CUENTO

EL FANTASMA DE LAS TORTAS
Para él era su pasatiempo favorito, le parecía interesante descubrir cada dìa nuevos sabores, por eso tomaba el lonche de sus compañeros sin que se dieran cuenta. Ademàs sus papàs salìan de casa muy temprano a trabajar, por lo que no le hacìan lonche a Luis, a veces le daban una moneda, pero él se sentía triste, porque querìa saborear un exquisito lonche, así fuè como se convirtiò en el fantasma robatortas. De este modo Luis sabía quién llevaba la torta màs sabrosa y quièn no. En la escuela se organizaba por iniciativa de la directora un concurso de lonches, gana el lonche que tenga mejor sabor. Un dìa antes del concurso Gregorio, el niño màs gordo de la escuela, se acerco a Luis y le dijo: Quiero que mañana votes por mi torta, Luis pensó que era la torta màs fea de la escuela y le contestò ¡no!, yo no votaría por tu torta aunque fuera la ùnica, Gregorio protesto: Mi torta es la mejor, mientras lo empujaba con su barriga, Luis contestò: ¡no! ¡Es horrible! Si le das una mordida el pan y el azùcar se vuelven una bola seca y no se puede tragar. Entonces Gregorio preguntó ¿Còmo lo sabes?, yo nunca le invito a nadie de mi torta; pero ahora me acuerdo, una vez el fantasma me robó mi torta y solo el podría saber a que sabe mi torta… Entonces tù eres el fantasma robatortas ¡te descubrì! ¡te descubrì!, ahora tienes que votar por mi torta y sino le dirè a la directora y te expulsaràn. Al dìa siguiente se realizó el concurso y Luis tenìa miedo de ser descubierto por Gregorio. Pero luego pasò algo muy bueno, la directora dijo:

por lo tanto felicitamos a todos los participantes por sus recetas”. LA DE GREGORIO. De este modo Luis ya podría hacer su torta y dejò de ser el fantasma robatortas de siempre.“Todas las tortas estàn muy buenas sòlo descalificamos una que no tiene chiste ni sabor. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful