POEMAS AUTORES GUATEMALTECOS Los enamorados que ahora se besan, todavía no saben que tendrán que separarse muy

pronto. Los enamorados que aún no se han encontrado, ignoran que pronto creerán haberse hallado para todos los tiempos. Pobres los que ya se encontraron, ahora tendrán que separarse. Pobres los que aún no se han hallado, ahora tendrán que continuar esperando. Otto René Castillo "El sabor de la sal"

UN HOMBRE EN EL ESPEJO Salgo a la calle y la gente me mira con ojos distraídos como se mira a un perro vagabundo nadie se da cuenta que me estoy desangrando que me arranco por dentro no ahuyento ni a los niños que juegan en los parques ni a los viejos jubilados ni siquiera a sus bandadas de pájaros hambrientos no obstante cuando estoy a solas en mi cuarto y me miro al espejo no veo más que este rostro angustiado perennemente comido por el miedo y me espanto yo mismo / me doy tristeza de verme reducido a ésta máscara de eterno penitente pobre de Luis dice mi boca dentro del espejo pobre de Luis que soñó con transformar el mundo a la medida de sus tribulaciones / que a que se eleven bíblicamente cientos / miles de brazos y me señalen acusatoriamente pero no ocurre nada / ni siquiera les sorprende mi cara de extranjero / mi hablar solo mis lunares cómo no ven este rostro llagado / esta mueca en la boca esta cojera obscena que me deforma el cuerpo y me insulto a solas en mi cuarto y me voy desnudando hasta los huesos

vivió su tragedia anónima y vulgar pobre de Luis tan hondamente hastiado de ocultar torpemente su torpeza / su papel de contrito pobre de Luis que redujo el amor a cenizas de sábanas y carne / que buscó entre sus piernas la linterna de diógenes pobre dice la mueca glacial en el espejo esa voz que no me pertenece que se burla de mí con mis palabras yo para consolarme me maldigo me crucifico y me niego tres veces al final me arrepiento me coloco de nuevo mi máscara de culpa luego salgo a la calle destilando pavor y aguardo a que los ojos me miren aterrados a que la gente evite pasar a mi costado estoy seguro que todos disimulan por piedad que fingen no sentir este dolor a cadáver que desprendo Sin embargo yo sé que me desangro delante del espejo que me muero de miedo dentro del espejo.

Luis Eduardo Rivera "Movimientos

a toda hora. Sin lucha. sin tregua. las largas horas de la noche cuento y pienso en ti. inerte. sin agitsrme en ciego frenesí. sin proferir un solo. y allá en su centro vibra moribundo cuando entre el vano estrépito del mundo la melodía de tu nombre suena. tú vives en mi mente aunque tal vez mi rostro indiferente no deje reflejar sobre mi frente la llama que en silencio me devora. sin afán y sin lamento. José Batres Montúfar . en estupor profundo mi corazón se embarga y se enajena. fija. un leve acento. Callado.YO PIENSO EN TI sola. En mi lóbrega y yerta fantasía brilla tu imagen apacible y pura como el rayo de luz que el sol envía a través de una bóveda sombría al roto mármol de una sepultura. Yo pienso en ti.

antes que tuyas. proclamándote va su gritería. no la apartes de mí.PATRIA ¡Patria de las perfectas luces. color. los que huyen hoy. lo sabes! ¡Patria de los perfectos mares. alba y poniente que hoy visten tus duelos! ¡Patria de los perfectos valles. de flores. agraria y melodiosa fiesta. cielo y sangre. cauda de verdes curvas imantando auroras. de silencio que ahora. te quitan. campos que cubren hoy brazos de cruces! ¡Patria de los perfectos lagos. más salóbregos hoy por tus pesares! ¡Patria de las perfectas meses. el atel colilargo. por la que llora sin cesar el grillo! ¡Patria del monaguillo de los monos. tuya la ingenua. Patria. horas de pájaros. aroma. altos espejos que tu mano acerca al cielo para que vea Dios tantos estragos! ¡Patria de los perfectos montes. juego en voces de la protesta de tus animales! Loros de verde que a tu oído gritan no ser del oro verde que ambicionan los que la libertad. tus machos y tus hembras! Poemas de Miguel Ángel Asturias . fuego en plumas del colibrí ligero. el pájaro amarillo y los cenzontles reales. sabor. Guacamayas que son tu plusvalía por el plumaje de oro. son agonías! ¡Patria de los perfectos cielos. hechos de sonido. los tapires. la vida es libertad. júbilo del pueblo. que ahora para quién no son atroces! ¡Patria de las perfectas mieles. llanto salado hoy. libre vive el quetzal y encarcelado muere. hoy por cárcel te dan tus horizontes! ¡Patria de los perfectos días. agridulces ahora por tus lutos! ¡Patria del armadillo y la luciérnaga del pavo azul y el pájaro esmeralda. calzan con hambre de maíz sus pies desnudos. tienden de volcán a volcán verdes hamacas que escuchan hoy llorar casas y calles! ¡Patria de los perfectos frutos.. Patria.. llanto en copa de amargura. no me consueles! ¡Patria de las perfectas siembras. ¡oh dolor!. ¡Patria de las perfectas aves. tuyos de tu profundidad y ricas costas. los venados. gente con la que ahora en el pesar te creces! ¡Patria de los perfectos goces. dueña de tardes de oro y noches de luceros. pulpa de paraíso en cáscara de luces.

