Está en la página 1de 172

AUTORA: JENNA PETERSEN

TITULO: LECCIONES DE UNA CORTESANA


TITULO: LESSONS FROM A COURTESAN
TRADUCIDO POR: Grupo de Traducciones Constanzaenglish
GENERO: HISTORICO ROMANTICO
CONTEXTO: INGLATERRA , 1812
PROTAGONISTAS: Justin, el Conde de Baybary y Victoria Talbot

Lección 1: Todo hombre ama un misterio.

Una vampiresa escandalosa llamada "Ria" electrificó


a la nobleza londinense . Cada caballero en Londres la desea; cada mujer la
envidia. Y todos ellos están desesperados por saber los secretos de la
seductora y bella cortesana . Todos excepto Justin, el Conde de Baybary. El
sabe todo sobre Ria. El ha conocido cada centímetro de su sedosa piel , el
sabor de sus labios deliciosos . . . en su
noche de bodas .

Lección 2: La venganza es un plato que se sirve frío, pero que se prepara con
la calentura y el enojo que produce la traición.

El padre de Victoria había arreglado del casamiento y ella se había rendido


completamente a la pasión con Justin en la noche de bodas. Cuando él la
abandonó a la mañana siguiente , ella juró que nunca más lo dejaría entrar
en su cama. Ahora que Victoria tiene otras razones para volver a la ciudad,
y disfrutará atormentando a Justin , dejándole ver el modo en que otros
hombres la codician .

Lección 3: Ningún hombre puede hacerte perder el control . . . a menos que


vos lo dejes. Y para evaluar “si lo dejas” debes calcular cuanto placer esa
relación te traerá.

Estar lejos de Justin es una tortura insoportable para Victoria . . . y el


perdón la llevaría a un éxtasis inimaginable .

Lección 4: Aplicar todas las lecciones juntas

Lección 5: Leer este libro para aprender más lecciones


LECCIONES DE UNA CORTESANA
JENNA PETERSEN
PROLOGO

Lección: Cuando un marido te ofrece una casa confortable, criados, dinero y el


poder de manejar la casa completamente a tu gusto desconfía de lo que te va
a pedir a cambio.

1812
Para mañana por la mañana, ella no sería virgen. Victoria Reed — no!—
Victoria Talbot se miró fijamente en el espejo. Cómo podía estar tan tranquila
cuando en unas pocas horas más , todo su mundo sería completamente
alterado?
Tenía un nuevo apellido y una nueva casa. Y hasta tenía un título. Lady
Baybary. La Condesa de Baybary.
No sonaba correcto. No era correcto.
Victoria cubrió su rostro con sus manos. Sólo un mes atrás, había tenido una
vida normal. Si, había tenido que soportar las juergas, las borrachera de su
padre, pero estaba acostumbrada a esas cosas.
Y entonces , aparentemente de la nada, su padre se había a ella con la noticia
de que había arreglado el casamiento de ella con Justin Talbot, el Conde de
Baybary y el hijo de del ex mejor amigo de su padre. Un hombre al que él
ahora menospreciaba y maldecía regularmente. Cuando ella se atrevió a
preguntar cómo y por qué había escogido ese candidato , sólo recibió una
gran bofetada y ninguna respuesta adicional.
Y ahora aquí estaba ella , sentada en la habitación de la extensa propiedad
rural de su nuevo marido mirándose al espejo. Y preguntándose en qué clase
de problema su padre la había metido.
Voces fuertes viniendo de afuera de la puerta interrumpieron sus
devaneos . Ella se puso de pie y
dio un paso . Aunque no podía distinguir las palabras siendo dichas, ella
reconoció el sonido de la cadencia mal articulada de su padre. Él estaba
borracho nuevamente.
La voz de su compañero también sonaba asombrosamente familiar. Era la
de su nuevo marido. Aunque ellos habían conversado – como mucho – doce
veces en el último mes, su voz ya le era reconocible en un segundo. Oscura
y ronca, un estruendo bajo que venís desde la profundidad de su pecho.
Las voces subieron su volumen. Ellos estaban discutiendo. Victoria se movió
en dirección a la puerta y se inclinó
más cerca . Sólo Podía distinguir el tono enojado y palabras suelta como
borracho , anulación, esposa, y secreto . Ella se estremeció con cada una de
ellas.
Justin Talbot había estado sorprendentemente silencioso respecto al asunto
del casamiento, ofreciéndole educados y vacíos intercambios de palabras
corteses cuando ellos estaban a solas . Victoria había asumido que ese
casamiento era algún tipo de acuerdo de negocios, pero ahora se preguntó
… si él estaba siendo forzado a esa unión matrimonial tanto como ella
había sido?
Y si ese era el caso, cómo la iba a tratar? Ella no había logrado determinar
el verdadero carácter de su prometido hasta ahora.
Antes que ella pudiese ponderar esa idea problemática con más
profundidad, la puerta contra la cual estaba apoyándose fue abierta y
Victoria tropezó hacia adelante . Los brazos fuertes la atraparon cuando su
frente fue a chocarse contra un pecho ancho y tibio. Bien , no había como
negar que había estado espiando a Justin y a su padre .
Lentamente, ella miró hacia arriba y encontró los ojos de su nuevo marido.
Cielo Santo , él era un demonio muy guapo con sus facciones severamente
definidas, su mandíbula fuerte, y sus labios sensuales.
Si tuviese que describirlo en una palabra, habría sido oscuro. Cabello
oscuro, ojos oscuros que escondían sus emociones convenientemente, y una
aura oscura que parecía rodearlo . Con una sola mirada , hasta un inocente
podía ver que él era un hombre de secretos, de vicios, de todo lo que su
reputación hablaba y mucho más.
Victoria se enderezó y tambaleando dio algunos pasos atrás. Él no dijo nada,
simplemente la miró fijamente … esperando.
“ Yo ... yo oí voces,” ella balbuceó, odiando el calor que inundó sus mejillas.
Ella no quería mostrar esa debilidad. “No estaba intentando espiar.”
“ No ?” él preguntó, su tono muy medido. No había ninguna señal de que
estuviese divertido , enojado u ofendido. “ Y qué oíste ?”
Ella sacudió la cabeza, negando . “Nada.”
El la observó por un momento largo, como si estuviese juzgando la verdad
de esa declaración. Entonces él entró en la habitación y cerró la puerta
detrás de él. La Miró fijamente , su mirada recorriendo su cuerpo con una
demorada posesividad quela hizo ponerse rígida. Él la estaba evaluando,
como alguien haría con una vaca o un caballo!
Peor aún , tan enojada como ese pensamiento la puso, Victoria se preguntó
como habría salido de esa evaluación. El , un hombre con la reputación de ser
un amante experto y voraz. Ella, una mujer vestida con un camisón de
algodón blanco.
“No necesitas mirarme como si yo te fuera a estrangular en la cama,” él
dijo en voz baja . “No tengo ninguna intención de dañarte . Las voces que
oíste eran la mía y la de tu padre.” Su mirada oscura se hizo mucho más
oscura. “El Señor Reed simplemente nos estaba saludando antes de partir
hacia la posada.”
Ahora los ojos de ella estaban estrechados con descreimiento. “ Lo que
estás describiendo no suena para nada como algo que mi padre haría, Lord
Baybary. Y ustedes dos no estaban exactamente despidiéndose
amigablemente . Ustedes estaban discutiendo.”
Su mirada, que había estado fija en la botella de whisky que estaba del otro
lado del cuarto, observó brevemente el rostro de ella , y su expresión fue
una de sorpresa. Nuevamente, el estomago de Victoria se apretó con
ansiedad. Ella se había comportado impertinente. Quién sabía qué castigo él
le daría por eso ?
Pero él no rugió ni la golpeó. Por el contrario , Justin sacudió la cabeza y
lanzó una carcajada . “ Siempre aprecié el espíritu en una mujer.”
Victoria apretó sus labios . “ Yo no encuentro divertida esta situación, mi
lord . Si vos, de alguna manera , fuiste forzado a casarte conmigo, yo te
exijo la verdad.”
Su risa se debilitó , y él la miró nuevamente. Otra vez, sus ojos estaban
evaluando, pero esta vez no era su cuerpo lo que él estaba considerando .
Era algo más profundo. Su determinación , tal vez. Su carácter, muy
probablemente . Pero él no dio ninguna señal externa sobre sus
conclusiones.
“Primero, deberías llamarme Justin,” él dijo. “ Estamos casados, y la
pretensión de usar los títulos entre nosotros me parece tonta. Segundo,
realmente no importa cómo o por qué llegamos a esta ‘unión.’ Ahora
estamos aquí , legalmente casados. Bien, casi legalmente. Una cosa queda
por ser hecha para hacer legal el matrimonio.”
Victoria lo miró fijamente y observó como su mirada se deslizaba
intencionalmente hacia la gran cama .
Sus cejas se curvaron , y él permaneció mudo mientras ella miraba
fijamente el mueble . Su cama. Cuántas otras mujeres habrían compartido
esa cama antes que ella?
Cuántas la compartirían después de ella ?
“Si, ” ella dijo finalmente , aclarando su garganta para que su voz no
temblase. Y sin embargo, lo hizo. “Está este tema ... . Eh .. eh, mi padre y
mi criada me contaron un poco sobre que ... voy a experimentar esta noche .
Me doy cuenta que es mi deber, y te aseguro que haré lo mejor para
soportar esto.”
Las cejas de Justin se curvaron mucho más alto , y él
dio un paso en dirección a ella. Lentamente él extendió su mano y tomó su
mentón . Inmediatamente una oleada de aprensión y pudor invadió a Victoria,
tomándola por sorpresa y haciéndola sobresaltar un poco ante ese contacto.
“Sabes, eres muy adorable,” él dijo ausentemente , como si él nunca hubiese
notado eso antes. Su dedo pulgar dibujó círculos suaves contra su mejilla. “
Deberías olvidarte de cualquier tontería que te hayan informado, Victoria.”
Ella tembló cuando su nombre pasó por sus labios . Él siempre la había
llamado lady Reed en el pasado
. Había algo innegablemente sensual en su voz ronca.
“Debo hacer eso ?” ella casi gritó.
El sacudió la cabeza , y sus dedos se deslizaron por su cabello. Él tocó sus
bucles soltando la cinta celeste con que ella solía atar sus cabellos.
“No puedo imaginar lo que tu padre te dijo respecto a esta noche ,” él dijo. “
Pero sin importar lo que fue dicho , o lo que es verdad o no , cuando vos
estés conmigo, no se tratará de una experiencia que tendrás que ‘soportar.’
Serás una participante mas que gustosa y dispuesta en esta experiencia .”
Victoria abrió la boca para protestar esa declaración arrogante, mas él no le
permitió una réplica. Justin la silenció con un beso repentino. No fue un beso
dulce. No fue un beso tierno . No fue el beso de un hombre cortejando la .
Fue el beso de un hombre a punto de tomarla .De poseerla .
Su boca ardió contra la suya y entonces su lengua estaba adentro, rodeando
su propia lengua, chupándola, exigiéndole que responda. Victoria se vio
forzada a levantar sus manos hacia su pecho y a aferrarse a la tela de sus
solapas.
De la misma manera que repentinamente había comenzado el beso, Justin
la soltó . La miró fijamente, y a través de su vista borrosa, ella lo vio fruncir
el ceño.
El estaba decepcionado? No, no era eso. Él parecía …confundido, pero sólo
por un momento breve. Justin escapó de esa emoción y dejó que sus dedos
se deslizasen sobre la bata de algodón blanca.
Era un shock ser tocada de esa manera por un hombre que ella apenas
conocía . Y también era algo muy conmocionante. Victoria no pudo evitar
jadear cuando sus dedos acariciaron las capas de tela cubriéndola . Con unos
movimientos rápidos, el algodón cayó en una pila a sus pies, dejándola en
camisón .
El la miró de arriba a abajo , sus ojos oscuros se dilataron con lo que veía ,
luego sacudió la cabeza . “Este camisón no es un bello envoltorio para un
cuerpo tan bello.”
Victoria estaba demasiado perpleja como para dar una respuesta, una que
él no parecía esperar . Justin ya estaba metiendo sus dedos debajo de las
cintas de su camisón y bajándolo .
Victoria tragó en seco. Ahora estaba desnuda delante de un hombre que era
no más que un extraño. Las emociones la bombardearon . Se sentía
Avergonzada al ver su cuerpo
expuesto cuando había sido enseñada a cubrirse por todas y cada una de
las criadas, gobernantas y tías que habían pasado por su vida. Y sentía
ansiedad porque Justin no estaría contento con lo que veía.
Y mas debajo de su vientre , sintió otra cosa. Un espasmo minúsculo que sólo
podía ser descripto como deseo.
“Un cuerpo muy bello, realmente,” él ronroneó .
Victoria se estremeció ante ese elogio.
El la tomó por los hombros y encontró su mirada . “No tengas miedo. Te
daré placer, Victoria. Lo juro .”
Ella sacudió la cabeza , muda, incapaz de hacer o decir cualquier cosa. En
algunos pocos minutos , ese hombre había creado un hechizo potente en ella.
Él dominaba sus sentidos y su razón, haciéndola sólo consciente de la
presencia de él. Mientras la cabeza de Justin descendía, ella brevemente
pensó en que cosa peligrosa era esa , la de perderse completamente con
sólo unas pocas caricias.
Entonces su boca rozó su garganta, y su mente quedó vaciada de todos sus
pensamientos dejando lugar a las sensaciones. Cuando su boca se cerró
alrededor de un pezón, sus rodillas se aflojaron.
El la apretó agarrándola por el trasero desnudo, pegándola contra su
cuerpo mientras chupaba su pecho. El placer se expandió desde ese punto
de contacto,
forzándola a levantar las cadera contra la ingle de él
procurando…algo. Victoria no sabía qué, sólo sabía que hasta ese
momento de su vida ella había estado dormida.
Con un movimiento ágil , él la levantó y la depositó sobre el suave cobertor.
Justin retrocedió y la miró fijamente por un momento largo antes de
quitarse el saco y rápidamente sacarse la corbata, el chaleco, y la camisa
de lino . Victoria se apoyó sobre sus codos mientras él comenzaba a quitarse
el pantalón ajustado. Ella nunca había visto a un hombre desvestirse antes.
Era fascinante observar como se desabrochaba la ropa, revelando lo que
parecían ser infinitos músculos duros .
Nuevamente se le ocurrió que ellos apenas eran un poco mas que extraños.
Ellos no se conocían en profundidad , ciertamente no se gustaban
mutuamente, y sin embargo ellos estaban para unirse no modo más cerca
posible. estaba por…
Su respiración quedó suspendida y su boca se puso seca cuando él pateó
su pantalón . Ese falo musculoso que sobresalía de entre sus muslos fue
donde la mirada de ella quedó fija.
“Tus ojos están abiertos como platos,” él dijo con una sonrisa mientras él se
ponía al lado de ella en la cama. “ Es por esto que siempre evité a las
vírgenes.”
Ella le lanzó una mirada mientras un calor ruborizaba sus mejillas. Sus
palabras le recordaban que mientras ella era inocente, él era ... oh ... tan ...
pero tan experto.
“ Desearía saber lo que estás buscando,” ella dijo, su respiración se hizo
corta . “Pero no lo sé.”
El levantó dos dedos hacia sus labios . “Te gustó cuando te besé?”
La sangre subió a sus mejillas, y ella desvió su cara por pudor .
Lentamente, Victoria sacudió la cabeza, asintiendo .“ Y cuando te toqué ¿ Te
gustó? ”— Justin pasó el dedo pulgar sobre su pezón sensible y erguido—“
Aquí?”
“Si, ” ella logró gemir .
“Entonces no te preocupes por lo que vendrá después. Confía en mí .”
Victoria lo miró a los ojos. Tan oscuros , casi negros. Eran ojos bonitos, pero
no amables.
“Cómo puedo confiar en vos cuando apenas te conozco?” ella murmuró.
El sonrió . “Hay pocas opciones para cualquier de nosotros dos en este
momento . Esto debe ser hecho, también esto
Podría gustarnos mucho.”
El se inclinó hacia adelante y lanzó su aliento sobre su pezón. Su boca se
cerró sobre el una segunda vez, y Victoria se recostó contra las almohadas
con un suspiro impotente.

El placer aumentó naciendo de un punto entre sus piernas. Mientras él


continuaba lamiendo y excitando sus pechos, su mano primero apoyada
sobre su estomago, luego bajó hacia su cadera y su muslo.
A Través de la neblina de excitación , ella apenas sentía los movimientos de
las caricias , sólo las oleadas de placer que esas nuevas sensaciones
causaban. Realmente fue una sorpresa cuando él finalmente tomó su monte
de Venus suavemente.
“Justin,” ella jadeó, abriendo los ojos repentinamente.
Cuando él la tocó allí la profunda necesidad se multiplicó, y el nivel de
placer al punto de ponerla fuera de control .
“Shhh, sólo debes sentir,” él le recordó , anidándose sobre el costado de un
pecho mientras sus dedos perezosamente separaban los pliegues de su sexo,
abriéndola del modo mas íntimo.
Sus manos ásperas la excitaron, acariciándola, y luego él la estimuló
enloqueciéndola de placer . Finalmente uno de sus dedos probó
superficialmente la entrada del canal mojado, y Victoria lanzó un gemido que
pareció hacer eco
a su alrededor .
El la penetraba suavemente , usando el dedo pulgar para masajear el centro
de placer escondido entre los pliegues . El placer aumentó, alcanzando una
velocidad alucinante y la cubrió como una ola en el pico del éxtasis . Con su
espalda y caderas arqueadas , ella gritó, agitándose mientras él la
arrastraba por el placer impiadosamente hasta que Victoria quedó débil y se
recostó contra las almohadas.
Cuando la vista de Victoria se aclaró , ella dejó que su mirada se moviese
lentamente hacia él. Justin la miraba con expresión ilegible a excepción de
el deseo hambriento en sus ojos.
El retiró sus dedos de su ingle , pero ella no fue abandonada por mucho
tiempo. Justin lanzó una pierna musculosa encima de ella y se movió para
cubrirla con su cuerpo duro y caliente. Él tomó la cabeza de ella entre sus
manos y bajó su boca contra la suya. Victoria reflejamente se arqueó contra
él y no se resistió cuando él separó sus piernas con sus muslos.
Ella jadeó cuando la punta dura de su miembro tanteó su entrada, pero el
sonido quedó perdido con un nuevo beso . Justin profundizó el beso, bajando
sus defensas y manteniendo sus miedos a distancia. Él la sujetó y la penetró
.
Un golpe de dolor interrumpió el placer, y Victoria jadeó con sorpresa.
Justin retrocedió y la miró .

“Lo siento mucho ,” él susurró, y su tono era genuino. “No había forma de
evitar el dolor .”
Victoria sacudió la cabeza , aunque estaba azorada por su disculpa. Su criada
le había contado del dolor que acompañaría a la pérdida de la virginidad. Y
también cuan insensibles los hombres podían ser cuando llegaba ese
momento. Pero el dolor que Victoria sintió era tolerable, y se desvanecía
con cada segundo. Justin todavía estaba dentro de ella, observándola ,
esperando que ella se adaptase a las nuevas sensaciones.
Para probar Victoria se movió, apretándose alrededor de él, levantando sus
caderas siempre muy ligeramente. Para su sorpresa, los ojos de Justin se
cerraron, y él lanzó un gemido feroz .
“Con cuidado ,” él murmuró . “Estoy intentando esperarte.”
Ella encontró su mirada , perdiéndose en el placer audaz de estar desnuda de
bajo de él, unida a él.
“Justin,” ella susurró. “No esperes.”
El lanzó una maldición grosera entre dientes , pero no discutió. Él retrocedió
y se deslizó hacia adelante nuevamente. La segunda embestida no le dolió
tanto como la primera. La tercera ni siquiera le dolió . Y el resto fue puro
placer.
Victoria enterró sus dedos en su espalda mientras él la penetraba. Ella
levantó sus caderas para encontrar cada nueva embestida , guiándose por
puro instinto. Era asombroso que un acto que le habían informado era tan
feo y doloroso pudiese sentirse tan bien.
El placer que había experimentado antes con las caricias de los dedos de
Justin se hizo mas intenso . Victoria se sintió llegando aun borde , pero esta
vez ella no se preguntó qué era o a dónde lleva . Simplemente se lanzó ,
agitándose y estremeciéndose contra él, moviendo sus caderas
salvajemente hasta que Justin rugió y su semilla se derramó dentro de ella.
Por mucho tiempo ellos yacieron enmarañados, el cuerpo de Justin
cubriendo el suyo deliciosa y eróticamente, sus respiraciones fundiéndose
con un ritmo compartido. Victoria estaba maravillado con el resultado del
acto . Liviana y saciada. Pero ella le habría dado a él el mismo tipo de placer?
Sus ojos se abrieron , y lo encontró mirándola fijamente,. Pero cuando sus
miradas se encontraron , él se levantó , dejándola fría mientras buscaba y
agarraba su pantalón.
“Te lastimé ?” él murmuró sin mirarla .
Victoria se sentó lentamente , observado con decepción como la curva de
sus nalgas desaparecían dentro de su pantalón .
“No . no después de la primera vez .” ella se ruborizó . “ Fue maravilloso.”
El paró y la miró por encima de su hombro. “Bien
. Estoy contento por eso .” Justin aclaró su garganta como si se sintiese
incómodo . “Victoria, mañana por la mañana , con las primeras luces,
estoy partiendo a Londres.”
Ella parpadeó confundida . Su padre la había traído a Baybary, y Victoria
había asumido que ella y Justin pasarían algunas semanas aquí antes de
volver a la ciudad. Pero si él planeaba un retorno tan rápido , por qué sus
pertenencias habían sido desempacadas?
“Vamos a Londres? “, ella preguntó.
Justin vaciló mucho ligeramente antes de negar con la cabeza. “No , yo solo.
Vos te quedarás aquí.”
Victoria contuvo la respiración, pero estaba demasiado sorprendida como
para responder. Cuando ella no llenó el silencio, Justin lo hizo.
“Esta propiedad está bien equipada y hay muchos criados , y yo me ocuparé
de que tengas fondos. Tendrás la libertad de manejar la casa como quieras ,
dentro de lo razonable. Todo está organizado.”
El calor del rubor ardía en sus mejillas cuando él le lanzó una mirada en
blanco. Victoria se aferró a las mantas para cubrirse. Cuando él la miró con
semejante vacío, su desnudez la hizo sentirse avergonzada nuevamente.
“No entiendo ,” ella dijo con tanta calma como pudo.
Justin frunció el ceño mientras cruzaba el cuarto para agarrar la botella de
whisky a la que le había lanzado miradas durante toda la noche . Se sirvió
un trago generoso y lo bebió .
“Ya sabías que este matrimonio era sólo de conveniencia,. Vos misma
dijiste que éramos extraños, sin otro vínculo entre nosotros mas que un
documento legal y una noche juntos.” Justin encontró su mirada con ojos
fríos.
Los labios de ella se afinaron cuando finalmente comprendió . “Entiendo.
Hiciste legal este matrimonio, y ahora me rechazas y me dejas de lado para
volver a tu su vida , sin pensar si quiera en los votos matrimoniales que
pronunciamos esta tarde.”

“Esos votos no tenían sentido.”


Victoria reprimió un jadeo . “Quizás para vos, ellos no lo tenían .”
Justin sacudió la cabeza . “Tu vida aquí no puede ser peor que la que llevabas
en la casa de tu padre. Tendrás dinero y el respeto que deviene de ser una
condesa. Estoy seguro que fácilmente harás nuevo amigos y que estarás muy
cómoda.”
“Sólo seré una esposa en nombre ,” ella dijo, orgullosa de poder mantener su
voz firme mientras se sentía tan humillada.
“ Me temo que esto es lo mejor que puedo hacer, Victoria.” Justin colocó el
vaso de whisky vacío y se encogió de hombros . “ Puedes odiarme si quieres
. Pero partió a Londres mañana.”
Victoria sacudió la cabeza , endureciendo su corazón para no sentir la
decepción que ahora amenazada con embargarla . “Si es eso lo que debes
hacer, entonces yo no me atrevería a interponerme en tu camino. Si ya has
acabado aquí, entonces te deseo buenas noches , mi lord .”
Justin abrió la boca como si quisiese decir algo , pero la cerró . Ejecutó una
reverencia de disculpa y salió del cuarto, dejando a Victoria sola.
Y por primera vez que en su vida, ella verdaderamente se sintió sola en
todos los sentidos.

Capítulo 1

Lección : Todo hombre ama un misterio. Nunca ser obvia ni clara en tus
motivaciones y planes.

Tres años más tarde, 1815

Justin Talbot, Conde de Baybary, entró en el salón de baile aglomerado con


una amplia sonrisa . Examinó la multitud y tubo una sensación de
bienvenidas al hogar. Después de meses en el extranjero, saboreando los
muchos placeres franceses negados por largos tiempos de guerra y discusión,
era bueno volver a Londres.
“Mira quién ha vuelto a pisar tierras británicas!”
Justin giró ante la voz familiar que sonó detrás de él. No pudo evitar sonreír
cuando vio a su buen amigo, Russell Shaw, viniendo en su dirección .
“Cómo lograste apartarte de las bellas francesas , amigo ?”
Justin se rió mientras Shaw le palmeaba la espalda a modo de saludo. “Caleb
me dijo que estarías aquí esta noche .”
Shaw sonrió mientras miraba la multitud. “ Y dónde está tu hermano
menor?”
Justin sacudió la cabeza en dirección hacia donde Caleb se dirigía . “Yendo
a buscar bebidas, por supuesto. ”
“Ah.” Shaw sacudió la cabeza asintiendo . “Pero debes estar exhausto .
Acabas de llegar , verdad?”
Justin encogió los hombros. “ Hace un día que volví , y desgraciadamente
pasé parte de ese día en compañía de mi madre, mi padre, y mi hermana.”
Shaw hizo una mueca . Todos sabían que Justin no era cercano a ninguno
de su familia mas allá de Caleb. Sus amigos hacían suposiciones respecto a la
causa de esa separación, pero ninguno se había acercado a la verdad. Ni
siquiera Caleb, quien continuaba esforzándose para lograr la aprobación de
su familia.
“Pero a pesar de la jaqueca que tengo , Caleb insistió en arrastrarme hasta
aquí esta noche ,” Justin continuó . “El me dijo habría algo que yo no querría
perderme. Se comportó muy en secreto, pero no supongo que vos no vas a
compartir ese secreto conmigo . Qué me perdí mientras en Francia ?”
Los ojos celestes de Shaw se iluminaron con humor. “Por dónde debería
comenzar? Mientras estuviste de viaje hubieron varias peleas de puños, la
mayoría entre borrachos, ...oh, y el viejo Middlemach finalmente descubrió
que su esposa se acostaba con Franklin.”
“Bien , eso iba a suceder tarde o temprano ,” Justin dijo ausentemente .
“Adelaide nunca fue discreta sobre sus asuntos. Es por eso que corté la
relación con ella.”
Shaw sacudió la cabeza , “Lo mismo hice yo . Ella no se acostó con tu
hermano también?”
Justin le dio una media sonrisa de pudor. “Ella se ha acostado con todos
nosotros. Pero, y qué más? Ninguno de que me va a contar cuál es el
misterio que Caleb tejió alrededor de esta fiesta.”
Shaw apretó los labios , pensando por un momento antes que se diese
cuenta de qué se trataba. “Ah, creo que
sé qué está tramando tu hermano. El misterio debe girar en torno a Ria.
Ella es la única otra cosa de importancia o interés que te perdiste en este
tiempo.”
“Ria?” Justin repitió mientras examinaba la multitud de caballeros y damas
que asistían a esos eventos.
Aunque la fiesta se realizase en una casa respetable y había una orquesta
tocando música para una serie de parejas que bailaban , no se trataba de la
típica fiesta pacata y aburrida de la clase alta de Londres. No había
muchachas vírgenes y sus pesadas madres entre los asistentes. Esa fiesta
estaba organizada para la verdadera diversión de los caballeros, una fiesta
con cortesanas , amantes, actrices y cantantes de ópera, todas las cuales
estaban más que dispuestas a pasar la noche en la cama con un hombre.
Adorable.
“Shaw, arruinaste todo!” El hermano de Justin , Caleb dijo mientras
caminaba hacia los dos hombres con bebidas en la mano. Le dio a Justin un
vaso con whisky y continuó ,
“ Yo quería presentarle a Ria a mi hermano. Como un regalo por la vuelta
al hogar.”
Justin sacudió la cabeza con una carcajada . Caleb enredado con una mujer.
Mujeres, alcohol , y naipes
habían sido las cosas que habían perdido a su hermano desde que había
dejado de usar pantalones cortos. Probablemente Justin sería llamado para
solucionar el nuevo problemas antes que su padre lo descubriese y tuviese
una apoplejía.
“Cantante de ópera o muchacha de fantasía en un salón de baile ?” Justin
preguntó, tomando un trago de su bebida.
Caleb encogió los hombros. “Es una belleza. Pero nadie sabe con certeza a
qué se dedica .”
Justin sacudió la cabeza, intrigado. “Qué quieres decir?”
“ Nadie ha oído hablar de esa joven dama hasta hace un mes atrás, cuando
los rumores comenzaron. La gente dijeron que ella había estado viviendo
aislada en el campo con un soldado extranjero que le enseñó todas las
prácticas perversas – pero deliciosas - del sexo en Oriente .”
Los ojos de su hermano se iluminaron. “Entonces los hombres comenzaron a
asegurar la conocían y otros que había estado con ella, y que ella era la
mejor cortesana de toda Inglaterra. Cuando ella apareció en la ciudad un
tiempo atrás, fue un éxito inmediato. Los rumores aseguran que ella está
buscando un nuevo protector. Alguien con un poco más de influencia que un
simple soldado que leyó algunos libros eróticos y pornográficos mientras
estuvo destinado en India.”
“ A mí esa historia me suena como un invento ,” Shaw bufó. “Pero admito
que la mujer es una belleza. Lujuriosa , sensual, tentadora y mas deliciosa
que un buen orgasmo . Si ella conoce la mitad de los trucos sexuales que los
rumores dicen que sabe, yo ciertamente no tendría ningún problema en
olvidarme de su colorido y tumultuoso pasado.”
Justin sonrió. La nueva dama sonaba interesante, y él hacía bastante tiempo
que no tenía una amante fija . Porque amantes de una noche había tenido
muchas . Muy rara vez pasaba una noche sin alguien en su cama. Pero
nunca una misma mujer le duraba más que unas tumbadas. No desde que ...
Justin cortó el pensamiento.
“Entonces , qué piensas , Justin?” Caleb preguntó. “Quieres enredarte con la
dama? No deberíamos hacer una apuesta sobre quien de nosotros la lleva
primero a la cama ?”
“Si, Baybary.” Shaw se rió. “ Te gustaría hacer de esto algo interesante?”
Justin sacudió la cabeza . “No tengo idea de por qué a
ustedes dos les gusta perder dinero. Si esta Ria es la mejor cortesana , como
ustedes aseguran , entonces seguramente yo ganaré. Siempre lo hago.”
Shaw bufó emitiendo un sonido de desdén . “Bastardo engreído .”
Caleb se movió detrás de Justin. “Antes que hagamos una aposta, vamos a
permitirle a mi hermano que vea exactamente en lo que se está metiendo .
Ahí está la adorable Ria .”
Justin se dio vuelta en dirección a la puerta para observar una joven entrar
en el salón de baile. Mucha gente se apresuró a saludarla, Justin sólo
podía ver una parte de su cabello oscuro y de un escote pecaminosamente
bajo. Finalmente los hombres se separaron de ella , creando un claro desde
donde podía mirarla .
El vaso vacío en la mano de Justin golpeó el suelo , los cristales se
desparramaron a sus pies. Ria era la mujer más bella que jamas había visto. .
Pero ella no era una extraña. Ella era la mujer que acechaba sus sueños
desde que la había visto por última vez tres años atrás, desnuda y adorable
en su cama.
Ella era su esposa.

CAPITULO 2

Lección: El dicho dice “En la vida no sólo hay que ser decente , sino también
parecer decente”. Pues vayan sabiendo que los hombres se fijan y se
interesan en las que parecen indecentes.

Victoria disimuladamente tomó una respiración profunda y esperó que


eso pudiera tranquilizarla. Como había hecho desde su llegada a Londres
quince días atrás, cada vez que entraba en una de esas fiestas
escandalosos, pues se sentía aterrorizada de que alguien descubriese que
ella era un fraude. O peor, de que ella hiciese algo totalmente fuera de lugar
y le revelase al grupo de hombres que siempre la rodeaban que sólo había
sido atraído por cuentos inventados sobre su osadía sexual .
Victoria enderezó su espalda y le dio una sonrisa provocadora al caballero
más cercano, y a otro un audaz guiño de ojo. No podía darse el lujo de fallar .
No podía darse el lujo de ceder a sus miedos. Su verdadero propósito al viajar
a Londres era mucho más importante que todo aquello.
Su mirada sutilmente se movió por el salón mientras intentaba determinar si
uno o más de uno de los muchos hombres en los que ella estaba interesada
habían asistido a la fiesta esa noche . Ella hizo una pausa para ofrecer más
sonrisas y saludos a sus admiradores . Cielos, era tan fácil hacer que los
hombres la deseasen . Si sólo hubiese sabido eso años atrás.
Apartando esos pensamientos, Victoria continuó recorriendo el salón con la
mirada , haciendo una lista mental de los caballeros a los que -
especialmente – debía acaparar su atención. Parecía una lista demasiado
extensa, y no estaba segura de estar a la altura de la tarea de tentar a los
hombres más buscados de la alta sociedad .
OH Dios! Se extaba saboteando a sí misma . Las dudas estúpidas causadas
por el recuerdo del último hombre que la había rechazado . Apretó los puños
firmemente. No permitiría que los pensamientos sobre Justin Talbot entrasen
en su mente y la hiciesen cuestionarse su éxito.
Ese hombre ni siquiera estaba en Inglaterra. Sus fuentes le habían dicho que
él estaba de viaje en Francia . Sin duda obteniendo placer con cualquiera
que caminase en dos piernas, tuviese una falda y tuviese una bonita sonrisa.
Una amargura la inundó su boca .
“Mi querido, estás bien?”
Victoria se sobresaltó ante la voz que de repente estaba hablándole de cerca
. Giró para hallar a James St. Mortimer a su lado. El viejo caballero era el
anfitrión de esa fiesta . Uno de los muchos hombres que deseaban su cuerpo
para demostrar que la edad no afectaba su potencia sexual . Él colocó su
mano sobre su brazo, y Victoria luchó contra el impulso de alejarse.
“Si, estoy bien, Lord St. James,” ella dijo con una sonrisa falsa. “ Hay mucha
gente esta noche , verdad ? ”
El asintió con la cabeza mientras miraba los varios grupos de personas y
comenzó con un discurso arrogante sobre la numerosa afluencia de gente
influyente que había logrado reunir en su fiesta . Victoria hizo lo mejor para
ignorar la voz gangosa del hombre.
Dios, cuan tedioso era todo eso. Ningún hombre que ella hubiese conocido
desde su presentación como “Ria” había mantenido su interés por más de
un minuto de tiempo. Todos ellos eran unos idiotas pretensiosos que querían
impresionarla y llevarla a sus camas. Una idea que la hizo temblar. Si su
verdadero propósito fuese encontrar un amante, nunca lo habría hallado allí
en ese grupo de hombres. Gracias a Dios ese no era su objetivo.
“Entonces , ya que soy un hombre tan prominente, a quién puedo
presentarte?” , Lord St. James se ufanó . Él se inclinó un poco más cerca y le
apretó el brazo. “A menos que prefieras estar conmigo , por supuesto. ”
Victoria reprimió una réplica mordaz y suavemente se desprendió de su
asimiento . “Oh, Lord St. James,
me temo que yo fácilmente podría enamorarme de usted, y sería muy
peligroso para mi profesión . Tal vez se mejor que me presente a alguien que
no sea una tentación para mi frágil corazón.”
Esa era la oportunidad perfecta para hacer avanzar a sus verdaderos
objetivos.
“Nombre el caballero que quieres que te presente ,” St. James dijo.
“Bien , Lord ... “ ella comenzó a decir , pero antes que pudiese terminar, los
ojos de su anfitrión se iluminaron.
“Ah, aquí viene uno de los hombres más poderosos de todo Londres.
Seguramente querrás conocerlo.”
Victoria forzó una sonrisa . No estaba en posición de exigir nada a ese
hombre. Todo lo que podía hacer era aceptar sus sugestiones y esperar que
la persona que ahora se estaba aproximando fuese uno de los hombres que
ella quería enfrentar.
Lentamente, Victoria giró enfrentar al intruso. Pero en vez de encontrarse
mirando a un extraño, lo que enfrentó fue un peligro mucho mayor . Sus
piernas comenzaron a temblar y el ritmo de su corazón se duplicó. Era ...
era ...
“Mi querida, puedo presentarte al Conde de Baybary, Justin Talbot. Lord
Baybary, esta es ... “
“Oh, sé quien ella es ella ,” Justin dijo con una sonrisa que congeló a Victoria
hasta los huesos por su falsedad. Ni siquiera llegó a mirar sus ojos oscuros.
El tenía intención de revelar su fraude en público. Habría apostado cada
centavo que llevaba en su bolso que esa era su intención . Su boca, que había
llamado su atención desde el momento en que lo había reconocido , tenía
una torsión cruel . Una rabia que venía desde su alma.
El no tenía derecho a sentir ninguna emoción respecto a ella,
especialmente la posesividad o la rabia. Él había perdido ese derecho con
todos los otros derechos conyugales .
“Ria,” él dijo, suavemente pero firmemente . “ Eres la cortesana del momento
. La mujer que todo caballero quiere …” - él bajó sugestivamente la voz -
“ ... conocer ,” Justin terminó, su tono era seco.
Victoria soltó una suspiro de alivio porque él no había revelado su fraude ,
aunque dudase que él hiciese eso para su beneficio. Justin siempre teve un
motivo egoísta para todo que él fez. Justin estaba protegiendo su propia
reputación o esperando para exponerla en un momento más conveniente.
Lor St. James se inclinó entre ellos y comenzó a charlar con Justin, pero la
mirada fija de su marido nunca la dejó, incluso mientras participaba en una
conversación tediosa con el hombre. Lord st. James parecía no poder
detener su lengua incluso cuando la tensión en el aire era tan denso que
podría cortarse con la daga que ella llevaba en su bota.
Pero por una vez, ella le dio la bienvenida a la diarrea verbal de ST James .
Victoria creó una distancia entre ella y Justin y tuvo un bendito momento
para recobrarse ahora que el shock estaba comenzando a pasar. Lo miró
fijamente , observado cada detalle.
Por Dios, él estaba mas guapo. El tiempo la había cambiado a ella , Victoria
sabía esto. En los tres años desde que ellos habían hablado por última vez,
ella había sufrido de melancolía pero había sobrevivido. Seguramente esa
experiencia la había hecho una mujer diferente a la muchacha que Justin
había seducido. Pero él no había cambiado para nada.
Su cabello estaba un poco más largo , pero cabello largo era lo que la moda
dictaba. Le caía sobre sus ojos con una elegancia descuidada.
No, él no había cambiado . Todavía era arrogante y misterioso, con una
aura de promesa pecadora. Con sólo una mirada , ella sintió todas los
recuerdos cobrar vida Y Victoria se maldijo por eso.
Mientras St. James hablaba sin parar , Justin dobló sus brazos y sacudía la
cabeza mientras su mirada recorría de arriba a abajo su cuerpo. Victoria
volvió a su noche de bodas , cuando él la había evaluado con la mirada antes
de quitarse la ropa. Recordó su inocencia . Eso era algo a lo que ella nunca
volvería.
Frustrada , Victoria comenzó a alejar su mirada cuando vio que él le
sonreía. Le sonreía como si estuviese gozando con su incomodidad,
saboreando el poder que ahora tenía sobre ella . El pánico y el deseo
pasajero que ella había sentido cuando lo había mirado , fue reemplaza
por rabia e indignación. Maldito bastardo. Bien , antes muerta que permitirle
derrotarla . Nunca más . No dejaría que él la alejase de sus objetivos.
“St. James, le importaría si tuviese un momento a solas con…” la voz de
Justin se perdió nuevamente y le lanzó una mirada vacía. “... con Ria.”
Lord St. James los miró rápidamente con una sonrisa lasciva, y luego sacudió
la cabeza . “Claro, por supuesto. Sólo no te olvides de quien te la presentó
, Baybary.”
Justin finalmente quebró la mirada fija que había tenido de rehén a Victoria y
le lanzó a St. James una mirada calurosa. “Oh, no te preocupes. Nunca lo
olvidaré.”
Completamente inconsciente para a ira en tono de Justin , St. James hizo una
breve reverencia y desapareció entre la la gente , dejándolos a solas. O por
lo menos tan solos como se puede estar en medio de una multitud curiosa.
“Qué puedo hacer para vos, mi lord ?” Victoria preguntó, bastante orgullosa
de que su propio tono fuese tan frío como el suyo. Por lo menos el terror , la
confusión y otras emociones contradictorias no se reflejaban en su voz.
Y para su sorpresa y su placer, ese tono frío pareció incitar las emociones de
Justin . Sus ojos oscuros finalmente llameaban con una sugestión de rabia
antes de que él la agarrase por el brazo.
“No en este lugar ,” él gruñó. Justin comenzó a arrastrarla por el salón ,
hacia la puerta de la terraza.

Victoria brevemente consideró resisitirse, pero pensó que era mejor no


hacerlo . Si forcejease en medio de un salón de baile, todos las verían. Eso
provocaría muchas preguntas, muchos rumores. Podría arruinar todo. Era
mejor para enfrentarlo en privado .
Aunque esa idea hizo que sus manos temblase - con el deseo de
estrangularlo y con la necesidad de tocar su piel.
En el aire frío de la noche, Justin encontró un rincón oscuro de la terraza y
la arrastró detrás de una planta , que era el máximo de privacidad que
podrían encontrar en la fiesta.
Cuando estuvo segura de que nadie los verías, Victoria desprendió su brazo
de su mano. Ahora la rabia estaba emergiendo a la superficie, y se permitió
el placer de darle la mirada mas odiosa que pudo recrear . La misma
mirada que le daba a los vasallos e inquilinos que se retrasaban en los
alquileres de las tierras.
“ Por qué me sacaste así del salón de baile? No tienes derecho a ... “ ella
comenzó a decir .
La boca de Justin cayó abierta. “Ningún derecho? Te encuentro en una
fiesta , todos los hombres están babeándose como perros en celo y
compitiendo para ser tu nuevo protector. Y me dices que no tengo ningún
derecho, Victoria?”
Oh, por qué él decía su nombre? En un instante , el sonido de su nombre le
trajo el recuerdo de la noche de bodas y le causó el mismo
estremecimiento erótico que había tenido entonces . Sin importar cuanto lo
menospreciaba y cuan difícil le resultaba a entender Justin Talbot, no podía
olvidar el hecho que ella lo había deseado .
Victoria reprimió esas emociones y sonrió, aunque no sentía ninguna alegría
o placer.
“Qué sorpresa!,” ella dijo , odiando la amargura que tiñó su tono de voz y que
revelaba muchas emociones. “ Recuerdas mi nombre.”
Las manos de Justin se cerraron en puños a los costados como reacción.
“Por supuesto que recuerdo tu nombre,” él gruñó, y ella pudo darse cuenta
que controlar su voz le había llevado un esfuerzo Hercúleo. “Sos mi esposa.”
Victoria vaciló antes de sacudir la cabeza. Eso era demasiado. “No he sido tu
esposa, Justin. No verdaderamente. Y lo que estoy haciendo aquí y con quien
estoy no es de tu incumbencia .”
Ella se movió para pasar al lado de él, esperando pero no verdaderamente
creyendo que él la dejaría partir.
Por supuesto, él no la dejó ir . Con un movimiento rápido, él atrapó por los
brazos. Sus manos estaban calientes sobre su piel desnuda, los de dos de él
la marcaron y despertaron un deseo no deseado por parte de su cuerpo
traicionero.
Justin se inclinó sobre ella , sujetándola para mantenerla en ese lugar . Y
Victoria luchó contra el deseo de levantar su mentón y ofrecerle sus labios
a él. El deseo de saborearlo y ver si todavía sentía lo mismo. Probar si la
perfección de su último acoplamiento era sólo un recuerdo falso creado por
la falta de experiencia sexual y por sus estúpidas esperanzas.
“Quiero saber exactamente qué estás haciendo aquí, Victoria,” él gruñó . “Y
quiero una respuesta satisfactoria.”

Capítulo 3

Lección : Dice el dicho” Nunca intentes dar el paso más largo de lo que tu
pierna lo permite” . Y es cierto . Nunca debes tomar más de lo que puedes
controlar.

Victoria tragó en seco . “Satisfactoria” era una palabra tan cargada de


sentidos , especialmente cuando Justin la estaba tocando de esa manera .
Ella estaba segura de que él la había escogido a propósito. Eso significaba
que Justin podía leer sus reacciones hacia él tan claramente?
El sabía que ella querría enlazar sus piernas alrededor de su cintura ? Dios,
esperaba que no . Saber eso le daría a él aun más poder en esa situación
insostenible. Victoria necesitaba revertir el equilibrio de poder rápidamente .
“Respóndeme , Victoria,” él gruñó .
Ella vaciló ante sonido de su nombre saliendo como miel de sus labios una
segunda vez.
“ No eres una cortesana,” él murmuró.
Ella lo miró con sorpresa. Él estaba sonriéndole con superioridad
nuevamente, de la misma manera que había hecho en el salón de baile. La
arrogancia y la vanidad de Justin le dio la fuerza para superar su deseo e
intentar recuperar el control.
“Te parece que no lo soy ?” ella se rió, colocando sus manos sobre su pecho.
Dios , él estaba tan caliente, y ella podía sentir la fuerza de cada uno de sus
músculos debajo de sus palmas. Luchando por olvidarse de esas cosas,
Victoria lo empujó . Aunque su fuerza física no era comparable a la suya,
Justin soltó sus brazos, y ella finalmente puedo respirar nuevamente.
“Eres tan arrogante que piensas sólo porque vos no me quisiste los demás
hombres no me van a desear ? O crees que porque te olvidaste de mí
todos estos años yo dejé de existir? No sabes nada sobre mí, Justin,” ella
estalló, y la verdad de esas palabras le sirvieron para recordarle que ella
sabía muy poco sobre él.
Su boca se afinó en una línea de disgusto.
“Tienes razón . No te conozco . Nunca lo hice y nunca deseé hacerlo.” Él
retrocedió . “ Pero sé que en tres años una mujer no pasa de ser inocente y
tímida a una seductora descarada.”
Victoria arqueó una ceja . “No ? Y cómo puedes saberlo? Lo único que
conoces y te interesan son tus propios deseos y caprichos egoístas. . No
tienes ni idea sobre mi vida.”
Ni le interesa tu vida, Victoria se recordó a sí misma, aunque en una parte
profundamente escondida de su ser se rehusaba a reconocerlo.
Justin sacudió la cabeza . “ Sé lo suficiente. sé que has asumido el manejo
de mi propiedad, y que has hecho un trabajo muy bueno. Y si hiciste eso,
cómo tendrías tiempo para convertirte en la amante de un soldado y
aprender todos sus trucos sexuales?”
A Victoria le pareció ver un pequeño temblor de rabia en su labio, pero no
podía estar segura. Él realmente estaba enojado porque ella podría haber
tomado un amante? Cómo podía ser? Justin no la quería. Nunca la había
querido. Y Él había admitido sin ningún pudor.
Pero eso no le importaba. Cuanto mas lejos Justin estuviese , más fácil le
sería recordar el verdadero propósito de su venida a Londres. Y ese
objetivo no tenía nada que ver con Justin y los asuntos no resueltos. De
hecho, ella necesitaba estar lo mas lejos de él como fuera posible.
Victoria se había preparado para lo que diría en la remota posibilidad que
fuese descubierta durante ese peligroso juego. Ahora se encontraba
repitiendo las palabras que tanto había ensayado.
“Sabes cuan aburrido es administrar una propiedad , Justin? Y cuan excitante
puede ser conocer a un hombre que ha viajado por el mundo ?” Victoria
sonrió cuando sus ojos se estrecharon. Le gustó poder frustrar a Justin
“Victoria ... “
Su tono era de advertencia, pero ella avanzó . Iba a ir un paso más allá.
“Quería venir a Londres, participar de la excitación y los placeres que se
pueden encontrar aquí.”
“Pero eres una dama de alcurnia . Una mujer con un título de nobleza. Si
alguien descubriese lo que estás haciendo, podría arruinar tu propia
reputación. Ni siquiera eso te importa ?” Justin preguntó, sorprendido.
Victoria encogió los hombros. “ Yo nunca fui muy conocida en el circulo de la
nobleza de Londres . Nunca tuve la oportunidad de visitar la ciudad siendo
adulta, pues nuestro matrimonio fue arreglado antes que yo tuviese la
oportunidad de hacer mi debut social . Mis antiguos amigos que ahora viven
aquí no asisten a este tipo de fiestas que yo frecuento. Y aunque me cruzase
con un viejo conocido yo me ocupé de cambiar mi apariencia lo suficiente
como para que nadie pueda reconocerme.”
Ella vaciló por un momento. Ella se había alterado la apariencia , y sin
embargo Justin la había reconocido inmediatamente. Victoria sacudió la
cabeza mientras murmuraba, “ Realmente me sorprende que vos me hayas
reconocido . Casi ni me mirabas cuando pasabas tiempo conmigo.”
Justin frunció el ceño . “No importa lo que hayas hecho para cambiar tu
apariencia, cualquier hombre reconoce a su esposa.”
Victoria sonrió ante su tono posesivo. “Una vez más, te cuestiono como
puedas llamarme esposa. Nosotros apenas pasamos una noche juntos en
tres años, y vos ni esperaste a la mañana para irte. Y te esforzaste por
olvidarme todo este tiempo, entonces te sugiero que simplemente sigas
haciendo lo mismo ahora. Bórrame a mí y a nuestro indeseado matrimonio
de tu mente . Bastante pronto volveré al campo y todo será normal
nuevamente.”
Sus ojos se agrandaron , enojados y salvajes. Realmente, era la emoción mas
fuerte que ella jamas le hubiese visto. demostrar. Casi estaba orgullosa
haber atravesado la armadura detrás de la cual se escondía Justin . Por lo
menos podía hacerle sentir una emoción fuerte, aunque sólo fuese irritación.
“Entonces no tienes intención de quedarte en Londres en forma
permanente ?” él preguntó, su voz ahora era decepcionantemente serena
aunque el fuego de su rabia todavía ardía en su mirada.
Victoria asintió con la cabeza . No había ningún peligro en esa pequeña
parte de verdad. “No . Como dijiste, manejar una propiedad lleva mucho
tiempo, y tengo deberes que atender en la casa. En algunas semanas,
probablemente me aburriré de este juego y partiré.”
El cerró sus manos en puños a los costados. “Entonces simplemente viniste
aquí para encontrar un amante por algunas semanas y luego partir ?”
Victoria tragó en seco. Esa era la historia que ella misma había inventado , o
no ? La historia que Marah la había hecho practicar cien veces en el camino
a Londres y desde su llegada dos semanas atrás.
“Si .”
Justin se estaba moviendo en dirección a ella antes que ella pudiese
reaccionar. Victoria tropezó dando pasos hacia atrás y su espalda se chocó
contra la pared. Inmediatamente Justin sujetó su cabeza entre sus manos ,
atrapándola una segunda vez en menos que media hora. Él se inclinó mas
cerca , su aliento tibio acariciando su mejilla, acariciando su piel. Toda la
distancia afectiva que ella había logrado crear mientras discutían se debilitó
en un instante. El Deseo prevaleció una vez más con una velocidad
alucinante.
“Si quisieses sólo un tumbo en la cama , Victoria,” él dijo, sus labios casi
rozaban su garganta. “Todo lo que
tienes que hacer es mandar a avisarme . Yo estaría encantado de dar
“respuesta satisfactoria” a tus… necesidades.”
Los ojos de Victoria se abrieron repentinamente. No podía dejar permitir que
sus necesidades más básicas ganasen esa guerra. No podía dejar que Justin
ganase. Aunque tuviese que jugar sucio. Y Victoria avanzó dando un paso
mas largo aún.
“Yo ya tuve el tumbo en la cama con vos, Justin,” ella replicó. “ Y eso es sólo
un recuerdo mas en una colección de tumbos.”
Justin se alejó para mirarla fijamente . Su rabia se transformó en ira e
indignación . El paso había sido muy largo? . Demasiado largo. Y ahora
tendría que pagar el precio de su lengua mordaz.
Y pagar fue lo que hizo. Justin tomó su nuca y posó sus labios para darle
un beso de castigo, un beso de enojo . O por lo menos, comenzó siendo un
beso de enojo y castigo. Pues en el momento en que sus bocas se
encontraron, el beso se transformó rápidamente en otra cosa. En algo
caliente , salvaje y totalmente fuera de control.
Las débiles de protestas de Victoria fueron ahogadas con sus labios . Y ella
se encontró abriendo la boca para él, dándole la bienvenida al sabor de
Justin . Su lengua se entrelazó con la suya cuando se hundió en su abrazo.
Toda la extensión de su cuerpo estaba apretada contra ella, clavándola
contra la pared y forzando a sus curvas a moldearse a los músculos duros
del cuerpo masculino.
La sensación de erotismo era casi demasiado como para ser tolerado.
Y sin embargo Justin le dio más. Sus manos comenzaron a moverse, tomando
sus pechos, masajeando sus pezones , que se endurecieron debajo de su
vestido pecaminosamente escotado . No era de sorprender que las
cortesanas usasen ese tipo de vestidos de telas delgadas, ellos aumentaban
el erotismo de cada caricia. Mejor todavía, ella no estaba usando ropa
interior , como una verdadera mujer de la noche haría , y eso significaba
con un sólo tirón de la tela , Justin podría tocarla. Y poseerla. Y Victoria no
podía negar que en ese momento de debilidad absoluta, deseaba eso.
Justin parecía leer su mente, pues comenzó a bajar su vestido hasta que su
pecho asomó por encima del escote. En una minúscula parte racional de su
mente, Victoria supo que debería estar horrorizada por ser expuesto de
esa manera , pero no lo estaba. Por el contrario, se halló arqueándose hacia
él mientras Justin interrumpía el beso para comenzar un descenso lento por
su garganta. Él tomó sus nalgas y la levantó , y su boca se cerró sobre su
pezón ahora expuesto.
Un fuego recorrió su piel cada vez que él lamía la punta sensible. Una
sensación placentera surgió entre los muslos de ella . Pronto estaría
totalmente consumida y dominada por sus caricias.
Justin chupó su pezón y sus caderas se sacudieron buscando el contacto con
la ingle masculina . Victoria sintió el bulto de su miembro endurecido ,
exigiendo un acceso que ella no le negaría.
El pasó su lengua encima de su pezón nuevamente y murmuró , “Ves, si
quisieras a alguien que te satisfaga , todo que necesitas hacer es avisarme.”
Victoria se congeló cuando esas palabras atrevidas y arrogante penetraron
a través de la neblina de placer. Esas palabra eran como un baldazo de
agua fría para su alma. Ya le había pasado una vez, y no quería que eso le
sucediese nuevamente.
Con una especie de grito, Victoria se escapó de su abrazo y lo apartó. Para
su sorpresa, él la dejó partir sin discutir, incluso le dio espacio para que ella
pasase . Desde el rincón oscuro de la terraza, Justin la miró fijamente .
Seguramente ella sabía exactamente cual era su apariencia en ese momento .
Su vestido estaba torcido, tenía saliva sobre sus pechos , su cabello estaba
ligeramente desarreglado y su boca hinchada y enrojecida por el beso
salvaje.
Ella parecía una casquivana . Parecía la cortesana que fingía ser.
“No te quiero , ni te deseo ,” ella replicó, acomodando su vestido para
cubrir su pecho .
Justin sonrió ante su negación, y Victoria se maldijo por su falta de control.
Sus palabras sonaron patéticamente falsas. Justin sabía que su reacción a
sus caricias había sido real. La conexión física que ellos habían establecido
en la noche de bodas todavía existía, aunque el tiempo y otras personas
los separasen.
“ Te parece?” él murmuró, agarrando un bucle suelto de su cabello . Ella le
arrancó el bucle de sus dedos, temiendo la intimidad de ese contacto gentil .
“No te deseo , del mismo modo que vos no me deseas , no verdaderamente.
Se trata de que no te gusta la idea que otra hombre pueda desear lo que
crees te pertenece. Bien , Justin , yo no te pertenezco . Ni mi cuerpo. Y
ciertamente , ni mi alma. Sólo quiero que me dejes en paz,” ella dijo ,
mientras se movía para pasar al lado de él . “Eso es lo que mejor sabes
hacer .”
“Oh, Ria! ,” él le gritó antes que ella alejarse tres pasos .
Ella se detuvo y apretó sus manos a los costados, luego / lentamente giró
para enfrentarlo . “Qué quieres ?”
El le dio una sonrisa débil . Cualquier emoción poderosa que hubiese habido
entre ellos había desaparecido . Y tal nunca hubiera existido
verdaderamente para Justin.
“Me temo que no pueda simplemente dejarte en paz . No mientras estés
intentando hacerme cornudo con el primero hombre que despierte tu
fantasía. Un hombre tiene su orgullo, sabes.”
Victoria reprimió una carcajada amarga . Ah, si . Tu orgullo. Tu maldita
reputación. Era eso lo que él deseaba conservar , no a ella. Y cuando
Victoria lo miró en la semi oscuridad de la terraza vacía, ella se dio cuenta
exactamente de lo que ella necesitaba hacer. Por primera vez que se sintió
tranquila. Controlada.
“No tienes opinión en las cosas que yo hago, Justin,” ella dijo suavemente.
“No ?” él frunció el ceño . “Si quisiese , simplemente podría revelar tu
identidad a toda esta gente. Ninguno de estos hombres te tocaría si
supiesen que eres mi esposa. No se atreverían.”
Victoria dobló sus brazos sobre su pecho . “No . Pero vos no harás esto.”
Justin se rió por su expresión y postura de desafío. “Y por qué no lo haría?”
“Porque haciendo eso te dañarías a vos mismo mucho más de lo que me
dañarías a mí.”
Su frente se arrugó . “Y cómo podría dañarme que todo el mundo supiese
que mi esposa es la mujer más deseada del país?”
“Porque yo no soy apenas la mujer más deseada del país. Soy Ria, la
cortesana más deseada del país. Y la razón por la cual tantos hombres
desean a Ria es que ella es experta en las artes sensuales de Oriente y
porque fue entrenada por una larga serie de amantes . Ninguno de los cuales
es mi marido.”
Victoria casi gritó de alegría cuando su expresión engreída comenzó a
desintegrarse con la verdad que ella le estaba diciendo .
Victoria continuó y dio un paso más , “Entonces si revelases que soy tu
esposa, también revelarás que tuve que buscarme otros hombres para
encontrar satisfacción. Y eso dañaría tu reputación de macho más que
cualquier otra cosa. Después de todo, qué clase de amante sos vos si tu
esposa prefiere convertirse en una cortesana a compartir una cama con vos?”
Un momento largo de silencio se estableció entre ellos, pero Victoria no hizo
ningún esfuerzo por llenar el vacío. Quería que Justin ponderase lo que ella le
había dicho. Que se sintiese afectado por la verdad de sus palabras.
Y auna parte cruel de sí misma, quería que él sufriese con eso.
Finalmente Justin murmuró, “Arruinarías mi reputación, te arruinarías a vos
misma, sólo para divertirte con esta charada ?”
Victoria se acercó , intentando no aspirar el olor masculino de su piel.
“Oh si, definitivamente lo haría.” ella se dio vuelta . “Espero que vos y yo
no tengamos esta conversación tediosa nuevamente, Justin. Buenas
noches .”
Y entonces Victoria caminó hacia el salón sin dar una mirada atrás.
CAPITULO 4

Lección : Sólo probaré un bocado.


Si se trata de algo rico, no te conformarás con un solo bocado, lo querrás
todo.

Justin miró fijamente como Victoria volvía al salón , demasiado atónito por
su afirmación como para decir o hacer cualquier otra cosa mas observarla .
Qué carajo acababa de suceder?
Fue hacia la baranda de la terraza y miró hacia abajo , a los jardines. Se
había sentido tan feliz de volver a Londres, pero su esposa había aparecido
y le había amargado la noche y le había arruinado todos sus planes, su paz
mental , su vida en general... ella había arruinado todo !
Lo peor de todo, ella le había recordado que la deseaba . Todavía. a pesar de
todo.

“Vimos a Ria volver al salón ,” Shaw dijo mientras él y Caleb entraban a la


terraza para unirse a Justin.
El luchó por mantener una fachada de control antes de girar para
enfrentarlos. Nadie de su familia había asistido a su boda o había conocido a
Victoria, tampoco Shaw, entonces ninguno de ellos tenía idea quien era la
infame Ria.”
No importaba cuanto Justin confiase en esos dos hombres, no tenía intención
de revelarle la verdad . No todavía . No hasta que estuviese seguro de como
quería lidiar con su terca y astuta esposa .
“ Si ?” Justin logró balbucear mientras revivía cada detalle de lo vivido con
Victoria .
Caleb sacudió la cabeza . “ Y ella no parecía muy contenta. Fue una buena
cosa que no formalizásemos nuestra apuesta, o me temo que en este
momento te debería un montón de dinero!”
La risa de su hermano tensó los nervios de Justin .
“Si, vos ganaste en una noche lo que el resto de nosotros no podíamos
lograr en casi dos semanas,” Shaw murmuró de buen humor mientras él
encendía un cigarro.
“No me gané a Ria todavía,” Justin concedió, apretando la baranda en un
asimiento de acero.
Había logrado conmover a su esposa, de eso estaba seguro. Y se dio cuenta
que ella lo deseaba con la misma intensidad que él la deseaba, lo que era
completamente sorprendente e intensamente erótico. Pero en el juego que
él ahora estaba jugando con Victoria, eso no era ganar.
“No ?” Caleb dijo con sorpresa. “Bien , entonces hay una oportunidad para el
resto de nosotros. Todavía podemos hacer de esto algo interesante. Qué
dices .... cualquiera de nosotros que la lleva primero a la cama gana …
qué? Dinero o, caballos? Justin, tengo mi ojo puesto en ese nuevo garañón
tuyo ;lo apostamos ?”
“Nada de apuestas,” Justin gruñó .
Ciertamente no iba a apostar cuál de ellos llevaría primero a la cama a su
esposa .
Legalmente ella era su esposa. La idea de que ella estuviese seduciendo a
otros hombres, la idea de que ella había estado con otros hombres, la idea
de que ella se hubiese entrenado en las prácticas sexuales de Oriente y Dios
sólo sabe que más con algún estúpido soldado …que le revolvían el
estomago.
“Baybary?” Shaw comenzó a decir, sacudiendo su cabeza con preocupación.
Justin se dio vuelta . No estaba de humor para discutir el tema de su esposa
con nadie en ese momento. Porque lo que pensaba de ella carecía de
cualquier tipo de racionalidad. No tenía en ese momento su típica mirada fría
y objetiva de las cosas.
No, sus pensamientos respecto a Victoria eran primitivos y posesivos y
completamente atípicos en él.
Sus pensamientos simplemente eran: Mía. Mía. Mía.

Cuando Victoria entró en la pequeña casa que había alquilado en el discreto


barrio de Soho Square, la actitud de desafío que ella había logrado exhibir
en la fiesta hacia tiempo había desaparecido.
“Buenas noches , mi lady, ” su mayordomo mientras agarraba su capa.
Victoria sujetó la prenda por un momento largo mientras su mente volvía a
territorio peligroso y sensual. Cuando el mayordomo suavemente tironeó de
la capa , ella la soltó con una sonrisa de disculpa .
“Gracias, Jenkins,” ella murmuró mientras iba hacia la sala de estar .
“ Puedo traerle algo, mi lady ?” él preguntó, había una clara preocupación en
su voz profunda.
Victoria sacudió la cabeza mientras comenzaba a cerrar la puerta detrás de
ella. “No , no necesito nada.”
Su mano estaba temblando cuando agarró la botella de jerez. Oh, si que
necesitaba algo, nada mas que su mayordomo no se lo podía proveer.
Necesitaba un poco de racionalidad y sentido común.
Mientras servía una dosis generosa de jerez en una copa , intentó
tranquilizar sus nervios. Una tarea imposible considerando lo que había
sucedido esa noche .
Se tocó los labios y todavía podía sentir los de Justin en ellos. Sus pechos
aun estaban pesados y calientes por las marcas de sus manos y su lengua.
“ Volviste temprano.”
Victoria se sobresaltó como su mejor amiga, Marah Farnsworth, entró en la
sala de estar y cerró a puerta detrás de si . Victoria intentó parecer
tranquila mientras le sonreía débilmente . Fue evidente que e falló en su
intención cuando los ojos azules de Marah se agrandaron con preocupación.
Inmediatamente ella cruzó el cuarto y puso un brazo reconfortante alrededor
de la cintura de Victoria.
“Oh, fue una noche difícil, verdad ? Lord Richen no intentó nuevamente de
toquetearte en la oscuridad verdad ? ” Su amiga preguntó mientras Victoria
la llevaba a un sofá delante del fuego.
Victoria negó con la cabeza mientras se sentaba . Las tentativas lascivas y
desubicadas de un anciano ciertamente no eran suficientes para ponerla en
semejante estado de ofuscación. No, había sido un hombre muy viril el que
había causado eso.
“Justin está aquí,” ella dijo sin preámbulos antes de beber el jerez restante en
su copa.
Marah saltó a sus pies, una mano delgada cubría su boca por el shock . “No !
Nuestras fuentes dicen que ... “
Victoria dejó su copa en la mesa a su lado. “Nuestras fuentes evidentemente
están equivocadas. Él estuvo en la fiesta de esta noche .”
Marah se hundió de vuelta en el sofá . “Entonces él te vio ?”
Con una risa amarga , Victoria asintió con la cabeza . Él había visto tantas
cosas. Incluso cosas que ella había luchado muy duramente por esconder.
Su amiga sacudió la cabeza . “ Y aun después del trabajo que nos tomamos
para cambiar tu peinado , tu ropa y el modo en que te mueves, él te
reconoció ? Después de tres años ...”
Victoria asintió con la cabeza una segunda vez, aunque no deseaba recordar
nuevamente cada detalle caliente de su encuentro. Era una batalla perdida.
Las cosas que Justin había hechos. Las cosas ella le había permitido hacer, a
pesar de todas sus intenciones.
“Cuéntame todo,” Marah dijo.
Victoria tragó en seco . Cómo podría explicar “todo” a su inocente amiga? No
estaba segura de que Marah fuese a comprender completamente lo que
había sucedido esa noche . Entonces , en vez de contar todo, Victoria se
conformó revelar una parte cuidadosamente seleccionada.
Cuidadosamente fue revelando lo suficiente sobre su encuentro en la terraza
con Justin y omitió todos los detalles de la pasión y del placer que ellos
habían experimentado . Había algunas cosas que era mejor no decirlas , y
mucho menos pensarlas.
Cuando Victoria terminó con un suspiro tembloroso, Marah se desmoronó
contra el respaldo del sofá mientras sacudía la cabeza.
“Mi Dios,” su amiga murmuró . Pero ella sonreía maliciosamente. “ Después
de todo el infierno que has pasado por culpa de él, debe haber sido
satisfactorio finalmente poder poner a ese hombre en su lugar.”
Victoria ponderó esa declaración. Satisfactorio ? No, no había así. Confuso.
Atemorizante. Frustrante. Pero no había habido satisfacción, incluso cuando
había dejado a su marido con un ataque de ira en la terraza.
Todo lo sucedido esa noche le había servido para hacerle recordar que
Justin Talbot todavía tenía un enorme efecto sensual sobre ella.
“Victoria?” Marah preguntó, sacudiendo su cabeza rubia . “Él te
conmocionó, verdad ? ”
Victoria pensó por un momento en negar esa declaración, pero decidió lo
contrario. Estaba demasiado agitada como para encubrir sus emociones
respecto a ese asunto. Marah descubriría la verdad detrás de cualquiera de
su negaciones débiles.
“ Me quedé sorprendida de verlo,” ella admitió.
“ Y estoy segura que él se sintió perplejo de verte a vos.” su amigo sonrió
brevemente, aunque inmediatamente se puso seria nuevamente. “Pero
ahora que el shock pasó ,
podemos volver a nuestros asuntos . Descubriste nueva información
sobre Chloe?”
Victoria vaciló. Chloe Hillsborough era una de sus mejores amigas. La joven
viuda había venido a Londres seis
meses atrás para convertirse en una cortesana y había tenido mucho éxito
en eso. Incluso parecía gustarle esa ocupación , Chloe le había enviado a
sus amigas una lista de “reglas” que una cortesana debe seguir. Reglas que
Victoria había comenzado a tomar muy seriamente . Chloe había
desaparecido de repente , sin dejar ningún rastro. En sus últimas cartas a
Victoria y a Marah, ella había hablado sobre un pretendiente muy insistente
que no estaba dispuesto a aceptar un no como respuesta.
Aunque Chloe nunca había mencionado el nombre del hombre y había
dado sólo una breve descripción de su apariencia , había dejado en claro
que tenía miedo de ese extraño que la acosaba . Ambas mujeres estaban
seguras que la desaparición de su amigo tenía que ver con ese cliente.
Victoria y Marah rápidamente se habían dado cuenta que no podrían hacer
nada útil para encontrar a Chloe a menos que estuviesen en Londres y se
involucrasen con las personas que Chloe encontraba diariamente. Entonces
la historia de la cortesana “Ria” con su erótico pasado había sido creada .
“No encontré a nadie de la lista ,” Victoria admitió con
el ceño fruncido . “Vi a varios de los hombres que hemos estado
investigando, pero una vez Justin interfirió, = no pude aproximarme a ellos.”
Ella frunció el ceño , odiándose por su propia debilidad y por la habilidad de
Justin de anularla .
Marah palmeó levemente su brazo. “Estoy segura que todo estará bien.
Lord Baybary se olvidará de vos nuevamente, como lo hizo por tanto tiempo
antes . Un hombre como él encontrará otras diversiones, especialmente
porque vos amenazaste su apreciada reputación . Y nosotras encontraremos
a Chloe. Sé que lo haremos.”
“Eso espero.” Victoria suspiró, cubriendo sus ojos. De repente le dolía la
cabeza.
No estaba tan segura de que Justin simplemente cesaría en su afán de
perseguirla . Su encuentro en la terraza había sido intenso, desesperado,
poderoso. Ella había perdido el control, pero no estaba segura de que había
sido la única a la que le había pasado esa . Había sentido a Justin flaquear .
Y no estaba tan segura de que la dejaría en paz ahora que habían vuelto a
sentir el ese gusto de la pasión.
Justin no la dejaría en paz. No antes de que ella volviese a sentir la fuerza
del placer que sólo él podía causarle.

Capítulo 5

Lección : Es muy simple hacer que un hombre te quiera y te desee. No lo


quieras ni lo desees. Los hombres aman a las perras. Las chicas buenas van al
cielo , las malas gozan en la Tierra.

Cuanto más Justin pensaba en la situación con Victoria, más se enojaba. Él


caminó inquietamente en su sala de estar, con los puños apretados a los
costados, y un calor intenso subía a su cuello mientras repasaba los eventos
de la noche anterior. No era la primera vez que hacía este repaso . Durante
toda la noche , se había agitado en la cama , pensando en la súbita llegada
de Victoria en su mundo, su apariencia tentadora, su comportamiento
descarado y sus palabras.
Pero la cosa que lo había despertado esa mañana había sido el recuerdo de
su sabor, su rendición a sus caricias . A pesar de su rabia , su lujuria no se
había debilitado para nada. Y eso era absolutamente perturbador.
“Si continuas caminando por el cuarto de ese modo, terminarás abriendo un
agujero en el piso y todos nosotros terminaremos en el sótano con las
criadas que lavan la ropa,” Caleb dijo mientras tomaba un trago de té y
comía otro bollito.
“ Estás de un humor de perros esta mañana,” Shaw concordó desde su lugar
al lado de la ventana, mirando la extensión de la propiedad de Justin en
Londres. “ estuviste despierto hasta muy tarde anoche con una mujer muy
misteriosa?”
Caleb se rió. “No se trata de Ria con certeza.”
Justin miró ferozmente a uno y a otro. “Ustedes dos podría in tentar
meterse en sus propios asuntos por una vez en la vida.”
Shaw se alejó de la ventana y fue en dirección a él. “Ah, ese es la causa de tu
mal humor , verdad ? Estuviste demasiado callado anoche , y ella debe
haberte puesto en tu lugar – No recuerdo haberte visto tan ofuscado antes.”
Apretando sus dientes, Justin intentó permanecer sereno. Estaba
descubriendo que no le gustaba que se hablase de su propia esposa con
referencias obscenas. Maldición con Victoria por ponerlo en una situación
tan insostenible.
“ Dios Santo , tienes el ceño fruncido .” Caleb se rió, volcando su té . “Qué te
pasa ? Ria es encantadora, pero no vale la pena tanto problema y enokp .
Ella sólo es una cortesana, una mujer, nada más.”
Justin miró a los dos hombres. No había manera de sacarlos una vez que ellos
estaban interesados en un tema. Ellos lo provocarían , lo pincharían y lo
molestarían hasta saber todos los detalles. Y ahora que no estaban en
medio de una fiesta llena de gente que podrían escucharlo , Justin no estaba
tan determinado a no revelar la verdad. Oh, claro que estaba seguro que le
harían algunas bromas , pero Caleb y Shaw eran amigos fieles. Siempre lo
habían sido .
“Ella no sólo es una cortesana , y es mucho más que una simple mujer ,”
Justin admitió, sirviéndose un trago a pesar de la hora temprana del día.
“‘Ria no es su verdadero nombre .”
Caleb saltó a sus pies como si el pantalón se le hubiese prendido fuego él.
“Realmente? Oh, cuéntanos todo . Me encantaría saber qué de las cosas que
se cuentan de Ria son rumores y conjeturas. Cuál es el verdadero nombre
de la misteriosa dama ?”
Justin suspiró. No estaba esperando ansiosamente lo que vendría a
continuación. “Su nombre es Victoria Talbot. La dama es mi esposa.”
Para un momento muy breve, el cuarto estuvo absolutamente en silencio.
Justin podía oír el crepitar de los troncos en el fuego , y el tic tac del reloj de
su abuelo cerca de la puerta. Pero el silencio fue interrumpido cuando Caleb
y Shaw comenzaron a hablar al mismo tiempo.
“ Estás bromeando !” Shaw dijo, sacudiendo su cabeza con descreimiento.
“Eso no es posible.”
“ Victoria está aislada en el campo!” Caleb habló encima de Shaw. “
Haciendo ... no sé que cosa hace allá.”
“Cuidando de la propiedad,” Shaw agregó . “Lo que nunca entendí es por qué
la dejaste hacer eso . Pero ,bueno , eso no es lo importante ahora. Estás
seguro que ella es tu esposa?”
Justin apretó ferozmente la copa de cristal . “Absolutamente seguro. Era por
eso que estuvimos a solas en la terraza por tanto tiempo anoche. La estaba
confrontando.”
“Por qué no nos dijiste nada entonces ?” Shaw preguntó todavía
boquiabierto.
Justin encogió los hombros. “No era algo que me diese mucho placer
admitir. Y temía ser escuchado por alguien en la fiesta.”
Caleb se inclinó hacia adelante con interés creciente. “Qué te dijo Victoria
cuando hablaste con ella?”
Sacudiendo la su cabeza, Justin murmuró , “Ella dijo si yo revelaba la verdad
sobre su identidad, arruinaré mi reputación. Porque con eso dejaría en
evidencia que yo no soy … suficientemente ... habilidoso ... como para
mantener la atención de mi esposa , y que por eso que ella estaba buscando
un amante de un modo... tan descarado.”
Los dos hombres lo miraron fijamente , nuevamente perplejos y en silencio.
Entonces su hermano salió de su estupor y lanzó su cabeza hacia atrás
mientras se reía.
“No hay nada gracioso en esto,” Justin gritó mientras terminaba su bebida co
un sólo trago.
“Oh si, es muy gracioso !” su hermano continuó riéndose. “En pocas palabras,
ella te tiene agarrado por las bolas. Honestamente, si yo hubiese sabido cuan
atractiva y bella Victoria era, te habría insistido para que la trajeses a
Londres largo tiempo atrás. Por qué carajo nunca me dijiste que tu esposa es
una belleza ?”
Las fosas nasales de Justin se hincharon, y un rubor intenso subió sus
mejillas. “Maldición , Caleb! Cuando yo dejé a Victoria, ella no era el tipo de
mujer que vendría a Londres haciéndose pasar por una cortesana, buscando
un amante debajo de mis propias narices y prácticamente chantajeándome
para que acepte eso!”
“Quizás deberías haber ido a tu casa más frecuentemente ,” su hermano
dijo con una amplia sonrisa . “Parece que tu virginal prometida y esposa de
un matrimonio de conveniencia se ha transformado en algo demasiado
interesante mientras vos estabas de viaje .”
Justin frunció el ceño . Eso era verdad. Los recuerdos de su esposa virginal
estaban en absoluto contraste con las nuevas imágenes de la mujer de la
noche anterior . Tres años atrás Victoria había sido temerosa y tímida. Había
habido momentos durante su noche de bodas en los que él realmente había
pensado que ella le tenía miedo . Por supuesto que nunca estaría seguro si
su comportamiento había sido una charada o no. Con un padre como el de
ella , Justin no había confiado en su inocencia y virginidad hasta que
efectivamente había atravesado su himen.
Sólo había una cosa de la cual él había estado completamente seguro : que
esa noche había habido pasión. Una pasión que había sido real. Una pasión
y una necesidad más poderosa, más subyugante que cualquier otra cosa
que él hubiese experimentado antes o después de esa noche . Y estaba
pensando eso considerando a todas las amantes expertas que había tenido
en su cama. Victoria lo había conmocionado , despertando sus mas básicos
deseos, acostarse con ella había sido un placer absoluto y también una
absoluta sorpresa .

Pero no tenía interés en vivir en una especie de cuento de hadas con una
mujer cuyo padre poseía el poder de provocar el derrumbe de su familia.
Esa mujer podía ser Tan astuta como el hombre que la había procreado .
Justin había sido chantajeado para aceptar ese matrimonio , pero se había
jurado que sólo sería un matrimonio en papeles . Y por eso la había
abandonado.
Y había pasado tres largos años intentando olvidar a Victoria. Intentando
borrar de su mente esa noche. Pero ahora ella había vuelto, metiéndose en
su vida y en sus sueños.
Shaw se puso de pie. “ Yo siempre pensé que le diste a Victoria demasiada
libertad , Baybary. Quiero decir, apenas conocías a esa mujer, y sin
embargo le permitiste administrar tu propiedad.”
Justin levantó sus manos enfurecido. “ Yo nunca me cuestioné esa decisión.
Ella la administra muy bien. Mis bienes casi se han duplicado desde que ella
se convirtió en mi esposa. Permitiéndole esa libertad me saqué de encima
una responsabilidad y le di a mi esposa algo para hacer.”
“Evidentemente no fue suficiente.” Caleb se rió nuevamente.
Shaw ignoró el comentario irritante de Caleb. “Hay otra cosa que nunca
comprendí. Explícame por qué te casaste con esa mujer en primer lugar, y
de un modo tan rápido. En un minuto estabas soltero y jurabas esperar
hasta que tuvieses sesenta años para asentarte con alguna joven que te dé
herederos, y al minuto siguiente estás atado de por vida con una mujer cuyo
padre ha estado peleado con el tuyo por años por un tema económico .”
Justin lanzó una mirada a su hermano, pero Caleb todavía estaba demasiado
divertido para notar la importancia de esa pregunta. Justin forzó su rostro
para mantenerse sereno, para no reflejar ninguna emoción conflictiva
relacionada con las circunstancias de su matrimonio .
“Como dijo Caleb, fue un matrimonio de conveniencia. Un acuerdo de
negocios entre la familia de Victoria y la mía para que su padre dejase
sentir que había sido estafado ,” él explicó cuidadosamente omitiendo las
partes mas amargas de la negociación.
Shaw sacudió la cabeza . “ Pero vos qué ganaste con eso?”
Justin resisitó el deseo de contarle la verdad. Silencio. Eso era lo que había
recibido del matrimonio. El padre de Victoria continuaba cumpliendo su parte
en ese acuerdo, aunque Justin siempre estuviese esperando el día en que
Martin Reed se retractase de las condiciones de su negociación y comenzase
con sus amenazas nuevamente. Hasta ahora el dinero y el prestigio que
había recibido lo había mantenido en sin silencio. Sin mencionar el placer
perverso que Reed obtenía por extorsionar al hijo del hombre que él
despreciaba.
“Justin?”
Fue Caleb quien habló esa vez , y no había humor en su voz. Había una
extraña expresión de preocupación en el rostro de su hermano. Justin dejó
de lado sus pensamientos y prestó atención.
“Gané tierras, por supuesto,” él mintió. “Y paz. Recuerdas como nuestro
padre y Martin Reed se peleaban , Caleb. estaban en una guerra. Eso concluyó
cuando tomé a Victoria como esposa y se unieron las dos familias.”
“Pero padre estaba furioso cuando oyó hablar de tu matrimonio ,” Caleb
presionó, mirándolo con una expresión extraña. “ Fue una de los pocas veces
en que su rabia estuvo relacionada a una mala elección tuya , y no mía.”
Justin se movió incómodamente . Su hermano menor frecuentemente era
guiado por la frivolidad y los placeres momentáneos , pero debajo de toda
esa superficialidad , Justin sabía , había un hombre serio . Un hombre que
estaba desesperado por probar su valor . Ante Justin. Ante su padre. Ante sí
mismo.
Si él alguna vez descubriese la verdad …
“Papá eventualmente llegó a aceptar la situación,” él
explicó rápidamente. “Él acabó disfrutando que todas esas peleas se
hubiesen terminado. Reed ya no volvió a aparecer borracho en la casa
para hacer una escena delante de los invitados.”
Su padre nunca había investigado profundamente en las razones de Justin
para casarse . Y por eso, Justin estaba contento.
“Los motivos del pasado no son particularmente importantes,” Justin se
apresuró a agregar, esperando sacar a Caleb y a Shaw de los pormenores
de ese tema sórdido del acuerdo matrimonial . “El presente es el
problema . Victoria es mi esposa, para mejor o para peor, y ella ahora está en
Londres paseándose y exhibiéndose debajo de mis propias narices. Además,
no puedo detenerla por miedo a que dañe mi propia reputación.”
Shaw sacudió la cabeza y frunció el ceño solemnemente. “Una encrucijada,
realmente. Si no la detienes, alguien podría descubrir su verdadera
identidad, y eso causaría más problemas . Los rumores, Justin, serían mucho
mas que meros susurros. Podrías ser aislado socialmente . Hay reglas,
límites, incluso cuando se trata de damas y caballeros de la nobleza
tomando amantes.”
“No me lo recuerdes ,” Justin gimió, pensando en como se convertiría en el
hazmerreír de la alta sociedad si Victoria fuese desenmascarada. La mera idea
lo aterrorizaba . Y cuando el padre de ella descubriese, esa situación podría
ser la cosa que lo hiciese soltar la lengua y destruir el mundo de Justin .
“Entonces qué harás?” Caleb preguntó. “Cómo
planeas poner bajo control a tu bonita y traviesa esposa?”
Justin ponderó la pregunta. Era la pregunta que lo venía atormentado desde
que se había encontrado con Victoria la noche anterior . Eso y su sabor.
“Anoche, cuando la confronté, había astucia en sus ojos.” Justin se
estremeció . La misma astucia que siempre había habido en la mirada de su
padre, también. “Pero había otra cosa. No podría definirlo , pero hubo
momentos en que me pareció ver un brillo de… no sé, otra clase de
emoción. me pregunto si tomar un amante no es su único para estar en
Londres.”
Shaw dobló sus brazos. “ Suena interesante. Si ella tuviese un motivo ulterior,
podría explicar por qué ella llegó tan repentinamente .”
“Y por qué no planea quedarse por más de unas semanas,” Justin meditó.
La noche anterior , él había estado tan distraído por la apariencia de Victoria
, por no mencionar el haberla tocado, que no había reconocido las señales
de que algo no estaba bien. Ahora que ella no estaba en sus brazos, recordó
un breve rapto de miedo cuando le había dicho que ella no era una
cortesana y su expresión de alivio cuando ella habló de volver a su casa en
unas semanas.
“Pero , qué podía traerla aquí ? ” Caleb preguntó.
“Podía ser cualquier cosa ,” Justin admitió con un suspiro. “ Yo apenas
conozco a mujer, recuerdas?”
Su hermano dobló sus brazos. “Me acuerdo de su padre cuando éramos
niños . Era tirano y había todos tipo de teorías , rumores , secretos y
mentiras rodeando su persona . Tal vez haya algo que Victoria está
escondiendo de él.”
Justin se enderezó . No había considerado eso, pero podía ser verdad.
Aunque sus criados le hubiesen reportado que Martin Reed nunca había
visitado a su hija y que ella rara vez viajaba de la casa a Stratfield para
verlo, y que los dos se comunicaban por correspondencia que no era
frecuente. Victoria podría estar aquí para salvar a su padre de algo . Justin
sabía que ese bastardo permitiría que su hija desfilase por la ciudad
vestida como una prostituta sólo salvar su propio pellejo.

Si ese era el caso, la verdad podría liberarlo en más de un modo. Si Justin


tuviese algo con que extorsionar a Reed, nunca más tendría que
preocuparse sobre los secretos de propia familia .
“Yo podría hacer alguna averiguación ,” Shaw se ofreció . “Las conexiones de
mi hermano con el Departamento de Guerra podrían ser útiles . Y secreto es
prácticamente su segundo nombre.”
Justin sacudió la cabeza . “Haz eso, gracias , Shaw. Mientras tanto, yo debo
hallar una manera de restringir la búsqueda de un nuevo amante hasta que
descubramos la verdad. No quiero que mi esposa sea desenmascarada.”
Caleb apretó sus labios . “Quizás nosotros podríamos proveerle algo de
entretenimiento a tu esposa . Vamos , Shaw, vos has con mujeres casadas ,
verdad ? ”
Justin notó que había perdido todo control sobre la expresión de su cara
en el momento en que Shaw levantó sus manos defensivamente y comenzó
a retroceder en dirección a la puerta.
“Oh, maldición no!” Shaw gritó, encontrando la mirada de Justin. “ Una cosa
es haberme divertido con la amante de un viejo amigo después de haber
recibido su bendición. Y otra cosa completamente distinta es llevar a la
esposa de un amigo a la cama, incluso por una buena causa.”
“Vamos ... ,” Caleb interrumpió , quizás sin notar el enojo de su hermano, o
disfrutando la situación. “Mi hermano nunca ha estado interesado en Victoria,
a pesar de cuan atractiva es ella . Le estarías haciendo un favor.”
Justin parpadeó, intentando hacer que una nube roja desapareciese de su
vista. Por qué de repente se sentía tan posesivo, no podía entenderlo .
Nunca antes le había importado compartir una amante en la que había
perdido interés.
Pero el hecho era que él no había perdido el interés en Victoria. No
todavía .Nunca , a pesar de todas sus tentativas.
“No le buscaremos un amante a Victoria. Ni Shaw, ni ningún otro,” él dijo
apretando los dientes.
“Pero eso resolvería sus problemas,” Caleb señaló.
“No !” Justin rugió, luchando por no agarrar a su hermano y darle una buena
sacudida . “No quiero que ella tome ningún amante.”
Ninguno mas que él.
Ahora Caleb y Shaw ambos lo miraban fijamente . Justin ahogó una
maldición.
“ Y Por qué no lo haces vos ?” Caleb preguntó, esa vez mas sereno.
Justin se dio vuelta , mirando fijamente el fuego. Visualizó a Victoria
nuevamente. Arqueando, gimiendo, sus pechos asomándose sobre el escote
de su vestido, su cabeza lanzada hacia atrás en un rapto de placer . Se
imaginó todo eso, pero esa vez con otro hombre, y su estomago tuvo una
nausea .
“Por ley, ella es mi esposa . Y yo tengo una reputación que defender ,” él dijo
entre dientes , aunque esa explicación no sonaba completamente verdadera
en su cabeza. “Dejaremos todo como está.”
Pero él sabía que eso no sería posible. Ya no . Ahora que Victoria lo había
desafiado , él iba a tener que seguir muy de cerca de su esposa. No habría
modo de evitarla o de evitar la corriente de deseo que había entre ellos.

CAPITULO 6

Lección: “Las cadenas del matrimonio son tan pesadas que para llevarlas son
necesarias dos personas, y, a veces, tres. “ Alexandre Dumas
Cuánta razón, cuánta razón ...!

Victoria alisó su vestido y le dio a sus mejillas un pellizco para traer color a
la palidez de su piel antes de bajarse de su carruaje en la calle transitada.
Ella miró la casa opulenta. Desde afuera , parecía totalmente respetable.
Adentro encontraría algo completamente diferente. Otra fiesta con hombres
libidinosos, mujeres ultrajantes…y posiblemente peligro, en la forma de la
persona que era responsable de la desaparición de Chloe o en la forma de
Justin.
Se estremeció cuando recordó la boca caliente de su marido sobre la suya,
marcándola y quemándola . Provocándola de un modo que hacía una mentira
todos esos años en que ella había asegurado que se había olvidado
completamente de él.
Podría verlo esa noche . Pero aunque no lo viese esa noche , no tenía ilusión
de que no iba a encontrarlo cualquiera de esas noches. Ellos se estaban
moviendo en los mismos círculos ahora. Aunque ella realmente no conocía a
su marido, Victoria había estado completamente consciente que provocarlo ,
manifestando sus intenciones de encontrar una amante , era igual que agitar
una bandera roja delante de un toro enfurecido.
Había sido un error tonto, un error nacido su propio orgullo y del deseo de
mostrarse altiva. Su investigación sobre la desaparición de Chloe debería
haber sido su mas importante prioridad nada más. Si Justin interfería en la
búsqueda de su amiga, todo lo que ella había sacrificado para venir a
Londres no serviría de nada.
Victoria se movió dentro del salón de baile y sacudió la cabeza . Basta de
pensar en Justin. Ella no podía hacer nada sobre lo que ya había sucedido ,
entonces sería mejor enfocarse en Chloe.
Se decía que esa noche uno de los antiguos protectores de su amiga estaría
entre la asistencia. El deber de Victoria era encontrar al hombre y
conversar con él, conversar sutilmente llevando el tema de la charla hacia
Chloe con la esperanza de que él podría tener información sobre su
paradero. O por lo menos alguna información sobre el caballero que había
acechado a su amiga poco antes de su desaparición .
En el momento en que Victoria entró en el salón lleno de gente , se vio
rodeada por admiradores. Los hombres la observaban descaradamente , la
elogiaban abiertamente, hacían declaraciones sugestivas que
frecuentemente le hacían erizar la piel .
Pero a veces, sólo a veces, sentía un estallido de orgullo cuando ellos
dejaban en claro cuanto la deseaban. Después de tantos años pasados
sintiendo que ningún hombre, y particularmente ningún hombre con
experiencia, la desearía , el hecho que tantos hombres afianzasen su
confianza y su autoestima la hacía sentirse espléndida.
Cuando sus “pretendientes” se reunieron alrededor de ella, Victoria dejó
que su mirada recorriese la multitud . Era muy extraño para ella ver a
todos esos caballeros muy respetables socialmente moviéndose por la sala,
riéndose y y divirtiéndose con sus amantes estables u ocasionales .
Le causaba una incomodidad ya que sabía que sus esposas estaban en sus
casa, y jamás serían invitadas a ese tipo de eventos. Cuántas de esas
mujeres estarían en sus casas sintiendose abandonadas y con corazones
rotos? Cuántas enfrentaban esa tragedia y se atormentaban solas, de la
misma manera que ella había después de la partida de Justin ?
Ella suspiró. Los matrimonios vacíos que veía a su alrededor que era un
mero reflejo de su propio matrimonio. Ninguna cantidad de intercambios
ardientes con Justin cambiaría eso.
“ Estás ahí, mi querida !”
Victoria giró con una sonrisa falsa que había perfeccionado desde su llegada
en Londres. Observó como su anfitriona, Alyssa Manning, cruzaba la sala con
los brazos extendidos. Victoria se preparó para la atención de esa mujer, y
la ansiedad recorrió todas sus venas.
No era que no le gustase Alyssa. La cortesana nunca había sido otra cosa
mas que amable con ella. Pero le temía. Alyssa era todo lo que ella no era.
Tranquila. Contenida. Cómoda con su sensualidad.
Y cada vez que la reputada cortesana se le aproximaba, Victoria se sentía
segura de que iba a ser desenmascarada públicamente.
Alyssa colocó un beso en cada una de sus mejillas. “Estoy tan contenta de
que pudieras venir, Ria. Eres
bienvenida.”
“Gracias . Es una casa adorable,” Victoria balbuceó, buscando algo que decir
que no despertase ninguna sospecha. Y su declaración era verdadera. La
grande y espaciada casa estaba tan buena cuanto cualquiera de las
residencias en las que las damas de la nobleza vivían.
Alyssa se rió. “Gracias . Fue un regalo de un duque, ya sabes.”
Los ojos de Victoria se agrandaron. No lo sabía
. Seguramente el hombre debía haber gustado mucho de Alyssa para
regalarle semejante propiedad. Y eso la hizo preguntarse si … Justin le daba
esa clase de regalos extravagantes a otras mujeres?
Victoria reprimió ese pensamiento no deseado.
“ Yo ... ya veo,” ella finalmente logró decir . “Bien , no podía perderme la
reunión de la Temporada, verdad ?”
“No si estás buscando un nuevo protector ,” Alyssa concordó. “Mis fiestas
son el mejor lugar para que una joven de tu posición pueda conocer un
hombre. Ven , a quién quieres que te presente ? Tengo uno muy atractivo y
muy rico esta noche …” Alyssa la miró cuidadosamente. “Pero no, vos ya te
divertiste bastante con un hombre del ejército , verdad ? ”
Victoria parpadeó antes recordar la mentira sobre el soldado misterioso que
le había enseñado los secretos eróticos de Oriente . Eso había sido idea de
Marah, después que su amiga había hallado unos libros muy gráficos
escondidos entre unas pertenencias de sus padres en ático de su tutor .
Victoria se estremeció cuando pensó en las posiciones sexuales detalladas
dentro de las páginas de los libros. Las imágenes la habían acechado
durante muchas noches, creándole fantasías involucrando demasiado
frecuentemente a Justin.
“Ria?”
Victoria alejó esos pensamientos persistentes y sacudió la cabeza . “Tienes
razón . Estoy buscando a alguien bastante diferente.”
Alyssa apretó sus labios pensativamente, luego sus ojos azules se
iluminaron . “ Conozco al hombre perfecto para vos. Él no ha tomado una
cortesana regular por unos años, pero su condición como amante es bien
reputada. Ciertamente él apreciará tus talentos refinados. Y acaba de
volver a Londres. Vos ya conociste al Conde de Baybary, Justin Talbot?”
Victoria apretó sus ojos brevemente . Verdaderamente Alyssa acababa de
ofrecerse para presentarle a su propio marido? Dios querido, si no fuese una
situación tan terrible, sería graciosa.
“Si, me temo que ya conocí a Lord Baybary,” Victoria dijo entre dientes . “ Y
no me gustó. Realmente prefiero evitarlo, por favor.”

Alyssa se inclinó y lentamente miró a Victoria de arriba a abajo, como si le


hubiesen aparecido cuernos en la cabeza. “Mi Dios, nunca he conocido a una
mujer que no desease a Baybary. Ese cuerpo, esos ojos, su reputación de no
dejar a ninguna mujer insatisfecha…”
Un gemido estrangulado se escapó de los labios de Victoria antes que
pudiera detenerlo . Maldición , esas palabras hicieron que ciertos
pensamientos entrasen en su mente. Pensamientos sobre la infidelidad de
Justin , por supuesto. Y también el pensamiento acerca del modo en que él
la había dejado bien satisfecha en la noche de bodas .
Alyssa cortó la lista de atributos de Justin que Victoria estaba haciendo
mentalmente . “Te entiendo, cada mujer tiene sus propios gustos . Hay un
cierto caballero que desearías conocer?”
Victoria tragó en seco . A pesar de lo tenso de esa situación, de alguna
manera Alyssa había abierto una puerta. Esa era la oportunidad perfecta y
natural para hablar con uno de los antiguos protectores de Chloe.
Tomando una respiración profunda, ella dijo, “ Has oído hablar sobre el
Visconde Wittingham.”
Los ojos de la mujer se agrandaron. “Alex? Si , él es muy guapo, por
supuesto. Pero… estás segura que deseas conocerlo?”
Victoria se tensó ante la vacilación de Alyssa. “Por qué ? Hay cosas de él que
no te gustan ?”
Ella había pensado que Wittingham la llevaría a quién había hecho
desaparecer a Chloe , pero tal vez hubiese algo mucho más siniestro sobre
ese hombre con quien su amiga había roto relaciones sólo semanas antes
de su desaparición .
“Nada específico,” Alyssa la tranquilizó, pero había duda en su expresión. “Si
quieres , te lo presentaré . Él está en la sala de villar .”
Victoria sonrió y caminó detrás de Alyssa . Esa era la oportunidad había
estado esperando . Ahora simplemente tendría que sacar lo mejor de esa
oportunidad .

Capítulo 7

Lección : Cuando un hombre te desee , un segundo lo seguirá. Por una


simple cuestión de competencia. Ambos se disputan un premio.
Los seres humanos tenemos una inexplicable tendencia a triangularizar las
relaciones humanas.

Justin no podía evitar mirar fijamente a Victoria mientras ella estaba


conversando con Alyssa Manning, una de las cortesanas mas famosas de
Londres. La belleza de Alyssa había sido celebrada por años, con hombres
llegando situaciones ridículas y extremas para tenerla como amante. Había
habido muchos duelos por ella. Los hombres habían hecho de todo menos
desistir de sus títulos de nobleza para estar en su cama.
Esta noche Victoria sin duda la excedía en brillo y belleza . Su esposa
llevaba un vestido verde claro que combinaba perfectamente con sus ojos. El
escote era peligrosamente bajo, ofreciendo la vista de sus magníficos pechos
a todos los hombres que, en ese momento, la estaba mirando de soslayo . Y
sus bucles oscuros caían libremente sobre su espalda y sus hombros.
Las dos mujeres parecían absolutamente a gusto una con la otra, sonriendo y
riendo mientras conversaban. Eso hizo hervir la sangre de Justin , porque con
cada gesto , con cada movimiento Victoria afirmaba que quería ser la
amante de algún otro hombre y que ella ya había sido la amante de otros
hombres .
El observó los movimientos de las mujeres en dirección a la sala de villar
con el corazón apretado. Los hombres jugaban , pasaban tiempo con sus
amantes, y buscaban con sus miradas nuevas amantes . Justin apretó los
puños ante la idea de que un gran número de hombres estaba mirando a su
esposa como una posible conquista sexual .
“Eres tan poco discreto . Parece que quieres matar a todos los hombres de
la sala . El modo perfecto de sacar la atención de vos y de tu esposa,” Caleb
dijo con un tono sarcástico mientras le daba a Justin un vaso con whisky .
Justin miró ferozmente a su hermano, pero rápidamente borró todas sus
emociones de su cara. Caleb lo enfurecía, pero tenía razón . La última cosa
quería era llamar la atención y que otros notasen su posesividad respecto a
“Ria” y comenzarán a hacer conexiones entre la cortesana , Justin, y su
tímida esposa abandonada en una propiedad lejana.
“Descubriste algo interesante ?” Justin preguntó.
Caleb negó con la cabeza . “No . Mis discretas investigaciones dejaron en
claro que mientras todos los hombres dicen conocer a un hombre que se
acostó con Vic ... “
Caleb cesó bruscamente cuando Justin lo miró ferozmente . Ellos habían
acordado referirse a Victoria como “Ria” mientras estuviesen en público para
disminuir las posibilidades de que su identidad fuese descubierta.
“Todos los hombres icen conocer a un hombre que se ha acostado Ria,”
Caleb corrigió. “Pero ninguno de ellos realmente admite haberla llevado a la
cama . Pero no por falta de intentarlo . Para estar rotulada como la mas
importante cortesana de Londres, ella tiene una llamativa falta de sexo
verificable.”
Justin soltó una largo suspiro .
“Aliviado ?” Caleb preguntó guiñándole un ojo.
Con un asentimiento , Justin lanzó una mirada a su hermano. “Por supuesto
que me tranquiliza que ninguna de sus infidelidades pueda ser probada.
Cualquier pequeño hecho podría ser de ayuda si lo peor sucede y ella es
desenmascarada.”
“Entonces todo es una cuestión de tu reputación, cierto?”
“Por supuesto.” Justin miró fijamente en la dirección hacia la cual Victoria
se dirigía . “Qué otra cosa podría ser?”
Su hermano se rió. “No tengo ni idea , pero es fascinante observarla .”
Justin volvió su atención hacia Caleb. Él entendía perfectamente la
implicación que su hermano estaba haciendo, y algo muy irritante.
“Entonces dónde está ella ahora?” su hermano preguntó.
“ En la Sala de villar .” Justin tomó todo el whisky en un solo trago . “Con
Alyssa Manning.”
Caleb lo miró con la boca abierta. “Realmente? Bien, ella ciertamente se
mueve en los círculos adecuados. Si alguien puede encontrarle un protector,
esa es Alyssa.”
“Lo sé,” Justin respondió .
“ Estás seguro que no quieres hacer que Vic ... Ria ... tenga un amante de
tu propia elección? Por lo menos de ese descubriríamos más información. Y
eso ciertamente ocuparía su tiempo y la mantendría lejos de todas estas
personas que te conocen tan bien. ”
Justin negó con la cabeza . “No . Absolutamente no. No quiero que se
acueste con nadie .”
“ Nadie mas que vos.”
Justin vaciló. No tenía sentido negar esto.
“Si, yo la deseo.”
Su hermano pareció sorprendido por su fácil admisión . “Bien , nadie podría
culparte por desearla. Ella es muy bonita.”
Y lo era. Justin tuvo la imagen de Victoria, entre las sábanas mirándolo
peligrosamente con sus encantadores ojos verdes.
Esa mera imagen le causó una erección. Pero si Victoria reconocía esa
necesidad, ese deseo , podría usarlo en contra de él. Entonces tendría que
controlarlo.
“Bonita o no, no creo que deba procurar la satisfacción de ese deseo. Sin
duda puedo tener mujeres igualmente espectaculares en mi cama que me
causaría muchos menos problemas . Por el momento, mi prioridad es
descubrir si hay algún otro motivo para su llegada súbita a la ciudad . De
una forma o de otra, debo forzarla a dejar Londres antes que destruya
nuestras vidas y antes de que terminemos de separarnos definitivamente . Si
algo mas sucediese entre nosotros …”
Justin sacudió la cabeza desechando la idea de tener a Victoria en su cama.
“ Ahí estás!,” Russell Shaw dijo mientras caminó hacia los dos hombres y
afortunadamente terminaba con esa conversación tan irritante.
Justin sacudió la cabeza saludando a su amigo. “ Tienes nueva
información ?”
Shaw ladeó su cabeza. “ Muy buenas noches a vos, también.” él le lanzó una
mirada significativa a Caleb antes de continuar. “Descubrí algo sobre las
actividades de Lady Ria. Ella llegó a Londres dos semanas atrás. Antes de su
llegada, ya había rumores circulando sobre sus…habilidades.”
Justin vaciló. “Nosotros ya sabíamos eso.”
Los ojos de Shaw se agrandaron. “Si, voy a llegar a la nueva información
ahora. Por Dios, hombre, cálmate .”
Justin miró ferozmente a su amigo, pero mantuvo en silencio sus
comentarios.
Shaw tomó una respiración. “ Nadie sabe mucho sobre su pasado o sobre sus
intenciones. Mierda, ni siquiera encontré a alguien que supiese su apellido .
Aparte de su asistencia a estas fiestas , la dama es un verdadero fantasma.
Ella desaparece al amanecer y reaparece para bailar durante las noches .”

Justin maldijo entre dientes . Él había esperado poder descubrir algo respecto
a los planes de Victoria , algo mas allá de lo obvio . Pero su deseo
recurrente de tomar un amante era todo lo que había por el momento.
“Hablando de eso, esa no es Ria ?” su hermano preguntó, moviéndose en
dirección a las puertas de la terraza que llevaba a los jardines detrás del
salón de baile.
Justin se dio vuelta a tiempo de ver a Victoria desapareciendo afuera . Y
ella estaba del brazo del Vizconde Alexander Wittingham, un hombre conocido
por su intenso apetito sexual. Justin dio un paso en dirección a la puerta,
pero Caleb agarró su brazo.
“Espera , Justin. Si hicieses una escena, podrías causar más problemas de
los que ya tienes ,” Shaw insistió.
Justin forcejó contra el asimiento de Caleb, pero su hermano lo sujetó
rápidamente . La parte racional de su mente reconocía que Shaw tenía
razón . Confrontar a Victoria en el estado de ánimo en que estaba en ese
momento sólo despertaría sospechas. Pero de alguna manera eso no le
importaba tanto como conseguir alejarla del otro hombre, e impedirle
concretar sus deseos.
Justin liberó su brazo del asimiento de su hermano y comenzó a abrirse
camino a través del salón de baile.
“Me importa una mierda.”

Victoria se rió con algo que su compañero, Vizconde Alexander Wittingham,


dijo, pero el sonido de su risa era hueco y vacío. Desde que habían
comenzado el paseo por los jardines, el caballero había sido otra cosa mas
que encantador y divertido, de la misma manera que Chloe lo había
descripto en sus cartas . hasta el momento , Victoria no había sentido
ninguna amenaza de parte de él. Pero tampoco sentía ninguna conexión
con él.
Aunque él ciertamente parecía sentir una conexión con ella. El vizconde
había mirado bastante descaradamente desde que habían comenzado el
paseo por bonitos jardines de la casa da Alyssa.
“Debo decir, Ria, que eres más bella de lo que oí. Me siento muy halagado
de que hayas aceptado caminar conmigo esta noche ,” el vizconde dijo con
un gesto deferente.
Victoria soltó un suspiro y se puso en actitud coqueta , algo que ella y Marah
habían practicado . Con una leve palmada en su brazo, ella se rió. “La que se
siente halagada soy yo , mi lord . No he oído nada mas que cosas boas
sobre vos.”
El sacudió la cabeza. “Cosas buenas , eh? Qué tipo de cosas?”
“Las damas no deberían hablar de eso .” ella tragó en seco. Ese acto todavía
no era natural en ella. Cuando volviese a su casa, nunca más se quejaría
sobre el decoro y el pudor que la sociedad esperaba de una dama como
ella.
Wittingham retrocedió , y el brillo de interés creció en su mirada .
“Realmente? Qué intrigante. Y de quién has oído hablar esas cosas
buenas ?”
Victoria contuvo la respiración. Esa era su oportunidad. “De otra dama que
tuvo suerte de poder pasar algo de tiempo con vos. Ella habló muy bien de
vos.”
El giró en dirección a ella. “Estoy perplejo. A qué dama le debo agradecer tu
elogio ?”
“ A Chloe Hillsborough, mi lord .”
Cuando dijo las palabras, Victoria se inclinó hacia adelante muy
ligeramente y midió la reacción de su acompañante.
La sonrisa de Wittingham vaciló por una fracción de segundo , y el buen
humor se debilitó en su expresión, siendo reemplazada por una mas
azorada.
“Has oído eso de Chloe?” él repitió, su nombre salió lentamente de su lengua
como si estuviese saboreándolo.
Victoria asintió con la cabeza , observado su rostro . Chloe nunca había
escrito nada mas que elogios sobre su antiguo amante, pero tal vez eso no
era suficiente para Wittinghan. Juzgando por la emoción en sus ojos, él
todavía tenía fuertes sentimientos hacia Chloe . Tal vez él no había podido
aceptar el hecho que Chloe pusiese fin a su relación.
“Eso realmente es un gran elogio ,” él dijo, su mirada se apartó de Victoria
mientras contemplaba los jardines . “Esa era una declaración reciente?”
Victoria examinó su rostro. La emoción ella había visto ya no estaba
“No particularmente. Realmente no he oído sobre Chloe en algún tiempo.
Estaba esperando poder verla durante mi estadía en Londres, pero hasta
ahora no lo he logrado .”
Ella vaciló. A qué distancia se atrevería a presionar el hombre? Si lo
presionaba demasiado , él sospecharía. Y esa podía ser su única
oportunidad de interrogarlo.
“ Conoces su paradero?”
Wittingham vaciló ligeramente. “No . Me temo que no .
Nosotros alguna vez fuimos cercanos , pero … pero eso terminó algún
tiempo atrás.” él giró mirarla . “ Me sorprende que me hayas invitado al
jardin para hablar sobre otra mujer, Ria. Ese es realmente el tema que deseas
hablar?”
Victoria levantó su cabeza con un rubor en las mejillas. Quería más
información , pero no deseaba acabar en la cama de Wittingham esta noche
. Aunque ese sería un buen camino para lograr sus objetivos.
“Una pregunta muy directa, mi lord ,” ella dijo con un carcajada leve.
El se inclinó más cerca . “Tengo el presentimiento que eres una mujer a la
que le gusta ese tipo de cosa.”
Antes que Victoria pudiera responder, una voz detrás ellos la congeló .
“Retrocede! .”

CAPITULO 8

Lección: El hombre propone y Dios dispone.


Pero no es tarea fácil explicarle eso a un hombre obsesionado con controlar
todas las situaciones .

Victoria se dio vuelta y en estado de shock observó como Justin caminaba


entre las sombras. La luna iluminaba la mitad de su rostro, revelando sus
rasgos afilados , sus labios sensuales y la mirada intensa de sus ojos. La
rabia y la posesividad que vio en su expresión le quitaron la respiración y la
voz.
Wittingham arqueó una ceja con lo que parecía ser confusión genuina. “
Perdón, Baybary. Me estás hablando a mí ?”
Justin dio un paso adelante . “Vos me oíste claramente . Te dije que
retrocedas .”
Si Victoria hubiese estado en la posición do Wittingham, habría hecho lo que
Justin ordenaba. Pero Wittingham simplemente la miró.
“ Lord Baybary es amigo tuyo?”
Ella tragó en seco . Ella y Marah se habían preparado para todas las
contingencias menos esa. Ella nunca había creído que Justin interferiría en
sus asuntos después que lo había amenazado con la destrucción de la única
cosa que a él le importaba. Su maldita reputación.
“Si. Soy amigo de ... ” Justin miró ferozmente a Ria. “Y creo que ella ha
estado aquí afuera el tiempo suficiente. Debo escoltar de vuelta al salón de
baile.”
Wittingham miró a Justin de arriba a abajo , luego observó a Victoria. “Deseas
irte con este hombre?”
Victoria miró al vizconde con sorpresa hasta que Justin hizo un gruñido de
disgusto. Era imposible leer que le pasaba a Wittingham , pues su rostro
estaba completamente impasible. Sin embargo su pregunta hablaba de un
deseo de protegerla . Era una actuación o genuina preocupación ?
“Ria,” Justin gruñó .
Ella le lanzó una mirada , luego le sonrió a Wittinghan. Tendría que pisar
cuidadosamente y no arriesgarse a ofenderlo y a cortar toda oportunidad
de obtener más información sobre Chloe más tarde.
“Parece que Lord Baybary tiene algo importante que desea discutir conmigo.
No tengo ninguna objeción. Pero espero que podamos seguir conversando
más tarde, Wittingham.” Ella apretó sus labios mirando a Justin . “Sin
interrupciones.”
El vizconde soltó su brazo e hizo una breve reverencia antes de él girar
sobre sus talones y dirigirse a la casa. sin mirar a Justin mientras pasaba a
su lado , él murmuró, “Baybary.”
“Wittingham.”
Justin mantuvo su mirada fija en Victoria. A pesar de su frustración porque él
se había entrometido en su conversación privada, y que tal vez hubiese
arruinado sus posibilidades de descubrir más detalles sobre la vida y la
desaparición de Chloe, Victoria no pudo evitar sentirse conmovida por
expresión de Justin . Había algo muy posesivo y sensual en el modo en que la
miraba . Como si no quisiese que ella le perteneciera … pero de hecho le
pertenecía, y era sólo una cuestión de tiempo antes que él reclamase esa
posesión.
Victoria se estremeció ante esa idea. Dios la ayudase, deseaba su contacto.
Pero ella era muchos más que sus meras necesidades físicas. Ella tenía una
mente además de un cuerpo. Sabía perfectamente bien que todo lo que
Justin quería era poseerla físicamente . No porque sintiese algún afecto por
ella , sino porque su orgullo había sido provocado.
Y no iba a permitir que él interfiriesen su deber hacia Chloe. Sin importar
cuan tentadora la idea fuera.
Después que el vizconde se alejó lo suficiente y ellos no podían ser
escuchados, Victoria avanzó hacia su marido.
“Cómo te atreves a entrometerte en mis conversaciones privadas?” ella
gruñó , su voz sólo era un poco mas que un susurro .
“ Creo que un marido tiene todo el derecho a, por lo menos , conocer al
hombre con quien su esposa está pro engañarlo ,” Justin replicó. Él miró por
encima de su hombro. “ Podrías buscar algo mucho mejor que
Wittingham .”
Victoria sacudió la cabeza con frustración. “ No tienes opinión en esto ,
Justin. No quiero tus comentarios ni tus consejos.”
“No siempre conseguimos lo que queremos,” Justin dijo con una sonrisa
feroz .
El Corazón de Victoria latió pesadamente , y se quedó congelada en su
lugar mientras su marido avanzado hacia ella, con un paso lento a la vez.
Sabía lo que él estaba por hacer. Sabía que todo eso era una manipulación.
Pero no pudo alejarse cuando él lentamente deslizó un brazo alrededor su
cintura y la empujó contra su pecho.
“Pero yo podría darte lo que necesitas , Victoria,” él susurró, con voz áspera.
“Mejor que cualquier otro.”
“No sabes lo que necesito ,” ella susurró, pero su tono quebrado hablaba
más fuerte que sus palabras débiles.
El examinó su rostro, y Victoria tembló ante la intensidad de su mirada . Se
dio cuenta que él estaba buscando algo en sus ojos. Algo mas que deseo.
Buscaba verdad.
Ella quiso empujarlo , pero él la sujetó firmemente.
“Qué necesitas realmente ?” él insistió.
Su corazón estaba latiendo frenéticamente ahora, y ella estaba segura que
él podía sentirlo pues ellos estaban pecho contra pecho.
“No necesito nada de vos. No te confiaría nada a vos.”
“Nada?” él murmuró mientras tomaba su mentón y elevaba su rostro.
Y luego sus labios rápidamente descendían cubriendo los suyos con una
presión ardientemente posesiva. Todas las emociones de temeridad de
repente se debilitaron.
De la misma manera que había hecho última vez que la había tocado, el
beso rápidamente se descontroló. Victoria se encontró pegándose contra él,
intentando aferrarse a él, y queriendo más. Queriendo todo.
El se separó primero, dejándola tambaleante y perpleja . Justin caminó en
las sombras de vuelta hacia la casa. “Confía o no en mí, Victoria, pero nunca
olvides que eres mía. Y si me das las respuestas que yo exijo, encontraré
un modo de llegar a ellas.”

Justin se abrió paso entre la gente , su mente acelerándose con cada paso.
Todo lo que podía pensar era en Victoria.
Su encuentro en el jardin había sido muchas cosas. Intensamente pasional .
Enojoso. Y algo más . Cuando él le había preguntado qué necesitaba , su
respuesta había sido mucho más que sexual.
Había habido temor. Ella quería escapar de él, y por primera vez, él no
pensaba que eso tuviese algo que ver con su pasado. Ella escondía algo.
Sólo tenía que determinar qué.
Pero eso no sucedería esa noche . Victoria había huido en el momento que
él había interrumpido el beso . Nadie la había visto desde entonces , y Shaw
le informó que su carruaje había partido.
De reojo , vio a Caleb de pie con Shaw. Los hombres estaban conversando
con dos mujeres jóvenes, riéndose y sonriendo como tontos , ajenos a lo que
sucedía a su alrededor . Supuso que hacían bien . Después de todo ellos no
tenían sus problemas .
Con un insulto , Justin dejó que su mirada recorriese al resto de los
invitados . Tal vez mirando otra gente , se olvidaría de Victoria. Pero no podía
ser. En minutos, Justin se dio cuenta que entre los restante asistentes a la
fiesta estaba Alexander Wittinghan. Su estomago sintió repulsión cuando
pensó en Victoria a solas con ese hombre en el jardín oscuro. Su
conversación había parecido amena, y Wittingham se había inclinado
extremadamente cerca de ella .
Apretando los puños, Justin se movió en dirección a su rival. Aunque no
pudiese indagar sobre los planes de Victoria, por lo menos podría desalentar
a sus pretendientes potenciales.
Cruzó con pasos determinados el salón y tocó el hombro de Wittinghan. El
vizconde giró y frunció el ceño cuando vio era Justin quien lo interrumpía .
Justin le devolvió la mirada dura . “Me gustaría hablar con vos.”
Wittingham sacudió la cabeza despidiéndose de los dos caballeros con los
que había estado conversado y se movió en dirección a un pasillo . “Creo
que Alyssa tiene una sala de estar detrás del salón de baile. Asumo que te
gustaría tener privacidad ?”

Justin asintió con la cabeza . Nunca antes había tenido un problema con el
vizconde. Con toda honestidad, nunca habría pensado mucho en ese
hombre . Sabía que Wittingham era bueno con los naipes, y que incluso
tenía más suerte que con las damas. Tenía la misma edad que Justin , y
habían ido juntos a la misma escuela.
Pero ene se momento a Justin le estaba siendo difícil no estampar su puño
en la nariz de ese hombre. Especialmente cuando su mente continuaba
generando imágenes vívidas de Victoria y ese bastardo.
El vizconde cerró la puerta de sala de estar y giró para enfrentar a Justin. “
Asumo que esta conversación privada tiene que ver con Ria y con la escena
desagradable que creaste ?”
Justin consideró su respuesta cuidadosamente. No quería revelar demasiado .
“Sólo evita a esa dama, Wittingham.”
El otro hombre sacudió la cabeza. “Perdón, Lord Baybary, pero no tengo
ninguna intención de hacer eso. Por lo que entiendo, la dama todavía no está
atada a nadie . Ella no te mencionó como su tutor o su amante, entonces
no voy a asumir eso ella hasta que ella me lo diga .”
Justin apretó los puños. Normalmente él no se habría molestado si
Wittingham hubiese perseguido a una mujer en la que estuviese interesado.
Pero eso no parecía posible con Victoria.
“ Te lo estoy advirtiendo , Wittingham,” él comenzó a decir .
El vizconde dobló sus brazos su pecho . “Tu advertencia es bastante clara,
Baybary. Y yo te digo esto , si Ria te escoge a vos, entonces que así sea. Yo
nunca fui influenciado por la interferencia de otros hombres. Y no comenzaré
con vos, sin importarme cuan poderoso puedas ser . Buenas noches .”
Con eso, Wittingham giró y dejó la pequeña sala . Una vez que él se fue,
Justin lanzó una serie de insultos en voz alta, pero eso no hizo nada por
mejor su humor.
Estaba acostumbrado a conseguir lo que se proponía. Él estaba siempre
estaba en control, siempre era el que iniciaba y terminaba las relaciones ,
siempre determinando su propio destino. Ese control había sido una obsesión.
Nunca habría querido ser forzado a algo como le había sucedido cuando el
padre de Victoria había logrado chantajearlo para casarse .
Y ahora se sentía sin control sobre la situación. Mierda , ni siquiera sabía
dónde estaba su esposa en ese instante , ni con quien estaba .
Ese era el momento de descubrirlo
Con propósito renovado, Justin volvió al salón de baile. Shaw y Caleb todavía
estaban rincón, aunque Caleb ya no hablaba con su nueva amiga , ahora la
presionaba contra la pared y la besaba. No había ninguna duda de donde ese
encuentro terminaría. Justin vaciló con el recuerdo de su cuerpo rozando el
de Victoria.
“Shaw,” él gritó mientras se acercaba a su amigo.
Shaw lo miró con el ceño fruncido . “Estoy muy ocupado, Baybary. Lo tuyo
puede esperar?”
“No .” Justin alejó a su amigo de su nueva conquista. Shaw lanzó un
suspiro , pero lo siguió .
“Tu hermano está en el Departamento de Guerra.” Justin susurró. “Puede
averiguar a donde alguien está viviendo,?”
“ Muy fácilmente,” Shaw dijo encogiendo los hombros . “Quieres saber a
dónde Victo ... Ria se está quedando?”
Justin asintió con la cabeza . “Si. Ella puede estar quedándose en algún lugar
bajo su nombre real; o no . Quiero saber eso .”
Shaw suspiró mientras lanzaba una mirada en dirección a la joven bonita
que todavía lo esperaba.
“Y asumo que quieres que comience la averiguación esta noche ?” su amigo
gimió.
Justin asintió con la cabeza . “Cuanto antes mejor.”
“ Uno propone y Justin dispone ,” Shaw murmuró entre dientes . “ Supongo
que querrás entretener a Camilla mientras yo hagoo esa tarea ? Me parece
que te vendría bien una noche de placer.”
Justin miró a la mujer. Realmente no la había mirado antes, pero ahora la
reconoció como una de las bailarinas de una comedia musical obscena a la
que él y Shaw habían asistido meses atrás . De cabello castaño claro , ojos
azules y tez pálida, la joven era absolutamente memorable. Fácilmente
podría hallar consuelo en su cama. Normalmente su erección habría sido
evidente y furiosa con una mera mirada a una joven bonita y dispuesta .
Esa noche , sin embargo , era otra historia. Su miembro ni siquiera se
movió.
“No . me temo que hasta que logre hablar con Victoria sin que ella se
escape cada vez que me acerco a la verdad, no estaré de humor para
ninguna diversión.”
Shaw sacudió la cabeza, y hubo sorpresa en sus ojos brillantes. “ Esa mujer
se ha metido completamente debajo de su piel. Nunca he visto algo igual .”
Justin abrió la boca para hablar, pero Shaw hizo un gesto dismisivo .
“Ahórrame las excusas y argumentos. Haré lo que deseas , y espero que
entiendas el sacrificio que estaré haciendo.”
Su amigo lanzó una mirada significativa a Camilla. Justin hizo una mueca . “Lo
hago. Y te juro que algún día haré un sacrificio semejante para ayudarte a
vos.”
Shaw se rió mientras caminaba de vuelta hacia la bailarina para excusarse
con ella. “Confía en mí , Justin, yo nunca me encontraré en una situación que
exija semejante sacrificio. Buenas noches .”
Justin frunció el ceño . Su amigo podía decir lo que se le antojara , mas Justin
nunca había pretendido estar en ese tipo de situación . Él había dejado a su
esposa en una propiedad rural de modo de poder olvidarse de su
existencia. Quién podría haber predicho que ella entraría repentinamente en
su mundo y lo dejaría patas para arriba ?
Justin giró para decirle buenas noches a su hermano, pero Caleb ya estaba
yendo en dirección a la puerta, acompañado de su conquista . Con un
gemido, Justin fue a su propio carruaje.
A diferencia de su hermano, tenía un largo trayecto hasta su casa y una
cama vacía lo esperaba a su llegada. Y los sueños con una mujer que nunca
hubiese querido ver nuevamente y ahora no podía sacar de su cabeza , sin
importa cuan intensamente lo intentase .

Capítulo 9

Lección : Ningún hombre puede hacerte perder el control …a menos que vos
lo dejes.

Justin contempló la modesta casa que se erguía delante de él , en una


cuadra con viviendas muy semejantes. La casa era pequeña y modesta .
Ciertamente no parecía ser el tipo de lugar donde se alojaba “la mas famosa
cortesana de Londres.” Y sin embargo dentro de esas cuatro paredes, vivía
Victoria . Justin ni siquiera quería saber cómo Shaw había averiguado eso
en menos de doce horas.
Entró al porche y dio un golpe en la puerta. En algunos segundos, la puerta
fue abierta para revelar un mayordomo alto y delgado que miró a Justin de
arriba y abajo con un aire desaprobador.
“Caballero ?”
Justin le extendió su tarjeta de presentación. “ EL Conde de Baybary para ver
a ... “
El se detuvo . Cómo carajo debía referirse a Victoria? Para su sorpresa, ella
había alquilado esa casa con su nombre real, pero debería llamarla su
esposa? O Ria? O Lady Baybary?
Justin no tuvo que tomar esa decisión. De repente una joven apareció por
detrás del criado, pero no era Victoria. Ella tenía cabello rubios y ojos
oscuros que se ensancharon con el shock y el reconocimiento. Aunque
Justin estaba seguro que nunca había conocido a esa dama antes.
“Vos !” ella gritó, su rostro se empalideció cuando se adelantó al
mayordomo. “Qué estás haciendo aquí ? ”
Justin retrocedió ante el veneno de su mirada y su tono feroces .
“Perdón , mi querida, pero me temo que no te conozco ,” Justin dijo.
“Pero yo te conozco a voz,” la rubia furiosa replicó mientras doblaba sus
brazos. “No eres bienvenido aquí. Por favor vete.”
Justin se inclinó de vuelta, su paciencia peligrosamente llegando al fi. “No lo
creo . Si mi esposa está alquilando esta casa, eso significa que lo está
haciendo con mi dinero. Tengo derecho a estar aquí.”
“ No te queremos aquí,” la mujer gruñó, pero Justin pudo ver que su
referencia a Victoria siendo su esposa había conmocionado a ambos , la
mujer desconocida y el mayordomo, que ahora lo estaban mirando con más
sorpresa que amenaza.
“Sugiero que me dejes entrar,” Justin dijo fríamente.. “ De otro modo
puedo comenzar a declarar mis intenciones aquí mismo , donde todos los
vecinos puedan escucharlas.”
La mujer lo miró ferozmente , pero Justin pudo ver que había ganado incluso
antes que ella se hiciera a un lado y lo dejase pasar. “Entre, Lord Baybary.”
El entró al hall, y el mayordomo cerró la puerta detrás de él. EL criado lanzó
una mirada de soslayo a la mujer. “Debo mandar buscar a mi Lady, Lady
Farnsworth?”
La mujer, ahora identificada por un nombre, negó con la cabeza . “ Mi lady
está acostada. No hay ninguna razón para despertarla. Lord Baybary no se
quedará por mucho tiempo. puedes irte ; yo me ocuparé de este asunto.”
Cuando el mayordomo se alejó , ella se movió hacia un cuarto vecino al hall.
Justin la siguió y se encontró en una pequeño sala de estar muy
confortable. Lo sorprendió la sencillez de la casa . Él siempre había sido
generoso respecto a proveer a la comodidad de Victoria . Sólo con el dinero
que recibía mensualmente ella podría haber alquilado una bonita casa en la
Calle Band que habría sido el lugar perfecto para recibir a sus caballeros
visitantes , sin mencionar que tendría una fantástica visión de todas las idas
y venidas de la alta sociedad.
El hecho que Victoria hubiese escogido esa casa, donde probablemente
nunca traería a un amante de clase alta, despertó sus sospechas. Era más un
escondrijo que un ilícito nidito de amor . Qué estaba escondiendo Victoria ?
Justin fue apartado de sus pensamientos cuando Lady Farnsworth dobló sus
brazos sobre su pecho y aclaró su garganta ruidosamente. Giró hacia la
dama . Ese era el momento perfecto para ejercitar un poco de su famoso
encanto.
“ Bien , Lady Farnsworth, verdad ? Asumo que eres una criada de mi esposa
y ... “
Ella bufó de un modo poco femenino y colocó sus manos en sus caderas.
“Soy amiga de Victoria , no su criado. Y puedes ahorrarte la saliva . Todo
ese encanto no funcionará conmigo. Conozco perfectamente bien tu
verdadero carácter. Victoria no te invitó a venir aquí, ni desea su compañía.”
Justin apretó sus puños a los costados. “Te aseguro que no pretendo
causarle a Victoria ningún daño.”
Las mejillas de la joven se colorearon. “Oh si, Estoy segura que eso es
verdad. Estoy segura que nunca piensas en las consecuencias de tus
acciones, del mismo modo en que ... “
Ella cesó bruscamente y giró . Justin frunció la frente . Qué habría dicho ella
si no se hubiese censurado ?
“Victoria no desea verte,” Lady Farnsworth repitió, mientras el ardor se
perdía de su voz .
Justin apretó los dientes ante su atrevimiento . “Por qué no la llamas, y
veremos si eso es verdad, mi lady ?”
Ella se volvió, y su mandíbula se tensó , sus brazos seguían doblados sobre
su pecho. “No tengo intención de hacer eso, mi lord . Harías mejor en partir.”
Por un momento , los dos se miraron fijamente . Justin estaba sorprendido por
el desdén absoluto que emanaba de esa mujer . Lo hiz pensar como qué tipo
de ogro Victoria lo había descripto para que su amiga lo menospreciara
tanto.
Claramente, no iba a llegar ningún lado con Lady Farnsworth bloqueando
cada uno de sus movimientos, pero no tenía intención de partir hasta que
no viese a su esposa. Aunque eso significase dejar de lado el decoro y los
buenos modales.
“Me dejas sin opciones ,” él dijo en un suspiro, luego caminó hacia las
escalera que llevaba a las habitaciones privadas de la casa.
La lady Farnsworth estuvo a su espalda antes que subiese el primer escalón.
“ Deténgase , Lord Baybary.”

El la ignoró, subiendo la escalera y tomando el corredor. Abrió la puerta de la


primer habitación que encontró . Vacío. La segunda , también.. Justin fue
hacia la tercer puerta, pero antes de poder verificar el interior , esta se
abrió delante de él.
Victoria estaba de pie en el umbral, mirándolo con ojos tan anchos como
anchos. Inmediatamente Justin se olvidó de todo lo que había venido a
decirle.
Su cabello oscuro caía sobre sus hombros, de la misma manera que en su
noche de bodas , pero ahí era donde la muchacha de su memoria terminaba
y la mujer de la realidad comenzaba . A diferencia de aquella noche, ella no
estaba vistiendo un virginal camisón de algodón . Por el contrario , usaba
una prenda de seda negra que marcaba cada curva de su cuerpo lujurioso ,
esbozando todas las cosas con las que él había fantaseado desde su súbita
reaparición en su vida.
Inmediatamente la chispa de pasión que se había encendido entre ellos en la
noche de bodas retornó. Pero era diferente. Era un fuego más hambriento.
más desesperado. Y estaba teñido con rabia y traición de ambos lados, en
lugar del temor virginal que Victoria había mostrado en su noche de
bodas .
Un momento de tensión silencioso se instaló entre ellos, mientras ellos se
miraron uno al otro , aunque ese silencio anunciaba un infierno que iba a
desatarse. El mayordomo llegó a lo alto de las esaleras, flanqueados por dos
criados de igualmente grandes. Lady Farnsworth comenzó a gritarle mientras
intentaba hablar con Victoria, todo al mismo tiempo . Una criada entró en el
corredor, vio el alboroto, y prontamente se desvaneció teatralmente.
Los brazos de los criados atraparon a Justin y comenzaron a alejarlo
cuando voz de Victoria se elevó por encima de la riña.
“Todos ustedes quietos!”
Todo el circo se detuvo súbitamente mientras todos en el corredor,
inclusive la criada desmayada, quien había recuperado la consciencia durante
el fragor de la lucha , miraron a Victoria.
“Wilson, Petry, por favor suelten a Lord Baybary,” ella dijo con calma .
Cuando los criados hicieron lo que ella solicitó Justin alisó su saco y miró
furiosamente a los dos hombres.
Lady Farnsworth giró hacia su amiga con horror. “Victoria!”
Victoria colocó una mano en el hombro de la mujer. “Expulsarlo no cambiará
nada, Marah.” ella lanzó una breve mirada en su dirección . “Justin continuará
volviendo hasta que logré su objetivo. Pero una vez que lo logré, partirá.”
Justin vaciló ante esa referencia afilada a su partida el día después de su
matrimonio . Él estaba enojado y ofendido de al mismo tiempo .
“Justin, puedes esperarme en mi sala privada,” ella dijo, moviéndose .
“Conversaremos allá.. Jenkins”— ella miró al mayordomo —“ nada de té , por
favor. Y alguien ayude a Rebecca a levantarse del piso .”
Con eso, ella giró sobre sus talones y fríamente entró en su habitación,
dejando a todos en el corredor mirándola perplejamente antes que los
criados se apresurasen a cumplir sus órdenes. Justin no pudo evitar sentirse
azorado
Se preguntó nuevamente a dónde se había ido su esposa tímida e insegura.
La mujer que acababa de dar esas órdenes eran alguien completamente
diferente . No era la cortesana tentadora de las fiestas escandalosas, ni la
joven tímida de su recuerdo . Entonces Victoria tenía por lo menos tres
personalidades. Tres vidas. Pero cuáles eran una mentira? Y cuál era la
verdadera ?
O había algo de verdad en cada una de ellas?
“Es mejor que no la lastimes nuevamente,” Marah Farnsworth susurró con
una mirada letal de ir hacia la criada y tomar ósu mano. “Por Dios, Rebecca,
te desmayas por cualquier cosa.”
Justin entró en la habitación de Victoria y cerró la puerta detrás de él. Ella
estaba de pie en la ventana, con su espalda hacia él, y ella se estremeció
levemente , cuando oyó el ruido de la puerta cerrándose , pero no habló.
El aprovechó su silencio para observar. Como la sala de estar de abajo, el
cuarto no parecía el de una cortesana, lo que le causó un alivio extraño. La
pequeña sala en que estaban tenía una cómoda, una mesa, un sofá, y una
especie de escritorio en un rincón . Cerca del escritorio había una puerta
abierta que llevaba al cuarto propiamente dicho . Por la hendija , podía ver
la cama. El cobertor y las sábanas arrugadas.
Ella había estado durmiendo cuando él había llegada, tal como Marah había
asegurado . No pudo evitar cerrar sus ojos y visualizar a su esposa muy
sola en esa gran cama. Pero su imaginación creó una imagen adicional. Los
dos
en la cama, sus cuerpos enredándose uno con el otro.
“Por qué viniste aquí, Justin?” Victoria dijo, interrumpiendo sus pensamientos.
Justin alejó sus fantasías, aunque no pudo controlar la erección que ellas
tan fácilmente habían causado. Su miembro pulsaba a la vida, a pesar de la
frustración que su esposa le causaba.
“ Vos y yo tenemos mucho que discutir,” él respondió, moviéndose en una
tentativa de aliviar su incomodidad. No funcionó.
Victoria giró, y él pensó que ella veía la señal obvia de su excitación, pero
ella no reaccionó. Su mirada casi inmediatamente volvió a sus ojos.
“Cada vez que me has visto desde que nos encontramos en esa fiesta,
me has acorralado para “hablarme.’” Victoria sacudió la cabeza . “No hay
nada que quede por decir.”
El se movió hacia adelante. “Cómo puedes decir eso ? He intentado hablar
con vos, es cierto. Pero vos te escapas de mí sin darme ninguna respuesta
concreta y verdadera . Ahora no no habrá ningún escape .”
Sus ojos se estrecharon . “Sos la última persona en el mundo que debería
dar un sermón sobre escapar, Justin. Eres un maestro en el arte de
abandonar tus responsabilidades. Si yo no deseo discutir nada con vos, sólo
es una consecuencia de tus propias acciones.”
El vaciló ante la rabia cruda que vio en sus ojos verdes. Los ojos que se
oscurecían con las emociones intensas. Qué bonitos eran. Él podría haber
olvidado todo menos eso.
“Deja de mirarme fijamente,” ella dijo, su rostro se ruborizó.
“No puedo evitarlo ,” él dijo. Era como si estuviese sorprendido con su
propia admisión. “ Yo ... no puedo aceptar cuan diferente eres, Victoria. Y
sigues siendo tan bella.”
Sus labios se apretaron . “Viniste aquí a susurrar mentiras halagadoras en mi
oído con la esperanza que dé lo que deseas ? No soy tan inocente como
era entonces .”
Justin sacudió la cabeza . “No , no lo eres . Pero tampoco eres lo que finges
ser. Y no estoy mintiendo cuando digo que no puedo evitar dejar de
mirarte . Y tampoco estoy mintiendo cuando digo que mi interés por tu
belleza no es la razón por la que vine aquí.”
Victoria tragó en seco . “Por qué viniste entonces ?”
“Anoche hubo un momento entre nosotros ... ,” él comenzó a decir .
“Quieres decir el momento en el me molestaste públicamente …
nuevamente?” ella replicó con sarcasmo.
Justin sacudió la cabeza . “No finjas que la pasión entre nosotros no se
origina por ambas partes. Temblaste cuando te toqué ,y apuesto a que te
imaginaste lo que habría sucedido si en vez de escaparte , yo te hubiese
llevado a mi cama.”
Sus labios se abrieron en shock . Pero el muro que ella había construido a su
alrededor permaneció intacto. “Arrogante fanfarrón ... “
“ Yo también me imaginé eso, Victoria,” él la interrumpió .
Esa admisión la dejó helada . Entonces su lengua afilada podía ser
silenciada.
“Pero ese no era momento al que me refería . Anoche, cuando te pregunté
qué necesitabas , por primera vez que vi emociones genuinas en tus ojos.
No la falsa seducción de Ria o la rabia que acompaña todas nuestras
charlas . Vi algo más profundo.” él avanzó un paso . “ Pienso que planeas
algo. Dime por qué realmente viniste a Londres.”
Ella lanzó un carcajada aguda. “ Eres tan arrogante que te has convencido a
vos mismo que yo no he venido aquí para encontrar un amante. Tu vanidad
está tambaleando. Por qué no puedes simplemente aceptar ese hecho?”
Él frunció el ceño . “Manejas mi propiedad con prudencia y habilidad. Mi
personal te respeta. Esas cosas me hacen pensar que no eres ese tipo de
mujer.”
Esa vez fue Victoria quien avanzó. Si él buscaba emociones verdaderas en
su cara, ahora ellas estaban abiertamente exhibidas. Sus manos temblaron a
los costados, y sus mejillas estaban enrojecidas y su enojo era palpable.
Y nunca le había parecido más bella.
“Como si supieses algo sobre el tipo de mujer que soy ... sólo te manejas
con relatos distantes que recibes de extraños,” ella dijo tensamente . “
Estamos casados desde hace tres años, y yo apostaría a que vos nunca
pensaste en mí ni una vez durante todo ese tiempo, y mucho menos que te
hayas preocupado en descubrir algo sobre mi vida. El único tipo de
interacción que has tenido conmigo fue a través del abogado y con temas
relacionados a la propiedad.” Ella se dio vuelta . “Estoy asumiendo esas
interacciones no incluyen cuantos amantes he tomado recientemente.”
Justin apretó los puños. Si sus declaraciones fuesen o no verdad, Victoria
estaba diciendo esas cosas sólo para hacerlo molestarlo . Y tal vez ella se
mereciese esa oportunidad de tomar venganza. Pero ella estaba pisando
demasiado cerca de la línea de su autocontrol.
“Y cuántos amantes has tomado , Victoria?” él preguntó .
Ella parpadeó, su fachada fría se quebró sólo por un segundo.
“Quizás muchos más de los que puedas imaginar,” ella susurró. “Quizás ya
perdí la cuenta de mis amantes.”
Justin apretó sus puños a los costados con frustración. Cada conversación
con Victoria era un juego, uno en el que ella cambiaba las reglas a su
conveniencia . Y sólo había una manera que él conocía para derribar su
control. Para quebrar las barreras que ella ponía a su alrededor cuando él
estaba a punto de descubrir la verdad que venía buscado desde el primer
momento que la había visto en Londres.
Sin una palabra, él cerró la distancia entre ellos y enlazó sus dedos
alrededor del brazo de ella . Victoria jadeó
no contacto, mas no tuvo tiempo para resistirse antes que él la empujase
contra su pecho.
“Recuerdo un amante,” él murmuró antes de besarla.
De la misma manera que había sucedido en cada ocasión anterior , sus
labios se separaron debajo de los suyos, y su cuerpo se puso flexible. Era
una rendición completa y la cosa más dulce que Justin podría haber
imaginado. Y esa vez , no hubo ninguna interrupción . Ninguna posibilidad
de de ser atrapados y que su secreto fuese descubierto.
No había nada que lo detuviese para llevarla a su cuarto, acostarla en la
cama vacía, y tomarla hasta que ella gritase su nombre ccon placer. Oh,
cómo quería eso. Más que cualquier otra cosa que pudiese recordar en
mucho tiempo.
Victoria sintió que Justin la llevaba hacia su habitación . Y aunque ella sabía
que ella debía detener esa locura, negarse a él, no hizo ningún movimiento
para hacer eso. Era como si no pudiese. En el momento en que él la tocó,
todo lo que tenía planeado invariablemente se desvanecía . Estaba mal
desear que él la tomase ?
Si, claro que lo estaba. Este hombre era un egoísta que la había abandonado
sin pensar en nadie mas que en sí mismo. Un bastardo que muy fácilmente
podría poner la investigación de la desaparición de Chloe en gran riesgo.
Sin embargo esas cosas no importaron cuando él tomó su nuca con sus
dedos y enterró su lengua dentro de su boca, derritiéndola con besos que
insinuaban la promesa del placer por venir.
Ella se arqueó contra él , rozando sus caderas contra las suyas, gimiendo
cuando su falo duro se acomodó en la articulación de sus muslos. Debajo
de su bata ya se sentía la humedad caliente entre sus piernas. Ese hecho
debería haberla humillado, pero no lo hizo. Ella quería acabar con esa
necesidad dolorosa. Quería obtener el placer que le había sido negado
durante todos esos años.
Tal vez una vez que lo hiciera, podría finalmente olvidarlo . Dejarlo de lado ,
satisfacer su curiosidad y su deseo . Librarse finalmente de su poder y de
su influencia, que la había acechado desde la mañana que él había partido
de su casa y de su vida para siempre.
Sus dedos palparon el cinturón de la bata, y luego la seda se deslizó. Cuando
Justin vio que ella estaba desnuda, él contuvo la respiración.
Ella no podía evitarlo. Cerró sus ojos, la sangre subió a sus mejillas cuando él
la examinó de la cabeza a los pies. Ella podía fingir ser una cortesana todo lo
que quisiera , pero cuando ese hombre la miraba de esa manera , no podía
evitar sentirse desnuda emocionalmente y físicamente.
“Tan bella y adorable,” él susurró mientras dejaba que sus dedos
recorriesen su garganta, sus hombros . Rápidamente sus dedos pulgares
sólo se apoyaron sobre sus pezones ya tensos.
“Justin,” ella gimió, agarrándose a su antebrazo para afianzarse cuando sus
rodillas amenazaron con aflojarse .
Justin examinó su rostro por un momento breve, su expresión era casi tan
confundida como ella se sentía . Pero cuando su boca fue hacia su
garganta , ella se olvidó de observarlo . Se olvidó de respirar cuando él dejó
que sus labios tomasen un camino descendente. Justin chupó su piel. Sus
labios se cerraron alrededor de un pezón, y él lo succionó
Victoria no podía controlar el gemido de placer que escapó de sus labios . Oh
si, eso era lo que necesitaba. Esa excitación desesperada. Y por una vez, no
le importaron las consecuencias o los costos a pagar .
Entonces su boca se movió más bajo, y ella sintió sus labios sobre su
estomago. Sus ojos se abrieron de repente, y ella lo contempló mientras él
se arrodillaba delante de ella. Estaba atrapada entre el borde de la cama y
su cuerpo caliente. No había ninguna posibilidad fuga, aunque quisiese salir
corriendo . Pero no lo hizo.
“Qué estás ... ?” que ella comenzó a decir .
Una ceja oscura se curvó , y ella cortó la pregunta. Si ella realmente hubiese
tenido un amante experimentado,
habría realizado ese acto antes. Victoria había visto esa imagen en los libros
eróticos que ella y sus amigas habían compartido. Un hombre dándole a una
mujer un beso íntimo.
“He querido conocer tu sabor por tanto tiempo,” él gruñó mientras separaba
sus piernas .
Victoria se estremeció ante esa declaración. Podía ser una mentira, pero
se sentía demasiado débil con ese deseo abrumador como para discutir.
Justin no la quería, era posible que hubiese fantaseado sobre ...
Ella contuvo la respiración cuando todos esos pensamientos abandonaron
su mente. Justin separó los labios de su sexo con sus dedos , exponiéndola
a su vista y a su contacto . El colocó un beso en su sexo. Fue gentil al
principio, sólo rozando la carne de sus muslos. Victoria no pudo evitar
arquearse en dirección a él, ofreciéndose descaradamente, pidiendo más.
Su segundo beso fue mucho más íntimo . Él acarició con su lengua la raya
de los labios . Ella se balanceó hacia adelante, pero Justin la atrapó,
tomando sus nalgas para mantenerla de pie .
Victoria cambió de posición para concederle un mayor acceso, aunque
sabía que esa invitación era audaz. Pero necesitaba del placer que él podía
darle más que de cualquier otra cosa . Y Justin parecía más que dispuesto
a concederle ese placer .
Justin encontró el botón de carne, centro de todos los nervios que
generaban el placer . Justin la miró , una expresión maliciosa oscurecía sus
ojos ya oscuros. Y él succionó su sexo.
Victoria se inclinó contra el borde alto de la cama, sus caderas se arqueaban
fuera de control mientras él la atormentaba y la complacía , llevándola a la
cresta del deseo . Esa pasión encendida forzó a su cuerpo a hacer cosas que
ella ya no podía controlar.
Finalmente, cuando Victoria temió que ya no soportaría más , él lamió el
botón de carne . El éxtasis estalló , arrastrándola en un torbellino ,
cortándole la respiración. Sus caderas se apretaron contra la cara él, pero
Justin todavía lamía y chupaba.
Victoria se desmoronó contra él como los últimos temblores de placer se
debilitaron . Apenas notó cuando Justin a alzó en sus brazos y la colocó
suavemente sobre la cama. Ella lo observó a través párpados entreabiertos
mientras él se alejaba observándola .
Pero ella recuperó su completa atención en el momento en que él se
quitaba su saco y comenzaba a abrir su camisa . Lo observó desvestirse . Y
se sorprendió cuando su deseo, recientemente satisfecho , retornaba
mientras la piel masculina era revelada.

Ahora la imagen de él pateando su pantalón y quedándose desnudo en


toda su gloria desnuda no fue tan chocante cuanto había sido la primera vez.
Desde que se habían separado , ella había leído libros, había observado
dibujos muy realistas del cuerpo de un hombre . Y había sido consciente
del excelente espécimen masculino que Justin Talbot era.
Sus palmas le picaban con la necesidad de tocarlo , de explorar todas las
actividades prohibidas sobre las que había leído u oído sobre mientras
habían estado separados. Ya no era la tímida e inocente flor. Sabía lo que
buscaba y quería.
Justin cruzó con pasos determinados en dirección a la cama, su intención
era clara en cada línea tensa de su rostro. El colchón se curvó debajo de su
peso, y luego entonces él cubrió su cuerpo. Su boca se fundió con la suya
nuevamente, y Victoria saboreó su propia dulzura mezclada con el gusto
familiar de sus labios . Era infinitamente erótico saber que esa boca acababa
de probar la respuesta de excitación que él había causado en ella.
Ella envolvió sus brazos alrededor él, deslizando su mano por su piel como si
pudiera memorizar el mapa de su cuerpo. Descendiendo más abajo por su
espalda , ella agarró su trasero como él le había hecho cuando la había
complacido .
Justin gimió en su boca y empujó sus caderas, apretando su cuerpo duro
contra la ingle femenina y forzando la punta de su miembro contra su sexo .
La fricción del contacto le causó un estremecimiento.
Victoria realmente sintió como su propio control se le escapaba de las
manos cuando ella rozó sus senos desnudos contra el pecho masculino .
Justin murmuró una maldición entre dientes mientras sus rodillas separaban
las piernas de ella. Se posicionó en su entrada, acariciándola con la punta del
falo erecto el clítoris de ella.
Entonces se detuvo , encontrando la mirada de ella.
Todo a su alrededor parecía haberse detenido en ese momento. Victoria
sólo estaba consciente de él. De la cercanía de sus cuerpos y de cuanto
más cerca ella quería que estuviesen.
“Justin,” ella susurró, sus dedos enterrándose en su piel.
El avanzó , cerrando sus ojos mientras la llenaba con la primer embestida.
El cuerpo de Victoria se relajó en torno a la invasión. No hubo ninguna dolor
esa vez , sólo una abundancia agradable que la complació como un baño
caliente. Se apretó alrededor de su miembro , oleadas de placer ya crecían
nuevamente.
Justin maldijo una segunda vez antes de retirarse y penetrarla nuevamente.
Inmediatamente él estableció un ritmo frenético , totalmente diferente al de
la noche de bodas cuando había sido gentil .
Y a diferencia de la noche de bodas , Victoria sabía qué hacer en respuesta.
Ciertamente había soñado con eso lo suficiente. Elevó sus caderas para
encontrar cada una de sus embestidas furiosas y apasionadas. Era una
batalla por el placer, una batalla por la verdad, una batalla por todo lo que
ambos estaban jugando .
Pero Victoria sintió que estaba destinada a perder. El extasis ya la invadía ,
ahogándola con su caricia tentadora, y estuvo perdida. Alcanzó el
orgasmo , clavando sus uñas en la espalda de Justin y gritando su nombre
contra su hombro. Finalmente Justin se puso rígido y derramó su semilla en
su útero.

Capítulo 10
Lección : El placer es un arma.

Victoria no supo cuanto tiempo estuvieron acostados y enmarañados, con


sus cuerpos unidos . Podía haber sido un minuto; podía haber sido una hora.
El tiempo parecía haberse detenido mientras su cuerpo se estremecía y
ardía de placer.
El sexo había pasado a ser de gentil a furioso. Una rendición y una batalla.
Pero había un constante: estaban totalmente satisfechos. Mejor que en sus
recuerdos más vívidas.
Sin embargo Justin no era alguien con quien ella pudiera formar un vínculo .
Y como si probar ese hecho, él lanzó un gemido bajo y se levantó de la
cama . Sin nada mas que una mirada de soslayo, él agarró su pantalón .
Los movimientos eran tan familiares que la tomaron con la guardia baja por
un momento . Entonces iba a a ser como la última vez . Pasión ardiente
seguida de abandono. Casi como si realmente fuese una cortesana que él
podía usar para su placer y luego descartar.
Excepto que esa vez , ella rehusaría a dejar que esos hechos quebrasen su
espíritu . Ella había crecido en los años en que habían estado separados.
Ahora administraba una propiedad, tan eficientemente que hasta su marido
tenía que admitirlo. Ella tenía sus propios amigos e intereses que no tenían
nada que ver con el hombre cuyo olor tenía ahora pegado a su piel.
No, ella no era la misma persona que había sido esa noche largo tiempo
atrás. Aunque Justin era el mismo . En todos los sentidos.
Victoria ahogó un suspiro de resignación y forzó una sonrisa maliciosa. De
vuelta al juego. “Ves, te lo dije. Para correr y escapar eres mejor.”
Ele no miró en su dirección . Apenas reconoció su comentario con gruñido,
“Algo así.”
La sonrisa de Victoria decayó sólo un segundo . Él estaba tan poco afectado
por su comentario que no pudo evitar sentirse un poco avergonzada,
especialmente porque ella estaba acostada en la cama, totalmente desnuda.
El impulso de subir las mantas para cubrirse casi la dominó, pero ella
resistió. Todavía necesitaba que Justin creyera que ella se había
convertido en el tipo de mujer que tomaba amantes sin pensar en las
consecuencias.
Ahora que habían hecho el amor, estaba segura que su deseo por ella, o
por lo menos su deseo de marcarla
de manera que ella no olvidase que le pertenecía , se debilitaría.
Afortunadamente su propio deseo también se debilitaría
Pero ella no podía evitar contemplar con fascinación como los músculos de
su espalda se movían mientras se agachaba para agarrar la ropa
descartada en el piso .
Victoria sacudió la cabeza para aclarar su mente.
“Muy bien , estoy contenta de que todavía nos entendamos,” ella dijo. “
Puedo asumir podré concluir en paz con mis asuntos ahora que conseguiste
lo buscabas ?”
Justin se puso la camisa antes de volverse y mirarla . Su mirada recorrió su
cuerpo desnudo, observado sus formas con familiaridad absoluta. Para su
sorpresa, un calor renovado brilló en su mirada oscura.
Victoria parpadeó. Él volvía a desearla ? Siempre había asumido que una vez
satisfecha su necesidad, Justin perdería todo interés en ella , pero él
parecía como si pudiera pasar las próximas horas en sus brazos. A excepción
de la presunción en su sonrisa, él parecía tan dispuesto a tomarla como lo
había hecho cuando había entrado en su cuarto.
“Oh si, mi querida. Logré lo que buscaba .” él dio un paso más cerca , y
Victoria aferró las mantas como para cubrirse. “Conseguí exactamente lo
que buscaba.”
“Mi cuerpo?” ella preguntó, moviéndose para incorporarse . “Él nunca te
interesó hasta que te diste cuenta que otro hombre podía desearlo.”
El la estaba estudiando y se rió.
“Tu cuerpo dice secretos que tu pequeña boca no quiere admitir .”
El dio un paso y se y se inclinó hacia a ella. No había modo de escapar
cuando él colocó una palma a uno y otro lado de su cabeza . Ella se tensó,
aunque no estaba segura si esperar un beso o algo peor. Con Justin, uno
nunca sabía qué esperar.
“ Sé que no tienes amantes, Victoria,” él susurró cerca de su oído .
“Por lo menos no los has tenido por mucho tiempo. Tal vez nunca desde esa
noche tres años atrás cuando tomé tu virginidad.” Su voz era baja y
seductora, a pesar de la aspereza y frialdad de sus palabras. “Lo sentí. Y si
no lo hubiese hecho , lo hubiera adivinado por tus reacciones.”
Victoria luchó por mantener su respiración. “Mis reacciones ?”
“ Todavía tienes la misma inocencia que hace años atrás, a pesar de como
te vistes o del modo descarado en que me hablas . Debajo de todo eso , tu
atractivo de pureza permanece.” él rozó su mejilla con la punta de su nariz.
“ La mas famosa cortesana de Londres no pestañearía al recibir besos en su
sexo , Victoria. Pero una mujer que nunca disfrutó de esos placeres lo
haría .”
Sus ojos se abrieron ampliamente mientras asimilaba esa declaración . Su
cuerpo la había traicionado . Sus reacciones apasionadas demostraban su
fraude de un modo que sus palabras y su conducta nunca lo haría en
cualquier fiesta.
Y era por eso que Justin le había hecho el amor . Para forzarla a decir con su
cuerpo lo que jamas diría con palabras. Pero no podía hablarse de hacer el
amor cuando el sexo era usado como un arma, verdad?
Victoria sintió un enojo , pero lo ignoró . Ese no era momento para darse el
lujo de ofenderse por lo dicho por un hombre de quien ella esperaba cosas
peores. Ahora mismo tenía que encontrar una manera de convencer a
Justin de que él estaba equivocado.
“Quizás mi amantes simplemente nunca compartieron conmigo tales
intimidades,” ella dijo encogiendo los hombros .
El elevó su cabeza. “Entonces te has acostado con los hombres
equivocados.”
Victoria vaciló ante esa referencia grosera, y Justin se rió. “Si, eres tan
inocente que la palabra acostar te pone incómoda . Tan poco usada , tan
estrecha que todavía parecías virgen esa .”
El extendió la mano para tomar un bucle de su cabello . Victoria desvió su
rostro aunque ese contacto encendió un fuego en su cuerpo traicionero.
Cómo podía sentir esa poderosa atracción hacia él, cuando conocía su
verdadera naturaleza ?
Ella se estremeció cuando él la miró fijamente . Su control era demasiado
débil como para enfrentarse con él ahora.
“Vete ,” ella susurró.
El retiró su mano , y por un instante , ella pensó ver remordimiento en su
cara. Antes que ella pudiera estar segura, él se alejó con una breve
reverencia
“Por supuesto, mi lady . Finalmente tengo lo que vine a buscar . Pero no te
equivoques y confundas mi partida con una retirada cobarde . Ahora que
descubrí tu mentira,
planeo descubrir todas tus mentiras . Hasta que ... ”— su mirada recorrió su
cuerpo desnudo “ .... mi curiosidad quede absolutamente satisfecha en ese
punto . Adiós , Victoria.”
Ella mantuvo su mirada enfocada en cualquier otro lugar menos en él y no
respondió a su adiós burlón. Pero cuando la puerta se cerró detrás de Justin,
saltó de la cama en un segundo. Agarró su bata y se la puso . Pero cubrir su
cuerpo no hacía nada para borrar lo que había hecho. El terreno que había
cedido . El deseo que había vuelto a encender.
“Hombre de mierda !” ella gritó, golpeando su puño contra el poste de
madera de su cama.

“ Ya se fue ,” Marah dijo mientras entraba silenciosamente en la habitación


de Victoria. “Qué sucedió?”
Victoria ahogó una carcajada amarga. Qué sucedió? Lo inevitable. Podía
admitir eso ante sí misma, pero dudaba que Marah entendería. Virgen y
soltera Marah , consideraba a los hombres como una distracción indeseable
que mejor estudiar a la distancia. Victoria nunca podría explicarle como la
pasión podía subyugar el sentido común en un segundo.
“Victoria,” su amiga jadeó mientras la miraba de arriba a abajo . “El … te
violó?”
Inmediatamente Victoria giró hacia su amiga con un jadeo de horror. “No ,
claro que no! Justin nunca haría una cosa así.”
Y era verdad. a pesar de sus otros defectos, si ella le hubiese dicho que no,
él no la habría tocado. Ni siquiera para probar su punto. Ni siquiera para
comprobar sus mentiras.
“Entonces asumo por tu apariencia desaliñada que te llevó a la cama por
tu propia elección. ” El tono de Marah de repente era neutro, y había una
acusación en sus ojos . Como si Victoria la hubiese traicionado yendo a la
cama con Justin.
Victoria enderezó sus hombros. No había ninguna razón para sentir vergüenza
por lo que había hecho. Justin era su marido, después de todo Aunque sólo en
nombre .
“Si. Lo llevé a la cama,” ella admitió. “Era por eso que él vino.”
Marah levantó la cabeza. “Y por qué él vendría por vos ahora ?”
Los hombros de Victoria se hundieron. Esa palabras llegaron directo a su
corazón . Justin podía haberla deseado , pero no era por eso que la había
tomado . Como siempre, él tenía motivos ulteriores.
“Para determinar si recientemente he estado con un hombre o no. Y eso fue
algo que nosotras no planeamos, Marah. Mi cuerpo y mis reacciones hacia él
me traicionaron . Él sabe que no tuve ningún amante desde que estuve con
él.”
Marah cerró los ojos y lanzó un gemido. “Maldito bastardo. Te usó.
Nuevamente.”
Victoria vaciló. Si, había sido usada. Sin embargo, mas allá del la vergüenza
y la rabia que ese hecho le causaba , todavía se sentía satisfecha con ese
encuentro. Y hubiera querido más. Por qué no diablos tenía que querer
más?
“Debes alejarte de él, Victoria,” su amiga dijo, interrumpiendo sus
pensamientos. “ Lord Baybary puede descubrir muchas cosas con sólo
tocarte . Su interferencia podría hacer fracasar nuestro propósito. No puedes
confiar en él.”
Victoria asintió con la cabeza . Marah tenía razón , por supuesto. Justin era la
última persona en la que ella podría confiar. Lo malo era que él estaba
determinado a exponer sus más oscuros secretos.

CAPITULO 11

Lección: Dice el dicho que la curiosidad mató al gato. Yo agrego que puede
matar a mas de un hombre.

Cuando Caleb y Shaw llegaron a la casa de Justin en Mayfair, él ya había


bebido la mitad de una botella de su mejor whisky y estaba desparramado
en el sofá en un ángulo que no hacía nada por aliviar la tensión en los
músculos doloridos de su cuello.
“Por Dios,” Caleb dijo mientras el mayordomo de Justin llevaba a los hombres
a la sala y sabiamente cerraba la puerta detrás de ellos sin ofrecerles
ninguna bebida.
“El Lord está borracho como una cuba ?” Shaw se rió mientras se acercaba a
Justin. “Vamos, ponte de pie , compañero.”
Justin empujó la mano que Shaw le ofrecía y murmuró , “ Estoy cómodo
aquí.”
Eso era mentira. Incluso en su estado de embriaguez, su cuello le dolía
como el demonio . Pero no quería levantarse. Merecía estar incómodo
después de lo que le había hecho a Victoria.
Caleb suspiró antes de cruzar el cuarto y chasquear sus dedos delante de
la cara de Justin . “Eh, eh!”
Justin luchó por sentarse y le lanzó una mirada mortal a su hermano. “ No
estoy tan borracho, asno.”
Las cejas de Caleb se elevaron , y él giró hacia Shaw. “Ah. no estoy
desparramado en un sofá , no estoy borracho ni con mi cabello volando en
cuatro direcciones diferentes… pero soy un asno.”
“Aparentemente.” Shaw encogió los hombros.
“Entonces qué te causó este estado de auto conmiseración , Justin?” Caleb
preguntó mientras doblaba sus brazos. “ Y por qué nos llamaste para que
presenciar esto ? No te he visto así desde que …” la voz de su hermano se
perdió. “Desde que viniste a visitarme a Londres la semana antes de casarte
con Victoria. Y nunca me dijiste qué te había causado esa borrachera.”
Justin vaciló ante el recuerdo de esa noche. Había venido a Londres, dolido
por el terrible secreto que sabía . Había querido hablar con su hermano,
quien era su mejor amigo. Pero cuando Justin había estado cara a cara con
él, había sabido que no podría contarle a Caleb la verdad. Si lo hiciese ,
sólo traería dolor a una persona más . Caleb, particularmente, no merecía eso.
“No recuerdo,” dijo Justin indiferentemente . Dios, se sintió sentía el
demonio.
“Asumo que este romance con la botella fue inspirado por tu visita a la casa
de Victoria ,” Shaw dijo mientras se servía jerez en una copa.
Cuando Shaw extendió la copa, Justin hizo un intento de agarrarla , pero
Caleb llegó a él primero.
“Ya has bebido suficiente ,” Caleb dijo mientras tomaba
un trago. “Shaw é correto en su evaluación ? ”
Justin se recostó de vuelta en el sofá, y acomodó su cabeza sobre su brazo.
Y gimió, “Si. Hoy vi a mi esposa .”
“ Y averiguaste algo?”
Las imágenes de Victoria arqueándose debajo de él, gimiendo mientras la
acariciaba aparecieron en su mente.
“Ella no ha tenido un amante en un tiempo largo, muy largo.”
Shaw lanzó una carcajada. “Con ese cuerpo? Creo que el alcohol te ayuda a
alimentar ese pensamiento tendencioso, amigo .”
“Su reputación ... “ Caleb comenzó a decir .
Justin sacudió la cabeza . “ Sólo chismes y fantasías. Sé que Victoria no ha
estado con un hombre por un largo tiempo . Su cuerpo me lo dijo.”
En el momento en que Justin dijo eso, deseó poder retirar esas palabras. Su
hermano y Shaw se quedaron congelados en sus lugares, mirándolo
fijamente .
“ Debo deducir que llevaste a Victoria a la cama?” Shaw logró decir .
La pregunta le inspiró más imágenes del caliente acto sexual , y también del
rostro de Victoria cuando él le había dicho que le había hecho el amor para
extraerle la verdad . Era una maldita mentira, un truco sucio y vil , pero él lo
había dicho. Le había hecho creer que se divertía humillándola, cuando en
realidad eso lo hacía sentir algo que rara vez experimentaba.
Remordimiento.
Pero no podía decirle la verdad a Victoria . No podía deja que r Victoria
supiese que estar en su cama le causaba un placer que nunca antes había
experimentado.
Si le dijese eso, habría cedido demasiado terreno . Y le habría dado un arma
para usar contra él. Dadas las mentiras que ella sostenía y las amenazas
que había hecho desde su primer encuentro, él ya no confiaba en Victoria.
“Entonces , cuéntanos todo,” Caleb dijo mientras se sentaba en una silla
cercana y se frotaba las palmas .
Justin se sentó demasiado rápidamente y la cabeza le latió. “ Qué?”
Su hermano se encogió de hombros . “Vos siempre nos cuentas detalles de
los encuentros con tus amantes , Justin. Yo quiero saber entre tu llegada a la
casa de Victoria con la intención de confrontarla y el momento en que te
sacaste toda la ropa . Quiero todos los detalles, no omitas nada de la
historia.”
“ No contaré nada sobre Victoria,” Justin dijo mientras se ponía de pies
tambaleando para tomar la campanilla . Cuando su criado apareció , ordenó
un café fuerte. Obviamente necesitaba tener la cabeza clara para lidiar con
Caleb y Shaw.
“Por qué no?” Shaw preguntó, había interés en su mirada . “Caleb tiene
razón . Nunca has sido tímido respecto a compartir los detalles íntimos de
tus otras amantes. Qué hace que Victoria sea diferente?”.
“Porque ella es mi esposa, maldito sea !”
La fuerza de su declaración lo sorprendió tanto como sorprendió a los otros
dos hombres. Su relación con Victoria no debería ser diferente , y sin
embargo no podía forzarse a compartir ni siquiera ni un segundo del
encuentro apasionado con ella. Era demasiado privado, demasiado íntimo,
demasiado personal.
Se salvó de tener que explicarse por la llegada del café. Tomó la bandeja
que una criada trajo y se sirvió una taza de café . Estremeciéndose por el
sabor amargo, Justin intentó recomponerse.
“Lo que sucedió con Victoria no es importante,” él dijo, ignorando las
expresiones incrédulas de Shaw y de Caleb. “El hecho significativo es que
comprobé la mentira de Victoria. Ella definitivamente está mintiendo
respecto a su pasado, y creo que también está mintiendo respecto al
propósito de su estadía aquí. Eso me prueba que hay algo mucho más
profundo y serio dando vueltas .”
“Por qué?” Shaw presionó. “Quizás ella inventó esa historia de su gran
experiencia sexual para acaparar más interés de sus amantes potenciales.
Después de todo, el plan funcionó. Los hombres que conocemos están
dispuestos para pelear para tenerla .”
Justin sacudió la cabeza . “ Yo no lo creo . Victoria es una mujer bella,
deseable, y por el modo en que maneja mi propiedad, también sé que es
juiciosa y cautelosa. Si ella realmente quisiese un amante, fácilmente podía
haberse buscado uno discretamente. Pero no, ella vino a Londres con ese
disfraz ultrajante y una identidad falsa. En mi opinión, eso dice que ella desea
mucha atención y una exposición rápida a tantos hombres como sea
posible.”
Caleb sacudió la cabeza . “Eso habla de desesperación, no de prudencia.”
“Exactamente.” Justin bebió el resto del café. Ahora que su mente de estaba
funcionando todo parecía mas claro . “Pero, por qué ella estaría
desesperada? Debe haber algo más que la haya hecho venir aquí a
exponerse de un modo tan chocante.”
Por qué le importaba eso ? Justin cerró los ojos. Después de todo , su meta
era conseguir que ella se fuera de Londres, no investigar su pasado , su
futuro o lo que sucedía en su corazón. Y sin embargo él quería saber qué
hacía que su esposa actuara de esa manera. Si sólo pudiese tener la
respuesta y así poder olvidarla nuevamente.
“Deudas, tal vez?” Shaw ofreció , interrumpiendo los pensamientos
inquietantes de Justin.
“No . Yo siempre he sido más que generoso con Victoria respecto al dinero.
Ella tiene más de lo que podría gastar en años.”
Justin ignoró la voz dentro suyo que le decía que siempre había sido
generoso con Victoria para compensarla por sus grandes debilidades como
un marido. El dinero lava bastante bien la culpa .
“Y si ella tiene gastos secretos?” Caleb preguntó.
Justin giró hacia su hermano con un asentimiento . “No , Victoria mantiene
registros contables meticulosos que mi abogado revisa mensualmente.
Cualquier discrepancia inmediatamente sería notada.”
Shaw arrugó la frente . “Lo que también suma a describirla como alguien de
conducta estable, no compulsiva .”
Justin asintió con la cabeza . “Si.”
“Ella te dio alguna pista sobre sus verdaderos motivos?” Caleb preguntó. “No
confió en vos después de haber tenido sexo ?”
Justin apretó los labios . Después de la forma fría en que la había tratado ,
ciertamente no había hecho nada por ganarse la confianza de Victoria . No,
ella parecía esperar que él se comportase de ese modo. Ella no confiaba en
él bajo las circunstancias actuales.
“No .”
Shaw se inclinó hacia adelante para apoyar sus codos sobre sus rodillas.
“Entonces ella es la primer mujer que no te ha dado exactamente lo que
buscabas.”
Caleb se rió ante la evaluación de su amigo.
Justin miró ferozmente a Shaw. “ Por supuesto que me dio lo que buscaba .”
Shaw arqueó una ceja , y Justin se dio vuelta . Él no era tan obtuso como
para no entender exactamente lo que Shaw implicaba. No era el cuerpo lo
que Victoria no le entregaba. Tenía la sospecha que si retornase a su casa en
ese momento y la presionase , ella se rendiría nuevamente a él. Pero ella
siempre mantendría una parte de sí misma alejada de él .
Y aunque nunca había querido algo más de sus amantes que una breve
pasión, se sentía curioso respecto a todo lo que Victoria le escondía. Y no
sólo las cosas que tenían que ver con el verdadero objetivo de su estadía en
Londres.

Capítulo 12

Lección : Un beso no significa nada, pero puede cambiar todo.

Siendo niña, Victoria solía soñar con asistir a fiestas y bailes elegantes. Uno
sus recuerdos más vívidos era el de estar en la cama de su madre, observado
como las criadas la preparaban para una gala . Su madre solía contarle las
cosas que sucederían en la fiesta y quienes estarían presentes. Y entonces
su padre entraba en el cuarto y le enseñaba como iban a bailar .
Esas noches habían sido una de las etapas más felices de su vida. Antes que
la muerte se llevase a su madre y su padre se hundiese en la locura por la
pérdida.
Pero ahora ella era una adulta . En las pasadas semanas, había asistido a
suficientes galas y fiestas como para hacerla desear nunca volver a pisar una
pista de baile o sentir la mirada caliente de un hombre en sus escotes
escandalosos.
Si tuviese la opción de irse en ese instante , lo haría. Pero por Chloe, no
podía renunciar . Entonces allí estaba ella, en otra fiesta en Cyprian . Ella ya
había desfilado delante de la platea masculina cuando había llegado y ahora
disfrutaba de un breve momento a solas mientras se movía hacia el fondo
de la sala llena de gente .
No esperaba que esa bendita paz durase mucho tiempo . Pronto alguien la
hallaría y sería forzada a hacer nuevamente el papel de “Ria”.
O algo más desconcertando aun , que Justin sería la persona que invadiría su
aislamiento . Después del intercambio enojado y apasionado y de que él
descubriese todo sobre sus amantes, ella sabía que era probable que él
estuviese dentro de los asistentes de esa noche y que la buscase .
Seguramente él estaría esperando el momento perfecto para lanzarse sobre
ella , amenazar y exigir.
Justin estaba determinado a descubrir a la verdad de sus secreto. No pararía
hasta que desnudase cada uno y todos sus secretos tan fácilmente como la
había desnudado en su habitación . Victoria se estremeció con el
recuerdo . Era claro que ella no podría perder la cabeza de ese modo
nuevamente . Rendir su cuerpo había significado rendir mucho más cuando
se trataba de su marido.
Y su verdadera misión en Londres no dejaba lugar para ese tipo de errores.
Cuanto más tiempo pasaba sin descubrir ninguna evidencia del paradero de
Chloe, más temerosa e intranquila se sentía . Alguien estaba escondiendo
la verdad sobre su amiga, y si ese alguien descubriese la identidad y la
misión de Victoria , podía ponerla en un terrible peligro, sin mencionar a
Chloe.
La voz de una mujer penetró los pensamientos de Victoria. “Ria!”
Ella giró para hallar a una de las amantes de los muchos caballeros en
presentes caminando en dirección a ella. Llevaba un vestido de corte tan
bajo que Victoria podía ver los dos círculos oscuros de sus areolas debajo del
escote. Se recordó que no debía parecer escandalizada, y sonrió.
“Buenas noches ,” ella dijo, pues no recordaba el nombre de la joven .
“Me pidieron que te presentara a un caballero,” la muchacha dijo con una
sonrisa astuta.
Victoria sacudió la cabeza lentamente. Esa era su parte menos favorita de
esa charada. Su objetivo al estar aquí no le permitía rechazar la oportunidad
de conocer a un caballero que estaba interesado en convertirse en su
protector, por miedo a que ese hombre pudiera ser la persona que la ayudase
a develar la verdad sobre la desaparición de Chloe. No tenía ningún nombre
en las cartas de Chloe , todo lo que tenía era una vaga descripción física .
Todos los hombres eran sospechosos hasta que ella pudiera determinar lo
contrario.
“Claro, me encantaría ,” Victoria respondió.
“Muy bien !” La muchacha batió palmas . “ Tienes mucha suerte porque él
desee conocerte. Aunque no tiene titulo de nobleza , está amasando un gran
capital en el rubro de transporte marítimo y su reputación está creciendo .”
Victoria luchó por mantener una sonrisa en su rostro. El dinero y el poder
nunca había significado mucho para ella, pero sabía que a muchas de las
cortesanas no les importaba el carácter de sus compañeros de cama y les
interesaba más lo que tenían en sus bolsillos.
“Quién es ese hombre?”
En vez de responder, la joven se movió hacia alguien que se unía a ellas. A
través de la multitud, un caballero muy alto , de hombros anchos caminaba
en dirección a ellas. Victoria contuvo la respiración ante la imagen de él,
era tan impresionante.
El era mayor que Justin en por lo menos quince años, con algunos cabellos
blancos en sus sienes. Pero él parecía cualquier cosa menos frágil , como
algunos de los hombres tan ansiosos por tenerla en sus camas. Su edad sólo
lo distinguía, lo hacía aún más imponente.
Victoria no lo habría llamado guapo exactamente. Sus facciones eran
demasiado fuertes individualmente como para crear una sensación de
belleza. Pero era impresionante , y hallaba difícil desviar la mirada de sus
penetrantes ojos grises .
“Lord Darius Evenwise, puedo presentarte a Ria ?” La joven le dijo al
caballero.
“Gracias, Tabitha,” Evenwise dijo, mientras se curvaba sobre la mano de
Victoria sin despegar los ojos de ella . “ Muchas gracias por tu ayuda en este
asunto.”
Hasta una muchacha con dos neuronas sabía cuando estaba siendo
despedida. Con una breve reverencia , Tabitha se alejó para encontrar a
quien era su propio protector, dejando a Victoria a solas con el caballero. Y
ella realmente se sintió a solas con él, a pesar de estar en medio de un
salón lleno de gente . Había algo en él que demandaba su atención, sin
importar lo que estaba sucediendo a su alrededor .
“Es un placer poder conocerlo , mi lord, ” Victoria logró balbucear, retirando
su mano de la suya.
Ella intentó sonreír, pero expresión era menos que convincente . Había algo
en la presencia de ese caballero que resquebrajaba el papel de Ria que ella
tan cuidadosamente había construido .
“ He oído mucho sobre vos, mi querida,” él dijo con una débil sonrisa. “No
podía esperar más tiempo para ser presentado.”
Un grupo de cortesanas riendo pasaron al lado de ellos, empujando a
Victoria y haciendo que se tambalease. En un segundo, Evenwise atrapó su
brazo, manteniéndola firme mientras le lanzaba a las mujeres una mirada
de rabia.
“Maleducadas,” él murmuró entre dientes . Sujetó firmemente el brazo de
Victoria . “Quizás desearías unirte a mí en un paseo por la galería? Hay
menos posibilidades que encontraremos comportamientos tan frívolos allá.”
Victoria sofocó su respuesta. Algo en ese hombre que hacía que no pudiera
rechazarlo . Era su deber.
“ Claro que me gustaría ,” ella dijo, su garganta de repente estaba seca.
Con una sonrisa , él tomó su brazo y la guió con gracia a través del salón ,
donde algunas parejas comenzaban a hacer exhibiciones de afecto bastante
subidas de tono. Victoria se ruborizó ante esa conducta ultrajante.
Pero esas manos moviéndose dentro de los escotes y los besos de boca ,
también le trajeron una vez más a Justin sus pensamientos .
“ Todavía estás conmigo, mi querido?” Evenwise preguntó, en un tono
impaciente.
Victoria se sobresaltó . Maldición con su mente errante. Parecía que Justin
podía poner en riesgo su investigación sin siquiera estar presente en el
mismo cuarto. Borró todos los pensamientos sobre él mientras daba una
sonrisa de disculpa .
“Por supuesto.”
“ Parecía como si tu mente estuviera muy lejos ,” él dijo, suavemente. “Si no
estás interesada ... “
Victoria se apresuró a corregir el daño que sus pensamientos traicioneros
habían causado . “Claro que no, mi lord . Por favor perdona mi distracción. No
sucederá nuevamente.”
El frunció el ceño mientras continuaban avanzando . “Eso espero.”
Cuanto más se alejaban de la seguridad de la sala llena e iluminada , la
inquietud de Victoria aumentaba. Lejos de los ojos de los invitados , este
hombre verdaderamente podría hacer algo y nadie vendría a ayudarla.
Ridículo. Aunque él era imponente y tenía carácter bastante explosivo ,
Evenwise no le había dado ninguna razón para pensar que era
verdaderamente peligroso. Y aunque lo fuese, él no sería tan estúpido como
para hacer algo malo a una corta distancia de un salón de baile lleno de
gente . Era sólo su imaginación jugándole trucos lo que la hacía sentir tan
cautelosa.
Victoria sonrió mientras entraban en la galería que unía una ala de la gran
propiedad con otra. Había retratos colgados en las paredes altas. Antiguos
antepasados observando con desaprobación . Victoria no los culpaba. El
dueño de esa propiedad había convertido una casa respetable en un nido
de pecados y excesos de todo tipo.
“Me siento halagada porque buscaras mi atención ,
Lord Evenwise,” Victoria dijo, esperando que no notase el temblor en su voz.
El la miró , su atención completamente centrada en ella y en nada más. “
Soy yo quien se siente halagado, mi querida. Seguramente sabes que eres la
mujer más buscada del momento. Cualquier hombre al que se le conceda un
segundo de tu tiempo tiene mucha suerte .”
Victoria se ruborizó , y no era una reacción forzada. Los elogios que salían
de los labios de los hombres que la buscaban siempre la hacían ruborizar. Era
tan extraño ser el objeto de deseo después de tanto tiempo pensando que
ningún hombre podía desearla después del abandono de Justin .
“ Daría una fortuna por conocer la identidad de la persona que se te cruzó
por mente en este momento,” Evenwise dijo. Victoria se sobresaltó cuando él
se inclinó más cerca .
“ Yo ... me disculpo nuevamente, Lord Evenwise ... “
“Darius,” él la interrumpió con una sonrisa . “Espero que pronto estaremos
mucho mas familiarizados y que me llamarás por mi primer nombre.”
Victoria tragó en seco . “Por supuesto”
El sacudió la cabeza y continuó . “ Estás buscando un protector, verdad ? ”
Ella se inclinó hacia atrás por un segundo , para poner algo de distancia. “
Si ... si .”
“Una buena idea . Una mujer tan bonita como vos necesita alguien que se
ocupe de proveer sus necesidades. No sólo económicamente, sino también
físicamente. Un hombre podría perder la cabeza por vos.”
Victoria contuvo la respiración. El modo en que ese hombre la estaba
mirando , con una mirada tan cargada de interés sexual, hacía parecer que
él estaba no hablando en general, sino de algo muy específico.
Otros hombres habían comentado respecto a su necesidad de “protección”
antes, pero ninguno de los comentarios había sonado como una amenaza. De
repente, estar a solas con Darius Evenwise parecía una muy mala idea.
“ Yo ... yo ... estoy segura que me están buscando en el salón de baile,” ella
dijo, moviéndose en dirección a la sala. “Quizás deberíamos volver.”
“ Yo sólo deseo un minuto para presentar mi caso, Ria,” él dijo, sujetando
rápidamente su brazo.
El instinto de Victoria fue desprenderse y correr, pero eso sería una locura.
Algo que despertaría sospecha, o que la haría quedar como una estúpida, y
tal vez hasta desenmascaría su fraude. Entonces simplemente aguardó, con
su corazón golpeando salvajemente contra sus costillas, mirando fijamente
al hombre.
“Ria, estás ahí,” una voz masculina dijo desde la entrada de la galería.
Ella y Evenwise giraron. Justin estaba parado en la entrada en una postura
casual que Victoria no le creyó ni por un segundo . Vio sus puños apretados
y la tensión en su cuello, aún a la distancia. Pero a pesar del hecho que
sabía que él estaba enojado, casi se cayó de alivio. La rabia de Justin era
peligrosa, si, porque él siempre incitaba sus propias emociones, las emociones
que ella preferiría controlar.
Pero el peligro que ella sentía en presencia de Evenwise era muy
diferente. Ella desprendió su brazo del asimiento del hombre y fue hacia
su marido.
“ Te he estado buscando , mi querida ,” Justin dijo, dándole una sonrisa falsa
.
“Y aquí estoy ,” ella logró decir con una especie de carcajada.
El la agarró, tomando su brazo mucho más suavemente de lo que ella
esperaba o merecía. Lo que la dejó totalmente perpleja fue que Justin la
empujase contra su cuerpo y colocase un beso suave directamente sobre su
boca. Victoria vaciló por la sorpresa, aunque no pudo evitar responder.
Intentó agarrar sus brazos, demorando el sabor de sus labios por un
momento.
Cuando él retrocedió , ella lo miró fijamente . Por qué Justin había hecho
eso ? Y por qué ella se lo había permitido?
Justin observó a Evenwise. Con un estremecimiento , Victoria siguió la
dirección de su mirada . El otro hombre no se había movido desde la
entrada de Justin . Él estaba de pie en medio de la galería, mirando
atentamente a la pareja con una expresión evidente de rabia.
“Ah, Evenwise. Veo que conociste a mi nueva amante.”
Victoria giró hacia Justin mientras toda la gratitud que había sentido se
disipaba . El muy bastardo! Sabía perfectamente bien lo que implicaba
una declaración pública como esa.
“ Pero ... “ ella comenzó a decir .
El la miró brevemente, su rostro era una máscara de piedra que claramente
le decía que siguiese su charada si sabía lo que era bueno para ella.
Aunque Victoria quería desmentirlo , no podía. No después del modo en que
ella lo había besado segundos atrás.
Luchó por encontrar un modo de arreglar el daño causado , pero antes
que pudiera decir algo , Alyssa Manning entró en la galería.
“Ah, Ria, estás aquí!. Te estaba buscando .” La cortesana miró a los dos
hombres. La tensión que había entre ellos no podía ser negada, pero ella no
hizo ningún reconocimiento de eso . “Oh! Lord Evenwise, Lord Baybary, qué
agradable encontrarlos .”

