Historia de la Dermatología Latinoamericana

bajo la dirección de

Ricardo Galimberti Adrián Martín Pierini Andrea Bettina Cervini

HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA LATINOAMERICANA

Historia de la Dermatología Latinoamericana, bajo la dirección de Ricardo Galimberti, Adrián Martín Pierini y Andrea Bettina Cervini. Este libro ha sido realizado por iniciativa del Comité Organizador del XXI Congreso Mundial de Dermatología, Buenos Aires, 2007. Redactado por 73 autores que representan a la comunidad dermatológica de América Latina, constituye el regalo oficial del XXI Congreso Mundial de Dermatología, realizado en Buenos Aires del 1º al 5 de octubre de 2007. La Historia de la Dermatología Latinoamericana se publica gracias a un fondo educativo irrestricto de Laboratorios Pierre Fabre Dermo-Cosmétique.

Coordinación editorial: Andrea Bettina Cervini Revisión de contenidos: Andrea Bettina Cervini, Amelia Laterza y Adrián Martín Pierini Edición técnica: Margarita Pierini Diseño de interiores: Petits Papiers, en Toulouse (Francia) Composición tipográfica, armado y corrección: Rafael Centeno Diseño de portada: Mariana Nemitz

© 2007, Éditions Privat 10, rue des Arts BP 38028 31080 Toulouse Cedex 6 ISBN: 978-2-7089-5864-7 Depósito legal: abril 2007

En tapa: Estatuillas prehispánicas con lesiones de la piel

Bajo la dirección de
RICARDO GALIMBERTI , ADRIÁN MARTÍN PIERINI , ANDREA BETTINA CERVINI

HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA LATINOAMERICANA

LABORATOIRES PIERRE FABRE

AUTORES DEL LIBRO HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA LATINOAMERICANA QUE ASISTIERON AL CÓCTEL REALIZADO EL DÍA 17 DE NOVIEMBRE DE 2005 EN CARTAGENA, COLOMBIA, EN EL MARCO DEL XIV CONGRESO IBERO-LATINOAMERICANO DE DERMATOLOGÍA (CILAD) Alfredo Abreu Daniel (Cuba); Gilberto Adame Miranda (México); Danielle Alencar-Ponte (Colombia); Claudio Arias Argudo (Ecuador); Ma. Isabel Arias Gómez (México); Eduardo Baños (El Salvador); Antonio Barrera Arenales (Colombia); Zuño Burstein Alva (Perú); Andrea Bettina Cervini (Argentina); Mauricio Coello Uriguen (Ecuador); Paulo R. Cunha (Brasil); Luis Flores-Cevallos (Perú); Elbio FloresCevallos (Perú); Ricardo Galimberti (Argentina); Pedro García Zubillaga (Argentina); Jaime Gil Jaramillo (Colombia); Flavio Gómez Vargas (Colombia); Rubén Guarda Tatín (Chile); Enrique Hernández Pérez (El Salvador); Alfredo Lander Marcano (Venezuela); Franklin Madero Izaguirre (Ecuador); Fernando Magill (Perú); Graciela Manzur (Argentina); Aldo Edgar Martínez Campos (Nicaragua); José A. Mássimo (Argentina); Jairo Mesa Cock (Colombia); Martha Miniño (República Dominicana); Isaac Neira Cuadra (Nicaragua); León Neumann Scheffer (México); Yolanda Ortiz (México); Adrián Martín Pierini (Argentina); Jaime Piquero Martín (Venezuela); Leana Quintanilla (El Salvador); Roberto Rampoldi (Uruguay); Antonio Rondón Lugo (Venezuela); Amado Saúl (México); Eduardo Silva-Lizama (Guatemala); César Iván Varela Hernández (Colombia); Mirta Vázquez (Argentina); Alberto Woscoff (Argentina)

LISTA DE AUTORES

ABREU DANIEL, ALFREDO (Cuba). Profesor Consultante. Presidente de la Sociedad Cubana de Dermatología. Jefe del Grupo Nacional de Dermatología del Ministerio de Salud Pública de Cuba. ADAME MIRANDA, GILBERTO (México). Dermatólogo. Práctica Privada. Presidente de la Academia Mexicana de Dermatología (2006-2007). ALENCAR-PONTE, DANIELLE (Colombia). Especialista en Dermatología y Clínica Médica. Diplomada en Programación Neurolingüística. Dermatóloga. Servicio Médico de la Universidad del Valle. ALMODÓVAR, PABLO I. (Puerto Rico). Catedrático Asociado; Departamento de Dermatología de la Escuela de Medicina, Universidad de Puerto Rico. AMOR GARCÍA, FRANCISCO (Uruguay). Jefe del Servicio de Dermatología. Ministerio de Salud Pública. Montevideo. ARENAS, ROBERTO (México). Presidente del Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología (2003-2007). ARIAS ARGUDO, CLAUDIO (Ecuador). Presidente de la Academia Ecuatoriana de Medicina. Ex Profesor de las Cátedras de Medicina Interna y Dermatología de la Universidad de Cuenca y de la Universidad Católica. ARIAS GÓMEZ, MA. ISABEL (México). Dermatóloga. Práctica Privada. BAÑOS, JULIO EDUARDO (El Salvador). Presidente de la Asociación Dermatológica de El Salvador. BARRERA ARENALES, ANTONIO (Colombia). Presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. Ex Presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología Pediátrica. Ex Presidente de la Asociación Colombiana de Dermatopatología. BORES, AMALIA M. (Argentina). Médica Dermatóloga. Docente Pedagógica en Ciencias de la Salud y Carrera Docente. Orientación Dermatología e Historia de la Medicina. BORES, INÉS A. (Argentina). Médica Dermatóloga. Docente Pedagógica en Ciencias de la Salud y Carrera Docente; Orientación Dermatología e Historia de la Medicina. BURSTEIN, ZUÑO (Perú). Profesor Emérito de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Dermatología y Medicina Tropical). Académico de Número de la Academia Nacional de Medicina, Perú. Investigador Permanente del Instituto de Medicina Tropical Daniel A. Carrión, UNMSM (Dermatología Sanitaria). CÁCERES, HÉCTOR (Perú). Médico Dermatólogo Pediatra. Instituto de Salud del Niño, Lima. Profesor de Dermatología. Universidad Peruana Cayetano Heredia. Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Dermatología Pediátrica. CAMPOS MACÍAS, PABLO (México). Departamento de Dermatología, Hospital Aranda de la Parra, León, Gto. Facultad de Medicina, Universidad de Guanajuato. CÁRDENAS UZQUIANO, FERNANDO (Bolivia) (✝). Profesor Emérito, Universidad Mayor de San Andrés.

7

LISTA DE AUTORES

CERVINI, ANDREA BETTINA (Argentina). Médica Dermatóloga. Médica Asistente del Servicio de Dermatología del Hospital de Pediatría Prof. Dr. Juan P. Garrahan, Buenos Aires. Docente adscripta orientación Dermatología de la Universidad de Buenos Aires. COELLO URIGUEN, MAURICIO (Ecuador). Médico Dermatólogo. Sociedad Ecuatoriana de Dermatología Núcleo del Azuay. CORREA, JULIO (Paraguay). Médico Dermatólogo. Miembro activo de la Sociedad Paraguaya de Dermatología. CUNHA, PAULO R. (Brasil). Profesor Autónomo de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo. Profesor Titular de Dermatología de la Facultad de Medicina de Jundiaí. Posdoctorado en The New York University. DE LEÓN G., SUZZETTE (Guatemala). Jefe de la Unidad de Docencia Instituto de Dermatología y Cirugía de Piel. DÍAZ ALMEIDA, JOSÉ G. (Cuba). Profesor de Mérito. Doctor en Ciencias Médicas. Jefe de la Cátedra de Dermatología de la Facultad de Ciencias Médicas General Calixto García. DIEZ DE MEDINA, JUAN CARLOS (Bolivia). Jefe de enseñanza e investigación de la Fundación Piel, Bolivia. FAIZAL GEAGEA, MICHEL (Colombia). Coordinador, Unidad de Dermatología, Universidad Nacional de Colombia. Profesor Asociado, Unidad de Dermatología, Universidad Nacional de Colombia. Director del Departamento de Medicina Interna de la Universidad Nacional de Colombia. FALABELLA, RAFAEL (Colombia). Profesor Emérito. Jefe del Servicio de Dermatología, Universidad del Valle, Cali. FLORES-CEVALLOS, ELBIO (Perú). Profesor de Cirugía Humana de Cabeza y Cuello, Facultad de Medicina de San Fernando, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima. Fundador y Ex Jefe del Servicio Docente y Asistencial de Cirugía de Cabeza y Cuello del Hospital General Nacional Dos de Mayo, Lima. FLORES-CEVALLOS, LUIS (Perú). Profesor de Dermatología, Facultad de Medicina de San Fernando, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima. Fundador del Servicio Asistencial y Docente de Dermatología del Hospital Edgardo Rebagliati Martins y Ex Director. GALIMBERTI, RICARDO (Argentina). Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Italiano de Buenos Aires. Profesor Regular Adjunto de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Profesor Adjunto de la Escuela de Medicina del Hospital Italiano de Buenos Aires. GARCÍA ZUBILLAGA, PEDRO (Argentina). Pediatra-Dermatólogo Universitario. Docente Adscripto a Dermatología, Facultad de Medicina UBA. Dermatólogo Pediatra del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. GIL JARAMILLO, JAIME (Colombia). Profesor del Servicio de Dermatología, Universidad Libre de Cali. Dermatólogo. Instituto de Seguros Sociales de Cali. GÓMEZ VARGAS, FLAVIO (Colombia). Ex Presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. Ex Profesor Titular, Servicio de Dermatología, Universidad de Antioquia. GONZÁLEZ ROJAS, Carlos Horacio (Colombia). Ex Presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. Ex Presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología Pediátrica. Ex Presidente del Colegio Iberoamericano de Criocirugía. GREENBERG CORDERO, PETER A. (Guatemala). Director Médico del Instituto de Dermatología y Cirugía de Piel. Miembro de la Academia Guatemalteca de Dermatología. GUARDA TATÍN, RUBÉN (Chile). Ex-Presidente de la Sociedad Chilena de Dermatología y Venereología (1986-1990). Ex-Profesor Asociado de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. GUTIÉRREZ ALDANA, GUILLERMO (Colombia). Ex Jefe, ex Profesor Titular y Profesor Emérito del Servicio de Dermatología de la Universidad Nacional de Colombia. Ex Presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica.

8

Historia de la Dermatología latinoamericana

HALPERT, EVELYNE (Colombia). Jefe de la Sección de Dermatología Pediátrica de la Fundación Santa Fe de Bogotá. Médica Dermatóloga de la Universidad de Antioquia y Dermatóloga Infantil del Instituto Nacional de Pediatría DIF de México. HERNÁNDEZ PÉREZ, ENRIQUE (El Salvador). Director del Centro de Dermatología y Cirugía Cosmética de San Salvador. Presidente de la Mesoamerican Academy of Cosmetic Surgery y Miembro del Grupo de Actualidades Terapéuticas Dermatológicas. ISA ISA, RAFAEL (República Dominicana). Médico dermatólogo, epidemiólogo y micólogo. Director General del IDCP–DHBD. Vicepresidente del CILAD. LANDER MARCANO, ALFREDO (Venezuela). Presidente de la Sociedad Venezolana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. MADERO IZAGUIRRE, FRANKLIN (Ecuador). Médico Dermatólogo. Profesor del Posgrado de Dermatología Universidad de Guayaquil. Jefe del Servicio de Dermatología Pediátrica Hospital del Niño Dr. Francisco de Ycaza Bustamante. Dermatólogo Pediatra del Hospital de Niños Dr. Roberto Gilbert E. MADERO IZAGUIRRE, MAURO (Ecuador). Profesor Principal de Historia de la Medicina, Inmunología Básica e Inmunología Clínica, Universidad Católica de Santiago de Guayaquil. Profesor de Posgrado de Dermatología, Universidad de Guayaquil. Jefe del Servicio de Alergia del Hospital Dr. Teodoro Maldonado Carbo, IESS, Guayaquil. MAGILL, FERNANDO (Perú). Presidente del RADLA 2004. MANZUR, GRACIELA (Argentina). Pediatra-Neonatóloga. Dermatóloga Universitaria. Dermatóloga Pediatra del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. MARTÍNEZ CAMPOS, ALDO EDGAR (Nicaragua). Médico Dermatólogo. Profesor Titular de la Cátedra de Dermatología, Facultad de Medicina, Universidad Americana. MÁSSIMO, JOSÉ ANTONIO (Argentina). Doctor en Medicina. Pediatra-Dermatólogo Universitario. Director de la Carrera de Dermatología Pediátrica de la Facultad de Medicina UBA. Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. MESA COCK, JAIRO (Colombia). Ex Jefe del Servicio y Profesor Titular de Dermatología. Servicio de Dermatología de la Universidad de Caldas. Director de la Página Web de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. MINIÑO, MARTHA (República Dominicana). Médica Patóloga, Dermatóloga y Dermatopatóloga. Editora de la Revista Dominicana de Dermatología y en el IDCP / DHBD. MONTENEGRO LÓPEZ, GALO (Ecuador). Médico Dermatólogo. Servicio de Dermatología, Hospital Carlos Andrade Marín, Quito. NEIRA CUADRA, JORGE ISAAC (Nicaragua). Médico Dermatólogo. Profesor Auxiliar de la Cátedra de Dermatología, Facultad de Medicina, Universidad Americana. Profesor Auxiliar de la Cátedra de Posgrado de Dermatología, Facultad de Medicina, Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Managua. NEUMANN SCHEFFER, LEÓN (México). Ex Presidente Sociedad Mexicana de Cirugía Dermatológica y Oncológica. ORTIZ, YOLANDA (México). Profesora de Dermatología IPN. Jefa del Servicio del Hospital Juárez de México. PIERINI, ADRIÁN MARTÍN (Argentina). Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital de Pediatría Prof. Dr. Juan P. Garrahan. Profesor Adjunto de Dermatología, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires. PIERINI, LUIS DAVID (Argentina). Ex Jefe de los Servicios de Neurología de los Hospitales Torcuato de Alvear e Ignacio Pirovano, Buenos Aires. Ex Docente de Neurología de la Universidad de Buenos Aires. Ex Miembro Titular del Tribunal de Honor del Colegio Argentino de Neurólogos Clínicos. PIQUERO MARTÍN, JAIME (Venezuela). Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Vargas de Caracas. Instituto de Biomedicina. QUINTANILLA SÁNCHEZ, LEANA (El Salvador). Secretaria de la Asociación Dermatológica de El Salvador.

9

Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital de Maracaibo. UCS. Presidente-Fundador de la Asociación de Historia de la Dermatología Colombiana. Hospital Roosevelt. Universidad Mariano Gálvez. del Colegio Ibero Latinoamericano de Dermatología y de la American Academy of Dermatology. CÉSAR IVÁN (Colombia). Departamento de Medicina Interna. SILVA-LIZAMA. Ex Presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. Coordinador de la Cátedra de Dermatología. URQUIZU DÁVILA. VELÁSQUEZ BERRUECOS.LISTA DE AUTORES QUIÑÓNES. ALBERTO (Argentina). Médica Pediatra del Servicio de Pediatría del Hospital Pirovano. BENJAMÍN (Venezuela). Docente Adscripta en Dermatología. Investigador Nacional nivel III del Sistema Nacional de Investigadores. RAMPOLDI BESTARD. Dermatóloga Universitaria. Guatemala. Miembro de la Asociación Guatemalteca de Dermatología. VARELA HERNÁNDEZ. RAMÓN (México). Miembro de la Sociedad Centroamericana de Dermatología. Ministerio de Salud Pública. Ex Presidente de la Asociación Guatemalteca de Dermatología. RUIZ MALDONADO. Miembro Honorario de la Sociedad Venezolana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. Vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. Universidad de Buenos Aires. Consultor Técnico del Servicio Dermatología del Hospital General de México. (Argentina). Ex Presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. LIDIA E. Universidad de Buenos Aires. Universidad del Valle. Universidad Nacional Autónoma de México. Jefe de Cátedra de Dermatología de la Escuela de Medicina José M. CILAD. HERNÁN (Venezuela). Profesora Universitaria en Medicina. ANTONIO (Venezuela). Capítulo Valle del Cauca. Profesor Emérito. CÉSAR (Puerto Rico). Profesor de Dermatología UNAM e IPN. RAÚL (Uruguay). TRUJILLO REINA. Investigador en Ciencias Médicas “F” de los Institutos Nacionales de Salud. UCV. PABLO HUMBERTO (Guatemala). Departamento de Dermatología de la Escuela de Medicina Universidad de Puerto Rico. VALLE. MIRTA (Argentina). Profesor Titular de Dermatología y Dermatología Pediátrica. (Argentina). VIGNALE. de la Internacional Society of Dermatology y de la American Academy of Dermatology. OSCAR (Venezuela). PABLO A. Departamento de Medicina Interna. EDUARDO (Guatemala). Catedrático Asociado Ad Honorem. VÁZQUEZ. Médico Dermatólogo. Jefe de la Unidad de Dermatología. UBA. WOSCOFF. Centro Médico Militar. Facultad de Medicina. ROBERTO (Uruguay). Vargas. REYES FLORES. JUAN PEDRO (Colombia). Profesor Ad Honorem Servicio de Dermatología. Profesor Consulto Titular. Ex Profesor Titular del Servicio de Dermatología de la Universidad de Antioquia. Jefe del Servicio de Dermatología. RONDÓN LUGO. Jefe de la Unidad de Dermatología. VARGAS MONTIEL. Ex Jefe del Servicio de Dermatología de la Universidad de Antioquia. Profesor Principal de Dermatología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. . Buenos Aires. VIGLIOGLIA. AMADO (México). LUIS (Perú). de la Sociedad Centroamericana de Dermatología. VALDIVIA BLONDET. Profesor Emérito de la Cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina. SAÚL.

. . . . . . . . . . BORES. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .47 DERMATOLOGÍA: ARTE Y CULTURA (AMALIA M. .19 Los grupos indígenas: botánica médica. . . .30 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .30 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA ARGENTINA (PABLO A. . . . INÉS A. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . geografía médica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .41 Las distintas subespecialidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .38 La actividad internacional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .31 Los albores de la Dermatología argentina . . . . . . . ALBERTO WOSCOFF) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .20 Los grupos brasilio-guaraníes y Chaco Litoral . . . . . .29 Epílogo . . . . . . . . . .43 Revistas de la especialidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .20 Grupos del Noroeste . . . . . . . . . . . .45 Referencias bibliográficas . . .31 La época colonial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50 Los moldes de cera. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .49 La medicina popular. . . . . . .27 Pampas. . . . . . . .28 Patagones o tehuelches . . ADRIÁN MARTÍN PIERINI. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . patologías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .54 11 . . . . . . . . .35 La federalización de la Dermatología argentina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .ÍNDICE PRÓLOGO: EL INICIO DE UN CAMINO (RICARDO GALIMBERTI. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .33 La era actual . . . . . . . . . .19 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .45 Libros de la especialidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . BORES. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .26 El grupo andino y de las Sierras Centrales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La fotografía . . . . . . . . . . . . . . . .29 Conclusiones . ANDREA BETTINA CERVINI) . VIGLIOGLIA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . VALLE) 49 La Dermatología en la literatura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . querandíes y puelches . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .53 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . .32 La época de Pierini y Quiroga . . . . . . . . . . .17 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN LAS CULTURAS INDÍGENAS ARGENTINAS (LUIS DAVID PIERINI) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Los curanderos y la magia .31 La época de Baliña y Greco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . LIDIA E. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .28 Extremo sur magallánico . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . MIRTA VÁZQUEZ) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .177 Historia de la Sociedad Chilena de Dermatología y Venereología . . . . . . .69 La etapa científica . . . . . . . . GUILLERMO GUTIÉRREZ ALDANA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .133 Publicaciones científicas . . .144 Referencias bibliográficas .66 LA DERMATOLOGÍA Y LOS DERMATÓLOGOS EN EL BRASIL (PAULO R. . . .108 Algunas enfermedades y sus tratamientos . . .139 La enseñanza de la especialidad: escuelas-servicios de Dermatología . . La influencia de la Conquista y las nuevas enfermedades . . . . . . . . . . . .149 RESEÑA HISTÓRICA DE LA DERMATOLOGÍA EN CUBA (JOSÉ G. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .84 La Sociedad Brasileña de Dermatología (SBD) . . . . . . . . . . . . . . . JUAN PEDRO VELÁSQUEZ BERRUECOS) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .118 Historia de la investigación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . JAIME GIL JARAMILLO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .69 El Brasil y la Dermatología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .113 La Dermatología desde el descubrimiento de América hasta la Colonia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .ÍNDICE HISTORIA DE LA ASOCIACIÓN ARGENTINA DE DERMATOLOGÍA PEDIÁTRICA (JOSÉ ANTONIO MÁSSIMO. . . . . . . . . . . . . . . . .185 12 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . la infectología y las subespecialidades . .69 Primera etapa: las bendiciones de los payés . . . .77 La Dermatología en los estados . . . .69 La etapa pre-científica . .108 Los desafíos de la Dermatología en el nuevo milenio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .153 Período Colonial (1509-1902) . . . . .137 Actividades científicas . PEDRO GARCÍA ZUBILLAGA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .158 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .165 La Dermatología como especialidad en Chile . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . CUNHA) . . . . . . . . . . .153 Período de la República Liberal Burguesa (1902-1958) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .126 Instituciones dermatológicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . CARLOS HORACIO GONZÁLEZ ROJAS. . . . . . . . . .63 Desde la fundación hasta fines de 1985 . . . . . . . . . . . . . . . . . MICHEL FAIZAL GEAGEA. . . . . . . . . . FLAVIO GÓMEZ VARGAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .170 Reseñas de algunas disciplinas dermatológicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .85 La historia de la RADLA . . .139 Dermatología. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . GRACIELA MANZUR. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .181 Publicaciones dermatológicas en Chile . . . . . . . . . . . . . . . . . . .110 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . arte y cultura . . . . . . . . . . . . . . .111 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN COLOMBIA (CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ) (COLABORADORES: DANIELLE ALENCAR-PONTE. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ANTONIO BARRERA ARENALES. . . . . . . . . JUAN CARLOS DIEZ DE MEDINA) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .117 La Dermatología desde la Colonia hasta la actualidad . . . . JAIRO MESA COCK. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .154 Período de la Revolución Socialista (desde 1959) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .63 Antes de su fundación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .55 Un poco de nuestra historia . . . . . . . . . . . . . . . . . DÍAZ ALMEIDA. .165 La enseñanza de la Dermatología en Chile . . . . .64 Desde 1986 hasta la fecha . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .163 BOSQUEJO HISTÓRICO DE LA DERMATOLOGÍA CHILENA (RUBÉN GUARDA TATÍN) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .55 RESEÑA HISTÓRICA DE LA SOCIEDAD BOLIVIANA DE DERMATOLOGÍA (FERNANDO CÁRDENAS UZQUIANO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ALFREDO ABREU DANIEL) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .74 Personalidades históricas . . . . . . . . . . . . . . . . . .113 La Dermatología precolombina .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . LEANA QUINTANILLA SÁNCHEZ) . . YOLANDA ORTIZ. . . . . . . . .) . . . . . Primera mitad del siglo XX (1900-1950). . . . . LEÓN NEUMANN SCHEFFER. . . . . . . . . . . La Dermatología como especialidad (1950-2005). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .277 Personalidades destacadas .268 Conclusión . . . . . . . . . . la magia . . . . . . . . . . . . . . . . . . .247 La Dermatología en la literatura. . . . . . . los curanderos. . . Referencias bibliográficas LA DERMATOLOGÍA EN EL SALVADOR (JULIO EDUARDO BAÑOS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .206 La Dermatología en la época prehispánica. . . . . .191 Aspectos históricos: Época prehispánica. . .243 Enseñanza de la Dermatología . . . . . . . .221 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN GUATEMALA (EDUARDO SILVA-LIZAMA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .271 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA PEDIÁTRICA EN MÉXICO (RAMÓN RUIZ MALDONADO) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . RAMÓN RUIZ MALDONADO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Historia de la Dermatología latinoamericana Reuniones científicas nacionales . . . . . La Dermatología en el Azuay . . . . . . . . . . . . .283 13 . . . . . . . . . . La Independencia (1820-1830). . . . . . . . . . . . . . . . .185 La Dermatología chilena en el concierto internacional . . . . . .187 Referencias bibliográficas . . . . . .261 Época prehispánica o precolombina . . . . . . . .189 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA ECUATORIANA (MAURO MADERO IZAGUIRRE. . . . . . . . CLAUDIO ARIAS ARGUDO) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Fundación oficial de la Universidad de Cuenca. . . . SUZETTE DE LEÓN G. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ENRIQUE HERNÁNDEZ PÉREZ. . . . . . . .249 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . Referencias bibliográficas II. La Dermatología ecuatoriana en el presente. . . . . . . . PABLO CAMPOS MACÍAS. . .270 Referencias bibliográficas . . . . . . GALO MONTENEGRO LÓPEZ. . . . . . . . . . .273 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA NICARAGÜENSE (ALDO EDGAR MARTÍNEZ CAMPOS. . . . .227 La Dermatología durante la Conquista . . . . . . .277 Desarrollo de la especialidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . Época colonial. . . . . . . . . . . . La Dermatología en la época hispánica y pre-republicana. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .259 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN MÉXICO (GILBERTO ADAME MIRANDA. . . . . . . . . . .244 Instituto de Dermatología y Cirugía de Piel (INDERMA) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .264 Época independiente . . . . . . . . . . . . . . La Dermatología en la época republicana. . . . . . . . . . . . . . . . . La Dermatología en la región costa o litoral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .203 III. . . . . . . JORGE ISAAC NEIRA CUADRA) . . . . . . . . . . . . . . . .267 Época contemporánea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . MARIA ISABEL ARIAS GÓMEZ. .191 I. . . . . . . . . . . . . . . . . . PETER GREENBERG CORDERO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .227 La Dermatología precolombina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . AMADO SAÚL) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La Dermatología en Quito . . . . . . . . . . MAURICIO COELLO URIGUEN. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ROBERTO ARENAS. . . . . . . . . . . .235 La Dermatología desde la Colonia hasta la actualidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Grandes dermatólogos ecuatorianos. . . . . .279 La Asociación Nicaragüense de Dermatología . . . La Dermatología popular. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La Conquista. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . FRANKLIN MADERO IZAGUIRRE. . . . . . . . . . . . . . .236 Sociedades dermatológicas . . . . . . . . PABLO HUMBERTO URQUIZU DÁVILA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Reseña histórica de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología-Núcleo del Azuay. Fundación de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Época Republicana (1830-1900). . . . . .261 Época colonial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . .313 La Dermatología durante los cien primeros años de la República . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .301 Reseña histórica de la Sociedad Paraguaya de Dermatología . . . . . . . Aizic Cotlear en el Hospital Dos de Mayo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .292 Los guaraníes: la medicina empírica y su aplicación a las enfermedades generales y de la piel .346 Legislación peruana para el control de las ETS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .379 14 . . .283 La actividad docente dermatológica en Nicaragua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . PABLO I. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .377 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN PUERTO RICO (CÉSAR QUIÑONES. . . . . . . . . . . . . . . . . . la enfermedad de Carrión (verruga peruana). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . la lepra y su control en el Perú . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . LUIS FLORES-CEVALLOS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .307 Primera parte . . . . . . . . . . . . . . . . .286 APUNTES SOBRE LA HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN PARAGUAY (JULIO CORREA) . . . . . . . . . . . . . . . . .320 Algunos precursores de la Dermatología en el Perú . . . Relación con la Dermatología . . . . . . . . . . . . . . . Independencia. . . . . . . . . . . .308 La Dermatología en la época precolombina . . . . . . . . . . . . . . . . . . Guerra de la Triple Alianza (1865-1870) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .335 Referencias bibliográficas . . . . . . . . .365 Conquista. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Francisco Gómez Urcuyo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .303 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .340 Aspectos históricos de los institutos de Medicina Tropical y de la investigación científica dermatológica en el Perú . . . . . . . . . . . . .308 La Dermatología en la época de la Conquista y del Virreinato . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .289 A manera de prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ALMODÓVAR) . . .317 Historia de las publicaciones científicas dermatológicas en el Perú . . . . . . . . . . . . . . . .344 Breve historia de algunas enfermedades: la leishmaniasis tegumentaria en el Perú. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .307 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Descubrimiento. . . . . .359 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .362 APUNTES SOBRE LA HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA PERUANA (LUIS VALDIVIA BLONDET) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .321 Historia de la enseñanza de la Dermatología en el Perú . . . . . . . . . . . .372 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .365 Época precolombina .294 Aspectos históricos de la medicina en el Paraguay. . . . . . . . . . . . . . Historia de las disposiciones legales vigentes . . . .305 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN EL PERÚ (ELBIO FLORES-CEVALLOS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .337 El primer programa universitario de especialización dermatológica en el Perú . . . . . . . . .284 Referencias bibliográficas . . . . . . . El hombre americano . . . . . . . . . . . . .ÍNDICE El Centro Nacional de Dermatología Dr. . . . . . . . . . . . .317 Historia de las instituciones dermatológicas en el Perú . . . .337 Historia de la formalización legal de la especialidad en el Perú . . . . . . . . . . . . . . . .289 La población de América. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ZUÑO BURSTEIN) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Virreinato y primeros años de la República . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .337 Tercera parte . . . . . . . . . .290 El territorio del Paraguay. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .323 La Escuela Dermatológica del Prof. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Colonia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .367 Las Sociedades Científicas de la especialidad . . . .316 Segunda parte . . . . . . . . . . . . . .366 La educación dermatológica en la República desde 1856 hasta nuestros días . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .384 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN REPÚBLICA DOMINICANA (MARTHA MINIÑO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .387 La Dermatología en el siglo XX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .388 Desarrollo de las subespecialidades de la Dermatología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .386 La Dermatología en tiempos de la República . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .390 Publicaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .383 Asociaciones de dermatólogos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . simposios y jornadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .383 La lepra en Puerto Rico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .422 La Sociedad de Dermatología del Uruguay . . . . . . . . . . . . . . . . .403 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . HERNÁN VARGAS MONTIEL) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . siglos XIX y XX . . . . . . . . . ANTONIO RONDÓN LUGO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .394 Referencias bibliográficas . . . . . .427 15 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .411 Prólogo . . . . . . . . . . . . . .423 Historia y evolución de la lucha contra las enfermedades de transmisión sexual en el Uruguay . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . OSCAR REYES FLORES. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .424 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .413 Hospitales con Servicios de Dermatología . . . . . . . . . . . . . .427 Primera etapa: desde los indígenas hasta 1904. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .411 La primera asistencia hospitalaria en la ciudad de Montevideo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Concepción . . . . . . . . . . . . . . JAIME PIQUERO-MARTÍN. . .385 La Dermatología de la Colonia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .381 La investigación científica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .394 LOS INDÍGENAS DEL URUGUAY Y SU RELACIÓN CON LA DERMATOLOGÍA (ROBERTO RAMPOLDI BESTARD) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .379 De la llegada de Colón al cambio de soberanía . . . . . . . . . . . . . . .391 La enseñanza de la Dermatología . . . . . . . . . . . . . . . . . BENJAMÍN TRUJILLO REINA. . .417 Hospitales dependientes del Ministerio de Salud Pública con policlínicas dermatológicas . . . . . . . . . . . . . .400 El Uruguay indígena . . . . . . .397 Introducción . . . . . . . . . . . . .408 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN EL URUGUAY (RAÚL VIGNALE) (COLABORADOR: FRANCISCO AMOR GARCÍA) . . . . . . . . . . . . . .412 Semblanzas de las figuras más relevantes de la Dermatología del Uruguay. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .420 Congresos. . . . . . . . . . . . . .426 HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN VENEZUELA (ALFREDO LANDER MARCANO. . . . . . . . . . . . . . . . .397 Los viajes al Paranaguazú (Río de la Plata) . . . . . . . .419 Historia de las publicaciones dermatológicas de los siglos XIX y XX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .393 Dermatología y arte . .401 Prácticas curativas generales y dermatológicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .384 Comunicación . . . . . .380 La Dermatología académica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .385 La Dermatología precolombina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .392 Finalizando el siglo XX y entrando al siglo XXI . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .417 Hospitales no dependientes del Ministerio de Salud Pública ni de la Facultad de Medicina . . . RAFAEL ISA ISA) . . . . . . . . . . . . . . . .394 Dermatología y magia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Historia de la Dermatología latinoamericana La medicina precolombina . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . HÉCTOR CÁCERES) . . . . . . . . . .445 DESARROLLO DE LA DERMATOLOGÍA PEDIÁTRICA EN AMÉRICA LATINA (EVELYNE HALPERT. . . . . . . .441 REUNIÓN ANUAL DE DERMATÓLOGOS LATINOAMERICANOS (RADLA) (FERNANDO MAGILL) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .440 EL COLEGIO IBERO-LATINOAMERICANO DE DERMATOLOGÍA (CILAD) (ROBERTO ARENAS) . . . . . .435 Historia de la Dermatología en la provincia . . . . . . . . . . . . . . . . Desarrollo . . . . . . . . . .451 EPÍLOGO (LOS EDITORES) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .ÍNDICE Segunda etapa: 1905 a 1946. . . . . . . . . . . . . .457 ÍNDICE DE NOMBRES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .434 Historia de la Sociedad Venezolana de Dermatología y Cirugía Dermatológica . . . . . . . . . . . . . . . RAMÓN RUIZ MALDONADO. . . . . . . Nacimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .438 Referencias bibliográficas . . . . . . . . . .430 Tercera etapa: desde 1946 hasta el presente. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .433 Subespecialidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .459 . . . . .449 EL FUTURO DE LA DERMATOLOGÍA EN LATINOAMÉRICA (RAFAEL FALABELLA) . . . . . . . . . . .

ya que todos compartimos las raíces latinas. no solamente de los sucesos de nuestro organismo. lo que nos facilita la comprensión de nuestros problemas. un país de Sudamérica iba a ser el anfitrión del evento más importante de la Dermatología Mundial. en las culturas indígenas cuyas trazas aún perduran en las costumbres de nuestros pueblos. por el estudio y el cuidado del órgano de expresión por excelencia. Nuestros orígenes comunes. y es nuestro deber destacar. 2. nos asombran y nos unen. el entusiasmo y la rapidez con que respondieron todos los coautores. Nuestra pasión por la Dermatología. en lugar de alejarnos. Por primera vez. para aprender los unos de los otros. por lo invalorable. que continúa y se acrecienta cada día. sino la enorme alegría y responsabilidad de ser los encargados de organizar el XXI Congreso Mundial de Dermatología en Buenos Aires. en nuestras mentes y corazones traíamos no sólo el recuerdo de lo aprendido en el Congreso.PRÓLOGO EL INICIO DE UN CAMINO RICARDO GALIMBERTI . en cuanto demuestra un espíritu de colaboración sin mezquindades ni prejuicios. quienes sin ninguna duda no sólo facilitaron nuestro trabajo sino que aumentaron nuestra responsabilidad ante semejante participación. ADRIÁN MARTÍN PIERINI . sino y en especial de nuestra calidad de vida. nuestros objetivos. Contamos con dos hechos favorecedores para esta unión: 1. Desde el primer momento. ANDREA BETTINA CERVINI R egresamos en julio de 2002 de París y en las valijas. El sueño de nuestros maestros se hacía realidad. América Latina tiene una historia muy rica desde la época precolombina. el acto inaugural para el más preciado de nuestros objetivos en tanto que dermatólogos de este continente: la unión de la Dermatología Latinoamericana. Pierre Fabre Dermo Cosmétique apoyó la realización de este libro que hoy presentamos: Historia de la Dermatología Latinoamericana. Y si hablamos del inicio de un camino es porque creemos que esta Historia de la Dermatología Latinoamericana es. 17 . respetando nuestras diferencias que. nuestras investigaciones. La espléndida Historia de la Dermatología Francesa nos impactó y ahí vislumbramos el inicio de un camino. Para este logro habíamos contado con todo el apoyo de las Sociedades Dermatológicas de Latinoamérica. Esta obra no hubiera sido posible sin el compromiso de las Sociedades Dermatológicas de Latinoamérica.

pero a la postre enriquecedora de la salud de nuestras poblaciones. La casi totalidad de las Sociedades Latinoamericanas de Dermatología se expresan en esta Historia. en un esfuerzo que será valorado por las generaciones futuras. no siempre favorecedora del bienestar del hombre. ■ . por su sensibilidad y generosidad para apoyar este proyecto de la Dermatología latinoamericana. mediante el recuerdo de sus raíces. Vivimos este libro como el inicio del camino de la unidad latinoamericana. y en especial al Sr. Unamos esfuerzos para profundizar el conocimiento de nuestras patologías regionales. Philippe Constant. Unamos esfuerzos para realizar investigaciones en conjunto. Unamos voluntades para realizar actividades científicas compartidas que estimulen la participación de todos y que hagan más eficaz el costo de realización. ANDREA BETTINA CERVINI La colonización trajo la modernidad. Gracias a todos los colaboradores directos e indirectos y gracias a Laboratorios Pierre Fabre Dermo Cosmétique. Jacques Fabre. a la Sra. Colette Arrighi y al Sr. ADRIÁN MARTÍN PIERINI . sus investigadores y maestros. Unamos capacidades en pos de objetivos que mejoren la salud de nuestra población y que lleven a optimizar integralmente su calidad de vida.RICARDO GALIMBERTI . No perdamos el rumbo.

Jorge Luis Borges a Dermatología argentina comienza a surgir cuando arriban los conquistadores hispánicos. así como el estudio de la lepra en nuestro país. Ambos impulsaron el conocimiento de la especialidad. una extensión de su voz. Es una de las posibilidades de felicidad que tenemos los hombres». Con magia. sus características docentes y sus cultores. aportan esclavos enfermos y a su vez. Luis E. Los otros son extensiones de su cuerpo. utilizadas con gran éxito en Europa luego de la empresa colónica. cubrió las necesidades de importantes grupos poblacionales. Los españoles expresaron su admiración por ciertas técnicas y modalidades de los indígenas. La medicina aborigen. el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación. ellos crearon sistemas asistenciales que mejoraron enfermedades y epidemias crónicas. Se considera a Nicolás V. Albert Einstein «El libro es el más sorprendente entre los múltiples instrumentos del hombre. religión y empirismo. con sus luces y sombras. es reconocida la labor desempeñada por Nicolás Monardes con su clasificación de plantas de uso farmacológico. el teléfono. pero el libro es otra cosa. En este aspecto. quien se alegró de que mi especialidad estuviera relacionada con el ectodermo. aprovechando muchas veces las propiedades terapéuticas de especies vegetales valiosas que luego enviaron a España. desarrollan enfermedades cutáneas endémicas. el telescopio. Ellos contagian sus males. son extensiones de su vista. Greco y a Marcial Ignacio Quiroga como los primeros historiadores de la Dermatología argentina.HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN LAS CULTURAS INDÍGENAS ARGENTINAS LUIS DAVID PIERINI A la memoria de mi padre. El microscopio. Pierini. ■ Introducción «Los imperios del futuro se construirán sobre el conocimiento». L 19 .

guiados por reconocidos herbolarios. El grupo andino y de las Sierras Centrales está integrado por los pehuenches. wichis y charrúas. para protegerse de los rigores del sol. III. Patagones o tehuelches. II. y éste de oriri. Es decir. mocobíes o mocovíes. con poderosa influencia incaica. acaso no mal fundada. IV. VI. Aclaremos que Sommer fue el primer catedrático que enseñó en la Argentina las enfermedades cutáneas a partir de 1892. Una de las primeras enfermedades que se difundieron en forma epidémica fue la viruela. pues entrando en sus toldos. que formaba parte del paisaje. al perder sus colonias. Pampas: comprenden los querandíes. estos últimos vinculados a los pampas. Marcial Ignacio Quiroga. matacos.LUIS DAVID PIERINI Nicolás V. ‘nacer’. pues. Comprende además de los mismos guaraníes. los huarpes. Escribe: “Se cubren el cuerpo con pintura negra. ■ LosBrasilio-guaraníes y grupo Chaco Litoral Chaco Litoral I. Grandes naturalistas y excelentes empíricos. Greco. El historiador Pedro de Angelis cree que guaraní proviene de Gua: ‘pintura’. Brasilio-guaraníes y grupo Chaco Litoral. Siguiendo a Fiz Fernández. Extremo sur magallánico: onas. a los guaycurúes (tobas. escribía un cronista. según su tradición. “Es indecible el horror que les tienen estos indios. Lo agreste de su hábitat hizo que España. en su universal análisis crítico de 1944. V. “desde los orígenes” se llama aborígenes a los originarios del suelo en que se vive. Grupos del Noroeste: abarcan los omahuacas. los tonocotés de Santiago del Estero. todos ellos con enculturación incaica. Los indígenas la llamaron mal o enfermedad de los españoles. describió con decantada madurez la evolución de la lepra en la Argentina. a guisa de los actuales filtros y protectores solares”. los pampas y los puelches. los sanavirones del Río Dulce o del Río Negro. aquellos que se pintan. con leves modificaciones de nuestra parte. El aluvión inmigratorio desencadenó horribles epidemias en el seno de estas agrupaciones primitivas. compuesto de ab: ‘desde’ y origo: ‘orígenes’. roja y amarilla. patologías El vocablo aborigen deriva del latín aborigines. la lepra y la tuberculosis –según tradiciones orales– eran enfermedades desconocidas antes de la Conquista. yaganes y alacalufes. En las páginas siguientes expondremos en forma sumamente sucinta las características de estos grupos. a las necesidades de su época.cordilleranos. abipones. no hubiera llegado 20 . que se inicia cuando Baldomero Sommer presenta en 1884 su tesis de doctorado. ubicamos a nuestros aborígenes en los siguientes acápites: I. eran los manchados de pintura o sea. geografía médica. grupos brasilio-guaraníes y Constituían el grupo aborigen más numeroso del país. los comechingones de Córdoba. los apatamas de la Puna y los diaguitas calchaquíes. Por lo tanto. estos aborígenes aplicaron la botánica. refiere los avatares de la Dermatología en nuestro país. mueren tantos que sus poblaciones quedan desiertas”. los lules y vilelas de Tucumán y los peri. académico de Medicina y de Historia. no conocieron las viruelas hasta que los españoles arribaron a América. Aspectos generales ■ Los grupos indígenas: botánica médica. integrantes del conjunto guaraní. personalidad polifacética. Ra: ‘manchado’ y Ni: signo de plural. pilagáes). y con razón. Al igual que la viruela.

para rehabilitar formas de parálisis. Guaraníes Practicaban el tatuaje*. y designa de un modo general las marcas y señales hechas sobre el cuerpo. 1. de ahí la denominación de iberá payé. tales como sarna y venéreas. Son oportunas las expresiones del antropólogo Rubén Palavecino. ulceraciones y después en enfermedades venéreas. Muchas tribus practicaron este ritual ancestral. Mangle (Conocarpus erecta o Bucia erecta): se empleaba la raíz asada en personas que habían sufrido picaduras de raya. gozó de prestigio terapéutico en afecciones dermatológicas. de forma y materiales diversos. Significaba valentía. que se inicia en el púber y progresa con la edad. el lugar donde cumplían sus rituales. luego de marchas agobiantes. de los canacos polinesios. mediante el trazado de un dibujo guía. BOTÁNICA MÉDICA El rico reservorio fitogeográfico tropical y subtropical fue empleado en la curación de afecciones. quien a propósito de los naturales chaqueños dice: “El tatuaje del rostro es un hábito extremadamente difundido. * 21 . tales tatuajes se nominaban como “higiénicos”. como por ejemplo: plomo con incrustaciones de turquesa o madera de palo borracho. La operación es casi siempre practicada por las viejas de la tribu. de modo que el exterminio casi total de muchas de ellas no se debió tanto a la acción “conquistadora” como a las desastrosas consecuencias de las epidemias que tuvieron que soportar desde la llegada de los europeos. aplicado en heridas. La punción de la piel se efectúa con espinas de cactus o de pescado. copal o benjuí (Styrax leprosus): árbol de madera incorruptible e imputrescible. Era utilizada en el tratamiento del sarampión y de La palabra tatuaje es originaria de las islas de Oceanía. el adorno masculino por excelencia fue el tembetá.Historia de la Dermatología en las culturas indígenas argentinas a conocer siquiera la existencia de algunas de estas tribus esparcidas en la inmensidad de la selva virgen. Anguay. sino con fines curativos para pacientes con determinadas afecciones. no sólo como ornato. era aplicada en ulceraciones venéreas y en pacientes portadores de lepra. coraje. servía para ahuyentar insectos. Salvia: aplicada a la superficie cutánea. Copaiba (Copaifera officinalis) (palo de aceite): da un óleo resina que se utilizó en heridas. Se extraía de él un bálsamo al que se atribuían virtudes curativas. Sin embargo. Cuando se realizaban como alivio del cansancio. o con agujas de hueso. Se considera uno de los medicamentos más antiguos del Nuevo Continente. Poseía también acción sudorífica. voces guaraníes que literalmente significan “árbol de los hechiceros”. ulceraciones y lesiones óseas. Contrahierba (Dorstenia contra hierba): se utilizaba en baños tibios y en sahumerio. supeditándose su aplicación a virtudes mágicas de la flora o a la concepción teúrgica de la enfermedad. seguidas de introducción de materia colorante por fricción enérgica”. Zarzaparrilla (Zarzaparrilla smilaxsifilítica): en cocimiento o en solución –maceración en vino–. a modo de incienso. agresividad y era signo distintivo de jóvenes guerreros y cazadores. a través de incisiones en la piel en la región dorsal y glútea. difundidas por los españoles. utilizado para construir las primitivas iglesias. Carqueja (Yaguareté Caá) (Baccaris chispa): indicada aún hoy en infusión teiforme para aliviar disquinesias biliares. Los hechiceros payé adoptaron su aromática resina para sahumar. Tatahu deriva de ta: ‘dibujo’. Recordemos que la etimología del vocablo Chaco indica la multitud de naciones que pueblan esta región.

Urucú (Bixia orellana): árbol de 2 a 5 m de altura. Existían claras relaciones entre el culto y la medicina. pues se borraba toda marca o cicatriz. En los albores del Nuevo Mundo. quedando el cutis satinado. además. además. mosquitos. como la iniciación de los adolescentes. Ceibo. GEOGRAFÍA MÉDICA Juan Carlos Boudin diría que el hombre no nace. la enfermedad y la muerte varían según el clima y el suelo. provocadoras de innumerables defunciones. cuyas semillas contienen dos sustancias colorantes: una amarilla. enfermedades importadas. los indígenas se valieron de su corteza.LUIS DAVID PIERINI la viruela. Por su indisolubilidad. pero no desagradable a la vista ni al tacto. nematelmintos y platelmintos. Los indios yaguas y los guerreros xikriu. Enteritis. contribuyeron a mantener un significativo índice de morbilidad. La documentación disponible no nos permite aseverar que en ese período se cultivara en el actual territorio argentino. Se aplicaban sus hojas y raíces machacadas para curar úlceras tórpidas y picaduras de víboras. Tabaco (Nicotiana tabacum): esta especie botánica es la primera mencionada en las referencias literarias europeas inmediatamente posteriores al Descubrimiento. la vida. anquilostomiasis. Antes de la era precolombina. enterocolitis. cogollos y brotes para preparar cocimientos y bálsamos. que aplicaban en heridas ocasionadas por garras o dientes de yaguaretés. Se menciona. El color rojo que exhibían hizo nacer el errado concepto de la existencia de una raza roja entre los aborígenes sudamericanos. La urucuización consistía en untarse todos los días con aquella sustancia para mantenerse libre de las proteiformes picaduras de insectos. siguen empleando el urucú. el nacimiento. Especie de vistosas flores. no vive. su empleo en forma de aspersión y de solución tintórea para decoración cutánea. Las crónicas registran una incidencia manifiesta de las patologías tropicales y subtropicales entre los indios guaraníes. como la tuberculosis. 2. provocaban no pocos accidentes por su ponzoña. pulgas y piojos. La concepción. Moisés Bertoni apunta en su Memoria que todo el cuerpo y la cara de los indígenas presentaban un tinte colorado especial. Artrópodos venenosos. sarna y erisipela. no sufre ni muere de la misma manera en las distintas partes del mundo. “chop” (Erythinia cristagalli): de gran profusión en las costas del Paraná y afluentes. Debemos recordar. El tabaco es la única planta dañina que hemos heredado de nuestros aborígenes. se bebía jugo de tabaco y se lo aspiraba por vía nasal. se lo empleaba también como principio activo en dolores y picaduras. necatoriasis y otras parasitosis conforman el haber de estas infestaciones por vermes. que les daba un aspecto extraño. la raza y la nacionalidad. siempre al oriente de la Cordillera. pálido lustroso. Era común chupar su jugo y beber el agua de sus hojas maceradas. cuya difusión se extiende desde México hasta Chaco. que son los diarios de navegación de Cristóbal Colón. Guaycurúes Los guaycurúes son una extensa familia que según Salvador Canals Frau era de origen 22 . el tabaco se usaba para ser fumado y aspirado a modo de rapé. paludismo. También los insectos transmisores y vectores de enfermedades. disentería. según las estaciones y los meses. y otra. como sus antepasados. para ahuyentar los insectos y teñir su vestuario. rojo cinabrio. habitantes de la gran cuenca del Amazonas y Orinoco. la orellina. resistía la acción del baño y del sudor. pues antes de ciertas ceremonias. Esta última se usaba para proteger la piel. la viruela y –según algunas teorías– la sífilis. tales como moscas. pues el ungüento atemperaba los rayos ultravioletas. escorpiones y arañas. como miriápodos.

mordeduras y parasitosis. [era] para quedar.000 naturales de todas las edades. hermosas”. Esta dolorosa afección. que en ocasiones exigen drenaje quirúrgico. se pintaban el cuerpo. Sólo colocaban a la cabecera del lecho un cántaro con agua. carne asada y frutos silvestres. en la reducción mocoví de San Javier. hubo un nuevo recrudecimiento del genio epidémico que diezmó a 800 aborígenes. por el hecho de deambular desnudos. Este agente es una pulga de la América tropical y subtropical que ataca al hombre. la madre o el padre se alejaban. penetrando debajo de la epidermis de los pies. pese a que sus mayores se ingeniaban para atenuarlos. ulceraciones. se hallaban acostumbrados a los embates telúricos. mocovíes. los conjuros e invocaciones a agentes sobrenaturales. esguinces. A) TOBAS La medicina nativa tradicional de los tobas posee una polifacética farmacopea aplicada a heridas. Así. En los testimonios históricos correspondientes a diferentes períodos del nomadismo y sedentarismo mocovíes. y tienen una carnadura tan sana que en breve se suelda y poco se hincha. sufriendo hasta parecer monstruosas. la sífilis. la monotonía de los tambores. donde el ritual. En 1760. Los dos últimos grupos desaparecieron hace mucho tiempo. en especial mosquitos. no pudieron evitar las picaduras de insectos. se friccionaba sobre toda la superficie corporal. una asoladora epidemia atacó 30 poblaciones del Paraguay y adyacencias. Según la descripción del Padre Manuel Canelas. como también las quebraduras de los huesos. abipones. rasguñado de un tigre cuyas uñas son venenosas. Y aún han llegado a ver un indio. Cuando se difundían estas patologías. las reacciones dermatológicas de probable origen alérgico y la leishmaniasis eran tratadas con grasa fosforada. en especial de las uñas. esta operación se realizaba con ciertas espinas untadas en diversos colores. dramatizados por el médico-brujo. segando la vida de 72. era tratada por preparados que tenían como vehículo grasa y polvo de cantárida. Tatuajes. sanar de ello sin producir hinchazón”. acompañada de prurito y otras dermatosis. provincia de Santa Fe. los ángulos externos del ojo y el entrecejo. Diversas sustancias pertenecientes a los otros dos reinos de la naturaleza enriquecen el vasto anaquel farmacológico de estas primitivas poblaciones. en vez de usar vestido. Sus huevecillos son de color amarillo. se les hacían grabados en el busto. dejando a los niños afectados en el mayor desamparo. payaguas y mbayes.Historia de la Dermatología en las culturas indígenas argentinas patagónico y estaba compuesta por los tobas. nombre vulgar dado en la Argentina y Paraguay a la nigua (Sarcopsylla penetrans). Las micosis cutáneas. 23 . Otros lugares preferentemente elegidos eran las zonas lagrimales. Para esto apelaban a la grasa de ñandú o de pescado. crean el contexto terapéutico adecuado a las estructuras sociales de la comunidad. los hombres. En el caso de las niñas. que mezclada con resinas. las primeras descripciones coinciden en afirmar que por la misma selección natural existían pocas enfermedades fuera de las epidémicas. En el año 1745. sólo a su parecer. “curan las heridas con sólo atarlas. todos los indígenas huían. fracturas. los abipones se aplicaron al arte del tatuaje. Forman pequeños abscesos. no salen al exterior y se desarrollan en los planos subtegumentarios. MOCOBÍES O MOCOVÍES Según un cronista. no se conocía una calamidad mayor. el humo del tabaco. También se hallaban torturados por el “pique”. “El dolor e hinchazón que padecían encerradas por cerca de un mes. adornos Como sus vecinos territoriales. B) Medicina Aunque los pequeños. pilagáes. en especial el negro y el azul. como el almizcle de yacaré. Como rasgo general. los cánticos.

escorbuto y diversas formas de tuberculosis pulmonares. Las zonas que frecuentaron los autóctonos pertenecen a una dilatada zona de ofidismo donde pululan la víbora de coral (Elaps corallino). 24 . segrega un aceite que los indígenas utilizan para tratar las heridas. Quinoa: leguminosa que además de servir de alimento se aplicaba como cataplasma sobre la parte herida o traumatizada. Nuestros indígenas bebían en infusión sus hojas y cortezas como reconstituyente general. Ambay: ha sido mencionado como tratamiento antivenéreo y como elemento de fricción para la obtención del fuego. Refiere el doctor Esteban Laureano Maradona que este verme –verme espeluznante– puesto al fuego. se utiliza también en la fabricación de múltiples trebejos y sus cogollos se emplean como alimento. unidas a las afecciones transmitidas por el blanco. como si fuera un chicharrón. Solimán o colmillo de víbora: fue empleado por los aborígenes como antiofídico. sus hojas se emplean para el tratamiento de las heridas. Guayacán: además de aliviar las enfermedades reumáticas y las algias de la gota. de agua azucarada con pepitas de sandía o de melón como bebida refrescante y calabazas machacadas representaban los recursos farmacológicos de esa época. Ortica dioca (Ortiga mayor): en medicina popular y aborigen posee indicaciones para casi todos los sistemas y aparatos. sus hojas y cortezas maceradas fueron aplicadas a modo de emplasto en las lesiones mutilantes de la lepra. Esta variedad alberga un gusano blanco del tamaño de un dedo. las enfermedades surgidas de la ecología regional. la viruela diezmó a 30. se empleó su resina para neutralizar las complicaciones del tercer período de la sífilis. Mencionaremos algunas variedades: Abariguay: con ella preparaban un bálsamo empleado en la curación de heridas. Cebil: pertenece a la familia de las mimosas. Herboristería Mencionaremos algunos especímenes: Mistol: conocido también por otras etnias. en 1734.LUIS DAVID PIERINI En cuanto a la medicación –la vacunación antivariólica de Edward Jenner se difundirá como profilaxis a partir de 1796– el suministro de agua de cebada y de lino. los insectos y parásitos. devinieron en la casi extinción de esta raza. Posee un fruto dulce. Era ensalzada por su función galactagoga y diurética. Creían que su aplicación bucal detenía las hemorragias y los accesos de tos. Las epidemias también hicieron sentir sus efectos. C) ABIPONES Herboristería La policroma variedad botánica permitió a los naturales del Gran Chaco crear una suerte de farmacopea donde se aunaban conocimientos empíricos y de hechicería chamánica. rojo. cuyas picaduras pueden ser letales. con el cual se hace la aloja. Mastuerzo: se lo empleó en cocimientos para neutralizar afecciones dermatológicas. las guerras internas y exteriores. la serpiente de cascabel (Crotalus terrificus) y la víbora de la cruz o yarará (Lachesis alternatus). así como su acción sobre el folículo piloso. Su cuerpo así frito o ensartado es comestible. Zarzaparrilla: contra mordeduras y picaduras de animales ponzoñosos. este árbol de precioso porte es muy común en los montes santafesinos y santiagueños. que los naturales llaman tombú. Palmera pindo o palmera grande (Coco Romango flianum): especie muy apreciada para la techumbre de los ranchos. entre adultos y niños.000 habitantes. Patologías A pesar de la privilegiada contextura de los abipones.

mostraba su refinada expresión entre los abipones. muy abundante. diagonales y rectángulos. Las filigranas de este sello indeleble constituyeron un blasón de diferenciación tribal. entre ellas. rasurándose parcialmente la cabellera como elemento de identificación tribal. Los abipones reconocieron este arte con el nombre de likinranala. difundido entre las culturas americanas. pudiendo llegar el lóbulo hasta el hombro. Aquel suplicio duraba cinco días. Los niños eran tatuados con dibujos que mostraban figuras geométricas: óvalos. círculos y rombos. Las sesiones repetidas y cercanas encendían el rostro. El agujero se dilataba hasta permitir el pasaje de un disco. Estos grupos reconocieron la acción hematófaga de la vinchuca. arácnidos y escorpiones. Las respuestas que daban acerca de las motivaciones de los diversos tatuajes eran: “es marca pilagá”. durante los cuales la adolescente permanecía encerrada en su choza. donde se situaron las misiones jesuíticas. los aborígenes respondían que la habían heredado de sus ancestros. hollín y cenizas. cubierta con una piel. Mencionaremos algunas especies: * Paracuaria: amplia zona de Sudamérica. pecho y brazos. Preguntados sobre el significado o la causa de aquella bárbara costumbre. Casi siempre andaban descalzos. vocablo abipón que significa “mordaza”. Este mágico y difícil arte se practicaba con agujas de cardón. 25 . con edema y tumefacción. privándose de algunos alimentos como la carne y el pescado. “bicho de pie” o “agrani”. El primitivo cincel era una espina rígida que fijaba en la dermis tinturas vegetales. con peines de palillos y usaban pendientes fabricados con los mismos elementos. Desde temprana edad. Tatuajes El taraceo estuvo muy difundido entre los pilagáes del río Pilcomayo. escarificando la piel del rostro. Matacos Botánica médica Los naturalistas que se internaron en la intimidad de la espesura amazónica o arribaron a la vera de sus ríos recopilaron excepcionales observaciones fitológicas. frotando sobre la piel punteada diversas sustancias. introduciendo botones de madera u hojas de palmeras arrolladas. introduciendo luego una hoja de palmera arrollada que por distensión agrandaba el orificio. Casi todos los pueblos de Paracuaria* se tatuaban. El tatuaje. divididos por diámetros. 3. su capital era Córdoba del Tucumán. Practicaban la depilación y decoraban la piel con diversas pinturas. así como las complicaciones provocadas por picaduras de avispas. Nos detendremos en la perforación de las orejas: estas mutilaciones parciales se practicaban en ambos sexos. de cuatro o cinco centímetros. astillas o cuernitos de venado. a la que denominaban “sanguijuela con alas”. Símbolos de belleza La perforación de las orejas era realizada con trocitos de hueso. hollín. o “para que no tengan la peste” o “para adquirir inmunidad”.Historia de la Dermatología en las culturas indígenas argentinas Otra plaga que hallamos mencionada la constituyó el “pique”. D) PILAGÁES Adornos Peinaban el cabello. las niñas se depilaban cejas y pestañas.

que participan de las plantas. se lo empleó en el tratamiento de la sífilis. se suele emplear en otras afecciones diversas partes de la planta. Los espejos de agua. en las artropatías y en los trastornos circulatorios. Además. Wichis o wichís y charrúas La palabra wichi significa ‘hombres verdaderos’ u ‘hombres de vida plena’. aplicada sobre la piel ahuyentaba los mosquitos. El hermano jesuita Pedro de Montenegro. Yetibay o jalapa: el jugo de sus flores. los denominaron mataguayos. además de servir como atenuante de los dolores de los reumáticos y también en los portadores de enfermedades venéreas. zapallo. escrita a principios del siglo XVIII. todo lo cual se vio potenciado por la dieta mal balanceada. relata en su libro A través de la selva que los indígenas. el Chagas. se usaba en las erisipelas a modo de sinapismo o en forma de pasta. carne de cabrío. pescado y frutas. La resina. aisladas en el norte de la República Argentina. A los primeros que conocieron. de los árboles. y el cocimiento de sus raíces se utilizaba en el lavado de úlceras y tumores. hemorroides y vaginitis. 26 . como el molle. unida con grasa de avestruz o de pescado. diaforéticas y catárticas. basada fundamentalmente en maíz. succionan la parte afectada a manera de ventosa. pero escasas verduras. las venéreas. Oruzuz: además de emplear la infusión en los cuadros catarrales y en las afonías. fue empleado en las otitis infantiles y en las erupciones herpéticas. Se indicaba su ingestión en ayunas y se la recomendaba en infecciones gonocóccicas. Tabaco: el doctor Esteban Laureano Maradona. Los españoles los llamaban incorrectamente “matacos”. el palo santo se utiliza con el mismo fin en la composición de los espirales. Conocido en Europa como importante curalotodo. con o sin resinas y con polvo de valva. Se puede decir que es una de las comunidades más antiguas del mundo. Grupos del Noroeste Este grupo conocía las aguas termales. resumió en su Materia Médica. luego de tostar y hervir su fruto. En forma de linimento se recetaba para la flogosis reumática. previa masticación de hojas de tabaco. Aún hoy. en caso de picaduras de víbora. la desnutrición. En la actualidad. es decir. de los peces y de las aves. las neuralgias y el prurito de la sarna. ■ Grupos del Noroeste II. Canchalagua: se administraba en forma de infusión. el tapiz de vegas y mallines y la proliferación de ejemplares arbóreos. término que en castellano antiguo significaba “animal de poca monta” o “animal sin importancia”. se le atribuían propiedades diuréticas. el cólera y la brucelosis. recién exprimidas. destacado médico formoseño e investigador de la flora del Chaco central. 4. en forma de cocimiento aún persiste en las prescripciones populares para tratamiento de úlceras. Sus preparaciones utilizaban la resina de la corteza. Ayuy o laurel: árbol de madera resistente. reconocido cirujano y herbolario del Paraguay. Las enfermedades que diezmaron a estas comunidades fueron la tuberculosis. luchan por subsistir en el mundo moderno. hacia 1623. Tusca: se bebía en forma de cocimiento. como raíces y semillas. sus frutos fueron utilizados en trastornos digestivos infantiles y en la escrofulosis. rectitis.LUIS DAVID PIERINI Palo santo (o palo bendito o guayacán): empleado en diversas afecciones por todas las tribus del nordeste. triturado con miel se aplicaba en ulceraciones crónicas. Totora: sus flores se aplicaban en las quemaduras. las temperaturas propicias. todas las aplicaciones de esta variedad arbórea. Ceibo o seibo: la corteza machacada fue utilizada como cataplasma sobre las mordeduras provocadas por animales. con grasa o sin ella.

Fue introducido en Europa por John Winter. Según Michel Horst von Brand. en la que el autor exalta aquella curiosa expresión de la naturaleza. Tiene cerca de ocho metros de altura y suele desarrollarse en terrenos húmedos. Según Tomás Falkner. al cual adoraban. Su reseña es una descripción paisajista de este monumento enclavado en la precordillera. América indígena tuvo en cuenta el mito universal de la fuente de Juvencio. ■ El grupo III. sin revelarnos la explicación científica. Los indios que transitaban por la provincia de Buenos Aires conocieron la laguna de Epecuén. murió en los pedregales sanjuaninos como redención de aquella tragedia. Cuentan las tradiciones vernáculas que el cacique puelche Carhué (Corazón Puro). Otra fuente unida a la devoción indígena. con los rayos flamígeros del astro sol. fue visitada por el célebre naturalista Charles Darwin en 1839. hace referencia al calor.Historia de la Dermatología en las culturas indígenas argentinas crearon un paisaje bucólico en el que la vida de las familias nativas se deslizó sin las angustias y sobresaltos de otras etnias. sobre muestras tomadas en aquel lugar. de allí su denominación 27 . los tonocotés de Santiago del Estero. Frecuentaron las fuentes termales. Inti-Yacu (agua del sol) llamaron los nativos mediterráneos a la actual zona de Río Hondo (Santiago del Estero). en 1827. curó de una extraña parálisis al sumergirse en la gran laguna que formaron las lágrimas de amor de su bella amada. luego de matar a la dulce Tahue y al seductor de ésta. brotarían tres milagrosos manantiales. También los diaguitas de Talacasto dejaron su pena indiana a través de las calcinadas tierras de sus antepasados en una aguada surgida del llanto incesante de un apuesto joven. efluvios azufrados que formaban un espejo de agua cálida y vivificante. Otros nativos de nuestro territorio concurrieron igualmente a diversos baños y fuentes. con fumarolas bullentes. el primer análisis de aguas termales argentinas lo efectuó el físico y químico Michel Faraday. Botánica médica Canelo: (Drymis winteri) pertenece a la familia de las magnoliáceas. manantiales cálidos. todos ellos con enculturación incaica. que viera fenecer a su amada por el odio atávico hacia los invasores Incas. después de su muerte. en el templo de Wiracocha (o Viracocha). El grupo andino y de las Sierras Centrales andino y de las Sierras Centrales Está integrado por los pehuenches. los huarpes. cual fuente de esperanza. Los araucanos visitaban Copahue y Futalauquen y también conocieron Cullu-co (aguas ácidas) y Laguen-co (aguas calientes). Ya desde 1800. por su riqueza legendaria y por la virtud de sus vertientes. salobridad y mineralización de las aguas de Puente del Inca. los lules y vilelas de Tucumán y los araucanos peri-cordilleranos. apasionado por Epecuén. Villavicencio. según testimonios de viajeros. los sanavirones del Río Dulce o de Río Negro. Alonso Ovalle. médico del pirata inglés Francis Drake. y el conocimiento y la valoración de los efectos terapéuticos de las aguas que Pachamama (Madre tierra) brindaba generosamente a sus hijos fueron incorporados por sus habitantes protohistóricos en distintas épocas. los comechingones de Córdoba. lugareños y vecinos de Mendoza acudían en busca de sus cualidades benéficas. Aquí el amante huarpe Yahue. es la que surge en el paraje La Laja. cuyos cursos surgentes afloraban como vivificantes de vertederos. a este lugar de tonificantes aguas concurrían desde tiempo inmemorial los jefes indios con su familia. Los pobladores vinculaban las bondades de Yacuru-pay (agua caliente). en un libro publicado en Roma en 1646. Desde el período preincaico eran conocidos en la región de Cuyo el baño de Uyurmire y el del Inca.

era reconocida como maravilla del campo y se le adjudicaba acción antiluética. Patagones o tehuelches La zona al sur del río Colorado. 28 . solamente se sabe que usaban una variedad de yang. A. pretendiendo así conjurar toda recaída”. por esta costumbre se atribuyó erróneamente a los jóvenes mapuches la ausencia de vello. según la creencia araucana referida por Ramón Pardal. La corteza de este árbol se usó en infusiones y también en aplicaciones externas. La flor de la ceniza de este árbol. Al finalizar la presente selección botánica hacemos un reconocimiento a los invalorables méritos que le cupieron al profesor Juan. para resolver abscesos y flemones. que alude a los míticos “gigantes patagones”. este arbusto se utilizó en forma de cataplasma. Se cuenta con poca información sobre los elementos naturales que usaban los aborígenes de esta etnia para los problemas dermatológicos. dejando el casco limpio”. quien realizó importantes estudios analíticos sobre la composición de fármacos vegetales. logrando desentrañar la síntesis fármaco-dinámica del vivero araucano. ulceraciones tórpidas. Planta sagrada de los mapuches. Domínguez. otitis y “lepras que nacen a los niños. según expresó José Sánchez Labrador. se la consideraba una de las más preciadas hierbas. IV. descriptos en 1520 por Antonio Pigafetta. ■ Patagones o tehuelches V. también se utilizaba como depilatorio. en las parasitosis (sarna) y reumatismo. en caso de ántrax o abscesos estos aborígenes provocaban su maduración aplicando cataplasmas de estiércol muy caliente. querandíes puelches Se denomina pampas a un conglomerado humano de origen mixto con los que se halló Sebastián Gaboto en la desembocadura del Carcarañá. la machi languidecía y moría. Lafo (Rumex romasa): poligonácea. cronista de la circunnavegación de Hernando de Magallanes. “de naturaleza fortísima y de tal condición que sin medicina se restablecían muchas veces de enfermedades y heridas que para otros serían mortales”. guiados por reconocidos herbolarios. mezclada con grasa a modo de excipiente. aplicaron la botánica que formaba parte del paisaje a las necesidades de su época. límite natural de las provincias de La Pampa y Río Negro –la planicie más austral de América–. Los puelches guenakén. Frente a la viruela. “Cuando están a término extirpan el germen por medio de una crin doblada y lo comen enseguida entre dos bocados de carne cruda. querandíes y y puelches ■ Pampas. Jarilla: entre otras aplicaciones terapéuticas. Muy utilizada por los araucanos chilenos.LUIS DAVID PIERINI técnica. Ñincuil (Heliantus thurífera): según Martín Gusinde. se utilizaba en alteraciones del aparato digestivo. es internacionalmente conocida con el nombre de Patagonia. dándoles el nombre de querandíes (hombres con grasa). Pampas. Por sus múltiples cualidades farmacológicas gozaba de gran prestigio en la curación de heridas. que habitaban la parte norte de la Patagonia eran. si alguien descubría y cortaba esta planta. Su acción por influjo simpático era imprescindible en todas las ceremonias mágico-evocativas. La machi cuidaba en el bosque un canelo predilecto y. que aplicaban en ulceraciones y aftas bucales. Herboristería Grandes naturalistas y excelentes empíricos.

Conocieron el carácter epidémico de las enfermedades. según el sexo. La transculturación fue otro mecanismo negativo para la sobrevivencia de estas etnias. y trataban de neutralizar su carácter infeccioso dispersando los toldos en los lugares donde habitaban. Se supone que desconocieron las hierbas y los derivados animales y minerales para la curación de las enfermedades. para evitar la cicatrización. aceitado y fumigaciones con tabaco. Distribución de la población indígena en la Argentina a fines del siglo XX Fuente: Instituto de Cultura Popular (IncupoEndepa) Epílogo ■ Epílogo El autor coincide con los destacados genealogistas Diego Herrera Vegas y Carlos Jáuregui Rueda en que el tronco fundacional de nuestro país deriva de tres etnias: la aborigen. debido a la utilización de la lana de guanaco y las plumas de avestruz en su vestimenta y enseres domésticos. indicaba la preparación de brebajes. el brujo. así como la despiadada exhibición a que fueron sometidos en el siglo XIX en diversas ciudades europeas. Al cumplir el cuarto año. este procedimiento tenía por finalidad proteger al niño contra los malos espíritus. introduciendo cerdas de caballo en las incisiones. con propiedades médico-curativas. se realizaba la ceremonia de la perforación de una o dos orejas.Historia de la Dermatología en las culturas indígenas argentinas Nacimiento y crianza Poco después del nacimiento. En general los patagones gozaban de buena salud y sus heridas curaban con rapidez. Ectoparasitosis Los niños y adultos fueron portadores de pulgas y piojos. 29 . El mismo autor menciona otras prácticas como la aplicación de pintura roja. efectuadas con el mismo objeto. Extremo Sur Magallánico ■ Extremo sur magallánico Las enfermedades venéreas sellaron un horizonte sin esperanzas tanto en los alacalufes como en los onas y los yaganes. Conocían la práctica de la sangría y sabían abrir una vena con un trozo de concha o de pedernal. VI. mediante las ceremonias descritas. los recién nacidos eran untados con yeso húmedo. Según Ludwig Karsten (1926). aunque éstas eran innominadas.

Madrid: Ediciones Paulinas. Rev Soc Venez Hist Med. Actas del 1º Congreso Nacional de Historia de la Medicina Argentina. 21ª ed. Hernández y Galo Sáez. La medicina de los aborígenes en la República Argentina. La Biblia. La Nación. Magrassi GE. Maradona EL. Ciencia y Salud. A través de la selva. Buenos Aires: Univ. un pueblo cautivo. García Terán M. La Nación. Guerrino AA. cultura. Tomo del Cincuentenario. Ensayo sociohistórico cultural. Buenos Aires: Solar. 3 ag 2001. y el espíritu intuitivo de los nativos se sirvió de ellos para superar sus dolencias. Buenos Aires: TEA. en apretada síntesis. Medicina indígena de América. Nazar F. Grijalbo.20. Buenos Aires: Edimed. Formosa. Antecedentes históricos y características de la medicina de los pobladores indígenas argentinos. En esta exposición hemos seleccionado. Fernández AF. 2004. del Salvador. Los indígenas americanos piden espacio para sus prácticas tradicionales. 1971. 1999. ■ Conclusiones Conclusiones Los tesoros de la naturaleza se brindaron con toda la generosidad de la madre tierra. Una nueva interpretación de la prehistoria. 9 dic 2001. Primer Congreso de Aborígenes del Mercosur.21. . algunos de los elementos de su arsenal botánico. Viaje a la Patagonia Austral 1876-1877.(2291):70. Argentina indígena y prehistoria americana. Buenos Aires: Nuevo Siglo. Codazzi Aguirre JA. 30 jun 2002.10. Sopeña G.23:563-570. Los aborígenes de la Argentina. Greco NV. Rudgley R.(I):357-453. Pierini LD. La Nación. Sec. Supl. 2001. 1969. Juárez FN. 1968. Buenos Aires. Ibarra Grasso DE. Sem Med. Seggiaro LA. Brujos y cuasi médicos. Los jesuitas y la cultura rioplatense. 1984. Centro educativo para mapuches. p. 1512 a 1925. 1979. La medicina en la Conquista del Desierto. Enfoques. Recorridos de un naturalista inquieto. Opinión. La Nación. Acercan la salud y la educación a los aborígenes del Chaco. medicina indígena de América y arte rupestre argentino.LUIS DAVID PIERINI la africana y la del colonizador español. Buenos Aires: Talleres Gráficos de la Penitenciaría Nacional. 1986. Información general. G. Pastrana CF. Supl. Furlong G. Díaz Trigo A. 1928.1937. Moreno FP. p. 1961. Buenos Aires: Círculo Militar. Mar 2004. año LXXVIII. Buenos Aires: Galerna-Búsqueda de Ayllú. 1944. Cuentan los mapuches. Culturas aborígenes en la medicina argentina. Buenos Aires: Galerna. 2000. El Libro del Pueblo de Dios. Monseñor Patagonia. Buenos Aires: El Elefante Blanco. 1992. 1995. Estas etnias se unieron a través de dos generaciones y se completaron hace ciento cincuenta años con la inmigración. Historia y desarrollo de la Dermatología y Sifilografía en la República Argentina. 2001. Pérgola F. Fernández CA. 2005 ■ Referencias bibliográficas Cantón E. Madrid: Imp. 5 ag 2001. ■ Septiembre. Los pasos lejanos. Historia de la medicina en el Río de la Plata desde su descubrimiento hasta nuestros días. Buenos Aires: El Ateneo. Buenos Aires: Dunken. 1984. Antropología. Criterio. p.

como lo hay en las ciudades de Lima y Méjico. en quien concurren las partes y calidades necesarias para Protomédico y Alcalde mayor de todos los respectivos profesores. que se dictaría en el 4° año de la carrera de Medicina. LA EPOCA COLONIAL ■ La época colonial n 1780. funcionaba un Servicio de Sifilografía y Dermatología. quien formó su cátedra en el Hospital Figura 1. he resuelto. se corrija y extirpe el desorden. se proclama en una Real Cédula: “Informado del desarreglo y abusos con que se ejercita la Medicina. la Academia de Medicina que regía la Facultad incluye en su currículo algunas especialidades. D. función y vinculación en la patología general y terapéutica del órgano cutáneo”. por ahora. posteriormente. con lo cual. entre ellas “Clínica de las enfermedades de piel y sífilis”. A partir de este momento contamos con el primer médico y decano en lo que luego sería la Argentina.. El 18 de marzo de 1892 el decano de la Facultad de Ciencias Médicas M. En 1874. E 2. Los albores de la Dermatología argentina ■ Los albores de la Dermatología argentina Tres décadas más tarde. Cirugía. en 1835. con especialidad en las provincias distantes de esta capital. En 1803 se expide “un auto contra los curanderos” y en diciembre del mismo año se otorgan los cargos de médicos y cirujanos habilitados para ejercer la profesión. al parecer. Miguel O’Gorman. El primer profesor fue Baldomero Sommer (figura 1). y designa en 1875 como profesores titular y adjunto a los Drs.HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA ARGENTINA PABLO A . Meléndez. y he venido en elegir y nombrar al Dr.”.. el Dr. para que por este medio. Prof. Tiburcio Fonseca publica una tesis sobre “Estructura. prerrogativas y excepciones. VIGLIOGLIA . En el Hospital de Clínicas de Buenos Aires. En sus 35 páginas enfoca científicamente las enfermedades de la piel. Baldomero Sommer 31 . Leopoldo Montes de Oca y L. González Catán funda la cátedra de Enfermedades Venéreas y Piel. poco después de creado el Virreinato del Río de la Plata. que tanto se conforma con las leyes. al ser designados éstos para otra asignatura. ALBERTO WOSCOFF 1. establecer y crear en ella un Tribunal de Porto. la Argentina se convierte en pionera entre los países latinoamericanos en este aspecto. Farmacia y Flebotomía a ellas anexas. donde se concentraba toda la actividad docente. la especialidad siguió formando parte de Patología Externa. con las mismas facultades.

Loche. R.época de Baliña Greco La época de Baliña y y Greco La escisión de las agrupaciones dermatológicas produjo una rivalidad científica. P. acompañado por los demás miembros fundadores: M. la Revista Dermatológica Argentina. En 1908 se inicia la publicación del órgano de difusión de la Sociedad. Giménez. Wernicke. un grupo de dermatólogos encabezados por Nicolás Greco. ■ La3. Greco. Revista Argentina de Dermatología (fundada en 1908) y la Sociedad Argentina de Dermatología (desvinculada de la Asociación Médica Argentina a partir del año 2001) con su órgano oficial Dermatología Argentina (fundada en 1995). dada la jerarquía moral y científica de los directivos e integrantes de una y otra agrupación dermatológica. Muschietti. luego Revista de la Asociación Argentina de Dermatología y Sifililogía. J. Sifilografía y Venereología y se incorporó a la Asociación Médica Argentina. Gougerot y Civatte. J. Uriburu y Fidanza (figura 3). A. D. Ambas agrupaciones cuentan con sociedades filiales. E. E. con sede en el Hospital San Roque. enseñaba con pacientes y con moulages del Museo de Modelados de Cera. Polito. M. VIGLIOGLIA . Moyano. Al preguntarle una vez. con sede en el Hospital Ramos Mejía. Sommer. La Asociación Argentina de Dermatología. A. Houler. único en su género en América Latina por aquellos años. que incluía la sífilis y otras venéreas y también la lepra. P. primera publicación dermatológica editada en Latinoamérica. en el año 2000. En 1927 la Sociedad cambia su nombre por el de Asociación Argentina de Dermatología y Sifilografía. Camaño. A. S. A. de que primaron principios y concepciones sobre apetencias personales. E. discípulo de Sommer. Ragusin. Schneidewind. Biagini. E. S. F. A. del Vecchio. A. inspirado en la escuela vienesa de Von Hebra (1816-1880) e influido por dermatólogos franceses de la jerarquía de Gaucher. Bancalari. Solari. J. nos emocionó con su respuesta: “Soy la nieta de Sommer. La tradición oral no es pródiga al referirse a los motivos que condujeron a esta escisión –incluso es contradictoria–. El primer presidente fue Sommer. Desde entonces (1934) existen dos sociedades representativas de la Dermatología argentina: la Asociación Argentina de Dermatología. instalada en la Cátedra de Dermatosifilografía de la Universidad de Buenos Aires. Más tarde fue denominada Sociedad Argentina de Dermatología. reemplazado luego por Neocle Ragusin. Seminario. Entre los discípulos de Sommer figuran los brillantes médicos Aberastury (figura 2). Antes venía con mi madre”. Arce y Almanza y N. secciones y adherentes en todas las provincias. de Biase. Sovin. L. Cisneros. Orol Arias. C. Maximiliano Aberastury Figura 3. pero no cabe duda. Díaz. dando lugar en cada una de ellas a la formación de dermatólogos brillantes que signaron épocas destacables de la Dermatología argentina. con la fundación de la llamada entonces Sociedad Dermatológica Argentina. F. Enrique Fidanza San Roque (hoy Ramos Mejía) y continuó su obra docente hasta su fallecimiento en 1918. Mario. Trepat. A. Rosner. Cortelezzi. ALBERTO WOSCOFF Figura 2. M. A Sommer lo sucedieron en la cátedra Pacífico Díaz y Maximiliano Aberastury. Bigatti.PABLO A . R. En 1934. Ragusin. estuvo 32 . Baliña. Mazzini (secretario). Recordamos como anécdota a una anciana dama que concurría semanalmente a la Cátedra del Hospital de Clínicas y permanecía algunos minutos frente al retrato de Sommer. Fernández. Fournier. J. Greco. Darier. Fue aquélla una época de oro de la Dermatología argentina. J. decidió fundar una nueva entidad que se denominó Sociedad de Dermatología. Ponce de León y E. por su identidad. Prof. este último autor de la ley argentina contra la lepra que lleva su nombre (1926). Uriburu. O. Otahz. Baliña. Otros miembros fundadores de esta nueva Sociedad fueron: C. S. Todo ello fructificó en 1907. Farini. Jonquières. su presidente es el Profesor Pedro Baliña. con su órgano oficial. Aberastury. Capurro. Prof.

Magnin (figura 9). miembro. José L. Enrique Fidanza y Miguel A. Juan Pessano. Carrera. Marcial I. En 1934 se constituye una filial en Rosario. Quiroga poseía una personalidad aristocrática y carismática. Esta época se caracterizó por el centralismo de Buenos Aires y por una marcada diferencia numérica entre los integrantes de ambas sociedades. Marcial Quiroga Figura 6. Guillermo Basombrío. Manuel Seoane. Arturo Mom. Mazzini Figura 7. Ludovico Facio. es dirigida por Nicolás Greco. Allí se formaron futuros profesores titulares como Luis E. Mazzini (figura 6). que signan tres décadas de la Dermatología argentina proyectándola en el plano internacional: Marcial I. La visita a su cátedra era una atracción para los dermatólogos de las provincias y los visitantes extranjeros. LA EPOCA DE PIERINI Y QUIROGA ■ La época de Pierini y Quiroga Desaparecidos Baliña y Greco surgen dos discípulos del primero. Sánchez Caballero. Prof. y en el plano nacional. fue el primer argentino designado como miembro del Comité Internacional de Dermatología. Molina Leguizamón. principalmente la francesa. En el plano dermatológico. seguida por Córdoba (1938) y Mendoza (1952). adonde concurrían los dermatólogos que se perfeccionaban en el exterior. Quiroga y Luis E. En 1946 habían publicado su libro Introducción al estudio de la dermatosifilología. Pedro Baliña. También fueron notables profesores: Luis Ambrosetti. Pierini (figura 4). Cordero (figura 8) y Pedro H. H. Guillot. también fue miembro honorario de numerosas Sociedades Dermatológicas. Fernando Noussitou y Aarón Kaminsky (figura 7). La obra evidencia la marcada influencia de las escuelas europeas. Gisella Dhum. así como José M. Presidente y Presidente Honorario de la Academia Nacional de Medicina. Enrique Jonquières. Prof. Aarón Kaminsky dirigida por el Prof. Ceferino Orol Arias. cuya semiología y descripción de las lesiones elementales permanece vigente. donde estaba su sede. Emilio Fernández Blanco. Los discípulos de Quiroga fueron los maestros de la siguiente generación: Alejandro A. poseía un decir fluido y entretenido. Recibió las principales distinciones. Marcial Quiroga (figura 5). Su calidad académica quedó evidenciada en varios libros y trabajos científicos. en especial a Francia. fue profesor titular de la Primera Cátedra de Dermatología y jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Ramos Mejía. La mayoría fueron jefes de los servicios de Dermatología más acreditados de la época. Narciso Vivot. 33 . Descendiente de selectas familias de la sociedad argentina. 4. profesor titular de Dermatología de la Universidad de La Plata y adjunto y luego honorario de la de Buenos Aires (1943). E. La Sociedad Argentina de Dermatología. Prof.Historia de la Dermatología argentina Figura 4. Miguel A. Pierini Figura 5. Manejaba correctamente el francés y viajaba casi anualmente a Europa. J. Luis E. Rodolfo Corti. Carlos F. Puente. Prof. Pierini. con sede en la Asociación Médica Argentina. titular entre los años 1925 y 1946. En el plano internacional.

no pudo alcanzar por esa razón la titularidad de la Primera Cátedra. a la vez que organizaba anualmente congresos nacionales y sostenía su biblioteca dermatológica. Raúl Rodeiro. pionero en Latinoamérica. Cardama (figura 10). 34 . lsmael Pomposiello. Cardama Figura 11. Kaminsky. E. Carrera. del Rawson. algunos de ellos ya desaparecidos y otros que merecen párrafo aparte. Garzón (Córdoba). a partir de 1949. G. Julio Martín Borda Luis Curia. Fue jefe de servicio de los Hospitales Fiorito. L. Cabe consignar que durante veinte años trabajó con el Prof. Eduardo Lacentre. Prof. A. Luis Trepat. Prof. la más antigua del país. Baliña y C. Cordero. J. Blasi. se orientó hacia la hasta entonces pobremente estudiada estomatología. Magnin. que sumaba su accionar al de Pierini en el estudio de muchas dermopatías. Pedro Baliña quien lo designó Jefe de Trabajos Prácticos en el Hospital Ramos Mejía.PABLO A . Augusto Casalá. R. Alberto Carvalho. L. Prof. Pierini fue el maestro por antonomasia. Raúl Mazzini. hombre de extraordinario valor científico. Pedro H. Oscar Bonafina. moral y humano. poseía una personalidad deslumbrante por sus conocimientos dermatológicos y su cultura general. E. Luis E. humilde en su accionar. La cátedra a su cargo fue un semillero de importantes especialistas que se enorgullecían de ser discípulos del Maestro Pierini. 23:1-9). F. J. La Asociación estuvo presidida por M. N. Magnin Figura 10. Fundó y dirigió el Centro de Tumores de Piel y Estomatología del Hospital Rawson. Sánchez Caballero. Viglioglia. N. 1973. P. se formó un buen número de especialistas latinoamericanos. Alejandro Cordero Figura 9. Noussitou. La sagacidad de Borda le permitió plantear hipótesis y relacionar cuadros clínicos que en la actualidad se aceptan mundialmente. En esta institución. J. en primer término Julio Martín Borda (figura 11). José Casas. La mayoría fueron jefes de distintos y prestigiosos servicios de Dermatología en Buenos Aires. donde alcanzó el grado de profesor titular de la Segunda Cátedra. ALBERTO WOSCOFF Figura 8. Gregorio Álvarez. Manuel Olchansky y Natan Gotlib entre otros. y Casa Cuna (hoy Pedro de Elizalde). Muñiz (donde elaboró su tesis de doctorado sobre “Tratamiento de la lepra” y describió la clásica prueba con histamina que lleva su nombre). Entre ellos. En el plano nacional se destacan Abraham Man. M. Parra (Mendoza). Marini. Jonquières. Semiólogo de excepción. Basombrio. Italiano y finalmente. lribas. E. Mazzini. Seoane. En su Hospital Privado de Piel realizaba ateneos mensuales a los que concurrían numerosos dermatólogos jóvenes. Ambrosetti. Antonio Raimondo. donde se responde a un dilema común en las nuevas generaciones: ¿por qué elegimos la Dermatología? Pierini se desempeñó en los hospitales Fernández. M. R. legando sus enseñanzas en su Tratado de Estomatología que consta de seis voluminosos tomos y es un clásico en la materia. L. respetuoso. E. especialmente de las provincias. Hans Botrich. Italiano de origen. A. P. con un amplio conocimiento dermatológico. L. Valle y J. Prof. Su pensamiento se expresó cabalmente en su artículo “Cincuenta años de Dermatología” (Arch Argent Dermatol. La Asociación Argentina de Dermatología continuó con la publicación de su Revista Argentina de Dermatología. VIGLIOGLIA . Nélida Franco. Corti. Pacífico Díaz. Sencillo. así como en el Hospital Rawson. F. A. David Grinspan descolló entre sus pares. M. Santiago Mosto.

Raúl Fleischmajer. * Este párrafo ha sido redactado por el Dr. Mazzini es otro importante dermatólogo de este período. Jefe de los Servicios de Dermatología de los hospitales Israelita y Alvear. Elegante. Bumaschny. Kaplan. quien. Formó discípulos de la talla de su hijo Carlos. con un aire innato de caballerosidad.Historia de la Dermatología argentina Jorge Abulafia se dedica a la dermopatología. con lo cual se vieron postergadas brillantes personalidades que en otras circunstancias hubieran alcanzado las máximas posiciones académicas.. formado en esta escuela. Los tres serían profesores titulares. fue la obra obligada de estudio y consulta de los dermatólogos de toda esa época. El Dr. escrito en su primera versión con Fernández Blanco y luego de su exclusiva autoría (1977). Aarón Kaminsky es el padre de la cosmiatría argentina. se traslada a Estados Unidos e inicia una trayectoria excepcional hasta alcanzar el profesorado y la jefatura de Dermatología en el Hospital Mount Sinai de Nueva York.. Braunstein. Con sencillez y autoridad científica exponía sus clases a las que otorgaba un carácter cordial y afectuoso. caracterizado por su versatilidad en leprología. fue jefe del Hospital Fernández antes de asumir su cátedra en el Ramos Mejía. además de J. Sus aportes sobre la fisiopatología del colágeno y en particular la esclerodermia son de relieve internacional. su amplio saber está reflejado en numerosos libros y artículos. Miguel A. Segers y en alergia dermatológica. gozó de extraordinario prestigio popular. Pablo Viglioglia.* Enrique Jonquières. Comienzo de la era actual ■ La era actual Paralelamente a los integrantes de las cátedras van surgiendo otras personalidades que marcan hitos en esta historia. trabajaba a su lado. Asrilant. una vez de regreso al país. También fue profesor titular. Su Dermatología Clínica. En 1943 se inicia una sucesión de avatares político-institucionales que durante muchas décadas paralizaron los concursos. singular. 35 . Aufgang. Dotado del privilegio de aunar a su vasto conocimiento clínico el poder leer y diagnosticar preparados histopatológicos. Colabora en los principales trabajos publicados sobre la especialidad y conoce a fondo la clínica de la histopatología que describe. B. alcanzó la jefatura del Hospital Álvarez y la jerarquía de profesor titular. León Jaimovich –discípulo de Kaminsky y luego de Pierini–. 5. discípulo de Kaminsky. P. Visita casi anualmente la Argentina donde prodiga sus conocimientos. de avasalladora personalidad. comienza una brillante trayectoria hasta alcanzar el grado de profesor titular. En cirugía dermatológica se destaca A. Su laboratorio congrega a dermatólogos latinoamericanos y argentinos que con reverente curiosidad e interés se asoman al mundo de la microscopía. A. Woscoff. S. En 1978 se cierra el hospital Rawson y la pléyade de destacados dermatólogos que integraban su servicio se distribuyen en distintos hospitales municipales. y lo dijo Abulafia”. Alfredo Chouela tiene una notable trayectoria en la Sociedad de Dermatología. En los Estados Unidos comparte actividades con el Dr. Sevinsky y A. dominando el arte de la fórmula magistral. integrándose fácilmente con el auditorio. Ana Kaminsky y León Jaimovich. Se orientó especialmente al aspecto terapéutico. congregó a su alrededor a un buen número de médicos y a una legión de pacientes. H. En las discusiones dermatológicas es frecuente escuchar como cierre de toda polémica: “. Kriner. Anecdótico. A. modesto y afable. M. Se producen por entonces distintas circunstancias que marcarían rumbos en el futuro de la Dermatología argentina.

Hugo Cabrera y Carlos Kaminsky –este último tempranamente fallecido. como antes Quiroga y Cordero.. Las cátedras. sus jornadas comienzan a la madrugada. Alejandro Cordero. ha sido invitada por numerosos países a dictar conferencias y es honrada en ellos como Miembro de Honor. Estudioso apasionado. Normalizada la situación después de más de una década. Así comienza la etapa de “norteamericanización” de la Dermatología argentina que. de cuya cátedra fue adjunto y luego jefe de servicio de los Hospitales Tornú. Organiza ateneos. protector. se desempeñó como jefe en el Hospital Posadas y luego en el Hospital de Clínicas donde instaló su cátedra. miembro de la Liga Internacional de Sociedades Dermatológicas. Hugo Cabrera. escrito en colaboración con Sandra García. toma rumbos más amplios. entre ellos porfirias y cáncer de piel. Ana Kaminsky. jornadas y congresos y forma un núcleo cerrado de discípulos que lo siguen en su tarea. De amplísimos conocimientos dermatológicos. seguía hablando de Dermatología. Sucedió a Marcial Quiroga en la Academia Nacional de Medicina. posee una personalidad particular. ha publicado numerosos trabajos. Como Quiroga.. Imparte sus conocimientos ayudado por una capacidad de memoria excepcional. fue miembro de la Liga Dermatológica Internacional. acompañado por su culta esposa. investiga diversos tópicos. VIGLIOGLIA . afable. Alejandro A. es designada. Pedro Horacio Magnin permanece un tiempo en Estados Unidos colaborando en la investigación con el pionero Stephen Rothman. Rawson y Clínicas. anotaba en un cuadernito todo lo visto y oído que a su regreso y con gran generosidad comunicaba en sus clases. En los congresos. de reconocida trayectoria internacional. Modesto. Cordero continuó la serie de brillantes maestros. Los profesores adjuntos ya designados ocupaban interinamente el cargo de titular durante un año. a la manera de un aplicado alumno. De vuelta en la Argentina principia una destacada carrera: sucede a Quiroga y a Mazzini como profesor titular. además de profesor consultor de la Armada Argentina y jefe de servicio del Hospital Naval Pedro Mallo. Ana Kaminsky. es presidente durante varios períodos de la Asociación Argentina de Dermatología y dirige durante décadas la Revista Argentina de Dermatología. y que es obra de consulta obligada en el tema. Cordero era un ser y un científico de excepción. con lo cual la Argentina tiene su representante. ello motivó que notables dermatólogos no pudieran concursar para el cargo de profesor titular. Al retirarse por razones de edad (en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires el límite son los 65 años) le suceden Viglioglia y Jaimovich por un corto período.PABLO A . formado con Gatti y Cardama. Trabajó con Quiroga. en especial en fisiopatogenia y terapéutica. escribe libros y artículos. * Entre los que me cuento (AW). severa y exigente. pero demanda también una entrega casi total a los que comparten sus tareas. llegan a ser designados profesores titulares Cordero y Magnin. por la tarde visitaba la ciudad y sus museos y al anochecer compartía la comida con los principales dermatólogos del país mientras. A la mañana concurría a centros hospitalarios. fue maestro de numerosos dermatólogos. 36 . ALBERTO WOSCOFF Arturo Mom concurre también a Estados Unidos donde inicia la investigación dermatológica. llegando a ser profesor titular en los dos últimos.* Viajaba de continuo a diversos países del mundo. Las principales sociedades dermatológicas del mundo lo designaron miembro honorario. Se amplía el número de cátedras a cuatro y asumen Alberto Woscoff. Se destaca su libro Nevos. sin perder la influencia francesa. en muchos de los cuales ha descrito patologías inéditas en el país. Jefe de los Hospitales Británico y Ramos Mejía –este último continúa como asiento de la Cátedra–. Su memoria es perpetuada por todos los que lo conocimos. Alberto Woscoff fue profesor titular y jefe en el Hospital de Clínicas. otro asiduo concurrente es el Prof. En los años que transcurrieron entre Pierini y Quiroga no hubo concursos.

J. C. Label) completa obra de este género en español. Stringa (1985-86). H. Entre su abundante producción científica cabe mencionar Orientación Dermatológica en Medicina Interna. Baliña (1986-87) (figura 12). Ana Kaminsky (1995-96). reflejada en la Revista Argentina de Dermatología. Casalá (1975-76). Dermatología Argentina. En la actualidad (2004) continúa como titular el Dr. H. M. A. C. M. M. con biblioteca y salón de conferencias. Anualmente organiza el Congreso Argentino de Dermatología en diversas provincias del interior. Prof. Mazzini (1950). A. Sus adherentes no eran numerosos y la presidencia era ocupada alternadamente entre pocos profesionales. durante una década. Durante la presidencia de Magnin trasladó su tradicional sede del Hospital Ramos Mejía a una propia. L. M. junto con la sucesión de reuniones y congresos. A. M.Historia de la Dermatología argentina Previamente ejerció la jefatura del Hospital Durand. realizando reuniones comunes. Gatti (1983-84) (figura 14). E. Una nueva y moderna organización. A. Cordero (1997-98). Figura 12. C. motivan la incorporación de numerosos dermatólogos. Baliña Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) Hasta 1973 efectuaba sesiones mensuales teóricas para graduados en la sede de la Asociación Médica Argentina. Basombrio (1952). M. P. M. Cardama(1982-83). Gatti 37 . de Dermatología Argentina. Valle (1995-2004). D. Gatti (1999-2000). Jonquières (1965-66). Kaminsky (1959-60). R. Sus congresos se efectúan cada dos años en distintas ciudades de las provincias y en Buenos Aires. Magnin (1988-89). R. L. Alberto Woscoff y Ana Kaminsky. Grinspan Figura 14. Magnin (1993–95). Cabrera. A. A. La integración más significativa fue la Comisión Mixta de Enseñanza DermatoFigura 13. S. Edgardo Chouela en el Argerich y Mario Marini en el Británico. Noussittou (1953). la Universidad de Buenos Aires designó Profesores Eméritos a los Drs. Iribas (desde 2004). Marini (1992). F. de Liliana Olivares. texto de consulta y estudio para el pregrado y posgrado inmediato (con los Drs. Cabo (2003-2004). Viglioglia y Cordero y Profesores Consultos Titulares a los Drs. Viglioglia (1976-77). Realiza reuniones que cuentan con una numerosa concurrencia del interior y del extranjero. Los tres cuentan con calificados antecedentes y su laboriosidad e inteligencia permiten vaticinar que conservarán e incrementarán el prestigio de la Dermatología argentina. L. L. órgano oficial de la SAD. E. P. F. Woscoff (1989-90). Agrupaba mayoritariamente a los discípulos de Kaminsky y Pierini. N. Kaminsky. E. Larralde (2001-2002 ). Asociación Argentina de Dermatología (AAD) Reúne a la mayoría de los integrantes de los servicios hospitalarios porteños. P. Cardama (1987-88). Crespi (1993-94). J. Fundó y fue director. J. Magnin (1980-81). para lo cual han sido designados Mercedes Hassan en el Hospital Ramos Mejía. N. M. Cordero (1981-82). Sánchez Caballero (1984-85). P. A. Marini y M. I. Seoane (1978-79). En 1995 comenzó a editar su órgano oficial. con la dirección de Alberto Woscoff (actual Director Honorario) y a partir de 2004. Grinspan (1979-80) (figura 13). Durante algunos años la AAD y la SAD trabajaron en conjunto. N. Prof. G. Prof. Allevato) y Principios de Inmunodermatología (con los Drs. P. H. M. En las cuatro cátedras se cubre por riguroso concurso el cargo de titular. G. J. Cordero (1957-58). J. D. Corti (1968-71). C. Troielli y M. Sus presidentes fueron los Drs. Garzón (p) (1955). L. A. Ambrosetti (1963-64). E. con una intensa actividad científica y societaria. Quiroga (1967-68). Parra (1989-1991). Mazzini (1972-1975). Mángano (1977-78). A partir de esta época ocuparon la presidencia A. Saraceno (desde 2005). F. O. Carrera (1961-62). J. Bajo la presidencia de Abulafia (1973-74) se modifica sustancialmente la Sociedad. Cabrera (1991-92). Llegada la hora de su retiro.

Córdoba se destaca particularmente en dos temas: la lepra y el hidroarsenicismo crónico regional endémico (HACRE).PABLO A . estaban a cargo de León Jaimovich (por la Sociedad) Pedro Magnin (por la Asociación). referencia obligada en el tema. Rafael Garzón (padre). Tomás Garzón. Orozco. Guillermo Basombrío. en 1939 se inaugura en San Francisco del Chañar el sanatorio J.federalizaciónde la Dermatología argentina argentina La federalización de la Dermatología Al comenzar la actividad dermatológica en la Argentina. El curso. Luis Argüello Pitt. Este último es autor del libro HACRE. hay que mencionar la existencia de un lazareto ya en el año 1621. creando un curso propio. reconocido por la Universidad de Buenos Aires. Pero la experiencia de la labor conjunta de ambas agrupaciones despertó el anhelo de una única agrupación. La Universidad Católica de Córdoba fue dirigida por Ignacio Toledo y luego por Carlos Consigli. en las provincias se ha ido desarrollando una intensa y fructífera actividad científica. inaugurado bajo la presidencia de Mario Marini en la Asociación. VIGLIOGLIA . modelos en su género. entre los cuales se destacan en la actualidad Miguel A. Existían anteriormente cuatro cursos de posgrado de especialización dermatológica con contenidos y exigencias disímiles. ■ La6. En 1975 se crea la segunda cátedra con sede en el Hospital Córdoba. La tercera cátedra. En su dirección se alternaban anualmente un representante de la AAD y uno de la SAD. tenía una duración de tres años y expedía el titulo de Especialista Universitario en Dermatología. Alberto Woscoff en la Sociedad y con Luis Ferreira como decano de la Facultad de Medicina. lo mismo que sus publicaciones y sus contribuciones científicas a congresos y cursos. Belia de Oviedo. la mayoría de los dermatólogos ejercía en la ciudad de Buenos Aires. En el primer caso. Su primer profesor fue Hugo Stemphelman. Garzón (h). 38 . en los cuales ha dado gran proyección a la cirugía dermatológica. Al cabo de diez años la AAD se retiró del COMEDE. otro es fundado en 1884. Luis Flores González y Alejandro Ruiz Lascano. Puente y el dispensario Prof. Fernando Stengel y Hugo Cabrera. a la vez que ha escrito artículos y libros con gran relevancia para la historia de la Dermatología argentina. sobre todo entre los dermatólogos jóvenes. En 1889 se crea la primera cátedra de la especialidad en la Argentina (anterior a la de Buenos Aires) con sede en el Hospital de Clínicas. ALBERTO WOSCOFF lógica (COMEDE). Ha editado varios libros para pregrado. El HACRE es descrito meticulosamente por Ramón Argüello y Enrique Tello. Constituye uno de los centros privados más prestigiosos del país. es de mucho valor. con centros de gran jerarquía instalados por lo general en las cátedras de la especialidad. creada en el mismo año en el Hospital San Roque. La Reunión Dermatológica de Córdoba tiene más de medio siglo de existencia y ha sido presidida por los dermatólogos cordobeses más notables. Estos estudios son continuados en Salta por Roberto Biagini. sucedido por Manuel Freyre. sus profesores fueron Ignacio Segundo Toledo y Augusto Magnani. Tanto Carlos Consigli como su hermano Javier son notables dermatólogos y leprólogos que han efectuado importantes aportes a la especialidad. J. quien precisa su epidemiología y la vinculación con el carcinoma visceral. Con el tiempo. Ramón Argüello (interino). tuvo como profesores a Pedro Guillot y luego a la Dra. Se destacaron en este campo Luis Argüello Pitt y Carlos Consigli. designado en 1983. Enrique Tello y Rafael Garzón (hijo). Los cuatro resignaron sus cursos a favor del COMEDE. La labor del Dr. La Dermatología en Córdoba Sus inicios datan del siglo XIX.

Francisco Carrillo y Amadeo Campos. Pecoraro y B. E. se destacan en el estudio del pelo. Augusto Serial y Juan Monti. De fina sensibilidad. Salomón Schujman acompaña a J. se destaca en sus estudios sobre inmunología. Fernández. se dedica con ahínco a la venereología. donde formó discípulos que siguen sus concepciones. a quienes se sumó en 1939 el Prof. Fernando Feijóo. profesor titular desde 1983. Alberto Nudenberg. entre otros. como profesor titular de Dermatología. Dirige el curso de especialistas en Dermatología de la Universidad Nacional de Rosario. La minuciosidad de sus observaciones permanece inalterable. empleada en la actualidad a nivel mundial. Gerónimo López González. Barman e I. M. así como por su decisiva participación en la clasificación sudamericana de la lepra (La Habana. Carlos Lurati. M. Otras figuras destacadas son Augusto Mercau. al decir del brasileño Rabello. El primero inventa un microscopio original y desarrolla la técnica del tricograma. Vicente Pecoraro. La Dermatología en Mendoza Los primeros dermatólogos que ejercieron en Mendoza en los años 30 fueron Everardo Godoy y León Boaknin. En 1950 se funda en Mendoza la Facultad de Ciencias Médicas. “el primero que caracterizó la fisiopatogenia de la enfermedad”. Alberto Nudenberg. perfeccionado en Europa. Forma. de sólo 38 años pero con una amplia experiencia adquirida en Buenos Aires y Europa. y en dermopatología. Astore. con una labor incesante e inalterable a pesar de los poderosos intereses que se movían tras la prostitución. José María Fernández queda grabado en la Dermatología mundial por ser autor de la reacción en lepra que lleva su nombre. Es invitado obligado de todos los congresos nacionales y asiste y participa activamente en las principales reuniones internacionales. Ramón Fernández Bussy. Gravita en las sociedades dermatológicas de Buenos Aires y Rosario y es autor de diversas obras y organizador de numerosos cursos. Inicia sus actividades en el Hospital Italiano y luego traslada la cátedra al tradicional Hospital Centenario de la Universidad Nacional del Litoral. Al promulgarse la Ley Nacional de profilaxis antivenérea se estableció que “Rosario era la ciudad mejor preparada en el país por su conocimiento de esas plagas sociales”. Nudenberg. 1948) y la utilización de la BCG en la profilaxis de la enfermedad. Al regresar de su etapa de formación. de Portugal. Lo sucedieron en la cátedra J. así como J. La Asociación Dermatológica. M. V. dependiente de la Universidad Nacional de Cuyo. Ricardo Arpini. destinada a integrar la Dermatología como un capítulo importante de la Clínica Médica. su primer profesor es Enrique Fidanza. Bernardo Nudenberg. como ejemplo baste decir que en 1957 fue invitado durante un año a dar cursos de leprología en China. escribe libros de relatos y poesía que son elogiados por la crítica literaria. fue creada en 1935 y presidida entre otros por Edgard Romano Boix. anexo poco estudiado hasta entonces. Fernández en sus investigaciones sobre lepra. a José María Fernández. Sebastián González del Cerro. dirige y legisla sobre la materia. La labor asistencial se desarrollaba en los hospitales Central y Luis Lagomaggiore. En la Dermatología rosarina existieron profesionales de relieve internacional. Su fama trasciende las fronteras. En 1965 es sucedido por Gerónimo López González y 39 . Publica estudios sobre esclerodermia y mucinosis. Actualmente es Sección de la Sociedad Argentina de Dermatología. Carboni. imprime a la cátedra una nueva orientación.Historia de la Dermatología argentina La Dermatología en Rosario (Santa Fe) En el año 1922 se crea en la Universidad Nacional del Litoral la cátedra de Dermatología. Fundamenta la forma polar tuberculoide y es. filial de la Asociación Argentina de Dermatología. Salomón Schujman. y se contrata a Joao Ferreyra Márquez. perfeccionado en Francia y Alemania.

Las asociaciones dermatológicas locales son la filial Cuyo de la Asociación Argentina de Dermatología (1958). Roberto Castelleto es un anatomopatólogo de destacada actividad. José F. En el estudio de las patologías regionales se destacan Ana María Lorenz. Olga Bocanegra. Arcuri incorporaron a la leprología la lectura de la leprominoreacción que lleva su nombre. Sebastián Pons fue. 40 . Cristóbal Parra. que se destaca en Dermatología Pediátrica. VIGLIOGLIA . de los Ríos –a cuya escuela pertenecen la mayoría de los dermatólogos tucumanos–. Alberto Torres Cortijo (como interino) y en 1987. Fue la época de mayor trascendencia de la Dermatología platense.PABLO A . idioma que habla y escribe a la perfección. Cartagena. además de profesor titular. la primera sección de la Sociedad Argentina de Dermatología y el Ateneo de Dermatología “Profesor Joao Ferreira-Marques” (1966). En 1973 se inicia la Sociedad de Dermatología de La Plata –luego filial de la Sociedad Argentina de Dermatología–. Othaz y Alcides Conti. Es notable su trabajo “Acropatía úlcero-mutilante de Bureau y Barrière. Lo suceden Nicolás Greco. sucedido por Eudoro H. Alberto Torres Cortijo. Juan Fuertes (interino). creada en 1930. Leonforte. quien aportó interesantes conocimientos en micosis profundas. Balsa. Flora Stoichevich y Raúl E. Se distinguen en esta escuela Elías Bittar. Además de la Facultad Nacional de Cuyo. Emilce Rivarola. discípulo de Abulafia y coautor de varias publicaciones nacionales e internacionales. Stella Maris Ingrata y Luis H. entre su prolífica producción cabe mencionar el trabajo “Manifestaciones cutáneas de la enfermedad de Chagas”. fundada en 1997. Desde el año 1970 existe la Agrupación Dermatológica de Tucumán –filial de la Asociación Argentina de Dermatología– y la filial de la Sociedad Argentina de Dermatología. La Dermatología en La Plata (Provincia de Buenos Aires) Comenzó en 1918 con el Dr. Estudio de ciento cincuenta casos. por Cristóbal Parra. Gerónimo López González identificó el prurigo solar. y la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Mendoza. Introduce el conocimiento de la Dermatología argentina en Alemania. quien poseía un conocimiento enciclopédico y dejó a la posteridad un voluminoso Manual de Dermatología Clínica (1998). En 1986 es designado profesor titular el Dr. publicados por las más calificadas revistas norteamericanas y europeas. Ernesto L. La histopatología estuvo a cargo de Aníbal Ortiz Medina. En la Facultad de Medicina fue profesor titular Luis Vallejo y Vallejo. presidida por L. y Viviana Parra de Cantú. país donde se perfeccionó. Pedemonte. ALBERTO WOSCOFF luego por Sebastián Pons. T. N. Mirande. Narciso Driban y dos brillantes dermatólogas integrantes de la familia Parra: Nélida Pizzi de Parra. L. Iturre de Aguirre y Ben Ami Alperovich. Emilio Cortelezzi quien fue el primer profesor titular de la cátedra de Dermatología. Luego son nombrados profesores titulares Jorge Cueto. Su trayectoria se distingue por la cantidad y calidad de trabajos originales. entre otros. fundada en 1950. existen dos facultades privadas: la Facultad de Ciencias Médicas del Aconcagua. Su asociación con pelagra”. se dedica con ahínco a la criocirugía. en 1998. Varios de sus trabajos se publican en alemán. La Dermatología en Tucumán Norberto Olmos Castro y Pascual B. La escuela mendocina ha descollado por la importancia de sus contribuciones y el prestigio de sus integrantes. decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo. formado en España con Gómez Orbaneja y en Buenos Aires con Pierini y Borda.

Alejandro Campos Carlés esta Asociación se incorpora a la Sociedad Argentina de Dermatología. La Unidad Docente de Paraná. Diana Mauro. Abraham F. Juan F. Santa Fe y Córdoba. Analía Svartz y Carlos Cargniel. alternándose como sedes cada uno de los países. Es uno de los más destacados representantes de la escuela de Borda. Rubén Ruberto y Diana Mauro. Corrientes y Misiones. Entre los numerosos encuentros científicos que se realizan en la región cabe destacar la reunión anual “Prof. comienza a funcionar en 1991. Jorge Brusco. con la presidencia de Luis Pierini y la secretaría general de David Grinspan. se destacaron Raúl Rodeiro. Mazzini. En 2003 Buenos Aires fue sede del XV Congreso del CILAD. El Hospital Regional de Mar del Plata tiene un elevado nivel académico y la ciudad es con frecuencia sede de Congresos nacionales e internacionales. José M. Alfredo Amdur y Jorge Clara. El Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología (CILAD) efectuó en 1963 el V Congreso Internacional. En diciembre de 1978 se funda la Asociación de Dermatología del Centro del Litoral. Carlos de Natale. Otros centros dermatológicos relevantes En Salta fueron importantes dermatólogos Andrés Cornejo y luego Roberto Biagini. En 1985 Abraham Man se convierte en la figura más notable de la Dermatología del Litoral y forma especialistas en Entre Ríos –sede del Hospital cuya Jefatura ejerce–. Pierini y Grinspan en la Argentina. este de Córdoba y Entre Ríos. con la presidencia del Dr. en esta oportunidad con la presidencia de Ana Kaminsky y la secretaría general de Miguel A. Asistieron 41 . 17. En Mar del Plata. Su apasionada lucha contra la epidemia está reflejada en las instituciones y dispensarios creados por su iniciativa. con sede en Paraná. El acontecimiento congregó a toda la Dermatología argentina e iberoamericana (figuras 15. Las IV Jornadas Internacionales de Dermatología Pediátrica. Desempeñó en varios períodos importantes cargos en la Sociedad Argentina de Dermatología de Buenos Aires. Fernández”. Bajo la presidencia del Dr. Man y como jefes de Trabajos Prácticos los Drs. 16. Carlos Cancio. Ricardo Cusanelli y la participación de profesionales de Santa Fe. Allevato. fueron encabezadas por Susana Block. Dr. Actualmente son figuras de referencia Carlota Jaimovich. 18).Historia de la Dermatología argentina La Dermatología en el Nordeste En el Chaco trabajó ardua e ininterrumpidamente en el campo de la lepra Manuel Giménez (padre). integrada por Entre Ríos. Caino. donde la especialidad está estrechamente vinculada con la Dermatología porteña. quien aportó trascendentales conocimientos epidemiológicos y clínicos sobre el estudio y difusión del HACRE y la tuberculosis cutánea. Fueron profesores titulares Manuel Iglesias y Félix Scappini. Cuando se crea la Universidad Nacional del Nordeste es designado Manuel Giménez (h) quien imprime a su cátedra una incesante actividad de investigación y estudio que lo destacan entre los profesores de las recientes generaciones. En Entre Ríos el primer dermatólogo fue José Maria Roque D´Angelo (1943). se realizaron bajo el estímulo de Bartolomé Vignale en Uruguay y de Quiroga. dependiente de la Universidad Nacional de Rosario. siendo designado como docente responsable el Dr. que agrupaban anualmente a dermatólogos de Argentina y Uruguay. Actividad internacional ■ La actividad internacional Durante muchos años fueron clásicas las Jornadas Rioplatenses de Dermatología.

Comahue. Acto Inaugural Figura 16. Las secciones de la Sociedad Argentina de Dermatología. Pierini. Chaco. San Juan. que agrupa a más de 2.000 dermatólogos. Córdoba. También se efectuaron reuniones internacionales de leprología bajo la dirección de Gatti y Cardama. reconociéndose la capacidad y prestigio de los dermatólogos de las distintas provincias. Mar del Plata. en sus comienzos y hasta el 8° Congreso. V Congreso Ibero Latinoamericano de Dermatología. Buenos Aires. Relatores: Prof. se prevé la próxima incorporación de la colectividad hispanohablante de Estados Unidos. con la presidencia de Ricardo Galimberti y la secretaría de Adrián M. Santiago del Estero y Tucumán. Argentina y Brasil se alternaban como sedes de la reunión anual. Presentación de enfermos en el Hospital Rawson Figura 18. convirtiendo a la RADLA en el más significativo congreso regional. La Sociedad Argentina de Leprología también forma parte de la SAD. La Plata. Chubut. son las de Bahía Blanca. Edgardo Chouela. Corrientes. VIGLIOGLIA . Mendoza. más adelante. Asamblea Ordinaria del CILAD Figura 17. Litoral. Provincia de Buenos Aires. quienes coincidieron en que fue el congreso más brillante y fructífero de los realizados hasta entonces. Salta. La Asociación Argentina de Dermatología y la Sociedad Argentina de Dermatología son instituciones representativas de toda la República Argentina. Misiones. A partir de entonces las sedes se extendieron a los demás países. Santa Cruz y Tierra del Fuego. En un principio la labor dermatológica estaba centralizada en Buenos Aires. Jujuy. bajo cuya decidida y ardua gestión se amplió el espectro de países intervinientes a Colombia. En 1973 Sebastião Sampaio. Venezuela. son delegaciones Catamarca.500 dermatólogos. Jorge Abulafia (2º desde la derecha) y David Grispan (3º desde la derecha) más de 3. Pablo Viglioglia. tanto por la calidad de su labor científica como por la cantidad de asistentes. ALBERTO WOSCOFF Figura 15. el Congreso Mundial de Cáncer Cutáneo con la presidencia de León Jaimovich y secretaría de Fernando Stengel. 42 . se comienzan a establecer filiales y secciones. En 2005 en la reunión de Buenos Aires fue presidente el Dr. Tema Oficial Cáncer cutáneo. Juan Carlos Gatti y Osvaldo Mángano fundaron la Reunión Anual de Dermatólogos Latinoamericanos del Cono Sur (RADLA). San Luis. se efectuará en Buenos Aires en el año 2007. periódicamente se realizan reuniones internacionales de Dermatología Pediátrica.PABLO A . Rosario. Estos significativos antecedentes justifican y anticipan el brillo del Congreso Mundial de Dermatología que. Ecuador y México. noviembre 1963.

especialista de renombre internacional. Graciela Fernández Blanco y Silvina González. tuvo como iniciador a David Grinspan. Pierini. Como ya se señaló. de gran seriedad y prestigio. Son clásicos los libros Cosmetología Dermatológica Práctica. Rafael Garzón. Rosa Flom.Historia de la Dermatología argentina Las distintas subespecialidades ■ Las distintas subespecialidades Dermatopatología. Presidente del Vll Congreso Internacional de Dermatología Pediátrica. En Mendoza. Su historia es paralela a la de la Dermatología. Prof. Alicia Kowalczuk. M. Aníbal Ortiz Medina. José A. la lepra fue introducida en América por los descubridores y los primeros conquistadores. Estomatología. Según algunas teorías. Dagoberto Pierini 43 . Cirugía dermatológica. Dermatología Pediátrica. Son sus continuadores José Kriner. Dagoberto Pierini (figura 19). Iniciada en la Argentina bajo el estímulo del Prof. Valle. fundador de la Sociedad de Cirugía Dermatológica. M. amplía el número de sus especialistas a partir de la actuación de Jorge Abulafia. Ana Kaminsky. a cargo de J. Samuel Blaustein. Gilberto González Rescigno. quienes probablemente alistaron como soldados y navegantes a algunos enfermos. Guillot (1973) y Cosmiatría de P. Mássimo. Roberto Castelleto y Jorge Cueto (h). Javier Anaya. Belin. Larralde. Margarita Larralde de Luna (próxima presidenta del Congreso Latinoamericano de Dermatología Pediátrica). En la actualidad se dicta un Curso Universitario de Dermatología Pediátrica que otorga el respectivo título. de M. Alberto Carril y Oscar Sanguinetti. Silvia Pueyo. Otro factor que contribuyó a la expansión de esta enfermedad en el continente fue el comercio de esclavos negros traídos de África desde principios del siglo XVI. Rubin. A. Cosmiatría. Quiroga y C. Viglioglia y J. maestro de futuras generaciones. Mc Adden. Ignacio Calb. Brasil y Perú. En un principio ejercida sólo por Pablo Box y Eugenio Forman. cuyo monumental tratado cubre todas las facetas de la especialidad. José G. A. Cuenta con competentes cirujanos dermatológicos como Abel González (experto en cirugía de Mohs). Graciela Cuomo. Norberto Grinspan Bozza. a las que invita a dermopatólogos del exterior. S. que luego sería la Asociación Argentina de Dermatología Pediátrica (ASADEPE). Massimo. Gabriel Magariños. Héctor Crespi. es profesor titular de Patología de la Facultad de Medicina de Buenos Aires y presidente de la International Academy of Pathology. Graciela Sánchez. F. Hay sociedades de la especialidad que cuidan y mejoran los aspectos éticos de la práctica. asumió relieve internacional. La Sociedad Argentina de Dermopatología (SADEPA) efectúa cursos y reuniones periódicas. entre otros. Adrián M. Julio Díaz. como Paraguay. E. En diciembre de 1989 se funda la Sociedad Argentina de Dermatología Pediátrica. Susana Romero. Se realizan en el país frecuentes cursos de la especialidad a los que asiste un gran número de dermatólogos latinoamericanos. en La Plata. Otros reconocidos patólogos son Roberto G. por lo cual es probable que la enfermedad ingresara en el país proveniente de zonas vecinas. I. que son Figura 19. bajo la dirección de Oscar Bianchi y Roberto Schroh. Aarón Kaminsky. Oscar Bianchi. En cada servicio de Dermatología existe una sección de dermatocosmiatría a cargo de un jefe dermatólogo y con personal técnico en cosmiatría (antes cosmetólogas). Eduardo De Carli y Lidia Inés Villalba. regional americana. Maria Cristina Kien. Casas. Nélida Pizzi de Parra. Jorge Monti y Adriana Bergero. Entre sus figuras notables están Alejandro Cordero (h). Leprología. Zulema Piccone. En 1760 se toma conocimiento en Buenos Aires de los primeros pacientes. En la Argentina la llegada de esclavos fue más limitada. Jorge Laffargue. Horacio Costa Córdova. La Sociedad Argentina de Dermatología dicta el Curso Bianual de Dermatología Óptica Básica. Eduardo Lacentre. En Rosario. Rita García Díaz. Algunas figuras sobresalientes: el Prof. Daniel Ballesteros. En Salta. Maestro de la especialidad. Pierini y L. Schroh. Cobra un decidido impulso con el Prof. El Curso Anual de Cirugía Dermatológica y Estética de la Sociedad Argentina de Dermatología tiene como directores a Horacio Costa Córdova.

Tello. Baliña. C. En 1883 se funda la Casa de Aislamiento (actual Hospital Muñiz) donde ese mismo año ingresa el primer enfermo de lepra. la SAL pasó a ser una sección de la Sociedad Argentina de Dermatología. A partir de mayo de 1988. En la actualidad se destacan en esta especialidad R. La atención de estos pacientes estuvo a cargo del Prof. Turjansky y G. Entre sus presidentes se contaron los argentinos Alberto Woscoff. Cardama publicaron un Tratado de Leprología y L. isla del Cerrito (Corrientes) y San Francisco del Chañar (Córdoba). Argüello Pitt. Valdez. Fernández y S. En 1930 se funda en el Hospital Muñiz el Patronato del Enfermo de Lepra de la República Argentina. A. Tuvo cultores destacados como E. ALBERTO WOSCOFF retirados de la ciudad y enviados a Lima. Scappini. Los profesores J. fue encargado de preparar la lepromina standard. Schujman y L. E. de Buenos Aires) y en 1948 otro en Diamante (Entre Ríos). Marini y M. E. El órgano oficial de la sociedad fue la revista Leprología. Baliña. A. P. Juan Carlos Flichman y Mario Ambrona. Basombrío. E. En 1792 el protomédico Manuel Rodríguez realiza el primer reconocimiento de un foco de cuatro pacientes de lepra en Santa Fe. J. durante la Segunda Conferencia Panamericana de Leprología realizada en Río de Janeiro. Los libros de referencia del tema son el Tratado de Venereología. Actualmente la Unión Argentina contra las ETS (UACETS) está integrada por Ricardo Casco. Gatti y J. es continuada en forma brillante por Ricardo Negroni. Olivares. En 1903 se realiza la primera Conferencia Nacional de la Lepra. Fidanza con sus discípulos J. Sánchez Caballero. que arroja un total de 2. E. M. Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). fundada en enero de 1956 y editada durante veinte años. H. En 1929 el Prof. En 1941 se crea un sanatorio-colonia en General Rodríguez (Pcia. L. Stolar quienes escribieron un libro de consulta obligada. J. En agosto de 1954 se reunieron en Asamblea en la sede de la Asociación Médica Argentina –en la ciudad de Buenos Aires– un grupo de 41 médicos interesados en la leprología para fundar la Sociedad Argentina de Leprología (SAL).300 enfermos. Baliña el libro Temas de Leprología. Carboni. Carlos Kaminsky y en la actualidad Luis Sevinsky y Eduardo Rodríguez. La Sociedad Argentina de Criocirugía efectúa reuniones periódicas en la sede de la Asociación Médica Argentina. Jonquières. Gatti. Pizzariello. R. Serial y E. M. Capurro. Luego se interrumpió su edición por razones económicas. Posteriormente se destacaron Eduardo Carboni y Augusto Mercau. entre otros. Entre los fundadores figuraban ilustres leprólogos como P. C. Vaquero. M. figura de consulta internacional. Llano. que publicó diversos libros sobre la especialidad. Durante más de 20 años los países latinoamericanos fueron miembros de la Unión Latinoamericana de Enfermedades de Transmisión Sexual (ULACETS). M. Mario Oxilia y Luis Belli. 44 . L. En 1926 se vota en el Congreso la Ley de Profilaxis Antileprosa que redactara el Prof. Manzi. Arcuri. la cual desarrolló una intensa labor en el control de distintas dermatosis vinculadas. San Martín y N. Susana Carabelli y Leonardo Amante. Mercau. VIGLIOGLIA . Wilkinson. En años subsiguientes se inauguran una serie de sanatorios-colonia en Posadas (Misiones). C. Alcira Bermejo. estaba integrada por L. Micología. noroeste y región pampeana . E. G. Criocirugía. de Viglioglia y colaboradores. Oxilia. Fernández. J. Woscoff y Las ETS en tiempos del SIDA de M. S. A. ETS y SIDA de P. La primera Comisión Directiva. Otros micólogos de sólida formación son Ricardo Galimberti –cuyos aportes figuran en revistas extranjeras–. Consigli. G. Farini. por decisión de una Asamblea Extraordinaria. Otros pioneros fueron Alberto Torres Cortijo. Entre 1927 y 1929 se lleva a cabo el primer censo de enfermos de lepra. Aberastury y del Dr.PABLO A . Debido a las guerras de la Independencia los focos se diseminan hacia el noreste. Aberastury y defendiera con perseverancia el Prof. presidida por J. UACETS promovió que la Organización Sanitaria Panamericana reconociera a la sífilis congénita como una de las patologías prioritarias en América. Estudiada por Pablo Negroni. M. Giménez. Viglioglia y A. fundada por Brasil y Argentina. Schujman organizan el servicio de Leprología en Rosario que en 1946. Vicente Madeo. Cardama. F.

Adrián Pierini. Esteban Saraceno en Medicina Interna y Piel. • Actualizaciones terapéuticas dermatológicas. Fototerapia. Abulafia. data de 1908. órgano oficial de la Asociación Argentina de Dermatología. Dermatología Argentina Figura 23. Magnin. J. dirigida y editada por León Jaimovich y Miguel Allevato. iniciada en 1951 y dirigida sucesivamente por Luis Pierini. • Archivos Argentinos de Dermatología. Entre los pioneros y docentes destacados de la técnica se encuentran Edgardo Chouela. 45 . La Sociedad Argentina de Dermatología y la Fundación del Cáncer de Piel. Valle. en diabetes y piel. 1942. P. las ETS siguen constituyendo un grave problema sanitario en las provincias que cuentan con profesionales y servicios dedicados al tema. presidida por Fernando Stengel. Figura 20. Sergio y Osvaldo Stringa. cuyos resultados son analizados y sirven de guía en otros países que emprenden la misma tarea. Negroni. sus últimos directores son P. Palacios. Revistas de la especialidad ■ Revistas de la especialidad Hay cuatro revistas de aparición periódica en nuestro país (figuras 20-23): • Revista Argentina de Dermatología. Fernando Stengel. • Micosis cutáneas y viscerales. • Dermatología Argentina. Ubogui y Luis Sevinsky. 1944. Revista Argentina de Dermatología Figura 21. Maria Bibiana Leroux y Cristina Pascutto en colagenopatías. mencionar a todos los profesionales que estudian y se destacan en las distintas patologías. Gotlib y A. N. Dagoberto Pierini. J. Santiago Mosto. L. órgano oficial de la Sociedad Argentina de Dermatología. Actualizaciones Terapéuticas Dermatológicas Libros de la especialidad ■ Libros de la especialidad • Dermatomicosis. fundada en 1994 y dirigida por Alberto Woscoff (Director Honorario) y Liliana Olivares. Patricia Troielli. Archivos Argentinos de Dermatología Figura 22. Negroni. 1961. organizan campañas anuales nacionales de control de la enfermedad. En el equipamiento terapéutico de numerosos servicios se cuenta con aparatos de PUVA y UVB. tiene gran predicamento en Latinoamérica y cubre con criterio actualizado la faceta terapéutica de la especialidad.Historia de la Dermatología argentina En la actualidad. P. sin exponerse a un imperdonable olvido. Fernando Stengel y Andrés Politi. Es imposible. Mencionaremos a algunos como Horacio Cabo.

. E. P. E. 1964 • Porfirias. A. 1949. • Las hipodermitis. 1987. Wainfeld. Jaimovich. 1998. • Temas de Dermatología. • Sífilis: clínica y laboratorio. C. Guillot y A. • Dermatología Pediátrica. G. 1996. 1989. F. 1998. A. J G. Fernández Blanco y M. Magnin y R. • Citogenética en el pregrado. Schroh. P. • Terapéutica dermatológica en la infancia. • Manual de Dermatología. 1963. Mom. Quiroga y col. • Manifestaciones dermatológicas de enfermedades internas. M. Bornetto. R. 1950. M. 1986. Saraceno. Mássimo. Nudenberg. B. 1978. Woscoff y P. Garzón (h). L. Magnin y col. Marini y E. 1968. Magnin. R. G. Crespi. 1949. 1974. F. Olivares. L. Magnin y E. 1969. C. Crespi. Gaya Noya. 1946. • Tumores de piel. Savia. M. Garrido. Cordero. Viglioglia. A. Woscoff y P. Crespi. Woscoff. Casas. Donati. Larralde de Luna. ALBERTO WOSCOFF • Dermatología y sifilología. P. Ts. Allevato y L. A. I a V. 46 . P. C. 1997. Quiroga. • Dermatología infantil. B. Cardama. VIGLIOGLIA . 1995. A. Grinspan. l983. J. • Polidisplasia con hipoplasia dérmica focal. F. M. E. Quiroga. • La lepra: pasado y presente. Viglioglia y E. R Garzón (h). • El eccema infantil. • Dermatología infantil en la clínica pediátrica. M. Casas. • Tuberculosis de piel. A. Borda. P. F. Magnin. M. • Manual de Dermatología Clínica. H. Estados ictiosiformes. 1985. • Dermatomiositis. Abulafia y S. García. Wider. Cabrera y S. • Ictiosis. Quiroga. Nuevas aproximaciones a la clínica. 1986. Gatti. R. Pierini y M. Noussitou. J. Troielli.PABLO A . • Eczema. • Las disproteinemias en dermatología. • Úlceras de pierna. • Urticaria. P. Cardama (varias ediciones desde 1963 a 1989). Troielli. 1968. Borda y S. J. P. Viglioglia y E. Gatti y J. E. H. M. Pierini. A. A. Woscoff. 1981. • Compendio de Dermatosifilografía. J. • Porfirinas y porfirias. • Dermatología Geriátrica. • Manifestaciones cutáneas de las enfermedades sistémicas. I. 1950. R. 1994. P. Garzón (h). 1946. H. L. J. M. Mazzini. J. • Conceptos prácticos de farmacología dermatológica externa. • Dermatología Pediátrica en la práctica clínica. H. G. 1978. Cordero y A. M. Cobreros. A. 1999. P. 1982. P. M. A. 1982. D. Vivot y col. G. • Dermatología elemental. Cabo. S. Batlle. 1949. 1945. Cordero y H. A. • Tumores cutáneos de los tejidos blandos. A. • Mucinosis. Chouela. 1969. Nudenberg. • Urticaria. Stringa. J. M. 1987. 1968. Pueyo y J. • Nevos. Magnin y J. H. • PH cutáneo. Viglioglia. • Sarcomatosis de Kaposi. • Introducción al estudio de la dermatosifilología. Balsa.1985. A. Algunos libros del último decenio • Introducción a la inmunodermatología. C.. • Dermatología neonatal y pediátrica. Garzón. N. • Rosácea. A. A. • Historia de la lepra en la Argentina. Quiroga. 1996. 1953. Guillot. Cordero y A. Mom y A. G. 1981. 1974. • Porfirinas y porfirias. 1955. 1986. 1997. Machargo y L. • Manifestaciones cutáneas de la diabetes. M. Cordero. • Terapéutica dermatológica actualizada. Cordero y H. • Dermatología médico-quirúrgica. 1999. E. M.

G. 2005. Miguel Ángel Mazzini. David Grinspan. A. Fernández Blanco. 1985. Alberto Woscoff. Casas. Kaminsky. Sinopsis histórica de la Dermatología argentina. Maestros de la Dermatología argentina (SAD) Los siguientes profesionales fueron nombrados “Maestros de la Dermatología Argentina” por la Sociedad Argentina de Dermatología: Alejandro A. Pablo A. Enrique D. Jonquières. Viglioglia. y M. A. Magariños y G. J. Pizzi de Parra N. Buenos Aires. Kaminsky. 1990. Referencias dermatológicas en el Litoral [comunicación personal]. Woscoff y A. Garzón (4 tomos). Jorge Abulafia. Vicente Pecoraro. ■ Referencias bibliográficas Grinspan D. Gatti. Alberto Carvalho. 2004. . A. Label. Editado con motivo del 10º Congreso Argentino de Dermatología. • Dermatología de Gatti Cardama. Woscoff. • Dermatología en el pregrado. Nudenberg B. G. Augusto Casalá. Historia de la lepra [comunicación personal]. Allevato. • Dermatoscopía H. Olivares L. ■ Septiembre. Carlos Consigli. P. León Jaimovich. Troielli y M. 2002. Referencias dermatológicas en Mendoza [comunicación personal]. • Principios de inmunodermatología. • Manual básico de Dermatología. Roberto Biagini. 2003. Edición del autor. M. Parra C. A. Bernardo Nudemberg. A. • Dermatopatología. Marini y M. R. Magnin y col. Tello. • Orientación dermatológica en Medicina Interna. Cordero. H.Historia de la Dermatología argentina • Atlas Fotográfico de Dermatología. Cabo. Osvaldo Mangano. Man A. • Temas de Dermatología. Tres héroes de la lucha contra la lepra y las enfermedades venéreas en Rosario. • Dermatología en Medicina Interna. P. Enrique E. (varias ediciones). Sergio Stringa. P. A. Casas. Woscoff. 2003. Gerónimo López González. Cabrera y F. Viglioglia. Kaminsky y G.

.

49 . Comunicación Médica. Ética Médica. LIDIA E . sino que buscaron las causas. Este antidogmatismo nos liberará de rasgos negativos como la deshumanización de la medicina y el reduccionismo biológico4. para tratar de entender plenamente la condición humana. En su obra Filosofía y medicina afirma Loudet: “No es impropio hablar de clínica y filosofía. Destacaremos entre todos a Carlos Federico Guillot y Marcial Quiroga. BORES . permiten encuadrar la concepción del hombre en lo sociocultural. Existen numerosos ejemplos de médicos dermatólogos cuya sensibilidad les inclinó al cultivo de las artes (música. mediante materiales diversos. E 1. un aspecto de la realidad entendida estéticamente. No se limitaron a la práctica rutinaria de su profesión sino que. Sociología Médica. Federico Pérgola l concepto de cultura es muy vasto y permite interpretaciones diversas. VALLE Agradecemos la dirección de este trabajo al profesor Dr. Lingüística Médica. no se perdieron en el mar movedizo de los síntomas y buscaron la explicación íntima de los mismos. En la formación del médico es imprescindible la cultura de la libertad espiritual que privilegie el valor ético antropológico y en la cual tenga primacía el ser. No contemplaron únicamente los efectos. de Antropología e Historia. BORES . fueron clínicos prudentes antes de ser audaces innovadores”5. Carlos Federico Guillot (1917-1984). Cada grupo humano posee pautas propias y únicas que lo caracterizan3. pintura. brillante dermatólogo. escultura). A través de ellas se logra generar el espíritu crítico. Estética Médica). La dermatología en la literatura ■ La Dermatología en la literatura Puede entenderse por arte aquella obra humana que expresa simbólicamente. Los grandes médicos de todos los tiempos y todas las escuelas fueron médicos y filósofos de su ciencia. INÉS A . no fueron recetadores impresionistas. la actitud de duda metódica y racional. Las humanidades médicas (Historia de la Medicina.DERMATOLOGÍA: ARTE Y CULTURA AMALIA M . fue miembro fundador del Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología y de las Sociedades Argentinas de Gerontología y Geriatría. Antropología Médica. Epistemología Médica. Si adherimos a la definición de Gordon Childe1 es el conjunto de elementos materiales e inmateriales con que el hombre se desenvuelve en la sociedad2. no dejaron de respetar la acción curativa de la propia naturaleza y no la perturbaron con impertinencias terapéuticas. sino prácticos experimentados. literatura. se abocaron a lograr un saber integral.

En las últimas décadas se ha producido el incremento del uso de la informática en la vida cotidiana. VALLE En Marcial Quiroga (1899-1993) encontramos otro ejemplo de personalidad polifacética. encantamiento: acción de encantar. El autor señala tres tipos de magia: la teurgia. facilitándose así el manejo de tiempo y espacio. Se la interpreta como la creencia de que todo fenómeno natural. La Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires. y la magia negra. 8. La formalidad del rito comprende ensalmos. que recibe la ayuda del demonio10. en el mundo virtual de internet se puede acceder a la información de manera concurrente por distintos medios. De acuerdo con su interpretación de la realidad hay cinco mecanismos de la nosogénesis: el hechizo nocivo. el medicamento es eficaz por el rito con que se administra. BORES . mago o chamán (magia blanca). ello permite un intercambio mundial interactivo y carente de límites físicos. como lo es la enfermedad. ■ La2. islas. Presente. se halla determinado por entidades o fuerzas invisibles y superiores.medicina popular. Para la concepción mágica. Se realizan en lugares especiales de difícil acceso. biografía. Destacado dermatólogo. El papel es reemplazado por imágenes electrónicas transmitidas por telecomunicación”. gestos y danzas. 50 . Es vidente. Así. INÉS A . cimas de montañas. este interaccionar produce una mayor capacidad para asociar ideas permitiendo multiplicar la capacidad de aprendizaje. El chamán es un hombre con capacidad de caer en trance extático (vuelo mágico o viaje del alma). en la actualidad “la información es esférica. El desarrollo de una sociedad informatizada permitirá la construcción de nuevos patrones culturales. * Ensalmos: modo supersticioso de curar con palabras mágicas y medicamentos empíricos. la penetración mágica de un objeto en el cuerpo. Mereció la designación de miembro de las Academias Nacionales de Medicina y de la Historia y los doctorados honoris causa de las Universidades de Madrid y Complutense. Como historiador médico destacaremos entre sus obras: Historia de la lepra en la Argentina. como fuentes. por ejemplo. la posesión por un espíritu maligno y la pérdida del alma. de forma secreta y religiosa. 7. Pasado. obrar maravillas por arte sobrenatural. Mencionaremos además su libro Paremiología Médica y otros refranes en la Argentina y la vasta miscelánea Un libro y seis lectores6. LIDIA E . es decir. abismos. que pueden en alguna forma dominarse mediante ceremonias o ritos ejecutados por el hechicero. Los curanderos y la magia Lamedicina popular.AMALIA M . Esta idea de la medicina es característica de los pueblos naturales. al ver un artículo escrito por un autor puede accederse a información adicional. fue nombrado Maestro Extraordinario de Dermatología por la Municipalidad de Buenos Aires en 1965 y Profesor Emérito de la Universidad de Buenos Aires en 1977. Según Berlim. la magia blanca. BORES . que se aplica al bien. la infracción de un tabú. conjuros. Manuel Moreno. curandero y maestro de vida. Como señala Marcelo Sosa Ludicissa9. conjuros: imprecación o sortilegio de los hechiceros. fue profesor titular de la Cátedra de Clínica Dermatosifilográfica en el Hospital Ramos Mejía (1947-1965). con múltiples puntos de acceso y de enlace y básicamente cada uno construye su información. de aquellas unidades sociales o tribus de limitados recursos técnicos12. por el poder personal del hechicero y por el lugar en donde se lo aplica11. dinámica. La lepra. encantamientos*. Los curanderos y la magia Expresa Pérgola: “Se ignora si la palabra magia se origina en el nombre de una de las tribus medas llamada magos o bien si procede –etimológicamente así parece– de viejas voces latinas cuyo significado se vincula con la superioridad espiritual”.

ita. Fue muy interesante el empleo del urucú (Bixia orellana). Con igual finalidad utilizaban la zarza blanca (Bytneria o Punttneria cartagenesis) mientras que la salvia (Saevia officinalis) era indicada en la reepitelización de úlceras. Este doble saber se refiere al conocimiento. que tiene la propiedad de estimular el sudor. a su voluntad. Utilizaron la ostra. El cambio de paradigma se debe a la genialidad de los médicos griegos. también racional. resinas y ceras para repeler insectos y atemperar la acción de los rayos ultravioletas. A partir del descubrimiento de América se produjo el arribo de médicos europeos que se ubicaron en los centros más poblados y resultaron escasos para atender las necesidades de los pobladores que solían recurrir a los curanderos. La medicina es arte (tekne) cuando quien la ejerce conoce racionalmente qué es la enfermedad y cuál es el remedio que en cada caso se emplea. En el sur de Mendoza. Córdoba y Noroeste de Buenos Aires se ubicaron los pampas. Sus hechiceros utilizaban la succión de la zona enferma y simulaban extraer el mal mediante vómitos. la emigración y la transculturación*. en forma de empaste para las lesiones mutilantes de la lepra. Santa Fe. llamado bixina. Tales son los ejemplos de la quina. La piel del cuervo (urubu) era aplicada sobre las heridas. Para las afecciones venéreas tenían la resina de copaiba (Copaifera officinalis o palo de aceite). insectos o puntas de flecha ocultos en su boca. cuando entra en contacto con otra que se encuentra bastante menos evolucionada. donde aún subsisten algunos grupos. Se acompañaban de cantos y bailes.11. su habitat se extendía hasta el Amazonas.Dermatología: arte y cultura Muchos pueblos naturales han desaparecido por las epidemias que les ocasionó el choque con otra civilización. piedras. entre otros11. El Protomedicato era * Transculturación: proceso de difusión o de influencia de los rasgos culturales de una sociedad. las hambrunas. En la era precolombina el tabaco (Nicotiana tabacum) se usaba en las escabiosis. Utilizaron el cebil –perteneciente a la familia de las mimosas–. era aplicado por los aborígenes sobre la piel combinado con grasas. es respetado por su etnia. erisipela y picaduras. expresado en un texto de Alcmeon de Crotona hacia el año 500 a. En la herboristería utilizaron el Yetabay o Jalapa. 51 . Los mocovíes habitaron desde el Río Bermejo y las fronteras de Tucumán hasta Santa Fe. espinas. los matacos habitaron el territorio del Chaco. El empirismo (es decir. En nuestro país. Los guaraníes pertenecientes al grupo Tupi Guaraní habitaron las islas del Paraná. La urucuización era resistente al baño y al sudor. quienes emplearon el yang en la terapéutica de las aftas bucales13. el recurrir a un remedio o práctica que en casos similares fue beneficioso) y la magia se fusionaron en el empleo de algunas drogas que pasaron del mundo primitivo o natural al “civilizado”. el jugo obtenido de sus flores se indicaba en afecciones herpéticas y en otras dermatosis. que cree que es conocedor del misterio de la vida y de la muerte y poseedor de la facultad de curar o de producir. Ésta fue una de las causas que llevó al protomédico Miguel O’Gorman a solicitar al virrey Vértiz la instauración del Protomedicato del Río de la Plata (1777).C. de la “naturaleza” de la enfermedad y de la cura. El chamán ocupa una distinguida situación en la esfera social. también era indicada en sarna. Este último. Las formas pretécnicas de la medicina nos han legado algunas prácticas que se incorporaron a la medicina popular (folk Medicina). que es insoluble en agua. el opio y la belladona. las semillas de este árbol contienen dos colorantes: uno amarillo -la orellina. la enfermedad. la zarzaparrilla (Zarzaparrilla smilaxsifilitica) en cocimiento y maceración en vino. El método para inducir la curación empleado por los hechiceros es la sugestión14. concha bivalva pulverizada o molida que era espolvoreada sobre heridas o abcesos para acelerar su curación.y otro rojo cinabrio. San Luis.

Perseguían a los curanderos. Este autor analizó los efectos de la autosugestión en la curación de las verrugas vulgares17. Nerio Rojas los define como “todo profesional diplomado (médico. En cuanto a los charlatanes. Posteriormente. cirugía y farmacia. y su accionar va acompañado muchas veces de afán de lucro y mesianismo. el 9 de abril de 1822. del puerto y de la campaña. dentista o partera) que autorizado a ejercer el arte de curar. El título IX se ocupaba de la administración de la vacuna y por el título X se creaba la Academia de Medicina. Contaba con 98 artículos que. El peligro que entraña el curandero reside en que. Administraban justicia. como día y lugar de nacimiento. Esta personalización de la interacción se debe a que el saber y el lenguaje del curador son casi siempre el saber y el lenguaje del enfermo”. la clandestinidad les otorga un factor sugestivo que potencia su gravitación en la clientela. Intrigaron a Baudouin los resultados positivos que obtenían a veces los curanderos. actuando sobre enfermedades predominantemente psicógenas18. Establecía las atribuciones de los médicos de policía. disponiendo en breves artículos los procedimientos judiciales de profilaxis e inspecciones sanitarias para prevenir la transmisión de las enfermedades infecciosas. Magrassi y Radovich interpretan que en el éxito de los curanderos es muy importante “la relación personalizada con su paciente. VALLE una institución creada en España y se hallaba a cargo de médicos designados por el rey. encuadraba las atribuciones del nuevo tribunal de medicina. constituyendo un tribunal especial para castigar faltas y excesos cometidos por los facultativos. entre otros días del santoral cristiano. que reemplazaría al Protomedicato. El accionar de curanderos y charlatanes se ve favorecido actualmente por la difusión de anuncios en los medios de comunicación16. la noche de Navidad o el día de San Judas. Además. En ese año aparece la obra del barón Ernesto Von Feuchtersleben titulada Psicología Médica. en esas condiciones la fe cura”. promete curación a término fijo o por medios secretos o infalibles”. La autorización. LIDIA E . herencia familiar y orden de natalidad en el seno de la familia. Sobre este tipo de personalidad tendría resultados favorables el hechicero. facilita la recepción del contagio y las miasmas. son marcas favorables. Un trabajo con los indios apaches efectuado en el estado de Nuevo México permitió a los investigadores Boyer y Boyer concluir que esa etnia compaginaba en el adulto lo histérico y lo compulsivo. Fijaban los aranceles para exámenes y visitas de boticas”15. erisipela y erupciones en los labios. perturba las 52 . Yankilevich señala sobre estos funcionarios: “Desempeñaban la triple función de la dirección de la enseñanza y de los problemas del gobierno en cuestiones de medicina. Establecía la forma y condiciones de la asistencia médica y de la farmacia y creaba las escuelas respectivas. durante el gobierno del General Martín Rodríguez (1820-1824) se dictó la ley de Arreglo de la Medicina.AMALIA M . INÉS A . BORES . Al mismo tiempo. Existen ciertas condiciones que determinan la idoneidad del curandero. El haber nacido en Jueves Santo. recurre a arbitrariedades para convencer a su cliente de que puede curarlo. al desconocer la medicina. bajo la inspiración de Rivadavia. la escasez de facultativos en relación con la densidad demográfica gravita en la dificultad de erradicar el curanderismo. diarrea. los factores culturales encuentran su correspondencia tanto en la enfermedad como en su tratamiento14. poluciones. otorgada en 1780. sentó las bases de la enseñanza de la ciencia médica y farmacológica en nuestras tierras. En 1838 toma consistencia un concepto novedoso al publicar Max Jacobi el artículo “Nueva disquisición sobre los fundamentos de la medicina psicosomática”. Todavía en la actualidad. dedujo entonces que se debían a su reputación y a las “prácticas bizarras cuya bizarría y falta de lógica dan la impresión de lo maravilloso y ponen al enfermo en el estado de emoción que facilita la autosugestión espontánea. la persecución de que son objeto genera una corriente de simpatía en quienes los consultan. en la cual expresa: “El miedo causa especialmente enuresis. BORES .

y luego influenciado por la escuela francesa (Gaucher. Posteriormente. Asimismo. Se ha registrado el hecho de que en múltiples ocasiones se observa la mejoría del paciente en forma inmediata al interrogatorio o a las maniobras semiológicas. ¿Cuál es la clave? El médico clínico en su relación de mantenimiento –según la clasificación de P. auscultación. Su lugar de trabajo fue el Hospital San Roque (actual Ramos Mejía). El mismo autor señala que no debemos asustarnos al comparar médico y hechicero. entre las cuales se enumeran: esporotricosis. esclerodermia. sarcoma de Kaposi. era necesario aprender muchas artimañas. El estudio era extenso. pitiriasis liquenoide crónica.Dermatología: arte y cultura crisis y agrava todos los trastornos”. blastomicosis. Schneider– está más cerca de su paciente. sífilis. granuloma venéreo. el hechicero se iba convirtiendo en el profeta y sacerdote de su gente. que los mayores hubiesen soñado con él o que sintiera una manifiesta inclinación a la meditación y los paseos solitarios por el bosque. formado en la escuela vienesa –donde recibió la enseñanza de Kaposi–. la sugestión interviene en el acto médico en la curación de la enfermedad. palpación. el primer profesor titular fue el Dr. es el proceso más importante y lo es por el acto en sí. Pone en marcha el pensamiento mágico de la autocuración. infinidad de ritos y un preciso método de cabecera. En el inventario realizado en 1915 se registraron 116 piezas. Sommer recopiló fotografías que registraban enfermedades de sus pacientes6. optaba por enrolarse como alumno de un curandero renombrado. Darier)6. En un texto posterior este autor expresa que “la presencia del médico es medicina. A medida que las ceremonias se volvían más complicadas y consagradas por la tradición. Fournier. hasta el punto de que tiene poder sobre éste”20. A veces algún joven con aptitudes naturales. tener predisposición para caer en trance. Baldomero Sommer. Cuando el paciente aprecia deshumanización en el trato. hábitos y pensamientos tenían que diferenciarse de la generalidad. Los moldes de cera. ser torpe en el manejo de las armas. el profesor Pedro Baliña enriqueció el material iconográfico de la Primera Cátedra de Dermatología24. santos. reyes legendarios capaces de curar con la sola imposición de manos”14. ser deforme o sufrir ataques epilépticos. El curandero no podía ser como los demás. Para Guerra19. corre su propio riesgo. psoriasis. confeccionados por el maestro Walter S. siempre tenía que ser un hombre misterioso. La fotografía El 18 de marzo de 1892 se creó la Cátedra de Enfermedades Venéreas y Piel. Sus vestimentas. y citando a Sigerist agrega que el curandero primitivo es mucho más que el antepasado del médico moderno: lo es también de la mayoría de nuestras profesiones. 53 . liquen. tiene valor como vehículo de catarsis. “Sabe más que otras gentes acerca del mundo trascendental. ser ventrílocuo. La fotografía ■ Los moldes de cera. De esta forma se incursiona en la neuroinmunología14. conocer muchas hierbas. percusión. picadura de araña. No podía compartir la rutina de vida de sus semejantes. lepra. aspecto inherente a la relación médico-paciente. Con fines pedagógicos utilizaba láminas de atlas dermatológicos22. 3. que representaban la morfología de enfermedades cutáneas para facilitar su aprendizaje. Por su parte Pérgola afirma que “el acto médico encierra todo un contenido ritual que desde la antigüedad equiparó al médico con dioses. Según Laín Entralgo11 es en sí mismo todo un sistema terapéutico. 23. prefiriendo la ciencia a las cacerías. Robinson21 ha dicho que el candidato a hechicero debía poseer alguna característica poco común. debía ser un hombre aparte. Establece un contacto y ese contacto genera el más elevado sentido de solidaridad. extraordinaria fuerza o sabiduría.. duro y costoso. se “funde” con él en las maniobras semiológicas clásicas: observación. Creó el museo de modelados de cera. lo hace percibiendo la falta de acercamiento semiológico”3.

¿Qué sucedió en la Historia? Buenos Aires: Crítica. Barcelona: Salvat. Magia. 1977. Sin embargo. Sinopsis histórica de la Dermatología Argentina. 1942. Yankilevich A. La Nación. Buenos Aires. Curriculum Vítae resumido. Buenos Aires: Emecé. 8. Cuadernos del Instituto Nacional de Antropología. 18. Pasado y presente de la primera cátedra de Dermatología.AMALIA M . De la colonia a la independencia y de la constitución a la república corporativa. 1999. 2002. Sosa Ludicissa M. Madrid: Francisco Beltrán. Editado con motivo del 10º Congreso Argentino de Dermatología. 2002. Buenos Aires: Edimed. globalización y medicina. 1997. Barcelona: Edika Med. Grinspan D. En 1865 Squire. Depalma D. Guerra F. Brujos y cuasi médicos en los inicios argentinos. Mazzini MA. Pérgola F. Buenos Aires. Jano. Okner O. La Medicina en la historia. La Pediatría en las culturas aborígenes argentinas. 7. Historia de la Medicina. LIDIA E . Baldomero Sommer y su obra.49:138. Malinowski B. Sugestión y autosugestión. 20. 1967. 24. Pérgola E. Buenos Aires. Cultura. 3. desde “el dibujo a las acuarelas hasta la fotografía en color y desde las primeras xilografías hasta la moderna impresión off set color”25. Buenos Aires: Editorial Del Tridente. ciencia y religión. INÉS A . Buenos Aires: El Guión Ediciones. 2003. 12.II(7). 1993. Marcial Quiroga. May 1983. Pérgola F. Mazzini MA. 1947. cinco siglos de historia. Implicancias en educación. 21. 1980. Medicina y Humanidades. Madrid: Alianza. Las medicinas marginales. En Dermatología es cardinal el identificar las enfermedades según el aspecto externo del área afectada. Pérgola F. 17. Buenos Aires. Oliveri N. por ello las ilustraciones de los libros de texto requieren gran fidelidad. 1986. . 11. 5. En la enseñanza de la Dermatología se aplicaron todos los métodos que fueron innovadores en su tiempo. 13. 1997. 16. Murió ayer en ésta el Dr. Buenos Aires: Ed. VALLE La técnica fotográfica permitió reconocer objetivamente las dermatosis. Ehring F.(27):30-40. Laín Entralgo P. Buenos Aires: edición del autor. 1965. Venturas y desventuras de los médicos en la Historia. Buenos Aires: Facultad de Medicina. 14. Boyer LM. 19681971. 1922. clínica. 9. cirujano del Dispensario Libre del Oeste de Londres. Autosugestión y charlatanismo. Internet. Boyer RM. 23 oct 1993. Greco N. 2003. Pérgola F. La Prensa Médica Argentina. Outomuro D.(7):68-71. Bioética hoy. 2. Buenos Aires: Edimed. Clase inaugural del Profesor Miguel Ángel Mazzini. Barcelona: Planeta Agostini.(21):3-55. el gran recurso en el libro de texto dermatológico. Buenos Aires. Rev Argent Dermatol.15. 22. 1965. Gamba C. En sus inicios. 4. Doce de ellas estaban coloreadas a mano a toda página con un breve resumen del caso. Rev Argent Dermatol. Sem Med. ■ Octubre. 75 aniversario de su fundación 1892–1967. telemática y salud. p. Panamericana. editores. Buenos Aires: Fundasap. 19. Brujos. 10. Historia.67: 33-35. García Puga A.146147. Childe G. 6. Buenos Aires. 1978. fue la fotografía realizada en blanco y negro. 15. Historia de la Medicina. BORES . Ilustración científica en Dermatología. publicó un Atlas de Dermatología y Venereología totalmente ilustrado con fotografías. BORES . 2000.(88):7292. Kohn Loncarica A. Médicos y Medicina en la Historia.(3-4). 1976. 1990. 1986. Hospital y Comunidad. Loudet O. 25. 23. 2004 ■ Referencias bibliográficas 1. investigación y políticas de salud. Marcial Ignacio Quiroga. Un aporte mixto antropológico y psicoanalítico al folklore. las fotografías se coloreaban manualmente. que en los comienzos se positivizaba en sepia. Filosofía y medicina. magos y habladores. Baudouin C. Robinson V.

recibió su primera responsabilidad: ser E 55 . En los primeros tiempos de la flamante institución se realizaron reuniones científicas dos o tres veces al año en distintos hospitales. lo cual dio lugar finalmente al nacimiento de la Sociedad Internacional de Dermatología Pediátrica. los cuales difundieron sus conocimientos dentro y fuera del país. GRACIELA MANZUR . Acompañando este movimiento. ni mucho menos internacional. como Pacífico Díaz. los dermatólogos que asistían niños no tenían un lugar común donde volcar sus experiencias y discutir sus problemas. PEDRO GARCÍA ZUBILLAGA . En ese ámbito desarrollaron su especialidad dermatólogos argentinos muy reconocidos. en 1994. no había ninguna posibilidad de realizar congresos o alguna otra actividad académica de alcance nacional. Finalmente. y se comenzó a pensar en trabajar para conseguir que la Argentina pudiera ser sede de un congreso mundial de la especialidad. Sin embargo. luego de arduas gestiones.HISTORIA DE LA ASOCIACIÓN ARGENTINA DE DERMATOLOGÍA PEDIÁTRICA JOSÉ ANTONIO MÁSSIMO. impulsados por el doctor Adrián Martín Pierini. en la Argentina comenzó a germinar la idea de fundar una agrupación nacional que congregara a los especialistas en el campo pediátrico. el 29 de diciembre de 1989 un grupo de ellos. pues en los grandes e importantes hospitales dedicados a la atención de los niños con que cuenta el país. la Dermatología Pediátrica es una especialidad que existe desde hace mucho tiempo. los servicios de Dermatología dieron siempre respuesta a la demanda de los pequeños pacientes con enfermedades de la piel. MIRTA VÁZQUEZ Un poco de nuestra historia ■ Un poco de nuestra historia n la Argentina. pese a lo destacado de su actividad en cantidad y en calidad. con un programa que tratara específicamente las enfermedades cutáneas de los niños. sino que llevaban sus inquietudes y enseñanzas al ámbito de las dos agrupaciones dermatológicas existentes dedicadas a la Dermatología general. decidió dar comienzo a las actividades que llevarían a la constitución de la Sociedad Argentina de Dermatología Pediátrica (SADEPE). que impulsaría los primeros congresos de la especialidad. Luis Trepat y Dagoberto Pierini. Esto no era muy diferente a lo que ocurría en otras partes del mundo. En ese contexto. pero a partir de la década de 1970 se inició un movimiento para nuclear a los dermatólogos especializados en niños.

La personería jurídica de la institución se obtuvo por resolución 00191 del 17 de noviembre de 1995. Juan P. secretaria científica. Una vez finalizado el congreso. MÁSSIMO. Viviana Kislansky. MIRTA VÁZQUEZ el país organizador del VII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica. Este proceso comenzó a gestarse durante una asamblea realizada en el Hospital de Pediatría Prof. entre el 13 y 16 de agosto de 1997. Rita García Díaz (secretaria científica). La asamblea aprobó el proyecto de estatuto de la nueva institución y designó la primera comisión directiva. Dr. Jorge Savoia. comenzando así un fructífero camino de eventos científicos de altísimo nivel. Garrahan se reunió un grupo de dermatólogos dedicados a la salud infantil. se iniciaron las gestiones para conseguir su oficialización.JOSÉ A . Garrahan. cuando en una asamblea celebrada en el Hospital de Pediatría Prof. Silvia Pueyo. Pierini. María Rosa Cordisco (secretaria científica). Al finalizar el congreso. Alicia Rositto y Zulema Piccone (vocales titulares) y Silvia Pueyo y Alejandro Campos Carlés (vocales suplentes). Eva Golberger de Mora (vicepresidenta). Adrián M. Moise Levy. participaron como invitados especiales los Drs. Se designó también el órgano de fiscalización. El órgano de fiscalización estuvo integrado por Amalia Campo y Jorge Savoia como revisores de cuentas titulares y Lidia Valle como revisora de cuentas suplente. Silvia Anselmi (secretaria general). vocales titulares José Antonio Mássimo y Adrián Martín Pierini y vocales suplentes. con la presidencia del Dr. Viviana Kislansky (tesorera). Las gestiones ante el organismo gubernamental que regula la existencia y desenvolvimiento de las asociaciones civiles culminaron felizmente el 14 de agosto de 1995. Goldberg de Estados Unidos y Ramón Ruiz Maldonado de México. vicepresidenta. La SADEPE le dio al Congreso un adecuado marco institucional. Rebeca Rubinson (tesorera). y Gisella Delfino como revisora de cuentas suplente. José Antonio Mássimo (secretario general). Garrahan una asamblea societaria que resolvió la renovación de la comisión directiva. John Harper de Gran Bretaña. Neil Prose y G. El 27 de abril de 1996 se realizó en el Hospital de Pediatría Prof. Dr. Dos años después de haber sido reconocida como una asociación científica individual con personería jurídica propia. Juan P. La siguiente gran tarea que se propuso la nueva comisión directiva fue la organización y realización de un congreso argentino de la especialidad. el 16 de agosto se designó en asamblea extraordinaria la nueva Comisión Directiva. la SADEPE organizó. con un importante programa científico y una concurrencia numerosa. María Rosa Cordisco. Dr. PEDRO GARCÍA ZUBILLAGA . Alberto Lavieri. Este Primer Congreso fue presidido por el Dr. Juan P. Jorge Savoia. Nélida Pizzi de Parra (vicepresidenta). GRACIELA MANZUR . dando comienzo a las actividades científicas de la Sociedad Argentina de Dermatología Pediátrica (SADEPE). tesorera. compuesta por pediatras y dermatólogos. con más de 900 asistentes de todo el mundo y con la proyección alcanzada dentro y fuera del país. Zulema Picone y María Ranalletta. integrado por María del Carmen Boente y Nélida Pizzi de Parra. que quedó integrada por los doctores Adrián Martín Pierini (presidente). con la fortaleza que le dio a la institución el éxito obtenido en su organización. en la cual se otorgó mandato a las entonces autoridades provisorias para tramitar la creación de una entidad oficial independiente de las ya existentes. designando a los nuevos integrantes: presidente. el Primer Congreso Argentino de Dermatología Pediátrica en los salones del Palais Rouge de la Ciudad de Buenos Aires. entre otros invitados de prestigio internacional. Zulema Piccone y Alberto Lavieri 56 . integrada por Silvia Pueyo (presidenta). como revisoras de cuentas titulares. Se fijó entonces un objetivo más ambicioso: congregar en su seno a todos los especialistas dedicados a la Dermatología Pediátrica. secretario general.

y Sor María Ludovica. el cual sería la base que permitiría adquirir una propiedad destinada a ser sede social. El 18 de septiembre de 1999 se dio otro paso trascendente en la consolidación de la institución. proyectando tres reuniones anuales en distintos hospitales. Garrahan y Pedro de Elizalde. La renovación de la Comisión Directiva generó nuevos proyectos. como invitados extranjeros. durante el año 1998 se realizaron tres reuniones científicas en los hospitales Prof. la ASADEPE apoyó y avaló la iniciativa de los Drs. con mucho campo de acción en la Argentina. en pleno crecimiento. Juan P. como la implementación de una actividad científica más regular durante todo el año. En cumplimiento de ese objetivo. desde el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. en el barrio de Palermo. El 25 de septiembre de ese año se renovaron las autoridades de la Comisión Directiva para el período 1999-2001. Se avanzó así decididamente hacia la consolidación de esta joven y pujante disciplina. la ampliación del registro de socios y la compra de una sede propia. para que. Anita Rossi y Araceli Rodríguez (vocales suplentes) y. José Antonio Mássimo (vicepresidente). país con una gran población infantil y con una fuerte demanda de atención para las enfermedades de la piel. órgano oficial de la ASADEPE. En junio del mismo año se formalizó también un convenio entre ASADEPE y la empresa productora de pañales Procter & Gamble. al adquirir una casa en Honduras 5770.000 ejemplares. fundaran la carrera de Especialista en Dermatología Pediátrica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. pasara a llamarse Asociación Argentina de Dermatología Pediátrica (ASADEPE). para instalar la sede social de la ASADEPE (figuras 1 y 2). En el mes de septiembre. Pedro García Zubillaga (secretario científico). la segunda el 7 de agosto en el Círculo Militar de Olivos. Dr. de los muchos que cuentan con servicios de Dermatología Pediátrica. en Mar del Plata. María Teresa González y Carmen Margulis (revisoras de cuentas titulares) y María Elsa Giovo (revisora de cuentas suplente). Entre el 23 y el 25 de agosto de ese año se llevó a cabo el Segundo Congreso Argentino de Dermatología Pediátrica con la Dra. Guillermo Ilho y Carlos Lorenzano (revisores de cuentas titulares) y Jorge Díaz Saubidet (revisor de cuentas suplente) (figura 5).Historia de la Asociación Argentina de Dermatología Pediátrica (vocales titulares). y la tercera el 20 de noviembre en el Hospital Houssay de Vicente López. José Antonio Mássimo y Silvia Teresita Pueyo. En abril de 1998 se dio un paso importante en el desarrollo de la institución. 57 . la cual quedó integrada por Silvia Teresita Pueyo (presidenta). A partir de su inauguración oficial (figuras 3 y 4) comenzaron a proyectarse numerosas actividades docentes de la especialidad para los asociados. María Amelia García y María del Carmen Boente (vocales suplentes). Esta publicación se constituyó en la primera de la especialidad en lengua española. asociación civil. de la ciudad de Buenos Aires. Antonio Pignataro (tesorero). La convocatoria a incorporar nuevos socios tuvo inmediata respuesta con una importante suscripción. provincia de Buenos Aires. en el órgano de fiscalización. ocupando los cargos de director y subdirectora respectivamente. Una de las primeras tareas que puso en marcha la nueva comisión fue la de abrir una suscripción de socios y organizar una sostenida actividad científica. María Amelia García (secretaria general). En el año 1999 se realizaron tres reuniones científicas: la primera el 27 de marzo en el Hospital Privado de la Comunidad. de aparición trimestral y con un tiraje de 8. Silvia Pueyo como presidenta y los doctores Joseph Morelli y Amy Nopper de Estados Unidos. éste fue el fundamento para que la institución. Ricardo Kohan y Pedro Rovere (vocales titulares). José Antonio Mássimo la revista Dermatología Pediátrica Argentina (DPA). de La Plata. que enriquecieron el elenco de prestigiosos invitados nacionales entre una concurrencia que superó los 600 asistentes. al fundar el Dr.

Inauguración oficial de la Sede social Entre los meses de abril y noviembre. Las reuniones científicas anuales salieron del ámbito de los hospitales para realizarse en salones de convenciones con mayor capacidad y se puso en marcha el programa anual de tres reuniones. MÁSSIMO.JOSÉ A . Vista interior (1) y vista exterior (2) Con la renovación de la Comisión Directiva tomó un fuerte impulso la actividad académica al implementarse un programa científico anual regular. La primera tuvo lugar el 29 de abril en los salones del Palais Rouge de la ciudad de Buenos Aires. El 25 y 26 de agosto de 2000 tuvo lugar exitosamente el Primer Congreso Argentino de Dermatología Neonatal. Figuras 3 y 4. con la inestimable ayuda de la Subcomisión de Difusión conducida por la Dra. mediante la realización de cursos y talleres de la especialidad. MIRTA VÁZQUEZ Figuras 1 y 2. bajo la presidencia de los Drs. En el año 2000 se realizaron por primera vez las reuniones científicas fuera de los hospitales. GRACIELA MANZUR . con numerosos médicos ávidos por escuchar y comunicar distintas experiencias. Mirta Vázquez. una vez a la Dermatología Pediátrica y una vez a la Dermatología del adolescente. PEDRO GARCÍA ZUBILLAGA . provincia de Córdoba.300 médicos. Silvia Teresita Pueyo y José 58 . consistente en tres reuniones científicas y un evento de mayor convocatoria. se encaró un ambicioso plan para hacer conocer la institución en distintos hospitales de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Sede social de la ASADEPE. que congregaron a más de 1. la segunda el 24 de junio en el mismo lugar y la tercera el 9 de diciembre en la ciudad de La Falda. dedicado sucesivamente una vez a la Dermatología del neonato.

vocales suplentes Nancy Leston y Jorge Verges y como miembros del órgano de fiscalización. Primer Congreso Argentino de Dermatología Neonatal (2000) Drs.Historia de la Asociación Argentina de Dermatología Pediátrica Antonio Mássimo. Estos convenios permitieron organizar distintas reuniones destinadas a difundir conocimientos que hacen al cuidado de la piel. vicepresidenta María Teresa Zabala. aumentó rápidamente en la ASADEPE el número de asociados. y conocidos especialistas de nuestro medio. se decidió realizar dos en la ciudad de Buenos Aires y la tercera en distintos lugares del país. con una delegación de doce especialistas. secretario científico Pedro Rovere. se realizó un segundo ciclo de talleres de Dermatología Pediátrica. Guillermo Ilho. para llevar la especialidad a los lugares más alejados. tesorero Carlos Lorenzano. Anne Lucky y Elaine Siegfried de Estados Unidos como invitadas especiales y con la presencia de numerosos especialistas argentinos. se renovó el 25 de septiembre la Comisión Directiva para el período 2001-2003. Finalizado el Congreso. Los días 7 y 8 de septiembre. La actividad científica del año se cerró el 1º de diciembre en el Aula Magna del Hospital Privado de la Comunidad de Mar del Plata. Esta nueva comisión dio un impulso decidido al equipamiento de la sede social con la incorporación de útiles y elementos para desarrollar adecuadamente su actividad científica y social. Con el crecimiento de la actividad. José Antonio Mássimo y Lawrence Schachner 59 . de Estados Unidos (figura 6). en distintos hospitales de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Ricardo Kohan. provincia de Buenos Aires. y con la concurrencia de más de 500 asistentes entre pediatras. Pedro Rovere. Carlos Lorenzano y Jorge Díaz Saubidet Figura 6. se instaló una tercera computadora para la realización de trabajos y se incorporó una secretaria con carácter permanente. siguiendo un programa diseñado por la Subcomisión de Difusión a cargo de la Dra. Se inauguró la biblioteca equipada con dos computadoras para hacer búsquedas bibliográficas. En el año 2001 se implementó un programa que permitiría el acercamiento de la institución a la comunidad. Figura 5. la ASADEPE participó activamente en el programa científico del IX Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica realizado en Cancún. secretario general Pedro García Zubillaga. Entre los meses de marzo y julio de 2001. Anita Rossi. En el mes de octubre. con una actividad científica que sirvió de lanzamiento a la Campaña de Fotoeducación en las playas. con asistencia de numerosos colegas pediatras y dermatólogos. Araceli Rodríguez. De las tres reuniones científicas anuales establecidas. con la presidencia del Dr. algunas dirigidas a los médicos y otras abiertas al público en general. con las Dras. Antonio Pignataro. dermatólogos y neonatólogos. José Antonio Mássimo se realizó con pleno éxito el Primer Congreso Argentino de Dermatología del Adolescente. García. Mirta Vázquez. pediatras y dermatólogos interesados en este nuevo movimiento de la Dermatología Pediátrica. El 23 de junio tuvo lugar la segunda reunión científica en los salones del Palais Rouge de la ciudad de Buenos Aires. José Antonio Mássimo. revisores de cuentas titulares Anita Rossi y Ana María Lorenz y revisora de cuentas suplente. con la presencia del doctor Lawrence Schachner. Participaron en esta ocasión más de 600 asistentes. Comisión Directiva (período 1999-2001): Silvia Teresita Pueyo. vocales titulares Graciela Manzur y Grete Bloch. El 31 de marzo de 2001 se realizó la primera reunión científica del año en el museo de la Reconquista de la ciudad de Tigre. Pedro García Zubillaga. María A. por medio de convenios con distintas empresas comerciales que solicitaron a la ASADEPE el aval de sus productos para niños. y quedó integrada de la siguiente manera: presidente José Antonio Mássimo. María Amelia García.

Eudoro de los Ríos. desarrollando un atractivo programa que fue disfrutado por una nutrida concurrencia. José Antonio Mássimo. revisores de cuentas titulares Ricardo Kohan y Guillermo Ihlo y revisor de cuentas suplente Pedro Rovere. se completó la construcción del segundo piso de la sede social. MÁSSIMO. se realizó la segunda reunión científica del año en el Hospital de Niños de La Plata. secretario general Pedro García Zubillaga. Joseph Morelli (Estados Unidos) y Marcelo Ruvertoni (Uruguay) y una concurrencia que superó los 800 asistentes (figura 7). en un importante marco de asistentes. Para esa fecha.JOSÉ A . con la presidencia del doctor José Antonio Mássimo. fecha en que se realizó la primera reunión en los salones del Palais Rouge de la ciudad de Buenos Aires. II Congreso Argentino de Dermatología Neonatal (2003) En el año 2002 la subcomisión de Difusión y Eventos. y con la visita de los Drs. organizó una red de difusión que permitió hacer llegar las actividades de la institución y la revista DPA a los sitios más alejados de Argentina. bajo la presidencia del doctor José Antonio Mássimo. realizando la primera reunión en los salones del Palais Rouge de la ciudad de Buenos Aires. Ricardo Negroni y Héctor Lanfranchi. MIRTA VÁZQUEZ Figura 7. El 12 de abril se inauguró la actividad científica del año 2003. 60 . de San Miguel de Tucumán. se realizó con gran éxito en los salones del Palais Rouge el Tercer Congreso Argentino de Dermatología Pediátrica. El 28 de junio. de la ciudad de Buenos Aires. la asamblea de los socios resolvió ratificar para un nuevo período de dos años a la Comisión Directiva. Fueron disertantes invitados los profesores Drs. vicepresidenta María Teresa Zabala. vocales suplentes Susana Grees y Silvina Bruey y como miembros del órgano de fiscalización. provincia de Buenos Aires. Al finalizar el congreso. se puso en marcha en Tucumán el plan para difundir la Dermatología Pediátrica en las provincias argentinas. tesorero Carlos Lorenzano. en la provincia de Buenos Aires. con la presencia de los más destacados especialistas del país y la concurrencia de numerosos asistentes. la inauguración oficial se realizó el día 30 de agosto. la presencia como invitados especiales de los doctores Carlo Gelmetti (Italia). con la presencia de los invitados extranjeros y numerosas autoridades académicas del ámbito local. y Miguel Tregnaghi de la ciudad de Córdoba. con una numerosa concurrencia que se trasladó desde Buenos Aires y la asistencia de una gran cantidad de colegas de la ciudad de La Plata y sus alrededores. Entre el 29 y el 31 de agosto del año 2002. con la realización de las Primeras Jornadas de Dermatología Pediátrica del Centro Argentino. Mirta Vázquez. Para la primera reunión científica del año 2004. continuando con la iniciativa de llevar la especialidad fuera de la ciudad de Buenos Aires. En el mes de junio. Córdoba. La actividad científica de ese año comenzó el 20 de abril. la cual quedó integrada de la siguiente manera: presidente. bajo la conducción de la Dra. PEDRO GARCÍA ZUBILLAGA . Los días 6 y 7 de diciembre de 2003 finalizó la actividad científica del año en la pintoresca ciudad de La Falda. Ernesto Bonifazzi de Italia y Amy Nopper de Estados Unidos. GRACIELA MANZUR . secretaria científica Graciela Manzur. con un importante programa científico y la asistencia de numerosos colegas. vocales titulares Grete Bloch y Nancy Leston. el 27 de marzo se volvió a visitar el museo de la Reconquista de la ciudad de Tigre. los días 15 y 16 se desarrollaron las Primeras Jornadas de Dermatología Pediátrica del Noroeste Argentino. Entre los días 11 y 13 de septiembre del año 2003 se realizó el Segundo Congreso Argentino de Dermatología Neonatal. El año científico se cerró el día 30 de noviembre con la realización de la tercera reunión en la ciudad de Luján.

dio un impulso grande a la actividad docente en la sede social. Antonio Torrelo (España). coincidiendo con la tercera reunión científica del año. organizado conjuntamente por los servicios de Dermatología Pediátrica de los Hospitales Gutiérrez y Garrahan con la dirección de los Drs. se organizaron en la ciudad de Mar del Plata las Primeras Jornadas de Fotoeducación. Los días 11 y 12 de diciembre.Historia de la Asociación Argentina de Dermatología Pediátrica Figura 8. con el dictado de distintos cursos (Estética. la ASADEPE envió una delegación de cinco miembros que participó activamente en el programa científico del X Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica. merced a la utilización del sistema de videoconferencia. Moise Levy desde Houston. Los días 26. Entre los días 7 y 10 de julio de 2004. se realizó una asamblea extraordinaria para llevar adelante un viejo anhelo de la Comisión Directiva: ampliar el número de sus miembros con la 61 . Esta iniciativa permitió compartir pacientes y conocimientos con muchos colegas en numerosas provincias argentinas. desde Jujuy hasta Tierra del Fuego. Texas. Enfermedades exantemáticas) y la instauración del Ateneo Docente mensual. se contó con la participación simultánea de especialistas de varias provincias argentinas. María Isabel Caferri. Graciela Manzur. para trabajar conjuntamente en el estudio de las enfermedades alérgicas. Inmunología. con el apoyo del Grupo de Fotoeducación de la ciudad de Bahía Blanca. Genética. bajo la presidencia del Dr. más la inestimable colaboración del Dr. Los días 20. Terapéutica. En esa oportunidad. realizado en Roma. apoyando una iniciativa del Dr. José Antonio Mássimo y el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. y 28 de agosto se realizó el II Congreso Argentino de Dermatología del Adolescente. José Antonio Mássimo y la participación como invitados especiales de los Drs. se firmó un convenio de cooperación científica entre la ASADEPE y la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica. II Congreso Argentino de Dermatología del Adolescente (2004) Desde comienzos de ese año el comité científico de la ASADEPE. la ASADEPE decidió incursionar en el campo de la telemedicina. Jairo Victoria (Colombia). bajo la conducción de la Dra. Con este objetivo dio su marco institucional al primer COVIDEP (Congreso Virtual de Dermatología Pediátrica). Roberto Arenas (México). María Isabel Herane (Chile) y Griselda de Anda (Uruguay) (figura 8). José Antonio Mássimo y Rita García Díaz. con la participación de especialistas y médicos en formación pertenecientes a la residencia y la carrera de Dermatología Pediátrica de la Facultad de Medicina. En el mes de mayo. 27. conducido por la Dra. 21 y 22 de mayo del año 2004.

brindándole al asociado actividades docentes. como vocales titulares los doctores Grete Bloch. como hoy. MIRTA VÁZQUEZ incorporación de nuevos representantes. con el fin de mejorar y elevar la calidad de atención de nuestros pacientes. María Teresa Zabala. siendo en la actualidad una especialidad con peso propio. con la ética profesional. Susana Grees. soporte bibliográfico y el acceso a una red informática de la especialidad. Los dermatólogos pediatras argentinos sintieron la necesidad de tener una asociación que los congregara y les permitiera desarrollar una actividad científica y social acorde con sus necesidades. para continuar escribiendo su historia que. Ricardo Kohan y Gabriel Magariños. tesorero. Esta ampliación de la Comisión Directiva contribuyó a otorgarle un carácter nacional. de la provincia de Jujuy. dermatólogos pediatras. revisores de cuentas titulares los Drs. que seguirá buscando empeñosamente el crecimiento de la Dermatología Pediátrica. Esta breve reseña es un testimonio argentino de cómo la Dermatología Pediátrica se ha ido imponiendo paulatinamente en el mundo. Para cumplir con esos objetivos. Carlos Lorenzano. Jorge Laffargue. Pedro Rovere. 2005 . Rita García Díaz. vocales suplentes los Drs. inmunólogos. Nuestros diez años de historia son el mejor aval del esfuerzo realizado. Hasta aquí un poco de la historia de nuestra institución. Se agregaron así siete nuevos miembros. la pasión por nuestro trabajo y el compromiso con la sociedad como principales valores. de la provincia de Salta y Cecilia Farrero. secretario general. GRACIELA MANZUR . Carlos Hugo Escudero. concretando realizaciones. Sus principales objetivos fueron y son intensificar la labor científica y docente y estimular la interrelación entre dermatólogos. y como revisor de cuentas suplente el Dr. así nació la ASADEPE. con el fin de dar representación a las provincias argentinas con mucha población y un número importante de asociados. alergistas y pediatras. En sus diez años de existencia. con la participación de los siguientes integrantes: José Antonio Mássimo como presidente. Graciela Manzur. que es también un poco de la historia de todos y cada uno de los muchos que ayudaron a su crecimiento. MÁSSIMO. de la provincia de San Luis. ■ Septiembre. secretaria científica. María Elsa Giovo de la provincia de Córdoba y Luis Pedemonte de la ciudad de La Plata. de la provincia de Córdoba. cursos. permanentemente ha tomado nuevas responsabilidades y aceptado nuevos desafíos. la ASADEPE se ha ganado un espacio propio merced al trabajo de todos aquellos que creyeron en el camino trazado por la institución. Nancy Leston. Pedro García Zubillaga. vicepresidenta segunda. será también un poco de nuestra historia.JOSÉ A . Antonio Castillo. PEDRO GARCÍA ZUBILLAGA . pro-tesorero. secretario legal y técnico. vicepresidenta primera. Alicia Carrillo.

la Dermatología se dictaba en cátedras de la especialidad en las tres facultades de Medicina del país (Sucre. Por ello. leprología y otros. L. pero también es cierto que. ciertamente. En la etapa previa a la fundación de la Sociedad Boliviana de Dermatología encontramos médicos dermatólogos que mantuvieron la práctica de la especialidad. concurrían allí solamente cuando no tenían cabida en otras salas. El Dr. Tradicionalmente. A. a veces. I. Cada uno de estos servicios contaba con practicantes rentados (internos). E. se disponía de 40 camas para ese uso en forma exclusiva (30 para la sección varones y 10 para mujeres). Desde la fundación hasta fines de 1985. En esta reseña podemos acotar algunos rasgos que. Suárez tuvo el mérito de haber hecho posible la publicación de una Revista Médica durante más de 10 años. Jorge Suárez. los cuales. Antes de su fundación ■ Antes de su fundación Para referirnos a los inicios de la Historia de la Dermatología boliviana tenemos que buscar sus antecedentes en la historia misma de la medicina en nuestro país. Desde 1986 hasta la fecha. Hartmann. La Paz y Cochabamba). Caro. Fernando Cárdenas. En épocas recientes. Nava. entre ellos. con artículos sobre micología. en La Paz. Vergara. no serán completos. López Ballesteros. incurriendo tal vez en omisiones involuntarias. Nada nace por generación espontánea. Omar Villagomez y muy poco después el Dr. JUAN CARLOS DIEZ DE MEDINA A l considerar la historia de la Sociedad Boliviana de Dermatología es necesario dividirla en tres etapas: Antes de su fundación. estos servicios estuvieron dirigidos por los Drs. Piérola. Alexandrowich Ferdin Humboldt. L. Fabio Prado. L. 63 . Desde hace mucho tiempo han existido servicios de internación destinados a las enfermedades de la piel.RESEÑA HISTÓRICA DE LA SOCIEDAD BOLIVIANA DE DERMATOLOGÍA FERNANDO CÁRDENAS UZQUIANO. así sucedió con la Dermatología en nuestro país. hemos recurrido al asesoramiento de la Sociedad Boliviana de Historia de la Medicina. los progresos se dan “en saltos”. Jaime Brianson. podemos citar a los Drs. Norah Siles. desde luego. junto con los Drs. Jorge Suárez y Enrique Vergara. sin embargo.

Omar Villagomez. Secretario. Julio Martín Borda y Jorge Abulafia y el Dr. Fernando Cárdenas. Dra. Un espacio importante para la formación de especialistas fueron las escuelas dermatológicas de Argentina. Norah Siles. En esta ocasión se funda la Sociedad Boliviana de Leprología (1969). Sangüeza quien aporta su renovación y tonifica las charlas o conferencias con su participación en histopatología cutánea. Fernando Cárdenas. se hace una nueva reunión en la que se decide redactar un reglamento. Vicepresidente. Pastor Sangüeza. esta vez con la presencia de la Dra. Enrique Vergara. sus miembros jugaron un papel relevante en la Leprología Boliviana inicialmente dirigida por el Dr. mientras tanto se adopta el de la Federación Boliviana de Dermatología. J. juega un rol importante el Dr. A los pocos días se recibe una carta del Dr. Dr. en el Servicio de Dermatología. Vicepresidente. Ateneo de Medicina. La Mesa Directiva quedó conformada de la siguiente manera: Presidente. II. cuya primera mesa directiva estuvo integrada de la siguiente manera: Presidente. Apolinar Caro y Fabio Prado Barrientos. le brinda todo su apoyo. Jaime Brianson y Norah Siles como co-fundadores. esta idea será llevada a la realidad. la Sociedad como tal no funcionó activamente. participando en algunos eventos nacionales junto con otras Sociedades –de Pediatría. Si bien esta Sociedad de Leprología no tuvo reuniones como tal. Luis F. etc. en 1969 vuelve a reunirse en La Paz. reunidos los Drs. Juan Carlos Gatti. Ferdin Humboldt. En 1973 se vuelve a reunir la Sociedad Boliviana de Dermatología y se proyecta realizar un congreso internacional. Sección Varones. Fernando Cárdenas. como se verá luego. Amonzabel por su participación activa en congresos y presentación de trabajos. Suárez. Brasil y Colombia. complementando la presentación de casos clínicos con excelentes diapositivas de fotomicrografías. Secretario. Siles y R. Se sugiere conformar una comisión para elaborar el proyecto de estatuto. Ferdin Humboldt. la fundación hasta fines de ■ Desde Desde la fundación hasta fines de 19851985 La mañana del 20 de abril de 1968. N. Norah Siles. Piérola. Por esta época. Ante el desarrollo alcanzado. Durante un lapso de aproximadamente tres años. Cirugía. Se sientan entonces las bases para la realización de un congreso que sería precedido por encuentros dermatológicos. sin embargo. Dr. pero. Dr. Una semana después. Se destacan en ella tres nombres importantes: los Profs. Brianson en la que comunica su intención de formar una Asociación Boliviana de Dermatología. A principios de 1971. JUAN CARLOS DIEZ DE MEDINA Las actividades científicas empezaron a realizarse en forma individual. Dr. Enrique Vergara. Aquí cabe una mención especial para los Drs. Dr. Es así como se decide fundar la Sociedad Boliviana de Dermatología. el 27 de abril. Asesor. especialmente la primera propició vínculos efectivos con el exterior y sentó las bases para la creación de nuestra Sociedad. su ayuda se extiende en algunos casos hasta nuestros días. en esa misma fecha se decide considerar a los Drs. Dr. Jaime Rubin contribuyen a la formación de nuevos especialistas. en que se cuenta también con el Prof. Jorge Suárez. Fernando Cárdenas. se consideró como una imperiosa necesidad la creación de una organización científica dermatológica que agrupara al creciente número de especialistas. Jorge Suárez. P. Dr. al enterarse de la reorganización de la Sociedad. se decide reorganizar la Sociedad Boliviana de Dermatología y se renueva la mesa directiva con las siguientes autoridades: Presidente. Luis Nava. Omar Villagomez. así como en la dirección de los leprosarios o Institutos de los Negros en Jorochito y Candúa. Vicepresidente. pero frente a las dificultades económicas que implica su 64 . del Hospital de Clínicas de La Paz. Jorge Suárez. Dr. Eduardo Saracho.FERNANDO CÁRDENAS UZQUIANO. se funda la Sociedad Boliviana de Dermatología.

Se fijó como sede del II Congreso la ciudad de Sucre pero. Ramón Baros y Jaime Rubin. Tesorero. Secretario. se procedió a la renovación de la Mesa Directiva. disponiéndose además de un espacio para exposición de fármacos y cosméticos. F. F. Echeverría. Dr. J. F. Pablo Viglioglia. Esta reunión estuvo presidida por los Drs. Prácticamente todos los dermatólogos del país acudieron a la cita para presentar sus trabajos. con la cooperación unánime de todos los médicos trinitarios y el decidido respaldo del Dr. Se creó en esa ocasión el símbolo o logotipo de la Sociedad Boliviana de Dermatología que nos acompaña hasta ahora y que por primera vez se imprimió en un programa de lujo. Hurtado. Esa vez nos visitaron grandes personalidades: Julio Martín Borda. creación de filiales.Reseña histórica de la Sociedad Boliviana de Dermatología realización se acude a la asociación con otras organizaciones científicas. además de contar con el auspicio del Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología (CILAD). la cual quedó conformada así: Presidente. Sangüeza. como la Sociedad de Bioquímica Clínica y la Asociación de Estudio e Investigación Odontológica. Luis Belli. Borja en cooperación estrecha con el Dr. ante la magnitud del acontecimiento. teniendo como sede la Universidad Beniana. Trigo y H. Gilberto González Resigno. Luis Michel y de todo el cuerpo médico de esa ciudad. El Congreso se realizó entre el 13 y el 17 de julio de 1974. El Segundo Encuentro de Dermatología tuvo lugar al año siguiente (1976) en la ciudad de Trinidad. que recibió el título de “Primer Simposium Internacional de Patología Médica. colaborador infatigable hasta nuestros días. se decidió finalmente considerarlo Primer Congreso Boliviano de Dermatología. Cárdenas. Entre las principales conclusiones. Por razones de fuerza mayor no pudieron hacerse presentes el Prof. se cambió posteriormente a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra donde tuvo lugar 65 . teniendo como sede la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz. tarea que por unanimidad fue encomendada a la delegación de Cochabamba. El hecho más sobresaliente fue la decisión de redactar los Estatutos. mantener la publicación de boletines mensuales –hasta esa fecha se habían emitido dos boletines informativos y una circular–. Odontológica y de Bioquímica Clínica” estuvo presidido por los Drs. se señala la presencia del Dr. la Delegación de Cochabamba entregó puntualmente el Proyecto de Estatuto. Brianson y en estrecha cooperación con los Drs. letreros y carpetas se confeccionaron bajo el nombre de Tercer Encuentro. El evento se realizó bajo la dirección de los Drs. para quienes va nuestro reconocimiento. Dr. David Grinspan (que nos visitó posteriormente) y el Dr. A partir de esta fecha. Vicepresidente. Cárdenas y J. En el transcurso del Encuentro. Michel. pero. Luis Nava y Jorge Suárez. por diversos imponderables. Pasado este Simposium. y con la importante cooperación de las autoridades universitarias y otras instituciones. Juan Guerra Mercado. Phillippe Desjeux. Cárdenas y L. Dado que la reunión adquirió el carácter de Primer Congreso Nacional y siguiendo la orientación de los Estatutos en estudio. Amaya. Valda. Dr. En 1978 se realiza el Tercer Encuentro Nacional de Dermatología. El evento. Humboldt. fue adaptada para la proyección de diapositivas. para ello se habilitó primero una oficina y luego un aula pequeña que. F. Leopoldo Eguren. Luis F. La delegación de Sucre estuvo encabezada por el Dr. en el Servicio de Dermatología del Hospital de Clínicas se comenzaron a celebrar reuniones anátomo-clínicas en forma más o menos regular. N. J. esta vez con sede en Tarija y con la cooperación del Dr. Jorge Abulafia. Dr. también se presentó el ambicioso proyecto de crear una Revista Dermatológica. Como hecho digno de mención. P. en 1975. gracias al aporte de la cuota de los socios. Juan Carlos Flichman. Piérola. bajo la dirección del Dr. F. Las sesiones se realizaron en cuatro salas. Cárdenas y C. se acordó realizar el Primer Encuentro Nacional de Dermatología en la ciudad de Cochabamba. L. Brianson. También se dieron charlas sobre cosmetología científica. F. Sergio Stringa. Maldonado. Se nombró miembros de honor a los Profs. al que se nombró Socio de la Institución. Surgió la duda sobre denominarlo Tercer Encuentro o Primer Congreso y los afiches. Q. se acordó realizar dos veces por año sesiones anatomo-clínicas en Cochabamba.

se revisaron los estatutos hasta llegar a la redacción final. el vínculo con el exterior es ahora más intenso y amplio. Pastor Sangüeza y Jorge Abulafia. desde 1981 y hasta promediar 1985. se realizan ateneos. En el plano del equipamiento.). Dr. podemos considerar que la Sociedad ha llegado a su mayoría de edad en menos de 20 años de existencia. El encomiable esfuerzo de los colegas cruceños logró llevar adelante el evento científico que se realizó en octubre de 1984. asistieron delegados de los países bolivarianos así como de Argentina. además de la presentación de trabajos. También se hicieron dos cursos de Actualización Dermatológica. En 1983 se realiza la última Sesión Anatomo-Clínica en Cochabamba. alcanzó un gran éxito. semanalmente y con gran regularidad. Luis Valda. La creación del posgrado marca esta culminación. Raúl Lara. la Sociedad Boliviana de Dermatología tiene a su cargo asegurar su mantenimiento. continúa con las realizaciones de gestiones anteriores. bajo la presidencia de los Drs. A pesar de ello. Tanto el III como el IV Congreso Nacional se realizaron en la Ciudad de La Paz en 1980 y 1981 respectivamente. y en un lapso breve ha sido pródiga en la ejecución de actos y obras. se dictan muchos cursos. Villagomez. Entre los hechos más destacables se debe reconocer el haber logrado la reagrupación efectiva de todos los colegas en el país y la aprobación de la personería jurídica de la Sociedad. además se propicia la proyección a la comunidad a través de los medios masivos de comunicación. se mantiene relación constante prácticamente con todos los colegas dermatólogos del interior y en forma permanente. A partir de 1978 se realizaron tres sesiones anatomo-clínicas en Cochabamba. A partir de este Congreso se adquiere el Sistema de Terapéutica PUVA. con el objeto de presentar un informe y fijar la sede para el V Congreso. estantería. Desde hasta la fecha ■ Desde 19861986 hasta lafecha Dados todos los antecedentes señalados. sus miembros tienen activa participación con el Colegio Médico Nacional y Departamental. Brasil. En la sede de la Sociedad. Vocal. Ambos eventos se efectuaron en el Hotel Plaza. tal como estaba previsto. Dr. como una máquina de escribir y un proyector. etc. Uruguay y Estados Unidos. Secretario. Estos eventos fueron presididos por el Dr. III. JUAN CARLOS DIEZ DE MEDINA en 1979. la delegación de Santa Cruz asumió la gran responsabilidad de organizar el V Congreso Boliviano de Dermatología. con la concurrencia de delegaciones del país y del exterior. Guido Monasterios. Los gestores principales de la adquisición y funcionamiento de la biblioteca mencionada fueron los Drs. Vicepresidente. Dr. esta gestión. alternando la presentación de casos con sesiones administrativas y de actualización de temas. también. 66 . Alfredo Zeballos. Se procedió entonces a la Renovación de la Mesa Directiva que quedó conformada como sigue: Presidente. Sangüeza y O. se alquila una oficina para sede de la Sociedad y se financian algunos muebles (escritorio. ha tenido a su cargo la organización del VI Congreso Boliviano de Dermatología. con lo cual se alejaban las posibilidades de realizar congresos. en este lugar se instala la Biblioteca Regional del Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología (CILAD). Debe recordarse aquí el hecho de que. P. se propicia el acercamiento de nuevos valores jóvenes. juntamente con la Filial Sucre. una casilla de correo para la Secretaría. P. Sangüeza. En 1981 el Congreso Nacional coincidió con la realización del V Congreso Bolivariano de Dermatología. Esta joven Mesa Directiva significó un impulso de energía para la Sociedad. Dr. en el que se procedería a la renovación de la Mesa Directiva. se adquieren diversos bienes. el país fue presa de una inflación galopante que apenas permitía continuar con las actividades científicas.FERNANDO CÁRDENAS UZQUIANO. durante las cuales.

Existen muchas proyecciones para el futuro. propiciando el trabajo en equipo y abriendo las puertas a la juventud en una constante motivación e incentivación. en 1985 fue aprobada su creación después de cumplir los numerosos requisitos exigidos por la Comisión Nacional de Posgrado. sede de dos centros asistenciales y de investigación: Jorochito y CENOTROP (Centro Nacional de Enfermedades Tropicales) de prestigio ya internacional. En términos generales. Para ello. con una excelente planta de profesionales y que cuenta además con un órgano de publicaciones de aparición regular. Magariños. S. programas inspirados en su utilidad para el país. Calderón y M. planta docente. Ana G. Loredo. Para terminar. su ampliación y remodelación pudo ser posible gracias a las gestiones de una joven dermatóloga boliviana residente en Caracas. Miranda. la Dra. En el momento actual. la especialización dura tres años.Reseña histórica de la Sociedad Boliviana de Dermatología Después de unos dos años de gestiones. insistimos en que la relación anterior es una apreciación muy sucinta de lo que ha sido y es la Sociedad Boliviana de Dermatología. ■ Noviembre. hay que señalar que entre los requisitos se exige la formación en Dermatología Tropical. Con respecto a la infraestructura del Área Hospitalaria (Hospital de Clínicas). el primero corresponde a Medicina Interna. que entre otros solicitaba: infraestructura adecuada. el Sistema de Residencia está a cargo de los Drs. que podrán realizarse si seguimos constituyendo un grupo compacto. Fernando Cárdenas y Luis Valda y para el próximo año participarán en la planta docente todos los integrantes de la Sociedad Boliviana de Dermatología. el 3 de febrero de 1986 recibimos a los tres primeros residentes en Dermatología: W. faltan numerosos detalles y nombres de personas que a través de ella cooperaron con el país. contamos nuevamente con el apoyo de Santa Cruz. Finalmente. biblioteca. Como una modalidad única de este posgrado. 2004 .

.

coca. La etapa de las bendiciones ofrecidas por los payés. El tratamiento de las enfermedades consistía en el uso de pociones hechas con hojas. E ■ Primera etapa: 1. aspirasen. 3. Primera etapa: las bendiciones de los payés las bendiciones de los payés Este período duró más de doscientos años. podófilo. copaiba y ratania. quenopodio. frutas. en lo que se refiere a la teoría y práctica concebidas dentro del concepto de la especialización. maceradas o cocidas para que los enfermos tomasen. dominados por la intuición y el puro empirismo.LA DERMATOLOGÍA Y LOS DERMATÓLOGOS EN EL BRASIL PAULO R . CUNHA El Brasil y la dermatología ■ El Brasil y la Dermatología xisten estudiosos que consideran que la Dermatología brasileña. que precedieron la implantación de la enseñanza secundaria en el país. La etapa científica. coincidiendo con una fase más dinámica de descubrimientos en las investigaciones que precedieron y acompañaron la fundación de la Sociedad Brasileña de Dermatología en 1912. 2. iniciada con la fundación de las escuelas de medicina de Bahía y de Río de Janeiro. surgió en el inicio del siglo XX. ipecacuana. friccionasen o se aplicasen en cataplasmas. jalapa. En el inicio sirvió de base un acontecimiento fortuito: las ventajas 69 . bálsamos y resinas disueltas. quina. como Jorge Valadares y Jorge Fernandes. jaborandi. a partir de las investigaciones realizadas desde el inicio del siglo XX y del desarrollo de la especialidad. semillas y raíces. 2. esencias. Algunas de las substancias de la fitoterapia aborigen que después se incorporaron a la farmacopea mundial fueron: ipeca. La etapa pre-científica. transcurridos ya tres siglos del descubrimiento de Brasil. La etapa pre-científica ■ La etapa pre-científica Esta etapa comprende la mayor parte del siglo XIX. Podríamos decir que son tres las etapas que delimitan nuestra historia dermatológica: 1. Solamente a partir del Gobierno General comenzaron a instalarse en el país algunos médicos llegados desde Europa.

El tratamiento de la enfermedad conocida como lepra por medio de las aguas termales de Goiás. de José Pereira Guimarães (1877) y “Del ainhum”. Pecolt introdujo para el tratamiento de varias dermatosis el uso del aceite de sapucaína –Carpotroche brasiliensis– que según se comprobó posteriormente. dos trabajos de mérito: “Compendio de enfermedades cutáneas” y “Enfermedades venéreas”. entre ellos: “Buba”. F. Estudio sobre la enfermedad conocida con esa denominación”. Siendo practicante en el famoso Figura 1. fue recusado por De Simoni después de minuciosos exámenes. En este período se presentaron varias tesis de doctorado relativas a la medicina de la piel. la mayoría de ellas no pasaba de meras disertaciones. Dr. pero se valieron del clima propicio a la investigación promovido por ellas. Abreu e Lima comprobó que la lepra no era hereditaria pero sí contagiosa. su naturaleza y tratamiento”. “Las bubas. “El origen del nombre bubas. El médico Meirelles. de Eusébio de Martins Costa (1884). Fiúza (1856) y Gama Lobo (1858). de Antônio Pacheco Mendes (1880). independientemente de la situación política. “Breves consideraciones sobre la buba y su diagnóstico diferencial”. en São Cristovão. conservando el curso médico. Río de Janeiro. “Un caso de ainhum”. B. denominadas “Academias Médico-Quirúrgicas” (1815). de Joaquim Jerônimo Serpa (1842-44). CUNHA colaterales derivadas de la expulsión del suelo portugués de la Casa Real de Braganza. Faivre fue designado por el Emperador Don Pedro II para tratar a los leprosos en el Hospital de los Lázaros. tumoraciones y dermatosis. A pesar de los cuestionamientos recibidos. promotor y fundador de la actual Academia Nacional de Medicina. Adolfo Lutz (1855-1940) 70 . en 1887 y 1904. El 3 de octubre de 1832 esos establecimientos ampliaron su estructura. El profesor Luiz Chaves de Faria publicó. sin aportar nuevas contribuciones científicas. el naturalista y químico T. la actual Hanseniasis. Entre 1888-1899 aparecen las notables contribuciones de Adolfo Lutz (1855-1940) en el campo de la nosología tropical (figura 1). de Pernambuco. la sífilis. de Bernardo Clemente Pinto (1835). otorgando a la enseñanza médica de base lusitana cierta impronta tropical. que preconizó João Maurício Faivre. y que podía llegar a afectar a todas las clases sociales. Desde 1822. de Gregorio Pereira de Miranda Pinto (1866). el modelo pedagógico adoptado fue el francés. extirpación”. el farmacéutico y el de partos. Sobre la enfermedad de origen africano denominada ainhum o Dactilosis espontanea existen otras tesis de doctorado como: “Un caso de ainhum”. Entre 1861 y 1869. Entre los beneficios producidos por la llegada de la Familia Real al Brasil. de Carlos Moncorvo de Figueiredo (1875). Entre ellos hay que señalar varios estudios sobre las bubas –considerada la más temible enfermedad de la época colonial e imperial–. los alumnos que allí se graduaron fueron ocupando paulatinamente las posiciones que hasta ese momento estaban en manos de profesionales extranjeros. de João Alves de Moura (1849). En 1838. Más de veinte trabajos fueron igualmente dedicados a la lepra. Ambos médicos fueron fundadores de la Academia Nacional de Medicina. contenía también azufre. Las primeras investigaciones La mayor parte de los primeros trabajos con alguna base científica emprendidos en Dermatología no tuvieron como escenario a ninguna de las dos facultades. “Ainhum. se puede considerar la creación de las dos primeras escuelas de cirugía del país. causada por la invasión de Napoleón.PAULO R . escribió en 1827 sobre la Elephantiasis graecorum. Aun cuando su calidad pedagógica en los primeros años fuese discutible. “Memoria sobre la enfermedad vulgarmente llamada bubas”. en Salvador y en Río de Janeiro. variedad. tratamiento. A partir del uso de este aceite se decidió elaborar una emulsión para el tratamiento de los enfermos con escabiosis y dermatofitosis. de Domingos de Almeida Martins Costa (1875). en 1808.

investigador y autor de importantes trabajos. en ese momento ya radicado en Pelotas. Su director e iniciador. graduado en Bahía. Silva Araújo era un médico brillante. la cual serviría como modelo para la fundación de la Sociedad Brasileña de Dermatología. Creado el servicio de enfermedades de la piel de la Policlínica. fue el primero en describir una enfermedad dermatológica y también en participar de la cirugía pionera de la especialidad en el país. “Silva Araújo fue el primer profesor libre docente de Dermatología en Brasil. de Filadelfia. el Dr. No es de extrañar que Bruno Chaves. que modernizaron la enseñanza adaptándola a las últimas tendencias dictadas por Europa. realizado en 1889 en París. Bruno Chaves. ofreciendo en su Servicio de Dermatología y Sifilografía una enseñanza impregnada de las ideas de Pasteur”2.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil Dermatologium de Hamburgo. El primer servicio Gradualmente el país fue perfeccionando su medicina gracias a la inclusión de las dos facultades y a los trabajos aislados de los médicos. La Academia de Medicina había cumplido ya 53 años de existencia cuando se instaló en 1882 la cátedra de Dermatología. como informa Rubem David Azulay. promoviendo exitosamente cursos muy concurridos”2. Este proceso fue acelerado entre 1882 y 1884 por las reformas de Leôncio de Carvalho y el Vizconde de Sabóia. donde disertaba con maestría sobre asuntos de parasitología y de microbiología. Bruno Chaves En 1887. se convirtiese en uno de los cinco dermatólogos brasileños invitados a participar en el Primer Congreso Mundial de Dermatología y Sifilografía. con coloridos dibujos y textos en francés (1883). “De esta forma la nueva especialidad que surgía en el país pasó a integrarse a la Academia. en el Policlínico General de Río de Janeiro. Como consecuencia de estos estudios. un año después de la fundación del primer gran Servicio Clínico de Enfermedades de la Piel en Brasil. bajo la orientación del Dr. Este trabajo fue publicado en el Medical and Surgical Reporter. En el mismo año. en el Hospital Saint-Louis. oriundo de la Escuela Tropical de Bahía y en ese momento radicado en la capital del país. indicándolo para el tratamiento de las sífilis. Llamó la atención en el nuevo currículum la introducción de una asignatura que reflejaba la importancia creciente que adquirían las enfermedades de la piel en el país y en el resto del mundo. Se creó la asignatura Clínica de las Enfermedades Cutáneas y Sifilíticas. así como conferencias sobre la Reglamentación Sanitaria de la Prostitución (1883) y la Profilaxis Pública de la Sífilis (1891). Río Grande do Sul. “desde 1875 el Dr. José Antônio Pereira da Silva Araújo venía realizando interesantes exposiciones en las célebres Conferencias de Glória. En Río de Janeiro el curso se creó en 1883. describió con el maestro alemán las formas cocoides del bacilo de Hansen (1886)1. fue designado como miembro extranjero de la Societé Française de Dermatologie et Syphilographie. comenzó a dar clases sobre la especialidad. desarrollada en Bahía por Alexandre Evangelista de Castro Cerqueira y en Río de Janeiro por João Pizarro Gabizo. constituyéndose en el primer Servicio de Dermatología del país. Antônio Pereira da Silva Araújo. Silva Araújo fue nombrado el 127º miembro titular de la entidad. publicó una tesis de doctorado sobre “El mercurio y sus compuestos”. y en los Annales de Dermatologie et Syphilographie. Según Joaquim Mota. la Presidencia en 1897 y más tarde el lugar de 71 . Su intensa actividad lo llevaría en 1889 a ocupar la Primera Secretaría. que en los años siguientes publicaría el Atlas de las enfermedades de la piel. Unna.

ya que durante mucho tiempo fue Bahía la capital del país y el gran centro de ingreso de los esclavos africanos. Allí describió la forma en que su padre obtuvo la reproducción experimental de la enfermedad. La Escuela Tropicalista de Bahía La asignatura de Dermatología fue creada en la Facultad de Medicina de Bahía en una época en que esta escuela se disputaba con la de Río de Janeiro el primer lugar en el estudio de las enfermedades de la piel. Adeodato. su titular. Debemos a lo que se llamó con toda justicia la Escuela Bahiana de Medicina la aparición de un creciente interés por nuestros problemas de nosología tropical. estaban vinculados con una escuela famosa que introdujo el estudio de la patología tropical en el país. que había sido profesor de la escuela superior y secundaria en 1865 y catedrático universitario un año después. João Francisco da Silva Lima. de la etapa científica de la medicina brasileña. A mediados del siglo XX. Ambos dermatólogos. Silva Lima (1826-1910). Por esa razón. en 1888. mediante la inoculación de escamas extraídas de una lesión en un voluntario. 72 . propia del negro puro o full-blood. Alexandre Cerqueira.PAULO R . padre e hijo. CUNHA Presidente Perpetuo. Sus observaciones sobre el tema no fueron publicadas. denominada en Oriente Medio con diversos términos”2. Ludgero Ferreira. llegado a Salvador en 1842. nacionales y extranjeros. con lo cual se constituyeron en los auténticos predecesores. se destacó enseguida por sus trabajos sobre la fiebre amarilla y el cholera morbus que en ese momento se propagaban en forma epidémica. quien por primera vez realizó una clásica descripción de la curiosa afección denominada ainhum. que también dirigirían la Sociedad Brasileña de Dermatología. cuyo agente. Rubem David Azulay y Jarbas Porto. Silva Lima se encontraba en una posición privilegiada para hacerlo. y Juliano Moreira. A su hijo. como Maria Pires Caldas. Rabello. La Escuela Tropicalista de Bahía surgió y se desarrolló a pesar de las relativas dificultades de la enseñanza oficial. generalmente asociada a un cierto grado de hiperqueratosis plantar. en 1896. De cualquier manera. Según F. el inglés John Patterson. le correspondería utilizarlas en 1916 en su tesis de graduación denominada Keratomycose nigricans palmar. También le fue solicitada la creación del Museo de la Academia Nacional de Medicina”2. Antônio José Alves y Antônio Januário de Faria. Otto Wucherer se había establecido como clínico en la capital de Bahía en 1843 y comenzaba a examinar sistemáticamente las heces de los opilados. los profesionales del exterior o vinculados a la facultad se reunían en grupos de estudio. Se trata de una de las raras enfermedades realmente raciales. Fue también un ciudadano de Bahía. en su homenaje. enriqueció el acervo científico brasileño con valiosas contribuciones sobre temas de patología tropical. destacándose especialmente con sus trabajos sobre las bubas y el ainhum. el alemán Otto Wucherer y varios brasileños. Más tarde identificó las microfilarias responsables de la elefantiasis. de Edimburgo. diplomado en la Facultad de Medicina de Salvador. E. “fueron precisamente J. los primeros en hacer la identificación clínica del Botón de Bahía de la Leishmaniasis tegumentaria. la Academia Nacional de Medicina tendría otros dos presidentes de la especialidad. Antônio Gentil de Castro Cerqueira Pinto. identificó la Tinea nigra en 1891. suministrada en la época por la Universidad de Salvador. la capital de Bahía entusiasmaba al medio especializado por su interés por la medicina cutánea. John Patterson. encontrando en ellas los huevos del Ancylostomum duodenale y determinando así la etiología de la enfermedad causada por ese parásito. recibió la denominación de Wuchereria. Eran ellos: el portugués Silva Lima. donde trabajó toda la vida como investigador infatigable.

La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil El trabajo de mayor repercusión de Silva Araújo. las reuniones mensuales de la SBD. Durante casi cien años. en las cuales varias generaciones de médicos de todas las regiones convivieron y se perfeccionaron. La Gazeta Médica y su exhortación a la ciencia En 1866 correspondió al grupo de Salvador la creación de la primera publicación científica brasileña. entre 1912 y 1988. la primera sede de la Sociedad Brasileña de Dermatología (SBD). en agosto de 1889. y donde se iniciaron las bases para la modernización de la especialidad en el país. Agrega Joaquim Mota: “No fue Gabizo fértil en publicaciones científicas. que defendía las ideas de la Escuela de Viena. después de desempeñarse brillantemente en los exámenes. otro integrante de la Escuela de Bahía. Gabizo. En las instalaciones de esa Clínica se realizaron. A partir de esta época dos escuelas dermatológicas con filosofías opuestas se enfrentaron en la capital de la República: la cátedra oficial de J. esta Clínica impartiría sus clases prácticas en la multisecular Santa Casa de Misericordia de Río de Janeiro. centrada en el eclecticismo racional y prudente defendido por la Escuela Francesa. Kaposi. reflejando el ideal de la Gazeta y de su grupo de integrantes de implantar en el país una ciencia médica del más alto nivel. la influencia de las dos escuelas en la naciente especialidad se traduciría en la representación de los discípulos de ambas en la lista de los fundadores 73 . allí se presentaban las discusiones y conclusiones sobre los casos médicos desarrollados por aquellos pioneros de la ciencia brasileña “con la presentación de los pacientes y los datos suministrados por el microscopio y por la anatomía patológica”2. En esa fecha. supo desempeñar con talento su cargo. donde también estuvo localizada. João Pizarro Gabizo. y la cátedra sin reconocimiento oficial de Silva Araújo. Adolfo Lutz. la publicación registraba importantes estudios en el campo de la Dermatología. ya que conocía profundamente la especialidad sobre la cual discurría con gran elocuencia. por el cual fue escogido para integrar la Academia Imperial de Medicina. dejándonos apenas un trabajo sobre la reglamentación de la prostitución. João Pizarro Gabizo La cátedra de Dermatología fue institucionalizada en Brasil en 1883 al ser nombrado J. una conferencia sobre la lepra y otras sobre enfermedades venéreas”2. P. en las conmemoraciones del centenario de la Revolución Francesa y en vísperas de la Proclamación de la República en nuestro país. Candidato único en la disputa por el título de profesor de la Facultad de Medicina de Río de Janeiro. En la edición del 10 de noviembre de 1866. Ya en su primer año de vida. la Gazeta Médica de Bahía. Oscar de Bulhões y Bruno Chaves. una delegación de cinco especialistas brasileños participó activamente en París de los trabajos del Primer Congreso Mundial de Dermatología y Sifilografía: Silva Araújo. su director señalaba la ausencia de médicos brasileños en un Congreso Médico de París. fuese realmente considerada la exhortación efectuada por la Gazeta. posteriormente sería designado para dirigir el primer Servicio de Enfermedades de la Piel del recién creado Policlínico General. Gabizo. Por esta razón se trasladó a Río de Janeiro. fue designado por la institución y puesto en funciones por el gobierno imperial. P. fue el Estudio del Demodex folliculorum. Veinte años después. Francisco Eduardo Rabello informa que Gabizo hizo sus prácticas en Viena. Veintitrés años pasarían hasta que. Gabizo (1845-1904) para dar clases en la Clínica de Enfermedades Cutáneas y Sifilíticas de la Facultad de Medicina de Río de Janeiro. bajo la dirección de Virgílio Clímaco Damazio. donde en el futuro se destacarían otros maestros como Parreiras Horta y Ramos e Silva. hasta 1978. en la famosa Escuela de Ferdinand Hebra y M. en el mismo período.

el estudio y la práctica de la Dermatología habían llegado en Europa a un grado elevado de desarrollo. como veremos. en realidad. Luiz da Costa Chaves Faria. en 1904. en un curso particular dictado en la primera Clínica de Enfermedades de la Piel del país. priorizando el estímulo a la investigación científica y favoreciendo la implantación de una escuela nacional creativa e influyente en el país. En el mismo año de 1883. permitiendo el debate sobre los grandes problemas de 74 . con el mismo número de puntos. podría afirmarse que en Brasil se ignoraba por completo la Dermatología. En Río de Janeiro. hasta esa época. el Dr. antes de que João Pizarro Gabizo (Río de Janeiro) y Alexandre de Castro Cerqueira (Salvador) tomasen posesión de la cátedra obtenida en concurso público. Los Drs. este proceso fue provocado por el desarrollo de las cátedras y por la actuación del Instituto Oswaldo Cruz. Antônio José Pereira da Silva Araújo. la Sociedad Brasileña de Dermatología surgió para apoyar y ampliar el proceso de formación. En 1910. sería nombrado catedrático de la Clínica Dermatológica y Sifilográfica. ascendió como titular de la cátedra. Como resultado de la dinámica inducida por la enseñanza de la nueva especialidad en el país. cargo creado por la Reforma Sabóia. Terra.etapa científica La tercera etapa de la Dermatología brasileña se inició oficialmente en 1883 con la creación de la cátedra de Clínica de Enfermedades Cutáneas y Sifilíticas en las Facultades de Medicina de Río de Janeiro y de Salvador. denominación otorgada a la asignatura desde el año 1892. se efectuaron los concursos públicos para elegir profesores adjuntos. en la 11ª sección. Fernando Terra y Eduardo Rabello En 1906 se realizó el concurso para profesor sustituto de la Clínica Dermatológica. CUNHA de la Sociedad Brasileña de Dermatología que. que sería estimulado por la Sociedad Brasileña de Dermatología en lo que respecta a la fuerza. fue designado el Dr. originario de la Escuela Bahiana de Tropicología. cargo quel ejerció durante quince años más. ya había institucionalizado en 1882 la enseñanza libre de la Dermatología. cohesión y valorización de la categoría profesional. “salvo por algunos escritos. a la vez que vinculada con el exterior y respetada en ese ámbito. Fernando Terra y Eduardo Rabello. organización y divulgación técnica de la nueva especialidad. en el que obtuvieron el primer lugar. es el producto directo de la tercera y última etapa de la Historia de la Dermatología Brasileña. Joaquim Mota afirma que.PAULO R . En realidad. con el fallecimiento de Chaves Faria. creada en ese mismo año en la Policlínica General de Río de Janeiro. sin lugar a dudas. marcó el inicio de estos estudios en el país”2. La sociedad científica ■ La3. que correspondía a la cátedra de enfermedades cutáneas. de tal forma que la creación de una cátedra oficial. En el inicio del siglo XX. El surgimiento de la SBD se explica también por el inicio de la investigación científica que caracterizó –principalmente en los primeros años del siglo XX– el panorama de la Dermatología naciente. quien debido al fallecimiento de Gabizo. El escenario inspirador A fines del siglo XIX. la década de 1880 se destaca por el impulso otorgado por el Instituto Oswaldo Cruz a la investigación microbiológica. por ser el de mayor edad y por haber sido asistente de la cátedra desde el año 1891 fue el escogido por el Gobierno de Alfonso Pena.

Fernando Terra (figura 4) y Olympio da Fonseca Filho. Oswaldo Cruz 75 . Arêa Leão. En 1908. para asumir el carácter de investigación y de estudio de laboratorio. la paracoccidioidomicosis fue descubierta en São Paulo por Adolfo Lutz. Junto con Oswaldo Cruz. lanzó las bases definitivas de la especialidad. Henrique de Beaurepaire Aragão. Adolpho Lindemberg (1872-1944) expuso en 1909 el descubrimiento del agente etiológico de la leishmaniasis. Lo cierto es que podemos comenzar a hablar tanto de una medicina como de una Dermatología brasileña a partir de los inicios del siglo XX. La producción académica fue dejando de ser una simple reproducción de bibliografía. como ya se señaló. El trabajo desarrollado por las dos Escuelas (Salvador y Río de Janeiro) fue la semilla que hizo germinar el espíritu científico en las primeras generaciones de médicos graduados en el país. actualmente denominada paracoccidioidomicosis o Enfermedad de Lutz-Splendore-Almeida. jefe de la Escuela de Viena. Adolfo Lutz (1855-1940). También en 1909 describió un nuevo tipo de micetoma y su agente etiológico con el nombre de Dyscomices brasiliensis (actualmente Nocardia brasiliensis). además del interés de Fernando Terra. otorgándole la sistematización y el cuerpo de doctrina que inspiraron a los continuadores de su obra: Kaposi. El Instituto Manguinhos nació bajo el nombre de “Instituto Soroterápico Federal” para preparar sueros y vacunas contra la peste. Rocha Lima. en un gesto hidalgo del titular. Dr. se privilegió la investigación en Dermatología debido a la influencia que Cruz recibió de Raymond Sabouraud. ya que los estudios y los trabajos fueron incrementándose recién durante los años que marcaron el final del siglo XIX y el comienzo del siglo XX. así como sus causas. descubrió en 1908 en São Paulo una nueva enfermedad. recibió en 1908 la denominación actual. Algunos autores destacan el papel de Oswaldo Cruz y del Instituto Manguinhos en este escenario. La cumbre de esa actividad paralela y simultánea fue indudablemente la Clínica de Dermatología y Sifilografía de la Facultad Nacional de Medicina. el verdadero fundador de la micología médica. Figura 2. característica fundamental de la fase pre-científica. Auspitz y Neuman. Allí se sumaron. al mismo tiempo que se actualizaban. la participación de Eduardo Rabello. sobre todo en el desarrollo de la nueva especialidad médica relacionada con las enfermedades cutáneas. posteriormente denominado Leishmania brasiliensis. para integrar el equipo de la cátedra. procuraban aplicar lo que aprendían a la realidad de Brasil. diagnósticos y tratamientos. Eduardo Rabello. Ferdinand Hebra. Transformado después por Oswaldo Cruz (figura 2) en el Instituto de Medicina Experimental. Adolpho Lindemberg (figura 3). Parreiras Horta. genial investigador brasileño. Armínio Fraga. invitado. Gaspar Viana. Entre ellos se destacaron: Adolfo Lutz. atrayendo a otros especialistas en parásitos y patólogos del Instituto Oswaldo Cruz que iniciaron la época de oro de la naciente especialidad. con quien había trabajado en París. Terra y Rabello crearon un gran centro de investigación dermatológica. Como resultado. Muchos de ellos partieron para Europa en busca de perfeccionamiento. un grupo de maestros eminentes y jóvenes científicos que pasaron por Manguinhos se constituyó en la primera generación de dermatólogos brasileños. La Dermatología llegó al Brasil con cierta dificultad. provocando un período efervescente de estudios e investigaciones científicas en el ámbito de esa especialidad.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil la patología y de la clínica entre los maestros de las diversas escuelas. contribuyendo de manera decisiva a la identificación de enfermedades anteriormente desconocidas. Incluso algunos autores no reconocen ninguna contribución en ese sentido antes de 1900. En el transcurso de cuatro años se produjeron trabajos fundamentales.

el mismo Viana descubriría la cura de las lesiones de la donovanosis por la aplicación del misFigura 3. Fue él quien articuló esfuerzos. Fernando Terra (1865-1947) 76 . en 1912. usado al 1% en inyecciones intravenosas. se retiró de su cargo por la única razón de que. la inspiración y la fuerza que precedió a la fundación de la SBD. se dedicó enseguida a la Dermatología efectuando sus prácticas médicas junto al Profesor João Pizarro Gabizo en la 19º Enfermería de la Santa Casa. tuvo la actitud generosa de llamar a Eduardo Rabello para la Clínica. El año de 1912 fue relevante por varias razones: . Al asumir como titular en 1910. En 1911 Paulo Parreiras Horta (1884-1961) publicó un trabajo sobre la piedra negra que también se tornaría un clásico. al jubilarse en 1925 como catedrático de Dermatología y Sifilografía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Brasil. El ideal de Fernando Terra Fernando Terra (1865-1947). Terra había nacido el 25 de diciembre de 1865 en Niterói y falleció en Juiz de Fora en 1947. Fernando Terra marcó los principios de una entidad capaz de congregar a los dermatólogos y dirigirlos cada vez más hacia la actividad científica. agente causal de la donovanosis (que en esa época era un granuloma ulceroso o venéreo). dándose al parásito de la enfermedad el nombre del eminente especialista (Piedraia Hortai). . Dr. autor del proyecto y primer Presidente de la Sociedad Brasileña de Dermatología. CUNHA Eduardo Rabello publicó en 1910 una pequeña e histórica monografía sobre Dermatomicosis. Francisco Eduardo Rabello señala respecto de estos trabajos relevantes: “No es sorprendente que en medio de esa febril y tan fértil actividad de investigación fuese creada en la misma época. En los registros también consta que pasó por Manguinhos. ejerció su mandato de 1912 a 1925. y en 1906 concursó públicamente para el cargo de profesor asistente. La consulta de los documentos de la Sociedad Brasileña de Dermatología permite afirmar que él fue verdaderamente el alma. Adolpho Lindemberg (centro) en su clínica de Dermatología de la Santa Casa de San Pablo mo compuesto. Más tarde. en la cual reproducía en la práctica brasileña y con las técnicas de Sabouraud lo que el genial francés había dejado confirmado sobre la materia. Graduado en 1887 en la Facultad Nacional de Medicina. la Sociedad Brasileña de Dermatología”2. fluminense. Dr. en la forma del antiguo tártaro emético. dando lugar a una interacción válida para ambos sectores.PAULO R . tercer catedrático de la Facultad de Medicina de Río de Janeiro. por primera vez en Brasil. este estudio sería continuado en 1917 con una tesis clásica de Souza Aranha. invitó a la participación y escribió el borrador de los estatutos. que obtuvo por las razones que se expusieron anteriormente. con él llegó también el grupo del Instituto Oswaldo Cruz para unirse a los dermatólogos clásicos. No satisfecho con su actividad como conductor del Instituto.Eduardo Rabello inició las investigaciones que hallaron. prefirió mantener la tradición de que su sucesor en la cátedra fuese también el presidente de la Sociedad. sucediendo a Chaves de Faria. En 1891 se convirtió en asistente de la Clínica de Dermatología y Sifilografía.Gaspar Viana (1885-1914) descubrió el tratamiento y la cura de la Leishmaniasis tegumentaria por medio del antimonio. los corpúsculos de Donovan. Figura 4. Fue considerado como una fuerza omnipresente en la fundación y en los trabajos de los primeros trece años de la entidad.

Cuando terminé la carrera de medicina. en la Universidad de São Paulo (USP). ya hacía dos años que trabajaba con enfermos de lepra y de sífilis. la respuesta es la siguiente: “Yo colocaría en el pedestal a Sebastião Sampaio. Ese camino fue ampliándose de forma progresiva. la entidad se llamaría Sociedad Brasileña de Dermatología.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil El modelo francés El modelo francés de la Sociedad de Dermatología y Sifilografía. en una época especialmente grave por la precaria situación financiera de la familia. igual que la entidad francesa. Al profesor Pupo también le gustaba mucho trabajar con leprosos. Sebastião Sampaio (figura 5) nació en el interior del estado de São Paulo y estudió en su capital. porque la SBDS optó por el término usado por los anglosajones. Pero su madre. Años después de la 2ª Guerra Mundial. sifilografía y no por el francés. Dr. Ud. que va a escribir sobre la Historia de la Dermatología brasileña tiene que considerar dos épocas: antes y después de Sampaio. Imagínese mi suerte. es decir. un hombre muy trabajador. lo influenció para que ingresara en 1938 en la carrera de Medicina. porque era un alumno excelente en matemática. por lo tanto. que indique quién debería figurar en el Panteón de la Dermatología. en contraposición a la postura de la escuela francesa. con la introducción de la penicilina. Sampaio. Él fue y continúa siendo un marco de referencia. mucho más preocupada por describir las enfermedades de la piel. 40 años de permanencia de la segunda razón social y de la sigla SBDS. Terra y el grupo fundador de la SBD no incluyeron inicialmente el estudio de la sífilis en la denominación de la nueva entidad. y como no existía todavía la práctica obligatoria. la entidad retornaría en 1962 a la denominación original. pero curiosamente. Solamente en 1925. yo fui su primer discípulo”2. El cambio de denominación sería implementado recién en 1965. y al aprobarlo fue contratado como auxiliar académico. se alteraría el estatuto para pasar a denominarse Sociedad Brasileña de Dermatología y Sifilografía (SBDS). Figura 5. de modo que la Dermatología se tornó el camino natural a seguir”. Sebastião Sampaio 77 . con una leve pero significativa diferencia. sifilología. el profesor decidió que yo debería frecuentar el ambulatorio de Dermatología. donde se graduó en 1943. durante la gestión de Fernando Terra. que siempre había querido tener un hijo médico. Su preferencia inicial era la ingeniería. tenía un conocimiento médico espectacular y una postura humanística fuera de serie. “Cuando terminé la Facultad de Medicina. dominante en Brasil. fue el escogido para regir la entidad brasileña. Durante trece años. al asumir Eduardo Rabello la presidencia. que funcionaba desde 1889 en el Hospital Saint-Louis de París junto a la Clínica del mismo nombre. a tal punto que Sebastião Sampaio pasó a constituir el tercer gran referente de la Dermatología en São Paulo (los otros dos fueron Adolpho Lindemberg y Aguiar Pupo). Personalidades históricas ■ Personalidades históricas Sebastião de Almeida Prado Sampaio Cuando se pide a una figura notable de la especialidad. y así fui aprendiendo la especialidad”. Sampaio era un hombre de gran cultura. 4. como el paulista Luiz Henrique Camargo Paschoal. Ya desde su época de estudiante. Se presentó al concurso del Departamento de Profilaxis de la Lepra. trajo de los Estados Unidos la escuela terapéutica de aliviar y curar las enfermedades. después de treinta y siete años de llevar el nombre de Sociedad Brasileña de Dermatología y Sifilografía. Tremendamente inteligente y preparado. “La cátedra era Dermatología y Sifilografía. Sampaio trabajó en la Liga de Lucha contra la Sífilis. completándose.

varios estados brasileños y el exterior. “Fui formando discípulos y mis discípulos formaron otros discípulos”. del Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología y del Consejo Regional de Medicina y miembro del International Committee of Dermatology. Junto con Wucherer y Paterson. en la Facultad de Medicina de Río de Janeiro. allí hizo sus prácticas médicas entre 1951 y 1952. y luego continuó sus estudios en Europa. Sampaio fue docente y consiguió una beca para asistir a la Clínica Mayo en los Estados Unidos. en esa época el mayor centro médico de ese país. Adolpho Lindemberg Fluminense de Cabo Frío. João Ramos e Silva Graduado en 1918 en la Facultad de Medicina de la Praia Vermelha. implantaron en Bahía los primeros estudios de las enfermedades tropicales. Fue uno de los mayores micólogos brasileños. Desde su cátedra en la USP Sebastião Sampaio formó discípulos que se distribuyeron en todo el Estado de São Paulo. a quien invitaban durante decenas de años para dar conferencias y asistir a encuentros y jornadas. creando en la Santa Casa de Misericordia el primer Servicio Dermatológico de São Paulo. Bernardino Antônio Gomes Autor del primer libro de Dermatología en lengua portuguesa. la mayoría de sus discípulos mantuvo su vinculación con el maestro. En la Clínica Mayo Sampaio vio que los enfermos eran visitados todos los días y recibían una atención médica eficaz. Promovió la primera reunión de dermatólogos sifilógrafos en Brasil.PAULO R . influyendo sobre varias generaciones de dermatólogos brasileños. fue farmacéutico antes de cursar medicina en Brasil y después microbiología en París. se graduó en la Facultad de Medicina de Río de Janeiro en 1896 y se especializó en Dermatología en París. Fue Presidente de la Asociación Médica Brasileña. portugués de Vilarinho. graduado en 1912. además de prestigiar con su presencia diversas reuniones creadas por él mismo. José Francisco da Silva Lima José Francisco da Silva Lima. CUNHA Con cinco años de experiencia dermatológica. en Río de Janeiro. decía. 78 . fue quien más estimuló la creación del Instituto de Medicina Tropical de São Paulo. João de Aguiar Pupo Paulista de Itatiba. práctica que aplicó en São Paulo a su regreso. llegó a Salvador en 1840 y se doctoró en la Facultad de Medicina de Bahía. estuvo dos veces en Brasil: en 1797 y 1817. Fue uno de los pioneros en la especialidad. Ramos e Silva adquirió notoriedad en las enfermedades venéreas y la hanseniasis. Paulo Parreiras Horta El carioca Paulo de Figueiredo Parreiras Horta nació en 1884.

Recibió su diploma en la Facultad de Medicina de Río de Janeiro. así como en la Inspectoría de Profilaxis de la Lepra y Enfermedades Venéreas. Eduardo Rabello Nacido en Barra Mansa. Dr. Domingos Barbosa da Silva En 1955 fue designado Profesor Titular de la cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina y Cirugía de Pará. su gran realización fue la creación del Laboratorio de Histopatología de la Clínica. trabajó en la Clínica Dermatológica en el Hospital de Santo Amaro. cuyas lesiones particulares fungosas tienen como nicho ecológico la Amazonia. efectuó su práctica médica en el Hospital Saint-Louis. en 1876. Se graduó en la Universidad del Brasil en 1916 y trabajó en el Instituto Oswaldo Cruz. También describió una nueva forma de blastomicosis. Jorge de Oliveira Lobo Nació en Recife. Hildebrando Portugal Graduado en la Facultad de Medicina de Río de Janeiro. Rabello frecuentó el Servicio de Curieterapia del Hospital Necker. Jorge de Oliveira Lobo utilizó su nombre para identificar una enfermedad provocada por el hongo denominado Paracoccidioides loboi. dando inicio a la Dermatología de Pernambuco. Fueron importantes sus estudios en Dermatología tropical y formó varias generaciones de especialistas. Al retornar a su tierra natal. Fue Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital de IASERJ durante décadas. Eduardo Rabello. en 1889. Francisco Eduardo Rabello Glynne Leite Rocha Natural de Alagoas en Maceió. el segundo presidente de la SBD se doctoró en 1903 en la Facultad de Medicina de Río de Janeiro. 79 . hanseniasis y sarcoidosis (figura 6). en la Cátedra de Dermatología y Sifilografía de la Facultad Nacional de Medicina. en 1926. Falleció el 8 de agosto de 1940.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil Joaquim Mota Fue uno de los mayores sifilógrafos brasileños. Trabajó con Olympio da Fonseca Filho y Arêa Leão en Manguinhos y fue asistente de Eduardo Rabello. que fue después incorporado a la Clínica Dermatológica. en París. el Instituto de Electro-radiología de la Facultad de Río de Janeiro. Francisco Eduardo Rabello Sucedió a su padre. Discípulo de la Escuela Francesa. se graduó en la Facultad de Medicina de Pernambuco en 1930. Figura 6. Río de Janeiro. Al retornar a Brasil fundó en 1919. en el Servicio Médico del Ejército y en el Departamento Nacional de Salud Pública. Hizo contribuciones originales en las áreas de leishmaniasis tegumentaria. Oswaldo Costa Dermatólogo de Minas Gerais. adquiriendo experiencia en la materia. dedicó su tesis (1962) al estudio de las queratodermias palmo-plantares. junto con Fernando Terra. bajo la dirección de Degrais.

fue docente libre en la FMUSP. Carlos da Silva Lacaz Historiador de la Dermatología brasileña. también poseía grandes conocimientos de radioterapia y hansenología. asumiendo en 1954 la dirección del Hospital de Pénfigo en Goiânia. del Compendio de Dermatología. en 1951. llegó a Brasil en 1934. Carlos da Silva Lacaz Figura 7. Anuar Auad El paulista Anuar Auad se graduó en la Facultad de Ciencias Médicas de Río de Janeiro. CUNHA Demétrio Peryassú Nacido en Belém do Pará. siendo dos veces director de la Facultad de Medicina de la USP. en París. Bechelli. Antônio Carlos Pereira Júnior Natural de Minas Gerais. Guilherme V. libro de consulta de la especialidad. efectuó sus prácticas médicas en el Hospital Saint. Norberto Belliboni Natural de Camposapiero. Italia. es autor.Louis. en la Universidad de São Paulo. Antar Padilha-Gonçalves Graduado en 1937 en la Facultad Nacional de Medicina. Dr. Realizó vastos estudios en el área de pénfigo foliáceo. se graduó en 1937 en la Facultad Nacional de Medicina. Clóvis Bopp Nació en Santa Maria (RS) el 17 de octubre de 1913. profundizó 80 . hizo un curso de especialización en Medicina Tropical en Alemania y fundó en 1986 el Centro de Estudios “Nicolau Maria Rossetti”. junto con Luiz M. de Juiz de Fora. Durante diez años fue el coordinador de la asignatura de Dermatología del Curso Experimental de Medicina de la Universidad de São Paulo. Es coautor de un libro sobre herpes y de la clasificación de las ETS adoptada en el país y en el exterior. Varios síndromes dermatológicos fueron estudiados por él. Lacaz fue profesor de Micología y Microbiología en la USP y fundó en 1959 el Instituto de Medicina Tropical. Se graduó en Medicina en 1949. Fue Jefe del Servicio de Dermatología de la Universidad Federal de Rio Grande hasta 1984. Curban Profesor Libre Docente de la FMUSP.PAULO R . Es considerado uno de los mayores micólogos del mundo (figura 7). Raymundo Martins Castro Se graduó en la Facultad de Medicina de la USP. graduado en 1963 en la Facultad Nacional de Medicina de la Universidad de Brasil.

Fue Director Clínico del Sanatorio Cocais y docente libre de la Facultad de Medicina de la USP. Jarbas Porto Natural de Pernambuco de Caruaru. Fue profesor en la Facultad de Ciencias Médicas de la Santa Casa de Misericordia durante 20 años. 81 . Se destacó por su contribución a los conocimientos en la hansenología. Luiz Marino Bechelli Graduado en la Facultad de Medicina de la USP en 1933. Fue Presidente de la Academia Nacional de Medicina. Porto ingresó en el Hospital de los Servidores del Estado y realizó su posgrado en Michigan. Asistente de Rabello y de Rubem David Azulay. Alexandre Mello Filho Graduado en la Escuela Paulista de Medicina. Estados Unidos. en Suiza.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil los estudios sobre leishmaniasis y micología. Rotberg estudió en Río de Janeiro y se graduó en 1933 en la Facultad de Medicina de São Paulo. ingresó en la Clínica Dermatológica del Hospital del Servidor Público Municipal en 1948. Antônio Souza Marques Nacido en Río de Janeiro. fue secretario del sector de Lepra de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Antonio Delfina Se graduó en 1942 en la Escuela Paulista de Medicina. y es el actual Director de esa Facultad. fue designado médico especialista del Departamento de Profilaxis de la Lepra. se graduó en la Facultad Nacional de Medicina. Aurélio Ancona López Se graduó en 1937 en la Facultad Nacional de Medicina de Río de Janeiro. Durante diez años. es autor de diversos trabajos científicos de la especialidad. En la Cruzada Pro-Infancia fundó un Centro de Educación de Dermatología. dedicándose durante 45 años a la institución. Abrahão Rotberg De proyección mundial por la doctrina de la Margen Hansen en su forma anérgica y del Factor N en la hanseniasis. dirige la cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina del ABC. Trabajó en el Servicio de Dermatología del Hospital Gaffrée Guinle y después en el laboratorio de Raimundo Aragão. se graduó en 1960 en la Facultad Nacional de Medicina e hizo su posgrado en el Hospital del Cáncer de Filadelfia. En 1945 creó el Servicio Dermatológico del Hospital del Servidor Público Municipal. Luiz Henrique Camargo Paschoal Graduado en la USP en 1960.

UFF. En 1966 fue designada profesora en la recién creada Facultad de Ciencias Médicas y Biológicas de Botucatu. se trasladó a Recife para estudiar el ciclo secundario y la carrera de Medicina en la Facultad de Ciencias Médicas de Pernambuco. UERJ y UFRJ. CUNHA Márcio Lobo Creó el posgrado en Dermatología en la Universidad Federal de Pernambuco. el profesor Nelson Proença fundó el Anuario Dermatológico Brasileño con la intención de reunir trabajos publicados en revistas de otras áreas. 82 . donde publicó 20 trabajos científicos. entre ellos la Presidencia de la Regional de São Paulo (Alice y Maurício) y de la SBD (Maurício). desde 1997. Alice hizo su práctica de Medicina en el HC/FMUSP y es actualmente profesora adjunta y docente libre de la UNIFESP/ Escuela Paulista de Medicina. cuando la Cátedra y el Servicio de Dermatología de la UFRJ se trasladaron al Hospital Universitario. Fue Profesor Titular de la Facultad de Medicina de Santos. hizo su práctica en Alemania. de São Paulo. con quien se casó. fue durante trece años asistente voluntario de João Ramos e Silva.PAULO R . se especializó en Dermatología en la USP. fue el responsable de la compra de la sede de la entidad. en 1917. Renée Garrido Neves Graduado en 1953 en la Facultad Fluminense de Medicina. Ambos ocuparon diferentes cargos en la SBD. Trabajó en el Servicio de Leprología. Pernambuco. Fue titular de la cátedra de Dermatología de varias Universidades. tienen dos hijos y cuatro nietos. Su formación dermatológica y su inicio en la carrera académica se desarrollaron en el HC/FMUSP. Ejerció brillantemente el cargo de Profesora Titular de Dermatología en esa escuela hasta su jubilación. Desde 1994 es Profesor Titular de UNIFESP/Escuela Paulista de Medicina. Maurício y Alice Casal Alchorne Mauricio nació en Pesqueira. Fue director de la APM y la AMB (Asociación Paulista de Medicina y Asociación Médica Brasileña) y director de la Clínica de Dermatología de la Santa Casa de São Paulo. Una de sus líneas de investigación fue la Donovanosis. Posee una notable cultura general y dermatológica. en cargos obtenidos por concurso público: Pará. Rubem David Azulay Nacido en Belém do Pará. Fue también el responsable de continuar con las actividades del histórico Pabellón São Miguel. En el HC conoció a la alumna Alice. se graduó en Medicina en la Facultad Fluminense de Medicina y en el Servicio de Dermatología del Prof. Parreiras Horta. en la Ilha do Fundão. Ney Romitti Graduado en 1958 en la Facultad Nacional de Medicina. Neuza Dillon Graduada en la Facultad de Medicina y Cirugía de Belém do Pará. Asiduo participante de las reuniones de la SBD. Nelson Guimarães Proença En 1970.

premio Jorge Lobo. También fue en dos oportunidades editor jefe de los Anais Brasileiros de Dermatologia. Cuando asumí la Presidencia.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil En los inicios de su carrera. de la Internacional Society of Dermatology y de la Academia Nacional de Medicina. Es Profesor Titular de Dermatología de la UFRGS desde 1991. João y Bernardo Gontijo De Minas Gerais. Vinculado a la SBD desde que era estudiante. Fue también Presidente de la Asociación Brasileña de Leprología. Gontijo Assunção y el hijo. trabajando en el Addenbrooke’s Hospital de Cambridge. pero todas se realizaban en Río de Janeiro. Fue cofundador del Instituto de Dermatología de la Santa Casa. Publicó 24 trabajos en forma individual o en colaboración. La gran mayoría de los socios era natural de Río. Joao se graduó en 1947 en la UFMG y realizó su práctica médica en París en el Hospital Saint-Louis durante los años 1948-1949. frecuentó el Pabellón São Miguel (financiado en el inicio de los años 30 por la Organización Mundial de la Salud para cursos internacionales de lepra. la familia Gontijo (el padre. ya que entendía que la Dermatología era nacional y no solamente de Río de Janeiro”. y presentó cerca de 200 ponencias en congresos y reuniones en Brasil y en el exterior. Fue Visiting Scholar de la Cambridge University durante los años 1972-73. En el ámbito de la Dermatología describió cinco nuevas patologías y dentro de la hansenología contribuyó al mejor conocimiento de la enfermedad. Arthur Rook. en Zadar –actualmente Croacia. dirigido por el Dr. se graduó en la UFMG y completó su práctica médica de Dermatología en el Hospital de Clínicas de la USP. Era presidente de la SBD cuando se cumplieron 50 años de su creación. João B. Bernardo Gontijo) son personalidades distinguidas en la Dermatología. 83 . el hijo. llegó a trabajar con Eduardo Rabello. del Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología. varias plaquetas –tres nacionales y una de la North American Clinical Dermatological Society. Hizo el curso de especialización en Dermatología y Patología en el Armed Forces Institute of Pathology. se graduó en 1966. y como tal resolvió cambiar muchas cosas: “Ya existían las reuniones. en la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS). donde introdujo varias innovaciones. hice modificar los Estatutos y empecé a promover las reuniones en otros Estados. Entre 1955 y 1956 efectuó su práctica médica en Filadelfia (Estados Unidos). entonces territorio italiano–. pero inmediatamente transferido para la Clínica Dermatológica de la Universidad de Brasil). y es actualmente profesor de la Facultad de Medicina de la UFMG. fundó en 1960 el Centro de Estudios de la Lepra Souza Araújo en la Universidad Federal de Paraná y en 1990 la Fundación Pro-Hansen. Bernardo. Sylvio Fraga Se graduó en 1953 en la Facultad de Medicina de la antigua Universidad de Brasil. Lucio Bakos Nacido en 1942. Rui Miranda Pilar de la dermatología paranaense. Por sus méritos personales y la calidad de sus trabajos científicos fue agraciado con trece premios: medalla de oro Oswaldo Cruz. Por concurso público obtuvo el título de profesor adjunto y docente libre de la UFMG. en Washington. Antonio Pedro (tres veces) y Gaspar Viana. Azulay es uno de los autores más destacados de la Historia de la Dermatología Brasileña. Ambos fueron miembros participantes y presidentes de la SBD.

de acuerdo con Rabello Júnior. Cerruti en Sorocaba. fueron el resultado del estímulo a la investigación científica propiciado por la educación dermatológica renovada. Su discípulo Nicolau Rossetti (1894-1956) fue más tarde el titular de la Cátedra de Dermatología en la Escuela Paulista de Medicina. Márcio se graduó en la Universidad Federal Fluminense y es actualmente Jefe del Servicio de Dermatología del HSE. Le sucedería en 1957 Sebastião Sampaio. En la línea de la tradición brasileña. con Antônio Carlos Pereira y Carlos Adolfo Pereira. En Juiz de Fora se instaló igualmente un gran centro dermatológico. autor de trabajos notables sobre la reacción de Mitsuda. Vieira(1927) y Orsini de Castro (1940). autor de trabajos pioneros en leishmaniasis tegumentaria y pénfigo foliáceo. con trabajos y publicaciones novedosas en los sectores gemelos de la venereología y de la hansenología. donde llegó a profesor titular en 1990. realizada en Florianópolis en 1981. entre 84 . la Facultad de Medicina de São Paulo contó enseguida con una cátedra de Dermatología. Una mención especial merecen los jóvenes. todos de la escuela de Aguiar Pupo.Dermatologíaen los estados Estas generaciones pujantes. Jorge José de Souza Filho Nacido en Florianópolis en 1937. En São Paulo se destacarían otros valores como H. Fue uno de los fundadores de la Regional SC de la SBD y el primer Presidente de la Reunión Sur-Brasileña de Dermatología. con trabajos pioneros en ese sentido. Entre 1922 y 1940 se publicaron importantes trabajos brasileños sobre el pénfigo foliáceo. En las décadas de 1920 y 1930. de Castro. Diniz (1902-1966) en hansenología. destacándose Orsini de Castro (1892-1970) en Dermatología y O. Trabajos originales de gran envergadura fueron desarrollados por O. discípulo predilecto de Eduardo Rabello. L. M. con sus ansias de nuevos caminos. J. entre ellos los de J. mientras Furtado haría lo mismo en 1955 sobre la frambesia. Pimenta en Ribeirão Preto. Aguiar Pupo dominó con igual superioridad la hansenología. asumiría la cátedra de Dermatología de la Universidad de São Paulo. marcaría la llegada de un nuevo centro de estudios en el país. Fundada en 1916. Efectivamente. un joven profesor de buena formación histológica que daría gran impulso a los trabajos en el campo de la estructura y funciones de la piel. CUNHA Mário y Márcio Rutowitsch Márcio Rutowitsch es hijo del dermatólogo Mário Rutowitsch. de la genética y de la patología inmune. donde enseguida formó una gran escuela. la reacción de Montenegro y las angeítis necrotizantes. por la llegada de nuevas especialidades a otras regiones del país y por la acción sinérgica de la SBD. En 1967 volvió a su tierra natal y se presentó en el concurso para auxiliar de enseñanza en la UFSC. “la cátedra de Belo Horizonte. Bechelli y W. que fuera Presidente de la SBD en 1960. La Dermatología en los estados ■ La5. Informa Rabello: En la década de 1930. Aguiar Pupo. la Dermatología se ampliaba. Costa fue el autor de una notable tesis sobre las acroqueratosis (1960). P. Oswaldo Costa (Cátedra de la Universidad Federal) y Tancredo Furtado (Cátedra de la UFMG)”3. cuyo titular fue Adolpho Lindemberg (1872-1944). se graduó en la Universidad Federal de Paraná en 1964 y fue admitido en 1965 como practicante con beca del Hospital de Clínicas de São Paulo.PAULO R . de Antonio Aleixo (18841943). donde tuvo como sucesor al leprólogo y dermatólogo Abrahão Rotberg.

