P. 1
trabajo sexualidad

trabajo sexualidad

|Views: 1.115|Likes:
Publicado poranluzag

More info:

Published by: anluzag on Dec 02, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/22/2014

pdf

text

original

ÍNDICE

Pág.
INTRODUCCIÓN OBJETIVOS HIPÓTESIS VARIABLES JUSTIFICACIÓN MARCO TEÓRICO ¿QUÉ ES LA SEXUALIDAD? DESARROLLO EVOLUTIVO DE LA SEXUALIDAD LA ORIENTACIÓN SEXUAL LA RESPUESTA SEXUAL LA MASTURBACIÓN SEXUALIDAD Y EMBARAZO EN ADOLESCENTES Y JÓVENES MUERTE MATERNA EN ADOLESCENTES LA PROCREACIÓN EN ADOLESCENTES EMBARAZO NO PLANEADO MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS MÉTODOS POCO CONFIABLES ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL ETS EL SIDA
ESTIMACIÓN MUNDIAL. DATOS GLOBALES

1. 2. 3. 4. 5. 6. 6.1 6.2 6.3 7. 7.1 8. 8.1
8.1.1.

………………………………. ....................................... ....................................... ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ………………………………. ……………………………….

4 5 5 5 6 7 9 10 12 12 13 13 15 15 16 16 17 18 18 19 22 23 23 23 24 25

CONCLUSIONES CONFIRMACIÓN DE HIPÓTESIS OBSERVACIONES SUGERENCIAS GLOSARIO BIBLIOGRAFÍA

1

Para nuestro Profe Horacio siempre preocupado por que aprendamos más…

2

12

Se miran, se presienten, se desean, se acarician, se besan, se desnudan, se respiran, se acuestan, se olfatean, se penetran, se chupan, se demudan, se adormecen, despiertan, se iluminan, se codician, se palpan, se fascinan, se mastican, se gustan, se babean, se confunden, se acoplan, se disgregan, se aletargan, fallecen, se reintegran, se distienden, se enarcan, se menean, se retuercen, se estiran, se caldean, se estrangunlan, se aprietan, se estremecen, se tantean, se juntan, desfallecen, se repelen, se enervan, se apetecen, se acometen, se enlazan, se entrechocan, se agazapan, se apresan, se dislocan, se perforan, se incrustan, se acribillan, se remachan, se injertan, se atornillan, se desmayan, reviven, resplandecen, se contemplan, se inflaman, se enloquecen, se derriten, se sueldan, se calcinan, se desgarran, se muerden, se asesinan, resucitan, se buscan, se refriegan, se rehúyen, se evaden y se entregan.

Oliverio Girondo

3

INTRODUCCIÓN

¿Para qué estudiar la sexualidad? ¿Por qué desde jóvenes debemos mantenernos informados al respecto?

En la actualidad y debido a los múltiples cambios que se suceden día a día, los jóvenes debemos de contar con la información necesaria para conocer y reflexionar sobre nuestro desarrollo físico, psicológico y moral. No es fácil romper con las viejas costumbres donde se nos ocultaba información, donde no se hablaba de sexualidad porque era “pecaminoso” o “sucio” y donde los papás no tenían la confianza necesaria para acercarse a platicar con sus hijos ni ellos a preguntar sus dudas. Poco a poco, como se verá a lo largo del tema, se han ido desarrollando investigaciones, la sociedad misma se ha transformado volviéndose más abierta para abordar con madurez este tema, dándole la importancia que implica. El presente trabajo inicia con una breve explicación de la definición de sexualidad, el desarrollo evolutivo en el ser humano, tocando algunos puntos tangencialmente. Para el objetivo del proyecto, fue más importante abordar las enfermedades de transmisión sexual, el SIDA y los métodos anticonceptivos, por la importancia y riesgo que implican para los jóvenes de hoy.

4

OBJETIVO:

Que los jóvenes adquieran información suficiente a través de un estudio bibliográfico y conceptual, para lograr un desarrollo integral físico, emocional y psicológico que le permita prevenir, actuar y cuidar su salud.

HIPÓTESIS:

1. Los jóvenes no contamos con la información suficiente sobre la sexualidad, esto es la causa de embarazos (precoces) y enfermedades de transmisión sexual (ETS).

2.

Existen barreras sociales que no permiten que los jóvenes aclaren sus dudas, llevándolos a tomar decisiones equivocadas.

VARIABLES:

1. Contextos sociales diversos 2. Diferentes abordajes culturales y religiosos 3. Edad y género (vulnerabilidad)

5

JUSTIFICACIÓN

Muchos trabajos han abordado este tema, sin embargo pocos se preocupan de observar e investigar las necesidades reales de los adolescentes.El presente proyecto tiene precisamente el objetivo de rescatar los conceptos principales y tratar los temas de más relevancia para nosotros. Existe bastante bibliografía sobre la sexualidad, en la revisión realizada se observó que muchos autores la abordan desde el aspecto psicológico, filosófico, médico, social, cultural, etc. Este proyecto intenta ser un documento de divulgación, de fácil lectura y accesible para todos los jóvenes. Por cuestiones de tiempo y de limitaciones en la construcción de un documento de este tipo –hasta ahora nuevo para nosotros-, puede resultar un poco superficial, pero la importancia del trabajo es la sistematización de toda la información revisada al respecto y la síntesis en este documento. No se pretende agotar la investigación en este punto, a partir de ahora contamos con nuevos elementos que nos permitirán organizar e investigar un tema con mayor profundidad.

6

MARCO TEÓRICO
En toda sociedad la sexualidad es interpretada, hablada y valorada por una multiplicidad de discursos, que provienen tanto del campo de los “expertos” como de los individuos en general. La nuestra parece esta entregada en la decisión de abrir un espacio de diálogo alrededor de estos discursos, o seguir por el camino de la negación. Ello aparece con más fuerza cuando se trata de abordar la sexualidad de los jóvenes: ¿Por qué no se educa, por qué no se investiga, por qué no se pregunta a los jóvenes sobre sus necesidades en este campo? Esta omisión preocupa, por cuanto rodea la sexualidad adolescente impide, paradojalmente, que la iniciación sexual constituya una opción responsable, a una edad apropiada y como una experiencia gratificante para el crecimiento y el desarrollo personal. (PALMA, I., 1997)
La sexualidad juvenil como problema

Existe consenso respecto a que nuestra sociedad aprende y vive la sexualidad cargada de ignorancia, prejuicios, mitos y culpa. Políticos, empresarios, profesionales de la salud y de la educación, así como cualquiera de nosotros es socializado con algún contenido negativo. Tanto así, que las respuestas educativas (públicas y privadas) frente a la sexualidad adolescente, corren el riesgo de estar determinadas por una visión conflictiva de la sexualidad. En este contexto cultural, la intimidad sexual de los jóvenes aparece como riesgosa e ilegítima. La supuesta promiscuidad de los jóvenes, el embarazo adolescente, la transmisión de enfermedades sexuales o el SIDA, se han convertido en la punta de lanza con las cuales se argumenta en contra del ejercicio de la sexualidad entre los jóvenes. Otras voces e iniciativas sociales y educativas proponen cambiar este enfoque y centrarse en la promoción de comportamientos saludables en la esfera sexual, lo cual supone aceptar que la sexualidad adolescente tiene manifestaciones y necesidades que le son propias. Esta orientación busca romper con la característica de “anormalidad” que se asocia a la sexualidad adolescente, descubriendo sus aspectos positivos que la vinculan al desarrollo personal y a la calidad de vida de las personas.(PALMA, I., 1997) Nuevo enfoque para abordar la sexualidad de los jóvenes Abordar la sexualidad inteligentemente requiere vincularla al menos a tres conceptos fundamentales: Sexualidad y ética: Abordar la sexualidad juvenil desde un punto de vista ético, no implica desautorizar viejos discursos, ni proponer uno nuevo o absoluto. Se trata, más bien, de abrir espacios de diálogo y discusión plural que otorguen la posibilidad de examinar las carencias y contradicciones entre los distintos discursos y prácticas de la sexualidad. Sexualidad y salud:

7

La sexualidad debe ser integrada como un aspecto más del ser humano, que requiere de información para su desarrollo, manejo y ejercicio rerun: Informar y educar en un contexto de salud sexual lleva implícita la necesidad de entregar conocimientos y habilidades cognitivas que permitan ejercerla en un contexto de autocuidado, de respeto y de responsabilidad. Sexualidad y proyecto de vida: La sexualidad debe ser reconocida corun: más de crecimiento individual en la consecuencia de un proyecto global de ser persona. Una adecuada educación sexual facilitará la integración de los aspectos corporales, afectivos y espirituales en la personalidad y en el proyectcerun: Vista de esta manera, las decisiones en el ámbito de la sexualidad llevan consigo implicancias más allá del terreno sexual, involucran decisiones sobre lo que cada individuo desea hacer como proyecto vital, lo que espera en términos de calidad de vida, de su futuro o de su vida afectiva, entre otros. Educación ética para la sexualidad La educación ética, por lo tanto, pretende ponernos en buenas condiciones para cumplir las dos funciones mencionadas: ser felices y llevar una convivencia digna. La propuesta de José Antonio Marina, es que tiene que estructurarse en tres niveles:    Primer nivel: La educación afectiva. Segundo nivel: la formación de los sistemas psicológicos de comportamiento autónomo. Tercer Nivel: La educación ética.

Como conclusión, Marina expone algunos aspectos: 1.- EL sexo puede incluirse en distintos proyectos humanos: individualista, hedónico, afectivo, familiar, etc. Un proyecto exclusivamente hedónico no es compatible con el Gran Proyecto Ético, porque éste es un sistema de reciprocidades. 2.- Son malos todos los actos o relaciones sexuales que atenten contra los derechos básicos de otra persona. Es decir, que sean injustos porque atropellen la libertad, la igualdad, la seguridad, la integridad física o el derecho a no ser engañado que tienen todas las personas. La relación sexual, como todas las relaciones, tiene su propia justicia. 3.- Una relación abierta a la procreación sexual es mala, por muy legitimada que esté por el matrimonio, el mutuo consentimiento, o el más profundo amor, si no incluye un compromiso de atención y cuidado hacia la posible nueva criatura. 4.- Desde el punto de vista privado, son malos los actos que degraden la libertad de una persona, favoreciendo cualquier tipo de adicción o dependencia. 5.- Son buenos todos los actos o relaciones sexuales que favorezcan el bienestar, la ampliación de posibilidades afectivas, comunicativas, creadoras, de una persona, y que con ello colaboren en el Gran Proyecto Ético de la Humanidad.

8

1. ¿QUÉ ES SEXUALIDAD?

La sexualidad humana representa el conjunto de comportamientos que conciernen la satisfacción de la necesidad y el deseo sexual. Al igual que los otros primates, los seres humanos utilizan la excitación sexual con fines reproductivos y para el mantenimiento de vínculos sociales, pero le agregan el goce y el placer propio y el del otro. El sexo también desarrolla facetas profundas de la afectividad y la conciencia de la personalidad. En relación a esto, muchas culturas dan un sentido religioso o espiritual al acto sexual, así como ven en ello un método para mejorar (o perder) la salud. La complejidad de los comportamientos sexuales de los humanos es producto de su cultura, su inteligencia y de sus complejas sociedades, y no están gobernados enteramente por los instintos, como ocurre en casi todos los animales. Sin embargo, el motor base del comportamiento sexual humano siguen siendo los instintos, aunque su forma y expresión dependen de la cultura y de elecciones personales; esto da lugar a una gama muy compleja de comportamientos sexuales. En la especie humana, la mujer lleva culturalmente el peso de la preservación de la especie. En la sexualidad humana pueden distinguirse aspectos relacionados con la salud, el placer, legales, religiosos, etc. El concepto de sexualidad comprende tanto el impulso sexual, dirigido al goce inmediato y a la reproducción, como los diferentes aspectos de la relación psicológica con el propio cuerpo (sentirse hombre, mujer o ambos a la vez) y de las expectativas de rol social. En la vida cotidiana, la sexualidad cumple un papel muy destacado ya que, desde el punto de vista emotivo y de la relación entre las personas, va mucho más allá de la finalidad reproductiva y de las normas o sanciones que estipula la sociedad. En el lenguaje corriente la palabra “sexo” se usa con frecuencia para aludir al varón o a la hembra (sexo biológico) o para referirse a una actividad física en la que interviene el aparato genital (“hacer el acto sexual”). Por regla general, la palabra “sexualidad” se emplea con un significado más amplio que el vocablo “sexo”, ya que pretende abarcar todos los planos del ser sexual. Al hablar de sexualidad nos referimos a una dimensión de la personalidad y no exclusivamente a la aptitud del individuo para generar una respuesta erótica. Somos sexuados desde el punto de vista biológico, psicológico y social. Todas las personas somos distintas, así como las sociedades, y la forma de manifestar la sexualidad es muy diferente en cada uno de nosotros/as. Los cambios en la mentalidad y las nuevas concepciones de la persona de fines del siglo XIX han incitado a la ciencia a investigar y considerar la sexualidad como una realidad humana capaz de unir la dimensión biológica y social del ser humano. Hasta ese momento la sexualidad se había vinculado únicamente a la reproducción y solamente por

9

ésta se justificaban las relaciones sexuales. El sexo se regulaba por las normas morales de una sociedad aparentemente puritana. El Informe Kinsey 2(década de los 50) (Gráfica 1) y los estudios de Masters y Jonson en los 60 marcan el inicio de la revolución sexual. Estos últimos estudiaron en un laboratorio, por primera vez en la historia, las reacciones sexuales fisiológicas del hombre y la mujer. Comprende todo un mundo de posibilidades, pudiéndose expresar de muchas maneras (caricias, besos, una mirada...), de las cuales el coito vaginal es sólo una de ellas, pero no la única.

Gráfica 1. En la escala Kinsey se establecen cinco grados de bisexualidad, se indica en azul la proporción de prácticas homosexuales Cada ser humano vive su sexualidad de manera única e individual. No existen normas ni modelos a imitar. Cada uno/a descubrirá el suyo. Aunque el objetivo del sexo puede variar (procreación, placer sexual, relación convivencial...), este puede cambiar en distintos momentos; es decir, a veces el objetivo es la procreación, otros el placer y en otros casos ambos al mismo tiempo.

2. DESARROLLO EVOLUTIVO DE LA SEXUALIDAD
Desde la infancia hasta la vejez ocurren cambios en la sexualidad del individuo. Conocer cuáles son los aspectos que contribuyen a la conformación de una sexualidad sana puede facilitarnos la comprensión de las dificultades que aparecen a lo largo de las etapas

10

vitales del individuo en: relación a su sexualidad. De manera sintética, a continuación se describen alguna de estos aspectos que caracterizan las primeras etapas evolutivas. En la etapa neonatal al bebé se le asigna un género, encontrando actitudes y conductas diferentes por parte de los progenitores en función de si es niño o niña. El niño o niña procurará ajustarse a las expectativas comportándose de manera diferencial. En la primera infancia se establecen unos vínculos de afecto con los referentes más próximos. Estos generan sentimientos de protección y se comunican de forma íntima (contacto corporal), proporcionando seguridad y estima hacia uno/a mismo/a. También se aprende a reconocer y a expresar emociones. Hay estudios que demuestran que déficits en la vinculación afectiva traen como consecuencia déficits en la sexualidad. A partir del año y medio se adquiere una identidad sexual, es decir el niño o la niña se autoclasifica como niño o niña en función de lo que parece (concepto de género).3 En etapas posteriores la curiosidad del menor puede llevar a explorar su propio cuerpo y el de los otros. Interpretar desde la óptica de un adulto esta curiosidad puede crear males entendidos, dando significados que se apartan de la realidad del menor: un simple juego autoexploratorio, que se debe vivir como algo íntimo y no prohibido. A partir de los 6 años los agentes de socialización ejercen gran influencia: en muchas ocasiones se reprime la conducta sexual, fijándose las bases de una futura moral sexual adulta. La falta de respuestas ante dudas sexuales convierte a lo sexual en lo prohibido. Es conveniente una buena información sexual, animando a hablar de la sexualidad cuando se crea preciso. La importancia de los modelos de hombre y mujer que se asimile puede condicionar la forma de vivir la sexualidad. Un modelo represivo en lo sexual puede inhibir y culpabilizar. Un modelo donde se admiten imperfecciones, donde cada uno puede mostrarse tal y como es, resulta más sano. Los modelos pueden ser reales (figuras de apego), intermediarios (juguetes) y simbólicos (personajes de películas, promovidos por los medios de comunicación). Mensajes como “Un verdadero hombre ha de ser…” evitan la flexibilización del género y reafirman estereotipos. Hay quien considera la etapa de los 6 a los 12 años como de latencia, ya que aparentemente no hay actividad entorno a lo sexual. ¿Por qué ignorar los miedos, preguntas y estereotipos que irán surgiendo en esta etapa si sabemos que contribuirán en su sexualidad? La adolescencia se inicia con la pubertad. Es un proceso de desarrollo endocrino y corporal que produce cierta inestabilidad: crecimiento, aumento de los genitales, primera regla y eyaculación, vello en el pubis, agravio de la voz en chicos, granos…). Las expectativas de los cambios pueden generar mucha inseguridad. También pueden surgir conflictos entorno a la identidad sexual (lo que uno “se vive”) y la orientación del deseo. Con el grupo de iguales el adolescente afianzará su identidad sexual y su figura corporal le dará un prestigio social. Si no cumple con los cánones impuestos (marcados por los medios de comunicación y las modas, y en la mayoría de casos inalcanzables para muchos jóvenes) puede sentir malestar e inseguridad.

