P. 1
Proyecto de Aprendizaje Servicio

Proyecto de Aprendizaje Servicio

|Views: 4.132|Likes:
Publicado porDiana Durán
Proyecto de aprendizaje servicio en educación ambiental. TRAMO DE FORMACIÓN PEDAGÓGICA PARA NIVEL SUPERIOR. Caldevilla, Vanina
Cardesa, María Marta
Correa, Laureano
Durán, Diana
Martínez, Alejandra
Stebé, David
Proyecto de aprendizaje servicio en educación ambiental. TRAMO DE FORMACIÓN PEDAGÓGICA PARA NIVEL SUPERIOR. Caldevilla, Vanina
Cardesa, María Marta
Correa, Laureano
Durán, Diana
Martínez, Alejandra
Stebé, David

More info:

Published by: Diana Durán on Dec 06, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/25/2014

pdf

text

original

INSTITUTO SUPERIOR DE FORMACIÓN DOCENTE Nº 79

TRAMO DE FORMACIÓN PEDAGÓGICA PARA NIVEL SUPERIOR

EDI. EDUCACIÓN AMBIENTAL PROFESORA: MARÍA EUGENIA MAIRAL ALUMNOS: Caldevilla, Vanina Cardesa, María Marta Correa, Laureano Durán, Diana Martínez, Alejandra Stebé, David

PROYECTO DE APRENDIZAJE-SERVICIO EN EDUCACIÓN AMBIENTAL

TEMA DEL PROYECTO: LAS SEQUÍAS REGIONALES Y EL USO DEL AGUA EN PUNTA ALTA. HACIA UN CONSUMO SUSTENTABLE

1

1- DESTINATARIOS: COMUNIDAD DE PUNTA ALTA El destinatario del siguiente proyecto es la comunidad de la ciudad de Punta Alta que sufre el problema del agua como resultado de la sequía regional y de los problemas del consumo responsable del agua potable. Según nuestra perspectiva, la comunidad destinataria no es un hecho social que expresa una forma primitiva de relación. Es más bien un sistema de relaciones complejo que genera asociaciones entre individuos en función de determinados valores. Pero, como en todo proceso de socialización se trata de la creación de vínculos –siempre asociados a relaciones de poder y, por consiguiente, a situaciones conflictivas-.1 Nuestra comunidad puede considerarse como “una red de relaciones sociales de individuos interrelacionados, normalmente concentrados en un territorio definido”2, en el caso de este proyecto la ciudad de Punta Alta. Por otra parte, la comunidad “sirve de modelo para toda una serie de unidades sociales y culturales: un pequeño grupo fusionado, cuyos miembros están ligados por relaciones de confianza mutua que puede multiplicarse por dispersión o extenderse para englobar a un gran número de personas ligadas por ciertos rasgos culturales fundamentales”3, que hemos de considerar para la concreción de este proyecto.

2- RESPONSABLES

El proyecto de aprendizaje-servicio en educación ambiental sobre el consumo sustentable del agua en Punta Alta es interdisciplinario e incluye, en responsabilidad conjunta- a dos instituciones de Nivel Superior de la ciudad de Punta Alta: PROFESORADOS DE NIVEL INICIAL Y GEOGRAFÍA DEL ISFD Nº 79 Y TECNICATURA EN TRABAJO SOCIAL DEL ISFD Y T Nº 159. Incluye como responsables a los directivos y profesores y como participantes a los profesores y alumnos del Profesorado de Geografía – Cátedras de Perspectiva Ambiental I y Geografía Ambiental II-, a los profesores y alumnos del Profesorado de Inicial –cátedra de Perspectiva Filosófica y Didáctica; a la Biblioteca del ISFD Nº 79, al encargado de Tics del ISFD Nº 79, a los profesores y alumnos de la Tecnicatura de Trabajo Social, cátedras de los E.D.I. Pensando las Ciudades y Pensando Punta Alta.

1

AROCENA, José. (1995) El desarrollo local. Un desafío contemporáneo. Centro Latinoamericano de Economía Humana (CLAEH.) Universidad Católica del Uruguay. Venezuela. 1995.
2

JOHNSTON, R. J. GREGORY, Derek y SMITH, David (eds.). (2000) Diccionario Akal de Geografía Humana. Madrid. Akal.
3

CLAVAL, Paul. (1999). La geografía cultural. Buenos Aires. Eudeba.

2

3- FUNDAMENTACIÓN

3.1. MARCO TEÓRICO DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL LIGADA AL APRENDIZAJESERVICIO Durante mucho tiempo la educación ambiental se practicaba aulas adentro sin relación con los problemas contemporáneos y de manera asistemática. Es decir, los contenidos ambientales se enseñaban a través de distintas disciplinas como la biología, la botánica, la zoología, etc., que explicaban ciertos fenómenos naturales sin relación con la sociedad. Por otra parte, otras disciplinas más humanísticas como la geografía y la historia abordaban algunas cuestiones sociales sin relación con las problemáticas ambientales. Además su enseñanza era memorística y se limitaba a la enumeración de hechos o procesos sin atender a sus causas y consecuencias y alejados de las realidades comunitarias. Rara vez se salía con los alumnos a reconocer los problemas, en el caso de la educación formal; mientras que los medios de comunicación no tenían gran impacto sobre la opinión ciudadana en términos de cuestiones ambientales. En la actualidad en estas situaciones planteadas han cambiado de manera sustantiva. Así por ejemplo puede señalarse que en muchos establecimientos educativos, los alumnos de distintos niveles en los que se practica la educación ambiental realizan experiencias de aprendizaje más significativas aludiendo a los problemas ambientales en sus dimensiones tanto naturales como sociales y políticas. Muchas veces practican en el laboratorio o realizan salidas de campo para comprobar lo que han aprendido en el aula. Además, algunos profesores de distintos niveles educativos trabajan de manera interdisciplinaria, es decir con la participación de varias disciplinas enfocando un mismo problema ambiental, desde la lógica de las distintas ciencias. Pero más significativo aún es poder apreciar cómo en muchas instituciones educativas se han desarrollado proyectos de aprendizaje-servicio en educación ambiental y han abierto sus aulas para salir a la comunidad. Estos proyectos suponen que los alumnos realizan un diagnóstico ambiental comunitario, aprenden contenidos relacionados con el problema seleccionado y luego buscan en la comunidad destinatarios acordes para realizar aportes solidarios a través de lo aprendido en clase. Puede tratarse de una simple campaña de concientización o de proyectos mucho más complejos como la presentación ante las autoridades locales de una propuesta de una planta potabilizadora en una localidad que no la tiene. De esta manera los alumnos aprenden pero también realizan un servicio a la comunidad con la que son solidarios.4 Tanto la educación ambiental como el aprendizaje-servicio son propuestas que pueden cumplir un importante papel ante los problemas ambientales en sus distintas escalas.
4

Durán, Diana (2009) Módulos de capacitación. Diplomatura en Educación Ambiental. Perú. Fondo Verde.

