Está en la página 1de 96
200 astoMo exwsct ‘en primer plano y abstractamente 1 problema de la organizacién, Jo aah adem, ha signilicado soto. creacion de wn Sparito de funcionarios ortodoxos para con la concepeién oficial. Se creia y se sigue creyeno que Ia revolucion depend s5lo de la existenca de un aparato asi, ¥ se Hega incluso a creer que esa existencia puc- de determiner la tevolucion ' é El partido ha carecido de actividad orginica de agitacién de propaganda, la cual habria debido merecernos, en cambio, la mayor preocupacién, y facilitar la formacién de verdaderos espe- Gialistas en este campo. No se ha intentado suscitar en las matas yen toda ocasién la posibilidad de expresarse en el mismo sen tido que el partido comunista. Todo acontecimiento, toda conme- moracién de caricter local, nacional o mundial habrian tenido que servir para agitar a las masas a través de las células comu niistas, poniendo a votacién mociones, difundiende octavillas, La Geficiencia no es causal, EI partido comunista ha sido hasta con trario a la formacién de célulay de fitbrica. Toda participacion de las masas en 1a actividad y en Ja vida interna del partido que no fuera In de Tay grandes ocasiones y’ por orden Yormal del cen tio se ha visto como un peligro para la unidad y para la cen tralian, No se hit conetbieo el’ partido como resultado de un proceso dialéctico en el cual consergen el movimiento espontinco ic las masas revolucionarias y a voluntad organizativa y ditectiva del centro, sino como un algo en el aire que se desatrolla por sf rum yn af mao, yal cual Megatin lav mavas cua. la situacién sea propicia y Ia cresta de Ja olcada revolucionaria al- ance altuea,@ bien cuando el centro del partido. conidere que debe abrir una ofensiva y se incline hasta, las masas para estitn larlas y Hevarlas a la accién. Puesto que las cosas no suceden asi, era natural que se formaran sin saberlo en el centro micleos de infeccién oportunista, Y éstos tenian su reflejo en el grupo parla- meatario, y luego 10 cuvievon deforma mis orginica en’ mi Esta concepcién ha influido en la cuestién de la fusidn.* La pregunta constantemente ditigida a la Comintern era: 2Se cree ave usstio partido se encuentra ain en ef estadio de fa nebulona © que es ya tna formacién plena? La verdad es que el partido no fs nunca ni-estard nunca definido definiuvamente. Solo. tard definide cuando sea la totalidad de la poblacion, o sea, cuando el partido haya desaparecido, Hasta su desaparicign por haber conseguido los objetivos maximos del comunismo, atravesardé toda una serie de fases transitorias y absorbers sucesivamente elemen: {0s nuevos en las dos formas histéricamente posibles: por adhesion individual 0 por adhesién de grupos més 0 menos grandes, La * Fusion del red’, con el yi quando date se hubiera separado de a de: secha(Turath. La 46 josstié en esta politica fusionista desde el TH congrese, de aeuerde con x polition da alanis ascneroe noufri¢os w (1922-1926) za situacién se dificultaba todavia mas para nuestro partido por. las disensiones con la Comintern. Si la Internacional es un partido mundial, aunque sez entendiendo eo con muchos granos de sal, 6s evidente que el desarrollo del partido y las formas que puede ssumir dependen de dos factores, y no slo de uno. ‘0 sca: dependen no sélo del ejecutivo nacional, sino también, y especialmente, del ejecutivo internacional, que ¢s el mis fuerte Para sanear Ta situacién y conseguir dar al desarrollo de nuestro partido el impulso que desea Amadeo, serfa necesario conquistar ELejecutivo internacional, 0 sea, convertirse en la palanca de toda luna posicion, Politicamente se Iega a ese resultado, y es natural gue 1 ejecutivo internacional intente romper 1a columna verte- ral al ejecutivo italiano, Amadeo tene su concepcién de todo egy, en st sistema todo ©: logicamente coherente y consecuente. #1 piensa que la tactica ha nacido en el terreno de una civilizacién capitalista atrasada y primitiva, Para él esa