Justin giró hacia la cortesana con una sonrisa que de repente era genuina.
Victoria apretó los labios con furia . Y no por primera vez, se preguntó si
ellos dos habían compartido una cama.
“Buenas noches , Lady Manning,” Justin dijo inclinando su cabeza. “Ria y yo
estabamos planeando partir , iré a buscar nuestras capas.”
El le lanzó a Victoria otro mirada que le decía que no discutiese, y Victoria
apretó los dientes . “Muy bien , Justin.”
“Quizás Victoria se quedará conmigo mientras vos haces eso, mi lord ,” Alyssa
dijo, y su sonrisa era un poco confusa.
El corazón de Victoria se hundió. La otra cortesana había visto el beso y
había oído la declaración de Justin sosteniendo que “Ria” ahora era su
amante? Si lo hubiese escuchado , no habría forma de arreglar eso.
Justin miró a las dos mujeres por un momento . Su mano apretada en su brazo
le decía a Victoria que no le gustaba la idea de alejarse, pero finalmente
Justin la soltó con una reverencia rápida.
“Por supuesto. Me gustaría tener un minuto a solas con Lord Evenwise.”
El Corazón de Victoria subió hasta su garganta. Dios Santo , qué iba a
hacer Justin ?
“Ven , Ria.” Alyssa agarró su mano y la sacó de la galería .
Victoria logró lanzar una mirada rápida por encima de su hombro, pero
todo lo que vio fue a Justin caminando determinadamente hacia Evenwise.
Luego Alyssa estaba hablando en su oído , y ella ya no podía ver lo que
estaba sucediendo.
“Cuando oí que te habías ido del salón de baile con Darius Evenwise, me
puse a buscarte ,” Alyssa le susurró.
Victoria espió por encima de su hombro nuevamente, intentando oír lo que
estaba sucediendo detrás de ellas, pero no escuchó nada.
“Alguien me lo presentó . Una mujer… una tal Tabitha ?” ella dijo distraída.
Alyssa frunció el ceño . “ Putita de mierda . Eso tiene perfecto sentido .
Muchas de las cortesanas se sienten amenazadas por vos.”
Victoria retrocedió , su atención ahora estaba completamente centrada en
Alyssa.
Alyssa se rió. “A veces pareces tan inocente.” su sonrisa se desvaneció . “De
cualquier modo, quería advertirte que tuvieses cuidado con Evenwise.”
Victoria se enderezó. “Cuidado , por qué ? ”
“Bueno eso no importa ahora.” Alyssa encogió los hombros. “Parece que ya
no necesitas ese consejo. Escuché todo cuando entré en la galería. Parece
que finalmente encontraste un protector y sin mi ayuda! Ahora eres la
amante de Justin.”
Victoria ahogó un gemido. Maldición, sus peores miedos se hicieron realidad !
De todas las mujeres que podrían haber escuchado la declaración de Justin ,
Alyssa era la peor. La cortesana rápidamente esparciría la noticia que ella
ya tenía un amante , y ningún hombre se atrevería a buscarla hasta Justin
dejase en claro que había acabado la relación con ella.
Lágrimas subieron a sus ojos con el pensamiento que todo su trabajo y su
sacrificio había sido para nada, y todo porque Justin había hecho una cosa
que ella no había esperado.
Reivindicarla como su amante . Mierda con ese hombre!.
“Pero creí que me habías dicho que no te gustaba Lord Baybary?” Alyssa
dijo con el ceño fruncido . “Cuando me ofrecí a presentartelo ,recuerdo que
te negaste bastante enfáticamente.”
Victoria maldijo a su marido una vez más antes de encoger los hombros. “Mi
primera impresión sobre el resultó estar errada.”
Eso no era la verdad ?
Alyssa se rió. “ Entiendo lo que dice . Pero él te sedujo , eh? Bien por él . Se
dice que Baybary es un amante fantástico. Tal vez tendrás mejor suerte
manteniéndolo a tu lado que las otras cortesanas. Ciertamente yo nunca vi
a Justin mirar a una mujer con tanta pasión como te miró a vos.”
Azorada, Victoria se detuvo cuando entraron al hall. “No . Eso no puede ser
verdad.”
“Oh si. Sé distinguir la pasión cuando la veo .” Alyssa golpeó levemente su
brazo. “No deberías menospreciar sus encantos, mi querida.”
Victoria casi se rió. Cuanto tiempo había pasado haciendo eso antes de
finalmente prohibirse que el abandono de Justin dictase el destino de su
vida? Y sin embargo ahí estaba ella , nuevamente en la misma situación.
Justin poseía las llaves de su futuro. Por lo menos por el momento.
“Dijiste que has oído que Justin es un buen amante. Lo comprobaste vos
misma?”
Oh, mierda! Para qué preguntaba eso ? ella Sabía perfectamente bien que
Justin se había acostado con todas las mujeres que se le habían cruzado por
el camino . Hacia mucho tiempo que había dejado de pensar en sus
infidelidades. Ciertamente no necesitaba oír los detalles de los labios de
Alyssa.
La otra mujer frunció la frente sorprendida ante esa pregunta, pero negó
con la cabeza . “No . Me temo que no he tenido el placer.”
Inesperadamente el alivio inundó a Victoria. Por lo menos Justin había
perdonado a alguna mujer en Londres. Aparentemente sus celos no habían
desaparecido . Tendría que esforzarse una vez mas para que esa pesadilla
se terminase.
Alyssa sacudió la cabeza. “ Estás seguro que te sientes bien , Ria? Te ves
muy pálida.”
“Sólo estoy cansada, supongo,” Victoria murmuró.
Alyssa miró por encima de su hombro con una sonrisa . “Bien , hay un
hombre que te llevará a casa y
sin duda te meterá en su cama.”
Victoria giró, su estomago tembló mientras Justin avanzaba hacia ellas , él
extendió su mano y le dio una amplia sonrisa.
“Oh, si ,” él murmuró. “Ria será metida en la cama muy pronto. Ven , mi
querida.”
Victoria frunció el ceño . No había modo de rechazarlo. No con Alyssa
observándolos. No tenía ninguna opción mas que permitir que él le colocase
la capa encima de sus hombros.
“Buenas noches , Lady Manning,” él dijo con una sonrisa .
Alyssa dijo adiós, pero Victoria apenas la oyó . En todo lo que ella podía
pensar era en Justin y en como ahora tendría que vivir con las
consecuencias de la declaración que él había hecho públicamente.

Capítulo 13
Lección : Déjalo deseando más.

“ En qué diablos estabas pensando, Victoria? Tienes idea de lo que te podría


haber sucedido esta noche ?”
Justin se dio cuenta que estaba gritando aunque él y Victoria sólo estaban a
unos metros de distancia dentro de su carruaje mientras marchaban por las
calles de en dirección a Soho Square.
No quería gritarle. Simplemente no podía evitarlo cuando pensaba en todo
lo que le podría haber sucedido a su esposa. Todas las cosas horrorosas que
se le cruzaban por la mente lo dejaban frustrado , enojado y ... . Y con
miedo.
Se detuvo bruscamente ante ese pensamiento . Justin no le tenía miedo a
nada desde ... Dios, desde que era un adolescente . Pero en este momento,
un terror absoluto le oprimió el corazón
Victoria había estado a solas con Darius Evenwise, cuya reputación era
temible. Se hablaba de sus gustos sexuales violentos … y del hecho que por
lo menos una de sus antiguas amantes había desaparecido sin dejar rastro
casi dos años atrás. Evenwise había asegurado que ella había vuelto a casa
de su madre, y tal vez fuese verdad.
Pero la idea de que no fuera así le congelaba la sangre a Justin .
Una imagen terrible del cuerpo herido de Victoria se cruzó por su mente,
Victoria violada o algo peor.
“Maldición ,” él estalló, cerrando sus puños a los costados. “Qué diablos está
mal con vos?”
Victoria lo miró fijamente , aparentemente impasible ante su explosión. “No
tienes ningún derecho a interferir en mi vida , Justin, o a juzgar mis
decisiones. Perdiste ese derecho cuando te fuiste de mi vida.”
El intentó controlar sus emociones con algunas respiraciones profundas,
mas no lo ayudó. Estaba por perder el control.
“Quizás no tenga derecho a interferir con tu vida,” él concedió
frustradamente aunque su voz todavía era innecesariamente alta. “Pero
juzgando tus decisiones tengo derecho, especialmente porque te expusiste a
ser matada. Sabes qué clase de hombre es Darius Evenwise ? Te ocupaste
de averiguarlo antes de ir a pasear por un corredor oscuro a solas con él ?
Victoria se enderezó ante ese comentario, sus ojos verdes brillaron con
interés. “Alyssa también mencionó que
había algo desagradable sobre ese caballero pero no me dijo nada más sobre
o asunto. Es por eso que ustedes dos estaban tan intranquilos por mi
seguridad ?”
Justin miró sin parpadear como si intentase sondear su reacción. Le
acababa de decir que estaba en peligro, y Victoria parecía reaccionar como
si le hubiera ofrecido una bolsa llena de oro.
Ese hecho incrementó su enojo. Por las decisiones tomadas en los negocios
durante los dos últimos años, él la consideraba una mujer prudente, pero
ahora ella estaba buscando el peligro.
Una vez más Justin se preguntó cuál era la verdadera Victoria. La mujer que
parecía excitada por el hecho de que había estado en peligro? O la persona
que había demostrado tener sentido común ?
Parecería que nunca descubriría la verdad. Y sin embargo se sentía
compelido a continuar intentándolo, aunque sólo fuera para librarse de su
presencia en Londres.
“Por qué estás aquí ? ” él preguntó por enésima vez.
“Para encontrar un amante,” ella replicó sin vacilar. “ Ya hemos establecido
ese hecho varias veces.”
“Eres una mentirosa,” él gruñó . “Igual que tu padre. Toda la historia que has
creado para atraer a los hombres es una gran mentira. Y eso me hace
pensar que los motivos de este viaje también son falsos. Viniste aquí para
hallar algo, es cierto , pero un amante ... no.”
“Por favor.” ella se rió, pero el sonido fue hueco. “No intentes convencerme
de que has pasado tiempo indagando en mis motivos. A vos te importa una
mierda cualquier cosa sobre mí. Vos sólo quieres que yo desaparezca
nuevamente así puedes fingir que no existo.”
“Es eso lo que quieres ?” él preguntó . “ Que me importe lo que sucede en tu
vida ? Es por eso que viniste aquí, y es por eso que insistes en ponerte en
peligro? Para atraer mi atención?”
Ella lo miró en un estado de shock absoluto. “Por Dios, claro que no!”
Un alivio extraño lo invadió. En todos los años que habían estado separados ,
Justin no había considerado qué tipo de dolor o pérdida Victoria podría haber
sufrido cuando él había partido. Él había pensado en ella, si , había soñado
con ella ocasionalmente , pero realmente no había ponderado las
consecuencias de su abandono o que ella pudiera desear que él volviese a
la casa para ser un marido real .
Oír que ella no había alimentado rencor por el abandono , y que ahora se
metía en su vida cualquier costo era una buena cosa. Básicamente. Pues
Justin ignoró una minúscula puntada de decepción al saber que Victoria no
extrañaba su presencia.
Pero su pregunta inicial todavía estaba sin respuesta.
“Entonces no viniste aquí por mí. entonces Por qué viniste ? Sólo dime la
verdad, y pararé de interferir en tu vida. Esto es tan tedioso para mí como
para vos.”
Ella arqueó una ceja con absoluto descreimiento.
Justin apretó sus dientes. “Eres la mujer más temeraria y obsecada que
jamás haya conocido !” él replicó , con un desborde de emociones. “Viniste
aquí por una deuda ? Estás siendo amenazado? Tu padre está involucrado?”
Justin contuvo la respiración después de decir eso último, pero su rostro
permaneció tan impasible como estaba antes de esa sugerencia .
“Sólo busco un amante, Justin.” ella le dio una sonrisa exasperante. “Nada
más.”
Justin la empujó hacia atrás en el asiento del carruaje y la mantuvo
acorralada contra la pared en menos tiempo de lo que le llevó a Victoria
jadear con sorpresa. Justin inclinó su peso contra ella , sintiendo sus curvas
suaves que se moldeaban perfectamente a su cuerpo .
“ Digamos por un momento que te creo ,” él susurró, hablándole al oído .
Dios, ella olía tan bien , una embriagante combinación de lavanda y vainilla.
Él nunca había podido tocar a otra mujer que usase esas esencias desde
que había pasado la noche con ella. “ Estás escogiendo pretendientes
potencialmente muy peligrosos. Si te gusta pasar peligro, tendré mucho
placer en complacerte ,mi querida.”
Entonces Justin apretó su boca contra la suya.
El soltó sus muñecas para deslizar sus dedos debajo de sus brazos desnudos,
recorriendo cada centímetro de su piel sedosa. Mientras le devoraba la
boca, él enterró sus dedos en su cabello, acomodando su rostro para un
mejor acceso, tomando lo que ella daba e incluso exigiendo más.
“Dime la verdad, Victoria,” él murmuró mientras comenzaba a trabajar en los
botones delicado de la espalda de su vestido.
Victoria metió sus manos debajo de su capa. Sus dedos se agitaron cuando
se deslizaron sobre su pecho para buscar los botones de su chaleco.
El deslizó su vestido, bajándolo de sus hombros hasta su cintura. La camisa
que ella usaba debajo era pecaminosamente translúcida. Revelaba las
puntas duras de sus pechos y la curva lisa de su estomago. Él hundió su
cabeza y capturó un pezón por sobre la tela.
La cabeza de Victoria se echó hacia atrás y sus manos se cerraron en
puños mientras lanzaba un suspiro de placer. Él chupó su pezón, rodeando
con su lengua el contorno del brote hasta que la camisa quedó transparente.
“Dímelo,” él ordenó nuevamente antes de curvar su cabeza sobre el otro
pezón y repitió el tratamiento.
“Maldición Justin! ,” ella gimió, pero no lo apartó. Por el contrario una de sus
manos se deslizó sobre su cabello, sujetándolo mientras ella se arqueaba
contra su boca.
Justin deslizó una mano por la curva de su espalda , tomando su trasero para
apretarla contra él. La dejó sentir su atormentadora erección .
Como siempre, la intensidad de la conexión física con Victoria lo asombraba.
Ninguna otra mujer lo había hecho sentir como lo hacía Victoria. Salvaje.
fuera de control. Frenético como un adolescente sin experiencia . Quería
poseerla en todos los sentidos. De cualquier modo. Quería mantenerla en su
cama hasta sentirse saciado, aunque no sabía cuándo o cómo eso sería
posible.
Justin luchó por concentrarse mientras levantaba sus faldas da un lado y
deslizaba sus dedos por su pantorrilla , su rodilla, y subía rápidamente por
su muslo. Victoria se tensó debajo de su contacto, sus párpados se cerraron.
Ella estaba temblando cuando él acarició con sus dedos el triángulo de su
pubis.
“Dime la verdad,” él la persuadió mientras separaba los pliegues de su sexo
y acariciaba con su dedo pulgar la entrada. “Confía en mí .”
Victoria se endureció , pero no era por placer . Sus ojos se abrieron ,
enojados y salvajes, y ella lo miró ferozmente por un instante .
Entonces ella colocó sus manos sobre su pecho y lo empujó. Como hizo eso,
ella se tambaleó y casi se cayó al piso del carruaje .
“Confiar en vos ?” ella gritó frenéticamente acomodando su vestido .
“Cómo podría? No nos conocemos más de lo que nos conocíamos en nuestra
noche de bodas .”
Justin lanzó un carcajada mientras la observaba intentar cerrar los botones
de la espalda de su vestido . “ Yo te conozco mejor, Victoria. Y vos también .
Tu sabor perdura en mis labios; puedo sentir el modo en que clavas tus uñas
en mi espalda ... “
Le pareció que los ojos de ella se cerraban por un breve momento, aunque
ella lo miraba ferozmente .
“Si vos levantases a una prostituta de la calle y la llevases a tu cama, sabrías
esas mismas cosas sobre ella. Y realmente la conocerías? Confiarías en
ella ?”
Justin vaciló ante su tono severo y sus palabras afiladas. La miró fijamente
desde el otro lado del carruaje mientras Victoria intentaba en vano
acomodar su ropa . Ella era tan adorable, tan hermosa con el enrojecimiento
del enojo y la excitación . Justin deseaba desesperadamente perderse en
ella. Marcarla a fuego con sus caricias y sus besos.
Sólo quería una cosa más. Y eso lo sorprendió. Quería su confianza.
Era un idiota de alto nivel por desear semejante cosa de una mujer a la cual
iba despachar de vuelta al campo tan pronto como fuera posible. Pero lo
hacía. Quería que Victoria lo mirase con confianza y con lujuria. Fuera lo
que fuera que Victoria planeaba, ella estaba dispuesta a correr riesgos con su
propia vida.
El quería protegerla de alguna manera.
Justin sacudió la cabeza con frustración . Era un deseo estúpido. La confianza
nunca era algo prudente, ya fuera que se diese o se tomase. No debería
desear eso. Especialmente no de Victoria, quien estaba probando ser una de
las grandes mentirosas del país.
Pero qué otra opción tenía?
Justin encogió los hombros. “Entonces qué es lo que quieres saber?”
Ella sacudió la cabeza con sorpresa. “respecto a qué?”
“Dijiste que no puedes confiar en mí hasta que no me conozcas. Dame un
tema , y yo ye haré conocer el contenido de mi corazón.”
Ella dejó de ajustarse el vestido y lo miró atentamente .
“Cualquier cosa, Justin,” ella finalmente susurró. “ Cuéntame cualquier
cosa .”
“date vuelta ,” él dijo suavemente.
Ella lo miró fijamente , cautelosamente , y él levantó la cabeza.
“ Te abotonaré el vestido,” él le explicó, pero mientras ella lentamente le
daba la espalda , él supo que su pedido tenía un propósito mucho más
profundo. No quería mirarla mientras le susurraba sus confidencias.
Justin se movió al borde del asiento del carruaje y comenzó a cerrar los
botones con casi la mismo eficiencia con que los había abierto. Era una pena
ver desaparecer esa piel deliciosa debajo de las capas de satín , pero él
ignoró deseo de su cuerpo de lamer cada centímetro e hizo su trabajo.
“Tengo una casa en Mayfair,” él comenzó en voz baja. “Practico esgrima en
mi club dos veces por semana. Es mi pasatiempo favorito . Todos los
miércoles participo de un juego de naipes con Shaw y con mi hermano.”
El cerró el último botón de su vestido arrugado y dejó que sus dedos
recorriesen la piel sedosa detrás de su cuello.
“Me gusta cabalgar,” él continuó . “El nombre de mi garañón favorito es
Firefox. Y mi color favorito ”— él sonrió — ” ... es el verde. O lo es desde
que nos casamos”
Cuando se movió para enfrentarlo , Victoria se ruborizó , pero no parecía
estar complacida.
“Eso es todo?” ella preguntó.
El sacudió la cabeza . “Claro que no, pero pienso que es un comienzo.
Ahora recompénsame . Cuéntame qué está sucediendo.”
Ella se rió . “Verdaderamente esperas que yo comparta mis secretos más
oscuros a cambio de estos detalles superficiales de tu vida ?”
Justin frunció el ceño . Superficiales? Era su vida lo que ella estaba
difamando. O despreciando. Era la vida que él disfrutaba antes que ella
había vuelto a aparecer. Ahora casi se sentía avergonzado de la frivolidad de
sus días y sus noches.

“ Yo no confío en vos ,Justin,” ella susurró, y su expresión era de tristeza. “ Y


nunca confiaré en vos. Y no dejaré que seduzcas o me engañes para que
te revele lo que son cosas de mi vida privada.”
Justin apretó los puños. Es cierto que había pensado que revelando algunos
hechos de su vida , ella se rendiría. Pero estaba aprendiendo, con cada
segundo que pasaba con Victoria, que la palabra rendición no era algo que
ella comprendiese. A menos que estuviera con él en la cama.

“Victoria,” él dijo con un suspiro largo. “ Me doy cuenta que tienes muchas
reservas respecto a revelarme tu secreto . Y tal vez…” él vaciló. “Quizás me
lo merezco .”
La rabia del rostro de su esposa fue reemplazada por sorpresa genuina.
“ Pero ... “ él se apresuró a continuar. “Me temo que ya no te pediré que me
digas la verdad. Ahora te digo que voy a obtenerla .”
“Te dije mil veces que no tienes ningún derecho a hacer eso,” ella dijo
severamente , pero su voz y sus ojos estaban cansados.
Justin frunció el ceño , contando mentalmente hasta diez.
“Sabes perfectamente que tengo muchas formas de forzarte a hacer lo que
deseo. Yo podría revelar tu identidad …”
Ela abrió la boca para recordarle su posición precaria, pero él no le
permitió la interrupción.
“Si, me doy cuenta que con eso yo me perjudicaría, pero también
arruinaría cualquier plan que estás intentando llevar a cabo .” Ese
declaración la hizo poner seria , y Justin avanzó . “Podría llevarte a la Corte
para declararte insana . Podría arrastrarte de vuelta al campo y encerrarte
en una habitación hasta que todo el escándalo pase.”
Los ojos de Victoria se agrandaron con cada amenaza. “Y vos me exiges
que te dé mi confianza?.”
Justin sacudió la cabeza . “ No quiero hacer ninguna de esas cosas. Tal vez
no soy capaz de decir las cosas que me harían ganar tu confianza. Y
verdaderamente lamento eso.” Justin se sorprendió pues sus palabras eran
verdaderas. “Pero negándote no me dejarás otra opción. Vos y tu amiga me
dirán la verdad sobre este viaje a en Londres, o me forzarán a tomar otras
medidas. Entonces , por favor cuéntame todo.”
El carruaje se detuvo en la casa de Victoria . Justin abrió la puerta abierta y
encontró su mirada . Esperaba que ella entrase en razón. Pero su mandíbula
estaba obstinadamente tensa.
Ella lo miró ferozmente y respondió . “No .”

Capítulo 14
Lección : Una prostituta negocia con dinero. Una cortesana negocia con
mucho más .

Victoria observó a Marah caminar inquietamente delante del fuego, sus


manos temblando con todo paso que daba. De vez en cuando, su amigo le
lanzaba una mirada , pero su atención estaba básicamente dirigida a Justin.
Maldición con ese hombre. Él le había estado llenando la cabeza a su amiga
contándole de los peligros que había corrido en la fiesta desde que se había
instalado en la sala de estar media hora atrás.
La peor parte era que Victoria no podía negar nada de lo que él decía . Por
una vez, Justin estaba diciendo la verdad absoluta. No había ninguna
exageración. Él simplemente estaba relatando los detalles de los eventos de
esa noche y explicando todos los horrores que podrían haber resultado de la
aventura de Victoria .
Ella se estremeció . Si sus palabras estaban destinadas a asustar a Marah,
estaban aterrorizando a Victoria. Por necesidad , ella había negado
exitosamente muchos de los riesgos de hacerse pasar por una cortesana. Y
ahora tenía que enfrentarlos.
“ No entiendes lo que digo , Marah?” Justin argumentó , su mirada oscura
estaba enfocado en su temblorosa amiga. “Victoria puede terminar muerta si
continúan con este plan que ustedes se han propuesto . Quieres que suceda
eso?”
Marah miró a Victoria, y Victoria pudo ver que su amiga dudaba .
“No ,” Marah finalmente susurró. “Claro que no.”
“ Me doy cuenta que ustedes me consideran un villano,” Justin continuó.
“Pero les aseguro que yo soy la menor de vuestras preocupaciones. Hasta
podría ayudarlas.”
Victoria sacudió la cabeza . Ya había escuchado suficiente.
“ Ya terminaste de asustar a mi amiga para ganarte su confianza?” Victoria
estalló, poniéndose de pie y colocando una mano en el hombro tembloroso
de Marah. “No nos vamos a dejar manipular con tus ... “
Antes que ella pudiera terminar, Marah la miró . “ Pero Victoria, y si él tiene
razón? Y si algo te pasa a vos, como le pasó a Chloe?”
Victoria cerró sus ojos y gimió.
“Chloe?” Justin repitió . “Quién es Chloe y qué le sucedió?”
“ Nadie y nada,” Victoria dijo, aunque estaba completamente consciente que
su casa de naipes estaba a punto de colapsar. “Simplemente estás
confundiendo a Marah con tu infinita arenga , eso es todo. Ahora vete.”
Justin la miró intensamente , luego enfocó su atención en Marah. “Por
favor.”
Una lágrima rodó por la mejilla de su amiga mientras ella miraba a Victoria
nuevamente. “No podría soportar si las perdiese a las dos.”
Victoria tragó en seco. “No confíes en él, ” ella rogó con un susurro. “ No
Confíes en él.”
Le pareció ver que Justin vacilaba . Marah cubrió su rostro. Y su voz salió
amortiguada por entre dedos cuando dijo, “Chloe Hillsborough es nuestra
amigo, y ella desapareció . Es por ella que vinimos a Londres.”
Victoria lanzó una serie de maldiciones que hicieron que las cejas de Justin se
elevasen. Pero cuando Marah se sentó pesadamente en el sofá y comenzó a
llorar, Victoria suspiró y tomó un lugar a su lado . Envolviéndola en un
abrazo, Victoria la consoló mientras Marah sollozaba ruidosamente. Victoria
no podía culpar a su amiga por eso. Ella había visto venir esa catástrofe desde
la primera vez que había encontrado a Justin en el salón de baile.
“Cuéntame ,” Justin dijo en voz baja , y por primera vez esa no parecía una
orden.
Ahora Justin sabía el nombre completo de Chloe y el hecho que estaba
desaparecida. Si Victoria se negase a revelar algo más , ta no importaría. Él
usaría sus recursos para determinar el resto de la historia y estaría de
vuelta en la puerta de la casa, probablemente mañana a primera hora.
Por lo menos si ella revelase la verdad , tendría la oportunidad de escoger
las palabras. Y tal vez podría hallar una manera de convencerlo de no
interferir .
Aunque lo dudaba.

“Después que vos me abandonaste en Baybary, yo ... ” ella vaciló y se


halló mirando a Marah. Su amiga le sonrió dándole apoyo con sus ojos. “Yo me
hice amiga de unas mujeres en el condado.”
Justin frunció el ceño ante la palabra abandonada, pero por una vez no
interrumpió .
“ Me hice amiga íntima de Marah, y mas tarde de una viuda, Chloe
Hillsborough.” Victoria miró a Marah con una sonrisa tierna . “Nos hicimos
como hermanas, aunque nuestras situaciones de vida eran muy diferentes. El
marido de Chloe recientemente había tenido una muerte intempestiva, y su
situación financiera era muy difícil. Ella ansiaba libertad e independencia,
así como también excitación. Aproximadamente un año atrás, ella comenzó a
hablar de convertirse en “una mantenida’.. una amante.”
Marah secó sus lágrimas y agregó , “intenté decirle que vender su cuerpo no
era la respuesta.”
Victoria tomó una respiración larga. Sus dos mejores amigos habían
discutido muy seriamente ese asunto. Marah nunca había entendido el por
qué de semejante acuerdo, y había dejado en claro su desaprobación. Y
aunque Victoria se había unido a ella para desalentar a Chloe, en algún lugar
oscuro y secreto de su corazón, sabía exactamente por qué su amiga
deseaba tal vida. Victoria había experimentado los placeres de la carne, el
acoplamiento íntimo de un hombre y una mujer . Entendía el deseo de su
amiga por motivos financieros y carnales.
“Y ella concretó ese plan ?” Justin preguntó, su mirada fija en el rostro de
Victoria . Ella se ruborizó con su escrutinio .
Ella asintió con la cabeza . “Si. Chloe conoció a una cortesana que estaba
establecida y ella aceptó ayudarla. Más o menos seis meses atrás, Chloe
vino a Londres a hacer su fortuna. Y ella fue bastante exitosa, siendo tan
bonita como era ... “

“ Como es ,” Marah la interrumpió severamente , e intercambió una mirada


con Justin.
Victoria sacudió la cabeza . “Es cierto . En semanas, ella estaba mandándonos
cartas en la que nos contaba sobre la vida en la alta sociedad de Londres,
todas las fiestas a las que estaba asistiendo, hablaba de los caballeros
guapos que la cortejaban, y eventualmente de los amantes que había
tomado.”
Justin se sentó mas derecho , y sus ojos de repente estaban muy abiertos.
“Ella realmente les contaba cosas sobre sus amantes?”
“Piensas que los hombres son los únicos que hablan de sus amantes ?”
Victoria preguntó. “Chloe nos contó muchas cosas sobre Londres y sus
habitantes.”
Ella omitió contar el hecho que Chloe frecuentemente había comentado
sobre el desempeño sexual de Justin antes de que él partiese a Francia . Y
aunque Victoria nunca se había hecho ilusiones respecto a su
comportamiento, algunos de esos comentarios aun le dolían .“Cómo eso las
trae a ustedes dos aquí ? ” Justin presionó.
“Con el tiempo, sus cartas fueron cambiando ,” Victoria continuó , mirando
fijamente el fuego con ojos ciegos. “Ella comenzó a hablar de un hombre que
la estaba buscando ... acosando. Uno que le causaba miedo . Él la seguía,
llamándola a horas extrañas y enviándole regalos que eran extrañamente
extravagantes y personales para alguien que no tenía ninguna relación con
ella. Cada vez que ella rechazaba sus avances, él más se enojaba y más la
presionaba . Ella nunca mencionó su nombre, pero sus relatos nos
preocuparon a ambas. Y entonces …entonces…”
Su voz se quebró . No podía decirlo.
“Chloe desapareció ,” Marah terminó el relato con tono afligido. “Ella
acostumbraba a escribir dos veces por semana. Cuando varias semanas
pasaron sin una carta de ella, nos asustamos y decidimos venir aquí para
buscarla. Victoria se convirtió en ‘Ria ' para determinar cuál podría ser el
hombre mencionado en las cartas de Chloe y si él de alguna manera estaba
involucrado con su desaparición .”
Justin se puso de pie lentamente. La acción sencilla, sin prisa llamó la
atención de Victoria. Pero cuando él la miró , por primera vez no había
seducción en sus ojos. Ni tampoco rabia .
Había horror.
“Entonces vinieron aquí para encontrar a una amiga que piensan que podría
haber sido víctima de algún hombre perverso que la quería en su cama?
Estás fingiendo ser una cortesana para atraer a ese hombre ?” él preguntó .
Victoria asintió con la cabeza . Ante el tono severo de Justin , su plan parecía
ridículamente tonto.
Justin sacudió la cabeza . “Cómo pudiste ponerte en semejante peligro?”
Victoria retrocedió ante su tono y su expresión. Él parecía genuinamente
preocupado por su bienestar, lo que era absolutamente inesperado. Se le
había convertido en un hábito creer que Justin era totalmente egoísta,
especialmente cuando se trataba de ella. Ahora él desafiaba esa creencia
con el miedo en sus ojos.
“ No tuve ninguna opción,” ella dijo, levantando
su mano en un pedido silencioso de comprensión. “Cuando pensé en todas
las cosas horribles que podrían haberle sucedido a Chloe , no pude fingir que
nada había sucedido .”
“Y esa era su solución ? ” él preguntó con un tono asombrado.
“Necesitaba entrar al mundo en el que ella había vivido , conocer a las
personas con que ella se vinculaba . La protectora de Chloe hacia mucho
tiempo había dejado Londres. Como no existía nadie más a quien recurrir
por ayuda, disfrazarme de cortesana me pareció la mejor respuesta.
Ciertamente era el camino más rápido para obtener entrada en la sociedad
oscura y secreta de las amantes y cortesanas.”
Justin cerró sus ojos y susurró una maldición grosera que sólo ella oyó . Su
respiración se hizo mas pesada antes que su mirada encontrase la suya .
“ Te prohibo que continúes con eso,” él dijo .
Victoria se puso de pie .
“Prohibirme?” ella repitió . “ Yo no pedí tu permiso, Justin, y no tengo ninguna
intención de hacer eso. Me preguntaste por el motivo verdadero de este
viaje , y ya lo tienes . No pararé de buscar a Chloe hasta que sepa qué le
sucedió.”
Justin se movió hacia ella con un paso largo. “No puedes decirme que vas
arriesgar tu vida por buscar la verdad sobre una miga. Es demasiado para
sacrificar, incluso por una amiga.”
“Sabemos exactamente el tipo de peligro que corre ,” Marah interrumpió ,
colocándose entre los dos . Ella miró ferozmente a Justin. “Chloe podría muy
estar muerta.”
Victoria no pudo controlar un gemido que escapó de sus labios . Ella giró y se
alejó de Justin y de Marah y caminó hacia a ventana para concentrar su
vista en la oscuridad. Esa era la posibilidad que ella y Marah nunca habían
mencionado en voz alta, aunque ella le pesase en la mente día y noche . Y
ahora que había sido verbalizada, le dolía como una patada en el estomago.
“Si, eso podría ser verdad,” Justin dijo, pero su tono era más gentil de lo
que había sido antes. “ Y podrías ser la siguiente en la lista si continuas con
esta locura .”
Victoria giró hacia él , secando las lágrimas que ahora corrían por su cara
contra su voluntad. “ No soy una idiota, Justin. Claro que pensé eso. Pero qué
querías que haga ? Abandonarla? Y si ella no está muerta, pero está siendo
mantenida cautiva en algún lugar? O si ella simplemente está herida o
enferma y nadie sabe quién es ella ?”
Justin lanzó un suspiro . “Esa mujer no tiene familia que pueda conducir esta
investigación ? Por qué no llevas estos hechos a las autoridades en lugar de
exponerte al peligro?”
Victoria se movió hacia él. “La única familia que le queda es la familia política
de su finado marido. Si ella desapareciese para siempre, esos buitres no
pensarían dos veces en buscarla. En cuanto a las autoridades de Londres,
qué propones que les diga? Que una mujer ellos consideran prácticamente
una prostituta desapareció ? Cuál piensas que sería su reacción, Justin?”
El apretó sus labios , pero ella pudo ver él no tenía argumento para una
respuesta.
“No me gusta la idea de que te expongas al peligro, Victoria,” él dijo entre
dientes .
Ella ladeó la cabeza para mirarlo de cerca. Cada fibra de su cuerpo hablaba
de su frustración, y de su enojo apenas mantenido en control .
“Ha!” Marah dijo por detrás ellos, el desdén que siempre expresaba a Justin
estaba nuevamente en sus ojos. “Esperas que te creamos eso después de
todos estos años? Victoria podría haber asistido a cantinas de baja calaña y
podría haber invitado a los hombres que van ahí a tu propia casa por todo lo
que vos te ocupaste de ella , Lord Baybary. No finjas que ella te importa , lo
único que quieres es que ella se marche de Londres y fingir que ella nunca
volvió a entrar en tu vida.”
Justin miró a Marah con una mirada tan intensa que Victoria se sobresaltó .
“No sabes nada sobre mí, ” él dijo. Su tono era suave, pero carecía de poder.
“No hables sobre lo que siento o no siento por Victoria. Y vos eres hasta peor
que ella , Lady Farnsworth. Una mujer soltera viviendo con una cortesana ?
Si fueras descubierta, tu reputación estaría arruinada para siempre .”
Marah encogió los hombros . “Si lo que me espera es un matrimonio como el
que vos ‘compartes ' con Victoria, estoy segura que la ruina no es una
opción peor.”
Los puños de Justin se cerraron, pero él no respondió al comentario agudo de
Marah. Por el contrario , él volvió su atención a Victoria. “ Tienes alguna idea
de lo tonto y peligroso que este plan es ?”
Ella dobló sus brazos sobre su pecho . “Estuvo funcionando perfectamente
bien antes que vos interfirieses .”
“Llamas a ser amenazado ‘funcionar perfectamente bien '?” Justin preguntó.
Ella sacudió la cabeza . “Tuve la oportunidad de hablar abiertamente con
varios hombres con los que Chloe mantuvo relaciones . E incluso pude
deslizar su nombre en la conversación y juzgar sus reacciones.”
Sus labios se apretaron . “Por Dios, mujer, déjame destacar nuevamente el
peligro al que conduce este tipo de comportamiento.”
“Ya lo conozco ,” Victoria dijo con una mirada fría .
Justin la miró fijamente por un momento largo antes de soltar un suspiro
exasperado. “ estás determinada a ignorar mi consejo y permanecer en
Londres?”
Ella asintió con la cabeza una vez mas . “Debo hacerlo . Esto no se trata
sobre vos, Justin. Ni sobre mí. Se trata de una amiga por la que me preocupo
profundamente .”
Justin vaciló ante esa declaración. “Si esa es la verdad, no puedo discutir
con el honor de tu causa.”
Victoria frunció la frente . Si esa era verdad ? Que razón tenía él para
dudar de la veracidad de su declaración ? Ciertamente había omitido la
verdad en el pasado , pero había sido por necesidad.
Justin se frotó la cara y soltó otra maldición, esa vez lo suficientemente alto
como para que Marah se ruborizase .
“Muy bien , Victoria. Eres la vencedora.”
La boca de Victoria se abrió bruscamente . No podía creer esas palabras. “
Ya no discutirás conmigo? Me dejarás tranquila para terminar mi búsqueda ?”
Justin negó con la cabeza .
“Oh no. Pero voy a ayudarte a determinar la causa de la desaparición de
Chloe. Y si es posible, te ayudaré a encontrarla .”
Victoria parpadeó. Ayudarla? Ella ni siquiera había considerado esa
posibilidad.
El se inclinó hacia ella. “Pero hay ciertas condiciones.”
Victoria se estremeció ante el cambio súbito en sus ojos. La misma sugestión
de malicia y manipulación sensuales que habían estado presentes en el
carruaje estaban ahora en su mirada . Si él fuese a ayudar, eso significaba
que ellos estarían trabajando juntos. Y ellos sabían lo que eso implicaba .
Justin no era estúpido. Él conocía su debilidad por él. Y él usaría esa
debilidad para controlarla se él.
“Con vos, siempre hay condiciones ,” ella susurró.
“Marah,” Justin dijo sin mirar a su amigo. “Me gustaría tener un momento a
solas con mi esposa. Si eres tan amable ....”
Jadeando su afrenta, Marah caminó hacia Justin, con las manos en sus
caderas. “ Cómo tienes el de ordenarme ... “
Victoria suspiró, levantando una mano para detener a su amiga. Le susurró,
“Lord Baybary aceptó ayudarnos, cuando podría habernos hecho las cosas
muy difíciles. Por lo tanto no me importa tener que oír sus ‘condiciones ' en
privado. Por favor.”
Marah abrió y cerró la boca, pero finalmente soltó un suspiro. “Muy bien.
Pero creo que ustedes dos ya saben lo que pienso sobre este asunto.
Buenas noches .”
Después que su amiga partió y cerró con un golpe la puerta detrás de ella,
Victoria giró haca Justin. Él la miró fijamente , había una sonrisa letal en su
rostro. Y ella se dio cuenta que estaba a solas con un hombre que en
aspectos era aun más peligrosos que el hombre con quien había estado en la
galería más temprano esa misma noche.
Porque Darius Evenwise podría haberla lastimado su cuerpo. Pero Justin
podría romper su corazón.

Capítulo 15

Lección : Cuál es la diferencia entre una amante y una esposa? Diez kilos
menos y diez años menos.
Pero una amante no es una esposa, sin importar cuanto pueda desear serlo.

Justin nunca había conocido a una mujer que él no pudiera controlar. Mierda,
había pocos hombres a los que él no pudiera manipular con una sonrisa o una
orden bien dada. Pero Victoria no era como nadie que él hubiera conocido.
Ella lo sacaba de su eje de equilibrio. Ella era al mismo tiempo todo que lo
que pensaba que ella era y nada de lo que esperaba que fuera. Pero había
un área en la que él todavía conservaba el dominio.
Victoria lo deseaba .
Apenas el contacto más leve le causaba un estremecimiento . La presión de
sus labios en alguna zona de su cuerpo bastaba para tenerla a su merced .
Como ese era el único terreno en el que él tenía alguna ventaja , ese era el
único modo que él sabía que serviría para recuperar el control de la
situación.
“ Cuáles son tus condiciones, Justin?” Victoria preguntó tranquilamente.
Ella dobló sus brazos sobre su pecho y lo miró con una expresión temeraria y
profesional que habría parecido fría en cualquier otra mujer, excepto que
Justin podía ver el brillo de deseo en las profundidades de sus ojos verdes.
Ella sabía lo que iba a suceder entre ellos así como él también lo sabía.
Ambos estaban completamente conscientes de que antes que la noche
estuviese terminada, estarían desnudos en una cama .
“Esa noche declaré públicamente que ‘Ria ' es mi amante,” él dijo
suavemente mientras comenzó a circular por la sala . Victoria permaneció
quieta, negándose a observarlo mientras él caminaba con pasos
determinados alrededor de ella, haciendo un lento examen de su cuerpo . “
Y en la próxima fiesta a la que asistamos, todos sabrán que eres mía.”
Sus hombros se pusieron rígidos. “Entonces declara públicamente que todo
terminó , que no me deseas después de todo ”
Justin negó con la cabeza . “Si yo te descartase , el interés masculino en
vos desaparecerá como una alucinación en el desierto, y vos no quieres eso.
Entonces espero que aceptes mi declaración.” El se detuvo a centímetros
detrás de ella y se inclinó de forma que su aliento caliente moviese los
bucles alrededor de su oreja . “En todos los sentidos.”
Un escalofrío casi imperceptible recorrió el cuerpo de Victoria.
Maldición, pero deseaba a esa mujer. Más que eso, ansiaba hacer que ella
lo desease día y noche. Quería estar seguro que ella dejase Londres con
los recuerdos de él quemándola por el resto de su vida.
Un deseo cruel y perverso , cuando no tenía ninguna intención de vivir
como su marido mas que en papeles . Eso no había cambiado . Los obstáculos
que se interponían entre ellos todavía seguían existiendo. Pero quería que
ella se rendiese a él en todos los sentidos.
Realmente era un maldito hijo de puta.