11

3. LA ORIENTACIÓN SEXUAL
Es la atracción afectiva y sexual que sienten dos o más personas. Dependiendo de hacia qué sexo (masculino o femenino) se dirija esa atracción se considera: - Homosexual, cuando es hacia el mismo - Heterosexual, cuando es hacia otro sexo - Bisexual, cuando la atracción es indistinta hacia ambos sexos La orientación sexual es una forma de ser de la persona en todo su conjunto, de comportarse y de sentirse bien. Generalmente esta orientación se da en la adolescencia, aunque puede darse en otras etapas de la vida. Se deben respetar las distintas orientaciones y estilos de vida, ya que todas son válidas y respetables. Todo ser humano tiene derecho a que su orientación sexual sea respetada.

4. LA RESPUESTA SEXUAL
La respuesta sexual en ambos sexos comienza con un aumento de afluencia de sangre hacia los genitales y con un incremento de tensión muscular cuya liberación se da en el orgasmo. Dentro de la respuesta sexual se dan cuatro: I/ Fase de excitación: Ante un estímulo erótico, se da un aumento de la tensión muscular, con el consiguiente comienzo de la erección y de la producción del flujo vaginal. II/ Fase de meseta: Aumento de sudoración, calor corporal. III/ Fase de orgasmo: Descarga de la tensión en forma de placer (contracciones rítmicas), en el útero y vagina en la mujer y en la uretra en el hombre. IV/ Fase de resolución: Retorno progresivo al estado normal, acompañado con sensación de bienestar y relajación. Cualquier técnica sexual a emplear es válida, siempre y cuando ésta sea aceptada por los miembros implicados en la relación sexual y en un entorno de respeto.

12

5. LA MASTURBACIÓN
Aunque en épocas anteriores la masturbación era considerada como algo perverso y propio de personas degeneradas, en la actualidad ha quedado ampliamente demostrado que no sólo es sana, sino que es una manera de autoconocerse y poder determinar las fuentes de placer, lo que en un futuro, en caso de una eventual relación sexual, facilitará el placer. Así, la autoexcitación ha sido rodeada de mitos y tabúes que la asociaban a problemas de salud, teorías que con el paso de los años han quedado completamente descartadas. No obstante, aunque persisten prejuicios hacia este acto, reduciéndolo a homosexuales o personas sin pareja estable, éstos no coinciden con los datos reales, que indican que tanto los hombres como las mujeres se masturban, aunque su práctica sea menos. La masturbación es una práctica sexual que ha sido social, cultural y religiosamente condenada a lo largo de la historia. Muchas de las mujeres que han disfrutado de la masturbación, han tenido un sentimiento de culpa, se han sentido rechazadas, “sucias”. Es importante señalar, que a pesar de todas estas cargas negativas que cultural y socialmente nos han inculcado, la mujer se masturba al igual que lo hace el hombre, siendo ésta una importante fuente de placer y debe ser respetada de igual forma que lo es en los varones, ya que su práctica es saludable.

6. SEXUALIDAD Y EMBARAZO EN LOS ADOLESCENTES Y JÓVENES
El inicio de la vida sexual es un acontecimiento que influye de una manera muy importante la vida de las y los jóvenes. Particularmente, entre las mujeres, la secuencia unión-actividad sexual-reproducción no siempre sigue este orden, pero si es determinante para el desarrollo futuro de la adolescente la secuencia y el calendario en que ocurren. En los grupos sociales con mayores carencias, el inicio de la vida sexual responde en mayor medida a patrones de nupcialidad temprana, por lo que ambos eventos suelen ocurrir casi simultáneamente. La experiencia con menores niveles de escolaridad indica que alrededor de los 18 años se unen en pareja e inician su vida sexual y tan sólo un año después experimentan el nacimiento del primer hijo (19 años). Un poco más de la mitad de los jóvenes (55%) refieren que ya han tenido relaciones sexuales, y su edad de inicio se encontró en el rango de 15 a 19 años. La primera relación sexual ocurrió en su gran mayoría en un alto porcentaje con una pareja sentimental, novio(a), o esposo(a)4 y este dato es congruente con respecto al número de parejas sexuales. La gran mayoría refiere haber tenido solo una pareja en el último año y menos de un 20 % han tenido más de dos compañeros (as) sexuales. La actividad sexual analizada como frecuencia de contactos en los últimos tres meses indicó que en cuanto a la frecuencia con que han tenido relaciones sexuales en los últimos tres meses, cuatro de cada diez jóvenes tienen actividad sexual entre una y tres veces por semana, aproximadamente un tercio tienen relaciones de una a tres veces en el mes, y aproximadamente casi una cuarta parte de los jóvenes declaró no haber tenido relaciones durante el último mes (Figura 2).

13

Figura 2. Sexualidad en los adolescentes y jóvenes en México. B) Frecuencia de Relaciones En las prácticas para evitar un embarazo no planeado es donde se aprecia una incongruencia entre el conocimiento de los métodos anticonceptivos y su uso práctico. A pesar de declarar que no se busca el embarazo, solo la mitad de los jóvenes sexualmente activos utilizan algún tipo de métodos anticonceptivo. La edad de inicio de uso de algún método anticonceptivo es entre los 15 y 19 años para más de la mitad de los jóvenes, a la edad de 24 años prácticamente todos los jóvenes sexualmente activos están utilizando algún método anticonceptivo. Los métodos más comúnmente usados son el condón y el dispositivo intrauterino (Figura 3).4,5

Figura 3. Uso de métodos anticonceptivos en los adolescentes y jóvenes en México. B) Mezcla de Métodos. No obstante que la prevalencia de uso de anticonceptivos entre mujeres adolescentes unidas se incrementó de 30% en 1987 a 48.8% en el año 2000, sigue siendo la más baja con respecto a los otros grupos de edad y significativamente menor en comparación con el total de las mujeres unidas. Esta es una de las características distintivas de la población adolescente y pone de manifiesto que las estrategias para hacer llegar los métodos anticonceptivos a este segmento de la población no han sido del todo exitosas (Figura 4). Adicionalmente, la demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos entre las mujeres unidas de 15 a 19 años es la más alta de todos los grupos de edad y representa más del doble con respecto al valor estimado para todas las mujeres. De acuerdo a las estimaciones hechas por el Consejo Nacional de Población (CONAPO) en 1997, el porcentaje de las adolescentes unidas de 15 a 19 años que no pudo obtener un método anticonceptivo a pesar de su deseo manifiesto de evitar el embarazo fue del 26.7 %; esta cifra contrasta con la obtenida para el grupo de mujeres unidas de 15 a 49 años, donde el porcentaje estimado fue de 12.1%.

14

Se estima que durante el año 2000 ocurrieron en el país cerca de 366 mil nacimientos de madres de 15 a 19 años, lo que representa el 17% del total de nacimientos y una tasa específica de fecundidad de 70.1 por mil mujeres de ese grupo de edad. A pesar de que durante los últimos seis años el número de nacimientos se redujo en poco más del 10%, la prevención del embarazo no planeado en las adolescentes continúa siendo un desafío prioritario en salud reproductiva (Cuadro I).

* Por 1,000 mujeres de 15 a 19 años. Fuente: Estimación del CONAPO en base a las Encuestas Nacionales Sociodemográficas 6.1 Muerte materna en adolescentes Durante el año 2000 se registraron 180 muertes maternas en mujeres adolescentes, lo que representa la cuarta causa de muerte en mujeres de este grupo de edad.6 Estos datos revelan la necesidad de adecuar los servicios de salud reproductiva y los métodos de prevención de los embarazos no planeados a las características y necesidades propias de este grupo de la población. El inicio temprano de la actividad sexual, las conductas de riesgo, el deterioro del tejido social y la falta de servicios apropiados para los adolescentes propician las infecciones de transmisión sexual, incluido el SIDA y los embarazos no planeados. Las madres adolescentes son responsables del 10% de los partos en el mundo, pero no todos esos embarazos son indeseados. Muchas de las adolescentes casadas se embarazan porque quieren formar una familia. En algunas comunidades las mujeres jóvenes solteras ven la maternidad como una forma de subir en el estatus social y ganar reconocimiento como adultas, o creen que les ayudará a mantener una relación estable con el padre del niño/a. En grupos sociales tradicionales se le da un gran valor a la fertilidad, y la falta de hijos pueden llevar al marido o compañero a abandonar el hogar o al divorcio. Por tanto, algunas mujeres jóvenes se embarazan antes de casarse para probar que son fértiles, mientras que algunas adolescentes recién casadas garantizan su seguridad concibiendo un hijo lo antes posible. 6.2 La procreación en la población adolescente Los jóvenes que han logrado un embarazo representan aproximadamente el 35% de la población, y para más de la mitad de ellos y ellas, el primer evento ocurrió entre los 15 y 19 años de edad.4 De acuerdo a las características económicas y sociales de ese grupo de edad, el arribo del primer descendiente no sucede en las mejores condiciones de desarrollo personal (Figura 4).

15

Figura 4. Fecundidad en los adolescentes y jóvenes en México. Edad al Primer Embarazo. Los ideales reproductivos de los jóvenes indican que la mayoría desearía tener entre uno y tres hijos independientemente de los condicionantes para la procreación y que la edad ideal para iniciar la procreación es en términos generales mayor que a la que ocurre el primer embarazo. Esta disociación entre la realidad y los ideales reproductivos es uno de los indicadores que permite evaluar el impacto de las campañas de información, educación y comunicación que produce el sector público. 6.3 Embarazo no planeado en los adolescentes El embarazo no planeado en los adolescentes es el producto de la falta de información sobre los anticonceptivos, el sexo sin protección, la falla anticonceptiva o el uso incorrecto de anticonceptivo. Se asocia también a prácticas de riesgo como el alcoholismo y la drogadicción. Independientemente de ser deseado o no, el embarazo en las adolescentes puede poner en riesgo la vida de la madre. Según la OMS, la edad más segura para el embarazo es de los 20 a los 24 años de edad. Algunas de las razones médicas para evitar el embarazo en menores de 18 años, es que no se ha completado el desarrollo óseo y no se ha alcanzado la masa mineral máxima, así como la relativa inmadurez del canal del parto. Entre las complicaciones más frecuentes en los embarazos de adolescentes están la anemia, las infecciones bacterianas graves, el parto prematuro, el parto obstruido y prolongado, la desproporción céfalo-pélvica, la muerte fetal y la formación de fístulas recto-vaginales o cisto-vaginales.10 La mortalidad relacionada con el embarazo y el parto es de dos a cinco veces más alta entre las mujeres menores de 18 años de edad que entre las de 20 a 29 años de edad.11 Las adolescentes recurren al aborto por razones tales como el temor, la vergüenza y la desesperación por no sentirse capaces de cuidar un bebé o no saber como podrán continuar su educación. Las adolescentes tienen mayor probabilidad que las mujeres adultas de tener un aborto en una etapa tardía, cuando corren mayores riesgos. Debido al estigma asociado con el embarazo fuera del matrimonio y el aborto, las adolescentes muchas veces no procuran abortos legales y seguros.

16

7. MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS Y DE PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ETS)
¿Cuál es el mejor método anticonceptivo? La Planificación familiar ha sido practicada a través de métodos naturales y rudimentarios desde la Antigüedad. Descubrir el periodo fértil de la mujer y el funcionamiento biológico de la reproducción humana ha permitido desarrollar métodos de control de la natalidad que con el desarrollo tecnológico han resultado de gran fiabilidad. En realidad no existe un anticonceptivo ideal para todo el mundo, pues cada persona ha de decidir cuál prefiere en función de sus necesidades. Elegir uno u otro puede depender de los aspectos que se prioricen: - La eficacia: hay métodos más seguros que otros, El uso incorrecto de algunos métodos puede disminuir considerablemente su eficacia. Por ejemplo, con el olvido de una sola toma de pastilla anticonceptiva, se corre el riesgo de embarazo. - Si el método está separado o no del acto sexual. Mientras que el preservativo femenino se puede colocar unas horas antes de empezar las relaciones sexuales, el masculino se debe introducir durante el acto sexual. - Si tienen efectos positivos o negativos sobre la salud. Las píldoras anticonceptivas pueden aumentar los riesgos de padecer algunas enfermedades, pero también tienen efectos protectores sobre la salud. - Si son métodos reversibles o no. Por ejemplo, la ligadura de trompas es un método irreversible. - Si requieren el uso adicional de cremas, lo que muchas veces implica la manipulación de los genitales. Ej: uso de espermicidas. - La accesibilidad y disponibilidad del método (si se necesita ir al médico, con o sin receta…). Podemos distinguir entre varios métodos, dependiendo que sean de barrera, naturales, hormonales, intrauterinos y quirúrgicos.

7.1.- MÉTODOS POCO FIABLES Son aquellos en los que se evitan las relaciones sexuales en los días en los que la mujer ovula. Consisten en la determinación exacta, mediante técnicas específicas, del momento del ciclo en que la mujer puede quedar embarazada, para abstenerse de relaciones durante el mismo, o bien mantenerlas utilizando métodos de barrera. Estos métodos, además de no prevenir la transmisión de enfermedades condicionan, en gran medida, la

17

espontaneidad de la vida sexual de la pareja. En general son poco fiables, ya que el ciclo menstrual puede variar y producirse ovulaciones inesperadas.

8. LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ETS)
Es tan importante cuidar nuestros genitales como cuidar cualquier otra parte de nuestro cuerpo y preservarlos de cualquier infección. Las ETS (antes llamadas enfermedades venéreas) pueden contagiarse por el contacto sexual, aunque algunas ETS pueden adquirirse mediante prácticas que no son sexuales y transmitírselas a la pareja en el intercambio sin el uso de método preventivo. Con excepción del herpes genital, las ETS no se contagian por la saliva. En ocasiones el hecho de tener algún tipo de infección en los genitales produce vergüenza y a la vez sentimientos de culpa que hacen difícil que la persona reconozca su problema, tanto ante su pareja como ante sí mismo. Algunas veces, una ETS puede pasar desapercibida porque no presenta apenas síntomas y esto hará más difícil el diagnóstico. Por eso es tan importante la visita periódica al especialista, tanto en hombres como en mujeres, así como que ambos miembros de la pareja realicen el tratamiento médico. 8.1 EL SIDA. El síndrome de la inmunodeficiencia adquirida (SIDA) se reconoció por primera vez en 1981 entre hombres homosexuales en los Estados Unidos de América. El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), causante del SIDA, se identificó en 1983. Al parecer, la propagación extensa del SIDA comenzó a fines del decenio de 1970 y comienzos del de 1980 entre hombres y mujeres sexualmente promiscuos en África oriental y central y entre hombres homosexuales y bisexuales en determinadas zonas urbanas de las Américas, Europa occidental, Australia y Nueva Zelandia. En la actualidad el virus se está transmitiendo en todos los países. Se han reconocido dos tipos principales de VIH, el VIH-1 y el VIH-2. El VIH-1 es el tipo predominante en el mundo. El VIH-2 se encuentra principalmente en Africa occidental, pero se han notificado casos en Africa oriental, Europa, Asia y América Latina. Existen al menos 10 subtipos genéticamente diferentes de HIV-1, pero por el momento su importancia biológica y epidemiológica es poco clara. Tanto el VIH-1 como el VIH-2 se transmiten de la misma manera.  La vía principal es la relación sexual sin protección entre hombre y mujer (heterosexual) o entre hombres (homosexual). No hay casos documentados de transmisión entre mujeres.