tictica es sumamence voluntarista y teatral, porque solo con un extremo esfuerzo de la voluntad se podia ob- tener de las masas risas una actividad revolucionaria, que no taba determinada por Ia sisuacién bistériea, Piensa que para Jos paises mis desarrollados de Europa central y occidental esa tice tica ey inadecuada incluso indtil. En estos paises el mecanismo histérico funciona en su opinién segtin todos. los carismas mar- xistas: se da la determinacién que faltaba en Rusia ¥, por tanto, Ia tarea absorbente tiene que consistir en organizar el’ partido en si y por si. Yo, en cambio, creo que la situacién es muy distin En primer lugar, porque la concepeién politica de los comunistas rus se ha formado en un terreno internacional, y no en.el nacioy nal; en segundo lugar, porque en la Europa central y occidental el desire de captaltmo na determina, soi formacién Ge amplios estratos proletarios, sino también, y por Io mismo, la fistotacia brera, on nus auenon de burocradia sndical y' de rapes socialdemécratas. La determinaciéin, que en Rusia eta di Jeeta y laneaba las masas a la calle, al asalto Fevolucionsio, en Eu ropa central y occidental se complica con todas estas sobrestruc- tras politicas creadas por el superior desarrollo del capitalismo, hace mis lenta y mis prudente la accién de las mass, y exige, por tanto, al partido revolucionario toda una estrategia yuna Uictica muicho Inés complicadas y de mis respiro que las que ne- esitaron los bolcheviquies en el periode comprendide entre marzo y noviembre de 1917. Una cosa es que Amadeo tenga su concep: Uidn e intente su triunfo no sélo 2 escala nacional, sino también a escala internacional: él esté convencido y lucha con mucha habilidad y com sicha elasticidad para obtener sus finalidades, para no comprometer sus tesis, para retrasar una sancién de i Gmintern que Te Jmpidiera seguir hasta enlazar con el periodo NSU on UF cal My neva en Europa celdental y central a0 axroo xan quite a Rusia el carécter hegeménico que hoy tiene. Pero es otra ‘cosa muy distinta el que nosotros, que mo estamos convencidos de Ja historicidad de esa concepeién, sigamos apoyandola. politica riente y dindole, por tanto, todo sw valor internacional, Amadeo se sitda en la posicién de una minoria internacional, Nosotros te: nemes que situarnos en la de una mayoria nacional, Por eo 10 pordemos admitir que el gobierno del partido se contie a repre- sentantes de la minoria* por el hecho de que éstos estén’ de acuerdo con la Internacional; no podemos adinitirlo ni siquiera en el caso de que, tras la discusién abierta del manifiesto, Ia ma: yoria del partido siga apoyando a los actuales ditigentes, En mi opinién &te es el punto central que ha de determinar politica. mente nuestra actitud. Si estuviéramos de acuerdo con fas. tis de Amadeo, tendriamos que plantearnos, naturalmente, el pro- bblema de si, teniendo con nosotros la mayoria del partido, Con- viene seguir dentro de Ia Internacional, chrigidos sacionalimente por la minoria para dar tiempo al tiempo y llegar a invertir Ia fituacién que nos da la raz6n teéricamente, 0 spor el contrat, convendria romper con la Internacional, Pero ei hecho es que 10 estamos dle acuerdo eon las tesis de Amadeo, y entonces firinar el ‘manifiesto signitica cargar con toda la responsabilidad de este equivoco: si se obtiene in mayoria para las tesis de Amadeo, acep- tar la direccién de la minoria nosotros que no estamos de acuerdo. con esas tess y que podriamos, por tanto, resolver onginicamente la situacion; y si las tesis de Antadeo se guedan en minoria, que dar nosotros ‘también en minoria, cuando por nuestras coneep- ciones estarfamos de acuerdo con esa mayoria que s¢ pondiia del lado de la Internacional. Eso significaria en cualquier caso nues- tua liguidacién politica, y el separarnos entonces de Amadeo, como consecuencia de una stuncién asl, tendria el sapecto ms ipa tico y odioso, Indicacianes para el trabajo futuro, No quiero ser muy extenso ent parte, que requeritia ‘mucho espacio para traaria ade. coadamente, Me contentaré con algunas indicaciones. El futuro trabajo del partido tendra que renovarse en sus dos aspectos, cl orpanizativo Yel politico. En el terreno organizativo, creo que es necesario dar impor- fancia al comité central y hacer que trabaje mas, dentro de Io posible en eta siouaion, Creo que'es necesario fir mejor fas re laciones que debe haber entee los varios organismos de partido, definiendo mis exacta y rigurosamente a division del trabajo ¥ la ijacion de las responsabilidades. Deben crearse. dos organos Y dos actividades nuevas: una comisién de control, constituida predominantemente con obreros veteranos, para jucgar en ultima ingtancia los Ttigios que no tengan repereusién politica directa: y + atinowa: ta traccién devechicts enenhoreda por Tosca y Gratis [e] rentros notfricos 1 [1922-1925} 208 fara los cuales, por tanto, no sea necesaria la intervencién inme- {eet ejection ein dee enna onantcnnts s Suuacién de los micmbros. del partido para las revisiones peri teas. Un comite de agitacién y propaganda que debe recoger. todo el material local y nacional necesario y dtl para el abajo de Sgitacion-y propaganda del partido. Este comité debe estudiar las Seincionce Lecdies proponetagitaciones, redactar manifiestes y tals para orientar ef trabajo de los organismos locales; tiene que poyarse en toda una organizacién nacional cuyo nucleo comstit ko seri ef barrio para los grandes centros wrbanos y el ayunta infento en el campo; tiene que empezar su tabajo partiendo de lun censo de los militantes del partido, los cuales deben dividirse para las diversas finalidades de la organizacién y segin Ia, anti- Buea y los cargos que hayan desempefiado, ta capacidad que Rayan demostiado y cambién, evidentemente, Jas dotes morales y itieas. Peflabra que establecer una. precisa division de trabajo entre el ejecutivo } el buré politico. Hay gue establecer responsabilidades precisas y Competericias bien definidas que. no puedan violarse Sin graves Sanctones dcpliatas. Ceo gue ic 'o na d¢ es juntos mis débiles de nuestro partido y el que mis ha proba ftna contusion valgar de las responsabilidades y las competencias jue un riguroso sistema organizativo. : ; sare trreno polfaco hay. que Ujar con exactivud lay tsis 0+ ne le situacidn italiana y sobre las fases posibles del ulterior desarrollo. En 1921-1922 el partido tenia la siguiente concepcién ficial: que era imposible Ia instauracion de una dictadura fas Cistao miliga con gran dificultad consegut impedit que, es con: in tuviera que aparecer por escrito, cuando logré que se altearan fundamentaimente i tess Bi y 62 sobre la thctica ‘Ahora me parece que se esti eayendo en otto error intimamente relacionada’ con el de entonces. Enonces no se daba importancla fla oposieion sorda y latente de Ja burguesia industrial contra 21 Bache, nse pensaba que fuera posible tm yobiemo socialcemns- trata, sna lo tet de esas tees solconen: dicta del pole fariado {solucién menos probable), dictadura del estado mayor por erence de Suguesa austria 9 de ta cons. dictadura del as Gime: esta concepcion ha atado muestra accién politica y nos ha Nevado a muchos errores, Ahora se ignota de nuevo a naciente ‘cin de Ta burguesia industaial, y especialmente de 1a. posi En que se dita em el Sur com tin carter. ms senuetamente ferriterial y proyocando, por tanto, la aparicién de algunos aspec- reeuperacién proletaria no puede ni tiene que producirse mas que fen benelicio le nuestro partido, Yo creo, en. cambio, que en, el momento en que se produizca esa recuperaciin nuestro partido saguind Sfenlo mminoritarie, que la mayoris de Ta clase obtera se guird a los reformistas, y que los burgucses demécratas liberates fendrén todavia mucho qué decit. No duco de que la sitwacion € activamente revolucionaria ni dle que, por tanto, nuesto part do conseguir’ esa mayorfa en un tiempo determinados per ee Periodo, que acaso no sea largo exonolégicamente, seri stn tink, denso en fases suplementarias que tendremos que prever eon una cierta exactitud para poder maniobrar y para ‘no caer en etvores que prolonguen os sufrimientos del. proletariado, Creo, ademas, que el partido tiene que plantearse précticamente jgunos problems que no se han considerado munca y cia so lucion s@ ha contiado a los elementos que estaban directamente relacionados con cllos. El problema de la conquista del. proleta Hiado milanés es un problema nacional de nuestro. partid, que debe resolverse con todos los medlios que el partide tenga a's: disposicién, y no sélo con los de la organizaciin de Milan, Por 20 hay que Hlevar a Milén elementos obreros de otras ciudade, introducitles en las fabricas, enriquecer 1a organisacion legal ¢ asi_a ojo, que hay que introdueir en el cuerpo obrero de. Milan far le meson un centenar de camaradas dispicon x trabajar a Vida o muerte por el partido, Otro problema de este tipo cel de lon trabajadores del mar, intimarmente relacionado ton cl probes de la escuadra de guerra. Italia vive del mar; no ocuparse del problema marinero como de uno de los mas esenciates, como tn problema al que el partido debe dedicar la mayor atencion, sig. nificaria no pensar concretamente en Ia revolucion. Cuando pick so que por mucho tiempo el dirigente de nuestra politica Entre Jos marineros ha sido un chiquillo como el hijo de Carol se me Pone carne de gallina. Otro problema es el de Tos ferroviatios, que siempre hemos considerado desde un punto de vista estictamente sindical, cuando en realidad traseiende exa cualidad y es tin pro. blema nacional y politico de primer orden. Cuarto ¥ iltime de ‘estos problemas cs el del sur, que hemos ignorado como lo. igo. aban los socialistas, creyendo que puede resolverse. dentra’del mbito normal de nuestra actividad politica general. Siempre ‘he stad convencido de que el sur se Convertinia en la tumba. del fascismo, pero ereo guic seré, ademas, la mayor reserva) 1a. plaza de armas de Ia reacsidn ‘nacional internacional, si antes. de la revolucién no estudiamos adecuadamente sus problemas y sine estamos preparados pata todo. i iH Creo haberos dado una idea bastante clara de mi posicién y las diferenciaciones que existen entre ella y la que se desprende del manifiesto. Como pienso que vosotros’ estail. en gran’ parte ‘de acuerdo con ini posicidn, en la cual hemos coincidide y por no poco tiempo, espero que’ tendéis todavia la posibilidad de deck dir de otro modo del que estibais a punto de hacerlo, Con los saludos més’ fraternales, i | | | i servos woutricos 1 (1922-1926) 205 AL CE DEL PCH Tn Ta sina sein del Pres. Presidium de la Internacionat Comunista} se decidid que en Italia sea publicado, un coudiano obrero redactado por el ce, al que podrdn'dar su colaboracién po- Tciea los terzintefnarionalist fpartdarios de Ia “Tercera Interna ional] excluidos del ®s [Partido Socialis Taliano}. Quiero tras. Gteo' que, data Ia sivacion italiana, es my. stil y_necesario que el periédico sea confeccionado de’ modo tal de asequrar su Existence logil por el mayor de los tiempos posbles, Ast 50- fo el pera ‘no debert tener indian slgune de, pari, Sino que deberi ser reeactato de modo que st dependence hecho" de nuestro partido no. aparerca con demasiada.elaridad Debera ser tin periédico de fequterda, de In inquierda obres Sigue lie al programa ya lavctie de Ta lucha de clases, que Dublicard tas acts y distusiones de nuestro partido, como 10 bard Poxiblemente también con lay actas y Tas dikcusiones de tos anay- tas, ce los tepublicamos, o de Tos sindicalistss y dard su Joi lo con wn sono desintercetdo, como si tuviera un posicién perior a la Ineha y se colocara desde un punto de vista "cienttio! Conprento que ho es imuy facil Tijat todo esto en on progran teers pero la tiaportancia no esti en fijar wn programa escrito, Sino sobre todo en ascgurarie al propio partido que en el campo de lay iequierdas obretas. Gene historicamente wna posiciin do- mninante, tna tribona legal que le permita llegar a fas mds vas tas masts con continsigad yen fortna sistemstia, Los coministss y los settatianos colaborarin en el periédico snanifiestamente, es decir Firman los articulos con nombres de tlementes.conocidas, segin un plan politico, que tenga en. cucn fames por tes, y dinia semana. por seman, Ia aituaein. general det pai y de las telacones que’ se desarrotian entre Iss fuersas sociales itallanas, Sera precio estar atentos a Tos serraianos, que tenderan a tansformar'elporiédico en tn Grgano de fracciba en In'lucha contra Ta divecei6m del rs. Seri pretso ser mis) severes frente a esto. impeair toda degeneracién, La, polemics se hard hecesrlamente, pero con cspiritw politico, no. de secta, y dentro de‘cietos limites, Serd precio estat en geardia contra 1ae tent St de crearle una sitoacton “ccondmiex” a Serrat, que esd desoct pado y muy probablemente seri propuesto. por sus_compalierds [emo edactot ordinario. Serrati Colaboraré Wirmande. "m0. fit Tnanior sus articulos irmados debersn sin embargo. ser fijados fh tina cetta medida y los no fiemados deberin ser aceptados por must ce Se necestfo cara con lon sedans eh al espiita soralista de Serratiy Malti ete, polemicrs de pr Giue serdn wiles pata. reafima 1a conciencia connie. dee pesino” debe ser adaptada en Italia del siguiente modo: “Re mia local y de 1a descentralizacién. Si ustedes aceptan Ia propuesta descentaizacin Sdminiraiva'y a alias de ay teas po CONTRA EL PEsINISMO No pe xii ninguins naneta mejor de coniainorar lV pundial de Ia que nosotros, revolucionarios italisnos, mos sent men de fo peso que femos Ne: sscarvos poutriens (1822-1920) 207 cho y del inmenso trabajo que todavia debemos realizar, contri- buyendo asi a aclarar muestta situacidn, contribuyendo. especial- mente a disipar esta oscura y pesada nube de pesimismo que prime a los militantes mas caliticados y responsables y que re- presenta un peligro, el mas grande quizd del momento actual, por Ris consecuencias de pasividad politica, de pesadce intelectual, de escepticisme hacia el porvenir. ‘Eke pesimismo estd estrechamente ligado a la situacidn gene: ral de huestro pais; 1a sitoacién lo explica, pero no To justifica naturalmente. sOué diferencia existiia entre nosotros y el Partido Socialists, entre nuestra voluntad y la tradicién del Partido So Cilista, si también nosotros supiésemos trabajar y fuésemos activa- mente optimistas s610 en Jos periodos de vacas yordas, cuando la Stuacion es propicia, caando las masas irabajadoras'se mueven Sxpontineamente. por impulso isresistible y los partides proleta- igs pueden acomodarse en Ja brillante posicidn de la abeja en el panal? 2Qué diferencia existiria entre nosotros y el Partido Socia- Fit, si también nosotros, aun partiendo de otras consideraciones, Ge otros puntos de vista, aun teniendo un mayor sentido de res: ponsabilittad y demostrando tenerlo con Ta preacupacion’de apres- Err fuerzas organizativas y materiales idéneos para hacer frente a Cualquier eventwalidad, nos abandonisemos al fatalismo, nos aru Tidramos en la dulce ilusidn de que los acontecimientos no pueden Sino desarroliarse segin una delerminada Tinea de desarrollo, Ja Pevisa por nowoaos en a cual encontaran infaiblemene ef site Pha de diques y canales_predispuesto por nosotros, canalicindose y tomando lorma J poten hisoriea en GW? Este es el nudo del problema que se presenta muy enredado, porque Ia pasividad apa- Tece exteriormente como trabajo diligente, porque parece que se trata de una Iinea de desarrollo, de una veta en li que los obreros sudan y se fatigan excavando meritoriamente La Internacional, Comnista se fondé el $ de marzo de 1919, ero su Jormacién ideoldgica y on tan s6lo en e Rggunddo congreso, en julloagosto de 1920, con Ta aprobacion del estatato de las yeintizn condiciones, Desde el segunda congre Comienza en Italia la campafia para el resaneamiento del Partido Socialist, comiensa en ecala nacional, porque ya habla sido ink ciada en marzo precedente por la seccidn de Turin con la mocién que se iba 2 preentar en la inminente conferencia nacional del puriido que precisumente debia celebrarse en Turin, campaiia fque sin embargo. no habia encontrado repercusiones importantes es fy comereseia de Florencia de la fraccion abstencionista, ce- Jebrada en julio de 1920, antes del segundo congreso, fue recha ada la proposicion hecha por un representante de L’Ordine Nuo vo de ampliar la base de la fraccién, convirtiéndola en comunista, Sin‘Ia limitacion abstencionista que précticamente habia perdi fan parte de st ran des). Congreo de Livorno, sctin jurante dicho congreso, fueron ligados al segundo congreso de Ia 28 seTosio oxansct Intemacional, a sus veintidin condiciones, fueron presentadas como tuna conelusién necesaria de las deliberaciones formals vel. se- gundo congreso, Este fue un ertor y hoy podemos valorar toa sit extensién debido a las consecuencias que ha tenido. En verdad las deliberaciones del. segundo congreso ‘eran la. interpretacion viva de la situacién italiuna, como de toda la situacion mundial, pero nosotros, por una serie de razones, no nos movimos pata’ ues. tra accién, partiendo de lo que sucedia en Ttalia, de os hechos italianos ‘que daban razén. al segundo. congreso, que eran una parte y de'las mis importantes dela susancia politiea que anima Ba'tas decisiones y las medidas organizativas tomadas por el gundo congreso;, nosotros nos Timitamos a insistit sobre las cu ones formales, de pura Tdgica, de pura coberencia, y fuimos derrotados, porque la mayorla del proletatiado organizado. pol ticamente nos juzg6 equivocados, no vino con. nosotros, @_ pestr de que tenfainos de nuestra parte Ta autoridad y el prestigio. de Ja Internacional. que eran grandisimos y en los cuales nos habia mos confiado, No habjamos sabido conducir una campaiia siste- mitica tal, que nos pusiera en grado de alcancar y obligar a a Feflexign’a todos los miicleos y los elementos. constituyentes. del partido socialista, no Nabiamos sabido traducir al Tenguaje com premsible de todo obrero y campesino italiano el significado de Gals" de Ys aconteimientos taianon de fos aon 19101980, no hablamos sabido, después de Livorno, poner el problema de por qué-el congress habia tenido aguelia conclusién, no habia. Ios ‘abido poner el problema pricticamente, de manera de en Conirar la solucion, de manera de continuar con nuestra espect G@ misién que era la de conquisiar In mayoria del proletatiado, Fuimos, es necesario decinlo, arrastrados por los acontecimientos, fuimos. sin quererlo, un aspecto de la disolucion general de 1s sociedad italiana, convertida en homo Jneandescente donde. to- das las tradiciones, todas las formaciones hisidricas, todas las ide prevalecientes Se fundian a veces sin tesiduor tenian una autojus lificacién ala que tenarmente nos adherfamos, que ningino se salvaba, que novotros podiamos decir que habiamos.previsto ma: tematicamente el eataclismo, cuando 1o¥ otros se arrullaban en la mit beatae idiota de las ilusiones Entramos, después de la excision de Livorno en wn estado de necesidad, S10 podemos dar esta justificacion de nuestras.actitr des, de nuestra ‘actividad desputs de la escisién de Livorno: Ta hevesidad que surgia crudamente, en la forma mas exasperada, en 1 dilema de vida o muerte, Debimos organizarnes como. partido en el fuego de la guerra civil, cimentando nucstras acciones’ con la Sangre de los devotos militantes; tuvimos que trasformar a.m tro prose el hecho mmo des consitucion, desu enol miento, en destacamentos para Ia guerrilla, para lamas. atroz Y dificil de las guerrillas en a que jamnds clase dbrera alguna tive Que combatir. Sin embargo Io logrames: el partido se ennailinys rsextios poLfticas 1 (1922-1926) 209 y se consticuys fuertemente; es una falange de acero, demasiado equefia cierlamente para entrar en lucha contra las fueras ad Nersarias, pero suficiente para convertirse en la armadura de una ands vasta formacion, de un cjército que, para servirse del lenguae je histirico italiano, logre hacer que sigt Ia batallx de Piave a In derrota de Caporetto He aqui el problema actual que se nos presenta inexorablemen te: constituir un gran ejército para las préiximas batallas, consti- tuirlo encuadrindoto en las fuerras que desde Livorno hasta hoy than tlemostrado saber resistr sin dud y sin rettocesos el ataque diesencadenado violentamente por et fascismo, El desarrollo de la Internacional Comunista despues del segundo congreso os ofrece el terreno apto para ello, interpreta, una_vez mis ~con las deli deraciones del tereero y del cuanto congreso, deliberaciones suma- dias a las de las reuniones de los ejecutivos ampliados de febrero y junio de 1922'v de junio de 1923 la situacién, y las necesida- des de la situacién italiana. La verdad es que nosotxes, como par- tido, hemos dado ya algunos pasos adelante en esta divecdén: rho nos queda mis que tomar conciencia de ellos y continuar de. cididamente, ¢En efecto, qué significado tienen Ios acontecimien. tos habidos en el seno del Partido Socialists, con a escision de Jos reformistas en un. primer tiempo, con la exclusion del grupo de redactores de Paginas Rojas en un segundo tiempo, y con el intento de excluir a toda la fraccién tercerinternacionalista, en tun tereero y ultimo tiempo? Tienen este significado. previso: “que mientras nuestro partido estaba obligado, como seecidn italiana, 4 limitar st actividad a la lucha fisiea de defensa contra el fas: cismo ya Ti conservacion de sm estructura primordial, como partido internacional, actuaba y segufa actuando para abrir vias hhuevas hacia el futuro, para amphar el radio de su influenca politica, para hacer salir de la neutralidad a una parte de la masa Gue antes miraba indiferente © titubeante. La accién de la. In- femacional durante algiin tiempo fue la xinica que permitié a nuestro partide tener tin contacto eficaz con amplias masas, que conservé un fermento de discusién y un principio de movimiento en caps importantes de la dase obrera que era imposible pata nosorros, en la situacion dada, aleanzar d@ otra manera, Induda- blemente que fue un gran éxito el haber arancado del Partido Socialista algunos bloques, haber obtenido cuando Ja. situacién parecia peor, que se constituyeran micleos, a partir de la amorfa gelatina sociaista, que afirmaban tener fe no obstante todo en la Yevolucién mundial, grupos que, con’ los hechos sino es que con las palabras que parecen quemar mas que los hechos, reco- nocfan Naberse equivocado en 1920-1921-1922. Ha sido esta una dlerrota del fascismo y de Ja reacci6n: ha sido si queremos ser sit- eros, lg tinica derrowa fisica e ieoldgica del fascismo y de Ta reac cidn en estos tres afios de historia italiana Es necesario neaccionar enérgicamente contra cl perimitme de 10 axtonio. easier algunos grupos de nuestro partido, aun de Ios més responsables faltiadgs, Eso represena en este momento, el mis grave pel go, em la nueva situacién que se est formando en nuestro pais Y¥ que encontraré su sancién y clarificacién en Ja primera legisla tua facta, Se aproximan grandes luchas, quiz mio sangrients y duras que las de los afios pasados: por tanto, es necesaria la méxima energia en nuestros dirigentes, Ia maxima organizacion y centralizacion de In masa del partido, un gran espititu de ini- Giativa y una grandisima rapide en las decisiones. El pesimis- mo toma prevalentemente este tono: regresamos a una situacion preLivomo, deberemos rehacer el mismo trabajo que hemos hecho Antes de Livorno y que creiamos definitivo. Es necesario demos: tar a cada compafiero como esta posicién esti equivocada po- litica y tebricamente, Ciertamente que se necesitard todavia. le char fuertemente: claro que la tarea del niicleo fundamental de nuestro partido que se constituyé en Livorno no ha terminado y no terminard durante un periodo todavia (serd todavia viva Y actual aun después de Ja revolucién,victoriosa). Pero