Victoria giró ligeramente y lo miró . Su labio inferior estaba temblando, sus


ojos ligeramente vítreos. “No pensé que mantenías amantes, Justin. Qué dirá
la gente?”
El encogió los hombros.
“ Eres la mujer más deseada del reino,” él dijo. “ Y yo sólo tomo lo mejor.”
Ella desvió Su mirada . “Vos no piensas que soy la mujer más deseable de
Inglaterra,” ella dijo.“ Verdad?”
Victoria sacudió la cabeza . “Nunca lo has creído .”
Justin negó con sorpresa y examinó su rostro cuidadosamente. Ella levantó
su mentón , desafiándolo a refutar sus palabras, pero detrás de su desafío y
su desprecio, había un dolor muy antiguo . Pero Justin dudaba que ella fuera
a admitirlo.
Debería haber dejado que ella pensase que nunca la había deseado más
que por algunos breves momentos, pero había una parte de él que no podía
dejar que esa convicción perdurase.
“ Estás equivocada,” él murmuró mientras deslizaba sus dedos dentro de su
cabello y agarraba su nuca. Con un tirón suave, él la forzó a contemplar sus
ojos. “Estás muy , muy equivocada.”
El bajó su boca y la besó. Con la intención de tomar y seducir pero se
encontró queriendo ser gentil. Queriendo tranquilizarla. Queriendo dejarle
saber cuanto era deseada.
Justin envolvió su brazo alrededor de su cintura y moldeó su cuerpo contra el
suyo . Victoria se estremeció contra sus labios , y Justin supo que por lo
menos había ganado su cuerpo.
Y oh, cómo deseaba ese cuerpo. Y lo iba a tener. Si pudiese convencerla de
que participase en esa nueva charada , hacer el papel de amantes en público
y
en privado , podría tenerla tan frecuentemente como gustase.
Justin masajeó su cuero cabelludo suavemente, y soltó las hebillas de su
cabello. “Haciendo eso, será una manera de protegerte durante nuestra
investigación ,” él dijo. Se inclinó para colocar algunos besos leves en la
curva de su mejilla. “ Y puedes negar que me deseas ?”
Victoria vaciló, endureciendose mientras él pasaba sus labios por la línea de
su mentón y su oreja . Justin sentía que ella luchaba contra el pasado .
Pero esa era una batalla perdida. Él sabía eso porque ya había luchado
contra eso.
“No puedo ,” ella finalmente admitió con un suspiro . “Negar que te deseo
es como negar que respiro .”
Justin no respondió por un momento , simplemente disfrutó el calor de su
cuerpo esbelto contra suyo, el olor suave a vainilla emanando de su cabello,
y el sabor de ella en sus labios .
“Ni yo puedo negarlo , Victoria,” él susurró.
Sus ojos se agrandaron . “No bromees conmigo.”
“ Puedo hacer bromas en otras cosas, pero no sobre esto.” él quitó un bucle
de cabello de sus ojos. “ ese deseo me domina , y no puedo lucharlo .
Déjame ahogarme en él , Victoria. Por un tiempo . Y tal vez cuando hayamos
resuelto tu misterio, los dos estaremos satisfechos y podamos volver a
nuestras vidas como eran antes.”
Un débil gemido se escapó de sus labios , y ella intentó alejarse , pero él la
sujetó rápidamente, impidiendole la fuga .
“Sé mi amante,” él dijo. “Sólo durante algún tiempo.”
Victoria lo miró , sus rostros estaban separados por meros centímetros . Su
expresión era ilegible , él no podía leer nada sobre lo que pasaba en su
corazón.
“Y si te digo que si, me ayudarás en la búsqueda de Chloe?”
Justin frunció el ceño . Ella sólo estaba negociando su cuerpo para conseguir
lo que quería ? No. Cuando ella había dicho que lo deseaba, había sido
verdad. Victoria simplemente era demasiado experta y sabía negociar a
pesar de sus propias necesidades.
Cosa que él respetaba.
“Si, ” él murmuró.
“Pero seré tu amante, no tu esposa,” ella dijo.
Justin frunció la frente . “ Nadie sabrá que eres mi esposa, si a eso te
refieres.”
Una sacudida de su cabeza fue su respuesta. “Quiero decir que vos me
tratarás como tu amante. Con pasión, pero con ninguna expectativa de
emoción o sentimiento.”
El la miró azorado . “ No quieres emoción?”
Victoria vaciló, sólo un poco. “No . ya no más.”
Justin frunció el ceño . Entonces alguna vez que ella había deseado eso.
Debería sentirse contento porque sus expectativas emocionales habían
cambiado. O no?
“Entonces tendremos pasión y ninguna emoción o sentimiento ,” él prometió.
Esa estipulación debería haber sido fácil de establecer , pero algo le
obstaculizó la garganta.
“Entonces seré tu amante,” ella susurró.
Vacilantemente, Victoria fue hacia él. Enlazando sus brazos alrededor de
su cuello, ella se puso en puntas de pies para colocar su boca contra la
suya.
Ella nunca antes había iniciado un beso . Él siempre había sido quien
establecía los contactos físicos. Pero la presión suave , casi inocente de sus
labios contra los suyos casi fue su perdición. Sus labios se abrieron con
sorpresa, y ella metió su lengua.
Realmente no le importaba. Sus deseos estaban libres ahora. Y tenía toda
intención de ceder a ellos. Para poseer a Victoria en todos los sentidos. Para
purgar la necesidad de tenerla a cualquier precio.
Sus manos fueron desde sus hombros hasta su pecho, y luego ella abrió su
saco, tironeando los botones y sacando la prenda . Justin sonrió contra sus
labios , contento de que ella estuviese tan ansiosa como él . Por lo menos
ellos compartían esa locura.
El la llevó en dirección al sofá mientras ella le sacaba el chaleco . Justin
contuvo la respiración .
Para recuperar algo parecido al control, Justin desabrochó los botones de la
espalda de su vestido con un movimiento sereno . La tela pecaminosamente
sedosa se deslizó y reveló la piel inmaculada. Él le bajó la camisa, y ambas
prendas cayeron alrededor de sus tobillos, dejandola sólo con sus medias y
sus zapatos.
Justin la miró fijamente , ni siquiera intentó disimular su lujuria mientras
hacía una lenta evaluación de ella desde la cabeza hasta los pies. Victoria
alguna vez se había ruborizado y había intentado cubrirse ante ese
examen , pero ahora empujaba hacia fuera sus pechos y balanceaba sus
caderas en una invitación que él no tenía fuerzas para rechazar.
En algún punto del camino, ella se hizo consciente del poder de su
sensualidad.
Y Justin sabía que él no había sido a persona que había hecho que eso
sucediera . Se sorprendió por sentirse decepcionado por ese hecho, y
celosamente posesivo porque podría haber habido otro hombre en su cama
algún momento de los años en que habían estado separados .
Oh Dios ... ahora él sería beneficiario de la nueva osadía de Victoria . Y
cuando ella lo agarró, encontró sus ojos, y comenzó a desabotonar su
camisa sin desviar su mirada fija, Justin estaba listo para caer de su rodillas
y adorarla.
Victoria deslizó su mano dentro de la abertura de la camisa y apoyó sus
dedos contra su corazón. Él estaba seguro que ella lo sentía dando
martillazos en respuesta.
“Lo sientes ?” él murmuró mientras deslizaba sus brazos y la reclinaba sobre
el sofá.
“Tu corazón ? ” ella susurró mientras miró observaba su rostro a
centímetros de distancia.
Justin asintió . “Vos me haces eso , Victoria.”
Ella dio una breve sonrisa antes de apretó sus labios contra su garganta.
Victoria gimió mientras saboreaba la piel de Justin . Quería guardar cada
segundo de este encuentro en su mente y su corazón. Y esperaba poder
recordarlo en detalle más tarde. Pero los minutos estaban pasando
demasiado rápidamente . Justin ya estaba sacandose la camisa , la tiraba al
piso y luego tomaba su cara y devoraba su boca.
Victoria apretó sus dedos contra su piel, mientras su boca viajaba por su
garganta. Su cabeza se hundió en los almohadones del sofá como él chupó su
pezón, sumergiendola en un mar de deseo.
Ella luchó contra la marea, gimiendo mientras hundía sus dedos en su
cabello.
“No , espera, espera Justin.”
Sus ojos oscuros se elevaron, mirándola interrogativamente.
“No me digas que planeas rechazarme ahora,” él susurró como agarraba su
mano y la llevaba hasta la erección que ella había causado. “No cuando
estoy en esta situación.”
Ella lo acarició . “Quiero esto, lo quiero. Pero siempre soy arrasada por la
pasión. Abrumada. Quiero sentirlo esa noche . Por favor, quiero…”
El clavó su mirada en ella, explorando su rostro. Justin podía tener una
reputación de juerga, pecado y frivolidad. Pero cuanto más tiempo ella
pasaba con él, más ella se daba cuenta que había algo más detrás de todo
aquello. Algo más profundo.
“Ser arrastrada y sentirse abrumada es parte de la pasión,” él dijo
suavemente mientras acariciaba con la punta de su dedo índice sus labios .
“Pero creo que te entiendo.”
El se puso de pie , dejandola recostada sobre el sofá. Ella lo observó
mientras él lentamente se sacaba la ropa interior y se quedaba totalmente
desnudo delante de ella.
“Quieres poder explorarme en tus propios tiempos?” él dijo.
Victoria asintió mientras contemplaba la forma de su miembro erecto . Era
imposible para no querer tocar eso. “Si .”
“Entonces hazlo .” Ahora su tono era ronco.
Ella se sentó y lo agarró, tomándolo en la mano y acariciándolo con un
movimiento fluido. Justin murmuró una maldición entre dientes y afianzó
sus piernas, pero él no dominaba la situación.
“Si, ” él gimió. “Así. Más lento ahora. Sólo un poco más lento.”
Victoria miró su rostro, lleno de tensión , mientras ella seguía sus directivas.
Debajo de su palma, su erección se hizo más dura y una gota de humedad
asomó en la punta. Victoria la estudió , pensando en cuan bueno era cuando
sentía que él se derramaba dentro de ella.
“Eres una estudiante muy rápida para aprender, mi querida, te reconozco
eso,” él gimió.
“Quiero darte placer,” ella admitió. Era cierto , más tarde, podría lamentar
ese momento de honestidad, pero en ese instante le pareció como
pequeña reciprocidad por el poder que él le estaba permitiendo
experimentar.
Justin se puso rígido , mirándola con una expresión extraña y totalmente
ilegible. Luego se puso de rodillas delante de ella y tomó su rostro para
besarla. La acción fue tan asombrosa que Victoria no pensó en protestar.
Simplemente envolvió sus brazos alrededor de él y se montó en esa
tempestad apasionada.
El se acomodó sobre ella , envolviendo sus piernas alrededor de su cintura.
Entonces, en una abrir y cerrar de ojos , Justin la alzó e invirtió las
posiciones de forma que él quedó sentando sobre el sofá y ella estaba a
ahorcajadas sobre su regazo .
Él la empujó, y ella siguió su orden tácita , hundiéndose sobre él. Su
miembro la penetró centímetro por centímetro, permitiéndole tomarlo
lenta y controladamente.
Y fue el cielo . Estar sentada sobre él era una sensación extraña, pero no
incómoda o desagradable. Por el contrario, era infinitamente poderosa y
placentera.
“ Mueve tus caderas,” él murmuró antes de él tomar uno de sus pechos y
lamer su pezón . “Móntame.”
Ella vio tensión en cada línea de su rostro. El modo en que Justin estaba
conteniéndose, el modo en que estaba cediéndole todo el control a ella.
Haciendo lo que Justin ordenaba, ella se forzó a mover sus caderas, hacia
arriba y hacia abajo . Después de algunos intentos, ella encontró el ritmo, la
cadencia que la enloquecía con cada movimiento. Justin colocó besos contra
su pecho mientras tomaba su trasero, ayudándola a elevarse y soltándola
para que cayera sobre él.
“Déjalo venir , ángel,” él gimió. “Lo veo en tus ojos. Acéptalo . Déjalo
venir .”
“Justin,” ella exclamó los primeros temblores de placer ganaban su cuerpo .
“Cabalga, Victoria,” él se arqueó. “Dios, sólo quiero ... “
“Hazlo,” ella gritó, meciendo sus caderas ahora fuera de control.
Justin rugió su nombre y se arqueó hacia arriba, levantándola
completamente con el poder de su pasión. Justin lanzó un grito sofocado
cuando acabó con una última embestida .
Con los estremecimientos del orgasmo , Victoria se sobre su pecho. Apoyó su
mejilla contra su hombro, enterrando su rostro en el calor sudoroso de su
cuello. Justin vaciló por un momento, pero sus brazos se cerraron sobre ella
en un abrazo gentil.
Victoria abrió sus ojos. Sintió calor. Satisfacción. Y algo más. Cuando Justin
se había rendido a ella, había forjado un nuevo lazo entre ellos. Algo tenue , si
. Pero por primera vez que Victoria no sintió que él estaba destinado a
escaparse de su compañía después de concederle lo que buscaba.
Pero eso era real, o sólo parte de una manipulación ? La última vez, él había
admitido orgullosamente que había usado el placer y el sexo como un arma
para emprender una guerra contra ella . Sólo el tiempo diría si él estaba
haciendo eso nuevamente.
Ella se incorporó para mirarlo . Su cabeza estaba apoyada contra los
almohadones del sofá, sus ojos , cerrados, su respiración lentamente volvía
a hacerse regular. Ciertamente no parecía estar de humor para intentar dar
sermones e intentar dominar su vida. De hecho, parecía extrañamente
pacífico y tranquilo.
“ Planeas pintar un retrato mío , Victoria?” él preguntó abriendo sus ojos.
Ella se rió con un sonido nervioso . “Qué ?”
“ Me estás mirando fijamente.” él se rió .
Ella sonrió a pesar de sí misma. “Ni siquiera sabes si sé pintar.”
Su risa se debilitó . “No , supongo que no lo sé. Pero creo que pronto lo
sabré, verdad ? Estaremos pasando mucho tiempo juntos ahora que todos
creen que eres mi amante. Hay mucho que organizar.”
Esas palabras eran un recuerdo del motivo real por el que ella estaba allí. Y
por qué ellos habían hecho el amor. Su nuevo acuerdo . Nunca debía olvidar
que la ayuda de Justin , sus concesiones , tenían un precio. Aunque ella
estuviese dispuesta a pagarlo, no debía confundir eso con verdadera
benevolencia .
Con un suspiro, Victoria separó sus cuerpos y se puso de pie para encontrar
su vestido .
“Qué hay que organizar ?” ella preguntó, esperando que la pregunta sonase
fría.
“ Debes mudarte a mi casa en la ciudad, para empezar ,” Justin dijo con un
suspiro apenas perceptible. Él se puso de pie y recogió sus prendas
arrugadas .
Cuando él sacudió la ropa , Victoria le lanzó una mirada de reojo . Él era
absolutamente…bello, con sus músculos , con sus líneas firmes , con su
sonrisa compradora .
Y su cuerpo traicionero deseó nuevamente fundir con él . Sólo le restaba
esperar que ese nuevo acuerdo terminase con esa necesidad urgente.
Seguramente ellos se cansarían uno del otro en cierto punto.
“ Te instalaré en el lugar más apropiado mañana,” él continuó .
Sus palabras atravesaron la neblina infame de su lujuria, y Victoria
reaccionó . “Instalarme en una nueva casa? Por qué ? ”

El arqueó una ceja mientras se ponía el pantalón . “Porque, mi querida, mi


amante nunca viviría en Soho Square , por mas que esta casita me parece
encantadora.”
Victoria no pudo evitar sonreír ante su broma.
Justin continuó , “ Yo alojaría a mi amante en un buen lugar y la pasearía
delante de todos mis amigos para que me admiren y me envidien .”
Victoria no podía encontrar ningún argumento para contrariarlo . Justin tenía
razón . Ella estaba en un barrio tranquilo y sencillo donde alquilaba esa
casa y ese bajo perfil era parte del modo en que se protegía. Pero ahora
ellos estaban jugando un juego completamente diferente. con nuevos
riesgos.
“Muy bien. Debo informarle a mi personal para comenzar a preparar la casa
esta misma noche .”
Victoria ahogó un suspiro cuando Justin terminó de abotonarse la camisa y
se ponía el chaleco.
“También necesito asegurarme que vos y tu desagradable amiga Marah
estén bien custodiadas,” él razonó, casi más para sí mismo que para ella.
Ella se estremeció . Cuando él dijo la palabra custodiada, se imaginó
imágenes muy desagradables. No quería estar en la prisión de nadie .
“ Realmente piensas que es necesario?”
Justin asintió . “Si algo malo le sucedió a Chloe, tu investigación podía
haber atraído la atención sobre vos en todas esas fiestas a las que fuiste .
Prefiero ser excesivamente cauteloso que …”
El bajó la voz antes de terminar su pensamiento , y por un segundo ellos
simplemente se miraron uno al otro . Entonces Justin avanzó y tomó su
mentón , acariciando su rostro ausentemente .
“Me tengo que ir ahora para comenzar a hacer los arreglos. Pero le dejaré
instrucciones a tu mayordomo.
Te prometo que estarás seguro esta noche .”
Su frente se arrugó , como si estuviese intentando resolver algún enigma.
Luego se inclinó hacia adelante y colocó un beso sobre sus labios .
La lujuria estaba en su beso como siempre había estado. Pero ahora , cuando
él aumentó la presión de sus labios sobre los suyos, Victoria sintió algo
más que mera necesidad. Algo tierno y mas significativo.
Y cuando él la soltó y lentamente dejó la sala, Victoria no pudo evitar pensar
que tal vez había hecho una pésima negociación después de todo.
Capítulo 16

Lección : El arte de manejar la lengua es imprescindible para una cortesana .


Pero saber usar la lengua para conversar es un talento que toda mujer
debería dominar.

“ Ese baúl va en la habitación del lord ,” Victoria dirigió al criado que estaba
llevando sus pertenencias a una de las casas de Justin en Londres la tarde
siguiente .
El joven asintió con la cabeza , luego se dirigió hacia las escaleras en
dirección a los aposentos . Con un suspiro, Victoria miró a su alrededor .
Después de la casa sencilla en Soho Square, no pudo evitar sentirse
impresionada con la opulencia sensual de esa nueva casa. Observó cada
centímetro del lugar donde un hombre mantendría a su amante.
Una inspección superficial en el momento de su llegada una hora atrás había
revelado bellos tapices, todas las sillas y sillones tapizadas en terciopelo , y
había una gran cantidad de asientos . Supuso que era para organizar
reuniones .
El cuarto principal era aun más impresionante . El cobertor estaba hecho
de una costosa seda negra y le pareció absolutamente pecaminosa cuando
pasó su mano sobre el material .
Un criado pasó y Victoria abandonó sus pensamientos ruborizándose .
“Victoria, realmente debes escucharme , ” Marah dijo con el ceño fruncido
mientras entraba en una de las salas de estar.
Victoria tomó una respiración profunda antes de enfrentar a su amiga con
una sonrisa tensa. Esa mañana, antes de dejar su antigua casa, Justin había
enviado una nota diciendo que Marah debía fingir ser la criada personal de
Victoria una vez que llegasen a su casa, ya que los criados que había
contratado no sabrían nada sobre la charada. Pero hasta ahora, Marah habís
tenido problema en seguir esa instrucción .
“Te he estado escuchado ,Marah,” Victoria dijo con un suspiro. “ No me has
dado ninguna opción ni anoche ni durante toda esta mañana mientras
criticabas cada una de las acciones que he hecho desde que me volví a
reunir con Justin.”
. “Es eso lo que piensas que es esto ?”
Su amiga observó a unos criados que estaba llevando más baúles . Con el
ceño fruncido , ella atrapó el brazo de Victoria y la arrastró a otra sala ,
cerrando la puerta detrás de ellas.
“Llamas a esto un reencuentro con tu marido?”
Victoria asintió con la cabeza ante la horrorizada mirada de su amiga.
“Sabes lo que quería decir. Nosotros nos volvimos a encontrar , eso es todo lo
que quise decir con la palabra reencuentro.”
Ciertamente no era tan idiota como para creer que ella y Justin tendrían
algún tipo de futuro juntos. Por alguna razón inexplicable, él la deseaba , y
ella ciertamente se sentí atraída por él … por lo menos por el momento. Si
ese deseo permitía que ella continuase la búsqueda de Chloe, se
aprovecharía de esa ventaja.
Ellos ya habían concordado que después de eso terminase, volverían a sus
“vidas normales. Y “normales” significaba que vivirían separados .
Eso era lo mejor .
“Es más que eso.” Su amiga se alejó disgustada. “Volviste a su cama, y
juzgando por el rubor que había en tus mejillas anoche después que él se
fue y la apariencia desaliñada de tu ropa, has tenido mucho placer en
volver allá..”
Un intenso rubor subió al rostro de Victoria , pero luchó contra su pudor .
“ Te guste o no, Justin y yo
estamos casados, Marah. Estar en su cama no es algo incorrecto .” Victoria
encogió los hombros. “Si hacer el amor con él hace que ayude mas para
encontrar a Chloe, qué puede importarte ?”
Marah lanzó un bufido muy poco femenino . “ Estás intentando decirme que
tienes sexo con él sólo para conseguir su ayuda?”
Victoria vaciló. Marah era una de sus mejores amigas. Mentirle sería un
esfuerzo inútil . “No entiendes . Nunca experimentaste los placeres carnales
que un hombre puede producirte .”
Marah dobló sus brazos sobre su pecho . “Leí muchos libros, Victoria.”
Ella no pudo evitar una breve sonrisa. “Leer libros no es lo mismo , me
temo. Sin importar lo que haya sucedido entre nosotros , cuando Justin y yo
estamos en el mismo cuarto, existe una atracción muy poderosa entre
nosotros . Una pasión que no puedo negar.”
Marah avanzó y agarró las manos de Victoria . “Pero las cosas que él ha
hecho .... Puedes olvidar tan fácilmente esas cosa por una mera chispa de
pasión ?”
Victoria arrancó sus manos . “Claro que no me olvidé ! Yo fui forzada a
entrar en ese matrimonio . Fui abandonada en una casa extraña, en un
lugar donde no conocía a nadie y se esperaba que yo asumiese la
administración de esa propiedad .”
Marah sacudió la cabeza . “Y no te olvides que él ni siquiera pensó en la
posibilidad de que vos podrías estar ... “
“Marah!” Victoria envió una mirada aguda a la puerta de la sala . Un dolor
intenso la invadió . “No hables de eso aquí.”
Su amigo hundió su mentón ruborizándose . “Lo siento mucho . Sé que es un
tema muy difícil. Simplemente no quiero que te olvides que Justin tomó
amante tras amante en Londres, sin pensar en lo que te podía pasar a vos . Y
cuando llegaste aquí, él usó tus propios deseos carnales contra vos para
obtener información que vos no querías compartir.”
“ Lo sé .” Victoria caminó por la sala. “No pienses mal de mí, Marah. Sólo
porque deseo a ese hombre no quiere decir que lo perdoné por lo sucedido
en el pasado.”
“Y confías en él ? Verdaderamente podremos hacer esto?”
“Qué quieres decir?” Victoria preguntó.
Marah encogió los hombros. “ Hablo de ayudarnos a hallar a Chloe. Él
fácilmente podría prometernos ayuda mientras te hace mudar a un
ambiente más controlado y se dedica a entretenerte y a satisfacer .... tu
debilidad.”
Victoria apretó los labios . “esa idea se cruzó por mi mente, por supuesto.
Pero Justin y yo establecimos condiciones anoche. Por el momento, estoy
dispuesta a confiar en su palabra.”
Cuando Marah bufó con descreimiento, Victoria se apresuró a agregar, “En
esto y sólo en esto . Y estoy alerta a detectar señales de que él me haya
mentido .”
Marah suspiró antes de cruzar la sala y deslizar su brazo alrededor de la
cintura de Victoria. “ Eres tan buena. Y a veces me pregunto si en lo más
profundo de tu corazón, no quieres creer que Justin sea tan bueno como vos
.”
“No seas absurda ,” Victoria dijo, pero de alguna manera su voz carecía de
firmeza . Marah tenía razón en algo. Hacia algún tiempo , había ansiado que
Justin probase ser un hombre integro . Que volviese a la casa. Y que fuese
un verdadero compañero para ella.
Pero esos días ya habían pasado .
“Estoy contenta de ver que vas a ser cuidadosa hasta que él pruebe ser
confiable ,” Marah continuó . “No querría verte lastimada como antes.”
Sacudiendo la cabeza , Victoria protestó, “ Fui lastimada antes porque fui lo
suficientemente estúpida como para abrir mi corazón a ese hombre. Esperé
de él más de lo que Justin podía dar. Esta vez no cometeré ese error . Mi
cuerpo es todo lo que compartiré con Justin.”
Marah le dio una mirada incrédulo, pero antes que ellas pudieran continuar,
se oyeron voces en el corredor por encima del barullo de los criados
haciendo la mudanza.
“ Dónde está Ria?”
Victoria tembló . Justin. Y a pesar de todas las negaciones que le había
hecho a Marah, su corazón se aceleró con sólo saber que él estaba cerca.
La puerta se abrió y Justin entró, flanqueado por los mismos dos hombres
con quien Victoria lo había visto algunas veces. Ahora que estaba más
cerca, reconoció a su hermano menor , Caleb Talbot, por los retratos que
estaban colgada en la galería de la casa. Al otro hombre, no podía
identificarlo .
“ Estás ahí, Ria,” Justin dijo con una amplia sonrisa . Su sonrisa vaciló
cuando su mirada recayó sobre Marah. “ Y Lady Farnsworth. Bienvenidas a
mi casa. Espero que la encuentren confortable.”
“Oh si,” Marah respondió con sarcasmo . “Tu hospitalidad está a la altura de
tu reputación .”
El hermano de Justin lanzó una carcajada ante su réplica insolente, mientras
el otro compañero simplemente
observó a Marah. Justin meramente ignoró su respuesta ruda antes de
volverse y cerrar la puerta detrás de él.
“ Ten cuidado, mi lady ,” él dijo en voz baja mientras se movía hacia ellas.
“Deberías ser la criada personal de lady Ria , nada más. Y por eso no estás
en posición de hablarle a su protector de ese modo tan ... rudo .”
Marah se alejó con una sonrisa. “Qué te puedo decir? Sacas lo peor en mí.”
Justin hizo una mueca , pero ignoró su comentario. “Victoria, puedo
presentarte a mi hermano, Caleb Talbot. Y este es mi mejor amigo, Russell
Shaw.”
Victoria avanzó para colocar una mano en el brazo de Justin . “Me llamaste
Victoria,” ella murmuró entre dientes .
Justin sacudió la cabeza. “Si. Caleb y Shaw saben de nuestra situación.”
Con un jadeo , Victoria lo miró en estado de shock . “Vos... le contaste a ellos
la verdad ?”
Justin frunció la frente . “Por supuesto.”
“Creí que proteger mi identidad era clave de este plan ,” ella dijo, lanzando
una mirada de soslayo a los hombres. Acababa de declarar su “confianza” en
Justin , y él ya había compartido su secreto con extraños. “Y que hay
respecto a la seguridad de Chloe?”
Justin la miró fijamente por un momento largo, luego giró hacia los otros
hombres. “Caleb, Shaw, tal vez ustedes dos podrían escoltar a Lady
Farnsworth a la sala , creo que el almuerzo ya está listo . Me gustaría tener
un momento a solas con mi esposa.”
Marah abrió la boca para discutir, pero Caleb avanzó antes que ella pudiera
decir una palabra y tomó su mano levantada. La llevó a sus labios con un
guiño de ojos . “Ven , mi querida. Puedes pelear con mi hermano durante la
comida . Ven conmigo y te proveeré con munición para tu arsenal.”
Marah parpadeó perpleja pero se mantuvo en silencio. Para la sorpresa de
Victoria , su amiga siguió a Caleb fuera de la sala sin ningún comentario
adicional. Shaw le lanzó una mirada a Justin antes de cerrar la puerta detrás
de ellos.
“Es completamente impropio que Marah esté a solas con esos dos hombres,”
Victoria dijo mientras se movía en dirección a la puerta. “Ella es soltera.”
Justin extendió una mano y atrapó su brazo para detenerla .
“No deberías hablar de cosas impropias cuando se trata de Marah. Ustedes
dos han hecho de todo para poner en riesgo la reputación de Marah , y tal
vez hasta hayan arriesgado sus propias vidas.” Su tono severo se suavizó, y
él le guiñó un ojo . “ Te aseguro y te prometo que ni mi hermano ni Shaw la
van a violar en la sala .”
Justin sonrió cuando dijo esas palabras, pero Victoria se rehusó a
devolverle la sonrisa.
“ Tus promesas valen muy poco, Justin,” ella replicó.
Justin soltó su brazo ante esa declaración. La observó con descreimiento,
casi como si sus palabras lo hubiesen herido .
“De dónde viene ese ataque ? Creí que habíamos llegado a cierto nivel de
comprensión.”
Victoria cerró sus puños a los costados. Cómo ella podía ser culpada? Justin
era la persona que había mentido innumerables veces.
“Eso viene porque has compartido mi historia con dos hombres yo ni siquiera
conozco .” Ella se dio vuelta y miró ciegamente los bello jardines traseros
de la casa. “Me dijiste que me protegerías, y en menos de doce horas
rompes tu promesa.”
Justin estuvo en silencio por mucho tiempo y ella no pudo evitar espiar
por encima de su hombro . Él permanecía en el mismo lugar,
contemplándola . Había tensión en él .
“Tienes razón en eso,” él dijo finalmente . “Y entiendo por qué la confianza
es algo tan difícil cuando se trata de mí . No siempre te he tratado
correctamente.”
Ella giró en dirección a él . Esa era la primera vez que hablaban
directamente sobre el pasado . “ No fuiste incorrecto. Terminaste siendo …
no siendo nada.”
“Si, bien, probablemente debería haber sido más comprensivo . Después de
todo , no era tu culpa que ... “
Justin se detuvo , sus mejillas se empalidecieron, y Victoria dio otro paso en
dirección a él. “Qué no fue mi culpa?” ella lo presionó.
Justin sacudió la cabeza . “No importa ahora.”
Pero si que importaba. Victoria podía sentir las emociones que de repente
pesaron en el aire entre ellos. No era lujuria, ni nada parecido . Algo había
sucedido , algo que ella no sabía , y que Justin no quería decirle , a pesar del
hecho que ella le había confiado uno de sus secretos.
“Entiendo,” ella dijo.
“ Lo mejor que puedo hacer ahora es probarte que tengo palabra ,” él dijo.
“ te dije que te ayudaría en la busqueda de tu amiga. Y planeo hacer eso.”
Justin giró y tomó una carpeta de la mesa. Victoria parpadeó. Había estado
tan enfocada en él cuando había entrado en el cuarto, que no había notado
que Justin traía algo en las manos .
“Entiendo que estés enojada porque involucré a Shaw y a Caleb, pero ellos
dos tienen …” Justin vaciló, buscando una palabra. “ ... contactos que yo
no tengo. Sólo le dije la ellos para utilizar esos contactos e influencias .”
Justin abrió una hoja de la carpeta y se la extendió a ella. “Con su ayuda,
conseguí armar una lista bastante incompleta de todos los hombres con
quien tu amiga estaba conectada. Por mañana, la lista debería estar
completada.”
Los labios de Victoria se abrieron con sorpresa ante su ofrecimiento. Con
dedos temblorosos, ella tomó el pergamino que él le extendía.
“Vos y Marah revisarán esto , por favor?” Justin preguntó. “ Hazme saber si
algunos de los nombres les llama la atención o si aparecen hombres que
Chloe nunca mencionó . Puedo darte descripciones física en caso que ella
protegiese a sus amantes con identidades falsas.”
Victoria miró la larga lista de nombres. Y Justin decía que esa lista no
estaba completo? “Vos hiciste la lista ?”
“Cómo te dije, es útil tener amigos en ciertos lugares con conexiones.”
Justin sacudió la cabeza.
“Por qué frunces el ceño ? Pensé que estarías contenta.”
“ Yo ... estoy muy contenta ,” ella dijo con una sonrisa forzada.
Internamente , estaba atormentada. “Pero la rapidez con que lograste esto
me hace consciente de cuan terriblemente mala fue mi propia investigación.
Y cuan tonta he sido al pensar que realmente podría ayudar a Chloe.”
Justin avanzó y extendió una mano, como si fuese a tocarla. Pero se
detuvo .
“ Hiciste mucho, Victoria. Y vos y Marah pueden ayudarnos a eliminar a
algunas de estas personas, o a colocarlas en una posición de sospechosos.
Pero además te necesito para hacer una cosa que yo no puedo hacer .
Podría ser el aspecto más importante de la investigación.”
“De qué se trata ?” ella preguntó, escapando a una decepción extraña porque
él no la había tocado.
Era mejor. Cada vez que Justin la tocaba, todo terminaba en un encuentro
sexual poderoso. Y ella no necesitaba esa confusión ahora, no cuando las
acciones y las palabras de Justin ya eran suficientemente confusas.
“Odio admitir esto, pero hiciste lo correcto al meterte en el ambiente en que
Chloe se movía ,” Justin admitió con el ceño fruncido . “Pero creo que
puedes haberte aproximado a los miembros equívocos de ese ambiente en tu
búsqueda .”
Victoria levantó la cabeza. “Qué quieres decir?”
“Debes hablar con las mujeres, con las amantes, cortesanas, y actrices.
Frecuentemente cuando los hombres miran a una mujer en la posición de
Chloe, sólo ven en ella lujuria, pecado y placeres prohibidos. Pero las
mujeres probablemente ven mucho más allá ... .”
Victoria sintió que por primera vez en mucho tiempo tenía un compañero
en sus aflicciones. Oh, ella siempre podría recurrir a sus amigas, pero eso
era algo diferente.
Justin continuó hablando , “ Asistiremos a una fiesta mañana a la noche, y
Alyssa estará entre la asistencia. Sugiero que hables con ella en primer
término , ella está enterada de todo lo que sucede en Londres.”
Ella sacudió la cabeza . “ Si , haré esto.”
Justin sonrió. “Ahora, vamos a cosas más importantes. Te gusta la casa?”
A pesar de sus emociones contradictorias , Victoria ahogó una carcajada. Ahí
estaba el hombre vanidoso que ella esperaba encontrar . “Es muy
encantadora.”
Cuando ella vaciló antes de decir algo más , Justin levantó la cabeza.
“Pero ... ?”
Ella se sobresaltó. Cómo él podía leerla tan fácilmente ? Ella era tan
transparente, o Justin simplemente se estaba familiarizando con sus
humores? No estaba segura cual de las dos opciones era peor.
“ Yo ... noté que parece la casa perfecta para ... mantener a una amante. Es
muy…sensual.” Victoria se dio vuelta . “Asumo que fue frecuentemente
usada. Tuviste que desalojar a una amante para darmela a mí, verdad ?”
Justin avanzó y deslizó sus manos tibias alrededor de sus brazos .
Lentamente la forzó a mirarlo .
“ Has oído todas las historias que corren sobre mí, Victoria,” él dijo. “No
mantuve a ninguna amante desde nuestro matrimonio .”
Victoria contuvo la respiración. Si, eso era lo que había oído de varias
fuentes. Justin tenía amantes, pero nunca una permanente .
Siempre se había preguntado cuál era la razón , pero no era lo
suficientemente valiente como para preguntárselo. Temía que no podría
gustarle la respuesta. Además era algo demasiado personal. Ellos ya se
habían prometido mantener distancia.
“La razón por la que esta casa es perfecta para una amante, es porque mi
hermano mantuvo varias de sus mujeres aquí en el pasado .” Justin sacudió la
cabeza . “ Yo , nunca .”
Un alivio inesperado invadió a Victoria. Aunque nunca podría admitirlo
abiertamente , no hubiera querido dormir en una cama que Justin hubiese
compartido otra amante.
“ Victoria , no soy tan bruto como piensas. Ni tampoco soy tan cruel.”
Ella sacudió la cabeza . “A veces sé eso.”
Para su sorpresa, los labios de Justin se curvaron en una sonrisa que iluminó
sus ojos. “ A veces, eh? Bien, supongo que todo hombre debe ser bruto de
vez en cuando, entonces aceptaré ese comentario .”
Justin se movió alrededor de ella . “Mi casa no queda lejos de aquí. Y con
el parque que hay enfrente y la casa de al lado que pertenece a mi
hermano, este lugar es ideal para organizar una vigilancia . De ahora en
adelante , no estarás sola . Siempre tendrás a mi hermano, a Shaw…o a mí
vigilándote donde quiera que vayas .”
Victoria sacudió la cabeza . La idea de Justin vigilando cada uno de sus
movimientos era muy desconcertante.
“Y por supuesto que pasaré muchas noches aquí para continuar con la
charada de que eres mi amante,” él agregó con una sonrisa maliciosa .
Victoria asintió con otra sonrisa. El costado inesperadamente bromista de su
marido era muy atractivo.
“Por supuesto. Debo esperarte esta noche ?”
Su expresión se hizo seria y hambrienta por un momento, y la comodidad
que ella estaba disfrutando desapareció , siendo remplazada, una vez más,
con calor y pudor .
“Por supuesto . Ya estoy contando las horas hasta que podamos estar a
solas.”
Victoria se ruborizó y comenzó a darse vuelta , pero él atrapó su brazo y la
hizo girar . Su mirada ya no era bromista ni erótica. Había algo más allí..
Algo mas serio.
“ Puedes confiar en mí, Victoria,” él susurró.
Ella asintió lentamente. “No , no puedo .”
“EN esto puedes ,” él insistió, apretando su brazo suavemente. “EN esto, te
juro , que puedes confiar .”
Ellos estuvieron congelados por un minuto largo, las miradas encontrándose ,
sus dedos tibios, contra su piel. Entonces Justin la soltó y se movió hacia la
puerta . “
Debemos unirnos a los otros, no te parece ?”

Victoria abrió la boca, pero ninguna palabra se formó. Por lo menos ninguna
que no revelase demasiado. Finalmente sacudió la cabeza y salió de la sala .

Capítulo 17

Lección : Una cortesana se interesa con curiosidad y diversión sobre el


pasado amoroso de su protector. Una esposa se enfurece al saber que su
marido ha amado a otras mujeres en el pasado. Incluso si la mujer es la
madre de su marido, su suegra.

Justin se inclinó hacia atrás en su silla y observó con absoluto asombro


como su esposa sacudía su cabeza y se reía de algo que Russell Shaw decía.
No creía haber oído su risa antes. Era gutural , ronca , sensual y
absolutamente cautivante.
Parecía que Shaw no era inmune a esa risa seductora , él se golpeó el pecho
antes de continuar hablando.
Justin frunció el ceño . Por qué no había sido él quien había causado la
carcajada de Victoria ?
Sacudiendo la cabeza , él giró para hablar con su hermano, pero halló a
Caleb inclinándose cerca de Marah Farnsworth, murmurándole algo que la
hizo ruborizar furiosamente. Sus labios se apretaron .
Parecía que nadie tenía problemas para relacionarse con las dos mujeres
salvo él.
Era totalmente frustrante.
Con su hermano tan ocupado, Justin no tuvo opción mas que volver a
enfocarse en Shaw y Victoria. Ahora Shaw estaba inclinándose , diciéndole
algo conspiratoriamente. Por un momento Victoria simplemente miró
fijamente a su amigo, ojos largos, luego los dos miraron a la mesa abajo
justamente a él .
Justin cerró su puño sobre el mantel de la mesa e hizo un una tentativa de
atemperar su tono. “Y qué es lo que ustedes dos encuentran tan divertido?”
él preguntó con los dientes apretados .
Victoria le lanzó a su amigo otra pequeño sonrisa que le pateó el estomago a
Justin .
“Lord Shaw acaba de contarme como se conocieron ustedes dos , Justin. Es
un cuento muy interesante, realmente.” Sus ojos brillantes y su sonrisa
amplia retornaron.
Justin gimió. De todas las historias que Shaw podía contar , tenía que
escoger un totalmente humillante.
“Shaw es un mentiroso,” él dijo entre dientes , dándole a su amigo una
mirada fiera que sólo hizo que Shaw se riese con más ganas.
“ Ni siquiera sabes lo que me contó , ” Victoria dijo riéndose “Entonces ,
cómo sabes que es una mentira “El nunca cuenta la historia
correctamente,” Justin replicó.
La mirada de Justin se movió hacia ella . Él buscó su rostro, pero no vio
ningún motivo ulterior en lo que ella decía. Ella no estaba refiriéndose a su
propia situación.
“Él nunca cuenta la historia correctamente,” Justin repitió.
La risa de Shaw se hizo más alta, y ahora hasta Caleb y Marah prestaban
atención . “Mi amigo simplemente odia esta historia porque termina con él
cayéndose de traste en uno de los baños termales mas famosos de Bath
delante de dos damas muy adorables.”
Victoria tocó levemente sus labios con una servilleta para cubrir su risa.
“Unas mujeres que él deseaba en su cama, apostaría.” Shaw lanzó una
mirada de soslayo . “Eso pasó , por supuesto, antes de que se casase con
vos, mi lady .”
Aunque la sonrisa de Victoria permaneció, Justin pensó ver una indicio de
rubor en sus mejillas. No sabía por qué Shaw contaba esto. Evidentemente
su esposa sabía que él había tomado amantes durante el matrimonio .Mierda
, Victoria quería que todos creyesen que ella también lo había hecho . Y sin
embargo ese recuerdo parecía causarle dolor.
Si Shaw sentía sus emociones crudas, no lo demostraba, pues continuó con
su historia. “Caleb, vos estabas allá, dime donde me equivoco.”
Su hermano estaba en la broma , riéndose junto con su amigo, sin darse
cuenta que la diversión de Victoria había desaparecido y de la frustración de
Justin .
Shaw le guiñó el ojo a Caleb. “Vos y su hermano estaban con sus padres,
disfrutando de los placeres de Bath.”
Caleb se rió. “ Hasta ahora vas bien .”
“Justin estaba intentando disfrutar unos placeres extras con dos viudas a las
que no les importaba que él sólo fuera un adolescente.”
“También es correcto,” Caleb lo alentó, lanzándole a su hermano una sonrisa
maliciosa .
Justin vio un pequeño temblor en el músculo de la mandíbula de Victoria .
“ Yo estaba atravesando una de las salas de baños mientras que él … qué
estabas haciendo exactamente , Baybary? Estabas haciendo algún tipo de
pose oriental ? Yo ‘accidentalmente ' lo rocé , y él acabó en una de las
piscinas, traste para arriba . Nos hicimos amigos entonces .”
Shaw volvió su atención a Victoria con una sonrisa . Por un momento , ella
miró fijamente la nada, su expresión estaba en blanco, pero logró dar una
versión débil de su anterior sonrisa brillante.
“Parece que Justin nunca tuvo dificultad en vincularse con las damas,” ella
dijo, su tono falsamente casual.
“ Tuvo dificultades ese día,” Caleb replicó con una carcajada , a la que
Shaw e incluso Marah se unieron. “Cuando él cayó a la piscina, empapó a las
dos mujeres que salieron gritando. ”
Justin empujó su silla lejos de la mesa produciendo un chirrido. El sonido
causó que las risas en la sala se detuvieran mientras todas las cabezas
giraron hacia él. Todas menos la de Victoria .
“Caballeros, tenemos algunas cosas que hacer esta tarde.” Justin le dio a los
dos hombres una mirada que no permitía rechazo alguno . “Y Victoria y Lady
Farnsworth deben tener tiempo para examinar nuestra lista.”
Shaw sacó su reloj de bolsillo, le dio una mirada , y observó a Justin con una
ceja curvada. “Muy bien. ”
Todos se pusieron de pie , incluso Victoria, aunque ella todavía se rehusaba a
mirar a Justin. Su corazón inexplicablemente estaba hundido.
En toda su vida , él nunca había lamentado sus apetitos sexuales. Mientras
dejase a sus compañeras de cama satisfechas, no se sentía mal respecto a
tener sexo y luego dejarlas. Incluso con Victoria, quien había acabado
acechándolo . Nunca había sentido culpa por acostarse con otras mujeres.
El suyo no era un matrimonio de verdad, si algo así realmente existía.
Y sin embargo ahora una puntada de remordimiento lo molestaba. Un deseo
de darle explicaciones a ella, de hacerle entender que esas otras mujeres no
habían sido una traición.
Aunque ellas no lo eran, por primera vez, las sintió como una traición y
sintió vergüenza.
Caleb le ofreció un brazo a lady Farnsworth, y ella lo tomó mientras salían
de la sala . Shaw envió una
mirada interrogativa a Justin antes de unirse a Victoria.
“Mi lady , había sido un placer verdadero haberte conocido. Espero verte
nuevamente, y pronto.”
Una sonrisa genuino volvió a la cara de Victoria , pero fue pasajero.
“Gracias, Lord Shaw . Hablar con vos ha sido … muy esclarecedor .”
El se curvó y colocó un beso breve contra sus nudillos, luego le lanzó a Justin
una mirada por sobre su hombro antes de dejarlos a solas.
Victoria no lo miró . Por el contrario ella escogió enfocarse en el mantel de la
mesa.
“Tu hermano y Lord Shaw son muy agradables ,” ella finalmente dijo cuando
un silencio llenó el cuarto por unos segundos. “Muy entretenidos.”
Justin avanzó , inseguro sobre como proceder. Debía disculparse? Y cómo
exactamente se hacía eso?
“Victoria ... “él suavemente comenzó a decir .
Su mirada se elevó afilada. Ella no quería hablar con él. No sobre ese tema.
“Debo asegurarme de examinar su lista esta tarde y escribiré algunas
notas,” ella lo interrumpió . “Estoy segura que deseas esto se resuelva tan
rápidamente como yo lo deseo. Cuanto antes las cosas retornen a su modo
habitual , mejor será para ambos.”
Justin tomó una respiración para hablar, pero Victoria ya se estaba
moviendo hacia la puerta , actuando como buena anfitriona , dando su
despedida a su hermano y a Shaw , quienes salían en dirección al carruaje
aguardando en el camino del jardín .
Justin lanzó un suspiro mientras tomaba su sombrero y guantes de uno de
los criados y caminaba hacia la entrada donde Victoria estaba despidiendo a
los dos hombres. Ella se dio vuelta para volver a la casa, pero Justin atrapó
su brazo suavemente y la mantuvo en su lugar.
“Victoria,” él susurró, buscando sus ojos. Eran ojos vacíos.. . “ Te veré esta
noche .”
Ella asintió una vez . “Si. Hasta entonces .”
Mil pensamientos se apresuraron por la cabeza de Justin en ese momento
doloroso. Quería sacudir a Victoria y decirle que tenía que enojarse . Quería
confesarle que durante esos tres años la había ansiado y soñado. Que ella
había estropeado todas sus relaciones con otras mujeres, y era por eso que
nunca había mantenido una amante fija . Porque se había sentido instable
e insatisfecho hasta el momento en que había vuelto a tocarla .
Pero Justin la dejó irse .
“Buenas tardes, Victoria.”

“ Naciste idiota o te entrenaste para ser el campeón de los idiotas ?” Justin


estalló mientras se acomodaba en el carruaje enfrente de Shaw.
Su amigo frunció la frente e intercambió una mirada confusa con Caleb.
“Perdón?”
“ Estuviste hablando sobre mis conquistas con mi esposa,” Justin dijo, sus
ojos se agrandaron con frustración. “No notaste su cambio de humor?”
“Noté tu cambio de humor, pero no el de ella , ” Shaw dijo, doblando sus
brazos sobre su pecho. “Nosotros la estábamos pasando bien hasta que vos
comenzaste a mirarnos desde el extremo de la mesa. Además, yo estaba
conversando de conquistas que ocurrieron mucho antes que vos conocieras
a Victoria .”
Justin sacudió la cabeza . “Piensas que eso importa? Todo lo que contaste
sirvió para hacerle recordar que yo he tomado amantes mientras estamos
casados. La verdad que me sorprende que nos sigas siendo virgen, Shaw , con
lo torpe que sos para manejarte con una mujer .”
Ahora fue el turno de Caleb de mirarlo con sorpresa. “Por Dios, hombre!
Qué significa todo esto? Ustedes dos sólo están casados en papeles. Si vos te
estás acostando con Victoria ahora, es una situación insignificante , tan
insignificante como acostarte con cualquiera de las mujeres con quienes
estuviste a lo largo de estos dos años. Muy Pronto todo esto habrá terminado
y vos te olvidarás de Victoria nuevamente.”
Justin apretó los dientes. Las palabras de su hermano eran tan superficiales ,
referidas a cualquier otra mujer, él habría concordado con la evaluación de
Caleb. Con Victoria, ese tipo de comportamiento parecía demasiado frío.
Muy errado.
Caleb sacudió la cabeza . “Me gustó mucho esa mujer , ella es muy diferente
de que lo que me imaginaba . Pero vos dejaste mas que claro que ese no es
un matrimonio que pretendes tener en realidad. Por qué finges que el
asunto te importa ?”
Justin apretó los labios . “Porque me importa.”
Shaw se echó sobre el respaldo del asiento y lo miró de arriba a abajo . “No
es verdad ?” su amigo dijo.
Justin lo miró ferozmente . “ Y otra cosa. No me gusta que estés
coqueteando con mi esposa.”
La boca de su amigo se abrió . “ Perdón ?”
“ Te comportaste de un modo extremamente familiar con ella esta tarde,”
Justin continuó . “No me gusto eso. Y no sucederá nuevamente.”
Los ojos de Caleb se agrandaron con cada palabra de su hermano..
“Qué te pasa a vos ?” Justin estalló, abandonando la mirada de Shaw y
concentrándose en su hermano.
“Nada.” Caleb levantó su mano en un gesto de fingida rendición. “ Ya dije lo
que pienso de este tema. Pero me asombra como esta mujer te tiene
hechizado.”
Justin negó con la cabeza . “Tu asombro te hacer ver más de lo que hay en
esta situación. Entre mi esposa y yo sólo hay apeito sexual y una gran
cantidad de mentiras.”
Pero en el momento que las palabras dejaron su boca, Justin se dio cuenta
cuan falsas sonaban. Desde la llegada de Victoria a Londres, él había
estado enmarañado en sus redes. Perdido entre la lujuria y la culpa, y lo
peor , se sentía acechado por un interés verdadero por ella. Obsesionado con
descubrir cual de las fachadas que ella le mostraba era la real.
Shaw encogió los hombros. “No sé. Tal vez debería haber algo entre ustedes.
De todas las mujeres a las que le has mostrado un interés pasajero , ella es
la más apropiada para vos. Victoria es bella y divertida, también es
inteligente, sin mencionar ... “
“Pienso que es mejor que pares con la lista de virtudes , amigo,” Caleb lo
interrumpió . “Mi hermano se está poniendo verde.”
Shaw estudió la cara de Justin por un momento largo antes de encogerse de
hombros. “Mis disculpas. No quería faltarte el respeto.”
Justin gruñó una respuesta porque no confiaba en sí mismo lo suficiente para
hablar con palabras. No cuando Shaw lo conocía tan bien . Ellos habían sido
mejores amigos por muchos años, y sin embargo sentía un deseo
inexplicable de estrangularlo.
Caleb se inclinó en el asiento del carruaje y puso sus manos detrás de su
cabeza. “Alguna ve pensaste qué habría sucedido si hubieses conocido a
Victoria en Londres? O si no conocieses a su padre ? Piensas que la habrías
cortejado? O la habrías evitado como haces con todas las debutantes?”
Justin vaciló. Se lo había preguntado ? Mierda! se preguntaba eso todos los
días. Incluso con más frecuencia desde que Victoria había vuelto a su vida.
Qué habría sido diferente si él no hubiese sido forzado a casarse con ella? O
qué habría cambiado si no hubiese ningún chantaje, ninguna mentira,
ninguna duda de que ella estaba involucrada en un complot con su padre en
contra de él ?
Podría haber sido capaz de ver a la amante apasionada que estaba
escondida dentro de ella si la hubiese conocido en una pista de baile del club
Almack’s ? Habría sido lo suficientemente astuto como para detectar la
fuerza que ahora tanto lo impresionaba de ella ? Habría visto mas allá de su
belleza el espíritu de fuego que tanto lo tentaba y tanto lo frustraba ?
Mas al punto, habría procurado esas cosas?
Justin alejó esos pensamientos . Qué podría importar eso ahora.? Todo lo
que importaba era la realidad . Él había sido forzado a ese matrimonio . El
padre de Victoria era Martin Reed. Y Justin todavía no estaba seguro de que
podía confiar su esposa, sin importar cuanto la desease .

CAPITULO 18

Lección: El hábito hace al monje. Muy cierto.


Una dama y una cortesana deben vestirse de acuerdo a su rango , tanto en
un salón de baile o en la intimidad de su habitación .