Para que nadie diga: tierra mía!. enreda tu nombre en mis palabras. Para tu rostro fronterizo del alma que me ha nacido entre las manos: canto. canto. palpitando mundo. humeando en las raíces. con toda la decisión de la nostalgia: canto.NUESTRA VOZ Para que los pasos no me lloren. Me acompaña emocionado el sacrificio de ser hombre. Canto tu nombre. Me lanzo a caminar sobre mi voz para decirte: tu. Para decir que me has crecido clara en los huesos amargos de la voz: canto. tu pueblo: canto. interrogación de frutas y mariposas silvestres. no perderás el paso en los andamios de mi grito. porque hay un maya alfarero en su corazón que bajo el mar. Me busca del abrazo del mar hasta el abrazo del viento para ordenarme que no tolere el crepúsculo en mi boca. porque viene al encuentro de mi dolor humano. Por lo que no debe morir. para que nunca baje al lugar donde nació la traición del vil que ato su corazón a la tiniebla inegándote! OTTO RENE CASTILLO . adentro de la estrella. alegre como un violín de surcos.

La quiero ya como se quiere el amor mismo.. Porque el amor y la muerte son las alas de mi vida. nunca. que nunca hay vida. que es como un ángel expulsado perpetuamente. angustiadamente carnal con la misma muerte devorante. porque el dolor me mata. yo me consumo aullando la traición de los dioses. yo sé que si es triste todo olvido. más triste es aún todo recuerdo.. de nubes y escorpiones. lujurioso como un hombre que sólo una idea tiene. Su terror necesito. Soledad de soledades.SOLEDAD Yo canto porque no puedo eludir la muerte. oh amor de la muerte. porque le tengo miedo. rojas de besos y relámpagos. Lleno del fervor de la manzana y su corrosiva fragancia. y más triste aún toda esperanza. Me oprimen tus manos absolutas. Me duele el aire. ¡nunca! sino sólo agonía. Soledad mía. oh muerte del amor. su hueso mondo y su misterio. Escritor: Luis Cardoza y Aragón . En mis manos de fango gime una paloma resplandeciente porque el amor y el sueño son las alas de la vida.

tal vez es el túnel del tiempo. tal vez me vuelve a suceder« Autor: Rodrigo San Marcos . quizás son reminiscencias de una vida anterior. tal vez es la nostalgia. Para sacudir todo el lastre que sólo estorba. De alguien que quiere hablar«que no soy. Lástima que ya no se permite el desdoblamiento. tal vez me vuelve a suceder« El tiempo ya no importa. esas libras de más. Tal vez. No hay palabras. Quizás. Hay que ver la energía tal cual es en el Universo. Que se aburrió de la vida y se fue corriendo. Tal vez.Nada Especial Ya la edad y las canas. claridad. Sólo es un paso. Veo tu resplandor. sólo hay paz en tu interior. Tal vez. pero es sin querer. El aguante se va perdiendo. sino la intensidad. faltan más escalones por subir. Yo sé que no tengo nada especial que dar. Tal vez. Salto de aquel bus para no volver jamás. Te acuerdas de aquel compadre. ni falta hacen. verdad? Sólo hay que seguir el camino« el camino con corazón. sin querer. el maestro. Sé que a veces fallo.