Estaban presentes dieciocho médicos. Leal Júnior. Sebastião de Almeida Sampaio efectuó sus prácticas médicas en la Clínica Mayo. Julio Borda y Jorge Abulafia. Gaspar Viana. 6. 5. Mencionamos aquí solamente algunos de los dermatólogos nacionales que estudiaron con los grandes Maestros del exterior: 1. Los presidentes de la SDB Los dermatólogos que ejercieron la Presidencia de la SBD fueron: Fernando Terra (1912). Joaquim Pereira da Mota (1894-1952) trabajó en París con Pautrier. de la Santa Casa de Misericordia de Río de Janeiro. inicialmente profesor en Campinas. F. 8. Joaquim Mota (1942). 9. al lado de la discusión científica de la mayor seriedad. Adolfo Lutz. J. Valdir Bandeira (Recife) y René Garrido Neves (Niterói) hicieron sus prácticas médicas en Buenos Aires. Nicolau Rossetti y Abílio Martins de Castro trabajaron con Raymond Sabouraud. Caetano de Menezes. Eduardo Rabello y Werneck Machado. Olympio da Fonseca Filho. 4. en el Hospital Saint-Louis de París. 3. Alfredo Porto. Oscar Silva Araújo (1941). así como el conocimiento y la divulgación de las actividades dermatológicas realizadas en las demás regiones del país. João 85 . Adolfo Lutz hizo sus prácticas en Suiza con Paul Gerson Unna (1850-1929). Conant. Eduardo Rabello (1925). Juliano Moreira. el fundador de la Dermatología moderna. A. Eduardo Jorge y Franco de Carvalho. Marchionini y Raimundo Martins de Castro. con N. el espíritu acogedor y atento de los dirigentes y la preocupación por fijar las bases para la construcción de algo definitivo para el futuro. discípulo de Ramos e Silva. La Sociedad Brasileña de Dermatología (SBD) ■ La Sociedad Brasileña de Dermatología (SBD) La sesión de fundación de la Sociedad Brasileña de Dermatología se inició a las diez horas de la mañana del domingo 4 de febrero de 1912. Eduardo Magalhães. Luiz Miranda fue practicante en la Duke University. 6. bajo la dirección de Degrais y al volver al Brasil fundó con Fernando Terra el Instituto de Electroradiología. de los cuales sólo diez eran dermatólogos. Moncorvo Filho. Martins de Castro (1885-1968). especialista versado en micología. Ney Romitti trabajó en Munich con Alfred Marchionini.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil ellos Ney Romitti. Los otros fundadores eran los Drs. en los servicios de los Profs. Newton Guimarães trabajó en Barcelona con Xavier Vilanova. Tres de ellos formaban parte de la Comisión Organizadora: Fernando Terra. En los trece primeros años de actuación de la SBD predominó. el estímulo a la investigación –luego extendido a las nuevas generaciones que cursaban Medicina–. Víctor de Teive. Paulo Parreiras Horta. Estados Unidos. En el año 2000 fue aprobado el 5 de febrero para la conmemoración anual del Día del Dermatólogo. en Rochester. incluido posteriormente dentro de la Clínica Dermatológica de la Facultad Nacional de Medicina. 7. Miguel Salles. histopatología y roentgenterapia2. La SBD tuvo en su historia dos gestiones prolongadas: la de Fernando Terra que duró trece años y la de Eduardo Rabello. Zopyro Goulart. quien la presidió por quince años sin interrupción. que tuvo como maestro a su ilustre padre. La SBD es la segunda mayor entidad de la especialidad en el mundo en número de asociados. en el Pabellón Miguel Couto. 2. Oscar da Silva Araújo. Eduardo Rabello frecuentó el Servicio de Curieterapia del Hospital Necker.

Sinésio Talhari (2005). Márcio Santos Rutowitsch. Luiz Henrique C. (1946). fue trasladada al Pabellón São Miguel. bajo la presidencia de Clóvis Bopp. Rui Noronha Miranda (1968). se efectuó la declaración pública de reconocimiento a la expansión de la Dermatología en todo el Brasil. la SDB. Sebastião Sampaio y Márcia Ramos e Silva fueron también designados miembros del CID. Los Anais Brasileiros de Dermatologia. Alberto Eduardo Cox Cardoso (1998). Rubem David Azulay (1972). sustituido en 1996 por el Diario de la Dermatología Actual. Del 26 a 28 de septiembre de 1944 se realiza la primera de las reuniones de los especialistas brasileños en Dermatosis Sifilográficas. Walter Moura Cantídio (1977). Beatriz Moritz Trope. El cincuentenario de la SDB Conmemorando el cincuentenario de la SBD en 1962. junto con varios sectores de la Clínica Dermatológica y Sifilográfica. Raiymundo Martins Castro (1981). En 1985 vuelve a surgir el boletín de Noticias SBD. Posteriormente. Comisión Directiva de la SBD (2000-01): De izq. José Pessoa Mendes (1976). Nilo Peçanha. Antar Padilha-Gonçalves. CUNHA Figura 8. Tancredo Furtado (1973). Hildebrando Portugal (1948). J. Márcio Rutowitsch (2003). y Paulo Rowilson. Maurício Mota de Avelar Alchorne (1999). (sentados): María Lourdes Viegas. Newton Guimarães (1980). Jorge José de Souza Filho (1984). La biblioteca. Luis Campos Mello (1955). Sarita Martins (1995-1996) y Clarisse Zaitz (1997-1998). En la década del 90 tres mujeres presidieron la Sociedad Brasileña de Dermatología: Orcanda Andrade Patrus (1990-1991). Clóvis Bopp (1971). a partir de 1969 estas reuniones recibieron el nombre de Congresos (figura 10). Bernardo Gontijo (2000). tesorera. Antar Padilha-Gonçalves (1957). Sebastião de Almeida Prado Sampaio (1974). La sede de la SDB. Fernando Augusto de Almeida (2001) (figura 8). presidente. dejando la antigua sede del Pabellón São Miguel. secretario Ramos e Silva (1944). la cual fue adquirida en la Av. Arival Cardoso de Brito (1994). Mário Rutowitsch (1959). vicepresidente. José Serrya (1983). En 1971. João Ramos e Silva (1965). donde el 20 de octubre de 1933 se inauguró la biblioteca de la Clínica. se amplió el radio de acción de la SBD para cuidar 86 . en el Pabellón São Miguel. y así se dejó abierto el camino para que los profesionales de otros Estados pudieran ocupar la Presidencia. Domingos Barbosa da Silva (1966). César Bernardi (1988). a der. de la Santa Casa de Misericordia de Río de Janeiro. en 1925. Sarita Martins (1995). por el Diario de la SBD. durante el Congreso Brasileño de Dermatología realizado en Porto Alegre. En 1987 René Garrido Neves llegó a la Presidencia de la SBD con una misión: dotar a la entidad de una sede propia. Luiz Carlos Cucé (1985). Jesús Rodrígues Santamaría (1992). Otro hecho destacado de la década fue la designación de Ramos e Silva como miembro del CID (Comité Internacional de Dermatología).PAULO R . Da Costa Jr. A. Edgard Drolhe da Costa (1953). Demétrio Peryassu (1951). Aguiar Pupo (1964). Rubem David Azulay (1961). Márcio Lobo Jardim (1982). Fernando Augusto de Almeida. bajo la presidencia de Rubem David Azulay. Iphis Campbell (1996). Clarisse Zaitz (1997). José Eduardo Costa Martins (1993). secretaria general. y finalmente. F. A mediados del siglo XX esta biblioteca era ya considerada como la poseedora del mayor acervo de la especialidad en América Latina. João Batista Gontijo (1978). Jorge Lobo (1969). Paschoal (1989). Anuar Auad (1970). Orcanda Andrade Patrus (1990). segundo secretario. Antonio Carlos Pereira Junior (1991). Glynne Leite Rocha (1963). Jarbas Anacleto Porto (1975). Antônio Carlos Pereira (1967). Francisco Eduardo Rabello (1950). Divino Rassi (1986). René Garrido Neves (1987). La primera edición de la revista bimestral Anais Brasileiros de Dermatologia (figura 9) tuvo como editor jefe a Eduardo Rabello. De pie: Macedo Paschoal. El primer congreso En 1932.

La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil de los intereses éticos. II Reunión Anual de Dermatosifilógrafos brasileños en Belo Horizonte. coordinado por el Prof. documentos e imágenes. También se destacaron en su gestión la manera profesional de administrar y el impulso financiero dado a la SDB. y es uno de los mayores conocedores de tumores cutáneos. trabajó intensamente a través de sus departamentos especializados en la creación de Manuales de Conducta para orientación sobre técnicas y procedimientos utilizados en la especialidad. principalmente el melanoma. un primoroso rescate de fotos y textos desde los inicios de la especialidad en el país. sociales y económicos de los dermatólogos brasileños. El primer trabajo realizado fue la edición de la Historia de la Dermatología en Brasil. Dr. También participó en los encuentros de repudio a la creación de nuevas escuelas de medicina y en las reuniones sobre el proyecto de Ley sobre la Práctica Médica. la Sociedad Brasileña de Dermatología centralizó las acciones institucionales y políticas apuntando a la valorización de la especialidad. Bopp fue también el principal organizador de las reuniones regionales denominadas “Líneas Sur de la Dermatología Brasileña”. Santa Catarina y Paraná. y envió especialistas para que integrasen la Cámara sobre Productos y Procedimientos Estéticos del Consejo Federal de Medicina. destacado especialista cuya tesis de doctorado en la USP trató sobre “Prurito de Hebra”. Bajo su dirección se impulsó el Proyecto Pro Memoria. actualmente llamadas “Jornadas Sud-Brasileñas”. que congregan a los especialistas de Río Grande do Sul. Paulo Cunha (figura 11). Figura 9. Junto a la Asociación Médica Brasileña. La SBD 2003/2004 En los últimos años. Anais Brasileiros de Dermatologia. Año 1940 Figura 10. participó activamente del movimiento nacional para la implementación de una nueva y más justa lista de honorarios médicos que está siendo utilizada en todo el país. es además uno de los fundadores y el primer presidente del Grupo Brasileño de Estudio del Melanoma (GBM). (1945) El 90º aniversario de la SDB Le correspondió conmemorar el 90º aniversario de la fundación de la SBD a quien era su presidente electo en ese momento. Las comisiones especializadas mantuvieron la 87 . En el ámbito interno. Fernando Augusto de Almeida. el Prof. cuya finalidad es conservar la historia de la Dermatología en Brasil a través de libros.

Sebastião Sampaio. enunciaron nuevas normas para la acreditación de los servicios especializados al ofrecer este programa de formación y formularon propuestas para la búsqueda del perfeccionamiento de los criterios de evaluación para obtener el título de especialista. bajo la presidencia del Profesor Dr. Índex Medicus/Medline. Dr. Tancredo Furtado y Clóvis Bopp rutina de visitar los servicios acreditados para la residencia. Primera mesa examinadora de acreditación del TED (28 de octubre de 1967) en Juiz de Fora. así como la real situación de los especialistas en las diferentes regiones brasileñas. a der: Rubem D. Dr. a través de la ley nº 1. Cunha. lo que garantiza la calidad de enseñanza de la Dermatología en el país.PAULO R . Servicios acreditados por la SDB El universo de los Servicios acreditados en todo el país por la Sociedad Brasileña de Dermatología está constituido por sesenta unidades que demuestran el buen nivel de la 88 . Rubem David Azulay. Prof. Los profesores que se sometieron a ese primer examen fueron: Tancredo Furtado. el examen de los primeros profesionales para obtener el título de especialista en Dermatología. y otro gran evento de la historia de la entidad. la SBD está promoviendo una revisión en la revista Anais Brasileiros de Dermatologia con el fin de conseguir la reorganización de la base de datos.270. Marcio Rutowitsh. realizado en Juiz de Fora. Al mismo tiempo. Veintitrés años pasaron entre la realización de la primera reunión de los especialistas en dermatología-sifilógrafía brasileños. científicos y especialistas que redefinieron el programa mínimo de enseñanza de Dermatología Brasileña. el presidente de la SBD. Paulo Cunha Figura 12. El título de especialista en Dermatología Desde 1950. fue considerada de utilidad pública. en 1944. Azulay. Clóvis Bopp. De gran importancia fue la tarea desarrollada por un grupo de trabajo integrado por las jefaturas de Servicios acreditados y comisiones de enseñanza. Con base en los datos recolectados. Rui Noronha de Miranda y Sebastião Sampaio (delegado ante la AMB) (figura 12). En el año 2005 tuvo lugar el 39º examen del título de especialista de la SBD. De izq. en 1967. Rui Miranda. realizó una serie de encuentros con los jóvenes con menos de diez años de formación para discutir las perspectivas de la profesión. CUNHA Figura 11. la Sociedad Brasileña de Dermatología concluyó una investigación que delineó el perfil de los dermatólogos en Brasil. la SBD. Para conocer el escenario donde actúan los dermatólogos brasileños. impulsando así la actuación de la SBD en la defensa del mercado de trabajo. Paulo R.

sarampión. Neide Ferraz y Ênio Ribeiro Maynard Barreto. ofreciendo una amplia asistencia a millones de pacientes con enfermedades cutáneas. HTLV y enterovirus (coxsackie y echo). cuenta actualmente con dos Servicios habilitados por la SBD: el del Hospital de Clínicas (UFBA) y el del Hospital Santa Isabel de la Escuela de Bahía de Medicina y Salud Pública. Su jefe es el Presidente de la SBD gestión 2005/2006. Unidades regionales NORTE-NORDESTE Bahía Bahía. Sinésio Talhari. relacionados con agentes etiológicos cuyas enfermedades presentan manifestaciones cutáneas son: – Virología: rubeola. pasó a denominarse Clínica Dermatológica y a partir de 1915 estuvo a cargo sucesivamente de Artur da Silva Leitão.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil especialidad en el país. La investigación en el Servicio se ha focalizado principalmente en el área de enfermedades tropicales. A pesar del ambiente reducido. el Instituto de Dermatología Tropical y Venereología Alfredo da Matta es el centro de referencia en enfermedades sexualmente transmisibles (ETS) y hanseniasis. Los objetivos básicos del IEC se dirigen a: a) investigaciones en ciencias biológicas. La cátedra de Clínica de las Enfermedades Cutáneas y Sifilíticas fue fundada en 1884. trabajando desde 1955 en la educación. En 1942 se vinculó con el Servicio Especial de Salud Pública de la época. el consultorio externo de la especialidad es el segundo en atención en el hospital. y b) acciones de vigilancia en salud. por Decreto 2346 del Gobierno del Estado de Pará. Jonas Ribas. prevención y tratamiento de las enfermedades dermatológicas. Inicialmente destinado a la asistencia de los pacientes con lepra. Mayaro y el síndrome hemorrágico de Altamira. la Secretaría de Vigilancia de la Salud y el Ministerio de Salud. Amazonas Por estar localizado en el Estado de Amazonas. En los últimos tres años. Flaviano da Silva. herpes simples (1 y 2). virus de Epstein-Barr. especialización. posición que podrá cambiar con la transferencia de Dermatología al Pabellón Prof. Pará El Instituto Evandro Chagas y la Dermatología El Instituto Evandro Chagas (IEC) fue creado el 11 de noviembre de 1936. – Arbovirología: fiebres hemorrágicas. teniendo como regente a Alexandre Evangelista de Castro Cerqueira. Prof. la aprobación de los residentes llegó casi al 100%. medicina tropical y medio ambiente. En la enfermería dispone de cuatro camas y de una sala anexa para reuniones. En 1893. Otávio Garcez de Aguiar. 89 . bajo la coordinación del Dr. Las investigaciones que se encuentran en desarrollo. la Fundación Nacional de Salud. El Servicio de Dermatología del Hospital de Clínicas se compone de tres salas para atención al público y una sala de cirugía ambulatoria. Newton Alves Guimarães. cuna de la dermatología en el país. Magalhães Neto. Oropouche. los tres primeros agentes están asociados a cuadros exantemáticos. la Fundación Oswaldo Cruz. grado de maestría y doctorado en sus cursos de posgrado. investigación. herpes virus 6. de la Universidad de Amazonas también es el hospital de referencia para los servicios habilitados. 7 y 8. El Hospital Universitario Getúlio Vargas. dengue. Desde 1981 realiza en su propio laboratorio la serología para la detección de HIV. el Instituto Alfredo da Matta extendió su acción sobre otras dermatosis a finales de 1970. parvo virus B19. además de 204 vacantes anuales para la práctica médica.

que tiene como jefe de Servicio al Profesor Itamar Belo dos Santos. con el Profesor Manuel Ferreira dos Santos Bastos en la dirección de la especialidad. el Dr. La cátedra de la Clínica Dermatológica y Sifilográfica fue creada en 1922 para el 4º año del curso médico de la entonces Facultad de Medicina y Cirugía de Pará. que tiene como Jefe del Servicio al Dr. Francisco Pinheiro. actualmente realiza además actividades de asistencia. En los primeros años de la década del 2000 se produjo la implementación de estudios de laboratorio y epidemiológicos incluyendo los herpes virus humanos tipos 7 y 8: el exantema súbito y sarcoma de Kaposi. sala para curaciones. En 1951 fue designado Titular de la cátedra el Prof. El cuadro actual de profesores de Dermatología de la UFPA está constituido por 13 docentes. en el cual se educaron varias generaciones de especialistas. Se realizan investigaciones sobre diversos temas. Su director general es el Dr. en edificios localizados en las dependencias de la Fundación Santa Casa de Misericordia de Pará. investigación y educación. alergia cutánea. también estuvo durante varios años a cargo de la dirección del Departamento de Dermatología. laboratorio de dermopatología. Son ocho salas de ambulatorio. realizado por un equipo dirigido por el Dr. – Parasitología: leishmaniasis y agentes determinantes de “patologías exóticas” (ver la descripción más adelante). Emmanuel Rodrigues de França. laboratorio de micología. reúne los sectores de hansenología. y el Hospital Universitario Oswaldo Cruz. Servicio de Dermatología de la Universidad Federal de Pará –cuyo jefe es un ex presidente de la SBD. auditorio. tuberculosis y otras dermatosis. José Wilson Acioly Filho. el actual Centro de Dermatología Dona Libânia. En la década de 1970 se describió una enfermedad nueva para el mundo. ETS. segundo secretario de la SBD en la gestión 2005-2006. mereció la publicación en una revista médica bien conceptuada como es The Lancet. el síndrome hemorrágico de Altamira. los servicios habilitados por la SBD corresponden al Hospital de las Clínicas de la Universidad Federal. Ceará Fundado en 1975. Heitor de Sá Gonçalves. Rio Grande do Norte El Servicio de Dermatología vinculado a la Facultad de Medicina. CUNHA – Bacteriología y Micología: Mycobacterium leprae y (en pequeña escala) las investigaciones que comprenden los dermatofitos. Estas iniciativas estuvieron bajo la coordinación del Dr. En el año 2003 la SDB otorgó una nueva certificación al Hospital Universitario Walter Cantídio. El estudio. hanseniasis y leishmaniasis así como micosis superficiales y profundas con imidazólicos y la utilización de nuevos compuestos en ectoparasitosis. Dr. secretaría y dos salones de espera para los pacientes. confirmado en 1955. es el centro de referencia estatal y el macro-regional en hanseniasis. mini-auditorio del posgrado. Domingos Barbosa da Silva. cirugía dermatológica. localizado en el 90 . que tiene como Jefe de Servicio al Prof. la Jefa del Servicio es la Dra. como los tratamientos de los nuevos quimioterápicos de la enfermedad de Jorge Lobo. Maria Araci Pontes Aires. Arival Cardoso de Brito– desarrolla su actividad en dos turnos. cáncer de piel. dos salas quirúrgicas. de la Secretaría de Salud del Estado de Ceará.PAULO R . esencialmente. que tiene como jefe de Servicio al Prof. Durante veinte años desarrolló actividades de control de hanseniasis y tuberculosis. dermatología pediátrica. la púrpura trombocitopénica asociada a la picadura del mosquito Simulium amazonicum o pium. Ronaldo Barros de Freitas. leishmaniasis. sala de entrega de medicamentos. el Hospital Santo Amaro. Pernambuco En Pernambuco. sala de enfermería. El Departamento de Patología Tropical. respectivamente. biblioteca. Josemir Belo dos Santos.

Pedro Bezerra da Trindade Neto. específicamente el pénfigo crónico familiar benigno. cursos prácticos y teóricos a los alumnos del curso de medicina. así como Rosicler Aíza Álvares (UISS). se dicta la asignatura de Dermatología. que posteriormente pasó para el INAMPS. y del Servicio de Dermatología del Hospital Escuela de la Unidad Integrada de Salud de Sobradinho (UISS). un laboratorio de micología. la Dermatología comenzó a ser practicada como clínica privada en 1940. Jorge Duarte Quintela Cavalcanti también comenzó a ejercer la especialidad en Maceió. la Cátedra de Dermatología fue implantada por el Prof. como Zirelli Valença –quien describió la señal de Zirelli– y Nehemias de Alencar. Rosicler Álvares y Carmélia Matos Reis (HSU) y la Prof. bajo la coordinación del Dr. Habilitado en 1999 por la SBD. Raimunda Nonata Ribeiro Sampaio (iniciadora). En este servicio se desarrollan proyectos de investigación y trabajos científicos en el área de la genodermatosis ampollar. Aldo Cardoso el escogido para ser profesor de la cátedra de Dermatología y Sifilografía. Aldo Cardoso. Años después. Raimunda (también jefa de servicio) bajo el estímulo del Prof. Actualmente hay diez dermatólogos del HUB. que funcionaba desde 1975 en la UISS-UNB. Philip Davis Marsden (in memoriam) fue transferido al 91 . fue posteriormente titular de la cátedra. Pedro Bezerra da Trindade Neto. En ambas instituciones. En los últimos cinco años la aprobación de los practicantes en el examen para obtener el título de especialista de la SBD llegó al 91%. Antônio de Pádua. El servicio admite anualmente dos vacantes de práctica autorizadas por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC). Thomas de Aquino Paulo Filho. y tiene como jefe de Servicio al Prof. Ana Maria Costa Pinheiro. una unidad de fototerapia. sala de cosmiatría. el 15 de marzo de 1970. una sala para reuniones. Pedro Menezes Portugal. Brasilia En 1980. Ribeiro de Paula y Gerson Pena –éste último investigador asociado del núcleo de investigación de la UNB y Presidente del 60º Congreso de Dermatología de la SBD (Brasilia 2005). Una vez creada la Facultad. tema de la tesis de doctorado del Prof. El 5 de marzo de 1951 se estableció la enseñanza médica en el Estado. Sergipe En Sergipe. el Hospital Universitario es el único habilitado por la SBD. También se realizan estudios relacionados con la epidemiología del melanoma en Rio Grande do Norte y con la citología aplicada al diagnóstico de enfermedades cutáneas. creado por la Prof. y fue el Dr. en los servicios originarios se destacan los nombres de los Drs. Alagoas A partir de la acción pionera de los jóvenes médicos Aldo de Sá Cardoso (alumno de Jorge Lobo en Recife. Alberto Eduardo Cox Cardoso. IPASE. el Dr. Iphis Campbell y Gladys Campbell (iniciadores). una sala para curaciones y enfermería con seis lechos. de la Universidad de Brasilia. del 7º período y entrenamiento teóricopráctico para médicos que estén efectuando su práctica médica en la clínica y para los alumnos del Doctorado de Medicina. Con la creación de la Escuela de Ciencias Médicas de Alagoas. En el HUB se puede citar a los Drs. El ambulatorio de investigación en leishmaniasis tegumentaria americana. el actual Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Brasilia (HUB) nació de la fusión del Servicio de Dermatología del Hospital de los Servidores de la Unión (HSU). dispone de un área propia dentro del Hospital con seis consultorios para la atención del ambulatorio. graduado en 1938) y Aderbal Loureiro Jatobá.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil Hospital Onofre Lopes. de la Universidad Federal de Rio Grande do Norte. cuyo asistente. se graduaron otros dermatólogos. dos salas equipadas para cirugía y criocirugía. Roberto Doglia Azambuja. tema de la tesis del Prof.

La Clínica Dermatológica de la Santa Casa tiene actualmente 15 asistentes –nueve de los cuales se graduaron en el mismo servicio– y 12 colaboradores. con el ambulatorio trasladado a un edificio propio. y la presentación de una monografía al final del curso constituye un requisito para obtener el certificado. los dos primeros también presidentes nacionales de la entidad. Proctología y Urología. Rosicler y el Dr. de carácter multidisciplinario. ya fallecidos. la Práctica Médica y la posgraduación stricto sensu. Izelda Costa como primera residente. dermatología pediátrica y tumores cutáneos fueron instituidos y/o coordinados por las Dras. Anuar Auad. La dirección del servicio está a cargo del Dr. La práctica médica del actual HUB está también orientada hacia la investigación. En total. Izelda y Ana. La asignatura de Dermatología fue creada oficialmente en 1971 por la UNB. En febrero de 1999. Carmélia. teniendo ya 8 graduados de la Maestría. Gladyz. y. teniendo como asistentes a Oswaldo Costa y José Mariano. En la década del 70 ingresaron Aiçar Chaul. envejecimiento cutáneo. Divino Miguel Rassi (1987) y Lia Cândida Miranda de Castro. con la participación de los servicios de Ginecología. Esta asignatura tiene un total de horas correspondiente a cuatro créditos. con la creación de la carrera de posgrado en Ciencias de la Salud. Anuar Auad. Actualmente hay proyectos en curso para perfeccionar la asignatura de Dermatología. Del servicio de Dermatología del Hospital de las Clínicas de la Universidad Federal de Goiás salieron tres presidentes de los congresos de la Sociedad Brasileña de Dermatología: Anuar Auad (1970).400 pacientes con enfermedades de piel. el 90% publica uno o más trabajos científicos durante el ejercicio de la residencia. creada según el modelo del HSE de Río. Poco tiempo después. Todos los residentes presentan trabajos en los anales de los Congresos. En 1967 ingresaron Divino Miguel Rassi y Paulo Cezar Borges. Minas Gerais La Santa Casa de Misericordia de Belo Horizonte suministró los servicios clínicos para la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Minas Gerais. Raimunda Nonata Ribeiro Sampaio. la Dermatología comenzó a participar en la orientación de las maestrías y doctorados. la mayoría de ellos con diploma de Especialistas en Dermatología por la SBD. micosis.PAULO R . teniendo a la Dra. la Clínica Dermatológica pasó a ser dirigida por Josefino Aleixo. Rosicler Álvares. la Prof. Divino Miguel Rassi y Paulo Cezar Borges. psoriasis. La Clínica de Dermatología era entonces conducida por Antônio Aleixo. Lia Cândida Miranda de Castro y Hugo Junqueira. que fue enseguida autorizada por la SBD. pero sólo a partir de 1974 funcionó independientemente de la Clínica Médica. En este servicio se han graduado hasta este momento 34 residentes y 19 practicantes. En la década de 1990. que no separaban las atribuciones de la SBD y del Congreso. A partir de 1944. desde 1997. Hasta el año 2002 han terminado los dos años de residencia o aprendizaje 80 médicos. ocuparon la dirección de la institución los Drs. Goiás La cátedra de Dermatología fue iniciada en la Universidad Federal de Goiás por los Profs. En 1978 se creó la residencia en Dermatología. fundada en 1914. todos con TED (Título de Especialista en Dermatología). anualmente son atendidos 14. Jackson 92 . que se jubilaron en los años 90. se inició en 1974. ocho alumnos cursándola y uno cursando el Doctorado. CUNHA HUB manteniendo la línea de investigación. por iniciativa de la Prof. Aiçar Chaul. Iphis crearon el ambulatorio de pénfigo. Rodovalho Mendes Domenici y Vanderli Dutra. mientras que los de hanseniasis. criocirugía. de acuerdo con las normas de la época. mientras Olyntho Orsini era jefe de la Clínica de mujeres. quien en 1917 fundó la Enfermería y la Clínica de hombres. fue creada la Unidad de Enfermedades de Transmisión Sexual. La residencia médica.

La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil Machado Pinto. cuyo tema de tesis fue “Aspectos epidemiológicos y clínicos del pénfigo foliáceo en Minas Gerais”. Después de su fallecimiento en 1943. enfermedades de transmisión sexual y micosis. la Acroqueratoelastoidosis. Fue el primer jefe de la enfermería de Dermatología de la Santa Casa de Belo Horizonte. Entre sus asistentes estuvieron los profesores Oswaldo Costa. también como interino. Además de ser un notable especialista en pénfigo. fue excelente profesor. Este último. le corresponde el mérito de ser considerado el creador de la escuela dermatológica de Minas Gerais. Riguroso cumplidor de sus deberes. Oswaldo Costa. Antonio Aleixo (1884-1943). Se dispone dentro del hospital de un área propia con 12 camas. Dos de los integrantes de la Clínica hacen actualmente su práctica médica en la University of Colorado y otros en la Argentina y en Austria. Pediátrica y Cirugía Dermatológica. sala de clase. uno de los fundadores de la Facultad de Medicina de Belo Horizonte (1911) y su primer profesor de Dermatología. Servicio de Dermatología de la UFMG Al Prof. En 1962. Sanitaria. principalmente. Con verdadera pasión por la especialidad y su enseñanza. muy estudioso –acostumbraba estudiar hasta la madrugada–. Oswaldo Costa conquistó una gran cantidad de pacientes para su clínica particular. actualmente reconocida en el mundo entero. Sus principales áreas de interés científico eran: hanseniasis. destacándose las tesis del grado de maestría y doctorado en leishmaniasis tegumentaria americana y en enfermedades ampollares. que hasta el día de hoy sigue siendo una referencia para los dermatólogos. además de haber trabajado como docente libre en 1946 (su tema de tesis fue “Aporte al estudio de la cromomicosis”). quien había presentado su concurso en 1927 con la tesis “Contribución al estudio del pénfigo foliáceo”. especialmente el pénfigo foliáceo endémico. 93 . natural de Minas Gerais. el Prof. Tuvo además el mérito de describir en 1954 una nueva entidad. asumió interinamente la cátedra el docente libre Olyntho Orsini. Orestes Diniz. 5 ambulatorios. Olyntho Orsini (1891-1970). un publicador insaciable y perspicaz de cientos de trabajos científicos. 2 salas para pequeñas cirugías. nacido en São João del-Rei-MG. otro docente libre. graduado en la Facultad de Medicina en 1917. sala de reuniones con biblioteca y modernos equipos. fue profesor adjunto de la UFMG y profesor de la Facultad de Medicina de Uberaba-MG. dedicación y responsabilidad. pénfigo. obtuvo la cátedra en concurso memorable con su tesis monumental sobre “Acroqueratosis (Queratodermias palmoplantares)”. Oswaldo Costa (1905-1996). Desde su fundación se han realizado diversos trabajos científicos en la Clínica Dermatológica. En 1945 fue titular de la cátedra. una verdadera “Biblia” de 577 páginas con detalles completos sobre el tema. Se atiende un promedio anual de 200 pacientes internados y cerca de 16 mil pacientes externos en Dermatología General. sin conocer el trabajo de Senear & Usher presentado anteriormente sobre el tema (1926). En diciembre de 2001 se adquirió una unidad de fototerapia con UVA y otra de UVB 311 nm. José Mariano (competente hansenólogo y ex-jefe del Servicio Nacional de Lepra) y Josephino Aleixo. aprobado en concurso público en 1944 con la tesis “Dermatofibromas progresivos y recidivantes de Darier-Ferrand”. dirigió la cátedra y la enfermería de las mujeres de la Santa Casa con gran competencia. Al final del año 1945 se convirtió en catedrático el Prof. dirigido en esa época por el Dr. emérito especialista en diagnósticos. En el ámbito de la enseñanza fue fundador de la cátedra y primer profesor de Dermatología de la Facultad de Ciencias Médicas de Minas Gerais. frecuentador de congresos y. donde llamó la atención sobre las lesiones en vespertilio. de Sabará. atrayendo la simpatía de la comunidad dermatológica. siempre estimuló la colaboración entre su servicio y el Departamento de Lepra del Estado de Minas Gerais.

el profesor adjunto João Gontijo Assunção se convirtió en docente libre en marzo de 1978 con la tesis “Pénfigo foliáceo en la infancia. miembro honorario de la Academia Nacional de Medicina y socio correspondiente u honorario de varias sociedades extranjeras de Dermatología. Tancredo Furtado fue uno de los creadores de la Reunión Triangular de Dermatología. Toda esta fulgurante carrera profesional y universitaria se basó en una sólida formación humanística y en una esmerada carrera médica (fue uno de los dos mejores alumnos de su clase de 1946) con posgrado en los Estados Unidos: cursos y prácticas médicas en las Universidades de Kansas City. introduciendo mejoras. 94 . Después de su jubilación. Durante su gestión. Presidente de la Sección de Minas Gerais de la SBD y Presidente de la Nacional en 1973. Se jubiló en 1975. que era también Jefe de la Clínica Dermatológica del Hospital Municipal. Oswaldo Costa. Algunos aspectos epidemiológicos y clínicos” y ejerció el cargo de Jefe del Servicio de Dermatología durante el período comprendido entre 1982 y 1986. competencia y desprendimiento el servicio de Dermatología. organizador y primer Director de la Escuela de Salud Pública de Minas Gerais. que ejerció las funciones de profesora asistente desde el período del Prof. orientación de tesis etc. fue el sucesor de Oswaldo Costa. reformando y modificando el Anexo de Dermatología del Hospital de Clínicas. dedicación. siguió brillantemente el ejemplo del padre. natural de Carmo do Paranaíba-MG. Nueva York. El Prof. que aumentó con la llegada del docente Tancredo Furtado. que realizó muy buena administración. Entre 2000-2001 dirigió la SBD (nacional) con valor. fue sustituido por el profesor adjunto Bernardo Gontijo. inmunocomplejos y complemento en el pénfigo foliáceo”. Desde 1975 hasta 1993. Inauguró la Práctica Médica en 1976 y el grado de maestría en 1977. sin perjudicar por eso su antigua. Chicago. Washington y Los Ángeles. desprendimiento y competencia. en mesas examinadoras. tornándose eximio dermatólogo y profesor adjunto de la Facultad de Medicina de la UFMG. En 1955 había defendido el cargo de docente libre con la tesis “Manifestaciones tardías de la frambesia”. Fue Director de la Facultad desde 1982 hasta 1986. La Profesora Orcanda Andrade Patrus (1941). natural de Juiz de Fora. defendiendo la tesis sobre “Queratoacantoma y procesos afines”. miembro titular de la Academia de Medicina de Minas Gerais y miembro correspondiente de la Academia Nacional de Medicina–. con la cual llegó a ser profesora adjunta. asumió la dirección del Servicio el Profesor Adjunto Dr. competente y dedicada responsabilidad en la sección de Histopatología. João Gontijo. En 1963 se había presentado a concurso público para optar a la cátedra de la Facultad de Ciencias Médicas de Minas Gerais. participación en congresos. implantando la informatización y manteniendo el alto nivel de trabajo del equipo y el reconocido modelo de enseñanza de grupo. Antonio Carlos Martins Guedes. y del Dr. En 1991 fue nombrada Profesora Titular en concurso público y dirigió con gran visión. del profesor adjunto Cid Ferreira Lopes –que también fue Jefe de la Enfermería de Dermatología de la Santa Casa. CUNHA Mantuvo el equipo de asistentes del Prof. anteriormente director del posgrado en Dermatología y presidente de la sección de Minas Gerais.PAULO R . Al finalizar su mandato. hizo el doctorado y en 1980. Orsini. A partir de 1975 tornó más dinámico el Servicio de Dermatología de la Facultad de Medicina. Tancredo Furtado llevó la Dermatología de la UFMG a un elevado grado de prestigio con sus innumerables publicaciones. miembro emérito de la Academia Mineira de Medicina. cuando se jubiló en forma compulsiva. Su hijo. y pronunció un bello discurso en 1975 al exponer su tesis “Tumor gránulo-celular de Abrikossoff (Schwannoma gránulo-celular)”. Paulo Uchôa Costa. al ser transferido desde la Santa Casa al Anexo de Dermatología del Hospital de las Clínicas. Tancredo Furtado (1923). defendió la tesis “Antígenos de histocompatibilidad.

La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil Otros servicios habilitados en Minas son la Universidad Federal de Juiz de Fora (su Jefe es el Prof. la Dra. Minas Gerais y Río de Janeiro. grado de maestría y doctorado en Dermatología. Los Profs. aprobado con nota máxima. dentro de un programa seleccionado de común acuerdo”2. tuberculosis extra-pulmonar y leishmaniasis. hanseniasis y leishmaniasis. En Niterói. la informalidad en las relaciones de las personas y en la ejecución de las tareas. otros sobre pacientes trasplantados. coordinador. en Belo Horizonte–. entre las cuales se destaca la SBD. psicodermatosis. del Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Espírito Santo. en el área médica. así como en el almacén. el servicio médico. que. afecciones cutáneas de paracoccidiodomicosis. Tuvo como Jefe de Servicio al Prof. de acuerdo con la evaluación del CAPES. Si bien el espacio del Servicio no es muy grande. tuberculosis extra-pulmonar. el primer egresado de la Maestría fue el Prof. es la referencia estatal en hanseniasis. Espíritu Santo El Servicio de Dermatología del Hospital Cassiano Antônio Moraes. También la Santa Casa de Misericordia de Vitória fue habilitada por la SBD. en ese mismo año el curso fue el primero en ser reconocido y validado por el MEC para la especialidad. Río de Janeiro siempre fue uno de los principales núcleos de desarrollo médico del país. Señala la revista de la SBD: “Algunos aspectos llaman la atención en ese Servicio: la simplicidad y la armonía entre todo y entre todos. João Basílio de Souza Filho. señala que el posgrado en Dermatología fue creado a comienzos de los años setenta. Carlos Cley en 1974. casi en el mismo momento de la extinción de la Cátedra: “Necesitábamos formar profesores para la educación superior y el camino debía pasar por el grado de maestría y de doctorado. el espíritu de sacerdocio que se traduce en los proyectos y en la capacidad de ser osado. de la Dermatología y de sus entidades médicas. en los primeros tiempos. los siete consultorios impresionan por su luminosidad. como debe ser todo lo que implica respeto al ejercicio de la Medicina”2. El Dr. la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Río de Janeiro ofrece un curso de posgrado. el primero en obtener el título de maestría en la Universidad Federal Fluminense fue Sinésio Talhari. Se han realizado allí estudios estadísticos nosológicos de las enfermedades dermatológicas. Habilitado en 1999 –en la reunión del Consejo Deliberativo realizada durante el 54º Congreso Brasileño de Dermatología. Carlos Cley Coelho y Délio Del Maestre (este último Jefe del Servicio) forman la dupla del magisterio integrado. desde 1986”2. lo que también acontece en la sala de reuniones y en otra dedicada a pequeñas cirugías. Sônia Antunes de Oliveira). Creado en 1970 por Sylvio Fraga. pero la propia unidad quiso postergar la habilitación: “Era necesario que el Servicio estuviese convencido de que su aprobación vendría con la nota máxima. La principal característica del posgrado brasileño. Atiende un promedio de 150 personas por día. es que tiene que darse en el ámbito de cada 95 . Aloísio Gamonal) y la Universidad Federal de Uberlândia (Jefa del Servicio. Absalom Lima Filgueira. “Única en Brasil en conseguir la calificación 4 en la evaluación del Ministerio de Educación. Los grados de maestría y de doctorado en Dermatología de la UFRJ son los más antiguos del país. viene manteniendo la clasificación “A”. y de la República hasta 1960. extendiendo su acción hasta los límites de Bahía. SERVICIOS DE RÍO DE JANEIRO Sede del Reino y del Imperio del Brasil. actualmente Jefe del Servicio de Dermatología del Instituto de Dermatología Alfredo da Mata. podría haber sido habilitado mucho tiempo antes por la SBD.

organismo de investigación básica de fama internacional. con 14 camas. habilitada por la SBD. hasta ese momento conocidas como Biofísica y Bioquímica. siendo necesario destacar la publicación. los alumnos desempeñan actividades de ambulatorio y de enfermería. IASERJ (Instituto de Asistencia a los Servidores del Estado de Río de Janeiro) Uno de los más respetados órganos de la especialidad del país es el Servicio de Dermatología del Instituto de Asistencia a los Servidores del Estado de Río de Janeiro. La cantidad de horas del curso es compatible con la especialización y el programa se superpone con la práctica médica. a quien suceden Manoel Sternick y Arlindo Ferraro. o por lo menos no existía en la época. que hasta el año 2001 contaba entre sus graduados con un total de 70 médicos especialistas de todo el Brasil. en los Anales Brasileños de Dermatología. Dotado de enfermería propia. Antônio Carlos Pereira Junior (1986-1997) y Celso Tavares Sodré. En el servicio del IASERJ. dando origen a los laboratorios de tejido conjuntivo. ya que en los otros países los cursos se desarrollaban en las áreas básicas: física. y la vecindad con el Centro de Ciencias de la Salud que contiene el famoso Instituto de Biofísica. biología molecular. Rubem David Azulay (1980-1985). en 1978. que no está vinculado al sistema universitario. después de la transferencia al Hospital Universitario. Río de Janeiro. se tornaron asignaturas de órganos. el curso es suministrado lato o stricto sensu. Su producción científica se identifica con la del Prof. otro curso igual en el mundo. Sylvio Fraga y Antônio de Souza Marques. Glynne Leite Rocha. En este último nivel de graduación. que fue proyectado y organizado por su fundador. el encargado de la organización y primer Jefe de Servicio de Dermatología fue el Prof. que recién en 1932 recibiría la denominación de Facultad de Medicina de la Universidad de Brasil. tanto los alumnos de grado como los del posgrado no pierden la visión de todos los aspectos médicos. por aplicación del principio del derecho adquirido). dejando las instalaciones seculares de la Santa Casa de Misericordia. se gradúan dos médicos al año. El interés por los cursos es tal que todos los años más de un centenar de candidatos se presenta para disputar alguna de las ocho vacantes ofrecidas. En el primer año de la práctica médica. especialidad. la atención del ambulatorio del Servicio se hace de manera integrada junto a los demás sectores del Hospital Universitario. Ejercieron la dirección de Dermatología todavía en la Santa Casa (figura 13) los Profs. De este modo. biología. “uno de los más firmes y eficientes pilares de la Historia de la Dermatología brasileña”. con seis vacantes cada uno. En la Ilha do Governador. de endocrinología y de fotobiología. química”. Eduardo Rabello y Francisco Eduardo Rabello (que conservó el puesto hasta su jubilación. Pabellón San Miguel.PAULO R . Clínica de la Facultad de Medicina de la Santa Casa. La integración entre las dos áreas fue gradual y total. de hormonas. En 1970 fue implantada la Residencia Médica. sucedido por los Profs. el posgrado funciona en dos niveles: Curso de Perfeccionamiento I y Curso de Perfeccionamiento II. No existe. Absalom Figueira (1978-1980). Glynne Rocha. CUNHA Figura 13. Dos aspectos contribuyeron al éxito del posgrado en Dermatología de la UFRJ: la transferencia al Hospital Universitario. A Gabizo lo sucedieron Luiz da Costa Chaves Faria y los ya conocidos Fernando Terra. en 1975. Lato sensu. siete masters y dos doctores en Dermatología. Las asignaturas. El primer catedrático de Dermatología de Río de Janeiro fue João Pizarro Gabizo en la Academia Médico-Quirúrgica. En el segundo año los practicantes atienden en su propia 96 . de dos revistas dedicadas a los trabajos exclusivos del Servicio.

Es interesante relatar que. En forma permanente los residentes preparan casos clínicos para presentarlos en las reuniones tradicionales mensuales de la SBD-RJ. La presencia de sus especialistas es constante en reuniones. Azulay desarrolló las actividades de la enseñanza de la Dermatología. tuvo como primer titular en Dermatología al Prof. Dermatología Pediátrica en el Hospital Jesús. al ser transferida la Facultad de Medicina de Pará a Niterói. comprenden el Club de la Revista. sin embargo. Gabriela Lowy y Danilo Vicente Filgueiras. por ejemplo. Paulo de Figueiredo Parreiras Horta. con una abundante contribución científica. El Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Gafrée-Guinle patrocinó varios eventos científicos. Gabriela Lowy. la reunión clínico-patológica (presentación de pacientes con discusión y proyección de láminas histopatológicas) los jueves. culminando con la creación del curso de posgrado stricto sensu. Aldy Barbosa Lima. Ramos e Silva y como asistentes a los Profs. jefe del Servicio. Coaracy Mello y Ricardo Barbosa Lima. Su sucesor. Prof. con autorización. La base física era la Policlínica General de Río de Janeiro. y la discusión de asuntos dermatológicos. los viernes. el Prof. Las actividades. poco después una enfermedad provocó el fallecimiento de Demétrio Peryassu. de la Universidad Federal Fluminense. congresos nacionales e internacionales. jornadas. creó posteriormente el Servicio de Cirugía Dermatológica. Gaffrée-Guinle El Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Gaffrée-Guinle. aun después de la realización del concurso público para profesor titular que designó a los dos. la sesión de diapositivas. Se realizan anualmente los cursos de dermopatología y micología médica. de la Escuela de Medicina y Cirugía. hanseniasis y enfermedades infecciosas en el Fiocruz y oncología cutánea en el INCA. En esa misma época hubo una expansión física del Servicio con la creación de nuevas salas de clase y mejores comodidades para la atención del ambulatorio. Fue creado en la década del 30 por el Prof. apoyo y aprobación de la SBD. “se obtuvo una gran victoria al adquirir la Facultad el Hospital GafréeGuinle. de Niterói. teniendo como colaboradores a los Drs. según refiere la Prof. así como las pruebas de evaluación mensual. Gabriela Lowy. según informa el Profesor Sérgio Quinete. los martes. y cuando todavía cursaba la carrera universitaria. Rubem David Azulay. catedrático de la Clínica Dermatológica y Sifilográfica de la Facultad Fluminense de Medicina. El cuerpo docente se amplió con la integración de José Alvimar Ferreira. que innovaron sus presentaciones con la exhibición de casos clínicos en video. En 1998 se jubiló el segundo titular y las responsabilidades de la asignatura y del servicio de Dermatología pasaron a la Prof. En 1953 fue transferido al Hospital Antônio Pedro por el sucesor de Horta. en congresos y diversas publicaciones. En los años 60. Aldy Barbosa Lima. Bajo la dirección de Antar Padilha-Gonçalves se lograron dos grandes avances: la instalación de la enfermería de Dermatología y la creación del curso de especialización en Dermatología. La dirección de las clases de Dermatología continuó a cargo de la dupla Peryassu/Gonçalves. Hospital Antônio Pedro La historia del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Antônio Pedro. hasta el final de 1972. en la localidad de Valonguinho. Demétrio Peryassu y Antar Padilha-Gonçalves. el nordista Rubem David Azulay encaró 97 . siempre estuvo vinculada con la enseñanza. No obstante las dificultades encontradas. los miércoles. donde pasó a ser dictada la asignatura”. y en los comienzos se instaló en el Hospital São João Batista. destacándose las Reuniones Triangulares.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil clínica a los pacientes del servicio y realizan aprendizajes en unidades especializadas fuera del hospital. Carlos José Martins.

De la Policlínica nos quedaron muchos recuerdos. Profesor Titular de la Universidad Federal de Amazonas. Rabello. el primer alumno fue el Prof. Eran cerca de 10. Quien tiene esa retribución sabe cuánto es capaz de hacer para superar las dificultades. Sinésio Talhari. Francisco Eduardo Rabello. fue un ambiente simple y tranquilo donde aprendimos a enseñar y a investigar. trabajaríamos durante veinte años más. En 1971 el curso de Maestría fue pionero en el país. Creo que actualmente en nuestro país lo que falta es la valorización del individuo por el trabajo que ejecuta. quien nos dio la siguiente información: Durante el tercer año de la carrera. a quien se consideraba muy exigente. trabajábamos por el placer de aprender. Hasta el año 2002 hicieron la Residencia en la UFF 80 dermatólogos. en diciembre de 1989. donde investigamos aspectos esenciales de la fibra elástica en una paciente de seis años de edad con tejidos de sesenta. De allí partimos para el Fiocruz. pero honrados con lo que hacíamos. proficua y competente. como era común en la época. René Garrido Neves. A partir de 1992 la dirección del servicio fue ejercida por la Prof. en tanto que 19 continúan sus actividades vinculados a cursos de doctorado. después de la jubilación del Prof. así como la Presidencia de la Sociedad Brasileña de Dermatología. En septiembre de 1977 fue reglamentada por Decreto.000 términos. teniendo que realizar un trabajo sobre fármacocosméticos. Esos autores agruparon siete mil términos en la Nómina Dermatológica. alegre. Bajo su orientación. el curso de posgrado latu sensu (especialización en Dermatología) que hasta el año de 2002 tenía ya 172 graduados. de los cuales 58 son actualmente profesores de diferentes escuelas médicas del país y 5 realizan trabajos de investigación científica. CUNHA como un desafío la duda que le planteó la secretaria de la Facultad fluminense: ¿conseguiría mantener las excelentes notas que traía de su tierra natal? “El primer examen le fue aplicado por el Prof.PAULO R . que respondía a nuestras ansiedades científicas. Neide Kalil Gaspar. sin ninguna remuneración. y en 1981 por ley. Rubem David Azulay. Son profesores titulares. Del Servicio de Dermatología del Hospital Antônio Pedro surgió la iniciativa de la unificación de la nomenclatura dermatológica. Antônio Pedro Gaspar. señalizando la nomenclatura sugerida por el Prof. tres exalumnos: René Garrido Neves. reunir e identificar los diferentes y numerosos sinónimos que dificultaban el entendimiento de la Dermatología. Neide Kalil Gaspar. realizando trabajos de investigación científica y obteniendo su título. además de ocupar cargos de relevancia en la UFF y UFRJ. Este libro representó un hito fundamental para la 98 . En la década de 1970. En 1967. hasta el año 1992.. Sinésio Talhari y Neide Kalil Gaspar. Antônio Pedro de Andrade Gaspar. contratado en el año siguiente como profesor de esa disciplina. el Prof. muchos de los cuales actualmente ocupan cargos en las universidades públicas y privadas brasileñas. Le correspondió al Prof. por concurso público. asumió la dirección del Servicio y la coordinación de la asignatura de Dermatología. Su destacada carrera lo llevó a realizar investigaciones. en colaboración con el Prof. orientar tesis y publicar numerosos artículos en revistas y libros. su primer alumno fue el Dr. Durante su período fue también creado. tomando como base el trabajo del Prof. creada la Residencia Médica. Nuestro servicio ocupaba medio piso de la antigua ’Policlínica de Valonguinho’ y al comienzo nos transfirieron a un espacio de tres metros cuadrados en el Hospital Antônio Pedro. Ya pertenecíamos al cuerpo docente de la asignatura. autoridad tanto en hansenología como en oncología. 87 alumnos. Cursaron la Maestría. su exalumno el Prof. Rubem Azulay. buscamos a quien después sería para nosotros modelo y motivo de orgullo profesional. siendo a partir de ese momento regida por el Ministerio de Educación y Cultura. el 10 obtenido por Azulay aumentó su repercusión con la lectura de su examen ante los demás alumnos y médicos del entonces Hospital São João Batista”2. Pedro da Cunha. para la cual adquirió la primera sede..

Márcio Rutowitsch). actual Profesor Titular. Actualmente el Servicio de Dermatología permanece como sede de las actividades didácticas de los cursos de grado y posgrado de la Universidad Federal Fluminense. Por el elevado número de pacientes. coordinados por las Profs. uno de los pioneros de la especialidad en el Estado. Neide Kalil Gaspar y Jane Marcy Neffá Pinto. orientaron 28 trabajos de investigación científica que fueron utilizados en tesis defendidas y aprobadas en el nivel de Maestría y Doctorado”2. A partir del año 1995 la Dra. la capacitación de nuevos profesionales y la investigación científica”2. El 29 de febrero de 1916 Lindemberg dio la primera clase como catedrático de Dermatología de la Facultad de Medicina y Cirugía de São Paulo. “es la asistencia al enfermo. a su vez jubilado en 1989 y sucedido por el Prof. creándose a partir de entonces un importante núcleo de la especialidad en São Paulo. según uno de sus antiguos jefes. El Servicio está compuesto por trece profesores y dos médicos responsables de las actividades de la carrera de grado. y es utilizado en todas las universidades y servicios del país. Márcia Ramos e Silva). Isabel Succi). mantenía un ambulatorio excelente que ocupaba todo un piso del Pabellón de Lara y dos enfermerías. lo 99 . João de Aguiar Pupo. Los demás servicios habilitados de Río de Janeiro son: Santa Casa de Misericordia (Jefe del Servicio. LA DERMATOLOGÍA PAULISTA La dermatología paulista tuvo su inicio el 3 de mayo de 1907. Nélson Proença sucedió al Prof. Una serie de dificultades prácticamente desactivó la Dermatología de la institución multisecular. La parte administrativa del servicio. Además. Servicio de Dermatología y Sifilografía do HSE (Jefe del Servicio. Andrea Gurfinkel). Hospital General de Bonsucesso (Jefe del Servicio. especialización y actividades asistenciales. Hospital Universitario Pedro Ernesto (Jefa del Servicio. de las cuales 50 son pacientes nuevos. Se jubiló en 1929 y fue sucedido por el Prof. Universidad Federal de Río de Janeiro (Jefa del Servicio.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil Dermatología brasileña. después de 2001 volvieron a ser ejercidas anualmente por los diferentes profesores. Santa Casa La base de acción de la Clínica de Dermatología de la Santa Casa de Misericordia de São Paulo. así como la coordinación de la cátedra. Jane Marcy Neffá Pinto. la cátedra se trasladó a ese lugar. transfiriéndolo al jubilarse al Prof. Policlínica General de Río de Janeiro (Jefe del Servicio. Los Profs. masculina y femenina. Neide Kalil Gaspar ejerce el cargo de Profesora Titular de Dermatología. para facilitar su uso en el país. Cláudio Lerer). al crearse en la Santa Casa de Misericordia de la capital un Servicio de Enfermedades de la Piel bajo la dirección de Adolpho Lindemberg. al instalarse el Hospital de las Clínicas. reuniendo los términos codificados por la Organización Mundial de la Salud en el CID de la Dermatología. siendo electa para la gestión actual la Prof. de manera eficiente y calificada. Humberto Cerruti como titular de Dermatología de la Facultad de Ciencias Médicas. La actuación en el área de investigación se realiza a través de los proyectos de Iniciación Científica. José Anselmo Lofêgo Filho) y el Hospital Naval Marcílio Días (Jefe del Servicio. Evandro Rivitti. El Servicio de Dermatología de la Facultad de Medicina funcionaba en la Santa Casa. cada una con capacidad para 40 camas. Por esta razón se encuentra también vinculado al Departamento de Medicina Clínica. integrado por 122 profesores. hasta que en 1975 el Prof. Marcius Peryassú). En 1945. incluyendo los aspectos teóricos y prácticos. El ambulatorio atiende por día a 200 personas. en el país y en la SBD. internado. práctica médica. Antônio Pedro y Neide ofrecieron también otros cinco libros de actualización terapéutica dentro de la especialidad. Rubem David Azulay). éste ejerció el cargo hasta 1960. Sebastião Almeida Prado Sampaio. Hospital de la Lagoa-Instituto de Posgraduación Médica Carlos Chagas (Jefa del Servicio.

su área de especial interés es la inmunidad en Dermatología. Su equipo inicial contaba con los dermatólogos Fausto Alonso y Marcus Maia. de Carlos da Silva Lacaz. Entre 1991 y 1998 los profesionales del departamento presentaron cerca de 76 artículos científicos en publicaciones nacionales. dermatología y pediatría. Rosana Lazzarini.PAULO R . médico-colaborador. Escuela Paulista de Medicina Nicolau Rossetti inició en 1936 las actividades en Dermatología en la Escuela Paulista de Medicina de la Universidad Federal de São Paulo y fue su primer titular. La clínica está dividida en varios sectores de sub-especialidades como oncología. médico-investigador. En el posgrado se graduaron (hasta 1999). ex-residente de la clínica. de José Eduardo Costa Martins y Luiz Camargo Paschoal. histopatología. Actualmente. y actualmente cuenta con 26 practicantes. Además de la atención a consultas dermatológicas generales –donde llegan pacientes del Brasil y de toda América Latina–. Además de los profesores contratados. En el edificio del ambulatorio. cirugía dermatológica. cargo en el que 100 . la profesora Ida Duarte. tres médicos comisionados. Thais Proença y Valéria Souza. En la unidad ya se graduaron 300 dermatólogos. La estructura básica de la Clínica de Dermatología de la Santa Casa de São Paulo se inició en la década del 70 al asumir el Prof. dermatosis infecciosas y parasitarias. el servicio médico cuenta con muchos voluntarios. psoriasis y fotobiología. dos psicólogos. por el Decreto Nº 5837 del 12 de marzo. El departamento también recibe médicos visitantes y realiza un curso de especialización para extranjeros. Clarisse Zaitz. y administradores.000 por año. 30 por el curso de Maestría. es una innovación en términos de Brasil”2. tanto para dictar las clases como para la atención del ambulatorio y el desarrollo de los estudios y pesquisas.000 pacientes por mes y 40. hay 30 salas para atender a los pacientes y servicios auxiliares. siete docentes. Las prácticas de perfeccionamiento reciben candidatos a médico-observador. fue creado el Instituto de Dermatología del Hospital de Clínicas y el 24 de Junio de 1986 el Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo. con el tiempo. inaugurado en 1979. En 1975. con todos los aparatos necesarios. cirugía dermatológica. Hospital de Clínicas El Servicio de Dermatología del Hospital de Clínicas de la USP fue el núcleo de la expansión de la especialidad paulista. micología. inmunodeficiencia e inmunomodulación. El Departamento tiene un equipo de 70 profesionales: 23 funcionarios técnicos. Desde 1989 la dirección del servicio médico es ejercida por el Profesor Titular Evandro Rivitti. y Dermatología. medicina interna. la enseñanza y la investigación en Dermatología. CUNHA que resulta en 4. hay grupos dedicados a patologías específicas bajo la responsabilidad de los profesores del cuerpo docente. fototerapia. La producción científica sigue la tradición establecida por Lindemberg y Pupo. “La inauguración reciente del Centro Quirúrgico vinculado a la Clínica. 45 doctores y 17 docentes libres. Manual de Dermatología. es la responsable de su dirección que tiene como principal objetivo la atención asistencial. Clasificación general de hongos y sistemática. Sylvia Souto Mayor. Seis equipos permanentes realizan investigación sistemática en las áreas de inmunodermatología. de Luíz Carlos Cucé y Cyro Festa Neto. Ida Duarte. biólogos. de Sebastião Sampaio y Evandro Rivitti. dermatología pediátrica. sin que haya filas de espera. Los trabajos del equipo actual han obtenido el reconocimiento nacional y muchos de ellos constituyen una referencia en el ámbito internacional. 42 en internacionales y editaron cinco libros: Terapéutica dermatológica. 14 médicos asistentes. se asociaron Humberto Frucchi. obtuvo el título de doctor en Dermatología y docente libre en la FMUSP. Nelson Proença la dirección de la clínica. quien se graduó en Medicina en 1965 en la USP. oncología cutánea. dos enfermeras y 19 auxiliares.

Raymundo Martins Castro y Maurício Mota de Avelar Alchorne. entre ellas las facultades de Medicina de Rio Preto. tumores. Entre los nuevos grupos de estudios hay que mencionar los referentes a hanseniasis. La demanda de atención médica procede predominantemente de la población de menor poder adquisitivo. El primero. Entre los profesores de otro origen cabe destacar a João Roberto Antônio. colagenosis. El ambulatorio funciona diariamente en dos turnos en el Hospital São Paulo. J. Luiz Henrique Camargo Paschoal. Bragança. Curban y.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil permaneció durante veinte años. Raymundo Martins Castro. actualmente se encuentra bajo la dirección del Prof. Abrahão Rotberg.500 pacientes por mes. J. Nelson Proença. que comprende 3 millones de personas. de Rio Preto. actualmente la dirección es ejercida por la Prof. además. Alice Avelar Alchorne. entre las instituciones. con seis vacantes anuales y una duración de tres años (uno en clínica médica y dos en la especialidad). Durante la gestión del Prof. fue fundada la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto y en 1963 la Facultad de Medicina de Botucatu. Además del curso de graduación para los alumnos de 3º y 4º años y de la especialización en la Residencia Médica. Podemos mencionar además los nombres de João Bicudo Junior. ABC. de Santos. Un Servicio de ETS tiene bajo su cargo la supervisión y orientación docente. Nueve profesores enseñan la especialidad en la Escuela Paulista de Medicina. Existen. con la participación de académicos del Curso de Medicina. en 1990. Santos. dermatitis eczematosas y eritemato-escamosas. Newton Alves Guimarães. Proporciona las facilidades de un internado. cosmiatría. y Ney Romitti. Los núcleos importantes de formación de dermatólogos son el Hospital del Servidor Municipal y el Hospital del Servidor Público Estatal. Neuza Dillon. Aurélio Ancona López y después por el Dr. Jane Tomimori Yamashita. que fue dirigido por el Dr. con 101 . Sebastião Almeida Prado Sampaio. un sector quirúrgico dermatológico y otro de alergias. Entre los años 60 y 80 se crearon numerosas escuelas médicas en otras ciudades paulistas. Alexandre Sittart. PUCs de Campinas y Sorocaba. el Departamento de la Escuela Paulista de Medicina ofrece un curso de posgrado strictu sensu y tres cursos de especialización: Dermatología para extranjeros. Jundiaí. Neuza Dillon. Luíz Carlos Cucé. Vinicio Arruda Zamith. Guilherme V. Actualmente existen 19 escuelas médicas en el Estado de São Paulo. El elemento diferencial del Servicio es la búsqueda de calidad en la capacitación de especialistas. El Prof. la Sección Regional de la Sociedad Brasileña de Dermatología. Unicamp. en su mayoría portadora de enfermedades infecciosas. un laboratorio para exámenes micológicos y bacteriológicos. Hospital del Servidor Público Estatal Dentro del universo de usuarios del Hospital del Servidor Público Estatal de São Paulo. Norberto Beliboni. Antônio Francisco Defina. se desdobló la asignatura de Dermatología en Dermatología General y Dermatología Infecciosa y Parasitaria. dirigido por el Dr. alergia dermatológica y dermatología ocupacional. se encuentra actualmente bajo la dirección del Dr. enfermedades ampollares. Taubaté. el Servicio de Dermatología atiende un promedio de 2. Maurício Alchorne y otros. según el Prof. de la UNESP. en su mayoría. actualmente está bajo la dirección del Dr. Silvio Marques. Argemiro Rodrigues de Souza. cuya asignatura de Dermatología estuvo desde 1967 bajo la dirección de la Prof. como los Profs. Facultades En la década de 1950. creada en 1970. dermatología pediátrica. Sebastião Almeida Prado Sampaio se destaca entre los dermatólogos que más han contribuido a la formación de los nuevos especialistas. Santo Amaro. Pessoa Mendes. los titulares de Dermatología son oriundos de la USP. el segundo. Dermatología avanzada y Dermatología de las áreas selectivas. Marília y Catanduva. Le sucedieron los Profs. Ival Peres Rosa. Estevão Almeida Neto. Alexandre de Mello. micosis y leishmaniasis.

se convirtió en un centro de referencia en el tratamiento de las micosis profundas. se dio inicio a un proyecto piloto perfecto. Jacqueline Calvo. ya en su 3ª edición. centro de estudios y 10 consultorios. Cuenta con una enfermería especializada con diez camas y presta asistencia continua a la comunidad local. aún bajo la dirección de Alexandre Filho. Alice Alchorne. de difícil diagnóstico y tratamiento. junto con 102 . Entre los logros del Servicio se cuentan importantes trabajos publicados en el país y en el exterior. El Servicio de Jundiaí Relata su actual Jefe. Bajo la dirección del Prof. Agenor Silveira. A lo largo de sus casi 60 años de existencia ejercieron la dirección los Drs. todos de la Universidad de São Paulo. enfermedades ampollares y enfermedades graves de la piel. El Centro de Estudios Dermatológicos Dr. Jacob Levites es el jefe del Servicio de Dermatología. Célia Riscalla. La dirección del servicio médico es ejercida por el Profr. Alexandre Sittart. Fernando Augusto de Almeida. que tenía como objetivos claros la enseñanza. abriendo acciones y frentes de trabajo (residentes. la investigación y la atención médica. el Dr. la práctica médica en Dermatología está autorizada por el MEC y por la SBD. Alexandre Mello Filho. el Prof. Yassubonu Utiyama y Bogdana Victoria Kadunc. Hospital Heliópolis El Servicio de Dermatología del Hospital Heliópolis. el Prof. de São Paulo. La responsable de su creación fue la Dra. creado hace casi treinta años. Mônica Bulizani. El proceso de formación requiere de la elaboración obligatoria de una monografía bajo la orientación de los preceptores. que convocó a trabajar con él a personalidades brillantes como Carlos Machado. laboratorio de micología. Los asistentes del Hospital Municipal se han destacado tanto dentro como fuera del país. Iza Maria Bottene. la participación en encuentros y la edición de un libro titulado Dermatología para el Clínico. Actualmente. y recibe todos los años tres practicantes. clínica. Paulo Rowilson Cunha: “Los primeros años del Servicio de Dermatología de la Facultad de Medicina de Jundiaí fueron maravillosos y difíciles.PAULO R . Ival Peres Rosa. Se atienden 200 pacientes por día y se realizan cerca de mil intervenciones quirúrgicas por mes. José Pessoa Mendes (que fue director del servicio médico hasta 1987 y Presidente de la SBD nacional y regional) contribuye activamente a fomentar la investigación científica en esa unidad autorizada por la Sociedad Brasileña de Dermatología. Desde 1984. así se constituyó en la primera clínica en Brasil en realizar procedimientos quirúrgicos sin el auxilio de cirujanos plásticos o generales. Existen 5 salas quirúrgicas –una de las cuales está equipada para la realización de la cirugía de Mohs–. laboratorios. vasculitis. CUNHA convenios con las Facultades de Medicina. publicando libros y artículos sobre el tema. Ival Peres Rosa introdujo la cirugía dermatológica que practicó. que también forma parte de la dirección de la AMB. Benedito Corrêa (micología) y Câmara Lopes (patólogo). quien estuvo a su cargo durante 22 años consecutivos. Vítor Reis. En 1972. pacientes y comunidad)”. Hospital del Servidor Público Municipal La Clínica Dermatológica del HSPM fue inaugurada en 1945. Ha capacitado hasta la fecha a numerosos dermatólogos y está presente en todos los eventos de la especialidad. difundió y enseñó. Otávio Moraes. incluyendo la región de Ipiranga y del ABC Paulista. Aurélio Ancona López. El Servicio de Dermatología de la FMJ fue creciendo a partir de esos objetivos y algunos de sus primeros residentes se tornaron profesores competentes: Célia Antonia Xavier.

Nacido en Catanduva y radicado en Rio Preto desde los dos años de edad. Lucía Helena Arruda y Dense Steiner. seguida por varios cursos de perfeccionamiento en Brasil y en el exterior. Rosa Maria Soubhia y Carlos Alberto Antonio. Estado de São Paulo. Dr. Con el pasar de los años. Desde el año 1974. En 1997 obtuvo el título de docente libre de la Facultad de Medicina de la USP con la tesis “Estudio comparativo sobre la sensibilidad de las pruebas de inmunofluorescencia indirecta e Immunoblotting o Western Blotting para la detección de anticuerpos intercelulares en las diferentes formas y fases evolutivas de la enfermedad del Pénfigo Foliáceo o Fogo Selvagem”. Paulo R. como el Prof. fueron y son sus alumnos? El Servicio de Dermatología de São José do Rio Preto. Ana Maria Nogueira. Sus integrantes consideran relevante haber participado en el progreso y en el prestigio nacional que el servicio consiguió. Entre sus integrantes se cuentan los Drs. João Roberto Antônio se graduó en la Facultad Nacional de Medicina en 1964. Eurides Pozetti. desde el año 1971 al año 2004. João Roberto Antonio. en el Servicio del Profesor Sylvio Fraga. haciendo la residencia en Dermatología en la Santa Casa de Misericordia de Río de Janeiro. que todos los médicos graduados que recibieron capacitación y son especialistas en Dermatología. Las clases prácticas se dictaban inicialmente en el ambulatorio de la Santa Casa local. Margareth Lima. han colaborado con capítulos en libros de Dermatología del país y del exterior y realizan conferencias en congresos.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil nuevos miembros que se unieron al equipo. retornó a Rio Preto para dedicarse a la Facultad y especializarse en Dermatología. Fue director de la Facultad de Medicina de Jundiaí durante los años 1996-2000. En 1988. en 1971 impartió el primer curso de la especialidad en el 4º año de la carrera. han recibido premios por trabajos presentados en congresos. Tânia Regina Barbon. realizados individualmente o en grupo. varios alumnos de la institución se especializaron en Dermatología y de esta forma se formó el cuerpo docente que gradualmente alcanzó el nivel de que goza en la actualidad. João Roberto Antônio. El ejemplo de Rio Preto ¿Cuántos serán los especialistas y graduados de la Maestría que puedan decir. se inició a partir de su designación como Profesor Regente de la Facultad de Medicina. dando así origen al Complejo de Hospitales. el Servicio celebró la capacitación de 50 residentes. pero después se transfirieron al Hospital de Base. Después de recibir el título de especialista en Dermatología en el curso realizado en la SBD en 1967. como las Profs. Dr. en su mayoría aprobados en el TED y algunos incorporados al magisterio de la propia unidad. Cunha es profesor titular de Dermatología de la Facultad de Medicina de Jundiaí. Vânia Rodrigues. Inaugurada el 5 de julio de 1931 para atender a los pacientes portadores de hanseniasis. principalmente en relación al Fogo selvagem. el Prof. Al cumplir 25 años. El servicio de Dermatología de la Facultad de Medicina de Jundiaí se destaca en el campo de la investigación. según informa el Prof. 103 . João Roberto Antonio. Hizo el posdoctorado en la New York University. en 2002. el Servicio de Dermatología del Hospital de Base y la asignatura de Dermatología de la FAMERP realizan los Cursos de Práctica Médica y Aprendizaje para la formación de especialistas en Dermatología. Complejo de Hospitales Padre Bento de Guarulhos A la institución inicial. Son autores de innumerables artículos científicos en revistas médicas nacionales e internacionales. jornadas y cursos en Brasil y otros países. se anexó en 1972 el Hospital Adhemar de Barros. obtuvo el título de doctor en Dermatología en la FMUSP. con la tesis “Estudio del suero epidemiológico en foco del Pénfigo Foliáceo endémico (Fogo selvagem) en el Estado de São Paulo”. El Prof.

Sebastião de Almeida Prado Sampaio y posee siete salas para la atención al público. pero la Dra. laboratorio de micología. de acuerdo con las palabras del Prof. “forjaron el espíritu guerrero y perseverante de la Escuela en esa tradición. archivo de láminas y auditorio. el Dr. Milton Wladimir Araújo Opromolla. hasta septiembre de 2000. SEP. En 1972. una sala para curaciones. Joel Carlos Lastória. en reconocimiento por sus trabajos de investigación y actividades asistenciales referentes a las áreas de la Dermatología. Su servicio de Dermatología. Su director es el Prof. que más tarde se convirtió en la Revista Brasileña de Leprología. poco después se creó la Revista de Leprología de São Paulo. En 1996. El primer jefe del Servicio de Dermatología fue el Dr. alergia dermatológica. Raymundo Martins Castro y Dilton Opromolla. la Facultad de Medicina local. El Servicio de Dermatología. En 1991 fue otorgada la autorización de la SBD. la Dra. Neuza Lima Dillon”. Dillon integró el grupo de docentes y médicos de la USP que llegó a Botucatu para impartir el curso pionero de Semiología Dermatológica a la primera clase de la Facultad. Cuenta con ambulatorios de subespecialidades como enfermedades ampollares. Sus estudios se concentraron especialmente en hanseniasis. la Dra. jefe del Servicio. Tras radicarse en la ciudad. Mantiene un convenio con la Facultad de Medicina de Botucatu. actualmente integrada a la Universidad Estadual Paulista (UNESP). además de dos titulares en el posgrado de la USP y de la Escuela Paulista de Medicina. con 62 camas exclusivas para Dermatología. Hospital Lauro Souza Lima En 1989. en 1989. de Bauru. Hamílton Ometto 104 . laboratorios de dermopatología. ajustándose a la personalidad de quien fue la pionera del Servicio de Dermatología. Dr. con sede en el Sanatorio Padre Bento. Vitor fue designado director de Dermatología. sala de extracción de sangre. inaugurado en 1998. A partir de su creación se han graduado 82 dermatólogos. estar presente en la graduación y pretender crear con suprema osadía la residencia en Dermatología constituían el medio de afirmarse y crecer”.PAULO R . fue designado oficialmente como Centro de Investigación. La residencia médica se realiza en un lapso de tres años. el Hospital Adhemar de Barros. Norberto Belliboni. enfrentó en un inicio dificultades que. en esta área constituye el Centro de Referencia de la Secretaría de Salud del Estado de São Paulo y de la OMS para los países de habla portuguesa. Trabajo pionero en Botucatu Creada en julio de 1962 con el nombre de Facultad de Ciencias Médicas y Biológicas de Botucatu y habiendo iniciado sus actividades en abril de 1963. El ambulatorio atiende 2. seguido por la Dra. CUNHA El 23 de agosto de 1933 fue fundada la Sociedad Paulista de Leprología. crioterapia. Mario Cezar Pires. el Dr. dermatología pediátrica y micología. que trataba a los enfermos del fogo selvagem. lleva el nombre del Prof. Entre 1971 y la década de 1980 fueron contratados nuevos docentes como: Marta Cassoni Habermann. Thais Romero Gatti. tuvo como fundador y primer jefe al Prof. para consolidar el curso. “Todo era escaso y difícil. actualmente se reciben doce profesionales por año en los cursos de especialización. cosmiatría. creado en 1977. Percibió de inmediato que colocar las camas de la enfermería a disposición de la Dermatología. se tornó la responsable de la asignatura de Dermatología del Departamento de Clínica Médica. al crearse el cargo. Mário Luís Macca. un centro quirúrgico. micoteca. Sílvio Alencar Marques. así como al entrenamiento del personal especializado. Vitor Manoel Silva dos Reis asumió como jefe del Servicio. Sílvio Alencar Marques. el Instituto Lauro Souza Lima. Neuza contó con la ayuda inestimable de los Profesores Sebastião Sampaio. fue transferido a las instalaciones del Hospital Padre Bento. No dudaba en utilizar dinero de su propio bolsillo para proveer permanentemente el material y los artículos necesarios para la asignatura.500 consultas por mes y realiza 150 cirugías mensuales. En 1966.

Actualmente el Centro de Cirugía Dermatológica es considerado como uno de los mejores de América Latina. Además de los señalados anteriormente. Walter Belda. pionero en la cirugía dermatológica. Dr. Carlos Machado Filho. en 1994. Márcia Mayko Kobayashi. Existen servicios de micología. El Ambulatorio General y Especial funciona diariamente en los dos turnos. que pasó por un proceso de consolidación lento y difícil hasta 1978. Samuel Mandelbaum)3. Mariana Zaniboni. surgió el Departamento de Dermatología y Radioterapia. Spencer Sornas) y el Hospital Universitario de Taubaté – UNITAU (jefe del Servicio. Actualmente están contratadas por el Hospital Celso Piero. Las reuniones del Servicio se realizan los días martes. La residencia médica fue aprobada por el MEC en 1987 para dos vacantes de un año o dos vacantes de dos años en Dermatología. inmunología alérgica. Eliandre Palermo y Francisco Levocci. las Dras. Dr. Dermatología dispone actualmente de 16. y cada primer martes del mes concurre un profesor invitado. Vidal Haddad Júnior y Maria Regina Silvares (es necesario recordar que en Botucatu los docentes cumplen el régimen de tiempo completo y dedicación exclusiva). Glória Sasseron y el Dr. Sílvia Regina Barraviera. aunque continuaba sufriendo las contingencias de la prohibición de nuevas contrataciones. la Universidad de São Paulo. Los primeros asistentes contratados fueron el Dr. Con la creación de la UNESP en 1976 fueron constituidos nuevos departamentos. Prof. entre 1970 y 2001 se graduaron 82 residentes. con siete lugares para consulta. João Roberto Pupo Neto. Norma Foss). Antonio Bastos Filho en el ambulatorio de Dermatología. situación que permanece hasta el día de hoy. Profa. la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (jefe del Servicio. Magali Soares en la enseñanza de la Micología. Mário Marques. Maria Elizabeth Nanni y posteriormente el Dr. Servicio de Dermatología del ABC El Servicio de Dermatología del ABC fue iniciado por el Prof. Cláudia Valéria Braz y Valéria Pereira Santos. Sylvia Ipiranga. el Hospital Guilherme Álvaro. En cuanto al Servicio. quien estuvo a su frente hasta finales de los años 80. El Dr. cuando comenzó a crecer. Unicamp (Jefe del Servicio. y la Prof. También prestan colaboración como médicas voluntarias la Dra. Dr. Desde 1994 hasta la actualidad se ofrecen seis vacantes. la Fundación Lusíadas (jefe del Servicio. documentación fotográfica. con el prerrequisito de dos años de clínica médica. En 1970. Luis Henrique Camargo Paschoal y sus discípulos Carlos Machado. dos salas quirúrgicas y la sala de curaciones. fotobiología y telemedicina. Dr. con la disponibilidad de cuatro camas y una fuerte demanda de la atención ambulatoria se inició la Residencia Médica. y se encuentra hoy bajo la dirección del Dr. Hospital y Maternidad Celso Piero (PUC Campinas) El Servicio de Dermatología de la PUC Campinas fue constituido en 1979 por el Prof. 105 . Rilde Veríssimo en el Servicio de Anatomía Patológica. Después de atravesar serias dificultades en el Servicio de Dermatología. de las dos camas que poseía en 1968. São Paulo posee los siguientes servicios habilitados: el Hospital Universitario Wladimir Arruda (jefe del Servicio. Elemir Macedo de Souza). El Prof. Luiz Cucé). la Facultad de Medicina de Marília (jefe del Servicio. Antônio Francisco Bastos.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil Stoff. Dr. se destacan a nivel nacional en el campo de esta subespecialidad. lo cual resultó ser una solución mejor. Luis Henrique Camargo Paschoal. uniéndose la Dermatología a la radiología y a las enfermedades infecciosas y parasitarias. Francisco Macedo Paschoal también fue uno de los pioneros en la dermatoscopía clásica y digital. la Dra. Lúcia Arruda asumió su dirección en 2002 con el propósito de reestructurarlo. Ney Romitti). Dr. la Dra.

arteriosclerosis e insuficiencia vascular. En este último.196 m2 de área construida. Jesús Rodrigues Santamaría. quien permanece hasta hoy. donde numerosos exalumnos obtuvieron sus respectivos diplomas de Especialistas. lupus. El promedio de atención al público es de 70 pacientes por día provenientes de Paraná. CUNHA DERMATOLOGÍA DE PARANÁ Curitiba En el majestuoso Hospital de Clínicas de la Universidad Federal de Paraná. 191 consultorios. en 1976. como cáncer de piel. fue orientada por el Prof.PAULO R . Hospital Universitario Evangélico de Curitiba El Servicio de Dermatología se inició en 1974 al crearse la Facultad Evangélica de Medicina. Su primer profesor titular fue el Dr. José Kriner. ex-presidente de la entidad nacional. Piraino. Mato Grosso y Santa Catarina. Fuera de los muros del HC. Drs. la Facultad de Medicina se unió a otras para constituir la Universidad Estatal de Londrina. seguidos por sus colegas los Drs. Minelli. una parte está ocupada por los servicios administrativos y en la otra se encuentran los ambulatorios y el centro quirúrgico ambulatorio para todas las especialidades. con los Profs. En lo que se refiere a la producción científica. mientras que la del Dr. el servicio tiene también siete salas para atender al público. se encuentra uno de los más prestigiosos servicios habilitados de la SBD. Minelli y Piraino habían defendido sus tesis de doctorado. Tres años atrás. colagenosis. Fernando Laynes de Andrade. diabetes. además de los estudiantes del internado. por tener que retornar a Curitiba el titular se hizo cargo de la asignatura el Dr. Al final del año 1979. Dr. Dermatología de Londrina Fundada en 1967. Raymundo Martins Castro. dirigido por el Prof. Roberto Piraino y Roberto Schnitzler. la Facultad de Medicina del Norte de Paraná. creado por Rui Noronha de Miranda. obteniendo el cargo de profesores asistentes. En 1998. titulada “Poroqueratosis de Mibelli”. psoriasis. actuando principalmente en Dermatología sanitaria y en onco-dermatología. Fundado en 1961. inició tres años después la enseñanza de la Dermatología. El Servicio. de la Argentina. el Dr. el servicio del HC de Curitiba ha marcado su presencia en los Anais Brasileiros de Dermatología y en las publicaciones extranjeras. La tesis del Dr. Sebastião de Almeida Prado Sampaio. los Drs. En las décadas del 70 y 80 varios residentes se especializaron en la Clínica de Dermatología de la Universidad y. 374 ambulatorios y 635 camas distribuidos en 45 especialidades. quien 106 . fue dirigida por el recordado Prof. los residentes de Clínica Médica que pasan un mes en Dermatología y los alumnos del internado selectivo que han escogido la especialidad para pasar los últimos ochenta días de entrenamiento en la institución. se inició la Residencia oficializada por la Sociedad Brasileña de Dermatología. una sala para pequeños procedimientos y una para el equipo. cuando era catedrático el Prof. que atiende diariamente de 40 a 50 personas. que tiene 49. Funciona en dos edificios. que sirve de referencia para todo el Sistema SUS. En esa ocasión. el Servicio de Dermatología mantiene el Centro Souza Araújo. recibe por semestre cien alumnos del curso de Medicina. a partir de los años 90. José Schweinden (titular) y Lorivaldo Minelli (asistente). el Servicio Dermatológico del HC tiene ya más de cuatro décadas de existencia. En Curitiba predominan las enfermedades de tipo europeo que corresponden a la formación étnica de la mayoría de la población. Rui Miranda. Minelli titulada “Geografía médica del pénfigo foliáceo sudamericano en el Estado de Paraná”. siete consultorios. localizada en Londrina. Dr. Minelli fue promovido a profesor asociado en concurso público presidido por el Prof. con trabajos sobre hanseniasis y pénfigo.

además de dos alumnos del curso de Maestría y un alumno del Doctorado por año. fue el Dr. Cuatro años después. El primer profesor de Dermatología y Sifilografía de la Facultad de Medicina de Porto Alegre. Clarisse Furtado fueron integrantes de la cátedra de Dermatología hasta 1989. El Servicio de la UFRGS El Servicio de Dermatología del Hospital de Clínicas de Porto Alegre tiene tres profesores de la UFRGS: un titular. Armin Bernhard y. Kuhl. Se encuentran conectadas entre sí la red de atención de la Intendencia y la del Estado. quien ejerció por primera vez en Rio Grande do Sul la especialidad dermatológica. El Servicio de Dermatología de la FFFCMPA se localiza en el complejo de hospitales de la Santa Casa de Porto Alegre.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil juntamente con el Dr. Lúcio Bakos. También presenta un sector de Salud Pública. Enio Candiota de Campos. Considerado como centro de referencia en SIDA para Rio Grande do Sul. Ane K. llegó en 1894 a la pampa gaúcha de Rio Grande do Sul. Ciencias Médicas La Fundación de la Facultad Federal de Ciencias Médicas de Porto Alegre fue creada en 1960 con el nombre de Facultad Católica de Medicina. Aída Schafranski. un alemán diplomado en Berlín en 1890. discípulo de Ramos e Silva. Weissbluth y Mirian Pargendler. los integrantes del Servicio se dedican a la asistencia y a la investigación (ésta muy estimulada en todos los niveles). Lúcio Bakos fue nombrado profesor titular de Dermatología de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul. Actualmente la dirección del Servicio está a cargo de la Dra. Clóvis Bopp. asumió la titularidad el Prof. juntamente con los Profs. Modesto José de Souza. Isabel C. Luiz Carlos Pereira. P. Irene Menezes. Walmor Bonatto. oriundo de Alagoas. por el Dr. y trabajó en remotas localidades del litoral y de la campaña. Raquel García y otros colaboradores. por concurso público. Achyles Hemb. catedrático desde 1959 con la tesis “Cromoblastomicosis: contribución para su estudio”. Ernst von Bassewitz. que reciben cerca de mil pacientes por mes. Gaúchos en la Dermatología Fue el Dr. Álvaro Schiavi Jr. y la Dra. Además de dictar estos cursos. En 1946 se incorporó el Prof. y dos adjuntos: Tânia Cestari y Luiz Fernando Bopp Muller. PUC. junto a la Hermandad de la Santa Casa de Misericordia. Dr. Rodolfo Masson y después. Analise Roskamp Budel. posteriormente. sucedido por el Dr. Simões Pires. Márcia S. el Prof. también por medio de concurso público. Después de pasar por São Paulo. con video-dermatoscopía y análisis de imágenes. destacado maestro y científico. dirigido por José Gerbase. dos residentes y tres alumnos. En 1927 publicó en los Anales de Medicina de Rio Grande do Sul un informe sobre la incidencia de la lepra en la colonia germánica. En 1992 el Prof. Tiene como profesores a Érika Geier. También tiene cinco médicas dermatólogas. el Servicio de Dermatología del HC de Porto Alegre dispone de un sector de dermatoscopía digital. Después del fallecimiento del primero. Gisela Del Pino y Aída Schafranski. Renan Bonamigo. Marlene L. quien además integraría la columna revolucionaria que marchó hacia Río de Janeiro con Getúlio Vargas. para atender a pacientes fotosensibles. Ulisses de Nonohay. el Prof. Zampese. Cláudio Bartelle. ya 107 . creada en 1898. En 1942 se creó en la Facultad de Medicina de Porto Alegre el Curso Equiparado de Clínica Dermatológica y Sifilográfica. fue designado primer titular de la asignatura de Dermatología. Paraná posee también el Servicio de la Santa Casa de Misericordia. como servicio habilitado. que tiene como Jefe del Servicio al Dr. un sector de fototerapia y fotobiología. donde se dicta el curso curricular y el de posgrado a los residentes y sus alumnos. Carolina Feijó.

César Duílio Varejão Bernardi. Mangano y S. 8. que al año siguiente fue aprobado por la SBD. Bajo la dirección de la Secretaría de Salud del Estado. ETS y Hanseniasis. Sampaio surgió la idea de realizar la primera Reunión de Dermatólogos Latinoamericanos del Cono Sur. como Inspector General de la Lepra. Gatti. discípulo del Prof. en días hábiles. en la que participó la mayor cantidad de médicos que hasta entonces se congregara en toda la historia del evento [Nota del editor: véase en este volumen el capítulo “Reunión Anual de Dermatólogos Latinoamericanos (RADLA)”]. con énfasis en las sexualmente transmisibles y hanseniasis. con lo cual las actividades de la residencia médica fueron provisoriamente interrumpidas. Se resolvió también que la reunión sería anual. la cual tuvo lugar en la Argentina en 1973. excepto en los años que coincidiera con el Congreso Ibero-Latinoamericano de Dermatología (CILAD). con capacidad para dos vacantes por año. el Servicio tiene el apoyo del gobierno del Estado como Centro de Capacitación en Dermatología. alrededor del año 1920. concentrando patologías sistémicas y de manejo más difícil. en 1987. Sin embargo. Santa Catarina Santa Catarina posee la habilitación del Hospital Universitario de la Universidad Federal (Jefe del Servicio. La actividad se realiza en dos turnos. los servicios habilitados de la Policlínica Santa Clara. ■ La7. P. el Prof. Viglioglia. Sin embargo. Algunas enfermedades y sus sus tratamientos ■ Algunas enfermedades y tratamientos Lepra y enfermedades venéreas Antiguo compañero de Carlos Chagas en el Instituto Oswaldo Cruz. Prof. Clóvis Bopp y profesor de la asignatura de Dermatología de la Universidad Federal de RS. como 108 . Brasil. Cláudio José Bartelle. Júlio César Empinotti presidió la XXI RADLA. teniendo como prioridad las enfermedades dermatológicas de interés sanitario. fundó este Servicio de capacitación de nuevos dermatólogos. el área del hospital usada para internación de los pacientes fue donada al sector ETS/SIDA para que fuese utilizada en la asistencia a los portadores de HIV. Cecilia Cassal Corrêa es la dermatóloga coordinadora del Servicio. con guardias los días feriados y los fines de semana. los efectos negativos de la desinformación pública y del atraso de la mentalidad predominante. CUNHA que recibe médicos cedidos por la Secretaría de Salud que actúan en SIDA. Jorge José de Souza Filho). A la inmigración negra se la responsabilizó por la introducción de la lepra. Actualmente. J. Por ser un hospital de referencia. La Dra.PAULO R . Ambulatorio de Dermatología Sanitaria Fue creado en 1975 por el Dr. Rio Grande do Sul tiene. además de las consecuencias de la enfermedad. En 2001. además. por disposición gubernamental. O. la misión de elaborar la primera legislación brasileña de profilaxis de las enfermedades venéreas. el Servicio recibe numerosos pacientes para la atención de nivel terciario. en 1997 se retomó el Programa de Residencia. afecciones que hacían sufrir a los pacientes. cuyo jefe de Servicio es el Prof. en Foz do Iguaçu. Eduardo Rabello recibió.historia de la RADLA (Reunión Anual deAnual La Historia de la RADLA (Reunión los Dermatólogos Latinoamericanos del Cono Sur) de los Dermatólogos Latinoamericanos) A partir de una conversación entre los Drs.

El Fogo selvagem El Fogo selvagem (FS) es una enfermedad endémica en ciertas regiones del Brasil con un número total de enfermos aproximadamente de 15. esta enfermedad continuaba siendo un gravísimo problema para la salud pública: “Alrededor de 1920. poco después. Aguiar Pupo y Salles Gomes) para iniciar campañas sobre el problema. la lepra de los negros fue adquirida ya en Brasil. de los Estados Unidos. que en compensación por el sacrificio impuesto. buscando no solamente de humanizar el tratamiento. prevaleciendo entre las personas jóvenes que viven en las áreas rurales del país. y de Luíz Díaz. las Azores. Un médico portugués. los esfuerzos de los investigadores están puestos en determinar el agente etiológico ambiental que produce el desencadenamiento de esa enfermedad en Brasil. en la década de 1930. más tarde. Aguiar Pupo fue el primero en mostrar la importancia epidemiológica de las formas no características de la enfermedad. En 1983. fue interpretada como un lepra-infeckt. Durante las décadas de 1950 a 1990 la incidencia del FS disminuyó en São Paulo. en 1933. Las características epidemiológicas de la enfermedad muestran fuertes evidencias de que el FS es influenciado por factores ambientales. se obtuvo el reconocimiento en el plano internacional de la noción de polaridad postulada por Rabello (Jr) desde 1938. todavía predominaban los preconceptos milenarios que tornaban al pobre lázaro víctima temerosa de un mal que no perdona. sino también establecer elementos de prevención para los hijos de los hansenianos. Cunha informó en su tesis de doctorado en la USP sobre el último foco en el Estado. escribió en su Historia de la Lepra en Portugal: “No hay dudas de que los portugueses introdujeron la lepra en Brasil en el año 1500. en 1948. Estas ideas serían consagradas en Río de Janeiro en la Conferencia Panamericana de 1946. localizado en los municipios de Franco da Rocha y Mairiporã. el aumento del número de casos llevó al gobierno estatal a crear un hospital exclusivo para esos enfermos. en 1937. se creó el Grupo Cooperativo Brasil-Estados Unidos para la investigación del Fogo selvagem. A su vez.000. paria de la sociedad. En 1970 se estimaba que había por lo menos 10 mil casos conocidos de FS en los estados endémicos del Brasil. clausuró la tesis del aislamiento en hansenología. como la habían introducido en Madera. A principio del siglo XX. sin patria y sin familia. En São Paulo. según su opinión. la noción del factor N como responsable de las formas de resistencia de la hanseniasis. Paulo R. que produjo decenas de trabajos científicos y contribuyó a un gran adelanto en el conocimiento de la patogénesis de la enfermedad y en el desarrollo de las técnicas de diagnóstico. en La Habana. despreciado y condenado sin piedad a un exilio perpetuo para garantizar la seguridad de sus semejantes. Aleixo Guerra. Nelson Souza Campos pudo mostrar en 1937 los curiosos infiltrados tuberculoides precoces que denominó “lepra nodular infantil”.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil señala Manoel Santos. de São Paulo. Eduardo Rabello. y que en la tesis de Rabello Junior. lo trataban con desprecio y a veces hasta le daban una limosna que humilla y disminuye”. En 1940. al referirse a las calamidades de Pernambuco de 1707 a 1715. las posesiones marroquíes y las Indias Lusitanas. gracias a la visión de Sebastião Sampaio. Abrahão Rotberg demostró en 1934 el valor del pronóstico de la reacción de Mitsuda y. el Prof. Sin embargo. En esos años se unen Río de Janeiro y São Paulo (con Emilio Ribas. se abrieron otros hospitales en Goiânia y Campo Grande. 109 . previendo que en el futuro sería fácil estancar la enfermedad en la fase macular. donde era desconocida antes de su llegada”. posiblemente traída por los portugueses que la habrían contraído en los lugares de incidencia de la enfermedad en el siglo XVI: la isla de Madera. en 1941.

Centro de Diagnóstico y Tratamiento. En el campo científico. constituye también en Brasil uno de los más graves problemas de salud pública. 2. la Dermatología dejó de ser una especialidad puramente clínica y evolucionó como especialidad clínico-quirúrgica. procurando la integración y actuando en las unidades como auténticas delegaciones de la entidad mayor. Programa de educación de los profesionales del Área de la Salud.PAULO R . la creciente incidencia del cáncer de piel en todo el mundo. la SBD amplió en 1999 la campaña. a la esfera nacional. con el fin de dar información y concientizar sobre la necesidad de producir cambios en las actitudes. con el objetivo de que la población tome conciencia de las terribles consecuencias de la enfermedad que ocasiona cien mil casos nuevos todos los años. sin perder las características de las organizaciones locales. Fue creado el Programa Nacional de Control del Cáncer de Piel. Marcus Maia. 9. 15). Más de 30 mil personas son atendidas anualmente por esta campaña (figuras 14. En el año 2000. 4. antes regional. El programa está compuesto por cinco módulos: 1. bajo la coordinación del Prof. radios y televisión de alcance nacional. Programa de educación para la protección solar. Programa de educación en los medios. fortaleciendo la nacionalización de la entidad. Campaña anual para el examen de la población. Campaña de Prevención del Cáncer de Piel (24 de noviembre de 2001) Campaña de Prevención del Cáncer de Piel La denominada “epidemia silenciosa”. que pasó de ser “la ausencia de enfermedades” a convertirse en sinónimo de bienestar físico. la SBD y la Universidad Federal de Río de Janeiro se unieron para inaugurar un servicio permanente de previsión diaria del índice de riesgo de la quemadura solar. 3. 5. las regionales tienen una extraordinaria influencia en los emprendimientos de la SBD. El Índice Ultravioleta (IUV) es suministrado por medio de internet o por teléfono. desafíos de la Dermatología nuevo nuevo ■ Los Los desafíos dela Dermatología para elen el milenio milenio La regionalización de la SBD tuvo su inicio después de la conmemoración de sus 50 años. es decir. Así como se amplió el concepto de salud. social y mental. también es suministrado a las capitales de los estados a través de los periódicos. al abrirse la participación a todos los estados brasileños. Debido a esto. también la Dermatología agrupó novedades que 110 . CUNHA Figuras 14 y 15. moral. Actualmente. creencias y conductas relacionadas con los riesgos que corre la población.

■ Octubre. 1999. Rossini C. História da Dermatología no Brasil. 2002. Zaitz C. História da Dermatología Brasileira. Sao Paulo: Editora JSN. Mestres da Dermatología Paulista. Campbell I. Bajo la óptica de la biología molecular surgirán nuevos conceptos. . Rio de Janeiro: Medsi Editora Medica e Cientifica. 3. editores. y estos estudios sin duda traerán extraordinarios beneficios para la dermatología brasileña y mundial. 2. Más allá de la revolución experimentada con la llegada de los antibióticos. la leishmaniasis y las ETS. Forgerini E. Uma Visão Panorâmica. 2005 ■ Referencias bibliográficas 1. editores. corticosteroides y retinoides. Sociedade Brasileira de Dermatología. 2002. Teixeira JE. los desafíos de la Dermatología todavía se concentran en las enfermedades infecciosas como el SIDA. Rio de Janeiro: Ed. Carneiro G. con su atención concentrada especialmente en la cosmiatría.La Dermatología y los dermatólogos en el Brasil actualmente atraen a numerosos profesionales y pacientes.

.

como las picaduras y las pequeñas heridas3. JAIME GIL JARAMILLO. en esta última incluían a los hijos con rasgos físicos de animal y los granos en la piel. o también posiblemente. Otras tribus las clasificaron en S 113 . Los paeces las clasificaban según provinieran de visiones del “duende”. traumáticos.C. 3) asociadas con el incumplimiento de normas. no obstante sufrieron padecimientos genéticos. MICHEL FAIZAL GEAGEA . ANTONIO BARRERA ARENALES . La baja densidad demográfica. aprovechando las glaciaciones.) procedentes de Oceanía y Asia. autoinmunes. Nuestros indígenas clasificaron a las enfermedades en varios grupos. GUILLERMO GUTIÉRREZ ALDANA .HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN COLOMBIA CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ COLABORADORES : DANIELLE ALENCAR . Los habitantes prehispánicos del continente americano consideraron sabiamente que el ser humano era uno más dentro del cosmos y que no podían romper el equilibrio de la naturaleza sin recibir un castigo en su salud. degenerativos e infecciosos. por la Antártida y el mar Pacífico1. Entre los huitotos del Putumayo la enfermedad era producto de ataques “chamanísticos” (brujos) de otras tribus. la dispersión de los asentamientos y la ausencia de animales domésticos favorecieron la poca diseminación de las enfermedades y hay evidencias antropológicas de sano crecimiento poblacional en los chibchas2. FLAVIO GÓMEZ VARGAS . JUAN PEDRO VELÁSQUEZ BERRUECOS I. podían ocasionar la muerte.PONTE . 4) enfermedades menores que no implicaban la muerte. 2) asociadas con espíritus del bosque (EbEp) y picadura de los truenos (takuEji). CARLOS HORACIO GONZÁLEZ ROJAS .000 a. JAIRO MESA COCK . según Méndez Correa. por el Estrecho de Behring. del “cacique” y del “arco”. así como al descubrimiento de medicamentos. ya fuera por la infructuosa caza o pesca o por su exceso. que los llevaron al desarrollo de medidas preventivas y de algunos tratamientos. La Dermatología precolombina ■ La Dermatología precolombina Jaime Gil Jaramillo-César Iván Varela Hernández e estima que los primeros pobladores de Colombia llegaron en busca de nuevas tierras y mejores condiciones de vida en una etapa paleoindígena (15. muy peligrosas. Los nukak del sur-oriente del país las dividían en: 1) brotes y granos asociados con “dardos mágicos” lanzados por “seres enemigos” y/o como parte de un castigo.000 a 10.

114 . abejas. La bartonelosis (verruga peruana) –cuyo vector es el Phlebotomus. No obstante. según el padre Rivero. especialmente Desmodus rotundos. La filariasis por Manzonella ozardi. y de murciélagos. era frecuente en la península de la Guajira. algunas han sido categóricamente definidas.. era frecuente en el Chocó6. según Pineda Giraldo. Cerámica Jama-Coaque. pulgas. sinua (caspa). estudios paleontológicos recientes como los realizados por el profesor José Vicente Rodríguez Cuenca (Universidad Nacional de Colombia) y por Gonzalo Correal Urrego. El mismo concepto se expresa en la Historia general y natural Figura 1. La sarna. Para la nigua no conocían remedio y para librarse de los mosquitos se veían obligados. mucho se ha discutido sobre su origen americano o europeo. “se ha calculado que los insectos de las regiones cálidas ocasionaron más víctimas entre los españoles durante la conquista que todas las flechas envenenadas de los indios. Lutzomía colombiana– y de la cual hay evidencias arqueológicas que atestiguan su presencia en el sur del país7 (figura 1). no eran solicitadas en matrimonio”.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ calientes –como la fiebre– y frías –como el reumatismo– o simplemente como accidentes (fracturas). causadas por el Treponema pertenue. de serpientes de los géneros bothrops. que dedujo José del Carmen Rodríguez Bermúdez de una escultura prehispánica encontrada en Cundinamarca. La nigua (Tunga penetrans) y el gusano de monte (nuche. Sotomayor T. eran totalmente desconocidos por los europeos. Las evidencias en coprolitos demuestran la presencia de varios parásitos intestinales como strongiloides. iza (úlcera. “el hombre se contagia cuando abre el animal y una gota de sangre cae sobre algún punto de la piel. 10. enfermedad de la costa del Pacífico de los indios del Chocó. afirma que “fue traída de Haití en las naves de Cristóbal Colón. parecen confirmarlo6. sarna y viruela)5. Las bubas (frambesía o pian). en su obra Tratado llamado fruto de todos los santos contra el mal serpentino venido de la isla Española (1509). Bartonelosis. de lo que se enorgullecían. aún presente en nuestras selvas del Vaupés2. avispas. bimi (úlcera). Lechesis mulamuta (pudridora) y Crotalus dirussus terrificus (cascabel). llamado “maraña”. el carate. Los chibchas definieron palabras relacionadas con las enfermedades de la piel. como algo vital”4. han sido muy bien documentadas en estudios paleontológicos por José Vicente Rodríguez Cuenca y Carlos Armando Rodríguez en restos encontrados en el Valle del Cauca6. llamado puru-pururú en la región de Guainía. El carbón bacteriano. pero hay testimonios escritos antiguos por los que se deduce su existencia en nuestras tierras en épocas prehispánicas. como sojusua (acné y forúnculo). gacha. considerada como una energía. El médico español Rodrigo Ruiz de Isla. a sepultarse en la arena”. miasis). Se considera también la leishmaniasis. o cuando come la carne mal cocida del animal muerto de tal enfermedad”. las picaduras de mosquitos.C. dándose los primeros casos en Barcelona en 1493”. Los motilones tuvieron ciertos conceptos de contagio y dieron menor valor a la brujería.000 años a. El tokelao (tiña imbricada). quien encontró huellas en tejido óseo en los restos de Aguazuque (Cundinamarca). pero la pérdida de los tejidos blandos en los restos humanos que se conservan ha impedido su constatación. o cuando se hace una pequeña herida al abrirlo. que trasmitieron arbovirus y causaron anemias6. 6. garrapatas. Enfermedades dermatológicas autóctonas En los tiempos prehispánicos debieron existir muchas enfermedades. Colección privada de Hugo A. hasta el punto que las mujeres jóvenes que no tuvieran carate. que eran “la esencia de las cosas. arácnidos y mordeduras de grandes lagartos como los caimanes. Las fiebres petequiales y las bubas que causaron estragos en los conquistadores al ingresar por la región del Patía desde el Perú. “padecían de carate que les afectaba las manos y la cara con manchas azules y blancas. causado por el Treponema caratenum. a menudo. Entre los emberas la enfermedad era producida y curada por los jais. En cuanto a la sífilis venérea. Así. áscaris y tricocéfalos6. según Safari. que datan de más de 3.

arañas (Migale) y serpientes. ponían un parche de diaquilón con lo que moría la larva y luego la exprimían. se absorbe por la nariz mediante un tubo de hojas el jugo del ají para que la piel exude la grasa natural”. utilizado para prevenir las quemaduras solares. los indígenas utilizaron en los tratamientos sustancias y elementos animales.. y sanan sin ninguna duda muchos enfermos de aqueste mal. entre los cubeo y los macuna.. Estuvieron también presentes otras enfermedades no infecciosas como el hipotiroidismo congénito. Además de estas enfermedades.. quítanla los dolientes y bébenla ciertos días por las mañanas en ayunas. hemostático y cauterizante3. como por ejemplo. los 115 . la coca (Erythroxylon coca). para las llagas purulentas o heridas recientes y las yerbas de las bubas. que masticada (mambeo) “proporcionaba resistencia extra al organismo”. la caraña (resina de palma)... amargas (energéticas).. las quita y destruye y deja la carne y cutis limpio sin señal de enfermedad. que podríamos resumir en: plantas del conocimiento (psicotrópicas). el bocio. ‘mal napolitano’. el llamado ‘mal francés’. incrementando su patogenicidad en un medio ambiente y una población virgen hasta 14932. La principal virtud de este madero está en curar el mal de las bubas. producida por el Tripanosoma cruzi y transmitida por triatomineos. Además de las plantas. una Moracea y Strychnos toxicaria) y venenos de animales como ranas (Dendrobates). la chica (Bignonia chica). afectaron la salud de la población nativa las heridas por flechas envenenadas con hierbas (Ogendeia terstroeniflora.”12. que unos llaman empeine.. para la sarna y el cuidado del cabello. plantas que se consideraban sagradas y medicinales son por ejemplo el achiote (Bixa orellana). una mezcla de masa de sebo. Puede Vuestra Majestad tener por cierto que aquesta enfermedad vino de las Indias a España”. el coralito cuya fruta “mojada y estregada en las lepras o manchas que brotan del cuerpo. 13.. el albinismo. del palo de él toman astillas delgadas. Plantas medicinales y métodos terapéuticos Los indígenas clasificaron las plantas de diferentes formas. que los indígenas llaman guayacán. cardenillo y harina de maíz tostada o polvos de cáscaras de cangrejos y de bencenuco para curar las llagas.Historia de la Dermatología en Colombia de las Indias del cronista Gonzalo Fernández de Oviedo (1535): “Así pues. estimulantes. con cuyo polvo lograban la epitelización en las heridas. para curar el nuche.. Es posible que el Treponema haya sufrido mutaciones al actuar masivamente en Europa. la acedera para el tabardillo y la quina para los hematomas9. el enanismo y la pilimicción (quiste dermoide de la vejiga) observada en Popayán. y sus limaduras cuécenlas en cierta cantidad de agua… y desde que ha desmenguado el agua con el cocimiento. la otoba (Miristicacea). el palo santo y el guayacán usados para las bubas. otras carate y otras semejantes. La enfermedad de Chagas. es muy notorio el palo santo. La herbolaria indígena aportó de manera significativa al desarrollo de la terapéutica.. el ají (Capsicum) fue utilizado como tratamiento para el acné “para mantener la cara libre de barros y de manchas. como cicatrizante. uso que permanece aún inalterado. el tabaco fue quizás el que más influencia tuvo durante la Colonia.. como repelente de insectos y preventiva de mordeduras de serpientes y murciélagos. el labio leporino. lo que hace suponer que afectó de manera importante a las comunidades6.. y anota también el cronista en comunicación dirigida al Rey de España sobre la expansión de la sífilis en las nuevas tierras y su llegada a la Península Ibérica: “En las Indias. es exclusiva de América.. muy inmundas y asquerosas. La presencia de la tuberculosis en la América prehispánica está hoy ampliamente documentada por técnicas de ADN.. se han encontrado lesiones óseas en restos de la cultura Muisca en número relativamente alto de casos. purgantes.. usado para mordeduras o heridas por flechas envenenadas. ‘mal lazarino’ o ‘enfermedad de las cortesanas’ era en realidad la enfermedad de naturaleza americana”. preventivas y medicinales en sentido estricto11. ‘mal serpentino’.

aunque fragmentarias.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ huesos de manatí se utilizaron como hemostáticos y la miel de abejas como antiséptico local. de Cristóbal de Acosta. En cuanto a cirugía. que se practicaba con los nacidos con defectos físicos y con algunas genodermatosis como el albinismo14. Figura 2. que en 1574 publicó su tratado Primera. Si no era posible encontrar el animal que había picado y el lugar afectado era “el dedo o parte semejante. epidérmicas y traumatismos. junto con la disminución o pérdida de sus valores espirituales ancestrales. la construcción de viviendas sobre árboles y el dormir en hamacas y con toldillos. del importante aporte de la farmacopea de las nuevas tierras están recopiladas en valiosas descripciones realizadas durante la Conquista y la Colonia. San Agustín 300 d. C. sentimiento de inferioridad y casi la desaparición de su concepción del mundo. quienes habían alcanzado cierto grado de desarrollo en medicina y terapéutica. las purgas y los sahumerios. El extremo lo representó la costumbre del infanticidio. Estas breves pero sentidas líneas rinden homenaje y tributo perenne de admiración y respeto a nuestros indígenas. Nuestros indígenas sufrieron durante el Descubrimiento y la Conquista un grave deterioro orgánico. Los dientes. convivencia armónica y amor por todos los seres animados o inanimados que la madre naturaleza nos ha obsequiado prolijamente (figura 2). Para las picaduras de gusanos y algunos alacranes. en el traslado de asentamientos cuando se reunían grandes cantidades de basuras y desechos en el lugar. así como el Tratado de las drogas y medicina de las Indias. masticación o untura de diversas plantas. encaminadas a aliviar afecciones orales. el aislamiento de las mujeres menstruadas. de tipo sintomático. Otros tipos de tratamientos incluyeron la hidroterapia. según relata Aguado. se unta la picadura”. de tipo preventivo tanto individual como colectivo. Templo Solar. el segundo. en la actitud de prevención frente a los factores desencadenantes de enfermedades. Fundamentos de la medicina indígena La medicina indígena tuvo dos fundamentos: el primero. las obras de Nicolás Monardes. como consecuencia de la imposición de los drásticos. así como trepanaciones craneales y craneoplastias obturadas con arcilla. los nativos realizaron drenaje de abscesos y extracción de niguas con espinas o fíbulas. Algunos de los remedios usados en la actualidad ya eran utilizados por nuestros indígenas. en las dietas y sangrías. que los llevaron muy cerca de su total extinción15. colmillos y garras de animales fueron empleados como amuletos para prevenir las enfermedades. inhalación. “extraen las tripas y con el herbaje que dentro de ellas se halla. que en el pasado y el presente siguen dándonos lecciones de bonhomía. 116 . la termoterapia y la balneoterapia en pozos de aguas termales. que se manifestaba de diversas maneras: en el abandono de enfermos graves para mantener la supervivencia del grupo. mediante la ingestión. rápidos y forzados cambios culturales. métenla en el sexo de la mujer y con aquesto ataja la furia de la ponzoña”9. Entre ellas. segunda y tercera parte de la historia medicinal de las cosas que se traen de nuestras Indias y que sirven de medicina. las dietas. Evidencias.

constituyéndose en el primer Lazareto. en Santa Marta. península de la Guajira– iniciándose así el período de la Conquista de nuestro territorio. 16. En 1535 se inició en Cartagena la construcción del hospital San Sebastián. costumbres y creencias. Con los conquistadores llegaron también charlatanes. Américo Vespucio y Juan de la Cosa tocaron tierras colombianas en Coquibacoa –hoy Cabo de la Vela. el rey Fernando el Católico ordenó en 1513 la creación de un hospital en el Darién –el Hospital de Santa María la Antigua del Darién–. que se extendió hasta el año 15501. por las enfermedades propias de América y por la ausencia de inmunidad contra las importadas de Europa. personaje popular y controvertido que escribió el Tratado de medicina y modelo de curar en estas partes de Indias.Historia de la Dermatología en Colombia II. el 6 de agosto de 1538. Estos factores. también arribaron Pedro Fernández de Valenzuela. 16. que atendía a todo tipo de enfermos. no obstante. sumados a la dominación de los colonizadores. Los primeros hospitales Como el descubrimiento y la colonización se iniciaron por las costas del océano Atlántico. Esteban González. Los primeros protomédicos y médicos Álvarez Chanca fue el primer médico europeo que llegó a América en el segundo viaje de Colón y hasta las tierras del Darién en 1514. en el mismo año se inició el Hospital de San Lázaro. amenazadas además por la imposición de una nueva religión. Se estima que en el siglo XVII había desaparecido el 90% de la población nativa. La alta vulnerabilidad orgánica de nuestros aborígenes estaba determinada por la malnutrición debida a su alimentación basada en carbohidratos y escasas proteínas. causaron un enorme desastre demográfico en las comunidades aborígenes. en Cartagena ejercía en 1547 Martín Rodríguez. 117 . fueron los asentamientos de esta región los primeros en poblarse y en consecuencia fue allí donde se inició la atención hospitalaria. Mendo López del Campo. más adelante se fundó el hospital del Espíritu Santo para enfermos incurables. La influencia de la Conquista y las nuevas enfermedades César Iván Varela Hernández-Jaime Gil Jaramillo En 1499. La llegada de los colonizadores españoles trajo un cambio radical para las poblaciones indígenas. En 1528 se fundó el Hospital de Santa Marta2. Alonso de Ojeda. La Dermatología desde el descubrimiento de América hasta la Colonia. en su forma de vida. Lope Sanjuán de los Ríos y. trasladado en 1524 al territorio de lo que hoy es Panamá. empíricos y algunos protomédicos militares como el capitán Antonio Díaz Cardozo en 1538 y el soldado Martín Sánchez Ropero9. alimentación. Según Andrés Soriano Lleras. Durante la Conquista no hubo en Colombia enseñanza de la Medicina. también llamado de La Caridad. el encuentro de los dos mundos fue benéfico por el mestizaje entre los importantes aportes que nuestros indígenas hicieron a la humanidad con sus vastos conocimientos en la herbolaria y el aporte científico del otro lado del océano. luego de Santa Clara. en 1528 se menciona la presencia de Luis de Soria y de cuatro barberos (cirujanos). La influencia ■ La Dermatología desde el descubrimiento de la Conquista y las nuevas enfermedades de América hasta la Colonia. como cirujano. Durante este período fue fundada Santa Fe de Bogotá (hoy Bogotá) por Don Gonzalo Jiménez de Quesada.

Múltiples epidemias se presentaron por todo el territorio. También llegaron la pediculosis. según Soriano Lleras. así. la gonorrea. así como las del sarampión. esquistosomiasis. la difteria. el gato doméstico y los ratones2. “los indios. en especial la viruela y el sarampión. los esclavos negros y los propios españoles. el sarampión. atemorizados por la gran mortalidad. Jugó un importante papel la “medicina espiritual” caracterizada por la construcción de catedrales y ermitas y por la llegada de las imágenes de las vírgenes como la de Chiquinquirá en 1598. el mercado y la trata de esclavos fueron también factores determinantes para la propagación y contagio de muchas enfermedades. llegó a las costas del Atlántico y se internó por el río Magdalena. el virus llegó por la Española al litoral Caribe y se internó en tierra firme por el río Magdalena: “Así una negra que venía tocada de este mal contagioso de la costa del mar. ■ La Dermatología desde III. los esclavos africanos llegaban diezmados por el escorbuto. encontró en el mosquito Aedes aegyptii el vector para trasladarse a los centros urbanos. Otras enfermedades dermatológicas o afines que llegaron fueron la brucelosis. rubéola. 6. la viruela. sumado a la asistencia espiritual ofrecida a indios y esclavos por clérigos misericordiosos como el apóstol de los negros. 3. 118 . el mestizaje de sustancias y prácticas terapéuticas con doctrinas e ingredientes psico-religiosos. las micobacteriosis. causando múltiples epidemias desde 15098. En Tunja. nuevos vectores como el mosquito (Aedes aegypti). Dos décadas más tarde se extendió la epidemia a todo el Reino de Nueva Granada. bovinos. habrían muerto entre 400 y 1000 de los 3000 habitantes.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ Las nuevas enfermedades importadas de Europa Muchas enfermedades dermatológicas trajeron los conquistadores españoles. gripe y dengue. esta Rikettsiosis causante de gran mortalidad llevó a los españoles a prohibir a los indígenas bañarse diariamente6. Las epidemias de viruela que se presentaron posteriormente. la pulga (Xenophylla cheopis) y huéspedes de zoonosis como los equinos. allí atendía desde 1586 el médico empírico Pedro Juan Ruiz Delgado. cerdos. El Aedes viajó en los barcos con los esclavos africanos. caprinos. La Dermatología actualidad la Colonia hasta la desde la Colonia hasta la actualidad César Iván Varela Hernández La medicina en la Colonia tuvo como marco la combinación de los conocimientos europeos con la sabiduría y la magia de los indígenas. causaron gran mortalidad entre los indígenas. la peste negra o bubónica y las treponematosis. las bubas y el escorbuto. El Hospital Convento de San Juan de Dios tenía solamente dos camas para ricos y dos para pobres. las de viruela fueron las más graves. consideradas como mediadoras ante el médico supremo. la lepra. Por su parte. La fiebre amarilla. según común decir ha sido causa de esta calamidad y desventura”16. “elefantiasis árabe” causada por la filaria Wuchereria bancrofti y la “ceguera de los ríos” por la Onchocerca volvulos6. huyeron a los bosques y montañas dejando abandonadas las poblaciones”. el tabardillo (tifus exantemático). afectando a varias ciudades. la gangrena. malaria. San Pedro Claver. El tabardillo (tifus exantemático) ocasionó muchas epidemias desde el siglo XVII. el tifo y especialmente la lepra. quien murió en 1650 por la fiebre amarilla2. la primera de las múltiples epidemias de viruela se produjo en 1558. No había boticas ni cementerios civiles. el cólera. en 1587 “fallecieron los ciudadanos y españoles como ratas acosadas por la flauta de Hamelín”. Según Pedro de Aguado. entre las cuales merecen destacarse la lepra y las exantemáticas. Las enfermedades que caracterizaron la época de la Colonia fueron la viruela.

hospitales y cátedras de Medicina El primer médico titulado que llegó a Santa Fe fue Don Álvaro de Aunón en 1579. debido a la promiscuidad de los colonizadores. nobles. Médicos. “descubre” la quina utilizada ancestralmente por los indígenas. el de Honda en 1600 y en 1789 el de San Gil (Leprosario).Historia de la Dermatología en Colombia La sífilis estuvo también muy presente en esta región. luego de que en 1564 el Obispo Fray Juan de los Barrios y Toledo donara una de sus casas con el propósito de fundar “un hospital en el cual vivan y se recojan y curen los pobres que a esta ciudad ocurrieren y en ella hubiere así españoles como naturales”. en Santa Fe. los pocos médicos servían exclusivamente a la realeza y a las autoridades colonizadoras. médico y abogado. se clausuraron por falta de alumnos. en función de ellas difunde la vacuna contra la viruela y la construcción de cementerios en las afueras de las ciudades. Esta epidemia fue conocida como la “peste de Santos Gil”. En 1760 regresa de España José Celestino Mutis trayendo las ideas de la Ilustración. las primeras cátedras de medicina en el Colegio Mayor de San Bartolomé en 1641 y en el Colegio Mayor del Rosario. según el historiador Groot “dio muerte a las cuatro quintas partes de los indios de la sabana”. ninguna otra se extendió tanto ni fue tan devastadora. alcaldes. Juan Bautista de Vargas Uribe. así puede deducirse de lo escrito por Juan Rodríguez Freyle en su obra El Carnero acerca del oidor don Luis Tello de Erazo. fallecieron además arzobispos. Miguel de la Isla 119 . debido en parte a que “la carrera de médico era considerada indigna y apropiada sólo para personas de baja condición social”9 y además porque regía para los españoles la prohibición de estudiar fuera de su país. después de “trocar la garnacha por las aventuras con damiselas promiscuas”. marcando los primeros pasos de la medicina de salud pública en el país. En 1630 se inició en Santa Fe la epidemia de tabardillo que se difundió en cuatro años por todo el país. clérigos. Durante los siglos XVI y XVII prácticamente no hubo enseñanza médica. en 1630. religiosos. Figura 3. Durante la Colonia se crearon 25 hospitales. en Santa Fe. en la Universidad de Santo Tomás. plebeyos y esclavos. En 1635. y el primer criollo graduado en España fue Don Juan López en 1584. se le llamó Hospital de Jesús. renacieron los estudios médicos en España. Juan Gualberto Gutiérrez. el de Popayán en 1577. atendió en 1810 el asilo de virulentos de Santa Fe y a los soldados enfermos el 5 de agosto de 1819. María y José. entre otros el de San Sebastián en Cartagena. el manejo del hospital fue encargado a la Orden de los Hospitalarios de San Juan de Dios. y en consecuencia también en sus colonias. La primera botica que existió en Santa Fe fue la de Pedro López de Buiza. que dio la libertad a Colombia. y como educador médico forma como discípulo a Miguel de la Isla. El oidor habría ido a morir en Sevilla “del mal francés”. abrió sus puertas en 1569. quien sería el fundador de la primera Escuela de Medicina en Santa Fe (1802) (figura 3). A comienzos del siglo XVIII. Diego Gómez de Mena. dos días antes de la batalla del Puente de Boyacá. la cátedra de medicina se consolida en 1753 con José Vicente Román Cancino. estuvo a la cabecera del prócer Antonio Nariño durante su agonía. El Hospital de San Pedro. así. con la llegada de los Borbones a la Corona Española. aunque desde entonces se le conoce como Hospital San Juan de Dios16. quienes le donaban sus bienes ante la muerte de todos sus descendientes por la misma peste2. residente en Santa Fe y funcionario del presidente del Nuevo Reino. donde en 1764 se gradúa su primer médico. por el nombre del notario que hizo la mayoría de los testamentos de los nobles moribundos. dejando consignado hasta el momento de su muerte en el diario que se conserva en la Casa Museo de Nariño en Villa de Leyva12. aparte de las epidemias de viruela.

Se presentaron varias epidemias de fiebre amarilla. Se afianzó la medicina de laboratorio. iniciada en 1810. la inmunología. llegaron las nuevas técnicas quirúrgicas y la farmacología y así desde 1910. la figura más destacada en Medellín. En 1946 se creó el Ministerio de Higiene. el rápido desarrollo de la genética. se recomendaba: “hay que estar en contacto con el pueblo e ir vacunándose lentamente con las aguas infectadas. quien describió magistralmente la fiebre amarilla y es considerado el padre de la cirugía en Colombia16. tuberculosis.. con progresos extraordinarios. en marzo de 1826. la Dermatología adquirió carácter de verdadera especialidad18. bartonelosis. la etiopatológica y la anatomoclínica– con la investigación y la tecnología.”17. cuando el general Francisco de Paula Santander promulga la ley que organiza la Universidad Central de la República. La lepra y el paludismo fueron algunos de los principales problemas del siglo. En el siglo XX. Con la República. La mala nutrición. Higiene y Previsión con departamentos para la lucha contra la lepra. desplazó a la influencia de la escuela francesa sobre la medicina colombiana16. la carencia de servicios básicos y de medidas de saneamiento determinaron una alta morbi-mortalidad en ese siglo16. particularmente en París. A partir de entonces comenzaría el desarrollo de la medicina hospitalaria de la escuela francesa. Dios nos perdone el mal por el intento”. Antonio Vargas Reyes 120 . la farmacología y la tecnología sistematizada conducen a la apertura y evolución de todos los campos de investigación en Dermatología. En 1864. fiebre tifoidea y tifus exantemático. Manuel Uribe Ángel. surge también la medicina moderna en Colombia. el desarrollo general de los Estados Unidos de Norte América. se iniciaron las especializaciones y las residencias médicas y se crearon las asociaciones de médicos especialistas. donde se integraron las grandes mentalidades médicas modernas –la fisiopatológica. sarampión. bajo el gobierno de Santos Acosta. viruela. en 1867. Acerca de la medicina de la época. con las cortezas sucias de las frutas. las venéreas y la tuberculosis. Por esa época. En las últimas décadas del siglo XX. En 1930 se creó el Ministerio de Trabajo. escribió en 1881: “Creo que matamos no pocos infelices con esa precaria y deplorable medicina. la micrografía y la sifilografía darían origen a la Dermatología. Antonio Vargas Reyes funda en Bogotá una facultad de medicina de carácter privado. parasitosis. algunos médicos estudian bajo la tutoría de sus maestros y otros en el exterior. A ella se le incorporan la facultad de medicina de Vargas Reyes y el Hospital San Juan de Dios18. más tarde se fundaron las facultades de medicina en Cali.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ Las dificultades producidas por las guerras de Independencia en las primeras décadas del siglo XIX hicieron desaparecer casi totalmente la enseñanza médica en el país. En 1850 se abren camino el empirismo y charlatanismo al permitirse por ley el ejercicio médico sin licencia. 19. Popayán y Manizales. que sumada a la medicina de laboratorio.. la biología molecular. La historia de las facultades de medicina comienza con la de la Universidad Nacional de Colombia. A finales del siglo XIX floreció con Epifanio Combariza la cátedra de bacteriología. primera manifestación gubernamental de la universidad pública. en tanto que José María Samper presenta al Congreso de la República un proyecto sobre la Universidad Nacional de los Estados Unidos de Colombia –inspirada en la de Santander– que será creada tres años después. La enseñanza de la especialidad se inició en la Universidad Nacional en 1886 con Gabriel José Castañeda como primer profesor. Los prohombres de la medicina en la época fueron Antonio Vargas Reyes (figura 4). sífilis. Figura 4. con José Ignacio Uribe en la Universidad Nacional de Colombia.

Fabio Londoño González se convierte en punto de referencia obligado en Figura 5. Roberto Franco 121 . logró la promulgación de leyes para que los leprosarios se convirtieran en colonias de enfermos. fue el primer presidente honorario de la Oficina Sanitaria Panamericana y Secretario Perpetuo de la Academia Nacional de Medicina. Gabriel José Castañeda fue el primer profesor de Dermatología en la Universidad Nacional de Colombia (1886-1898). la convirtió de materia teórica en práctica con la introducción de nuevos microscopios y la microfotografía. además de fundador de la Sociedad Colombiana de Dermatología y de la Academia Nacional de Medicina. Este profesional. José Joaquín García describió las alteraciones sensitivas y motoras en la lepra (1842). académico. Gonzalo Reyes García estudió Dermatología en París y Viena. enfocada hacia las enfermedades tropicales.Historia de la Dermatología en Colombia Precursores y pioneros de la Dermatología hasta el año 1970 El conocimiento de la historia nos permite ejercer con entusiasmo y dignidad el legado de nuestros precursores y pioneros. nacido en Tunja en 1857. Federico Rivas Mejía prestó invaluables servicios en 1840 durante la epidemia de viruela. venereólogo. Manuel José Silva (1892-1980). profesor de esa cátedra en 1904. fue titular de la cátedra en la Universidad Nacional. Hacia 1957. Tomás Henao Blanco y Guillermo Pardo Villalba (figura 7). y más adelante sobre lepra. quien siendo presidente de la Sociedad de Dermatología presidió en Bogotá el primer Congreso Nacional (1960). médico egresado de la Universidad Nacional en 1880. Se inició la era de los laboratorios que permitió la realización de investigaciones originales y el desarrollo intelectual de ilustres médicos17. En Bogotá ejercieron Pablo García Medina. Abraham Aparicio publicó su obra Baños fríos en el tratamiento de la fiebre tifoidea. En 1910. investigador de lepra y pénfigo. Evaristo García escribió Acción de la Otoba en las enfermedades de la piel y Variedad de lepra llamada Mal de San Antón. la Dermatología adquirió rango de especialidad. Juan de Dios Carrasquilla. e Ignacio Pereira. Roberto Franco (figura 6) creó la cátedra de enfermedades tropicales en 1905 e invitó a su laboratorio a Federico Lleras Acosta. padre de la histología en Colombia. Policarpo Pizarro. mal del cual sufría. Eliseo Montaña Figura 6. autor de La elefantiasis de los griegos y su verdadera naturaleza (1838). El comienzo del siglo XX continuó marcado por la especial atención dedicada a la lepra y la sífilis. maestro por excelencia y fundador del Museo de Cera de Dermatología en la misma Universidad. Vargas estuvo convencido de la curación de la lepra. que en su Estudio sobre la lepra recomendó su tratamiento con aceite de chalmugra (leprol). el padre de la higiene en Colombia. recordado por sus publicaciones sobre enfermedades parasitarias. Alfonso Gamboa Amador inició el curso de sifilografía. con José Ignacio Uribe en la Universidad Nacional. se destacaría por sus investigaciones sobre el carbón bacteriano y su vacuna. Juan de Dios Tavera. Marcelino S. fue connotado profesor de la Universidad Nacional –de donde había egresado– desde 1930 hasta 1962. Librado Riva fue autor de un trabajo sobre La Pelagra. En 1936. describió la Reacción de Lleras y fundó el Instituto de Investigaciones en Lepra. Carlos Cortés Enciso e Ignacio Chala Hidalgo. Andrés Posada Arango. Eliseo Montaña Granados (figura 5). nacido en Bogotá donde estudió veterinaria y también bacteriología. dermatólogo egresado de la Universidad de París. Se destacaron también Miguel Serrano Camargo. En el siglo XIX nos dejaron su herencia Ricardo de la Parra. con su obra La rana venenosa del Chocó. en esta época se destacan también Alfredo Laverde.

y Jorge Mesa Restrepo15. los dos. José Posada el estudio de la lepra. en 1959 Alonso Cortés. al informarme sobre la lamentable noticia. hacia 1950. Myriam Mesa de Sanclemente y Stella Prada de Castañeda fueron pioneras en inmunodermatopatología. los médicos Efraín Solares Alava y Jorge García prestaron grandes servicios en el control de focos de lepra y la epidemia de bartonelosis. nunca conoció el orgullo. hizo importantes aportes con sus estudios sobre los papovavirus15. me escribió estas palabras: “Era el dermatólogo de mayor edad en Colombia. en 1969. quien estudió en París. memorista sorprendente y bueno por excelencia. a Víctor Manuel Zambrano. otra luminaria de nuestra historia. suave y delicado como las cañas del Valle. en especial se destacan sus aportes memorables al conocimiento y tratamiento del prurigo actínico. con capacidad docente y organizativa sin igual. su estímulo para con quien escribe estas líneas es incomparable. trabajó allí por unos años y luego se radicó en Cali15. la ventaja ni la arrogancia”. sencillo como el pan. 21. en 1965. connotado maestro. la biblia viviente. respecto de los cuales dejo constancia de mi profunda admiración y gratitud por su desinteresada colaboración en el desarrollo de la totalidad de este trabajo. En Medellín (Antioquia). de la que fue rector. En Pasto (Nariño). hombre de excelsas virtudes. quien fue 122 . José María Delgado Riascos. la inmunología cutánea y las enfermedades relacionadas con el sol. Más adelante llegaron graduados de la Universidad de Michigan: en 1955 Gonzalo Calle Vélez. quien rescató y restauró el Museo de Cera de la Universidad. jefe del Servicio de Dermatología de la Universidad de Antioquia hasta su fallecimiento. como pionera en la década de 1960 y hasta la actualidad máxima y eximia figura de la investigación micológica.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ Figura 7. y Mario Robledo Villegas. el segundo dermatopatólogo del país. Fabio Uribe Jaramillo. historiador. el primer dermatólogo fue Gustavo Uribe Escobar. Juan Pedro Velásquez Berruecos. quien además estudió cirugía dermatológica en la Universidad de Río de Janeiro. Especial reconocimiento merece la micóloga Ángela Restrepo Moreno. quien profundizó el estudio de las micosis. Profesor Emérito de la Universidad Nacional. constituyéndose en pionero de esta subespecialidad. bueno como el agua. Barcelona y Bruselas. Jorge López de Mesa e Iván Rendón Pizano se formaron en la escuela argentina y Aníbal Zapata Gutiérrez en la española. y a Mariano López. su cultura general. estudioso. políglota. sincero. caballero. quien estudió en la Sorbona. Luis Alfredo Rueda Plata estudió en Barcelona y se especializó en dermatopatología con Degos y Civatte en el Hospital Saint-Louis de París. Guillermo Pardo Figura 8. quien falleció mientras escribíamos este capítulo. Flavio Gómez Vargas. Flavio Gómez. en 1920 inició la cátedra en la Universidad de Antioquia. buen amigo. quien lo sucedió en la cátedra en 1936 y tuvo como colaborador a Carlos Enrique Tobón. caballeros y dilectos amigos. Enrique Saldarriaga Arango y Víctor Cárdenas Jaramillo. En Cartagena (Bolívar) iniciaron la Dermatología Rubén Marrugo Ramírez. quien ejerció privadamente en esa época. humilde. el primer dermatólogo egresado del Instituto Federico Lleras Acosta. Bajo sus orientaciones se formó José Posada Trujillo (figura 8). dermatólogo y oncólogo. en 1967. insignes profesores. De la escuela mexicana llegaron Hugo Espinal Múnera y Libardo Agudelo Alzate seguidos por los egresados de la Universidad de Antioquia: en 1964. en las décadas de 1920 y 1930. así como fundador del Instituto Profiláctico para las Enfermedades Venéreas y de la Cruz Roja. fue uno de los pioneros en el ramo al regresar a Colombia en 1963. 20. En sus primeros años tuvo como brillantes discípulos a Guillermo Gutiérrez Aldana. impulsor de la micología en el país. se formaron en la misma Escuela: Juvenal Gaviria. amabilidad y su calidad docente y humana fueron inigualables.

gloria viva de la especialidad. es ejemplar profesor ad honorem en la Universidad del Valle. Enrique A. en Tierra Bomba. “multiespecialista y pedagogo de alma”22. estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México.Historia de la Dermatología en Colombia el primer director del leprosario de Caño del Oro. En 1967 inició su ejercicio Cecilia Moncaleano de Lasprilla (figura 12). Borda y Abulafia. Jaime Betancourt Figura 11. sus investigaciones han dado grandes avances al estudio y tratamiento del vitiligo. Además. la dama de la Dermatología vallecaucana. En 1939 llegó a Cali (Valle del Cauca) Julio César Barreneche Mesa. Cordibiola y autor de la “Coloración de contraste para las reacciones de Galli Mainini”. siendo el primer dermatólogo titulado. Ernesto Correa Galindo. en Dermatología fue discípulo del Prof. graduado por la Universidad de Iowa. en 1965. Profeso por él mi mayor cariño y respeto. Bernardo Alberto Houssay. B. Carlos Salcedo Cabal y Jaime Kelber. en 1966 llegó Rafael Falabella. Ese mismo año Figura 9. Osorio Figura 10. desarrolló importantísima labor en el Hospital San Juan de Dios. Antonio José Torres Muñoz (figura 11). también ejercían allí. bahía de Cartagena. Cecilia Moncaleano 123 . formado en la Argentina donde en 1950 hizo cursos de endocrinología con Carlos Galli Mainini. Luis Pierini. discípulo del doctor Correa. y Diego Fernando Gómez Pérez. Nayib Ambrad Domínguez. “el modernizador de la Facultad de Medicina”. perfeccionó sus estudios en Buenos Aires con Aarón Kaminsky. sentó cátedra en el Hospital San Juan de Dios. director de los lazaretos de Caño del Oro y Agua de Dios. presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología de la cual es actualmente Emérito y Miembro Honorario y ejerce con excelencia en Cartagena. Antonio Torres Figura 12. en investigación endocrina fue colaborador y discípulo del premio Nobel. Enrique Alonso Osorio Camacho (figura 9). En 1954. médica egresada de la Universidad Nacional y dermatóloga por la Universidad de São Paulo. con el doctor Tobón fueron los primeros profesores de Dermatología de la Universidad del Valle. la primera mujer que ejerció la Dermatología en Colombia. Carlos Alberto Garzón Fortich. quien estudió Dermatología y anestesiología en Suiza. Hernán Tobón Pizarro. del Skin and Cancer Hospital de Nueva York. fue pilar de la especialidad hasta su fallecimiento en 1985. Jaime Betancourt ha cultivado la pintura. con estudios en Buenos Aires realizados con el Prof. consumado lector. Del Castillo y Guillermo Di Paola. quien estudió en la Universidad de Cartagena de la que más tarde fue decano (1946). pionero dermatopatólogo formado en la Argentina bajo la tutela de Pierini. quien estudió en Madrid en 1955 y perfeccionó su saber con el profesor Pierini en Buenos Aires. quien en 1960 se graduó de dermatólogo en la Argentina. Moisés Pianeta Muñoz. la escultura y la poesía. dotado de incomparable memoria y una vasta cultura general. aunque sin ser especialistas. docente y dirigente político15. jefe de la campaña nacional antileprosa del Ministerio de Salud. siendo desde entonces su Jefe. quien creó en 1970 con Jaime Betancourt y Nelson Giraldo el Servicio de Dermatología de la Universidad del Valle. E. en 1956 llegó Jaime Betancourt Osorio (figura 10). En 1960. quien estudió Dermatología y leprología en Brasil y Estados Unidos. portador de la Gran Cruz de Damian de Brasil y la Gran Cruz “Jorge Bejarano” de Colombia. fue profesor de la Universidad de Cartagena (1972-1992). el dispensario de lepra y los Ferrocarriles Nacionales hasta 1991 cuando se jubiló. profesor de la Universidad de Cartagena. se radicó definitivamente en Cartagena en 1953.

fue quien inició la especialidad y durante casi cuatro décadas llevó bienestar a sus pacientes. España. maestra y viajera incansable. sigue en ejercicio con competencia y éxito15. Jaime Acevedo Ballesteros. quien había estudiado en la Argentina. dermatólogo de la Universidad de South Carolina y sanitarista de la Universidad de Harvard. quien inició el tratamiento de las úlceras de miembros inferiores y en 1964. el maestro Pedro Miguel Román Suárez (figura 13).. Bernardo Giraldo Neira estudió Dermatología en Estados Unidos. se movía con elegancia y delicadeza en todos los ámbitos. el glamour era su sello. formado en leprología en 1966 en el Instituto Federico Lleras. En Cúcuta (Norte de Santander) y Arauca. En el departamento del Cauca. A Pereira (Risaralda) llegó en la misma época Adolfo Ormaza Hinestrosa.]. los dos actualmente en ejercicio.. luego de estudiar en España. nombrado por el Ministerio de Salud para dirigir los programas de lepra en compañía de Virgilio Rodríguez. En Sincelejo (Sucre) el primero fue Hugo Corrales Medrano. de la Liga Internacional de Sociedades de Dermatología [. Pedro M. 21. en 1968 tuvo en Jairo Mesa Cock su primer discípulo. ya fallecidos. María Mélida Durán Merchán regresó Nelson Giraldo Restrepo. lamentamos profundamente su muerte ocurrida mientras preparábamos esta obra.. Dijo de ella Adriana Arrunátegui Ramírez: [Era] una preciosa mujer. y Alí Tajan Calvo. formado en el Instituto Federico Lleras. quien llegó a Bucaramanga en 1958. quien estudió dermatopatología en Buenos Aires con el Prof. Mario Ernesto González. llegó Luis Felipe Moreno. autodidacta y poeta. profesor colaborador de la Universidad del Valle en lepra y leishmaniasis15. en la actualidad Mesa Cock es el pilar de la comunicación y educación dermatológica continua por Internet en el país. Alejandro Villalobos Fernández llegó en 1960. quien manejó los programas de lepra. En el eje cafetero. En 1961. Luis López y Carmelo Castillo Porto. La Dermatología colombiana tenía en ella su más importante embajadora. En Armenia (Quindío) el pionero fue Fabio Rivera. En Córdoba. jefe de Morfología y profesor de Dermatología de la Universidad del Cauca. aunque María Mélida Durán Merchán (figura 15) lo hizo en 1976 al graduarse en la Universidad Javeriana. a Manizales (Caldas) llegó en 1965 Heriberto Gómez Sierra. los pioneros fueron José María Delgado Paredes (figura 14). En Barranquilla (Atlántico) los primeros fueron: Blas Retamoso. Abulafia y fue profesor excelente en la Universidad del Valle15. José M. cuando llegó de la Universidad de Salamanca. quien fue luego docente durante muchas décadas y Jefe del Servicio (1980-1985). Delgado Figura 15. de la Universidad de Antioquia. fundador y titular de la cátedra en la Universidad de Caldas.. La historia de la Dermatología en Santander se inició con Álvaro Sabogal Rey. profesor de Dermatología en la Universidad del Cauca por más de 30 años y José Félix Zambrano Payán. siendo miembro destacado [. quien estudió medicina en Cartagena y se dedicó a la Dermatología.] de la Organización Mundial de la Salud. seguido de Albio Puche. Román Figura 14. 124 . quien es además médico internista. graduado en Buenos Aires y luego de ejercer unos años se trasladó a Estados Unidos. entrenado en el Hospital Federico Lleras. el primero en llegar a Montería en la década del 60 fue Hugo Corrales Lugo. se especializó en alergias y desde 1967 ejerce en Pereira y Manizales. dermatólogo de la Universidad de Buenos Aires. gran hombre. MARÍA MÉLIDA DURÁN MERCHÁN He considerado pioneros a aquellos que iniciaron su ejercicio antes de 1970. En Boyacá Antonio Morales inició el ejercicio de la especialidad a partir de 1968.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ Figura 13. quiero rendirle tributo por la gloria que dio a la Dermatología colombiana. actualmente en ejercicio exitoso.

porque careciendo de la facultad de tocar. epistaxis. sangre por las encías.” (Antonio Vargas Reyes)19.].. Coloración de contraste para la reacción de Galli Mainini y Ambrad Domínguez (Nayib Ambrad Domínguez). Su vida fue una búsqueda constante. Fiebre amarilla: “La enfermedad acometía bruscamente. Repigmentación de vitiligo segmentario por miniinjertos autólogos (Rafael Falabella.. 1983)28.. co-editora de la revista de la International Society of Dermatology. sociedad de la cual fue vicepresidente y secretaria ejecutiva [..Historia de la Dermatología en Colombia de la Internacional de Dermatología Pediátrica [. el 26 de junio de 2000. Injertos epidérmicos y su aplicación en áreas acrómicas y de granulación (Rafael Falabella.. y Egipto. Organizó congresos en Colombia..]. Descripciones clínicas originales Desde la época de la Conquista encontramos en nuestro país testimonios de descripciones de enfermedades dermatológicas. Nuche (Miasis): “Pues de diaquilón un parche hecho sobre la hinchazón y carne flaca. Reacción de Lleras (lepra): reacción de fijación de complemento (Federico Lleras Acosta)24. Alfredo Correa Henao. cerca de Neiva)9. hipo y al fin la muerte.. Sabandija. 1922)17. Sonreía dulce y cálidamente. Si van caminando y se les arranca un dedo del pie no lo conocen cuando no lo ven” (José Joaquín García. mandándole coger una moneda con los dedos... de la Ibero Latinoamericana [. Positividad serológica del carate (descripta por Gustavo Uribe Escobar. así como de técnicas diagnósticas y quirúrgicas como las que a continuación referimos: Picaduras: “Cierta manera de arañas o mosquitos. 1971)25. sin callo y al parecer sanos y no puede cogerla. Descripción de los efectos citopáticos del virus papova en la epidermodisplasia verruciforme (Luis Alfredo Rueda Plata). que picando en la carne alzan la roncha y queda en ella gran dolor y escocimiento por tres o cuatro horas” (Padre Aguado... hiriéndole con un instrumento agudo sin que lo vea y no siente la herida. Vacuna para carbón bacteriano: Federico Lleras Acosta. la India. Alteraciones sensitivas y motoras en la lepra: “La falta de sensibilidad en el Lázaro. Hasta el último momento de su existencia pensó en sus compromisos con la vida y la vimos inaugurar y clausurar el XVIII Curso de Actualización para Dermatólogos de la International Society en Bogotá. Contribución a la descripción de las características clínicas y denominación del prúrigo actínico (Fabio Londoño González). la pena quita y el dolor aplaca” (Juan de Castellanos)9. Fitofotodermatitis de los pies y de las piernas por la ruda después del parto (Fabio Londoño González). hace la fuerza y el gusano saca: el duro torondón queda deshecho. sudor frío.. José J. suma lentitud del pulso. 1842)23. Escobar y Jesús Peláez Botero en Medellín). Manejo del prúrigo actínico con talidomida (Fabio Londoño González)26. no percibe el cuerpo la moneda. era toda serenidad.. es el verdadero síntoma de la enfermedad y lo que indica su existencia”. nada hacía prever tan rápido desenlace. la excelencia era su meta y la consiguió siempre exigiéndose a sí misma. Los ojos se inyectaban y lagrimeaban. 125 . Australia.]. Una ansiedad profunda. se iría para siempre. “El examen de los pacientes lazarinos debe hacerse sin que el enfermo lo conozca.. manchas en la piel. En ese momento estábamos lejos de pensar que un día después. suma postración de fuerzas. Demostración del piojo como agente etiológico del tifus y diferenciación con la fiebre tifoidea (Luis Patiño Camargo. 27.

cura de la catedral. los venenos de serpientes y el aceite de chalmugra (leprol). y encontró en las dificultades sociales y sanitarias el medio propicio para aposentarse. En el siglo XVII. debido a las quejas de los vecinos. el cual. investigó y produjo una antitoxina que recorrió el mundo en 1890. 1997)31. la lepra abundaba en la costa caribeña y el leproso era considerado un paria al que se separaba de sus familiares sanos y de la sociedad hasta el final de sus días para enviarlo. defendió el origen infeccioso de la lepra causado por un microbio aun en contra de las teorías hereditarias35. 1999)32. A partir de entonces se desarrollaron. Correspondió a Cartagena de Indias en 1610 la creación del primer lazareto. polimorfa y pruriginosa asociada con radioterapia (Ricardo Augusto Rueda Plata. Leucodermia punctata (Rafael Falabella. Contratación y Agua de Dios. describió el “chancro leproso”. Juan de Dios Carrasquilla (figura 16). Historia de investigación. al lazareto de Cartagena –convertido en cementerio de vivos. A finales de ese siglo el virrey Caballero y Góngora escribió: “Al instante que un paciente es declarado lazarino. los arsenicales. la infectología y las subespecialidades ■ Historia de la la investigación. se le conduce al Hospital de Cartagena.. 1984)30. 1983)29. las medidas gubernamentales sanitarias. como la creación del primer laboratorio. Juan de Dios Carrasquilla 126 .CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ Hipomelanosis en gotas idiopática (Rafael Falabella. En el siglo XIX. que se sancionara la Ley de los Lazaretos. Figura 16. José Celestino Mutis tuvo idea clara de la enfermedad. José Joaquín García describió las manifestaciones sensitivas y motoras de la enfermedad. En ese siglo se utilizaron como tratamiento la estricnina. el Hospital de San Lázaro. en diferentes esferas. sufrió varios traslados y tuvo que ser cercado con muros de piedra. diseñó su propio método para encontrar el bacilo en la linfa33. los tejidos y la carne. entró la lepra en los departamentos de Antioquia y los Santanderes. Evaristo García. En el siglo XVII. Caño del Oro– (1808). nosología. Erupción eosinofílica. diferenciando los enfermos en poco o muy contagiantes. a partir de su obra La lepra en Colombia. Parte de su sostenimiento económico se obtuvo con impuestos al licor. Gabriel José Castañeda logró. se le señala su pequeña porción de terreno y se le entrega su casa o habitación para pasar el resto de sus días. hereditaria y curable. 34. Parámetros clínicos de anestesia tumescente en cirugía reconstructiva de cáncer de piel (Álvaro Acosta de Hart. una serie de prácticas. con todas las precauciones de rigor y con sus propios muebles. la infectología y las subespecialidades HISTORIA DE LA LEPRA Se dice que la enfermedad llegó a Colombia en el siglo XVI con los conquistadores y los esclavos africanos. la aspirina. Vendría más adelante la creación de los leprocomios de Caño de Loro –para otros. Etiología. Ricardo de la Parra postuló que la lepra era contagiosa. al presentar su pieza sobre el “Mal de San Antón” en el museo Dupuytren. Pablo García Medina logró que a fines del siglo XIX se promulgaran leyes para que los leprosarios se convirtieran en colonias de enfermos2. así como el reconocimiento del derecho del enfermo frente al prejuicio. inició en París la polémica sobre artropatía y lesión ósea por compromiso neural. en la población de Socorro proliferó tanto en 1775 que los pobladores huyeron del lugar y las casas de los enfermos fueron apedreadas9. En el siglo XVIII. buscando las primeras manifestaciones de la enfermedad. con que vienen a estar condenados estos desventurados a una cárcel perpetua”2. propagarse y mantenerse. Santibáñez Brochero. la investigación y la estadística.. En 1646 se registró el primer paciente con lepra en Santa Fe. consideró que la pulga podría ser un vector. profilaxis y tratamiento.

Carlos Garzón Fortich. José Félix Zambrano y Antonio Morales. la llegada de la penicilina marcó un hito en la historia de la treponematosis y gracias a ella Gerardo López Narváez trató a los enfermos en la costa occidental del país durante 14 años hasta erradicar el pian. En la década de 1950 se inició el manejo de la lepra con sulfona. para pasar a ser nuevamente pian en el trópico americano. luego se convirtió en un problema de salud pública. Luis Alfredo Rueda. Álvaro Sabogal. que luego regresó a América llevada por los mismos españoles. No obstante las innumerables investigaciones. y se los ha interpretado como pian y sífilis venérea.933 enfermos registrados en el país. describió la Reacción de Lleras –prueba de fijación de complemento con sensibilidad de 97% y especificidad de 99. En América se ha encontrado mayor número de restos óseos con secuelas de trepanomatosis que en Europa. La sífilis venérea se convirtió en problema sanitario desde la irrupción de los colonizadores españoles. La presencia de la treponematosis desde los primeros años de la conquista está registrada en numerosos relatos de los cronistas de la época.7%– que se probó en más de 7. En el pasado reciente y en el presente han contribuido a la historia de la lepra importantes instituciones y prestigiosos dermatólogos como Fabio Londoño. Efraín Solares Alava. pero cayó en desuso al no poderse confirmar su especificidad24. la endémica no venérea. a partir de 1981 se utiliza la poliquimioterapia. a lo largo de los tiempos la lepra continúa siendo un flagelo para la humanidad. Gonzalo Correal Urrego y Hugo Armando Sotomayor Tribín en Bogotá. así. las medidas de saneamiento ambiental y el desarrollo tecnológico. Gerzaín Rodríguez. como lo fue el pian desde el siglo XVI y hasta mediados del XX. las lesiones se localizaron en partes más húmedas del cuerpo (alrededor de la boca) convirtiéndose en formas de sífilis no venérea y quizás de esta forma viajaron con los primeros migrantes al Nuevo Mundo. lo que llevó a cambiar el modo de transmisión del Treponema pallidum a una forma sexual. El carate. Adriana Arrunátegui. La alta incidencia de la sífilis a finales del siglo XIX e inicios del XX llevó al gobierno a reformar y fortalecer los programas de medicina y a establecer la sifilografía como cátedra en las universidades17. pero debido a la resistencia. Federico Lleras 127 . La sífilis endémica llevada a Europa por los españoles luego del contacto con los indígenas surgió posiblemente debido a factores como las diferencias en el estilo de vida (por ejemplo. que parecen ser atribuibles exclusivamente a esta última. Mariano López. el pian se convirtió en sífilis venérea. con las migraciones a las zonas secas del trópico africano. el uso de ropa). entre otros. Antonio Torres. Jorge García. la pobreza y la prostitución jugaron un importante papel para su diseminación. Quienes comparten la teoría del origen unitario de las treponematosis consideran que éstas se desarrollaron simultáneamente en varias poblaciones en el viejo y nuevo continente. La sífilis venérea. a partir del análisis de restos óseos encontrados en los departamentos de Cundinamarca y el Valle del Cauca. y fue desde entonces motivo de estudio. Para bien de todos. Gustavo Corredor. Luis Hernando Moreno. que llegó a ser un elemento de identidad étnica entre los nativos.Historia de la Dermatología en Colombia En las décadas de 1920 y 1930 Federico Lleras Acosta (figura 17) realizó múltiples investigaciones sobre bacteriología y especialmente sobre lepra. el pian y el carate “serían cuatro síndromes dentro de un gradiente biológico causado por el Treponema pallidum”6. Figura 17. Carlos Armando Rodríguez. En 1998 existían 2. HISTORIA DE LA SÍFILIS Y OTRAS TREPONEMATOSIS Es probable que las infecciones por treponemas se iniciaran en el África ecuatorial como pian. Importantes aportes al estudio del origen de las treponematosis fueron realizados por José Vicente Rodríguez. Rubén Marrugo. Pedro Miguel Román. A las nuevas generaciones les corresponderá realizar las investigaciones genéticas y de biología molecular tendientes a lograr la erradicación del mal de los siglos. llaman la atención las lesiones de Caries sicca en el cráneo.000 pacientes.

Por esos años. Intentó tratamientos para la lepra con diferentes preparados inmunológicos y describió la reacción que lleva su nombre buscando el diagnóstico temprano mediante método específico35. Se crearon las cátedras de bacteriología. demostró en Bogotá que el tifus y la fiebre tifoidea eran enfermedades diferentes. José Celestino Mutis trajo desde España las ideas ilustradas de la época. luego de exhaustiva investigación. Juan de Dios Carrasquilla buscó en la serología la posibilidad de tratamiento de la lepra. que inician investigaciones basadas en estudios prospectivos de pacientes y desarrollan importantes estudios clínico-epidemiológicos. José Joaquín García realizó los primeros estudios de investigación sobre la lepra basado en la observación. Federico Lleras Acosta fundó en Bogotá su propio laboratorio e inició su contribución a la investigación con los estudios para la vacuna del carbón bacteriano y los intentos para cultivar el bacilo de Hansen. BACTERIOLOGÍA E INMUNOLOGÍA CUTÁNEA En 1760. en la Universidad de Antioquia. para lo que usó en caballos sangre de pacientes. Un poco más adelante vendría la distinguidísima micóloga Ángela Restrepo Moreno. también jugó un importante papel la creación de la cátedra de Farmacia en la Universidad Nacional en 1927 por parte de Andrés Bermúdez. la cátedra de Farmacia dio sus primeros pasos en la investigación con el médico Osorio. En 1917 se creó en Bogotá el Laboratorio Privado Samper Martínez. aislando al piojo como vector de la primera17. que marcó un hito con la producción de sueros inmunes y vacunas convirtiéndose en 1946 en el Instituto Nacional de Salud17. En Manizales. donde fueron a entrenarse médicos colombianos que al regresar al país fortalecieron la investigación. histología. Roberto Franco fundó la cátedra de enfermedades tropicales y con la ayuda del filántropo Santiago Samper montó el laboratorio del Hospital San Juan de Dios donde Jorge Martínez Santamaría y Gabriel Toro Villa hicieron importantes estudios sobre la fiebre amarilla y enfermedades tropicales. Francisco Tapia creó un laboratorio en la Universidad Nacional en Bogotá. En 1969. terapéuticos. en la década de 1960. Alonso Cortés HISTORIA DE LA INVESTIGACIÓN. Liborio Zerda Figura 19. en la década de 1920. marcando la época de la bacteriología y la micrografía. en 1865. Entre 1880 y 1904. con figuras como Alonso Cortés (figura 19) y Gonzalo Calle Vélez en la Universidad de Antioquia. pero fue a finales del siglo XIX y comienzos del XX cuando se inició la tradición de investigación experimental y la bacteriología se convirtió en un medio de difusión del pensamiento científico. su suero recorrió el mundo en 1896 llevando a la creación de Instituto de Seroterapia35. quien continúa hasta hoy. que luego pasó al Hospital San Juan de Dios17. microbiología y sifilografía. quien durante más de tres décadas fue el motor de importantes investigaciones en muchas enfermedades junto con Luis Alfredo Rueda Plata26. en la Facultad de Medicina de Bogotá36. En 1904 Eliseo Montaña Granados inició la era de la histología. En 1913 se crearon el Laboratorio Bacteriológico y el del Hospital San Vicente de Paúl en Medellín. algunas universidades de Estados Unidos abrieron cátedras de Dermatología Tropical y laboratorios privados. se sentaron las bases para el desarrollo científico en Colombia. Gonzalo Calle Vélez creó el Laboratorio de Inmunodermatología y llamó para ello a Myriam Mesa de Sanclemente 128 . 39. Su laboratorio se convirtió en el Centro Dermatológico que lleva su nombre37 y que tendría brillantes exponentes como Fabio Londoño González. Laurentino Muñoz lo definió como “uno de los creadores de la Medicina Científica en Colombia”2. durante el período que se extiende entre los gobiernos de Rafael Núñez y Rafael Reyes. 27. A partir de la década de 1950 se inicia una nueva era de la investigación en Colombia. en 1900. Gustavo Uribe Escobar hizo importantes estudios en Medellín sobre la positividad serológica en el carate.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ Figura 18. 38. En 1922 Luis Patiño Camargo. Heriberto Gómez Sierra inició la aplicación de técnicas de inmunofluorescencia. diagnósticos e histopatológicos. Epifanio Combariza y Liborio Zerda (figura 18) desempeñaron un importante papel. en 1842.

a través de la distinción otorgada a Ángela Zuluaga. En la década de 1970. en Cali. nuevas y brillantes figuras inician su aporte a la investigación. especialmente el vitiligo. dirigido por el dermatopatólogo Walter León Hernández. Ana María Abreu. En 1993. enfermedades tropicales y comportamiento del cáncer cutáneo43. Álvaro Acosta de Hart comenzó importantes investigaciones en cirugía de cáncer y técnica tumescente31. Desde 1999 trabajan también en el laboratorio de cultivo de tejidos y merecen reconocimiento los Drs. Gonzalo Calle Vélez 129 . inmunohistoquímica. que continúa en la actualidad. quien se inició como tecnóloga médica y llegó a convertirse en la más destacada micóloga del país con innumerables investigaciones. biología molecular e inmunointervención. Adriana Arrunátegui.Historia de la Dermatología en Colombia y Stella Prada de Castañeda (figura 20). En 1956 se destaca el valioso aporte del médico Julio Sánchez Arbeláez. que llevaron a innovaciones en técnicas diagnósticas. En la década de 1980. Rafael Falabella. que sirvió de base para el estudio y la investigación. 41. Notables han sido también las investigaciones en foto-quimioterapia desarrolladas a partir de los años 1980 en las universidades de Antioquia y Nueva Granada. cultivos e implante de melanocitos. asociados con el Instituto de Inmunología dirigido por Manuel Elkin Patarroyo. Más adelante. incursiona en investigación en Bogotá María Mélida Durán. Evelyne Halpert. También en Bogotá Jaime Soto Mancipe inició en la década de 1990 la realización de relevantes estudios sobre fármacos. Actualmente las diferentes escuelas de Dermatología del país desarrollan innumerables líneas de investigación. A la misma universidad llegó en 1954 Gonzalo Calle Vélez (figura 21). la connotada e inolvidable maestra de fina estampa. la cual se afianzó en 1992 al crearse la subespecialidad en el Instituto Nacional de Cancerología en Bogotá. el primer gran impulsor de la micología. En las mismas fechas Felipe Jaramillo Ayerbe inicia en Manizales importantes estudios sobre tumores cutáneos. Michigan. estudios clínicos epidemiológicos y terapéuticos. desarrolla una línea de investigación sobre inmunopatogénesis del prurigo estrófulo causado por picadura de pulgas. entre las primeras y memorables se cuentan las realizadas sobre histoplasmosis y paracoccidioidomicosis. Stella Prada Figura 21. Lesmes Rodríguez en Bogotá sobre etiopatogenía del acné. en la década de 1930. así como las de Blanca Lilia E. quien se llevó al cielo nuestro amor y nos dejó su legado en sus múltiples estudios sobre el prurigo actínico en comunidades indígenas15. y trajo al país la primera colección micológica. quienes iniciaron el estudio e investigación de técnicas de inmunofluorescencia para enfermedades ampollosas y más adelante las de inmunoterapia tópica. María Isabel Barona. diseñando métodos quirúrgicos de repigmentación de la piel. Se reforzó esta área con Ángela Restrepo Moreno. En 1976. El doctor Calle logró incluir el estudio de las micosis como parte Figura 20. El grupo de investigadores del Instituto de Ciencias de la Salud de Medellín recibe el reconocimiento de instituciones gubernamentales. En 1975 en la Universidad de Antioquia se creó bajo la jefatura de Alonso Cortés el Laboratorio de Dermatopatología “Gustavo Uribe Escobar”. HISTORIA DE LA MICOLOGÍA Los primeros estudios sobre micología fueron realizados por José Posada Trujillo en la Universidad de Antioquia. Claudia Covelli y Lucy García21. Margarita Velásquez y Juan Carlos Wolf. con el apoyo de Nelson Giraldo y Carlos Escobar. En la década de 1980 se unieron al equipo Luis Hernando Moreno. junto con sus residentes César Burgos y Guillermo Jiménez. entre otros. 40. Allí. desarrollan un método de diagnóstico de la tuberculosis cutánea basado en técnicas de biología molecular45. Michel Faizal. 44. quien se entrenó en Ann Arbor. Guillermo Gutiérrez Aldana inició la investigación en Dermatología oncológica42. junto con Elizabeth García. como Rodolfo Augusto Trujillo Méndez en Cali y Gloria Sanclemente Mesa en Medellín. Mary Ann Robledo Prada. Desde finales del siglo XX. inició importantes estudios sobre alteraciones pigmentarias.

Patricia DeCastro. quien se constituyó en pilar en la región cafetera. su legado y su condición humana fueron incomparables. Alonso Cortés creó en la Universidad de Antioquia el laboratorio de dermatopatología “Gustavo Uribe Escobar”. le imprime a éste un importante enfoque dermatopatológico. Fernando García Jiménez. A partir de 1960. En 1960 llegó a Cali Ernesto Correa Galindo. connotado dermatopatólogo y excelente pedagogo. quien había estudiado dermatopatología con los profesores Degos y Civatte en Francia. que se suman a la noble condición humanística y voluntad docente del especialista. dermatopatólogo formado en la Argentina. otros dermatopatólogos llegaron a diferentes ciudades a expandir la subespecialidad: Mabel Yaneth Ávila Camacho a Bucaramanga y Ricardo Augusto Rueda Plata a Cali. Se destaca también por sus aportes el patólogo Aníbal Mesa Cock. En la década de 1990. con el ingreso de Luis Fernando Palma. Luis Fernando Palma. Nelson Giraldo Figura 23. inició la cátedra en la Universidad de Antioquia y trabajó en el Instituto Profiláctico. especializado en los Estados Unidos. Antonio Barrera. diseñó la historia clínica oncodermatológica e inició la Figura 22. con estudios prospectivos de pacientes. quien ha hecho grandes aportes al estudio de las dermatomicosis. 32. En la década de 1950. el primer patólogo en Colombia. Luis Alfredo Rueda y Ricardo Rueda fundaron el Capítulo Colombiano de Dermatopatología y eligieron como primer presidente a Antonio Barrera Arenales (figura 23). En 1975. Guillermo Gutiérrez 130 . Patología y Micología en la misma universidad. el patólogo Mario Robledo Villegas jugó un papel preponderante en esta labor. se inició la investigación enfocada a la histoplasmosis y la paracoccidioidomicosis. quien también perfeccionó sus estudios en Buenos Aires. en las décadas de 1970 y 1980. con el doctor Torres fundaron la cátedra en la Universidad del Valle en la década de 197021. A su lado se formó Antonio José Torres Muñoz. Desde entonces la Micología es materia de estudio e investigación en las diferentes escuelas de Dermatología del país. En Bogotá. inició su importante contribución universal en especial al estudio de los virus papova15. HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA ONCOLÓGICA Desde 1934 se realizó la atención a los pacientes con cáncer en la piel en el Instituto Nacional de Radium en Bogotá: pero fue a partir de 1978 cuando Guillermo Gutiérrez Aldana (figura 24) desde la Universidad Nacional en Bogotá extendió sus conocimientos al Instituto Nacional de Cancerología. Felipe Jaramillo. regresó de Michigan el primer dermatopatólogo. Gerzaín Rodríguez. Hacia 1989. Mario Robledo Villegas. Jefe del Servicio de Dermatología de la Universidad Nacional. quien dio inicio a la cátedra en el Hospital San Juan de Dios. en 1967 llegó Nelson Giraldo Restrepo (figura 22). la subespecialidad cobra aún mayor rigor en esa Escuela con observaciones precisas. es un hombre lleno de sabiduría en su noble sencillez. A finales de la década de 1980 regresó a Manizales desde la Universidad de Nueva York Felipe Jaramillo Ayerbe. En Bogotá en 1963. Luis Alfredo Rueda Plata. este último describió la erupción polimorfa y eosinofílica asociada con radioterapia21. El 22 de junio de 1996. Leonor Molina.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ del programa de medicina. HISTORIA DE LA DERMATOPATOLOGÍA Alfredo Correa Henao. en Bogotá. quien se formó al lado del profesor Abulafia en Buenos Aires. Por aquella época se fusionaron los departamentos de Dermatología. fundado en 1924 en Medellín por Gustavo Uribe Escobar. Antonio Barrera Figura 24. bajo la dirección de Walter León Hernández. de criterio estricto. 20. desde el Instituto Nacional de Salud el patólogo Gerzaín Rodríguez Toro inicia una importantísima colaboración que continúa hasta el presente.

HISTORIA DE LA CRIOCIRUGÍA COLABORADOR: Carlos Horacio González Rojas Gilberto Castro Ron.. dermatóloga de la Universidad de Antioquia y primera dermatóloga infantil de Colombia. En 1992. Evelyne Halpert. Evelyne Halpert Ziskiend (figura 25). en cuyo transcurso dijo Antonio Barrera: “La insospechada dimensión y la complejidad de la Dermatología. En la década de 1990. posteriormente a cargo de Amparo Ochoa. Amparo Ochoa. se realizó un simposio sobre “La enseñanza de la Dermatología en Colombia”. como programas sub-especializados con posibilidad de realizarse en algunas escuelas de Dermatología del país”. Suárez y como secretario al Dr. al cierre del XIX Congreso Colombiano de Dermatología en San Andrés.Historia de la Dermatología en Colombia práctica y enseñanza. cirugía dermatológica. Mariano López y Manuel Forero en el Hospital Pediátrico La Misericordia. quien creó el servicio en el Hospital Universitario San Vicente de Paúl. bajo la presidencia de Flavio Gómez Vargas. Evelyne Halpert 131 . Entre ellos se destacan: en Bogotá. Claudia Marcela Covelli Mora y Carmen Helena de la Hoz Ulloa iniciaron la atención especializada en la Universidad del Valle en Cali. HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA PEDIÁTRICA COLABORADOR: Antonio Barrera Arenales En las décadas de 1970 y 1980. La subespecialidad continúa creciendo y expandiéndose en los diferentes servicios con la llegada de nuevos especialistas. Bajo su orientación se entrenaron los dermatólogos Figura 25. se iniciaron los Seminarios Internacionales de Dermatología Pediátrica.. En 1992. La conveniencia de crear e impulsar programas y servicios subespecializados en algunos de los campos de la Dermatología son tareas para un futuro próximo [así como] las consideraciones sobre dermatología pediátrica. Mariano López. El doctor González fundó la Unidad de Criocirugía en Armenia. Enrique Suárez Peláez y Jaime Soto Mancipe en la Clínica Infantil Colsubsidio y Antonio Barrera Arenales en el Hospital Infantil Universitario Lorencita Villegas de Santos.. ampliar y profundizar en el estudio e investigación de la especialidad en sus diferentes tópicos. a enfermos sin recursos. sin ánimo de lucro. sin estar propiciando una fragmentación inútil y sin estar proponiendo algo nuevo. dedicada a la enseñanza y práctica de la técnica. abrió un curso de criocirugía para dermatólogos en el Instituto de Oncología Luis Razetti en Caracas al que asistieron en 1988 Carlos Horacio González Rojas y Sergio Cáceres Orozco. la Dermatología pediátrica dio sus primeros pasos. el primero (1989) fue coordinado por Guillermo González y Rafael Isaza.. Josefina Danies. y en Manizales. Antonio Barrera. Guillermo González Rodríguez. en Medellín. Varios colegas formados en el exterior y egresados del posgrado del Instituto Nacional de Cancerología han llevado la subespecialidad a diferentes ciudades del país. Barrera. Enrique Suárez Peláez. iniciando la criocirugía moderna en Colombia. Guillermo González. Martha Sierra y Gabriel Ceballos. cuyo diseño encargó a Michel Faizal Geagea y que continuó Álvaro Acosta de Hart. En Cali. dermatopatología. con atención. Manuel Forero. eligiendo como primer presidente al Dr. Rafael Isaza Zapata y Jairo Victoria Chaparro. en Cali. graduada en el Instituto Nacional de Pediatría en México en 1981. con inquietos dermatólogos ligados con la docencia. son razones que nos impulsan a considerar la urgente prioridad de incrementar. Jaime Soto y Jairo Victoria fundaron en Bogotá la Asociación de Dermatología Pediátrica. que se consolidaron bajo sus directrices en 1992 con la creación del posgrado en Dermatología oncológica. siguiendo el naciente y progresivo interés mundial por profundizar en el estudio de la Dermatología infantil. la diversidad de hechos patológicos. Presidente del American College of Cryosurgery. Josefina Danies en el Hospital Infantil. dermatología oncológica entre otras.

día gris para Colombia y para la criocirugía. con la colaboración de todos los colegas de Armenia. Los primeros cirujanos dermatólogos –Michel Faizal Geagea. y el cirujano maxilofacial Carlos Enrique Mora. En Cali. quien estudió en Brasil. seguida por Pablo Alonso Tróchez Rodríguez. como Fabio Londoño.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ Figura 26. Gema Esther Revelo Hernández. durante el Congreso del CILAD se fundó por iniciativa de seis dermatólogos el Colegio Iberoamericano de Criocirugía (figura 26). y los odontólogos Diego Arango y Julio César Torres. en Guadalajara. El 3 de diciembre de 1991. Rafael Falabella diseñó novedosas técnicas para el manejo quirúrgico del vitiligo con miniinjertos25. Muchos otros destacados colegas han contribuido a la historia de la subespecialidad. entrenado en México y formado en dermocosmiatría en la Argentina con los Drs. sucedido por el doctor González. México. En Montería la cirugía dermatológica se inicia en 1983 con la llegada de Adolfo Gómez Agámez. al crearse el posgrado en Dermatología oncológica en el Instituto Nacional de Cancerología. Más tarde. fue elegido presidente el doctor Castro Ron. técnica quirúrgica introducida en Cali por Claudia Marcela Covelli Mora y Carmen Helena de La Hoz Ulloa. Durante la Conquista actuaron los protomédicos y barberos. quien en la segunda reunión del Colegio en Cartagena (1999). César Iván Varela era visitante permanente los días viernes. un devastador terremoto arrasó con el 60% de la ciudad de Armenia y con su Unidad de Criocirugía. La mayoría de los dermatólogos 132 .) HISTORIA DE LA CIRUGÍA DERMATOLÓGICA Los primeros pasos los dieron nuestros indígenas con sus procedimientos para curación de heridas. un poco más adelante. lo secundaron en su labor Rómulo Vitar Zapa y Víctor Otero Marrugo. Yamil Alberto Duque Ossman. Fundación del Colegio Iberoamericano de Criocirugía Luis Hernando Moreno. y Álvaro Enrique Acosta Madiedo de Hart. De entre los escombros. como Virginia Palacios Bernal y Luis Fernando Balcázar Romero. (Nota: lamentamos profundamente el fallecimiento del doctor Castro Ron pocos días después de haber terminado de escribir este capítulo. Juan Pedro Velásquez. Pionero en radiocirugía. a la que asistieron 270 dermatólogos nacionales y 70 del exterior. logró dar el mayor impulso a la técnica. En 1965 Flavio Gómez Vargas estudió cirugía dermatológica en la Universidad de Río de Janeiro y al regresar a Medellín introdujo las técnicas quirúrgicas. ha diseñado y enseñado múltiples técnicas simples y efectivas de procedimientos en el consultorio. Gustavo Acevedo Merino y María Mélida Durán y recibió la colaboración de Gerzaín Rodríguez para la lectura de biopsias. en la década de 1970. 28. Joaquín Eliécer Berrio Muñoz. Juan Pedro Velásquez Berruecos se convirtió en experto en las nuevas técnicas y en el manejo de equipos con tecnología de punta. en España– fueron los encargados de organizar y poner en marcha los programas y la aplicación de la cirugía de Mohs31. Ángela Seidel Arango. por aquellos días. en 1967. Rafael Isaza y Danilo Álvarez Villegas. En 1992 se inicia la nueva era de la cirugía dermatológica en Bogotá con Guillermo Gutiérrez Aldana. ampliando su campo de acción y manteniendo la filosofía de su fundador en cuanto a la enseñanza y la atención a los más necesitados. drenajes y extracciones. se unirían los dermatólogos María Bernarda Gáfaro Barrera. Cordero. El 25 de enero de 1999. y más tarde los médicos y cirujanos. El Instituto de Ciencias de la Salud creó en 1994 en Medellín el primer programa de subespecialidad en cirugía dermatológica. un año más tarde renació la Unidad bajo la dirección de la excelentísima Ángela Seidel Arango. El equipo incorporó más adelante a colegas de otras ciudades. más adelante Carlos Escobar fundó la cátedra en la Universidad del Valle. La doctora Covelli introdujo la liposucción.

Carlos Horacio González Rojas. entre otros. la investigación. Flavio Gómez Vargas y Gonzalo Reyes García Figura 28. cambió su razón social a Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. Mercedes Flórez Díaz Granados. Díaz y Alfredo Laverde. la Sociedad realizó en Bogotá su primer Congreso Nacional. Gonzalo Reyes García. Alberto Caballero. Luis Alfredo Rueda Plata. Juan Pedro Velásquez Berruecos. Gonzalo Calle Vélez. Álvaro Medina. durante la presidencia de Mercedes Flórez. la Asociación agrupa a 448 miembros de número. 34 internacionales y 54 residentes de Dermatología. Hernán Tobón Pizarro. a las 18:00 horas. Rafael Falabella. en 1998. A la fecha. Instituciones dermatológicas ■ Instituciones dermatológicas César Iván Varela Hernández Y HISTORIA DE LA ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE DERMATOLOGÍA CIRUGÍA DERMATOLÓGICA. siendo Presidente de la Junta Guillermo Pardo Villalba y Vicepresidente Carlos E. Guillermo Pardo Villaba. Designaron como Presidente a Gonzalo Reyes García (figura 27). Alberto Medina Pinzón. Mariano López López. Fabio Londoño González (figura 28) y Hernán Tobón Pizarro solicitaron a los fundadores que se suprimiera la obligatoriedad de vivir en Bogotá para pertenecer a la Sociedad. Adolfo Ormaza Hinestrosa. con un total de 581 asociados. María Mélida Durán Merchán. Miguel Serrano Camargo. Han presidido la Asociación Gonzalo Reyes García. Ha desarrollado 24 congresos nacionales. Fabio Londoño. FILIALES Y REGIONES La Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica En el Club Médico de Bogotá. la profilaxis de la sífilis y las enfermedades tropicales y velar por los intereses de los asociados. En 2002 Arturo C. Rafael López Ruiz. SUS CAPÍTULOS. Carlos Cortés Enciso. Álvaro Sabogal Rey. Alfonso Rebolledo Muñoz. Gustavo Castellano M. Manuel José Silva. lo cual fue aprobado. Jaime Betancourt. 20 honorarios. 25 correspondientes. se reunieron con el fin de crear la Sociedad Colombiana de Dermatología y Sifilografía los Drs. Miguel Serrano 133 . Luis A. Flavio Gómez Vargas. Fuad Muvdi Chaín. del 8 al 10 de diciembre de 1960. Guillermo Gutiérrez Aldana. Vicepresidente a Carlos Cortés Enciso y Secretario a Guillermo Pardo Villalba.Historia de la Dermatología en Colombia actualmente en ejercicio en el país realizan la cirugía dermatológica rutinariamente y se la enseña de manera regular en las diferentes escuelas. La sociedad se creó con los propósitos de propender al desarrollo de la especialidad. Fabio Londoño González. Cortés. Ángela Zuluaga de Cadena y Evelyne Halpert Ziskiend. Guillermo Pardo Villalba. Enrique Alonso Osorio Camacho. el 27 de junio de 1959 Gonzalo Calle Vélez. Juan Guillermo Chalela Mantilla. Heriberto Gómez Sierra. Con el fin de cumplir con su verdadero carácter de nacional. Tomás Henao Blanco. Un año después. Alcibíades Correal. el 27 de junio de 1948. José Posada Trujillo. Argote Ruiz impulsó la compra de la sede actual. múltiples simposios y cursos nacionales Figura 27. en 1961 se obtuvo la personería jurídica. la docencia.

el Capítulo y el Dr. Jaime Gil Figura 31.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ e internacionales. 8 honorarios. César Iván Varela Hernández (figura 29) y Rodolfo Augusto Trujillo. Diego Jaramillo y en la actualidad José Ignacio Gómez (figura 31). Los capítulos regionales a) Capítulo Centro. En noviembre de 2002. Gonzalo Gómez. Carlos E. Álvaro Correa. Cuenta con 80 miembros de número. con Fabio Uribe. Ángela Zuluaga y Evelyne Halpert han consolidado los capítulos regionales y fortalecido la participación gremial con la coordinación nacional de César Iván Varela y César Burgos. La Sociedad Antioqueña de Dermatología fue creada en Medellín en 1977. El doctor Varela presidió el capítulo de 1996 a 2004. Juan Pedro Velásquez. con miras a los cambios en las políticas de salud impuestos por la Ley 100 de 1993. Myriam Jazmín Vargas. seguido de Juan Guillermo Chalela Mantilla. oportunidad en la cual se rindió homenaje a los miembros honorarios Jaime Betancourt. En 1990 se revivió el capítulo y tuvo como presidente a Antonio Barrera Arenales. Jaime Betancourt Osorio –primer Presidente– y Ernesto Correa Galindo. pero el desarrollo de las escuelas y de la propia Sociedad Nacional no le permitió. inspirada por su primer Presidente Flavio Gómez Vargas. Jaime Gil Jaramillo (figura 30). En 2002. Agrupa a 10 capítulos regionales y tiene 5 filiales. d) Capítulo del Atlántico. Juan Pedro Velásquez. Myriam Mesa. c) Capítulo de Antioquia. Dubys Figura 29. al cumplirse los 25 años de fundación. Diego Jaramillo. por iniciativa de Evelyne Halpert se inició la etapa actual con la integración de los colegas de Cundinamarca y Boyacá y la elección como Presidente de Héctor José Castellanos Lorduy. Jairo Fuentes. Lesbia De León Ternera. Tobón y Gonzalo Calle. tener figuración. Rafael Falabella. Ignacio Gómez 134 . Han presidido también la Asociación Jorge Mesa. Torres fueron condecorados con la Orden al Mérito Vallecaucano por la gobernación departamental21. b) Capítulo del Valle del Cauca. Bogotá y Distrito Capital. Carlos Horacio González. Fue fundado en Barranquilla en 1987 por Antonio Jaller. Aníbal Zapata. El primer evento realizado como capítulo fue la fundación de la Sociedad Colombiana de Dermatología y Sifilografía. Agrupa a 144 dermatólogos. Martha Helena Campo. agrupa a 66 miembros de número. Enrique Saldarriaga y Libardo Agudelo. Bernardo Huyke (figura 32). Fue creado en Cali en 1963 por Hernán Tobón Pizarro. Stella Prada. José Ignacio Gómez y los colegas fallecidos Iván Rendón. Cundinamarca. Varela Figura 30. Antonio Torres. Luis Hernando Moreno. Beatriz Sierra. J. 5 honorarios y 8 aspirantes. ha realizado labor pionera en la difusión de temas dermatológicos por los medios de comunicación. Jorge Mesa. se brindó un reconocimiento al profesor Alonso Cortés y se hizo honor a la memoria de José Posada. En reconocimiento a la labor desarrollada. En 2003 se conmemoró el 40º aniversario de su fundación. durante muchos años. Daniel González Bermúdez y Cecilia Moncaleano y el doctor Varela presentó su libro Historia de la Dermatología Vallecaucana 1939-2003. 19 adherentes y 3 miembros adjuntos. Su órgano de difusión es la Revista de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. César I. el vicepresidente. Jairo Victoria. Jorge López. realizando importante gestión administrativa y obteniendo trascendentales logros gremiales. Han sido también presidentes Rafael Falabella.

Evencio Saza. Duarte y Luz Stella Montoya. Carolina Chávez. Silvia Ferrer. Díaz. Donaldo Ortiz. Gonzalo Marrugo Guardo (figura 34). Zulma Plata. Álvaro Sabogal Rey (figura 35) fue el pionero y decano de la Dermatología regional seguido por Virgilio Rodríguez. Miguel Zárate. Bernardo Huyke Figura 33. está integrado por los colegas de los departamentos de Boyacá. Edgar Moreno. Alejandro Villalobos. Julio César Naar y José Pretelt. Gonzalo Marrugo Figura 35. más adelante ejercieron Felipe Jaramillo. Alfonso Rebolledo Muñoz (figura 33) creó en 1977 el Servicio de Dermatología del Hospital Departamental de Nariño en Pasto. María Bernarda Gáfaro. Álvaro Sabogal 135 . Armando Vásquez. Luis Moreno y Jaime Acevedo. Agrupa a 32 dermatólogos y dos miembros honorarios. Huila y Caquetá y los municipios de Cundinamarca diferentes a Bogotá. Lucía Van den Enden y John Harvey Gaviria. quien es al presente la principal figura nacional en el campo de la educación continua por medios virtuales. El 3 de marzo de 1993 fundaron el Capítulo Erick Álvarez. Adolfo Ormaza Hinestrosa (figura 36) y Jairo Mesa Cock. Rafael Isaza y Carlos Horacio González. brindando docencia en el programa de pregrado de Medicina de la Universidad. i) Capítulo Centro-Oriente. Sandra O. Juan F. f) Capítulo de Bolívar. Luz Marina Lara. g) Capítulo de Santander. en 1965. Carlos Alberto Garzón. Jairo Sabogal. Ramírez y Luisa H. Nayib Ambrad. Fabio Rivera. se ha caracterizado por su excelente organización y su lucha permanente por el bienestar laboral y social de sus miembros. Ha realizado cuatro exitosos Simposios del Caribe por iniciativa de Álvaro Correa. Hernández y Hernando Mosquera. Quindío y Risaralda. Meta. Esperanza Meléndez y Bernardo Huyke. Hugo Corrales Lugo fue el primero en ejercer Figura 32. e) Capítulo de Nariño. En 1993 afilió a dermatólogos de otros departamentos del Caribe colombiano. Miguel F. a quien sucedió Armando Vásquez Lobo. Ricardo Flaminio Rojas. Fue fundado en septiembre de 2003 en Bogotá por Michel Faizal Geagea. El capítulo se constituyó el 4 de octubre de 2003 y actualmente es presidido por Germán Santacoloma Osorio. Francisco M.Historia de la Dermatología en Colombia Charris y Amín Ariza. Tolima. Alfinger Celi y su esposa Lourdes Eid. Mabel Ávila. Martínez. que agrupa a los 10 dermatólogos de la región y continúa presidido por su fundador. secundado por su discípulo Jairo Mesa y por Bernardo Giraldo. En 1990 fundó con César Gregorio Arroyo Eraso el Capítulo. como presidente se designó a Alfonso Navarro César. j) Capítulo Morrosquillo-Córdoba y Sucre. En Pereira el pionero fue Adolfo Ormaza. Julio César Vélez. En junio de 1994 se fundó el Capítulo que presidió brillantemente hasta 2002 Luz Stella Montoya de Bayona. Guillermo Alejandro Mundi. Camacho. Miguel Camacho Sánchez. cargo que hoy ocupa Luis Miguel Covo Segrera. Los primeros en ejercer en Manizales fueron Heriberto Gómez Sierra. Pablo Rey. h) Eje Cafetero-Caldas. Germán Enrique Covo. Alfonso Rebolledo Figura 34. Andrés Torres. Martha S. en Armenia. Víctor Isaza.

profesor y Jefe de Dermatología Sanitaria Departamental. Zambrano. Pedro Miguel Román Suárez fue el pionero e impulsó la Dermatología en la región hasta su fallecimiento en 2003. A partir de 1983 ejercen en Popayán Edgar Ricardo Altuzarra Galindo (figura 38). León m) Departamento de Boyacá.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ en Córdoba. Adolfo Ormaza Figura 37. quien con su esposo. José Joaquín Meza. dermatólogo y epidemiólogo. Delgado. Germán Velasco Cárdenas (figura 39). desde 1992. Edgar Altuzarra Figura 39. En 1983 se inició la nueva era de la especialidad con la llegada del primer dermatólogo de escuela. de la Universidad del Valle. Pablo Colmenares Porras. con la presidencia de Álvaro Arévalo Durán. ejerce la Dermatología desde 1990. de la Universidad de Caldas y profesor universitario. el médico historiador José Miguel Gaona. desde 1986 ejerce Doris Stella León Romero (figura 41) de la Universidad Nacional. Fueron los pioneros José M. l) El Departamento del Cauca. Doris S. seguido por Albio Puche. Figura 36. Quisiera destacar a todos los colegas que han ejercido y ejercen en diversas ciudades del país aportando al engrandecimiento de nuestra especialidad. en la actualidad ejercen Mufith Salaiman. egresado de la Universidad de Barcelona y en 1999. Emiro Andrade Chaparro y Sergio Cáceres Orozco. El Capítulo se conformó en 2004 y es presidido por Catalina Zárate. Morales Figura 41. Aldo Fajardo Palencia. Germán Velasco Figura 40. 136 . Adolfo del Cristo Gómez Agámez (figura 37) quien estudió en México y Argentina y fue catedrático de la Facultad de Medicina de la Corporación Universitaria del Sinú (CUS). Más adelante llegaron Rómulo Bitar. Jorge Vargas y Gabriel Rey. pero me lo impiden lógicas razones de espacio. Mario E. Figura 38. ha sido una importante colaboradora en este trabajo. En Sucre. quien al regresar de España inició sus actividades con dedicación y gran competencia. En abril de 2004 fue oficializado el Capítulo en Cúcuta por Matilde Llanos Campo. En 2002 los dermatólogos se integraron al Capítulo del Valle. Antonio J. Ospina Alzate. Adolfo Gómez k) Capítulo Norte-Santandereano. González y José F. Víctor Otero. Catalina Zárate y Samira Acosta. José F. Hugo Corrales Medrano fue el pionero. que continúa hasta la actualidad. El pionero fue Antonio José Morales Segura (figura 40) desde 1968.

Evelyne Halpert. Sentados (izq. Figura 44. Tiene entre sus objetivos promover e impulsar el estudio. Jaime Gil. Juan Pedro Velásquez. actualmente es presidida por Mariela Tavera. Varela. Luis A. los tres primeros fueron elegidos presidente. A pesar de ser una asociación creada recientemente. en total se han realizado seis congresos nacionales. Luis Alfredo Rueda Plata (figura 43) y Ricardo Rueda. Los principales objetivos de la institución son velar por la conservación de la memoria de los acontecimientos y las figuras de la especialidad. Patricia DeCastro. a derecha). Jaime Gil. Jaime Soto. sus gestores han desarrollado una muy importante labor educativa y de servicio a la comunidad. tres de ellos presididos por la Dra. Mariano López. como puede verse en la bibliografía de este trabajo. Danielle Alencar-Ponte. Elkin Peñaranda y Guillermo Jiménez. Figura 42. la enseñanza y la investigación de la especialidad y fomentar la formación de dermatopatólogos. con Antonio Torres. Guillermo González. bajo la presidencia del doctor Suárez. a Faizal como Vicepresidente y AlencarPonte como Secretaria. César I. así como sobre Dermatología.Historia de la Dermatología en Colombia Las Filiales a) Asociación Colombiana de Dermatología Pediátrica. respectivamente. Halpert. Se eligió como Presidente a Varela. vicepresidente y secretario. Manuel Forero. la enseñanza. Felipe Jaramillo. Amparo Ochoa. Luis Fernando Palma. Jaime Soto. Fue fundada el 12 de junio de 2004 por iniciativa de César Iván Varela Hernández y Michel Faizal Geagea. Danielle Alencar-Ponte. Velásquez. De pie. Aquí nos limitamos a hacer una breve reseña de dos de las principales publicaciones actuales. D. Fue fundada en Bogotá en agosto de 2002 por Álvaro Acosta. Rueda Publicaciones científicas ■ Publicaciones científicas Desde el siglo XVII en Colombia se realizaron numerosas publicaciones sobre temas médicos. Jairo Mesa. Guillermo Gutiérrez. d) Asociación de Historia de la Dermatología Colombiana. así como difundirlos a través de la enseñanza (figura 44). Enrique Suárez Figura 43. La Asociación tiene como objetivos el estudio. la investigación y la promoción de nuevos servicios. El 12 de diciembre de 1992 fue creada en Bogotá por Antonio Barrera. Jairo Mesa. Se eligió presidente a Enrique Suárez Peláez (figura 42) y secretario a Antonio Barrera Arenales. Antonio Torres 137 . b) Capítulo Colombiano de Dermatopatología. Fue fundado el 22 de junio de 1996 en Bogotá por Antonio Barrera –quien fue elegido Presidente–. Xavier Rueda. Juan P. a partir del desarrollo de la especialidad en nuestro país. Flavio Gómez y Jaime Soto. El Primer Congreso Nacional se realizó en 1994 en Bogotá. c) Asociación Colombiana de Dermatología Oncológica. Evelyne Halpert. Enrique Suárez y Jairo Victoria. Leonor Molina. Josefina Danies. Gerzaín Rodríguez.

le sucedieron Diego E. inició en la web un espacio análogo. España.A. asociados. Su misión principal es la educación médica continua. eventos académico-científicos. imprimiéndole su personalidad. La Revista nació por iniciativa de Flavio Gómez Vargas (figura 45) durante su presidencia de la Asociación (1990-1992). Figura 45. sus filiales y capítulos regionales. desarrollando innovaciones. Desde entonces ha dirigido la página con excelencia. quien ha dedicado su vida a la docencia en la Universidad de Caldas en Manizales. minicasos semanales.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ Revista Colombiana de Dermatología COLABORADOR: Flavio Gómez Vargas La Revista Colombiana de Dermatología es el órgano de expresión de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. lo cual dio lugar al Club de Revistas. perlas dermatológicas. directivo del laboratorio Essex Farmacéutica división de Schering Plough S. Flavio Gómez Figura 46. su contenido es básicamente de tipo científico aunque eventualmente se publican informaciones de carácter gremial o informativo. el cual contó con la colaboración del señor William Sánchez. lista de correos. Jairo Mesa Cock le expresó a la nueva presidenta.. Paco Russo. su deseo de crear una página en Internet destinada a los dermatólogos con fines educativos. La Revista es de aparición trimestral y tiene un tiraje de 1. tarea que inició el 1º de enero de 2003. el editor es Luis Fernando Balcázar Romero. en 2002.000 ejemplares. en 2002 empezó a ser patrocinada por Laboratorios Aldoquín. comunicados. Evelyne Halpert. a partir de 2002. Carlos E. La página web de la Asociación se creó en septiembre de 2001. capítulos regionales.asocolderma. El doctor Gómez ofreció la edición de la revista a Carlos Enrique Escobar Restrepo (figura 46). actualmente dispone de espacios para información general. En el año 2000 Mario Linares Barrios. la Revista electrónica y proyección a la comunidad entre otros. información y enseñanza. con fines educativos”. Jairo Mesa 138 . La página es visitada por colegas de Iberoamérica constituyéndose en referente de unidad. club de revistas. durante la presidencia de Ángela Zuluaga de Cadena. enseñando y sembrando el sentido de pertenencia a la comunidad científica. comenzó a hacerle difusión al Club de Revistas.. Jaime Soto y Juan Jaime Atuesta. residentes. Jaramillo.org> COLABORADOR: Jairo Mesa Cock Jairo Mesa Cock (figura 47). el Foro Bibliográfico e invitó al doctor Mesa a participar en él. historia. En octubre de 2002. gracias a su gerente Gabriel Peña. El primer número apareció el 1º de julio de 1999. Desde 1998 fue organizando una base de direcciones electrónicas de dermatólogos a quienes periódicamente enviaba resúmenes y comentarios sobre artículos de diferentes publicaciones. quien dirige el Foro Dermatológico en Cádiz. a su fallecimiento (1999) fue sucedido por María Isabel Barona y Lucy García. en 1998 regresó Carlos Escobar como editor. Escobar Figura 47. otro brillante e inquieto colega español. La página web de la Asociación <www. foro gremial. al jubilarse en 1994 pensó que “la tecnología de las computadoras y el Internet serían unas herramientas que podrían ser utilizadas para muchos objetivos y entre los dermatólogos. con múltiples enlaces.

Los siguientes han tenido lugar en Bucaramanga. del Valle. bajo la presidencia de Alonso Cortés.Ateneo dermatológico “Pedro Miguel Román Suárez”. . Santa Marta y Bogotá (2004).cuatro cursos de actualización y talleres. .cuatro seminarios internacionales de Dermatología pediátrica. un curso de Medicina Tropical y Jornadas de “Prevención del Cáncer de Piel”.múltiples jornadas dermatológicas de la Costa.cuatro simposios dermatológicos del Caribe. Pontificia Bolivariana. se destacan aquí solamente los que han tenido carácter nacional e internacional. el primero en Bogotá (8-10 de diciembre de 1960).diez simposios internacionales de Dermatología. bianual). Se han realizado también seis congresos nacionales de Dermatología Pediátrica (desde 1994. En 1979 tuvo lugar en Medellín el IX Congreso Ibero Latinoamericano. Hospital Militar Central. en el marco de la academia y la investigación y teniendo como base de acción los hospitales universitarios cuyo aporte ha sido fundamental para la atención dermatológica de la comunidad. Universidad de Antioquia. Barranquilla. Manizales. Instituto Nacional de Cancerología.Historia de la Dermatología en Colombia Actividades científicas ■ Actividades científicas COLABORADORA: Danielle Alencar-Ponte La Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. tres congresos nacionales de Cirugía Dermatológica (desde 1999. Manizales y Cali. el segundo en Medellín (1961). . Pasto. con las presidencias de Guillermo Pardo Villalba. Cartagena. en Medellín). U. . . . Sociedad Bolivarense. Universidad de Nueva Granada. en muchas ciudades funcionan varios servicios de Dermatología que ofrecen educación en pregrado de medicina. José Posada Trujillo y Hernán Tobón Pizarro. así como sus filiales. en forma bianual). Pereira. Por razones de espacio. . Escuela de Dermatología Oncológica. . Bogotá. Medellín. Asociación Santandereana. San Andrés. Desde sus inicios en el siglo XIX. han realizado múltiples eventos académicos. Bolivariana) y dos simposios internacionales (ciudad de Medellín. servicios y escuelas de Dermatología. los servicios se han constituido en verdaderas escuelas de Dermatología que han acompañado el desarrollo de la especialidad: en sus primeros 139 . Paipa. Pereira. Instituto de Ciencias de la Salud (CES). Capítulo Norte-Santandereano. respectivamente. Asociación de Dermatólogos del Atlántico. CES y U. . un programa de subespecialidad en Dermatología oncológica en Bogotá y uno de subespecialidad en cirugía dermatológica en Medellín. .dos seminarios y un curso de dermatología oncológica. organizados por María Mélida Durán. el tercero en Cali (1963). . Enseñanza de la Dermatología: escuelas-servicios de Dermatología ■ La enseñanza de la especialidad: escuelas-servicios de Dermatología En Colombia la enseñanza de la especialidad se ha realizado en los diferentes servicios de Dermatología. Existen nueve servicios con programas de posgrado en Dermatología en diferentes universidades de Bogotá.18 cursos de la International Society of Dermatology.un simposio internacional de Dermatitis de Contacto (Pontificia U.siete simposios de terapia dermatológica.XV Congreso Bolivariano 2000 y IV Encuentro Colombo-Venezolano. La Asociación ha realizado 24 congresos nacionales.un curso de Avances en Dermatología.dos cursos de la International Society of Dermatology. . Además. Bogotá. Algunos otros eventos realizados por escuelas y capítulos son: . capítulos regionales.

Su primer profesor. Víctor Manuel Zambrano continuó la jefatura hasta 1990. desde su ingreso inició la práctica y la enseñanza de la cirugía dermatológica. Al final de la década de 1950. ingresó a la docencia Fabio Londoño González. Luis Cuervo Márquez continuó en ella la enseñanza. uno de los mayores baluartes de todas las épocas. Esta variada influencia. su inigualable preparación académica y sus cualidades humanísticas lo llevaron a constituirse en un inestimable apoyo histopatológico. bajo la influencia de la escuela norteamericana que continúa hasta nuestros días. Fue jefe del servicio desde 2002 y desde 2004. reemplazando a Miguel Serrano Camargo. siguiendo los lineamientos de las escuelas europeas. desde 1908 participó Luis J. de grandes cualidades humanas y pedagógicas. en 2000 cofundó el Centro de Telemedicina y creó el Servicio de Teledermatología que ofrece docencia y aporta soluciones a problemas dermatológicos en la Amazonia colombo-brasileña-peruana. En 1992 ingresó a la docencia Héctor José Castellanos Lorduy. implementó la asistencia de los estudiantes al Lazareto de Agua de Dios y creó el Museo de Cera de Dermatología. El ilustre profesor Gonzalo Reyes García ejerció la docencia desde 1930 hasta su retiro en 1961. Su primer residente. reinició la atención en el Sanatorio de Agua de Dios. Gabriel José Castañeda.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ años. especialmente de la argentina. En 1936 se inició como profesor Alfonso Gamboa Amador. patólogo de la Universidad Nacional y dermatólogo formado en México y Estados Unidos. quien llegó a la jefatura en 1965. colaboraron en ese lapso los profesores Miguel Serrano Camargo. graduado en 1961. Se dio inició así a la era de la cirugía y oncología cutánea. cuyo diseño encargó a Michel Faizal Geagea y que fue puesto en marcha por Álvaro Enrique Acosta Madiedo de Hart. Bogotá La enseñanza de la Dermatología se inició en 1886. orientó la cátedra hacia la enseñanza de la patología tropical hasta 1898. Alfredo Laverde. fue Guillermo Gutiérrez Aldana. ahora bajo el nombre de Clínica de Dermatología y Sifilografía. exalumno. En 1991 ingresó como docente Michel Faizal Geagea (figura 48). a partir de él. restauró el Museo de Cera y reformó el programa de posgrado en 1973. quien dictó el curso de sifilografía. se desempeñó en la jefatura hasta su retiro en 1966. Gutiérrez actualizó el servicio en lo locativo. y en los inicios del siglo XX. Servicio de Dermatología de la Universidad Nacional de Colombia. quien ocupó la jefatura del Servicio entre 1994 y 1998 y reformó el programa académico. se vinculó Luis Fernando Palma. De 1978 a 1984 desempeñó la jefatura Fernando García Jiménez. en el Instituto Nacional de Salud. En 1989. En 1999. donde creó en 1992 el posgrado en oncología dermatológica. Guillermo Pardo Villalba y Tomás Henao Blanco. brasileña y mexicana. Por esa época se vinculó al Departamento de Patología Gerzaín Rodríguez Toro. en 1978 extendió su fuerza creadora al Instituto Nacional de Cancerología. Michel Faizal 140 . José Ignacio Uribe. gran entusiasta y colaborador de este texto. En 1927 Manuel José Silva. en especial la francesa que dogmatizó el mundo médico. El segundo egresado fue Víctor Manuel Zambrano. director del Departamento de Medicina Interna. recordado por su enfoque diagnóstico y patológico. pues muchos dermatólogos han viajado a esos países a realizar sus entrenamientos. Figura 48. El Dr. la Dermatología es catalogada como especialidad. quien en 1958 inició el programa de posgrado en el marco de las nuevas tendencias norteamericanas. ha dado a cada una identidad propia. en esos años se vinculó Manuel Forero. quien estudió además cirugía dermatológica en la Universidad de San Pablo y Dermatología tropical en la Universidad de Amazonas (Brasil). Uricochea y desde 1910. reconstructiva y estética. Julio Escobar regentó la cátedra desde 1901 hasta 1903. José Ignacio Chala Hidalgo. Le sucedió de 1999 a 2002 José Rómulo Villamizar Betancourt. Carlos Cortés Enciso. quien inició la labor en Dermatología pediátrica. administrativo y académico. así como la cirugía de Mohs. Desde mediados del siglo XX han recibido también el aporte de las escuelas latinoamericanas. sumada a la impronta personal de los ilustres colegas que han dirigido las diferentes escuelas. oncológica. su ejercicio es ejemplo de saber académico y de vida.

Víctor Cárdenas. La Escuela ha graduado a 63 dermatólogos. Jorge Mesa y Flavio Gómez Vargas –íntegro. a finales de 2002. trajo la primera colección de hongos e inició la investigación en esa materia. Enrique Saldarriaga Arango. En la década de 1950 se abre campo a la medicina norteamericana. junto con Myriam Mesa de Sanclemente y Stella Prada de Castañeda. a su regreso de Michigan. En 1955 regresó de Michigan Gonzalo Calle Vélez quien impulsó la micología. Servicio de Dermatología de la Universidad de Caldas. se introduce la enseñanza de las ciencias básicas y llega el desarrollo tecnológico. En 1969. brillantes y acuciosos. carente de orgullo y presunción por su incomparable sabiduría. que en 1963 recibió la aprobación oficial. en la que jugó un importante papel el primer dermatopatólogo. Sucedieron al Profesor Cortés en la jefatura Juan Pedro Velásquez Berruecos. rectores. alcaldes.Historia de la Dermatología en Colombia A finales de la década de 1990. maestro consumado. desarrolló también actividades en la Clínica Santa Rosa de Lima. profesores y residentes. Fernando García. hombre privilegiado en intelecto y corazón. Mario Robledo Villegas. En 1959 se estableció la unión entre los servicios de Dermatología. introdujeron en el país la inmunofluorescencia. El Servicio ha sido baluarte en academia e investigación y muchos de sus egresados son docentes en diversas instituciones. excelso docente durante muchas décadas. su espíritu investigador la lleva hasta el presente a realizar los más complejos y especializados estudios en el ámbito nacional e internacional. teniendo a Carlos Enrique Tobón como su gran colaborador. Heriberto Gómez 141 . Manizales La Escuela fue fundada en 1965 en el Hospital Universitario de Caldas por Heriberto Gómez Sierra (figura 51). Myriam Mesa Figura 51. Gonzalo Calle. Fabio Rivera. jefe del servicio y Figura 49. Fernando Vallejo Figura 50. su incansable sed de conocimiento mantiene incólume su saber. decretó el cierre del Hospital San Juan de Dios. Heriberto Gómez. El primer egresado fue Jairo Mesa Cock. gobernadores. por sugerencia de Luis Fernando Palma el Servicio se trasladó a los hospitales La Victoria y Carlos Lleras. con la destacada micóloga e investigadora Ángela Restrepo Moreno. quien lo reemplazó en la cátedra (1936-1960) e hizo importantes aportes al estudio de la esporotricosis. Fueron los primeros: Laureano Guerrero. Medellín La cátedra de Dermatología y Sifilografía se inició en 1920 con Gustavo Uribe Escobar. el gobierno. Sus aportes al conocimiento de esta ciencia. consolidando la investigación y ha tenido siempre como norte la búsqueda de la excelencia académica y su articulación con el desarrollo regional y nacional. Juan Pedro Velásquez. En 1975 se fundó el laboratorio de dermatopatología “Gustavo Uribe Escobar” dirigido por el eximio dermatopatólogo y pedagogo Walter León Hernández. en 1959 regresó Alonso Cortés. Con ellos se dio inicio en 1959 al programa de especialización en Dermatología. en 2003 se iniciaron las labores en el Hospital La Samaritana. dermatólogo de la Universidad de Antioquia. con una lamentable decisión. Servicio de Dermatología de la Universidad de Antioquia. quien facilitó el estudio de las micosis. La investigación micológica se reforzó de manera fundamental en la década de 1960. son incalculables. crisis que fue sorteada con altura por directivos. Myriam Mesa de Sanclemente (figura 50). Patología y Micología. En 1971 se graduó la primera dermatóloga en el país. Más de la mitad de los egresados de la Escuela han hecho carrera docente y varios se han destacado además en la función pública como senadores. estricto en su enseñanza y lleno de cordialidad. Diego Elías Jaramillo y Fernando Vallejo Cadavid (figura 49). donde estudió inmunofluorescencia. uno de los más destacados docentes hasta su jubilación. quien desempeñó su cargo por cerca de 20 años y tuvo como sucesor a su discípulo José Posada Trujillo. en 1968. Mario Henao. en especial a la paracoccidiodomicosis. cuyas clases de semiología embelesaban a sus discípulos. embajadores y ministros. La Escuela se ha adecuado al desarrollo científico moderno.

En 1956 se convirtió en Instituto de Investigaciones y Estudios Especiales sobre Dermatología y Lepra. en el desarrollo de competencias pedagógicas. Londoño ejerció la jefatura hasta 1989. Esta institución. quien fue en 1975 el tercer egresado. Rafael Falabella 142 . Han sido jefes del servicio Heriberto Gómez (1965-1980 y 1986-1994). impulsó en 1965 la creación de la Federación Bolivariana de Dermatología. Varios de los egresados han sido docentes. en 1938. Más adelante se unirían como docentes Antonio Torres y Carlos Escobar. en 1970. Mariano López López. Servicio de Dermatología de la Universidad del Valle. erudición y sabiduría”21. Fabio Londoño Figura 53. administrativas y de liderazgo. Nelson Giraldo. vinculó como docentes a Lucía Van den Enden. desarrolló la cátedra de leprología. Antonio Torres y Ricardo Rueda han sido pilares de la investigación Figura 52. Jorge Humberto Reyes y más adelante Alfonso Quintero. La enseñanza de la especialidad se inició en 1967. que a partir de 1934 se llamó Laboratorio Central para Investigaciones en Lepra y a su fallecimiento. El Servicio. Muvdi. junto con la del Dr. De 1989 a 1993. En 1957. con conciencia de responsabilidad social. de él se dijo que “era simplemente un hombre fuera de lo común por su simplicidad. ocupa ese cargo Felipe Jaramillo Ayerbe. desempeñó la jefatura el ilustre profesor Mariano López. Fabio Londoño llegó espontáneamente a hacer consulta de Dermatología. también fue docente Josefina Danies. El Dr. terapéuticas y de investigación. Hernán Tobón y Jaime Betancourt iniciaron la cátedra y la enseñanza de la Dermatología en pregrado en la Universidad del Valle. Desde la década de 1950. En esos años. la escuela se ha preocupado por fomentar en sus estudiantes habilidades clínicas. que se caracteriza por su alto nivel científico. y a John Harvey Gaviria. a partir de su primer egresado. comunicativas. le correspondió el tránsito de instituto de investigación a centro asistencial. donde iniciaron el posgrado en 1971. En 1967 se unió al grupo el dermatólogo y alergólogo Bernardo Giraldo Neira. por decreto nacional se denominó Instituto Federico Lleras Acosta. Ana María Hoyos. el genio de la Dermatología y de la vida. pionera en investigación biomédica en Colombia. Rafael Falabella (figura 53) invitó a Jaime Betancourt Osorio y a Nelson Giraldo Restrepo a fundar el Servicio de Dermatología en el Hospital Universitario del Valle “Evaristo García”. fue invaluable la participación de Fuad Muvdi Chaín. a partir de 1993. Fabio Londoño González (figura 52). ha graduado a 22 dermatólogos. egresado de la Universidad Nacional y dermatopatólogo discípulo de Bernard Ackerman. La Escuela. fue el primer egresado en 1973. quien estudió en Cleveland y Minnesota. seguido por Luisa Porras de Quintana. Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta-Universidad Javeriana de Bogotá En la década de 1920 Federico Lleras Acosta fundó en Bogotá su laboratorio Instituto de Investigaciones en Lepra. Santiago de Cali En 1956. El 1º de agosto de 1968 se creó el posgrado en Dermatología en convenio con la Universidad Javeriana. Martha Cecilia Bernal y Germán Santacoloma. desde 1994. En 1970. se ha puesto énfasis en la formación humana integral. siendo director Jorge Arenas Ramírez. humanístico y cultural. a su fundador. Hipólito González. como profesor titular desde 1988. invaluable colaborador de este texto. con los doctores Gómez Sierra y Mesa Cock a la cabeza. fue fundamental la colaboración docente de Luis Alfredo Rueda. Desde sus inicios. panameño. Sin su aporte la Escuela no sería lo que es hoy. bondad. El brillante discípulo Luis Patiño Camargo sucedió en 1938 en la dirección del Instituto a su maestro fundador. El hoy Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta ha sido un espacio de enseñanza para estudiantes de pregrado y posgrado de diferentes universidades. Jairo Mesa (1980-1985). fundadores y jefes de escuelas de Dermatología. brillantes ex alumnos.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ decano. Rafael Uribe. Ha formado 108 dermatólogos. dirigida en un comienzo a estudiantes de pregrado de medicina de la Universidad Javeriana y ampliada luego a los del Colegio Mayor del Rosario. reemplazado durante ocho meses (entre 1984 y 1985) por María Mélida Durán Merchán.

posee un excelente archivo fotográfico y ha desarrollado múltiples investigaciones con reconocimiento nacional e internacional. Adriana Arrunátegui. le sucedió otra luminaria de la Dermatología nacional. César Iván Varela y Doralda Castro. Ángela Zuluaga de Cadena (figura 56) fue la primera profesora nombrada en propiedad en 1984. Figura 54. ocupando la jefatura hasta 1991. Luis Fernando Balcázar. a partir de la primera egresada. más adelante se vinculó Jairo Victoria. Jorge Mesa y posteriormente Diego Elías Jaramillo fueron los primeros profesores de la cátedra de pregrado en Dermatología y quienes organizaron el programa y el primer archivo fotográfico. entre otros. ha profundizado la investigación de las enfermedades del pigmento. magnífica docente. a continuación María Claudia Torres (entre 1995 y 2003). México. Luis H. Moreno Figura 55. Myriam Vargas. Carlos Escobar inició la era de la cirugía dermatológica. Integran. Jaime Soto Mancipe (de 1992 a 1994). y en 1980 el patólogo Gerzaín Rodríguez. En 1990 Rafael Falabella creó el Fondo de Promoción y Desarrollo Dermatológico (PRODERMA) que constituye un importante sustento para el desarrollo académico. Sus residentes han realizado rotaciones en España. Estados Unidos.Historia de la Dermatología en Colombia y la dermatopatología. cuyo nombre lleva el Servicio a perpetuidad desde el año 2000. Desde su creación ocupa la jefatura Rafael Falabella. En 1983 fundó el Servicio el brillante y connotado maestro Juan Guillermo Chalela Mantilla (figura 55). continuada en la década de 1990 y enriquecida con la técnica de Mohs por Claudia Covelli y Carmen De La Hoz y Pablo Tróchez en cirugía dermocosmética. En investigación ha sido pionero en la terapia PUVA y el manejo de la micosis fungoide. José Ignacio Gómez. Servicio de Dermatología del Instituto de Ciencias de la Salud (CES). además. Luz Stella Abisaad. Canadá. Claudia Uribe. Olga Lucía Castaño. Guillermo Jiménez e Isabel Cristina Vásquez. Amparo Ochoa y Myriam Mesa. El servicio ha desarrollado eventos académicos en Dermatología y enfermedades tropicales e importantes jornadas de prevención de cáncer. La Escuela cuenta con 22 profesores. liderado por su Jefe. En 1994 el servicio fue pionero al crear el programa de subespecialidad en cirugía dermatológica. J. Martha Campo y María Isabel Barona apoyan la investigación. en 1991. sobre todo la del vitiligo. Ha graduado 24 dermatólogos. Nueva Granada. la investigación y la asistencia a pacientes. investigadora y magister en microbiología. desarrollando técnicas quirúrgicas para su tratamiento. El programa de posgrado en Dermatología. Medellín La Facultad de Medicina del CES se fundó en 1978. amplió el programa de postgrado a cuatro años a partir de 2004. seguida por Amparo Ochoa. Ángela Zuluaga 143 . fue redactado por Ángela Zuluaga –desde entonces jefa y profesora titular–. en su mayoría ad honorem como Luis Hernando Moreno Macias (figura 54) –quien es además magister en microbiología y se destaca como pilar de la docencia desde hace más de dos décadas–. Bogotá El Servicio se inició en 1969 como adscrito al Departamento de Medicina Interna con los profesores Alberto Medina y Luis Alfredo Rueda. Ha graduado 39 especialistas. Guatemala. Argentina y Francia. Cuenta con 46 egresados. siendo el primer egresado Guillermo Jiménez Calfat en 1995. hacia 1975 se vincularon Julio César Medellín y María Teresa Palacios. Guillermo Chalela Figura 56. El servicio. siendo la primera Nancy Castro en 1984. Servicio de Dermatología del Hospital Militar Central de la Universidad Militar. Sol Beatriz Jiménez. Lucy García. aprobado en 1988. el cuerpo docente Laureano Osorio. y desde entonces Olga Patricia Escobar Gil. Ha organizado eventos académicos y científicos.

elaboraron el proyecto para el posgrado en Dermatología que fue aprobado en 1996. han participado en la organización de eventos científicos y de educación continua. la primera egresada fue Paula Alexandra Mejía en 1999. Rodrigo Restrepo Molina. En ese mismo año. aunque la prefiero ardiente. quien creó en 1992 la subespecialidad de Dermatología oncológica. A título de ejemplo: “Mientras llevaba el compás con sus grandes pies caminadores agrietados por el salitre” (Gabriel García Márquez en Cien años de soledad)46. aprobado en 1992. 144 . Bogotá El ilustre profesor Mariano López (figura 57). Figura 59. arte y cultura C ÉSAR I VÁN V ARELA H ERNÁNDEZ Dermatología. donde se realizan exitosamente seminarios y cursos de la subespecialidad. Instituto Nacional de Cancerología de Bogotá Tuvo su origen en 1934 en el Instituto Nacional de Radium. hoy. La primera egresada fue María Bernarda Durango en 1993. sucedido por Adriana Motta Beltrán. Londres y Buenos Aires. patólogo y Luz Marina Gómez Vargas (figura 58). inició en 1989 el programa en Dermatología de la Escuela Colombiana de Medicina. Ha graduado 21 dermatólogos. Servicio de Dermatología de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín En 1995 Guillermo Jiménez Calfat. Gustavo Pérez y Ana Francisca Ramírez. no importa el color. Universidad El Bosque. Mariano López Figura 58. Sus residentes han hecho rotaciones en Barcelona. encargando su diseño a Michel Faizal Geagea. Ha graduado 10 dermatólogos. Eduardo Salcedo y Mónica Rivera fueron sus primeros egresados en el año 1997. quien le imparte el dinamismo y exitoso crecimiento propios de su región. Elkin Peñaranda. Tibia. De 1994 a 2003 fue dirigido por Juan Guillermo Chalela Mantilla. En 1995 la Universidad Javeriana de Bogotá comenzó a otorgar el título de especialista en Dermatología Oncológica a los egresados de la Escuela.CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ Servicio de Dermatología de la Universidad El Bosque. literatura y arte Importantes escritores colombianos han hecho referencia en sus obras a enfermedades de la piel. dermatóloga de la Universidad Javeriana de Bogotá. Otros se han inspirado en la belleza de la piel: Busco una piel de mujer: Blanca o morena. Luz Marina Gómez ■ Dermatología. Escuela de Dermatología Oncológica. dermatólogo-oncólogo. Desde 1979 fue dirigido por el dermatólogo oncólogo Guillermo Gutiérrez Aldana. Álvaro Acosta Figura 57. Este grupo de jóvenes figuras está desde su inicio bajo la jefatura de Luz Marina Gómez Vargas. quien se desempeñaba como director del Centro Dermatológico Federico Lleras. Álvaro Enrique Acosta Madiedo de Hart (figura 59) asumió como jefe de la escuela. que cambió su nombre por Instituto Nacional de Cancerología en 1953. seguida por Guillermo Jiménez. Residentes de otras escuelas realizan rotaciones en el Instituto durante su último año. arte y cultura Dermatología.

Figura 60. (Juan Jaime Atuesta en “Clasificado I”). en composición musical. Jaime Gil. Martha Valbuena. Juan Jaime Atuesta.. Entre ellos se destacan: en pintura. y en la suavidad de ella sentí tu piel hoy bebí de una flor.. Carlos Escobar. La medicina y en particular la Dermatología tienen en su esencia la sensibilidad hacia el arte y por ello muchos dermatólogos son cultores de sus diferentes ramas. se escapó sin que lo notara cuando pensaba en ti. en poesía. Jaime Betancourt. en escultura.. Xavier Rueda y Mabel Ávila (figuras 60. 61. Jaime Betancourt.Historia de la Dermatología en Colombia Que permita todas las caricias. (Carlos Aníbal Niño Calero. Hoy una lágrima perdí. y en su aroma tu aliento reflejado hoy toqué una flor. en artesanía.. “Ventana al África”. Juan Pedro Velásquez. Carmen Alicia Martínez.. Jaime Betancourt Hoy miré una flor. Era una lágrima furtiva que ágil descendió por mi mejilla y puso en evidencia mi nostalgia. en “Pensamientos”). César Iván Varela y Blanca Lilia Lesmes. en vitral. Luis Arturo Gamboa. Vitral. “Homenaje a mi padre”. 63). y en sus pétalos tu rostro dibujado hoy olí una flor. Milton Mejía. y en su brillo el reflejo de tu tierno y puro mirar hoy escuché el vaivén de una flor. (César Iván Varela Hernández. Norma González. en talla en madera. Detalle de espejo de figura 60 (Mario Robledo Villegas) Figura 62. Jaime Betancourt y Hugo Espinal. óleo de Mary Ann Robledo Figura 61. en fotografía. en dibujo. 62.. en “A Tania”). Mary Ann Robledo. Adriana Arrunátegui. José Librado Vásquez. Fernando Botero. Luis Hernando Moreno. y en él percibí tu dulce voz. Ángela Londoño. Melba Labrada y Sergio Martínez. y en su néctar el aroma de tus labios hoy observé una flor. 145 . óleo de Sergio Martínez Figura 63. César Iván Varela. Lucia Van den Enden y Claudia Lozada.

CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ

... Y yo también les digo con los ojos llorosos, y dolor en mi alma, que aquí no pasa nada que sigan adelante buscando pajaritos cantando entre las ramas… (Jaime Betancourt Osorio, en “Ilusiones”). ... Violines del crepúsculo en tu hablar embriagador luceros centelleantes de garzo cual la mar el nácar de tu piel esculpido en las nubes inspiran sin igual, mi ser, mi luz, mi amor. El trino en tus labios preludia el laurel llevando nuestro viaje al vaivén de lilas cámbulos paterno es mi romance, ofrenda al gran creador. (César Iván Varela H., en “Camila”). ... Cuando tu preocupación te agobie piensa en las buenas cosas, en los bellos momentos y en las personas amadas. Busca en el fondo de tu corazón y encontrarás el camino de las estrellas. Sueña, ten esperanza y paciencia, son las tres lunas que iluminarán la noche de los imposibles... (Martha Cecilia Valbuena Mesa, en “Cuando”) Cada pueblo ha tenido como ideal de belleza, como es obvio, un tipo diferente de piel; el color níveo, ebúrneo, plateado lunar en los europeos; el dorado, mies, para los indoamericanos; el negro como ‘noche diamantina’, o de ébano para los africanos… (Jaime Gil Jaramillo, en “La piel”, ensayo). El asombro de mirarte aunque no pueda verte. Ante ti la pequeñez de mi propia materia me asombra. Quisiera conocerte, descubrir todos tus secretos. Pero creo que en ese instante mi sueño encantado se rompería en mil pedazos y perdería toda su magia… (Luis Arturo Gamboa Suárez, en “Al universo”). Cual lucero resplandeciente en lo alto del cenit, llegaste con tu brillo iluminando mi sentir, tus ojazos cual sabana en primavera, tu boca pincelada, tu piel cual la canela, tu gracia es un encanto, tu hablar es un poema. (César Iván Varela H., en “Natalia”).

La medicina popular. Los curanderos. La magia
COLABORADOR: Juan Pedro Velásquez Berruecos (figura 64) Nuestra historia médica se basa en el desarrollo cultural de las sociedades aborígenes, en las cuales los mitos y las creencias se trasmitían por la información ancestral de

146

Historia de la Dermatología en Colombia

generación en generación. En las culturas primitivas, la religión, la magia y tratamiento médico debían ser totalmente inseparables. El paciente y el curandero primitivos buscaban orígenes sobrenaturales para muchos sucesos, incluyendo las enfermedades, y estaban psicológicamente dispuestos a aceptar la efectividad de la magia47. Los chamanes debían ser privilegiados y respetados médicos-sacerdotes que seguían la línea de conducta de la medicina chibcha. El término tegua apareció a la llegada de los españoles, pese a tratarse de un vocablo indígena muisca. En las tierras del cacicazgo de Quemuenchatocha, en el municipio boyacense de Campohermoso, existía y existe la comunidad Teguas, donde los indios mantenían un centro para la educación, desde la adolescencia, de los futuros zaques, caciques, sacerdotes y chamanes. Con la variada flora que allí se daba, los elegidos practicaban y aprendían las propiedades terapéuticas de las plantas. Cuando los españoles tuvieron conocimiento de estas prácticas, comenzaron a llamar teguas a los curanderos, hierbateros, brujos y nativos con capacidad para curar enfermedades2. Curanderos, chamanes, teguas y “hombres medicina” han sido considerados indistintamente en los pueblos primitivos, a pesar de que cada uno de ellos tenía diferentes peculiaridades. Los chamanes, poseedores de un conocimiento milenario, utilizaban diferentes plantas psicotrópicas, algunas estimulantes como la coca o el tabaco, otras alucinógenas como el yagué, Banisteropsis caapi o el yopo, Virola sp; estas plantas sirven para producir o acelerar estados alternos de conciencia, por medio de los cuales se podía curar y establecer contacto con el mundo sobrenatural. Algunos grupos de colonos mestizos admitieron dentro de su tradición religiosa el uso de las plantas psicotrópicas y el chamanismo indígena como alternativa de curación. “Los chamanes, intérpretes de los hechos naturales, cumplen una función política, social y religiosa primordial dentro de los contextos culturales a que corresponden, en tanto brindan protección a su grupo frente a las agresiones de seres y fuerzas, e incluso frente a los ataques rituales y chamanísticos procedentes de otros grupos”3. El conocimiento, manejo y uso de las plantas y de otros elementos de origen animal y mineral constituyen parte fundamental del poder del chamán y por supuesto, de la eficacia de sus prácticas en busca de las causas de las enfermedades. Durante el Descubrimiento y en los inicios de la Colonia, la aparición de curanderos que actuaban como médicos y de barberos que lo hacían como cirujanos, fue producto de la urgencia de atención médica en las poblaciones ante la escasez de médicos titulados. El primer curandero de quien se tiene noticia fue Diego de Montes en 15359. Los curanderos fueron criticados duramente por su falta de conocimientos; no obstante jugaron en determinadas circunstancias un decoroso y/o necesario papel en la historia. Del libro La Dermatología en Francia, que nos fue obsequiado a los asistentes al último Congreso Mundial en París (2002), he recogido el siguiente párrafo que interpreta adecuadamente mi forma de pensar sobre el tema tratado: “En pocos años, la dermatología ha sufrido una evolución demasiado extraordinaria como para mantenerse en la sombra. Siglos de creencias en los que la práctica médica no se alejaba mucho de las prácticas empíricas de una medicina popular que sólo podía recurrir a los remedios naturales o a las concepciones no probadas. El desarrollo de una investigación científica y clínica rigurosa y la generación de ensayos terapéuticos fortuitos han revolucionado el progreso de las curaciones, en beneficio de la eficacia. Sin embargo, la historia de Francia nos enseña que el espíritu no siempre acepta enfermar en la razón, todo el mundo tiene derecho a creer en lo irracional. Ante lo que hoy denominamos el ‘efecto placebo’ y que podría haberse llamado hace años ‘misterio’, cada uno será libre de recurrir a las creencias, espiritualidad, imaginación o convicciones”48.

Figura 64. J. Pedro Velásquez Berruecos

147

CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ

Los moldes de cera: el Museo de Cera de Dermatología de la Universidad Nacional de Colombia
COLABORADOR: Michel Faizal Geagea En la década de 1930 Manuel José Silva creó en la Universidad Nacional en Bogotá el Museo de Cera de Dermatología, con el propósito de que sirviera como material de estudio en la Facultad de Medicina. Junto con otros profesores de la época, encomendaron la elaboración de las piezas en cera a los escultores Lisandro Morero Parra y al maestro G. Restrepo, quienes realizaron un entrenamiento previo en Francia, que ya poseía magníficos museos. Los maestros elaboraron más de 300 esculturas de enfermedades tropicales, infecciosas y venéreas, en escala 1:1, guardando en secreto el método del trabajo con la cera y logrando un sorprendente realismo (figura 65). Transcribo partes de una comunicación de Guillermo Gutiérrez Aldana a Michel Faizal Geagea, Jefe del Servicio de Dermatología y del Departamento de Medicina Interna, que ilustra la belleza de la obra: “El profesor Guillermo Pardo Villalba, quien presenció en muchas ocasiones la elaboración de estas piezas, me contaba que el artista practicaba una limpieza estricta con antisépticos de la época; posteriormente les aplicaba una masilla en yeso que él mismo preparaba secretamente, la dejaba secar y la retiraba cuidadosamente. En ella se vertía la parafina de un color semejante al del color del paciente. Obtenida la mascarilla la coloreaba delante del paciente con tinturas escogidas de acuerdo con las características clínicas de la lesión seleccionada, dándole un realismo verdaderamente sorprendente. Las figuras así obtenidas las colocaban y fijaban en tablillas, las rotulaban, clasificaban y llevaban a vitrinas para su exhibición y docencia”15. Las esculturas, ubicadas en los pabellones del Hospital San Juan de Dios, sirvieron durante muchos años para el deleite de profesores y estudiantes durante las clases de Dermatología; pero el modernismo, la creación de los álbumes fotográficos y más adelante las diapositivas, hicieron caer en desuso académico las piezas del Museo de Cera. En 1960, el profesor Gutiérrez Aldana lo rescató y lo trasladó al pabellón San Pedro del Hospital San Juan de Dios, pero al retirarse del servicio en 1979, el museo fue nuevamente abandonado. En 1995, ante el cierre del hospital, fue trasladado al lugar que ocupa hoy en el Museo de Historia de la Medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, bajo los cuidados del director Emilio Quevedo y el estudiante de medicina Alaín Alexander Camacho. El doctor Faizal realiza en la actualidad con dedicación la restauración y recuperación de tan valiosa joya histórica. Si este breve recuento histórico de la Dermatología en Colombia, desde la sabiduría milenaria de los indígenas hasta la de los contemporáneos, ha recreado sus momentos de lectura y aportado al conocimiento de nuestra especialidad en América Latina, estaremos satisfechos todos quienes hemos contribuido de una u otra forma a su desarrollo. ■ Septiembre, 2005

Figura 65. Pieza en cera: Sífilis pápulocostrosa

Agradecimientos
Agradecimiento a los colegas dermatólogos
Alfonso Rebolledo Muñoz, Álvaro Arévalo Durán, Álvaro Correa Sánchez, Álvaro Enrique Acosta Madiedo de Hart, Ángela Zuluaga de Cadena, Armando Vásquez Lobo,

148

Historia de la Dermatología en Colombia

Blanca Lilia E. Lesmes Rodríguez, Catalina Zárate Ortiz, Doris Stella León Romero, Edgar Ricardo Altuzarra Galindo, Felipe Jaramillo Eyerbe, Fernando García Jiménez, Fernando Vallejo Cadavid, Germán Santacoloma Osorio, Germán Velasco Cárdenas, Gonzalo Marrugo Guardo, Héctor José Castellanos Lorduy, Jaime Acevedo Ballesteros, Jaime Betancourt Osorio, Jaime Soto Mancipe, José Ignacio Gómez Uribe, José Rómulo Villamizar, Luis Arturo Gamboa Suárez, Luis Felipe Moreno, Luis Hernando Moreno Macías, Luis Miguel Covo Segrera, Luisa Porras de Quintana, Luz Marina Gómez Vargas, Luz Stella Montoya de Bayona, Martha Cecilia Valbuena Mesa, Mary Ann Robledo Prada, Rafael Falabella Falabella, Ricardo Flaminio Rojas López, Sergio Martínez Lecompte, Stella Prada de Castañeda, Víctor Otero Marrugo y Ximena Sánchez Angarita.

Agradecimiento a colaboradores especiales
Doctora Evelyne Halpert Ziskiend, Presidenta de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. Doctor Zoilo Cuéllar Montoya, Presidente de la Academia Nacional de Medicina de Colombia. Doctor Hugo Armando Sotomayor Tribín, Secretario de la Asociación de Historia de la Medicina Colombiana. Doctor Emilio Quevedo, Director del Centro Histórico de la Medicina, Universidad Nacional de Colombia; estudiante Alaín Alexander Camacho, Monitor. Doctor Jaime Gómez-González, Coordinador del Círculo Biográfico Médico Hispanoamericano. Señorita Diana María Martínez Renza, comunicadora social-periodista. Señora Dilia Franz Valencia, correctora gramatical final. Doctora Claudia Juliana Díaz Gómez, residente del Servicio de Dermatología. Universidad del Valle. Señora Nelly Pinzón, secretaria de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. Doctor José Miguel Gaona R, médico e historiador. Señor Fernando Joel Moreno, fotógrafo.

■ Referencias bibliográficas
1. Ocampo LJ. Historia básica de Colombia, 3ª ed. Bogotá: Bibliográfica Internacional; 2000. 2. Martínez ZA. Fosas y Bronces. La Medicina en la ciudad de Tunja. Su evolución histórica. Academia Boyacense de Historia. Bogotá: Kelly; 1989. 3. Sotomayor Tribín HA, Restrepo ZE, Gómez LJ, Pérez GM. El medicamento en la historia de Colombia. Bogotá:

Schering Plough - Nomos; 1997. 4. Vasco LG. Jaibanás los verdaderos hombres. Bogotá: Biblioteca Banco Popular; 1985:77-101. 5. Zubiría R de. La medicina de la cultura muisca. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia; 1986. 6. Sotomayor Tribín HA. Arqueomedicina de Colombia prehispánica. 2ª ed. Bogotá: Universidad Militar Nueva Granada. Edifarni;1999. 7. Sotomayor Tribín HA. A propósito de la bartonellosis

en una máscara ecuatoriana precolombina. Medicina. Academia Nacional de Medicina. Abr 1994;36:28-9. 8. Soriano Lleras A. La Medicina en el Nuevo Reino de Granada, durante la Conquista y la Colonia. Bogotá: Imprenta Nacional; 1966. 9. Gutiérrez V. Trasfondo histórico. Triple legado en la Medicina tradicional colombiana. Bogotá; 1983. 10. Rodríguez Cuenca JV. La antropología forense en la identificación humana.

149

CÉSAR IVÁN VARELA HERNÁNDEZ

Universidad Nacional de Colombia. Bogotá: Guadalupe;2004. 11. Zuluaga G. El aprendizaje de las plantas: en la senda de un conocimiento olvidado. Bogotá: Seguros Bolívar; 1994:79. 12. Oviedo BV de. Cualidades y riquezas del Nuevo Reino de Granada. Bogotá: Biblioteca de Historia Nacional; 1930;45:25-6. 13. Vargas MB de. Milicia y descripción de las Indias. Madrid: Librería de Victoriano Suárez. 1892;2:90-91. 14. Uzscátegui MN. El tabaco entre las tribus indígenas de Colombia. Revista Colombiana de Antropología. Bogotá. 1956;5:50. 15. Varela Hernández CI. Historia de la Dermatología en Colombia. Cali. Oct 2005. 16. Miranda CN. La Medicina en Colombia. Gran Enciclopedia de Colombia. Tomo 5. Bogotá: Círculo de lectores Printer Colombia; 1992. 17. Miranda CN. La Medicina colombiana de la Regeneración a los años de la Segunda Guerra Mundial. Nueva Historia de Colombia. Tomo 4. Bogotá: Planeta; 1989. 18. Zambrano VM. Historia de la Medicina, reseña histórica. Rev Fac Med Univ Nac Colomb. 1993;41:50-51. 19. Vargas RA. Trabajos científicos. 1ª ed. Bogotá: Imprenta La Luz; 1856. Reimpreso por Ed. Guadalupe; 1972. 20. Barrera AA. Semblanza del doctor Luis Alfredo Rueda. Rev Asoc Colomb Dermatol. 1999;7:156-157. 21. Varela Hernández CI. Historia de la Dermatología vallecaucana 1939-2003. 2ª ed. Cali: Impresora Feria; 2004. 22. García UJ. Retratos de médicos. Cartagena; 2000.

23. Montoya y Flórez JB. Contribución al estudio de la lepra. Medellín. Jul 1910: 5556. 24. Lleras Acosta F. Algunas consideraciones sobre la biología del bacilo de Hansen. Rev Fac Med Univ Nac Colomb. 1932;1:929-35. 25. Falabella R. Epidermal grafting and its application in achromic and granulating areas. An original technique. Arch Dermatol. 1971;104:592-600. 26. Londoño F. Thalidomide in the treatment of actinic prurigo. Int J Dermatol. 1973;12:326. 27. Londoño F, Muvdi F, Giraldo F, Rueda L, Caputo A. Familial actinic prurigo. Arch Argent Dermatol. 1966;16(4):290307. 28. Falabella R. Repigmentation of segmental vitiligo by autologous minigrafting. J Am Acad Dermatol. 1983;9:514-21. 29. Falabella R. Idiopathic guttate hypomelanosis. Dermatol Clin. 1983;6:241-7. 30. Falabella R, Escobar C, Carrascal E, Arroyave J. Leukoderma punctata. J Am Acad Dematol. 1988;18:48594. 31. Acosta de Hart A. Clinical parameters of tumescent anesthesia in skin cancer reconstructive surgery. Arch Dermatol. 1997;5:451-4. 32. Rueda R, Valencia IC, Sanclemente G, Alzate A, Blank A, Saldarriaga B, Falabella R. Eosinophilic, Polymorphic and Pruritic Eruption Associated with Radiotherapy. Arch Dermatol. 1999;135:804-810. 33. Carrasquilla J de D. Datos biográficos. Rev Fac Med Univ Nac Colomb. Mar 1933;I(10):759. 34. Carrasquilla J de D. Memoria sobre la lepra griega en Colombia. Rev Fac Med Univ Nac Colomb. Mar 1933;I(10):797-822.

35. Obregón D. Lepra e investigación bacteriológica en Colombia: los casos de Carrasquilla y de Lleras. Biomédica. 2000;20:181-9. 36. Departamento de Farmacia. Historia. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Disponible en: http://farmacia.unal.edu.co/ 37. Patiño L. Instituto de Investigación Federico Lleras: objeto de este centro de investigación, organización técnica y estudios que se adelantan. Revista Colombiana de Leprología. 1940;1. 38. Rueda LA. Epidermodisplasia verruciforme. Un modelo para la investigación del cáncer humano. Derm Rev Mex. 1981;25:424-40. 39. Rodríguez G, Rueda LA. Morfogénesis viral en la epidermodisplasia verruciforme (EV). Rev Micr Elect. 1972;1:100. 40. Rivares AV, Navarrete IG, Pueyo CG, Torrent AM, Duran MM, Gatius JR, Mussol LR, Solano M. Evaluation of relationships between haemodialysis unit professionals. EDTNA ERCA J. 2004;30:27-30. 41. Duran MM, Bernal J. HLA typing in actinic prurigo. J Am Acad Dermatol. 1992;26:658. 42. Gutiérrez AG. Carcinoma Basocelular: revisión de los primeros 348 casos registrados por primera vez en el Instituto Nacional de Cancerología. Revista del Instituto Nacional de Cancerología. Bogotá. 1992;1:1. 43. Soto MJ. Treatment of American Cutaneous Leishmaniasis with Miltefosine, an Oral Agent. Clin Infect Dis. 2001;33:5761. 44. Soto MJ. Primary Neuritic Leprosy. J Am Acad Dermatol. 1993;29:1050-2. 45. Faizal M, Jiménez G, Burgos

150

Historia de la Dermatología en Colombia
C, Del Portillo P, Romero RE, Patarroyo ME. Diagnosis of cutaneous tuberculosis by polymerase chain reaction using a species-specific gene. Int J Dermatol. 1996;35: 185-8. 46. García Márquez G. Cien años de soledad. Bogotá: Norma; 1997. 47. Lyons AS, Petrucelli RJ. Historia de la Medicina. Barcelona: Doyma; 1984. 48. Guillet G. Antiguas creencias, antiguas prácticas. En: Dermatología. La Dermatología en Francia. D. Wallach y G. Tilles editores; París: Privat; 2002:707-13.

RESENA HISTÓRICA DE LA DERMATOLOGÍA EN CUBA
JOSÉ G . DÍAZ ALMEIDA , ALFREDO ABREU DANIEL

ste trabajo presenta una cronología que abarca los siguientes períodos de la historia de Cuba: Período Colonial (1509-1902), Período de la República Liberal Burguesa (1902-1958) y Período de la Revolución Socialista (desde 1959).

E

Período colonial (1509-1902)

■ Período colonial (1509-1902)

La historia de las enfermedades de la piel se remonta a los albores de la civilización. En los siglos XVI y XVII ya se tenía conocimiento de numerosas enfermedades que se trataban empíricamente mediante preparaciones de sustancias de variadas naturalezas, apoyadas en plegarias religiosas e invocaciones a los dioses. Al igual que el resto de la humanidad, los primeros habitantes de Cuba (siboneyes, taínos y guanahatabeyes) padecieron de enfermedades cutáneas. Según Fray Bartolomé de las Casas y otros cronistas, los nativos cubanos que no habían sido influenciados por la cultura europea eran personas saludables; no obstante, hacen referencia a algunas enfermedades de la piel que observaron en la población, como las bubas, que los aborígenes llamaban bipas o buaynara; también mencionan las lesiones producidas por el Pulex penetrans, conocido como nigua. Gonzalo Fernández de Oviedo, citado por Pardo Castelló1, refiere que aparte de los males señalados por el Padre Las Casas, los primeros habitantes padecieron también de molestas afecciones, tales como las dermatitis venenatas causada por el látex de los árboles conocidos con el nombre de guao y manzanillo2. Las observaciones de los conquistadores resultan de extraordinario valor, ya que fueron hechas cuando los nativos aún no habían recibido la influencia de la cultura europea. Por otra parte, S. Picaza en su monografía “Estudio médico del indio cubano” expone con absoluta claridad las principales afecciones que aquejaban a nuestros aborígenes, citando la frambesia o pian y otras avitaminosis3. Gordon (1894) menciona entre las enfermedades de la piel padecidas por siboneyes y taínos una que llamaban “caracol”, que algunos autores identificaron con la pelagra. También estuvieron presentes entre nuestros pobladores el acné, las úlceras, casos de albinismo, lesiones por picaduras de insectos y otras. El 17 de enero de 1613 aparece el primer documento que indica el comienzo de la endemia leprosa en nuestro país. El Acta del Cabildo celebrado en La Habana en esa fecha

153

JOSÉ G . DÍAZ ALMEIDA , ALFREDO ABREU DANIEL

dice literalmente: “Los Señores Regidores o vecinos de ella dijeron que a su noticia ha venido que en esta ciudad hay cuatro o seis personas tocadas del Mal de San Lázaro, que han venido de fuera, las cuales se andan paseando por las calles en gran daño o perjuicio de esta ciudad a vecinos de ella por ser enfermedad contagiosa”4. La incidencia de la lepra comienza a aumentar y aparecen nuevos enfermos entre los vecinos de la ciudad, así como entre los españoles y esclavos africanos recién llegados, lo cual preocupa a las autoridades. En actas del Cabildo posteriores al 10 de marzo de 1662 aparece el Acuerdo de “destinar un buhío” para recoger a los que padecen el contagioso Mal de San Lázaro. Ya en el siglo XVIII, se celebra en 1793 en la Sociedad Económica de Amigos del País la primera sesión científica sobre la lepra en Cuba, teniendo como conferencista al médico italiano Fernando Rivas, quien expuso su “Disertación sobre el Mal de San Lázaro”5. En 1840 comienza la publicación de las revistas médicas de La Habana donde aparecen numerosos artículos sobre Dermatología. En 1873 se produce la primera iniciativa oficial que demuestra la preocupación de las autoridades sanitarias de la época por las enfermedades venéreas: se funda el llamado Hospital de Higiene y, ante la alarma por el número de prostitutas existentes en La Habana, se dicta la primera regulación sobre la prostitución, un Reglamento Especial de Higiene Pública6. En noviembre de 1879, en la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana el sabio cubano Carlos Juan Finlay participa de un profundo debate sobre el contagio y el aislamiento obligatorio de los enfermos de lepra7. Durante el siglo XIX la sifilografía se unió definitivamente a la Dermatología gracias a los insuperables trabajos de Ricard y Fournier, fundadores de la sifilografía clínica8. En las postrimerías del siglo (1899) el Dr. Raimundo G. Menocal fue nombrado profesor de Clínica Quirúrgica de la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana; en su asignatura se encontraba lo que es hoy la especialidad de Dermatología donde se incluyen la lepra y la sífilis9 (figura 1).
Figura 1. Raimundo G. Menocal (1856-1917)

■ Período de la República Liberal Burguesa (1902-1958) La República Liberal Burguesa
En 1901, en plena intervención norteamericana, el Prof. Raimundo G. Menocal fue nombrado responsable de la Cátedra de Dermatología y Sifilografía que se acababa de crear, al ponerse en ejecución la reforma de la enseñanza conocida con el nombre de Plan Varona. El Prof. Menocal había nacido en 1856 en San Felipe, San Antonio de las Vegas. Estudió en la Universidad de Madrid y se licenció en la Facultad de Medicina de Zaragoza en 1876, doctorándose el mismo año en la Universidad de La Habana. Su experiencia en la Dermatología estaba avalada por su desempeño en el Hospital Saint-Louis de París, junto a destacados profesores de la época gloriosa de la Dermatología francesa del siglo XIX. Colaboró con la independencia de la patria fundando el Club Revolucionario “Oscar Primelles” en la ciudad de Nueva York. Inició la docencia de Dermatología en el año 1903, impartiendo cursos complementarios de tres meses de duración para los alumnos de Medicina, en lo que podría considerarse la primera actividad docente dermatológica de que se tiene noticias en Cuba10. Hombre de gran maestría pedagógica y de vasta cultura médica, se lo considera entre los pioneros de la Dermatología latinoamericana. Desarrolló sus actividades docentes en el antiguo hospital Nuestra Señora de las Mercedes (fundado en 1886), heredero del Real Hospital de San Felipe y Santiago, conocido también como San Juan de Dios (fundado en 1598)11 (figura 2). Creó en el Hospital

154

En 1907. Radioterapia. adquirió los primeros conocimientos dermatológicos como interno del Prof. Servicio Social y otras. realizando estudios en Filadelfia. G. Dermatopatología. el 4 de septiembre de 1918. Atendiendo los criterios de los Profs. París. Sáenz obtuvo por concurso de oposición la plaza de profesor titular. como un emprendimiento de acción social privada. el Dr. Los más distinguidos fueron los Drs. quedando uno a cargo del Prof. actual Hospital Universitario General Calixto García (1896) Figura 4. En 1925 fue creada. Pardo obtuvo la plaza de profesor auxiliar jefe de la Clínica de Dermatosifilografía. que completaron su formación dermatológica con becas de estudio obtenidas como alumnos eminentes de la Universidad de La Habana. Matías Duque Perdomo. El Dr. Pardo publicó su libro Nociones de Dermatología y Sifilografía. A partir de ese momento la Dermatología se individualiza como especialidad y se constituye la cátedra con sede en el Hospital Nuestra Señora de las Mercedes. En 1925 se inaugura el Servicio de Dermatología del Hospital Calixto García. Laboratorio Clínico. Con este objetivo publicó el libro Nociones de Enfermedades de la Piel y Sífilis. El Maestro Menocal falleció en 1917. Vicente Pardo Castelló (1892-1967) 155 . la Liga de Higiene Social. Entre sus méritos estuvo el de despertar en sus alumnos el interés por las enfermedades cutáneas. como jefe es designado el Prof. En 1927 el Prof. Braulio Sáenz y Vicente Pardo Castelló. Menocal9. Hospital Nuestra Señora de las Mercedes (1886) Figura 3. Sáenz en el Hospital Mercedes y el otro con el Prof. Hospital Nº 1. Pardo en el Hospital Calixto García10. Viena y Berlín. 1945 y 1953 con el título Dermatología y Sifilografía. reeditado en 1941. Pardo. En estas reediciones Figura 2. Menocal vio la necesidad de editar un texto que sirviera de ayuda para la comprensión de las enfermedades dermatológicas. En 1915 viajó a Estados Unidos donde trabajó con importantes dermatólogos (figura 5). seguido en 1911 por el Manual de Enfermedades de la Piel y Sífilis. la cual desarrolló actividades de propaganda y divulgación. al ponerse en vigor la Reforma Universitaria. a partir de ese momento la docencia dermatológica comenzó a impartirse en los dos centros hospitalarios de mayor nivel del país. Braulio Sáenz Ricard (1886-1961) Figura 5. Sáenz y Pardo. el decano de la Facultad de Medicina dividió el curso en dos grupos. clínico y cirujano estudioso de esta enfermedad11 (figura 3). el Dr. en 1924. Pardo. que tuvo una vida efímera y fue sustituida en 1928 por la Liga Cubana de Profilaxis Social. sus continuadores. El Dr. el Prof. Regresó a Cuba en 1914 y fue nombrado ayudante graduado en el Servicio de Dermatología y Sifilografía del Prof. constituido por las secciones de Micología. Menocal. Por su parte. Lepra y Sífilis.Reseña histórica de la Dermatología en Cuba Mercedes el primer laboratorio de Micología que existió en Cuba y organizó un museo de modelados de cera donde se exhibían reproducciones de distintas enfermedades dermatológicas de gran fidelidad al original. Sáenz (figura 4) se graduó de doctor en Medicina en 1909 y pronto se decidió por la especialización en Dermatosifilografía. después de impartir numerosos cursos a los alumnos de Medicina. un año después. En 1906 se inauguró en el Hospital Nº 1 (actual Hospital Universitario General Calixto García) la primera sala para la atención de los enfermos de lepra. dirigida por el Dr. graduado en 1914. Cirugía. primer Secretario de Sanidad y Beneficencia de Cuba.