Victoria alisó la tela de su vestido y acomodó el cuello mirándose en el


espejo encima de la chimenea. Habían pasado semanas sólo usando vestidos
con escotes pecaminosos , entonces la formalidad de su traje actual le
parecía extraña.
Normalmente no usaba ropa tan seria y sofocante. Pero después de esa
tarde, no quería revelarle a Justin nada más de lo que ya le había revelado.
Al principio, se había divertido escuchando las bromas de Caleb y Shaw
hacia su marido. Le había gustado oír sobre un costado jovial de él que ella
nunca había conocido. Y había descubierto cuan íntima era la relación entre
los dos hombres, y que Justin era capaz de mantener lealtades y amistades.
No con ella , por supuesto.
Sin embargo la historia contada por Shaw sobre Justin y otras mujeres la
había alejado de cualquier esperanza frágil de poder compartir algo con su
marido. A pesar de la humillación que le había causado ese cuento , casi se
sentía agradecida con Shaw.
Pero sus palabras le cayeron tan pesadas como si se hubiese comido una
piedra. Incluso mientras ella y Marah revisaban la lista de Justin . Incluso
mientras su amiga continuaba hablando sobre Caleb Talbot como si él fuese
el primero hombre que ella jamas hubiese conocido.
Y se seguía sintiendo mal ahora mientras aguardaba la llegada de Justin en
la sala delantera de la casa . Lo aguardaba como su amante. Por qué diablos
el acuerdo que habían hecho no podía ser como su matrimonio ? Sólo en
apariencia ? Si no tuviese que compartir su cama, sería mucho más fácil
olvidar…bien, muchas cosas.
“Lord Baybary ,” el mayordomo anunció y su voz pareció hacer eco en la
sala silenciosa.
Victoria se dio vuelta cuando Justin entró a la sala . Él estaba sonriendo, peor
cuando la vio, su expresión decayó. Lentamente su mirada oscura recorrió su
cuerpo. Ella sabía lo que Justin estaba viendo, una mujer muy diferente de la
que él había seducido.
“Por Dios , de dónde sacaste ese ... “
“Vestido?” ella terminó la pregunta cuando él pareció tener dificultad para
hallar la palabra .
Justin cerró la puerta detrás de él y sacudió la cabeza . “ Yo iba a decir
hábito de monja , pero si insistes en llamarlo “ vestido” , quién soy yo para
discutir? Por qué estás vistiendo eso? ”
Victoria tragó en seco . Era tan difícil permanecer distante cuando Justin se
estaba sacando el saco y lanzándolo a sobre una silla con una elegancia
casual que hablaba de una relación mucho más íntima y sentimental de la
que ellos compartían.
“Esta noche no soy esperado en ninguna fiestas, entonces no vi la
necesidad de vestirme como una prostituta,” ella dijo , orgullosa de lograr
mantener su tono frío y altivo cuando sentía otras cosas.
Una ceja oscura se curvó cuando Justin se sacó el chaleco y lo lanzó a la
silla. Sólo vestía una camisa de lino y una corbata que rápidamente
descartó.
Victoria contuvo la respiración . Ese hombre se estaba desnudando para
ella?
“Entonces es así como te viste cuando estás cómoda en la casa ?” él
preguntó, su tono no revelaba nada sobre sus pensamientos.
Ella vaciló. En su casa tenía un armario lleno de vestidos bonitos. No tan
escandaloso como las fantasías de Ria , pero ciertamente no tan feos y serio
como el vestido que tenía puesto . No estaba segura de donde Marah lo
había sacado. Quizás lo había heredado de su tía solterona .
“Ah, entonces ese no es un vestido que normalmente usas ,” él dijo con una
sonrisa lánguida ante su silencio. “Eso debe significar que estás vistiendo eso
especialmente para mí.”
Un calor inundó las mejillas de Victoria . Incluso después de tanto tiempo
de estar separados , Justin podía leer sus intenciones muy fácilmente . Si lo
dejaba acercarse demasiado, sería mucho peor. Ella recordaba
perfectamente bien cuanto peor.

“Por qué debemos jugar esto juegos, Justin?” ella suspiró mientras se
alejaba para enfrentar el fuego. “Este acuerdo que hicimos es puramente de
negocios. Necesito de tu ayuda para hallar a Chloe. Quieres que yo me
marche de Londres y deje tu reputación intacta. Debemos hacer de esto algo
más?”
“No .”
Ella nunca oyó sus pasos, pero sintió el susurro de su aliento contra su
cuello. Caliente como el resto de él. “ Pero creo que los dos queremos algo
más. Y si alguien está jugando juegos, esa sos vos.”
Victoria contuvo la respiración y comenzó a girar para protestar, pero Justin
la atrapó en sus brazos antes que ella pudiera eludirlo.
“ Te has puesto un vestido muy feo, Victoria,” él murmuró contra su oído .
“Pero no puedes creer que me harás olvidar lo que hay debajo. De hecho,
viéndote tan tapada sólo me hace ansiarte más.”
Un temblor recorrió el cuerpo de Victoria. Sus
ojos se cerraron temblorosamente , su cuerpo se curvó contra el suyo.
“Hicimos un acuerdo , mi lady ,” él jadeó, su voz tan suave como poderosa.
“Acordamos ser amantes. No puedes cambiar las condiciones de un trato
simplemente porque deseas castigarme.”
Repentinamente Justin la soltó y dio un paso atrás.
“Ahora da una vuelta.”
Sus manos temblaron cuando hizo lo que él ordenaba. Enfrentándolo, ella
levantó el mentón en un gesto de desafío. Él sonrió ante el gesto.
“ Voy a desvestirte ,Victoria,” él dijo. “Y luego voy a quemar ese vestido.”
Ella comenzó a decir algo . “Qué ... ?”
“Me oíste. Te instalé en esta casa, con estos criados, y todos creen que sos
mi amante. Nadie excepto mi hermano y Shaw conocen tu verdadera
identidad. Si deseas mantener las cosas de ese modo, te comportarás
consecuentemente. Y serás mi amante. Vístete como una amante .” él
sonrió nuevamente, esta vez maliciosamente . “Y actúa como una amante.”
Sus fosas nasales se hincharon mientras el deseo se convertía y se fundía
con rabia. “Y vos actuarás como un amante, Justin? He oído muchas
historias, pero me cuesta creerlas . Tendré que correr por la casa sólo
vistiendo una camisa para que todos me vean ? Haremos el amor debajo de
una mesa en una fiesta llena de gente ? Sólo puedo imaginarme como tus
amantes actúan.”
El rostro de Justin se oscureció, y la vena en su cuello se hinchó . “Tiene una
imaginación muy fértil. Ciertamente no me opondría a ninguna de las dos
cosas, si anduvieses corriendo medio desnuda o … fornicar debajo de una
mesa . Pero creo que, en este momento, una amante mía simplemente me
besaría. Y luego ella me llevaría arriba.”
Los labios de Victoria se separaron con sorpresa..
Eso fue suficiente para borrar cualquier resistencia que permanecía en su
cuerpo dolorido. Avanzando, Victoria colocó una palma contra su mejilla.
Acarició con sus dedos la línea de su mentón y luego sus labios . Luego
inclinó su cabeza, y lo besó.

Antes que el beso pudiese acabar con los últimos vestigios de su control,
Victoria se separó.
“Entonces llévame arriba, Justin, si me quieres en tu cama.”

Capítulo 19
Lección : Siempre debes ser quien se retira.

Victoria estaba desnuda al pie de la gran cama en la habitación principal,


observado como Justin rasgaba el vestido feo que ella había usado.
“Mañana los criados quemarán esta cosa,” él dijo mientras lanzaba los
pedazos de tela a un lado . Cuando la miró sus ojos se iluminaron con una
chispa hambrienta. “ Yo te prefiero de este modo.”
“Desnuda y a tu merced ?” ella susurró con sus labios secos .
El hambre se intensificó cuando Justin se detuvo a sólo centímetros delante
de ella. “Exactamente.”
Victoria se estremeció. A un nivel físico, ella siempre había estado a su
merced. Incluso cuando se había convencido a sí misma que todo había
terminado en los años en que habían estado separados . No era verdad. Su
deseo por él había estado dormido , no muerto, y había vuelto a la vida en el
momento en que lo había vuelto a ver .
Y ese deseo estaba cambiado . Cuanto más tiempo pasaba con Justin, más
disfrutaba de las mejores cualidades que él poseía . Como su inteligencia
rápida, su mordacidad, y su sonrisa . Y su pasión. Siempre su pasión.
Con cada momento que ellos compartían ella se daba cuenta que Justin era
capaz de crear algo más que un mero hechizo sensual a su alrededor .
Pero no podía seguir permitiéndole eso. Después que encontrasen a Chloe,
ella volvería a Baybary y él la olvidaría. Si volvía a encariñarse con él, el saber
que Justin estaba acostándose con cada actriz y cortesana de Londres sería
insoportable.
Entonces tenía que hacer algo, y tenía que hacerlo rápidamente. Algo para
mantener la distancia, para prevenir que él entrase en su corazón, aunque
no pudiese mantenerlo lejos de su cuerpo.
“ Me dijiste que deseabas que actuase como tu amante,” ella dijo.
Justin asintió con la cabeza , mientras agarraba con sus dedos las mechas
de cabello que caían sobre sus pechos desnudos. Atrapó un bucle y comenzó
a rozarlo contra su pezón .
Victoria contuvo la respiración ante el calor que la invadió . “ Haré eso. Pero
sólo si vos me tratas consecuentemente.”
Justin se detuvo y preguntó. “Qué ?”
“No me hagas el amor como a una esposa,” ella le explicó, su espalda
arqueándose por propia iniciativa. “Tómame como fornicarías con una
amante. No quiero tu ternura, no quiero que finjas que te importo. No
quiero condescendencia .”
Sus ojos marrones la miraron intensamente .
“No sabes lo que estás pidiendo,” él dijo.
Victoria encogió los hombros. “Estoy pidiendo que no juguemos esos juegos
que me acusaste de jugar antes. Si vamos a ir a la cama como parte de esta
charada, entonces vamos a hacerlo como amante y protector, no como
marido y mujer.” ella extendió una mano. “Es un trato?”
Justin atrapó sus dedos y los llevó a sus labios . Sacó su lengua y lamió
lentamente la extensión de su dedo índice, hasta que su lengua sondeó el
hueco entre sus dedos. Inmediatamente ella recordó la primera vez que
hicieron el amor en Londres. Cuando él la había besado tan íntimamente .
Su cuerpo cobró vida cuando ese contacto y el recuerdo se combinaron .
“Tenemos un trato?” ella repitió, con voz agitada.
“Date vuelta,” Justin susurró, soltando su mano.
Ella lo miró interrogativamente, pero finalmente
hizo lo que él pedía . Victoria se puso de espaldas a él, tensa mientras
esperaba lo que él haría a continuación.

“Pon tus manos sobre el borde de la cama ,” él murmuró.


Ella oyó el susurro de su ropa mientras él se la quitaba y desesperadamente
quiso mirarlo , pero se contuvo . Cerró sus dedos alrededor del borde de
madera que unía los postes altos de la cama.
Un momento más tarde, se puso rígida cuando él rozó con la punta de un
dedo la extensión de la columna vertebral en su espalda . El contacto era
suave como una pluma, pero creó una corriente de calor que llegó a sus
pezones y a su ingle .
“ Creo que podría mirarte así todo el día ,” él murmuró mientras su dedo
continuaba recorriendo su piel. “ Curvada, desnuda, mi audaz …” él vaciló.
“amante.”
Victoria cerró los ojos. Eso era lo que ella necesitaba . Ese recuerdo de que
ella no era nada más para él que un cuerpo en el cual enterrarse . Una pasión
temporaria. Una mujer mantenida que podía y sería fácilmente descartada.
“Sólo mirándome ?” ella murmuró, finalmente espiándolo por encima de su
hombro.
Justin era imagen altamente erótica. Desnudo y magnífico, estaba de pie
detrás de ella. Oscuro , peligroso y caliente. Y ella quería su abrazo. Quería su
oscuridad.
“No , nunca he sido un hombre que creer en mirar pero no toca,” él dijo con
una sonrisa .
Entonces él enlazó un brazo alrededor de su estomago y la arrastró contra él.
Sus nalgas se ajustaron a la curva de sus caderas, y ella sintió el miembro
hinchado sondeándola por detrás. El estremecimiento anterior se transformó
en un temblor de placer como se dio cuenta de sus intenciones. Sus dedos
se apretaron en torno al poste de la cama en preparación a la invasión por
venir.
Pero él no la tomó . No inmediatamente. Justin colocó un beso caliente en el
centro de su espalda . Recorrió con la lengua su espina como antes había
hecho con la punta del dedo.
Mientras tanto , sus manos se deslizaron hacia abajo. Justin tomó sus
caderas, empujándola mucho más cerca de él, hasta que los cuerpos se
fundieron en uno . Sólo uno . Juntos.
“Justin,” ella gimió, sus dedos deslizándose sobre la superficie de madera
brillante del poste .
“Debo hacerte implorar,” él murmuró. Ella se sintió como él frotaba la
extensión de su erección contra la raya de la entrada de su sexo. “Pero eso
es tanto tormento para mí como para vos.”
Entonces él estaba penetrándola, ajustándose dentro de su cuerpo y
haciendo que sus rodillas temblasen. Pero Justin la atrapó, sujetandola
firmemente como entraba en los últimas pocos centímetros y la llenaba
completamente.
“Verdaderamente deberías haber nacido para ser una amante,” él gruñó
mientras retrocedía y embestía nuevamente.
Su ritmo era duro y rudo, pero eso sólo sirvió para que la excitación de
Victoria creciera . Pues ser tomado, verdaderamente tomada como un macho
toma a una hembra , era una experiencia que nunca olvidaría.
“Su cuerpo está diseñado para el placer,” él continuó mientras la embestía .
“ Fuiste hecha para estar en un cama todo el día esperando por esto .
Esperándome.”
Victoria intentó ahogar un grito que se escapaba de sus labios , pero esas
palabras, combinada con el deslizamiento brusco de su miembro dentro de
ella … era demasiado . Sus sentidos estaban sobrecargados y ella había
perdido control. Su espalda se curvó mientras temblor tras temblor de
placer la sacudían .
Las manos de Justin se aferraron a sus pechos mientras se dirigía más dura y
más rápidamente dentro de ella. Ella lo oyó contener la respiración y luego
él estalló, apretandola mientras alcanzaba el climax.
Permanecieron así por un momento largo, medio inclinados sobre la cama,
sus cuerpos sudados y todavía pegados, sus respiraciones, agitadas . Victoria
gozó el peso de él sobre ella y de sentirlo todavía enterrado dentro de ella.
Durante esos momentos, él era suyo.
Y sin importar cuan duramente lo intentase , no podía olvidarse que ella era
su esposa.

Justin inhaló no olor dulce del cabello de Victoria . Desde el acoplamiento


animal, ellos se habían movido a un lugar más convencional en la cama.
Ahora ella estaba acurrucada contra él, su cabeza apoyada en el lugar donde
su cuello y su hombro se unían.
Y él estaba confortable y cómodo por primera vez en mucho tiempo.
Justin la observó tomar su mano y estudiarla con la luz del agonizante fuego
en la chimenea . Su expresión era intensa, como si pudiera ver su alma en
las líneas de su palma.
“ Hay gitanos en Vauxhall que aseguran pueden leer el futuro en la palma
de la mano ,” él dijo.
Su mirada encontró la suya. “Si ?”
El sonrió. “Ellos dicen que las líneas cuentan el camino de tu vida, si uno
sabe como leerlas.”
“No me gusta pensar que hay un destino o que las líneas de mi mano
determinan mi futuro,” Victoria dijo con una risa baja .
Había algo tan confortable en esa conversación. En el estar en la cama con
su esposa y hablar de tonterías. Había pasado mucho tiempo desde que
había estado con una mujer después del momento del orgasmo.
Victoria continuó , “Me gusta pensar que tengo algo de elección en que lo
que me sucederá en el futuro.”
Justin suspiró. Ciertamente entendía su deseo de crear y controlar su propia
vida. Él se había aferrado al control sobre todas las cosas desde que había
sido victima del chantaje del padre de Victoria . Nunca mas quería volver a
sentir que otro hombre tenía en sus manos su futuro. Y sin embargo con sus
acciones había hecho elecciones para la vida de Victoria. No era
sorprendente que ella hubiese estado tan enojada con él. Pero había veces,
como esa, en que la rabia parecía debilitarse, dejando lugar a un sentimiento
más tierno.
Ella tomó su mano más cerca. “No puedo ver el futuro en tu palma. Creo
que me conformaré con el pasado.”
Justin se puso rígida . La comodidad del momento compartido desapareció
en ese instante. Nuevamente ella estaba exigiendo que revelase secretos. Y
esas no eran cosas que él pudiera revelar.
“Qué hay de tu pasado?” él finalmente preguntó, tomando su mano. “Es
tanto misterioso para mí como lo es mi pasado para vos.”
“Si, supongo que es asía. Vos sólo conociste a mi padre como “ el
borracho delirante” .” Su tono era distante y bajo. “Él no siempre fue así.”
Justin levantó la cabeza. Martin Reed era absolutamente un villano en su
mente, nunca había considerado que pudiera ser algo más . Nunca se lo
había imaginado en su papel de padre o como hombre. Si Victoria le
explicase más, tal vez entendería mejor a su peor enemigo . O incluso
marcharse con un alguna arma para usar en su guerra.
“Qué le sucedió ?” él preguntó.
Victoria encogió los hombros mientras rodaba para apoyar su mentón sobre
su estomago. Ella lo miró , y su respiración quedó contenida . Con su cabello
cayendo sobre sus hombros desnudos, ella parecía tan bonita. Tan tierna y
fresca, sin ningún indicio de su habitual cautela o rabia.
Justin deseó poder pintar su retrato en ese momento, de modo que nunca
la olvidaría .
“Mi padre alguna vez fue gentil, correcto , y hasta gracioso.” Su sonrisa se
suavizó. “ Y te juro que él nos hacía reír a mi madre y a mí .”
Justin permaneció mudo mientras intentaba visualizar a su esposa como una
niña traviesa. No era difícil, y eso lo hizo sentir aún más cercano .
“Mi madre murió cuando yo tenía ocho años . Ella era todo el mundo de mi
padre, y su muerte mató sus risas.” Su rostro se hizo aún más sombrío. “El
escogió el alcohol para ahogar su dolor y eso posteriormente mató todo el
resto de su bondad.”
A pesar de sus tentativas de permanecer inmune, Justin no pudo evitar sentir
empatía por Victoria. Cómo debía haber sufrido ella siendo una criatura,
sufrir dos pérdidas: la de su madre y la de su padre.
“Ser testigo del cambio de tu padre debe haber sido difícil,” él dijo
alentandola a continuar.
Ella asintió y parpadeó varias veces como si estuviese que luchar contra las
lágrimas. Por un momento pasajero, Justin deseó que ella permitiese que
esas lagrimas cayeran, que le confiase esa emoción tan profunda. Pero ella
no lo hizo. Victoria se compuso antes de hablar nuevamente.
“Él se convirtió en un hombre que yo no conocía. Frío, distante. Difícilmente
un padre para mí. Nunca mas tuvimos largas conversaciones.”
Su ceño se frunció . Justin tocó su mejilla, y ella tembló con el contacto. Él
esperaba que ella se alejase ,
pero por el contrario ella se inclinó en su palma con una sonrisa suave.
“Que hay de vos ?” ella preguntó. “ Sé que eres cercano con tu hermano,
y he visto los retratos de tu familia en Baybary, pero sé poco sobre ellos,
aparte de las cosas que contaba mi padre en sus borracheras .”
Justin tomó una respiración profunda. Después de su honestidad respecto a
su relación dolorosa con su padre, Justin sintió que le debía algo. Tal vez
hubiese una manera de compartir su pasado con ella sin esclarecer todo.
“ Yo también alguna vez fui muy apegado a mi familia,” él admitió. “Pero ya
no .”
El se detuvo . Ya le había dicho esas palabras a alguien mas ? No. No
pensaba que lo hubiese hecho . Ni siquiera sus amigos más cercanos sabían
mucho la separación entre él y su familia. Pero mientras miraba los ojos de
Victoria en la débil luz del fuego , su confesión no parecía estar fuera de
lugar.
“Qué sucedió?” ella preguntó.
Justin sacudió la cabeza . “Nos ... nos separamos .”
Ella se inclinó más cerca . “Por qué ? ”
Nuevamente él estudió su rostro. Si supiese lo que había en el corazón de
Victoria , tal vez podría haberle contado todo. Finalmente compartir el peso
de sus secretos. Pero por mucho que quería hacerlo en ese momento de
debilidad, no podía. Todavía persistía esa duda mezquina. Ella sabía del
chantaje de su padre?
Y hasta que él supiese con certeza que ella no alimentaría la información de
su padre o que la usaría en contra de él, la sinceridad candorosa estaba
fuera de cuestión.
Después que Justin permaneció en silencio pot un momento largo, Victoria
sacudió la cabeza . “Si es tandifícil para vos compartir, no preguntaré mas.
Nunca fue mi intención forzar confianza.”
Justin retrocedió por un segundo . Si Victoria estaba jugando algún juego,
ella era notablemente experta y paciente.
“Tengo otra pregunta,” ella dijo. “No sobre tu familia.”
Justin asintió . En cualquier otro tema, él se sentía mucho más cómodo y
honesto con ella.
“ Yo siempre quise saber ... “ ella de repente se detuvo, y un rubor subió a
sus mejillas. Victoria comenzó a darse vuelta , pero Justin agarró su mentón
y la mantuvo donde estaba.
“Pregunta lo que quieras, Victoria.”
Ella tragó en seco . “Por qué te casaste conmigo?”

CAPITULO 20

Lección: La frase “Pregunta lo que quieras” debe ser desterrada de la relación


entre una cortesana y su protector.
De la relación entre una marido y una esposa. De la relación entre un hombre
y una mujer. De la relación entre dos seres humanos.

Justin la soltó, y Victoria giró su rostro , pero él se sentía la tensión . Toda


su atención estaba centrada en su reacción.
Jurándose disimular esas reacciones, Justin aclaró su garganta. “Ya
hablamos de eso antes. De la misma manera que fue para tu padre, fue un
acuerdo de negocios para mí.”
El continuó manteniendo su mirada . “Eso es todo? Simplemente un acuerdo
de negocios?”
Justin asintió lentamente.
“Y si no creyese eso?” ella susurró.
El se puso rígido . “Qué otra cosa crees que pudo ser?”
“Si fuese un acuerdo de negocios, creo que te habrías quedado. Por lo
menos hasta que tuvieses herederos. O habrías hecho un ‘acuerdo de
negocios ' con la hija de alguien que te gustase. Estoy segura que había
muchas damas adorables cuya compañía que vos disfrutabas y con las cuales
habrías tenido un mejor matrimonio. Yo le aporté muy poco a nuestra
unión, después de todo ”
Justin se sentó , y con su movimiento forzó a Victoria a hacer lo mismo. Por
un momento , ellos se miraron , una emoción cruda recorrió el cuarto.
Entonces ella se ruborizó y lentamente subió las sábanas para cubrir sus
pechos.
Vacilando, Justin contuvo la respiración . Ella se veía exactamente como en
la noche de bodas . El cabello oscuro cayendo sobre su cuerpo y mirándolo
fijamente e interrogativamente .
“ Yo oí que vos y mi padre discutían sobre algo esa noche. Creo que tengo
derecho a saber si él hizo algo para forzarte a este matrimonio ,” ella continuó
.
Las dudas respecto a cómo Victoria estaba involucrada en las circunstancias
de su matrimonio volvieron.
“ Y qué te hace sentirte tan curioso ahora, Victoria?” él preguntó, sin poder
disimular su maldito malhumor en su tono. “Por qué sacas ese tema esa
noche ?”
“Tuvimos un momento de honestidad, ” ella comenzó, luego sus labios se
apretaron . “ Y después de esta tarde, después de oír hablar de tus
aventuras, yo simplemente me pregunté qué podría haberte tentado a
casarte con una mujer a la que no querías.”
Cuando sus cejas subieron, ella sacudió la cabeza .
“Muy bien , a una mujer a la que querías en tu cama, per no en tu vida.” Ella
se inclinó hacia adelante. “ Hubo algún tipo de oferta de dinero o de tierras?
Mi padre te chantajeó ?”
Justin voló de la cama. “Chantaje?” él repitió . “Qué te hace decir eso? ”
Sus sospechas ahora eran más fuertes que nunca. Tal vez sus “confesiones
dolorosas” habían sido un ardid para hacerle admitir algo. De repente Justin
se cuestionó todo lo que había sucedido , y odió el modo en que ese
acoplamiento poderoso había sido estropeado.
“Justin ... “ ella comenzó a decir , moviéndose en dirección a él.
Justin sacudió la cabeza . “Lo que sea que estás buscando, no lo vas a hallar .
Mis motivos para casarme son privados . Si quieres más detalles de por qué
tu padre se comporta como lo hace , sugiero que hables con él.”
Sus labios se abrieron en una expresión de shock y una sombra de dolor
cubrió su cara. “Me dices esto después de que yo me confesé con vos ?
Sabes que no puedo depender de mi padre para que me dé respuestas.”
“Entonces no las busques conmigo .” Justin tomó su ropa con movimientos
bruscos . “ Recuerda lo que me dijiste esta noche , Victoria. Quería que te
comportases como una amante, y me dijiste que deseabas que yo te
tratase como una amante. Si ese es el caso, tener conversaciones sobre
nuestros pasados no es apropiado.”
Las fosas nasales de Victoria se inflamaron , y ella salió del a cama en un
solo movimiento . Las sábanas cayeron alrededor de sus pies, pero a
diferencia de antes, ella no hizo ningún esfuerzo para cubrirse. Justin se
detuvo para mirarla fijamente. Dios querido, ella era la tentación
encarnada. Una cana erótico, ofreciéndole todos tipo de fruta prohibidas.
“Maldición con vos,” ella susurró, su voz ronca por la emoción. “ Me
enredas en tus juegos. Esta noche pensé .... creí que… “ su voz se perdió y
ella sacudió la cabeza . “Esta es mi vida. Casarte conmigo no sólo te afectó
a vos, eres tan egoísta.... El casamiento cambió toda mi vida, y pienso
que tengo derecho a saber por qué. Por qué yo , cuando es claro que podrías
haber tenido a cualquier otra mujer?”
Justin se detuvo. Si ella no estuviese involucrada en el esquema de su padre,
entonces Victoria tenía razón . Ella merecía la verdad sobre por qué había
sido forzada a
casarse con un hombre que luego la había abandonado.
Pero si estuviese mintiendo, entonces era la mejor que cualquier actriz que
él hubiese visto en todos sus años en Londres. Merecía una ovación por el
modo en que sus ojos se nublaron con lágrimas y sus puños temblaban a
los costados.
Si ella estuviese fingiendo todo eso, Justin había hecho el acuerdo con el
miembro equivocado de la familia de Reed. Su propia esposa tenía mucho
más talento que lo que el bastardo de su padre nunca hubiese tenido.
Justin sacudió la cabeza . “Las amantes no hacen ese tipo de preguntas,” él
dijo finalmente , su voz muy glacial, aunque hallaba cada vez más difícil
buscar un modo de despedirse. “Y los protectores no le deben a sus
amantes ningún tipo de respuesta o explicación . Ahora, yo ya he obtenido
mi placer, y ciertamente te dí tu parte de placer .”
Una dureza entró en los ojos de Victoria . Ella sacudió la cabeza una vez.
“Entiendo.”
“Sugiero que pases el resto de la tarde preparándote para hablar con
Alyssa sobre Chloe.”
Por un momento largo, Victoria simplemente lo miró . Luego ella dijo entre
dientes . “Eso es todo?”
Justin asintió . “Si. Lo es.”
“Entonces encontrarás la lista que preparaste en la sala de estar donde
comenzaste este pequeño juego esta tarde . Escribí mis opiniones y las
Marah en los márgenes. Buenas noches , mi lord .”
Ella giró su espalda y cruzó el cuarto con pasos determinados ,
completamente desnuda sin juntar sus prendas . Justin la observó irse con
una sensación extraña de deseo oprimiendo su pecho. Se odiaba por
preguntarse si Victoria de alguna manera estaba involucrada en el chantaje
que los había unido en un matrimonio . Quería confiar en ella . Quería poder
pedirle que confiase en él.
Pero no era posible. Y aunque ellos habían fingido eso durante algún tiempo
esa tarde , eso nunca sería.

Capítulo 21
Lección : Ser cauteloso en quien uno confía.

“Recuerdas cómo debes abordar a Alyssa?” Justin dijo mientras su carruaje


opulento se detenía en el camino de entrada de la casa de Lord Livingworth .
Victoria desvió su mirada de las luces brillantes que salían por las ventanas
de la mansión. “No puedo olvidarlo porque me lo has repetido cien veces en
los últimos cinco minutos, Soy tu juguete sexual , pero tengo alguna neurona
en mi cabeza.”
Justin apretó los labios ante su tono y su comportamiento brusco , pero
Victoria no sentía ningún placer en enojarlo . En realidad no sentía ningún
placer desde que se habían separado la noche anterior . Había habido un
momento después de que habían hecho el amor en el que ella había
pensado que ellos tenían una verdadera conexión. Estando en sus brazos,
conversando sobre el pasado, preguntándose sobre los que le deparaba el
futuro, ella había sentido una paz que rara vez experimentaba cuando
Justin estaba cerca.
Pero cuando él había usado sus propias palabras en contra de ella,
contestándole que hablase con su padre cuando él sabía perfectamente bien
que ella no podía… la había dejado sintiéndose tonta y vacía. Sola. Era un
recuerdo amarga de que no podía confiar en Justin. Gracias a Dios no había
compartido ningún secreto demasiado profundo respecto a la transformación
de su padre.
El carruaje se detuvo , pero Justin no hizo ningún movimiento hacia la puerta
. Él la miró fijamente , sus ojos oscuros brillando con la luz débil.
“Si quieres estar enojada conmigo, no discutiré con vos,” él dijo, su voz
decepcionantemente calma. “Pero en el momento en que salgas de este
carruaje, harás el papel de amante devota, entiendes ? Bailarás conmigo,
me mirarás con lujuria en los ojos, y te comportarás como si me desearas
mas que a cualquier otro hombre en el mundo. Es imperativo que hagas eso
para tu seguridad .”
Victoria desvió la mirada. En ninguna de esa cosas iba a actuar forzada .
Lujuria, deseo…ellos siempre le surgían naturalmente estando al lado de
Justin . Era la confianza y la honestidad lo que eran difíciles.
“Por supuesto,” ella dijo. “No importa cuales sean mis verdaderos
sentimientos , yo no haría nada que revelase nuestro ardid y que arriesgue
la vida de mi amiga.”
El se quedó en silencio por un momento , y ella lo sintió buscando su
mirada , aunque ella no se atrevió a mirarlo . Finalmente él abrió la puerta
del carruaje y salió.
Victoria lo siguió . Ella miró la casa delante suyo con un suspiro. Otra noche
mas para hacer el papel de Ria , un acto que estaba empezando a pesarle
cada vez más con cada tentativa fallido para hallar información .
Pero por lo menos esa vez ella no estaba sola .
Ella se acercó a Justin. Dios querido, él estaba tan guapo con su traje verde
oscuro.
Tomando una respiración profunda , ella tomó su brazo. No con el contacto
adecuado y delicado de una dama, sino un contacto mas familiar.
Justin se estremeció con ese contacto y con su mirada provocativa . Por un
momento , una calor ardió entre ellos, y Victoria supo que eso sólo podía
terminar en la cama. Pero ella vio algo en su mirada . Algo problemático
.Algo que lo preocupaba.
El desvió su rostro. “Si, así está bien, Victoria. Vamos a entrar a la casa ?”
Ella siguió su guía, subiendo las escaleras de mármol y caminando por un
largo grande corredor donde muchos de los invitados ya estaban
conversando . Victoria escudriñó la multitud, buscando a los hombres en la
lista de Justin .
El primero que halló fue Alexander Wittinghan. No pudo evitar pensar en
su reacción cuando le había mencionado el nombre de Chloe unos días atrás.
Y Alyssa se había mostrado tan vacilante cuando Victoria le había pedido que
se lo presentara.
Ella se inclinó cerca del oído de Justin , esperando parecer que estaba
compartiendo secretos eróticos en vez de estar conspirando con él.
“Wittingham está aquí,” ella susurró .
Justin lanzó un sonido estrangulado antes de susurrar, “Si, ya lo veo. Nunca
oí algo malo sobre el hombre a excepción de que tiene suerte con las
damas, pero eso no significa que no sea capaz de hacer algo vil. Y Evenwise
también está aquí esta noche .”
El se movió , y Victoria se puso rígida cuando vio al otro hombre
conversando con otros caballeros . Sintió un temblor de nerviosismo
cuando recordó haber estado con Evenwise a solas en la galería. Una señal
de advertencia, o una reacción tontaa hacia un hombre que no ocultaba que
la deseaba ?
Victoria reprimió su miedo. “Quizás después de que hable con Alyssa,
debería aproximarme a esos dos hombres. Incluso podría bailar con ellos.
Ellos podrían revelar más si yo ... “
Justin la miró con el ceño fruncido . “No ,” él dijo entre dientes . “ Debes
mantenerte lejos de ellos. Si alguno de ellos es el responsable del
secuestro, o de la muer ... “
El se cortó repentinamente , pero Victoria sabía perfectamente bien lo que
iba a decir. Justin pensaba que Chloe estaba muerta. Asesinada por el
hombre del que ella hablaba en sus cartas.
Victoria luchó por mantener bajo control las lágrimas , se esforzó por
permanecer tranquila , sensual y coqueta como una amante debía ser . Era
casi imposible cuando su mente estaba creando imágenes horribles de Chloe
en agonía. Chloe perdiendo su vida por el capricho de un monstruo.
La mano tibia de Justin se deslizó por su espalda , confortándola ,
protegiéndola . Apartó esas imágenes crueles de su mente y volvió al
presente.
“Lo siento mucho ,” él susurró, y su voz de repente era amable . “No
tenemos ninguna evidencia de que algo de ese tipo le haya sucedido a tu
amiga. Simplemente estoy preocupado por tu seguridad . No te desesperes.
La encontraremos.”
Victoria asintió , asombrada con el alivio que
la invadió . Unas pocas palabras, un contacto suave, y ella se calmaba. Pero
eso era virtud de un marido, no de un amante temporario.

“Ahí está Alyssa,” ella susurró mientras volvía su atención hacia la multitud.
Se sintió contenta con esa distracción. Las cosas entre ella y Justin de repente
se habían puesto muy intensas. “Debo aproximarme.”
Justin asintió . “Si encuentras algua dificultad, dame una señal. Voy a estar
observado, aunque parezca que no lo hago.”
Victoria le dio una mirada de reojo . Cómo un hombre tan peligroso podía
hacerla sentir tan…segura?
“Si, iré.”
Ella se movió pero Justin atrapó su brazo. Atrayéndola contra su pecho, él
susurró, “Mi amante debe darme un beso antes de partir.”
Los ojos de Victoria se agrandaron, pero no se resistió, incluso mientras
Justin la besaba apasionadamente, ahí mismo delante de muchos de los
caballeros de la alta sociedad . Sus labios se separaron por propia voluntad ,
y ella se rindió brevemente. Había más que pasión en ese beso. Había …
aliento. Consuelo.
Entonces Justin se separó de ella y le sonrió. “Eso debería dejar en claro mi
reivindicación sobre vos, hasta para aquellos que no hayan oído los
rumores.”
Victoria parpadeó. Por supuesto, el beso era parte del show. No significaba
nada.
“Yo ... volveré en un instante,” ella balbuceó, antes de avanzar con sus pies
instables.
“Ustedes dos parecen estar pasándolo bastante bien .” Alyssa se rió
mientras le daba a Victoria una copa de champagne.
Victoria tomó un trago de la bebida, dejando que el calor se esparciera por
su pecho. Si sólo aumentase su tranquilidad.
“ Y pensar que dijiste no querías ser presentada a él, ” Alyssa continuó .
“Pero Justin siempre consigue lo que quiere. Es famoso por eso .”
Victoria forzó una sonrisa . “Si, estoy comenzando a aprender eso.”
La otra mujer sacudió la cabeza ante el tono de Victoria , y hubo algo de
preocupación en sus ojos azules . “ Estás bien ? Justin no es… no es cruel
con vos, verdad ? ”
“No !” Victoria levantó las manos inmediatamente. “Claro que no. Es sólo
que ... él es ... “
“Opresivo ?” Alyssa sugirió mientras lanzaba una mirada en dirección a
Justin.
Victoria casi se ahoga con su bebida. Eso era exactamente lo que Justin era.
Opresivo para su cuerpo, para sus sentidos, y , a veces , para sus emociones.
La cortesana pareció tomar el silencio de Victoria como una confirmación.
Ella sacudió la cabeza . “Si, puedo entender. Pero te da mucho placer ,
verdad?”
Victoria consideró esa pregunta. Desde su llegada a Londres, nada había
salido de acuerdo con sus cuidadosos planes. Justin se había entrometido en
todo y la controlaba. Él había demostrado que era capaz de sacarle lo que
ella de propia voluntad no compartiría.
Y sin embargo había momentos especiales entre ellos. Momentos en los que
ella podía olvidar el problemático pasado, momentos en que veía algo más
profundo en el hombre con quien se había casado , algo que jamas se había
atrevido a anticipar. En esos momentos pasajeros, había calidez y placer…
mucho placer .
“Si, ” ella dijo con un suspiro.
La otra mujer sacudió la cabeza con una expresión breve de alivio. “Pero si no
fuese así , espero que vendrías a contármelo a mí, ” Alyssa dijo en voz baja .
“ Yo no sólo me ocupo de armar las parejas entre caballeros y cortesanas ,
sabes.”
“No ?” Victoria levantó la cabeza.
“Si es necesario, puedo hacer más. Y eso ya ha sucedido en el pasado .”
Victoria miró fijamente a la otra mujer en un estado de shock absoluto. Alyssa
le estaba diciendo que ayudaría a “Ria” a escapar de una situación peligrosa
si fuese necesario? La esperanza creció dentro de ella. Si ella estuviese
leyendo correctamente la implicación da Alyssa, tal vez la cortesana le había
hecho la misma oferta a Chloe. Y eso podría significar que su amiga estaba
viva.
“ Ya has ayudado a otras?” Victoria preguntó cuidadosamente, manteniendo
su tono neutro antes tomar otro trago de champagne.
Un indicio de precaución apareció en la mirada fija de Alyssa.
“Ocasionalmente los hombres pueden volverse …demasiado obsesivos con
sus mujeres . Y algunos de estos hombres ... ”— ella dio una mirada al
cuarto — “ ... creen que su dinero y su posición pueden comprar todo . En
esa situación, sería negligente si no ayudase a una mujer en estado de
necesidad.”
Victoria sacudió la cabeza lentamente. La esperanza estaba creciendo en
ella cada vez con mas fuerza .No debía excederse . La precaución era su
mejor arma ahora.
“Parece que tienes influencia y conocimiento en todos los aspectos de esta
profesión ,” ella dijo mirando fijamente a los invitado con indiferencia
practicada.
Alyssa encogió los hombros. “ He sido una cortesana por diez años y peleé
en las camas de media docena de hombres poderosos. Con el paso del
tiempo, he estado expuesta a ese tipo de vida y eso me da algún tipo de
autoridad . Y parte de mi negocio es saber lo que está sucediendo en la alta
sociedad, tanto en los aspectos públicos como en lo que sucede detrás de las
puertas cerradas. Una mujer nunca sabe cuando podría llegar a precisar ese
tipo de información .”
Victoria miró a su compañera nuevamente. No tenía duda de que Alyssa
sabía incluso mucho más de lo que sospechaba. Especialmente sobre
aquellos que sólo la veían como un rostro bonito y un cuerpo lujurioso para
colgarse del brazo.
La cortesana le dio una mirada penetrante “Realmente, eso es algo que
debes mantener en mente.”
“Qué quieres decir?” Victoria preguntó, desesperada por información
adicional.
Alyssa miró a Justin. Él estaba parado a cierta distancia , conversando con
unos hombres. Pero Victoria estaba muy consciente de que él siempre
estaba observándola . Atento a cualquier señal de que ella estuviese en
apuros.

“Todo lo que te estoy diciendo es que mantengas la puerta abierta para


otros hombres. Aunque él parezca mirarte con un sentimiento intenso , Justin
nunca fue conocido por mantener a sus amantes por mucho tiempo . De
hecho, él no ha tenido una amante bajo su protección desde …” Alyssa vaciló
mientras pensaba. “Son varios años. Desde su casamiento .”
Victoria tembló . Los ojos da Alyssa eran completamente claros e inocentes.
Ella no tenía idea de que la esposa de Justin estaba parada delante suyo.
Mil preguntas dieron vueltas en la mente de Victoria , las que no se atrevía
a hacerle a Justin. Quería preguntarle a Alyssa por qué Justin no había tomado
una amante fija desde la boda . Quería descubrir lo que Alyssa sabía sobre
su esposa.
Pero presionar en esos temas sólo despertarían sospechas y la alejarían del
tema de Chloe. Victoria no podía dejar que sus propios deseos egoístas
interfiriesen con la seguridad de su amiga.
Y tal vez, en algún nivel profundo , no quería tener aún más pruebas que
ella no le importaba a Justin .
“Ya que conoces tantas personas, tal vez puedas ayudarme,” ella comenzó,
ignorando el tema tentador de Justin y guiando la conversación de vuelta
hacia Chloe.
Alyssa giró en dirección a ella con una sonrisa . “Ah, entonces ya estás
pensando en tu su próximo protector, verdad ? Una muchacha muy
inteligente.”
Victoria sacudió la cabeza . “Oh no. no es eso , aunque ciertamente tomaré tu
consejo y no me apegaré demasiado a Justin.”
La cortesana asintió . “Entonces , de qué se trata ?”
Tomando una respiración para calmarse, Victoria lanzó las mentiras que ella
había practicado. “Cuando llegué a Londres, intenté hacer contacto con una
vieja amiga mía , pero todavía no he podido hallarla. Creí tal vez que vos
sabrías algo de ella ya que mi amiga es una cortesana.”
Frunciendo la frente , Alyssa sacudió la cabeza . “Por supuesto. Si puedo
ayudarte, alegremente lo haré.”
“Su nombre es Chloe Hillsborough,” Victoria comenzó a decir .
Alyssa parpadeó dos veces. Fue su única reacción al nombre, pero Victoria lo
notó .
“Lo siento mucho ,” la cortesana dijo. “ No conozco el nombre. Aunque estoy
muy conectada , no conozco a todas las mujeres que se mueven en estos
círculos.”
Victoria sacudió la cabeza. El rostro de Alyssa era sereno, pero ella
continuaba sintiendo que la otra mujer
estaba mintiendo . Por qué ?
Ponderó lo que debía hacer. Presionar a Alyssa? Exigirle la verdad ?
Desenmascararse?
Victoria se estremeció . No, ninguna de esas opciones era una idea
prudente, no cuando no conocía las intenciones de Alyssa. Entonces sólo se
encogió de hombros. “Oh bien. Ella es una vieja conocida, pero tal vez yo
estoy equivocada y ella no vino a Londres después de todo ”
“Si. Esta vida no es para todas . Tal vez tu amiga cambió de idea .” Alyssa se
movió incómodamente . “Ahora, si me permites, debo encontrar a un
conocido al que le prometí hablarle esta noche . Fue muy bueno verte
nuevamente, Ria.”
“Para mí también, Alyssa. Gracias por tu ayuda.”
La otra mujer giró para apartarse, y Victoria la observó irse. Su cabeza rubia
se entremezcló en la multitud y luego se perdió en un mar de plumas, sedas
y encajes .
Victoria giró para hallar a Justin, pero titubeó cuando se dio cuenta que él
ya estaba parado a su lado.
“ Estás aquí, Ria,” él dijo en voz suficientemente alta como para ser oído por
las personas alrededor de ellos. “Creo que me debes este baile .”
Ella lanzó una carcajada ahogada y tomó su mano sonriendo .
“Tengo mucho que contarte ,” ella murmuró entre dientes .
“Entonces baila conmigo, y cuéntame todo,” Justin respondió mientras la
empujaba escandalosamente cerca y la hacía dar los primeros giros de la
danza.