No esperes el mejor momento para decir un te quiero.porque no sabes cuanto tiempo tienes. No esperes ser herido. Nunca digas hola si realmente te irás. No esperes el dolor para rezar una oración. No esperes tener mucho. Nunca veas a los ojos si todo lo que haces es mentir. Nunca tomes la mano de alguien si vas a romper su corazón. No esperes llegar ahí para recordar un consejo.. Sonia Marroquín Rojas . para pedir perdón ni una separación para reconciliarte. No esperes. No esperes el mejor empleo para empezar a trabajar. No esperes ser amado para amar.NO ESPERES Nunca digas te amo si en verdad no te importa... No esperes una sonrisa para ser gentil. Nunca hables de tus sentimientos si en verdad no existen. para compartir un poco. No esperes tener tiempo para poder servir. No esperes estar solo para reconocer el valor de un amigo.. Nunca digas por siempre por que por siempre harás llorar..

y ¡en el pilón Cuantos engañen a mujer pongamos! Ésa es la lidia humana: ¡la tremenda Batalla de los cascos y los lirios! ¿Pues los hombres soberbios.Poema Bosque De Rosas ¡Oh! la sangre del alma. por libre. sin amar. que allí triste iré. pues yo me veo! ¡Ven. ¡Oh. Y en extrañas palabras. Allí es buena la vida. el placer de respetarlo Mayor mil veces es que el de su goce. y al que la vierte Eternamente entre las sombras acusa. que parecen ¡Aleteos. ¿tú la has visto? Tiene manos y voz. que la soledad será tu escudo! José Martí . oh mi amada. gentes ruines. aquí te traigo Mi bestia muerta y mi furor domado. Ven. da ventura. Ni el amor. mi respeto meritorio. a callar. ¡Hay crímenes ocultos. y hay villanos matadores! Al bosque ven: del roble más erguido Un pilón labremos. porque es libre. Por libre. Y tu virtud. no son fieras? Bestias y fieras! Mira. Del buen obrar que orgullo al pecho queda Y como en dulces lágrimas rebosa. al ruido De las hojas de Abril y los nidales. y hay cadáveres De almas. las paredes mudas De esta casa ahoyada y ven conmigo No al mar que bate y ruge sino al bosque De rosas que hay al fondo de la selva. los que en calma gozan De robados amores! Si es ajeno El cariño. a murmurar. de hablar de amores! ¡Ven. Deja. será cierta. no voces! Y ¡qué culpa La de fingir amor! ¡Pues hay tormento Como aquel. si no es libre.

y a la sombra encontrarme de tus lares. tierra bendita. ¡Oh rediviva Madre! Alza la frente en júbilo bañada. ¡Todo cae«! Parece que fulmina sus alígeros fuegos el tonante. se regala el ánimo evocando de tu suelo las prendas todas. y ya el vago viento nuevas mansiones señorean y airosos templos. campiñas en perenne primavera a las que riegan cristalinas ondas. ¡Ay! la ciudad que ayer fuera esplendente alcázar y del reino la señora. y se pasea por tus henchidas calles ¡ay! mi anhelo. mi dulce hogar. y alma quietud de cuantos lo desean. o bien el interior de tus hogares er me figuro lleno de atavíos. y mi ánimo a burlar ensueño vano.Poema A La Ciudad De Guatemala de Rafael Landívar ¡Oh salve. al verse por la flecha el infortunio herido. oh salve Guatemala! Tú el encanto y origen de mi vida. y con su roce todo lo extermina. yo el preclaro triunfo que de la muerte has obtenido celebraré en mis versos sin reparo. y haré sea en los astros conocido. y aún del monte a la cumbre protectora no cabe por do ir. templos y calles«no le quedan. Con frecuencia la imagen placentera surge en mi mente. al refrescar memorias tan felices. y ya al amparo de otro nuevo desastre largamente. nuevamente de sus cenizas propias saca vida. mi ronco plectro con intensa Ternura te consagro. y el purpúreo vellón«? Firmes raíces el patrio amor en nuestras almas echa. puedas vivir. cuando aún los tapices de seda evoco en oro recamados. de tus muchos ríos que huyendo van en rápida carrera en torno de los márgenes sombríos. a ti volando el corazón desea. ¡de piedras un acervo es sólo ahora«! casas. En tanto. Más que de Egipto el ave eclarecida dichosa Guatemala. torna el pueblo a llenar el ?avenida?. y sólo pido Tenerte a ti. por premio y recompensa . A veces me parece los pinares divisar de tus montes. luego ufano en ellas paz el ánimo cosecha. Patria para mí querida. Pero me engaño: que injuriosa mano vino a agitar mi sosegada mente. Mas a do se encaminan exaltados mis pensamientos. Ver por las mieses tus campiñas blondas. que se lo vedan los edificios que en fatal ruina de sus alturas hasta el polvo ruedan. admiración y pasmo de la gente. Memorias en que. En tus templos mi vista se recrea. de natura gala! Me acuerdo de tu clima y de tu cielo. y sorprende jardines matizados de Venus por las rosas singulares. Vuela después mi mente a otros lugares. ¡Cuánto. Mas ¿para qué deploro sollozante tanta escena de muerte y tanto estrago? ¡Espectáculo nuevo ved delante«! Ya del sepulcro surgen. y las frondas que esmeraldas semejan a millares. sienten el halago del céfiro las fuentes que ya ondean. a tus fuentes me asomo. Por fin.