Al mismo tiempo. Antes de la inauguración del referido Instituto. En este mismo año se funda el Instituto de Profilaxis Venérea Joaquín Albarrán. En 1920 se creó el Dispensario de Profilaxis Venérea de la Secretaría de Sanidad. Como se puede apreciar. DÍAZ ALMEIDA . junto con los que funcionaban en el Hospital de Emergencias desde 1921. sífilis y enfermedades cutáneas (PLESC) cuya dirección fue encomendada al Prof. La Liga realizaba campañas de divulgación a través de la prensa escrita y radial. ALFREDO ABREU DANIEL colaboraron destacados dermatólogos de Brasil. En 1928. El 3 de agosto de 1936 tiene lugar un hecho de gran relevancia para la ciencia y en especial para la Dermatología cubana: se realiza en el Hospital Mercedes el descubrimiento 156 . celebrada en Santa Clara en 194414. Matías Duque. México. Seguidamente se instaló una consulta para la atención de enfermedades venéreas en la Casa de Socorros del Cerro dirigida por el Dr. institución de carácter privado. Su primer director fue el Dr. El 26 de junio de 1928 se funda la Sociedad Cubana de Dermatología y Sifilografía. En 1934 se construye la planta alta del pabellón. con recursos muy limitados. En junio de 1929 se presentó el primer número del Boletín de la Sociedad Cubana de Dermatología y Sifilografía. existían solamente los servicios de Dermatología de los Hospitales Mercedes y Calixto García. la publicación desapareció en el tercer trimestre de 1930 debido a la grave situación política que estremecía al país. con el objetivo de propiciar intercambios científicos mediante la presentación de casos para la discusión y la exposición de trabajos que permitieran desarrollar los vínculos entre los dermatólogos nacionales y extranjeros9. José A. a lo que se agregaba una publicación que se denominó Boletín de la Liga Antileprosa de Cuba. no dependía de la administración estatal. Perú y El Salvador. El Patronato gestionó la adquisición de terrenos en Santiago de Cuba para la edificación de un hospital para los enfermos de lepra e inauguró dispensarios en todas las provincias del país. La primera comisión directiva estuvo presidida por los Profs. Este Servicio. cuyos resultados se dieron a conocer en la 1ª Conferencia Nacional de Leprología. Ovidio de la Osa y J. institución que reúne a destacados dermatólogos de Ciudad de La Habana y que alcanza gran relevancia en la atención a pacientes con enfermedades venéreas. R. Benjamín Primelles. pues sólo existían en la Ciudad de La Habana y en capitales de provincias. fueron el origen del Instituto Municipal de Profilaxis Venérea Joaquín Albarrán6. Clark. sustituido poco después por el Dr. Sáenz en memoria de su esposa e hijos desaparecidos trágicamente en el desastre marítimo del Morro Castle12. En 1936 se funda la Liga Antileprosa de Cuba. que fue desapareciendo paulatinamente por problemas económicos. Sáenz y Pardo. se inició en Cuba la primera Campaña Nacional contra la Lepra y la Sífilis. los servicios estatales eran escasos e insuficientes. Hasta ese momento no existía un organismo oficial para la atención y control de estas enfermedades.JOSÉ G . Morales Coello. Por el Decreto Presidencial del 5 de diciembre de 1938 se creó el Patronato para la profilaxis de la lepra. así como los servicios de Piel y Sífilis de los dispensarios Tamayo y de la Cruz Roja. Dirigido por una Junta de Patronos. Pardo13. subvencionada en parte por el Gobierno de la provincia de La Habana. Otros hechos relevantes de este período El 26 de febrero de 1917 fue inaugurado el Hospital San Lázaro en la localidad del Rincón o Santiago de las Vegas. así como 21 autores cubanos. después de un largo peregrinar de los enfermos por distintas instalaciones inhóspitas e inhumanas. para reaparecer en 1946 bajo la dirección de los Drs. se construyó el pabellón destinado al Servicio de Dermatología —dotado con todas las secciones propias de un servicio docente asistencial— y se le dio el nombre de Raimundo Menocal. como parte del crecimiento del Hospital Mercedes. subvencionado por el Prof.

Braulio Sáenz Ricard de Cuba. Latapí. W. destacado dermatólogo de esa localidad. su primer director es el Dr. José Alfonso Armenteros y Juan Grau Triana15. En 1946. La trascendencia de este descubrimiento fue reconocida desde la primera comunicación por las instituciones dermatológicas de más alto nivel de América y Europa. el Dr. designando a los Drs. El primer congreso se celebró en Río de Janeiro en el año 195020. En 1941 es identificado por primera vez en Cuba el hongo causal de la Cromomicosis por parte de investigadores de los Servicios de Dermatología de los hospitales Calixto García y Mercedes16. Alberto Oteiza e Ismael Ferrer como Presidente y Secretario respectivamente18. Los días 1 y 2 de abril se celebra en Santa Clara la 1ª Conferencia Cubana de Leprología. Humberto Cerruti de Brasil. En este evento se adoptó la Clasificación Panamericana como Clasificación Internacional y se aprobó la inclusión del grupo “Incaracterístico” (denominado “Indeterminado”) propuesto por el Prof. organizado por la Sociedad Cubana de Dermatología en colaboración con la Asociación Internacional de la Lepra. aseveración aceptada por la mayoría de los autores18. En 1947 los Profs.Reseña histórica de la Dermatología en Cuba del Treponema productor de la pinta. Ernest Muir. Esta clasificación se aplicó primero en América y posteriormente a nivel internacional19. 157 . el primer número aparece un año más tarde. del 3 al 11 de abril. Guillermo González Pérez y Ovidio de la Osa. el V Congreso Internacional de la Lepra. Victoriano Bermúdez aplica por primera vez en Cuba. Leprología y Dermatología—. Pardo Castelló. siendo director del Hospital San Lázaro del Rincón el Dr. cuyo propósito principal fue fomentar el intercambio científico entre los dermatólogos de ambos continentes. el tratamiento con BAL. Francisco Tiant y Raúl Piñeiro sostuvieron en distintas publicaciones que las lesiones de los troncos nerviosos periféricos en la lepra eran una constante en cualquier forma clínica de la enfermedad. se aplica en ese centro el tratamiento para la lepra con sulfona (aparecida en el año 1941) en sustitución del aceite de Chaulmoogra. La celebración de este importante Congreso fue recordada con la emisión de un sello conmemorativo por parte del Gobierno de la República de Cuba. Miguel A. puesto en circulación el día 9 de abril de 1948. También en 1943. Vicepresidente del Congreso13. el 11 de abril. Fue designado secretario el Dr. el Gobierno de Cuba había creado la Comisión Nacional Organizadora del V Congreso. José Gay Prieto de España y Marcial Quiroga de Argentina. Pastor Fariñas y teniendo como secretarios a los Drs. en el término municipal de Alto Songo. Enrique Ríos León. En 1943 se funda la Revista del PLESC —Revista de Sifilografía. Así nació el Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología (CILAD). reunidos bajo la presidencia del Dr. En el acto de constitución se aprobaron los estatutos y se eligió la primera comisión. obtenido en la linfa de las lesiones cutáneas según una técnica personal de los Drs. en el Servicio de Dermatología del Hospital Calixto García. destinado a la atención de los enfermos de lepra. Fernando Trespalacios. González Prendes. El 24 de febrero de 1944 se inaugura el Hospital Nacional San Luis de Jagua. los dermatólogos ibero-latinoamericanos presentes decidieron fundar una organización con el fin de reunir a los especialistas de todos los países de habla española y portuguesa. integrada por el Dr. inaugura un dispensario del PLESC. Al terminar las actividades del Congreso. durante la cual el Dr. En 1948 tuvo lugar en La Habana. provincia de Oriente. Anteriormente. por Decreto Presidencial No. La Asociación Internacional de la Lepra estuvo representada por su Presidente H. 4500 del 18 de diciembre de 1947. En 1942 se realiza un censo de lepra donde se registra la cifra de 1900 enfermos. antídoto específico de la intoxicación por metales pesados como el arsénico y el mercurio que se aplicaban para el tratamiento de la sífilis17. Wade y por el Dr. José Aguiar Pupo de Brasil en el cargo de presidente y con tres vicepresidentes: los Drs.

Horacio Abascal. El reconocimiento de la salud como un derecho del ser humano y una obligación del Estado ha dado lugar a la eliminación de todos los vicios y factores negativos que se oponían a este derecho inalienable. así como elevadas tasas de mortalidad infantil. En 1956 el Gobierno de la República de Cuba emite un sello conmemorativo del centenario del nacimiento del pionero de la Dermatología Latinoamericana Prof. y crean la Sociedad Cubana da Cosmetología (figura 6). estableciendo una pauta definitiva en la cuestión filológica planteada21. el Dr. En mayo de 1954 se reúne en La Habana un grupo de dermatólogos dedicados al vasto campo de la Cosmetología. publica un interesante trabajo sobre la pelagra y la frambesia. En los primeros años de este período se produce un éxodo notable de médicos al exterior. que reúne a los dermatólogos dedicados principalmente a la atención de los enfermos de lepra. En junio de 1959 fue designado Ministro de Salud Pública el Dr. destacado dermatólogo de la provincia de Villa Clara24 (figura 8). En junio de 1958 los Drs. acontecimiento histórico que dará lugar a profundas transformaciones políticas. Guillermo Fernández HernándezBaquero (1920-1987) El 4 de mayo de 1951 en el Salón de Actos del Servicio del Hospital Mercedes se crea la Sociedad Cubana de Leprología. por lo cual queda en el país un número limitado de dermatólogos. ■ Período dede la Revolución Socialista (desde 1959) Período la Revolución Socialista El 1º de enero de 1959 tiene lugar el triunfo de la Revolución. donde predominaban la corrupción administrativa y el abandono social. Menocal. La etapa anterior se había caracterizado por la ausencia de una política sanitaria. Guillermo Fernández Hernández-Baquero (figura 7) y Fernando Trespalacios publicaron una nota preliminar sobre el primer caso de Piedra que se observa en Cuba producido por Trichosporum beigoli22. bajo la presidencia del Dr. director del Servicio de Profilaxis Venérea. ante la imperiosa necesidad de dar respuesta Figura 8. El país se encontraba en una situación precaria. con escasos servicios de salud y altos índices de morbimortalidad por enfermedades prevenibles. con altos índices de miseria. entre otros. Serafín Ruiz de Zárate. En diciembre. Raimundo G. escaso desarrollo de instituciones de salud pública estatales. Los días 26 y 27 de marzo de 1955 se celebra en La Habana la II Conferencia Nacional de Leprología. aprobada en el V Congreso Internacional. Serafín Ruiz de Zárate (19231991) 158 . auspiciada por la Sociedad Cubana de Leprología. económicas y sociales en nuestro país. Las primeras medidas revolucionarias se encaminaron a llevar la atención médica de forma gratuita y accesible a todo el país y a desarrollar actividades curativas con marcado acento preventivo para disminuir y erradicar enfermedades mediante el desarrollo de un sistema nacional de salud. En 1955. Carlos Castanedo. que asumen con honor la asistencia médica a nuestro pueblo y contribuyen a la formación de las nuevas generaciones de médicos y especialistas. ausencia de atención médica a la población rural e inexistencia de un programa de formación de especialistas. analfabetismo. desempleo y parasitismo. José Alfonso Armenteros y Oscar Romero dan a conocer una nueva forma clínica de la Cromomicosis a la que denominan Seudoqueloidea23. DÍAZ ALMEIDA . Se expone detalladamente en este foro el alcance de la Clasificación Sudamericana de la Lepra.JOSÉ G . Carlos Castanedo Pardo (1913-1998) Figura 7. ALFREDO ABREU DANIEL Figura 6. Pastor Fariñas. los Drs. con la importante participación de las masas populares organizadas. bajo la presidencia del Prof.

Bartolomé Sagaró y Carlos Castanedo. lo cual resulta de la mayor importancia para las poblaciones situadas en las zonas más apartadas del país. Raúl Piñeiro y Guillermo Fernández Hernández-Baquero y profesores auxiliares a los Drs. Al finalizar la primera década la especialidad está más fortalecida. Bartolomé Sagaró (figura 9). En 1966 se inaugura la actividad docente en Santiago de Cuba y es designado Profesor el Dr. que venía desempeñándose como dermatólogo. con un número mayor de especialistas graduados. Miguel A. más adelante promovidos a titulares. En la provincia de Camagüey es nombrado profesor el Dr. en 1969 son promovidos a profesores auxiliares y en 1977 a titulares. José Díaz Almeida. José Díaz de la Rocha. A lo largo de este proceso. Carlos Castanedo. Entre los años 1961 y 1962 el Consejo Universitario nombra profesores titulares a los Drs. Al inaugurarse en 1969 la docencia en la provincia de Matanzas es designada profesora la Dra. Alfredo Abreu. Figura 9. El Dr. Enrique Llanos. Alfredo Abreu. que se ha ido actualizando de acuerdo con los nuevos conocimientos científicos y el desarrollo del Sistema Nacional de Salud del país. Luis Ruqué. acreditado dermatólogo camagüeyano. a partir de 1972 lo reemplaza el Dr. Micología.Reseña histórica de la Dermatología en Cuba al desarrollo de los programas sociales y de salud que la dirección del país se propuso desde los primeros tiempos. En la Provincia de Pinar del Río es designado para asumir la actividad docente el Dr. instructores. Dermatología para estudiantes y el médico práctico. del Prof. integrados por profesionales de alto nivel científico y reconocido prestigio para asesorar en las diferentes especialidades médicas. Bartolomé Sagaró es designado Jefe del Grupo Nacional de Dermatología. mejor organización de los Servicios y una cobertura asistencial que abarca todas las provincias del país. Serafín Ruiz de Zárate. González Prendes. Alfonso Armenteros y el primer libro de texto oficial para los alumnos redactado por el Colectivo de la Cátedra de Dermatología. Andrés Valdés Alvariño. se extiende a todo el país. sobre todo en las regiones montañosas donde nunca había llegado un médico. del Dr. Darío Argüelles. Histomorfología de la piel. de esta manera se van normalizando todas las actividades. Fernando Fernández y Pedro Regalado Ortiz. Por Ley 723 del 22 de enero de 1960. del Prof. destacado dermatólogo de esa provincia. En 1966 se nombran los primeros Instructores de la Cátedra de Dermatología del período: Drs. la docencia de la Medicina. dotada de relevantes cualidades docentes y asistenciales. Historia de la lepra en Cuba. En 1960 desaparece el PLESC. En la estructura administrativa del Ministerio de Salud Pública se constituyen los grupos nacionales y provinciales. en el cargo hasta la actualidad. del Dr. Hernández Baquero. se crea el Servicio Médico Rural. Al ser depurados los profesores de la Cátedra de Dermatología por la Reforma Universitaria. En la primera mitad de la década del 60 se crean los internados obligatorios para todos los alumnos y la residencia de Dermatología. entre las que destacan: Propedéutica Dermatológica del Prof. Miguel Ángel D´Alessandro. dando lugar a la creación de la Sección de Lepra (más tarde Departamento de Dermatología) bajo la dirección de Atención Hospitalaria del Ministerio de Salud Pública. Bartolomé Sagaró Delgado (1919-2001) 159 . asociados o residentes. en el segundo semestre de 1960 ingresan por concurso nuevos docentes que ya venían trabajando como adscriptos. Zobeida Lovio. En la provincia de Santa Clara es nombrado profesor el Dr. prestigioso especialista de la región central del país. En esta etapa se publican más de 20 libros y monografías. Se establece el primer Programa de Control de la Lepra dirigido por el Prof. el internado se cursaba en el sexto año de la carrera y la residencia en un posgrado de dos años de duración. y con ella la de la Dermatología.

Alfredo Abreu es designado Consultor de Lepra de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pereira. esto aporta modificaciones positivas en 160 . Posteriormente es designado miembro del Panel de Expertos de Lepra de la OMS. el Dr. el Prof. Alfredo Abreu es electo Presidente de la Sociedad Cubana de Dermatología. En 1973. José M. durante la cual se constituye la Filial de la Sociedad Cubana de Dermatología en esa provincia y se clausura el II Seminario Provincial de Entrevistadoras-Encuestadoras. José Díaz Almeida (figura 11) realiza el primer estudio hecho en nuestro país por microscopia electrónica de la Lepra en macrófagos peritoneales de la rata. A finales de 1976 se efectúa el II Seminario Nacional de Epidemiología y Control de las Enfermedades Venéreas. En 1979.JOSÉ G . participan dermatólogos y epidemiólogos de todo el país. siguiendo los criterios modernos sobre la epidemiología de la lepra en cuanto a rehabilitación de pacientes y proscripción del internamiento obligatorio. Dermatólogos asistentes a actividades científicas En octubre de 1970 el Dr. José de J. Abreu es reelecto Presidente de la Sociedad. Carlos Miyares Cao y Manuel Táboas dieron a conocer sus investigaciones sobre el estudio experimental y clínico del efecto pigmentante epidérmico del extracto placentario humano. donde expone sus propias experiencias. José Arvelo. conocido con el nombre de Melagenina para el tratamiento del vitiligo (figura 12). Arvelo. Alfredo Abreu Daniel Figura 11. realiza una visita de asesoría sobre “Prevención y rehabilitación de la incapacidad física en enfermos de lepra” durante la cual se imparte el I Curso Internacional de Prevención y Rehabilitación de Incapacidades de Lepra (figura 10). En 1977 se pone en vigor el nuevo Programa de Control de la Lepra donde se incluye la rifampicina como droga principal para el tratamiento de la enfermedad. En 1982 se inaugura el Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras en la Ciudad de La Habana con un Servicio de Dermatología dirigido por el Prof. de gran trascendencia para la Dermatología por la temática de los talleres efectuados. El 12 de mayo de 1980 se celebra la entrega de la medalla “Aniversario 250 de la Universidad de La Habana” a los profesores de Dermatología Guillermo Fernández Hernández-Baquero. DÍAZ ALMEIDA . José Díaz de la Rocha. De izquierda a derecha: Andrés Valdés Albariño. durante la celebración del I Congreso Nacional de Dermatología en la ciudad de Cienfuegos. consultor de la OPS. En junio el Dr. José Díaz Almeida y Fernando Fernández. bajo la coordinación del Dr. Dermatología y fenómenos asociados. Díaz Almeida Figura 12. José Díaz Almeida. con vistas a su desactivación. En el mismo año se realiza el estudio y reestructuración del Hospital Nacional “San Luis de Jagua”. Bartolomé Sagaró. Del 14 al 19 de junio de 1976 se efectúa en el Hospital Clínico Quirúrgico “Ambrosio Grillo” de Santiago de Cuba un curso de adiestramiento a los dermatólogos sobre rehabilitación y prevención de incapacidades de enfermos de lepra. En 1972 el Prof. asesorando a países asiáticos y africanos en sus programas de control de la enfermedad. que incorpora en todos los consultorios al médico y la enfermera de la familia. los Drs. Vicente Menéndez García. Bartolomé Sagaró. José G. En 1977 el Dr. El II Congreso Nacional de Dermatología se celebra en 1983 en la Provincia de Santiago de Cuba. Carlos Castanedo publica el libro Alergia. ALFREDO ABREU DANIEL Figura 10. En 1984 se crea un nuevo modelo de atención médica. En diciembre de 1975 se celebra en Matanzas la II Jornada Provincial de Dermatología.

Amado Saúl. En 1985 la Comisión de Grados Científicos del Ministerio de Educación Superior otorga el grado de doctor en Ciencias a los Profs. Su primera directora es la Prof. Pedro Regalado Ortiz. pone en vigor el programa de la asignatura de Dermatología para todo el país. En 1988 se pone en vigor un nuevo programa de control de la lepra en Cuba. y en este plano la preparación dermatológica de estos profesionales tiene una gran importancia por la incidencia y prevalencia de las enfermedades cutáneas en la población. ya había creado la Comisión Nacional con la responsabilidad de elaborar un programa para evitar la diseminación de la enfermedad en el país. Marta Cortés. al igual que otras especialidades. lo cual significa un duro golpe para nuestro país por las graves consecuencias que provoca en todos los sectores y ramas de la economía y especialmente en la salud y la educación. Marta Cortés obtiene la categoría de Doctora en Ciencias Médicas en el Instituto Dermatológico de Moscú. entre ellos. siendo la primera dermatóloga que defiende un grado científico en el extranjero. lo mismo que el desarrollo de los planes de formación de médicos y especialistas en todas las Facultades del país. alternando las sedes para la celebración de eventos. En los primeros años de este período de crisis económica la Dermatología se verá afectada. La Sociedad Cubana de Dermatología ya contaba con filiales en todas las provincias. las actividades científicas se organizaron de forma territorial y las provincias se agruparon en occidentales. formados en todas las provincias del país. En el mismo año aparece en Cuba el primer caso de SIDA. También en este año sale a la luz una nueva edición del libro de texto de la asignatura del Prof. Debe destacarse que ya en 1983 el Ministerio de Salud Pública. Durante el año 1990 se producen promociones de categorías docentes y se obtienen grados científicos por parte de nuestros dermatólogos. Lourdes Tamayo y Juan Manuel Garibay. En julio la Prof. Fernández Hernández-Baquero y Bartolomé Sagaró. A partir de 1990 se agudiza en el ámbito internacional la crisis del campo socialista hasta llegar a su desaparición. todo ello se ve potenciado por el recrudecimiento del bloqueo impuesto a Cuba por el gobierno de Estados Unidos desde hace más de cuatro décadas. principalmente en lo que se refiere a medicamentos y equipos. Posteriormente lo reciben los Profs. José Díaz Almeida. Al terminar la década de 1980 el país mostraba estabilidad socioeconómica. Baquero. a través del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana. El 24 de julio de 1984 se inaugura en la localidad de Santa María del Mar la Clínica de la Psoriasis. centrales y orientales. contenido y práctica de la atención médica. la atención médica a la población se mantuvo al nivel alcanzado en los últimos años. evento de gran importancia que permitió el intercambio científico entre cubanos y participantes de otras latitudes. En esta nueva etapa. se mantenía la cobertura dermatológica y se incrementaba el número de especialistas graduados en dermatología. fundada por el Prof. Julián Manzur y Rafael Grillo. Roberto Arenas. En septiembre de 1989 tiene lugar en el Palacio de las Convenciones de La Habana el VII Congreso Latinoamericano contra las enfermedades de transmisión sexual. En 1988 se celebra en la provincia de Camagüey el III Congreso Nacional de Dermatología al cual asisten como profesores invitados los Drs. En 1986 el Ministerio de Salud Pública.Reseña histórica de la Dermatología en Cuba la forma. alcanzan el grado de 161 . con lo cual se consolida el tratamiento estandarizado de la poliquimioterapia recomendada por la OMS para la prevalencia e incidencia. no obstante. conociendo la importancia de la pandemia. estableciendo como estrategia docente la actividad por estancias —una de ellas en Dermatología Pediátrica— con una duración de tres semanas. Los programas de lepra y de infecciones de transmisión sexual se desarrollaban exitosamente. Baquero y colaboradores.

la I Jornada Luso-Cubana de Dermatología y Clínica General donde queda evidenciado el desarrollo de la Dermatología de ambos países. Jefe del Servicio de Dermatología. En este año el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana otorga la categoría de Profesores Consultantes a los Profs. El 30 de noviembre se celebra en el Hospital Clínico Quirúrgico Miguel Enríquez de Ciudad de La Habana la I Jornada Luso-Cubano-Española del Grupo Dermatológico del Atlántico. con la coordinación de la Prof. Alfredo Abreu (figura 13). Jefa del Grupo Provincial de Dermatología de Ciudad de La Habana. Fernanda Pastrana. Del 19 de octubre al 7 de noviembre de 1991 se celebra en la ciudad de La Habana el Curso de Administración y Epidemiología del Control de ETS. Yolanda Columbié. Victoria Fundora y Pedro Balaguer. José Díaz Almeida. José Rodríguez Machado. ALFREDO ABREU DANIEL Figura 13. Secretaria la Dra. María Antonia Díaz. como Vicepresidente el Dr. DÍAZ ALMEIDA . En el segundo semestre de 1993 se inaugura la docencia de Dermatología para pregrado en el Hospital Clínico Quirúrgico Luis Díaz Soto de La Habana del Este para alumnos de la carrera de Medicina Militar. José Díaz Almeida. bajo la coordinación del Dr. El 31 de enero de 1994 la Dirección de Docencia del Ministerio de Salud Pública publica el nuevo Reglamento para la Residencia de Dermatología. y los Profs. Julián Manzur y Pedro Regalado Ortiz. Adis Abad. Ramón Daniel Simón y la Prof. Adis Abad. presentan numerosos trabajos relacionados con la aplicación del Fototer en Dermatología. Los días 8 y 9 de noviembre de 1996 se realiza en Santiago de Cuba la XIII Jornada Provincial y II Territorial de Dermatología auspiciada por la Sociedad Cubana de Dermatología-Filial Santiago de Cuba y el Grupo Provincial de la Especialidad. con la asistencia de dermatólogos y epidemiólogos de todas las localidades del territorio. Santiago Alfonso. Esperanza Furones. Alfredo Abreu Daniel doctor en Ciencias Médicas la Dra.JOSÉ G . Myra Guerra Castro. como resultado del desarrollo del Programa de Control de la Lepra basado en la aplicación de la poliquimioterapia. En las nuevas elecciones para integrar la Junta Directiva de la Sociedad Cubana de Dermatología es electo Presidente el Dr. participan como expositores profesores cubanos e italianos. el país exhibe valores inferiores a la cifra de 1 x 10 000 habitantes. promotora de este procedimiento. El 28 de noviembre tiene lugar en la Ciudad de Camagüey la Jornada Científica “Aniversario 37 del Hospital Clínico Quirúrgico Amalia Simoní” durante la cual el Prof. Los días 17 y 18 de diciembre se realiza la Jornada FOTOTER 98 auspiciada por la Universidad de La Habana. En 1993. dermatólogos del Hospital General Calixto García. en el Hospital Miguel Enríquez. Damisela López Osorio. José Díaz Almeida. se nombra jefe de Servicio al Prof. Los días 2 y 3 de septiembre de 1998 se celebra en la Ciudad de La Habana. durante el evento se realiza una interesante sesión sobre casos para diagnóstico. El 7 de julio de 1995 se celebra la I Jornada Interna de Dermatología del Hospital Calixto García y IX Provincial de Dermatología en conmemoración del centenario de esa institución. el Prof. Zobeida Lovio y Tesorera la Dra. se refiere a la aplicación de la criocirugía introducida en su servicio desde 1991. la coordinadora es la Dra. cuyo propósito es capacitar y actualizar a dermatólogos y epidemiólogos en los elementos básicos –administrativos y epidemiológicos– para la elaboración y perfeccionamiento de un programa de control de las ETS. Díaz Almeida y la Prof. 162 . auspiciadas por el Prof. Del 3 al 7 de febrero de 1997 se celebra en Ciudad de La Habana la I Conferencia Internacional de Dermatología Cubano-Italiana. con el gran mérito de utilizar instrumentales diseñados por su Colectivo y fabricados por la industria mecánica de la provincia. En 1996 se celebra en el mes de julio la Jornada Territorial de Dermatología de Santa Clara —Jornada de Cienfuegos—. Alfredo Abreu. Roberto Seife. en la cual la Lic.

1958.X(1):2331. Pardo Castelló V. • Se desarrollan los institutos superiores de Ciencias Médicas del país y se incrementa el número de facultades de Medicina hasta llegar a 22. 13. 14. Historia de la Parasitología y de la Medicina Tropical en Cuba. 3. • En cuanto al VIH/SIDA. 1949:623-633. González Prendes MA. • La Dermatología se encuentra presente en todos los policlínicos del país. Pardo Castelló V. Rev Cub Med. Ortiz González PR. Alfonso Armenteros J. Bol Soc Cub Derm y Sif. González Prendes MA. Historia de la lepra en Cuba. 28:22-28. 9. 10.688 lo que hace un promedio de 1 dermatólogo X 20. • La sífilis congénita está prácticamente erradicada. 1961.XI-XII(1-2):4-20. 1955. 1963. Como principales indicadores destacamos: • Se desarrolla la educación en todos los niveles. Fariñas P. Skin Diseases in the New World. Univ. 2ª Conferencia Nacional de Leprología. Publicaciones Museo Ciencias Médicas Carlos J. La Habana: CENIT. Rev Sif Lep y Derm. 1996. Bol Soc Cub Derm y Sif. • Un colectivo de profesores de los institutos superiores de Ciencias Médicas de La Habana. 1933. • Se incrementan los cursos de posgrado en Dermatología en todas las Facultades.000 habitantes. La Dermatología del pasado. 1951.13(2):5-43. del presente y del futuro. En: Kourí P. Gordon A. 2005 ■ Referencias bibliográficas 1. Lecciones de Parasitología y Medicina Tropical. Delgado García G. incluyendo la Escuela LatinoAmericana de Ciencias Médicas (ELAM). La Habana: CENIT. González Prendes MA. 15. Braulio Sáenz. Boletín Epidemiológico del Hospital General Calixto García. Finlay. Recuento histórico en su centenario. del Hosp. 5. Arch Derm and Syph. VIII(1):1-11. Fariñas P. ■ Septiembre. 11.2 x 10. Profilaxis de la sífilis. La Habana: El Siglo XX. Finlay ante la lepra.229.567 habitantes. Argüelles Casals D. 7. • Se incrementa el número de especialistas graduados en Dermatología hasta alcanzar el número de 546 para una población de 11. Pardo Castelló V. 1894. 1971. Ferrer I. 4. • Se incrementa la ayuda internacional aportada por nuestros dermatólogos. Historia de la Dermatología. • Continúa la capacitación y especialización de los docentes y se eleva el número de profesores con grado científico.XII(3):121-125. que se viene produciendo en forma sostenida a partir de la segunda mitad de la década de los 90. Hospital Clínico Quirúrgico Docente General Calixto García. Origen e introducción de la lepra en la isla de Cuba. XVIII(1-2):5-18. 1948. Beato Núñez V. Bol Soc Cub Derm y Sif. Patronato para la Profilaxis de la Lepra. • La lepra deja de constituir un problema de salud pública al alcanzar una tasa de prevalencia de 0. La Habana: CARASA. Villa Clara y Santiago de Cuba concluye el más reciente libro de texto de la asignatura para alumnos y residentes en dermatología. 8. 5º Congreso Internacional de la Lepra. Bosquejo histórico del Hospital San Lázaro hasta mediados del siglo XVIII. Medicina indígena de Cuba y su valor histórico. 12. González Prendes MA. Breve historia de la Dermatología en Cuba. 1957. 2. La Habana: CENIT. Reseña 163 .10(3):259-278. • Se han celebrado importantes reuniones nacionales y provinciales de discusión y análisis de los programas de lepra y ETS. Ibarra Reig R.Reseña histórica de la Dermatología en Cuba Así arribamos al año 2000 con una sustancial mejoría en la situación socioeconómica del país. se perfecciona el programa de prevención y promoción con una atención integral a todos los enfermos. La Habana: Anales de la Academia de Ciencias. 6. 1952. Enfermedades Cutáneas y Sífilis. 1940. Arch.

22. Piñeiro R. Breve Historial. ALFREDO ABREU DANIEL histórica de la pinta en Cuba y descubrimiento del germen productor. Rodríguez O. Colegio IberoLatinoamericano de Dermatología. Memoria del 5º Congreso Internacional de la lepra. Bol Soc Cub Derm y Sif. Piedra: primer caso observado en Cuba.XV(34):152-58. 1965. Gobierno revolucionario cubano: génesis y primeros pasos. La Habana: CENIT. Fernández Baquero G. Bol Soc Cub Derm y Sif. Tres Palacios F.XV(2):73. Derm Rev Mex. 1949. Una nueva forma clínica de la cromoblastomicosis.VI(6):643-651.1-35. Abascal H. Clasificación de la lepra. 16. 18. Alfonso Armenteros J. Cuaderno de Historia Sanitaria. 24. Micosis observadas en Cuba. 1955. 1958. Alfonso Armenteros J.2(3):239-246. . Estatutos. 1958. Micología médica. Bush Rodríguez LM. Romero Jordán O. Bol Soc Cub Derm y Sif.XVI(1):73-81. La Habana: Editorial Científica. 23. DÍAZ ALMEIDA . 20. 1949. Reseña histórica y sinonimia de la frambesia y de la pelagra. 19. Bermúdez AV. 17.VI(2):45-62. El BAL en el tratamiento de las intoxicaciones por preparados arsenicales y áuricos. La Habana: Ciencias Sociales. 1999. La Habana: Publicaciones del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social. 21. Med Cut ILA. 1972. Nota preliminar.JOSÉ G . Rev Cub Med. 1967. Pardo Castelló V. 1974.

La Dermatología como especialidad en Chile ■ La Dermatología como especialidad en Chile Primera mitad del siglo XX Tanto el desarrollo evolutivo de la Dermatología en Chile como su reconocimiento como especialidad han sido afectados por la influencia de la medicina europea.BOSQUEJO HISTÓRICO DE LA DERMATOLOGÍA CHILENA RUBÉN GUARDA TATÍN E ste trabajo representa un estudio preliminar de algunos de los principales aspectos de la Dermatología en Chile. esta reseña dista mucho de ser exhaustiva y deberá ser revisada y completada en los años venideros. 2) la evolución de las políticas de entes públicos y privados respecto de aspectos preventivos. la práctica y el ejercicio médico y paramédico. por la creación tardía y numéricamente limitada de escuelas de medicina en Chile respecto de Europa. según los documentos que hemos logrado recoger y los testimonios orales de numerosas personas. 3) un estudio del Hospital San Luis de Santiago (hoy desaparecido). desarrollo e impacto en la Dermatovenereología chilena. la Dermatovenereología comenzó a insinuarse en Chile como una especialidad necesaria de la medicina debido tanto a la complejidad de las afecciones dermatológicas y venéreas como a la dificultad de los médicos generales 165 . incluyendo su impacto en el control de las afecciones dermatológicas y ETS. incluyendo dermatopatología. curativos y de rehabilitación en diversas dermatosis y enfermedades de transmisión sexual (ETS). por ejemplo. oncología cutánea y patologías regionales de impacto cutáneo (por ejemplo. y por el especial aislamiento geográfico del país en el orbe. Hemos dejado aquí de tratar varios temas de gran interés en virtud del apremio por escribir este bosquejo para el XXI Congreso Mundial. colonial y republicano (incluyendo el Chile indígena diacrónico) hasta mediados del siglo XX. Por tanto. las patologías dermatológicas prevalentes. Estados Unidos y varios países latinoamericanos. los cambios en el manejo terapéutico en cada época y los aportes individuales de figuras prominentes. I. 4) estudios de algunas otras disciplinas dentro de la Dermatología. incluyendo su origen. En las primeras décadas del siglo XX. hidroarsenicismo crónico). dermatosis ocupacionales. Entre ellos: 1) una investigación historiográfica de ciertas facetas de la Dermatología durante el Chile precolombino. y 5) el ejercicio médico privado de la Dermatología en consultorios y grandes clínicas del país.

166 . a los servicios de Dermatología existentes en Santiago. por razones humanitarias o económicas pero sin mayor preparación. nunca hubo en Chile. especialmente en las provincias. más de un par de docenas de dermatólogos con preparación suficiente. la inequidad en la distribución de los especialistas. a la sazón rectora general del conocimiento y la práctica médica en Sudamérica. De esta manera. la Pontificia Universidad Católica (PUC) y otras. para lo cual se fundieron en una sola estructura todos los hospitales y policlínicos de Chile con atención comunitaria. salvo honrosas excepciones como la de Hernán Hevia Parga. Cualquiera fuese el mecanismo para acceder a ella. meses o años. para adquirir. El acceso a la especialidad tuvo entonces. la gran mayoría no se incluía entre los mejores egresados de las escuelas de medicina. incluyendo la Dermatología. ejerciendo en forma simultánea. Dos centros de atención dermatológica lideraron no sólo la atención de pacientes dermatológicos y venéreos. Las causas de esta falencia fueron. Era común el comentario entre los médicos no-dermatólogos de que la Dermatología era una especialidad fácil. La falencia mencionada. y la Clínica de Piel y Sífilis en el Hospital General San Vicente de Paul. creada a comienzos del siglo XX en una fecha no determinada. una formación variada que permitiera atribuirse el rol de dermatólogo. el mejor alumno de la promoción 1938 de la PUC. quienes preferían trabajar en Santiago. por cierto. sino también la docencia y la legitimación de la especialidad. seguida por la Universidad de Concepción. fue siempre una elección secundaria en Chile. Después de 1952 En 1952 la creación del Servicio Nacional de Salud (SNS) mediante la Ley 10.RUBÉN GUARDA TATÍN e internistas para manejar estas patologías. tanto para acciones preventivas (materno-infantil. muy aguda sobre todo en las provincias. Ellos fueron: el Hospital San Luis. cualquiera fuese su jerarquía. el reducido número de médicos egresados determinaba una elección de especialidad basada sólo en la decisión personal de cada médico relacionada por lo general con una oferta puntual de trabajo en un centro hospitalario. con o sin salario. por falta de competencia por los puestos de trabajo. otras) como curativas. fundado a finales del siglo XIX para la atención de enfermedades dermatológicas y venéreas. el escaso atractivo de la Dermatología creó siempre una falencia importante de especialistas en todo Chile. por un lado. poco seria y poco científica.076 significó establecer una política de cobertura obligatoria de atención de salud para todos los habitantes del país. Como resultado. A pesar de ello. Consistía en afiliarse. la Universidad de Chile (UCH) introdujo la enseñanza de la Dermatología para sus alumnos de medicina. Ello fue reforzado por el reconocimiento de la Dermatología como especialidad por parte de la medicina francesa. esta imagen desacreditada se avivaba con la opinión extendida de que llegaban a ser dermatólogos quienes fracasaban en otras opciones. Alrededor de 1914. se puso de manifiesto en las acciones del SNS una importante falencia cuantitativa y/o cualitativa de médicos de varias especialidades. un trámite relativamente fácil. hizo que algunos médicos generales o urólogos. No cabe duda de que la crudeza visual de las enfermedades dermatológicas. mediante la práctica por semanas. ETS. muchos llegaron a ella accidentalmente y. Además. De los que finalmente la ejercieron. la reticencia social ante las afecciones venéreas y la carencia de recursos terapéuticos contribuyeron al poco atractivo de la Dermatología para los médicos jóvenes. y por otro. atendieran a los pacientes con dermatosis y/o ETS rechazados por otros colegas. Valparaíso o Concepción. tuberculosis. la ausencia de una política de estímulos a los médicos jóvenes para obtener una diversificación de especialistas y un número mínimo suficiente para las necesidades del país. casi todos en Santiago y unos pocos en Valparaíso y Concepción. constituyéndose así en los dermatólogos de sus regiones.

con excelente remuneración durante tres a cinco años. Cambios en la preferencia por la Dermatología y reducción de la falencia de especialistas En los últimos 15 años del siglo XX y en los primeros de este siglo el interés de los médicos jóvenes por la Dermatología ha crecido notablemente. por otro.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena Esto cambió radicalmente para todas las especialidades —menos para la Dermatología— cuando en 1958 se inició el sistema de médicos generales de zona: éstos son médicos recién egresados enviados a provincias (principalmente en áreas carentes de médicos) como parte de los programas nacionales de salud pública del país. la difícil obtención de suficiente y regular atención médica y la falta de medicinas efectivas para sus patologías debido al limitado progreso de la ciencia médica dermatológica hasta entonces. subsiste el serio problema de una persistente inequidad en la distribución de los dermatólogos. fisiología) en el conocimiento de la piel y sus patologías. El drama de los pacientes era triple: el rechazo de sus cuerpos dañados por sus grupos comunitarios. Al término de este período ellos pueden acceder. b) una franca reducción de la falencia de dermatólogos en el país y c) una mejoría franca en la asistencia dermatológica de los pacientes en las grandes ciudades. a formarse en la especialidad y centro hospitalario de su elección. sino también la pobreza de medios del Ministerio de Salud y los servicios de salud regionales para estimular económicamente a los egresados para hacer la especialidad o para facilitarles recursos materiales y humanos para la atención de pacientes y acciones preventivas. La falencia de dermatólogos en Chile llegó a ser notoria: en 1970 había alrededor de 30 dermatólogos calificados y otra veintena no calificada. 2) el ascenso espectacular del estatus científico de la Dermatología en el concierto de las especialidades médicas. Sin embargo. un tímido asomar de jóvenes 167 . Esto conducía a la cronicidad y agravamiento de sus lesiones. La Dermatología chilena como una especialidad joven y con predominio femenino Hacia 1970 se produjo en Chile una enorme brecha generacional: por un lado. Este cambio tuvo varias causas: 1) la creación de un programa nacional de formación de posgrado rigurosamente ordenado en materias teóricas y prácticas y con el apoyo docente de los principales dermatólogos del país. corticosteroides). Varias causas contribuyen a esta inequidad: no sólo la natural preferencia por la calidad de vida en los centros urbanos (especialmente Santiago) y la calidad de progreso médico en los grandes hospitales. como premio. inmunología. Sólo después de 1980 llegaría el despertar de un interés consistente por la especialidad en los médicos jóvenes. 4) la reducida demanda de atenciones de urgencia y con ello una atención en horarios acomodables. quedan así grandes sectores de nuestro extenso país con escasa presencia de especialistas. Sin embargo. 3) el significativo progreso en tratamientos efectivos (antibióticos. y 6) en los últimos cinco años. debido a la notable penetración de las ciencias básicas (genética. estos médicos mostraron casi nulo interés en elegir la Dermatología por su escaso atractivo. una reticencia de los médicos generales a su manejo terapéutico. Las consecuencias de este giro fueron: a) la Dermatología como una de las cinco especialidades preferidas por los médicos recién egresados de las escuelas de medicina con mejores puntajes. dermatólogos casi todos mayores de 50 años de edad. un atractivo especial para mujeres médicas. con mayor rechazo aún de su grupo familiar o comunitario y. con sueldo. lo que resultaba más grave. En este período. 5) un ingreso económico estable por vía de la atención privada de pacientes. la demanda creciente ha sobrepasado los cupos de residentes en formación en los grandes centros dermatológicos. bioquímica. la considerable atracción de la cirugía dermatocosmética.

Por otra parte. una franca mayoría de los dermatólogos son mujeres. Sus socios fueron entonces naturalmente legitimados ante sus pares y ante los miembros de la Sociedad Médica de Santiago. y muy pocos ocupando la brecha entre ambos extremos. Sin embargo. rentada o no. en un sistema que en Chile se ha denominado “adiestramiento en práctica”.RUBÉN GUARDA TATÍN menores de 30. Cualquier médico puede atribuirse una especialidad. Regional de Concepción y otros. Su legitimación estuvo hasta entonces mediada por su antecedente de afiliación. El primer paso lo constituyó la fundación de la Sociedad Chilena de Dermatosifilología (SCDS). El segundo paso lo constituyó la iniciación del programa de formación de postítulo de especialista en Dermatología conferido por la UCH desde 1966. de la cual la SCDS fue filial al nacer. La acreditación formal como especialista en el pasado inmediato Varios pasos directos e indirectos han sido dados para la acreditación de un médico como especialista de Dermatología y Venereología en Chile. durante su primera fase histórica (1938-1980) (vide infra). Barros Luco. en algunos casos. como ya se señaló. seis de los últimos siete vicepresidentes y los últimos ocho secretarios generales de la Sociedad Chilena de Dermatología y Venereología (SCDV) fueron mujeres. los pacientes y la comunidad. Sin embargo. el tiempo de permanencia en centros dermatológicos para poder autocalificarse como dermatólogo llegó a ser sólo de uno a seis meses y. el ejercicio de la especialidad es muy compatible con sus responsabilidades familiares. San Vicente de Paul (luego José Joaquín Aguirre). en otros casos —poco frecuentes—. Hoy los derechos de los pacientes y ciertas razones jurídicas (demandas por mala práctica o errores por cualquier razón) justifican y reclaman una formación consistente y sólida en una especialidad. Desconocemos los requisitos para ser socio de la SCDS (luego SCDV). San Juan de Dios. sino además porque. sólo se realizaban visitas ocasionales a esos centros. ante el resto de las instituciones y la comunidad nacional. Como ya se mencionó. después llamada Sociedad Chilena de Dermatología y Venereología (SCDV) en 1938. la calificación de un médico como dermatólogo capaz e idóneo fue esencialmente sólo estimativa e informal. mejor aún si éstos estaban asociados a la docencia médica. al menos 168 . tal afiliación representó sólo una estimación por consenso (pero no normatizada) del carácter de especialista. La legitimación estimativa como especialista en el pasado mediato La carencia de normas jurídicas para definir las especialidades médicas y su ejercicio es común en los países sudamericanos y ciertamente también en Chile. en el presente. aun cuando cada día le resulte más difícil sostenerla ante sus pares. otros médicos se autolegitimaron como dermatólogos sólo por atender afecciones dermatológicas o ETS en provincias o barrios metropolitanos. Como en Dermatología no hubo una formación de posgrado en becas/residencia hasta 1966 ni tampoco otro sistema nacional de acreditación confiable hasta 1991. a un servicio o unidad de Dermatología de hospitales públicos o universitarios. Sin embargo. mientras que antes de 1960 no había profesionales mujeres en la especialidad. Muchas se han destacado en diversas áreas de la Dermatología y también en roles directivos: cuatro de los últimos seis presidentes. la inmensa mayoría es actualmente menor de 50 años y representa un capital potencial para el progreso de la Dermatología chilena. no sólo porque suelen aventajar a los varones en las calificaciones de pregrado para así acceder a los cupos de beca/residencia (varias han sido las mejores alumnas de sus respectivas escuelas de medicina). Dado el explosivo aumento reciente del número de jóvenes dermatólogos y el retiro o deceso de los antiguos. Fueron de facto aceptados como dermatólogos calificados todos aquellos que habían trabajado por varios años en unidades de Dermatología de grandes centros hospitalarios como los hospitales San Luis.

Tres dermatólogos han integrado esta comisión desde su inicio hasta ahora: Rubén Guarda como presidente. Julia Oroz y Félix Fich. se constituyó una comisión específica de cinco miembros conformada por Rubén Guarda como presidente. Hasta septiembre de 2004 esta comisión había acreditado a 179 médicos como especialistas en Dermatología y Venereología. Los otros dos miembros han rotado y han sido. hasta que en 2002 se agregó un examen teórico para pre-calificar para el examen práctico. las universidades y las asociaciones médicas gremiales y científicas. Con ello. 2) la incorporación de la palabra “Venereología” a la especialidad (dado que médicos de otras especialidades trataban pacientes con ETS). El cuarto paso se dio en 1988 cuando la SCDV aceptó una invitación de la Corporación Nacional de Acreditación de Especialidades Médicas (CONACEM) –una corporación autónoma de derecho privado formada por el Colegio Médico de Chile. Esta comisión está conformada por cinco miembros: uno (el presidente) designado por el directorio de CONACEM. designado por el directorio de CONACEM. sumándose a otras sociedades médicas que ya habían iniciado tal acreditación. El tercer paso fue dado por una intensa tarea de la SCDV que. en cambio. lo cual finalizó en noviembre de 1987 con un listado oficial de 130 socios titulares. El proceso de certificación de especialistas en Dermatología y Venereología por CONACEM se inició en 1991 y sigue vigente hasta ahora. en ausencia de registros de socios afiliados a la SCDV desde su fundación. Juan Honeyman y Daniel Villalobos. su número es significativo. en los últimos años. los socios se reconocieron formalmente como pares. 3) la calificación como “especialidad primaria” de la Dermatología y Venereología. Para tal efecto. y por ASOFAMECH. dos por la SCDV y dos por ASOFAMECH. designados por ASOFAMECH y Manuel Melis y Julia Oroz. En resumen. En 1990. y d) los médicos formados en la especialidad en facultades de medicina extranjeras con programas similares a los de las facultades de medicina chilenas. Los problemas principales del trabajo de esta comisión fueron: 1) adecuación a la realidad nacional de una limitada formación regular de especialistas. por la SCDV. designados por la SCDV. las diferentes sociedades de especialidades médicas chilenas y la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (ASOFAMECH)– para iniciar un proceso formal de acreditación de médicos en Dermatología y Venereología basado en las pautas generales fijadas por CONACEM. Daniel Villalobos. Mirtha Cifuentes y María Luisa Pérez-Cotapos. comenzó en 1986 una rigurosa revisión de antecedentes.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena hasta 1990. Sólo el Ministerio de Salud ha sido 169 . sólo una minoría de los dermatólogos que ejercían en Chile egresaron de este programa. c) los médicos que hubieran tenido un adiestramiento en práctica por 5 años en centros dermatológicos chilenos que cumplieran ciertos requisitos estipulados. y al mismo tiempo impidieran la acreditación inmerecida de médicos con preparación insuficiente. la acreditación por CONACEM es la única instancia legitimada ante las instituciones de salud privadas. después de varias propuestas y modificaciones. b) los titulados de programas oficiales de postítulo de Dermatología y Venereología de las facultades acreditadas. Se efectúa a través de un organismo técnico llamado Comisión de Dermatología y Venereología que analiza las postulaciones voluntarias de los médicos que desean acreditarse enviadas por el directorio de CONACEM. 4) la formulación de requisitos que permitieran la acreditación de médicos con un largo ejercicio digno e idóneo de la especialidad (sobre todo en provincias) pero sin educación formal en la misma. conforme a los estatutos de 1985. Los médicos que calificaban para los dos últimos grupos eran sometidos sólo a un examen práctico de cinco días. se determinó que calificarían para la acreditación: a) los profesores ordinarios acreditados de Dermatología de la Facultad de Medicina reconocida. Como no existe ley de especialidades en Chile. para una validación de médicos como dermatólogos y por ende socios de la SCDV. Manuel Melis por la SCDV y Juan Honeyman por ASOFAMECH. la comisión y el directorio de CONACEM acordaron el documento final de requisitos para tal acreditación en “Dermatología y Venereología”.

De esta forma. médico epidemiólogo. Las clases se dieron al inicio exclusivamente en el Hospital San Luis hasta la creación de otra cátedra en el Hospital San Vicente de Paul. no disponemos de datos fidedignos respecto del lugar de trabajo y el período de ejercicio del Dr. ■ LaII. 170 . debido básicamente a una política contingente. mientras que los profesores extraordinarios podían estar en cualquiera de los dos hospitales. Escapa a los objetivos de este compendio extenderse en la vida y el aporte de los profesores más relevantes de Chile (con algunas excepciones) como también en la mención de todos los dermatólogos que trabajaron en los servicios y cátedras vinculados a la enseñanza de pregrado y posgrado. Los inicios de la incorporación de la Dermatología al currículo de estudios para los alumnos de medicina de la UCH y sus primeros profesores son aún difusos. fue quien fundó –aparentemente– la primera cátedra formal. lo que se estima insuficiente por el impacto y la prevalencia de las dermatosis en la práctica diaria de médicos generales y pediatras. sin embargo. El primer nombre de la disciplina fue “Piel y Sifilografía” y el primer profesor fue Mamerto Cádiz. presupuestos y planta docente. Por otra parte. Estos cargos aparentemente se ganaban por concurso de antecedentes y clases magistrales. la legitimación de especialistas no está aún completada en Chile y no representará un instrumento verdaderamente eficaz hasta que todas las instituciones nacionales concuerden en un proceso único. formado en París. pero se desconocen su cargo. su lugar de trabajo y sus referencias personales. Hasta hoy se asignan a los alumnos sólo dos semanas a tiempo completo para actividades prácticas y curso teórico. ampliamente dominante en los países de América del Sur en la primera mitad del siglo XX. retener la posibilidad de nombramientos médicos por razones no estrictamente técnicas. La enseñanza de pregrado en Santiago La UCH fue la pionera y única responsable de esta enseñanza hasta 1983. La enseñanza dela Dermatología en Chileen Chile enseñanza de la Dermatología Introducción La actividad docente con relación a la Dermatología se limitó hasta 1966 sólo a la enseñanza de la disciplina a los alumnos de pregrado de las escuelas de medicina existentes y a la enseñanza de algunos tópicos seleccionados relacionados con la higiene social a alumnos de otras escuelas. desconocemos la importancia relativa de estas cátedras en términos de absorción de alumnos. esto es.RUBÉN GUARDA TATÍN renuente a legitimar estas acreditaciones y a exigirlas para cubrir los cargos de especialistas en hospitales públicos. Puyó. Si bien sabemos que en la mayor parte de la primera mitad del siglo XX funcionaron dos cátedras de pregrado (hospitales San Luis y San Vicente de Paul) con sus respectivos profesores o encargados de cátedra. y quien imprimió a la enseñanza el sello de la Dermatología francesa. ambos prohombres de la Dermatología chilena y con rivalidad reconocida. En una fecha no precisada se estableció que el profesor titular debía estar en el San Vicente de Paul. en 1938 coexistían un profesor titular (Luis Prunés Risetti) y un profesor extraordinario (Roberto Jaramillo Bruce). desconocemos cuándo se crearon los grados de profesor titular y profesor extraordinario de Dermatología. Luis Puyó Medina. No existen datos fidedignos (fechas y circunstancias) acerca del inicio de la enseñanza de la Dermatología como disciplina aislada en los estudios de pregrado. La Dermatología ha sido en Chile tradicionalmente considerada una disciplina subordinada y menos relevante en el currículo general de estudios.

Esta clínica tenía dos salas de 30 camas cada una (hombres y mujeres) y un consultorio externo. Fue un infatigable lector de revistas de la Dermatología mundial. cargo que desempeñó entre 1961 y 1969. transmisor del interés bibliográfico como el mejor método 171 . El doctor Prunés es recordado como una figura ilustre de la Dermatología chilena. el primer texto de Dermatología chileno. Brocq. fueron nombrados dos nuevos profesores titulares de Dermatología. La lista de los más destacados dermatólogos docentes en los Hospitales San Vicente de Paul y Aguirre hasta 1970 incluye. a Roger Lamas. En 1952. Mauricio Weinstein. introdujo en Chile los métodos diagnósticos de la sífilis (ultramicroscopía y serología) y el uso de arsenicales para su tratamiento y preconizó la importancia diagnóstica de la biopsia cutánea. de la cual fue su primer presidente. Eugenio Robles. Se presenta a continuación a los principales protagonistas de estas cátedras. la Clínica Universitaria de Piel y Sífilis se trasladó al recién fundado Hospital José Joaquín Aguirre de la UCH. en la década de 1920. además de los mencionados. Es considerado unánimemente la gran figura de la docencia dermatológica chilena de la segunda mitad del siglo XX. Prats editó en 1960. En la cátedra del Hospital Aguirre (Área Norte). El Dr. Oscar Klein. Hernán Hevia Parga sucedió al Dr. con una destacada labor en la higiene social y el control de las ETS. central. ambos provenientes del Hospital San Luis: Florencio Prats González en el Hospital Aguirre y Mauricio Weinstein Rudoy en una nueva cátedra creada en el Hospital San Juan de Dios. Aunque no fue muy prolífico en artículos científicos clínicos o de investigación (escribió preferentemente sobre sífilis). Fue un humanista/moralista de alto vuelo y un admirado educador. que aún se conserva. junto a Roberto Jaramillo. la fundación de la Sociedad Chilena de Dermatosifilología. en el área norte de Santiago. cambiando su nombre por el de Servicio de Dermatología. en el Hospital San Luis de Santiago donde llegó a ser jefe de la sección B y profesor extraordinario de Dermatología hasta que en 1938 fue llamado a asumir la jefatura y el cargo de profesor titular de la entonces llamada “Clínica Universitaria de Piel y Sífilis” del Hospital San Vicente de Paul. y de Luis Prunés Risetti entre 1938 y 1954. hubo casi siempre nueve médicos de planta hasta 1970. Hevia (1914-1997) trabajó desde sus inicios como dermatólogo en el Hospital San Vicente de Paul. Federico Pescetto. Falleció en 1970. Civatte y Sabouraud. sur y occidente. oriente. llegó a ser presidente de la Sociedad Médica de Santiago y Ministro de Salubridad de la República. Prunés en 1954. El Dr. cada sede adquirió independencia de cátedra para Dermatología. al cerrarse el Hospital San Vicente de Paul. en 1951. fue el prototipo del insigne profesor médico distinguiéndose por su gran dedicación a los pacientes de hospital público y alumnos hasta el final de su carrera. En la década de 1960-1970 la enseñanza de la medicina en la UCH se dividió en cinco sedes en diferentes áreas de Santiago: norte. meses antes de fallecer. Al jubilarse el Dr. previamente. Prats como profesor titular.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena La enseñanza de pregrado en los hospitales San Vicente de Paul y José Joaquín Aguirre El Hospital San Vicente de Paul. Esta cátedra estuvo a cargo de Luis Montero Rivera entre 1914 y 1938. El doctor Prunés (1883-1970) se formó durante tres años en el Hospital Saint-Louis de París después de la Primera Guerra Mundial. Ignacio González Díaz. aunque por sus dimensiones resultó ser más un libro de consulta para dermatólogos o médicos generales. había sido nombrado profesor extraordinario. al lado de los profesores Darier. fue asiento de la primera cátedra de Dermatología autónoma del país en el seno de la Facultad de Medicina de la UCH. El Dr. Prats (fallecido en 1960) provenía del Hospital San Luis donde era ya jefe de la sección B y profesor extraordinario de Dermatología. el que fue multiautoral y destinado al pregrado. Se desconocen otros datos del doctor Montero. Raúl Alarcón y Marco Antonio de la Parra. Al volver a Chile ingresó. en 1938 lideró.

A raíz del golpe militar del 11 de septiembre de 1973 y por motivos políticos. Por sobre todo siempre enseñó: en clases de pregrado a lo largo de su carrera docente. Leonardo Sánchez. en el área oriental de Santiago. La coordinación de la enseñanza de pregrado estuvo a cargo de Marco Antonio de la Parra y Raquel Nahuel hasta 1983. quien fuera un dedicado organizador de la enseñanza de pregrado. una atención ambulatoria de más de 100 pacientes diarios y una planta de 10 a 15 médicos. grandes quemaduras y sus secuelas. cargos que aún conservan. además de los ya mencionados incluye a René Wolf. María Teresa Molina. mientras se encaminaba a la reunión clínica de los martes en el hospital.RUBÉN GUARDA TATÍN para la actualización en Dermatología de generaciones de médicos en este rincón del mundo. La enseñanza de pregrado en los hospitales San Luis y del Salvador El Hospital San Luis. notable profesor clínico y entusiasta líder gremial (llegó a la vicepresidencia del Colegio Médico de Chile). Pilar Valdés. Emilia Zegpi. dermatólogo y microbiólogo. Hilda Rojas y Orietta Gómez. Honeyman ha tenido un rol muy relevante en la Dermatología chilena. Walter Gübelin. Fue en el Hospital San Luis donde se impartió (ad honorem) la primera enseñanza de pregrado de Dermatología en Chile. Se encargaban de la cátedra uno o ambos jefes de sección. fue injustamente separado de la jefatura de servicio por el interventor militar del Hospital Aguirre (aunque más tarde fue reincorporado con otras funciones al mismo servicio de Dermatología). experto histopatólogo cutáneo. en pasillos. bondadoso consejero y estimulador de médicos jóvenes. más tarde confirmado en estas funciones y nombrado profesor titular en 1975. pero no toleraba la desidia de los alumnos o de los dermatólogos docentes. Raquel Nahuel. Lo sucedió Oscar Klein Kohn –quien ocupó el cargo entre 1969 y 1971–. A los pocos días de aquel suceso. Se desconoce la lista completa de jefes/encargados de cátedra. Rubén Guarda. siguió trabajando y enseñando a los jóvenes en el Hospital Aguirre hasta su muerte en 1997 a los 83 años. pero incluye a Mamerto Cádiz. quienes podían o no tener el grado de profesor otorgado por la UCH. inició sus actividades en el cambio del siglo XIX al XX para atender pacientes de todo el país con enfermedades de la piel y venéreas. Después de su jubilación en 1969. Numerosos médicos formados en este hospital pasaron a ocupar cargos o cátedras en el Hospital San Vicente de Paul o viceversa. Fue designado miembro honorario post mortem de la Academia Chilena de Medicina del Instituto de Chile en 1998 por su relevante aporte a la ciencia médica en Chile. Desde 1971 hasta 1973 fue profesor titular Marco Antonio de la Parra Enríquez. Gonzalo Eguiguren. en la enseñanza tanto de pregrado como de posgrado. Aunque se interesó poco en la enseñanza personal y directa hacia los alumnos de pregrado y postítulo. separándose de las funciones asistenciales del servicio de Dermatología del Hospital Aguirre. Con motivo de reformas estructurales universitarias se creó en 1991 el Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la UCH para centralizar la enseñanza de pregrado y postítulo de Dermatología en los hospitales de Santiago asociados a esa universidad. Ana María Cabezas. cada una con su propio jefe y equipo de dermatólogos. Honeyman fue entonces elegido director de dicho Departamento y María Elsa Maira nombrada jefe de servicio. jerarquía que conserva hasta ahora en actividad. Poseía dos secciones llamadas A y B. consultas y reuniones clínicas. con el tiempo fue absorbiendo a los pacientes crónicos con úlceras de cualquier origen (preferentemente vasculares). El Dr. notable clínico que planteaba críticos diagnósticos diferenciales. Iván Jara. Tirza Saavedra. 172 . en escritos personales para cada tópico de la Dermatología de entonces dirigidos a una mejor comprensión de los alumnos. el Dr. fue designado interinamente jefe de servicio y cátedra Juan Honeyman Mauro. María Elsa Maira desde 1983 y Rodrigo de la Parra desde 1987. paraplejias y otras patologías no relacionadas con la piel. Alrededor de 1950 era habitual un número de 300 pacientes hospitalizados. Raúl Cabrera. La lista de destacados dermatólogos docentes desde 1970 en adelante.

El Dr. Gastón Ramírez y Raúl Alarcón.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena Luis Puyó. desde fines de la década de 1950 hasta 1972. De esta lista. Florencio Prats (jefe de la sección B) y Gastón Ramírez. Fue sucedida por Enrique Mullins hasta ahora. La enseñanza de pregrado en los hospitales de las áreas central y occidental de Santiago asociados a la Universidad de Chile En el Hospital San Borja del área central. entre otras instituciones. el servicio de Dermatología del Hospital del Salvador (como heredero del Hospital San Luis) es el más antiguo del país en enseñanza de pregrado y asistencia a enfermos dermatológicos y venéreos. en los años previos a la Primera Guerra Mundial. En el laboratorio de histopatología. según su propuesta se instaló el laboratorio de histopatología en el Hospital San Luis. El Dr. María Isabel Herane (1993-1998) y Emilio Sudy (desde 1999). Alarcón. mientras que Florencio Prats enseñaba en el Hospital Aguirre. desde 1954 hasta 1970. el Dr. y luego por Raúl Alarcón Casanueva. Ramírez (1904-1996) se formó primero en el Hospital San Luis y luego en el San Vicente de Paul donde llegó a obtener el título de profesor extraordinario en 1947 para retornar al San Luis en 1954. se formó en Europa. con la cual terminó la instrucción en esta área. Hevia como profesor titular en el Hospital Aguirre en 1960. aquélla se interrumpió al asumir el Dr. También han sido destacados dermatólogos docentes en este hospital Ximena Ancic. éste fue después sucedido por Jaime Ruiz (1972-1996). Adelaida Tolic y Fernando Oyarzún. Fue enemigo declarado del dogmatismo científico y pionero de la histopatología en Chile. En 1982. En el Hospital San Juan de Dios (área occidental) vinculado a la UCH. Ximena Moncada y Francisco Urbina. En los hospitales Barros Luco y Trudeau del área sur. Luis Toro Genkel. cuando el Hospital San Luis dejó de funcionar en 1978. En 1972 se reinstaló dicha enseñanza en el Hospital San Borja a cargo de Daniel Villalobos hasta su renuncia en 1990. quien de inmediato encargó la enseñanza a Ximena Raggio. la UCH nombró como primer encargado de la docencia a Ignacio González Díaz. que cumplió esa función hasta 1998. siguiendo la línea de los célebres patólogos europeos de comienzos del siglo XX. Roberto Jaramillo. Florencio Prats. El Dr. Este último ganó el concurso para la jefatura del Hospital San Luis en 1969 y durante el transcurso de su mandato se trasladó el servicio y cátedra de Dermatología al vecino Hospital del Salvador. el primer profesor extraordinario fue Mauricio Weinstein. Desde entonces no hubo profesores acreditados en este hospital. Jaramillo (1884-1951) fue una de las figuras más destacadas de la Dermatología chilena entre 1935 y 1950. En 1951 fue sucedido en la cátedra por Gastón Ramírez quien ocupó el cargo hasta 1968. al jubilarse el Dr. en la docencia. La enseñanza de pregrado en la Pontificia Universidad Católica de Chile La Facultad de Medicina de la PUC en Santiago delegó la enseñanza de pregrado de Dermatología para sus alumnos a la cátedra del Hospital San Vicente de Paul (luego Hospital Aguirre de la UCH) desde la incorporación de esta disciplina al currículo de pregrado (en 173 . Alfredo Cardemil (1996-2002) y Héctor Fuenzalida (desde 2003). Le sucedió Isidoro Pasmanik desde 1970 hasta su jubilación en 1990. fue nombrado jefe de dicho servicio Carlos Vera Mora. De esta manera. Jaramillo fue sucedido primeramente por un brillante dermatopatólogo. fueron profesores extraordinarios de Dermatología de la UCH Roberto Jaramillo (jefe de la sección A). la primera enseñanza de pregrado de Dermatología fue encargada a Hernán Hevia en la década de 1950. Weinstein se había iniciado en el Hospital San Luis para luego integrarse al Hospital San Vicente de Paul. Durante este período se destacaron además. pero han servido como encargados de cátedra de pregrado sucesivamente: María Isabel Benavides (1982-1993). en el Hospital Saint-Louis de París.

quien tuvo labores asistenciales y al parecer colaboró en la docencia. Otros dermatólogos docentes de la PUC han sido María Luisa Pérez-Cotapos. envió a sus alumnos a Santiago para cursos muy breves de Dermatología y otras especialidades médicas. En la Facultad de Medicina de la Universidad de la Frontera de Temuco. formaron en Santiago como dermatólogas a Isabel Moreno y Mónica Hering para que más tarde asumieran responsabilidades docentes. En la Universidad de Concepción. Moreno. Pérez-Cotapos. Patricio Rifo ha sido el encargado de la cátedra creada en 1975. En la Universidad Mayor. Hevia fue nombrado primer profesor titular de Dermatología de la PUC. paralelamente. quien ejerció como tal hasta 1964. Manuel Melis y Félix Fich (como colaboradores). nombrándose como primer profesor a Alberto Brieva Durán. la cátedra ha sido encargada a la Dra. En marzo de 1954 la PUC creó la cátedra formal de Dermatología y nombró como profesor a Hernán Hevia Parga. En la Universidad de Valparaíso el primer encargado de la cátedra fue Ramón Staforelli (1974-1990). el profesor encargado de cátedra ha sido hasta hoy Walter Gübelin. aunque se desconocen de él mayores datos. Rosamary Soto. En 1980 el Dr. Lidia Medina (1987. En la Universidad Católica de Concepción. Hering desde 1984.2003) y Rosario Alarcón (desde 2004). En el año 2000 la jefatura de servicio y de cátedra fue asumida por la Dra. Ariel Hasson y Sergio Silva. para colaborar con el Dr. La enseñanza de pregrado en las nuevas escuelas de medicina de las universidades tradicionales o privadas En la Universidad de Santiago. dermatólogos del complejo hospitalario San Borja-Arriarán de Santiago. Montserrat Molgó. entre otros. Le sucedieron Juan González Martin (1964-1972). integrándola los doctores Honeyman. Hevia. el primer curso de Dermatología se dictó en 1998 y ha estado a cargo sucesivamente de Alfredo Cardemil y Héctor Fuenzalida. Ellos. luego se encararon también funciones docentes para sus alumnos de pregrado. el primer curso de Dermatología se dio en 1991 y la encargada de cátedra ha sido Lilian Pérez. Eguiguren y Guarda. Como consecuencia. en 1974 y 1975 invitó a Ignacio González Díaz de la UCH a efectuar cursos en Valdivia de cinco días anuales para enseñar algunas patologías cutáneas. Entre 1976 y 1979 fueron invitados a desarrollar el primer curso formal de Dermatología en Valdivia Daniel Villalobos (como profesor invitado y encargado de cátedra). 174 . desde 1980 hasta ahora. Luego de su jubilación en esta función en 1983. hasta la fecha. nombrado profesor titular en 1990. la cátedra fue encargada a Juan Honeyman Mauro. María Soledad Zegpi. el primer médico vinculado a la Dermatología fue Raúl Puga. Alrededor de 1975 la PUC formó una pequeña planta docente asociada al Hospital Aguirre para la enseñanza a sus alumnos e internos. Alrededor de 1950 fue creada la cátedra autónoma de Dermatología. La enseñanza de pregrado en universidades de provincias Mencionaremos sólo la enseñanza de pregrado de aquellas facultades de medicina de provincias pertenecientes a ASOFAMECH. En 1983 la PUC creó la Unidad Docente Asociada de Dermatología con sede física autónoma. con una planta propia de dermatólogos.RUBÉN GUARDA TATÍN fecha no conocida) por varias décadas hasta 1989. ubicada en el consultorio externo de la PUC en su campus universitario sur. al comienzo sólo se realizaron labores asistenciales y la primera dermatóloga contratada fue la doctora Mirtha Cifuentes. Ezio Olivari (1972-1987). La Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Valdivia. En la Universidad de los Andes –la primera universidad privada en abrir una escuela de medicina– el primer curso de Dermatología se dio en 1995. quien enseñó en el mismo Hospital Aguirre donde trabajaba. hasta 1973. con la colaboración de la Dra. le sucedieron Jorge Testart (1990-1991) y Antonio Guglielmetti desde 1992 hasta la fecha.

fue el principal referente para los especialistas. actuaron como editores Juan Honeyman y Raquel Nahuel. Ignacio González Díaz. e incluía atención de pacientes tanto de consultorio externo (general y ETS) como hospitalizados. Durante estos 14 años. por lo que se usaban sólo las ediciones de la Dermatología francesa y las publicadas por dermatólogos españoles o argentinos. de dos años de duración. 175 . Luego fue usado por muchos años un compendio de apuntes de clases. No se mencionan otras nuevas escuelas de medicina porque son muy recientes. un texto de colaboración multiautoral por los profesores de la misma cátedra. para obtener el título de especialista. Sin embargo. inédito.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena la Dermatología no se enseña como disciplina autónoma sino como parte de un curso de medicina integrada. Los centros de la UCH que tenían formación de dermatólogos fueron entonces los hospitales Aguirre. a las tareas asistenciales en servicios y cátedras. Raúl Alarcón. Generalmente la especialidad se adquiría por una suerte de adiestramiento práctico resultante de la adscripción de médicos jóvenes. Isidoro Pasmanik. excepciones fueron las de Carlos Vera y Fernando Oyarzún. este libro nunca pudo establecerse como texto de uso común de pregrado por ser sus contenidos más ambiciosos. la enseñanza de Dermatología de posgrado a médicos con el fin expreso de formar especialistas fue hecha de manera informal e irregular en los grandes centros hospitalarios. Daniel Villalobos y René Wolf. ambos libros representan un digno aporte. la formación fue aleatoria. San Juan de Dios y San Luis/del Salvador. La falta de interés quedó demostrada por el bajo número (sólo 12) de médicos que cursaron este programa entre 1966 y 1980. en este período los residentes en formación recuerdan especialmente como tutores notables a Hernán Hevia. escrito por Hernán Hevia y algunos de sus colaboradores. Dermatólogos ya formados vinculados a hospitales docentes o puramente asistenciales asumieron siempre de buen grado la responsabilidad de formar a estos médicos jóvenes adscriptos voluntariamente. porque sus cursos de Dermatología son aún incipientes o por la dificultad en obtener datos. Jean Civatte). el primero en cursarlo y aprobarlo fue Alan Rojas Canala (1966-1968). El texto de Jean Darier. Han aparecido también. Roger Lamas. hasta que Florencio Prats editó en 1960 un libro multiautoral escrito por él y los colaboradores de su cátedra en el Hospital Aguirre. Textos para la enseñanza de pregrado Hasta 1960 no hubo textos de Dermatología para el pregrado editados por dermatólogos chilenos. el curso de Dermatología se inició en 1998 y ha estado a cargo de Enrique Wageman desde entonces. reeditado luego por sus discípulos (entre ellos. Marco Antonio de la Parra. remunerados o no. Representó el primer paso dado en Chile por una universidad para ofrecer estudios de posgrado en esta especialidad. En la Universidad San Sebastián de Concepción. aprendiendo la Dermatología por una observación estricta de las conductas diagnósticas y terapéuticas de los catedráticos o dermatólogos de mayor experiencia. editado por María Isabel Herane y Francisco Urbina y otro en 2003 editado por María Luisa Pérez-Cotapos y Ariel Hasson de la PUC. Este compendio sirvió de base para editar hacia 1990. Los cupos de la UCH para beca/residencia en Dermatología no se cubrieron durante varios años por el ya comentado escaso interés en la especialidad. con tutoría parcial de dermatólogos docentes. Los alumnos solían usar apuntes informales de clases tomados de años anteriores o entregados por los propios profesores a manera de bosquejos. En 1966 la UCH inició la oferta de cupos para beca/residencia en Dermatología. La enseñanza de posgrado (postítulo) Hasta la década de 1960. convenientemente actualizado. aunque exceden las dimensiones de un curso de pregrado. otros dos textos multiautorales: uno en 2001. sin un programa de pasantías definido ni cursos teóricos.

laboratorio. hasta que en 1993 se inició un programa propio de formación de especialistas de Dermatología. lo que generó un crecimiento explosivo en el número de dermatólogos. cifras que siguen en alza hasta hoy. 3) evaluación rigurosa de las actividades prácticas y teóricas. Raúl Cabrera e Iván Jara (inmunodermatología y fisiopatología cutánea).RUBÉN GUARDA TATÍN En 1980 el Profesor Titular Juan Honeyman nombró a Rubén Guarda coordinador de la enseñanza de posgrado para rediseñar el programa de formación de especialistas de la UCH. Tomando en cuenta a los médicos que ingresaron a la formación en Dermatología adscritos a la Escuela de Posgrado mencionada. En 2004 hay cuatro becados/residentes para los 3 años de formación. a fin de actualizar y elevar el nivel de la Dermatología chilena. Walter Gübelin y Orietta Gómez (ETS). hasta entonces de escaso prestigio para los médicos de otras especialidades. inmunología. El cupo anual para residentes nuevos es actualmente alrededor de diez. histopatología. y 4) un sistema de integración de los mejores profesores de Santiago (dondequiera trabajasen) a la enseñanza de posgrado para optimizar la formación de los residentes. María Elsa Maira (1987-2001) e Iván Jara (2001 a la fecha). Como consecuencia de ello. el Dr. de una situación de falencia. que incluía ETS. estableció: 1) un sistema obligatorio de pasantías por todos los ámbitos prácticos de la Dermatología. entre otros. Se han destacado coordinando cursos teóricos y prácticos de posgrado en la UCH: Augusto Álvarez Salamanca (cirugía). Éste y los siguientes cupos aislados ofrecidos por la PUC se desarrollaron en el Hospital Aguirre de la UCH. se pasó de 7 médicos en el sexenio 1966-1972. Para formalizar la integración de los profesores y los servicios de Dermatología de Santiago a dicho programa. la enseñanza de posgrado en la UCH pasó a depender del recién creado Departamento de Dermatología de su Facultad de Medicina. El programa del Dr. Hernán Hevia. entre otros. con el ingreso de numerosos médicos con los mejores puntajes de egreso de las diversas facultades de medicina. básicamente similar al de la UCH e integrado a éste en los cursos teóricos y algunas pasantías prácticas. Juan Honeyman. en pocos años la formación en Dermatología pasó. como fisiopatología cutánea (incluyendo genética y bioquímica). Juan Honeyman (terapéutica) y Rodrigo de la Parra (laboratorio). Desde 1993 el programa de formación tiene una duración de 3 años (antes. Guarda redactó un nuevo programa de estudios con los cuatro principios enunciados más arriba. iniciado en abril de 1980 y con asiento en el Hospital Aguirre. Rubén Guarda. Daniel Villalobos. Carlos Vera y Marco Antonio de la Parra. Han sido coordinadores del programa de posgrado Rubén Guarda (1980-1986). María Elsa Maira e Hilda Rojas (dermatopatología). fue aprobado en 1985 en sesión solemne en la Escuela de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UCH con la asistencia y firma de Isidoro Pasmanik. cuando fue ganado por Gonzalo Eguiguren. en representación de todas las áreas hospitalarias de Santiago. Textos para la enseñanza de posgrado Hasta 1970 los principales textos de referencia fueron sucesivamente los editados por 176 . y a 51 entre 1980 y 1986. Mauricio Parada. más el Dr. En el año 2004 la suma de becados/residentes de la UCH en los 3 años de formación asciende a 25. Este programa fue complementado desde 1983 con la integración gradual de los servicios de Dermatología de Santiago para la realización de las prácticas. de 2 años) con materias exclusivamente dermatológicas (excluye medicina clínica general). con un examen final de título obligatorio. Daniel Villalobos. 2) cursos teóricos obligatorios en las materias que escapan a la práctica clínica rutinaria de la Dermatología. histopatología y cirugía fundamental. inmunodermatología y cirugía. Immo Rohmann. a ser una de las opciones más requeridas de especialización de los médicos jóvenes. a 10 en el sexenio 1973-1979. Guarda. farmacología/terapéutica. Guarda y el Director de dicha Escuela. Hasta 2004 sólo la UCH y la PUC ejecutan programas de formación de especialistas en Dermatología en Chile. Desde 1991. La PUC creó el primer cupo para beca/residencia en Dermatología en 1972.

■ Reseñas de algunas III. Desde 1976 hasta 1990 se unió a ella otro pediatra. entre otros. Alan Rojas colaboró con el Dr. Walter Lever y Bernard Ackerman (Dermatopatología). sin mayor exploración de su amplio espectro ni dedicación a ellas como un objetivo asistencial central. resultando así un pilar capital en el desarrollo de este tópico por su empuje. quien había terminado su residencia en pediatría en 1965. González en la tarea asistencial. regresó en 1973 para asumir la atención de Dermatología infantil en el Hospital Roberto del Río dejada vacante por el Dr. Hevia en el Hospital Aguirre. Esto lo llevó a adiestrarse paralelamente en 177 . El Dr. presumiblemente antes de 1960. respectivamente. e iniciar la atención dermatológica en el Hospital Roberto del Río perteneciente a la UCH. fue el primer dermatólogo vinculado a un hospital pediátrico chileno. (1960) y la Encyclopédie Médico-Chirurgicale francesa. Oroz ha sido la encargada. Desde esta posición. ocupado en forma sucesiva por Gabriela Smoje. fue un pediatra del Hospital Calvo Mackenna (área oriental) con un gran interés en atender a niños con problemas dermatológicos. En 1958. se formó como dermatóloga entre 1968 y 1970 con el Dr. la otra figura central en el inicio de la Dermatología infantil en Chile. y Thomas Fitzpatrick et al. en sus sucesivas ediciones y. Florencio Prats et al. La Dra. Mark Dahl (Inmunodermatología). quienes. de la formación práctica y teórica en Dermatología infantil de la gran mayoría de los residentes becarios de Dermatología que le han enviado las universidades chilenas. los principales textos en Dermatología General han sido los editados por Arthur Rook et al. González fue enviado por la UCH a realizar dos tareas cruciales: crear la cátedra de pregrado y la atención dermatológica en el Hospital Barros Luco (que significó posteriormente la creación del Servicio de Dermatología de dicho hospital). la atención estuvo a cargo de la pediatra María Elsa Maira. Desde entonces hasta el presente. Esto revela el significativo cambio de influencias sobre la Dermatología chilena: desde la Dermatología francesa hacia la británica y estadounidense. sino a echar las bases de la Dermatología infantil. María Elsa Maira y Julia Oroz. González en el citado hospital y con el Dr. Durante ese ínterin. desde entonces.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena Jean Darier y discípulos. Julia Oroz. quien en forma paralela completó su formación como dermatólogo. González que se jubiló en 1972. Desde 1966 y durante algunos años. quien había trabajado con González durante el período 1970-1972. los editados por Sydney Hurwitz (Dermatología Pediátrica). se encargaron de atender la Dermatología infantil en los hospitales pediátricos Roberto del Río y Calvo Mackenna. Martínez fue reemplazado por Sergio Silva en 1990. En 1983 fue creado expresamente otro cargo para la atención dermatológica. Paulina Grandi y Paula Castillo. sus jefes fueron sucesivamente Ignacio González. La única estructura con camas y atención externa en hospitales chilenos que recibió el nombre de “Servicio de Dermatología Infantil” fue creada en el Hospital Roberto del Río en una fecha indeterminada. contribuyó no sólo a formar residentes becarios de pediatría general y de Dermatología. el Dr. hasta que fue suprimida en 1976. en Santiago. después de trabajar un tiempo en Valdivia. voluntad de perfeccionamiento y capacidad de estimular a las nuevas generaciones. en materias especializadas. Los que abrieron el camino para el desarrollo y el progreso de la Dermatología infantil fueron Ignacio González Díaz (formado como dermatólogo) y Pedro Cofré (formado como pediatra). Reseñas de algunas disciplinas dermatológicas Dermatología Pediátrica disciplinas dermatológicas Hasta 1950 las enfermedades dermatológicas de los niños fueron atendidas por los pediatras generales y los dermatólogos. Winston Martínez. Pedro Cofré.

sino también en especialidades próximas o lejanas. En Chile la Dermatología infantil es hoy una disciplina a la que acceden sólo médicos que han aprobado la especialidad de Dermatología y Venereología. Guarda. Gabriela Smoje. incluyendo medicina interna. Mónica Jara (1981-2000) y Gabriela Smoje (desde el año 2000). varios han rotado en su coordinación. No existe hasta la fecha una estructura que se llame “Servicio de Dermatología Infantil” en el organigrama de los hospitales pediátricos chilenos. Christel Bolte y Paula Castillo. Jaime Ferrer. Éste ha sido el grupo de trabajo más exitoso de todos los creados con el apoyo de la SCDV. publicó algunos artículos relevantes sobre patologías ampollares en Archives of Dermatology y fue el primero en visualizar el impacto futuro de la inmunología en la Dermatología. Entre 1970 y 1975. Ricardo 178 . no sólo en Dermatología. Después de su formación de posgrado en pediatría. Julia Oroz. hizo adiestramiento en práctica en Dermatología infantil con Ignacio González Díaz y Pedro Cofré entre 1970 y 1972 y Dermatología general con Daniel Villalobos en el Hospital San Juan de Dios en 1973. quien acababa de completar su beca/residencia en medicina interna y su formación en inmunología. Lilian Pérez. Después de la primera coordinadora. Winston Martínez. en el cual atendió como único dermatólogo a tiempo completo hasta jubilarse en 1973. María Soledad Zegpi. María Soledad Zegpi. la principal figura ha sido Manuel Melis. Honeyman participó en el equipo de trabajo de inmunología de la American Academy of Dermatology. se ocupó del manejo de las mesenquimopatías y las dermatosis de hipersensibilidad inmunológica. En 2004 existen alrededor de 20 dermatólogos con dedicación preferente a la Dermatología infantil y una decena con dedicación exclusiva a niños. Sus principales impulsores fueron Juan Honeyman y Rubén Guarda. en 1971. neurología y cirugía general. luego Jaime Ferrer (19761981). Paulina Grandi. Mónica Jara. Inmunodermatología La inmunodermatología constituye una disciplina que ha instalado a la Dermatología chilena en la vanguardia de la Dermatología sudamericana en las últimas dos décadas. entre otros. pediatría. Introdujo en Chile. Este último. el segundo consultorio externo de Dermatología en un hospital de niños chileno. Ellos organizaron desde 1990 el grupo de trabajo de Dermatología infantil. No representa aún una auténtica subespecialidad con estudios de postítulo ad hoc. Mientras hizo su formación de posgrado en Dermatología en Oregon (EUA) entre 1969 y 1971. Contribuyó a incorporar en 1972 al Hospital Aguirre al Dr. Julita Cofré. Ricardo Sorensen (pediatra). el Dr. Ambos trabajaron durante años en el Departamento de Medicina Experimental de la Facultad de Medicina de la UCH y contribuyeron a difundir las bases teóricas de la inmunología aplicadas a la clínica en múltiples participaciones en cursos de posgrado. con casos clínicos y revisiones de temas de amplio impacto y atractivo para todos los dermatólogos nacionales. Sergio Silva. de notable empuje y calidad. no se requiere ser pediatra pero sí dermatólogo. Manuel Melis. En el ámbito nacional y en el internacional se han destacado. Honeyman y Guarda junto a Marta Velasco (hepatóloga). el moderno estudio de las enfermedades ampollares autoinmunes con técnicas de inmunofluorescencia. dentro del complejo hospitalario San Borja-Arriarán. alrededor de 1961. los Drs. luego inició en el Hospital Calvo Mackenna. junto a su formación en Dermatología. Le sucedió su hija Julita Cofré por algo más de un año.RUBÉN GUARDA TATÍN Dermatología con su amigo y compañero de curso de medicina Hernán Hevia en el Hospital Aguirre entre 1959 y 1960. En abril de 1974 asumió en el Hospital Pediátrico Arriarán. Sus continuadores y discípulos destacados fueron Iván Jara y Raúl Cabrera. cuyo jefe en Dermatología fue Daniel Villalobos desde 1974. En el área central. ginecología y obstetricia. Mario Andreis y Sergio Aguilera (reumatólogos). con reuniones periódicas muy exitosas. Ambos difundieron y enseñaron el enfoque inmunológico de las enfermedades dermatológicas. Fanny Guerstein.

la decidida injerencia del Ministerio de Salud en el control nacional de ETS contribuyó a mejorar sustancialmente la situación. Entre 1953 y 1970. cursos internacionales de manejo de programas de control de ETS. dirigidos por Isidoro Pasmanik y con la colaboración de Daniel Villalobos. con asistencia de jefes de programa y servicios de Dermatología de varios países latinoamericanos. el Hospital San Vicente de Paul). Valparaíso y Concepción fueron tomando activo rol en el manejo ambulatorio e intrahospitalario de las ETS (entre ellos. Cuando el Hospital San Luis desapareció en 1972. con el apoyo de la OPS. aún vigente. Sabemos que después de 1940. se nominó para su ejecución a Isidoro Pasmanik. la asistencia a pacientes con ETS asociada a los hospitales resultó insuficiente y coincidió con un alza de ETS. Durante 10 años se dictaron. En 1987 Blanca Campos fue designada jefa del programa nacional de control de ETS del Ministerio de Salud. gran parte de sus 300 camas estaban ocupadas por enfermos en las diferentes etapas de la sífilis y otras ETS. Guarda introdujo en 1980 la enseñanza teórica obligatoria de la inmunodermatología en el currículo de estudios de la formación de postítulo en Dermatología. con lo cual se logró un hecho extraordinario: el descenso en las tasas de prevalencia e incidencia de sífilis antes de la llegada de la penicilina. Alberto Daiber y Timoleón Anguita (hematólogos). a pesar de la lucha antivenérea centrada en el Hospital San Juan de Dios. ULACETS. Ambos se han destacado en la difusión temprana de los conceptos inmunodermatológicos en Sudamérica. Entonces la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estimuló la reinstalación de programas de control de ETS bajo el control del Servicio Nacional de Salud y designó a Chile (específicamente al Hospital San Juan de Dios) para el desarrollo de programas pilotos de control. Como efecto de estos programas se alcanzó en Chile la cifra de cero casos de sífilis congénita. El descuido consiguiente en dichos programas fue causal de un aumento en la incidencia de gonorrea y uretritis no gonocócicas y luego también de sífilis. Honeyman. durante la primera mitad del siglo XX. Los Drs. con el apoyo de la OPS. Venereología El Hospital San Luis fue el gran centro de referencia para la atención de pacientes con ETS. El doctor Villalobos colaboró en la década de 1980 en programas educacionales para el control de ETS auspiciados por el IDRC de Canadá y por la Asociación de Protección a la Familia. fueron los primeros médicos clínicos en Chile en abrazar la inmunología clínica como centro de su actividad diaria. con la creación del Servicio de Seguro Social. No hemos encontrado referencias bibliográficas sobre las características y las personas ligadas al manejo de las ETS antes de 1950. El Dr. la sífilis perdió importancia epidemiológica y clínica en Chile (como en otras partes del mundo) y dejó de ser referente obligado del diagnóstico diferencial de las afecciones cutáneas. Las segundas normas nacionales para las ETS se elaboraron en 1990 y las terceras. 179 . Desde 1980 hasta 1987 Daniel Villalobos estuvo como encargado nacional del control de ETS en el Ministerio de Salud. El Dr. seguimiento epidemiológico y tratamiento de ETS. Gradualmente otros hospitales en Santiago. principalmente sífilis. mostrando que el 10% de los chilenos asegurados eran positivos. bajo su liderazgo fueron elaboradas las primeras normas nacionales de tratamiento y control de las ETS. Honeyman fue socio fundador de la Sociedad Chilena de Inmunología. Sin embargo. se efectuaron pruebas serológicas masivas para sífilis. Guarda. el Ministerio de Salud y el Instituto de Salud Pública de Chile. lo que constituyó un hito para la salud pública del país. en virtud de la masificación del uso de antibióticos y los programas de control de las enfermedades de transmisión sexual (ETS).Bosquejo histórico de la Dermatología chilena Sepúlveda (neumólogo). Cabrera y Jara han liderado los principales cursos y simposios sobre este tema en los principales eventos dermatológicos de Hispanoamérica en los últimos 20 años. ello motivó que en este hospital se iniciara el uso masivo de arsenóxido en fleboclisis.

a Horacio Espoz. 180 . que fue dirigida por una epidemióloga (Raquel Child). dependiente del Ministerio de Salud. Enrique Araya y Blanca Campos. dermatóloga de Uruguay. Vesna Dragicevic. Sin embargo. Pasmanik fue fundador y vicepresidente. aunque en número más limitado. Aurelio Salvo. Aníbal Hurtado. en ese orden). Blanca Campos presidió el congreso ULACETS de 1995. CONASIDA tomó el control del programa de ETS no-SIDA y nombró al dermatólogo Aníbal Hurtado como encargado de éste. Rinna Ortega. Campos. La aparición del SIDA cambió gradual y sustancialmente las estructuras y personas vinculadas a las ETS. Liliana Urra. los seis centros de ETS de los seis servicios de salud de la Región Metropolitana están a cargo de aquéllos. Desde 1985 Chile ha participado activamente en la tarea internacional de control del SIDA. En 1984 los primeros casos chilenos de VIH/SIDA fueron diagnosticados por dermatólogos (Juan Honeyman. Fich fue vicepresidente desde 1995 hasta 1999 y asesoró a Hilda Abreu. Aurelio Salvo. Daniel Villalobos y Félix Fich. Por otra parte. Con posterioridad. dependencias asociadas a los 28 servicios de salud a lo largo de Chile. 2003). En 1995 se efectuó en Santiago el congreso ULACETS. En un somero listado de los dermatólogos más relevantes en la atención de ETS en la segunda mitad del siglo XX se incluye. En la elaboración de todas estas normas participaron. En 1990 se creó la Comisión Nacional de SIDA (CONASIDA). Hasta la década de 1970 todos los dermatólogos estaban preparados para la atención rutinaria de ETS. aunque la preocupación por la enseñanza de ETS continúa en los alumnos de medicina y en los médicos en formación de posgrado en Dermatología. además de los doctores Villalobos y Campos. infectólogos y epidemiólogos han mostrado notable interés en dirigir los programas de SIDA y tratar a los pacientes. Villalobos fue secretario y tesorero. Villalobos y luego de Blanca Campos. en la organización del evento más importante efectuado en Sudamérica en el área de ETS: el Congreso Mundial de ETS y SIDA (Punta del Este. Varios dermatólogos chilenos han participado en forma destacada en ULACETS: el Dr. Orietta Gómez. los encargados de la atención de ETS (no-SIDA) siguen siendo principalmente los dermatólogos. Ximena Moncada. el Dr. Ester Santander. alrededor de 1993. además de los ya mencionados doctores Pasmanik. Walter Gubelin. Como ejemplo de la permanencia de la misión venereológica de los dermatólogos. No obstante. Aníbal Hurtado. La Unión Latinoamericana contra las ETS (ULACETS) con el apoyo de la OPS tuvo gran relevancia en la lucha antivenérea en Chile. el Dr. Félix Fich. Uruguay. La filial chilena de ULACETS tuvo un rol importante cuando apareció el SIDA pues creó el primer laboratorio para la detección de anticuerpos anti-HIV (que fue gratuito y duró un año) y el servicio de consulta telefónica. Rinna Ortega y Ester Santander. aquella dedicación universal a las ETS ha cedido terreno debido a la diversificación hacia otros campos de la Dermatología. a cargo del Dr. Rafael Arroyave. la atención de pacientes se ha concentrado en los llamados centros de ETS. Desde entonces hasta 1990 el SIDA formó parte de las ETS incluidas en el programa nacional de control de ETS. manteniéndose el programa de control de ETS no-SIDA a cargo de la Dra. Carmen Bruning. Villalobos y Fich. Estos centros de ETS son herederos modernizados de los llamados Comités de Lucha Antivenérea creados en los hospitales chilenos por Isidoro Pasmanik y otros dermatólogos en la década de 1960. tanto en el apoyo a programas como a personas y en la organización de cursos internacionales en diversas ciudades de Sudamérica. En 2003 por decisión política del Ministerio se suspendió la participación de dermatólogos en CONASIDA. entre otros.RUBÉN GUARDA TATÍN en 2000.

Antonio Mascaró Blanco. Héctor González Rioseco. Néstor López Cortés. Eduardo Sylvester Rasch. que quedó definitivamente estipulado en los estatutos de 1985. estatutos. Desafortunadamente se desconoce la nómina completa de los presidentes de la SCDV y sus períodos de mandato en esta fase histórica. luego de su disolución en 1972. Al no tener sede física propia. Raúl Morales Beltramí. Gastón Ramírez y Antonio Mascaró. Historia de lade la Sociedad Chilena dey Dermatología ■ Historia Sociedad Chilena de Dermatología Venereología y Venereología Fundación La Sociedad Chilena de Dermatología y Venereología (SCDV) fue fundada el 29 de marzo de 1938 con el nombre inicial de Sociedad Chilena de Dermatología y Sifilología como una filial de la Sociedad Médica de Santiago. Bernardo Vaisman. Entre 1938 y 1985 la SCDV funcionó bajo el amparo de la personería jurídica de la Sociedad Médica de Santiago. se organizaban reuniones clínicas/científicas una o dos veces al mes habitualmente en el Hospital San Luis y. Julio González Chacón. Luis Prunés Rissetti. Gastón Ramírez Bravo. tampoco se conservan las actas de reuniones de directorios o asambleas de socios. quien trabajaba codo a codo con su secretario en su lugar de trabajo (hospital). en el Hospital José Joaquín Aguirre. Fuentes orales señalan que una nómina parcial de otros presidentes antes de 1958 incluye a Luis Toro Genkel. Florencio Prats González. Florencio Prats González. Los socios fundadores. El acta de su fundación desapareció de los archivos de la Sociedad Médica de Santiago. En ocasiones el mismo presidente era su propio secretario y manejaba personalmente la información escrita y oral propia de su mandato. otro gran pilar fue Roberto Jaramillo Bruce. Gustavo Bendeck. la cual está perdida hasta hoy. si las hubo. Raquel Bravo. basada en la buena voluntad de sus socios y carente de personería jurídica. Manuel Castellón. Desde 1976 tiene su nombre actual. Algunos datos que han sido recientemente recogidos por vía oral nos informan que el primer presidente de la SCDV y uno de sus principales impulsores fue Luis Prunés Rissetti. quien después fuera elegido también presidente de la Sociedad Médica de Santiago. Norberto Heins. Héctor González Rioseco. Sabemos que fueron presidentes Daniel Yáñez Garrido (del Hospital San Luis) en 1945 (con Hernán Hevia Parga como secretario). Israel Drapkin. Gonzalo Pérez de Arce e Ignacio González Díaz. Hernán Hevia Parga. Luis Montero Rivera. según documento ad hoc solicitado en 1987 por el Directorio de la SCDV a una comisión formada por Hernán Hevia. Gonzalo Pérez de Arce. Victor Gianelli. la actividad de la SCDV se centraba en la persona misma del presidente de turno. Joaquín Peragallo. Luis Toro Genkel. serían los siguientes médicos: Cristián Barría Morales. Primera fase histórica Denominamos así al período comprendido entre la fundación de la SCDV y 1980. reglamentos. Ricardo Sepúlveda. Mauricio Weinstein Rudoy. Los presidentes eran designados oralmente por los socios por razones de peso científico e influencia grupal.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena IV. ni los datos concernientes a los gestores y participantes en las actividades de la SCDV. Juana Díaz Muñoz. Bernardo Vaisman. Roberto Jaramillo Bruce. normas. de la cual era filial. En 1976 la SCDV comenzó a celebrar las llamadas Jornadas Anuales en los meses de primavera. Manuel Castellón. Desde 1958 en adelante han sido presidentes los siguientes médicos: Roger Lamas Grubesich (1958-1959). Gastón Ramírez entre 1946 y 1947 y Hernán Hevia entre 1952 y 1953. sede y archivos de secretaría rescatables y por ende de datos escritos ilustrativos. Manuel Oporto Gatica. caracterizado por una actividad en forma de sesiones científicas periódicas con el apoyo institucional de la Sociedad Médica de Santiago (sin otras funciones societarias sostenidas). No se conocen la secuencia ni la duración de sus mandatos. Eduardo Silvestre. Samuel Abeliuk Raschokvan 181 . Rodolfo Frey Gabler. Mauricio Weinstein Rudoy y Daniel Yáñez Garrido.

Continuidad de secretaría. ha sido hasta ahora un factor central en la continuidad de los sistemas. Gonzalo Eguiguren Lira (1982-1983) y Carlos Vera Mora (1984-1986). Iván Jara Padilla (1998-2000). Raúl Cabrera Moraga (2002-2004) e Hilda Rojas (2004-2006). Sede: la primera sede autónoma de la SCDV en su historia. Su editor/director desde entonces hasta la fecha ha sido el Dr. Segunda fase histórica Se denomina así el período (1986 en adelante) caracterizado por la preservación de una información escrita fidedigna y completa de la SCDV. contratada en junio de 1986. Reuniones mensuales de directorio desde marzo hasta diciembre. Tirza Saavedra Umpierrez (1994-1996). Alan Rojas Canala (1974-1976). 4. la SCDV vivió un tiempo de transición caracterizado por la búsqueda de una mejor estructura y la redacción de estatutos que la independizaran jurídicamente de la Sociedad Médica de Santiago. Además. Luego la SCDV compró. Isidoro Pasmanik Guiñerman (1968-1969). en el mes de abril. comuna de Las Condes. comuna de Providencia. Durante este período se realizaron algunas sesiones científicas y se continuaron realizando las Jornadas Anuales en primavera. una oficina en el edificio de la Sociedad Médica de Santiago. Cuando Rubén Guarda asumió la presidencia en 1986 no le fue posible obtener documentos previos de la sociedad ni acta alguna. con lo cual se inició la aplicación rigurosa y sistemática de los estatutos recién aprobados en 1985 con elecciones periódicas del directorio. Fase de transición Entre 1980 y 1986. Su secretaria administrativa. con presentación de temas científicos. el mismo reelegido (1988-1990). entre enero y diciembre de 1987. sesiones de directorio y de las comisiones. Honeyman. fue una habitación arrendada en calle Salvador Donoso del barrio Bellavista. en calle Presidente Riesco. María Isabel Herane (1996-1998). 5. llamada inicialmente Dermatología (Chile). Félix Fich Schilcrot (19921994). los tres primeros números aparecieron durante 1985. habitualmente mensuales de marzo a diciembre. impulsada por Carlos Vera y Juan Honeyman. Daniel Villalobos Toro (1972-1974). adonde se 182 . porque no había habido hasta entonces una continuidad de secretaría e información de un directorio a otro. Mirtha Cifuentes Mutinelli (2000-2002). los presidentes fueron: Rubén Guarda Tatín (1986-1988).RUBÉN GUARDA TATÍN (1960-1961). Pedro Cofré (1970-1972). con el apoyo financiero de la casa Alcon. Los hitos fundamentales de esta segunda fase histórica fueron los siguientes: 1. documentación. Como ocurriera con toda la información previa a 1986. Oscar Klein Kohn (1976-1978) y Marco Antonio De la Parra Enríquez (1978-1980). Sandra Díaz. 3. Elecciones democráticas del presidente y su directorio cada dos años. con funciones de secretaría. En mayo de 1986 tuvo lugar la primera elección de presidente por votación democrática. Oscar Klein Kohn (1964-1965). Raúl Alarcón Casanueva (1962-1963). informes del presidente en ejercicio de las acciones y acuerdos de directorio y comisiones y discusión de asuntos societarios. Juan Honeyman Mauro (1990-1992). bajo la presidencia de Rubén Guarda. período en el cual fueron presidentes Julia Oroz Montiglio (19801981). La duración señalada de esos mandatos es sólo aproximada. En este período. tampoco en esta fase de transición la SCDV conservó datos escritos de sus actividades por razones similares a las de la primera fase histórica. Asambleas generales de socios. en 1985 se creó la Revista Chilena de Dermatología. como el órgano oficial de la SCDV. Este proceso se inició en 1981 y terminó en 1985 con la aprobación de la personería jurídica y los estatutos de la SCDV. 2. archivo de documentación y administración.

3) Aranceles y Prestaciones. La longitud de Chile determina un relativo aislamiento geográfico de muchas ciudades distantes de Santiago. en 1993 y bajo la presidencia de Félix Fich. compró su tercera sede. administrativas y de relaciones internas y externas. Congresos Chilenos de Dermatología y Venereología cada dos años. concebidos como agrupaciones de socios con afinidad en ciertas materias científicas a fin de intercambiar experiencias y generar documentos o posiciones de la SCDV. se acordó gestionar la compra de una nueva oficina-sede. Luego siguió un período sin sede con una dispersión del archivo y la biblioteca y un trabajo repartido en las casas u oficinas de los miembros del Comité Ejecutivo y la secretaria administrativa. psoriasis y medicina interna. 183 . Con el fin de revisar y actualizar el conocimiento de temas específicos en horarios vespertinos.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena trasladó en diciembre de 1987. que dio un número de 127. 10. los cuales se califican según el cumplimiento de requisitos estatutarios de ingreso. Se aprobó el primer reglamento de filiales en 1988. Éstas fueron reanudadas desde 2002. Bío-Bío (sede Concepción) y Sur (sede Temuco). la SCDV efectuó desde 1986 hasta 1989 varias sesiones de educación continua para sus socios. en funciones desde entonces. la SCDV normatizó y estimuló la formación de estos grupos. Filiales. sus funciones están sometidas a reglamentos y sus resoluciones requieren de la aprobación final del directorio. En la actualidad están funcionando las filiales Norte (sede Antofagasta). El notable aumento en 34 años demuestra la eficacia de los planes de formación de nuevos especialistas. sus miembros duran dos años. Aunque antes funcionaran de manera esporádica algunos grupos de trabajo (por ejemplo. se pusieron en marcha las comisiones permanentes de trabajo para asesorar al directorio en materias estatutarias. Estas cifras deben compararse con los presumiblemente 30 socios existentes en 1970. Otros grupos han sido los de ETS. Comisiones permanentes. Los grupos con actividad más regular hasta el presente han sido los de Dermatología Pediátrica. bajo la presidencia de Tirza Saavedra. Las comisiones en funciones desde 1986 son: 1) Estatutos. En 1986. 8. En junio de 2003. bajo la presidencia de Juan Honeyman. dermatosis ocupacionales y dermatitis de contacto) en 1990. 7. oncología cutánea. comuna de Vitacura. esta oficina se entregó en 1994 debido al abandono forzoso que hizo la Sociedad Médica de Santiago de dicho edificio. cosmiatría. en septiembre de 2004 los socios titulares son 222. 5) Relaciones internacionales y 6) Comité Editorial de la Revista Chilena de Dermatología. bajo la presidencia de Rubén Guarda. Estas filiales han organizado numerosas reuniones científicas intrarregionales –a veces con invitados de Santiago– y varias Jornadas Nacionales Anuales. en calle Luis Pasteur. la cual se materializó en diciembre de 1995. Número de socios. 2) Ética. cirugía dermatológica. Sesiones de educación continua. generando la necesidad de filiales que reúnan por cercanía a los socios de la SCDV. a través de reuniones periódicas de trabajo. la SCDV. Al amparo de la SCDV nacieron a mediados de la década de 1980 las filiales Sur y Norte impulsadas por Patricio Rifo (Temuco) y Alex Arroyo (Antofagasta) respectivamente. comuna de Providencia y sirvió a la SCDV hasta su venta en 2002. más amplia. Dichas comisiones se reúnen autónomamente o a petición del directorio. se ubicó en calle La Concepción. Después de un proceso de varios meses. posteriormente modificado. 6. 11. Disciplina y Relaciones Profesionales. Reglamentos y Admisión de Socios. en mayo de 1987 el directorio de la SCDV terminó el primer registro oficial de socios titulares. acné/rosácea y láser. Grupos de trabajo. 4) Científica y Educación Continua. Sin embargo. Ulteriormente se agregaron las comisiones de: 7) Biblioteca e Informática y 8) Bienestar. el renovado interés por la especialidad y el esfuerzo mancomunado de los dermatólogos chilenos en el trabajo docente directo. bajo la presidencia de Raúl Cabrera. Quinta Región (sede Valparaíso/Viña). lo que al mismo tiempo permitió ampliar la representatividad de las decisiones. 9.

Directorios conocidos de la primera fase histórica y la fase de transición (Estos registros se han conservado en forma incompleta) 1958–1960 Presidente: Roger Lamas Grubesich 1960–1962 Presidente: Samuel Abeliuk Raschokvan 1962–1964 Presidente: Raúl Alarcón Casanueva. Becas de perfeccionamiento. 184 . financiadas por grandes casas farmacéuticas y adjudicables por concurso de antecedentes ante un jurado ad hoc. fueron continuadas por los directorios siguientes y apoyadas por el Ministerio de Salud y las casas farmacéuticas. La SCDV se incorporó a CONACEM en 1987. La SCDV es miembro de la International League of Dermatological Societies (ILDS) y es el más importante vocero de los dermatólogos chilenos ante la American Academy of Dermatology (USA).cl>. 14.sochiderm. 18. 13. aprobó los requisitos para Dermatología y Venereología en 1989 y ha participado desde 1990 hasta ahora con dos representantes en la Comisión de Dermatología y Venereología de CONACEM. En 2001 se inauguró la página web de la SCDV <www. de breve duración (mínimo cinco semanas). CONACEM. Tres becas han sido ya adjudicadas. Secretaria General: Mónica Ross Maldonado. Secretario: Fernando Oyarzún Carrillo 1976–1978 Presidente: Oscar Klein Kohn 1978–1980 Presidente: Marco Antonio de la Parra Enríquez. 20. Secretario General: Jorge Abeliuk Sharager 1980–1982 Presidenta: Julia Oroz Montiglio. la SCDV acordó crear becas para los socios. Biblioteca e informática. En 1997 durante la presidencia de María Isabel Herane comenzó una serie de campañas anuales de prevención de cáncer cutáneo que tuvieron un impacto importante. Revista Chilena de Dermatología. Ha funcionado en las sedes de la SCDV. En 1989 se inició la formación de una biblioteca con las principales revistas internacionales de Dermatología y algunos libros para uso de los socios. 15. Jornadas Anuales y Jornadas de Primavera. Secretaria General: María Elsa Maira Palma 1982–1984 Presidente: Gonzalo Eguiguren Lira. financiadas por las casas Galderma. a CONACEM y a la Asociación Nacional de Sociedades Científicas Médicas. En noviembre de 1999 la Asamblea General de socios aprobó una modificación de los estatutos de 1985. Secretario General: Leonardo Sánchez Millán 1984–1986 Presidente: Carlos Vera Mora. Relaciones internacionales. Secretario: Alan Rojas Canala 1972–1974 Presidente: Daniel Villalobos Toro. Relaciones nacionales. 19. En 2002. Nuevos estatutos. Secretario: Federico Pescetto 1966–1968 No se conservan registros 1968–1970 Presidente: Isidoro Pasmanik Guiñerman 1970–1972 Presidente: Pedro Cofré. Secretaria: Adelaida Tolic Rodríguez 1974–1976 Presidente: Alan Rojas Canala.RUBÉN GUARDA TATÍN 12. a propuesta de su presidente Raúl Cabrera. Campañas hacia la comunidad. Secretario: Samuel Abeliuk Raschokvan 1964–1966 Presidente: Oscar Klein Kohn. 17. con un monto fijo de U$3000. Estos nuevos estatutos están en trámite final de aprobación por el Ministerio de Justicia. en centros extranjeros en materias específicas calificadas para su aplicación en Chile. 16. La SCDV está afiliada a la Sociedad Médica de Santiago. GlaxoSmithKline y Stiefel.

Secretaria General: Orietta Gómez Hanssen 2004–2006 Presidenta: Hilda Rojas Pizarro. Mauricio Weinstein y Roger Lamas. Secretaria General: Pilar Valdés Arrieta 1996–1998 Presidenta: María Isabel Herane. que tuvo corta vida. Vicepresidenta: Mirtha Cifuentes Mutinelli. Vicepresidenta: Monserrat Molgó Novell. ha permitido que esta revista haya aparecido sin interrupción hasta el presente. en especial Pilar Valdés. sus socios se congregaban de una a dos veces por mes en reuniones o asambleas científicas para discusión de casos y presentación 185 . Secretaria General: Monserrat Molgó Novell 1994–1996 Presidenta: Tirza Saavedra Umpierrez. revisiones bibliográficas. Reuniones científicas nacionales ■ Reuniones científicas nacionales En la primera fase histórica de la SCDV. así como el de los miembros de los sucesivos comités editoriales (todos destacados socios de la SCDV). Secretaria General: Emilia Zegpi Trueba 2002–2004 Presidente: Raúl Cabrera Moraga. Secretario General: Iván Jara Padilla 1990–1992 Presidente: Juan Honeyman Mauro. se desconocen las razones de su desaparición. Su trabajo infatigable y minucioso. Vicepresidente: Manuel Melis de la Vega. Soledad Bertoló y Félix Fich. Durante su presidencia (1972-1974) Daniel Villalobos publicó algunos boletines de la SCDV con contenidos científicos y gremiales. La primera revista de Dermatología de envergadura en Chile fue impulsada por la SCDV como su órgano oficial y apareció en 1985 bajo la presidencia de Carlos Vera con el nombre de Dermatología (Chile). clínicos o experimentales. Vicepresidente: Félix Fich Schilcrot. desde 1998. dedicada a dermatosis de contacto y ocupacionales. Vicepresidenta: María Isabel Herane. Secretaria General: María Luisa Pérez-Cotapos Subercaseaux 1992–1994 Presidente: Félix Fich Schilcrot. Secretaria General: Hilda Rojas Pizarro 2000–2002 Presidenta: Mirtha Cifuentes Mutinelli. Secretaria General: Orietta Gómez Hanssen. luego con tres números por año y. Vicepresidenta: Hilda Rojas Pizarro. minicasos e informaciones de interés societario. ■ Publicaciones dermatológicas en Chile La primera publicación conocida de la SCDV fue el Boletín de la Sociedad Chilena de Dermatología y Sifilología (su órgano oficial) que apareció en 1945 y del cual se publicaron solamente tres números. Vicepresidenta: María Isabel Herane. Carlos Vera fundó la revista Dermosur. Juan Honeyman ha sido su director responsable desde el primer número hasta el presente. Se ha estructurado conforme a trabajos originales. con dos números por año hasta 1993. Esta revista recibe con alguna frecuencia el aporte de autores extranjeros y tiene una amplia distribución nacional y en los países vecinos. Vicepresidenta: Tirza Saavedra Umpierrez. ayudado por Florencio Prats.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena Directorios de la segunda fase histórica 1986–2004 1986–1988 Presidente: Rubén Guarda Tatin. Hernán Hevia. El principal responsable de este boletín fue el entonces secretario de la Sociedad. Secretaria General: Ximena Ancic Cortéz 1998–2000 Presidente: Iván Jara Padilla. Secretario General: Raúl Cabrera Moraga 1988–1990 Presidente: Rubén Guarda Tatín. Vicepresidente: Félix Fich Schilcrot. Vicepresidente: Félix Fich Schilcrot. con cuatro números por año.

Rubén Guarda propuso fundar los Congresos Chilenos de Dermatología y Venereología como reuniones magnas periódicas de la Dermatología chilena. de tres días de duración en horarios matinales y nocturnos.RUBÉN GUARDA TATÍN de experiencias originales o revisiones de temas. simposios. Sus presidentes han sido Rubén Guarda (1988). María Isabel Herane (1998). Sin embargo. El autor más prolífico de trabajos presentados a la SCDV desde su fundación hasta 1980 fue Hernán Hevia. en parte por el éxito de las llamadas Jornadas de Primavera. excepto en 1992 (supresión motivada por la realización del congreso RADLA en Santiago). talleres y conferencias. en homenaje al gran profesor chileno. Tuvieron notable éxito de asistencia y contribuyeron no sólo a la unificación solidaria de los dermatólogos del país. Aunque el aporte de casos para estas reuniones provenía mayoritariamente de los médicos de los hospitales San Luis y San Vicente de Paul. Guarda. reciben finalmente el nombre de Jornadas Anuales de Dermatología y Venereología Profesor Hernán Hevia Parga. también llegaban de otros hospitales de Santiago y aun de provincias (entre ellos. Esta reunión convocó a todos los dermatólogos chilenos y precedió a otras similares organizadas por la SCDV con diversos nombres: Jornadas Chilenas de Dermatología. llamada Reunión del XXX Aniversario de la SCDV. El objetivo fue el apoyo al progreso científico y el acercamiento social en el seno de la SCDV. Estados Unidos y Latinoamérica y una asistencia de 200 a 400 médicos. con presentaciones de casos y trabajos originales. con la participación de numerosos y muy destacados dermatólogos de Europa. con el exclusivo propósito de la presentación de trabajos y casos-problema de los dermatólogos de provincias para su discusión con los dermatólogos de Santiago. Mirtha Cifuentes (2002) y Raúl Cabrera (2004). Desde 1997. Tirza Saavedra (1996). Bijan Safai y John Hanifin. Desde 1976 pasaron a llamarse Jornadas Anuales de Dermatología y Venereología. preferentemente en el Hospital San Luis. de tres días de duración. En diciembre de 1968 se efectuó en el Hospital San Luis una magna reunión de la SCDV. estas Jornadas Anuales se han efectuado en ciudades de provincias con el propósito de promover la difusión de la especialidad y la descentralización de la SCDV. Félix Fich (1994). con sesiones de aportes seleccionados de investigación y experiencia. se efectuó en abril de 1988 con cuatro invitados de Estados Unidos: Mark Dahl. con alrededor de 200 ponencias. Daniel Villalobos (1990). cuatro en total (una por año). Desde entonces. Fueron propuestas por Leonardo Sánchez y Patricio Rifo y organizadas bajo la presidencia de Rubén Guarda. se han efectuado cada dos años en Santiago en el mes de abril un total de ocho Congresos. presididas por Pedro Cofré y Jornadas Nacionales de Dermatología efectuadas en Santiago en 1974 y 1975. las más tradicionales y concurridas fueron: 1) el curso/jornada anual del servicio de Dermatología del Hospital Aguirre (desde 186 . En mayo de 1986. todos publicados en los tres números del Boletín de la Sociedad Chilena de Dermatología y Sifilología ya mencionado. puesto que la unidad y la saludable convivencia y amistad entre los dermatólogos chilenos es tarea esencial de la SCDV. con sede habitual en Santiago hasta 1985. Marcus Conant. Han tenido el carácter de reuniones científicas (avances en Dermatología y presentación de trabajos originales con participación de invitados extranjeros de alto nivel) y sociales. Múltiples reuniones dermatológicas de alto nivel científico y con invitados foráneos han sido organizadas por diversas instituciones. efectuadas en Santiago y Valparaíso en 1970. con la participación de invitados extranjeros de alta calidad científica. En una memoria de directorio de 1945 consta que durante ese año hubo 16 sesiones con un total de 21 trabajos originales y 56 presentaciones de casos clínicos. Valparaíso). sino también —a nivel de anécdota— a la eliminación de la crónica resistencia de los socios al pago de sus cuotas. enriquecidas con un invitado extranjero por jornada. presidido por el Dr. Entre 1986 y 1989 se efectuaron en Santiago las llamadas Jornadas de Primavera. Iván Jara (2000). desde 1990 en adelante (salvo 1999). al asumir como presidente de la SCDV. El primer Congreso Chileno.

4) finalmente. Jaramillo y Prunés) y con la Dermatología argentina (por ejemplo. Raúl Cabrera. Gonzalo Eguiguren. como responsable en Chile del programa piloto de la OPS para el control de ETS desde 1960. ininterrumpidamente desde 1995 hasta ahora. Desde 2000 Rubén Guarda es delegado nacional al CILAD por Chile. Pasmanik. principalmente Isidoro Pasmanik y Daniel Villalobos. Prats y Brieva). En suma. ■ La Dermatología chilena en VII. relatores y directivos de las RADLA del Cono Sur. la presencia de dermatólogos chilenos es constante y a veces masiva en los meetings de la AAD. Montserrat Molgó y Orietta Gómez. Algo menos numerosa ha sido la presencia chilena en CILAD y sus congresos. la Reunión Anual de Dermatólogos Latinoamericanos del Cono Sur (RADLA). 2) fue impulsor de la afiliación de la SCDV a la International League of Dermatological Societies. en especial en Inmunodermatología y oncología cutánea. Félix Fich fue vicepresidente de ULACETS en el periodo 1995-1999. fue además un viajero infatigable a múltiples congresos de Dermatología y ETS y casi siempre la única presencia chilena en ellos hasta 1975. los congresos mundiales de Dermatología y Dermatología Pediátrica. Como delegados renovables han participado Isidoro Pasmanik. participó en diversas acciones conjuntas con representantes de otros países latinoamericanos. Juan Honeyman. 2) el simposio/curso anual de la unidad de Dermatología de la PUC (desde 1990) con directores alternados. delegados permanentes en su consejo. Leonardo Sánchez. 187 . Iván Jara. propició la incorporación y la participación con ponencias de un gran número de dermatólogos chilenos en el principal evento anual de la Dermatología sudamericana. fue el principal promotor de la participación de jóvenes dermatólogos en los meetings de la American Academy of Dermatology (AAD) y su afiliación a ésta. y por tanto. Félix Fich. efectuó igual promoción para la realización de los congresos del Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología (CILAD). La Dermatología chilena en el concierto internacionalel Presencia de los dermatólogos chilenos en las reuniones internacionales concierto internacional Hasta mediados de la década de 1970 los dermatólogos chilenos participaron con escasa frecuencia en instituciones y reuniones de carácter internacional. y 3) el curso/jornada anual de la Clínica Alemana de Santiago: el primero en 1991 dirigido por Rubén Guarda y luego. los primeros contactos institucionales fructíferos fueron hechos por los médicos conectados con las ETS. 3) a partir de su primera asistencia a una RADLA en Guarujá (1976). Junto a los doctores Villalobos y Fich participó activamente en reuniones internacionales de ETS y SIDA. Puyó. dedicado últimamente a la terapéutica dermatológica y generalmente dirigido por Juan Honeyman. Contribuyó a ello el hecho de que Chile es el país americano más alejado de Europa y el sudamericano más alejado de Estados Unidos. Entre 1976 y 1990. Aunque hubo contactos de carácter personal con la Dermatología francesa a través de algunos profesores (por ejemplo. el rol de Juan Honeyman fue crucial en la inserción de los dermatólogos chilenos. vicepresidente de área de CILAD entre 1995 y 1999 y primer vicepresidente entre 1999 y 2003. Los dermatólogos chilenos han participado muy activamente desde 1977 como asistentes. Juan Honeyman fue delegado nacional de CILAD por Chile desde 1975 hasta 1999. La participación de Chile en la coordinación de actividades científicas y relatorías es ya tradicional. reelegido por votación en 2003. bajo la dirección de Raúl Cabrera. lo que se resume como sigue: 1) desde su formación dermatológica en Oregon. incluidos los congresos ULACETS. El Dr. tanto para asistir como para presentar ponencias en las reuniones médicas internacionales. Carlos Vera y Rubén Guarda han sido presidentes de la organización.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena 1988). Julia Oroz.