El VIH también se transmite por conducto de la sangre y los productos sanguíneos, de órganos donados y del semen. La transmisión por la sangre ocurre principalmente por la utilización de agujas, jeringas u otros instrumentos

18

insuficientemente esterilizados que atraviesan la piel y por la transfusión de sangre infectada.

Por último, una madre infectada puede transmitir el virus al feto o al lactante durante el embarazo, el parto o la lactancia. Esta vía de transmisión se llama de madre a hijo, o vertical.

Si bien por las mismas vías, el VIH-2 parece transmitirse menos fácilmente que el VIH-1, y la progresión al SIDA de la infección por el VIH-2 parece ser más lenta que la de la causada por el VIH-1. El SIDA parece ser clínicamente idéntico en ambos casos. El SIDA es la última fase de la infección por el VIH y se caracteriza por una grave debilidad del sistema inmunitario, que se vuelve incapaz de detener las infecciones oportunistas y los cánceres que amenazan la vida. Se prevé que la gran mayoría de las personas infectadas por el VIH desarrollarán, en su momento, el SIDA. Aunque no se ha finalizado ningún estudio a largo plazo de cohortes, el avance de la infección inicial por el VIH al comienzo del SIDA tal vez sea más rápida en los países en desarrollo.

8.1.1. ESTIMACIÓN MUNDIAL. DATOS GLOBALES Se estima que al 1 de diciembre de 1996 se habían producido más de 8,4 millones de casos de SIDA desde el comienzo de la epidemia mundial. Sin embargo, en razón de un reconocimiento y una notificación insuficientes y retrasos de las notificaciones, los países han comunicado oficialmente a la OMS sólo 1,5 millones de casos acumulativos de SIDA en adultos y niños. Debido al prolongado periodo que media entre la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y, finalmente, el desarrollo del SIDA, un indicador más útil de las tendencias actuales de la epidemia mundial es el número de infecciones nuevas por el VIH. Según estimaciones del ONUSIDA, en 1996 se han producido más de 3,1 millones de infecciones nuevas por el VIH, a razón de 8.500 infecciones por día, 7.500 en adultos y 1.000 en niños. En 1996, las enfermedades asociadas al VIH/SIDA ocasionaron aproximadamente 1,5 millones de defunciones, entre ellas 350 000 infantiles. Se cree que desde el comienzo de la epidemia mundial han sido infectadas por el VIH casi 30 millones de personas, entre ellas 26,8 millones de adultos y 2,6 millones de niños. De ese total se estima que han muerto 5 millones de adultos y 1,4 millones de niños. Se calcula que hoy día hay 22,6 millones de personas que viven infectadas por el VIH o con SIDA, entre ellas 21,8 millones de adultos y 830.000 niños. Aproximadamente el 42% de los 21,8 millones de adultos que viven con el SIDA son mujeres, y la proporción está en aumento. La mayor parte de los adultos recién infectados son menores de 25 años de edad.

19

Gráfica 5. El Sida en el mundo. Millones de personas infectadas.

Cuadro 2. Casos nuevos y acumulados de SIDA por año de diagnóstico, según entidad federativa

Año de Diagnóstico 1er. Semestre

Entidad Federativa Aguascalientes Baja California Baja California Sur Campeche Coahuila Colima Chiapas Chihuahua Distrito Federal Durango Guanajuato Guerrero Hidalgo Jalisco México Michoacán Morelos

Casos Acumulados 629 5,172 589 797 1,466 587 3,917 3,052 20,709 958 2,677 3,948 1,164 9,598 11,849 3,149 2,589

Incidencia Acumulada 58.5 166.4 111.5 99.5 56.3 96.9 86.4 86 234.9 61.2 52.1 120.5 48 138.7 78.4 74.1 147.6

% 0.6 4.6 0.5 0.7 1.3 0.5 3.5 2.7 18.4 0.8 2.4 3.5 1 8.5 10.5 2.8 2.3

2006 8 65 17 35 22 11 99 30 48 16 40 37 26 161 193 65 49

2007 10 85 12 19 5 0 144 38 55 16 2 43 24 128 247 69 43

20

Nayarit Nuevo León Oaxaca Puebla Querétaro Quintana Roo San Luis Potosí Sinaloa Sonora Tabasco Tamaulipas Tlaxcala Veracruz Yucatán Zacatecas Extranjeros Se desconoce Nacional *

1,329 3,118 3,616 5,537 959 1,513 1,367 1,877 1,726 1,631 2,586 822 10,203 2,727 601 315 53 112,830

131.6 71.4 96.2 98.1 57.9 129.5 56.3 66.6 67.4 77.1 78.9 74.4 139.1 147.1 42.4

103.6

1.2 2.8 3.2 4.9 0.8 1.3 1.2 1.7 1.5 1.4 2.3 0.7 9 2.4 0.5 0.3 0 100

23 36 145 70 43 23 51 26 19 34 41 28 269 42 10 1 0 1,783

28 30 110 63 32 33 60 44 33 55 52 20 293 44 16 0 0 1,853

Fuente: SS/DGE. Registro Nacional de Casos de SIDA. Datos al 30 de junio del 2007. Procesó: SS/CENSIDA/DIO/SMI. Notas: La incidencia acumulada es por 100 mil habitantes; y la nacional no incluye extranjeros en tránsito por México, ni desconocidos.

21

CONCLUSIONES

Tras haber profundizado en el tema de la sexualidad, hemos podido llegar a las siguientes conclusiones: - La sexualidad influye notablemente en nuestros actos y pensamientos. - Es el resultado de los factores genético, educativos, culturales, religiosos, etc. - La homosexualidad según algunas investigaciones es provocada por la segregación de unas determinadas hormonas cuando el embrión está en desarrollo. - Hay distintas clasificaciones de los trastornos sexuales atendiendo a distintos factores. - No hay nada en la sexualidad que sea normal o anormal ya que, esto depende de las normas morales y éticas del momento, lo que hoy se considera incorrecto, mañana puede ser considerado correcto y viceversa. - Entre el hombre y la mujer existen diferencias cerebrales, lo cual puede ser la causa de algunas de sus diferencias en los comportamientos. - Los trastornos deben tratarse por especialistas para que la persona afectada se sienta bien y le sea más cercana la autorrealización. Además, esto va a contribuir a que tanto su pareja como las personas de su entorno tengan una mejor relación. - Actualmente se conservan una serie de mitos y tabúes sexuales que son completamente falsos y crean falsas expectativas. La sexualidad es un tema sumamente importante y serio sobre el que se debe estar correctamente informado tanto para evitar trastornos, enfermedades e incluso embarazos no deseados. Se debería educar desde edades tempranas a los niños/as en una sexualidad correcta y adecuada para evitar futuros problemas y no les resulten un tema tabú sobre el que no se debe hablar mucho, evitando ser tratado con los padres por temor a sentirse avergonzado

22

CONFIRMACIÓN DE HIPÓTESIS
Se pudo constatar que la falta de información en adolescentes y el inicio temprano de la actividad sexual sin los elementos necesarios, provocan embarazos precoces, contagio de enfermedades de transmisión sexual y muerte materna. Por lo tanto confirmamos nuestra hipótesis inicial (H1) y la también la hipótesis (Ho) donde la falta de elementos lleva a los jóvenes a tomar decisiones equivocadas o incorrectas.

OBSERVACIONES

El desarrollo del tema es muy complejo, ya que su abordaje es muy amplio pasando desde el aspecto físico, emocional, psicológico, social y moral. Los aspectos desarrollados en el presente trabajo se abordaron de manera superficial, sin profundizar en ninguno de ellos, ya que todos tienen igual importancia. Sin embargo, es importante el acercamiento al tema.

SUGERENCIAS
Este trabajo abre la discusión sobre el tema, para otra investigación se sugiere un estudio de caso, tratando un aspecto específico con la finalidad de hacer un análisis más profundo de un solo tema. Sin intentar abordar todos a la vez. Consiguiendo un resultado más rico.

23

GLOSARIO

Aborto.- (Del lat. abortus). . Interrupción del embarazo por causas naturales o deliberadamente provocadas. Puede constituir eventualmente un delito. Anticonceptivos.- Dicho de un medio, de una práctica o de un agente: Que evita la preñez. Bisexualidad.- Dicho de una persona: Que alterna las prácticas homosexuales con las heterosexuales. Embarazo.- Período que transcurre entre la implantación en el útero del óvulo fecundado y el momento del parto. Comprende todos los procesos fisiológicos de crecimiento y desarrollo del feto en el interior del útero materno, así como los significativos cambios fisiológicos, metabólicos e incluso morfológicos que se producen en la mujer encaminados a proteger, nutrir y permitir el desarrollo del feto, como la interrupción de los ciclos menstruales, o el aumento del tamaño de las mamas para preparar la lactancia Heterosexualidad.- Dicho de una persona: Que practica la heterosexualidad. Se dice de la relación erótica entre individuos de diferente sexo. Homosexualidad.- Dicho de una persona: Que practica la homosexualidad. Se dice de la relación erótica entre individuos del mismo sexo. Masturbación.- Estimulación de los órganos genitales o de zonas erógenas con la mano o por otro medio para proporcionar goce sexual. Orgasmo.- Culminación del placer sexual. Preservativo.- Funda fina y elástica para cubrir el pene durante el coito, a fin de evitar la fecundación o el posible contagio de enfermedades. Sexo.- Condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas. Sexualidad.- Conjunto de condiciones anatómicas y fisiológicas que caracterizan a cada sexo. SIDA.- (Acrón. de síndrome de inmunodeficiencia adquirida) Med. Enfermedad viral consistente en la ausencia de respuesta inmunitaria.

24

BIBLIOGRAFIA
Díaz, V. El embarazo en las adolescentes en México. Gaceta Médica de México, Vol.139 Suplemento 1, 2003. Diccionario de la Real Academia de la lengua Española. Visitado en: http://www.rae.es/rae.html, 1 de diciembre de 2010. Marina, J.A., La Sexualidad y la ética. Visitado en: http://www.injuve.migualdad.es/injuve/contenidos.downloadatt.action?id=320852054, 1 de diciembre de 2010.

Qué es la sexualidad humana. Dossier de formación. En plenas facultades. Visitada en: http://www.fsyc.org/epf/Materiales/sexualitatcast.pdf. 22 de junio de 2010. Palma, I., Sexología.com. Visitada en: http://www.sexologia.com/index.asp?pagina=http://www.sexologia.com/articulos/edad/sex ualidadjuvenilyetica.htm 2 de diciembre de 2010. SS/DGE. Registro Nacional de Casos de SIDA. Datos al 30 de junio del 2007. Sexualidad. Visitada en: http://pdf.rincondelvago.com/sexualidad_17.html. 22 de junio de 2010.

Sexualidad.es. Visitada en: http://www.sexualidad.es/index.php/Sexualidad. 22 de junio de 2010.

Sexualidad humana. Visitada en: http://es.wikipedia.org/wiki/Sexualidad_humana. 22 de junio de 2010.

25

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->