Autor: Mario Payeras Mario Payeras . porque aquí la realidad todavía está en guerra con los pájaros e ignora por lo tanto la cristalización de la decrepitud y los tardíos laberintos en que suele extraviarse su mudanza. Nuestros mejores esbozos de humanidad futura resultaron apenas artificios de pólvora que ardieron bajo la lluvia de la primera noche. Y agreguemos: nunca como estas mañanas estuvimos tan exentos de los envejecimientos del espíritu ni nuestros pensamientos se parecieron tanto a nuestros actos.ZONA REINA No recordamos ya cómo éramos al principio porque con cada día parte un cadáver nuestro a pudrirse en el tiempo.

SOLO Nada he sido nada soy sino escondida isla sin pájaros ni habitantes sin voces que la pueblen yerma apenas viva negra isla huérfana de la ternura de los nidos región del vértigo petrificado sin risas ni panales áspera isla soy hondo lamento arrinconado en la soledad del viento polvo y sal nutren mi médula desterrada la plegaria y la esperanza sin astros finales sin oráculos sin nombre yo la torturada. CARMEN MATUTE .

antes del día último. Madre de América creadora de mares dulces en la tierra. proclamamos guerra a muerte y sin perdón a los tiranos creemos en la resurrección de los héroes y en la vida perdurable de los que como Tú. sólo el pueblo hace libres a los hombres. sintióse muerto sobre el Chimborazo. Bolívar. fue combatido. cierran los ojos y se quedan velando. resucitó a la voz de Colombia.CREDO Credo en la Libertad. Señor Nuestro que nació en Venezuela. no mueren. Autor: Miguel Angel Asturias . su hijo. y en Bolívar. padeció bajo el poder español. porque creemos en la comunión de los hombres que comulgan con el pueblo. Libertador. tocó al Eterno con sus manos y está parado junto a Dios! ¡No nos juzgues.

Autor: Julio C Palencia .Amor triste Es triste ver al amor desbaratarse llenarse de heridas y rehuir el cuerpo a cuerpo de una pelea que debería ser la más importante de nuestras vidas. Es triste ver al amor alejarse cabizbajo como si nada fuese ya posible y nuestra piel fría no tuviera otro destino que envejecer sola.

mi flaca se llevo mi soledad. dos primaveras y algunas estaciones. yo estaba cuerdo y mi flaca. ella llego hasta la casa de una amiga. mi locura estaba muerta. en sus labios. acompañada por sus amigas y su hermosa mirada. su voz fue un arrullo.Mi Flaca Aquella tarde de enero. me convertí en prisionero de sus brazos. mi flaca no contaba con robarse mi corazón. Desde aquel día me hice esclavo de su amor. pero me enamoro sin motivo y con razón de estar en mi vida. Desde el primer momento en que la vi. cruel juego del destino. estaba soleada. mi capullo. desde la primera vez que me hablo. su belleza se encontraba disfrazada de ansiedad. Mi corazón tenia aquel día la guardia baja. se convirtió en ladrona de ilusiones. mi alma estaba en un desierto de soledad. pues andaba en soledad. mi mundo por ella tuvo hermoso color y sacie mi sed de besos. cuando de mi lado aquella tarde se fue. Ella nunca se imagino que se robó mi corazón. mis virtudes eran ciegas ilusiones de un soñador. la ame. Autor: Eléazar Adolfo Molina Muñoz . Mis errores no importaban. mi alma sintió la necesidad de sus brazos. los dos sentimos amor.