Principales eventos dermatológicos internacionales en Chile Chile ha sido sede muy exitosa de los siguientes eventos dermatológicos internacionales: 1) RADLA del Cono Sur 1985. efectuadas entre 1994 y 2000. Juan Honeyman. Iván Jara. con una importante asistencia. la región argentina más vecina a Santiago) y chilenos: 1) el primer ciclo corresponde a las llamadas Reuniones Andinas de Dermatología. corresponde a las llamadas Jornadas Transandinas de Dermatología. Cusco y Tacna). con significativo éxito para la hermandad chileno-argentina. los bolivianos de La Paz y Cochabamba y los peruanos del sur (Arequipa. Brasil. Otros eventos dermatológicos internacionales en Chile En la segunda mitad del siglo XX se han realizado dos ciclos de reuniones entre los dermatólogos argentinos (principalmente de Cuyo. 4) Congreso de ULACETS 1995 en Santiago (presidente Blanca Campos y presidente del comité científico Félix Fich) con 1800 participantes de 35 países. entre 1989 y 1995. 2) la segunda serie. con 500 médicos asistentes. Fernando Magill y Emilio Carranza (Lima). efectuadas una en Mendoza (1969) y otra en Santiago (1970). Cusco 1996. José Leonforte y Elías Bittar). Guarda ha sido también un constante expositor invitado en los congresos de alergia e inmunología de los países vecinos. Rubén Guarda. Chile. ■ Octubre. ha sido. 2005 188 . Existe un intercambio institucional exitoso de médicos jóvenes entre la AAD y la SCDV para sus respectivos congresos. Santiago se prepara para recibir un nuevo RADLA en 2006 bajo la presidencia de Raúl Cabrera. La SCDV encargó a su filial Quinta Región asumir la responsabilidad chilena de estas Jornadas. Otra serie de reuniones fueron las llamadas Jornadas Interandinas. además de varios de Santiago y Lima. Honeyman es miembro de numerosas sociedades nacionales de Dermatología. con sedes alternas: Santiago en otoño y Cuyo en primavera. las RADLA y un variado número de eventos americanos y europeos. Bolivia. Perú. más prolongada. Fueron impulsadas por Juan Pedro Lonza y otros dermatólogos del norte chileno y apoyadas por Juan Honeyman (Santiago). los argentinos de Salta. Esto ha contribuido a elevar y actualizar la ciencia dermatológica chilena. El Dr. 3) RADLA del Cono Sur 1997 en Santiago (presidente Rubén Guarda y secretario general Raúl Cabrera). El Dr. que son anuales.RUBÉN GUARDA TATÍN en el CILAD. Raúl Cabrera. que tuvieron una masiva asistencia de dermatólogos cuyanos y chilenos. con 950 médicos asistentes. que congregaron a los dermatólogos del norte chileno. un viajero y conferencista infatigable en reuniones médicas en muchos países. Las reuniones efectuadas fueron cuatro: Iquique 1994. la primera realizada en Santiago (presidente Juan Honeyman y secretario general Gonzalo Eguiguren). propuestas inicialmente por Cristóbal Parra (Mendoza) y Rubén Guarda (Santiago) y acordadas entre el directorio de la SCDV y la filial Cuyo de la Asociación Argentina de Dermatología (Nélida Pizzi. propuestas por Isidoro Pasmanik y Alberto Torres Cortijo (Mendoza) y organizadas por la SCDV y la Sociedad Argentina de Dermatología (filial Cuyo). Cristóbal Parra. con 400 médicos asistentes de los países RADLA (Argentina. debido a las facilidades mutuas otorgadas para estadías e inscripciones. 2) RADLA del Cono Sur 1992 en Santiago (presidente Carlos Vera y secretaria general Mirtha Cifuentes). Cochabamba 1998 y Salta 2000. Paraguay y Uruguay). como antes lo fuera Pasmanik. María Isabel Herane y muchos otros han sido con frecuencia invitados a los congresos dermatológicos nacionales de diversos países latinoamericanos.

1996. . Félix Fich. Historia del Servicio de Dermatología. Margozzini J. María Elsa Maira. Rev Chil Dermatol. Historia del Hospital Clínico de la Universidad de Chile. Ximena Ancic. 1989.5:87. 309-332. Manuel Melis. Walter Gübelin. Adelaida Tolic.Bosquejo histórico de la Dermatología chilena ■ Referencias bibliográficas Hevia Parga H. Gastón Ramírez Bravo: nota necrológica. Julita Cofré. p. Patricio Rifo. Ramón Staforelli. R. Rev Chil Dermatol.12:60. 1999. Raúl Alarcón. Isidoro Pasmanik. Juan Pedro Lonza. 2002. OTRAS FUENTES Comunicaciones escritas proporcionadas por los dermatólogos Daniel Villalobos.5:88-89. Laboratorios Vichy. Juan Honeyman. Dr. editores. Ramírez Bravo G. Klein Kohn O. Lama. El profesor Roberto Jaramillo Bruce: semblanzas. En: Braghetto I. Hospital Clínico de la Universidad de Chile. Korn O. Rev Chil Dermatol. Roberto Jaramillo: obituario. 1989. Alfredo Cardemil. Antonio Guglielmetti. Julia Oroz e Isabel Moreno. Comunicaciones orales de los dermatólogos Roger Lamas. Historia de la Dermatología chilena: una versión personal [monografía]. Maira ME.

.

con dos estaciones climáticas. sin embargo. los huancavilcas sufrieron las inclemencias del clima. las estribaciones de la cordillera de los Andes por el Este. Esta extensión territorial de 800 km de longitud y aproximadamente 80. en especial en sus partes central y norte. GALO MONTENEGRO LÓPEZ . Su patología cutánea podría resumirse en algunas enfermedades infecciosas.000 km2 de superficie es en su mayoría una llanura litoral con algunas elevaciones de escasa altura. CLAUDIO ARIAS ARGUDO ■ I. Situados en plena zona tropical. Aspectos históricos Época prehispánica Entre los diferentes pueblos aborígenes que poblaron el litoral ecuatoriano antes de la llegada de los españoles. picaduras de insectos y manifestaciones cutáneas de intoxicaciones por el uso de bebidas 191 .HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA ECUATORIANA MAURO MADERO IZAGUIRRE . FRANKLIN MADERO IZAGUIRRE . su patología no era muy variada y eso determinó que los conquistadores españoles consideraran estas tierras como muy sanas. esta región litoral presenta un clima tropical con temperaturas medias entre los 23 ºC y 26 ºC. La Dermatología en la región costa o litoral Mauro Madero Izaguirre. y estar a nivel del mar. MAURICIO COELLO URIGUEN . una entre diciembre y abril —caracterizada por la presencia de lluvias copiosas y aumento de la temperatura media— y el resto del año con muy escasas precipitaciones pluviales y un clima más fresco. las fronteras con Colombia por el Norte y el Perú por el Sur. Por ello nuestro artículo se fundamenta en los datos obtenidos de este pueblo constituido por numerosas tribus que poblaron la zona de lo que hoy es la Provincia del Guayas y parte de las provincias de Manabí y Los Ríos. los huancavilcas son los que mayor atención recibieron de parte de los investigadores de nuestro pasado médico. al igual que el resto del país. Franklin Madero Izaguirre L a región de la costa o litoral del Ecuador es la porción de territorio existente entre el Océano Pacífico por el Oeste. Por encontrarse en la zona ecuatorial. afecciones parasitarias de la piel.

mágica y sacerdotal. en lo que hoy es la Provincia de Manabí. La Conquista Desde la llegada de Bartolomé Ruiz –hábil piloto español y primer europeo que pisara tierra ecuatoriana. MADERO. MONTENEGRO. Poco después de su fundación. De acuerdo con la mayoría de los historiadores. esas picaduras “llevaron a la tumba a muchos de ellos y a la mayor parte enfermaron”. Quizás la entidad morbosa que con mayor frecuencia debieron enfrentar fue el paludismo. aunque todavía hay quienes piensan que pudo haber sido de verruga peruana. Francisco Pizarro desembarcó en la bahía de San Mateo a principios de 1531.M . Esta medicina aborigen se conoce fundamentalmente a través de los relatos de los primeros españoles. la ciudad de Guayaquil. contó con un hospital al que acudía mucha gente enferma desde diferentes puntos del litoral. En su tercer viaje por las costas del sur. demoníaca. el principal puerto ecuatoriano. Dice el mercedario Fray Pedro Ruiz Naharro. entre ellos el jabón prieto cuya preparación –enseñada por los españoles– se hacía con lejía obtenida de las cenizas de ciertas maderas y mezclada con sebo. especialmente. MADERO.. En fin. los españoles sufrían aún con mayor crudeza las consecuencias de las picaduras de mosquitos infectados por el hematozoario al punto de que. planta a la que se atribuían grandes resultados terapéuticos incluso en el tratamiento de la sífilis. y otros quedaron hoyosos los rostros y sumamente feos. Este hospital contaba con una botica donde se encontraban todos los remedios usados en la época. porque a orillas del río Guayas crecía la zarzaparrilla. y el piojo del cuerpo y de la cabeza. efecto que causan las viruelas”. Esta epidemia –de acuerdo con estudios realizados en el siglo XX por algunos investigadores– parece haber correspondido al pian. que ocasionaba ulceraciones y que fue luego uno de los más crueles azotes para los españoles. bebidas y fricciones. M . también existió la sífilis en esta zona antes de la venida de los españoles. de acuerdo con González Suárez “todo su sistema curativo se reducía a baños. este producto era de uso muy popular para el baño y especialmente para lavar el cabello y ayudar en el control de los piojos.] y otros que venían agravados de las bubas y las traían metidas en el cuerpo. observadas con frecuencia no sólo entre los moradores de la zona sino también entre numerosas personas “venidas de afuera” que acudían en busca de alivio ya que la comarca estaba considerada como “de buen temperamento” para la curación de muchas enfermedades. muchos fueron hinchados y otros llagados y volvieron a sus casas sanos”. de que murieron algunos. De allí siguió a las poblaciones de Coaque y Puerto Viejo. G . cuya eficacia les había dado a conocer la experiencia”.. bebiendo de esta agua los días convenientes también sanaban. Cieza de León dice al respecto: “Y muchos que traían las asaduras dañadas y los cuerpos podridos. de acuerdo con los cronistas. Esta enfermedad era endémica entre las tribus de la costa ecuatoriana. Sus manifestaciones externas eran mencionadas como bubas o verrugas. donde los españoles sufrieron una de las más grandes y desconocidas pestes a la que llamaron “de verrugas”. C . Otra enfermedad frecuente en esa época fue la viruela. refiriéndose al mes de marzo de 1531: “En esta bahía de Quaque enfermaron algunos de nuestros españoles de achaques de viruelas y bubas. con sólo beber el agua de estas raíces quedaban sanos [. tanto por su clima cálido y la fama de sus herbolarios como. F. atraídos por la fama curativa que tenía la zarzaparrilla fresca. Entre los parásitos de la piel estaban la nigua. 192 . seguido del gran conquistador Francisco Pizarro– los españoles encontraron en estas tierras patologías condicionadas por el medio tropical. los cronistas de Indias nos describen una medicina del período preconquista cuyas características eran ser instintiva. ARIAS fermentadas o de envenenamientos a partir de sustancias ingeridas o usadas en sus lanzas. COELLO.

Poco se sabe sobre las enfermedades que se presentaron en el siglo XVII. del descuido que tenían los colonos españoles con la salud del indio. se hizo evidente la necesidad de un lugar de contención.000 habitantes. que para el año 1708 ascendía aproximadamente a 4.Historia de la Dermatología ecuatoriana Época colonial A principios del siglo XVII los aborígenes huancavilcas casi se habían extinguido como consecuencia. Hacia la segunda mitad del siglo. Así ocurrió con la nueva epidemia de viruela del año 1785. A comienzos del siglo XVIII Guayaquil padeció otra epidemia de viruela que causó una gran mortandad entre su población. En los archivos de la conquista no se encuentran indicios de que la lepra haya existido en nuestro medio en esa época. como se piensa en otros países de América. Ejemplo de esto fue. establecido en la ciudad de Guayaquil. por ello los enfermos deambulaban libremente por las calles de Guayaquil. Entonces surgió la idea de identificar a todos los enfermos de lepra que había en la ciudad y proyectar la construcción de un sitio especial donde estuvieran recluidos y aislados. En 1795. Tal como ocurrió en siglos anteriores. lo cual era difícil de cumplir debido a la distancia y a los malos caminos. La nigua ocasiona los consabidos trastornos locales y los piojos producen incluso el tifus exantemático muchas veces mencionado en las crónicas de la colonia. la viruela y el sarampión fueron problemas comunes y graves también en el siglo XVIII. y muriendo ellas. Es probable. Es necesario decir que durante toda la colonia estas dos enfermedades fueron endémicas en nuestro litoral y de manera particular en la ciudad de Guayaquil. en 1818 inició sus actividades el primer lazareto en el litoral ecuatoriano. unos al Lazareto de Cartagena de Indias y otros al Lazareto de Quito recientemente creado. se desprenden fácilmente las bolsillas que las contienen”. en gran parte. En las crónicas se mencionan las epidemias de sarampión y viruela como las que causaron mayores estragos en nuestra población. en 1776. Con la presencia de los médicos se logran en esta época descripciones más técnicas de las enfermedades y empiezan a aparecer reportes más detallados de ciertos padecimientos cutáneos y de sus diferentes formas de tratamiento. el uso de “un remedio maravilloso” usado para extirpar un parásito de la piel que fue tanto para los españoles como para los mestizos e indios una verdadera plaga: la nigua. 193 . y la aparición de un médico titulado por estas tierras era considerada por muchos como una obra de la Divina Providencia. un relevamiento de las personas afectadas de lepra estableció que existían 24 enfermos en Guayaquil y se determinó que fueran enviados. En el Hospital de Guayaquil la atención a los enfermos era dada generalmente por un sacerdote católico con conocimientos prácticos. Recién en el siglo XVIII se encuentra la disposición de que los enfermos de lepra debían ser enviados al Lazareto de Cartagena de Indias. La sanidad de los pobladores del litoral ecuatoriano se encontraba en manos de los curanderos. En razón de que se presentaban nuevos casos de lepra. La nigua y los piojos han sido los parásitos presentes desde la época de los aborígenes y que a través de la conquista y la colonia han llegado hasta nuestros días. pero de vez en cuando adquirían el carácter de epidémicas. El remedio maravilloso consistía en “untar las partes donde residen las niguas con aceite de olivas sin calentar. que nuestros aborígenes no la padecieran y que fuera importada de Europa y posiblemente también de África a través de individuos de raza negra traídos para ciertas labores. Guayaquil dejó de ser una ciudad abandonada por la medicina y apareció un mayor número de médicos que se hicieron cargo de la atención a los enfermos en el hospital o de manera particular.

diferentes a los españoles. Esto es tanto más extraordinario cuanto que Guayaquil está situada dentro de poco más de dos grados al sud del Ecuador y quedando al nivel del mar. la que había sido provincia libre de Guayaquil y ahora era parte de la República del Ecuador mostró un sostenido progreso en todos los aspectos. Durante las primeras décadas de la era republicana. Abel Brandín en 1826 para esta característica eran “la influencia de la humedad del clima. en particular de sus mujeres. MONTENEGRO. G . F. el sarampión y la sífilis. la viruela. única que en ese entonces tenía una Escuela de Medicina en Ecuador. La aparición de la Sociedad Médica del Guayas marcó una etapa de superación y progreso en la medicina guayaquileña. posiblemente influenciado por los relatos de las curaciones de Alibert en las aguas sulfurosas de Tívoli. la tuberculosis. Nada de esto fue impedimento para que los médicos guayaquileños. de su perfecta inacción y substracción a la luz. lo mismo que las plantas que se privan de la impresión del sol y de toda luz. lo impregnan de humedad. 1821 y 1822. y favorecen la blancura del epidermis del cutis”. sus hijos allí sean rubios”. Es digna de recordarse la intervención del Dr. ARIAS La Independencia (1820-1830) Durante este período. ya que durante su larga y fructífera existencia fue la encargada de dictar las normas para combatir las epidemias. Perú y México en los años de 1820. del modo de vivir de las mujeres. C . Las enfermedades más comunes en la población de Guayaquil eran por entonces el paludismo. favorecen el desenvolvimiento del tejido celulario. MADERO. el ejercicio de la medicina mantuvo las prácticas rutinarias establecidas durante la época colonial y fueron escasos los aportes científicos. Para ello obtuvo los medios para la construcción de un lazareto en los mismos 194 . con la llegada de algunos médicos que decidían sentar sus reales en este lugar. Sus ojos. la disentería. en su libro Extractos de un diario escrito en las costas de Chile. Jorge Juan y Antonio de Ulloa en su Viaje a la América Meridional también destacan el hecho de que “siendo aquel país tan cálido no sean sus naturales trigueños y que no teniendo los españoles por naturaleza el cutis tan blanco. Basil Hall. pierden sus colores […] La falta de ejercicio. los estudios de Medicina debían realizarse en la ciudad de Quito. nombrar las autoridades médicas de la ciudad y participar en la fundación de hospitales. conformaran en 1835 la Junta Departamental de Medicina y muy poco después la Sociedad Médica del Guayas. y la medicina. Época Republicana (1830-1900) Desde el comienzo de esta época. de movimiento. y que se marchitan. pensó que nuestros leprosos podían curarse con las aguas sulfurosas de la península de Santa Elena. por ello los médicos de nuestra región litoral eran nativos que debían viajar a otros lugares para realizar sus estudios o extranjeros que se quedaban principalmente en Guayaquil. defender a los profesionales médicos. COELLO. Por eso. eran azules y su cabello claro. se refiere a las guayaquileñas de la siguiente manera: “A menudo habíamos oído alabar el cutis claro de las guayaquileñas. con el calor y la humedad. también mostró un notable y sostenido desarrollo. como las naciones del Norte. Las razones que daba el Dr. pero habíamos imaginado que era una ponderación. deseosos de lograr la superación científica. es excesivamente calurosa durante todo el año”. Un dato curioso y digno de citar es el mencionado por varios autores de esta época respecto al color de la piel de los habitantes de Guayaquil. Mariano Arcia quien. lo hartan. con sorpresa encontramos a estas señoras blancas y rubias como cualquier europea. M . MADERO.M . éstos eran logrados por las pocas personas que después de cursar estudios de medicina en centros más avanzados del extranjero regresaban a estas tierras.

67. La Dermatología como especialidad (1950-2005) Hasta mediados del siglo XX en el litoral ecuatoriano y específicamente en Guayaquil –ciudad que tomamos como referencia por ser la de mayor población y desarrollo médico de la región– la Dermatología era vista como una parte de la medicina interna y como tal era ejercida principalmente por los médicos clínicos. la aparición de médicos con dedicación exclusiva en Dermatología. Enfermedades Venéreas y Dermatología”. en 1877. A medida que avanza el siglo va creciendo la atención hacia las afecciones de la piel. Guay. Insua Hilaron. Entre 1842 y 1867 el litoral ecuatoriano y particularmente la ciudad de Guayaquil sufrieron tres epidemias de fiebre amarilla que produjeron una alta mortalidad entre sus habitantes. Primera mitad del siglo XX (1900-1950) A comienzos del siglo es posible observar ya una cierta inclinación a la Dermatología entre los médicos clínicos de la costa ecuatoriana y comienzan a divulgarse a través de las revistas de la época sus valiosas observaciones. “¿Existen la Blastomicosis y la Leishmaniasis en el Ecuador?”. Med. “Micetos que originan dermatomicosis del hombre más comunes en Guayaquil” (Tesis Doctoral). 128. Cuando falleció el Dr. El cambio definitivo se produce a partir de dos hechos sucedidos en la década de 1950-1960. José Falconí Villagómez–. Año XXIII. “Dermatitis Vesicular Aguda”. 195 . 163. Vol II. y “Dermatitis Bullosa Plantaris”. Univ. Act. con lo cual se inicia un nuevo y más exitoso período para la medicina local. El primero fue la creación de servicios de Dermatología en nuestros hospitales. Año IV. Quir. Rev. 1921. Soc. Hacia fines de los años 1940 algunos médicos clínicos empiezan a mostrar una dedicación preferente a los problemas de la piel y comienza a germinar una nueva mentalidad que va esbozando los principios de la Dermatología como especialidad. Bol. 97. 1. Bol. 1917. Armando Pareja Coronel. —José Darío Moral. 1927. 1933. Esta enfermedad. Cir. “Leishmaniasis Americana”. Entre esas publicaciones citamos las siguientes: —José Ramón Boloña. la viruela. I Cong. el sarampión. 73. Med. entre los cuales estaban los primeros especialistas graduados como dermatólogos en el extranjero. En diciembre de 1867 comienza a funcionar en Guayaquil la Junta Universitaria. Vol VII. quienes aportaron nuevas ideas que tuvieron una acogida inmediata. —J. 132. A los nombres de eminentes clínicos que presentan publicaciones sobre el tema –como Alfredo Valenzuela Valverde. Cir. Gustavo Adolfo Fassio. An. Guayaquil se vio atacada por una nueva epidemia de fiebre amarilla en 1880. junto con el dengue. el cual empezó a brindar atención a los enfermos a fines de 1837. en ese momento se separó la cátedra y comenzó a llamarse “Cátedra de Dermatología”. 140. el cólera y las disenterías fueron los padecimientos más frecuentes de la región en el último cuarto del siglo XIX. organismo cuya función era recibir los exámenes de incorporación de quienes querían ejercer en Guayaquil o en la provincia. —Juan Federico Heinert. Año XVIII. con quien se inició en la Facultad de Medicina de la Universidad de Guayaquil la Cátedra de Dermatología.Historia de la Dermatología ecuatoriana sitios donde brotan las aguas termales de Santa Elena. Payese le sucedió el Dr. 1920. Med. abre sus puertas la Facultad de Medicina de Guayaquil. el segundo. Med. se unen los de otros médicos que empiezan a mostrar una inclinación preferente por la Dermatología como José Víctor Payese Gault. Ecuat. que en su inicio se llamó de “Urología. Guay. Trab. Diez años más tarde.

La idea surgió en la ciudad de Guayaquil y los doctores Enrique Uraga Peña. A. el 15 de mayo de 1963. en cuyo 4º piso funcionaba el Club Médico. MADERO. se reunieron en los salones del Club Médico. Silvio Torres. Edificio situado en la Avenida 9 de Octubre y Baquerizo Moreno (Guayaquil). Arcos. este servicio tuvo como creador y primer jefe al Dr. Sifilografía y Leprología. en el local del Club Médico (figura 1) situado en el cuarto piso del edificio que todavía existe en la esquina noroeste de la intersección formada por las calles Baquerizo Moreno y Nueve de Octubre y decidieron formar la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Algunos se formaron en nuestras salas hospitalarias y otros tuvieron la oportunidad de estudiar en el exterior. quienes en conjunto con el Dr. Fundación de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología En las circunstancias mencionadas. MADERO. Carvajal en Guayaquil quienes junto a los ya citados y con la colaboración de otros colegas que también se dedicaban parcialmente a la Dermatología fueron conformando la especialidad en nuestro país. previa convocatoria efectuada por los doctores Enrique Uraga Peña. cuya acta de constitución transcribimos: ACTA DE CONSTITUCIÓN DE LA SOCIEDAD ECUATORIANA DE DERMATOLOGÍA Figura 1. Germán Moreno Valero. 23 prestigiosos profesionales se reunieron en la ciudad de Guayaquil. Arias en Cuenca. Wenceslao Ollague Loayza y Luis Carvajal Huerta se encargaron de hacerla realidad: iniciaron las reuniones preliminares con diferentes profesionales médicos del país que practicaban la Dermatología u otras especialidades afines. Carlos Hidalgo González. L. Eudoro Moscoso. Así. Domingo Paredes.M . 196 . Carlos Espín. en la que señalaba que el objetivo fundamental de la reunión era el de constituir. Wenceslao Ollague Loayza –titulado como dermatólogo de la Escuela Profesional de Dermatología de Madrid– y Luis Carvajal Huerta. Dr. Lasso y Murgueytio en Quito. difusión y enseñanza de la especialidad. Enrique Uraga P. quienes después de oír la exposición que efectuara el Dr. Servio Peñaherrera A. donde se fundó la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología En la ciudad de Guayaquil a los quince días del mes de mayo de mil novecientos sesenta y tres. COELLO. MONTENEGRO. W. los Drs. Francisco Parra. Eduardo Reina. Roberto Jalón. M . Uraga Peña y como Secretario al Dr. Surgió entonces la necesidad de crear una Sociedad Ecuatoriana de Dermatología y se fijó fecha y lugar para realizar una reunión de nivel nacional en la que se llevaría a cabo la fundación de la entidad. en la Sala Santa Luisa del Hospital Luis Vernaza de la Junta de Beneficencia de Guayaquil. Jorge Bermeo. Bertha Duarte de Rendón. Ollague y L. Uraga Peña. Jorge Ramírez. si así lo estimaban conveniente. Carlos Timm. Quezada y C. acordaron constituirse en Asamblea y designaron para el efecto como Director de la misma al Dr. resolvieron en definitiva la formación de la Sociedad y que luego de ser aprobados por la misma los sometieron a consideración del Poder Ejecutivo para su aprobación de conformidad con las disposiciones legales pertinentes. Fassio. Aparecen entonces. Uraga Peña fueron los iniciadores de la Dermatología guayaquileña. F. Claudio Arias. C . los doctores Edmundo Blum. Otto Arias. J. Vintimilla. y G. Enrique Uraga Peña. G . Ollague Loayza. ARIAS El primer servicio hospitalario de atención dermatológica en la ciudad de Guayaquil se creó en 1952. y luego de oír diversas exposiciones favorables a dicho criterio. Dr. con miras a incrementar el estudio de dichas ramas de la Medicina y propender por todos los medios a su mayor difusión y engrandecimiento. Espinoza Bravo. Con estos antecedentes el momento era propicio para el desarrollo de la Dermatología y consecuentemente aumentaba el número de médicos que se dedicaban a la especialidad. entre muchos otros. Luis Carvajal Huerta y Wenceslao Ollague Loayza. Bolívar Estrella. Felipe Aroca y Servio Peñaherrera. Cordero. una entidad que agrupara a todos los médicos que tuvieran dedicación especial a la Dermatología. El Servicio de Dermatología del Hospital Vernaza incluyó poco después a los Drs. el inicio de los años 1960 presentaba campo propicio para que todos estos profesionales se uniesen bajo un solo cuerpo colegiado que se dedicara de lleno al fomento de la investigación. Elena Yerovi.

Desde el momento de su fundación. Elena Yerovi. Enrique Uraga Peña fue elegido como primer presidente de la Sociedad. Julio Sempértegui V. 1. el Dr. La Asamblea dispone la elección de un Directorio Provisional por esta vez. ciudad en la que por entonces se realizaba la mayor actividad científica dentro del campo dermatológico. Luis Carvajal Huerta como vicepresidente y el Dr. hasta el mes de mayo próximo. 21 y 22 de mayo del mismo año. la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología tuvo su sede en Guayaquil. eligiendo al mismo tiempo su primer directorio presidido por el Dr. y Jorge Palacios A.. Claudio Arias A. el 31 de julio de 1963. Tarquino Viteri. Uraga fue reelecto como presidente de la Sociedad para un segundo período. Octavio Neira P. Esta comisión trazó un amplio plan de actividades tendiente a difundir y engrandecer la Dermatología en todo el Ecuador. Eudoro Moscoso S. Enmanuel Peña U. Wenceslao Ollague Loayza. Wilson Correa. en este plan se destaca la idea del Dr. Wenceslao Ollague (Presidente) y Dr. Dr. Dr. con sede en Guayaquil. Con el nombre de Sociedad Ecuatoriana de Dermatología créase una Asociación Científica de derecho privado y de carácter nacional. Dr. Dr. en su primera sesión. Durante su gestión la entidad se desarrolló de manera eficaz tanto en el nivel nacional como en sus relaciones con Sociedades Dermatológicas de América y Europa. se publicaron varios números hasta fines de 1969 cuando se suspendió su publicación por problemas económicos (figuras 2 y 3). lo acompañan el Dr. 79.. Dichos estatutos iniciales constaban de 79 artículos de entre los cuales citamos el primero y el último: Art.. como presidente. y Servio Peñaherrera A. daría a la Sociedad una integración y representación de carácter nacional. descrita más adelante. En 1965 el Dr. Alfonso Coronel. De pie: Dr. Directiva de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología en el período 1966–1967. Servio Peñaherrera Astudillo como secretario. declaró inaugurada la Sociedad.. Carlos Timm Figura 3. Claudio Arias Argudo. Ollague de contar con una revista propia de la especialidad donde los dermatólogos pudiesen comunicar sus experiencias y de esa forma difundir la Dermatología en el país. Jaime Vintimilla A. Poco después.. el Dr. 197 . Uraga Peña. La Asamblea reunida para la aprobación de los Estatutos y acatando la disposición de lo resuelto en el Art. Servio Peñaherrera y Dr. Portada del primer número de la Revista Dermatología publicado en septiembre de 1966 El 21 de julio de 1966 es elegido presidente el Dr. Esta particularidad se mantuvo hasta el año 1986 en que una reforma estatutaria. Enrique Uraga. Vicente Ruilova S. se reúne en Cuenca con un selecto grupo de médicos –entre los cuales se encontraban Leoncio Cordero J.Historia de la Dermatología ecuatoriana Inmediatamente después de constituida la Sociedad se procede a la elaboración de sus Estatutos.– y proceden a la constitución del Núcleo del Azuay de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. que fueron discutidos y aprobados en sesiones de Asamblea realizadas los días 19. FUNDACIÓN DEL NÚCLEO DE CUENCA En el año 1971 la directiva de turno presidida por Wenceslao Ollague L. la misma que se regirá por los siguientes Estatutos. La idea se hizo realidad en septiembre de 1966 cuando apareció el primer número de la revista Dermatología. Art. LA PRIMERA REVISTA DERMATOLÓGICA Figura 2... Sentados: Dra. 79 eligió el Directorio Provisional. realizada en el Paraninfo de la Universidad.

con el deseo de intercambiar conocimientos y experiencias y estrechar los lazos humanos entre los dermatólogos ecuatorianos. Desde entonces han tenido lugar 11 Congresos Nacionales que se realizan normalmente cada dos años y constituyen el evento de mayor atención y reconocimiento de los especialistas ecuatorianos. FUNDACIÓN DEL NÚCLEO DE QUITO La Dermatología ecuatoriana crecía en forma sostenida. en la ciudad de Guayaquil. Desde su inicio los Triangulares se convirtieron en una de las reuniones más apreciadas y concurridas de los dermatólogos ecuatorianos ya que. G . Jorge Ruiz Espinoza. en junio de 1978. F. CONGRESOS ECUATORIANOS DE DERMATOLOGÍA Las Jornadas Ecuatorianas de Dermatología realizadas en la década de 1970 fueron el sustento para la realización posterior de los Congresos Ecuatorianos de Dermatología que se iniciaron en la ciudad de Guayaquil. en julio de 1981 bajo la presidencia del Dr. además del intercambio y actualización de conocimientos. desde 1991 hasta el presente. se crearon los eventos que inicialmente se llamaron Triangulares de Dermatología debido a que estaban planificados para tres reuniones anuales realizadas en forma rotativa en Guayaquil. Wenceslao Ollague Loayza. Los Triangulares de Dermatología han mantenido hasta la actualidad el mismo espíritu y motivación con que se crearon. ARIAS LAS JORNADAS ECUATORIANAS DE DERMATOLOGÍA Un hito en la Dermatología ecuatoriana fue la realización en 1973. MADERO. incluían la presentación de casos dermatológicos especiales ampliamente discutidos y comentados por los asistentes. que entre 1973 y 1979 se realizaron en tres ocasiones y fueron las precursoras de los Congresos Ecuatorianos de Dermatología. quien junto a un grupo de dermatólogos guayaquileños recorría periódicamente diversas regiones del Ecuador para hacer investigaciones sobre patologías cutáneas propias de la zona y al mismo tiempo difundir los conocimientos y la especialidad. Magdalena Vanoni y como secretario al Dr. Al mismo tiempo se iniciaron las I Jornadas Ecuatorianas de Dermatología. por cambios en su auspicio pasaron a denominarse Jornadas Regionales de Dermatología. C . se han realizado ya en 34 ocasiones. Posteriormente. Uno de sus impulsores era el Dr.M . del II Congreso Bolivariano de Dermatología. M . a partir de 1980. MONTENEGRO. A continuación se presenta una relación cronológica de los Congresos de Dermatología realizados en el Ecuador: 198 . MADERO. con la asistencia conjunta de los especialistas de dichas ciudades. La primera directiva del Núcleo de Quito tuvo como presidente al Dr. Wilson Correa Bustamante. como vicepresidente a la Dra. La iniciativa. Raúl Murgueytio. Ollague logró reunir a un grupo de médicos dermatólogos de la ciudad de Quito para fundar la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología-Núcleo de Quito. producto de una extensa casuística. Los fundadores fueron Raúl Murgueytio Stacey. Galo Montenegro. en 1978. COELLO. evento en el que ante numerosos dermatólogos extranjeros.. Gonzalo Calero H. LOS TRIANGULARES DE DERMATOLOGÍA Otro hecho importante en la Dermatología ecuatoriana fue ideado y realizado durante la directiva del Dr. Magdalena Vanoni Martínez. mediación e intervención directa del Dr. son llamadas Jornadas Nacionales de Dermatología debido a que la amplia difusión de la especialidad en el país hizo que se incluyeran otras ciudades en la organización y en la participación activa. los especialistas ecuatorianos mostraron su capacidad de investigación al presentar sus trabajos sobre amiloidosis cutánea con una nueva clasificación. En los últimos años estas Jornadas se efectúan en años alternos para que no coincidan con los Congresos Nacionales. sin embargo. Galo Montenegro López y Ernesto Caviedes López. Quito y Cuenca.

los representantes de los Núcleos del país iniciaron desde 1984 una serie de reuniones destinadas a reformar los estatutos a fin de lograr que la Sociedad tuviera un verdadero carácter nacional. la primera revista de Dermatología en Ecuador apareció en 1966. la Junta de dicho Núcleo es la que actúa como directiva nacional durante el período correspondiente. NUEVAS PUBLICACIONES EN DERMATOLOGIA Como ya se mencionó. Con esa intención y como ya se describió. A partir de 1982 se inicia el primer posgrado en Dermatología en la Universidad de Guayaquil. entre otros países. 9-12 de noviembre de 1983. Quito. se formaban en España. ministro de Salud de la época. Cuenca. 20-25 de julio de 1995. el Dr. Wenceslao Ollague Loayza. y a la vez. 9-12 de octubre de 1985. • IV Congreso Ecuatoriano de Dermatología. • VIII Congreso Ecuatoriano de Dermatología y I Encuentro de Dermatología del Área Bolivariana. Quito. Por estas circunstancias. 1-6 mayo de 1997. • II Congreso Ecuatoriano de Dermatología. bajo la dirección de su impulsor. fundada en Guayaquil. el cual fue presentado para su aprobación legal por medio del Acuerdo Ministerial Nº 697 del 26 de mayo de 1986. • XI Congreso Ecuatoriano de Dermatología. • III Congreso Ecuatoriano de Dermatología. • VI Congreso Ecuatoriano de Dermatología. Jorge Bracho Oña. A partir de entonces las incorporaciones de dermatólogos se hacen anualmente y el número de escuelas de posgrado se ha incrementado a tres: dos en la ciudad de Guayaquil y una en Quito. la sede nacional que durante 23 años había estado exclusivamente en Guayaquil pasó a ser rotativa. A partir de entonces se publicaron números especiales de 199 . se imprimieron unos pocos números en forma un tanto irregular hasta que cesó su publicación en 1969. Desde ese momento. Guayaquil. 19-22 de julio de 2001. EL DERMATOLOGÍA EN EL ECUADOR Hasta los inicios de la década de 1980. Los primeros tres dermatólogos graduados en una Universidad ecuatoriana recibieron su título en julio de 1985. POSGRADO DE REFORMA Y APROBACIÓN DE LOS NUEVOS ESTATUTOS DE LA SOCIEDAD DE DERMATOLOGÍA Hasta el año 1986 la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. había realizado una labor eficiente difundiendo de variadas maneras la Dermatología como especialidad por todos los confines del país. Guayaquil. 12-16 de abril de 1993. firmado por el Dr. 22-25 de julio de 1981. 8-11 de octubre de 1987. en la Unidad de Dermatología. también había fomentado y participado activamente en la conformación de los Núcleos de Azuay y de Quito. • VII Congreso Ecuatoriano de Dermatología. México y Brasil. julio de 2003. • X Congreso Ecuatoriano de Dermatología. Venereología y Alergia del Dispensario 31 del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. Cuenca.Historia de la Dermatología ecuatoriana • I Congreso Ecuatoriano de Dermatología. A fines de 1985 se había logrado ya elaborar un proyecto de reforma de los estatutos. Debe cambiar cada dos años al Núcleo que sea sede del Congreso. Sin embargo. • IX Congreso Ecuatoriano de Dermatología. Francia. los dermatólogos ecuatorianos tenían que capacitarse en el exterior para obtener su título de especialistas. Estados Unidos. Quito. 29 abril-3 mayo de 1999. Guayaquil. 7-12 de octubre de 1990. Quito. • V Congreso Ecuatoriano de Dermatología y IX Congreso Bolivariano de Dermatología. el marco legal con el que se desenvolvía la Sociedad determinaba que cada uno de los núcleos formados actuara de manera independiente sin la debida integración estatutaria que le diera una real representación nacional. Guayaquil. Cuenca.

esta nueva Dermatología se mantiene hasta la actualidad como órgano oficial de la Sociedad.M . un encuentro científico y de amistad entre los profesionales peruanos y ecuatorianos que no sólo representó un valioso intercambio de nivel internacional. Wenceslao Ollague Loayza logró sacar a la luz una nueva revista con el nombre de Dermatología Ecuatoriana. a partir de 1986. ambos formaron en 1994 el Pre-Núcleo de Loja. quien las realizó en conjunto con el Dr. El número total de dermatólogos en el Ecuador es levemente mayor debido a que algunos especialistas. El promotor de estas Jornadas fue el Dr. al mismo tiempo que participan activamente en la vida de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. La directiva de la Sociedad es ejercida de manera rotativa por los núcleos de Guayaquil. La primera fue Beatriz Ojeda y luego Antonio Reyes. G . En enero de 1992 los doctores Patricio Freire. En la ciudad de Loja. y en julio de 2005 se realizará la quinta en la ciudad de Guayaquil (figura 4). toman la iniciativa de continuar las publicaciones de nuestros especialistas con una revista con el mismo nombre de la que publicara originalmente el Dr. la Dermatología ecuatoriana tiene como órgano oficial a la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. COELLO. en varias ciudades del país hay especialistas que. Wenceslao Ollague en 1966. Jorge Bermeo Vivanco fue uno de los pioneros de la Dermatología. Figura 4. M . FUNDACIÓN DEL PRE-NÚCLEO DE LOJA En la década de 1990 la Dermatología ecuatoriana creció de manera importante. miembros del Núcleo de Quito. pero el empuje del Dr. Gonzalo Calero Hidalgo. en el órgano oficial de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. F. JORNADAS ECUATORIANO-PERUANAS DE DERMATOLOGÍA Un acontecimiento que constituyó un verdadero hito dentro de la historia de la Dermatología ecuatoriana fueron las Jornadas Ecuatoriano-Peruanas de Dermatología. Santiago Palacios y Luis Moncayo. Desde entonces y de manera alterna en distintas ciudades de Ecuador y Perú se han realizado exitosamente cuatro Jornadas. gracias al entusiasmo y la entrega de sus editores. en aquel entonces presidente del Núcleo del Guayas. El Dr. I Jornadas Ecuatoriano–Peruanas de Dermatología en la ciudad de Machala Ecuador. En el período actual (2003-2005) la directiva nacional de la Sociedad está en el Núcleo 200 . en 1962 estudió junto a los Profs. la cual se constituyó. habiéndose publicado ya más de veinte números de valioso contenido científico. comienzan a conformar grupos que aspiran a convertirse en Núcleos de la Sociedad. sino que fue especialmente significativo por el momento y las circunstancias singulares de la guerra del Cenepa entre Ecuador y Perú. al que posteriormente fueron incorporándose otros especialistas. C . Quito y Cuenca en períodos de dos años. ARIAS manera muy aislada. A partir de 1985 comienzan a llegar a Loja los primeros médicos formados y titulados como dermatólogos con el profesor Ollague en Guayaquil. mayo de 1999 La Dermatología ecuatoriana en el presente En la actualidad. Las primeras Jornadas Ecuatoriano-Peruanas se realizaron entre el 28 y el 30 de mayo de 1999 en la ciudad ecuatoriana de Machala. el Dr. Juan Jaramillo Puertas estaba a cargo del área de Dermatología del Hospital San Juan de Dios de la misma ciudad desde 1968. Ollague y Uraga en Guayaquil y en 1978 fue designado profesor de Dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Loja. MADERO. Luis Chiriboga Ardito. MONTENEGRO. por motivos diversos. no están registrados en la Sociedad. con presencia en todo el territorio nacional a través de sus 119 asociados que ejercen en las principales ciudades del país. MADERO.

Dr. Dr. Dr. Miembro de varias Sociedades Dermatológicas de América Latina (figura 5). Dr. Fundador y primer director de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. WENCESLAO OLLAGUE LOAYZA (1927–1990) Nació en la ciudad de Santa Rosa. La atención dermatológica ambulatoria se realiza en la mayoría de los hospitales del país y también en unidades de menor nivel o en dispensarios dedicados a la especialidad. que actualmente incorporan un promedio de diez dermatólogos por año. jornadas y congresos. PRESIDENTES Dr. Profesor titular de Dermatología de la Universidad de Guayaquil. provincia de El Oro. y nuestros dermatólogos asisten regularmente a los más importantes eventos internacionales para compartir y adquirir conocimientos. Considerado por muchos como el más destacado 201 . La hospitalización para pacientes con afecciones dermatológicas es actualmente una constante en los Servicios de Dermatología de los hospitales de las principales ciudades ecuatorianas.Historia de la Dermatología ecuatoriana del Azuay. La enseñanza de la Dermatología como especialidad se realiza en las tres escuelas de posgrado ya mencionadas. Dr. de la ciudad de Cuenca. Dr. ENRIQUE URAGA PEÑA (1902-1980) Nació en la ciudad de Guayaquil. Dr. escogidos de entre aquellos que ya no se encuentran junto a nosotros. Dr. A nivel nacional. como un homenaje a su memoria y a la obra que realizaron en beneficio de la Dermatología ecuatoriana. Fundador del primer Servicio de Dermatología de Guayaquil. Decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Guayaquil. Dr. DE LA SOCIEDAD ECUATORIANA DE DERMATOLOGÍA Enrique Uraga Peña 1964-1965 / 1965-1966 Wenceslao Ollague Loayza 1966-1967 / 1967-1968 / 1970-1971 / 1981-1983 Luis Carvajal Huerta 1968-1969 / 1969-1970 / 1973-1974 Servio Peñaherrera Astudillo 1971-1972 / 1972-1973 / 1974-1975 / 1975-1976 Gonzalo Calero Hidalgo 1976-1977 / 1977-1978 / 1993-1995 Humberto Ferretti Jurado 1978-1979 Wilson Correa Bustamante 1979-1980 / 1980-1981 Luis Chiriboga Ardito 1983-1985 José Ollague Torres 1986-1988 Carlos Carvajal Hernández 1988-1990 Franklin Encalada Córdova 1990-1992 Oswaldo Reyes Baca 1995-1997 Marcelo Merchán Manzano 1997-1999 Franklin Madero Izaguirre 1999-2001 Santiago Palacios Álvarez 2001-2003 Víctor León Chérrez 2003-2005 Grandes dermatólogos ecuatorianos Presentamos aquí una breve biografía de algunos de los más influyentes dermatólogos del país. Dr. pero desarrolló su actividad profesional en la ciudad de Guayaquil. Víctor León Chérrez. Dr. la presencia de la especialidad es constante por medio de la realización de cursos. cargo que desempeñó por dos períodos para luego ser designado Presidente Honorario. Dr. Dr. cuyo presidente y por ende el presidente nacional es el Dr. DR. DR. Dr. Dr.

realizó estudios en Dermatología en Argentina y Estados Unidos para luego ejercer la especialidad en Guayaquil. Luis Carvajal Huerta Figura 10. provincia del Azuay. que actualmente lleva su nombre. FRANKLIN ENCALADA CÓRDOVA (1944-1991) Originario de Limón. Raúl Murgueytio Stacey Figura 8. del Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología.M . ejerció su actividad en la ciudad de Guayaquil. Fue Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Luis Vernaza. DR. M . Dr. Enrique Uraga Figura 6. Profesor principal de Dermatología de la Figura 5. Desempeñó su actividad en la ciudad de Cuenca como médico dermatólogo del Hospital Vicente Corral Moscoso. profesor y director del posgrado de Dermatología de la Universidad Católica de Guayaquil y presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Venereología y Alergia del IESS en Guayaquil. provincia de Manabí y desarrolló su labor profesional en la ciudad de Quito. Dr. Investigador profundo. DR. COELLO. Profesor principal de Dermatología en las Facultades de Ciencias Médicas de la Universidad de Guayaquil y Universidad Católica de Santiago de Guayaquil. SERVIO PEÑAHERRERA ASTUDILLO (1932-1995) Originario de Girón. se formó en Madrid junto a Gay Prieto y Gómez Orbaneja. Provincia del Azuay. Formado en los Hospitales de Baltimore. Autor del Manual de Dermatología. Subsecretario Regional de Salud y autor de numerosos trabajos científicos y publicaciones médicas (figura 8). MADERO. Wenceslao Ollague y luego fue a Argentina donde obtuvo su título de especialista en Dermatología. profesor de pre y posgrado de Dermatología. Fundador de la Unidad de Dermatología. G . Miembro de la Academia Americana de Dermatología. MADERO. subdecano y decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Católica de Guayaquil. Fue socio fundador de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología y presidente de la misma en cuatro ocasiones. Dr. Dr. Inició sus estudios de Dermatología junto al Prof. Andrade Marín y de SOLCA. Fue autor de varias investigaciones originales que merecieron reconocimiento internacional (figura 9). Fundador de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología de la que fue presidente en varias ocasiones. RAÚL MURGUEYTIO STACEY (1924-1992) Nació en la ciudad de Jipijapa. Fundador y primer presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Philadelphia y New York. Wenceslao Ollague Loayza Figura 7. MONTENEGRO. F. regresó para desempeñarse como dermatólogo de los Hospitales Baca Ortiz. Se especializó en Salud Pública y Dermatología en Brasil. Fue también profesor de Epidemiología y Bioestadística. Su mayor mérito fue llevar a la Dermatología ecuatoriana a los más altos niveles mundiales (figura 6). Núcleo de Quito. profesor titular de la Cátedra de Dermatología de la Universidad de Guayaquil. Franklin Encalada Córdova 202 . Servio Peñaherrera Astudillo Figura 9. DR. Ocupó las más altas dignidades en la Federación Bolivariana de Dermatología y en el Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología. de la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría y de la Academia Ecuatoriana de Medicina (figura 7). Dr. Profesor de Dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Quito. C . realizó numerosos trabajos científicos que dieron lugar a publicaciones en revistas nacionales y extranjeras. DR. LUIS CARVAJAL HUERTA (1925-2001) Nacido en Quito. ARIAS dermatólogo ecuatoriano. Dr.

La Dermatología en Quito ■ II. Wenceslao Ollague Loayza. Me intereso por los leprosos pidiendo que se mande un joven médico a los Estados Unidos de América para 203 . 3º Congreso Ecuatoriano de Dermatología. Dermatología. 1971. Memorias de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. 1971–1998. Dermatología. Ollague Torres JM.V(1).1992. Historia de la Dermatología en el Azuay. quien al regresar de Europa como médico cirujano ejerce también la Dermatología.Historia de la Dermatología ecuatoriana Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca y presidente del Colegio de Médicos del Azuay y de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología (figura 10). Dr. Núcleo del Azuay. Sept 1999. Saeteros de García A. Raúl Murgueytio Stacey. Núcleo del Guayas. Casa de la Cultura.3(2). desarrollo y logros de esta joven Sociedad. Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Villavicencio expresa textualmente: “Soy creador de la Cátedra de Dermatología. Pero en 1910 se inicia en Quito la Dermatología como rama especial de la Medicina. En-jun 1983. Dermatología. Madero Izaguirre M. así como también a los médicos que dieron inicio a la Dermatología en la ciudad de Quito y la proyectaron en el ámbito nacional e internacional. El pionero de esta hazaña es el Dr. 2001. Correa Bustamante W.1(1). Historia de la Medicina en la provincia del Guayas. Directorio Nacional Dermatológico Ecuatoriano. Lasso. Discurso de Inauguración del 1º Congreso Ecuatoriano de Dermatología. La historia de la Dermatología ecuatoriana y especialmente la de nuestra ciudad no es nueva. Discurso de agradecimiento al recibir condecoración del Gobierno Nacional en el 1º Congreso Ecuatoriano de Dermatología. Núcleo del Guayas. En los apuntes biográficos realizados por don Eduardo Samaniego y Álvarez1 el Dr. Núcleo del Guayas. II. 1994. Índice de la Bibliografía Médica Ecuatoriana. En-jun 1983. Madero Izaguirre F. Dermatología. 1988. Actas de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Actas de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. 1978–1998. Núcleo de Quito. 1986–1998. Coello Uriguen M. 1997. Precursores de la Dermatología: Dr. Dermatología. 1995. Moncay L.V(1). Muchas enfermedades cutáneas fueron tratadas por médicos ecuatorianos cuyos nombres sólo son conocidos por las generaciones que tuvieron el privilegio de ser tratadas por ellos. Jun 1986. Discurso en la sesión inaugural del 7º Congreso Ecuatoriano de Dermatología. Homenaje póstumo al Dr. Madero Moreira M. Dermatología. Ollague Loayza W. En este capítulo he creído oportuno destacar algunos datos relativos al surgimiento. Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Ollague Torres JM. Actas de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. 1963-1986. Madero Moreira M.4(2-3). Dermatología Ecuatoriana. Freire P. Servio Peñaherrera A. Ricardo Villavicencio Ponce. Arcos y en sifilografía. Guayaquil. Boletín Informativo Nº4. 1955.1(2). Arias Argudo C. Zambrano y Ricardo Paredes. ¿No he formado discípulos en esta rama? Allí están los dermatólogos Espinoza Bravo. Boletín Informativo Nº5. Ag 2000. ¿Cómo se curaba antes en el hospital a los enfermos de piel? A todos con el ungüento del soldado.V(2). Madero Izaguirre M. Nota Necrológica. La Dermatología en Quito Galo Montenegro López Es importante conocer el pasado para vivir el presente y proyectarse al futuro. Imprenta de la Casa de la Cultura. a la que dedica con entusiasmo buena parte de su tiempo. ■ Referencias bibliográficas Actas de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología.

la actividad constante ha estado representada por las sesiones mensuales de sus integrantes realizadas los terceros jueves de cada mes en los hospitales donde trabajan sus socios. pero se reabrió en septiembre de 1961 a cargo del Dr. en su trabajo “Sobre los simúlidos transmisores de la enfermedad”. entre otros. F. Sus presidentes han sido los Drs. Cabe destacar que el Dr. el 20 de junio de 1978. el Hospital del IESS. El Dr. cuando desapareció por razones de orden político. Raúl Murgueytio. También fue el encargado de denunciar. siendo ministro el Dr. el Dr. asumió la cátedra a la cual aportó sus conocimientos. En julio de 1929 se le ratificó y amplió el nombramiento de profesor en las Cátedras de Clínicas Quirúrgicas. MADERO. Jorge Ruiz. En el Congreso Bolivariano de Dermatología realizado en Guayaquil en 1973 presentó el trabajo “Escabiosis en América”. hecho que se hace efectivo mediante acuerdo ministerial Nº 9956. Es destacable la obra del Dr. incluyéndosela dentro de Epidemiología. publicado en la Gaceta Médica de Guayaquil. coccidiodomicosis y paracoccidiodomicosis. Cabe destacar también que el Dr. Eduardo Villacís un trabajo sobre “Elefantiasis nostra”. Realizó otros aportes en el ámbito de las micosis profundas como rinosporidiosis. Asdrúbal de la Torre. Mario Sarzosa. Carlos Carvajal. muy propio de esos tiempos.M . En sus estatutos se destaca el artículo primero: “La Sociedad fue fundada para estimular el estudio de las enfermedades dermatológicas y fomentar la amistad y cooperación profesional entre sus miembros”. Le sucede su discípulo. Julia Villanueva. MADERO. Raúl Murgueytio fue su primer presidente y se integraron al grupo los Drs. el Hospital Militar. Dedicó a su hijo Dr. La comisión directiva se renueva cada dos años. COELLO. durante los años 1959-1960 fue suspendida la cátedra. Posteriormente el Dr. la existencia de la oncocercosis en el país. León fue el médico ecuatoriano que dentro de la especialidad ha editado el mayor número de trabajos: más de 150 estudios publicados en revistas extranjeras y nacionales. esto es. quien en 1944 fundó la cátedra de Medicina Tropical que se mantuvo como tal hasta el año 1972. Santiago Palacios y actualmente el Dr. Jorge Ruiz. ARIAS estudiar el progreso del tratamiento de esta enfermedad”. Eduardo Garzón. Villavicencio. Ginecología. León aportó a la Dermatología Tropical varios trabajos. dermatitis exfoliativa y carbunco. discípulo del Dr. Luis A. Galo Montenegro. Desde su fundación. Magdalena Vanoni y Galo Montenegro. especializado en los Estados Unidos. C . los cuales se encuentran publicados en la revista del Hospital San Juan de Dios. quien desde 1948 continuó con la Cátedra de Dermatología y fue jefe de Dermatología del Hospital San Juan de Dios. donde se destacó por su espíritu patriótico. Después de muchos intentos frustrados. Por motivos de orden político. entre los más importantes están “Etiología treponémica del mal del Pinto” y varias investigaciones sobre leishmaniasis en colaboración con su hijo Renato. siendo ejemplo de trabajo y dedicación para las futuras generaciones. en el mes de noviembre de 1977 se funda la Sociedad de Dermatología Núcleo de Quito. Los nombres de los Drs. Un hecho vinculado consustancialmente con la especialidad fue la formación de nuestra Sociedad. Luego de una larga y fructífera labor falleció el 10 de abril de 1934. El Dr. Ramiro Campuzano. Realizó varios trabajos sobre lepra. Oswaldo Reyes. Dermatología y Sifilografía.: Magdalena Vanoni. Luis Rendón quien dictó clases como profesor agregado y realizó los estudios de la especialidad en los Estados Unidos. el Hospital Dermatológico Gonzalo González y en algunas ocasiones el Hospital Voz 204 . en 1952. M . León. MONTENEGRO. Manuel Villacís. Holger Garzón. También podemos mencionar al Dr. G . Jorge Ruiz y Galo Montenegro –estos dos últimos realizaron sus estudios de la especialidad en Brasil– se vincularon en los últimos años con la cátedra de Dermatología. Holger Garzón. Falleció el 27 de diciembre de 1979 a la edad de 80 años. Villavicencio ocupó la presidencia de la Cámara de Diputados. el Enrique Garcés del Sur. Luis A. Ernesto Caviedes. Dolores Fusseu. tiñas.

a un edificio perteneciente a la comunidad de Padres Jesuitas que habían sido expulsados.Historia de la Dermatología ecuatoriana Andes. Azuay. el intercambio libre de correspondencia. Isidro Ayora. Luis Rendón –quien había realizado estudios de Dermatología en los Estados Unidos– el cual permaneció en su cargo por 17 años consecutivos. fue inaugurado el 2 de abril de 1927 con carácter de leprocomio nacional. Gonzalo Hernández realiza en Quito su tesis doctoral sobre “Censo de la Lepra en el Ecuador” y reemplaza al Dr. Posteriormente. Se permite el manejo de dinero. En el año 1983 se realizó en Quito el Segundo Congreso de Dermatología. el tema principal que se debatió con el aporte del núcleo de Quito fue “Dermatosis principales en las regiones del Ecuador”. En esta época el leprocomio sufre notables cambios y transformaciones. se une a la historia de la Dermatología. Cabe mencionar que luego de conformada la Sociedad. Es importante destacar aquí la historia del Hospital Dermatológico Gonzalo González cuyo crecimiento fue paralelo al de la Dermatología en Quito. así el nombre de Mauricio Camilo Ede. era un “hospital cárcel”. Su primer director fue el Dr. esto es. desaparecen los parlatorios y el lugar va tomando la fisonomía de un verdadero hospital. En la actualidad subsisten pequeñas murallas de esa época. En el año 1911 bajo la presidencia del General Eloy Alfaro los pacientes son trasladados a Pifo. Rendón se inicia la campaña antileprosa en el Ecuador. Imbabura. Las antiguas barreras de recelo se derrumban. En 1922. Bolívar y Carchi. año en que la muerte le sorprende prematuramente. Se los mantenía incomunicados y con las puertas cerradas de por vida. comenzaron a realizarse los Triangulares de Dermatología con el auspicio de la casa Schering Americana. en su lugar circulaban sellos equivalentes a papel moneda. ventanas con mallas y alambres a través de los cuales hablaban los pacientes con sus familiares o dictaban sus cartas. No existía allí moneda corriente. En 1882 se asilaban en el hospital y manicomio San Lázaro donde recibían un aislamiento riguroso e inhumano. Realizó las gestiones para traerla al país donde comenzó a usarse en 1947. siendo presidente el Dr. Gracias a la fundación católica alemana Hardeseen se inicia la construcción de la ciudadela del enfermo de Hansen. Durante el Tercer Congreso en Cuenca. ya que eran perseguidos y luego abandonados a su suerte. en aquella época su gerente. En 1948 el Dr. El Dr. una subvención diaria cuya denominación se mantiene hasta la actualidad y que proviene de un pedazo de masa para hacer pan que se les daba a los pacientes cuando permanecían en el Hospital San Lázaro. Con el Dr. El tema leishmaniasis también fue abordado por el Núcleo de Quito en el primer Congreso de la especialidad realizado en Guayaquil en 1981. González permanece como director hasta 1968. encuentra que las provincias más afectadas son: El Oro. los Triangulares se denominaron “Jornadas” pero continuó la misma actitud. el tema de colaboración fue: “Estudio del Epitelioma Basocelular en los hospitales de Quito”. se nombra Director al Dr. Asistieron profesores nacionales y extranjeros. Las ciudades de Guayaquil. 205 . En 1957 se nombra director al Dr. Quito y Cuenca han recibido siempre en forma cordial a todos los socios para comentar los asuntos de mayor interés de la Dermatología y observar los casos clínicos de mayor dificultad diagnóstica. Existían “parlatorios”. Eduardo Egas. Rendón en la jefatura de la campaña. La asistencia social ayudaba con lo que se llamaba “la masita”. El leprocomio fue construido con el objetivo de aislar a los pacientes. tocándole en suerte ser testigo de la aparición de la droga milagrosa contra la lepra: las sulfonas. Es importante la presentación de casos clínicos como así también las consideraciones sobre los problemas de actualidad dermatológica. se construye el leprocomio Verde Cruz con capacidad para 150 pacientes. Loja. quien permaneció en estas funciones hasta 1933. En el año 1785 los pacientes de lepra eran asilados en el Hospital de la Misericordia del Señor. A partir de 1933. Gonzalo González quien había realizado su tesis doctoral en 1947 sobre el tratamiento de la lepra con la promanada. el intercambio de sus socios y el progreso de la Sociedad.

cursos de Cosmiatría. Jornadas y todo evento dermatológico que se realice a nivel nacional cuentan siempre con la presencia activa de sus dermatólogos.M . crea la consulta externa dermatológica y concluye la construcción de 16 casas para los enfermos de Hansen. Claudio Arias Argudo Para saber cómo se ha forjado nuestro presente. G . poder valorarlo y atreverse a cambiar. El leprocomio se transforma en Sanatorio que lleva el nombre del ilustre médico Gonzalo González. cursos de actualización en Dermatología. También se han realizado dos de los antiguamente llamados Triangulares de Dermatología y más de diez Jornadas Nacionales de Dermatología. este último en julio de 2003. El Dr. logra adquirir un local propio donde actualmente funciona la Sede del Núcleo. reuniones interhospitalarias y la creación de la Fundación Ecuatoriana de Psoriasis. La Dermatología en el en el Mauricio Coello Uriguen. Simposio-Taller de Dermatología General. Sarzosa dedica más de 30 años de su vida a la rehabilitación del enfermo hanseniano. MADERO. E: Apuntes biográficos. ■ III. entre muchas otras. La Dermatología Azuay Azuay III. Samaniego y Alvarez. Se han organizado reuniones dermatológicas de diversa índole: cursos de Dermatología Pediátrica. En las últimas dos décadas del siglo XX la Dermatología quiteña ha crecido de manera constante. Los Congresos. 206 . 58 (XII): 17. Holger Garzón quien realizó su tesis doctoral sobre “Epineurolisis de nervios periféricos”. C . MONTENEGRO. ministro de Salud. De acuerdo con los requerimientos de la OMS. V. Se preocupa de continuar la transformación del Sanatorio. 1954. F. tertulias dermatológicas. En febrero de 1970 fue nombrado director el Dr. reunión de Aniversario del Hospital Dermatológico Gonzalo González. da otra fisonomía a los servicios de enfermería. Humberto Guillén. COELLO. Quito. ■ Referencia bibliográfica 1. ARIAS A partir de esa fecha se hace cargo el Dr. M . en 1999. A esta participación se une también la realización en Quito de los más importantes eventos dermatológicos. solicita y obtiene la transformación del Sanatorio en el Hospital Dermatológico Gonzalo González mediante acuerdo ministerial Nº 3131 del 14 de agosto de 1980 publicado en el registro oficial Nº 257 del 21 de agosto del mismo año. Simposio de manifestaciones cutáneas de SIDA. El Núcleo de Quito ha logrado también facilitar el intercambio científico. es menester escudriñar en las profundidades de nuestro pasado sin desconocer nuestras raíces y querer ignorar la historia. firmado por el Dr. VIII y XI Congresos Ecuatorianos de Dermatología. como se demuestra con la organización y realización de los II. mejorar y proyectarse al futuro. Mario Sarzosa que continúa trabajando con igual entusiasmo para la rehabilitación del enfermo de Hansen. La enseñanza de la Dermatología se ha visto reforzada con el inicio de la Escuela de Posgrado en Dermatología que está adscripta a la Universidad Central y es actualmente la fuente de las futuras generaciones de dermatólogos de Quito. cultural y social de sus miembros a través de la formación de la “Casa del Dermatólogo” que abre sus puertas en noviembre de 1997 y poco después. Boletín de la Federación Médica del Ecuador. MADERO. la “Semana del lunar” –trabajo de investigación y servicio a la comunidad–.

que muy probablemente originaron muchos casos de lo que hoy conocemos como las fitodermatosis). enfermó de viruela y finalmente falleció a causa de esta enfermedad5. en 1526 el mismo emperador del Tahuantinsuyo. la viruela diezmó a la población indígena y posteriormente también a los colonizadores españoles1. a la cual convertirían en la segunda capital del imperio4. el esplendor del Cuzco. Alrededor de 1530–1531. Comunidades agroalfareras que derivaban de los primeros poblaron los valles de Guapondélig e imprimieron a la raza un destino de ceramistas. artesanos y agricultores3. Guapondélig –que en idioma cañari significa “llanura grande como el cielo”– ocupaba un área territorial bendecida por la naturaleza en cuanto a su hermosura y a la generosidad de la tierra. panzaleos). los cañaris (Tomebamba. hemos creído necesario e indispensable realizar una retrospección rápida y sucinta de algunos hechos que han marcado nuestra historia y que pugnan por ser rescatados y por ende recordados. reducción craneal. Atahualpa fue asesinado a garrotazos en Cajamarca5. caranquis. con largueza. también hubo representaciones de la enfermedad de Chagas. mágica y religiosa (utilización de hierbas y productos vegetales. 207 . Aquí se concentraron las más altas funciones militares. catártica. esta superficie corresponde principalmente a las provincias de Cañar y Azuay. Según Cieza de León. epidemias y endemias2. A la muerte de Huayna Cápac su testamento divide el reino entre sus dos hijos: Huáscar en el Sur (Cuzco) y Atahualpa (hijo de una princesa quiteña) en el Norte. El Inca Túpac-Yupanqui trajo del Cuzco a su esposa principal Mama Ocllo (1450) y aquí nació el heredero de los “Hijos del Sol”: Huayna-Cápac (1452). trepanación. de esta manera se disuelve la unidad del imperio. tras una larga y prolongada incursión que comenzaría en 1450. momificación. tzantzas) y no carente de algunos conocimientos anatómicos y cierto discernimiento de enfermedades. otavalos. La conquista inca. narcótica. impusieron de esta manera su cultura cuzqueña aportando elementos quechuas a la vida nativa. sojuzga toda la región interandina después de sangrientas batallas. zarzas2. y aquí vivió por lustros el más grande de los soberanos incas: Huayna Cápac4. Desde 8000 a 6000 años a. los ayllus cañaris (comunidades cañaris) y antes de ellos los asentamientos nómadas de cazadores-recolectores fueron inscribiendo su autenticidad en vestigios arqueológicos (Cueva de Chobshi: Sigsig). con Yupanqui (abuelo de Huayna Cápac). Años más tarde. Pero no solamente se conocía la viruela. La Dermatología en la época prehispánica “En la época precolombina y prehispánica la Dermatología tuvo algunas representaciones a través de la paleontología. pero también quirúrgica (curación de úlceras. leishmaniasis. Huayna Cápac. febrífuga). administrativas y religiosas. en esta época precolombina fue principalmente teoterápica (conjuros y amuletos). luego de la mítica capital del mesiánico imperio”. Entre las epidemias. fue entonces la segunda capital que pretendía emular. se describe por primera vez una epidemia de tifus en el territorio del actual Ecuador. Guapondélig) y los paltas. a raíz de la derrota de Huáscar por Atahualpa en Huamachuco. los puruhaes (Liribamba). se conocen algunos ceramios muy interesantes que representan enfermedades como la viruela”1. fitoterápica (antitóxica. En el siglo XV la región interandina estuvo poblada por diversas tribus aborígenes: los quitus (pastos. lo que culmina con el sometimiento estratégico de los cañaris y la imposición de ciertas condiciones previas a la ocupación de la llanura que llamaron Tomebamba. La medicina de los hechiceros y amautas. “Tomebamba se convirtió en el lugar y santuario de mayor categoría. orificación dentaria. 2.C. quillacingas. tuberculosis y sífilis que atacaron a la población indígena1.Historia de la Dermatología ecuatoriana Por lo expresado en el pensamiento inicial. y como preámbulo a la verdadera historia de la Dermatología azuaya. en 1536.

vale la pena revisar algunos aspectos de la Dermatología en la medicina tradicional. En efecto. a veces el pelo se le cae al ojeado. dejan ciertas dermatitis en la frente y ombligo. la historia registra la primera epidemia de viruela en el Ecuador recién en 15332. algunos autores creen que probablemente se trató de un brote de pian que contagió a muchos soldados españoles5. que arranca desde los orígenes de los pueblos. M . España se maravilló con las referencias de plantas curativas que entusiasmaron a los médicos y a la sociedad del siglo XVI. COELLO. confundiéndola con la sífilis. a los 24 años del descubrimiento de América y a los 13 del descubrimiento del Océano Pacífico. basada en cierta experiencia o conocimientos. En el terreno de esta patología. El propio Felipe ll ordenó que se recolectaran las especies más famosas de México para llevarlas a la Península. aquí la iguana tiene un papel protagónico en la fantasía y en la creencia del castigo y estigma para los ladrones de las sementeras. MONTENEGRO. se habla de enfermedades del campo o de la calle. F.M .. En 1526. como respuesta a las convicciones profundamente arraigadas en un pueblo producto del mestizaje cultural. y de “enfermedades de Dios”8. apreciada como empírica. Allí sufren su primer encuentro con la patología regional: un brote de verruga peruana que los primeros cronistas denominan bubas. la hierba de santa María (Pyrethrum parthenium). empleados en las “limpias” y otras maniobras. Esto sucede en los procesos de tratamiento del Ojo. los españoles llegan a la costa ecuatoriana al mando del piloto Bartolomé Ruiz en Esmeraldas2. La Dermatología en la época hispánica y pre-republicana Al referirnos a la época hispánica y pre-republicana. 208 .”. La suma de los conocimientos herbolarios más o menos experimentados y la concepción de que la enfermedad estaba vinculada con fenómenos cósmicos y convicciones mágico-religiosas dieron origen a una terapéutica basada en tales determinaciones. MADERO. Estamos así frente a la “otra medicina”. no le ha impedido franquear los límites de la medicina ortodoxa y permanecer como una actividad muchas veces complementaria. asimismo. Exploradores y aventureros con mayor o menor fortuna recorrieron la ruta de Colón con los cargamentos de portentosos vegetales. Algún criterio fundamentalista pretende que una enfermedad de la calle no la cura el médico. su estirpe popular.. el higo (Ficus carica) y el ajo. Entre 1531 y 1532 hacen su incursión al territorio de lo que hoy es el Ecuador las tropas españolas comandadas por Francisco Pizarro que venían desde Panamá. sector de Coaque. G . es terreno del médico. Vega G. Sobre el vitiligo recaían fuertes interpretaciones de “daños” (causados por el hombre). su raigambre mágico-religiosa las convierte en materia de los curanderos. A partir de la conquista del Nuevo Mundo. el empleo de ciertos vegetales como la ruda (Ruta graveolens). Las primeras tienen un origen sobrenatural. del Mal del Aire y del Espanto que forman parte de la patología cósmica y sobrenatural con cuadros clínicos definidos por la experiencia.6 expresa: “El ojo se da cuando el ‘ojeador’ se aficiona de alguien. así como en el resto del cuerpo. y durante el gobierno de Carlos V (1520-1556). MADERO. ARIAS A pesar de lo relatado. C . mientras que las segundas son del terreno del médico. relegada con cierto desdén a colectivos marginales por ser considerada como materia de “curanderos”. ha sido reconocida por la OMS7. llegan por las costas de Manabí. La existencia de esta medicina. la enigmática alopecia areata y el vitiligo armonizan con ciertos argumentos interpretativos. si no la mejora el curandero. explicables o no. siguiendo el trayecto de las yerbas sensibilizantes. El ámbito de estas dos “escuelas” está demarcado por la concepción aborigen de la nosología de las enfermedades. De historia plantarum novae hispanie es una obra revolucionaria del médico Francisco Hernández6 que enumera todas las plantas conocidas por los indios que servían para curar enfermos desahuciados por los médicos.

que no recibía salario. En 1611 y 1612 se sucedieron en Quito epidemias de tabardillo. y por el Occidente hasta los términos de la Isla Puná. el de la Santa Caridad y Misericordia de Nuestro Señor Jesucristo en Quito. En 1564 se inaugura la Real Audiencia y Presidencia de Quito (Hernando de Santillán) y comienza el coloniaje organizado2. el 12 de abril de 1557 nace Cuenca a la historia con señalamiento de los términos bajo su jurisdicción. el rey de España ordena la inspección regular de los hospitales2. y una nueva epidemia de viruela en el Ecuador. fundado en 1682 209 . fundado en 1682) (figura 13). Por esa misma época se dictan Decretos Reales: que en todas las ciudades debe haber hospitales comunes y de contagiosos por separado2. Gil Ramírez Dávalos escoge el sitio de “Paucarbamba” (Tomebamba) para la nueva ciudad. esta última se extiende hasta 1614. En 1547 se funda la ciudad de Loja y se emiten Decretos Reales para proteger la salud de los indios. Hacia 1630 se descubren las propiedades antipalúdicas de la quinina en MalacatusLoja y con ello contribuye nuestro país a la medicina mundial. 1587. 10 (figuras 11 y 12). Virrey del Perú y Marqués de Cañete y Don Gil Ramírez Dávalos Figura 12. la última fue la más agresiva ya que causó alrededor de 30. a cargo de los religiosos augustinos. En esta época se proclama la Cédula Real que ordenaba fundar hospitales. En 1608. ese mismo año se emite la Bula de Paulo III. condenando la esclavitud de los indios y declarando que éstos y los negros “son realmente hombres”. así. expidió en Lima el 15 de mayo de 1550 una Provisión para la fundación de Cuenca. alfombrilla y garrotillo (difteria) en Quito. En 1580. el Cabildo decide en 1609 contratar al Dr. Se hicieron los repartos de solares y se denominó calle Santa Ana a la que pasa por la Plaza de Armas9. administrado por el Hermano Baltasar de Peralta. Cuyena y Zuña. y se instala la primera botica. En 1622 se funda la segunda Universidad en el Ecuador. En 1537 se realiza una nueva fundación de Guayaquil con 150 habitantes. de Portoviejo y de Lima. el rey de España recomienda la apertura de más asilos y hospitales5. Andrés Hurtado de Mendoza. En 1555 se funda la Universidad de San Marcos de Lima. comenzó a funcionar en 16032. a la que se combate con zarzaparrilla y palo de guayacán. 1589 y 1590 se describen nuevas epidemias de viruela y sarampión en el Ecuador. pero tampoco incluye Figura 11. Durante el gobierno de Felipe II. Se funda en Quito la primera Universidad en el país –la cuarta en América–. (Rescatemos de las páginas de la historia el Monasterio del Carmen. Virrey del Perú y Marqués de Cañete. constituyéndose en el tratamiento casi único del paludismo por varios siglos5. En 1688 se funda en Quito la Universidad de Santo Tomás de Aquino. 1581. Fundadores de Cuenca: Andrés Hurtado de Mendoza.Historia de la Dermatología ecuatoriana Entre los datos históricos más relevantes podemos consignar los siguientes: en 1534 se realiza la fundación española de Quito. Plano original de la primitiva traza de la ciudad de Cuenca Figura 13. En 1535 se registra la fundación de Guayaquil. a cargo de los Padres Jesuitas. sarampión y “esquinencia” (difteria).000 muertes. En 1565 se realiza la fundación del primer Hospital. al Oriente hasta Macas. Meneses y pagarle “300 patacones de ocho reales cada uno”2. sin incluir en su pensum a la Medicina. En 1660 se funda el primer Hospital en Guayaquil. en Quito. En 1645 se produjeron nuevas epidemias de viruela. Jerónimo Leyton. a saber: al Norte hasta el pueblo de naturales denominado Tiquizambi. el Cabildo quiteño decide nombrar Médico de la Ciudad al Lic. al Sur hasta las ciudades de Loja y Zamora. a cargo de los religiosos dominicos. En 1672 y 1679 ocurren epidemias de disentería en Quito. Monasterio del Carmen. “San Fulgencio”. un lunes santo. por Bula de 1596. la Real Pontificia Universidad de San Gregorio Magno. En 1558 se describe una nueva epidemia general de viruela en el Ecuador. Al producirse numerosas muertes en Quito por una epidemia desconocida.

COELLO. muerto de un balazo por el Gobernador. Fray Santiago de las Ánimas. algunos de los cuales fueron curados con reliquias (Revista Museo Histórico. se instaura la primera Cátedra de Medicina en Quito. La máxima mortalidad se produjo en los meses de abril y mayo de 1749 en que murieron 44 personas por mes11. 210 . La ciudad de Cuenca experimenta dos nuevas epidemias de gran magnitud. que funcionó en la ciudad hasta que en el año 1868 se trasladó al frente de la Ermita de Todos Santos5. Espejo. En 1694 aparecen los primeros médicos graduados en Quito: el Dr. Merece la pena mencionar que en 1730 el Dr. MADERO. quien combate una nueva epidemia de viruela con cañafístola.. En 1706. MADERO. etc.”. el título de Doctor en Medicina. la que de hoy en adelante será tu esposa carísima”26. desde octubre del mismo año hasta noviembre de 1749. bibliotecario público. En 1709 y como un hecho relacionado con nuestra especialidad llega al Ecuador el médico inglés C. nitrato de potasio). Padre Nicolás García. con fiebre. que se prolongó hasta octubre de 1693. el creyente pueblo de Cuenca veía en ellas el castigo divino por las supuestas costumbres licenciosas e invocaba el auxilio de la Divina Providencia por medio de intercesores para “aplacar la ira de Dios”. y por otro. yerbateros y brujos– para controlar las epidemias. El año 1747 debe ser recordado por los ecuatorianos y azuayos ya que. de bocio. sarampión y alfombrilla. recibe de manos del Rector de la Universidad Santo Tomás de Aquino. M . Nº 2. y luego. En 1779. G . En 1778 se realiza en la Gobernación de Cuenca un censo que da un total de 11. hace el reconocimiento del cadáver de Juan Mariano Zabala. ante la impotencia humana –de médicos. declara que ha atendido casos de “lue venérea” (con píldoras de mercurio dulce hasta la salivación). protomédico. órgano del Museo de Historia de la ciudad de Quito. se inicia la verdadera medicina en Cuenca con la administración de su Hospital a cargo de los Betlhemitas. coincidiendo con una nueva epidemia de viruela y sarampión en el Ecuador. por un lado nace en Quito el célebre Eugenio de Santa Cruz y Espejo. de blenorragia. seis sirvientes y un capellán. En 1765 se produce una epidemia de afecciones venéreas en Guayaquil “por haber llegado a la ciudad tropas forasteras. pronuncia las siguientes palabras ceremoniales: “Éste es el símbolo de tu matrimonio con la sabiduría. julio 11 de 1949). pedir perdón de los pecados y obtener su Divina Piedad11. En 1749. diarrea y disentería. según escribe el jesuita guayaquileño don Juan Arteta5. y el Dr. el Dr. Pedro Pazmiño. Diego Cevallos. en el Convento dominico de San Fernando. con muchas personas: hombres y mujercillas de mala vida. MONTENEGRO. curanderos. En 1750 llegan los Betlehemitas al Hospital de Guayaquil2. gran conocedor de la patología tropical y propulsor de los polvos para la disentería que llevan su nombre (ipeca. quienes construyen el Hospital Real. En 1777 se gradúa de médico Eugenio Espejo (a los 20 años de edad)5. Dover (1660-1741). F. padre del célebre Eugenio Espejo5. Pablo Petit introduce en Lima el tratamiento mercurial para la sífilis. y al colocarle el anillo que simboliza el logro alcanzado el Rector.824 habitantes y señala que en el Hospital de Cuenca. médico nacido en Quito. el único cirujano en Cuenca. ARIAS Medicina5.M . sarampión y alfombrilla en la ciudad de Cuenca. atacadas de mal venéreo. cirujano... A fines del año 1692 se produjo una gran epidemia de viruela. Cuando la ciudad soportaba epidemias o se producían fenómenos telúricos. C . profundiza sus estudios y adquiere vastísima erudición médica y filosófica5. en el proceso de beatificación de Mariana de Jesús (santa ecuatoriana). de viruela. la primera en marzo de 1748. en el mes de mayo de 1693 murieron 59 personas11. la Orden de los Bethlemitas asume la administración del Hospital de Quito al que se da el nombre de Hospital de la Santa Misericordia de Nuestro Señor Jesucristo. opio. como uno de sus primeros administradores se cita a Luis Espejo. cuyo Prefecto era el Hermano Matías de los Dolores (betlhemita) hay seis enfermos internados. Diego de Herrera. En 1693. con una mortandad total mayor al 10% de la normal-media (que era de dos por mes).

Para fines del siglo XVIII ya había hospitales en Quito. Llegada del Señor de Girón a la ciudad de Cuenca La Dermatología en la época republicana La Dermatología tuvo una mayor representatividad en la época republicana y su desarrollo fue paralelo a la creación y asistencia hospitalaria1. Conde Ruiz de Castilla. En 1868 se funda la Junta Universitaria del Azuay. Quiroga. durante el gobierno del Dr. hubo un decreto por el cual se creaba una cátedra de Medicina adscripta al hospital (figura 15). existían servicios de atención y de botica. proclamaron el Primer Grito de la Independencia en América12. Ascázubi y don Juan de Salinas. Figura 14. que se organiza como una dependencia del Colegio Nacional creado en 1870 a cargo de los padres jesuitas. además de higienista. como precursor de la microbiología– publica Reflexiones acerca de las viruelas y la higiene de Quito. debido a una “excesiva falta de lluvias”. Primera sede de la Universidad de Cuenca Fundación oficial de la Universidad de Cuenca En octubre de 1867. siendo su primer Decano el Dr. Agustín Cueva Vallejo (figura 16) –nacido en Cuenca en 1820. En 1786 se realiza en Quito la fundación del Hospital de San Lázaro para leprosos. se inaugura oficialmente el 1º de enero de 18682. pero la construcción de estos últimos se vio demorada1. pero sólo los indígenas acudían a ellos y su ingreso a los mismos era considerado como signo de desgracia.000 personas. debemos recordar que el 10 de agosto de 1809. Manuel Coronel y Antonio Ortega14. para propagar la inmunización. Pío Montúfar. Para conseguir el socorro del cielo ante semejante calamidad se mandó a traer a la ciudad el Santo Cristo de Girón11 (figura 14). se proclama la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna en todas las colonias españolas. la ciudad de Cuenca fue nuevamente afectada por una grave peste (sarampión. viruela y tifus). que más tarde negociaron y adquirieron la propiedad. Loja y Riobamba. 13. Figura 15. Jerónimo Carrión. Antes de la creación oficial de la Universidad. Con la oficialización de la Universidad de Cuenca se inaugura también la Facultad de Medicina. Cuando se fundó Cuenca en 1557. para la plaza de armas y para hospitales. los patriotas ecuatorianos influenciados por las ideas libertarias de aquel gran precursor Eugenio de Santa Cruz y Espejo. además de los legisladores nombrados. anexo al hospicio. 15. La Corona española recomienda el aislamiento de los casos de viruela2. consiguiendo la tan ansiada libertad. 14. Guayaquil. reunidos en la casa de doña Manuela de Cañizares y encabezados por Antonio Ante. En Cuenca funciona el 211 . Cuenca.Historia de la Dermatología ecuatoriana En 1782. siendo entonces presidente de la Real Audiencia don Manuel Urríes. los legisladores doctores Juan Bautista Vázquez y Luis Cordero Carrión logran la aprobación del decreto por el cual se crea la Universidad con sus Facultades de Jurisprudencia y Medicina en la ciudad de Cuenca. particularmente médica. fallecido en 18732. 2. Finalmente. el Dr. se pensaron espacios para la iglesia. inicialmente ocupaba el local de los padres dominicos. fueron sus auspiciadores e iniciadores. sale de La Coruña el 3 de noviembre con 22 niños vacunados en la corbeta “María Pita”. entre otros. el local estaba ubicado en la Plazoleta de Santo Domingo que hoy ocupa el Colegio Octavio Cordero Palacios16. no disponía de local ni de profesores propios. Eugenio Espejo –quien se revela. graduado en Quito en 1843. en esta rápida pero apasionante revisión de los hechos que han marcado nuestra historia. 5. los doctores Agustín Cueva. En 1785 una epidemia de sarampión y escorbuto mata a 8. llamado “San Luis” y desde 1910 “Benigno Malo”. En 1803.

este plan de estudios estuvo reducido a cinco años en la primera etapa. en 1873. en la sífilis y la blenorragia. en octubre del mismo año se suscribe en París el contrato para el establecimiento oficial de las Hermanas de la Caridad en nuestro país. MONTENEGRO. Al resolverse así. fue destituido de sus cargos por ser contrario a la política de la época. Sector de San Blas. la Universidad se independiza del Colegio y comienzan a funcionar las dos facultades: Jurisprudencia y Medicina. José Oramas14. cirujano del Hospital de Quito. C . El primer Decano de la Facultad de Medicina fue su fundador el Dr. esta última se organiza con programas y profesores. Fidel del Castillo y Eduardo Cordero2. donde funcionó el Hospital de los Betlemitas Figura 18. probablemente con un programa de enseñanza copiado del Plan de Materias de la Universidad de Quito. A raíz de la revolución liberal de 1895. posteriormente egresaron Agustín Yerovi. llamado San Vicente de Paúl. F. Camilo Cáceres. Agustín Cueva Vallejo. quien en 1779 hizo la autopsia al “espadachín Zabala”5. COELLO. La asistencia obligatoria al Hospital y al Anfiteatro comenzó probablemente en enero de 1905. Dr. En 1856 parte a Europa donde se capacita con los grandes maestros de la época: Trusseau. Por esos años (1870). de los párpados. 15. después de haberse hecho cargo de la Fábrica de la Colina de Cullca para establecer el Lazareto de mujeres. Emiliano J. se dispone oficialmente que el Poder Ejecutivo ponga a los hospitales de la República que cuenten con fondos suficientes a cargo de las Hermanas de la Caridad. las únicas enfermeras que trabajaron en él durante los 100 años de vida del hospital16 (figuras 17 y 18). refrendaría su título en la Universidad Central de Quito14. etc. su primer graduado fue el Dr. en 1882 se realizó su construcción2 (figura 19). en 1838 viaja a Quito para cursar estudios de Medicina y obtiene su título doctoral. a pesar de haberse incorporado en Cuenca. El 2 de enero de 1910. Agustín Cueva Vallejo. La falta de medios económicos y la escasez de profesores hicieron que el plan fuera en gran parte teórico y varias cátedras dictadas por el mismo profesor. Vista panorámica del Hospital San Vicente de Paúl hospital desde 1747 bajo la administración de los Betlhemitas. primer Decano de la Facultad de Medicina Figura 17. Crespo y David Díaz14. A partir de 1868 comienza la vida docente en la Facultad de Medicina de Cuenca. El 28 de agosto de 1869. en honor del patrono y fundador de la Orden de las Hermanas de la Caridad. Fue sucedido por el Dr. y manifestaba las ventajas que habría en construirlo en el sitio de Machángara. utilizada por el Dr. G . se hacía referencia en la ciudad de Quito al poder curativo de la planta del condurango (bejuco del cóndor). Manuel Palacios quien. en él ejercía como cirujano Fray Santiago de las Ánimas. por decreto legislativo. quien refiere haberla empleado con éxito en el tratamiento de cáncer del muslo. El 24 de agosto de 1870 el Gobernador del Azuay transcribe al Ministro una comunicación del presidente de la Conferencia San Vicente de Paúl. M . el Dr. MADERO. aprobado el 4 de diciembre por el Ministro de Relaciones Exteriores5. Ricord. La Facultad de Medicina de Cuenca comienza a extender sus títulos con regularidad y anualmente. como los Drs.M . nacido en Cuenca el 24 de agosto de 1820. y para 1910 cuenta con médicos y profesores venidos desde Europa. ARIAS Figura 16. el gobierno del General Eloy Alfaro dictó un decreto por el que 212 . se celebran los contratos correspondientes y se dictan todas las providencias del caso para conseguir este importante cometido.. MADERO. Con fecha 8 de agosto le informa que la conferencia. a partir de 1873. El Hospital de los Bethlemitas funcionó en San Blas hasta 1872. cuando fue reemplazado por el Hospital del Ejido. encuentra varios inconvenientes para poder cumplir con el propósito de la Municipalidad de que los leprosos no estuvieran junto con los hombres elefantiásicos en el “Jordán” (leprosario creado en Cuenca en 1816 y luego trasladado al sitio denominado el Jordán en 1844). Cueva Vallejo permanece en el decanato hasta pocos meses antes de su muerte. así como en las úlceras escrofulosas.

el nombre del Dr. A fines del siglo XIX y principios del siglo XX los alumnos conocían los órganos internos únicamente por referencias de los libros de texto. Ignacio Malo. se realizan las primeras aplicaciones del dioxidiamido-arsenobenzol. Ricardo Villavicencio Ponce32. Dr. además.” y se creó la Sala de Obstetricia “Ángel María Estrella”16. promulgado el 6 de noviembre. bajo el rectorado del Dr. la Capilla en primer plano 213 . hubo algunas mejoras en edificio de la Facultad. El 11 de mayo de 1911 se organiza una sala de Cirugía para el servicio de los médicos del Hospital en la que se auguraba que podrían practicar los estudiantes. La Plaza de Armas de Cuenca en 1885 Figura 20. especialmente importante fue la adaptación de un pequeño local adyacente.Historia de la Dermatología ecuatoriana se ordenaba que los profesores de la Facultad asumieran la Jefatura de las Salas en el Hospital San Vicente de Paúl. acatando tal resolución. hasta entonces nunca habían hecho una disección verdadera. Honorato Vázquez. en tanto que el Dr. Manuel Farfán. Vista interior del Hospital San Vicente de Paúl. En 1912 se creó en el Hospital San Vicente de Paúl (figura 21) la sala “Santa Juana de Arco” destinada a las enfermedades venéreas. En noviembre de 1912 se realizan las primeras Reacciones de Wasserman en el Laboratorio de la Universidad de Cuenca. previo control por reacción de Wasserman2. quien entre otras distinciones fuera Decano de la Facultad y uno de los gestores de la construcción y adecuación de los nuevos hospitales de Quito. contaba ya con las siguientes cátedras y su respectivo personal docente: Anatomía: primer curso. En 1916. La administración férrea del Hospital estuvo a cargo del Dr. Se resolvió. Cátedra del Dr. en cambio. en su honor una de las salas infectocontagiosas del viejo Hospital San Vicente de Paúl llevó su nombre16. Como dato histórico anotamos que en 1911 comienza en el Hospital San Juan de Dios de Quito la enseñanza práctica de la Patología Externa y Clínica Quirúrgica. médico dedicado a labores sanitarias y a la Dermatología. nombrar internos de las ternas de los alumnos de los últimos años que envíe la Facultad. En marzo de 1919. se hacían autopsias en presencia de los estudiantes con lo cual nació la verdadera Anatomía y su derivación al conocimiento de las lesiones patológicas. Miembros de la Facultad de Medicina de Cuenca en 1911. quien fue enviado a Lazul. José Humberto Ochoa Cobos. Clínica y Quirúrgica fueran los directores de estos servicios. acordó que los profesores de Patología. Por esa misma época. que fuera el Decano de la Facultad de Medicina. catedrático de Dermatología especializado en Europa y Estados Unidos. cuando llegan a Cuenca médicos formados en Europa (Alemania y Francia)14. Agustín Cueva Vallejo. la Facultad de Medicina de Cuenca. por el cual se crea el Hospital de Beneficencia en la ciudad de Azoguez2. Vale la pena rescatar. Figura 19. El verdadero despertar científico surge precisamente en este decenio. además de los profesionales nombrados. En el mismo año se crea la oficina de Profilaxis Venérea en la Capital. Luis Cordero Figura 21. durante el Rectorado del Dr. quien en 1913 nombró médico del Hospital al Dr. posteriormente se transformó en una sala de Ginecología. se traslada la Colonia leprosaria de Quito (hasta entonces ubicada en el Hospicio de la ciudad. a combatir una epidemia tífica de la que se contagió y murió como consecuencia de la enfermedad. con el nombre de “Agustín Cueva V. Farfán fue designado como médico del Leprocomio y Contralor del Hospital. cosa que ocurrió mucho tiempo después (figura 20). En Guayaquil. En octubre de 1913 se emite el Decreto Legislativo. que era también manicomio) a la población de Pifo. con una “media agua” para el anfiteatro anatómico. como la adecuación del gabinete para aulas de clase. En ese segundo decenio empezó a darse importancia a la asistencia hospitalaria. cantón Paute. la Junta de Asistencia.

Sojos continúa a cargo de la Cátedra de Patología Externa. Luis Carlos Jaramillo. T. tras una reorganización de la Facultad de Medicina. con variaciones frecuentes en algunas materias. Manuel Farfán. Como dato importante. 1928 segundo curso. dentro del Plan de Estudios de la Facultad. Obstetricia: Dr. La Asamblea Universitaria en sesión del 12 de septiembre eligió el plantel de profesores para el período 1929-1933 que estuvo en vigencia hasta 1936. Leoncio Cordero J. El Plan de Estudios iniciado en 1950 se mantuvo en lo fundamental. (Anatomía). en gran medida. José Mogrovejo. Víctor Barrera. Nicanor Corral14. Guayaquil y Cuenca (entre ellos el Dr. y Farmacia: Dr. lo que más tarde se demostraría en la Comisión Técnica Norteamericana integrada por Long y Eskey. Juan Idrovo A. la cual se consiguió al cabo de largas discusiones. La Cátedra de Dermatología como tal se inicia en la Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca en 1929. durante el decanato del Dr. Sojos. Clínica Pediátrica y Puericultura. Por esa época se registra en nuestra ciudad un hecho histórico: la inauguración de la primera planta de decantación de agua potable (figura 23). fue designado Profesor Honorario de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca17 (figura 22). Luis A. desde 1938 hasta 1949. que incluía Dermatología. con el nombre de Clínica Dermatológica. Luis A. (Cirugía). Carlos Cueva. Sanitarios y bacteriólogos de Quito. (Histología) –prestigioso profesional que contribuiría más tarde. se ha conservado hasta 1970. intervienen en el estudio bacteriológico. (1958–1964). MADERO.M . F. Filosofía: Dr. Jaramillo y José Mogrovejo Carrión. sin llegar a una solución definitiva. Química: Dr. y se incorporan nuevos profesores que vale la penar mencionar: los Drs. correspondiéndole su dictado a los Drs. se realizaron algunas pequeñas modificaciones. entre otros14. la Cátedra de Dermatología estuvo incluida dentro de la de Patología Externa. C . Es precisamente en ese año (1920) cuando la “viruela pastosa” (septicemia eruptiva) es bacteriológicamente identificada y descripta como entidad clínica en Guayaquil (doctores Wenceslao Pareja y J. no sólo en el Azuay sino en el nivel nacional–. Sebastián Moscoso. ARIAS Figura 22. Posteriormente. G . por decreto universitario. Larrea). Luis Loyola. Dr. MONTENEGRO. Manuel Palacios. José Alvear (quien patentara su “famosa pomada de Alvear“)14. Cirugía: Dr. M . Debemos anotar que estas reformas no han afectado la Cátedra de Dermatología. Nicanor Merchán). en vista de los méritos de los doctores Luis C. En 1936. Venéreas y Sifilografía. quien además dictó la Cátedra de Terapéutica y anteriormente había tenido a su cargo la Cátedra de Cirugía14. se crea la Cátedra de Patología Tropical. En él se trató nuevamente y con apasionamiento la “unificación de los Planes de Estudio”. En mayo de 1944. MADERO. al desarrollo de la Dermatología. Leoncio Cordero J. la Cátedra de Dermatología se incluía en el pensum correspondiente al quinto año. quien al parecer falleció con esta enfermedad a cuyo estudio se consagrara en su práctica nosocomial y privada. Otro dato destacable es que en 1925 se instala el primer Gabinete de Rayos X en la ciudad de Cuenca2. ex profesores de la Facultad –a quienes no se les había honrado 214 . Nicolás Sojos (Decano de la Facultad de Cuenca en 1904) y el Dr. Clínica: Dr. José Mogrovejo Carrión. que continúa siendo incluida dentro del pensum correspondiente al quinto año. años más tarde (1967). En mayo de 1960. Dr. a la que se sumaban: Clínica Terapéutica. Desde 1950. pero en lo fundamental. Técnica Quirúrgica e Higiene y Salud Pública. sospechado ya años antes por el Dr. COELLO. y Alberto Alvarado C. Inauguración de la Planta de decantación de agua potable en Cuenca. pero éste fue ampliado14. el Dr. la Junta de la Facultad. podemos señalar que en 1920 se produce una acalorada discusión en los círculos científicos sobre la existencia del tifus exantemático en el Azuay. Nicolás Sojos. Patología: Dr. su primer profesor oficial fue el Dr. Terapéutica: Dr. primer profesor de Dermatología en la Facultad de Medicina de Cuenca Figura 23. José Mogrovejo. hasta la realización del Primer Seminario de Educación Médica Nacional llevado a cabo en septiembre de 1967 en Guayaquil. Bernardo Yépez.

gremiales y sociales18. Arias es que en 1991. Claudio Arias24. Recordemos también que el Dr. Arias Argudo. se coloca la primera piedra de la nueva y actual Facultad de Medicina14 (figuras 24 y 25). En 1977. Leoncio Cordero Figura 28. Fachada frontal de la actual Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca Figura 26. sin embargo. Vicente Ruilova S. Dr. Por la Cátedra de Dermatología de la Universidad de Cuenca han pasado diversos profesores (clínicos) de la Facultad por encargo del Consejo Directivo como Nicolás Sojos (figura 26). Dr.. un curso superior de Avanzados en Dermatología en Viena19–. contigua al Hospital San Vicente de Paúl Figura 25. la Facultad cuenta con un profesor especializado. el Colegio de Médicos del Azuay tuvo el acierto de concederle la Presea “Timoleón Carrera Cobos”. quien luego de su incorporación Figura 24. el 28 de febrero de 1962. el Dr. con la renuncia de 53 profesores principales por desavenencias políticoadministrativas con las nuevas autoridades. Claudio Arias Figura 29. También fue el primer presidente del Núcleo azuayo de la Sociedad de Dermatología desde su fundación en 1971 hasta octubre de 1985. A partir de esa fecha. en esta fecha ingresa a la Facultad el Dr. en esa época se firman las escrituras de donación de los terrenos hecha por la Asistencia Social14. En ese año asume la Cátedra Principal de Dermatología el Dr. En octubre de 1961 se conoce oficialmente el ofrecimiento de la Asistencia Social de dos hectáreas de terreno en el sector de El Vergel. Timoleón Carrera Cobos (1966-1967). Franklin Encalada Córdova. Hasta 1960 se encontraba encargado de la Cátedra de Dermatología el Dr. durante el decanato del Dr. Leoncio Cordero (figura 27). A partir de 1966 comienza a impartirse una Dermatología práctica. con el consiguiente beneficio para la formación científica en dicha disciplina. Enrique Uraga Peña 215 . José Andino Vélez. Claudio Arias Argudo –quien realizó un curso de Dermatología en 1964 en la República de Uruguay con el auspicio de la Universidad de Montevideo y posteriormente. 32. Jaime Vintimilla. el VI Congreso Ecuatoriano realizado en Cuenca en abril de 1993. se produce una gran crisis en la Facultad. en virtud de sus méritos académicos. En mayo de 1967. Arias se hace cargo. Arias Argudo gana el concurso promovido por la Facultad para la Cátedra de Farmacología. A partir del ingreso del Dr. es designado entonces profesor agregado de Farmacología y continúa a cargo de la Cátedra de Dermatología. antes de ausentarse del país. quien viajó a Colombia para realizar estudios de especialización en el área de Psiquiatría. fue también presidido por el Dr. en el año de 1976. 32. Finalmente. Alberto Quezada R. Dr. junto al Hospital. Jaime Vintimilla14. Prof. fecha en la que también se desempeñó como presidente del III Congreso de Dermatología. se hace cargo de la Cátedra el Dr. de la consulta externa de Dermatología19. Otro hecho importante en la vida del Dr. Posteriormente. por el lapso de un año. Nicolás Sojos Figura 27.Historia de la Dermatología ecuatoriana oportunamente– resuelve nombrarlos Profesores Honorarios de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca14. recién en marzo de 1964 se informa que el Consejo Universitario ha destinado una partida presupuestaria para la construcción del Pabellón de la Facultad. durante la presidencia del Dr. y luego de inaugurado el nuevo Hospital Vicente Corral Moscoso (1977) (figura 30) el Dr. La antigua Facultad de Medicina. hasta el año 1979. En noviembre de 1975 es nombrado profesor principal a tiempo completo de Clínica Interna y Dermatología18. Claudio Arias Argudo (figura 28) en calidad de profesor suplente. con revisión de pacientes en la consulta externa de Dermatología del Hospital San Vicente de Paúl. y se le encarga la Cátedra debido a su experiencia por haber sido alumno del célebre profesor Enrique Uraga Peña (figura 29) en la Sala “Santa Luisa” del Hospital Vernaza de Guayaquil. durante el decanato del Dr. ocupó el Decanato de la Facultad de Medicina entre 1976 y 197814. junto al nuevo Hospital.

M . 32. El Dr. Marcelo Merchán M. antes Pontificia Universidad Católica del Ecuador20. en la Sociedad de Dermatología. Recordemos que Cuenca es una ciudad universitaria. presidente nacional y presidente del VI Congreso Ecuatoriano de Dermatología realizado en Cuenca en abril de 1993. la Universidad Técnica Salesiana. Franklin Encalada fue elegido en 1990 como presidente del núcleo. el núcleo del Azuay. creada el 15 de mayo de 1963 en la ciudad de Guayaquil. Reseña histórica de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología-Núcleo del Azuay En lo que respecta a la historia de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología-Núcleo del Azuay. El Núcleo se inicia con el aval de la Sociedad Nacional. se acuerda realizar el Congreso en homenaje a la memoria del Dr. luego de haber ganado el concurso de oposición y méritos promovido por la Dirección de Salud del Azuay para llenar la vacante dejada por el Dr. MADERO. y como médico asociado en la consulta externa de Dermatología desde 1978 hasta 1983. COELLO. luego partió a la Argentina a realizar su especialización en el Hospital de Clínicas José de San Martín. MONTENEGRO. Claudio Arias Argudo como presidente del VI Congreso Ecuatoriano. por el momento nos limitamos a decir que el Núcleo del Azuay fue creado el 5 de febrero de 1971 durante la presidencia del recordado maestro de la Dermatología ecuatoriana. que sería motivo de otro trabajo. el Dr. ARIAS Figura 30. siendo su primer presidente el insigne maestro profesor Enrique 216 . Franklin Encalada Córdova24. que a la fecha ocupaba la vicepresidencia. C .. el Dr. Wenceslao Ollague Loayza. G . Desde 1991. la Universidad Católica. la Universidad del Azuay (1990). Teodoro Espinosa–. Encalada ocupó la presidencia del Colegio de Médicos del Azuay durante el período 1988-1990. Iván Zéas Domínguez. quien se desempeña en ella hasta la actualidad. el Prof. hasta el presente. el Dr. cada una de las cuales tiene su propia y valiosa historia y ha contribuido en gran medida al desarrollo y progreso de Cuenca en el ámbito nacional e internacional. que contribuyera a formar. Permaneció en la Cátedra hasta el año 1991 en el que falleció prematuramente. además de la Universidad de Cuenca. ratifica las resoluciones tomadas por el núcleo anfitrión del Congreso Nacional. y la Universidad del Azuay. que acaba de crear su Facultad de Medicina en 2004 y se encuentra dando sus primeros pasos dentro del quehacer formativo profesional. Frente del Hospital Regional y Docente Vicente Corral Moscoso a la Facultad de Ciencias Médicas en 1973 hizo su entrenamiento dermatológico en la ciudad de Guayaquil bajo la tutela de los recordados profesores Wenceslao Ollague y Servio Peñaherrera. Luego de su prematuro deceso en agosto de 1991. a partir de ese año se desempeñó como jefe y médico tratante de Dermatología del Hospital Regional y Docente Vicente Corral Moscoso de la ciudad. la UNITA. Iván Zéas Domínguez como vicepresidente nacional y al Dr. El Dr. entre otras. M . la Universidad del Pacífico. F. elige al Dr. MADERO. Dos de ellas cuentan con Facultad de Medicina: desde 1977 la Universidad Católica –donde el Dr. y asume la presidencia nacional y del Núcleo el Dr. 32 (figura 31). Por otro lado. este trabajo estaría incompleto si no mencionáramos que en nuestra ciudad funcionan. Para su creación se contó con el auspicio y participación de la Sociedad de Patología del Azuay21. durante las Jornadas nacionales realizadas en la ciudad de Guayaquil el 30 de agosto del mismo año. valdría la pena dedicarle un tratamiento similar. se desempeña como Médico Tratante del Servicio de Dermatología del Hospital Vicente Corral Moscoso. Claudio Arias tuvo a su cargo la Cátedra de Dermatología y actualmente es titular el Dr. Encalada. dejando un vacío en la Facultad de Medicina. Encalada Córdova prestó sus servicios en el Departamento de Profilaxis Venérea de la Jefatura Provincial de Salud del Azuay. por el lapso de dos años. Mauricio Coello Uriguen. El Consejo Directivo de la Facultad encarga la Cátedra a uno de sus discípulos. y en la sociedad toda.

se realizó el VII Congreso Ecuatoriano. del 9 al 12 de octubre de 1985. en las ciudades de Quito. Eudoro Moscoso Serrano22. Teodoro Espinosa P... fueron abolidos los temas oficiales. en forma alternativa. Jorge Bracho Oña en el Ministerio de Salud Pública. Presidente del Congreso. el III Congreso Ecuatoriano se realizó en Cuenca. Claudio Arias Argudo y el malogrado médico. julio de 1981). Edgar Reinoso M.. Estatutariamente. Iván Zéas D. y Víctor León Ch. los Triangulares de Dermatología pasarían a denominarse Jornadas Nacionales. son aprobados en forma definitiva los Estatutos Reformados de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología con fecha 26 de mayo de 1986. Gonzalo Calero H. el tema central fue “Tumores de Piel”. Un hecho importante para rescatar es que para la fecha de constitución. Posteriormente. las III Jornadas Regionales. Mauricio Coello..Historia de la Dermatología ecuatoriana Uraga Peña. dentro de la nómina de Miembros Fundadores en la persona de los Drs. 24. 32. bajo la presidencia del Dr. En Guayaquil. siendo presidente del mismo y nacional el Dr. Guayaquil (abril de 1976).28. Dr. El IV Congreso Ecuatoriano (Guayaquil. han tenido. Claudio Arias fue electo primer presidente del Núcleo azuayo de la Sociedad. Holger Garzón V. del 20 al 25 de julio de 1995. Reportaje sobre la constitución de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología Núcleo del Azuay... fecha en la que fue ratificado como presidente del Núcleo y presidente del III Congreso Ecuatoriano de Dermatología. Marcelo Merchán M. comenzando con las I Jornadas Regionales (Triangulares) realizadas en Guayaquil (25-28 de julio de 1973). Carlos Carvajal H. Iván Zéas.. El Azuay. Wenceslao Ollague L. se realizó en Quito. Franklin Encalada C. una cumplida participación en el principal evento de la Dermatología Nacional. propulsor de la leprología en Cuenca. Rolendio Palacios. celebrado en Cuenca en octubre de 198521 (figuras 32 y 33). El Dr. que ha contado con el aval del CILAD. el VIII Figura 31. posteriormente. Acuerdo Ministerial Nº 68723. pero a raíz de la aprobación de los nuevos Estatutos (1986) se convirtió en rotativa. Dr. Mauricio Coello U. Mauricio Coello y los Profs. y particularmente Cuenca. Franklin Encalada (1991) y luego el Dr. que se vienen realizando con éxito cada tres a cuatro meses. Organizadores del evento: Dr. presidido por el Dr. El VI Congreso Ecuatoriano se realizó en Cuenca del 12 al 16 de abril de 1993. permaneció en esas funciones hasta el año 1985. hasta la fecha han ocupado la presidencia los Drs. Franklin Encalada. a las que se ha sumado últimamente la ciudad de Loja (Prenúcleo de Loja)22. Dr. Cuenca 1985 Figura 33. Raúl Vignale (Uruguay) y Miguel Armijo (España) 217 . A partir de 1986. El Núcleo del Azuay ha participado en todas las actividades programadas y auspiciadas por la Sociedad Nacional.. 32. Hasta la fecha se han realizado exitosamente 11 Congresos Nacionales a partir del I Congreso Ecuatoriano (Guayaquil. el II Congreso Ecuatoriano. las II Jornadas Regionales. coincidiendo con el IX Congreso Médico Nacional31 (figura 34). el Congreso Ecuatoriano de la especialidad. en noviembre de 1983. Asistentes al III Congreso Ecuatoriano de Dermatología. Loja (25-28 de mayo de 1983)21. con la presidencia del Dr. Guayaquil. la presidencia del Congreso. durante la presidencia nacional del Dr.. la Dermatología azuaya tuvo su representación. siendo inicialmente presidente nacional el Dr. julio de 1987). siendo presidente nacional y del Congreso el Dr. y al Dr. durante el ejercicio del Dr. 24. los directorios del Núcleo del Azuay se han ido renovando bienalmente. Claudio Arias A. asimismo. Cuenca. se realizó bajo la presidencia nacional y del Congreso del Dr. pasando al núcleo sede del Congreso Nacional23. la sede nacional se encontraba en la ciudad de Guayaquil. Los primeros estatutos fueron oficializados el 14 de junio de 1978. y ahora reglamentada. Claudio Arias. Claudio Arias. A partir de este Congreso. 25. hasta culminar con la IV Jornada Regional. José Ollague. Cuenca (17-19 de mayo de 1979). Dr. a partir de 198032. 22. Luis Chiriboga A. Wilson Correa B. con el Acuerdo Ministerial Nº 9958.24. correspondiéndole la presidencia nacional al Dr. Diario El Mercurio Figura 32. Quito fue sede del V Congreso Ecuatoriano y lX Congreso Bolivariano de Dermatología en octubre de 1990..

M . MADERO, F. MADERO, G . MONTENEGRO, M . COELLO, C . ARIAS

Figura 34. Afiche promocional de las III Jornadas Ecuatorianas de Dermatología en Cuenca, mayo de 1979

Figura 35. Presea “Franklin Encalada Córdova”, otorgada a la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología Núcleo del Azuay. Cuenca, 1992

Congreso Ecuatoriano se desarrolló en Quito del 20 al 25 de julio de 1997, su presidente fue el Dr. Oswaldo Reyes; el IX Congreso Ecuatoriano se efectuó en Cuenca, del 29 de abril al 3 de mayo de 1999, siendo presidente nacional y del Congreso el Dr. Marcelo Merchán M. En Guayaquil, del 19 al 22 de julio de 2001 se celebró el X Congreso Ecuatoriano y XVI Congreso Bolivariano de Dermatología, ambos presididos por el Dr. Franklin Madero24, 32; finalmente, el XI Congreso Ecuatoriano, se realizó en Quito del 24 al 26 de julio del 2003, presidido por el Dr. Santiago Palacios24. Actualmente (hasta la fecha de escribir este trabajo, septiembre de 2004) Cuenca se encuentra organizando, por un lado, el II Congreso Latinoamericano de Fotobiología y de Fotomedicina, a realizarse en nuestra ciudad los días 26 y 27 de noviembre de 2004 con la participación de los más destacados líderes de la materia a nivel mundial24, 27, y por otro, el XII Congreso Ecuatoriano de la especialidad, evento planificado para marzo del 2006, bajo la presidencia nacional del Dr. Víctor León Ch.24 El Núcleo del Azuay, responsable de organizar el III, VI y IX Congreso Ecuatoriano de Dermatología, tuvo el acierto de invitar y el privilegio de contar con profesores extranjeros de la talla internacional de: Raúl Vignale (Uruguay), Miguel Armijo (España) y Enrique Hernández P. (El Salvador), en 1985; Hugo Néstor Cabrera (Argentina), Lourdes Tamayo (México), Ramón Ruiz Maldonado (México), Sandra García (Argentina), Eduardo Civila (Uruguay), en 1993; y Donald V. Belsito (USA), Alejandro Guinzburg (Israel), Fernando Stengel (Argentina), Juliana Forster (Argentina), Roberto Arenas (México), Alejandro Bonifaz (México), Héctor Cáceres (Perú), Marcelo Nacucchio (Argentina) y Jorge Peniche (México) en 1999. Con su presencia y participación, estos profesionales dieron brillo y realce a los eventos que organizó nuestro núcleo, y de sus sabios conocimientos y enseñanzas se beneficiaron todos los asistentes24, 30. El Núcleo del Azuay, como organizador de los eventos antes mencionados, en su nombre y con el patrocinio de las directivas nacionales de turno, en virtud de los méritos y servicios prestados por los ilustres visitantes, en justicia y estatutariamente concedió a cada uno de ellos la distinción de “Miembros Correspondientes” de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología24. Dentro del campo local y provincial, el Núcleo de Azuay se caracteriza por ser un grupo de trabajo fraterno y muy activo que desde su inicio ha organizado diversas actividades científicas, sociales y culturales; se realizan reuniones semanales los días jueves para la revisión de pacientes y casos clínicos, en un inicio en el Hospital del IESS (Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social), por las tardes y luego por las mañanas en el Regional Vicente Corral Moscoso; por las noches se llevan a cabo las sesiones del Núcleo. Por otro lado, se ha institucionalizado el llamado Curso Anual de Educación Dermatológica Continuada que con mucho esmero y dedicación ha sido realizado, en su momento, por las directivas de turno24. Se han planificado y organizado diversos seminarios, mesas redondas, cursillos, seminarios viajeros a diversas zonas del sur, con conferencias y atención de pacientes, etc., hechos que motivaron que el Colegio de Médicos del Azuay concediera el honor de otorgarle a nuestra Sociedad la Presea “Franklin Encalada Córdova” (antes Colegio de Médicos del Azuay), período 1992, que premia la labor científico-gremial y social de las diferentes Sociedades adscriptas a dicho Colegio Médico Provincial24 (figura 35). Dentro de este breve resumen de nuestra sociedad, hay hechos que merecen ser rescatados, como la presentación y publicación del “Primer caso de lobomicosis en el Ecuador” en 1985 por los doctores Iván Zéas D., Franklin Encalada C. y Mauricio Coello U., miembros de nuestro núcleo29, 33. Desde 1968, el núcleo azuayo, encabezado por los Drs. Claudio Arias y Franklin Encalada, participa en la descripción de una variedad de leishmaniasis que por sus características –edad (la mayoría niños), localización (zonas expuestas: la cara), tipo de lesiones (pequeñas, redondeadas) y la zona geográfica (austro: provincias de Azuay y Cañar, entre 2400 y 2500 msnm)–, se denominaría más tarde “Leishmaniasis urbana de altura”. Esta enfermedad alcanzó su máxima frecuencia

218

Historia de la Dermatología ecuatoriana

hacia los años 1978-1980, coincidiendo con una época de sequía; el trabajo fue presentado en el II Congreso Ecuatoriano de Dermatología en Quito en 198219. Otro evento importante que vale la pena recordar es el 1º Encuentro Internacional de Dermatología realizado en Cuenca el 13 de febrero de 1999, bajo la presidencia del Dr. Marcelo Merchán, con la presencia y participación de los Profs. Luis Díaz (Medical College of Wisconsin), Thomas Lewley (Atlanta, Georgia), Richard Edelson (Universidad de Yale) y Evandro Riviti (São Paulo, Brasil), y tuvo una masiva participación local y nacional24, 32. Asimismo, el núcleo del Azuay, presidido por el Dr. Edgar Reinoso, organizó en Cuenca del 5 al 7 de abril de 2001 el Curso Internacional de Dermatología del Adolescente, que tuvo una gran acogida y participación tanto de médicos generales como de especialistas en el nivel nacional24. Los miembros del núcleo del Azuay, y particularmente los Drs. Marcelo Merchán y Víctor León, con la finalidad de contribuir al desarrollo científico y formación de la clase médica en general participaron en la elaboración y difusión de los llamados Cuadernos de Dermatología, como un programa de Educación Médica continuada en Dermatología General y Pediatría; estas publicaciones circularon a partir del año 2001. Siguiendo con esta motivación, Osvaldo Muñoz, Marcelo Merchán, Mauricio Coello, Víctor León y Teodoro Espinosa, con el aval de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología y el auspicio del Departamento de Cultura de la Universidad de Cuenca publicaron en el año 2002 un libro denominado Prevención de las enfermedades de la Piel, dirigido a la educación y formación no sólo de la clase médica sino del público en general, en virtud de su lenguaje fácil y comprensible34. Finalmente, debemos anotar que, en el aspecto gremial, el Núcleo del Azuay ha aportado para la Dermatología nacional entre otros aspectos: la elaboración, discusión y aprobación definitiva del Reglamento de las Jornadas Nacionales24, 32; la discusión y aprobación del Reglamento de Publicaciones de la Revista Dermatología; la elaboración y discusión de los Reglamentos para los Estatutos de la Sociedad Ecuatoriana, que una vez aprobados, contribuirán a normar y regular la actividad tanto en el nivel local como nacional24. El Núcleo del Azuay cuenta con un local propio, adquirido en 1993, donde funciona la sede y donde año tras año se vienen incrementado la biblioteca y la diapoteca24. Los hechos sintetizados en los párrafos anteriores hablan por sí mismos de la unidad y mística de trabajo que caracteriza a quienes tenemos el orgullo de formar el Núcleo Azuayo de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología, considerada como “una de las sociedades más unidas del país; con discrepancias que unen porque afinan ideas, con tensiones que en algún momento pudieron haber tenido características hasta cierto punto personales (sobre todo en lo nacional), pero que ya se han limado; han desaparecido las aristas y estamos en la época de comenzar un nuevo trabajo, bajo la inspiración y la atenta mirada de los grandes maestros de la Dermatología ecuatoriana”27. A la fecha de terminar estas notas, la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología Núcleo del Azuay cuenta con un total de 23 miembros activos: Claudio Arias A., Iván Zéas D., Víctor León Ch., Mauricio Coello U., Marcelo Merchán M., Edgar Reinoso M., Hernán Villacís O., Juan Ambrosi O., Teodoro Espinosa P., Norma Sigüenza C., Patricia Bermeo M., José Verdesoto G., Mauro Manzano, Bolívar Granizo H., Jaime Abad (dermatólogos); Osvaldo Muñoz A. (epidemiólogo), Plínio Padilla G. (infectólogo-micólogo), Rolendio Palacios P., José Tobar C., Hernán Urgilés (inmunólogos), Gustavo Moreno A. (cirujano oncólogo), Claudio Galarza M. (reumatólogo) y Xavier Ochoa M. (infectólogo)24 (figura 36). ■ Mayo, 2005

Figura 36. Miembros Activos de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología Núcleo del Azuay. Cuenca, 2003. De izquierda a derecha: Mauro Manzano, José Verdesoto, Plinio Padilla, Osvaldo Muñoz, Marcelo Merchán, Juan Ambrosi, Teodoro Espinosa, José Tobar, Mauricio Coello, Claudio Arias, Iván Zéas, Edgar Reinoso y Xavier Encalada. Atrás y en el mismo orden: Bolívar Granizo y Víctor León, Presidente Nacional de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología (2004)

219

M . MADERO, F. MADERO, G . MONTENEGRO, M . COELLO, C . ARIAS

■ Referencias bibliográficas
1. Arias C. Época prehispánica y republicana. Dermatología. Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. 2004;12(1):11. 2. Samaniego JJ. Cronología médica ecuatoriana. Quito: Casa de la Cultura Ecuatoriana; 1957. 3. López Monsalve R. Cuenca. Orígenes de su patrimonio cultural. Cuenca (Ecuador): Imp. Monsalve Moreno; 2001:15. 4. Cordero Palacios O. El Azuay Histórico. Los Cañaris y los Inco-Cañaris. Cuenca: Amazonas; 1981. 5. Hermida Piedra C. Resumen de la historia de la Medicina ecuatoriana. 2ª ed. Cuenca: Talleres Gráficos de Publicaciones y Papeles; 1979. 6. Quezada A, et al. La práctica médica tradicional. 2ª ed. Universidad de Cuenca. IDICSA; 1992:4. 7. OMS. Informe de una reunión de expertos. Ginebra; 1977. 8. Estrella E. Medicina aborigen. La práctica médica aborigen de la sierra ecuatoriana. Quito: Época; 1977. 9. Lloret Bastidas A. Fiestas Cívicas de Cuenca. El Libro de Cuenca. Tomo 1. Cuenca: Editores y Publicistas; 1988. 10. Borrero Vintimilla A. La toponimia de la región de Cuenca. El Libro de Cuenca. Tomo 1. Cuenca: Editores y Publicistas; 1988. 11. Landívar MA. La mortalidad en Cuenca de 1679 a 1785: epidemias y rogativas. Arch. de Historia de la Medicina. Universidad de Cuenca; 1984.

12. Oña Villareal H. Fechas históricas y hombres notables del Ecuador. 6ª ed. Guayaquil: Editorial del Pacífico; 1988. 13. Ospina RA. Historia de América. Quito: Minerva; 1957. 14. Hermida Piedra C, Landívar Heredia J. Crónicas de la historia de la Facultad de Ciencias Médicas; 125 años (1968-1993). Cuenca: Offset Facultad de Ciencias Médicas; 1979:10-15. 15. Cueva Tamariz A. Protomédicos de Cuenca. Revista de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca. Nov 1965;7(1–2):184-185. 16. Cordero JL. Nuestro Viejo Hospital: las Salas del Hospital San Vicente de Paúl. Serie Historia de la Medicina. Cuenca; 1993:(10):10-12. 17. Revista de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca. Jul 1967;8(2). 18. Arias C. [Comunicación personal]. 1996. 19. Arias C. [Comunicación personal]. 1996. 20. La Universidad del Azuay. El Libro de Cuenca. Tomo 2. Cuenca: Editores y Publicistas; 1989. 21. Formóse el Núcleo Azuayo de la Sociedad de Dermatología. Diario El Mercurio. 5 febr 1971:8C. 22. Actas de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Secret. Nac. Permanente. Guayaquil. [Gentileza del Dr. Servio Peñaherrera]. 23. Estatutos de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología; May 1986. 24. Actas de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología.

Núcleo del Azuay. Oct 1985, Sept. 1991, Abr 1993. 25. Montenegro G. Historia de la Dermatología en Quito. Dermatología. Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Jun 1992;1(2):27-29. 26. Chiriboga Villaquirán M. Los falsos médicos de Eugenio de Santa Cruz y Espejo. Quito: Panorama; 1995. 27. Entrevista al Dr Claudio Arias. Dermatología. Sociedad Ecuatoriana de Dermatología 2004;12(1):10. 28. Dermatología. Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. En–Jun 1983;5(1):65. 29. Dermatología. Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. 1999;8(1):35. 30. Madero M, Madero F. Memorias de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Guayaquil; 2001. 31. Actas y Memorias del 3º Congreso Médico Nacional, Cuenca: Offsetcolor Cuenca. 14–19 may 1979. 32. Madero Izaguirre M, Madero Izaguirre F. Memorias de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Guayaquil; 2001. 33. Zeas Domínguez I, Encalada Córdova F, Coello Uriguen M. Presentación del primer caso de lobomicosis en el Ecuador. Revista de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca. 1985;16(2):125-129. 34. Muñoz Avilés O, Merchán Manzano M, Coello Uriguen M, León Chérrez V, Espinosa Piedra T. Prevención de las enfermedades de la piel. Cuenca: U. Ediciones; 2002.

LA DERMATOLOGÍA EN EL SALVADOR
JULIO EDUARDO BAÑOS , ENRIQUE HERNÁNDEZ PÉREZ , LEANA QUINTANILLA SÁNCHEZ

os orígenes de la Dermatología en El Salvador –como en cualquier otro país– son difíciles de precisar, pues los médicos se dedicaban al ejercicio integral de la medicina sin especializarse en ninguna rama en particular1. En El Salvador prehispánico –región llamada Cuscatlán en lengua aborigen– el curandero (tepahtiani) usaba medicamentos, habitualmente plantas (tepahtelizte), para curar las enfermedades de la piel2. Basándose en estatuillas de barro de la época precolombina, el Dr. Oswaldo Ramírez Cienfuegos determinó la existencia de numerosas entidades dermatológicas como sífilis congénita, escleromas nasales, onicomicosis y neurofibromatosis, e investigó los métodos terapéuticos utilizados3. Entre las plantas más usadas pueden citarse: el chichipince (Hamelia patents Jacq.), de efecto astringente y secante, la quina (Cinchona succirubra Pav.), de efecto cicatrizante en heridas, y el paraíso (Melia azedarach L.). El Dr. Ramírez observa que aún se conserva el uso de muchos de esos medicamentos arcaicos entre las poblaciones rurales. En el año 1930 se nombra a Salomón Meléndez, médico general, como jefe del Lazareto, el Servicio encargado de las enfermedades de la piel del Centro Médico Nacional del Hospital Rosales4. A partir de 1933 comienzan a llegar al país los primeros médicos especializados en enfermedades de la piel y en sífilis, enfermedad muy importante en esa época. El primero fue Esteban Reyes, quien había realizado sus estudios de posgrado en California. Comenzó dando conferencias en el Hospital Rosales y en noviembre de 1935 fundó el consultorio de Dermatología y Sifilología, uno de los primeros de Centroamérica. A él se debe también la creación de la Sociedad Dermatológica de El Salvador en 1951, formalizándose su fundación en 1957. En ese año promueve el desarrollo del Primer Congreso Centroamericano de Dermatología, realizado en San Salvador del 5 al 8 de diciembre, al cual asistieron como profesores invitados especiales el Dr. Pardo Castelló de Cuba y el Dr. Fernando Latapí de México; pero Reyes, Presidente del Congreso, no pudo ver concluida su obra, pues falleció en junio de ese año. Durante este Congreso, que reunió a muchos de los dermatólogos de Centroamérica, se decidió, en una reunión a orillas del lago de Coatepeque, la fundación de la Sociedad Centroamericana de Dermatología, que se rubricó con un acta que se llamó “Declaración de Coatepeque”. Una de las enfermedades que más estudió el Dr. Reyes fue el rinoescleroma, sobre el cual realizó varios trabajos; también dejó importantes aportaciones sobre xeroderma pigmentoso, escarlatina, psoriasis y tuberculosis cutánea. En 1936 regresó al país el Dr. Arturo Romero después de realizar estudios de posgrado

L

221

JULIO E . BAÑOS , ENRIQUE HERNÁNDEZ PÉREZ , LEANA QUINTANILLA SÁNCHEZ

en Francia; presentó interesantes trabajos sobre sífilis durante el V Congreso Médico celebrado en San Salvador, en 1938. Idealista en sumo grado, participó activamente en la política nacional contra el general Maximiliano Hernández Martínez, por lo que tuvo que abandonar el país en 1944. Falleció junto con su esposa en un accidente de tránsito en el vecino país de Honduras. En 1938 regresó Eduardo Barrientos después de realizar estudios de Medicina y Dermatología en Suiza, y ese mismo año comienza a trabajar con Esteban Reyes5. Describió los primeros casos de Mal del Pinto. Un año más tarde fue nombrado Director del Hospital de Asistencia Social y Jefe de la clínica nocturna de la Dirección General de Sanidad6. Posteriormente ocupó la jefatura del Departamento de Dermatología del Hospital Rosales y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social hasta su retiro en 1978. Juan José Rodríguez se doctoró en medicina en 1941; fue nombrado jefe del consultorio de Dermatología del Hospital San Rafael de la ciudad de Santa Tecla (12 km al occidente de la capital); en 1942 realizó estudios de Dermatología en Columbia, Nueva York7. A su regreso, en 1947, se le encargó dirigir la construcción de las unidades de radioterapia cutánea –en la cual se había especializado– y las de bacteriología, micología y pequeña cirugía, con lo que se expandió el servicio7. Publicó trabajos sobre dos casos de prurigo nodular de Hyde, dermatitis por herbicidas, pénfigo en El Salvador, esporotricosis fija e incidencia de tumores malignos en el Hospital Rosales8. En 1951 fue nombrado profesor titular de la Cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador. Se desempeñó como Jefe del consultorio externo de Dermatología del Hospital de Niños Benjamín Bloom. Fue miembro activo de la Academia Americana de Dermatología de la cual llegó a ser miembro honorario, y socio de la Sociedad Internacional de Dermatología Pediátrica. Antonio Carranza Amaya obtuvo su doctorado en medicina en 1947 con la tesis titulada “Lepra en El Salvador”9 y desde entonces comenzó a trabajar en el consultorio externo de Dermatología; más tarde tuvo a su cargo los hansenianos hospitalizados en el Hospital Rosales y continuó interesándose por esa enfermedad. Realizó estudios de posgrado en el Instituto Skin and Cancer de la Universidad de Nueva York y a su regreso fue el encargado de la campaña de lucha contra la lepra. Otros trabajos publicados: “Epidemiología y morbilidad de la lepra en la República de El Salvador,” “La lepra como causa de incapacidad en El Salvador”, “Linfomas malignos” y “Miasis furunculoide en El Salvador”. El Dr. Oswaldo Ramírez Cienfuegos realizó estudios de posgrado en Dermatología en París y Madrid, donde se relacionó con grandes dermatólogos, y regresó al país en 1950. Fue siempre un investigador muy entusiasta; publicó gran cantidad de artículos sobre temas dermatológicos, lo cual lo convirtió en uno de los especialistas salvadoreños más reconocidos internacionalmente. En diciembre de 1957, durante el Primer Congreso Centroamericano de Dermatología presentó los resultados de sus estudios sobre una entidad nosológica que llamó “Dermatitis Cenicienta”, llamada también “Enfermedad de O. Ramírez” y conocida en la literatura anglosajona como “Eritema Discrómico Perstans”. Su presentación para explicar la etiología de la enfermedad fue notable. Fue uno de los organizadores de ese Primer Congreso Centroamericano y uno de los más entusiastas promotores de la formación de la Sociedad Centroamericana de Dermatología que, como se mencionó, se fundó durante ese cónclave. Se interesó mucho por las enfermedades cutáneas padecidas por los habitantes del país en la época prehispánica; durante el V Congreso del CILAD (1963), presentó un trabajo con el título “Dermatología en barro en El Salvador”3. Fue Vicepresidente del Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología (CILAD) y Presidente del VIII Congreso realizado en San Salvador en el año de 1975. Ocupó cargos en la administración y fue Viceministro de Salud Pública y Asistencia Social. El Dr. José Llerena Gamboa realizó estudios de posgrado en la Universidad de Stanford,

222

La Dermatología en El Salvador

California, y luego en el Centro Dermatológico Pascua de México DF, cuyo director era Fernando Latapí. Se interesó mucho por la micología y a su regreso, en 1956, se preocupó por equipar lo mejor posible el laboratorio de micología del Hospital Rosales y por planificar el estudio de las enfermedades de los hongos en el país10. Entre sus trabajos en ese campo se encuentran: “Contribución al estudio de las micosis profundas en El Salvador”11, “Cuatro casos de micetoma causados por hongos diferentes”, “Heat treatment of sporotricosis and chromoblastomycosis” y “La esporotricosis en El Salvador”12. Fue médico del consultorio externo de Dermatología del Hospital Rosales y profesor auxiliar de micología de la Facultad de Medicina4. El Dr. Enrique Hernández Pérez regresó al país en 1970, después de haber realizado amplios estudios de Dermatología, Dermatopatología y cursos de cirugía dermatológica y cosmética. Comenzó sus estudios de posgrado en el Instituto Dermatológico Pascua, con el Prof. Fernando Latapí, quien lo envió a hacer una rotación completa al servicio de Cirugía Plástica del Hospital General de México bajo la dirección del Prof. Fernando Ortiz Monasterio. En San Pablo, Brasil, su jefe, el Prof. Sebastião Sampaio, lo indujo también a que continuara su formación en cirugía dermatológica. Durante los dos años que pasó en esa ciudad, se interesó mucho por la Dermatopatología y siendo aún residente, tuvo a su cargo todas las biopsias del servicio; una vez por semana presentaba los casos a sus jefes, los Drs. Thales de Brito y Cecy Barros. En Buenos Aires tuvo como profesor principal al Dr. Aarón Kaminsky, un extraordinario maestro en diagnóstico y terapéutica, con quien inició sus estudios de la cosmética médica; de él aprendió el uso correcto de la cosmiatría. Recibió capacitación del Dr. Julio Martín Borda, especialmente en clínica, y durante ese periodo profundizó sus estudios en Dermatopatología bajo la dirección del Dr. Jorge Abulafia. Continuó sus estudios en los Estados Unidos: en Dermatopatología, bajo la dirección de Walter Lever en Boston y con Bernard Ackerman en Nueva York; en cirugía cosmética trabajó bajo la supervisión de los doctores Richard Webster en Brooklin, Gerry Fenno en Houston, Howar Tobin en Abilene, Julius Newman en Philadelfia y Sam Stegman en California. A su regreso a El Salvador fue profesor titular y jefe de la Unidad Docente de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador y Jefe de la Sección de Dermatopatología del Departamento de Patología del Hospital Rosales del cual era director el Dr. Francisco Velásquez. Ocupó esos cargos hasta su retiro en 1987 para dedicarse sólo a la práctica privada13. Desde que inició su trabajo en el país, transmitió a sus colegas su interés por la cirugía dermatológica, disciplina a la cual se le daba poca importancia en esa época. Las primeras operaciones las practicó en la sala de Pequeña Cirugía del Departamento de Dermatología del Hospital Rosales; aunque el sitio no era el más apropiado, se practicaba en él todo tipo de cirugías de cáncer de piel incluyendo cirugía de Mohs. Bajo su dirección se iniciaron las residencias en Dermatología; los siete dermatólogos que se formaron con él tuvieron que prepararse muy especialmente no sólo en clínica sino también en cirugía y patología. Varios años después comenzó a trabajar en el Hospital Santa Teresa de la ciudad de Zacatecoluca, población localizada en el Departamento de la Paz, unos 50 km al oriente de la capital, y allí pasaba los días sábados casi completos con sus residentes extranjeros, practicando diferentes tipos de procedimientos principalmente cosméticos, como liposucciones, ritidectomías, blefaroplastías y transplantes de pelo. Sus aportes más importantes en cirugía cosmética fueron: la realización de más de 8.000 casos de liposucción a partir de 1981, la clasificación por volúmenes de la liposucción, la definición de lipoescultura y la forma de calcular el volumen que se debe infiltrar de solución de Klein para hacer una liposucción.

223

JULIO E . BAÑOS , ENRIQUE HERNÁNDEZ PÉREZ , LEANA QUINTANILLA SÁNCHEZ

La trayectoria del Dr. Hernández Pérez en el Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología fue muy importante; comenzó como delegado nacional por El Salvador en 1970, fue elegido vicepresidente por dos períodos consecutivos, de 1984 a 1992, y posteriormente nombrado presidente del CILAD durante el período 1992 a 1996. Hasta el presente ha publicado más de 200 trabajos científicos tanto en español como en inglés; escribió dos libros: Clínica Dermatológica y Cirugía Dermatológica Práctica, ambos con varias ediciones. Además, ha colaborado con varios capítulos en libros internacionales y es editor de varias revistas científicas internacionales. En los últimos años su interés principal se ha orientado a la cirugía dermatológica. Sus cargos actuales son: director del Centro de Dermatología y Cirugía Cosmética de San Salvador; jefe del Servicio de Dermatología y Cirugía Cosmética del Hospital Nacional Santa Teresa; certificador y examinador por el American Board of Cosmetic Surgery; Presidente de la Meso-American Academy of Cosmetic Surgery; miembro del Grupo Internacional de Terapéutica Dermatológica; Director del Programa de Cirugía Cosmética aprobado por el CILAD y por la American Academy of Cosmetic Surgery. Es invitado frecuentemente como conferencista a diferentes países de Latinoamérica y Europa. Alrededor de 1970 llegan también al país los Drs. Enrique Flores Díaz y Fernando Adolfo Cruz Argumedo, después de haber realizado estudios de Dermatología en el Centro Dermatológico Pascua. El Dr. Flores Díaz se formó en la Universidad de Stanford; fue profesor auxiliar de la Cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina y dermatólogo del Hospital de Niños Benjamín Bloom; junto con Juan José Rodríguez dieron impulso a la Dermatología Pediátrica. El Dr. Cruz realizó otros estudios en el Hospital Saint-Louis de París y a su regreso se incorporó como profesor auxiliar de la cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador. Entre los dermatólogos que se formaron bajo la dirección del Dr. Hernández Pérez merece destacarse a Julio Eduardo Baños, quien después de haber realizado los tres años de posgrado en Dermatología, se trasladó a México DF en 1979. Allí realizó la subespecialidad de Dermatología Pediátrica bajo la tutoría del Dr. Ramón Ruiz Maldonado, Jefe del Servicio de Dermatología del Instituto Nacional de Pediatría DIF (antiguo IMAN) de esa ciudad. A su regreso completó sus estudios en Criocirugía con el recordado Dr. Gilberto Castro Ron en el Instituto Oncológico Luis Razzeti de Caracas. Trabajó como profesor auxiliar de la Cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador, y colaboró con los Drs. Hernández Pérez (jefe), Enrique Flores Díaz y Adolfo Cruz en el dictado de los cursos de pregrado de la Facultad de Medicina, y los de posgrado en la Residencia de Dermatología; comenzó la práctica de la criocirugía en el Hospital Rosales y en el Hospital de Niños Benjamín Bloom, donde fue médico del consultorio externo y dermatólogo consultante de todo el hospital. Se desempeñó como jefe del Servicio de Dermatología del Instituto Salvadoreño del Seguro Social. Fue Presidente en varias ocasiones de la Sociedad (ahora Asociación) Dermatológica de El Salvador. Participó como delegado nacional del CILAD y fue vicepresidente del CILAD por Centroamérica en dos períodos, de 1996 a 2003. Actualmente trabajan activamente en El Salvador 40 dermatólogos graduados en diferentes países de Latinoamérica. ■ Octubre, 2005

224

La Dermatología en El Salvador

■ Referencias bibliográficas
1. Hernández Pérez E. La Dermatología en El Salvador. Dermatol Rev Mexic. 1967;11(1):39-48. 2. Ramírez O. Paleomedicina americana. Tratamiento cuzcatleco de las tiñas. Derm Ibero Lat Am. 1964;6:211218. 3. Ramírez O. Dermatología en barro en El Salvador. Actas finales del 5º Congreso Ibero Latino Americano de Dermatología. Buenos Aires. 1963;1137-1143.

4. Llerena J. [comunicación personal]. 1966. 5. Barrientos E. [comunicación personal]. 6. Rodríguez JJ. Contribución al estudio de las afecciones cutáneas en El Salvador [tesis doctoral]. Universidad de El Salvador; 1941. 7. Rodríguez JJ. [comunicación personal]. 1966. 8. Rodríguez JJ. Esporotricosis fija. Presentación de tres casos en niños del Hospital de Niños Benjamín Bloom. Trabajo presentado en el 5º Congreso Centro Americano de Dermatología. San José (Costa Rica); 1965.

9. Carranza Amaya. Lepra en El Salvador. 1965;243:6-25. 10. Llerena J, Godoy GA. Dermatofitos responsables de la Tinea Capitis en El Salvador. Arch Col Med. El Salvador. 1961;14:183-186. 11. Llerena J. Micosis profundas observadas en El Salvador. Presentado en la 1ª Reunión México-Centroamérica de Dermatología. México; 1964. 12. Llerena J. Esporotricosis en El Salvador [Comunicación personal]. 13. Hernández Pérez E. [Comunicación personal]. Nov 2004.

La admiración por las construcciones que quedaron como testimonio de aquel pueblo fantástico provocó. ajena al molde del frío sistema y al cálculo de ciencia exacta. No es el texto muerto del infolio. más el estudio del significado de tales hechos para el hombre mismo”. E En su Historia de Guatemala. SUZZETTE DE LEÓN G . Dermatología precolombina (fotos 1-17) ■ La Dermatología precolombina Pablo Humberto Urquizu Dávila Los mayas Los mayas poseían la cultura más avanzada del mundo descubierto por Colón. Por lo tanto. PABLO HUMBERTO URQUIZU DÁVILA . 1. y es precisamente por su estrecho connubio con la vida que la Historia es ciencia tan hondamente humana y social. ya que tendrá características propias que nos permitirán aportar nuestro conocimiento a la Dermatología mundial. ni el acopio metódico de minuciosas investigaciones efectuadas en los archivos. especialmente en nuestro país. desde el inicio del 227 . n el prólogo del libro Las Ciencias Médicas en Guatemala escribe el brillante médico e historiador Carlos Martínez Durán: La Historia no es el cuerpo mustio del pasado. ni la interpretación de lo que amenos o severos cronistas nos transmitieron.HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN GUATEMALA EDUARDO SILVA . También allí se refiere a la cultura como “la conducta o comportamiento aprendido y posteriormente manifestado por los miembros de una sociedad”.LIZAMA . La Historia es la vida misma. es nuestra obligación como dermatólogos no sólo ser expertos en enfermedades cutáneas sino también investigadores de su historia. Nunca será Clío la misma Musa. Cada tiempo le impone nuevos ojos y nuevas vestiduras. PETER GREENBERG CORDERO. merecen ser designados como “los griegos de América”. Francis Polo Sifontes define la Historia como “una relación escrita de los hechos de la vida del hombre desde el pasado hasta el presente. cada época le infunde nueva vitalidad. siempre variable y caprichosa. Estos dos conceptos están relacionados con la Dermatología como parte de la cultura médica de nuestro país.

C. GREENBERG . PERÍODO PRECLÁSICO (2000 A..000 km. como Tikal y Uaxactun. la nobleza. Anciana con niño 2. Tabasco. Belice y el occidente de la República de Honduras. es decir. que además tenían mando militar y sucesión hereditaria. Su considerable duración -2300 años. el sacerdocio. como Copan o Yaxhá. o sea. y la arquitectura era de tipo ceremonial y religiosa. estaba ejercido por sacerdotes. así como en la movilización de las enormes piedras y materiales para la edificación.) En el transcurso de estos 600 años los mayas alcanzaron su máximo desarrollo cultural y esplendor. El gobernante se llamaba Halac Uinic y era auxiliado por los caciques menores. S . lo que provocó un aumento importante en el comercio regional. Sus orígenes se pierden en el tiempo. Se destacaron en astronomía y a través de sus observatorios estudiaban los movimientos del sol. que viajeros y estudiosos de diferentes partes del mundo vinieran a estas regiones selváticas a visitar sus centros ceremoniales. Yucatán y Quintana Roo. Fundaron sus principales centros ceremoniales en lugares secos y alejados de un río o lago. La arquitectura.fue tiempo suficiente para alcanzar el esplendor del siguiente período que fue el clímax de esta civilización extraordinaria. aún en la actualidad es reconocida la exactitud del calendario maya. URQUIZU . pero en otros casos los establecieron junto a una fuente de agua. el pueblo y los esclavos. DE LEÓN Figuras: 1. SILVA . La medicina alcanzó un importante desarrollo en el uso de hierbas y plantas medicinales. canales de riego. La economía estaba basada en la agricultura. Durante este período se intensificó la agricultura. acequias para la conducción del agua de lluvia.C. Calvicie 3. C. P. El gobierno era teocrático. algunos historiadores mayistas creen que fue una cultura que se desarrolló in situ y aunque ellos mismos principiaban su meticulosa cuenta del tiempo en una época tan remota como el año 3113 a. la República de Guatemala. Demostraron su conocimiento de las matemáticas y la ingeniería en la construcción de sus grandes edificios. el excedente era vendido o cambiado por otros productos. El desarrollo de las ciencias estuvo vinculado con la religión. La vida de este pueblo giraba en torno al cultivo del maíz que fue su sustento básico. P. la religión estaba representada por el culto a la tierra y los fenómenos naturales. un territorio equivalente al triple del que ocupa actualmente la República de Guatemala. se practicaba la odontología y se realizaban verdaderas prótesis dentarias. los expertos no han encontrado evidencias de su cultura que puedan ser fechadas antes del año 2000 a. H . PERÍODO CLÁSICO (300-900 D.) Se le llama también “período formativo” porque durante este tiempo se sentaron las bases de esta cultura.LIZAMA . Los mayas habitaron lo que hoy corresponde a los estados mexicanos de Chiapas. Deformidad en nariz siglo XIX. Durante este período se organizaban en núcleos agrícolas en forma de aldeas. C.C. 228 . La subárea maya tuvo una extensión de unos 325.E .-300 D.

C. Sólo la clase sacerdotal sabía leer y escribir y guardaba celosamente los conocimientos sobre astronomía y agricultura. Al mismo tiempo se produjo una invasión de los toltecas desde el noroeste. cruzando el mar. como consecuencia surgieron los señoríos indígenas que encontraron los españoles a su llegada y cuyos odios supo aprovechar para sus fines de conquista el adelantado don Pedro de Alvarado1. pero los esfuerzos de éstos resultaron inútiles. Deformidades faciales Tres fuentes son importantes para el estudio de la medicina maya: 1) El rico material artístico en el que quedaron representadas las enfermedades más importantes. Deformidad en cara 5. trayendo dioses toltecas como Tohil. especialmente los dedicados al culto de Chac. 3) Los viejos cronistas que fueron testigos de sus tradiciones y costumbres. calzadas y juegos de pelota. y competían en poder y grandeza. de continuas rivalidades. ciudad localizada en el altiplano central de México. Deformidad facial 6. Los toltecas se apoderaron de los centros mayas. el Popol Vuh y los escritos indígenas. los sacerdotes desaparecieron. como el Memorial de Tecpán o el Popol Vuh. fue notable durante este período con una proliferación de centros ceremoniales. 9. el pueblo se rebeló entonces y tras sangrientas revueltas. PERÍODO POSCLÁSICO (900-1500 D. por lo cual los centros mayas comenzaron a decaer. 229 . al oriente.) El paso a este período fue traumático. la decadencia de esta civilización que nada tuvo que envidiarle a la egipcia y a la mesopotámica. asientan en sus páginas cómo los cakchiqueles y quichés. Es posible que las enfermedades puedan explicar también. vinieron de Tula. hubo una sequía prolongada que afectó durante años al territorio de Mesoamérica (esto ha sido deducido de los estudios científicos de la paleobotánica). estos conquistadores provenían de Tula. Se cree que hacia el año 900 d. Las deidades médicas eran numerosas y variadas. señor de la lluvia. pero escribían en su lengua mayense y utilizaban el viejo calendario maya con su sistema vigesimal. LA MEDICINA MAYA Figuras: 4.C. El posclásico se caracterizó por ser un período de guerra.Historia de la Dermatología en Guatemala sobre todo la religiosa. 2) Los códices mayas. LA MITOLOGÍA MAYA Los mayas dieron a la medicina un carácter sagrado cuya liturgia era conocida por la casta sacerdotal como una ciencia misteriosa transmitida de padres a hijos. de algún modo. si bien en Yucatán quedan herbolarios y en Guatemala brujos o curanderos que son los últimos representantes de esa casta de médicos indígenas. y su lengua era el náhuatl. Los indígenas actuales saben muy poco de estos secretos. Las crónicas indígenas. Avilix y Jacavitz. El pueblo maya reclamó ante sus sacerdotes.

Kukulcan: dios omnipotente que curaba las fiebres.E . S . Para mantener el cuerpo en equilibrio era necesario tener armonía con la naturaleza. irascibles) y las mujeres nakanik (apacibles. Si se descubría el origen se podía dar el tratamiento. si provenía de brujería se actuaba contra ésta y si era por causas naturales se daban medicamentos apropiados. Citobolontun: el varón compañero. GREENBERG . SILVA . esto se menciona en el Memorial de Sololá. P.LIZAMA . P. Los niños. URQUIZU . quemaba al demonio de las enfermedades. se creía que la sangre no se podía regenerar y que cualquier pérdida producía debilidad. Ixchel: la mujer arco iris. Estos dos trabajaron para descubrir las virtudes medicinales de las plantas heredando todos sus conocimientos a los H-Menes. dóciles. deficiencias o excesos. Edema de miembros inferiores Se creía que las enfermedades podían ser causadas por espíritus o seres con poderes sobrenaturales. Itzamná: dios y hombre a la vez. Los antiguos mesoamericanos reconocían desigualdades entre las personas. La edad era otro factor de diferenciación: los ancianos eran considerados más sabios y más consistentes en sus fuerzas que los jóvenes. También creían que la debilidad temporal provenía de cometer un pecado. familia hipocrática iniciada en el arte de curar. En las tierras altas de Guatemala se creía que un cuerpo fuerte está más protegido de la enfermedad que uno débil: esta fortaleza tiene relación con la condición de la sangre que puede ser fuerte o débil. con la sociedad y con los dioses. DE LEÓN Figuras: 7. era el dios de la fototerapia y termoterapia. El pueblo desfilaba y esperaba la bendición. La medicina maya tuvo su trinidad formada por la diosa Ixchel y por los dioses Citobolontun e Itzamna. Tzapotla-tenan: era la abuela de la terapéutica tópica ya que había descubierto del 230 . en el Popol Vuh y en el Título de los Señores de Totonicapán donde las deidades son ancianas. también podían ser el resultado de causas naturales como accidentes. sumisas). En estos textos es posible encontrar una expresión de la teoría del equilibrio y su relación con la enfermedad. seguros. recibía las ofrendas florales de las mujeres que deseaban la fertilidad. por ejemplo. experimentar emociones fuertes o sentir envidia. era el padre de la medicina y sus fiestas se celebraban en el mes de Zip. Destrucción nasal 8. Dolor de muelas 9. la enfermedad producto de la ofensa a los dioses requería confesar el pecado y realizar penitencia. especialmente si eran brujos. Kinich-ahau: el rostro del sol. 5. el exponerse al frío o al calor y a ciertos alimentos perturbaba el equilibrio de una persona. el mes del pecado. abogada de la maternidad. El día 8 era el principal y ante el dios se volcaban las hierbas medicinales que recibían el soplo de la divinidad. La confesión y el sacrificio eran los medios más importantes para lograrlo2. Se pensaba que los ancianos eran más fuertes y más potentes que los jóvenes. Si la enfermedad era pasajera se trataba por el mismo enfermo en casa. Zuhuykak e Ixtliton: daban la salud a niñas y niños. daba sus dones salutíferos. H . pero si era crónica se consideraba como castigo de los dioses. las mujeres y algunos ancianos eran considerados más débiles. los hombres eran considerados K´an (agresivos. o sea. se realizaban danzas y se utilizaba el incienso para pedir a Ahau Chamahez la salud. curanderos o lideres. se pensaba que el trabajo excesivo. fría o caliente.

trata de mitología. Ixchel era la diosa de la procreación. esta copia está depositada en la Newberry Library de Chicago4. en 1666. la diosa luna. Hongos ceremoniales 11. llegó a Guatemala en 1688. esta terrible costumbre derivó de su contacto con los aztecas y corresponde a una época muy tardía de su historia. Es indudable que la mitología médica fue consecuencia de las enfermedades que sufrieron los mayas4.Historia de la Dermatología en Guatemala oxitl (trementina) la resina que sanaba las bubas y llagas cutáneas. provincia de Andalucía. eran invocados en la fiesta de los curanderos y brujos durante el mes Zip. del alumbramiento. de sus dioses. Fray Francisco copió el original y lo tradujo al español. El corazón era bien conocido. que provocaba la muerte repentina. Los señores de Xibalbá hacían que la gente se enfermara afectando su sangre. aconsejaba los baños de vapor. El Ahal gana Q´ama (hacedor de cólera) tenía el poder de “hacer que la gente se hinchara”. MEDICINA EN EL LA Figuras: 10. Mientras estuvo en Chichicastenango. En muchos lugares se percibía la sangre como un medio para recibir un daño externo. es decir. héroes y hombres. 10. El Ahalxic (señor gavilán) y el Patan (señor trampa) causaban la muerte en los caminos. se paseaba junto con la lechuza alrededor del agonizante. Los señores de Xibalba (el inframundo) podían causar enfermedad. como demuestran algunos estudios realizados en las ciudades indígenas del posclásico como la ciudad de Iximché. En el Popol Vuh se citan algunas deidades mayas que eran responsables de las enfermedades. los indios le mostraron el manuscrito de los quichés. La sífilis era una de las enfermedades asignadas a Ixchel por las asociaciones eróticas con esta deidad10. Temazcaltec: abuela de los baños. Los mayas-quichés consideraron la enfermedad de etiología distinta de lo sagrado y su observación los guió hacia un conocimiento más exacto. Itzamná era conocido porque curaba a los enfermos y resucitaba a los muertos. Xik´iri (nariz voladora) y Kuchuna Kiq´ (jefe sangre) eran dos de estos señores cuyo trabajo era producir “sangre para enfermar a la gente”. Fray Francisco Ximénez nació en Ecija. de la medicina y de las enfermedades que formaban pústula. Yun-cimil: señor de la muerte. El frío y la humedad eran 231 . Los señores Ahalmez (hacedor de suciedad) y Ahaltokob (hacedor de llagas) eran peligrosos en tiempo de pobreza. aunque a veces se retiraba sin llevarse el alma del paciente. 5 (figuras 1-17). En el Popol Vuh se menciona al señor Ahal puh (hacedor de pus) quien producía infecciones. Los conocimientos anatómicos provenían de los sacrificios humanos y animales. religión y genealogía. dios de la medicina e Ixchel. estos cuchillos les servían para abrir abscesos y realizar otras cirugías menores. Inicialmente los mayas no practicaban sacrificios humanos. Los cakchiqueles tenían un dios llamado Ahal Xic. Los señores Chamiabaq (bastón hueso) y Chamiaholom (bastón calavera) convertían a la gente en huesos y calaveras. POPOL VUH El Popol Vuh contiene las historias de los indios quichés acerca de la formación del mundo. era fraile de la orden de Santo Domingo y le fue encomendada la tarea de escribir la crónica de su provincia. Itzamná. La bilis producía ictericia en la cara. Arrugas CONOCIMIENTOS ANATÓMICOS Y QUIRÚRGICOS DE LOS MAYAS Los instrumentos quirúrgicos eran de obsidiana.

Tumor abdominal Durante el momento del parto. curar heridas. Figuras: 12. Los mayas usaban el baño de vapor. trepanaciones craneales y curaciones oculares. las embarazadas se bañaban en los últimos meses del embarazo y los solteros se bañaban solos. circuncisiones. la causa que las producía y sus complicaciones. drenar abscesos. Cada enfermedad era tratada con hierbas y el tratamiento era realizado por especialistas. Fray Bartolomé de las Casas mencionó a los herbolarios. Los casados se bañaban juntos. Los baños temascal constituían ritos especiales. eméticos. hacer sangrías. H . P. Su vida guerrera les proporcionó un conocimiento especial de las heridas. los cirujanos fueron capaces de realizar extracciones y mutilaciones dentales. Hacían bebidas fermentadas basándose en frutas como el jocote. extraer cuerpos extraños. también utilizaban las legumbres y la carne de venado. Se conocían las articulaciones del cuerpo que a veces era representado en figurillas. Existían purgantes. P. Los temascales medían poco más de un metro de altura y tenían paredes de piedra y piso de madera cubierto de barro. Los médicos probablemente realizaban algún tipo de investigación básica de prueba-error observando el efecto de las plantas en las diferentes patologías. etcétera. coagulantes. las bubas. Su protectora era la diosa Temazcalteci. las clasificaron en forma topográfica tomando en cuenta la profundidad. Rinofima 14. que significa “el que cura”. diuréticos. Las principales costumbres higiénicas eran la dieta y los baños. La alimentación era balanceada con el maíz como alimento principal. así como el pescado. Según los cronistas. llamados quamanel. sin embargo. Existían especialistas en mordeduras debido a la gran cantidad de serpientes e insectos.LIZAMA .E . La cirugía no estaba tan desarrollada como la medicina herbolaria. el rinofima y el Ulcus rodens. la embarazada confesaba sus pecados. Conocían el papel del contagio en las epidemias. se valían de prácticas de hechicería para averiguar si una enfermedad era curable. sedantes. El régimen alimenticio de los indios era sabio y saludable y las costumbres sexuales eran moderadas. la impotencia sexual y las enfermedades eruptivas. Conocían la blenorragia. el arsenal terapéutico de los indios era eficaz. Labio leporino 13. DE LEÓN reconocidos como agentes causales de reumatismo. un pasaje en el Popol Vuh se refiere a la reparación de huesos. superior al de los médicos y cirujanos que llegaron en el siglo XVI. Describieron el tifus exantemático usando palabras compuestas como Zahualt (erupción). el viento producía algunas enfermedades. URQUIZU . Adentro había piedras que se calentaban y luego se mojaban con agua produciendo vapor. 232 . también conocían la leshmaniasis. GREENBERG . hacer prótesis. SILVA . la comadrona se extraía sangre y la rociaba mientras hacía invocaciones y ejecutaba una ceremonia para facilitar el parto. S .

en lengua azteca eran llamadas Matlatza hualt. en formas benignas. algunos creen que fue debido a la fiebre amarilla. boquera Miliaria Sarampión Sarna Tiña Ungüento Cunuz Yail Kohanil Chacauil Naycan Cuinpaharil Pomactel Taacan Chacnich Cimil Cac Xaya kohi Uzan Uzankak Uech Zock Nabzah LA ESTÉTICA Las deformaciones cefálicas se han practicado en forma universal en determinados períodos culturales. dolores del cuerpo. a finales del siglo XIX se realizaba todavía en el sur de Francia. por ejemplo. se lograban por medio de aparatos especiales. La viruela era desconocida en América y fue traída por un grumete de Pánfilo de Narváez en 1520.Historia de la Dermatología en Guatemala Se utilizaban también las aguas medicinales. Los códices mayas muestran a Hunahpú y otros dioses con la cabeza alargada. El Memorial de Sololá. creían que las aguas termales tenían poderes curativos. chuchum Zob Cáncer Dolor Enfermedad Fiebre Lepra Úlcera por traumatismo Úlcera con exudado Úlcera incurable Mal de la boca Muerte Medicamento Perleche. que desde el punto de vista médico eran inocuas. las sulfurosas. dado que el ideal estético era una frente aplanada4. Nombre anatómico de la piel y sus anexos y de algunas enfermedades de la piel en idioma maya4 Piel Boca Labio Lengua Paladar Saliva Encías Cabello Uña Calva y caspa Sudor Urticaria Vitiligo Viruela Ampollas Absceso Bubas Oth. según algunos autores podría haber sido sarampión. El paludismo. un manuscrito del siglo XVI conocido como Anales de los Cakchiqueles o Memorial de Tecpán Atitlán. eran endémicas en México y de allí pasaron a Guatemala. infecciones intestinales y reumatismo. 5. pero otros creen que fue tifus 233 . 5 (Tabla 1). Esta práctica no debe relacionarse con un menor desarrollo cultural. sífilis y otros males4. LAS EPIDEMIAS EN EL PERÍODO PRECOLOMBINO En el siglo VII de la era cristiana fue destruido el imperio maya. El capitán Juan de Estrada (1579) menciona que “ellos tenían la costumbre de bañarse en los ríos y lo siguen haciendo”. obedecen a razones estéticas ligadas a costumbres mágicas y religiosas. que quiere decir “peste con erupción cutánea o con llagas”. Othiel Chii Boxel chii Ak Mabcaan Tub Chuncó Tzotz Ichac Thab Zackeluc Zob Zac Halay Kak Popol. Estas deformaciones. En la Europa del siglo XVI no era costumbre bañarse con frecuencia. tumores. pero no hay pruebas contundentes que apoyen esta hipótesis ya que estudios más recientes han demostrado que esta enfermedad fue importada de África en 1647. describe la historia de la nación cakchiquel que se desarrolla en la ciudad de Iximché. para curar calambres. El nombre indígena para esta epidemia fue chaac. En este Memorial se describe una epidemia en 1523 –un año antes de la llegada de los españoles– que produjo muchas muertes en la población indígena. choolax Bocan. Tabla 1. existió en Yucatán y en algunas regiones de Guatemala. El cronista español Fuentes y Guzmán relataba que los indígenas usaban el baño para tratar las fiebres. Las epidemias de tipo exantemático fueron frecuentes en América antes de la llegada de los españoles.

De acuerdo con los síntomas descritos en el Memorial. Esta descripción es un verdadero elogio pues el soldado cronista ya había sido testigo de la magnificencia de la corte azteca6. Tumor en ala nasal 16. Desde entonces fueron enemigos de los quichés. en cuya diafanidad les confirmaba la sentencia. Bernal pernoctó en lo que llama Guatemala la Vieja. Bernal Díaz pasó por Iximché en agosto de 1526 y tuvo que abrirse camino con las armas. P. Los primeros historiadores españoles en llegar a Iximché fueron Bernal Díaz del Castillo y Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán. Figuras: 15. fue espantosa la gran revolución que hicieron los Señores antiguamente. es vívida y detallada. el conquistador relata su viaje desde Soconusco. SILVA . Iximché. disfrazándose para la guerra como cuatro jóvenes guerreros. quedaba libre. la corte estaba en Chiavar y el rey era Quikab. GREENBERG . P. luego se ejecutaba allí en aquel tribunal sobre aquella peana donde también se le había dado tormento al reo y si en contrario se representaba o no se figuraba en lo diáfano de la piedra alguna cosa. a que la describe así: “Y estaban los aposentos y tan buenos y de tan ricos edificios en fin como de caciques que mandaban todas las provincias comarcanas”. Pero el rey quiché fue derrocado por sus hijos y él mismo aconsejó a los cakchiqueles que huyeran y que fundaran Iximché en la cumbre del monte Ratzamut. no se puede hacer un diagnóstico exacto pero podemos inferir que los cakchiqueles tuvieron conocimientos dermatológicos debido a estas epidemias. también tenían experiencia en cirugía menor dermatológica y en el manejo de heridas. Los reyes Juntoh y Vukubatzm construyeron la ciudad en 1470. H . Hay un pasaje que vale la pena transcribir: Hacia la parte norte del palacio. y la palabra Guatemala aparece tres veces. pero de mejor y más preciosa materia que la piedra Chay. S . El Memorial refiere lo siguiente: Luego comenzó el ataque a la ciudad en el extremo del puente. Los primeros documentos históricos en los que aparece son las cartas de relación que Pedro de Alvarado envió a Hernán Cortés en 1524. Tumor en ojo 17. La descripción que hace don Antonio de Fuentes y Guzmán en la Recordación Florida. la capital del reino cakchiquel.LIZAMA . Y este oráculo era también consultado en todos los movimientos militares que se ofrecían ejecutándose o no la guerra según el aspecto o representación del oráculo. Deformidad nasal Esto hace suponer que también podrían haber consultado a este oráculo si algún gobernante o principal sufría alguna enfermedad o dermatosis que no pudiera ser curada por los médicos o sacerdotes. o sea. Las flechas lanzadas por estos combatientes penetraron en la estera de Chucuybatzin. URQUIZU . lo cual fue aprovechado por el conquistador Pedro de Alvarado emulando la táctica que usó Hernán Cortés en la conquista de México. tuvo una historia breve y tormentosa. la capital del reino quiché. Por su parte. y que en dos días llegó a Guatemala. lugar que había escogido Chucuybatzin para la guerra y para llevar a los Tucuchés a la revuelta. donde en un lugar muy decente y adornado estaba en una como ermita o adoratorio un oráculo del demonio que era una piedra negra y transparente como vidrio. capítulo V. DE LEÓN exantemático. Los cakchiqueles eran aliados de los quichés. Aquí vale la pena hacer un breve análisis del nombre Guatemala4. Iximché. ya que escuadrones guatemaltecos escondidos en el barranco estaban emboscando a los españoles.E . Cuatro mujeres se habían armado de cotas de algodón y de arcos. libro XV. Hernán Cortés menciona a la 234 . En la segunda carta refiere que salió de Utatlán.

y las “malas llagas en las piernas” es probable que fuera ectima. tzutujiles o cakchiqueles. es decir. La Dermatología durante la Conquista ■ La Dermatología durante la Conquista El día 6 de diciembre de 1523 Pedro de Alvarado salió de Tenochtitlán. 2. cañones. Las plagas de mosquitos son mencionadas por los cronistas Bernal Díaz del Castillo. Podemos deducir que sufrieron una epidemia. seguramente es la castellanización del vocablo Quauthtemalan de origen náhuatl. consecuencia de picaduras sobreinfectadas. el pian. En el Memorial de Sololá se asienta: “Cuando llegamos a las puertas de Tulán fuimos a recibir un palo rojo que era nuestro oráculo. espadas. Bernal Díaz del Castillo. Algunas eran propias de los lugares que sometían. el famoso cronista. que en lengua de los naturales la ciudad se llamaba Cakchiquil –que en mexicano se traduce como Cuautemala– es posible concluir que el significado etimológico de la palabra Guatemala es el mismo que el del término cakchiquel8. otras eran traídas por ellos del viejo continente. para curar las heridas de guerra usaban la grasa de un indio muerto. Gagchequelab fue su nombre”. cuatro tiros de artillería con mucha pólvora y municiones y una fuerza auxiliar de guerreros mexicanos. el Departamento y la Capital. y las bubas. además de plantas medicinales cuyo uso aprendieron en América. Otras dermatosis muy frecuentes padecidas por los conquistadores eran las úlceras simples o llagas. Desde 1847 el nombre Guatemala designó sólo a la República. por eso se nos dio el nombre de cakchiqueles. moscas. 235 . adenitis simples y pequeños abscesos en la piel. tábanos y garrapatas y tal vez piojos. de la cual murieron muchos soldados. lanzas. Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán y Fray Francisco Ximénez. Curiosamente. mosquetes y ballestas para aterrorizar y sojuzgar a los indígenas. dio pestilencia. dado que los europeos no tenían los conocimientos de los médicos indígenas. En algunas actas del cabildo de Santiago aparece la palabra Guatemala identificando originalmente la ciudad cakchiquel de Iximché. En las tres cartas citadas el nombre de Guatemala se escribe de la misma manera que ahora. Las enfermedades que sufrieron los conquistadores fueron innumerables. y como armas biológicas se sumaban a los caballos. los hombres del palo rojo”. pero desde el 27 de julio de 1525 designó la Provincia de Guatemala. la capital del imperio azteca recién conquistada por Hernán Cortés. Si las denominaciones de origen mexicano que tienen muchos poblados son sólo traducciones libres de los nombres originales quichés. que era como conocían la ciudad cakchiquel los indios mexicanos. y si se sabe por las declaraciones de los principales de Santiago Atitlán. lo que significa los del árbol rojo o de fuego. ciento treinta ballesteros y escopeteros. culhuas y tlaxcaltecas. nos cuenta sobre las enfermedades sufridas por los conquistadores: “Desde ha tres o cuatro meses que estábamos poblando. hechas en 1583. Deben haber sufrido múltiples picaduras de insectos como zancudos. Iban ciento veinte hombres a caballo. convirtiéndose después en la denominación de la Audiencia y el Reino que incluyó dentro de sus límites la región que va desde Chiapas hasta Costa Rica7. trescientos hombres a pie. con la misión de someter Utatlán y Cuauthemallan a la corona española. en éstas se han englobado muchas enfermedades como la sífilis.Historia de la Dermatología en Guatemala ciudad de Guatemala en su carta de relación al rey Carlos V fechada en México el 15 de octubre de 1524. que podría significar: el lugar de los hombres del árbol o palo rojo o de fuego. y demás desto todos los más adolecíamos y se nos hacían unas malas llagas en las piernas”. Por lo tanto la palabra cakchiquel se tradujo al mexicano como Cuauhtemallan y se castellanizó como Guatemala. El Popol Vuh dice lo siguiente: “Enseguida dieron su nombre a los cakchiqueles.

implorando los favores y misericordias de Dios. música. como así también a la oncocercosis que podría ser causada por Oncocerca valvulus var. los progresos de la cirugía científica. Acutiens y una especie de filaria de Medina3. popularmente se decía que “tenían mal humor” si se infectaba una herida. y prueba de ello fue el interés de las autoridades médicas y gubernamentales para crear hospitales. desarrollados durante todo el siglo XVI y comienzos del XVII. En la mayoría de ellos se atendían todas las enfermedades. agua. según refiere una crónica. Entre aquellos sufrimientos inacabables paseaba su hábito blanco 236 . había también un número menor de asilos y hospicios creados para la atención de las epidemias que castigaban al país periódicamente. URQUIZU . Todos los historiadores de la medicina y de la cultura en general han afirmado que los siglos XV. y en la pacificación y cristianización de los gentiles. no había dónde enseñar y los hospitales eran simples asilos de enfermos. 7.LIZAMA . Las grandes ideas fisiológicas. P. lo cual se llevó a cabo en los años 1527. S . miasis. Existía un curioso método de tratamiento usado por los médicos españoles de aquella época. Los conquistadores sufrieron también escabiosis.E . LA DERMATOLOGÍA hasta la actualidad DESDE LA COLONIA HASTA LA ACTUALIDAD (fotos 18-29) Eduardo Silva-Lizama La Dermatología en los siglos XVI. que fue pobre en calidad y en número de hombres de ciencia verdaderos. Se ignoraba la ciencia española. En Guatemala eran conocidas las enfermedades de la piel. XVII y XVIII Las descripciones de las enfermedades de la piel durante este período son muy escasas. por lo que mencionaremos algunos aspectos relevantes de la historia de la medicina y su relación con la Dermatología. batallas. la ciudad carecía de un ambiente apropiado para ello ya que tenía mayores preocupaciones en el campo de la política colonizadora. llena de asperezas. fundado por el Marqués Lorenzana en 1638 para el tratamiento de las enfermedades de la piel y la lepra. como el Hospital San Lázaro. H . no había ningún médico y sólo los sacerdotes y la religión podían curar. Sabemos que la leche de mujer contiene anticuerpos y esto pudo ayudar al paciente. los enfermos de cuerpo y espíritu deambulaban por la ciudad. “los médicos mandaron que [el enfermo] mamase a una mujer de Castilla”. XVI y XVII fueron para España un verdadero renacimiento científico y que en ese tiempo la medicina y la cirugía llegaron a su apogeo para decaer notablemente en el siglo XVIII. con gran retraso. En la Recordación Florida se hace referencia a estas plagas y especialmente a la miasis nasal y cutánea. pediculosis y filariasis. Ese apogeo y florecimiento de la medicina española llegó muy tarde a Guatemala. Bernal Díaz. consolados por la religión más que por la medicina curativa. SILVA . cuando la Península Ibérica estaba ya en decadencia. La cultura médica española se proyectó en Guatemala hacia el siglo XVIII. probablemente. o que tenían “incordios” o “bubones” si había adenitis. GREENBERG . ■ La Dermatología desde la Colonia 3. el auge de la anatomía. 1543 y 1776. DE LEÓN El relato de Bernal Díaz no parece referirse a sífilis ni pian sino a abscesos múltiples y adenitis secundarias de picaduras y lesiones de rascado. En el siglo XVI. P. La medicina se ejercía como un vulgar empirismo. llegaron a Guatemala en las postrimerías del siglo XVIII. se refiere a la piodermitis. Durante los siglos XVI y XVII la ciencia médica y la cultura se desarrollaron bajo la influencia de métodos terapéuticos a base de hierbas. que comenzó a conocerse hacia el final del siglo XVII. ritos espirituales simbólicos y el cuidado de la colectividad hacia el enfermo. pues tanto en el siglo XVI como en el XVII.

había tos y se inflamaba la garganta. exantema o llagas. entre hombres. Joseph Adalid Bohórquez (¿). por la nariz salía sangre. ni mucho menos del nombre de las personas salvadas por su bisturí. Esta misma palabra tiene derivados y todos ellos se refieren a manifestaciones sarnosas. Andrés Sánchez de Miranda (1648) y Bartolomé Sánchez Parejo (1649). y no sólo los barberos curaban. que quiere decir rojo). Alonso Aragón (1633). El Memorial de Tecpán Atitlán nos deja la mejor descripción de las pestes que asolaron la población durante el siglo XVI: En verdad fue terrible cuando el Gran Señor de Dios nos mandó esta muerte. defendió el tesoro de la salud y abrió los ojos a los gobernantes ajenos a estos problemas vitales. su actuación en ese sentido lo consagra como el primer defensor del profesional guatemalteco. Nada se sabe de las técnicas quirúrgicas de don Juan. El obispo Francisco Marroquín no sólo fue el fundador de la iglesia y la escuela guatemaltecas. Hospital de Santiago 237 . A la gente le sobrecogía un frío. comprendiendo su alta misión social. En abril de 1769 la ciudad fue azotada por una epidemia de sarampión maligno que hizo gran estrago principalmente entre los indios. tanto en la peste mayor como en la menor. El catedrático de Prima de Medicina. y enseguida venía la fiebre.Historia de la Dermatología en Guatemala Fray Matías de Paz. Ávalos y Porres. quemaduras. Cronológicamente por orden de llegada son: Juan de León (1600). La ruina no fue total. Cristóbal Tartajo (1624). sino también del Hospital Real de Santiago (figuras 19-20) y representó así a la Medicina en lo que ésta tiene de piedad y de consuelo. que quiere decir enfermedad o peste con erupción cutánea. siendo increíble el número de gente que sucumbió. Juan de Cabrera (1640). Muchas familias doblegaron la cabeza ante ella. ángel de esperanza y salvación. Mauricio López de Lozada (1640). etc. el primer cirujano que. pero se conocen perfectamente sus enérgicas gestiones para luchar contra el empirismo. Figura 18. y si no lo hicieren se les condene en forma grave. pero el capitán general don Martín Figuras 19 y 20. En el siglo XVII llegan a Guatemala numerosos médicos y cirujanos desde Nueva España y lejanas ciudades de la península hispánica. En el mes de junio de 1773. Hospital de Indios San Alejo Esta epidemia fue llamada chaac en lengua cakchiquel. Enrique de Sosa (1630). Dr. sino que también lo hacían los hijos y los criados”. él fundó el hospital de San Alejo o de los Indios (figura 18). la dieta y demás medidas contra esta epidemia. Pidió al Alcalde don Diego de Paz Quiñónez “que se exija a los barberos que hacen de cirujanos la exhibición inmediata de sus títulos. don Juan de los Reyes. mujeres y niños. tomó la pluma y usándola a manera de cuchillo o cauterio. Todos se vieron atacados. uno de nuestros primeros cirujanos titulados. que corría de un extremo a otro llevando hierbas milagrosas y pociones cordiales. El florecimiento de la metrópoli colonial de la América Central despierta ambiciones y por ello muchos médicos emprenden el viaje esperando asegurar su porvenir. enconos de llagas. Siete días después de la Pascua aumentó la peste. (en lengua maya existe la palabra chac. obligó al tranquilo gobernador a volver por los fueros de la salud pública. En la última década del siglo XVI. y el médico francés Desplanquez fueron los encargados de formular recetas curativas. un violento terremoto destruyó la ciudad de Santiago de los Caballeros de Goathemala. pues el vecindario peligraba en sus manos. esa peste con exantemas o llagas podría corresponder a sarampión y tifus exantemático. Pedro Ramírez Delgado (1627).

Este método fue usado por los turcos. En el siglo XVIII se inician las construcciones de los principales hospitales del país. como siempre. quienes observaron que la viruela inoculada era siempre menos grave que la desarrollada por contagio. P. Eligio Baca presentó su informe en 1864 y entre los numerosos diagnósticos hizo referencia a ectima. La gente pobre y los indios fueron. el Dr. la operación de uña encarnada y de rinoescleroma. la mortalidad alcanzó cifras muy grandes. surgida de las circunstancias del momento. la inoculación dio magníficos resultados. casi ninguno de los inoculados tuvo formas malignas. se recluyeron los pacientes de lepra y enfermos crónicos de la piel de 1778 a 1875. En 1861 el doctor Mariano Padilla publicó un ensayo sobre el origen de la enfermedad venérea. DE LEÓN Mayorga y algunos moradores temerosos y afligidos abandonaron la ciudad en forma precipitada e imprudente. manteniendo esta curación durante veinticuatro horas. En los barrios donde no se practicó. y el control riguroso sólo registró la muerte de una niña de 13 años. Los hospitales estaban en construcción y faltaban lugares de aislamiento. La fuga precipitada los obligó a regresar pronto a la ciudad derruida. Se fundó el hospital de Viruelas o San José. lugares donde el tifus era endémico. el hacinamiento y la promiscuidad. persas y chinos. H . eczema. GREENBERG . 12. exantemas y úlceras de la piel. Todas las circunstancias eran propicias para el desarrollo de la peste. Se puede afirmar que estas epidemias o pestes fueron las primeras que se estudiaron científicamente y fueron objeto de magníficas descripciones clínicas. El fiscal del ayuntamiento lo dejó en absoluta libertad para emplear la inoculación. URQUIZU . Bajo la dirección de don Rafael Angulo y Urruela. luego colocaba sobre la piel ulcerada algodón empapado en la serosidad de una viruela madura. Esta observación preparó el descubrimiento de la vacuna. en el departamento de Medicina de Hombres se instaló una clínica de enfermedades urogenitales y de sífilis. En 1810 el doctor Narciso Esparragoza y Gallardo escribió su libro sobre varios temas como prurito. Las pruebas fueron concluyentes y quedó demostrado el beneficio de la inoculación. según conciencia y previa aceptación del enfermo.LIZAMA . Francisco Abella mencionó numerosos diagnósticos de enfermedades de la piel. adelantándose un siglo a las ideas de Pasteur sobre los virus atenuados. que duró cerca de un año. El Dr. Comenzó a fines de 1773. La técnica era la siguiente: ponía dos vejigatorios del tamaño de un real en cada brazo y esperaba que éstos levantaran ampollas. impétigo. a la cual llegaron semidesnudos y hambrientos. y a estas dificultades materiales se sumaban las espirituales del pueblo fatigado y agobiado por toda clase de penalidades. una peste de tabardillo o tifus exantemático. En 1863. enfermedades de las uñas y escrófulas. En el año 1780 Guatemala sufrió una de las más terribles epidemias de viruela. P. los facultativos del Hospital General comenzaron a confeccionar un informe o memoria de las actividades que se llevaban a cabo en cada uno de los servicios. La epidemia fue originada por el éxodo de los indios y obreros hacia los pueblos altos. se exacerbó en marzo de 1774 y terminó en el mes de junio de ese mismo año. SILVA . La ciudad arruinada era un caos y para colmo de males. llevando los gérmenes de la enfermedad. LA DERMATOLOGÍA EN EL HOSPITAL GENERAL SAN JUAN DE DIOS El Hospital General San Juan de Dios fue inaugurado en 1778. contribuyeron rápidamente a la propagación de la peste petequial. Según los historiadores. sarna y elefantiasis de los griegos. La implantación de injerto cutáneo secundario a la extirpación de un epitelioma basocelular nasal. haciendo mucho más daño que los terremotos. durante estos años trágicos se fundó la Sanidad Pública.E . se encuentran mencionadas 238 . a partir de entonces cambia gradualmente el concepto de la medicina11. S . Durante estos años. mató a cuatro mil personas. las principales víctimas. La mala alimentación. La epidemia del año 1780 permitió al doctor José Felipe Flores mostrar sus cualidades de innovador. 13. como lo demostró la estadística comparada.

incluso aquéllos con enfermedades de la piel. Por ello. allí se dice: “Habrá un médico y cirujano. es decir. En 1924 el Dr. marcando una nueva etapa de la especialidad. A los diez meses y medio de la apertura. y por el Dr. era prácticamente imposible atender a los enfermos de los cuerpos militares. Carlos Cordero (1978). el 31 de enero de 1882. cirujano del establecimiento. en su número 310. uno de los más antiguos del país. inspector médico.Historia de la Dermatología en Guatemala en la memoria hospitalaria del año 1900 entre la numerosa lista de intervenciones quirúrgicas practicadas por el Dr. se hizo cargo de las salas de 239 . Salvador Porres (1986) y Edgar Pérez Chavarría con la subespecialidad de Dermatología Pediátrica en 1988. Luis Gálvez Molina ocupó la jefatura de la consulta externa en 1946. el jueves 14 de ese mismo mes. el General Justo Rufino Barrios acuerda la creación del Hospital Militar “considerando que es un deber del gobierno auxiliar de manera eficaz a los individuos del ejército que pierden la salud como consecuencia del servicio. Joaquín Yela. quienes rotan por los diferentes servicios. Eduardo Silva Martínez (1963). que tendrán que ser por lo menos del cuarto año de estudio”. LA DERMATOLOGÍA EN EL CENTRO MÉDICO MILITAR Con fecha 9 de octubre de 1880. cirugía. Leonel Linares. Los pacientes que padecían enfermedades venéreas pagarían cincuenta centavos por estancia y en caso de reincidencia. Arturo García Valdez fue jefe del servicio de Dermatología de hombres en 1956. la torre del edificio se desplomó al día siguiente. el Dr. Cabe recordar que en aquella época no existían especialistas. La jefatura del Servicio la ocupa desde 1980 el Dr. En 1915 se declaró de urgente necesidad mejorar las condiciones higiénicas y sanitarias de las salas de los pacientes con enfermedades de la piel. los enfermos fueron trasladados a partir del día 6 de diciembre. en colaboración con los practicantes de Medicina y Cirugía. puedan encontrar los militares una buena asistencia profesional”. 25. La inauguración oficial se realizó el 16 de marzo de 188114. El 25 de diciembre de 1917 el edificio del Hospital Militar sufrió grandes daños como consecuencia del terremoto que asoló la ciudad de Guatemala. El médico nombrado será el responsable de la atención de los pacientes. director técnico. La noticia fue publicada en El Guatemalteco. el Dr. a mediados de noviembre de 1920 el gobierno ordenó que el Hospital Militar fuera trasladado al edificio que ocupaba el Asilo Maternidad Joaquina. que siguiendo los buenos preceptos administrativos es necesaria la creación de un establecimiento en donde bajo una inspección facultativa adecuada. Fernando Cordero fue nombrado jefe de servicios internos de Dermatología. debido a sus frecuentes fugas del hospital. dos terceras partes de su sueldo. Leonel Linares (l972). Posteriormente se incorporaron al servicio los Drs. el médico y cirujano atendía a todos los pacientes en general. 13. es el hospital escuela donde se forman los estudiantes de la Facultad de Medicina. periódico oficial de esa época. Jorge Close de León (1958). el Comandante Dr. con pacientes de escasos recursos provenientes de diferentes partes del país. en 1914. Juan José Ortega24. El Hospital General San Juan de Dios. 26. Los primeros especialistas en Dermatología se incorporaron al Hospital General. enfermedades de la piel y venéreas. se aprueba el primer reglamento del Hospital Militar. En 1913 se construyeron dos pabellones para los enfermos de piel y venéreas. Antonio Macal se hizo cargo de las salas de jefes y oficiales. En 1945 el Dr. Carlos Padilla y Padilla. La consulta al servicio de Dermatología es voluminosa. Francisco Abella. La situación precaria del hospital se prolongó durante todo el año 1919. nombrado por el gobierno a propuesta del director. elaborado por el Dr. que deberá pertenecer a la facultad de Medicina de la República. La Dermatología como especialidad se inició en este Hospital y fue reconocida como tal durante la década de 194012.

Uno de los médicos que contribuyó en gran manera con el servicio de Dermatología fue Arturo García Valdez. Jacobsthal. GREENBERG . dictada por el Dr. P. En el mensaje presidencial a la Asamblea Nacional Legislativa presentado por el general Jorge Ubico el 1º de marzo de 1939. En 1977 se incorporaron al Servicio de Dermatología los dermatólogos Antonio Wong Galdamez. P. Se reorganizó el servicio contando con un jefe. Se hicieron mejoras al edificio. dictada por el profesor E. Cada módulo se desarrolló en torno a un tema principal con subtemas orientados a especialidades médicas relacionadas.LIZAMA . por tal motivo. En el mes de julio se desarrolló el módulo Dermatología. se compraron útiles. En 1970 se nombró médico asistente al Dr. En 1978 se crea la Clínica de Dermatología Pediátrica. En el año 1943 una de las enfermedades predominantes atendidas en el hospital fue la blenorragia. discípulo del Dr. servicios de internación y consulta externa. en marzo de 1981 el Dr. el Ministro de la Defensa Nacional. 240 . En esta época el servicio contaba con jefe. Eduardo Silva Martínez quedó al frente del Servicio de Dermatología. enfermedades de la piel y venéreas. dos enfermeros y una o dos personas de servicio. A partir del 5 de diciembre. mobiliario. cuyos principales objetivos fueron: capacitar mejor al estudiante de medicina. Eduardo Silva-Lizama fue enviado al Instituto Dermatológico de Guadalajara. SILVA . seguido en 1946 por el Dr. con el reconocimiento académico de la Junta Directiva de la Facultad. Se organizaron jornadas departamentales que tenían como objetivo las visitas a las áreas endémicas de leishmaniasis cutánea. se estableció una sala de consulta gratuita para atender la salud de los vecinos de la localidad. medicina. En esa época el Servicio contaba con médicos calificados y reconocidos por universidades nacionales y extranjeras. un subjefe. por disposición del presidente de la República. El 14 de febrero de 1935 se inauguró la biblioteca del establecimiento. instrumentos y medicinas. enfermedades de la piel y sala de emergencias. Guillermo Sánchez. cubrir el currículum de estudios de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala e interesar a los especialistas de Dermatología en actividades docentes11. incorporándose al servicio en 198313. el hospital era considerado como uno de los mejores del país. el Ministerio de la Defensa. DE LEÓN cirugía. Luis Gálvez Molina.E . S . H . siendo de reconocerse la actividad y eficiencia del personal que presta sus servicios en dicho establecimiento”. En 1945 se hizo cargo del servicio de Dermatología y Venereología el Dr. Fernando Cordero. URQUIZU . y Miguel Eduardo Robles Soto. concede becas para capacitarse en el extranjero a los médicos del Hospital Militar. general José María Orellana. deseoso de tener personal médico especializado. y en el mes de diciembre la conferencia “Métodos serológicos para la investigación de la sífilis”. subjefe. El 21 de julio de 1929 los doctores Ramiro Gálvez Asteguieta y Enrique Echeverría quedaron a cargo de las salas de jefes y oficiales. El programa estaba dirigido a los practicantes externos e internos. En ese mismo año. el Decano de la Facultad de Ciencias Médicas y el Director del Hospital Militar firmaron el convenio para convertirlo en Hospital Escuela. se dice: “El Hospital Militar ha desempeñado satisfactoriamente su cometido. Las actividades se programaron de febrero a julio y se dividieron en seis “módulos” científicos y académicos que se realizaban mensualmente. Silva Martínez. marcando una nueva etapa de progreso de la especialidad. tres dermatólogos en consulta externa y un dermatólogo para servicios internos. En 1968 el Dr. El 16 de junio de 1975 el Rector de la Universidad Estatal. contaba con un practicante. Neftalí Villanueva. eminente dermatólogo que prestó sus servicios profesionales desde 1970 hasta 1989. ambos con estudios de posgrado en México. En ese mismo año se organizaron ciclos de conferencias mensuales: en el mes de julio se presentó la conferencia “Pian”.

cuya construcción en su mayor parte era de bajareque. En 1977 fueron nombrados Concha Marina González de Méndez y Miguel Eduardo Robles Soto. Edgar Manolo Valladares e Isabel de Orellana. Esto último hizo que el Servicio de Dermatología se convirtiera en uno de los centros más importantes de referencia y estudio de las parasitosis cutáneas. en 1991 se incorporan los Drs.Historia de la Dermatología en Guatemala En 1986 el Dr. mediante constantes inversiones había logrado mantenerse relativamente en buen estado. particularmente de leishmaniasis cutánea. cinco en la jornada 241 . El Centro Médico Militar brinda atención médica principalmente al personal del ejército. Neftalí Villanueva Valdez ocupó la jefatura del Servicio de Dermatología. Desde 1989 hasta 1990 el Dr. los siguieron en 1972 Eduardo Silva Martínez y Francisco Rolando Vásquez Blanco. Estados Unidos. su labor fue continuada por Heidi Logemann. los proyectos no pudieron llevarse a cabo hasta el año 1991. Paredes fue al Instituto Dermatológico de Guadalajara. posteriormente. en ese mismo año Rubén Mayorga Peralta se hizo cargo del laboratorio de Micología. colaboraron con el Servicio en el estudio de la leishmaniasis cutánea. Paredes es nombrado Director General del Centro Médico Militar. Aparicio González y Guillermo Fortín Gularte se hicieron cargo de la atención de los pacientes con enfermedades de la piel y venéreas. Posteriormente. Thomas Navin. en 1976. cambiando su nombre por el de “Centro Médico Militar”11. LA DERMATOLOGÍA EN EL INSTITUTO GUATEMALTECO DE SEGURIDAD SOCIAL (IGSS) Los ideales que inspiraron la revolución de octubre de 1944 llegaron a dos grandes realizaciones de beneficio social: el Código del Trabajo y la creación del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Durante la década de 1980 se sumaron Haroldo Soto Sandoval (1980). El Estado Mayor de la Defensa Nacional otorgó becas para realizar estudios de Dermatología en el exterior a los doctores Manolo Valladares y Horacio Antulio Paredes. fue nombrado Romeo Augusto Moraga Miranda. Marco Vinicio Solórzano de la Cerda y José Higueros. México y se incorporó al servicio en 1996 con la subespecialidad de Cirugía Dermatológica. especialmente de índole económica. Desde 1920 funcionaban las instalaciones del Hospital Militar. Ricardo Garzona Barillas y Manolo Gutiérrez. Ramiro Paz y Paz se incorporó en 1978. La preocupación por contar con un nuevo hospital data de 1945. y se hizo realidad por Decreto Nº 295 del Congreso de la República el 30 de octubre de 194614-22. En esta Unidad se encuentra el mayor número de dermatólogos. En 1997 ingresaron Lorena Bay y Guillermo Letona. Sin embargo. Desde 1990 ocupa la jefatura del Servicio el Dr. Byron Arana. Fue entonces cuando se trasladó el Hospital Militar a su nuevo y moderno edificio. de la división de Enfermedades Parasitarias del Center for Disease Control. En 1992 fueron nombrados Ricardo Augusto Garzona Barillas. La Policlínica fue inaugurada el 26 de enero de 1963. del Centro de Investigaciones de Enfermedades Tropicales de la Universidad Del Valle de Guatemala. quien pasó posteriormente al Hospital General de Enfermedad Común22. Antonio Wong Galdamez. en el año 2004. en 1989 se incorporaron los dermatólogos Edgar Cifre Recinos y Carlos Villanueva Ochoa. como producto inmediato del movimiento popular de 1944. La Seguridad Social surgió en las estructuras guatemaltecas a través de la Constitución de la República promulgada en el año de 1945. recientemente ha extendido sus servicios a la población civil. en Guatemala12. El 30 de junio del 2004 asume como jefe de la sección de Dermatología el Dr. En 1968 los Drs. este último como encargado de la subespecialidad de Cirugía Dermatológica. el Dr. En 1975 se incorporó al servicio Jorge Close de León. Eduardo Silva-Lizama y se integran a la Unidad de Dermatología Médico Quirúrgica los doctores Ricardo Garzona Barillas. Valladares fue al Hospital Militar de México DF y regresó en 1994. pero por diversas circunstancias. y el Dr. Atlanta. Álvaro Castellanos de la Roca (1983) y Eduardo Silva-Lizama (1986).

sus programas de atención se han extendido al interior de la República. En 1983 se incorporaron los dermatólogos Patricia Chang y Eduardo Silva-Lizama. cinco años antes de la inauguración oficial. Edwin García (1981) y María del Socorro Obregón (1990). P. Francisco Saravia (1969).LIZAMA . SILVA . Las consultas dermatológicas atendidas por el Dr. El 14 de agosto de 1942. la Unidad Periférica de la Zona 5 inaugura sus modernas instalaciones y el Dr. el Instituto de Asuntos Interamericanos celebró con el gobierno de Guatemala –por medio de su subsidiaria. Víctor Fernández. se atienden pacientes de consulta externa y de internación. con los objetivos primordiales de fomentar el bienestar general y afianzar las relaciones amistosas entre los países de América. El 15 de diciembre de 1955 se inauguró oficialmente el Hospital Roosevelt con la apertura del Departamento de Maternidad. Eduardo Tschen fueron aumentando progresivamente. además de desarrollar algunos otros trabajos de salud. Destinado a ofrecer medicina integral. En 1962. 242 . Cada uno de estos departamentos cuenta con un jefe. Por medio de la Resolución Nº 30 se creó la Agencia del Gobierno de los Estados Unidos de Norte América. En su lugar. hasta que en 1960 se fundó la Unidad de Dermatología y Alergia. DE LEÓN matutina y cinco en la jornada vespertina. La gerencia del IGSS creó las Unidades Periféricas para extender su programa de atención a los sectores aledaños de la ciudad de mayor población. El Dr. el Servicio Cooperativo Interamericano de Salud Pública (SCISP)–. un contrato por el cual se comprometía a construir un hospital. Desde 1978 la Dra. Milagros Santos desde 1995. Neftalí Villanueva fue jefe de la Unidad de 1988 a 1995. En 1990 se nombró a la Dra. En 1994. P. el Dr. Posteriormente se inauguraron el Departamento de Pediatría (1957) y el Departamento de Medicina y Cirugía (1959). URQUIZU . María del Socorro Obregón de León. Gerardo Bran Quintana. quien ocupó la jefatura en 1985. durante este período el Dr. Sergio Iván Cobar queda al frente del servicio de Dermatología. denominada “Instituto de Asuntos Interamericanos”. Rolando Vásquez (1970). jefe del laboratorio de patología se interesó en el estudio y análisis histopatológico de las enfermedades de la piel. Cirugía y Pediatría. En el Centro de Atención Médica Integral para Pensionados (CAMIP) la atención de pacientes con enfermedades de la piel está a cargo de la Dra. Se atiende un promedio de 150 a 200 pacientes diarios. La Unidad Periférica de la Zona 6 se inició con ocho clínicas. distribuidas en tres departamentos clínicos de Medicina. En este hospital la Dermatología forma parte de los Departamentos de Medicina Interna y Pediatría. médicos especialistas. desde 1989 ocupa el cargo de dermatólogo el Dr. Francisco Rolando Vásquez Blanco. desde donde son derivados aquellos pacientes que a criterio del médico necesitan atención dermatológica especializada19-25. Olga Marina Rosales de Martínez se hizo cargo del Servicio de Dermatología Pediátrica. seguido por el Dr. el Centro atiende también a los pacientes del Hospital de Rehabilitación. las instalaciones eran insuficientes para atender la alta demanda de pacientes. Posteriormente se incorporaron los Drs. El Hospital General de Enfermedad Común se inauguró el 7 de agosto de 1967. LA DERMATOLOGÍA EN EL HOSPITAL ROOSEVELT Durante el mes de enero de 1942 se celebró en Río de Janeiro la III Reunión de los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas. seguido en 1972 por el Dr. H . Luis Gálvez Molina inició el Servicio de Dermatología. El IGSS es una de las instituciones más grandes del país. servicios de emergencia y una pequeña sala de operaciones. Noemí Quiñónez como responsable del servicio de Dermatología hasta 1996. quien pasó posteriormente a la Policlínica. S . Juan José Arévalo” con la Dra. GREENBERG . jefes de servicio. jefe de residentes y residentes.E . en 1984 se inauguró el Hospital General “Dr. cuenta con 333 camas y 110 cunas.

Lorena Bay de García (tesorera). Arturo García Valdez Dr. Jorge Close de León Dr. Manuel Antonio Samayoa Dra. se atiende una alta demanda de pacientes provenientes de toda la República. se ha extendido hacia los diferentes departamentos de la República27. departamento de Sacatepequez. Rolando Vásquez Blanco Dr. – La Dra. Marlene Rosado colabora atendiendo a los pacientes con enfermedades de la piel en el Hospital Santa Elena. Pueden mencionarse los siguientes profesionales: – El Dr. Arturo García Valdez Dr. Arturo García Valdez. 18. Eduardo Silva-Lizama Dra. Fernando Cordero. • La Asociación Guatemalteca de Dermatología fue fundada en el año 1957 por los Drs. Desde 1990 colaboran con la unidad los dermatólogos Carlos Villanueva en la sección de cirugía y Manuel Antonio Samayoa en histopatología. Aparicio González. desde 1989. Presidentes de la Asociación Guatemalteca de Dermatología 1957 1959 1961 1964 1968 1970 1972 1976 1979 1981 1983 Dr. María del Socorro Obregón • La Academia Guatemalteca de Dermatología. Aparicio González Dr. – El Dr. Jorge Close de León. Jorge Close de León Dr. Arsenio Champet presta sus servicios profesionales en el Hospital General de Quetzaltenango desde 1977. sin embargo. internación. (Cuadro 2. Manuel Antonio Samayoa ocupa la plaza de dermatólogo en el Hospital General de Antigua Guatemala. Patricia Chang de Chang Dra. Petén. La Unidad de Dermatología y Alergia “Dr. Olga Marina Rosales de Martínez y Armando León (vocales). Álvaro Castellanos de La Roca es dermatólogo del Hospital Nacional de Escuintla desde 1983. Jorge Close de León Dr. – El Dr. ambos con personería jurídica y reconocidos por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala. Guillermo Letona atiende la clínica de Dermatología del Departamento de Jutiapa desde 1990. Miguel Eduardo Robles Soto Dr. Juan M. Eduardo Tschen”.) Cuadro 1. (Cuadro 1. Carlos Villanueva Ochoa Dr. Sifilología y Leprología fue fundada en el año 1962 por los Drs. 243 . Luis Mont es dermatólogo del Hospital Militar de Huehuetenango desde 1978. cirugía e histopatología. Olga Marina Rosales de Martínez Dr. Gerardo Bran Quintana Dr. Mariano Castillo. – El Dr.) En el año 2000 se fundó la Asociación de Dermatología Pediátrica cuya Junta Directiva estaba integrada por Edgar Pérez Chavarría (presidente). LA DERMATOLOGÍA EN LOS HOSPITALES DEPARTAMENTALES La Dermatología es una especialidad relativamente joven. Eduardo Tschen” cuenta actualmente con servicios de consulta externa. desde 1990.Historia de la Dermatología en Guatemala Pablo Urquizu en 1996. Aída Pacheco (secretaria). en honor a su infatigable y meritoria labor. – El Dr. la mayoría de escasos recursos17. Eduardo Tschen Dr. Eduardo Tschen y Fernando Cordero. Neftalí Gonzalo Villanueva Dr. Arturo García Valdez Dr. Antonio Wong Galdamez Dr. Pablo Humberto Urquizu Dávila Dr. Funes y Guillermo Reyes Durán. Eduardo Tschen 1985 1987 1989 1991 1993 1995 1997 1999 2001 2003 Dr. Sociedades dermatológicas ■ Sociedades dermatológicas Dos grupos de dermatólogos existen en el país desde 1962. La Unidad de Dermatología del Hospital Roosevelt lleva el nombre “Dr.

S . la organización de un Congreso cada dos años. b) coordinar las actividades científicas. e) respetar y defender los estatutos e individualidad. Carlos Villanueva Ochoa (secretario-tesorero). Carlos G. Jorge Palmieri. El 3 de octubre de 2004. se organizó en la Ciudad de Guatemala una jornada denominada “Detectando el cáncer de piel”. H . con un total de 2800 consultas realizadas en diferentes puntos de la capital. Neftalí Villanueva. y el Instituto de Dermatología y Cirugía de Piel (INDERMA). Presidentes de la Academia Guatemalteca de Dermatología. Juan José Mansilla Arévalo Dr. Salvador Porres. Gerardo Bran. Anabella de Chang y Manuel Antonio Samayoa (vocales). Edgar Pérez Chavarría Dr. Concha Marina de Méndez. URQUIZU . f) velar por el cumplimiento de las normas que rigen la ética profesional. Los objetivos del Comité son: a) trabajar por el progreso y significación de la especialidad. Sergio Cobar. lo que equivale al 2. Los hospitales que tienen actividad docente son el Hospital General San Juan de Dios. La primera junta directiva (1994-1997) estuvo formada por: Eduardo Silva-Lizama (presidente). Carlos Villanueva Ochoa (presidente de la Asociación Guatemalteca de Dermatología). Edith Tobías y Carlos Villanueva.LIZAMA . Pablo Urquizu. Lionel Linares Dra. María del Socorro Obregón. Mariano Castillo Dr. d) fomentar el espíritu de unidad y solidaridad entre los miembros. El primero se realizó en el mes de julio de 1997 en la ciudad de Guatemala. Carlos Cordero 1988 1992 1994 1997 1999 2002 Dr.74% de los especialistas. Miguel Eduardo Robles Soto. Quezada Dr. el Centro Médico Militar. cuyo propósito es unificar conceptos y fijar posiciones ante situaciones que afecten los intereses de la Dermatología guatemalteca. entre ellas. el Hospital Roosevelt. Cabrera Dr. El 6 de octubre de 1994 se funda el Comité Coordinador de la Dermatología Guatemalteca. Marco A. constituido por tres representantes de cada una de las agrupaciones dermatológicas del país reconocidas jurídicamente (Academia Guatemalteca de Dermatología y Asociación Guatemalteca de Dermatología). Marco Vinicio Solórzano. de Mansilla Dr. SILVA . y se contó con la colaboración de los Drs. ■ Enseñanzade la Dermatología Enseñanza de la Dermatología La preparación médica se divide en dos partes: el curso básico de Dermatología y el entrenamiento de Dermatología. El Comité realiza múltiples actividades. P. Álvaro Castellanos. Sifilología y Leprología 1962 1966 1969 1972 1974 1979 1984 Dr. Lionel Linares Dr. Azucena Hernández. P. Romeo Moraga. Lorena Bay Dra. Anabella de Chang y Manuel Antonio Samayoa (vocales). GREENBERG . Guillermo Fortin Gularte Dr. Leonel Linares (secretario-tesorero). Telma Meda. bajo el nombre de “Dermatología 97”27. El primero de ellos está dirigido a estudiantes de las facultades de Medicina de la Universidad de San Carlos de Guatemala y a las Universidades privadas Francisco Marroquín y Mariano Gálvez. Patricia Chang. Milagros Santos En el Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala están registradas 35 especialidades integradas por 1861 profesionales. Carlos David. Durante el período 1997-1999 la junta directiva estuvo integrada por: Juan José Mansilla (presidente). Edgar Pérez. En la jornada participaron entidades gubernamentales –como la Municipalidad de Guatemala– y entidades privadas. c) velar por la defensa gremial. Juan José Mansilla (presidente de la Academia Guatemalteca de Dermatología). Carmen C. Carol Durán. Vilma García. Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. Eduardo Silva-Lizama. DE LEÓN Cuadro 2. Arturo García Valdez. Guillermo Letona Dr.E . Beatriz de Silva. Antonio Wong. por iniciativa del Dr. de los cuales 51 corresponden a dermatólogos. El entrenamiento en Dermatología se realiza en el Instituto de Dermatología y Cirugía 244 .

cirugía. Figuras 21 y 22. hongos). flebología. Síndrome de Lyell. en el cual se incluyen diversos temas y casos clínicos. eritema fijo a drogas. Correlación clínico patológica todos los martes. pediatría. en colaboración con el laboratorio de Patología. Los temas son dictados por el residente de Medicina Interna y supervisados por un dermatólogo. oncología. se discuten temas dermatológicos con especial énfasis en Histopatología. Presentación de 5 a 10 fotos clínicas para examen de los residentes cada mes. Dermatitis microbiana o numular. fisiología y cómo se estudia un enfermo de piel. Hospital General de Enfermedades IGSS. En el Centro Médico Militar. Revisión de trabajos para publicar de los residentes de medicina interna. Supervisión de las clases de Dermatología impartidas por residentes de medicina interna. 3. Dermatitis seborreica. inmunología. Estas reuniones constituyen una proyección de la Unidad de Dermatología como complemento de la formación del médico internista y del estudiante de medicina. micobacterias. Presentación en cada sesión de los casos interesantes del mes. venereología. Las Dras. pruebas diagnósticas y terapéuticas. Universidad de San Carlos de Guatemala (figuras 21-22) Posgrado de Medicina Interna: 1. Estudiantes electivos del quinto año de medicina (2 meses). Universidad de San Carlos 245 . residentes de Medicina Interna. Dermatosis reaccionales: Dermatitis atópica niños y adultos (neurodermatitis. histopatología. 2. liquen simple crónico. el boletín Clínica Dermatológica. con un programa anual que incluye temas sobre anatomía y fisiología de la piel. Esta actividad fue iniciada por Rolando Vásquez (dermatólogo) y Víctor Fernández (patólogo) en el año 1981. Patricia Chang y María del Socorro Obregón realizan actividad docente los días lunes en el Hospital General del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. Desde el año 2000 se publica. Unidad de Dermatología 2004. Dermatitis por contacto (incluye también fototoxicidad). dermatosis reaccionales y dermatosis ampollosas. Se realiza una evaluación al finalizar cada módulo. Departamento de Medicina Unidad de Emergencias Anatomía. 7. liquen simple de Vidal). en forma semestral. Dermatología infecciosa (virosis. A) DOCENCIA EN EL SERVICIO DE DERMATOLOGÍA HOSPITAL GENERAL DE ENFERMEDADES IGSS Facultad de Medicina. El curso de especialización tiene una duración de 3 años. incluye la preparación académica del dermatólogo sobre enfermedades de transmisión sexual.Historia de la Dermatología en Guatemala de Piel (INDERMA). Reacciones cutáneas medicamentosas: Urticaria. 5. Clases posgrado de Medicina Interna dos veces por mes (segundo y cuarto martes). síndrome de Steven-Johnson. la Unidad de Dermatología. Elaboración de 10 preguntas escritas para examen de los residentes cada mes. 8. manifestaciones cutáneas de enfermedades sistémicas. 4. bacterias. junto con el Departamento de Medicina Interna realizan una vez al mes su actividad académica denominada “Clínica Dermatológica”. eritrodermia. micología. 6. eritema multiforme. reacciones de fotosensibilidad. médicos internistas y especialistas de Medicina Interna. con la participación de estudiantes de Medicina de la Universidad Mariano Gálvez.

Unidad de Enfermedades Infecciosas Infecciones bacterianas por estafilococo y estreptococo: impétigo vulgar. Sturge-Weber Enfermedades Psicocutáneas Escoriaciones neuróticas. amiloidosis cutánea. Unidad de Reumatología LED. Unidad de Oncología Tumores Benignos: Fibromas: duro y blando Hemangiomas: nevos rubíes. Psoriasis. lentigo senil. enfermedad de Paget. delirio de parásitos. nevo azul. S .LIZAMA . Corticodermias. alopecia areata. GREENBERG . de Becker. E. ectima. Nevos Nevocíticos: nevo de unión. dermatofibrosarcoma. Unidad de Hematología Manifestaciones cutáneas de leucemias y linfomas. melasma. hemangioma plano. Histiocitosis. Cáncer: Basocelular. pitiriasis rosada de Gibert. Acné. hemangiomas capilares inmaduros. dermatitis solar hipocromiante. esclerodermia localizada y sistémica. leucoplasia. porfirias. cuerno cutáneo.E . dermatitis facticia. LE subcutáneo. SILVA . dermatosis cenicienta. Mancha mongólica. espinocelular. enfermedad de Bowen. radiodermitis. úlceras crónicas. prurito psicógeno. fobias. Unidad de Gastroenterología Manifestaciones cutáneas de enfermedad hepato-biliar. arsenicales. argiria. Dermatosis inflamatorias. compuesto. P. herpes gestacional. prurigo nodular de Hyde. dishidrosis. nevo de Ota. Unidad de Neurología Facomatosis Enfermedad de Von Recklinghausen. 246 . H . intradérmico. dermatomiositis. parapsoriasis en placas. DE LEÓN Unidad de Cardiología Enfermedades bulosas: Dermatitis herpetiforme. P. URQUIZU . xantomas. penfigoide y sus variedades. y reacción acneiforme. rosácea. gigante congénito. pénfigo y sus variedades. y manifestaciones cutáneas por diabetes mellitus. LES. tricotilomanía. Pringle. Unidad de Endocrinología Acantosis nigricans. pelagra. Queratosis seborreica. sarcoma de Kaposi. hemangiomas cavernosos. Discromías o alteraciones de la pigmentación: Vitiligo. prurigo solar. gota. Tumores malignos: Lesiones precancerosas: Queratosis actínicas. melanoma. onicofagia. albinismo. S.

2. como las producidas en 1917-1918 que lo destruyeron completamente. POSGRADO DE MEDICINA INTERNA Unidad de Dermatología. dermatitis seborreica. Micosis profundas: actinomicosis. Micosis sistémicas: coccidioidomicosis. Breve historia del asilo La Piedad en la nueva Guatemala de la Asunción: el Hospital Nacional Ramiro Gálvez y sus directores El 29 de julio de 1773 tuvo lugar el terremoto de Santa Marta que destruyó la ciudad de Santiago de los Caballeros junto con muchos pueblos vecinos. Semiología dermatológica. Hospital Belén ■ Instituto de Dermatología y Instituto de Dermatología y Cirugía de Piel (INDERMA) Cirugía de Piel (INDERMA) Peter Greenberg Cordero. En 1875. histología y fisiología de la piel. molusco contagioso. zoster. Universidad Mariano Gálvez Temas. queratolisis plantar. Micosis oportunistas: candidiasis. tuberculosis cutánea. forunculosis. oncocercosis. sarna noruega. 8. Suzzette de León G. 5. Oncología dermatológica. paracoccidioidomicosis y blastomicosis. larva migrans. Otras infecciones bacterianas: eritrasma. Dermatosis reaccionales. Anatomía. histoplasmosis. En el año 1920 Figura 25. pero como la lepra era considerada en esa época una enfermedad de alto contagio. el cual fue inscripto con el nombre de “Lazareto de las Piedrecitas” o “Lazareto de Elefancíacos”. 1. desarrolló una gran labor administrativa. costeó los gastos y edificó una pequeña capilla. enfermedad de Von Rittershein. Infecciones virales: Infección por papiloma virus humano. Enfermedades de transmisión sexual. 10. cromoblastomicosis. Este centro asistencial cumplió su cometido aun en épocas y circunstancias difíciles. 6. los vecinos protestaron y solicitaron al gobierno que los enfermos fuesen trasladados a otro lugar. amebiasis cutáneas. esporotricosis. micetomas. Dermatosis eritematoescamosas. criptococosis. Figuras 23 y 24. Parasitosis cutáneas: leishmaniasis. 3. zigomicosis y aspergilosis. 24. Facultad de Medicina. micobacterias atípicas. B) PROGRAMA DE DOCENCIA. Manifestaciones cutáneas de enfermedades sistémicas. 4. don Rafael Angulo y Urruela estableció un pequeño lazareto en el ex convento de Santo Domingo.Historia de la Dermatología en Guatemala erisipela. herpes simple. candidiasis y tiñas. Centro Médico Militar. El 23 de diciembre de 1881. Hospital San Pedro 247 . 25) y se preocupó por el estado de los leprosos recluidos en el Hospital de San Lázaro. Acné. foliculitis. granuloma piógeno. escabiosis. Dermatosis ampollosas. Fue el destacado Arzobispo don Pedro Cortés y Larraz quien se interesó por brindar ayuda a los enfermos que convalecían en los hospitales (figuras 23. Departamento de Medicina Interna. Dermatología infecciosa. 7. lepra. a siete kilómetros del centro de la ciudad y con una extensión de 100 manzanas como el lugar adecuado para la construcción de un lazareto. Infecciones por hongos Micosis superficiales: pitiriasis versicolor. Rafael Angulo y Urruela fue el fundador y primer director del Lazareto. 9. hidrosadenitis. la jefatura política del departamento de Guatemala designó un lugar denominado “Jocotales o las Piedrecitas”.

Vistas del Hospital Nacional Ramiro Gálvez fue reconstruido por Rafael Mauricio y José Ruiz Angulo. Por acuerdo gubernativo de fecha 8 de noviembre de 1960 y en reconocimiento a la labor efectuada por uno de sus directores. Fernando A. José Urrutia Dr. Dr. Carlos N. Cordero C. Salvador Ortiz Dr. Sifilología y Leprología. Fernando A. 28). DE LEÓN Figuras 26. Cordero A. 31. Domingo Álvarez Dr.” se han graduado 67 dermatólogos especializados en Dermatología y Cirugía de Piel. se destaca la asistencia de los estudiantes al Instituto de Dermatología y a su hospital por las mañanas y durante cuatro horas diarias con el objeto de seguir el programa de estudios previamente trazado (figuras 30. el extinto Dr. Cordero C. 27. P. Ramiro Gálvez Azteguieta. cuyo objetivo principal es la lucha contra la lepra y enfermedades dermatológicas afines en Guatemala. Directores del Hospital Nacional Ramiro Gálvez Asteguieta NOMBRE DEL DIRECTOR Dr. se cambió el nombre de Asilo La Piedad por Hospital Nacional Ramiro Gálvez (Tabla 2) (figuras 26. H .. había dos mendigos. quienes cumplían funciones como directores del Hospital General. Mariano Castillo Dr. 32). P. apolítica y de beneficencia. de los cuales 27 son originarios de Centro y Sur América (Tabla 3). URQUIZU . Dr. Cordero C. A través del programa de posgrado llamado “Profesor Carlos N. Tabla 2. se programan y se acuerdan las bases para esa actividad académica. además. 8 en buenas condiciones físicas que eran tratados como hansenianos ambulatorios. Ramiro Gálvez FECHA EN QUE TOMÓ POSESIÓN DEL CARGO NOMBRE DEL DIRECTOR FECHA EN QUE TOMÓ POSESIÓN DEL CARGO 26n–nn9n–n1877 23n–nn2n–n1884 30n–nn4n–n1887 14n–n12n–n1895 23n–n11n–n1901 20n–n11n–n1925 Prof. Rafael Mauricio Dr. Dr. Greenberg Cordero 18n–nn3n–n1941 29n–nn5n–n1948 25n–n11n–n1955 12n–n12n–n1984 27n–nn3n–n2003 Figura 29. una asociación no lucrativa ni religiosa. 27 y 28. Dr. 52 enfermos crónicos no leprosos con varias dolencias. GREENBERG . un paciente con deficiencia mental y dos alcohólicos que ayudaban en el cuidado de los enfermos y pedían limosna para sufragar sus gastos. El 9 de marzo de 1973 nace el Patronato de Acción Contra la Lepra. Con la ayuda de la Academia Guatemalteca de Dermatología. S . Cordero C. Cordero A. En 1975 el Patronato de Acción Contra la Lepra crea en INDERMA un curso de posgrado para el estudio y divulgación de la Dermatología. SILVA . Peter A. En el mal llamado hospital había 80 enfermos: 15 pacientes mutilados por lepra. quien trabajó en el asilo durante más de 15 años. En 1972 el Presidente encomendó al profesor Dr.E . a cargo del profesor doctor Fernando A.LIZAMA . 248 . Fernando A. (figura 29) la reorganización del Hospital Ramiro Gálvez (leprocomio) debido a que se encontraba en estado calamitoso y con muy mala atención a los asilados. Eduardo Silva Martínez Dr. José Manuel Valdés Dr. éste fue su fundador y director en funciones de Leprología entre los médicos jóvenes de Guatemala.

al terminar el curso en unidades transversales. consulta externa en Zacapa (Programa Rural). Dermatología en La Dermatología en la literatura. Vásquez de Molina comprende la situación y palpando el vientre lo siente apostemado. La Dermatología ■ la literatura. los curanderos. Dermatología popular. Servicio de consulta externa. Por qué un alumno debe optar por esta maestría y no por otra: Es la única escuela en formación de especialistas en Dermatología a nivel centroamericano. 5. Unidades transversales (3 a 4 meses) 7. Duración de la Maestría: a) 3 años. formación sólida en el área médico-quirúrgica en Dermatología. Nombre del director del programa: Dr. 3. atención a más de 50. A uno de ellos nos referiremos: En el recamado lecho. don Manuel Fernández se retorcía víctima de un cólico intensísimo en el bajo vientre. Su fama data de la última década del siglo XVI ya que su nombre aparece en antiguos documentos en el año 1597.000 pacientes. la magia Eduardo Silva-Lizama La Dermatología en la literatura EL MANUEL FERNÁNDEZ Don Juan Vásquez de Molina fue un noble señor descendiente de conquistadores y un hábil cirujano. contamos con hospital para internación y consulta externa.Historia de la Dermatología en Guatemala UNIDAD DE DOCENCIA (figuras 33. 10 días hábiles de vacaciones cada año. Posgrado en Dermatología 1. 35) Nuestra visión: Estar dentro del liderazgo de formación profesional a nivel nacional e internacional. 34. 4. 12 unidades transversales. El desgraciado enfermo no se alivia y la ampolleta está contando las horas de su vida. laboratorio multidisciplinario que incluye dermatopatología. Nombre exacto del título que se otorgará: Maestría. con 25 años de experiencia. Peter A. 5. Dirigido a: médicos y cirujanos nacionales y extranjeros. Contribuir a la superación médico científica del profesional.000 pacientes al año. Objetivos: Fomentar la investigación y actualización de problemas dermatológicos. consulta externa en esta capital. Instituto de Dermatología y Cirugía de la Piel: Corredor del servicio de internación de hombres. hospital con 50 camas. 2. Dra. Unidad de Informática y biblioteca popular. La la magia Figuras 30. los curanderos. Greenberg Cordero. Suzzette de León. b) Horario de clases: cada mes examen de unidades longitudinales. 6. Promesa de venta: Atención a más de 50. Programación Académica: Unidades longitudinales (duración 3 años). En un segundo prepara sus instrumentos y abre con afilada hoja la piel tumefacta y la postema que abultaba el RECAMADO LECHO DE DON 249 . 15 unidades longitudinales. Presuroso nuestro médico recurre a los medicamentos carminativos y a los tópicos suavizantes en la dolorida piel abdominal. 31 y 32.

Perera Dr. Karla Santacruz Dra. Jorge L. Lubeth H. Efraín Pérez Alvisurez Dr. Raquel Meneses Dra. Martínez Dr. Pura A. Ana Cristina Guzmán Dra. Chen Lau Dra. Walter E. Herman Schaffer Dra. Dr. Gustavo A. P. URQUIZU . Anabella Orellana Dra. José Antonio Tabush Dra. Carmen Y. José Guillermo Higueros Dra. GREENBERG . Sonia Maritza Cardona Dr. Augusto E. Ortiz Dra. Maritza de Kummerfedt Dra. Carmen C. DE LEÓN Tabla 3. Rolando Falla Sántizo Dr. Dr. Peter A. Vargas T. S . María del Pilar Manrique Dra. Milagros Santos Dr. Juan José Rejopachí Dr. Leticia Ovando Z. Dra. Juan José Mansilla A.LIZAMA . Juan Carlos Argüello Dr. César A. Guillermo Letona Dra. Navarro Dra. Rita María Restrepo Dra. David E. Carolina Rivas A. Dr. Manuel F. H . Dr. Dra. Marleny O. Elmer Saturnino Dra. Lista de especialistas graduados en INDERMA Código n1 n2 n3 n4 n5 n6 n7 n8 n9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 Nombre Dra. Jeannie M. Telma Meda Álvarez Dra. Miriam Hernández Año de Egreso 1976 1977 1980 Nacionalidad Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Costa Rica Guatemala Ecuador Guatemala Guatemala Guatemala Nicaragua Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Guatemala Colombia El Salvador Guatemala El Salvador Guatemala Honduras Guatemala Guatemala Colombia Guatemala Guatemala Belice Colombia Colombia Guatemala Honduras Guatemala Colombia Guatemala Guatemala Honduras Guatemala Colombia Guatemala Honduras Nicaragua Honduras El Salvador Guatemala Guatemala Honduras El Salvador Costa Rica El Salvador Honduras Guatemala El Salvador El Salvador Honduras Guatemala Guatemala Guatemala 1981 1982 1983 1984 1985 1987 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 250 . Edgardo Sandoval Dr. Estela de Jeni Dr. Sánchez Dr. Anabella Ch. Fredy Barillas Dr. Pérez Ch. Wilmar Polo Vega Dra. Vargas Dr. Clara Lucía Espinal Dr. Carlos Cruz Palacios Dr. Julitta Bradley Dra. Miriam Quiñónez Dr. Hernández Dra. Edith Lorena Bay Dr. Coronado Dr. Regina Echeverría Dra. Edgar E. de Chang Dr. SILVA . Carla P. Jorge Ramírez Dra. Eli Yolani Santos V. Byron Villagrán Dr. Morales F.E . Dr. Sol Beatriz Jiménez Dr. Edith Tobías Achtmann Dra. Greenberg Cordero Dra. Choc M. Claudia Cifuentes Dr. Dra. P. García N. Alejandro Enríquez Dra. Dr. Aguilar Dra. Cordero A. Claudia Lissette Guerrero Dr. Carolina Durán Dra. Zepeda Dra. de Mansilla Dr. Narciso A. Carlos N. Elizabeth Chu Chang Dra. Deify Rodríguez Dra. Marco Tulio González Dr. Edgar L. Guillermo Asencio Dra. Dr.

y cuando los moradores volvían en sí asustados y contritos. La tierra se estremeció violentamente en alardes de materialidad y de castigo. y en los mares. Rey mago de la pobreza y del sacrificio llegó al “Goathemala” como un regalo de Dios. Don Juan cobraba 500 pesos por su urgente intervención y los herederos del difunto portugués no querían pagar nada. quien por el espacio de trece meses vivió con una fístula que no le impidió la vida activa y cotidiana. el 18 de febrero de 1651. Ese día fue venturoso y aciago a la vez. y a lo lejos. Designio divino fue la salida de Pedro de Bethencourt. quien iluminó con sus virtudes la pobreza científica de la medicina guatemalteca del siglo XVII. 34 y 35. En un libro sobre la historia médica de Guatemala y la historia de las enfermedades de la piel no puede faltar el Hermano Pedro porque la medicina es ciencia amorosa y arte caritativo. La palabra fue al instante magia y secreto y la rectitud de una decisión inmediata trajo a Pedro a la ciudad de Santiago de Goathemala. y aceptando los consejos de una tía que vivía en Ultramar emprendió su viaje hacia las Indias. SANTO HERMANO PEDRO DE SAN JOSÉ DE BETHENCOURT Los escritos sobre Dermatología en la literatura guatemalteca son escasos. que era la voz de Dios. lo cual motivó el proceso y la demanda que quedaron registrados en los documentos de la época28. no podemos pasar por alto la vida. obra y milagros del Santo Hermano Pedro de Bethencourt. nuestra ciudad de Santiago se le apareció como una estrella que guiaba e iluminaba. feliz término de su trayectoria. es hondamente humana y social. el mar daba una lección de constancia e invitaba a los hombres a los peligros de largos viajes. donde entró felizmente. para que en él quemara la mirra de sus virtudes y el incienso de su alma devota y humilde. Las florecillas y los corderos eran presentes vivos de la humildad. 29. En la noble y muy leal ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala florecieron durante quince años las virtudes del venerable Santo Hermano. cuando en la mansedumbre de la tarde oyó la voz de San Agustín que decía: “Ama y haz lo que quieras”. Rápido alivio transformó la cara agonizante del enfermo y una gran admiración surgió de todos los presentes. ¿Por qué esta observación se ha conservado en los archivos? Ocurrió que Don Manuel Fernández murió por ulteriores infecciones de la fístula y la familia se negó a pagarle sus honorarios a Vásquez de Molina. Corría el año de 1650 y Pedro iba acercándose a la mitad del camino de su vida. Unidad de Informática y biblioteca y Unidad de docencia y posgrado en Dermatología 251 . 30. sin embargo. y fue oírlo y adivinar que esa ciudad sería la tierra de promisión de sus virtudes y sacrificios. ya animado con la luz de los cielos.Historia de la Dermatología en Guatemala flanco derecho. vieron a Pedro de Bethencourt besando la tierra que ese día lo recibía y entonando las proféticas palabras: “Allí he de vivir y morir”. Instituto de Dermatología y Cirugía de la Piel: vista frontal. Materias pestilentes salieron desde lo más hondo y la postema quedó evacuada. y la medicina hospitalaria no termina con la curación sino que se prolonga en la convalecencia. escuchó por primera vez el nombre de Goathemala. En la Isla de Cuba. La estrellaguía lo llevó al Bethlem de sus sueños. quien llegó de las Islas Afortunadas trayendo de ellas la fortuna de un espíritu heroico y la primavera de cien milagros. Sobre la tierra Figuras 33. Pedro no desoyó la voz de la naturaleza. El cirujano Vásquez de Molina con gran habilidad e intuición salvó al paciente.

se oye cotidianamente la voz del Santo Hermano Pedro que a todos dice: “Acordaos hermanos que un alma tenemos y si la perdemos no la recobramos”. S . pidió a un perrillo que limpiase la llaga pestilente. El catedrático no comprende. se hincó y se puso a lamer la podre. Una vez terminada la enseñanza. GREENBERG . ejemplar por la penitencia. maestro inimitable en la escuela de la caridad. mas Pedro. no atreviéndose a tocarlo. de las cuentas del rosario tosco se deslizaban mil perdones e innumerables indulgencias. URQUIZU .LIZAMA . dejando limpia y enjuta la pierna enferma. el Santo Hermano Pedro dio su primer paso imitando a Cristo y siguiendo el magisterio de Francisco de Asís y con ellos dijo: “Dejad que los niños vengan a mí”. Pedro de Bethencourt ha sufrido la primera prueba. En ella vivía una anciana enferma llamada María Esquivel. Una mañana recorrió veintisiete iglesias acompañado del pobre inválido Marquitos. SILVA . alumno de las más severas disciplinas materiales y espirituales. La enfermedad larga y penosa le había llagado todo el cuerpo y cualquier movimiento era un martirio. una voz purísima le habla a su alma y le señala el milagro de su destino. que 252 . iglesia y escuela. y cuando la voz material ha callado. En una pequeña y pobre casita cercada de altas ortigas y situada en punto intermedio al Calvario y a la Santa Cruz. congregó el Hermano Pedro a los niños pobres que necesitaban consuelo y enseñanza cristiana. Pedro de Bethencourt ha comenzado sus milagros y en la muy noble y leal ciudad de Santiago de los Caballeros de Goathemala ha descendido la primavera eterna y todo el valle predilecto se ha transformado en rosaledas de amor. En el Hospital de San Alejo había un indio con la pierna llena de podre. desde los más remotos lugares afluían millares de niños atraídos por el amor del discípulo de Cristo. En su visita diaria al Hospital Real de Santiago repetía a menudo esta heroica curación. y habiendo llegado por último a la de la Santa Cruz. P. la escuela nada sabe. cuando la penumbra desdibuja los contornos. iluminado por luz celestial es ya “catedrático de prima en la universidad de las virtudes”. que en buena hora le regaló el piadoso Esteban de Salazar. En la escala de las virtudes. doctor genial en la rara y especialísima ciencia del amor al prójimo. el cielo escribía su mejor poema. La memoria es dura y resistente. La siniestra mano era vaso de consuelo y caricia todopoderosa y de su diestra pendía la inmortal campanilla. De la tosca estameña salían hilos de oro. seguro de su aprendizaje. mientras la clase entera desborda en injurias y sátiras. en un día inolvidable del año 1655. “venerable por la virtud. cuyos toques argentinos anunciaban el cielo para los hombres pacíficos y bondadosos y la salvación para todos aquellos que buscaran los caminos del arrepentimiento. bachiller nemine discrepante en las ciencias difíciles de la humildad y la pobreza. y donde posaba los pies descalzos brotaban rosas. Pedro de Bethencourt ha abandonado el oscuro traje de estudiante y ha colocado sobre su cuerpo el sayal bendito de hermano tercero. el Hermano Pedro acudía a consolarla con su devotísima conversación y para no hacerle daño en la curación de sus llagas. H . En su cabeza siempre descubierta.E . y así. El Hermano Pedro se encontraba presente y al oír al cirujano. y prodigiosa por el sufrimiento”. del hermano Francisco de Asís. DE LEÓN trepidante se elevó la dulzura de una plegaria formada de versos amorosos y divinos y el minuto trágico se transformó en hora espiritual. En la ciudad de las perpetuas rosas. comenzó Pedro su maravillosa y ejemplar vida. y el cirujano que lo curaba. Ya vestido con el hábito de tercero. La belleza de sus lecciones y la ternura con que solía tratarlos se propagó más allá de los vecinos. se las lamía cuidadosamente. donde concurría diariamente. P. el silencio sella sus labios. Toda la constancia y paciencia del alumno ejemplar es inútil. Este acto heroico lo repitió muchas veces en los hospitales. Las vigilias del estudio han empezado su tormento. contempló desde allí el futuro sitio que sería hospital. El forastero de las Islas Afortunadas fue desde ese instante el Hermano Pedro. quitándole toda la podre. Triunfan las burlas de los compañeros de clases y cuando decide subir a la cátedra. quien al entrar en la ciudad llevaba en sus manos inmortales un haz de milagros y una campana sonora que a todos invitaba a la perfección espiritual. La casita humilde nació como escuela y se alegró con risas infantiles.

entonces pasó por aquí el Dr. A fines de este año le vino una destilación reumática que le formó varios tumorcillos escirrosos. quien recetó purgas y sangría. En el año 2002. si no fuera por 253 . con gravísimo dolor y erisipela de toda la circunferencia. que se vio de muerte. lo que exasperó el mal en tal forma que estuvo a punto de perder la vida. Medina. Santiago Estebanson. a las dos de la tarde. El hombre afable. abundaron los informes que nos permiten conocer muchos detalles sobre los conocimientos. Desde el año 1729. protocirujano de los hospitales y disector de anatomía en la Real Universidad de San Carlos. Don Tomás de Arana conquistó al pueblo por su actitud bondadosa y consoladora. llegando hasta la oreja y el ojo del mismo lado. todos los bachilleres en medicina intervinieron en su curación. No pude evitar que se ulcerara y luego no curó con ningún tópico. Ávalos y Porres. Durante este periodo fue sometido a las más diversas curaciones. Tomás Ignacio de Arana de un lúpulo cancroso del labio inferior de la boca. el Oidor Arana comenzó a sufrir de un grave mal en la boca que trastornó por completo su vida y su carácter. Por tal motivo fue llamado el Dr. quien le recetó mercurio. en ocasión de los terremotos del año 1717. La observación minuciosa de la enfermedad aparece en un informe que el cirujano rindió a la Real Audiencia: CURIOSA ENFERMEDAD DEL Desde el año 1729 comencé a curar al Oidor D. amplio y bondadoso se transformó. De nada sirvieron los tratamientos. La curación duró hasta el año 1732 en que le acaeció un tabardillo. los otros tumorcillos se ulceraron. Como se trataba de un hombre respetado y querido. y del cual le curó el Dr. La enfermedad duró por largo tiempo. hacia el lado izquierdo. José Medina. las cuales no lo mejoraron por su naturaleza cálida y adusta. un ambiente de milagro le circundaba y nadie dudaba de su santidad. Así hasta el año 1738. ahora venerado en los altares de las iglesias guatemaltecas28. murió el Hermano Pedro para las miserias de la tierra y nació para la gloria eterna de Dios. luego se le inflamó el masetero y no podía abrir la boca. y por lo tanto fue el primero que intervino en la curación del Oidor Decano. a los 48 años de edad. LA OIDOR DECANO Uno de los hechos interesantes de la medicina colonial durante la primera mitad del siglo XVIII fue la enfermedad quirúrgica que padeció el Oidor don Tomás de Arana. quien diariamente visitaba los hogares destruidos y prodigaba a manos llenas toda clase de caridades. la paz privada del Oidor estaba destruida. hombre de muchos títulos y bondades. una de ellas le perforó el labio inferior de afuera adentro y se extendió a las muelas. 30. que degeneraron en úlceras tan malignas que le mortificaron muchísimo. su Santidad Juan Pablo II visitó Guatemala con motivo de la canonización del Santo Hermano Pedro de Bethencourt. al nivel de la muela cordal. Cuando ésta comenzó a cicatrizar. Las evacuaciones y el gran calor de las calenturas disecaron la úlcera de la boca y quedó a su merced padeciendo de otras enfermedades que le curó el Dr. Durante los quince años que Pedro de Bethencourt vivió en Goathemala. era en aquellos tiempos el más notable cirujano de la ciudad de Santiago. Don Cristóbal de Hincapié alabó en sus versos la conducta humanitaria del Oidor. diagnósticos. toda clase de acritudes y susceptibilidades derivaron de la enfermedad dolorosa y maligna.Historia de la Dermatología en Guatemala don Melchor de Mencos y don Joseph de Estrada amaban relatar con justo asombro. Desgraciadamente. El 25 de abril del año 1667. entre 1729 y 1744. y las fístulas bucales le estaban haciendo más daño que todas las rencillas de los negocios públicos. pronósticos y terapéuticos de nuestros galenos coloniales. destruyendo parte de la mandíbula. Don Manuel de Arteaga y Carranza. 29.

P. haciéndose necesario el envío del reo a Guatemala. don Pedro Salazar Natera y Mendoza. diagnosticando un tumor cancroso del carrillo. En menos de una hora.LIZAMA . El alcalde Felipe Rubio Morales ejecutó la orden metiendo en la cárcel a los reos. hombre respetable. Desplanquez. en la Plaza Mayor triunfaba la alegría pueblerina. Los maestros Justo González y Pedro Zúñiga lo asistieron diariamente. de estatura muy baja. mientras las malignas úlceras “se divertían haciendo nuevas fuentes”. Desplanquez estuvo una noche en Guatemala. los cuales fueron acompañados por ocho dragones y colocados en el lugar más seguro de la FEO DOCTOR EL 254 . El tumor es incurable. Como era domingo. y se ha puesto tan grave. que destruirá la cara. recorriendo las Antillas. en el diestro. con grillos y cadenas. en todo caso. en una celda purificó su alma. rubio. y el dibujo de la plaza. Don Manuel de Ávalos y Porres también informó sobre la enfermedad del Oidor. se inflamaron mucho los tumores. 29. debidamente custodiado. S . URQUIZU . El caso era gravísimo. muy inflamadas y erisipelatosas. que el día que fue a una función en la Capilla Real. Luego le aparecieron en el brazo derecho cinco úlceras iguales a las de la cara. El 5 de septiembre de 1768. tales como hemorragias. amado y sentido por todos28. ulcerado por dentro y por fuera. era imprescindible el viaje de regreso a Guatemala y la fragata que le conduciría al Perú tenía que cancelar los pasajes. lupus u osteomielitis. H . El tumor mayor puede hacerse tan grande. Por lo tanto. Inmediatamente se revisaron los papeles y cartas. Allí. con el rostro “carihoyoso de viruelas”. GREENBERG . la gente curiosa. y bien pronto se levantó una ola de indignación contra el inocente médico viajero. Guatemala y Sonsonate. era un espía inglés pagado para levantar planos de las costas. Capitán General de Guatemala. y sólo los baños frecuentes. SILVA . decepcionado de su incurabilidad material. y tres en línea recta. DESPLANQUEZ Don Francisco Desplanquez tenía 32 años. y ninguno dudó de que aquel forastero “picado de viruelas”. continuando luego su viaje a Sonsonate adonde llegó una mañana del mes de junio de 1768. afectos asmáticos y cólicos. ordenó apresar al sospechoso Desplanquez y a su compañero el cirujano Thomas. México. Inútiles fueron las protestas de Desplanquez. No sanó enteramente y se le hicieron varias fuentes con lo cual divirtieron las úlceras. quizás fuera necesaria la pena de muerte. donde deseaba terminar sus días.E . escritos en idioma extraño. Don Ildefonso Ignacio de Domezin. Era natural de Normandía. Desplanquez fue despojado de sus papeles. El Oidor Decano don Tomás de Arana. Con tan bellas cualidades faciales huyó de su patria en plena juventud. agregó el informe. En Sonsonate ninguno sabía idiomas extranjeros. el alcalde de Sonsonate no podía juzgarle. anticipó juicios sospechosos. Se piensa que dicho padecimiento pudo ser un tumor maligno. donde podría ser condenado. un boceto para levantar una fortificación. P. DE LEÓN milagro de Nuestro Señor de los Dolores del Cerro. alcalde de Sonsonete. era graduado en la Facultad de Medicina de Montpellier y poseía un físico desagradable a juzgar por las descripciones que de él hicieron en el Real Protomedicato de México. que era muy buen dibujante. Adiós sueños de riqueza y anhelos de peregrino. lo vio dibujando. La úlcera es incurable de las Noli Me Tángere (26 de junio de 1744). mientras humildemente emprendía el retorno. hizo un boceto de la plaza y de la iglesia. y adornado por tres lunares en triángulo. maltratado terriblemente y apresado en el cepo. pensaba don Francisco Desplanquez. la dietética y el reposo podrán mejorarlo. Diagnosticó otras enfermedades. intrigada por el físico horrible del desconocido forastero. 30. Esta ciudad era el término de su viaje terrestre. digno y caritativo. en el lado siniestro. Así murió el Oidor don Tomás de Arana. de ojos azules. quiso curarse el alma y pidió licencia al Capitán General Rivera y Santa Cruz para retirarse al Convento de San Francisco. quien juraba ser francés y aseguraba que sus papeles eran relatos de viajes.

como el infalible remedio para la rabia. pues todo el pueblo estaba en tratamiento médico y corría el riesgo de perder la vida si faltaba el auxilio del eminente profesor irlandés. Rápidamente se extendió la noticia de su prisión por toda la provincia. fue encarcelado por “cargos de no poca monta y entidad”. nuestro médico del rostro horrible vivió algunos años en la Nueva Guatemala. una vez libre y desagraviado. el fiscal Romaña pidió la libertad del médico francés. Con tan magníficos y eficaces remedios era de esperarse el buen éxito del médico Desplanquez. Allí se relataban curaciones. Estaba muy enfermo y no podía abandonar a sus pacientes. Desplanquez. a quien le quedó prohibido internarse en provincias o vagar por América. bajo severo juramento. quien partía a ese país en busca de fortuna. El genipa ponía el cutis tan negro que era posible vender blancos por negros. pues las autoridades avergonzadas tuvieron que pedir excusas al inocente Desplanquez. era necesaria. médico irlandés. Los misteriosos papeles (conservados actualmente en el archivo de gobierno). el doctor Marcos Imeria o Imery. Uno de ellos hablaba minuciosamente sobre la geografía e historia del Perú. Cuando se inició la traslación de la ciudad al valle de la Ermita. El fantasma de los piratas ingleses y la intromisión de espías agigantaban la responsabilidad del médico francés. El alcalde Rubio Morales. el propio Desplanquez tuvo que traducirlos. donde no había quien hiciera el humilde oficio de sangrador. el cual fue dado por el facultativo Juan Santos Antequera. el tlanchinoli curaba el mal venéreo en pocos días y privaba de la razón a los enfermos por el tiempo de veinticuatro horas. que era el llamado “de la capilla”. DR. En diciembre de 1768. contenían materias diversas. Joseph de Garayales. Supo que era objeto de “calumnia de infidelidad”. El cura García Ramos se unió a las ESCÁNDALO DEL EL 255 . El castillo imaginario se desplomó. tales descripciones eran muy útiles para el doctor Desplanquez. Así terminó la historia del médico Desplanquez. pues su presencia era indispensable en la ciudad. por lo tanto. soltero repugnante de rostro. recibida con general descontento. seguida de una curiosa técnica para blanquear los calzones de seda. la libertad bajo fianza o bien el traslado a su casa. la cual sería reconocida como cárcel. originario de Irlanda. el administrador del correo. y allí fue apresado por orden del capitán general Domás y Valle. Las autoridades sencillas y desocupadas vieron en aquel viaje un formidable plan de invasión.Historia de la Dermatología en Guatemala prisión. El alcalde Becerril pidió un informe médico. Marcos Imeria residía en San Miguel. quien desgraciadamente tuvo que dejar en el juzgado las recetas infalibles. inventada por alguno de sus clientes. y todas las autoridades juzgaron como reservados y sospechosos los inocentes papeles de Desplanquez. Imery fue trasladado a su casa. En mayo de 1796. Otro contenía una descripción del diamante y de otras piedras preciosas. de la cual desapareció sin dejar registro. en veinticuatro horas. en base a un libro de viajes. Como no se encontró en toda la ciudad quien conociera la lengua francesa. quien encontró fortuna y provecho en la ciudad que antes le condenara a prisión severa29. que consistía en tomar una onza de estiércol de oca en vino blanco. Urgían las traducciones y los interrogatorios. Una lista completa de remedios seguía a continuación: el zumo de chiridono botaba los dientes sin dolor. Otros papeles se referían a historias de animales y plantas. El ayuntamiento protestó enérgicamente por la prisión de Imery y pidió que no fuera enviado a Guatemala. en relación con la terapéutica. participó en la lucha contra las epidemias formulando buenas recetas para la de sarampión del año 1769 y para la del tifo del año 1774. e ignorar por completo las causas de su prisión. quien declaró ser cierta la enfermedad. quien dijo ser católico. cosa muy frecuente en la profesión. El alcalde de ese pueblo cumplió inmediatamente la orden y le tomó declaración al profesor de medicina Imery. Grande fue la decepción cuando se enteraron de su contenido. IMERY En 1795. esperando encontrar en los misteriosos papeles todas las claves de los maravillosos proyectos.

con ácido salicílico (2 g). A pesar de todo. URQUIZU . y brea de Noruega (5 g). aceite de coco (50 g). para el tratamiento de los eczemas. la de calaguala. de vinagre claro. que en las calles sólo se veían “hombres llagosos”. con tártaro emético (3 g). GREENBERG . y manteca (35 g). grasa de lana (26 g) y aceite de vaselina (60 g) para uso intramuscular –fórmula que más tarde fue substituida por el biyoduro de mercurio al 1% o por el uso por vía oral–. la cocción de hierba del cáncer. Fue tanta la gravedad del mal. H . y manteca (30 g) se usó con resultados satisfactorios en el tratamiento de la oreja de chiclero o leishmaniasis americana. del pito y del chipilin. resorcina y ácido salicílicico (5 g). para el rezumante. la solución de Van Swieten o las píldoras de Ricord. 30. nueva lúes y novísimas monedas29. como se conoce vulgarmente. Para el tratamiento de la sarna y otras parasitosis se utilizaban la pomada de precipitado blanco con protocloruro de mercurio y la de regente con óxido rojo de mercurio y acetato de plomo (10 g) y manteca de cerdo (120 g). el gobierno de Guatemala olvidó todas las circunstancias del proceso. de manzanilla. fórmula que también se usaba en las micosis superficiales. las aguas. bálsamo del Perú (6 g). la pomada de reclus con ácido fénico y salicílico (1 g). manteca de cerdo (15 oz. de nada sirvieron los malos informes que dirigió a Domás y Valle el vecino Lorenzo Moreno.LIZAMA . para curar soriasis y sífilis. Los vecinos llagados pudieron más que la justicia acusadora. Los más populares en diferentes épocas fueron: las soluciones o aguas de flores de tilo. estimado. el zumo de fruta de anona sola o mezclado con plátano. la de canutillo. como medicamentos antiluéticos se usaban el aceite gris con mercurio purificado (40 g).) y negro de humo para colorear se prescribía para el tratamiento local de la sífilis o mal gálico. azufre lavado (5 g). La pomada Chalmugra con aceite de chalmugra (85 g). P. a base de mercurio simple (1 oz). alcanfor (5 g). a base de óxido amarillo de mercurio (2 g). emprendió viaje a León con la esperanza de encontrar allí nueva clientela. óxido rojo de mercurio (1 g). alcanfor e hidrato de cloral (5 g). emplastos y cremas. para la mordedura de serpientes y heridas por flecha y espadas. alcanfor porfirizado y antipirina (5 g). La Dermatología popular MEDICAMENTOS DE USO LOCAL El antiquísimo ungüento del soldado. Toda la provincia de San Miguel estaba infestada del mal venéreo. soluciones y compresas húmedas. más tarde y como antipruriginosa fue substituida por una nueva fórmula con mentol (1 g). Imery. DE LEÓN protestas y anunció que seguiría a Imery por doquiera. los jabones.E . bálsamo del Perú (6 g). libre de la sífilis. Finalmente. Como pomadas antisépticas y contra la piodermitis se usaba la pomada amarilla. P. para tratar la gonorrea. 256 . el cual evolucionaba a formas malignas debido al clima. lanolina (35 g). La peste luética favoreció a don Marcos Imery en todos los sentidos. el cirujano y médico irlandés Marcos Imery continuó curando sifilíticos. La casa del médico Imery era un verdadero hospital de venéreos. ácido benzoico (4 g). resorcina (2 g). que a ninguno curaba y a todos explotaba. SILVA . óxido de zinc (5 g). pues estaba padeciendo de una grave dolencia que había mejorado notablemente gracias a los magníficos cuidados del médico. La desgracia y la muerte caerían sobre el pueblo si lo dejaban sin auxilio médico. Los tratamientos más usados y relativamente inocuos eran los baños de inmersión. también conocido como ungüento napolitano. le dio la libertad y grandes ganancias. y vaselina de Chesebrough (81 g) y la de whitfield. quien afirmaba en el memorial delator las faltas de Imery. El ayuntamiento consideró el caso de suma gravedad para la salud pública. y manteca (24 g). era usada como una modalidad terapéutica en el tratamiento de la lepra y como antipruriginosa. vehículo que con el correr de los años se ha modificado favorablemente. de hojas de palo jiote. S . rico. La pomada roja o colorada. empírico sin conciencia.

el bálsamo del comendador como cicatrizante de las heridas de guerra. Con el correr de los años y en forma progresiva estos medicamentos se fueron sustituyendo por otros menos agresivos y con escasas reacciones colaterales. Los brujos o chamanes están distribuidos en el país en un total de siete. • Naturistas. Las ceremonias se efectúan por la noche en cementerios. por su acción antiséptica y microbicida. el bálsamo del Perú en unturas. 33. las soluciones de Dakin con carbonato ácido de sodio (15 g). 257 . Los curanderos Un chamán es el brujo de los brujos. En las dermatomicosis se recomendaban la tintura de yodo sola o con acetona al 2%. azufre sublimado (4 g). hechiceros. es común ver a la muerte y a Satanás. Glicerolado de almidón (85 g). mientras que para otros constituyen una oportunidad de encontrar solución a sus problemas cotidianos. como el glicerolado tártrico o el cádico con aceite de cada 5 g. cloruro de magnesio cristalizado (25. Con estudios académicos sistematizados. donde. Son los denominados N. cuevas o puentes. sola o con pimienta roja de Palín era de uso muy popular por su acción terapéutica rubefaciente y excitante. el licor de labarraque con hipoclorito de sosa. así como la solución de nitrato de plata al 1 al 10% o colargol (plata coloidal) al 10%. o con cloroformo al 6%. el agua de Alibour con sulfato de cobre y zinc en 300 g de agua de alcanfor. con un grado de estudios de primaria. en aceite de oliva y manteca (25 g)32. Es el que trabaja las siete potencias que van desde la magia blanca hasta la negra. y esencia de clavos csp. estos personajes son solamente charlatanes que se aprovechan de los crédulos. el timol alcanforado al 5% o con guayacol cristalizado (50 g). zajorines y curanderos es parte de la historia y cultura de Guatemala. La magia en Dermatología.Historia de la Dermatología en Guatemala alcanfor y agua de laurel cerezo (10 g) más aceite de oliva (50 g) como antipruriginoso. simplemente por comunicación tradicional. aceite de almendras (20 g). Con tres años de estudio sistematizado o más. La Laguna y San Andrés Itzapa.85 g) en 1. En esta multivariedad de maneras de enfrentar el fenómeno salud-enfermedad. solución alcalina de hipoclorito de sodio (750 cm3) y agua destilada (csp 1. El glicerolado de almidón. según los chamanes. la pomada de colaregol al 10% y el aceite gomenolado al 15% como cicatrizante. como descongestionante y el bálsamo tranquilo como calmante y emoliente. • Alópatas empíricos. El chamán es el último recurso. Quetzaltenango. el polvo graso con talco (80 g). como la solución citofílica y cicatrizante. de Burrows con alumbre de 1 g. Nivel intermedio. el agua blanca con subacetato de plomo. con propiedad descongestionante en el tratamiento de las dermatitis esquematizadas y linfangitis. aceite de enebro (15 g). se utilizaba la pomada jabonosa con jabón amigdalino y manteca de cerdo (110 g).000 cm3). y el cocimiento de quina. que también se distinguía por ser astringente. el glicerolado de estearatos o diadermia para la xerosis diseminada de los viejos o heridas atónicas. el hechicero. La existencia de chamanes. los actores principales tienen las siguientes particularidades: • Naturópatas. sin graduarse. ácido salicílico (1 g). técnico o más. algunas de ellas aún se utilizan. solo o como vehículo de otros medicamentos. Zunil. A veces sin grado de escolaridad.D. El trabajo negro se realiza cuando le han hecho daño a alguien y los médicos ya no pueden hacer nada por él. San Lucas Toliman. prescrita para el tratamiento de la soriasis. El emplasto de mostaza negra de Zacapa.000 cm3 de agua o agua ictiolada al 10%. brujos. quienes condenan estas prácticas como satánicas. y esencia de geranio (4 gotas). localizándose en Samayac. Los más radicales en la oposición son los religiosos. extracto de Panamá csp.10 g). subacetato de plomo (5 g) y agua (100 cm3 ). Sin nivel académico. con cloruro de magnesio seco (12. Con propiedades queratolítica y antiséptica así como limpiadora. Para algunos. • Curanderos familiares. San Jorge. estearato de magnesia y aceite de coco (10 g).

S . hasta animales como sapos. o hacer mal. cuando el capatl se ha mezclado bien con la sangre. o sea. el enfermo cura29. chamanes. Una vez en el monte. Cuando alguien se enferma. a la copaleada. Aparecen y desaparecen en las calles. Sin nivel académico. 31. brujos. los párpados y la boca y es porque la han trabajado con un sapo. La copaleada consiste en lo siguiente: en un tiesto. Esta columna de humo. Por ejemplo: si alguien le hace daño a una persona con un trabajo oculto. Los trabajos ocultos: son variados y dependen de la petición del cliente. le da fuego. DE LEÓN • Merolicos esporádicos con o sin estudios. como correspondencia privada del chamán. pero como San Pedro no tiene tiempo para ocuparse de eso. el chamán extiende un pedazo de lienzo o género sobre el suelo. pero cuando se los utiliza hay que pedirle primero permiso a su espíritu. SILVA . de color negro sucio y de olor agradable). Se cuenta que hay mucha gente que se hincha de la cara. con la mayor regularidad y con un efecto de vista admirable. enseguida pincha una de las venas que se encuentran por debajo de las alas del chompipe más gordo que exista en la casa del enfermo y que se ha escogido de antemano. Para esto cosen con hilo algunas partes de este animal (como la boca. • Autopoblación: variabilidad de estudios con multiformas de autoconsumo. o sea. el enfermo muere. y de qué modo engaña a su clientela. porque lo consideran con poder no sólo para curar las enfermedades sino también para producirlas. si el resultado da pares. 30. Éstas son unas frutitas que caen de ciertos árboles al comenzar el invierno. llaman al chamán. el chamán se retira al monte para esperar la contestación. Cuando la quemada del copatl ha terminado. para brujear. después se buscan los materiales que se utilizarán en el ritual. chimancar. como se dice vulgarmente. el hígado o las patas). los sapos sirven para curar o hacer daño. que van desde hierbas. H . da nones. aunque existen muchos charlatanes hay también personajes con aptitudes excepcionales. parques y autobuses anunciando milagros y ungüentos mágicos. saca varios puñados de pilolles del cazo que los contiene y dejando cada puñado a cierta distancia del otro procede a contarlos: si el resultado en todos los puñados o por lo menos en la gran mayoría. produciendo así una columna de humo que se eleva hasta el techo del rancho. la jugada de los pilolles. 2005 258 . URQUIZU . echa éste un poco de capatl (goma-resina extraída de un árbol. allí sigue la segunda operación. GREENBERG . cuya forma se asemeja a la del frijol negro. según las creencias. recibe la sangre que vierte en ese mismo tiesto y lo mezcla con el capatl. sólo que están aplastados en las extremidades y son de un color rojo muy bonito. que es propiedad del chamán. Su formación es producto de la reproducción del conocimiento en forma oral. culebras. veamos cómo fabrica la respuesta el chamán. • Médicos tradicionales comunitarios: espiritistas. cada animal tiene una función específica. ■ Septiembre. El chamán o brujo es muy respetado en las comunidades indígenas. candelas. las manos. gallinas y gatos. inciensos. En primer lugar se tiene que seleccionar el lugar donde se practicará la ceremonia. Según el chamán. llega hasta el cielo para pedir a Dios que devuelva la salud al enfermo o más bien para preguntarle qué fue lo que partió hacia las alturas.LIZAMA . P. porque ésta se come al sapo. quien da un vistazo al enfermo y procede a la primera operación.E . Si le hicieron daño con un sapo. se debe buscar en la bola de cristal o en las cartas del tarot qué fue lo que le hicieron para poder realizar un trabajo superior y así efectuar la curación. P. se tiene que buscar un animal superior. como la serpiente. a esto se le llama amarres.

Popol Vuh. 15. Guatemala: Tipografía Nacional. Figueroa Marroquín H. origen y evolución. Martínez Durán C. Gac Guat Dermat. 4. 1980. 29. Muñoz R. Seguridad Social.2:3-7. Señor Rodolfo Yaquian. . Reseña histórica. Cordero F. 27. 1991. Antiguas historias de los indios quichés de Guatemala. Piedra Santa. 1959. Cordero FA. Pedro de Alvarado. 1941. su historia. 3ª ed. Rev Polimédica. Flamenco J. Asturias F. 8. Fortín G. Bernhard C. 1961. ciudad de Guatemala. Tokelau. Época precolombina. 12ª ed. Silva-Lizama E. 1995. Apuntes para la historia del Hospital Militar Central en su centenario 1880-1980.2:3-7. Recinos A. 1994. 32.4:3-10. Silva Martínez E.1:2-6. Guatemala: Editorial de la Escuela del Ejército. 1978.2:7-8. Mansilla C. La vida de los mayas. Int J Dermatol. 1915. Asociación de Amigos del País. 22. 13. Sifontes FP. 1983. Orellana S. Seguridad Social. Guatemala: Editorial Universitaria. Estado actual de la lepra en Guatemala. Martínez Durán C. Apuntes para la historia del Hospital Militar Central en su centenario 1880-1980. Cordero FA. Guatemala: Editorial Universitaria. 23. Seguridad Social: historia de Guatemala en el segundo cuarto siglo hacia la revolución del 20 de octubre de 1944. Mansilla C. 6. La Dermatología en Guatemala. ■ Referencias bibliográficas 1. Rev Polimédica. Muñoz R. Director del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala. 1991. Revue Editée par l’Ordre Souverain et Militaire de Malte. Ximénez FF. 1959. Tschen E. 18. 1964. Muñoz R. 28. Rev Polimédica. Tomo I. Enfoque histórico. 2ª ed. Enfoque histórico. Guatemala: Unión Tipográfica. Fernando Moscoso. México: Porma. 1951. Carmack R. Muñoz R. Guatemala: Editorial Universitaria. Guatemala: Unión Tipográfica. 7. Martínez Durán C. Historia de la Medicina en Guatemala. Seguridad Social. Guatemala: Editorial de la Escuela del Ejército. History of Dermatology in Guatemala. 1995. Sifontes FP. Medicina prehispánica. Manual de Dermatología. La beneficencia en Guatemala. 25. Guatemala: José de Pineda Ibarra. Muñoz R. Cómo nació la Unidad de Dermatología del Hospital Roosevelt. 1980. Rev Polimédica. Las ciencias médicas en Guatemala. 1966. Rev Polimédica. Guatemala: Ministerio de Educación. La Dermatología en Guatemala. traductor. Enfermedades de los conquistadores. Historia social de los quichés. 1999. 17. Cordero F. 1941. Seguridad Social. 1996. 16. La beneficencia en Guatemala. 1995. Gobierno de la República de Guatemala. Los cakchiqueles en la conquista de Guatemala.1:3-7. 1980:1-138. 14. Las ciencias médicas en Guatemala. 11. Recinos A. 31. 1961.26:22-30. 1980:1-138. título de los señores de Totonicapán. Memorial de Sololá. 2000. Historia de Guatemala. Enfoque histórico. 26. 1996. Blom F. Eduardo Tschen (1913-1994). 1915. 1986. Anales de los cakchikeles. 33. 1995. Historia de la Medicina en Guatemala. Enfoque histórico. Flamenco J.5:3-12. 2ª ed. Int J Dermatol. Guatemala: José de Pineda Ibarra. Guatemala: Tipografía Nacional. 24. 3. Seguridad Social. Rev Polimédica. 2. reseña histórica. 1994. 19. Lic. Guatemala: Editorial Universitaria. 12.2:1. restaurador de bienes muebles del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala. 30.(33)10:748. 1986. Dr. Acta Leprol. Historia general de Guatemala. 21. En: AAVV. 1979. Guatemala: José de Pineda Ibarra. Francia.Historia de la Dermatología en Guatemala Agradecimientos Señor Viceministro de Cultura Enrique Matheu Recinos. Manual de Dermatología. Conquistador de México y Guatemala. 1950. Guatemala: Ever Gráficas. Guatemala: Editorial Cultural Centroamericana. Muñoz R. 5. Bernhard C. Las ciencias médicas en Guatemala. origen y evolución. Guatemala: Editorial Universitaria. Vásquez R. Jorge Prado. 20. Rev Polimédica. Guatemala: Editorial Cultural Centroamericana. Guatemala: Editorial Universitaria. Asturias F. Enfoque histórico. 10. 9.39(4):305-311.

.

El sacerdote y el hechicero eran los únicos que luchaban contra la enfermedad. quedaron asombrados ante la presencia de pueblos indígenas poseedores de una alta civilización. AMADO SAÚL éxico es un país situado en la parte central del continente americano. la medicina indígena se confundía con la magia y el conocimiento se confundía con la superstición. ROBERTO ARENAS.HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN MÉXICO GILBERTO ADAME MIRANDA. geográficamente forma parte de Norteamérica y desde el punto de vista histórico-social es parte de Latinoamérica. Médico indígena. YOLANDA ORTIZ. el primero aplacando la cólera de los dioses y el segundo conjurando la acción de los astros y los espíritus malignos1. MARÍA ISABEL ARIAS GÓMEZ. Mural del Instituto Nacional de Cardiologia Época prehispánica o precolombina ■ Época prehispánica o precolombina Medicina Como en todos los pueblos primitivos. tan rico y tan insustituible como el que 261 . Una de las áreas más desarrolladas era la botánica. Al llegar los españoles. Uso de la herbolaria. M Figura 1. y contaban con diferentes procedimientos terapéuticos. Ignacio Chávez señala: “Nunca la farmacología recibió un aporte –ni volverá a recibirlo jamás– tan grande. Los pueblos mesoamericanos habían aprendido a diferenciar enfermedades. En el territorio de lo que hoy es México surgió y se desarrolló la civilización mesoamericana. LEÓN NEUMANN SCHEFFER. identificándolas con nombres específicos. incluyendo la medicina (figura 1). la herbolaria hizo aportaciones invaluables a la medicina europea (figura 2). a principios del siglo XVI. con una estructura político-social bien definida y un acervo importante de conocimientos en diferentes áreas. RAMÓN RUIZ MALDONADO. PABLO CAMPOS MACÍAS.

En el área de la obstetricia se hacía un seguimiento adecuado del embarazo. Figura 2. hacer trepanaciones craneales). reducir luxaciones. cuya venganza era mandar a los hombres enfermedades como el mal de ojo. ”Nuestro señor desollado”. 2. Entre los dioses mexicas o aztecas se encontraba Xipe-Totec. Cuadro 1. Códice magliabechiano. Detrás del indígena que los ingiere aparece el dios Mictlantecuhtli Dermatología En esta época las enfermedades de la piel ya eran conocidas y tratadas. deidad de la medicina. la sarna y la postema4. ARIAS . La piel era llamada en lengua náhuatl Euatl o Ehuatl. adversario de Quetzalcóatl. al que se le rendía culto en Texcoco. drenar abscesos. Por eso. escama de pescado y corteza de árbol5. Dentro de la práctica médica. la enfermedad era consecuencia del castigo o venganza de los dioses. Ingestión de hongos enteógenos. cuero de culebra o lagartija. castigaba a los lascivos enviándoles las enfermedades venéreas. ARENAS . eclipses). divinidad titular de la medicina. En maya la piel se denomina box. SAÚL hizo la flora americana sobre la medicina europea del siglo XVI. k’ewel y sol. Denominaciones en náhuatl para las diferentes regiones de la piel según los códices Matritense y Florentino Tehuayo Topanehuayo Itic paniehuayo Cuaehuatl Ixehuatl Quechehuayo Maehuatl Cemixtli Mapilli Nuestra piel Nuestra piel superficial Tejido subcutáneo inmediato a la piel Piel cabelluda Piel de la cara Piel del cuello Piel del brazo y de la mano Piel de la cara palmar de los dedos Cuitlapanehuayo Itiehuatl Quezehuatl Tzintamalehuayo Tepulehuayotl Xipinehuatl Tlancuaehuatl Metzehuatl Cotzehuatl Xocpalehuatl Piel de la espalda Piel del abdomen Piel de la cadera Piel de las nalgas Piel del pene Cutícula del prepucio Piel de la rodilla Piel de la pierna Piel de la pantorrilla Piel del pie Tezcatlipoca. Kukultik es la piel humana. bien identificadas por los indígenas. procedente de Tzapotlán. k´ewel es el cuero piel o pellejo desollado. CAMPOS . dios de la primavera. procedimientos que frecuentemente se realizaban bajo la acción de drogas alucinógenas (figura 3).ADAME . coaptar fracturas. de las flores y enfermedades de la piel. o bien de algunos fenómenos naturales (cometas. NEUMANN . en el tratamiento de los enfermos intervenían ofrendas a los dioses. kukultik. curtido o por curtir de los animales. Aplicación de plantas medicinales a través de enemas Figura 3. Sería menester que se descubriera un nuevo mundo para que el actual pudiera recibir un aporte de cosas desconocidas tan grande como aquella vez”1. RUIZ MALDONADO. otros en efectuar procedimientos quirúrgicos (como suturar heridas. para poder mitigar el dolor. Box es la corteza o cáscara dura de alguna fruta como la jícara. invocaciones a los astros3. de la raíz yotl que significa ´vida´ (códice Cruz-Badiano). ORTIZ . Entre los dioses menores relacionados con la piel estaba 262 . algunos personajes se especializaban en hacer sangrías. practicándose versiones externas y en caso necesario embriotomías1. sol es la costra o postilla de llaga o sarna. El erudito Alfredo López Austin encuentra en los códices Matritense y Florentino las denominaciones asignadas en náhuatl para las diferentes regiones de la piel (Cuadro 1). Para las diferentes culturas mesoamericanas. dios creador del cielo y de la tierra. elaborar férulas y vendajes. sacrificios humanos.

Thierry de Héry escribió en 1552 un tratado –La Méthode Curatoire de la Maladie Vénérienne– e hizo 263 . Según la mitología maya el cacao tuvo un origen divino: Xmucane. en el tabique que divide las fosas nasales. esto les procuraba una protección solar8. xiotl. la coca. las deidades médicas y el concepto de enfermedad como castigo de los dioses aparecen en el Popol-Vuh. Los aztecas. El cacao. donde se mencionan curaciones dermatológicas y algunas cirugías rituales7. curaban úlceras y quemaduras y suturaban las heridas usando el cabello como hilo. Entre los mayas. Los dos primeros fundaron la profesión de los médicos o Ahmen que significa “aquel que entiende”. Las mujeres se colocaban una piedra ámbar en un agujero hecho en la nariz. que significa ´resultante de las relaciones con mujeres´. se destaca también la labor de Francisco Hernández. La manteca de cacao tenía aplicaciones medicinales y cosméticas en el cuidado del cutis. chincual y la psoriasis. Los indígenas centroamericanos acostumbraban mezclarla con achiote y untársela en el rostro para producir un vivo color rojo para sus festividades pensando “aquel que va más embarrado va más galán”. con su necesidad imperiosa de atender a sus heridos de guerra y con los recursos de una abundante flora medicinal. la zarzaparrilla. se utilizaba el aceite de cacao en grietas y heridas de la piel. aprovechando las propiedades curativas de estos hongos4. en tísicos y extenuados. se horadaban las orejas para colocar aretes y se labraban el cuerpo de la cintura para arriba. El estudio de la aportación médica americana fue realizado por Nicolás Monardes. el cacao se utilizaba para enfermos del hígado. el mate y el tabaco. en su etapa terciaria era tratada con baños de vapor (temazcalli). quautepatli6. dios de los leprosos. la medicina mágica. uno de los dioses creadores. al mismo tiempo. Probablemente la dermatosis se decía zahuatl. el barbasco. Con sus bisturíes de obsidiana abrían abscesos y flemones para evacuar el pus. En el ritual maya. Los indígenas suministraban medicinas por vía bucal o aplicadas sobre la piel y empleaban medios físicos terapéuticos como el baño. además de una papilla de maíz. desarrollaron un arte médico quirúrgico. Citboltún y Zamná. la mazorca y la bebida del cacao simbolizaban el corazón y la sangre. Los mexicas remitían el origen mítico del cacao al dios Quetzalcóatl. tres de ellas se elaboraban del maíz y el cacao. el primer médico que exploró las medicinas de América. el curare. Sahagún dedica un apartado a la medicina indígena de México. La consecuencia que tuvo en la medicina europea la incorporación de medios curativos americanos fue extraordinaria. los chancros y los bubones. Los dioses mayas de la medicina fueron: Ixchel. inventó nueve bebidas que alimentaron y formaron a los hombres. Los aztecas tuvieron conocimiento de las enfermedades venéreas y las denominaron con el término cihuatlaueliloc. michihuautli. también era muy importante desde el punto de vista medicinal. gracias a sus propiedades energéticas. elementos necesarios para conservar el equilibrio cósmico. aplicaban remedios calientes o realizaban sangrías en los sitios infectados e inflamados. se crearon allí jardines botánicos particulares. excepto los senos. con éxito universal. Utilizaban suturas por puntos separados en nariz y en labios usando cabellos muy limpios y aplicándoles tópicos especiales. Utilizaron también la piroterapia y las sales mercuriales (inhalación de vapores sulfurosos y mercuriales). En Dermatología. describieron también la blenorragia. Entre sus medicamentos para curar las heridas infectadas estaban los emplastos hechos con tortilla de maíz afectado de fungosis. la urticaria. En su obra. quien lo había traído a la tierra para cultivarlo en su jardín divino de la ciudad de Tula8. Desde el punto de vista medicinal. la quina.Historia de la Dermatología en México Nanahuatl. La sífilis fue ampliamente conocida. Entre los mayas no se han encontrado huesos con evidencias de sífilis. la ipecacuana. o una infusión de raíz de adelfa. Los navíos de Indias llegaban a Sevilla cargados de raíces. Entre los medicamentos aportados por América están el guayaco. hierbas y plantas. en la herbolaria prehispánica. el calor o la humedad.

que poseían diversas culturas y lenguas y mantenían continuas guerras por la supremacía. Así.ADAME . cuando se crean las siete universidades más antiguas y mejores del mundo. tomaron la ciudad lacustre de Tenochtitlan destruyéndola piedra por piedra y llenando los canales con cientos de cadáveres que la hicieron inhabitable por mucho tiempo. están constituidos por cuatro materias: “Prima de medicina”. menos de 50 años después de la llegada de los conquistadores. NEUMANN . No fueron capaces de percibir el valor de su experiencia. aislada y lentamente. CAMPOS . capital del Imperio Azteca. apoyados por trece bergantines. sólo vieron en ellos magia y superstición. ORTIZ . Veinte años después se inicia la traza de la nueva ciudad siguiendo los planos de las urbes europeas y usando las piedras de los templos aztecas. RUIZ MALDONADO. No puede dejarse de reconocer que. entre ellos. Ellos trajeron su cultura. Pedro López. SAÚL fortuna tratando pacientes sifilíticos con la aplicación tópica de ungüento mercurial y la ingestión de té de guayaco proveniente de América9. la intuición maravillosa de pueblos que no recibieron influencias de otras razas o civilizaciones y que tuvieron que elaborar la propia. lo que hoy es México estaba habitado por diversos grupos étnicos distribuidos en un vasto territorio desde Estados Unidos hasta Sudamérica. en forma similar a los establecidos en las universidades europeas. Ese mismo año (1553) se empieza a admitir a los primeros médicos llegados al país. el conquistador destruyó sus templos. Apenas establecidos en la Nueva España. el Dr. una institución encargada de vigilar la buena práctica médica y el funcionamiento de las boticas. Para imponer la religión cristiana y arrancar de raíz la herejía de los naturales. su lenguaje y su religión. La ciudad se convertiría en la capital del Reino de la Nueva España. y es en este mismo período cuando nace también la universidad en la Nueva España. bajo la influencia árabe de Avicena. debido tanto a estas epidemias como a las guerras y a los maltratos padecidos. confiando sólo en la comprobación secular y la confirmación de sus ideas. medicina de pueblos primitivos y ausencia de todo conocimiento positivo. 264 . derribó sus ídolos y llegó hasta a quemar sus códices. Gran parte de los españoles. Esto obligó a los españoles a refugiarse en la vecina Coyoacán. “Anatomía y cirugía” y “Método y práctica de la medicina”. ARIAS . como afirma Ignacio Chávez. Los programas de medicina. los españoles instituyen el Protomedicato. la riqueza de su farmacología y de sus intentos de clasificación. El 13 de agosto de 1521 Hernán Cortés y un grupo de sus soldados. es en los siglos XV y XVI –los siglos de oro de la medicina española–. la carencia de médicos lleva a incluir los estudios de medicina dentro de sus programas académicos. Antes de la llegada de los españoles no existía la noción de país. con lo cual mutiló su historia. Época colonial ■ Época colonial Medicina La Nueva España se inicia en 1521 con la toma de Tenochtitlan. Simultáneamente. “Vísperas de medicina”. teniendo como principios básicos los conceptos enunciados por Hipócrates y Galeno. Se perdió así gran parte de lo que la raza indígena había acumulado pacientemente a través de los siglos1. que inicia sus funciones dos años después. mientras los españoles proseguían su aventura hacia el norte hasta California y Texas. La necesidad de crear centros educativos para la preparación de los habitantes de las tierras conquistadas hace que el 21 de septiembre de 1551 se cree por Real Cédula la Real y Pontificia Universidad de México. pero también trajeron enfermedades como la viruela y el sarampión y se llevaron otras como la sífilis10. ARENAS . y termina oficialmente en 1821 cuando Don Agustín de Iturbide declara al país independiente de la corona española10. al observar el extraño ritual con que a menudo se implantaban los tratamientos médicos. la población indígena se habría reducido de 25 a 3 millones.

y la pitiriasis. tepitonzahuatl y el tifo o tabardillo. hasta que en 1854 se instaló en el antiguo edificio de la Inquisición donde permaneció durante cien años. A pesar de ser un edificio pequeño atendió a un buen 265 . En 1558 Fray Bernardino de Sahagún redacta su Historia General de las cosas de la Nueva España. Al reconocer la enfermedad entre sus propios soldados. en cambio. el sarampión. de las cuales 185 están ilustradas. Hernán Cortés escribió con gran admiración a Carlos V en una de sus Cartas de relación: “En este país de ventura hay rarezas en el color de sus habitantes. las pápulas pruriginosas. Tlalquequetzal. El sabio indio Martín de la Cruz. de Gayón. la presencia de figurillas que parecen representar una facies leonina y algunas crónicas que hablan de un hospital donde los aztecas secuestraban a los pacientes de lepra parecen apoyar la hipótesis de la existencia de la enfermedad en tiempos prehispánicos16. las efélides. un tratado amplísimo sobre hierbas medicinales empleadas por los indios en el siglo XVI. tlaciuztli y el prurito. tatapaliuiztli. con la colaboración de Juan Badiano. con magníficas ilustraciones en color. en los códices aparecen mencionadas la viruela o hueyzahuatl. “Niguas”. Se habla del achiote. ezcazahuatl. sí mencionan la existencia del mal del pinto y del albinismo. incluyendo algunas de las formas de práctica médica14. Figura 4. el código médico más antiguo de América. del Dr. matlatzahuatl. La enseñanza de la medicina iniciada por la Real y Pontificia Universidad de México tuvo muchos avatares y recorrió numerosas sedes. allí se escribe hacia 1552 el Códice de la CruzBadiano. probablemente redactado en náhuatl. “Leucopatía acrónica”. Después de la conquista. la sarna.Historia de la Dermatología en México En 1535 los franciscanos fundan en Tlatelolco el convento de Santiago Apóstol y el Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco. Se discute si existía la lepra en América antes de la llegada de los españoles. planta usada para la “comezón o mancha de la cara” Dermatología En el Códice Badiano aparecen palabras como xiotl (jiote). por otro lado. empeines y otras. Los mexicas conocían el mal del pinto. En 1570 se publica el primer libro de medicina editado en América: Opera Medicinales. qualocatl. Pero. presentando variedades en el mismo individuo”4. ixticeuac. de Bandera. ni Cortés en sus Cartas de relación a Carlos V ni Bernal Díaz del Castillo la mencionan. “Cuerno de la piel”. es considerada el primer libro de medicina de la colonia. que rescata los principales esquemas terapéuticos de la herbolaria indígena (figura 4). así como Tunga o nigua. Esta obra. compone el Libellus de Medicinalibus Indorum Herbis. como se expuso anteriormente. Francisco Bravo. donde describe la vida y costumbres de los pueblos mesoamericanos antes de la conquista. de Reyes. En su órgano de difusión. donde era endémica. Su libro. es el primer escrito conocido sobre medicina indígena mexicana. En 1825 se establece la primera Academia de Medicina y en 1862 la que existe hasta nuestros días. ixocuili. La Gaceta Médica. originario de Xochimilco. se publicaron numerosos artículos sobre piel: “Estudio sobre la lepra”. cuecuetzoquiliztli. y la pediculosis. Cortés estableció el primer leprocomio de América (Hospital de San Lázaro). de Andrade. el manuscrito contiene información sobre 215 plantas. la tiña. quien lo traduce al latín. También se mencionan los nevos o lunares. quiayincayotl. Códice de la Cruz-Badiano. “Psoriasis curada por la vacuna”. La transmisión de sus conocimientos terapéuticos tuvo una gran trascendencia cuatro siglos después. En 1577 se publican los 17 tomos de la obra de Francisco Hernández De Historia Plantorum Novae Hispania. de Ortega. a pesar de que era una enfermedad muy conocida por muchos de los españoles procedentes de Andalucía. en el texto aparecen numerosas enfermedades de la piel y sus remedios. o pimiento de Tabasco o bixa orellana como tratamiento de la lepra12. 13. entre otros. en una zona llamada Tlaxpana. quatequizquitl. dedicado a la terapéutica herbolaria.

SAÚL Figura 5. Ladislao de la Pascua (figura 7) (de 1833 a 1842). en 1597. Este hospital tuvo larga vida y fue demolido cuando se encontraba en lamentables ruinas. pero tuvo corta vida (de 1521 a 1528). Los primeros hospitales La España que conquistó América estaba impregnada aún de un espíritu medieval. al oriente de la ciudad. Este segundo hospital de San Lázaro duró tres siglos (1572-1862). como el Dr. y los enfermos enviados allí vegetaban en condiciones deplorables (figura 6). con un proyecto social fundado en el espíritu de las Cruzadas y un pobre desarrollo en el área de la salud. psoriasis. Los enfermos fueron trasladados al Hospital de San Pablo. El primero había nacido en Duelas. Desde 1843 y hasta su demolición en 1862. enfermedades que. Esta institución experimentó una vida azarosa. Rafael Lucio quien completó las observaciones del Dr. tiñas. Fue construido a las orillas del Lago de Texcoco. De la Pascua fue el primero en llamar la atención sobre la enfermedad denominada la forma “manchada”. publicó también el primer artículo sobre lepra en el periódico de la Sociedad Filoiátrica. hoy conocida como lepra lepromatosa difusa de Lucio y Latapí. ARENAS . Las grandes epidemias que sacudían el Viejo Mundo obligaban a la construcción de centros hospitalarios. el arsenal donde Cortés guardó sus trece bergantines después de la conquista de la ciudad. el hospital era una obra 266 . RUIZ MALDONADO. permaneciendo en pie sólo su iglesia adjunta dedicada a San Roque. Las autoridades jamás tuvieron interés en este hospital que fue muriendo lentamente. Estado que presentaban los pacientes de lepra en el Hospital de San Lázaro Figura 7. ésta nació en Inglaterra y Francia a fines del siglo XVIII15. Castilla. A los primeros hospitales creados por los españoles seguramente asistirían enfermos de la piel: bubas. 16 (figura 5). Fachada de la Iglesia anexa al segundo Hospital de San Lázaro Figura 6. como los enfermos que ahí vivían. De la Pascua sobre la forma manchada. en el barrio que recibió por ello el nombre de San Lázaro. porque. Dr. Ladislao de la Pascua (1815-1891) número de enfermos españoles. cuyo funcionamiento respondía más al de los albergues para pobres y desvalidos que al de las clínicas médicas. el de los Desamparados. manejada por la orden de los Juaninos. Fueron sus directores importantes médicos.ADAME . lepra. NEUMANN . El hecho es que Guzmán se quedó con esos magníficos terrenos16. Es claro que no existía la Dermatología como tal. durante cuya gestión ingresaron 205 enfermos. CAMPOS . sarna. No está claro si este sitio estaba en la calle de Ixtapalapa –hoy Pino Suárez– o por el rumbo de la Merced. Fue uno de los primeros médicos borlado de doctor por la Real y Pontificia Universidad de México. fuego sacro (zoster). tuberculosis. mal del pinto. llamado Hospital Juárez desde 1872. ORTIZ . como es bien sabido. sus descendientes continuaron su obra. se presentaban en la población indígena. también derribada después en aras de la modernidad15. fue un gran benefactor y fundó dos hospitales. López sostuvo de su propio peculio estos hospitales y después de su muerte. siempre padeció carencia de medicamentos y de material de curación. quien adujo que por ahí pasaba el agua que venía del acueducto de Chapultepec con peligro de contagio para la población. que llegaría con el tiempo a ser el Hospital de la Mujer y el segundo hospital de San Lázaro para los enfermos de lepra. Con Cortés llegaron dos protomédicos –Pedro López (1527-1597) “el Viejo” y Cristóbal de Ojeda– que atendieron a los numerosos enfermos víctimas de las epidemias de viruela y tifo. como ya se ha mencionado. en un lugar conocido como Las Atarazanas. el hospital estuvo bajo la dirección del Dr. y a los 30 años llegó a la muy Noble y Leal Ciudad de México. ARIAS . ya que fue clausurada a instancias de Nuño de Guzmán.

organismo encargado de vigilar la buena práctica médica. siendo la institución hospitalaria más antigua de América (figura 8). También en esta época se fundan el Hospital de Santa Fe (1531). se practica la docencia y se incentiva la investigación. la salubridad e higiene públicas y las campañas de vacunación. fundado por Hernán Cortés Figura 9. inclusive de piel (figura 9). avances que rápidamente llegan a México. Cortés construye el hospital de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora. Y tercero. el Hospital de los Indios. Segundo. Figura 8. La evangelización corrió paralela a la conquista militar y se construyeron monasterios que. época en que las grandes epidemias se diseminaron por toda Mesoamérica. posteriormente conocido como Hospital de Jesús. la invasión francesa en 1862 que impuso a un príncipe austríaco en el trono de México. En 1779 se funda el Hospital de San Andrés. Carpio. y se inicia la construcción de centros hospitalarios en donde se imparte la asistencia médica. origen de lo que será la Escuela Nacional de Medicina con sede –a partir de 1854– en el Palacio de Santo Domingo. Primero. funcionaban también como dispensarios y enfermerías. ahora Hospital de Jesús. entre los cuales estuvieron incluidos la medicina y su enseñanza. a la usanza medieval. El siglo XIX es en Europa una época de grandes avances en el área de la medicina. Del Río y muchos más. el Hospital del Amor de Dios u Hospital de las Bubas (sífilis) en 1540.Historia de la Dermatología en México de piedad. más orientado al acompañamiento espiritual del enfermo que a tratar de aliviar sus males11. En 1833 es clausurada la Real Universidad y se crea el Establecimiento de Ciencias Médicas. Fue un hospital dedicado a la enseñanza. obligando a la reestructuración de los programas académicos y de la práctica médica. el de San Cosme y San Damián y el Hospital de San Hipólito para enfermos mentales15. iniciada en 1810 y terminada en 1821. que aún funciona. allí tuvieron sus cátedras eminentes médicos como Jiménez. es posible afirmar que el número de estos centros era grande a fines del siglo XVI. la Guerra de Independencia. hasta llegar a ocho al término del siglo XIX. con un alto grado de mortalidad entre los pueblos indígenas. por ello. Época Independiente ■ Época independiente Medicina En el siglo XIX se producen tres acontecimientos que marcarán para siempre al país y a sus habitantes. Hospital de San Andrés en la Ciudad de México 267 . En 1524. residencia de la Santa Inquisición durante la época de la colonia. en el sitio llamado Huitzillan (lugar de colibríes) donde en 1519 se había encontrado con Moctezuma a su arribo a la gran Tenochtitlán. Hospital de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora. Hernán Cortés y los religiosos que vinieron con él se dieron a la tarea de atender a enfermos y menesterosos. Ésta es la medicina que arribó del “Viejo” al “Nuevo Mundo” y éste fue el espíritu de sus centros hospitalarios. Existió hasta 1905 cuando se abrió el actual Hospital General de México. el primero que recibió toda clase de enfermos. Se fundan escuelas de medicina en diversos sitios del país. En 1841 se funda el Consejo Superior de Salubridad. la injusta guerra con Estados Unidos en 1847 que concluyó cercenándole al país más de la mitad de su territorio. Estos sucesos marcaron profundos cambios en la vida de los habitantes del naciente México.

Dermatología En los inicios del México independiente. RUIZ MALDONADO. que a partir de 1912 es designada como órgano consultivo del gobierno de la República. en el cual resume todo lo observado. surge la Dermatología en México que se consolida como especialidad el día 5 de febrero de 1905 cuando se inaugura el Hospital General de México y se abre un pabellón para los enfermos de la piel. Dermatología. escabiasis. NEUMANN . Ricardo E. en esta primera época del México independiente. La forma clínica de lepra que describió Lucio 268 . ya en el siglo XX. En 1873 queda constituida la Academia Mexicana de Medicina.se esbozan las primeras señales de una naciente Dermatología y se realizan las primeras publicaciones especializadas. ORTIZ . Eduardo Liceaga. En 1891 el Dr. 11 y 12). tunguiasis. ambas pertenecen a la Liga Internacional de Sociedades Dermatológicas y tuvieron a su cargo la organización del XI Congreso Internacional de Dermatología celebrado en México en 1977. Ricardo Cicero. ARIAS . Manuel Gea González y –en el interior del país– en el Instituto de Dermatología de Jalisco. sobre la variedad que hoy lleva su nombre (figura 13). los de Jesús González Urueña y Salvador González Herrejón aparecen ligados a la enseñanza de algunos temas de Dermatología. Con los médicos antes señalados que nacieron en el siglo XIX y algunos otros que trabajaron hasta los inicios del siglo XX. Eugenio Latapí y más tarde. Dr. Desde 1975 existe un Consejo Mexicano de Dermatología y actualmente es indispensable la recertificación. junto con la Beneficencia Pública (fundada en 1861). serán la base para la formación de la Secretaría de Salud en 1983. Jesús González Urueña (1868-1957) la institución. SAÚL Figura 10. daba sus clases en el Hospital de San Andrés incluyendo temas como lupus eritematoso. por ejemplo. lepra. más adelante. la Dermatología no atraía mucho interés. atendían enfermos de la piel17. Hospital Universitario de Monterrey. Lucio.18. Dr.ADAME . Presentó en las sesiones de la Academia de Medicina de diciembre de 1851 y enero de 1852 su Opúsculo sobre el Mal de San Lázaro o Elefantiasis de los Griegos. Universidad de San Luís Potosí y posteriormente en otras instituciones públicas. sífilis. Existen hoy dos agrupaciones dermatológicas: la Sociedad Mexicana de Dermatología (1936) y la Academia Mexicana de Dermatología (1952). Sin embargo. ARENAS . Época contemporánea ■ Época contemporánea Las bases de la llamada Escuela Mexicana de Dermatología fueron sentadas por González Herrejón y Fernando Latapí. Dr. Los nombres de Ladislao de la Pascua. CAMPOS . Rafael Lucio (1819-1886) Figura 11. (figuras 10. Revista Mexicana nació en 1956 y en 1987 inició una nueva época como órgano oficial de las dos agrupaciones. Soriano señala que en 1888 sólo dos de los 232 médicos recibidos en los últimos seis años. elabora el primer Código Sanitario. en el Hospital General Dr. Figura 13. en sus diecinueve años como director del segundo Hospital de San Lázaro. en el Instituto Mexicano del Seguro Social. Rafael Lucio. más tarde nació la enseñanza de posgrado en estas instituciones y en el Instituto de Salubridad y Enfermedades Tropicales. La enseñanza de la Dermatología se inició a principios del siglo XX en el Hospital General de México y en el Centro Dermatológico Pascua. después de 1821. Cicero (1869-1935) Figura 12. a petición del presidente Porfirio Díaz.

Al Hospital General Dr. Cirugía dermatológica Es difícil determinar en qué momento nació la Cirugía Dermatológica en México. Leticia Boeta. tuberculosis). parasitosis (leishmaniasis. Así nació la Unidad de Dermato-Oncología y Cirugía Dermatológica del Servicio de Dermatología de ese hospital. cromoblastomicosis.Historia de la Dermatología en México La especialidad en México tiene ya casi un siglo de existencia. León Neumann se formó en el extinto Instituto de Salubridad y Enfermedades Tropicales (1966-67). Jalisco. En 1996 se incorporó la Dra. el pionero en este campo ha sido el Dr. Quizá fue el Dr. el Hospital Dr. La cirugía dermatológica era realizada por el Dr. el manejo quirúrgico fue realizado al principio por un cirujano plástico y después por dermatólogos. el Servicio de Dermatología fue establecido en 1961 por el Dr. treponematosis y piodermias. En el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre. Rocío Orozco Topete. México es considerado un país tropical y se observan en él muchas de las llamadas enfermedades tropicales. En éste último. la Dra. pero las nuevas generaciones están más vinculadas con la Dermatología norteamericana. y probablemente tuvo a su cargo el primer transplante de pelo que se realizó en México. entrenada en Estados Unidos en la Cirugía de Mohs. El Dr. José Luis Jiménez Castilla. coccidioidomicosis. de Guadalajara. cuando fue destruido por el gran terremoto. quien realizaba los 269 . quien organizó la primera Clínica de Tumores de Piel a fines de la década de los 50. en 1968 participaba un cirujano plástico y había rotaciones en la especialidad. Aquiles Calles. Manuel Gea González se incorporaron dos dermatólogas entrenadas en España. Yolanda Ortiz. Jorge Peniche. En el Instituto de Enfermedades de la Nutrición se inició en 1982 la Cirugía Dermatológica con el ingreso de la Dra. pero también se encuentran enfermedades relacionadas con la nutrición (pelagra) o con el medio ambiente (prurigo solar). Asistió durante varios meses a una clínica privada en Nueva Orleáns para aprender las técnicas de dermoabrasión y transplante de pelo en 1967. micobacteriosis (lepra. Actualmente esta subespecialidad está avalada por la Universidad Nacional Autónoma de México y se imparte en tres instituciones: el Hospital General de México. la influencia fue inicialmente europea. Manuel Gea González y el Centro Dermatológico Pascua. esporotricosis. Los problemas dermatológicos básicos son las micosis (micetoma. finalmente en 1982 se establece la Clínica de Tumores Malignos. en 1978 el Centro cambia de domicilio y en éste se establece el Servicio de Cirugía Dermatológica. con la colaboración de un cirujano plástico y un radioterapeuta. En 1976 se inició el primer curso de Dermato-Oncología y Cirugía Dermatológica con duración de un año. Julio César Liparoli. Algunos de los primeros dermatólogos de América Latina se formaron en nuestro país. donde prácticamente no se hacía cirugía dermatológica. En el Hospital General de la Ciudad de México. En 1967 se estableció la llamada preconsulta de tumores. Judith Domínguez Cherit (1987) y la Dra. en la década de 1960 los procedimientos quirúrgicos –aún muy limitados– estuvieron a cargo de la Dra. Desde entonces más de 30 dermatólogos han completado el entrenamiento. histoplasmosis). oncocercosis). actualmente este servicio está a cargo de un dermatólogo. el primer dermatólogo que se anunció como especialista en “Cirugía Dermatológica” en la consulta privada. Charles Meurehg. Actualmente hay en el país alrededor de 2000 dermatólogos. úlcera de los chicleros. En 1988 comienza la residencia en la Clínica de Tumores y en el Servicio de Cirugía Dermatológica. Josefina Carbajosa (1991). los casos avanzados se enviaban al Hospital de Oncología a interconsultas con el Dr. en 1986 se inicia la residencia médica en Dermatología con un programa de cirugía dermatológica y rotación en cirugía plástica. El Hospital General del Centro Médico Nacional del Seguro Social existió desde 1963 hasta su desaparición en el año 1985.

la cual está afiliada a la Liga Internacional de Sociedades Dermatológicas. RUIZ MALDONADO. avalado por la subdirección de posgrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Se imparte un diplomado en cirugía dermatológica para dermatólogos certificados. Sergio Ramos Arizpe. ■ Conclusión Conclusión El fenómeno de globalización mundial toca todos los ámbitos del acontecer humano. con práctica en patas de cochino. La información médica generada en cualquier parte del mundo es recibida el mismo día. quien introdujo la criocirugía cuando era su director. Esta subespecialidad también se realiza en el Hospital Central Militar con la asesoría del Dr. ARIAS .ADAME . ■ Octubre. Sus congresos se llevan a cabo cada dos años. La Sociedad cuenta con un órgano de difusión oficial bajo el título Cosmética. Clemente Moreno Collado. 2004 270 . Oliverio Welsh. quirúrgicos y farmacológicos son rápidamente difundidos por grandes transnacionales. CAMPOS . Médica y Quirúrgica. la anestesia tumescente. Jorge Ocampo Candiani y José Gerardo Silva Siwady. NEUMANN . En 1983 se incorpora al servicio el Dr. con duración de un año. SAÚL procedimientos quirúrgicos elementales. pero también con grandes retos por cumplir. quien hizo cirugía dermatológica en Alemania y dio impulso a la cirugía oncológica. El servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Monterrey (Nuevo León) está dirigido por el Dr. que dirigen actualmente los Drs. la cirugía de uñas y la cirugía dermatológica de genitales. con una práctica médica que responde a los grandes avances de la medicina contemporánea. En 1983. en el Instituto Dermatológico de Jalisco bajo la dirección del cirujano plástico Julio Barba Gómez y en el Hospital Juárez con las Dras. ORTIZ . entre otras. los avances tecnológicos. ARENAS . quien introdujo la cirugía de Mohs. En 1994 nace la Sociedad Mexicana de Cirugía Dermatológica y Oncológica. León Neumann organizó en colaboración con Oliverio Welsh y bajo el patrocinio de la Sociedad Internacional de Cirugía Dermatológica el Primer Curso Teórico Práctico de Cirugía Dermatológica. sobre todo en el terreno social. Josefina Carbajosa. Ortiz y Boeta. La historia de la cirugía dermatológica en este servicio se inicia con el Dr. incluyendo el ámbito de la medicina. México inicia el siglo XXI con la presencia de grandes instituciones privadas y públicas. Jorge Ocampo Candiani quien se formó como cirujano dermatólogo en las Universidades de Barcelona y Alabama. en 1997 se incorporó al servicio la Dra.

Historia de la Dermatología en México

■ Referencias bibliográficas
1. Chávez I. México en la cultura médica. México: Fondo de Cultura Económica; 1987. 2. Ocaranza F. Historia de la Medicina en México. México: Cien de México; 1995. 3. Pérez Tamayo R. De la Medicina primitiva a la Medicina moderna. México: Fondo de Cultura Económica; 1997. 4. Arias-Gómez MI, AdameMiranda G. Historia de la Dermatología mexicana y sus aportaciones al mundo. Dermatología Rev Mex 2003;XLVII Supl 1:52-64. 5. Cariño-Preciado L, Del Olmo Linares G. EUATL. La Dermatología en el Códice de la Cruz-Badiano. México: Grupo Roche; 1998. 6. Latapí F, Ortiz Y. Historia de la Dermatología en México. Academia Nacional de Medicina Primer Centenario

1864-1964. México: Academia Nacional de Medicina. 1964;II:565-92. 7. Barquín M. Historia de la Medicina. México: UNAM; 1971:87-95, 243-44, 259-73, 331-46. 8. González de la Vara M, Salas E, Alazraki A. El cacao en el México prehispánico. Usos religiosos y medicinales del cacao. En: Chapa M, Chocolate, regalo del Edén. México: Gobierno del Estado de Tabasco; 2003:31-34. 9. Flores y Troncoso FA. Historia de la Medicina en México. Desde la época de los indios hasta la presente. Tomo I. 2ª ed. México: IMSS; 1982. 10. Vasconcelos J. Breve historia de México. México: Fernández Editor; 1976. 11. Ortiz F. Principia Médica. La medicina y el hombre. México: Editores de Textos Mexicanos; 2004:137-149. 12. De la Cruz M. Libellus de Medicinabullus Indorum Herbis. Manuscrito azteca de

1552. Traducción latina de Juan Badiano. México: IMSS; 1964. 13. Barquín M. Historia de la Medicina. México: UNAM; 1971: 73-85. 14. Ortiz F. Hospitales. México: McGraw-Hill Interamericana; 2000. 15. Fajardo-Ortiz G. Del Hospital de Jesús a instituciones y centros médicos. Historia de los Hospitales de la Ciudad de México 1521-2003. México: GlaxoSmithKline; 2003. 16. Saúl A, Latapí F. La lepra en México. Libro del Centenario de la Academia Nacional de Medicina. México: Academia Nacional de Medicina. 1964:89-99. 17. Rodríguez O. La Dermatología en México. Primera parte. Dermatología Rev Mex. 1961;5:123. 18. Saúl A. Dr. Rafael Lucio. Su vida y su obra. México; 1991.

HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA PEDIÁTRICA EN MÉXICO
RAMÓN RUIZ MALDONADO

E

n México, como en la mayoría de los países, desde el siglo XIX se atendían en los servicios de Dermatología general —y siguen atendiéndose sin distinción— adultos y niños. Por otro lado, en los hospitales pediátricos los pacientes dermatológicos eran atendidos por los pediatras, los cuales, en general, tienen una escasa preparación dermatológica. En la segunda mitad del siglo XX, la mayoría de los hospitales pediátricos optaron por tener un dermatólogo general como consultante externo, situación que prevalece en la mayoría de los casos. Desde los años sesenta del siglo pasado, el Hospital Infantil de México, institución emblemática de la Pediatría latinoamericana, contó con un servicio de Alergia y Dermatología, cuyo jefe fue el médico alergista Dr. Luis Gómez Orozco; como dermatólogo consultor, el Dr. Roberto Núñez Andrade concurría durante dos horas diarias, pero no realizaba docencia ni investigación. En esa época, en el Servicio de Dermatología del Hospital General de México el Dr. Mario Magaña Lozano veía a los pacientes pediátricos y realizaba las interconsultas solicitadas por el Servicio de Pediatría del mismo hospital. Hacia fines de 1969, después de haber hecho estudios de posgrado en Dermatología y Dermatopatología, regresé de Europa y trabajé como encargado del laboratorio de Dermatopatología, en la institución donde años antes había hecho la especialidad en Dermatología, el Centro Dermatológico Dr. Ladislao de la Pascua, entonces dirigido por el Prof. Fernando Latapí, quien también era jefe del Servicio de Dermatología del Hospital General de México. En ese mismo año conocí al Dr. Rigoberto Aguilar Pico, quien acababa de ser designado director del Hospital Infantil de México, y me comentó que el Dr. Núñez Andrade estaba por retirarse, invitándome a ocupar su puesto. En esos tiempos de fines del sexenio del Presidente Díaz Ordaz corría la voz de que en el sur de la Ciudad de México se estaba construyendo un nuevo centro hospitalario que remplazaría al Hospital Infantil de México. El director del nuevo hospital sería el Dr. Lázaro Benavides Vázquez, quien ya estaba entrevistando a quienes formarían su equipo. Al finalizar mi primer año de trabajo en el Hospital Infantil, entregué un informe de mis actividades y poco después fui invitado a entrevistarme con el Dr. Benavides. Me ofreció la jefatura del Servicio de Alergia y Dermatología en el nuevo hospital, que fue inaugurado el 6 de noviembre de 1970 por el

273

RAMÓN RUIZ MALDONADO

presidente saliente, Lic. Gustavo Díaz Ordaz y su señora esposa, Presidenta del Patronato del Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI). El INPI sería remplazado en el nuevo sexenio por la Institución Mexicana de Asistencia a la Niñez (IMAN), cuya presidenta sería Doña María Esther Zuno de Echeverría. El nombre del Servicio de Alergia y Dermatología había sido heredado del Hospital Infantil de México, que tenía como jefe a un médico alergista. En el nuevo hospital de la IMAN el jefe era yo, y consideré que lo adecuado era separar los dos servicios, lo que ocurrió un año más tarde. En diciembre de 1971, como todos los años, se celebraba en Chicago la reunión anual de la Academia Americana de Dermatología. Allí conocí a la Dra. Lourdes Tamayo Sánchez, quien había hecho su tesis doctoral sobre “La etiología del edema en la desnutrición crónica del niño”, en el Hospital Infantil de México bajo la dirección del reconocido maestro de la Pediatría, Dr. Joaquín Cravioto, y hacía poco tiempo había terminado la especialización en Dermatología en el Instituto Nacional de Enfermedades Tropicales, bajo la dirección del Prof. Dr. Antonio González Ochoa. En aquellos años estaba en su apogeo la pugna –que venía de tiempo atrás– entre el “grupo de tropicales” y el “grupo del Pascua y del Hospital General”, liderados respectivamente por González Ochoa y Latapí. Como consecuencia de esa lamentable situación, prácticamente no había contacto entre los alumnos y ex alumnos de los dos profesores. A pesar de ello, y en base a las buenas referencias que había recibido sobre la Dra. Tamayo, la invité a trabajar como médico adscrito en el Servicio de Dermatología; afortunadamente aceptó y la fructífera colaboración entre ambos ha durado 33 años, desde abril de 1971. En 1989, después de casi veinte años como jefe de servicio y con el fin de obtener una plaza de investigador para el Servicio, dejé la jefatura a la Dra. Tamayo, quien a su vez renunció en 2002 por motivos de salud y fue sustituida en la jefatura por la Dra. Carola Durán Mckinster, una brillante alumna nuestra. Sin duda bajo la influencia del optimismo y la energía creadora que existía en la mayoría de quienes iniciamos el nuevo hospital de la IMAN –incluidos el Director General de la Institución, Dr. Alger León Moreno, y la Presidenta del Patronato, Sra. María Esther Zuno de Echeverría, esposa del Presidente de la República en turno–, en octubre de 1973 organizamos el Primer Simposio Internacional de Dermatología Pediátrica, que tuvo lugar en el flamante auditorio del Hospital de la IMAN con la asistencia de médicos llegados de 26 diferentes países; entre ellos estaban los pioneros de la Dermatología Pediátrica en sus respectivos países: Martín Beare de Irlanda, Ferdinando Gianotti de Italia, Gabriela Lowy de Brasil, José María Mascaró de España, Edmund Moynahan de Inglaterra, Dagoberto Pierini de Argentina, Lawrence Solomon, Sydney Hurwitz, Alvin Jacobs, Samuel Weinberg y Guinter Kahn de los Estados Unidos, Eva Torok de Hungría y Kazuya Yamamoto de Japón. Durante el Simposio, en una cena que se ofreció a los profesores extranjeros, propuse la formación de la Sociedad Internacional de Dermatología Pediátrica, iniciativa que fue entusiastamente aceptada. Bajo los auspicios de esta Sociedad se han celebrado diez congresos, el primero en la Ciudad de México, en octubre de 1976. A los ocho primeros se los llamó internacionales; a partir del noveno, que se celebró en Cancún en 2001, se aceptó mi sugerencia para que se los denominara mundiales. En 1996, a propuesta del Dr. Alejandro García Vargas del Instituto Dermatológico de la Ciudad de Guadalajara (México), se fundó el Colegio Mexicano de Dermatología Pediátrica, siendo yo su primer presidente. El Colegio ha organizado bianualmente el Congreso Mexicano de Dermatología Pediátrica. El primero tuvo lugar en la Ciudad de México, en 1997, bajo mi presidencia; el segundo en Puerto Vallarta (Jalisco), presidido por el Dr. García Vargas; el tercero en la Ciudad de Chihuahua, presidido por la Dra. María de Lourdes Trevizo de Moreno; y el cuarto en la ciudad de Puebla, presidido por el Dr. Javier Gil Beristain. El próximo se realizará en la ciudad de Querétaro en 2006, presidido por la Dra. Margarita Royo de Garfias.

274

Historia de la Dermatología pediátrica en México

La Dermatología Pediátrica ejerce gran atracción en el médico general, el dermatólogo general y el pediatra, razón por la cual en prácticamente todos los eventos dermatológicos y pediátricos hay cursos o simposios de esta especialidad. En 1973 se organizó en el Servicio de Dermatología del ahora Instituto Nacional de Pediatría la residencia de especialización en Dermatología Pediátrica, de dos años de duración para los pediatras y de uno para los dermatólogos generales, con mi participación como Profesor Titular y la Dra. Tamayo como Profesora Adjunta. Los residentes cumplen una jornada de 8 horas. Pronto nos dimos cuenta de que el entrenamiento para pediatras era insuficiente, por lo que a partir de 1986 se aumentó el tiempo de residencia a tres años. Se han formado, hasta el año 2004, 83 especialistas en Dermatología Pediátrica, procedentes de México y de toda América Latina. El curso de especialización, que en su inicio era reconocido por el Instituto y por la Secretaría de Salud, desde 1989 es reconocido también por la Universidad Nacional Autónoma de México. Cabe señalar que nuestro curso de especialización fue el primero y por muchos años el único a nivel mundial. Muchos de los dermatólogos pediatras formados en él ocupan puestos relevantes en instituciones mexicanas y extranjeras. Los médicos adscritos al Servicio que han contribuido significativamente a sus logros son: la Dra. Amelia M. Laterza, de nacionalidad argentina, quien fue médico adscrito de 1979 a 1989; la Dra. Carola Durán Mckinster, adscrita de 1989 al 2002 y actual jefa del Servicio; la Dra María de la Luz Orozco Covarrubias, quien ha estado en el Servicio desde 1992 y la Dra. Marimar Sáez de Ocaríz que ingresó al Servicio en 2002. La producción científica del Servicio se eleva a 288 artículos –de los cuales 190 fueron publicados en revistas internacionales indexadas–, y cinco libros sobre Dermatología Pediátrica. Algunos de los dermatólogos pediatras mexicanos egresados del Servicio de Dermatología del Instituto Nacional de Pediatría y actualmente a cargo de servicios de Dermatología en sus respectivas ciudades son: la Dra. Teresa Sánchez Gómez, en el Hospital Pediátrico de León (Guanajuato); la Dra. Carolina Palacios López, en el Servicio de Dermatología del Hospital General de México; la Dra. Angélica Berrón Ruiz, en el Instituto de Perinatología de México; la Dra. María E. Moreno Aguilar, en el Hospital del Niño Poblano; la Dra. Lourdes Trevizo de Moreno, en el Hospital Pediátrico de Chihuahua y el Dr. Alejandro García Vargas, en el Instituto Dermatológico de Guadalajara Otros dermatólogos que ejercen la Dermatología Pediátrica en importantes hospitales del Distrito Federal son: la Dra. Guadalupe Ibarra, quien me sustituyó en el Hospital Infantil de México y a su vez fue sustituida por su alumno el Dr. Carlos Mena Cedillos; el Dr. Mario Magaña García en el Hospital Pediátrico del Hospital General de México, autor del libro Dermatología pediátrica, publicado en 2000; el Dr. Gregorio Podoswa, a quien sucedió su alumno, el Dr. Edmundo Velázquez Arellano en el Hospital Pediátrico del Centro Médico; la Dra. Norma Violante en el Hospital de la Raza, ambos del Instituto Mexicano del Seguro Social; las Dras. Angélica Beirana y Enriqueta Morales en el Centro Dermatológico Pascua. Los médicos que en los primeros tiempos nos dedicamos a la Dermatología Pediátrica veníamos de la Dermatología general; en forma autodidacta, por el contacto cotidiano con la Pediatría y con los niños, nos hicimos dermatólogos pediatras. No deja de ser paradójico que quienes iniciamos la especialidad y su enseñanza no contemos con el diploma que todos nuestros alumnos poseen.

Dr. Ramón Ruiz Maldonado

275

RAMÓN RUIZ MALDONADO

He tratado de ser objetivo al escribir esta reseña histórica; estoy consciente de que más que eso parece una autobiografía y en realidad lo es. He sido actor en este escenario donde se gestó la Dermatología Pediátrica durante 35 años. Si he omitido algún nombre, algún dato, ha sido por un descuido involuntario y de antemano pido disculpas. Ha sido, sin duda, una tarea de equipo, de los médicos del Servicio, de los médicos de otras especialidades, de las autoridades, pero sobre todo ha sido un acto de amor por lo que hacemos. No somos la excepción: en el Instituto Nacional de Pediatría disfrutar, amar lo que hacemos, es más bien la regla. ■ Noviembre, 2004

■ Referencia bibliográfica
Ruiz-Maldonado, R. Pediatric Dermatology Accomplishments and challenges for the 21st Century. Arch Dermatol. 2000; 136:84.

HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA NICARAGÜENSE
ALDO EDGAR MARTÍNEZ CAMPOS , JORGE ISAAC NEIRA CUADRA

frecer una reseña sobre la historia de la Dermatología en Nicaragua es una tarea compleja debido a que existe muy poca información escrita, por lo que los datos que hemos recogido provienen fundamentalmente de entrevistas a los pocos “actores” de épocas pasadas que aún viven. Durante el terremoto devastador que destruyó la ciudad de Managua, en el año 1972, se perdió gran parte de los archivos que contenían información muy valiosa. A pesar de ello, a través de las actas de la actual Asociación Nicaragüense de Dermatología hemos podido conocer un poco sobre lo que ha pasado en el desarrollo evolutivo de la Dermatología nicaragüense. Históricamente ha sido la especialidad médica con menor membresía y las proyecciones para el futuro no hacen prever cambios en esta tendencia. Actualmente somos 42 médicos dermatólogos, con predominio del sexo femenino (55%), para una población de 5.500.000 habitantes, lo cual da una relación de 1 dermatólogo cada 130.952. habitantes. El 45% de los especialistas se encuentran en la ciudad de Managua, capital de Nicaragua, y el resto en distintos departamentos; pero hay zonas importantes del país que carecen de dermatólogos, como los departamentos de Nueva Segovia, Madriz, Rivas, Chontales, Jinotega, Matagalpa, RAAN, RAAS y Río San Juan1, los cuales concentran el 35% de la población del país2. Los departamentos con mayor número de dermatólogos son Managua y León. No hemos encontrado antecedentes serios sobre la práctica de la Dermatología por parte de los curanderos, pero podemos afirmar que éstos se han dedicado a tratar las úlceras varicosas con café molido y hojas de plantas medicinales conocidas con nombres populares y no científicos. El vitiligo, al que se suele relacionar con brujerías o hechizos realizados sobre las personas que lo padecen, es tratado con achiote y plantas medicinales. Los curanderos y brujos no están permitidos por las leyes de Nicaragua, pero debido a que no existe ningún control sobre ellos, continúan realizando sus prácticas en forma habitual.

O

Desarrollo de la especialidad

■ Desarrollo de la especialidad

Los primeros datos que se tienen sobre la historia de la Dermatología en Nicaragua están relacionados con la lepra. En 1893 el entonces presidente de la República, General José Santos Zelaya, por temor

277

ALDO EDGAR MARTÍNEZ CAMPOS , JORGE ISAAC NEIRA CUADRA

Figura 1. Dr. Carlos Irigoyen, primer dermatólogo nicaragüense

a que el mal se propagara en todo el país, ordenó que todo enfermo de lepra fuera recluido en la isla de Aserraderos (isla del Cardón) en el puerto de Corinto, sobre el Océano Pacífico, Departamento de Chinandega. En 1902 se fundó allí el primer leprosario, donde los pacientes internados se transformaron en verdaderos prisioneros, ya que no se les permitía salir. Los enfermos eran transportados en vagones especiales del ferrocarril, pintados de amarillo y con el número 79 como inscripción, además de letreros que indicaban el tipo de personas que viajaban en ellos. En 1930, los enfermos se escaparon de la isla Aserraderos, y la mayoría se instaló en el municipio de El Viejo, Departamento de Chinandega, convertido así en el principal foco leprógeno del país en ese momento. Otro grupo se instaló en el Departamento de León. En 1932 se funda en la ciudad de Managua el primer Leprocomio Nacional con el nombre de San Lázaro, en los terrenos que ocupa actualmente el Centro Dermatológico Nacional Dr. Francisco José Gómez Urcuyo, que los antiguos pobladores de Managua siguen denominando “Leprocomio”. Esos terrenos fueron donados por Don Alfonso Pérez Alonso y Don Juan de Dios Matus; este último, por su amor a los pacientes hansenianos fue llamado “Juan de la lepra”. En sus inicios el establecimiento albergaba 38 pacientes. En 1934 se nombra director del leprocomio San Lázaro al Dr. Roberto Espinosa Sotomayor, el cual, a pesar de no ser dermatólogo, combinaba sus actividades administrativas con la atención dermatológica de los pacientes hansenianos3. En 1943 se crea el Patronato contra la Lepra y se nombra como director al primer médico especializado en Dermatología, el Dr. Carlos Irigoyen (figura 1), graduado en México, fundador de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología y de la Sociedad Centroamericana de Dermatología. En 1963, en calidad de Secretario General de la Sociedad Centroamericana de Dermatología, organizó el IV Congreso Centroamericano de Dermatología4. Posteriormente se hace cargo de la dirección médica del leprosario San Lázaro el Dr. Armando Morales Ettienne, dermatólogo graduado en Argentina, el cual fue miembro fundador de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología y de la Sociedad Centroamericana de Dermatología5. Durante los años posteriores regresa al país un importante grupo de dermatólogos nicaragüenses, que mencionamos a continuación: • Dr. Jorge García Esquivel, graduado en México. • Dr. Alcides Delgadillo, miembro fundador de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología. • Dr. Ernaldo Ávalos, graduado en Argentina, miembro fundador de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología. • Dr. Carlos Delgado, graduado en Francia, miembro fundador de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología6. • Dr. Oscar Martínez Campos, graduado en Argentina, cirujano plástico y dermatólogo; fue presidente de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología y secretario adjunto ante la Sociedad Centroamericana de Dermatología. Asimismo fue Ministro del Seguro Social en el año 1997 y actualmente es diputado por Nicaragua ante el Parlamento Centroamericano. Ha participado como profesor invitado en numerosos congresos nacionales. • Dra. Josefa Pineda, graduada en Argentina. • Dr. Sergio Delgado, graduado en Puerto Rico. • Dra. Leonor Corea, graduada en Francia. • Dr. Francisco José Gómez Urcuyo, graduado en México y España, quien regresó a Nicaragua en el año 1975 (figura 2). • Dr. Ángel Martínez Jiménez, quien regresó a nuestro país en 1977, luego de graduarse en Brasil. Fue director y subdirector docente del Centro Nacional de Dermatología, cofundador de las cátedras de posgrado y pregrado de Dermatología en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (León y Managua respectivamente). En 1991, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Managua, le realizó un reconocimiento por

278

Historia de la Dermatología nicaragüense

sus 10 años como docente de la institución. Ha participado como profesor Invitado en numerosos congresos nacionales. • Dr. Juan José Guadamuz, graduado en México, fue profesor titular de la cátedra de Dermatología (pregrado) de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, León. • Dr. Orlando Sarria Berríos, graduado en México. • Dr. Aldo Edgar Martínez Campos, regresó a Nicaragua en 1977, luego de graduarse en Argentina. • Dr. Federico Prado Rocha, graduado en Francia, regresó a nuestro país en 1979. Fue cofundador de las cátedras de posgrado y pregrado de Dermatología de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (León y Managua respectivamente). También fue cofundador del Hospital Dermatológico Nacional. En 1991, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Managua, le realizó un reconocimiento por sus 8 años como docente en la institución. Durante los años 1997-98 fue Viceministro de Salud. Ha participado como profesor invitado en diversos congresos nacionales. • Dr. Hermann Allan Schaffer Urbina, quien regresó a Nicaragua en 1980, luego de graduarse en Uruguay. • Dra. Marlene Parra García, quien regresó en 1985, graduada en México con la subespecialidad en Dermatología pediátrica, constituyéndose en la primera dermatóloga pediatra del país. Desde 1996 a 1999 fue coordinadora del curso de posgrado de Dermatología en el Centro Nacional de Dermatología Dr. Francisco José Gómez Urcuyo. Desde 1992 es profesora titular de la cátedra de pregrado de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Managua. Ha participado como profesora invitada en numerosos congresos nacionales. Todos estos dermatólogos, así como otros que no han sido mencionados aquí, han trabajado en forma responsable y con amor por la Dermatología nicaragüense. Pero consideramos necesario hacer un reconocimiento especial a algunos de ellos que se han destacado a lo largo de los años por su especial dedicación y entrega.

Personalidades destacadas

■ Personalidades destacadas

Dr. Jorge García Esquivel
Se destacó por su trabajo como director médico del Leprocomio (1951-1970), cuyo nombre se cambió bajo su gestión por el de “Sanatorio San Lázaro”. Introdujo en Nicaragua el primer tratamiento efectivo contra la lepra, las sulfonas (DDS). Inició el primer tratamiento de estudio de campo para tratar a los pacientes ambulatorios y con el apoyo del Dr. Rodolfo Matus, cirujano plástico, realizó las primeras cirugías reconstructivas de los pacientes que lo necesitaban. Fue el primer especialista nicaragüense que dio a conocer sus experiencias dermatológicas en congresos nacionales e internacionales. Fue miembro fundador de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología y Secretario General de la Sociedad Centroamericana de Dermatología; como tal organizó en 1976 el X Congreso Centroamericano de Dermatología. También fue en varias ocasiones presidente de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología.

Figura 2. Francisco José Gómez Urcuyo

Dr. Francisco José Gómez Urcuyo (1943-1995)
Fue uno de los dermatólogos más sobresalientes que ha tenido Nicaragua y su ausencia prematura fue una pérdida irreparable. Gran parte de su vida como médico dermatólogo la dedicó a los enfermos de lepra, con capacidad científica y mística, con amor y

279

como su firma entre colegas es respetada. Hay que destacar que en la construcción de estas viviendas. constituyendo así una población de 41 personas. los pacientes con el mal de Hansen recibieron en forma institucionalizada los tratamientos de rifampicina. En dos oportunidades fue Secretario Adjunto por Nicaragua ante la Sociedad Centroamericana de Dermatología. es el reparador de mi sangre. lo designó Miembro de Honor. es un aventurero. De izq. Es el investigador de mi médula y mi piel marchita. se irrita. en reconocimiento a sus méritos. A partir de ese momento el hospital experimentó una transformación importante en sus estructuras físicas y médicas. y viven acompañados de hijos y nietos. produciéndose una mejoría en las condiciones higiénicas y ambientales de los enfermos internados. Cuando paso consulta y no me receta nada 280 . Fue cofundador de la cátedra de posgrado de Dermatología de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (León y Managua). Gómez Urcuyo participó en un estudio de campo para determinar nuevos casos de lepra en los departamentos de Chinandega y Managua. le dedicó el siguiente poema: Mi doctor es un joven nica. con gran éxito. Estas construcciones se hicieron en los terrenos del mismo hospital y están separadas de las que ocupan los pacientes hospitalizados por otras patologías. Todos son ancianos. La ciudadela lleva el nombre de Doña Adilia de Eva en honor a esta honorable matrona que trabajó esforzadamente en su construcción y que sentía especial devoción y amor por los enfermos con lepra. Gómez Urcuyo dedicación. alimentos y todos los elementos necesarios para su cuidado. el gobierno de turno no invirtió ni un centavo. Don Pedro Delgadillo7. se hicieron productivos y más útiles a sus familias.: Hermann Schäffer. en una demostración de afecto. clofazimine y DDS (figura 3). Por primera vez los pacientes dermatológicos tuvieron su propio hospital. que cuando me enfado. en el homenaje de la Asociación Nicaragüense de Dermatología al Dr. se logró integrar a algunos pacientes mutilados a su vida familiar. En 1994. a pesar de sus mutilaciones. El Dr. Su nombre. JORGE ISAAC NEIRA CUADRA Figura 3. Francisco José Gómez Urcuyo. por la ardua tarea que inició el 1º de febrero de 1978. formada por 17 casas higiénicas. Aldo Edgar Martínez Campos. En 1980 fundó la cátedra de Dermatología de pregrado de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Managua). se fundaron talleres de carpintería y se dio capacitación para que aprendieran los oficios de carpintería y ebanistería. A través de su acción. Bajo su administración. donde eran internados para recibir sus tratamientos médicos. al llegar al trabajo es el primero. En 1991 se le realizó un reconocimiento por sus 10 años de labor docente en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Managua). Fue también cofundador de la Sociedad Amigos de los Leprosos. Uno de los pacientes hansenianos más antiguos del Centro Nacional de Dermatología. a der. cofundador e impulsor de la fundación del Hospital Dermatológico Nacional que actualmente lleva su nombre en un justo homenaje a su memoria. pero que siguen recibiendo atención médica. la Sociedad Hondureña de Dermatología. respeto y agradecimiento. En 1980.ALDO EDGAR MARTÍNEZ CAMPOS . De los empleados. a través de la cual se logró construir la Ciudadela Adilia de Eva. Fue profesor invitado en varios congresos nacionales y del extranjero donde expuso sus trabajos y experiencias personales. Actualmente viven en esta ciudadela 17 pacientes ya curados. para que los pacientes tuvieran un techo modesto pero digno con la privacidad que cada familia tiene en su hogar. ya que algunos pacientes. Fue director del Sanatorio San Lázaro desde 1976 hasta 1981. Los pacientes solteros viven en pabellones separados para varones y mujeres. Gómez Urcuyo creó el Departamento de Promoción y Bienestar Social para tratar a los enfermos hansenianos en forma multidisciplinaria. independientes unas de otras.

Historia de la Dermatología nicaragüense me callo por respeto. Dalia Torres Flores (figura 5). de los 42 dermatólogos que trabajan en Nicaragua. Ellos llenan de ternura mi profesión y nicaraguanidad. la Lic. En su calidad de fundador y jefe de la cátedra elaboró junto al Dr. Aldo Edgar Martínez Campos Figura 5. Ayúdame a llevarles alivio a sus heridas. 36 son graduados en el país10. Francisco José Gómez Urcuyo y Dalia Torres Flores 281 . Hugo Argüello Martínez. como Jefe Nacional de Enseñanza de la Especialidad de Dermatología a nivel de posgrado9. y la Dra. actualmente es presidente honorario de la Asociación Nicaragüense de Dermatología y miembro perpetuo de la Junta Directiva de la Asociación Médica Nicaragüense6. actualmente vigentes. Se puede afirmar categóricamente que. 11. junto con los Drs. Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. Durante el mismo año participó en un estudio de campo para detectar nuevos casos de lepra en los Departamentos de Chinandega y Managua. Marlene Parra García. de León y de Managua y la Dirección Superior del Ministerio de Salud. En 1980 fue cofundador de la cátedra de pregrado de Dermatología de la Facultad de Medicina. En la fundación de la cátedra de Dermatología estuvo acompañado por los Drs. En dos oportunidades Martínez Campos fue presidente de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología y secretario adjunto por Nicaragua ante la Sociedad Centroamericana de Dermatología. Podemos constatarlo en uno de sus poemas. Hermann Allan Schaffer Urbina y Francisco José Gómez Urcuyo. Hermann Allan Schaffer Urbina los planes y programas de la especialidad. porque lo quiero. bióloga y tecnóloga médica. médico patólogo. mi gran deseo es que sobre el sendero donde Él camine no haya abrojos ni cadenas y que su hermosa y sensible faena Dios la bendiga donde la destine. El Dr. Posteriormente se incorporaron el Dr. con cursos de posgrado en Micología realizados en Costa Rica y Argentina. Hermann Allan Schaffer Urbina. con modificaciones hechas por los mismos autores en años posteriores. Ha sido profesor invitado en congresos nacionales e internacionales donde ha dado a conocer sus trabajos y experiencias personales. Francisco José Gómez Urcuyo es considerado el médico que más amor y dedicación tuvo para los pacientes hansenianos. que las autoridades del Ministerio de Salud seleccionaron y grabaron en una placa de bronce que fue develada durante una ceremonia solemne en el Centro Nacional de Dermatología que actualmente lleva su nombre8: Señor: son mis leprosos la luz de mi vida. comprensión en su soledad. En 1982. Actualmente. Aldo Edgar Martínez Campos (1937) Dermatólogo y especialista en Medicina del Trabajo (figura 4). Francisco José Gómez Urcuyo. fue seleccionado por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. Como él afirma. entereza ante la humillación. Figura 4. Federico Prado Rocha y Ángel Martínez Jiménez. En dos oportunidades ha sido presidente de la Asociación Médica Nicaragüense. es uno de los pilares de la actual Dermatología nicaragüense. Dr.

En 1999 el Ministerio de Salud.ALDO EDGAR MARTÍNEZ CAMPOS . En 1986. Hermann Allan Schaffer Urbina (1945-1998) En 1980. en la ciudad de Managua. Fue presidente de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología y en dos oportunidades secretario adjunto por Nicaragua ante la Sociedad Centroamericana de Dermatología6. Berthalina Cuevas. organizó un acto en reconocimiento a su invaluable labor en el desarrollo de los cursos de posgrado de Dermatología. a der. Su participación fue fundamental en la construcción y desarrollo de la cátedra de posgrado de Dermatología. la Facultad de Medicina de la Universidad Americana. En 1991 la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. En 1997 fue nombrado Director General de Docencia e Investigación del Ministerio de Salud. en su calidad de Secretario General de la Sociedad Centroamericana de Dermatología. También sigue participando como expositor en congresos médicos nacionales y extranjeros. en reconocimiento a su labor docente. siendo actualmente Profesor Titular de ésta última. la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Managua). Fue subdirector docente del actual Centro Nacional de Dermatología Dr. En 1991 la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua le otorgó un reconocimiento por su destacada labor como docente durante 10 años en la institución. en ceremonia solemne. donde participó en forma activa y eficiente en la elaboración de los programas y planes de estudio de la especialidad. allí fue coautor de los planes y programas de estudios y fundó las cátedras de Medicina del Trabajo y de Dermatología. cargos a los que renunció en 1999. fue cofundador de la cátedra de Dermatología de pregrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Managua). Dr. Durante ese mismo año participó en un estudio de campo para la detección de nuevos casos de lepra en los departamentos de Chinandega y Managua (figura 6). En el año 2001. Fue miembro del Consejo Facultativo y fundador y director del Departamento de Posgrado de esta misma Universidad. En 1986. Martínez Campos es seleccionado para fundar la Unidad Docente Asistencial de Dermatología en el Policlínico Oriental. Hermann Schäffer Urbina. lo que hizo que fuera un profesional muy respetado entre la comunidad médica de Nicaragua.: Erasmo Aguilar. desde la Dirección Superior del Ministerio de Salud se plantea el objetivo de descentralizar la Dermatología nacional. el XX Congreso Centroamericano de Dermatología. De izq. Managua. Durante ese mismo año. Fue profesor invitado en numerosos congresos nacionales e internacionales. develó una placa de 282 . labor que desarrolló con gran eficiencia. Federico Prado y Aldo Edgar Martínez Campos En 1985 el Ministerio de Salud. Francisco José Gómez Urcuyo. le otorgó el Diploma de Honor al Mérito. JORGE ISAAC NEIRA CUADRA Figura 6. el Ministerio de Salud y el Consejo Nacional de la Educación Superior de Nicaragua le realizaron un homenaje como Profesor Destacado en el curso de posgrado en Dermatología. Actualmente continúa su actividad como profesor titular de la Cátedra de Dermatología de esa Universidad. donde expuso sus trabajos y experiencias personales. En 1996 organizó. fue cofundador de la Facultad de Medicina de la Universidad Americana –primera facultad privada de medicina en Nicaragua–. Hermann Allan Schäffer Urbina Figura 7. lugar donde realizaban sus prácticas docentes y asistenciales los médicos residentes de dermatología durante seis meses al año. Fue subdirector docente del Hospital Dermatológico Nacional. en reconocimiento a su labor docente. le hizo un reconocimiento por sus 10 años como docente en la institución. En 1994. lo seleccionó como miembro del Grupo Nacional de Medicina por la especialidad de Dermatología. lo que contribuyó a una mejor capacitación de los residentes12 (figura 7). Como docente tenía el arte de saber trasmitir sus conocimientos.

como jefe y fundador del actual laboratorio del hospital. Claudio Galo Sandino. Ernaldo Ávalos Vega y Carlos Delgado González. Josefa Pineda. Develación de la placa de bronce en homenaje al Dr. Inés Hurtado vda. Armando Morales Ettienne. por razones legales. Hasta el presente ha organizado XIX Congresos Nacionales de Dermatología6 enfocados hacia las siguientes especialidades: Dermatología. el Dr. Posteriormente se incorporaron los Drs. Carlos Irigoyen. a la formación de residentes y estudiantes de medicina. a cargo de los pacientes hansenianos. Gómez Urcuyo y Lic. El 6 de octubre de 1998. El primer médico que obtuvo esa distinción fue el Dr. Sra. a der. Cirugía Plástica y Medicina General. Sara Urcuyo. Francisco José Gómez Urcuyo” Dr. todos ya fallecidos5. Aldo Edgar Martínez Campos. Hermann Schaffer Urbina. madre del Dr. como sub-director docente. con un promedio de atención de 300 pacientes por 283 . en ceremonia solemne le dio su nombre a la institución que fundara el Dr. durante la Asamblea General de la Asociación Nicaragüense de Dermatología. y su ausencia es sentida por todos. Ángel Martínez Jiménez. Guatemala. Gómez Urcuyo en el Centro Nacional de Dermatología. la beca consiste en $US 200 mensuales y está dirigida a los médicos jóvenes. a 25 días de la muerte del ilustre dermatólogo.: Sra. como jefe de pacientes hospitalizados. En el presente es hospital escuela. Pediatría. La Asociación Nicaragüense de Dermatología ■ La Asociación Nicaragüense de Dermatología En 1957 se inician las gestiones para su fundación. que se llevará finalmente a cabo el 4 de mayo de 1961. el Dr. Ministra de Salud 1995 El 20 de febrero de 1995. La Asociación Nicaragüense de Dermatología agrupa a la gran mayoría de los dermatólogos del país. de Gómez Urcuyo. Hugo Argüello. También ha organizado a través de sus miembros directivos. debió cambiar su nombre inicial por el de Asociación Nicaragüense de Dermatología. con excelente promedio durante su carrera. La Asociación cuenta también con un fondo de ayuda mutua y un seguro colectivo de vida para los dermatólogos miembros de la Asociación que lo necesiten en caso de enfermedad o muerte6. Alcides Delgadillo. A través de la Asociación se han realizado acuerdos con la Facultad de Medicina de la Universidad Americana para llevar a cabo programas de Educación Médica Continua en Dermatología y Cursos de Actualización Dermatológica. Francisco ■ El Centro Nacional de Dermatología Gómez Urcuyo Figura 8. Medicina Interna. microbiólogo clínico. en la Declaración de Managua. Hermann Allan Schaffer Urbina” en memoria de este eminente dermatólogo nicaragüense. en algunos congresos se han presentado temas dirigidos a la atención primaria. el Ministerio de Salud –a petición de la Asociación Médica Nicaragüense y de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología–. con la colaboración del Dr. Centro Nacional de Dermatología “Dr. Akerman. el Dr. Jorge García Esquivel. que deseen estudiar Dermatología. se crea la beca de estudio “Dr. Fue uno de los dermatólogos más importantes que ha tenido Nicaragua. Posteriormente. como jefe de la consulta externa. Sus fundadores fueron los Drs. Martha Palacios. Marlene Parra García y la Lic. Gómez Urcuyo el 1º de febrero de 1978 (figura 8). Leonor Corea. médico patólogo. con el nombre de Sociedad Nicaragüense de Dermatología y Sifilogía. Dalia Torres Flores12. Hermann Allan Schaffer Suárez. De izq.Historia de la Dermatología nicaragüense mármol en el Auditorio del Centro Nacional de Dermatología para recordar su obra como docente y su ejemplo de vida. tres congresos centroamericanos. quien realizó sus estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad de Marroquín. discípulo del Prof. Federico Prado Rocha.

La cátedra de posgrado actualmente no tiene profesor titular y funciona bajo la responsabilidad del Dr. Para optar al título de especialista tienen que realizar un trabajo de investigación y hacer su defensa. con excepción del Dr. Actualmente hay 14 médicos residentes de Dermatología haciendo la especialidad. el 25 de noviembre de 198510. graduado en Nicaragua. Hermann Allan Schaffer Suárez–. y se lo considera la cuna de la actual dermatología nicaragüense13. El Centro Nacional de Dermatología Dr. Actualmente hay 14 residentes de Dermatología. En años posteriores a la gestión del Dr. en el año 1983. Aldo Edgar Martínez Campos. La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (León) tiene como profesora titular del pregrado a la Dra. México. entre ellas las modificaciones en la sección de los consultorios externos llevadas a cabo por el entonces Director del centro. España. Francisco José Gómez Urcuyo trabaja en coordinación con el Hospital Antonio Lenin Fonseca. el Dr. con un programa de tres años. sumado al de las calificaciones del pregrado y al currículum. Aldo Edgar Martínez Campos (figura 9). Se juntaron en la cátedra corrientes de enseñanza de las escuelas de Argentina. su profesor titular es el Dr. que es un hospital general. que está calificado como Hospital Escuela. El primer dermatólogo graduado en Nicaragua fue el Dr. hay una cátedra a nivel de pregrado. El número de ingresantes lo determinan cada año las autoridades del Ministerio de Salud en conjunto con la Facultad de Medicina. impartiendo cátedra en el Centro Dermatológico 284 . Marlene Parra García. podemos destacar los siguientes especialistas: Figura 9. En él se han graduado 47 dermatólogos nicaragüenses y dos extranjeros.ALDO EDGAR MARTÍNEZ CAMPOS . 12) –todos graduados del posgrado de Dermatología en Nicaragua desde 1982. Gómez Urcuyo se han realizado remodelaciones que es justo recordar. cuya profesora titular es la Dra. ■ LaLa actividad docente dermatológica en Nicaragua Nicaragua actividad docente dermatológica en Podemos afirmar en forma categórica que la fundación de la cátedra de posgrado de Dermatología en 1982 marcó un salto cualitativo y cuantitativo de la especialidad en nuestro país. En la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma (Managua). Nubia Pacheco Solís. los médicos residentes son becados por el Ministerio de Salud. centro de 300 camas que le da apoyo médico para resolver los casos de los pacientes que necesiten atenciones especializadas. Francisco José Gómez Urcuyo. El ingreso se hace por medio de un examen de admisión. Las clases se imparten en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales. se hace la selección de los mejores. Actualmente hay en Nicaragua tres Facultades de Medicina que imparten docencia dermatológica: dos en Managua y una en la ciudad de León. lo que dio como resultado una sólida formación de los nuevos dermatólogos nicaragüenses. en su inmensa mayoría. Hay que destacar que la cátedra sigue funcionando bajo la responsabilidad docente de los dermatólogos formados en Nicaragua. JORGE ISAAC NEIRA CUADRA día. Juan José Cabrera. Alfonso Bendaña Hurtado. a partir del puntaje obtenido. De las nuevas generaciones (figuras 10. En esta facultad no existen estudios de Posgrado en Dermatología. Además trabajan y colaboran con la actividad docente médicos internistas y cirujanos plásticos. La Facultad de Medicina de la Universidad Americana sólo tiene docencia a nivel de pregrado. Erasmo Aguilar Díaz. Francia y Brasil. se da atención especializada en forma integral a todos los pacientes dermatológicos y la docencia es impartida en su gran mayoría por dermatólogos graduados en Nicaragua. Estas tres cátedras se imparten en el Centro Nacional de Dermatología Dr. pero hay unos pocos que estudian con fondos propios. Uruguay. Fue una decisión acertada y sabia formar especialistas en Nicaragua. 11. En su gran mayoría.

de Managua. a der. Aldo Edgar Martínez Campos. Federico Prado. donde se encuentra un foco leprógeno y participó con la Dra. donde se encontró un foco leprógeno y varios casos de lepra nodular infantil. Erasmo Aguilar. Actualmente es docente de la cátedra de pregrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Managua). Lesbia Altamirano. Aldo Edgar Martínez Campos. Alejandro Varel. Luz Cantillo: fue Directora del Centro Nacional de Dermatología “Dr. Real de la Cruz y Sabana Larga. Federico Prado. Departamento de Managua. De izq. Hermann Schäffer Urbina 285 . Ha participado como expositora en congresos extranjeros y como profesora invitada en congresos nacionales. Luz Cantillo en el trabajo de campo donde se detectaron 111 pacientes con HACRE. en el Departamento de Matagalpa. En 1989 participó en un estudio de campo para la detección de nuevos casos de lepra en San Francisco Libre. a der. realizando remodelaciones en la consulta externa y en el auditorio del hospital. Eréndira Rizo y José Miguel Gutiérrez Figura 12. donde ha dado a conocer sus experiencias y trabajos. Tuvo a su cargo la organización de dos congresos Figura 10. También participó en el trabajo de campo realizado en el año 1996 en las comunidades de El Zapote. Berthalina Cuevas. Dra. Participó en el trabajo de campo en el Municipio de San Francisco Libre. donde se encontró que los pozos que abastecían el agua potable estaban contaminados con arsénico. De izq. En el XXII Congreso Centroamericano de Dermatología. ganó el primer premio en la exposición de carteles con los resúmenes de los casos de arsénico. Alina Gómez: coordinó el trabajo de campo realizado en el Municipio de San Francisco Libre. De izq. donde ha dado a conocer sus experiencias y trabajos. durante los años 1996-1998. a der. Gladis Rosales. dando a conocer sus experiencias y trabajos. Leónidas Pacheco Mora: fue presidente de la Asociación Nicaragüense de Dermatología. Ha participado en congresos extranjeros como expositora y en congresos nacionales como profesora invitada.: Aldo Edgar Martínez Campos.: Alejandro Varel. María Eugenia Medina. Hermann Schaffer Urbina y Ángel Martínez Figura 11. Managua y en Chinandega. Dr. Dra. realizado en la ciudad de Panamá. Francisco José Gómez Urcuyo” durante el período comprendido entre 1994 y 1997. Dpto.Historia de la Dermatología nicaragüense Dra. Ha participado en congresos extranjeros como expositora y como profesora invitada en congresos nacionales.: Jorge Isaac Neira Cuadra. habiéndose detectado 111 personas con Hidroarsenicismo crónico regional y endémico (HACRE). Sonia Rivas. fecha en que renuncia. María Eugenia Medina Zepeda: fue coordinadora del posgrado de Dermatología en la Unidad Docente Asistencial del Policlínico Oriental (1988-1994) y en el Centro Nacional de Dermatología “Dr. Durante un año fue docente de las cátedras de pre y posgrado de Dermatología. Francisco José Gómez Urcuyo”. María Mercedes Palma. Hermann Allan Schäffer Urbina. María Eugenia Medina. María Luisa Álvarez. desde 1996 hasta 2002.

Dr. Historia de los Congresos Centroamericanos de Dermatología.ALDO EDGAR MARTÍNEZ CAMPOS . Trabajo presentado en el 11º Congreso Internacional de Lepra. al cual le ha hecho mejoras estructurales. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la Dermatología nicaragüense. Gómez Urcuyo F. Participó en el trabajo de campo en el Departamento de Matagalpa. 2002. 2004. Erasmo Aguilar Díaz: desde el año 2002 es el coordinador del posgrado de Dermatología. 7. Ministerio de Salud. Dirección de Estadísticas Sociodemográficas. se ha convertido en un sólido pilar en la enseñanza y desarrollo de la cátedra de posgrado. Dr. Pasado. Hermann Allan Schaffer Suárez: es profesor auxiliar de la cátedra de pregrado de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Americana. Dpto. Dra. 13-18 nov 1978. donde se encontraron 111 pacientes con HACRE. JORGE ISAAC NEIRA CUADRA nacionales de la especialidad. Historia de la lepra en Nicaragua. a pesar de ser una especialidad con poca membresía. Libro de Registros. Vázquez Blanco R. los cuales legaron una hermosa obra que las actuales generaciones de dermatólogos están fortaleciendo y enriqueciendo con su trabajo arduo y constante. 23º Congreso Centroamericano de Dermatología. Ha participado como profesora invitada en congresos nacionales y como expositora en congresos extranjeros. Dra. México. Ha participado como profesor invitado en diversos congresos nacionales. 3. Ha participado como profesor invitado en congresos nacionales y como expositor en congresos internacionales. 2004 ■ Referencias bibliográficas 1. Año 1990. 286 . María Luisa Álvarez Ortiz: fue presidenta de la Asociación Nicaragüense de Dermatología en el período comprendido entre los años 2000-2002. 2. Managua: Mercurio. 5. Ha participado como profesor invitado en congresos nacionales. 4. Ha organizado dos congresos nacionales de la especialidad y ha participado como profesora invitada en numerosos congresos nacionales. Dr. 6. Libro de Actas de la Asociación Nicaragüense de Dermatología. desde el año 2002. Delgadillo P. Recursos Humanos. de Proyección. Por su capacidad y dedicación. Fue director del Centro Nacional de Dermatología durante los años 1997-1998. José Miguel Gutiérrez Arostegui: fue presidente de la Asociación Nicaragüense de Dermatología en el período comprendido entre los años 1998-2000 y como tal organizó dos congresos nacionales de la especialidad. ■ Octubre. 1984 a 2004. Sonia Rivas Serrano: actual presidenta de la Asociación Nicaragüense de Dermatología. Dr. actualmente ocupa un lugar de honor en la medicina de nuestro país por el prestigio y capacidad científica que le dieron en el pasado sus fundadores. Libro de Actas de la Sociedad Nicaragüense de Dermatología. Jorge Neira Cuadra: actualmente es director del Centro Nacional de Dermatología. Año 1973. Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. presente y futuro de la lepra en Nicaragua. Población total por área de residencia y sexo. en ese lapso organizó dos Congresos Nacionales de Dermatología. Es profesor auxiliar del pregrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Americana y profesor auxiliar de la cátedra de posgrado de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Managua). Dirección de Docencia e Investigación. Estamos plenamente convencidos de que el presente y el futuro de la dermatología de Nicaragua está en buenas manos y que nos espera un futuro muy promisorio.

Dirección de Docencia e Investigación. 1990-2004. Centro Nacional de Dermatología Francisco José Gómez Urcuyo. 9. 1984-2004. Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. 11. Managua: Facultad de Medicina. Libro del Departamento de Estadísticas. 1982-2004. Gómez Urcuyo FJ.Historia de la Dermatología nicaragüense 8. 10. Libro de Archivos de Recursos Humanos. Recursos Humanos. Libro de Actas de Examen de Posgrado de Dermatología. 13. . 2004. Libro de Registros. Libro de Actas de la Asociación Médica Nicaragüense. Centro Nacional de Dermatología Francisco José Gómez Urcuyo. Ministerio de Salud. Libro de Poemas (inédito). 12. 1984 a 2004.

.

Sin embargo. peruanos. guarda en su interior infinidad de manifestaciones que a través de las razas nativas que la poblaron y que la pueblan constituyen el riquísimo legado del desarrollo de la medicina en todas las latitudes de las Américas. en el segundo. ratificarán este concepto con lujo de detalles. algunos datos fueron recogidos por diligentes observadores como fueron los conquistadores. lamentablemente dejaron escasos testimonios. colombianos. con límites con el Perú y Bolivia. versátil y misterioso por donde se lo mire. malocas paulistas. movidos por sus intereses por esclavizar mano de obra barata. las enfermedades relacionadas a la piel. en el primer caso.APUNTES SOBRE LA HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN PARAGUAY JULIO CORREA A manera de prólogo ■ A manera de prólogo uestro continente. chilenos. país mediterráneo de riquísima y sorprendente historia. por los enfrentamientos entre portugueses y españoles. la cruenta guerra que soportó el Paraguay N 289 . con expresiones testimoniales conservadas en esculturas. Sin duda. por la desatención hacia esos extensos territorios. de los extraordinarios conocimientos que tenían sobre las propiedades curativas de las plantas. Y en la época independiente. los jesuitas. antes de la conquista ocupaba territorios que comprendían gran parte de lo que hoy son Brasil y Argentina. entre otras. a través de sus manifestaciones artesanales. los propios nativos escolarizados y numerosos estudiosos y académicos que llegaron a estas tierras y que en notables trabajos de investigación dieron fe del extraordinario desarrollo cognoscitivo de los naturales del continente. pero fue desmembrándose. cerámicas e inscripciones que muestran. principalmente durante la era pre-colombina y en especial de la raza tupí-guaraní. He preferido denominar a este trabajo simplemente “Apuntes sobre la Historia de la Dermatología en el Paraguay” debido a la dimensión del tema que abarca años de desarrollo de numerosas civilizaciones. las contribuciones de los autores mexicanos. aquellos habitantes de una gran parte del territorio sudamericano. argentinos. durante la Colonia. El Paraguay. principalmente por el empuje de los bandeirantes. entre otros tantos países de la confraternidad latinoamericana. afortunadamente.

a través del estrecho de Behring. Cruzaron por zonas del Pacífico más al Norte. medidos por el carbono 14 son (siempre siguiendo a González Torres): – Isla de Rosas. los mecanismos para combatirlas y sus resultados. Paul Rivet. Las principales fuentes de datos prehistóricos en América son los montículos y sambaquíes y restos hallados en cuevas y cavernas.JULIO CORREA –llamada de la Triple Alianza (Brasil. 2. dolicocéfalos. Argentina y Uruguay)– entre los años 1865-1870. algunas fantásticas. mutiló aún más el territorio y aniquiló a gran parte de la población. Existen también otras teorías. Los numerosos documentos que hemos consultado sobre el período constituyen un conglomerado interesante de informaciones referidas a lo más notable sobre las enfermedades de la piel en nuestro país. 6. aportadas por destacados componentes de estas comunidades. Los pobladores de América vinieron desde Asia por tierra. Los fósiles humanos más antiguos encontrados en nuestro continente. 38. alcanzando diversas alturas de la costa americana. Oceanía. costa californiana. en oleadas sucesivas. Llegaron en embarcaciones desde Polinesia. Migración del hombre australiano a través de la Antártida para llegar al extremo meridional de América. El hombre En América no se han hallado fósiles de homínidos. Texas. pasando por la isla de Pascua. 26.000 según Bates).889 años. sino que llegó de Asia en el Paleolítico superior y en el temprano Neolítico. aún poco diferenciados (con caracteres no muy acentuados de las razas mongólicas y amarillas). ■ LaI. provenientes de tribus primitivas paleoasiáticas del Norte de Asia1. 10. se plantean ciertas dudas sobre la posibilidad de tamaña travesía hace treinta mil años. El objetivo de esta introducción es despertar el interés de los que vienen llegando para que su aporte contribuya a enriquecer aún más la historia de la Dermatología en el Paraguay. con elementos culturales comunes con australianos. Mongoloide (la principal teoría): llegaron desde el Asia por el estrecho de Behring. – De Tule Springs. hace no más de 30. – De Chile. 290 . El hombre americanoamericano La población de América. 4.000 años.000 años (35 a 40. – De Lagoa Santa. Existen también otras teorías de diversos autores. Melanesia.población de América. citados por González Torres. Mi gratitud y reconocimiento a los que colaboraron con este modesto trabajo. el hambre y las innumerables pestes en los campos de batalla.000 años.000 años. Brasil. 22. conforme a los hallazgos arqueológicos y estudios realizados. islas del Pacífico. – De Sandia Cave. La aparición del hombre en América se hizo en época relativamente reciente. 37. 3. del Museo del Hombre y del Museo de Historia Natural de París. – De Lewisville. más tarde que en Europa. Durante la reconstrucción de la patria después del nefasto quinquenio se producen los primeros acontecimientos que marcan los inicios de la historia dermatológica en el Paraguay. Eran hombres de tipo mongoloide. el amerindio no es autóctono. Nevada. para explicar la presencia del hombre americano en el continente. antecesores de los patagones y fueguinos.000 años.000 años. – De Folsom (hogueras de hombres de Folsom) 9.000 años. sumiendo a los sobrevivientes en la desolación y la miseria como consecuencia de las balas. señala cuatro corrientes migratorias: 1.

de baja estatura (1. fuertes.55 a 1. hilado. que alcanzaron Venezuela. áreas culturales. quien realizó una síntesis de las características raciales y socioculturales y de las migraciones de los pobladores prehistóricos del Paraguay. en selvas de América del Sur al este de los Andes. Según Canals Frau. los apaches en el norte de México. Paraguay y NE argentino. el norte de América del Norte hasta el Este (esquimales) y luego migraron al sur (5500 a 5000 a. arawakos. entre ellos. entre otros). Eran buenos navegantes y perfeccionaron sus embarcaciones. poco pilosos). los tehuelches de la Patagonia. tobas y tehuelches.70 m en promedio de estatura.). incas. agrupándolas en tres tipos: 291 . kaingua. de ligero aspecto mongoloide. principalmente. Existían también otras razas que no incluiremos aquí para detenernos más en el análisis y comentario de las naciones que componían las grandes áreas de la América del Sur donde se dieron a conocer las grandes civilizaciones de las cuales descendemos. en América del Sur.000 años a. y por los gé. pampeanos y patagones en las praderas del este de los Andes. Centro América. astas. siriones. Indios subatlánticos o del Atlántico Sur. 3. Chaco austral. que bajaron hasta México. Branislava Susnik. Los actuales representantes de estos grupos son los muscogui y sudástidos en el SE de los Estados Unidos. brasílidos. Están representados hoy por los algonquinos y shoshones de América del Norte. vivían en aldeas. nariz mediana. Pampa y Patagonia. Los hombres del Paleolítico superior aparecieron en el Paraguay hace 6. que habitaban desde Tierra del Fuego hasta el centro del Brasil. tribus de cultura neolítica. Vivían en la selva. C. bastante alejados del mongol. se afirma que también vinieron de la Polinesia. Son los neo-amerindios. divididos en numerosas naciones. huesos. los lágidos (bajos. Desarrollaron las artes y la religión. zonas interandinas. araucanos en Chile. Indios noratlánticos. Para ser más puntuales. 2. en nuestra región Oriental. la cuenca del Orinoco hasta Brasil Central y Oriental. En el Neolítico. los pobladores del Paleolítico superior de América del Sur forman tres grupos raciales. los apaches. cuyos principales representantes eran los pieles rojas. América central. alfarería. en las llanuras de América del Norte. a lo largo del Pacífico Norte hasta California. caribes.000 años. 4. aztecas. por los Andes hasta la Patagonia.C. pastores y ganaderos. conforme acepta la mayoría de los antropólogos: 1. En las Antillas estaban los caribes. mayas. marfil. hasta la costa atlántica. que bajaron por México. guaraní-tupí. paredes delgadas). En el Paraguay aparecieron hace unos 3. los esquimales: amazónidos. Eran braquicéfalos (cráneo más corto y ancho). agricultores.60 m). mesocéfalos. citaremos a la referente obligada de la antropología paraguaya. gé. tejido. delgados. Los patagónidos (altos. desde México. etc. entre otros. cabellos lisos. sedentarios. siriones del oriente boliviano). robustos.Apuntes sobre la historia de la Dermatología en Paraguay Los caracteres antropológicos del hombre del Paleolítico superior son: dolicocefalia (cabeza alargada. Se los llamaba australoides porque aún existen individuos y pueblos con la misma característica antropológica en Australia. cara larga y estrecha. Indios norpacíficos en Alaska y Oeste de las Montañas Rocosas. en grandes casas comunales y agrupamientos aldeanos. Usaban herramientas y armas de piedra pulida. Conocieron y perfeccionaron la cerámica. pilosos: huarpes de Cuyo. con 1. vinieron otras oleadas migratorias que ocuparon Alaska. familias lingüísticas. al oeste de las Montañas Rocosas. Colombia. todos dolicoides: los antepasados de los huárpidos (altos. Las razas amerindias se han clasificado desde diferentes puntos de vista: por áreas geográficas. con la bóveda craneana elevada. pilosos: kainguá. Indios subpacíficos o del Pacífico sur. En la época del descubrimiento de América había en el continente cuatro subgrupos. arcos superciliares acentuados. tenían organización social. parcialidades o tribus.

Tarumá. baja estatura. Nivaclé. Chamacocos. Uruguay y algunas Provincias del Brasil. Por la rápida extensión de la conquista. Los protocarios. Ava-Chiripa.) en el mismo territorio. Colonia. Paraguay. Guerra de la Triple territorio del Paraguay. habitó hace 5-6 mil años a. Santa Catarina y Rio Grande do Sul en Brasil. Descubrimiento. se fusionaron bajo el dominio de los segundos. la gobernación del Paraguay comprendía los inmensos territorios que hoy forman las Repúblicas de Argentina. Guaná. eran agricultores. Los actuales descendientes serían los makã y los mbajáguaikurú. En la Región Oriental.C. Monday. cultura neolítica. siguiendo a Bertoni y Susnik. que entraron en contacto con los kaingang y les impusieron su lengua avá ñe’e. Minas. como también lo son los jíbaro pano. Tocantins) y llegó al Paraguay hacia el año 500 a. Colonia. Son los paleoamazónidos o ava-amazónidos. protomby’a y protocarios. Toba. delimitados por ríos. Alianza (1865-1870) Independencia. entre otros. hacia los Andes y los arawak. C. adonde se trasladan los pobladores de Buenos Aires en 1541. y desde los Andes hasta el 292 . mencionamos las parcialidades que viven allí actualmente: Ayoreos. El pámpido: habitó hace 5-6 mil años a. llanos de Colombia y Venezuela hasta el Amazonas. Jakui-Tape. Bolivia. colonizadores y misioneros españoles y portugueses. entre otros. de características físicas y culturales paleolíticas. bajó por los afluentes (Madeira. 2. Se citan otras parcialidades que incluyen a los guaraní-tupí. Argentina. Guarambaré. Los dos grupos. Xingú. Tapajos. Toba-lengua. Iratí. Tapieté. fueron contactadas por los descubridores. se impusieron a los anteriores. estados de Paraná. hasta el extremo meridional de América del Sur. Tobati. ■ El II. Citaremos algunas de las principales. agrupados en aldeas (tekoja). en multilinajes (ñandurá). Varias parcialidades. Practicaban la poligamia y el rapto de mozas con fines de alianza. El amazónico: 3000 años a. Poblaron la zona del río Paraguay y afluentes. Sanapaná. lagunas y bosques.JULIO CORREA 1.C. De tipo racial proto-malayo mongoloide. Los guarani-tupí son racialmente amazónicos. conquistadores. de parentesco político (tovajá) y de ayuda mutua. los Yguazu. hacia occidente. Choroti. 3. El lágido (por los fósiles encontrados en Lagoa Santa. fusionándose con ellos. el primer gobierno instalado por los españoles en las regiones del Paraná fue el de Asunción del Paraguay. que alcanzando las nacientes del Río Paraguay se dispersaron por afluentes hasta el Paraná y costa Atlántica. Tape. Territorio del Paraguay: Descubrimiento. y Misiones. Todos ellos ocupaban territorios definidos. Estaban organizados en grupos de un solo linaje en una casa comunal. Lengua. Entre los migrantes avá-amazónidos se distinguen dos ramales importantes: 1. De cultura neolítica. Akaray. Brasil). los Pa’i-Tavyterã. en Chaco y la Pampa. En territorio paraguayo. en el Chaco. Paranae o Paranaygua. ocupadas entonces por los españoles. C. Chiriguanos. Guerra de la Triple Alianza (1865-1870) En el siglo XVI. se comprende fácilmente que con el nombre de Paraguay se designaban por regla general los territorios situados desde el Perú y el centro de Bolivia al norte. los cuales se habían diseminado por los territorios actuales de Brasil. Los protomby’á. con especial referencia a la Provincia del Paraguay: Kario. Región Occidental. 2. Eran agricultores. cruzó el istmo de Panamá. braquicéfalos. Anguite. Araguaica. Guyrae. en la región oriental del Paraguay. para constituir la gran nación guaraní. serranías. Teniendo presente esa organización de nuestras antiguas casas en aquellos vastísimos países. con un jefe (mburuvichá). Guaraní. Independencia. Argentina. Mbyá-Guaraní.C. Ache-Guayaki. Makã. caribes. de asentamiento más reciente (menos de 500 años a. que constituían la nación guaraní. siempre comandados por caciques cuyos nombres se constituyeron en leyenda por la férrea defensa de sus territorios frente a la pretensión extranjera.

Augusto Roa Bastos: “una isla rodeada de tierra”. Ciudad Real. En 1562 se produjo la primera desmembración. El Paraguay quedaba así envuelto para siempre en la asfixiante atmósfera mediterránea. Corrientes y Concepción del Bermejo y la nueva Provincia del Guairá. Pero si en aquella cédula no se especificaban divisiones geográficas sino 293 . Cuando el Rey Felipe III firmó la desdichada Cédula Real del 16 de diciembre de 1616. obligados por la necesidad de dar coberturas al territorio y poner corte a la obstinada presencia portuguesa sobre los límites de éste. el destino del Paraguay quedó a merced de sus vecinos del Sur. que se quedaba con Buenos Aires. Figura 1. En virtud de ello no sólo perdió extensas zonas territoriales. sino que le fueron cercenadas parcialidades vitales para su existencia. La segregación amazónica y de la zona de Cuyo. cuyos efectos sufrimos hasta el presente3.se repetiría algunas veces más. Pero apenas comenzaban a surgir nuevas ciudades. político y social. si así podemos llamarlo. rescatamos lo siguiente: La provincia gigante de las Indias inicia la decadencia con las primeras mutilaciones territoriales. providencias y dictámenes de quienes manejaban a tientas el destino de las Colonias. Empezó pues a llamarse “Provincia de Paraguay” (Paraquaria en latín) y con ese nombre perseveró hasta que fue expulsada la Compañía por Carlos III2. situación a la que fue destinado por muchos desaciertos de gobernantes de turno y elementos extraños a las autoridades españolas. al constituir una provincia religiosa en aquellas regiones en el año 1607. Fue una consumación “ladina” de Ñuflo de Chávez. Detalle que –en perjuicio del Paraguay. tomaron para sí la denominación civil que entonces prevalecía en el territorio ocupado por ellos. los Jesuitas. integrada por Villa Rica. situación que ha determinado la acertada expresión de la relevante figura literaria del Paraguay. la de Santa Cruz de la Sierra. se manifestaron los inconvenientes. Estas afirmaciones corresponden a la monumental obra dedicada a la historia de la Compañía de Jesús del Padre Antonio Astrain S. En el vasto y criterioso trabajo del arquitecto e historiador Jorge Rubiani sobre la guerra de la Triple Alianza encontramos las siguientes aseveraciones: La desmesurada extensión de la Provincia no generó ningún problema en tanto su población se concentraba en el cerco marcado por la solitaria presencia de Asunción.Apuntes sobre la historia de la Dermatología en Paraguay Océano Atlántico. a las cuales se agregó. desde el punto de visto económico. Por disposiciones. En cambio. agraciado con el histórico desconocimiento de las autoridades sobre las peculiaridades de los territorios bajo su mando. Xerez. Cuatro desmembraciones graves sufrió el Paraguay. no influyeron en la continuidad de la nación. lo que restaba de la antigua Provincia Gigante de las Indias se dividió en dos: la del Río de la Plata. casi subrepticiamente. nada menos que la ciudad de Asunción. el cercenamiento del litoral atlántico y de las Provincias del Sur fueron casos de verdadera conmoción orgánica para la provincia. por ejemplo. Santa Fe. como en todo ese país la principal gobernación era entonces la de Paraguay –puesto que la de Tucumán era inferior y la de Buenos Aires no se fundó hasta 1617–. González sobre las causas y consecuencias de la mediterraneidad del Paraguay (figura 1). con ser importantes por su vastedad y riquezas. J. Del análisis meduloso que realiza el investigador Luis T. Mapa colonial de los límites de la antigua Provincia del Paraguay Los acontecimientos que mencionaremos a continuación explican en forma fehaciente las causas que han llevado al Paraguay a su enclaustramiento geofísico. así sintetiza las dificultades del derrotero angustiante de su tránsito interminable hacia el horizonte de su consagración definitiva.

sino también siete pueblos de las Misiones Jesuíticas4. Respecto de los acontecimientos diplomáticos ocurridos en la posguerra de la Triple Alianza. firmado con Portugal más de un siglo después. el árbitro elegido fue el Presidente de los Estados Unidos. Como medida salomónica. Esta pretensión quedó firme en el Tratado de enero de 1872. por la falta de cooperación de la Corona española y por las actitudes ocupacionales de los portugueses. coincidentes con los del distrito del Obispado. Rutherford B. Se realizaron nuevas negociaciones que concluyeron con el acuerdo suscripto por el paraguayo Facundo Machain y el argentino Bernardo de Irigoyen. representante paraguayo. España abandonaba los territorios que ya había perdido de hecho: los que habían quedado bajo el amparo de la demarcación establecida en el Tratado de Tordesillas en 1594. Bernardo de Velazco fue el último Gobernador español. tampoco se manifestaban límites precisos. Uruguay y Paraguay4. en el Chaco Occidental. Yberá. sin embargo. aunque quedaba establecido que la línea divisoria entre las dos provincias eran “el río Bermejo y el Paraná central”. el mismo Monarca adscribe dichos pueblos a sus territorios originales y designa a Don Bernardo de Velazco como “Gobernador militar y político e Intendente de la Provincia del Paraguay y de los 30 pueblos de las Misiones de los indios Guaraníes y Tapes del Paraná. El 20 de mayo de 1875 se firmó un tratado de límites por el representante paraguayo Jaime Sosa y el representante argentino Carlos Tejedor. Los mismos eran los acordados en los Tratados de 1750 y 1777. repartidos en varias naciones y con nombres definidos que manifiestan múltiples expresiones de 294 . se llevó a arbitraje la franja aludida entre el río Pilcomayo y el río Verde.JULIO CORREA de gobierno. Los guaraníes: la medicina empírica y su a las enfermedades generales y ■ Los guaraníes: lamedicina empírica y su aplicación aplicación a lasde la piel enfermedades generales y de la piel Hemos visto la extensión del territorio que ocupaban los guaraní-tupí. Uruguay e Ibycui. Mirinay. que falló a favor del Paraguay5. Hayes. río Paraná. y que tuvieron como terreno de negociación los términos del Tratado de la Triple Alianza. El Brasil conviene en fijar el Río Apa como límite entre el Paraguay y Brasil. el Rey Carlos III elevó a la categoría de gobernación independiente los 30 pueblos de las antiguas misiones del Paraguay. ampliando su territorio los argentinos hasta el río Pilcomayo. firmado entre el Barón de Cotegipe y Carlos Loizaga. Este tratado no fue aprobado por el gobierno del Presidente Juan B. lo que significaba la cesión de territorio paraguayo. durante su mandato se produjo el movimiento libertador del 14 y 15 de mayo de 1811. Por el Tratado de Madrid. Pero en 1803. No iba a ser ése. Se cita también el Tratado de San Ildefonso del año 1777 en relación con la demarcación de límites. el último golpe destinado a afectar la integridad territorial de la Provincia. En relación con la divisoria entre el Paraguay y las Provincias del Sur establecían la siguiente línea: el río Bermejo. cediendo el Paraguay su territorio hasta el río Verde. ante las desavenencias entre el Brasil y Argentina por la colisión de intereses en pugna. mencionaremos los hechos más notorios suscitados en un marco difícil de negociaciones. Por este documento fueron fijados los límites. fecha en que el Paraguay logra su independencia de la Madre Patria. que establecieron definitivamente los actuales límites de la República del Paraguay. En la considerada séptima sustracción territorial sufrida por la provincia y con la promulgación de la Ordenanza del 17 de enero de 1782 se instituía Asunción como capital de la Intendencia del Paraguay. Gill. Dos años después. El nuevo tratado entrega a Portugal no sólo extensos territorios del Paraguay (…). hasta el nacimiento de éste en el nudo grande de la sierra Santa Ana y una línea que de allí parte hasta frente a la desembocadura del Pepiry Guazu en el Uruguay. siempre favorables a la corte de Lisboa. III.

que constituyen hoy día reflejos constantes de un período refulgente de nuestros ancestros.6 La determinación y las diferentes estrategias usadas por cada pueblo fueron el resultado de la realidad del momento. mediante un enérgico lavado. Cuidaban también mucho de sus uñas y no menos de los pies. de carácter pacífico. principalmente. extraño pero no desagradable a la vista ni al tacto. se bañaban en los ríos por más frío que hiciera. La extraordinaria longevidad de los guaraníes se debía al extremo cuidado por la práctica de la higiene. que había que saber administrar para preservar con dignidad la raza amenazada. defendiendo con celo el territorio donde habitaban. en cambio. esta operación diaria era obligatoria entre los karaives y los guaraníes del Norte y parte del NE. que vivían de la caza de los montes. produce una materia colorante que se forma en torno de las semillas. En Antillas y en todo el Norte de este continente se emplea como azafrán en muchas comidas. La cuestión de la vestimenta nos lleva a hablar de la urucuización. Los chiriguanos se limpiaban la cabeza mediante las semillas machacadas de ñandihra. Cada mañana.Apuntes sobre la historia de la Dermatología en Paraguay organización social. Ninguna parcialidad guaraní andaba totalmente desnuda. Esa operación les proporcionaba una defensa contra los malos efectos de la lluvia. les preservaba de la picadura de insectos. Bertoni. de sanguinario y de cruel y que los individuos de esta raza fueran considerados como bestias feroces. muy general. debía llevar toda impureza de la piel. sus descendientes directos. todo varón karaivé se hacía frotar el cuerpo con un ungüento hecho de aquella materia. con sus creencias religiosas definidas. Pueblos enteros que vivían identificados con la naturaleza indómita que los rodeaba. El aseo del cuerpo era costumbre generalizada. Se fusionaron los atributos de las razas de América y Europa conservando las virtudes de cada linaje. la energía y el tesón con que defendían la libertad y su independencia. La vida ordinaria de nuestros karaivés era de 150 años o más. domesticaban animales salvajes. que trabajaban la tierra. El urukú o bixa orellana es un árbol geotrópico común. después del primer baño y antes de secarse al fuego. cita a Carlos Cuervo Márquez para dar una semblanza de la raza: El indomable valor. citado por Bertoni). El mejor conocedor moderno de la raza que fue la más civilizada de toda la parte occidental de nuestra América no exageró al decir de los guaraníes: “Fue uno de los mayores y más notables pueblos de la tierra” (General Couto de Magalhaes. pero la desnudez relativa fue. al renovarse cada día. vivían en comunidades numerosas y pequeñas. empastada con un aceite generalmente de palma. la ferocidad con que en sus represalias respondieron a la crueldad implacable y a la inaudita perfidia de los europeos hicieron que muy pronto el nombre “caribe” fuera sinónimo de valiente. también debían convertirse en guerreros. Estos habitantes de la tierra tuvieron que enfrentar situaciones difíciles como consecuencia de la actitud de conquista y dominación por parte de españoles y portugueses. administrativa y de costumbres. contra los ardores del sol y el frío en ciertas noches y por último. Moisés S. económica. La urucuización debía oponerse también a una transpiración excesiva que pudiese ser causa de debilidad y. Como resultado todo el cuerpo. la desesperada guerra a muerte con que trataron de resistir la invasión europea. bastante lustroso. presentaba un tinte colorado pálido especial. O Selvagem. cuando se convencieron de que se presentaban como conquistadores para despojarlos de sus propiedades. Tan repetida fricción aceitosa debía detener también el 295 . El mestizaje fue incontenible. que cultivado por los indios llega hasta regiones serranas. política. arrancarlos de sus hogares y reducirlos a la más dura esclavitud. pues toda mancha de la piel o cicatriz quedaba borrada y el cutis muy finamente satinado. que dominaban los ríos y arroyos. a la vez que más blando y fuerte. cuya destrucción era permitida y cuya esclavitud era decretada. sabio suizo de vida y obra paraguaya. inclusive el rostro. en su libro La civilización guaraní.

Al nacer cada hijo varón. aun cuando no fueran curativas. dos místicos y uno de orden higiénico para remediar el excesivo cansancio. y a veces el paciente debe permanecer durante varios días en cama. la sangre mana lo suficiente para mojar toda la zona afectada. Simaba) era muy usado para desinfección de la piel y preservación contra la picadura de los insectos y mosquitos. Con la escarificación se efectúa evidentemente una descongestión local. debía recogerse sangre para marcar con ella al recién nacido y comunicarle de esa manera una parte del espíritu del padre. La escarificación se hacía mediante diente de akutí. observador inteligente que disponía de un 296 . En algunas colectividades –quizás en todas–. al punto de pintarse a veces con él todo el cuerpo. no parece que haya otra explicación sino que con la sangre y la linfa se expelen también las toxinas y ciertos residuos que se van formando en los músculos sometidos a un trabajo excesivo. Éstos fueron por lo menos seis: tres curativos. Por ejemplo. la escarificación constituía una práctica general y característica. con la segunda. el jugo del fruto del ñandihpa-guazú o genipapo (Genipa americana) era empleado con frecuencia como desinfectante de la piel en ciertas enfermedades. desde las espaldas hasta las nalgas y en algún caso. el peligro metapsíquico que evitar u otros motivos de este orden. siendo todavía de uso general la primera especie.JULIO CORREA endurecimiento senil. aguijones de palmeras. a consecuencia de los ejercicios que hasta una extraordinaria edad les permitía la soltura del cuerpo. la sangre corre abundantemente o chorrea. como se hacía con las sanguijuelas y las ventosas escarificadas. Conviene destacar que las escarificaciones constituían al mismo tiempo extensos revulsivos y como eran bastante frecuentes. de pedernal. el alma. un indígena reconocido en la comunidad. debían influir en la conservación de la salud general del cuerpo. Según fueran más o menos profundas las incisiones se dividían en tugwihkih y tugwihka. La primera forma basta generalmente para remediar el cansancio y puede repetirse a menudo. las pantorrillas. a juzgar por las numerosas señales indelebles que los habitantes presentaban. En cuanto a saber cómo la descongestión puede eliminar el cansancio. espinas de pescado o semejantes. de acuerdo con las regiones. La parte generalmente afectada es la posterior. Pero se sabía y aún se sabe cómo curar tales heridas de manera que casi no quede cicatriz. según la falta a expiar. tanto el superficial y venoso como el interno. en la primera. costumbre que se ha conservado. el error que purgar. Al ser admitido a la mayoría de edad. el padre se hacía otra escarificación. Sólo en caso de enfermedad se aplica donde el mal está. pues se consideraba que en la sangre esencialmente está la vida y en el corazón. La segunda deja mal durante una o dos semanas. que debía aquilatar su resistencia a los sufrimientos. boca para abajo. el Barón Nordenskiold alaba mucho su empleo entre los guaraníes. llamado también palo amargo (Picrasma palo-amargo) así como el de otras especies simarubáceas (Simaruba. De un extremo a otro del dominio karaivé-guaraní. y se ha conservado siquiera parcialmente en todas las entidades libres actuales. el varón debía someterse previamente a uno de los tratamientos más rigurosos. con este fin se lo curaba rápida pero muy dolorosamente. Es necesario tener presente que tenía varios fines. o costados de tacuarembó o de hojas cortantes. la revulsión resulta aún más poderosa. Cabe destacar que entre los guaraníes el arte de curar era practicado por el payé. En algunas regiones parece haber sido éste el caso más común. más rigurosa cuando se trataba del primogénito. Lo fue en todo tiempo. que parece ser la más activa y llega hasta el Sudeste del Paraguay. Cuando no se activa la cicatrización por medios artificiales. pues en este caso las heridas sanan más lentamente y siempre con alguna supuración. El decoctado de Paraih. Quassia. El agua hervida era también considerada acertadamente como medio para conservar la asepsia y desinfectaban con ella las superficies enfermas. Ciertas sustancias eran empleadas como desinfectantes. La escarificación expiatoria revestía formas diferentes y era de distinta intensidad. con varios procedimientos y un ritual especial para cada uno de los objetos que se proponía.

tiene a veces carácter epidémico y ataca a todos. El sudor corre todo el cuerpo y luego por el fondo del horno. ciertos abscesos merecen nuestra atención. y que es una costumbre supersticiosa de origen europeo): “El tuvichava. y como algunas naciones guaraníes la llamasen “piã”. El horno se hace de barro ordinario. Conocían perfectamente el paludismo. que yo sepa. Apagado oportunamente el fuego y tanteado el calor interno. también suele ser médico. con sus manifestaciones generales y la periodicidad de las crisis. mientras los nacidos comunes persiguen más a los de raza blanca y no aclimatados. se encierra a éste completamente en el horno y se tapa con barro amasado dejando dos agujeros o una abertura. Su acepción no es idéntica en todos los países ni parece que lo fuera tampoco antiguamente. Inmediatamente los enfermeros deben cubrir al enfermo con ponchos y mantas de lana y al mismo tiempo enjugar todo el cuerpo. En relación con la lepra. para ver si el paciente podrá soportarlo. Nadie ha visto un caso de escrófula. Enseguida de construirlo y cuando el barro está mojado (no se debe dejar secar). Que resulte eficaz y definitivo. Se seca refregando enérgicamente con tejidos de algodón. con el método de la sudación a chorro. por poco que sea. a quien seguimos en este capítulo. para mirar y respirar. Uno especialmente. entre los indios de raza guaraní. se le pone fuego liviano. La enorme tensión del vapor. Bertoni habla detalladamente del tratamiento empírico. sea lenta y gradual. No puede ser tomado como sinónimo de “hechicero”. de versatilidad signológica sorprendente. Es indispensable obrar rápido y que el sudor sea secado sin que el cuerpo se enfríe ni reciba corriente de aire. si el tiempo no es caluroso y hay algún viento. esto puede hacerse con hojarasca o paja. conforme la variedad de parásitos. Es notable lo poco que los escritores antiguos se ocuparon de la mayor parte de las