3

Las confluencias conceptuales de la educación ambiental y el aprendizaje-servicio se plantean de la siguiente manera:  La educación ambiental es un proceso de concientización y promoción sociales para la resolución de problemas ambientales en pos de la sustentabilidad, dirigido a todos los sectores de la población, incluyendo el sistema educativo formal, el no formal y la comunidad toda. El aprendizaje-servicio es una metodología educativa que promueve la solidaridad como contenido curricular y la realización de experiencias de aprendizaje que a partir de la escuela se proyectan hacia la demanda social de las comunidades.5

A partir de estas conceptualizaciones se pone de manifiesto que:   La educación ambiental enfoca problemas ambientales de las comunidades y, por lo tanto, incentiva la aplicación de la metodología del aprendizaje-servicio. El aprendizaje-servicio, a través de sus procedimientos y experiencias permite que los alumnos y otros destinatarios aprendan mejor mediante la integración de los contenidos educativos con las acciones solidarias que se realizan en la comunidad, frente a una necesidad real de la sociedad. De esta manera, mejora la calidad educativa de las experiencias de educación ambiental que siempre están relacionadas con una demanda socio ambiental.

Para aplicar la metodología del aprendizaje-servicio en educación ambiental, las actividades solidarias que se realicen en la comunidad educativa deberán promover la solución comunitaria de los problemas ambientales. En la actualidad la educación ambiental y el aprendizaje-servicio han sido un punto de confluencia de especialistas y practicantes no sólo provenientes de las ciencias sociales y humanas, así como de las naturales y exactas, sino de las más disímiles actividades y profesiones. Resulta innovador plantear el compromiso institucional de este proyecto que proyecta la interacción de dos instituciones terciarias, de manera de favorecer que estos establecimientos sean agentes de la toma de conciencia ambiental inicialmente de los alumnos y docentes, para luego acceder a toda la comunidad educativa. El compromiso social y comunitario de la educación ambiental de este proyecto involucrará a alumnos, docentes, comunidad educativa y a todos los contextos que la involucren en una preocupación que partiendo del conocimiento y los saberes que se estudian en los Profesorados (de Geografía y Nivel Inicial) y Tecnicatura (de Trabajador
5

Argentina. (2000) Ministerio de Educación. Guía para emprender un proyecto de Aprendizaje-Servicio. Buenos Aires. Programa Nacional Escuela y Comunidad.

4

Social) salgan de las fronteras del establecimiento educativo para promocionar acciones que tengan un impacto social. La tarea no es fácil porque supone guardar la necesaria distancia entre la tarea que le compete a las instituciones y la que le corresponde a la sociedad, además de resguardar a los alumnos y docentes en sus funciones de aprendizaje y enseñanza y no transferirles actividades de las que son responsables otras instituciones y actores sociales. Es importante considerar que es en el espacio local –en este caso, la ciudad de Punta Alta-, donde se construye la comunidad, a través de lazos participativos que otorgan estabilidad a los actores sociales. La metodología pedagógica conocida como aprendizaje-servicio ha sido definida como “el servicio solidario desarrollado por los estudiantes, destinado a cubrir necesidades reales de una comunidad, planificado institucionalmente en forma integrada con el curriculum, en función del aprendizaje de los estudiantes.” 6 Desde la perspectiva del aprendizaje-servicio, las actividades solidarias desarrolladas por los estudiantes -si se planifican adecuadamente-, pueden ser en sí mismas una fuente de aprendizaje. Un programa de aprendizaje-servicio bien planificado les permite a los jóvenes aprender y poner en práctica contenidos educativos, y a la vez realizar tareas importantes y de responsabilidad en su comunidad y en su establecimiento educativo, entre ellas las relacionadas con el consumo responsable del agua y la toma de conciencia sobre los riesgos ambientales como la sequía. El aprendizaje-servicio implica sostener en una misma acción educativa una doble intencionalidad: la intencionalidad pedagógica de mejorar la calidad de los aprendizajes, y la intención solidaria de ofrecer una respuesta participativa a una necesidad social. Ambas intencionalidades se trasuntan en su concreción en una mejor educación ambiental. El aprendizaje-servicio puede definirse, según las propuestas del Programa de Educación Solidaria argentino como:
  

un servicio solidario desarrollado por los estudiantes, destinado a atender necesidades reales y efectivamente sentidas de una comunidad y planificado institucionalmente en forma integrada con el curriculum, en función del aprendizaje de los estudiantes.

Esta será la perspectiva teórica que se utilizará en este proyecto para integrarla con la de educación ambiental. Es necesario realizar una indicación precisa sobre los alcances del aprendizaje-servicio con relación a otras prácticas solidarias o de intervención comunitaria susceptibles de ser
6

Argentina. (2001). Ministerio de Educación. Programa Nacional Escuela y Comunidad. Buenos Aires.

5

desarrolladas desde el ámbito educativo. A partir de ello, para definir una experiencia educativa como aprendizaje-servicio en sentido estricto se considerará la presencia simultánea de:    actividades solidarias protagonizadas por los estudiantes, un servicio ofrecido a una comunidad identificable y contenidos curriculares vinculados específicamente al proyecto.

La pedagogía del aprendizaje-servicio se define, en primera instancia, como una metodología de enseñanza y aprendizaje mediante la cual los jóvenes desarrollan sus conocimientos y competencias a través de una práctica de servicio a la comunidad.7 Se trata, por lo tanto, de sostener simultáneamente una intención pedagógica de mejorar la calidad de los aprendizajes y una intención solidaria de ofrecer una respuesta participativa a una necesidad social. Un buen programa de aprendizaje-servicio les permite a los jóvenes aprender y, a la vez, realizar tareas importantes y de responsabilidad en su comunidad y de las instituciones educativas como el ISFD Nº 79 y el ISFD Y T Nº 159. El aprendizaje-servicio podría considerarse como la intersección entre dos tipos de experiencias educativas que generalmente se desarrollan en forma paralela o inconexa en las instituciones educativas:  actividades con objetivos específicamente educativos, como trabajos de campo o pasantías, que se realizan con el objetivo de que los estudiantes apliquen metodologías de investigación escolar y tomen contacto con la realidad en función de un aprendizaje disciplinar determinado. En este proyecto, estas actividades se relacionan con la comprensión y el estudio de la problemática hídrica local y regional y de la necesidad de un consumo responsable del agua. actividades solidarias que se desarrollan en muchas escuelas, institutos terciarios y universidades como campañas en la propia comunidad o en otras comunidades, iniciativas de alfabetización, forestación, apoyo escolar, huertas escolares, viveros, provisión de agua potable, etc. En el caso de este proyecto se trata de actividades solidarias relacionadas con la concientización comunitaria sobre el problema del agua en Punta Alta.

¿Cuándo una actividad solidaria se convierte en una experiencia de aprendizaje-servicio? Teniendo en cuenta los criterios con mayor consenso a nivel internacional, podemos decir que un servicio a la comunidad es aprendizaje-servicio cuando es planificado:

7

TAPIA, María Nieves. (2001) La solidaridad como pedagogía. Buenos Aires. Ciudad Nueva.

6

 en función del proyecto educativo institucional, y no sólo de las demandas de la comunidad (Proyectos Educativos Institucionales de los Institutos Nº 79 y Nº 159);  con la participación de toda la comunidad educativa: incluyendo el liderazgo de la conducción institucional, la participación directa o indirecta del cuerpo docente, y la activa participación de los estudiantes desde las etapas de diagnóstico y planificación hasta las de gestión y evaluación;  al servicio de una demanda efectivamente sentida por la comunidad, y a la cual pueden atender los estudiantes en forma eficaz y valorada: la problemática del agua;  atendiendo con igual énfasis a un alto nivel de respuesta a la demanda de la comunidad y a un aprendizaje de calidad para los estudiantes.

En síntesis, podemos definir el aprendizaje-servicio como un servicio solidario protagonizado por los estudiantes, destinado a atender necesidades reales y efectivamente sentidas de una comunidad y planificado institucionalmente en forma integrada con el curriculum, en función del aprendizaje de los estudiantes. Consideramos que esta definición recoge las tres notas características del aprendizajeservicio comúnmente aceptadas en la comunidad académica: el protagonismo de los estudiantes, la provisión de un servicio concreto y significativo tanto para la comunidad destinataria como para los estudiantes, y la conexión entre ese servicio y los contenidos de aprendizaje. En la medida en que se avanza hacia una concepción de ciudadanía activa, se promueve al aprendizaje-servicio como una modalidad pedagógica que se vincule con el ejercicio de la ciudadanía. Esta competencia requiere la formación de una serie de capacidades complejas que se adquieren y se fortalecen cuando se las pone en juego. Entre las muchas fortalezas de los proyectos de aprendizaje-servicio, se evidencia que pueden formar para una ciudadanía efectivamente participativa, justamente porque, según Tapia (óp. Cit.) se “despegan de las inercias; porque no se desarrollan en el reino de la ficción, sino que trabajan sobre la realidad; porque permiten a los estudiantes trabajar codo a codo con adultos que practican el compromiso social que predican, y porque no parten del supuesto que la teoría alcanza, sino que apuntan a verificar la teoría en su aplicación concreta en cada una de las comunidades a las que sirven solidariamente”. Esta forma de aprender y servir a la comunidad permite a los estudiantes descubrir sus propias capacidades y fortalezas, y desde ellas asumir la responsabilidad en cuanto a lo que ellos pueden y deben hacer, y la responsabilidad de peticionar y exigir lo que otros pueden y deben. Les permite, en definitiva, empezar a vivir como ciudadanos activos, participativos y solidarios no sólo en los discursos, sino en la vida real de su comunidad.

7

3.2. EL PLANTEO DEL PROBLEMA Sabemos que el agua es imprescindible para el ser humano y todos los seres vivos, sin ella es imposible la vida. El agua es un recurso renovable, limitado, frágil y vulnerable. Si bien abunda en el planeta, solo el 3% es dulce, apta para el consumo humano. La escasa reserva de agua en el mundo, sometida a una presión sin precedentes, a causa del crecimiento demográfico, la evolución del estilo de vida y los progresos de la industrialización, representa una preocupación alarmante por el agotamiento de las capas freáticas, desecamiento de lagos y ríos, contaminación y desertificación crecientes. “La grave situación hídrica por la que pasa la ciudad de Punta Alta, el partido y los partidos vecinos del sudoeste bonaerense no se circunscriben a una sola variable sino que se pueden analizar un conjunto de ellas y sus resultados actuales. La sequía recurrente pone en evidencia la falta de previsión y el escaso mantenimiento de la infraestructura que depende de las decisiones gubernamentales y también de los particulares”.8

Punta Alta y la región. Fuente: Google Earth.
8

Ferrera, Ilda María. Alamo, Matías. (2010) La problemática del agua en el sudoeste bonaerense: La ciudad de Bahía Blanca. Tercer Congreso Pampeano del Agua. Departamento de Geografía y Turismo. Universidad Nacional del Sur. En línea Geoperspectivas.

8

En la última década se han desarrollado diferentes investigaciones con la finalidad de mejorar el conocimiento hidrológico e hidrogeológico de las diferentes cuencas de la región surbonaerense para que la futura gestión de los recursos hídricos se fundamente en un sólido conocimiento de las propiedades y funcionamiento del sistema acuífero a explotar. (Ferrera, Alamo. Op. Cit. Pág. 4) La provisión de agua desde el Dique Paso de las Piedras ha llegado a su mínima expresión; ya no hay agua en el espejo lagunar y los canales para los centros urbanos. La provisión de agua para Punta Alta debe buscarse en las napas freáticas en el corto plazo. Las disponibilidades regionales son: RIO
SAUCE GRANDE SAUCE CHICO NAPOSTA GRANDE

CAUDAL MEDIO
4,54 m3/seg 1,32 m3/seg 1,03 m3/seg

Fuente: ABSA-Informe Técnico. Año 2009. En Ferrera, Alamo. Op. Cit.

Es dable advertir que (…) la crisis hídrica en el Sudoeste Bonaerense, en particular en la ciudad de Bahía Blanca, no es del verano que paso, ni de este año, ni se solucionará en forma mágica con lluvias abundantes en otoño y primavera, es una problemática que se padece como consecuencia de la falta de implementación de políticas de manejo, planificación e inversión, de quienes gobernaron y gobiernan, -en sus distintos estamentos a nivel nacional, provincial y municipal- sobre el recurso hídrico que es un bien cada vez más escaso en nuestra región. (Ferrera, Alamo. Op. Cit. Pág. 18) Estas afirmaciones de los geógrafos citados sustentan la tarea de promover la eclosión de la conciencia ambiental sobre el uso del agua en Punta Alta para conducir a un consumo racional y sustentable y de esa manera evitar restricciones en el abastecimiento, más allá de las cuestiones políticas o con el propósito también de peticionar ante las autoridades con racionalidad ambiental. En definitiva, la gestión sostenible del agua es un tema para tomar en serio, y los procesos educativos que construimos desde la escuela representan uno de los pilares para hacerla posible.9

9

PROCOSTAS (2009) Gestión de Recursos Hídricos: Las Miradas sobre el Agua en la Escuela http://procostas.org/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=95:las-miradas-sobre-el-agua-en-laescuela&catid=1:latest-news&Itemid=66

9

Asimismo podemos pensar en una “cultura del agua” que plantea una cuestión significativa que podrá transformarse en un reto al pensamiento crítico de sus alumnos. Ramón Vargas (2006)10 elaboró las siguientes enunciaciones: El desarrollo, desde la cultura del agua, se refiere a las personas y la vida, y no a las obras hidráulicas y sus instituciones. El agua -y todo lo que se hace con ella, por ella y en ella- satisface necesidades humanas que son finitas, pocas y cuantificables. Los modos y medios en que se han satisfecho las necesidades fundamentales son diferentes para cada cultura, aunque éstas son las mismas en distintas culturas y en distintas épocas de su historia. Es decir que lo que está culturalmente determinado no son las necesidades primordiales, sino la satisfacción de esas necesidades.

EJEMPLOS ARGENTINOS DE PROYECTOS DE APRENDIZAJE-SERVICIO LIGADOS AL AGUA11 Un ejemplo caso destacable es el de la escuela de capacitación N 34 “Amntena” de Fernández, Santiago del Estero, Argentina que encaró un proyecto denominado “Captación y reservorio de agua meteórica”12 en un área donde las condiciones de aridez constituyen una limitante para la calidad de vida. El proyecto se origina en la demanda de agua potable de los sectores urbanos y rurales. Los alumnos participaron en talleres en los que se diseñan y ponen a prueba diversas alternativas para la captación y reserva del agua. Así introdujeron tecnologías sencillas pero eficaces que se encuentran al alcance de los pobladores del lugar. Por ejemplo, el proyecto incluye el transporte de agua desde zonas distantes. Otro ejemplo es el de la escuela Técnica Nro.33 Fundición Maestranza del Plumerillo, de Ciudad Autónoma de Buenos Aires realizó un proyecto titulado Calidad de agua – Calidad de vida”.13 Esta escuela tiene como zona de influencia los barrios Lugano I y II, Soldati, Barrio Gral. Paz, Barrio Illía, Villa Perito Moreno y los partidos de La Matanza, Lanús y Lomas de Zamora, que son zonas carenciadas. En el proyecto están incluidos contenidos de biología, higiene, química y geografía. En los barrios mencionados las aguas están contaminadas por lo cual se decidieron analizarlas para transferir información sobre posibles riesgos y estrategias de potabilización, a fin de evitar el consumo de agua contaminada. Se realizó un trabajo de campo para concretar el muestreo de agua del barrio y analizarla. A partir de los resultados del análisis se elaboraron estrategias de
10 11

Vargas, Ramón (2006) Cultura y democracia del agua. En línea http://www.revistapolis.cl/14/varg.htm Durán, Diana (2000) Escuela, Ambiente y Comunidad. Manual de Capacitación Docente. Fundación Educambiente. Programa de Educación Solidaria. Ministerio de Educación de la Nación. 12 Esta experiencia educativa solidaria recibió el Premio Especial 2001 de la Secretaría de Recursos Hídricos.
13

Esta experiencia educativa solidaria recibió un Premio Especial del Ente Nacional Yacyretá en el V Seminario Internacional Escuela y Comunidad. 2001.

10

acción preventiva para cuando se detecta contaminación microbiana (limitación del uso del agua a la población más vulnerable: ancianos, lactantes y enfermos) y correctiva (incorporación de estrategias para potabilización, administración de recursos, etc.) Se realizó un taller multidisciplinario con médicos, biólogos, docentes, alumnos y representantes de la comunidad para tener una visión integral del problema. Los 45 alumnos de la escuela de 4to., 5to., y 6to., año fueron multiplicadores del trabajo realizado. Asimismo, la escuela Arturo Jauretche de Ugarteche-Luján, provincia de Mendoza realizó un proyecto titulado “La comunidad en defensa del acuífero”. Frente al problema de la contaminación salina del agua de regadío en el departamento de Ugarteche, el laboratorio de Ciencias Experimentales de la escuela encaró un proyecto de investigación que reveló el aumento de la salinidad relacionándolo con la disminución de la productividad de los cultivos zonales y el riesgo sanitario para la población. Junto con la comunidad, la escuela logró que la Municipalidad de Luján dictara una resolución para la construcción de un canal que se usará mientras pueda sanearse el acuífero contaminado. Por su parte, los alumnos continúan el monitoreo de las aguas para realizar un proyecto de control de la salud de la población involucrada

4-

OBJETIVOS DEL PROYECTO Este proyecto cuenta con objetivos de aprendizaje y objetivos de servicio, dado que aúna ambas funciones. Objetivos de aprendizaje Toma de conciencia por parte de la comunidad educativa del problema hídrico regional y local Aprehensión de conocimientos sobre el problema hídrico y de una actitud crítica y responsable Promoción de actitudes solidarias y participativas en la protección del recurso hídrico Logro de aptitudes promotoras del ambiente y la sustentabilidad hídrica Objetivos de servicio Toma de conciencia local por parte de la ciudadanía puntaltense del problema hídrico regional y local Promoción de la participación ciudadana

Uso sustentable del recurso hídrico como resultado de la apropiación de las recomendaciones y propuestas de los participantes del proyecto. Crear capacidad de evaluación de los proyectos y programas nacionales, regionales y locales sobre la cuestión hídrica.

11

5- ORGANIZACIÓN DE LOS CONTENIDOS La siguiente selección de contenidos realizada para el Proyecto de Aprendizaje – Servicio en Educación Ambiental incluye una perspectiva interdisciplinaria que se vertebra en el eje del problema ambiental del agua en Punta Alta y corresponde a las unidades curriculares y actividades extracurriculares de los integrantes del equipo que ha elaborado el proyecto. Estos contenidos son preliminares ya que durante la concreción del proyecto podrían incorporarse otras áreas como las Ciencias Naturales y los espacios de la Práctica Docente y Profesional, entre otras.

ESTABLECIMIENTO/ UNIDAD CURRICULAR/ RESPONSABLE
Perspectiva ambiental – Profesorado de Geografía ISFD Nº 79 Lic. Diana Durán

CONTENIDOS
El subsistema hidrológico. La hidrosfera. El ciclo del agua. Aguas continentales y oceánicas. El balance hídrico. Los problemas ambientales planetarios, regionales, nacionales y locales y su interrelación con el sistema social. Problemas planetarios: La crisis mundial del agua. Los riesgos naturales (endógenos y exógenos). Conceptos de riesgo, amenaza y vulnerabilidad. Prevención de los riesgos. Los recursos naturales: el agua. Medio ambiente y desarrollo sustentable. La sustentabilidad. Dimensiones. Organización del territorio. Ordenamiento ambiental. Proyectos ambientales. Conciencia ambiental y participación ciudadana. Gestión de los riesgos ambientales en la Argentina. Riesgo. Amenaza. Vulnerabilidad. Comportamientos naturales sorpresivos derivados de anomalías climáticas. Alterados comportamientos hidro-edáfico-biológicos derivados de un inadecuado manejo antrópico de los ecosistemas. Estudios de caso: las sequías en el Sudoeste Bonaerense. Los recursos hídricos. Impactos. La provisión de agua potable. Alternativas de solución. Medio ambiente y desarrollo sustentable. Marco legal institucional ambiental de la Argentina. La política ambiental. Secretaría de Ambiente y Recursos Naturales (funciones y políticas). Ley General de Ambiente. Nro: 25675. Principios e instrumentos de política ambiental. Técnica, naturaleza y hombre. Voluntad de dominio según Heidegger. El problema de la técnica. El cógito cartesiano.

Geografía ambiental II – Profesorado de Geografía. ISFD Nº 79 Lic. Diana Durán

Perspectiva filosófica – pedagógica – Profesorado de Nivel Inicial – ISFD Nº 79 Lic. Laureano Correa Pensando las ciudades – ISFD y T Nº 159 Tecnicatura en Trabajo Social Lic. Diana Durán

Los problemas ambientales urbanos. La crisis del agua en las ciudades. La política urbana y las políticas urbanas en el contexto del ordenamiento territorial. Crecimiento espontáneo y dirigido. Los sistemas de decisión: tradición, mercado, planificación. Políticas urbanas implícitas y explícitas. Tendencias recientes de la planificación urbana ambiental en el mundo y en la Argentina. Punta Alta: ciudad en expansión. Proceso de urbanización.

Pensando Punta Alta - ISFD

12

y T Nº 159 Tecnicatura en Trabajo Social Lic. Alejandra Martínez Lic. Vanina Caldevilla

Crecimiento urbano actual. Los barrios y el espacio periurbano. El área central, Ciudad Atlántida y la Nueva Bahía Blanca. Los nuevos barrios. Condiciones ambientales de Punta Alta. El abastecimiento de agua y el riesgo de sequías. Amenazas y vulnerabilidades. La población y el medio ambiente. Punta Alta: conductas masivas e individuales frente al medio ambiente y los recursos naturales. Conciencia ambiental. Herramientas de Gestión. Manejo de la información y el conocimiento. Buceo bibliográfico. Bibliografías. Promoción de la lectura. Estantería verde. Espacio de conservación. El patrimonio cultural y ambiental. Utilización de herramientas informáticas para la concreción y difusión del proyecto. Uso de INTERNET para el buceo bibliográfico. Participación en redes sociales.

Biblioteca – ISFD Nº 79 Bibl. María Marta Cardesa Informática – ISFD Nº 79 Lic. David Steve

6- ORGANIZACIÓN DE LAS ACTIVIDADES En el siguiente diagrama14 se representan tales recomendaciones básicas que pueden sugerirse para la elaboración de este proyecto, en una secuencia lógica que permita a los participantes conocer y ordenar las acciones de su labor. Como es posible advertir, todas las recomendaciones están relacionadas entre sí y se vinculan estrechamente dado que unas condicionan a las otras. Desde la elaboración de preguntas para identificar el tema del proyecto, la concreción del diagnóstico y la definición de objetivos de aprendizaje y de servicio y sus actividades correlacionadas implican la aplicación de un conjunto de habilidades que los responsables y destinatarios tendrán en cuenta.

14

Durán, Diana (2000) Óp. Cit.

13

ELABORACIÓN DE PREGUNTAS, JERARQUIZACIÓN Y ANALISIS DE LOS PROBLEMAS AMBIENTALES DE ESCALA LOCAL, REGIONAL, NACIONAL O PLANETARIO DE IMPACTO COMUNITARIO

ELABORACIÓN DEL DIAGNÓSTICO SOCIOAMBIENTAL DE PUNTA ALTA

SELECCIÓN DEL PROBLEMA AMBIENTAL: EL CONSUMO DE AGUA POTABLE Y LAS SEQUÍAS REGIONALES

FUNDAMENTACIÓN EDUCATIVA DEL PROYECTO Y PLANIFICACIÓN DE SUS ETAPAS

IDENTIFICACION DE AREAS Y DISCIPLINAS QUE PARTICIPARÁN EN EL PROYECTO

DEFINICIÓN DE LOS OBJETIVOS DE APRENDIZAJE DIFERENCIADOS DE LOS OBJETIVOS DE SERVICIO DEL PROYECTO

IDENTIFICACIÓN DE LOS DESTINATARIOS: LA COMUNIDAD DE PUNTA ALTA

SELECCIÓN, JERARQUIZACIÓN Y SECUENCIACIÓN DE CONTENIDOS CURRICULARES QUE SE VINCULARÁN EN EL PROYECTO IDENTIFICACIÓN DE LOS ORGANISMOS GUBERNAMENTALES Y NO GUBERNAMENTALES QUE INTERVENDRÁN EN EL PROYECTO

IDENTIFICACIÓN, SELECCIÓN Y DESCRIPCIÓN DE ACTIVIDADES VINCULADAS A LOS OBJETIVOS DE APRENDIZAJE Y A LOS OBJETIVOS DE SERVICIO, DIFERENCIADAS SEGÚN CORRESPONDAN A DOCENTES, DIRECTIVOS, ALUMNOS, PADRES, ETC.

ELABORACIÓN DE DISPOSITIVOS DE EVALUACIÓN PARA LAS DISTINTAS FASES DEL PROYECTO

14

Las actividades de este proyecto se clasifican en: de aprendizaje y de servicio según estén orientadas a la comunidad educativa o a los destinatarios del proyecto. 6.1. ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE 6.1.1. Motivación del emprendimiento de un proyecto en sus diversas modalidades Para lograr la motivación se propone convocar a una reunión de los responsables de ambos Institutos superiores. Cada uno de los participantes –docentes y alumnos de nivel superior-, registrarán, durante la semana anterior a la reunión, las características del problema ambiental del agua en la región que les resulten significativos, lo que les llama la atención y les gustaría modificar o podría ser objeto de una intervención que esté al alcance de la institución o de la comunidad. Durante el encuentro, los participantes compartirán sus registros que se podrán poner en común y jerarquizar con el propósito de seleccionar las especificidades del problema hídrico, para que sea el foco de un proyecto de educación ambiental y aprendizaje – servicio sobre el agua en la comunidad de Punta Alta. Luego, el conjunto de docentes podrá reflexionar acerca de los beneficios que producirían en el alumnado y en los destinatarios la mitigación o solución del problema detectado y qué es posible enseñar y aprender desde cada disciplina interviniente. Esta misma actividad se puede realizar con los alumnos en alguna jornada o durante una semana, por ejemplo, con los docentes de algunas de las unidades curriculares seleccionadas. 6.1. 2. Diagnóstico participativo El diagnóstico participativo es una herramienta fundamental del proceso de elaboración de este proyecto de educación ambiental y aprendizaje-servicio sobre el problema hídrico en Punta Alta. De nada serviría que tal tarea fuera realizada por los directivos o los docentes sin participación de los alumnos; o por algún especialista que impone sus conocimientos y define el diagnóstico a partir de su propia bibliografía o la experiencia profesional. Por ello nuestra postura es concretar un diagnóstico participativo. Se trata de un instrumento realizado colectivamente, que ayuda a identificar e interpretar el problema ambiental a tratar. Por lo tanto, es un proceso de reflexión conjunta, que facilita que los alumnos puedan incorporarse al proceso del proyecto ambiental15.

15

En línea. http://www.regiontacna.gob.pe/pagina/naturales/diplomado/sistema_gestion_ambiental_escolar.pdf

15

6.1.3. Proyectos de investigación Con el propósito de que docentes y alumnos de las instituciones involucradas puedan realizar un servicio a la comunidad se encararán proyectos de investigación en las distintas unidades curriculares involucradas que se mencionaron en la definición de los contenidos curriculares. Se tratará de procesos de indagación, reflexión y contraste sobre hechos y fenómenos del problema hídrico y del consumo responsable del agua potable y las sequías regionales. La investigación-acción implica plantear problemas, planificar, llegar a conclusiones e informar. Los procedimientos metodológicos más usuales son: fuentes de información, bibliografía, trabajo de campo, análisis e interpretación de tablas, gráficos y cuadros estadísticos, aplicaciones informáticas, entrevistas, verificación de hipótesis, estudios de casos, modelos conceptuales y matemáticos, construcción e interpretación de un bases de datos, elaboración cartográfica, entre otros. Los proyectos de investigación proporcionan el contraste plural, el intercambio de pareceres, la reflexión y la construcción crítica. Para la concreción de estos proyectos promovemos la construcción de un árbol de problemas16. El análisis de problemas es una estrategia de diagnóstico participativo que permite al grupo o equipo del proyecto identificar el problema ambiental clave, sus causas y consecuencias. El instrumento de análisis que se propone es la confección grupal de un árbol de problemas.

Para elaborar el árbol de problemas se requerirá plantear las siguientes preguntas: La descripción del problema: ¿Cómo se manifiesta el problema ambiental? Las manifestaciones constituyen los hechos visibles y cuantificables que permiten constatar o corroborar la existencia del mismo. Éstas surgen al responder la pregunta ¿Cuáles son los hechos que permiten verificar la existencia del problema? Las causas: Se explica el origen del problema ambiental. Para ello conviene responder a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son los hechos, situaciones o factores que producen los resultados insatisfactorios que denominamos manifestaciones? El número de causas varía de un problema a otro, lo importante es que las causas sean las suficientes y necesarias para explicar el problema.

16

El Árbol de Problemas es una estrategia metodología que tiene una larga tradición en las organizaciones sociales, por ejemplo, en los trabajos de los años 80 de Sergio Martinic (de CIDE, Chile) y el Centro de Estudios y Publicaciones Alforja, de Costa Rica. En este caso, se toma la adaptación presentada en Paso Joven (2004). Manual Integral para la Participación Solidaria de los Jóvenes en Proyectos de AprendizajeServicio. Sección Herramientas. Buenos Aires. Participación solidaria para América Latina.

16

Las consecuencias: Los hechos o situaciones que describen el impacto que genera el problema sobre otros problemas, se les denomina consecuencias. La identificación de las consecuencias de un problema, permite ratificar o validar la importancia del mismo. Los involucrados: Se describen los actores sociales afectados por el problema ambiental y en algunos casos los causantes del mismo.

Para la concreción de este procedimiento se deberá tener en cuenta un tiempo estimado de 4hs. en total, que pueden fraccionarse en dos reuniones, también que los problemas se expresan como un estado negativo. 6.1.4. Actividades en Biblioteca      Orientación personalizada para la búsqueda de información ambiental. Consulta del fondo documental en el ámbito de la biblioteca. Acceso y selección de información y documentación, existentes en distintos soportes. Confección de bibliografías del tema y listados de páginas web. Rastreo de información en publicaciones periódicas y en trabajos realizados por los alumnos del nivel existentes en biblioteca. 17

  

Búsquedas en catálogo. Organización de “Estantería Verde” con el material existente en biblioteca. Compilación y edición de trabajos e investigaciones de los alumnos.

6.2. ACTIVIDADES DE SERVICIO17 6.2.1. Campañas que son el inicio de grandes proyectos Si el problema del agua potable y las sequías regionales ha sido investigado y es conocido por los estudiantes de ambos establecimientos con sus distintas perspectivas curriculares, será posible desarrollar acciones de concientización comunitaria, para ir caminando poco a poco en la consecución de actividades más ambiciosas. También se podrá organizar un debate público, talleres o conferencias sobre el tema, difundir las conclusiones sobre el consumo sustentable del agua en la comunidad a través de folletos en comercios e instituciones cercanas. Asimismo se organizará la difusión de las conclusiones a las que se llegó en los trabajos institucionales en los medios de comunicación local.

6.2.2. Socializar los proyectos La comunicación y socialización de los resultados y conclusiones de los proyectos ambientales constituyen una tarea de relevancia. Se puede propiciar la celebración del “día de socialización de los proyectos” con la comunidad, jornada en la que ligar a los participantes y destinatarios participantes. Es la oportunidad de reunir a la comunidad en pleno y mostrar los logros de cada uno de los subgrupos durante las sesiones previas. Esta última actividad de integración con la comunidad permite realizar una evaluación con relación a la receptividad de los destinatarios, su disposición para adoptar un cambio de comportamiento y dimensionar hasta qué punto una propuesta de educación ambiental cumple con su compromiso de promover el desarrollo de la conciencia ambiental y estimular procesos de cambio y autogestión. El encuentro con la comunidad y la preparación previa para la jornada, permite afianzar los conocimientos por medio de las actividades lúdicas y de logro. En esta jornada se pone en juego la habilidad comunicativa no siempre incluida en los proyectos ambientales. La presentación de pósters, las exposiciones orales individuales o grupales constituyen desafíos en este proceso de socialización.
17

Elaborado en base a Durán, Diana. (2009) 100 ideas para la práctica de la Educación Ambiental. Buenos Aires. Troquel

18

6.2.3. Promotores ambientales El rol significativo que pueden cumplir los alumnos de los profesorados del Instituto Nº 79 y la Tecnicatura del Instituto Nº 159 como promotores ambientales del consumo sustentable del agua debería compararse con el de los promotores de salud o los culturales. En el ámbito educativo, se trata de un alumno o grupos de alumnos que se encargan de impulsar acciones referidas al mejoramiento del ambiente local. Será muy importante el proceso de selección que se realice de los promotores ambientales para que logren que otros alumnos de su escuela o de otras escuelas se sensibilicen respecto a las problemáticas ambientales e impulsen su participación en proyectos de investigación o participativos. También ayudan a la reflexión y acción pero no es un sustituto de la gestión solidaria del proyecto. 6.2.4. Talleres participativos Se planificarán reuniones de trabajo participativo de los alumnos y docentes de las dos instituciones para dar a conocer a la comunidad los resultados de los proyectos de investigación encarados en ambos institutos. Los talleres deben realizarse siempre con base en formatos y en una secuencia ordenada para obtener resultados concretos. Los resultados deben ser compilados y ordenados, para establecer comparaciones, conclusiones y recomendaciones. 6.2.5. Participación a través de foros ambientales Una iniciativa innovadora de participación que podríamos incluir en este proyecto es la concreción de un Foro Ambiental del Agua en la ciudad de Punta Alta. Los foros ambientales pueden constituir una actividad participación comunitaria y una metodología que ofrece un espacio para participar, dialogar, consensuar. La clave es la información contenida en una guía de trabajo realizada por medio de: investigaciones, encuestas, paneles y entrevistas a expertos. Los foros permiten la relación de las instituciones educativas con la comunidad especialmente en su última etapa que es cuando todos los participantes presentan las conclusiones a las que han arribado, a las autoridades políticas correspondientes. 7PLAN DE EVALUACIÓN

El papel de la evaluación es muy destacado y complejo. No siempre se le otorga la relevancia que sustenta. Se pueden realizar pruebas y calificar con notas, pero básicamente la evaluación debe entenderse como la retroalimentación para el alumno durante el proceso de aprendizaje y no al final del mismo. El problema es por qué se 19

utiliza más bien para comparar unos alumnos con otros y con la finalidad de determinar el éxito de la escuela y no para que constituya una etapa más del proceso de aprendizaje. Lo más importante desde el punto de vista del aprendizaje es la retroalimentación para el alumno, porque es una fuerza muy significativa para avanzar en el aprendizaje. La evaluación debe hacerse muy temprano, es decir, muy cerca del comienzo de un tema o problema ambiental que se haya planteado, por ejemplo. Es necesario que el proceso de evaluación sea continuo durante la experiencia educacional y que existen muchas oportunidades de modificar y mejorar el trabajo. Una característica de este tipo de educación es que los procesos de evaluación estén integrados a la experiencia. La evaluación en educación ambiental debe ser sistémica, procesual y formativa y valorar tanto los procesos como los resultados, por lo que será progresiva, flexible y abierta. Con estas características la evaluación permitirá tener una mejor valoración de la práctica educativa y, en especial, de los proyectos de educación ambiental.18 Es importante señalar que no hay un período para el aprendizaje y otro para la evaluación sino que, por el contrario, el trabajo es continuo y se presentan ciclos de retroalimentación. Es decir, no se trata de eventos separados. Las fuentes de evaluación son múltiples. Una es el docente, pero muchas veces hay retroalimentación con otros alumnos, con los padres e incluso con la comunidad cuando se trata de un proyecto con salida a ella. Además, es muy importante promover el hábito de la autoevaluación. 19 Herramientas de evaluación de proyectos de educación ambiental en aprendizajeservicio En este ítem se aborda el tema de los procedimientos de evaluación de un proyecto de educación ambiental y constituiría la última propuesta de las herramientas. Autoevaluación La autoevaluación significa reflexionar individualmente acerca de las acciones y actitudes, antes, durante y después del proyecto y tomar conciencia de sus debilidades y fortalezas y, especialmente en el caso de los estudiantes, promover su sentido crítico y de responsabilidad frente a las propias acciones. Conviene realizar fichas de autoevaluación20 para los estudiantes, los docentes y los directivos que incluyan sus nombres, año, fecha y consideraciones como las que siguen:

18

PARDO DÍAZ, Alberto. (1995) La educación ambiental como proyecto. ICE. Barcelona. Universidad de Barcelona. 19 ZONA EDUCATIVA. Reportaje a David Perkins. Julio de 1997
20

ARGENTINA. (2008) Ministerio de Educación. Itinerario y herramientas para desarrollar un proyecto de aprendizaje-servicio. Buenos Aires. Programa Educación Solidaria.

20

ALUMNOS
Me sentí responsable de mi trabajo. Pude dedicarle el tiempo que estimaba necesario. Tuve una excelente asistencia. Llegué puntualmente a las actividades de servicio. Participé activamente. Estuve muy motivado para realizar las acciones. La relación entre los compañeros fue muy buena. Fortalecimos lazos con la comunidad. Me autoevalué con justicia. Puse el 100 % de mi esfuerzo para cumplir con los objetivos propuestos. Estudié para aprender los contenidos involucrados. Estoy satisfecho con el aprendizaje adquirido. Tuve actitudes de integración hacia mis compañeros. Tuve una buena actitud de servicio. Estoy satisfecho con las acciones realizadas. Me siento esperanzado de conseguir los objetivos que nos hemos propuesto.

DIRECTIVOS
¿Preparo en tiempo y forma las actividades para que los estudiantes avancen en el proyecto? ¿Evalúo de manera continua las actividades? ¿Dedico momentos especiales para la reflexión? ¿Trato de planificar actividades de integración del servicio con el aprendizaje? ¿Muestro con claridad criterios y fundamentos que favorecen el servicio? Hemos sabido orientar en el diseño del Proyecto. Hemos establecido vínculos fructíferos con la comunidad. Facilitamos permanentemente bibliografía y materiales pertinentes a los responsables. Informamos acerca de trabajos de otras instituciones educativas en aprendizajeservicio. Nos asesoramos y cuidamos el tema de responsabilidad civil. Alentamos la participación de estudiantes y docentes en el proyecto. Visitamos los lugares a donde concurrirán nuestros estudiantes. Mantuvimos permanentemente informados al Supervisor y a

DOCENTES
Elaborar un informe sobre: Grado de compromiso en el proyecto. Aprendizajes adquiridos por los estudiantes. Temas transversales trabajados. Fortalezas y debilidades del proyecto. Cumplimiento de los objetivos propuestos en el mismo. Viabilidad de las acciones de servicio.

21

los padres de alumnos. Realizamos las correcciones necesarias de acuerdo con las evaluaciones que realizamos en forma comunitaria.

Evaluación de las etapas de un proyecto de aprendizaje – servicio en educación ambiental a) Etapa de Diagnóstico      ¿Cómo lo evaluamos en general? ¿Resultó enriquecedor para la ejecución del proyecto? ¿El diagnóstico institucional fue valioso para la ejecución del proyecto? ¿Fueron adecuados los instrumentos empleados en la etapa de diagnóstico? ¿Cómo fue el grado de compromiso evidenciado por los distintos participantes en el diagnóstico?

b) Etapa de Diseño   ¿Cómo fue el grado de compromiso evidenciado por los distintos participantes en el diseño del proyecto? ¿El diseño fue efectivo para el desarrollo posterior del proyecto?

c) Etapa de Ejecución      ¿Se alcanzaron los objetivos que apuntaban al aprendizaje? ¿Cómo se desarrolló el proceso de aprendizaje? ¿Se alcanzaron los objetivos que apuntaban al servicio? ¿Cómo se desarrolló el servicio comunitario? ¿Cómo fue el grado de compromiso evidenciado por los distintos participantes en el desarrollo del proyecto?

d) Etapa de Evaluación   ¿Se desarrolló la evaluación prevista en el proyecto? ¿Fueron apropiados los instrumentos de evaluación elaborados?

Apreciación global Grado de impacto del proyecto en función del contexto Institucional, de los destinatarios y del grado de interacción con organizaciones de la sociedad civil

22

  

¿Qué dificultades tuvieron? ¿Cuáles fueron los aciertos del proyecto? ¿Cuáles fueron las debilidades del proyecto?

8- CRONOGRAMA
Actividades DESCRIPCIÓN FECHA DIRECTIVOS DOCENTES ALUMNOS MIEMBROS OGS Y ONGS MIEMBROS DE LA COMUNIDAD

PRELIMINARES

Acuerdos institucionales Proceso de enseñanza aprendizaje de los Contenidos curriculares seleccionados y concreción de las actividades de aprendizaje y servicio

DE APRENDIZAJE Y SERVICIO

Febrero y marzo 2011 Todo el ciclo lectivo

X

X

X

X

X

X

X

X

DE VINCULACIÓN CON OGs. Y ONGs.

Todo el ciclo lectivo

X

X

X

X

X

DE EVALUACIÓN

En proceso durante todo el año

X

X

23

9. BIBLIOGRAFÍA CITADA ARGENTINA. (2000) Ministerio de Educación. Guía para emprender un proyecto de Aprendizaje-Servicio. Buenos Aires. Programa Nacional Escuela y Comunidad. ARGENTINA. (2008) Ministerio de Educación. Itinerario y herramientas para desarrollar un proyecto de aprendizaje-servicio. Buenos Aires. Programa Educación Solidaria. AROCENA, José. (1995) El desarrollo local. Un desafío contemporáneo. Centro Latinoamericano de Economía Humana (CLAEH.) Universidad Católica del Uruguay. Venezuela. 1995. DURÁN, Diana (2000) Escuela, Ambiente y Comunidad. Manual de Capacitación Docente. Fundación Educambiente. Programa de Educación Solidaria. Ministerio de Educación de la Nación. Durán, Diana. (2009) 100 ideas para la práctica de la Educación Ambiental. Buenos Aires. Troquel DURÁN, Diana (2009) Módulos de capacitación. Diplomatura en Educación Ambiental. Perú. Fondo Verde. FERRERA, Ilda María. ALAMO, Matías. (2010) La problemática del agua en el sudoeste bonaerense: La ciudad de Bahía Blanca. Tercer Congreso Pampeano del Agua. Departamento de Geografía y Turismo. Universidad Nacional del Sur. En línea Geoperspectivas. JOHNSTON, R. J. GREGORY, Derek y SMITH, David (eds.). (2000) Diccionario Akal de Geografía Humana. Madrid. Akal. PARDO DÍAZ, Alberto. (1995) La educación ambiental como proyecto. ICE. Barcelona. Universidad de Barcelona. PROCOSTAS (2009) Gestión de Recursos Hídricos: Las Miradas sobre el Agua en la Escuela http://procostas.org/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=95:lasmiradas-sobre-el-agua-en-la-escuela&catid=1:latest-news&Itemid=66 TAPIA, María Nieves. (2001) La solidaridad como pedagogía. Buenos Aires. Ciudad Nueva. VARGAS, Ramón (2006) Cultura http://www.revistapolis.cl/14/varg.htm y democracia del agua. En línea

ZONA EDUCATIVA. Reportaje a David Perkins. Buenos Aires. Julio de 1997 BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

24

ARGENTINA (2000) Ministerio de Educación. Programa Nacional Escuela y Comunidad 1. Guía para emprender un proyecto de Aprendizaje-Servicio. Buenos Aires. Programa Nacional Escuela y Comunidad. ARGENTINA. (2004) Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. Unidad de Programas Especiales. Programa Nacional Escuela y Comunidad. Aprendizaje y Servicio Solidario. Actas del 5º y 6ª Seminario Internacional “Aprendizaje y Servicio Solidario”. República Argentina. ARGENTINA. (1994) Programa de Educación Solidaria. ¿Qué es el aprendizaje-servicio? Itinerario y herramientas para desarrollar un proyecto de aprendizaje-servicio. Buenos Aires. Ministerio de Educación. DURÁN, Diana (2000) El crepúsculo de la buena Tierra. Raíces geográficas de la educación ambiental. Buenos Aires. Lugar Editorial. FERNÁNDEZ BALBOA, C. BERTONATTI, C. (2000). Conceptos básicos sobre Educación Ambiental. Biblioteca del Congreso Nacional & Fundación Vida Silvestre Argentina. GALANO, Carlos. (2005) Complejidad, diálogo de saberes, nuevo pensamiento y racionalidad ambiental. Ponencia presentada al I Congreso Nacional de Educación Ambiental. México. GAUDIANO, E. (2003) Hacia un Decenio de la Educación para el Desarrollo Sustentable. En Agua y Desarrollo Sustentable, vol. 1, n.° 5, pp. 16-19. GEOJUVENIL. (2004) Manual de capacitación. http://www.pnuma.org/geojuvenil/h.htm LEFF, Enrique (1994) Ciencias sociales y formación ambiental. Barcelona. GEDISA. PRIOTTO, Guillermo (Comp.) (2006) Educación ambiental para el desarrollo sustentable. Aportes y apuntes del 1er Congreso de Educación ambiental para el desarrollo sustentable de la República Argentina. CTERA. Buenos Aires. Ediciones Marina Vilte. Miño y Dávila Ediciones. ROCHE OLIVAR, Robert. (1998) Psicología y educación para la prosocialidad. Buenos Aires. Ciudad Nueva. UNESCO (2001) Geojuvenil para América Latina y el Caribe. Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. México. Oxford University Press. VEGA MARCOTE, P. FREITAS, M. ALVAREZ SUÁREZ, P. Fleuri, R. (2007). Marco teórico y metodológico de educación Ambiental e intercultural para un desarrollo Sostenible. Revista Eureka. 2007, 4(3), pp. 539-554 Educación científica y sostenibilidad. ZULETA, Sebastián. (2007) Reflexiones en torno a Aprendizaje Servicio. Hacia un enfoque de Proyectos Transformadores. En http://www.aprendizajeservicio.blogspot.com/ 25

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->