no nos en- Contraremos otra vez en una situacién preLivorno, porque la si- tuacién mundial ¢ italiana no es en 1924, igual a la de 1920, porque nosotros misrmas no somos aquellos de 1920 y mo quere nos volver a serlo nunca mas. Porque la clase obrera italiana ha cambiado mucho y no sera la cosa més simple de este mundo ha- cer que vuelva a ocupar las filricas con tubos de estufa por e2- fiones, después de haberle aturdico las orejas y removido la san- sre con la torpe demagogia de las fieras ‘maximalistas. Porque existe nuestro partido, que es algo y que ha demostrado ser algo. yen el cual nosotros tenemos una confianza ilimitada, como en Ja parte mejor, mas sana, mas honesta del proletariado italiano. (COrdine Nuovo ~quincenal 13 de marzo de 1924). EL PROGRAMA DE “ORDINE NUOVO” nuimeros ya salidos de L’Ordine Nuovo wuvieron una difusion (ana feng Matera de continuar manitestindose aun. a la "reacebin, rsotr0s roL{rieos 1 [19221926] au como es probable, quisiera intervenir para sofocatlo, para impe- dir toda Higeaén entre L'Ordine Nuovo y sus lectores 0 inciiso para no permitir que la publicacién sea impresa en Talia. a alftsion lograda por lox primeros dos nimeros no puede sino depender de la" posicion que L’Ordine Nuovo habia asumido fen’ los primeros aftos de su publicacién y que consistia esen- Gialmente en esto: 1] en haber sabide traduicit aun Tenguaje his tGrico italiano los principales postulados de la doctrina y de Ja titties de la Internacional Comunista, En os aos 19191920 esto Significs la consigna de los consejos de fabrica y del control sobre Ia produccidn, es decir Ja organizacién de masa de todos los pro dutuores, para la expropiacién de los expropiadores, para la susti tucion de la burguesia por el proletariado en el gobierno de ‘Ta industria y por tanto, nécesariamente, del estado. 2} en haber sos- tenido en el seno dei Partido Socialista, que entonces sighiticaba la mayoria del proletariado, el programa integral de Ja Interna Gonal’Comanita ye sto ana parte deh Por ello eel Se undo congreso mundial, el compafiero Lenin dijo que el gry Hor saie Nowy era a nit tendenca del partido socalita que representaba fielmente a la Internacional en Italia; por eso Sun lat tesis compiladas por In redaccién de L’Ordine Nuovo y presentadas en el consejo nacional de Mikin de abril de 1920 por fy ceccidn de ‘Turin, {ucron indicadas explicitamente por el se- gundo congreso de la Internacional como base para 12 reorgani- zacion revolucionatia, en Talia, i ‘Nuestro programa actual debe reproducir en la situacién hoy eahtente ch Tealia la. posicign asumida en Tos aos 1019-1920, debe rellejar la. siteacion objetiva actual, con las posibilidades aque se ofrecen al proletatiado para una accion auténoma, de clase, J Muependiente; debe continuar, en los términos politicos actuales, In twadiciOn de intérprete fiel ¢ integral del programa de Ia Ini nacional Comunista. £1 problema urgente, In comsigna necesaria hoy es la del gobierno obrero y campesino: s¢ trata de populati- Ries de adapta a las condiciones coneretas italianas, de demos trar come se deduce de todo episodio de muestra, vida nacional, como resume y contiene én. si todas las reivindicaciones de la multiplicidad de partidos y de tendencias en que el fascismo ha disgregado Ia voluntad politica de la clase obrera y especialmente delay masas campesinas. Esto naturalmente no significa que dlebamos descuidar las cuestiones. més. propiamente obretas. € industriales, al contrario. También en Talia Ja experiencia ha dlemostrado la importancia que en el perfoda actual han asu- mido las organizaciones de fdbrica; desde la célula, de parti- fo hasta la comisiGn interna, es decir la representacién de_to- Ga Ta masa. Por ejemplo, creemos que hoy no existe ni siquiera tin reformista que quiera’ sostencr que en las elecciones de fAbrica Henen derecho al voto solamente Tos que estén organizados; quien quiera que se acuerde de las Iuchas que fue necesarioconducir