como amantes han de amar a su Nahual que en forma de naturaleza los guiara« Centenaria tradición que es manifestación que trasciende el tiempo y el espacio. mientras el anciano va leyendo. Ya que ese reencuentro con los antepasados es ruta que desde que nacen se ha trazado. Uno a uno los nombres de los hombres y mujeres que han emprendido el viaje a la eternidad« El incienso y las oraciones en cakchiquel acompañan el vuelo de los gigantes de papel.*BARRILETES GIGANTES* Los hombres de maíz miran hacia el cielo del cerro de hierba. aire y tierra. como guerreros han de enfrentar la adversidad. Para endulzar el alma y el paladar ³El Ayote en miel´ pues por dolorosos. Es celebración de la vida« Es celebración de la muerte« Donde no falta esa bendición que es compartir la comida. elevarse como escudos gigantes y multicolores los barriletes de Sumpango« Poco a poco estos van ganado altura. las memorias van cobrando vida pues ese viaje es temporal despedida. . ³El Fiambre´ que reviste el espíritu de compartir lo que nos da la Madre Naturaleza en todas sus potencias con los frutos del mar. manifestación del dolor que se calla« Expresión de esa parte de la vida a la que pocos le tienen tolerancia y comprensión.

y los patojos saltan de alegría al ver a los colosos ir cobrando altura« Y una vez suspendidos en el cielo los gigantes se hacen pequeños ante la inmensidad del cielo azul. algunos escriben sus mensajes a la luna.que sean los recuerdos siempre nos dejan un sabor dulce en la boca. otros al sol y más de uno manda mensajes a sus antepasados. que es la niña bonita que como mariposa revolotea en los jardines donde siempre hay flores porque siempre es abril« Los barriletes se elevan y se elevan. de esta tierra donde anida el Quetzal. El cielo se ve tapizado de colores. las tumbas están repletas de flores. Mensajes que viajan en el hilo que mantiene al coloso sujeto a la tierra. en una Ceiba que cobija a una Monja Blanca. Autor: Oxwell L¶bu . algunos ya no regresaran pues el viento les cortara el cordón umbilical. como si fuera un cordón umbilical« Cordón que une a todas las generaciones que nacen de la tierra en forma de maíz. Pero quedaran grabados en las retinas que hoy miran desde la tierra y que un día los contemplaran desde el cielo.

Con alas de papel y colores. El abuelo ve desde la casa que los patojos han aprendido la lección: ¡Y es que hay mas de una manera para treparse al cielo« Oxwell Lbu . para que los barriletes cubran al cielo de colores. Son el claro reflejo de ese anhelo incesante de los hombres por querer volar. al ver que sus sueños le rascan la nariz al sol. el viento de noviembre se confabula. que une los elementos de la naturaleza para echar los sueños a volar« Y en los campos con aroma a eterna primavera. Papelitos de colores pegados con la ilusión de un niño. para despegar los zapatos del suelo« Y poco a poco ir ganando altura. los patojos corren por la verde vereda. Los patojos saltan llenos de alegría y emoción.

tu suave aroma me enloquece. te vuelvo a besar sintiendo que la ropa nos estorba« Siento tu lengua buscando la mía. siento tu aliento que en un momento crea una atmósfera de intimidad. con truenos de recuerdos que estremecen al corazón. con todo aquello que provoca. contando los minutos que te separan de todo aquello que te hace estremecer. Si que sufro tus ausencias« Si qué extraño tu calor« Pero todo eso tu lo compensas cuando me besas con pasión. La ingratitud del desvelo que te hace esclavo del reloj. Oxwell Lbu . Veo tus ojos y tu pelo que se deja llevar por el viento. Soñar con los besos de su boca. Abro los ojos y me pierdo en ti todo a mi alrededor desaparece.*Como Delfines* Una tempestad de ausencias que empapa hasta el alma. más que ese deseo que se arrastra para morder al placer« Te veo llegar en la distancia y de repente te apoderas de mi mente y mis pasos presurosos van a tu encuentro. Y en un momento nuestras lenguas se unen para celebrar nuestro amor« Como delfines que bailan« Como delfines que hacen el amor en el océano de nuestras pasiones. donde todos desaparecen.

emprenderemos viaje.Kilimanjaro No es la nostalgia humana por las viejas primaveras de un país donde los pájaros son mansos. ni por las lluvias de la infancia que nos dejaron los ojos diáfanos para siempre. sino por la región de las nieves perennes que añoran en la vejez los elefantes de todos los zoológicos del mundo. Autor: Mario Payeras . dicen. hacia la que una mañana. con el secreto dolor de que no habrá regreso a ninguno de los sitios en que fuimos felices.

CARMEN MATUTE . mientras un felino se desliza muy suave por el aire de la alcoba con la afilada garra dispuesta a rasgar sin rabia a la mujer sola que apenas está saliendo de los filamentos del sueño.MUJER SOLA La memoria es una tumba abierta donde puedo enterrar la piedad por mí misma.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful