocido para establecer uno desconocido.
Ej. “La buena fe se presume, la mala hay que comprobarla”
La diferencia entre la ficción y la presunción; consiste en que la ficción iguala en
sus efectos a dos situaciones totalmente distintas, mientras que la presunción
deduce de un hecho conocido otro desconocido y aplica al hecho conocido las
consecuencias previstas para el hecho desconocido.
CLASES DE PRESUNCIONES: juega en el derecho un doble papel
- Participa en la elaboración de la norme sirviéndole así como fundamento, se
habla en este sentido de presunción material.
- Interviene en el mecanismo de l prueba como presunción de procedimiento
La presunción material: se encuentra de forma implícita en la base de una norma
jurídica esta norma se funda en la presunción de voluntad de los cónyuges de
compartir los bienes adquiridos en su vida común.
La presunción de procedimiento: operan materia probatoria; por su gran
importancia jurídica se acostumbra considerarla como el único tipo de presunción,
desconociendo a menudo la presunción material. Esta produce sus mayores
efectos a nivel de la norma individualizada, en particular de las sentencias, lo cual
explica su predominio. El código civil en su art. 1394 nos dice: “las presunciones
son las consecuencias que la ley o el juez sacan de un hecho conocido para
establecer uno desconocidos”. De acuerdo con dicha definición, se distingue entre:
Presunciones legales;
Presunciones simples o del hombre.
Presunciones legales: son las que establece la ley. Para comprender su
funcionamiento es necesario partir de los principios que rigen la materia
aprobatoria en el procedimiento civil: estos principios son de neutralidad del juez y
de la distribución de la carga de la prueba. El juez solo debe apreciar las pruebas
presentada por las partes pero no las promueve. La distribución de la carga de la

13
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 1
FILOSOFÍA DEL DERECHO

prueba consiste en determinar a quien corresponde probar los hechos en su litigio;


por eso rige el principio de que quien alega un hecho debe probarlo.
Presunciones absolutas: es el motivo por el cual se dice q la presunción permite
inferir de un hecho conocido otro desconocido. La presunción se refiere al hecho
desconocido, pero siempre es necesario probar el hecho conocido. También son
llamadas Iuris et de Iure.
Presunciones relativas: no afecta el objeto de la prueba, ni la desplaza hacia otro
objeto, esto significa que quien alega un hecho no esta obligado a probarlo en
virtud de la existencia de la presunción, debiendo probar quien niega el hecho, es
decir, aportar una prueba contraria. Por ello se dice que hay inversión de la carga
de la prueba porque ya no le corresponde probar al actor o demandante, sino al
demandado
Presunciones simples: son establecidas por el juez en cada caso concreto y de
acuerdo con el art. 1399 del código civil el juez solo deberá admitir aquellas que
“sean graves, precisas y concordantes, y solamente en los casos en que la ley
admite la prueba testimonial”. Estas presunciones también se basan en un
razonamiento inductivo de acuerdo al cual el juez infiere la existencia de un hecho
a partir de determinados indicios; por lo tanto el conocimiento de ciertas leyes y
constantes en el desarrollo de los acontecimientos naturales y humanos permite
presumir que con la producción de cierto fenómeno va generalmente asociado
determinado hecho

ACTOS JURIDICOS INDIVIDUALES FUNDADOS EN NORMAS JURIDICAS.

En el lenguaje jurídico se acostumbra limitar el problema de la aplicación del


derecho a los actos jurídicos individuales fundados en normas jurídicas generales,
dejando de lado la esfera de las normas generales creadas en la aplicación de
otras normas, como las leyes, los reglamentos y decretos. Esto es así porque la
aplicación del derecho que consiste en la creación de normas generales involucra
sólo órganos del Estado.
Los actos jurídicos individuales mencionados como actos de aplicación de derecho
don de dos clases: las normas individualizadas como aquellas que se derivan de

13
2 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

las sentencias, los contratos, y las decisiones administrativas; los actos últimos de
aplicaron del ordenamiento jurídico, los cuales no implican creación de normas
bien sea porque se derivan de normas individualizadas o porque son actos de
cumplimiento directo por parte de la ciudadanía de las normas generales, (leyes,
reglamentos, etc.)
Ahora bien, cuando es un ciudadano el que aplica el Derecho, creando una norma
individualizada a través de un contrato o acotando una norma general, se habla
de cumplimiento del Derecho; cuando la norma es dictada por un órgano del
Estado (juez o funcionario administrativo) o el Derecho es aplicado a través de la
ejecución efectiva de una sentencia o de un mandato administrativo, se habla
de ejecución del Derecho.
El ciudadano aplica el Derecho a través de un acto de cumplimiento cuando se
obliga como parte de un contrato, pues actúa de conformidad con el principio de la
autonomía de la voluntad o de libertad contractual garantizada por el
ordenamiento jurídico, así como las normas relativas a los contratos contenidas en
el Código Civil.
En cuanto a los actos de ejecución, consisten además de la creación de las
normas individualizadas, en la realización efectiva de los actos impuestos por la
norma general o la norma individualizada.

LA SUBSUCION COMO MODO DE APLICACIÓN DEL DERECHO.

Ha sido una preocupación constante de la doctrina construir una teoría de la


aplicación del derecho que de cuenta en particular de la manera como los órganos
del estado elaboran las normas individualizadas a partir de las normas generales.
Si bien es en materia judicial que dicha teoría ha alcanzado su mayor desarrollo, la
misma explica igualmente las decisiones administrativas y cualquier proceso de
individualización de una norma general.

EL SILOGISMO JUDICIAL.

13
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 3
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Tradicionalmente se afirma que la aplicación del derecho a través de la sentencia


judicial opera por medio de una subsunción del caso concreto en una norma
jurídica general. Según esta concepción, la aplicación del derecho consiste en un
procedimiento lógico-deductivo en el cual la premisa mayor es representada por la
norma general, la premisa menor por el caso concreto, siendo la conclusión la
sentencia del Tribunal.
En primer lugar, cuando el juez aplica la norma general al caso concreto, no
deduce directamente su decisión a partir de la norma propiamente dicha, sino que
convierte dicha norma en regla de derecho o proposición jurídica y subsume el
caso concreto en dicha proporción para luego derivar su conclusión. Ello es así
porque según los lógico es imposible deducir una proporción imperativa concreta
(conclusión) de una proposición imperativa abstracta (norma general) a través de
una proposición declarativa (premisa menor que mienta e caso concreto); por
consiguiente retransforman las proposiciones imperativas de la premisa mayor y
de la conclusión en proposiciones declarativas.

EL ESCLARECIMIENTO DE LOS HECHOS.

Las controversias surgen porque los hechos presentan múltiples contornos por lo
que son diversos los alegatos y las pruebas presentadas por las partes.
La subsunción no es un simple procedimiento mecánico, sino que se trata, como
lo explica Delgado Ocando, de la reproducción por parte del juez y respecto de
una conducta concreta, de una valoración realizada por el legislador respecto de
una conducta abstracta, habiéndose verificado los hechos que configuran la
conducta valorada y su correspondencia con la conducta abstracta que motivo la
valoración del legislador. Son por lo tanto dos los momentos de la subsunción.
la comprobación de los hechos y;
la calificación jurídica de los mismos, es decir su valoración conforme a la norma.
Ahora bien, esta última operación lleva al problema de la interpretación, pues será
necesario definir la conducta abstracta valorada en la norma para que ésta sirva
como criterio para valorar una conducta concreta.

13
4 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

LA INTERPRETACION DEL DERECHO.

Es el esclarecimiento de los hechos y el análisis e interpretación de la o las


normas cuya aplicación se pretende, constituyen operaciones estrechamente
vinculadas que repercuten mutuamente una sobre otra; la interpretación del
derecho es un problema que ata no solo a las autoridades sino también a los
particulares y a los científicos del derecho.
Kelsen dice, que toda aplicación del derecho por un órgano de estado implica
necesariamente que se debe determinar el sentido de la norma a aplicar; por otra
parte, es imposible interpretar una norma sin ninguna referencia a un caso
concreto, aunque sea hipotético, porque toda norma comprende un supuesto de
hecho que es necesario ejemplificar para delimitar su esfera de aplicaron.

CLASES DE INTERPRETACION:

En cuanto a la primera clase de interpretación que podríamos llamar oficial se


acostumbra a hablar de:
interpretación judicial, y,
interpretación autentica.
La interpretación judicial: es aquella que practica el juez como etapa previa a la
aplicación del derecho, es de suma importancia porque constituye la elaboración
en el procedimiento de creación del derecho, su producto es una norma
individualizada que formalmente solo afecta las relaciones entre las partes en
litigio, pero que en realidad va perfilando la vida jurídica en la nación.
La interpretación autentica: consiste en el esclarecimiento de la norma por parte
del órgano que la dicta, haciéndose excepción al procedimiento normal según el
cual interpreta la norma la autoridad encargada de aplicarla.
Es así que la norma es normalmente sancionada por el poder legislativo, e
interpretada por los jueces y demás funcionarios del estado, pero en ciertos casos
por las reiteradas sudas suscitadas por una ley puesta en vigor, el legislador
interviene para fijar su sentido y alcance. La interpretación autentica da siempre

13
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 5
FILOSOFÍA DEL DERECHO

lugar a la creación de una nueva norma llamada ley interpretativa, que es aquella
que se caracteriza su efecto retroactivo.
En cuanto a la segunda clase de interpretación se habla de la interpretación por
personas separadas.
Ésta se distingue de la interpretación oficial en que no constituye creación del
derecho, o sea, de normas jurídicas generales (como la interpretación autentica) o
individualizadas (como la interpretación judicial). La interpretación por los
particulares se produce en todos los casos en que un ciudadano se interroga
respecto del sentido de una norma para cumplirla.

LOS PROBLEMAS DE INTERPRETACION.

Las dificultades de interpretación de los textos legales pueden ser de diversa


índole. Existes tres clases de problemas, los cuales son:
Los problemas semánticos: que son los primeros que surgen al intentar
comprender el sentido de un texto, pues son aquellos que se refieren al significado
de las palabras y de las oraciones. Cada palabra de una lengua posee varios
significados por lo que los sentidos posibles de una oración son múltiples, siendo
necesario recurrir a otros elementos para determinar aquel que en cada caso debe
prevalecer.
Los problemas sintácticos: estos no se refieren a las dificultades terminológicas,
sino a aquellas que surgen por el modo como las palabras están conectadas entre
ellas en el seno de una oración. Al igual que a nivel semántica, a nivel sintáctico
existen conexiones que pueden dar lugar a diversos significados de las oraciones
en las cuales son empleadas, aun cuando puedan ser gramaticalmente correctas.
Los problemas sintácticos podrían prevenirse al formular cuidadosamente los
textos legales a fin de que no se le presenten dudas al interpretar; en este sentido
seria posible afirmar que un texto es claro.
Los problemas lógicos: es cuando el juez se encuentra ante un problema lógico
cuando existe entre dos normas una contradicción o inconsistencia o una
redundancia, o si una norma se apoya en una presuposición fáctica o jurídica
falsa.

13
6 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

1. La inconsistencia: se produce cuando el legislador atribuye a un mismo


supuesto de hecho, en dos normas distintas, consecuencias jurídicas también
distintas, por lo que el intérprete debe determinar cuál de las normas debe ser
aplicada preferentemente. Puede ser:
a) Absolutas: en una misma ley son muy excepcionales, pero se dan algunas
veces contradicciones entre leyes distintas; en estos casos se pueden aplicar las
siguientes reglas: - la ley posterior priva sobre la anterior; y - la ley superior priva
sobre la inferior.
b) Parcial: si por causa de la contradicción existe entre dos reglas contenidas en
una misma norma o entre dos normas, una de ellas no puede aplicarse sin entrar
en conflicto con la otra, mientras la segunda tiene algún margen de aplicación
independiente de la primera. Cuando la inconsistencia parcial se da en una misma
norma, se considera a la regla que prevé un caso especial como una excepción a
la regla general contenida en la misma norma, de modo que ambas sean
aplicables. Cuando la inconsistencia se da entre dos normas, se aplica el principio
según el cual la ley especial priva de la ley general.
2) Las redundancias: Consiste en el hecho de haber el legislador regulado en dos
oportunidades y de la misma manera una misma situación. En consecuencia, la
redundancia suscita la duda del ámbito de aplicación que se debe someter a cada
una de las normas y por ende el problema de asignar a cada uno su sentido y
alcance respectivo. No existe método o procedimiento que pueda auxiliar al juez
ante esta situación, solo podrá valerse de distintos elementos contextuales y
externos al mismo texto.
3) Las redundancias falsas: son los datos, bien sea de la realidad, bien sea
jurídicos, en los cuales se funda el legislador para dictar una norma. Ahora,
cuando los datos no están ajustados a la verdad, la norma pierde su sentido pues
le falta su razón de ser, o por lo menos puede perder gran parte de su alcance.

EL ENFOQUE ACTUAL DE LOS PROBLEMAS DE INTERPRETACION.

En las últimas décadas ha perdido crédito la idea de que sea posible construir un
método que permita al juez dar en todos los casos la interpretación más correcta y

13
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 7
FILOSOFÍA DEL DERECHO

satisfactoria de la norma general. Los juristas han desplazado su interés hacia el


estudio de la realidad concreta de la administración de justicia, tratando de
determinar los diversos factores que influyen en el juez al dictar su sentencia.
Recanses Fiches, afirma que el juez nunca decide en base a un método
especifico, sino que en cada caso adopta la solución que considera mas justa de
acuerdo al análisis de los hechos y las valoraciones en que se apoya el orden
jurídico, invocando luego alguno de los métodos tradicionales para justificar su
fallo.

INTERPRETACION Y ADMINISTRACION DE JUSTICIA.

Según Alf Ross, la misión del juez consiste en determinar en cada caso a favor de
cual de las partes debe ejercerse la fuerza del estado. Se trata de una decisión, es
decir, de un acto de voluntad que responde a ciertos motivos por parte del juez,
como toda decisión, aunque por otra parte se apoye también en ciertos elementos
cognoscitivos.

LA TECNICA JURIDICA A NIVEL DE LA NORMA INDIVIDUALIZADA.

CLASES DE LAGUNAS EN LA TEORIA TRADICIONAL.

La teoría tradicional considera a la laguna desde dos puntos de vista: en primer


lugar, la concibe como una imprevisión legal; en segundo lugar, la concibe como la
inconveniencia de aplicar a un caso determinado una norma existente, también se
les llama lagunas propia e impropia, o también laguna técnico-legal y laguna
axiológica o política.
Lagunas técnico-legales (verdaderas o propias) y lagunas axiológicas (falsas o
impropias).
Cuando en el ordenamiento jurídico establecido falta una prescripción que se
esperaba de acuerdo con la organización propia del ordenamiento jurídico,
decimos que hay una laguna legal.

13
8 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Kelsen dice, “si un ordenamiento jurídico determina que un funcionario debe ser
escogido por elección y no establece el procedimiento conforme al cual la elección
debe realizarse, decimos que hay una laguna técnico-legal, porque el propio
ordenamiento jurídico ha fallado en la prescripción de acuerdo con lo que se podía
esperar de la misma.
Cuando en un caso no hay verdaderamente una impresión legal puesto que la
norma debe resolver el caso, hablamos de una laguna impropia, de una laguna
falsa, o simplemente de una laguna política o axiológica.
La laguna verdadera es el producto de un acto de constatación del órgano
competente, quien comprueba que hay un defecto técnico-legal en el
ordenamiento jurídico preestablecido, mientras que en la laguna falsa, no
existiendo este defecto, la laguna no es constatada, sino constituida, es creada
por un acto de valoración de la autoridad competente.
Lagunas anteriores u originarias y lagunas posteriores o supervivientes.
Hablamos de una laguna superviviente o de una laguna posterior, cuando una
relación social determinada aparece como consecuencia del progreso y no puede
ser resuelta de acuerdo con los criterios preestablecidos. La laguna superviviente
o laguna posterior, es decir, la laguna que nace con posterioridad a la previsión
legal esta también vinculada con el criterio de la laguna axiológica o política,
puesto que es la decisión del órgano competente la que constituye y determina el
defecto técnico-legal que debe ser resuelto o integrado por la instancia
jurisdiccional.
Concepción moderna acerca de las lagunas.
Para nosotros existe una laguna en todos aquellos casos en que por razones de
orden axiológico, el órgano competente practica una valoración primaria. Este es
el punto central de la cuestión: siempre que el poder constituido, a nivel de la
conducta concreta, decida practicar una valoración primaria, vale decir, una
valoración conforme a ciertos criterios jurídicos no establecidos legalmente,
decimos que hay una laguna.
El problema de las lagunas se presenta siempre y cuando el órgano competente
se ve impedido a practicar una valoración primaria, el problema de la laguna no es
una cosa que se pueda determinar de antemano de conformidad con los criterios

13
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 9
FILOSOFÍA DEL DERECHO

de la lógica formal, sino que depende de una lógica que toma en cuenta la
ponderación o la valoración de los intereses.
Debemos entonces, retener esto: el problema de las lagunas surge en primer
lugar, respecto del nivel de la conducta concreta; y en segundo lugar, respecto de
los criterios suprapositivos de valoración. No podemos hablar de lagunas en el
derecho a nivel de las normas generales, pues solo hay lagunas cuando frente al
caso concreto considerado, no s encontramos con que falla una norma
preestablecida, o cuando la aplicación de una norma preestablecida resulta
inconveniente o injusta

LA ANALOGÍA COMO PROCEDIMIENTO DE INTEGRACIÓN DE LAS LAGUNAS.

El mecanismo de la analogía en el campo del Derecho.


El principio de la analogía lo habían intuido ya que de alguna manera magistral los
juristas romanos, con esa capacidad providencial del genio romano para la
jurisprudencia, al decir: “donde hay la misma razón legal, debe haber la misma
disposición legal”.
Entonces, como la norma no agota la virtualidad vinculante del principio, existe
siempre la posibilidad de que casos parecidos no expresamente comprendidos e
la norma, puedan regularse por el mismo principio.
Es indiscutible que la analogía, o sea, la igualdad esencial o la igualdad
jurídicamente relevante, entre el caso previsto y el no previsto, es una decisión
valorativa del intérprete: el cual es quien tiene que determinar si de acuerdo con
su comprensión del problema, un caso es esencialmente análogo al caso previsto.
Podríamos decir entonces que en cierta forma, la analogía jurídica es un
procedimiento que declara la igualdad esencial de las relaciones, en virtud de una
valoración, y esa valoración es sintética, es decir, que constituye la analogía, no la
constata.

ANALOGIA E INTERPRETACION EXTENSIVA.

14
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

La diferencia fundamental radica en que la extensión es un proceso de


interpretación, mientras que la analogía es un procedimiento de integración; y al
decir esto, estamos suponiendo el defecto, la falla o la falta, en el ordenamiento
jurídico preestablecido, de una solución para el caso considerado.
El problema de la interpretación extensiva, surge básicamente de la posibilidad
siempre abierta, de un desajuste entre el nivel lingüístico y el nivel significativo de
la norma.
Clases de analogías.
Genéricamente podemos decir que existen dos tipos de analogías: la analogía
simple que también se llama analogía legis, y la analogía compleja o analogía
Iuris. En la analogía legal, nos limitamos exclusivamente a encontrar un principio
por mediación de la norma para resolver un caso no previsto; en cambio, en la
analogía jurídica, es indispensable hacer una interpretación sistemática, que haga
posible la congruencia del principio descubierto con los principios que integran el
ordenamiento jurídico como un todo.
En definitiva, la diferencia entre ambos tipos de analogías es una diferencia de
grado: en la analogía simple, nos limitamos a la mediación de una norma concreta
o de un número limitado de normas en un sector del derecho; mientras que en la
analogía compleja, tenemos que utilizar los principios que configuran el
ordenamiento jurídico como un todo. Es más o menos una diferencia similar a la
que existe entre la interpretación lógica y la interpretación sistemática: la
interpretación lógica se refiere a la determinación del sentido y alcance de una
norma en relación con el conjunto de preceptos que regulan una institución; en
cambio, la interpretación sistemática implica la conexión de esa institución, con
todo el ordenamiento jurídico concebido como una unidad. Se trata entonces de
un problema puramente de grado, pero no de diferencias esenciales.

LOS PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO COMO MEDIO DE


INTEGRACIÓN DEL DERECHO.

Hay muchas concepciones al respecto: se puede entender por principios


generales del derecho, el derecho natural, se puede entender que son los

14
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 1
FILOSOFÍA DEL DERECHO

aforismos o las máximas contenidas por ejemplo en el digesto y así


sucesivamente.
Muchos iusnaturalistas no podían aceptar la identificación entre principios
generales del derecho y tradición de cultura, porque la tradición de cultura es una
realidad empírica mudable, cambiante, que depende de las condiciones sociales,
políticas y económicas del lugar en donde se practica la integración.
Los principios del derecho positivo cuya integración se busca, porque no pueden
existir otros; si yo considero que hay principios que están mas allá del
ordenamiento jurídico positivo de un país, esos principios son incontrolables. Pero
hay también que tener cuidado con el manejo de los principios de orden
ideológicos, porque el derecho natural cuya expresión es a veces inasible porque
varia con el punto de vista ideológico que cada uno tiene, puede cumplir una
función conservadora o revolucionaria.
No hay que olvidar que el derecho natural se puede oponer al derecho positivo, se
puede oponer al sistema, argumentando que hay ciertos valores de justicia que es
indispensable realizar revolucionariamente, por medio de lo que LOCKE llamaba
la “apelación al cielo”.
Los iusnaturalistas no lo reconocen así, y dicen que científicamente se puede
demostrar la existencia de una estructura de valores más allá del tiempo y del
espacio: el carácter ideológico de esta afirmación radica justamente en que
encubre con un argumento pretendidamente científico, lo que no es más que el
resultado de una preferencia metafísica.
Se refuerza con los siguientes criterios de los tribunales federales:

Registro No. 210619


Localización:
Octava Época
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
XIV, Septiembre de 1994
Página: 410
Tesis: III. 2o. C. 65 K

14
2 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Tesis Aislada
Materia(s): Común
QUEJA POR EXCESO DE EJECUCION. PARA CONOCER SI LO HUBO O NO
EN EL CUMPLIMIENTO DE UNA SENTENCIA DE AMPARO, EL EXAMEN DE
AQUELLA DEBE HACERSE MEDIANTE UN SILOGISMO.
Para saber si hay exceso o no, en el cumplimiento de una sentencia concesoria de
amparo, debe realizarse un silogismo, en el cual la premisa mayor consistirá en
los lineamientos señalados por la ejecutoria, en los que se precisan los efectos y
alcances de la tutela constitucional; luego, la premisa menor será el quehacer
judicial que en cumplimiento del fallo protector lleven a cabo las autoridades
responsables, conforme a las pautas señaladas; y, finalmente, en base a ambas
premisas deberá arribarse a una conclusión, en la medida propuesta en los
agravios que el inconforme haga valer.
SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL TERCER
CIRCUITO.
Queja 32/94. Antonio Sánchez Ramírez. 2 de junio de 1994. Unanimidad de votos.
Ponente: Eduardo Lara Díaz. Secretario: Arturo Ramírez Pérez
Registro No. 226449
Localización:
Octava Época
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
V, Segunda Parte-2, Enero a Junio de 1990
Página: 675
Tesis: VII.1o. J/7
Jurisprudencia
Materia(s): Común
CONCEPTOS DE VIOLACION EN EL AMPARO DIRECTO.
Todo concepto de violación en el amparo directo debe consistir en la expresión de
un razonamiento jurídico concreto, contra los fundamentos de la sentencia
impugnada, para poner de manifiesto, ante la potestad federal, que los mismos
son contrarios a la ley o a la interpretación jurídica de la misma, ya sea porque

14
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 3
FILOSOFÍA DEL DERECHO

siendo aplicable determinada disposición legal no se aplicó, o porque se aplicó sin


ser aplicable, o bien porque no se hizo una correcta interpretación jurídica de la ley
o porque la sentencia no se apoyó en principios generales del derecho cuando no
hay ley aplicable al caso, de tal modo que el propio concepto de violación debe ser
una relación razonada, esto es, un verdadero silogismo, siendo la premisa mayor
los preceptos constitucionales que se estiman infringidos, la premisa menor, los
actos reclamados, y la conclusión, la contrariedad entre ambas premisas.
PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEPTIMO CIRCUITO.
Amparo directo 1443/88. Juan Torres Martínez. 8 de noviembre de 1989.
Unanimidad de votos. Ponente: Eliel E. Fitta García. Secretario: Pedro Pablo
Hernández Lobato.

Amparo directo 1953/88. Julio Víctor Rojano Portillo. 10 de enero de 1990.


Unanimidad de votos. Ponente: Eliel E. Fitta García. Secretaria: Nilvia Josefina
Flota Ocampo.
Amparo directo 963/89. Mercedes Amador Huerta y otro. 10 de enero de 1990.
Unanimidad de votos. Ponente: Eliel E. Fitta García. Secretaria: Nilvia Josefina
Flota Ocampo.
Amparo directo 1859/88. Cesáreo Vázquez Rivera. 7 de febrero de 1990.
Unanimidad de votos. Ponente: Tomás Enrique Ochoa Moguel. Secretario: Héctor
Riveros Caraza.
Amparo directo 89/89. Paulina Herrera Lindo. 28 de marzo de 1990. Unanimidad
de votos. Ponente: Tomás Enrique Ochoa Moguel. Secretario: Héctor Riveros
Caraza.
Genealogía:
Gaceta número 29, Mayo de 1990, página 75

Registro No. 164890


Localización:
Novena Época
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

14
4 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

XXXI, Marzo de 2010


Página: 3076
Tesis: III.1o.C.174 C
Tesis Aislada
Materia(s): Civil
SUPLENCIA DE LA QUEJA DEFICIENTE EN EL AMPARO EN MATERIA CIVIL.
OPERA SIEMPRE QUE EN LOS CONCEPTOS DE VIOLACIÓN O AGRAVIOS
EXISTA UNA MÍNIMA CAUSA DE PEDIR.
Este Tribunal Colegiado en la tesis III.1o.C. J/20, publicada en el Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo VIII, noviembre de
1998, página 485, de rubro: "SUPLENCIA DE LA QUEJA DEFICIENTE. EL
AMPARO EN MATERIA CIVIL HA DEJADO DE SER DE ESTRICTO DERECHO.",
sostuvo, en esencia, que en la actualidad el amparo en materia civil ha dejado de
ser de estricto derecho, pues para que el juzgador pueda advertir si existe o no
una violación manifiesta de la ley en perjuicio del peticionario de garantías que lo
haya dejado sin defensa en términos del artículo 76 Bis, fracción VI, de la ley de la
materia debe, incluso, ante la ausencia de conceptos de violación, analizar en su
integridad el acto reclamado para luego determinar si es o no violatorio de
garantías; sin embargo, atendiendo a lo que sostiene la jurisprudencia 1a./J.
35/2005, publicada en el mismo órgano de difusión, Novena Época, Tomo XXI,
abril de 2005, página 686, de rubro: "SUPLENCIA DE LA QUEJA DEFICIENTE.
DEBE HACERSE A PARTIR DE LOS CONCEPTOS DE VIOLACIÓN O, EN SU
CASO, DE LOS AGRAVIOS EXPRESADOS, POR LO TANTO NO ES
ILIMITADA.", una nueva reflexión sobre el tema conduce a este órgano colegiado
a abandonar aquel criterio para establecer que en materia civil no puede
sostenerse que el beneficio procesal de que se trata pueda operar aun ante la
ausencia de conceptos de violación, toda vez que el invocado artículo 76 Bis,
fracción VI, señala que la suplencia de la queja deficiente se entiende referida a
los conceptos de violación y, en su caso, a los agravios, por lo que debe
considerarse que este precepto limita el ámbito de aplicación de esta figura y, por
tanto, a excepción de la materia penal, el órgano de control constitucional debe
hacer el análisis del acto reclamado a partir de la existencia de un mínimo

14
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 5
FILOSOFÍA DEL DERECHO

razonamiento expresado en la demanda, esto es, sin la elemental causa de pedir


el juzgador no está en aptitud de resolver si tal acto es o no inconstitucional. No
obsta a lo anterior que el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al
resolver la contradicción de tesis 52/2004-PL haya determinado que tratándose del
amparo contra leyes o actos de aplicación en el caso de que aquéllas hubiesen
sido declaradas inconstitucionales por la jurisprudencia de ese Máximo Tribunal, la
suplencia de la queja deficiente debe ser total, ya que se trata de casos
excepcionales.
PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL TERCER CIRCUITO.
Amparo en revisión 177/2008. Promotora Brillante, S.A. de C.V. 26 de junio de
2008. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arturo González Zárate. Secretaria:
Cecilia Peña Covarrubias.
Notas: Esta tesis abandona el criterio sostenido por el propio tribunal en la diversa
III.1o.C. J/20, publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta,
Novena Época, Tomo VIII, noviembre de 1998, página 485, de rubro:
"SUPLENCIA DE LA QUEJA DEFICIENTE. EL AMPARO EN MATERIA CIVIL HA
DEJADO DE SER DE ESTRICTO DERECHO."
La parte considerativa de la ejecutoria relativa a la contradicción de tesis 52/2004-
PL citada, aparece publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, Novena Época, Tomo XXIII, mayo de 2006, página 447

HABLE DEL DERECHO Y LENGUA.

Toda sociedad requiere del reconocimiento y la creación de leyes para


conseguir su progreso y perfeccionamiento, sin ellas cualquier intento de
convivencia resulta infructuoso. Para lograr estos objetivos es necesario el
derecho, como expresión de la razón societaria y procurador de la paz y
armonía sociales. Mediante el orden, la sociedad realiza los fines que le son
propios. Estos fines se concretan en la consecución del bien común, para lo cual
se requiere de una estructura normativa a la que los individuos ajusten su
conducta y en función de la cual, los jueces apliquen y prescriban un orden.

14
6 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

En el hacer del derecho, es necesario un análisis del lenguaje, entre otros


aspectos, para la elaboración y prescripción de las leyes, los problemas a los
que se enfrenta el derecho, en tanto ciencia del hacer societario, demandan
atención a la forma en que se construye y aplica el discurso jurídico. Además la
realidad del lenguaje es tan amplia que el derecho es lenguaje, y sin embargo
no lo agota, podemos afirmar que la disciplina jurídica es una actividad del
lenguaje.
La lingüística ha tomado interés por el derecho a raíz de su consideración
como constante social, es decir, a partir de la sociología y de los estudios que
ésta ha hecho del derecho como ciencia normativa y prescriptiva de las
conductas; y desde que se le concibió como un sistema de comunicaci ón
interhumana, al igual que la economía y la historia, en especial por lo que
respecta a las diversas formas de parentesco que pueden encontrarse en las
culturas.
Es necesario entonces un an álisis del lenguaje para el mejoramiento del
derecho en las sociedades actuales. Tal mejoría se obtiene en proporción
directa al perfeccionamiento de los criterios para usar el lenguaje. El interés
que muestra el derecho hacia el estudio de éste no procede del hecho de que
los hombres evidente mente hablan, sino de la pregunta: ¿por qué las cosas se
llaman del modo como son nombradas por el hombre?, o ¿por qué las cosas
tienen ese nombre y no otro? Esta importancia dada al lenguaje se encuentra ya
desde la antigua Grecia, donde se reconocía que gracias a él es posible transmitir
el conocimiento, porque -como dice Gerardo Dehesa- El lenguaje es la piedra
angular de la civilización.
Arist óteles afirma en La Política que el hombre es social gracias al lenguaje,
dándole con ello la importancia que debe asumir el derecho hacia este tema,
cuando dice: la razón por la cual el hombre es un ser social, más que cualquier
abeja y que cualquier animal gregario, es evidente: la naturaleza no hace nada en
vano, y el hombre es el único ser que tiene palabra, que la utiliza para manifestar lo
conveniente y lo perjudicial, así como lo justo y lo injusto. A este mismo respecto el
suizo Ferdinand de Saussure, padre de la lingüística moderna, afirma que: la
lengua es un producto social de la facultad del lenguaje y al mismo tiempo un

14
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 7
FILOSOFÍA DEL DERECHO

conjunto de convenciones necesarias adoptadas por el cuerpo social, para permitir el


ejercicio de esta facultad entre los individuos.
El lenguaje tiene una doble funci ón: comunicar e influir en otros, esto se debe a
ese carácter social del hombre, y el derecho es la forma social por excelencia,
es una constante en la conformación de las sociedades. Así pues, existen dos
propósitos fundamentales en el lenguaje, desde la perspectiva jurídica que aquí
nos ocupa: describir situaciones -como en los enunciados científicos, es decir,
los decla rativos- y provocar conductas, que es un aspecto dinámico, -como en
las normas del derecho o de la moral, es decir, los enunciados normativos-
cuyo cometido es claramente prescribir un orden en las conductas.

Enunciados declarativos
Lenguaje
Enunciados normativos

Por lo anterior, uno de los datos esenciales en la configuración de cualquier


lengua será el aspecto jurídico. Sin embargo, la extensión y frecuencia de las
construcciones y de los términos jurídicos dependerán del grado de interés
que muestre una determinada comunidad hacia el derecho. Lo que es una
realidad es que el derecho adquiere forma sólo mediante el lenguaje, porque
se halla vinculado existencialmente a él. El derecho positivo tiene como
condicio sine qua non la lengua -oral o escrita- para su conformación cabal, pues
de otro modo las ideas jurídicas resultarían inaprensibles para los demás y las
elementales prescripciones del orden societario serían imposibles de ser
asimiladas en la cotidianidad de \apolis.
Ahora bien, existen diferentes medios de expresión del lenguaje: la voz y la
escritura; la primera pronuncia los signos de las afecciones de sentimientos y
pensamientos que están en la racionalidad de todo ser humano, mientras que
la segunda es signo del sonido, es decir, una representación de lo que se

14
8 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

habla. Aristóteles afirmó que a pesar de que la escritura y el sonido -lo que
conocemos como idioma- no son los mismos para todos los hombres, las
afecciones de la racionalidad sí lo son, por lo que es posible la comunicación de
algunos signos entre diferentes sociedades a pesar de la desemejanza entre
ellos. Con las afecciones de la racionalidad nos referimos a todo lo que los
hombres comúnmente experimentamos, esas sensaciones que cada hombre
ha vivido alguna vez, y las inquietudes naturales que surgen en su interacción
con los otros seres humanos en primer lugar, y con el resto de los seres.
voz
Afecciones de la racionalidad
Escritura

Prueba de lo anterior es que la doctrina del signo, tal y como la formularon los
estoicos por primera vez, conserva todavía su validez, ellos conocieron como
signo, en general, aquello que parece develar algo. En sentido propio llamaron
así a lo que indica una cosa oscura, o mejor dicho, lo que manifiesta que algo
es.
Natural
Signo (aquello que parece develar algo)
Convencional

Los estoicos clasificaron los signos en dos especies:


Los Signos Recordatorios: que se refieren a cosas que en oca
siones no son evidentes, como por ejemplo, el humo que es el sig
no del fuego; y
Los Signos Indicativos: que no se observan nunca junto a la
cosa de que son signo, son oscuros por naturaleza, un ejemplo de
ellos es el movimiento del cuerpo, que para estos filósofos era sig
no de animación.
Los signos recordatorios son menos abstractos que los indicativos, -porque son
sensibles, es decir, hacen referencia a algo material como el humo al fuego o la

14
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 9
FILOSOFÍA DEL DERECHO

oscuridad a la noche-, y los indicativos que son inteligibles -porque hacen


referencia a algo inmaterial, como que los seres que están vivos se mueven-.
Según la filosofía estoica, la capacidad del hombre de emplear y entender los
signos establece una clara deferencia entre el ser humano y el animal. Los
estoicos consideraron al signo como un producto intelectual, identificándolo
con una proposición compuesta por una relación válida y reveladora del
consecuente, es decir, desde esta perspectiva, todo signo supone la concreción
de una relación válida, por ejemplo el robo supone que alguien se ha apoderado
de algo que no le pertenece, y que este acto ha sido realizado por esa persona,
quien consecuentemente es ladrón.
También la filosofía escolástica, de especial significancia para el estudio del
derecho -pensamiento cristiano de la Edad Media dedicado al ejercicio de la
actividad racional- toma en cuenta el problema del lenguaje y de los signos.
Concretamente para San Agustín, signo es la cosa que hace llegar al intelecto
el conocimiento de algo distinto. Tal definición es criticada por los mismos
escolásticos como incompleta, porque sólo se refiere a los signos sensibles -es
decir, los que hacen referencia a la materia- y no a los inteligibles -los que no
tienen relación con algo material-. Para San Agustín conocemos mediante
signos, porque la información que tenemolTei\nuestra mente de una cosa no es
lo mismo que esa cosa, no se identifica con ella.
Más adelante, Tomás de Aquino, considerado el filósofo y teólogo de mayor
relieve dentro de la filosofía escolástica del siglo XIII, el más grande representante
de los escolásticos y auténtico genio metafísico, elaboró un sistema del saber
de índole aristotélica, a diferencia del de San Agustín, que era platónico. En su
Suma Teológica no excluyó que el signo pudiera denominar a la causa sensible
de un efecto oculto, como por ejemplo el fuego puede ser causa del calor. Así,
signo es aquello que representa algo distinto de sí mismo a la inteligencia, es
decir, el signo -desde la perspectiva del Aquinate-hace referencia a aspectos de la
realidad que se infieren de la realidad misma en cuanto la significan. En el ámbito
del derecho, es un signo de la realización del contrato de compraventa que el
comprador disponga de la cosa que ha adquirido.

15
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Existe una estrecha relación entre el lenguaje, el habla, la retórica -es decir, la
argumentación oral- y la lógica -o argumentación escrita-. Para Tomás de
Aquino el signo lingüístico, o la palabra pronunciada por el hombre, tiene sentido
en cuanto que hace referencia a un pensamiento, el cual es producto de un
razonamiento. Aquino explica que las palabras son signos de los conceptos, los
cuales son mentales.
Todos los signos lingüísticos son producidos con base en el objeto que
expresan. Una vez determinada la palabra, ésta se torna autónoma y desde
ese momento el signo deja de depender de quien lo pronuncia, obligando a los
hablantes a abrazar ese signo que ha sido establecido. El habla es, entonces,
un signo convencional que se manifiesta en su propio origen, la sociedad. Por
ejemplo, una vez creada la palabra 'contrato', ésta deja de ser dependiente de
quien la estableció y tiene significado propio, con independencia de quien la
expresa, más adelante volveremos sobre este tema, pero ahora es importante
anotar que las palabras son expresión, es decir, signo de los conceptos,
porque éstos deben guardar fidelidad a la realidad que expresan, de lo contrario
el lenguaje en general, y jur ídico en particular perdería sentido, es decir, por el
concepto de contrato debe entenderse acuerdo de voluntades y no otra cosa.
El lenguaje se define como el conjunto de sonidos articulados con los que el
hombre manifiesta lo que piensa o siente, es una ma nera de expresarse o un
conjunto de se ñales para entender una cosa. El problema del lenguaje radica
en saber qué criterio debe emplearse para denominar a una cosa de una forma
concreta y no de otra. El lenguaje es un conjunto de usos lingüísticos. El
significado de una palabra consiste en su uso. Y el uso posee determinadas reglas. Y a
la filosofía le compete descubrir los usos lingüísticos efectivos para su uso.
El ordenamiento jur ídico es, en su modo de transmisión y re cepción, un
conjunto de proposiciones lingüísticas, y éste es el único modo de transmisión del
derecho. Como dice Gerardo Dehesa en su "Etimología Jurídica": el lenguaje
humano es en su mayoría auditivo, y se ha denominado tradidonalmente
"articulado". Este aspecto fónico se complementa con la capacidad humana de dar
valor a los signos y relacionarlos entre sí, es decir, el lenguaje ha de ser contemplado
en su triple aspecto psico-físico-espiritual.

15
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 1
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Pero la palabra no le da sentido, ni ayuda a la sociedad a alcanzar su perfecci ón


por sí misma. Para ello tiene que existir una relación entre la lógica y la retórica
que encamine los discursos y argumentos de modo verdadero y válido. Por eso la
disyunción entre el pensa miento y la palabra es el gesto fundante de la filosofía del
derecho, es decir, aquél que la define, además del gesto por el que se anuncia el
camino y el horizonte (método) de la metafísica; puesto que ésta no ha podido evitar
caminar este sendero. Con lo anterior queremos decir que la metafísica, es decir,
aquello que está más allá de la física, o del conocimiento de la naturaleza, en
busca de principios y concep tos que puedan explicar el mundo físico; no debe
ser invalidada o negada por quienes piensen que es preferible no encarar el
problema de cómo el hombre conoce, y en su lugar, simplistamente, pretender
que basta con prescribir un orden normativo para que éste se dé.
El derecho, la l ógica, la retórica y todas las disciplinas a las que hemos hecho
referencia tienen su fundamento en la metafísica, la cual descubre los primeros
principios de la realidad y c ómo el hombre mediante su razón se acerca, los
conoce e interactúa con ellos.
El neopositivismo, doctrina en la que se fundamentan las prin cipales corrientes
de la filosof ía del derecho actual y que tienen su punto de arranque en el
esfuerzo codificador del derecho del siglo XVIII, niega por principio la
metafísica. La Escolástica, en cam bio, demuestra la necesidad de la metafísica,
es decir, su condición de ser principio y fundamento de la realidad. Por otro
lado, recu peró la vinculación entre la retórica y la lógica, que desde el griego
Zenón de Citio habían sido estudiadas como disciplinas encarga das del estudio
del lenguaje, a partir de puntos de vista diferentes:
Los an álisis lógicos del lenguaje encontraban una aplica ción directa en la
actividad discursiva y se enfocaban en la forma que los argumentos tomaban;
En la ret órica, en cambio -el arte de persuadir mediante el uso de instrumentos
lingüísticos- se estudiaba el lenguaje a la luz de sus teorías semánticas. Su
característica principal era su falta de compromiso con una demostración
adecuada a las reglas de la ra cionalidad. Esto se descubrió desde Grecia y se
intensificó con los sofistas, intelectuales que cobraban por enseñar a
convencer de cualquier cosa a alguien, sin otorgarle importancia a la verdad.

15
2 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Así pues, los pensadores clásicos lejos de ver a la retórica como un instrumento de
dominio emocional y afectivo, la consideraban como el medio óptimo para enlazar
el intelecto y el sentimiento, como una lógica de la emoción, o como la semántica
de la persuasión.
Conviene recordar que para los objetivos de la ciencia jur ídica es de especial
importancia el estudio del lenguaje -tanto retórico como lógico-, ya que es el
instrumento del que se vale. El trabajo argumentativo reclama, de modo necesario,
realizar algunas reflexiones sobre el lenguaje, que es el instrumento cotidiano de
trabajo de cualquier persona que se relacione con la materia jurídica. No puede existir
una buena argumentación si no se tiene un adecuado manejo del lenguaje,
desgraciadamente este trabajo es por lo general omitido de la formación de los
juristas. Rescatar la importancia dada por los clásicos a la retórica es favorable
para que se cumplan los obje tivos del jurista, es decir, la solución de las
controversias societarias en la perspectiva de la justicia.
El vocabulario jur ídico, del mismo modo como ocurre en cual quier lengua,
supone siempre una problemática. El conocimiento del l éxico depende de
muchas cosas, entre otras, la cultura en ge neral, la experiencia lingüística, el
interés y otras razones; todo ello se complica en el vocabulario técnico o
especializado de cualquier rama del pensamiento, pero estos últimos tienen su
origen en el lenguaje coloquial y común, por lo que, con el paso del tiempo
evolucionan obteniendo significados adicionales que enriquecen su campo
semántico y adquieren distintas acepciones.
El lenguaje jur ídico tiene su origen en el lenguaje coloquial. Las formulaciones
jurídicas primitivas fueron confeccionadas a natura doctum, esto es, basadas
en la vida, expresadas en términos de lengua corriente. El lenguaje jurídico,
entonces, no constituye un sistema lingüístico artificial, creado ex profeso para la
formula ción, análisis y aplicación de normas de conducta, sino que es
"substancialmente una parte de la lengua corriente". El estilo pro pio del
lenguaje jurídico no posee la universalidad del lenguaje, sino que depende de
ella, esto supone, entre otras cosas, que es el jurista quien ha de adecuarse a
las exigencias del lenguaje, por tanto es necesario conocerlas y no pretender
ingenuamente que a fuerza de intentar crear un lenguaje artificial, la realidad se
adecué a esos caprichos.

15
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 3
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Conviene detenernos un momento para aclarar la distinci ón entre el lenguaje


del derecho y el jurídico. El primero es donde se formulan las normas jurídicas,
es el derecho positivo; y el segundo es el que se utiliza para referirse a las
normas, es la ciencia del de recho o jurisprudencia. La precisión terminológica
debe buscarse tanto en la formulación y en la práctica del derecho, como en la
jurisprudencia, pero nunca, sacrificarse la sencillez y claridad idiomáticas por
obtener la precisión. No le serviría al ciudadano común y corriente que los
juristas estén de acuerdo con el signifi cado de cierta expresión, si para aquél, o
incluso para los propios juristas, fuera completamente exótica o incomprensible.
Las leyes no se hicieron para que sólo las entiendan los abogados; las
sentencias o resoluciones que emergen de los órganos jurisdiccionales deben
ser susceptibles de interpretarse sin necesidad de un docto en derecho. El
primer objeto de las normas consiste en que la gente las entienda. Y, en última
instancia, el empleo de términos no colo quiales ni siquiera elimina toda
imprecisión, si no son fundamentados en la filosofía del derecho, que se expresa
en lenguaje natural, sim ple y llano, como intentaremos demostrar en estas
páginas.
El riesgo del derecho, en relaci ón a sus formulaciones lingüís ticas, es la
reducción de su enseñanza a las palabras, vaciándolas de contenido,
estancándose en los formalismos. La semiótica es el análisis lógico de los signos.
Se divide en sintaxis, semántica y prag mática y se ocupan respectivamente de la
formalidad de los signos, el significado de las palabras y la referencia de éstas a los
sujetos. Al apli car dicha tripartición al estudio del derecho como lenguaje, tenemos
que el nivel sintáctico corresponde al "análisis lógico-formal de las proposiciones
jurídicas", encontrándonos dentro de lo que se conoce como "teoría del derecho";
el plano semántico se refiere a la "inves tigación de los contenidos de sentido" de
las proposiciones jurídicas, ubicándonos -por lo tanto- en el ámbito de la "teoría
dogmática jurídica"; y, por último, el área pragmática abarca "la indagación del
lenguaje utilizado en los procesos de decisión", situándonos de esta manera en
la "teoría de la decisión jurídica".

Sintaxis: análisis lógico formal de las proposiciones jurídicas


Semiótica Semántica: investigación de los contenidos

15
4 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

dados al lenguaje jurídico


Pragmática: lenguaje utilizado en los procesos
de las decisiones jurídicas

Como puede apreciarse, las tres partes de la semi ótica jurídica se


complementan. A su vez, el jurista debe poseer conocimientos de lógica y
retórica para construir una óptima argumentación jurídi ca. Con el solo uso del
vocabulario pueden formularse argumentos no muy acertados, pero que ganan
terreno en el ánimo del audito rio, si se saben exponer de forma adecuada, en el
sentido lógico de la estructura, aparte de la brillantez con que se presente. En
cambio, un buen argumento, pierde parte considerable de su fuerza si está mal
expuesto o acusa defectos semánticos y estructurales. Por lo anterior, no basta
contar con un buen argumento jurídico, hay que saberlo exponer con claridad
y con una buena estructura lógica. Lo más importante es su validez, es decir,
que efectivamente pue da llegarse a la conclusión que se defiende, mediante las
premisas que componen el razonamiento. La verdad se complementa con la
corrección semántica.
En el derecho, es crucial el manejo del lenguaje y de todos sus elementos. El
derecho es una ciencia pr áctica discursiva, cuya herramienta es el lenguaje.
Como dice Justiniano: conviene que el que ha de dedicarse al derecho conozca
primeramente de dónde deriva el término "ius" (derecho). Es llamado así por derivar
de "justicia", pues como elegantemente define Celso, el derecho es la técnica (el
arte) de lo bueno y lo justo, ya desde el derecho romano es clara la importancia
del conocimiento del lenguaje, porque ésta es la he rramienta sobre la que se
articula todo su hacer prescriptivo del orden societario.
Tambi én en el Digesto, Justiniano dice que la palabra derecho se emplea en
varias acepciones, una cuando se llama derecho a lo que siempre es justo y
bueno, como es el derecho natural; en otro sen tido es lo que en cada ciudad
es útil para todos o para muchos, como es el derecho civil; y no con menos
razón se llama derecho, en nuestra ciudad al derecho honorario. Es en todos
estos modos donde el lenguaje debe ser analizado y utilizado.
No debemos olvidarnos que el lenguaje jur ídico se nutre de los lenguajes
naturales, poseyendo las mismas características de éstos, con sus

15
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 5
FILOSOFÍA DEL DERECHO

particularidades propias; entre las que se encuentran la terminología o


vocabulario especializado, propios de las ciencias con las que el derecho entra
en contacto al prescribir los orde namientos societarios.
El lenguaje especializado, en este caso el jur ídico, confiere una importancia
esencial al lenguaje común, ya que el primero no pue de existir sin éste, de modo
que ambos lenguajes son lo mismo pero el especializado tiene, además,
nuevos contenidos conceptuales agregados, muchas veces, por medio de
metáforas; así lo hace el leguaje técnico que está arraigado con fuerza en la vida
diaria. Algunas expresiones técnicas de las ciencias y del derecho han penetrado
en la lengua coloquial sin que la mayoría de los habitantes lleguen a tener plena
conciencia del origen de ciertas expresiones.
El uso del lenguaje es vital en cualquier sistema legal, en tanto que los
legisladores lo utilizan para crear las leyes mismas, as í como los tribunales
recurren a él para establecer su decisión. En conse cuencia, los filósofos del
derecho necesitan un preciso entendimiento filosófico tanto del significado como de
los usos del lenguaje, pues la ley es un precepto que no surge de modo intuitivo
de la propia exi gencia interna, sino de una autoridad externa que tiene que
expresar con palabras precisas su mandato.
En el derecho la importancia del lenguaje es muy distinta a la que puede tener
en otras disciplinas. En la literatura, por ejemplo, tiene consecuencias
estéticas, más no jurídicas. El lenguaje, para el derecho, no es sólo un modo de
exteriorizarse, es un modo de ser. La norma destinada a regir la conducta de los
hombres está enca denada a la palabra que la expresa, donde la precisión y la
claridad no actúan como simples valores estéticos, sino como verdaderos
valores jurídicos. El derecho imprime al lenguaje una severa disciplina, y esto es
obvio porque la justeza de la expresión no es extraña a la justicia de la
resolución. De manera que de la precisión de los argumentos expuestos, se
desprende la consecuencia de una reso lución o sentencia, por lo tanto, la
validez de un razonamiento depende del ajustamiento subyacente en los
argumentos que com ponen una resolución.
Dentro de la compleja diversidad de lenguajes t écnicos existentes, el jurídico
presenta características especiales que lo diferencian de otros. Según el Nuevo
Diccionario Jurídico Mexicano el lenguaje jurídico se puede definir como el

15
6 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

conjunto de términos y expresiones que denotan principios, preceptos y reglas a las


que están sometidas las relaciones humanas en toda sociedad civil. Este léxico
particular que tiene el derecho representa los conceptos básicos que lo
sustentan, sin perder de vista la prescriptibilidad, característica necesaria del
lenguaje jurídico para regular la conducta humana en determinado orden social.
El lenguaje jurídico es preceptivo, es decir, ordena, permite, prohíbe.

ordena
El lenguaje jurídico es prescriptivo permite
prohíbe

De manera que una de las formas sint ácticas que más se presenta es la de
mandato-prohibición, recurriendo al modo subjuntivo-im perativo, al futuro de
mandato y al presente del indicativo. Las proposiciones lógico jurídicas que lo
componen son enunciados normativos, prescriptivos de un deber ser.
En el esfuerzo del hombre por conocer e interactuar con la reali dad, existen dos
caminos por los que la raz ón descubre la estructura o el funcionamiento de las
cosas: uno es el camino lógico y el otro el camino metafísico. El derecho utiliza
como vía de construcción de ar gumentos jurídicos el camino lógico, de manera
que la construcción del lenguaje jurídico, esencial para la creación de
argumentos, es expresión de la racionalidad y requiere de las formas mentales
que más adelante se explicarán, éstas son: concepto, juicio y raciocinio.
Conviene insistir en que la consideración del razonamiento jurídico bajo las
formas lógicas, hace evidente la ilegitimidad y la inconsistencia provocadas por
el uso inadecuado de los modelos lógicos, pretendiendo que éstos se adecúen
a las exigencias del sujeto y no del objeto como de hecho debe ser. Varias
corrientes filosóficas se caracterizan por dicho uso incorrecto, entre ellas el
idealismo moderno, del que se deriva el positivismo jurídico.

EN QUÉ CONSISTE LA TÉCNICA DE aplicación del derecho.

Concepto

15
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 7
FILOSOFÍA DEL DERECHO

La ley (del latín lex, legis) es una norma jurídica dictada por el legislador. Es decir,
un precepto establecido por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe
algo en consonancia con la justicia, y para el bien de los gobernados. Su
incumplimiento trae aparejada una sanción.
Las leyes son delimitadoras del libre albedrío de las personas dentro de la
sociedad. Se puede decir que la ley es el control externo que existe para la
conducta humana, en pocas palabras, las normas que rigen nuestra conducta
social. Constituye una de las fuentes del Derecho, actualmente considerada como
la principal, que para ser expedida, requiere de autoridad competente, es decir, el
órgano legislativo.
El sentido de la ley
La interpretación jurídica se encuentra delimitada por dos polos. Es
eminentemente práctico. Es limitada y dirigidas a los casos reales que ha de
regular las normas que regula. El acto mismo de interpretar por lo tanto la norma
jurídico de la regla adecuada para resolver la contradicción o la insuficiencia con el
que el aplicador del derecho se encuentre,
Normalmente. Cada ordenamiento jurídico y sistema jurídico de derecho positivo
contiene un conjunto de normas que determina las reglas dirigidas a regularse,
específicamente la actividad interpretativa, Estas reglas son de carácter
instrumental, es decir son parámetro que guía la interpretación en el acto mismo
de interpretar, señalando a que debe ceñirse
La existencia de esas reglas no garantiza una interpretación objetivamente
verdadera. Los criterios de verdad y de falsedad solo son aplicables a los juicios
facticos,
Estas circunstancia que caracteriza a la interpretación a la de ser realizada
siempre por los jueces. Para la interpretación que debe enfrentarse es de los
signos lingüísticos en que se expresa las leyes y las normas privadas. Es obvio
que el intérprete no puede prescindir de las reglas gramaticales del lenguaje en
que se traduce una norma jurídica. Sobre todo en la sintaxis el derecho maneja
un lenguaje especializado técnico, la interpretación lógico-sistemática una ley no
se encuentra aislada sino que forma parte de un todo, esto es por reglas y
exigencia del sistema del cual forma parte de la exigencia de unidad y el criterio de

15
8 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

jerarquía establecido por la constitución son esenciales. La interpretación jurídicas


proceso intelectivo por el que se extrae el significado de una norma el ejerció
interpretativo a situaciones extremas descuidando ya la voluntad como clave en
los contratos y en lasseguridad jurídica. Como exigencia del derecho la sola
voluntad interna no tiene relevancia jurídica. En virtud de que
las reservas mentales no sirven de guía para la interpretación del contrato como
tampoco tiene trascendencia jurídica en forma de voluntad declarada, en vista de
que no son de tomarse en cuenta las declaraciones emitidas por fines didácticos a
si pues para interpretar el contrato. Y la voluntad declarada.
Autores de la interpretación
Esta se refiere al fin de la norma, que no es más por el cual fue creada; es decir la
interpretación de los Bienes Jurídicos o sea que su principal objetivo son
los valores o derechos protegidos por la ley penal, de tal manera que su
fundamento es la finalidad de dichos intereses tutelados.
Dentro de esta interpretación una serie de elementos:
1. El sistemático
2. El histórico

Métodos y escuelas de interpretación


Interpretación judicial
Es la actividad que llevan a cabo los jueces en el ejercicio de la actividad
jurisdiccional que les está encomendada, consistente en determinar el sentido y
alcance de las normas jurídicas y otros estándares de relevancia jurídica (como
los principios) que deben aplicar al caso concreto que están conociendo y que
deben resolver.
Cada vez que se habla de interpretación jurídica e interpretación de la ley, en lo
que se piensa comúnmente es en la interpretación judicial. Sin embargo, una
diferencia trascendental entre la interpretación legal (es decir, aquella realizada
por el órgano legislativo) y la interpretación judicial es que la primera tiene
obligatoriedad general, como quiera que se lleva a cabo mediante una ley,
mientras que la segunda tiene obligatoriedad sólo respecto al caso de que se
trate. Esta última idea está estrechamente ligada a la eficacia relativa de los fallos.

15
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 9
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Interpretación ideológica
La interpretación ideológica es aquella que realiza lo juez las formas de
interpretación pues se convierte en el filtro necesario para que el derecho pueda
desarrollarse su función practica en cuestiones jurídicas en la cual es un
instrumento es decir parámetros que guía al interprete,
Interpretación del método exegético.
El método de interpretación exegética es el método de interpretación por el cual se
estudia artículo por artículo, de las normas jurídicas, en tal sentido sólo puede ser
utilizado para estudiar o interpretar normas legales y no otras fuentes o partes
Interpretación de la escuela del derecho libre
Esta escuela nace al plantearse el problema de la interpretación del Derecho,
pues una cosa es dar normas legales, más o menos previsoras y científicas,
destinadas a regular una pluralidad, de casos, y otra bien, distinta es el acomodar
el caso concreto y la pluralidad de factores que intervienen en la vidareal, en esas
categorías lógicas trazadas a priori y adoleciendo quizá, en muchos casos, de un
excesivo carácter matemático y racionalista. Esta labor de adaptación de la norma
legal al caso concreto corresponde al juez principalmente; sobre este no hay
discusión alguna entre los autores. El problema aparece al señalar el modo y
medida en que el Juez deba hacer esta adaptación.
Las diferentes teorías que opinan sobre este punto, o al menos las más
importantes. La doctrina tradicional mantiene la soberanía innegable de la Ley
sobre cualquier otra fuente de Derecho y no permite que éste se viole a pretexto
de una mayor justicia. Con esto limita enormemente la función judicial, pues la
considera un puro silogismo en el cual la premisa mayor, sería la Ley, la menciona
el caso concreto y la conclusión, la sentencia.
Posición de Hans Kelsen
Su afirmación excluye en el ámbito del derecho el tema de la justicia no es jurídico
sino exclusivamente ético. Esta posición de Kelsen no niega la justicia como de
manera errónea se dicho. Sino de que virtud del método que impone su teoría
pura la justicia como características, el derecho según Kelsen no debe ni necesita
ser justo para

16
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Ser derecho. Según Kelsen su relativismo no implica adoptar una posición amoral
el relativismo ético conduce a la tolerancia y la tolerancia se opone a la idea de un
principio absoluto de justicia por que es irracional, la justicia varían de acuerdo a
las circunstancia dice Kelsen desde el punto de vista del conocimiento racional la
justicia relativa que jamás excluirás un ideal opuesto igualmente valido de justicia
y para Kelsen la justicia es aquella cuyaprotección puede florecer la ciencia, la
verdad y la sinceridad, es la justicia de la libertad la justicia de la paz,
La lógica de lo razonable de Luis Recasens Siches
Sostiene que interpretar el derecho es convertir la regla en una norma
individualizada, transformando los términos. Abstraeos y genérico en los precepto
concreto y singular.
Igualmente sostiene que se ha escrito mucho acerca de este tema la axiomas
lógicos los principios matemáticos y para la aprehensión de los hechos de las
naturaleza por ello suele llamarse lógica fisiocometricaa, los diferente logos el
logos de los humanos. la lógica razonable la cual es la razón, razón como la lógica
de lo racional, la lógica de lo razonable, es la lógicas impregnada de puntos de
vista alternativo. De los criterios de valoración, de pautas axiológicas el problema
de la interpretación de los contenidos, y no lógicas de lo racional en la
interpretación de los contenidos. Y no de la lógica formal.
La religión de lo razonable la cual es diferente de la religión de lo racional en las
cuales prevalece por las razones de la lógica racional. Recasens Sicheses no
admite la existencia los diversos métodos de interpretación para el solo existía el
logos de lo razonable o de la equidad es pues el único método de la interpretación
jurídica.
Es decir el juez debe interpretar de manera precisa de la manera que lleve a la
individualización mas justas de la norma general de método que conduzca a la
solución mas justas entre todas, es decir la interpretación de la equidad. A esta
interpretación de equidad se le debe de llamar interpretación mediante la logica
razonable,
Recasens considera que la Moral es el criterio plenario de conducta para la
realización del fin supremo o destino autentico del hombre -no considerado aislado
sino también en sus relaciones con los demás-, pero estudia también otras normas

16
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 1
FILOSOFÍA DEL DERECHO

relativas a la conducta del individuo en sus relaciones colectivas: las reglas del
trato social y las normas jurídicas. Ambas consideran al hombre como sujeto
funcionario de la colectividad, ambas fundan deberes heterónomos, afectan a la
exterioridad y requieren positividad, de la lógica razonable.

Procedimientos de Integración
La analogía como método de integración
Es le procedimiento de integración que se consiste en extraer de todo el sistema
jurídico o de una parte del mismo una nueva regla para laguna del ordenamiento
jurídico. Mientras que la analogía legis obtiene la norma integradora de otra ley o
norma jurídica singular. la analogía iuris en consideración todo el sistema jurídico
en caso no regulado y se dice que esta busca aplicar dicha norma por analogía.
no se cumple tal condición con una semejanza cualquier, se trata de que en caso
regulado exista una semejanza relevante, la integración también se define como
la técnicas el derechonatural considerando
Dentro de los puntos importantes de este método cabe recordar que:
No procede en el Derecho Penal
Dar razones necesarias y suficientes para que proceda la analogía "A igual razón
igual derecho"
En la analogía el trabajo debe ser holístico es decir integrador tomando en cuenta
el todo del sistema jurídico en su conjunto.

los principios generales del derecho


Los principios generales del Derecho tienen tres funciones que tienen incidencia
importante en las normas del ordenamiento, siendo éstas las siguientes:
1. La función creativa: antes de promulgar la norma jurídica, el legislador debe
conocer los principios para inspirarse en ellos y poder positivizarlos.
2. La función interpretativa: implica que al interpretar la norma, el operador debe
inspirarse en los principios, para garantizar una cabal interpretación.
3. La función integrativa: significa que quién va a colmar un vacío legal, debe
inspirarse en los principios para que el derecho se convierta en un sistema
hermético.

16
2 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Estas funciones no actúan independientemente, sino que la aplicación del


derecho opera una u otra forma
Reglas de interpretación del derecho

El articulo 14 constitucional
A ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna. Nadie
podrá ser privado de la vida, de la libertad o de sus propiedades, posesiones o
derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales previamente
establecidos, en el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento
y conforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho. En los juicios del
orden criminal queda prohibido imponer, por simple analogía y aun por mayoría de
razón, pena alguna que no este decretada por una ley exactamente aplicable
al delito que se trata. En los juicios del orden civil, la sentencia definitiva deberá
ser conforme a la letra o a la interpretación jurídica de la ley, y a falta de esta se
fundara en los principios generales del derecho.
La ley penal y su interpretación
La interpretación de la ley, en nuestro caso la penal se define como: Fijar el
sentido y alcance del espíritu de la ley; es decir que la interpretación de la ley
penal, se debe entender como "Una operación completa que exige establecer el
significado abstracto de la regla legal; es decir la intelección de la ley y su
significado concreto frente al caso a resolver o aplicación de la ley." De tal manera,
podemos tomar el Art. 131 de nuestra Constitución que literalmente dice:
"Corresponde a la Asamblea Legislativa: decretar, interpretar auténticamente
reformar y derogar las leyes secundarias. En este sentido, nuestra legislación
reconoce que frente a la ley se eleva la múltiple variedad de la vida a la que hay
que aplicarla; es decir que la ley debe ser interpretada. Entonces el trabajo de
interpretar la ley es indispensable, pero esta varía en su entendimiento por quien
la interpreta por su estudio u oficio; es decir que dependiendo el surgimiento o
desenvolvimiento del individuo así va a evaluar o considerar la norma jurídica.
Ahora bien, en un principio existió un precepto prohibitivo de interpretar las
leyes penales, Bombar fue el primero en establecer estas prohibiciones,
posteriormente a este vinieron otros autores Carrara, Beccaria por mencionar

16
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 3
FILOSOFÍA DEL DERECHO

algunos. La historia fue avanzando, se dividieron los poderes del Estado; o más
bien dicho se rompió el régimen en donde el soberano o el Juez eran los que
creaban, aplicaban, ejercían y hasta dictaban sentencia, ellos eran todo,
consecuentemente existió un Estado de Derecho y debido a las necesidades o
exigencias la ley fue interpretada.
Interpretación e integración de la ley civil
La interpretación se clasifica en interpretación legal, judicial y administrativa. En
cuanto a la interpretación privada, se trata de la que realizan los propios sujetos de
derecho, los juristas y las que llevan a cabo los abogados en su condición de
expertos en derecho.
Desde la perspectiva del resultado a que conduce, la interpretación legal se
clasifica en estricta, extensiva y restrictiva
En materia de analogía la interpretación es una forma de autointegracion, ya de
que en materia civil las reglas generales de los contratos, por la estipulación de las
partes.
Mediante ella no se crea una nueva norma sino se aplica la existente a otro caso
por existir identidad de razón. Llamado integración e interpretación de la ley.
Es importante destacar, que en el Derecho, penal "No hay delito sin ley" Simple y
sencillamente la analogía no procede en el derecho penal. En cuanto a la ley Civil
en nuestro Sistema Jurídico Mexicano tenemos que: Las normas deben
interpretarse de forma Integradora tomando como un tronco común al Derecho
Civil.

Registro No. 201263


Localización:
Novena Época
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
IV, Octubre de 1996
Página: 612
Tesis: I.6o.C.26 K

16
4 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Tesis Aislada
Materia(s): Común
SENTENCIA DEFINITIVA, DIFERENCIA EN LA APLICACION DE LA LEY EN LA,
ENTRE "LOS JUICIOS DEL ORDEN CRIMINAL" Y "LOS JUICIOS DEL ORDEN
CIVIL", DE ACUERDO CON LO ESTABLECIDO POR EL
ARTICULO 14 CONSTITUCIONAL.
Si bien es cierto que el párrafo tercero del artículo 14 constitucional, establece la
prohibición expresa de imponer por simple analogía y aun por mayoría de razón,
pena alguna que no esté decretada por una ley exactamente aplicable al delito de
que se trate, no menos cierto es que, dicho párrafo es muy claro al señalar que
esa exigencia se refiere a "los juicios del orden criminal", que evidentemente, nada
tienen que ver con "los juicios del orden civil", en donde el párrafo cuarto del
mismo numeral, es preciso al establecer que en éstos, la sentencia definitiva,
deberá dictarse conforme a la interpretación jurídica de la ley y, a falta de ésta, se
fundará en los principios generales del derecho.
SEXTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO.
Amparo directo 4726/96. Fausto Cantú Peña. 12 de septiembre de 1996.
Unanimidad de votos. Ponente: Ana María Y. Ulloa de Rebollo. Secretario: Jaime
Aurelio Serret Alvarez

EXPLIQUE LA TÉCNICA DE CREACIÓN DEL DERECHO

Cada grupo social genera su propia cultura de acuerdo con sus necesidades
específicas y que este “comportamiento” cultural se refleja en el derecho. También
nos referimos al enfoque sociológico de Max Weber, según el cual los individuos
pueden comportarse de una manera determinada por razones de orden interno o
afectivo; ya sea porque así se comportaron sus antepasados (tradición), o porque
esa conducta obedece a algo que les fue “revelado” o de acuerdo con un ejemplo
que se ha de seguir.
Una conducta diferente y que llamamos externa o colectiva se constituye a partir
del acuerdo, tácito o expreso, del individuo con el resto de sus semejantes. De tal
manera que si en un principio hubo un comportamiento interno o individual, el

16
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 5
FILOSOFÍA DEL DERECHO

acuerdo con los otros individuos objetiviza las conductas de todos los que logran
el acuerdo. Las conductas acordadas de esta manera trascienden al individuo
para constituir reglas para él y para los demás, reglas que deberán obedecer.
Estas ideas nos servirán para explicar lo que la doctrina tradicional conoce como
fuentes reales y fuentes formales.
FUENTES REALES
Como ya se ha indicado, un individuo, y enseguida su comunidad, se proponen la
satisfacción de necesidades: tipo y características de alimentación, convivencia,
educación, organización, etc; y la obtención de otros satisfactores: bienestar,
descanso, diversión, etc, a través de normas de obediencia colectiva o general
que reflejan las características propias de esa comunidad o sociedad. Por otra
parte, tales muestras pueden observarse estáticamente rigiendo a una sociedad
en su momento determinado, y así podemos decir que se trata de la manera en
que dicha sociedad ha establecido el contenido y el alcance de sus propias
normas. Sin embargo, el derecho es también dinámico, y puede decirse que es a
través de las normas jurídicas como una sociedad se transforma para alcanzar
aspiraciones colectivas que le permitan progresar.
Así, el legislador de una determinada sociedad -siendo fiel a ella- elabora normas
jurídicas que constituyan las vías de solución a las necesidades sociales, las
normas más convenientes para mejorar la convivencia y la organización social, y
aquellas que constituyan los objetivos que la sociedad deba alcanzar. Al analizar
de esta manera el derecho, es decir, a partir de los elementos que contiene la
norma jurídica como reflejo de las necesidades y de los objetivos de una sociedad
dada, y siendo esos mismos elementos los que determinan su alcance, estamos
frente a lo que se conoce como fuentes reales del derecho. Cuando analizamos el
derecho a través de su fuentes reales, mediante su contenido, podemos
explicarnos por qué el derecho mexicano es distinto del derecho estadounidense o
del derecho inglés y cómo, al mismo tiempo, es parecido al derecho guatemalteco.
En los primeros dos casos la base cultural -y, por tanto, el contenido de las
normas jurídicas- es distinta, mientras que en el tercer caso la base cultural y el
contenido son similares. En conclusión, fuentes reales son todas las

16
6 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

características y necesidades de una comunidad que delimitan el contenido y el


alcance de sus propias normas jurídicas.
FUENTES FORMALES
Por su parte, las fuentes formales o “los procesos de creación de las normas
jurídicas”,25 como su nombre lo indica, son instrumentales pues a través de ellas
se pretende saber cuándo y en qué condiciones una norma jurídica es válida y
obligatoria para una comunidad o para una sociedad determinada. Así, por
ejemplo, las fuentes formales son distintas, al menos en su número, si se trata de
un derecho codificado como el mexicano o el guatemalteco, bien de un derecho de
tipo consuetudinario o del sistema common law como el inglés o el
estadounidense. En el sistema codificado, el derecho legislado es la fuente
principal o, al menos, la más numerosa, En cambio, en el segundo sistema
-common law-, la jurisprudencia (que se desarrolla sobre la fuerza del precedente),
es la fuente más numerosa y, por ello, la más importante.
Según la opinión más difundida, las fuentes formales del derecho son la
legislación, la jurisprudencia y la costumbre. En México, el proceso de creación del
derecho está regulado por la Constitución, en su doble aspecto: el de creación
propiamente dicho y el de incorporación de una normatividad internacional. En el
caso de la creación normativa propiamente dicha está el artículo 14 constitucional,
último párrafo, que establece
En los juicios de orden civil [para distinguir de los de orden criminal] la sentencia
definitiva deberá ser conforme a la letra [ley] o a la interpretación jurídica de la ley
(jurisprudencia], y a falta de éstas se fundará en los principios generales de
derecho [la doctrina].
La Constitución en su título tercero, capítulo segundo, establece el Poder
Legislativo, su integración y su funcionamiento, así como el procedimiento para
elaborar las leyes, que – como ya señalamos- son las normas jurídicas más
numerosas en el sistema jurídico mexicano, al igual que en otros sistemas
jurídicos de derecho escrito. Prescripciones similares se encuentran en las
constituciones de los estados. En cuanto a la jurisprudencia, su obligatoriedad
está prevista en el artículo 94, párrafo séptimo, de la Constitución, que a la letra
dice

16
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 7
FILOSOFÍA DEL DERECHO

La ley fijará los términos en que sea obligatoria la jurisprudencia que establezcan
los tribunales del Poder Judicial de la Federación sobre interpretación de la
Constitución, leyes y reglamentos federales o locales y tratados internacionales
celebrados por el Estado mexicano, así como los requisitos para su interrupción y
modificación.
Cabe destacar que la doctrina, aunque no constituye propiamente una fuente
formal del derecho, reviste particular importancia en el conocimiento y en la
interpretación del mismo. La doctrina está constituida por “los estudios de carácter
científico que los juristas realizan acerca de sus preceptos, ya sea con el propósito
puramente teórico de sistematización de sus preceptos, ya con la finalidad de
interpretar sus normas y señalar las reglas de su aplicación”. Las opiniones
doctrinales, sin embargo, carecen de fuerza obligatoria; no obstante, constituyen
un punto de referencia para los legisladores, así como para los jueces.
Finalmente, a diferencia del proceso de creación normativa propiamente dicho, la
Constitución prevé el procedimiento de creación normativa por la incorporación al
sistema jurídico interno de una normatividad internacional, como ocurre con la
derivada de un convenio o de un tratado internacional. Este el caso del artículo
133 constitucional, que establece Esta Constitución, las leyes del Congreso de la
Unión que emanen de ellas y todos los tratados que estén de acuerdo con la
misma, celebrados y que se celebren por el presidente de la República, con
aprobación del Senado serán Ley Suprema de toda la Unión.
Esto significa que por la vía del art 133, la Constitución se va ampliando, la
normatividad interna se enriquece con la normatividad internacional como
resultado de la interdependencia entre los países. México se encuentra en el
umbral de una integración económica con el resto de países de Norteamérica y al
mismo tiempo, con diversos países latinoamericanos. Es posible que en un futuro
no remoto se constituya una comunidad del tipo que existe en Europa. lo que
implica la modificación sustancial de muchas instituciones hasta ahora de corte
nacional. Este tipo de fenómenos se produce mediante tratados internacionales y
la vía para que tengan efecto en México, es el artículo 133 constitucional.
DISTINCION ENTRE FUENTES FORMALES Y FUENTES REALES EN EL
AMBITO JURIDICO

16
8 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Como ya se mencionó, las fuentes formales son los procedimientos o modos


establecidos por una determinada sociedad para crear su propio derecho. En
cambio, las fuentes reales son los elementos distintivos de cada sociedad que se
reflejan en sus propias normas jurídicas y que, por ello, determinan su contenido y
alcance.
García Máynez afirma que, en última instancia, las fuentes reales deben
supeditarse a las fuentes formales, ya que éstas son “el cauce por donde corren y
se manifiestan las primeras”. Es decir, que si tal sentencia judicial o costumbre no
se ciñen al procedimiento legal para tener validez jurídica, no serán reconocidas, o
bien no tendrán efecto en el ámbito jurídico. Lo mismo puede suceder con una ley
en cuya elaboración no se ha cumplido con los requisitos formales establecidos
por la Constitución. Esta afirmación es cierta en lo general, pero suele tener
excepciones. Veamos algunos ejemplos.
De acuerdo con el art. 133 constitucional -como ya vimos-, la validez de los
tratados internacionales está sujeta a que éstos sean ratificados por el Senado.
Sin embargo, la experiencia demuestra que México ha celebrado tratados o
convenios internacionales mediante los que ha quedado obligado
internacionalmente pero, no obstante, dichos instrumentos no han sido ratificados
por el Senado. Entre otros ejemplos se cuentan los tratados comerciales
celebrados con Brasil y la India mediante el procedimiento de canje de notas
diplomáticas, procedimiento aceptado internacionalmente pero no previsto por la
Constitución; lo mismo ha sucedido con multitud de convenios o acuerdos de
cooperación científica y técnica.27 Es decir, en estos casos de excepción estamos
frente a un proceso de creación normativo no previsto constitucionalmente.
Por otra parte, la realidad internacional nos muestra una serie de casos en los que
se crean normas jurídicas que finalmente son aceptadas o reconocidas por los
diversos Estados, aun cuando dichos procesos de creación no estén previstos por
la Constitución o por las leyes de tales Estados. Veamos algunos ejemplos.
En el desarrollo del derecho mercantil internacional, y principalmente por las
necesidades de uniformización y armonía de prácticas y usos mercantiles en el
nivel mundial, ha surgido lo que se ha dado en llamar la lex mercatoria o jus
mercatorum. Se trata de una producción normativa generada por las necesidades

16
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 9
FILOSOFÍA DEL DERECHO

propias del comercio internacional, que se inicia sin la intervención directa de los
Estados nacionales. Por lo regular, en su generación intervienen agrupaciones o
asociaciones de personas interesadas en establecer bases mínimas que regulen
sus relaciones, tales como asociaciones o agrupaciones de comerciantes
(cámaras nacionales de comercio) o banqueros (federaciones regionales o
internacionales) y en algunos casos, comisiones especializadas de la
Organización de las Naciones Unidas. En la mayoría de los casos, la
reglamentación así elaborada se somete a la consideración de las agrupaciones o
asociaciones interesadas, y cuando se logra un consenso en torno a la misma, es
utilizada con frecuencia para normar las relaciones entre particulares a escala
internacional.
Se trata, como acabamos de señalar, de una reglamentación producida de manera
paralela a los Estados nacionales, pero que en última instancia requiere el
reconocimiento y, en su caso, la sanción de los órganos nacionales competentes.
Esta perspectiva explica la existencia de una reglamentación con posibilidades de
conversión de facultativa en obligatoria, constituyendo por ello una experiencia
normativa nueva, diferente, en alguna medida, a la generada por los Estados
nacionales y, con ello, la existencia de un proceso descentralizado de creación
normativa.
De esta manera, nos encontramos frente al problema del fundamento de validez
de la normatividad creada por órganos descentralizados en el nivel internacional
(agrupaciones de comerciantes, banqueros, etc.), que difiere del proceso de
creación normativa tradicional (Estados, costumbres, organismos internacionales),
presentándose de este modo una forma diferente de creación de derecho, cuya
aplicación puede corresponder a órganos centralizados (tribunales, jueces) o a
órganos relativamente descentralizados (árbitros) respecto a los derechos
nacionales.
Este fenómeno ofrece varias posibilidades de explicación, entre las que podrían
plantearse las siguientes:
Se trata de derecho creado por delegación efectuada por los derechos nacionales
a los órganos descentralizados.

17
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Es una recepción centralizada por los derechos nacionales de una normatividad


creada de manera descentralizada.
Consiste en una normatividad descentralizada, en algunos casos contraria a las
normas nacionales, que los Estados reconocen aun por encima de sus propias
normas.
Se trata de un sistema descentralizado convalidado por la costumbre
internacional y que es admitido por los sistemas nacionales.
En los tres primeros casos estamos frente a una nueva concepción de creación
normativa; en el último, ante un medio novedoso de reconocimiento de la
costumbre como fuente de creación de derecho.
PODER CONSTITUYENTE (PUEBLO), ORGANO CONSTITUYENTE
(ORIGINARIO) Y PODERES CONSTITUIDOS
La definición y prelación del poder constituyente, del órgano constituyente y de los
poderes constituidos se encuentra en la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos que en su art. 39 establece
La soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo. Todo poder
público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en
todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.
Veamos con más detenimiento cada uno de estos conceptos.
Este tema es estudiado por la teoría general del Estado y por el derecho
constitucional; en consecuencia, tiene dos facetas íntimamente vinculadas la
política y la jurídica. Aunque nos referimos principalmente a esta última, su
diferenciación completa de la primera resulta difícil. En general, para el
pensamiento político democrático la soberanía reside originalmente en el pueblo y,
por tanto, se ubica a éste como principio y fin último del Estado, de ahí que derive
en el concepto de poder constituyente. La manera en que el pueblo ejerce la
soberanía en tanto poder constituyente es diferente según el momento en que
dicho poder se ejerza. Así, en un momento revolucionario, el pueblo es capaz de
hacer valer su soberanía por medio de la violencia, de ser necesario, pero éste es
el caso extremo. Desde el punto de vista de la práctica política, la soberanía
popular se disgrega en múltiples centros de poder que pugnan por hacer
prevalecer sus intereses al interior del Estado.

17
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 1
FILOSOFÍA DEL DERECHO

De esta forma, esos centros o grupos de poder son los que en definitiva
representan al pueblo en el momento de elaborar su ley primera. El órgano
constituyente es la asamblea en donde los grupos de poder discuten, negocian y
acuerdan las diversas fórmulas que el precepto constitucional debe contener. Al
mismo tiempo, esos grupos de poder, de acuerdo con sus propios intereses, van
configurando en el texto constitucional las diversas aspiraciones nacionales, el
proyecto nacional. Finalmente, la Constitución ya elaborada establece cuáles
serán la estructura y los órganos del Estado, es decir, los poderes constituidos. De
esta manera, hay una clara distinción entre el poder constituyente y los poderes
constituidos. Jorge Carpizo ha señalado las siguientes diferencias: el poder
constituyente es un poder originario; es un poder creador de la totalidad del orden
jurídico de un país; y su única función es expedir una Constitución; en principio, es
un poder que no tiene límites y, por último, no gobierna. Por otra parte, los
poderes constituidos son creados por el constituyente; derivan de la Constitución,
creada por el constituyente; están completamente limitados, tienen múltiples
funciones y fueron creados precisamente para gobernar.
La distinción entre estos tres órganos: poder constituyente, órgano constituyente y
poderes constituidos, se observa con claridad en el caso de México. En el
Congreso Constituyente de Querétaro, el pueblo que había destruido al viejo
orden establecido debía sustituirlo por uno nuevo. Así. erigido en poder
constituyente a través de los diversos grupos de poder revolucionarios, formuló el
texto constitucional aprobado en 1917.
Durante la Convención de Querétaro, el poder constituyente y los diversos grupos
de poder revolucionarios lucharon porque sus ideas y reivindicaciones básicas
prevalecieran en el cuerpo del texto constitucional. Grupos agraristas, laboralistas,
etc., fueron aportando sus ideas, construyendo la estructura del Estado y
definiendo a los poderes constituidos. Una vez aprobada la Constitución, está se
convirtió en la Ley Suprema que trascendió las formulaciones de sus autores para
convertirse, como texto jurídico completo y como Constitución, en el nuevo orden
establecido, en el proyecto nacional de México. Sin embargo, ese orden jurídico
establecido no es inmutable y acabado. Con el transcurso de los años, la sociedad
mexicana se ha transformado y sus necesidades han cambiado. De ahí la

17
2 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

necesidad de modificar al texto constitucional para adecuarlo a la nueva realidad.


El proyecto nacional expresado en la Constitución de 1917 varió de esta manera
para conducir a la sociedad hacia nuevos fines. El derecho, en este sentido, es un
instrumento de cambio social. Dicho de otro modo, el proyecto constitucional de
1917 fue claro y preciso los intereses de los grupos triunfantes en la Revolución se
reflejan en ese proyecto; sin embargo, México cambió, la población pasó de ser
mayoritariamente agraria a ser mayoritariamente urbana. El desarrollo del país se
basó menos en el campo y más en la industria y en los servicios. Hubo una
evolución y ésta debió provocar una readecuación, una redefinición del proyecto
nacional, la que se fue plasmando en las sucesivas reformas constitucionales.
PROCESO LEGISLATIVO
Como se ha señalado, las fuentes formales del derecho son la legislación, la
jurisprudencia y la costumbre. También dijimos que en México, el proceso de
creación normativa está regulado por la Constitución y, de acuerdo con el art. 14
constitucional, último párrafo, la prelación de las fuentes de derecho es la ley, la
jurisprudencia y la costumbre, que queda como fuente media o supletoria a la
doctrina.
Debido a que para el derecho mexicano la ley es la principal fuente de creación
normativa, estudiaremos en qué consiste dicho proceso. El proceso legislativo es
el conjunto de actos encaminados a la creación de la ley. Este proceso comprende
diversas fases. No todos los individuos pueden presentar proyectos de ley. De
conformidad con lo dispuesto por el art. 71 constitucional, el derecho de iniciar
leyes y decretos corresponde al presidente de la República, a los diputados y
senadores, al Congreso de la Unión y a las legislaturas de los Estados. A esta
primera fase del proceso legislativo se le denomina iniciativa y se le define como el
acto por el cual determinados órganos del Estado someten a la consideración del
Congreso (entiéndase Congreso de la Unión, titular del Poder Legislativo) un
proyecto de ley…
La segunda fase se inicia con la presentación de las iniciativas de ley al Congreso.
A partir de ese momento, dicho órgano las revisa, las discute y tiene facultades
para rechazarlas o aprobarlas y, en este último caso, para modificarlas o
adicionarlas. Una vez aprobadas, se pasa a una tercera fase que es el envío del

17
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 3
FILOSOFÍA DEL DERECHO

proyecto de ley aprobado, al titular del Poder Ejecutivo, es decir, al presidente de


la República quien, a su vez, puede negarse a sancionar un proyecto aprobado
por el Congreso, lo que se conoce como derecho de veto.
En ejercicio de este derecho, el presidente puede desechar en todo o en parte un
proyecto aprobado por el Congreso. Sin embargo, esta facultad presidencial no es
absoluta, toda vez que puede ser superada por el Congreso al confirmar el
proyecto por una mayoría calificada.
Por lo que hace a las iniciativas de leyes del presidente de la República, el Pleno
de la Suprema Corte ha resuelto Tesis jurisprudencia) 14 Iniciativas de leyes del
presidente de la República. La Cámara de Diputados tiene facultades para
adicionarlas. La facultad para adicionar las iniciativas de ley que somete a la
consideración de la Cámara de Diputados el presidente de la República se
encuentra implícita en la potestad de legislador del Congreso de la Unión
establecida en el art 50 de la Constitución Federal, sin que pueda exigirse que el
texto constitucional consigne de manera expresa las formas particulares que
adopta la atribución legislativa, pues no puede concebirse la función legislativa de
discusión y aprobación o desechamiento total o parcial de un proyecto de ley, sin
la facultad correlativa de modificar vía, adición o supresión parcial, la iniciativa de
ley correspondiente.33 Continuando con la tercera fase, dijimos que el titular del
Poder Ejecutivo tiene el derecho de veto; si no lo ejerce, entonces procede a
sancionar el proyecto de ley aprobado por el Congreso. La sanción es, de esta
manera, la aprobación de dicho proyecto de ley. Esta tercera fase muestra, por
otro lado, la importancia del proceso legislativo, al involucrar tanto al Poder
Legislativo como al Ejecutivo.
Una vez sancionada, la ley se publica. La publicación es otra fase del proceso
legislativo y consiste en el acto por el cual la ley, ya aprobada y sancionada, se da
a conocer a los gobernados. Esta publicación se hace a través de llamado Diario
Oficial de la Federación. En los diarios o gacetas oficiales de los Estados se
publican las leyes de carácter local. Como fase final del proceso citado se halla la
llamada iniciación de la vigencia. En nuestro país existen dos sistemas relativos a
esta fase: el sucesivo y el sincrónico. Estos sistemas se encuentran
reglamentados en los art. 3º 4º del Código Civil para el Distrito Federal, y

17
4 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

consisten brevemente en lo siguiente: Mediante el sistema sucesivo la ley entra en


vigor tres días después de su publicación, y para que esa entrada en vigor tenga
efectos en lugares distintos del de su publicación se requiere, además de los tres
días, “un día más por cada cuarenta kilómetros de distancia o frac que exceda de
la mitad” (art. 3º, párr. segundo del Código Civil para el Distrito Federal). Como
puede observarse, se trata de un sistema obsoleto, por lo que en la actualidad se
utiliza el sistema sincrónico, que consiste en fijar una fecha a partir de la cual la
disposición entra en vigor, siempre que la publicación haya sido anterior.
FACULTAD REGLAMENTARIA
El Ejecutivo es uno de los tres poderes en que se divide el poder público. El titular
del Poder Ejecutivo es el presidente de la República. Tradicionalmente se ha
sostenido que corresponde a este último la facultad reglamentaria, esto es, el
derecho de expedir reglamentos. Así, todas las constituciones que precedieron a
la del 57 consignaron expresa y claramente la facultad del jefe del Ejecutivo para
expedir reglamentos… De todas ellas, la más acertada es la centralista de 1843,
que otorga al presidente de la República la facultad de expedir órdenes y dar los
reglamentos necesarios para la ejecución de la ley sin alterarlas ni modificarlas.
La Constitución actual continúa esa tradición al establecer la facultad
reglamentaria del Presidente de la República. La fracc. I del art. 89 constitucional
establece Promulgar y ejecutar las leyes que expide el Congreso de la Unión,
proveyendo en la esfera administrativa a su exacta observancia.
Esta frac, según la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y
parte de la doctrina, comprende las siguientes atribuciones del presidente: a)
promulgar las leyes que expida el Congreso de la Unión; b) ejecutar tales leyes, y
c) proveer en la esfera administrativa a su exacta observancia. Se ha interpretado
que la facultad reglamentaria se desprende de esta última atribución.
Tal facultad es exclusiva del presidente de la República y por ello es indelegable.
Consecuentemente, los secretarios de Estado no pueden expedir reglamentos
administrativos. Como Tena Ramírez señala, tampoco el Congreso de la Unión
puede ejercer dicha facultad, ya que es una excepción que la propia Constitución
establece al principio de la división de poderes.

17
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 5
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Gramaticalmente… ‘proveer’ significa poner los medios adecuados para llegar a


un fin. Cuando se emplea esa palabra en la frac. I del art 89, quiere decir que el
presidente tiene facultad de usar los medios apropiados para hacer que se
observen las leyes expedidas por el Congreso. Tales medios no son los
ejecutivos, porque ya en otro lugar de la misma frac. se le confieren al presidente.
Tienen que ser, pues, medios de la misma naturaleza de la ley, necesarios para
desarrollar en su aplicación los preceptos contenidos en la ley, lo cual significa que
son de aplicación (general, como la ley misma a la cual se refieren. Síguese de lo
dicho que los actos reglamentarios materialmente legislativos, pero formalmente
administrativos porque según la Constitución competen al presidente, lo cual se
corrobora si se tiene en cuenta que cuando la frac. I ‘dice en la esfera
administrativa’, está concediendo al ejecutivo la facultad de expedir disposiciones
de carácter general, que por su naturaleza incumben al Congreso.
Lo anterior, es la interpretación más ampliamente aceptada, pero no es la única.
Veamos muy brevemente otro enfoque, el cual niega la facultad reglamentaria del
jefe del Poder Ejecutivo. Esta segunda posición crítica a la primera en el sentido
de que no es cierto que haya autonomía en la facultad de promulgar y ejecutar las
leyes, ya que en la redacción de dicha frac. la Constitución no emplea el infinitivo
“proveer” sino el gerundio “proveyendo” y en español, el gerundio no es una
expresión independiente, pues hace referencia a un verbo principal al cual
modifica, expresando modo, condición, motivo o circunstancia. Así, de la manera
en que está redactada la frac. mencionada “… ejecutar las leyes… proveyendo en
la esfera administrativa a su exacta observancia”, significa que se trata de una
sola facultad: la de ejecutar las leyes, pues el resto de la expresión únicamente
consigna la manera en que debe hacerse uso de dicha facultad, esto es,
proveyendo en las esfera administrativa a su exacta observancia. Es decir, desde,
el punto de vista gramatical, no es posible admitir que en la frac. se contengan,
dos facultades diferentes; por tanto, no es posible considerar como fundamento de
la facultad reglamentaria a la frac. I del art. 89 constitucional.
Ahora bien, debido a la necesidad de contar con esta facultad en nuestra régimen
constitucional, la jurisprudencia ha dirimido la controversia hasta el punto de que
ya nadie la discute. De este modo, se ha llegado a salvar la insuficiencia de la

17
6 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Constitución de 1917.38 Es decir, que por tradición y conforme a la jurisprudencia


emitida por la Suprema Corte de Justicia y parte de la doctrina, se sigue
considerando la fracc 1 del art 89 constitucional como fundamento de la facultad
reglamentaria del presidente de la República.
Al margen de la opinión doctrinal y de la justificación jurisprudencial. La realidad
demuestra que en un sistema presidencialista predominante, como es el caso de
México, el presidente de la República ha utilizado esta facultad reglamentaria
para, no sólo “ejecutar las leyes. . . proveyendo en la esfera administrativa a su
exacta observancia, sino además, para hacer de ella una facultad verdaderamente
legislativa. Hay múltiples ejemplos en los cuales el titular de Poder Ejecutivo ha ido
más allá de la ley, e incluso la ha modificado o abrogado.
El reglamento es, pues, un conjunto de disposiciones jurídicas expedido por el
Ejecutivo con fundamento en la frac aludida. Tiene las características de la ley, es
decir, es general y abstracto y su finalidad es facilitar la aplicación de la ley a
casos concretos, pero sin ir más allá de lo dispuesto por la propia ley. Así, la ley se
distingue del reglamento en que este último sólo puede emanar del presidente… y
es una norma subalterna que tiene su medida y justificación en la ley.
El Poder Judicial Federal, en materia de reglamentos, ha resuelto Tesis 16
Reglamentos. Se extinguen cuando se deroga la ley con la que se vinculan, aun
cuando se emita otra en igual sentido. La abrogación de una ley acarrea como
consecuencia jurídica necesaria la ineficacia de los reglamentos con ella
vinculados por tener éstos carácter accesorio respecto de aquella y operar, por
tanto, el principio general de derecho de que lo accesorio sigue la suerte de lo
principal

JURISPRUDENCIA

Los tribunales de un sistema jurídico son órganos que al dirimir o resolver las
controversias entre particulares principalmente, aplican las normas jurídicas de
dicho sistema. El criterio uniforme de interpretación y aplicación de las normas
jurídicas constituyen la jurisprudencia. Debido a que se trata fundamentalmente de
la interpretación, por parte de los jueces, de la obra del legislador -es decir, de las

17
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 7
FILOSOFÍA DEL DERECHO

normas jurídicas a fin de resolver casos concretos-, cuando dicha interpretación se


hace de manera uniforme, crea la fuerza del precedente, la cual en algunos
sistemas suele ser obligatoria.
La obligatoriedad de la jurisprudencia varía de acuerdo con el sistema jurídico de
que se trata; así, por ejemplo, en sistemas jurídicos como el mexicano, el
salvadoreño o el colombiano, sistemas llamados escritos o de derechos
codificados, la ley es la fuente de creación normativa más importante y la
jurisprudencia suele ser obligatoria, pero su obligatoriedad es relativizada, según
el sistema, al requerir un cierto número de decisiones en el mismo sentido, lo cual
provoca que su formación sea excesivamente lenta. En el caso de sistemas
jurídicos como el inglés o el estadounidense, llamados sistemas de derecho
consuetudinario o de common law, la jurisprudencia es la fuente principal de
creación normativa, ya que en dichos sistemas se asigna a los jueces y a los
tribunales el papel más importante en este ámbito.
Tradicionalmente se ha considerado como fuente formal del derecho a la
jurisprudencia, al ser ésta un proceso de creación del mismo, a través de las
decisiones de los tribunales que interpretan y explican sus normas ante las
lagunas de la ley, la jurisprudencia necesariamente tiene que ser fuente constante
del derecho, en virtud de que la función de los tribunales ya no será de mera
interpretación, sino de integración del orden jurídico que antes de la labor
jurisprudencial es incompleto, presentándose después como una plenitud
hermética. De esta suerte la legislación por una parte y la jurisprudencia por la otra
vienen a constituir las dos grandes fuentes formales del derecho.
No cabe duda de que la jurisprudencia desempeña un papel muy importante
dentro de un orden jurídico que viene a salvar sus imperfecciones. Así. la
jurisprudencia o conjunto de decisiones del órgano por ende, facilitar su
observancia y aplicación.
Si bien ya se ha delineado el concepto de jurisprudencia, conviene
complementarlo. Se ha dicho que el término jurisprudencia designa la actividad
que realizan los juristas cuando describen el derecho, actividad que normalmente
se denomina ‘ciencia del derecho’… Literalmente la palabra significa ‘conocimiento
del derecho’.

17
8 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Pero la palabra jurisprudencia tiene, además de las anteriores, otra acepción que
se utiliza para designar el conjunto de principios y doctrinas contenidas en las
decisiones de los tribunales.
Esta última acepción es la más conocida.
Ahora bien, ya se dijo que las resoluciones de la autoridad jurisdiccional integran
la llamada jurisprudencia. Pero ¿la constituyen? ¿qué requisitos deben reunir para
tener tal categoría? El art. 192 de la Ley de Amparo señala
La jurisprudencia que establezca la Suprema Corte de Justicia, funcionando en
Pleno o en Salas, es obligatoria Para éstas, en tratándose de la que decrete el
Pleno, y además para los tribunales unitarios y colegiados de circuito, los juzgados
de distrito … militares y judiciales del orden común de los estados. De los
tribunales administrativos y del trabajo, locales o federales.
Las resoluciones constituirán jurisprudencia, siempre que lo resuelto en ellas se
sustente en cinco sentencias no interrumpidas por otra en contrario, y que hayan
sido aprobadas por lo menos por catorce ministros, si se trata de jurisprudencia
del Pleno, o por cuatro ministros en caso de jurisprudencia de las Salas.
También constituyen jurisprudencia las resoluciones que diluciden las
contradicciones de tesis de Salas y de tribunales colegiados.
Cuando se trate de ejecutorias sobre constitucionalidad o inconstitucionalidad de
leyes de los estados, la jurisprudencia podrá formarse independientemente de que
las sentencias provengan de una o de varias salas.
El art. 193 de la Ley de Amparo, en relación con la jurisprudencia de los tribunales
colegiados de circuito, establece:
La jurisprudencia que establezcan los tribunales colegiados de circuito, en materia
de su competencia exclusiva, es obligatoria para los juzgados de distrito, para los
tribunales judiciales del fuero común y para los tribunales administrativos y del
trabajo que funcionen dentro de su jurisdicción territorial.
Las ejecutorias de los tribunales colegiados de circuito constituyen jurisprudencia
siempre que lo resuelto en ella se sustente en cinco sentencias, no interrumpidas
por otra en contrario, y que hayan sido aprobadas por unanimidad de votos de los
magistrados que los integran.

17
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 9
FILOSOFÍA DEL DERECHO

El art. 194 de la misma Ley de Amparo se refiere a la interrupción de la


jurisprudencia y señala La jurisprudencia se interrumpe dejando de tener carácter
obligatorio, siempre que se pronuncie ejecutoria en contrario por catorce ministros,
si se trata de la sustentada por el pleno; por cuatro, si es de una sala, y por
unanimidad de votos tratándose de la de un tribunal colegiado de circuito.
En todo caso, en la ejecutoria deberán expresarse las razones en que se apoye la
interrupción, las cuales se referirán a las que se tuvieron en consideración para
establecer la jurisprudencia relativa. Para la modificación de la jurisprudencia se
observarán las mismas reglas establecidas por esta ley, para su formación.
Por último, los arts. 195 y 195 bis de la ley citada establecen, respectivamente, el
procedimiento que debe seguirse cuando las Salas de la Suprema Corte de
Justicia o los tribunales colegiados de circuito sustenten tesis contradictorias en
los juicios de amparo en que intervengan de acuerdo con su competencia.
Por lo que respecta a la jurisprudencia, la Suprema Corte de Justicia, ha sostenido
Tesis 120 Jurisprudencia del Pleno. Las Salas deben dirigirse a él, sólo cuando
estimen que existen razones graves para sustentarla. Conforme al art. 84, frac 1,
inciso a) de la Ley de Amparo, cuando un asunto se haya remitido a una Sala por
existir jurisprudencia sobre la ley reclamada, la Sala respectiva deberá dirigirse al
Tribunal en Pleno, únicamente en e’, caso de que existan razones para dejar de
sustentar la jurisprudencia sobre la ley reclamada, supuesto que no se presenta
cuanto la Sala considere que no se da esa situación, sino que la jurisprudencia
debe aplicarse.
Tesis 121 Jurisprudencia. La constituye un criterio reiterado en cinco resoluciones
recaídas en conflictos de competencia. El art 192 de la Ley de Amparo, que señala
las reglas generales para el establecimiento de la jurisprudencia, expresa
literalmente, en cuanto se refiere a la sustentada por las Salas, que “las
ejecutorias constituirán jurisprudencia siempre que lo resuelto en ellas se sustente
en cinco sentencias no interrumpidas por otra en contrario y que hayan sido
aprobadas, por lo menos… por cuatro ministros.
Una aplicación literalista del precepto podría llevar a la conclusión de que al
resolverse conflictos de competencia en juicios ordinarios no se puede llegar a
sustentar jurisprudencia, pues las resoluciones respectivas, por un lado, no se

18
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

pronuncian dentro del juicio de amparo y, por otro, no son en rigor ejecutorias
pues no son sentencias que deciden el fondo de una controversia de manera
definitiva e inimpugnable, al determinar solamente cuál es el juez u órgano
jurisdiccional que debe seguir conociendo de un asunto sobre el que se ha
suscitado un conflicto competencial. Sin embargo, la interpretación resulta
inaceptable, pues dentro del espíritu del precepto se advierte como esencial, la
voluntad del legislador de que cuando el más Alto Tribunal de la República fija
reiteradamente un criterio éste contribuye a la seguridad jurídica, siendo
obligatorio, como jurisprudencia, para todos los órganos jurisdiccionales de la
República. Además, justifica esta interpretación el principio de derecho de que
donde existe la misma razón debe darse la misma disposición. Por otra parte, un
análisis del Semanario Judicial de la Federación y de los anexos a los informes
anuales que rinden los presidentes de la Suprema Corte y de las Salas, permite
inferir que ha sido la interpretación reiterada que consuetudinariamente se ha
hecho, pues se han publicado como jurisprudencia, criterios diversos que el Pleno
y las Salas han reiterado, en los términos de la ley, en asuntos en los que las
resoluciones … fueron ejecutorias.
En materia de jurisprudencia, en tesis 21 y 22 el Poder Judicial Federal ha
resuelto, respectivamente Tesis 21 Jurisprudencia de los Tribunales Colegiados
de Circuito. Obligatoriedad para todos los Tribunales que se encuentran dentro del
mismo circuito. No causa agravio al recurrente, la circunstancia de que el Juez de
Distrito no haya aplicado en la especie el criterio divergente sustentado en una
ejecutoria por el H. Tribunal Colegiado del Primer Circuito en materia
administrativa, ajustando su resolución, en cambio, a la jurisprudencia de este
Tribunal Colegiado, dentro de cuya jurisdicción se encuentra el aludido Juez
Federal cuyo proceder es conforme a lo estatuido por el art. 193 de la Ley de
Amparo, en cuanto dispone que la jurisprudencia que establezcan los tribunales
colegiados de circuito en materia de su competencia exclusiva es obligatoria tanto
para los mismos tribunales como para los juzgados de distrito, tribunales judiciales
del fuero común, tribunales administrativos y del trabajo que funcionen dentro de
su circuito o jurisdicción territorial.47

18
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 1
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Tesis 22 Jurisprudencia. La constituyen las tesis que diluciden contradicciones de


sentencias de los tribunales colegiados. El hecho de que el art. 192 de la Ley de
Amparo, al establecer que constituyen jurisprudencia las tesis que dilucidan las
contradicciones de sentencias, se refiere únicamente a los provenientes de las
Salas de la H. Suprema Corte de Justicia de la Nación y nada disponga respecto
de las resoluciones de los Tribunales Colegiados de Circuito no es razón suficiente
para concluir que no pueden ser también así consideradas en virtud de que el
párr. tercero de la frac XIII del art. 107 constitucional estipula que la resolución que
pronuncien las Salas en este caso “tendrá el efecto de fijar la jurisprudencia, por lo
que es evidente que la decisión de aquéllas respecto a cuál de las tesis debe
prevalecer, al conocer de la contradicción también constituye jurisprudencia y, por
lo tanto, resulta obligatoria a todas las autoridades a que se controle el art. 192 en
comento…
Para concluir reiterando algunas de las ideas expuestas, cabe hacer una breve
reflexión. La jurisprudencia tiene como finalidad la interpretación del sistema
jurídico y, propiamente, de las leyes y demás disposiciones expedidas. Esta
interpretación tiende al perfeccionamiento de dicho sistema, a su actualización y a
su evolución. Desafortunadamente, en México su lentitud hace que en muchos
casos no se cumpla con esas finalidades. En países con sistemas jurídicos más
modernos y de derecho escrito y codificado, como es el caso de Francia, Alemania
o Argentina, la jurisprudencia ha sido un motor muy importante para su desarrollo.
Este ideal deberá ser alcanzado tarde o temprano por México si verdaderamente
hay una decisión política de modernizar su sistema jurídico y dotar al Poder
Judicial de la fuerza necesaria para limitar al presidencialismo dominante que
existe en el país.

COSTUMBRES Y USOS

Los individuos que forman las comunidades sociales dentro de los Estados,
desarrollan ciertas actividades. La manera en que reiteradamente desarrollan
actividades específicas durante ciertos periodos van constituyendo la costumbre –
y los usos. Estos pueden ser reconocidos en un momento dado por el derecho y

18
2 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

por consiguiente, convertirlos en obligatorios para todos aquellos que ejercen


dicha actividad. Por lo general, estos usos y costumbres no son reconocidos por el
derecho y, como tales, son de observancia voluntaria. Sin embarga en algunos
ámbitos del derecho, como en el mercantil, es frecuente observar que cuando las
partes los incorporan a sus contratos los hacen obligatorios en su relación jurídica
bilateral.
Aun dentro del concepto genérico de costumbre se ha afirmado50 que ésta es el
resultado de aquel procedimiento jurídico de creación en el que un conjunto de
tos, considerados como repetidos por un órgano aplicador, se encuentran
formando una disposición o pauta de conducta, en virtud de la decisión, más o
menos consciente de dicho órgano, de incorporar un caso específico dentro de
esa repetición de actos, convirtiéndolos, así en el derecho aplicable.
Con objeto de aclarar los conceptos antes expresados, presentaremos ejemplo
derivado de la costumbre en materia laboral. Si la forma del pago del séptimo día y
los hechos de actos jurídicos que la constituyen en forma normal,
semanariamente. por un periodo mayor de cuatro años, con anuencia de las
partes obreras y patronales, esos hechos externos “ilegible” dan relación con el
elemento volitivo que vino a determinarlos, y establecieron una costumbre que es
fuente del derecho.
Como se advierte, en este párr. se conjuntan todos los elementos mencionados:
actividades reiteradas o repetitivas (pago del séptimo día) durante cierto lapso (un
periodo mayor de cuatro años) reconocidas (anuencia de las partes) por una
comunidad (patrones y obreros) que las hace pasar a formar parte de sus propias
reglas (relación con el elemento volitivo que vino a determinarlos y establecimiento
de una costumbre); finalmente son reconocidas por el órgano aplicador del
derecho (el tribunal que está dictando la sentencia) y por ello dicha costumbre se
convirtió en el derecho aplicable (una costumbre que es fuente de derecho).
La doctrina clasifica a la costumbre en: secundum legem, praeter legem y contra
legem. La primera es aquella que coincide con lo ordenado por la ley. Esta
coincidencia se debe a que el derecho consuetudinario es reconocido y formulado
por la ley. La primera es aquella que coincide con lo ordenado por la ley. Esta

18
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 3
FILOSOFÍA DEL DERECHO

coincidencia se debe a que el derecho consuetudinario es reconocido y formulado


por la ley.
La segunda es aquella que no ha sido incorporada en la ley ni es impugnada por
la misma. Esta costumbre tiene por función llenar las lagunas de la ley; por ello se
le considera como fuente formal secundaria, supletoria o complementaria de la ley.
A su vez, la costumbre contra legem es aquella que establece conductas opuestas
a lo ordenado por la ley. Es de reconocerse la supremacía de la ley respecto de la
costumbre, sobre todo si aquella es reciente y procura corregir el desorden y la
injusticia de la costumbre. Pero …cuando una ley lleva tiempo de promulgada y no
logra vigencia y efectividad por ser repudiada por las costumbres jurídicas del
grupo social, eso no puede significar más que la ley es utópica y que, por
consiguiente, no ha logrado plasmarse como verdadero derecho. En fin de
cuentas, siempre será la aceptación por parte del grupo social de una norma la
que le dará el sello de jurídica, tanto en el derecho nacido por vía originaria como
en el derecho nacido por vía derivada …
No es suficiente la aceptación final de una norma por la sociedad para imprimirle a
la misma el sello de jurídica, ya que en nuestro país, para que a una corma de
conducta pueda considerársele jurídica, esto es, como derecho, se requiere que
sea sometida a un órgano legislativo (Congreso de la Unión), en el caso de las
leyes federales, para su aprobación. Hasta en tanto dicha regla no sea sancionada
por .:,1 Congreso y por el Ejecutivo, es decir, aprobada como ley, no tendrá tal
carácter (arts. 71 y 72 de la Constitución Federal).
En México, la costumbre no tiene el carácter de fuente formal principal del
derecho, y esto sucede así porque la costumbre sólo es jurídicamente obligatoria
cuando la ley le otorga tal carácter. No es, por ende, fuente inmediata, sino
mediata o supletoria del orden positivo.
O sea, que en México la costumbre es una fuente secundaria del derecho al
depender su obligatoriedad del reconocimiento del mismo. Tradicionalmente, la
doctrina ha distinguido la costumbre de los usos. Se dice que la costumbre es un
comportamiento, un modo de actuar, una práctica. Los usos también constituyen
un modo de actuar, una práctica. Los usos son prácticas, generales unas, otras
locales o profesionales, que concurren de un modo tácito en la formación de los

18
4 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

actos jurídicos, especialmente los contratos que. en virtud del principio de la


autonomía de la voluntad, se sobrentienden en todos esos actos, inclusive con
algunas reservas, en los de carácter solemne, para interpretar o completar la
voluntad de las partes.
Sin embargo, entre la costumbre y los usos hay marcadas diferencias. En los usos
encontramos el elemento objetivo de la costumbre, la práctica más o menos
reiterada y constante de ciertos actos: pero no el elemento subjetivo es decir, la
idea de que dicha práctica es jurídicamente obligatoria. Los usos sirven para
interpretar la voluntad de las partes sólo cuando libremente se acogen a ellos;
cosa que no sucede con la costumbre jurídica, pues ésta necesaria mente debe
acatarse por los contratantes.
Puede afirmarse que los usos difieren de la costumbre únicamente en cuanto a
que carecen del elemento subjetivo, pero al igual que la costumbre, cuando la ley
los reconoce, son obligatorios para los particulares. Este es el caso, entre otros,
del art. 2º de la Ley de Títulos y Operaciones de Crédito, el cual establece
Art. 2 Los actos y las operaciones a que se refiere el art anterior, se rigen
I: Por lo dispuesto en esta ley en las demás leyes especiales relativas en su
defecto;
II: Por la legislación mercantil general; en su defecto;
III: Por los usos bancarios y mercantiles en defecto de éstos;
IV: Por el derecho común, declarándose aplicable en toda la República para los
fines de esta ley, el Código Civil del Distrito Federal.

LOS PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO Y LA DOCTRINA

Como se ha visto, de conformidad con el art 14 constitucional, en los juicios


civiles, la sentencia definitiva (esto es, la sentencia que decide el fondo del
negocio) deberá ser conforme a la letra o a la interpretación jurídica de la ley, y a
falta de ésta se fundará en los principios generales del derecho. Pero, ¿en qué
consisten estos principios?
En relación con este tema, los autores no se han puesto de acuerdo. Para unos,
dichos principios son los del derecho romano; para otros, son los universalmente

18
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 5
FILOSOFÍA DEL DERECHO

admitidos por la ciencia jurídica, y otros más los identifican con los del derecho
justo o natural.57 Asimismo hay quienes sostienen, como García Máynez y
Norberto Bobbio, que los principios generales del derecho que se emplean con
finalidades interpretativas y de integración tienen naturaleza normativa, ya que si
no la tuvieran, resultarían totalmente ineficaces para el cumplimiento de semejante
finalidad.
Finalmente, de manera más práctica, se ha afirmado que los principios generales
del derecho son construcciones doctrinales o ideas y conceptos elaborados o
propuestos por la doctrina. La concepción de que los principios mencionados son
los del derecho romano actualmente sólo tiene importancia histórica.
La identificación de los principios generales del derecho con los del derecho
romano tiene un valor puramente histórico y hoy no es sostenible. Pero en esa
tesis se hallan contenidas en germen las dos interpretaciones fundamentales
sobre esta materia: la histórica o positivista y la filosófica o yusnaturalista (sic).
La primera consiste en afirmar que los principios en cuestión son aquellos que
inspiran una determinada legislación positiva. Para la segunda, en cambio, se trata
de verdades jurídicas universales, de principios filosóficos que expresan el
elemento constante y permanente del derecho, el fundamento de toda legislación
positiva.59 Estas corrientes de alguna manera coinciden en el punto de que los
principios generales del derecho constituyen el fundamento del orden jurídico,
pues en ellos se inspira el legislador para crear dicho orden.
La doctrina, constituida por el conjunto de opiniones de los estudiosos del
derecho, como se dijo anteriormente, tiene gran importancia para el mismo, ya que
no hay duda de que tales opiniones son consideradas por el legislador al crear la
ley.

Registro No. 194920


Localización:
Novena Época
Instancia: Segunda Sala
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
VIII, Diciembre de 1998

18
6 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Página: 393
Tesis: 2a./J. 84/98
Jurisprudencia
Materia(s): Constitucional, Administrativa
FACULTAD REGLAMENTARIA DEL EJECUTIVO FEDERAL. INTERPRETACIÓN
DE LA FRACCIÓN I DEL ARTÍCULO 89 DE LA CONSTITUCIÓN.
La facultad reglamentaria que el artículo 89, fracción I, de la Constitución Federal
otorga al Ejecutivo de la Unión para proveer en la esfera administrativa a la exacta
observancia de las leyes, puede ser ejercida mediante distintos actos y en
diversos momentos, según lo ameriten las circunstancias, sin más límite que el de
no rebasar ni contravenir las disposiciones que se reglamenten. Por tanto, no es
forzoso que se ejerza tal facultad en un solo acto, porque ello implicaría una
restricción no consignada en el precepto constitucional.
Amparo en revisión 7026/77. Socorro Ávila Hernández. 26 de octubre de 1978.
Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Arturo Serrano Robles. Ponente: Eduardo
Langle Martínez. Secretario: Jaime C. Ramos Carreón.
Amparo en revisión 311/98. Prestadores de Servicios Administrativos de
Chihuahua, S.C.L. de R.L. 17 de abril de 1998. Unanimidad de cuatro votos.
Ausente: Genaro David Góngora Pimentel. Ponente: Genaro David Góngora
Pimentel; en su ausencia hizo suyo el asunto el Ministro Juan Díaz Romero.
Secretario: Jorge Alberto González Álvarez.
Amparo en revisión 273/98. Prestadores de Servicios Administrativos del Norte de
Sonora, S.C.L. 24 de abril de 1998. Cinco votos. Ponente: Sergio Salvador Aguirre
Anguiano. Secretaria: Clementina Flores Suárez.
Amparo en revisión 3655/97. Prestadores de Servicios Comerciales
Especializados, S.C.L. de R.L. 29 de abril de 1998. Unanimidad de cuatro votos.
Ausente: Mariano Azuela Güitrón. Ponente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano.
Secretaria: Clementina Flores Suárez.
Amparo en revisión 53/98. Cooperativa del Golfo, S.C. de R.L. de C.V. 21 de
agosto de 1998. Cinco votos. Ponente: Mariano Azuela Güitrón. Secretaria: María
Estela Ferrer Mac Gregor Poisot.

18
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 7
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Tesis de jurisprudencia 84/98. Aprobada por la Segunda Sala de este Alto


Tribunal, en sesión privada del trece de noviembre de mil novecientos noventa y
ocho.

Véase: Semanario Judicial de la Federación, Séptima Época, Volúmenes 115-120,


Tercera Parte, página 67, tesis de rubro: "FACULTAD REGLAMENTARIA DEL
EJECUTIVO FEDERAL. INTERPRETACIÓN DE LA FRACCIÓN I DEL ARTÍCULO
89 DE LA CONSTITUCIÓN."

Registro No. 193255


Localización:
Novena Época
Instancia: Pleno
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
X, Septiembre de 1999
Página: 9
Tesis: P. LXVIII/99
Tesis Aislada
Materia(s): Constitucional
INICIATIVA DE REFORMA CONSTITUCIONAL. SU PRESENTACIÓN
CONJUNTA POR EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Y MIEMBROS DE
AMBAS CÁMARAS DEL CONGRESO DE LA UNIÓN NO PUGNA CON EL
REQUISITO PREVISTO POR EL ARTÍCULO 71 CONSTITUCIONAL.
El citado precepto, en sus fracciones I y II, consagra la facultad de iniciativa de
leyes y decretos en favor del presidente de la República, diputados y senadores
del Congreso de la Unión. En consecuencia, si una iniciativa es presentada ante la
Cámara de Diputados por las citadas autoridades de manera conjunta, no pugna
con el requisito de legitimación para hacerlo, porque quedan colmadas las
hipótesis de competencia para la iniciación de leyes y decretos, aun cuando los
senadores pudieran carecer de facultades para actuar, pues no cabe duda que los
restantes firmantes de la iniciativa sí la tienen, por lo que no puede existir violación
procedimental en ese sentido.

18
8 Gabriel Corona Ibarra Córdoba
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Amparo en revisión 1334/98. Manuel Camacho Solís. 9 de septiembre de 1999.


Once votos. Ponente: Mariano Azuela Güitrón. Secretario: Humberto Suárez
Camacho.

El Tribunal Pleno, en su sesión pública celebrada el nueve de septiembre en


curso, aprobó, con el número LXVIII/1999, la tesis aislada que antecede; y
determinó que la votación es idónea para integrar tesis jurisprudencial. México,
Distrito Federal, a nueve de septiembre de mil novecientos noventa y nueve

INFORMACIÓN DOCUMENTAL

Asociación Peruana de Derecho Constitucional,(2008) Artículo Sobre


Constitucionalidad de la Norma, Perú.
ARRIÓLA, JUAN FEDERICO CANTERO. VÍCTOR , ROJAS AMANDI, (2010). LA
FILOSOFÍA DEL DERECHO HOY . EDITORIAL PORRUA. MÉXICO.
Borda, Guillermo A. MORAL Y DERECHO.
Constitución política de los estados unidos mexicanos.
Diccionario Jurídico 2000.Disco 1
Enciclopedia, Salvat Editores, S.A. 1999. Disco 1
ius 2010, suprema corte de justicia de la nación. Disco 1
Kelsen, Hans (2002). Introducción a la Teoría Pura del Derecho. UNIVERSIDAD
NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO, Biblioteca Jurídica Virtual. INSTITUTO DE
INVESTIGACIONES JURÍDICAS. México
Las garantías individuales, Colección Garantías individuales, SUPREMA CORTE
DE JUSTICIA DE LA NACIÓN. 2003. México
Platas, Maria del Carmen Pacheco.(2008), FILOSOFÍA DEL DERECHO lógica juridica .
EDITORIAL PORRUA. MÉXICO.
Tagle, Jorge R. (1949). Afinidades ontológicas, universidad nacional de Córdoba,
argentina.

18
Gabriel Corona Ibarra Córdoba 9
FILOSOFÍA DEL DERECHO

Vallado Berrón, Fausto E. (1972)Teoría general del derecho. UNIVERSIDAD


NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO, Biblioteca Jurídica Virtual. INSTITUTO DE
INVESTIGACIONES JURÍDICAS.México

http://elartedelderecho.blogspot.com/2007/10/el-mundo-del-ser-y-del-deber-
ser.html , 26 de noviembre de 2010.
http://www.todoelderecho.com/Apuntes/Politico/Apuntes/poder%20y
%20derecho.htm, 26 noviembre 2010.
Wikípedia

19
0 Gabriel Corona Ibarra Córdoba