Justin tomó la cadera de su esposa mientras la guiaba alrededor de las


parejas bailando y lejos de los oídos de los otros bailarines.
“Alyssa puede saber algo sobre Chloe,” ella susurró. “De hecho, ella puede
estar involucrada en su desaparición .”
Justin la miró sorprendido . Nunca había sospechado nada de Alyssa más
que tenía un conocimiento muy vasto de la mayor parte de los hombres
poderosos de ese círculo. “Dime mas.”
En voz baja , Victoria le relató los pormenores de su conversación. Justin se
movía con cuidado , concentrándose en las palabras de su esposa, en el
modo rn que sus caderas ocasionalmente rozaban las suyas o como sus senos
tocaban su pecho.
“Hubo algo muy extraño en su comportamiento,” Victoria finalmente dijo con
un suspiro. “Pero si ella ayudó a Chloe a escaparse de ese amante obsesivo ,
por qué no me lo diría?”
Justin encogió los hombros. “Si ella estuviese involucrada en la desaparición ,
podría sentir que está en peligro. O ella podría no querer ser la que te dé
malas noticias si sabe algo.”
Los pasos de Victoria vacilaron, y Justin apretó su asimiento a su cintura para
evitar que se caiga. Él se estremeció ante la mirada de dolor en sus ojos.
Cada vez Victoria pensaba en su amiga estando herida o algo peor, él podía
ver cuan profundamente ella sufría. Y ansiaba tanto ahorrarle ese dolor.
Pero después de tanto tiempo sin noticias, y después de ver la clase de
hombres con los Chloe se había involucrado, Justin tenía poca esperanza de
que Victoria y Marah abandonasen Londres de alguna forma que no fuese de
luto. Ya podía anticipar lo que eso le causaría a su esposa, pero no sería él
quien la consolaría.
“ Atrapé a Evenwise observándote a vos y a Alyssa,” él dijo, cambiando de
tema.
Sus pensamientos respecto a Evenwise era poco serenos. Él conocía la
reputación del hombre. La idea que él concentrase su atención en Victoria
le revolvía el estomago.
Sus miradas se encontraron, había un poco miedo en sus ojos verdes . “ Tuve
un presentimiento sobre él cuando estuvimos a solas,” ella contó con un
escalofrío .
Justin sacudió la cabeza . “Él tiene una reputación mas ligada al dolor que al
placer. Y una de sus amante desapareció sin dejar rastro.”
Victoria tembló cuando la música terminó. Miró fijamente en Justin . “Qué ?
Por ... qué no me lo contaste antes?”
Justin reprimió un insulto. “ Ni siquiera sabemos si tu amiga conocía al
hombre , Victo....”— Justin cerró los ojos — “ ...Ria. Y no veía sentido en
entristecerte con esa información. Y me equivoqué al contártelo ahora.”
Sus fosas nasales se hincharon . “ Y qué más me estás ocultando, Justin?”
El vaciló ante esa acusación. “ Yo podría preguntarte lo mismo ,mi querida.
Todo sobre vos es un secreto .”
Una sombra cruzó brevemente por su rostro. Una especie de tristeza que
conmovió el corazón de Justin de un modo inesperado. Qué estaba
pensando ella que podía hacerla sentir tan triste ?
“Algunos secretos es mejor mantenerlos como tal , pero no los secretos
que tienen que ver con mi amiga,” ella dijo entre dientes .
Justin apretó sus dedos. “Tienes razón .”
Victoria abrió la boca como para hacer un comentario severo pero lo que iba
a decir pareció perderse, y ella se detuvo boquiabierta. “Qué dijiste?”
Justin suspiró. Las disculpas nunca habían sido su fuerte. “Te dije que tienes
razón ,” él dijo entre dientes . “No debería haber retenido esa información
porque está relacionada con tu amiga. Sólo estaba intentando ... “
Justin se detuvo bruscamente.
Ella se inclinó más cerca . “Intentando qué, Justin?”
“Protegerte ,” él dijo. “Estaba intentando evitarte más dolor del que ya
sientes. No quería que te imagines lo peor.”
Los ojos de Victoria se suavizaron , toda su rabia desapareció , siendo
reemplaza por algo mucho más profundo y significativo .
“Justin ... “ ella comenzó a decir con voz temblorosa. Pero antes que ella
dijese algo más , se detuvo . Su atención se dirigió aun rostro ubicado en
algún lugar detrás de él, y sus ojos se agrandaron .
“Victoria?” él preguntó. “Qué pasa ? ”
El comenzó a darse vuelta , siguiendo su mirada fija, pero ella lo agarró del
saco y lo mantuvo en su lugar. “Alyssa… ella está conversando con
Alexander Wittingham.”
Justin retrocedió . “Nunca supe que fueran amigos cercanos.”
“Ella me lo presentó , pero ellos no parecían ser algo más que conocidos .
Pero ahora …” ella dirigió su mirada a su marido. “Justin, abrázame. Luego
muévete mas cerca pero sin ser obvio.”
Justin deslizó sus brazos alrededor de la cintura de Victoria, atrayéndola
contra su pecho . Aunque lo que estaba haciendo tenía un propósito , no pudo
ignorar cuan bien se sentía el cuerpo de Victoria contra el suyo.
Lentamente ellos fueron cambiando posiciones, y reticentemente apartó su
mirada de Victoria para concentrarse en Alexander Wittingham y Alyssa
Manning . Ellos estaban muy juntos, sus cabezas tan cerca que casi se
tocaban como ellos susurraban. Por un momento , Justin se preguntó si
Alyssa era amante de ese hombre, a pesar de tener a su propio protector en
algún lugar de esa fiesta.
Pero las expresiones de ellos no eran las de amantes. Ni siquiera de amigos.
Ambos tenían una urgencia, un problema serio. Y entonces Wittingham miró
a Victoria. Inmediatamente Justin acercó sus labios a los de su esposa
dándole un beso apasionado. Con los párpados entreabiertos, observó como
Wittingham se movía muy sutilmente en su dirección , luego notó su ceño
fruncido.
Justin comenzó a quebrar el contacto de sus labios , pero se sintió los dedos
de Victoria enlazar su nuca , manteniéndolo en su lugar mientras su lengua
entraba dentro de su boca. Por un momento , todo lo demás quedó olvidado.
Maldición, esa mujer era como una droga. Ella podía hacer olvidarlo de
todo.
Casi podía hacerlo olvidar del pasado.
Ellos se separaron, jadeando mientras se miraban uno al otro por un
momento largo. Entonces Justin logró desviar su mirada buscando a Alyssa
y a Wittinghan. Para su decepción, ellos no estaban dentro del campo de
visión.
“Carajo,” él murmuró .
Victoria sacudió la cabeza , como si estuviera saliendo de una neblina. “Los
viste?”
En silencio Justin asintió . “Ven , debemos encontrar a mi hermano y a
Shaw. Vi a Caleb yendo hacia el corredor unos minutos atrás.”
Victoria deslizó su mano dentro de la suya y lo siguió sin ningún comentario.
Justin la guió a través de la multitud, pero con cada paso que daba no
estaba pensando en su hermano. Ni siquiera pensaba en Alyssa y
Wittingham.
Estaba pensando en Victoria, y preguntándose cómo quebraría el hechizo
que ella estaba tejiendo sobre él. Y si quería hacerlo .

Capítulo 22

Lección :Dicen que los niños y los borrachos dicen la verdad. Muchas veces el
momento del sexo invita a confesiones inesperadas. Confesiones propias y
ajenas.

Victoria se agarró de la mano de Justin mientras entraban a un corredor aun


mas oscuro en el laberinto de corredores de esa propiedad. Podía sentir la
tensión que lo dominaba , pero se dio cuenta que esa tensión tenía un origen
muy diferente de la tensión que ella sentía.
El estaba pensando en Alyssa, Wittingham Evenwise y Chloe . Y pensando
en como librarse de Victoria.
Ella, por su lado, no podía librar su mente de los pensamientos del modo
íntimo en que él la había sujetado mientras bailaban . Del calor de su mano
sobre su espalda tan reconfortante como excitante. De la excusa inesperada
que había usado para explicar por qué había retenido la información sobre
la amante de Evenwise.
Un escalofrío la recorrió . Poco a poco, él estaba entrando muy profunda en
ella. Pero estar consciente de algo y luchar contra eso eran dos cosas muy
diferentes.
“Ahí está Caleb,” Justin dijo, moviéndose por el corredor.
Su hermano estaba allá, apoyado contra la pared en el corredor vacío,
fumando un cigarro. Cuando ellos se aproximaran, Caleb sacudió la cabeza a
modo de saludo.
Victoria miró al joven mientras lo abordaban. Nunca había notado lo poco
que se parecía a Justin. Los dos tenían el mismo cabello oscuro, una sonrisa
engreída, pero sus ojos eran muy diferentes. Mientras los de Caleb eran
celestes muy claros , llenos de malicia , los de Justin era oscuros y
ocultaban sus emociones, incluso cuando ellos reflejaban sus deseos más
oscuros.
“Qué estás haciendo aquí ? ” Justin preguntó con nerviosismo. “Y dónde está
Shaw? Necesitamos hablar con ustedes dos .”
Caleb se movió hacia la puerta a su lado con un gruñido. Las cejas de Justin
se arquearon cuando él avanzó y agarró la manija .
“No querrás ... “ Caleb comenzó a decir en un susurro severo.
Pero era demasiado tarde. La puerta se abrió para revelar a Shaw sentado
en un banco delante de una enorme cama. Una mujer estaba arrodillada entre
sus piernas y ella estaba…
Los labios de Victoria se abrieron, y no pudo contener un jadeo mientras
contemplaba la escena que se desarrollaba delante suya. La otra mujer
estaba complaciéndolo con su boca. Shaw estaba inclinado , sus ojos
cerrados, mientras la joven hacía su trabajo con una energía vigorosa que
causó cierta excitación en Victoria . Ella giró su rostro mientras Justin cerraba
la puerta en silencio y miraba ferozmente a su hermano.
“ Podrías haber mencionado esto,” él dijo entre dientes.
Caleb sonrió mientras le daba una pitada a su cigarro. “ Yo intenté hablar .
Se me ordenó que permaneciese de guardia. Shaw trabajó muy duramente
para alejar a Ellie de su último protector. Y Él no quería ninguna
interrupción.”
“Bien , él no pareció notar la interrupción.” Justin lanzó una mirada rápida a
Victoria. “Mis disculpas.”
Pero él no parecía estar disculpándose . La miró de la misma manera
hambrienta que ella se sentía . Incluso mientras Justin y su hermano
conversaban, Victoria pensó en lo que había visto. Sólo que en vez de ver a
Shaw y a la mujer desconocida, se veía a sí misma y a Justin . Cómo se
sentiría tomarlo en su boca?
Su mente volvió a la noche en la que él la había besado de un modo
semejante. Ese beso había sido tan íntimo. Y la sensación había sido la más
intenso de su vida. Si su boca podría causarle la mitad del placer que ella ....
“Victoria!”
Ella interrumpió sus pensamientos eróticos para hallar a los dos hombres
mirándola fijamente . Ruborizándose , ella gritó, “Si ?”
“Ven ,” Justin dijo, su voz de repente fue áspera cuando la tomó de la mano.
“Mi hermano se encontrará con nosotros en casa después que haya
terminado de cumplido su ‘tarea’ .’”
Victoria asintió ciegamente mientras lanzaba una mirada final a la puerta
donde estaba Caleb.

Habían pasado mas de diez minutos desde que Victoria había dicho una
palabra. Estaba sentada enfrente de Justin en el carruaje, su vista desviada
hacia la ventana mirando la oscuridad de la noche . La tensión que había
habido entre ellos durante toda la noche permanecía pesado en el aire.
Desde que había dejado ;a fiesta, la tensión sólo se había intensificado. Las
mejillas de Victoria todavía estaban coloreadas por la excitación que la
había causado ver a Shaw y su amante, y ese rubor nunca se había
debilitado. Lo que significaba que ella había estado recordando la escena
erótica varias veces en todo ese tiempo.
De hecho , lo mismo podía decirse de Justin. Todo lo que él podía hacer era
pensar en los labios de Victoria cerrándose alrededor de su falo , su lengua
lamiendo toda la extensión ... . Apretando sus ojos , él acomodó una erección
creciente.
El carruaje se tambaleó sobre las piedras irregulares del camino , y Victoria
reprimió un jadeo mientras extendía una mano para agarrarse a la pared del
carruaje . Su mirada se encontró con la de él, y sus mejillas se colorearon
aún mas .
Justin murmuró una maldición. Saber que ella estaba pensando en lo que
habían presenciado no aliviaba su excitación .
“ Hiciste un muy buen trabajo esta noche ,” él dijo, desesperadamente
intentando no mirar su boca.
Ella también evitó su mirada . “ Verdad? No siento que haya descubierto
algo valioso. No tenemos ni idea so Alyssa , Wittingham o incluso Evenwise
están involucrados en la desaparición de Chloe.”
Justin se inclinó más cerca . “Pero gracias a tus acciones, presenciamos su
comportamiento sospecho. Eso es de enorme ayuda.” Él extendió su mano ,
vacilando por un momento breve antes de cubrir su mano con la suya . “
Estás haciendo tanto como puedes , Victoria. Ninguna otra amiga podría
hacer más.”
Ella miró fijamente su mano por un momento largo antes de que su mirada
fuese hacia su rostro.
“Gracias, ” ella susurró, con voz quebrada.
El debería retirar su mano , pero lo halló imposible . Quería tocarla. Sentir su
calor debajo de su piel. Olvidarse de todas las cosas entre ellos y sólo
disfrutar el momento.
“Justin,” ella susurró, sus dedos apretándose debajo de los suyos.
Justin vio deseo en sus ojos, y por primera vez eso lo decepcionó. No era un
secreto que Victoria estaba dispuesta a rendir su cuerpo, pero parecía que
ella nunca le daría algo más .
Y él la estaba pasando mal fingiendo que no quería algo más.
Con un suspiro, ella se inclinó hacia adelante y apretó sus labios contra los
suyos con una pasión ardiente . Los pensamientos de Justin se debilitaron. Si
ese era el único modo en que ella permitiría que ellos se conectasen,
entonces por Dios, él se aseguraría que ella nunca se olvidase de él .
La empujó hacia adelante hasta que ella cayó en sus brazos.
Victoria arrancó su corbata , abrió su camisa , sacándola de la cintura de su
pantalón.
“Por qué .... por qué esto está sucediendo?” ella gimió.
Justin sacudió la cabeza , no precisaba ninguna explicación para eso.
“No lo sé ,” él logró decir entre besos mientras sus dedos se deslizaban
dentro del escote escandalosamente bajo de su vestido y encontraban sus
pechos.
Victoria arañó su pecho antes de gemir, “Siempre es así para vos?”
Justin se detuvo , volviendo su mirada hacia ella. Victoria estaba entre sus
piernas, sus ojos brillando con lujuria y una emoción poderosa que ella
normalmente escondía.
“No ,” él admitió con dificultad . “Nunca ha sido así excepto con vos.”
Sus labios se abrieron con sorpresa. “Justin,” ella susurró mientras se
inclinaba hacia adelante para colocar un beso caliente contra su garganta
donde su pulso latía salvajemente .
“Si ?”
“ Nunca hubo otro amante,” ella murmuró contra su piel. “Sólo vos.”
Su respiración cesó , y Justin la miró fijamente. Desde que le había hecho el
amor por primera vez en Londres, había sospechado que ella no había
estado con otro hombre. O por lo menos que su último amante lo había
tenido mucho tiempo atrás. Pero oírla admitir que no había existido nadie
mas que él le causó una explosión de placer tan poderosa como su beso.
El era el único. Y descubrió que quería ser el único para siempre.
Victoria sonrió suavemente, luego su boca se deslizó sobre su clavícula. Los
ojos de Justin se abrieron ampliamente c mientras observaba el camino que
seguían sus labios . Su lengua caliente contra su piel . Iba más y más abajo,
ella se detuvo chupando un pezón como él le había hecho a ella tantas
veces.
“No tienes que hacer esto,” él dijo entre dientes . “No debido a lo que viste.”
Victoria sacudió la cabeza mientras sus labios rozaban su estomago y sus
dedos trabajaban para librar su miembro del pantalón .
Ella sacó su erección por la abertura y lo acarició su cabeza, lo que le
produjo un gemido profundo.
“Quiero esto,” ella murmuró. “ Te quiero .”
Antes que él pudiera responder, su boca se cerró sobre su miembro . Justin
lanzó su cabeza hacia atrás contra el respaldo del carruaje mientras una
enorme oleada de placer borraba sus sentidos. Aunque los movimientos de
Victoria eran inexpertos, ella era una estudiante rápida. Fue probando
distintas posiciones en su boca, diminuyendo la velocidad cuando él
embestía para encontrarla, y acelerándola cuando sus dedos se apretaban
en el asiento de cuero.
Victoria nunca vaciló, sólo continuó lamiendo toda la extensión de su falo .
Lo pellizcó ligeramente , lo rodeó con su lengua y chupó con la suficiente
presión como para estimularlo.
Justin ahora ni siquiera intentaba contener los sonidos de placer. Había
participado en ese acto muchas veces , todas las veces con amantes
expertas y dispuestas. Pero nunca se había sentido tomado de esa manera.
Nunca había sido más que una diversión agradable para aliviar su libido.
Con Victoria se sentía como un regalo.
Un regalo él no quería tomar en forma egoísta. El final estaba llegando.
Sintió su semen apresurándose hacia la descarga. Antes de llegar a eso,
Justin atrapó sus brazos, empujándola con tanta velocidad que sus ojos se
agrandaron en estado de shock .
El la giró con un movimiento rápido, levantando sus faldas y la acomodó
sobre su regazo. Cuando el sexo húmedo de ella lo envolvió como su boca
había hecho, ambos emitieron un gemido simultáneo que hicieron eco en la
oscuridad silenciosa del vehículo.
Justin enterró su boca contra su hombro, chupando su piel desnuda mientras
la envolvía con sus manos para acariciar sus pechos.
Con cada movimiento de sus cuerpos y del carruaje, ellos se acercaban al
climax .
El carruaje comenzó a disminuir la velocidad cuando ellos llegaban al
orgasmo . El vehículo dio la vuelta para tomar el camino de la casa donde
Justin había instalado a Victoria.
“Ahora,” él gruñó contra su oído . “Ven por mí.”
Su cuerpo se sacudió con placer, acompañando los últimos movimientos del
carruaje. Justin rugió su placer junto con ella
Apoyando su cabeza contra su hombro, Justin soltó una respiración jadeante.
Cuando había confesado que el sexo nunca había sido de esa manera con
nadie mas que ella, no había mentido .
Nada respecto a Victoria se parecía a cualquier otra mujer con la hubiera
estado con antes. Y eso era peligroso.
Victoria alisó sus faldas otra vez, pero no podía sacar las arrugas. De la
misma manera que no podía acomodar completamente el cabello y borrar
el rubor en su pecho y sus mejillas. Había intentado volver a una pretensión
de normalidad desde que ella y Justin habían caminado tambaleantemente
desde el carruaje hasta la sala de estar. Era una batalla perdida.
Ahora estaban sentados con Marah y Caleb, que los miraban con ojos
conocedores y acusadores, dependiendo a cual de los dos Victoria se
atreviese a mirar. Su amiga sabía lo que ella y Justin habían hecho.
Todos sabían.
Desde los invitados de la fiesta de esa noche hasta las criadas de la cada,
cualquiera que entrase en contacto con ella y Justin parecían tener el
conocimiento instantáneo de lo que sucedía entre ellos.
Todos pensaban y sabían que ellos estaban teniendo encuentros sexuales
magníficos y apasionados. Pero lo que nadie podía saber era que había una
desesperación que los invadía cada vez que se tocaban. Hacer el amor con
Justin era la única cosa que parecía satisfacer el fuego hambriento que ardía
dentro de ella siempre que estaban cerca.
Pero eso era una satisfacción temporaria. Minutos después de la separación
de sus cuerpos, ella lo necesitaba nuevamente. No sólo su cuerpo. No sólo su
contacto.
“Después de lo que presenciamos esta noche , creo que deberíamos
centrar toda nuestra atención en Alexander Wittinghan, Alyssa Manning, y
Darius Evenwise,” Justin dijo.
Victoria lo miró con descreimiento. A pesar de que él estaba ligeramente
desaliñado por la feroz copulación en el carruaje, su tono era
completamente sereno. Nada lo conmovía ? Justin la deseaba, pero no
parecía estar consumiéndose por el deseo que la acechaba constantemente
a ella. Aunque él había admitido que ninguna otra amante lo hacía sentir
como ella, eso no necesariamente implicaba que ella se hubiese convertido
en alguien importante para él fuera de la cama que ellos compartían.
Caleb sacudió la cabeza . “Estoy de acuerdo con eso. Evenwise tiene una
reputación especial respecto a las mujeres. Y vos ya determinaste que
Wittingham tiene algún tipo de conexión con Chloe.” él frunció el ceño . “
Pero odio pensar que Alyssa esté mezclada en este tipo de cosas .”
Marah giró para mirarlo seriamente . “Por qué ella no estaría mezclada en
esto?”
Victoria se sobresaltó ante el tono de su amiga. Por la emoción en sus ojos,
era claro que a Marah no le gustaba la idea de que Caleb defendiese a la
bella cortesana .
Caleb sacudió la cabeza y sus ojos se encontraron con los de Marah. “No
conoces Alyssa, Lady Marah.”
Marah vaciló antes de darse vuelta y replicar . “Y estoy segura que vos la
conoces muy bien, Lord Talbot.”
“Alyssa siempre me pareció una mujer decente,” Justin dijo, ignorando el
intercambio brusco. “Ella no tiene la reputación de andar metida en cosas
oscuras . Pero Victoria sintió que Alyssa sabe algo más sobre Chloe de lo
que ella se animó a compartir . Y eso es suficiente para que crea que ella
debe ser observada.”
Victoria miró a su marido. Él estaba diciendo que confiaba en sus instintos,
aunque fuese algo contrario a lo que ya sabía de Alyssa. .
“Entonces , qué deberíamos hacer?” ella preguntó suavemente.
Era extraño, ella se había resistido a la sociedad con Justin al principio, pero
ahora ella sentía mucho placer en trabajar con él. Justin una vez le había dicho
que podía ser confiado en esto, y ella comenzaba a percibir que él tenía
razón .
Justin giró hacia ella. “Evenwise y Wittingham estarán en la ópera mañana a
la noche. Evenwise nunca se pierde un show, y la madre de Wittingham está
en Londres y ella siempre insiste en que él se una a ella en su palco. Yo
sugiero que vos y yo debemos ir y ver si podemos determinar algo más
sobre sus relaciones con Chloe.”
Marah se puso de pie . “Pero en la ópera habrá gente de todo tipo . No sólo
habrá caballeros pecaminosos con sus amantes. Y si alguien la reconoce?”
Justin miró a Victoria, sus cejas se arquearon ligeramente . “Marah tiene razón
. Siempre existe el riego que tu verdadera identidad sea descubierta. Pero
haré todo lo que pueda para protegerte .”
Con un suspiro, Victoria dijo, “Me vestiré con ropa seductora, caminaré y me
comportaré como una cortesana. No conozco más que a un puñado de
personas en Londres. Si llego a verlos allí , te los señalaré , y nos moveremos
en dirección opuesta.” Victoria miró a Marah. “Si pudiésemos encontrar a
Chloe, creo que valdrá la pena correr el riesgo.”
Marah apretó los labios , y Victoria pudo ver que su amiga quería discutir.
Pero cómo podría hacerlos cuando estaba en juego la seguridad de Chloe ?
Finalmente Marah asintió con la cabeza .
“Si, Tienes razón . Es sólo que no quiero verte salir herida de todo esto.”
Victoria contuvo la respiración mientras lanzaba una de reojo a Justin.
“No saldré herida , Marah,” ella finalmente dijo. “No puedo permitirme ese
lujo.”

Capítulo 23
Lección : Debes ser cuidadosa si juegas con fuego. Podrías salir quemada.

“Mi Dios! , verdaderamente te ves despampanante,” Justin jadeó cuando


Victoria entró en la sala la noche siguiente .
Ella se miró .Lucía un estupendo vestido verde.
“Gracias, ” ella dijo ruborizándose .
“Nos vamos ?” Justin se movió hacia la puerta .
Ella permitió que él le colocase una leve capa sobre sus hombros, y ellos
partieron. Cuando se aproximaron al carruaje, Victoria vaciló. Sus
pensamientos traicioneramente volvieron a la última vez que ellos habían
compartido el vehículo y a su comportamiento audaz .
Por la sonrisa satisfecha que vio en él supo que Justin estaba pensando en
lo mismo. Una tensión se estableció entre por un rato largo antes que él le
sonriese y quebrase el hielo.
“ Estás nervioso por el plan de esta noche ?” él preguntó.
Victoria encogió los hombros. “ Creo que sería una tonta si no sintiese un
poco de ansiedad. Y Marah ciertamente no me ayudó con sus comentarios
constantes respecto a como todo podría salir terriblemente mal.”
Justin hizo una mueca . “Ignórala. Yo pienso que esta noche será
absolutamente tranquila.”
Victoria sonrió ante su certeza, aunque la idea fuese un poco inquietante,
considerando las razones por las cuales asistían a la ópera. “Espero que
estés equivocado. Espero que podamos descubrir información clave que
eventualmente nos conduzca a Chloe.”
“Tal vez,” él respondió, aunque por su expresión ella podía decir que Justin
tenía poca fé en ese resultado.
Victoria suspiró. No tenía sentido ponerse muy sentimental respecto a ese
noche. Entonces en vez de profundizar en el tema, ella asintió. “Nunca antes
estuve en una ópera .”
Los ojos de Justin se agrandaron. “Nunca?”
Ella asintió ruborizándose por su inexperiencia. “No muy frecuentemente
hay espectáculos de ese tipo en Baybary.”
“Bien ... pero ... “él balbuceó. “Seguramente cuando visitaste Londres
antes ... “
Victoria miró la ventana con el ceño fruncido . “Nunca tuve un debut social ,
recuerdas eso ? Mi padre arregló nuestro matrimonio antes que yo pudiese
experimentar los placeres y entretenimientos de la ciudad.”
Alguna vez ella había ansiado esas cosas. Pero el tiempo , el dolor y las
responsabilidades adquiridas después de su boda habían borrado esos
deseos.
Justin suspiró . “Hay tantas cosas que puedes ver y hacer en Londres.”
Victoria sacudió la cabeza . “Este no es un viaje para frivolidades. Chloe es la
cosa más importante para mí en este momento . Y después de encontrarla ...
”— ella ignoró una voz dolorosa que le susurró que nunca podrían hallar a
su amiga — “ ... después de encontrarla , de alguna manera dudo que
volveré a Londres .”
“Ah , claro , tienes cosas importantes que hacer en Baybary. Me olvidé de
eso ,” él dijo, volviendo su mirada a la ventanilla.
Victoria ahogó un suspiro ante el muro que se había levantado entre ellos
una vez más. Ella también observaba los edificios por los que pasaban y sus
luces brillando alegremente. Justin amaba la ciudad. Bajo otras
circunstancias, ella no tenía duda , él sería un guía estupendo para
mostrarle todas las diversiones de Londres .
Pero ella hacia mucho tiempo que había aprendido a no vivir de sueños que
no podían ser realidad. Esos sueños invariablemente llevaban a la decepción.
El carruaje comenzó a disminuir la velocidad, y Victoria espió por la ventana
las deslumbrantes luces del teatro.
“ Dios ... , es adorable,” ella jadeó.
Justin se acercó y se inclinó para mirar por la ventana a su lado . “Si. Y mi
palco dispone de una visión perfecta del escenario , vas a poder disfrutar el
espectáculo.”
Ella lo miró de reojo . Su expresión era mucho más seria que lo normal.
“Estoy segura que lo disfrutaré ,” ella dijo en voz baja . “ aunque sea parte de
una charada.”
El se alejó para abrir la puerta del carruaje “Entonces dejemos que la
charada comience.”

Justin colocó la mano de Victoria sobre su brazo mientras iban hacia su palco
privado cruzando un corredor lleno de gente . Sintió sus dedos apretarse
alrededor de su antebrazo con un temblor nervioso y colocó su mano sobre
la de ella para ofrecerle un poco de alivio.
Tenía que admitir que se había sentido impresionado por su conducta hasta
ahora. Ella había comportado de modo coqueto , divertido y absolutamente
adorable . Victoria actuaba como si ella perteneciese a ese lugar tanto como
cualquier otra amante que asistía al espectáculo esa noche.
Y , como él había predicho, ninguna persona mostró alguna señal de
sospecha respecto a la verdadera identidad de Victoria . En verdad, la gente
veía lo que quería ver
En el palco oscurecido , Justin pensó que se sentiría desbordado por
pensamientos eróticos. Pues siempre era así cuando Victoria estaba cerca de
él.
Sin embargo , por primera vez, se había sentido muy distraído por la
necesidad de observarla mas que tocarla. Victoria se inclinó hacia delante
acompañando cada movimiento de los actores. La mente de Justin se
mantenía volviendo a su confesión sobre su falta de experiencia en el mundo
social hecha en el carruaje.
Observándola sentir placer en la ópera lo hizo desear mostrarle más cosas
de Londres , de Francia y del resto de Europa. Quería llevarla a los Jardines
de Vauxhall y al Museo británico. Quería observar verla abrir los labios con
placer , ver su asombro cuando conociera París o Roma.
Pero como Victoria había dicho, una vez que ella hallase a su amiga,
partiría, tal vez para nunca mas volver. Y aunque eso era exactamente lo
que Justin había sostenido como objetivo , no sentía placer con esa realidad.
Los dedos de Victoria se apretaron nuevamente, sacándolo de sus
pensamientos. La vio observando fijamente el corredor lleno de gente .
Siguió su mirada para hallar a Darius Evenwise de pie a unos metros de
distancia, observado a la esposa de Justin con mucho interés.
Justin quiso cruzar el pasillo y agarrar del cuello al bastardo. Necesitó todo su
control para no hacerlo.
“Debo hablar con él, ” Victoria susurró.
El se puso rígido . Su reacción instintiva era arrastrarla de ese hombre tan
lejos como fuese posible, pero recordando donde estaban, Justin murmuró,
“No .”
Ella giró en dirección a él con una fingida sonrisa coqueta que lo pateó
directamente en el intestino.
“Justin, este es el único modo. Sabes eso. Estarás a diez metros de distancia,
y puedes observarme todo el tiempo .” Ella apretó sus dedos contra su
brazo con una presión mas firme. “Por favor.”
Justin frunció el ceño . Ella tenía razón , por supuesto. Después que las
palabras severas que él había intercambiado con Evenwise la noche en que
había declarado públicamente que Victoria era su amante, no había ningún
modo que el hombre intentase hacerle algo malo . Pero su interés en Victoria
podía proveer un camino para hallar nueva información .
Justin apretó sus puños. “Muy bien. Pero no te aproximes . Cuando yo me
aleje para ir a buscar bebidas, él vendrá a vos.”
Ella lo miró con una expresión sorprendida. “Cómo sabes eso ?”
Justin la miró fijamente por un momento , asimilando la belleza de sus ojos
brillantes
“Él sería un idiota si no viniese hacia vos,” él murmuró antes de levantar su
mano hacia sus labios y rozar su boca con sus nudills . “Cualquier hombre
sería un cretino si pudiese resistirse a vos.”
Su boca se abrió , pero él no permitió que ella respondiese. Simplemente se
volvió y se alejó.

Victoria observó a Justin mientras él se alejaba. Su elogio todavía hacia eco


en su cabeza , y por primera vez desde que ellos habían partido en el
carruaje , su nerviosismo se atenuó.
“Buenas noches , Ria.”
Ella se puso rígida , una voz de barítono le dijo que el hombre estaba a su
lado. Giró para descubrir que Justin tenía razón . Darius Evenwise estaba de
pie a su lado, sonriéndole con un interés letal que hizo desaparecer el calor
que su marido le había causado.
De alguna manera logró sonreír mientras extendía su mano. “Buenas
noches , Lord Evenwise. Qué agradable verlo nuevamente.”
Con una sonrisa feroz, él colocó un beso sobre su guante. Ella luchó contra
un escalofrío y alejó su mano lejos.
“Como lo es mí volver a verte, mi querida,” Evenwise respondió. Su sonrisa
decayó por un segundo . “ No te he visto desde la noche que paseamos
juntos. Debo admitir, que me sentí un poco decepcionado al saber que todo el
tiempo en que alentabas mis avances, vos ya habías aceptado a Lord
Baybary como amante.”
Victoria tragó en seco . “Debo disculparme por mis acciones. Yo no estaba
segura de las intenciones de Baybary. No era mi plan engañarte.”
“ Y sin embargo frecuentemente nuestros mejores planes fracasan.”
Evenwise sorbió la bebida de la copa que tenía en su mano. Victoria estudió
su rostro atractivo, pero no podía determinar si él estaba enfurecido,
avergonzado, o simplemente indiferente.
“Estoy segura que te recuperaste de tu decepción rápidamente ,” ella
aventuró. “Un caballero con tu apariencia y tu condición no puede tener
problema para hallar compañía femenina.”
Victoria contuvo la respiración mientras la mirada masculina lentamente
descendió y se enfocó en ella.
Victoria quería darse vuelta y marcharse , pero permaneció clavada en el
lugar . Cualquier reacción brusca podía ser peligrosa para ella misma y para
Chloe.
“Sólo dos mujeres se han atrevido a rechazarme,” él concedió finalmente.
“Vos fuiste una .”
“ Y qué otra mujer fue lo suficientemente tonta como para rechazarte ?”
ella susurró, su voz se quebró sólo por un segundo .
Evenwise sacudió la cabeza y se inclinó más cerca . Victoria sintió su aliento
sobre su piel, sintió la fuerza que emanaba de su tamaño superior. Pero él
parecía decepcionantemente caballeroso, aunque ciertamente no era débil .
Él podría lastimarla si quisiese .
“Realmente, es irónico que vos preguntes eso. Creo que conoces a la mujer .”
Los labios de Victoria se separaron, y no pudo contener su jadeo . Él no
podía estar diciendo que ... , no podía saber sobre su relación con ...
“Su nombre es Chloe Hillsborough,” Evenwise dijo con una sonrisa satisfecha.
Estudiando su rostro, Victoria supuso que el hombre la estaba probando.
Jugando con ella. Y tal vez hasta usando su reacción para una investigación
propia. Aunque lo intentó no pudo evitar empalidecerse y que sus manos
temblasen .
“Quién ... quién te dijo que yo conocía a Chloe?”
El sonrió. “No es así ? Oí que la estabas buscando .”
Cómo él sabía eso ? Fuera del círculo pequeño de personas que conocían su
verdadera identidad, sólo le había contado a Alyssa y Wittingham sabía
sobre su amistad con Chloe.
“ Yo ... yo ... “
Ella se detuvo. Si deseaba ayudar a su amiga, no podía quebrarse ante
ese giro inesperado de los acontecimientos.
“Ella fue una conocida mía muchos años atrás, Lord Evenwise,” ella dijo con
cierta calma.
“Hmmm,” él casi ronroneó . “Bien , si llegas a encontrarla , espero que me
lo hagas saber. Y ahora veo a u protector aproximándose. No queremos que
Baybary se ponga celoso nuevamente, verdad?” él se alejó . “Buenas noches
, mi querida.”
“Buenas noches ,” Victoria repitió .
Cuando Evenwise desapareció entre la multitud, ella soltó la respiración , casi
en el momento exacto en que Justin llegaba a su lado.
“Estás pálido. Él te amenazó ?” él preguntó mientras la agarraba por el codo
y ponía mano alrededor de su cintura.
Victoria se inclinó contra él, deseando poder derretirse en su abrazo.
Sollozar en su cuello. Pero ese no era ni el momento ni el lugar para
desmoronarse.
“No lo sé si ese hombre se llevó a Chloe,” ella susurró. “ pero si lo hizo , nuy
probablemente ella esté muerta.” Ella lanzó una mirada por encima de su
hombro para mirar a Justin, y él se estremeció.
“ Y creo que él puede hacer … que yo sea la próxima.”

Un manto de furia recayó sobre Justin . La idea de que Evenwise amenazase


a su esposa casi lo hizo perder el control que ya venía siendo puesto a
prueba. Sólo el terror en los ojos de Victoria , y el miedo que ella estaba
intentando desesperadamente disimular, lo que lo hizo contenerse.
Ella lo necesitaba en ese momento.
“No dejaré que te haga daño ,” él susurró cerca de su oído . “No dejaría que
nadie te haga daño.”
Ella giró para enfrentarlo , mirándolo con lágrimas en los ojos.
“Justin ... “ ella comenzó a decir .
Entonces sus ojos se agrandaron aún mas cuando algo por encima de su
hombro captó su atención. “Oh Dios querido, Justin. Es mi ... mi padre! Es mi
padre, y está viniendo en dirección a nosotros.”

CAPITULO 24

Lección : Una verdadera cortesana no debe tener familia ni pasado. No le


debe explicaciones ni a su padre, ni a su madre , ni a sus hijos, si los tuviera.

Justin se quedó congelado mientras asimilaba las palabras de su esposa .


Lanzó una mirada a su rostro. Victoria parecía tan horrorizada como él se
sentía
“Él te está mirando ?” Justin preguntó entre dientes. Ella no respondió, pero
continuó mirando fijamente, sus labios rápidamente se pusieron pálidos.
Justin atrapó sus brazos y le susurró, “Victoria!”
Ella parpadeó. “No ... no. Él está mirando tu espalda . pienso que me estás
tapando con tu hombro.”
“ Vete . Vuelve al palco si puedes . Yo te encontraré allá cuando me lo
saque de encima .”
“Pero ... “ella comenzó a decir .
“Haz eso,” él ordenó. “No puedo permitir que él tenga un secreto más con el
cual presionarme .”
Los ojos de Victoria se agrandaron , y él se estremeció . Era una confesión
que no quería hacer. Pero ella no lo cuestionó, simplemente se dio vuelta y
se entremezcló con la multitud , dejandolo a solas para lidiar con su padre.
De alguna manera ese hecho le dio algo de paz. Si ella no estuviese presente,
no tendría la oportunidad de manipular el encuentro. Lo que tal vez
significase que su esposa no deseaba hacer eso.
Justin se encontró rezando para que eso fuera verdad.

“ Aquí estás , Baybary,” Martin Reed gruñó a modo de saludo.


Justin miró al hombre que había odiado por tanto tiempo. tiempo . Se había
puesto más gordo, su rostro estaba enrojecido por el exceso de alcohol. Su
cabello se había afinado desde la la última vez que habían hablado en el
pasillo fuera de la habitación donde Justin había pasado su noche de
bodas . A excepción de sus ojos verdes, Justin no veía nada de Victoria en su
padre.
Lo que lo alegró .
“Qué diablos estás haciendo aquí ? ” Justin preguntó, intentando sonar
enojado en vez de interesado en la aparición súbita de su suegro.
“Dónde está mi hija?” Reed preguntó, su voz ligeramente inarticulada y
muy alta.
Justin agarró su brazo y arrastró al hombre borracho a un rincón antes que
él gritase sus asuntos privados a los cuatro vientos e inadvertidamente
revelase la verdadera identidad de Victoria .
“ Cierra la boca, viejo ,” Justin gruñó .
Los ojos de Reed se iluminaron con un brillo de crueldad. “Tienes que desear
yo cierre la boca, muchacho. Si yo la abriese ... “
Justin lo empujó contra la pared. Miró a su alrededor , pero la mayor parte de
los caballeros ya habían vuelto a sus asientos. Las personas que continuaban
caminaban por allí no podían ver sus acciones porque estaban detrás de una
gran planta.
“Si no eres cuidadoso, no cerraré la boca ,” él dijo inclinándose para hablar
en voz baja .
“No te metas conmigo, no esta noche de todas las noches. Qué estás
haciendo en Londres?”
Justin aflojó la presión de su mano en la garganta de Reed permitiéndole
responder. El hombre jadeó mientras llenaba sus pulmones con aire y
miraba ferozmente a Justin.
“ Oí que mi hija vino a la ciudad,” él explicó mientras se frotaba la garganta
enrojecida. “También oí que tienes una nueva puta a la que estás
manteniendo en una de tus casas. Bajo sus propias narices, Baybary,
realmente eres un degenerado .”
Justin sacudió la cabeza con disgusto. “ Ahórrame tus comentarios
moralistas , Reed. sé de hecho que no hablaste personalmente con Victoria
desde algunos meses después de nuestro matrimonio . Esa fue la primera y
última que la visitaste, entonces no finjas que te interesas por su bienestar.”
Reed sonrió. “Eso puede ser verdad. Pero quiero verla. Dónde está ella?”
Justin cerró los ojos con suspiro . Maldición con ese hombre. El odio hervía
dentro de él ante la mera imagen de Martin Reed, pero no había forma de
evitarlo . Él era como un perro bulldog. No dejaría pasar la idea de ver
Victoria hasta concretarla . Y si Justin no le concedía ese pedido, Reed sólo
aparecería una y otra vez en su vida.
“Su hija está en mi casa,” Justin gruñó . “Probablemente en la cama, que es
donde vos deberías estar, viejo borracho .”
Su suegro dobló sus brazos sobre su pecho . “Quiero verla. Victoria y yo
tenemos asuntos que resolver.”
Justin lo miró fijamente , su boca de repente se secó. “ Asuntos? Que tipo de
asuntos?”
Reed sonrió débilmente . “ El tipo de asunto en el que no te conviene
interferir, si sabes lo que es bueno para vos.”
La mandíbula de Justin se tensó.
“Bien , no la verás por ahora,” él finalmente contestó. “Llama mañana a la
tarde. Si ella decide soportar tu presencia, yo no la detendré.”
Reed se alejó . “Muy bien .”
Justin empujó al hombre a un lado y cruzó con pasos determinados en
dirección a su palco en la ópera. Pero antes que pudiera llegar allí , la voz de
Reed lo detuvo.
“ Y podrías pensar en adoptar un tono más respetuoso, Lord Baybary.
Después de todo , no querrías que nada que pueda humillarte a vos…o a tu
familia suceda.”
Justin se detuvo , sus puños se apretaron a los costados, e miró la pared
delante de él con ojos ciegos. Las manipulaciones de ese hombre habían
forzado a Justin a un matrimonio , lo habían atormentado con una verdad
amarga que deseaba nunca haber sabido, y lo mantenían pagando una
suma mensual que le dejaban un sabor amargo cada vez que hacía una
extracción de sus fondos.
Era un acuerdo con el diablo lo que él había hecho . Un acuerdo inevitable.
Le lanzó una mirada letal a Reed por encima de su hombro.
“No presiones tu suerte. Vete a tu casa y duerme para que se te pase la
borrachera. Victoria no querría verte así.”
El entró en el palco para hallar a Victoria ignorando la ópera que se
desarrollaba en el escenario debajo de ellos. Ella estaba caminando
inquietamente en el pequeño espacio, y su rostro mostraba su tormento
interno .
“Qué quería?” ella susurró con voz quebrada.
Justin la miró , sólo apenas manteniendo sus emociones bajo control . “ Vos
le dijiste que ibas a estar aquí en Londres ? ”
Ella retrocedió ante su expresión feroz. “Claro que no. Rara vez
intercambiamos correspondencia . Y ciertamente no le informo sobre mi
planes. No nos llevamos bien desde que ... “ ella se detuvo , y el dolor invadió
su mirada . “ Hace mucho tiempo que no les escribo. Por qué ? ”
Justin buscó en su rostro una mentira, pero no la halló. “De alguna manera él
sabe que estás aquí. Y quiere verte.”
Victoria contuvo la respiración . “Él sabe de mi disfraz?”
“Parece que no .” Justin pasó una mano por su cabello. “ Maldición . Él irá a
mi casa mañana para verte.”
Ella tragó en seco . “Por qué allá?”
Justin sacudió la cabeza. “Preferirías que vaya a verte a la casa que le
concedí a mi amante '? él cree que viniste a la ciudad y que te estás
quedando conmigo. Eso tiene sentido ya que eres mi esposa.”
Victoria cubrió sus mejillas enrojecidas con la mano enguantada y fue hacia la
silla . Sentándose , ella sacudió la cabeza .
“Si, por supuesto.”
Justin suspiró. “Mañana enviaré un carruaje para llevarte a mi casa. Y
haremos la charada para tu padre.”
“Juegos... charadas ,” ella repitió . “Parece todo lo que hacemos es participar
en juegos y charadas.”
Justin sacudió la cabeza mientras se sentaba en una silla para ver el resto de
la ópera. “Si, mi querida. De la misma manera que siempre lo hemos
hecho .”

Capítulo 25

Lección 17: Una cortesana y una esposa comparten el mismo hombre pero
no la misma cama.

Victoria contempló el hall de entrada de la casa de Justin , observando con


atención cada centímetro. Su propiedad en Londres no se parecía en nada a
lo que se había imaginado . Por tanto tiempo había fantaseado la vida que él
llevaba en la ciudad, las cartas de Chloe antes de su desaparición sólo había
incrementado las fantasías de Victoria respecto a las costumbres de los
libertinos.
Pero esa casa era elegante Y clásica. Exactamente la clase de lugar con la
que ella alguna vez había soñado vivir muchos años atrás. No había nada
extravagante o decadente en lo que veía.
“Mi lord está en su escritorio, Lady Baybary,” el mayordomo dijo mientras
tomaba su capa.
Victoria no pudo evitar notar el modo discreto en que el hombre continuaba
lanzándole miradas de reojo. Ignoró el el impulso de alisar so vestido o
verificar su peinado en el espejo al lado de la puerta. No era su apariencia lo
que causaba su curiosidad , de eso estaba segura. Hoy no estaba vestida
como la amante de Justin , con los vestidos osados y los peinados llamativos.
Tampoco estaba vestida como una tía solterona y recatada.
Por primera vez en semanas, simplemente lucía unos de los pocos bonitos
vestidos de día que había traído de su casa. Pero de alguna manera se sentía
fuera de lugar.
Tal vez porque aunque estaba vistiendo su propia ropa, el papel ella que
estaba desempeñando no era uno que la hiciera sentir cómoda.
La esposa de Justin .
De reojo , ella captó la mirada fija de una criada . Cuando ella vio a Victoria
mirándola, se alejó ruborizándose . Un calor subió a las mejillas de Victoria
con el conocimiento que los criados de Justin sentían tanta curiosidad
acerca de la esposa ellos nunca habían conocido.
Se recompuso. Tenía un papel que desempeñar y lo haría bien .
“Muchas gracias , eh…”
Ella vaciló con una mirada dirigida al criado que pareció entender sin
necesidad de una explicación.
“Me disculpo , mi lady . Soy Crenshaw. mi esposa es la criada, la señora
Crenshaw. Si lo quiere , puedo traer a los criados para presentárselos .” El
mayordomo sacudió la cabeza mientras aguardaba su respuesta.
Victoria se puso rígida . Entonces el personal no sabía que su visita sería
breve . “Eh ... , no, no creo que eso sea necesario esta tarde, Crenshaw.
Gracias por su oferta.”
El frunció la frente , pero se inclinó ante su respuesta y la llevó por el
pasillo hasta una puerta cerrada. Desde el principio de su caminata por la
casa, Victoria podría haber jurado haber visto las caras de otras personas.
Otra criada en una sala de estar desocupada. Un criado dando la vuelta en
una esquina. Su rubor se intensificó. Toda la casa aparentemente estaba
interesada en su súbita aparición.
Crenshaw abrió la puerta delante de ellos con un movimiento amplio y la
anunció, “Su esposa, mi lord .”
Victoria vio a su marido. Justin estaba sentando en un gran escritorio ,
apartando en un registro de contabilidad. Por un momento , él no miró hacia
arriba , simplemente terminó de hacer lo que estaba haciendo. No se
parecía en nada al hombre seductor que le había causado tantos problemas .
Hoy Justin parecía con un lord en su casa.
Después de firmar unos documentos, Justin se puso de pie .
“Gracias, Crenshaw. Serías tan amable de avisarle a la Señora Crenshaw que
nos traiga té al Cuarto Azul en quince minutos ? Estamos esperando al padre
de Lady Baybary, Lord Reed . Puedes llevarlo allá inmediatamente.”
Si Crenshaw se sorprendió por el tono seco de Justin , su expresión sólo fue
neutral, y no dio ninguna señal de agitación , simplemente asintió con la
cabeza antes de salir del cuarto. En el momento en que la puerta se cerró,
Victoria avanzó .
“Qué diablos le dijiste a tus criados, Justin?”
El rodeó el escritorio con el ceño fruncido . “Qué quieres decir?”
Victoria apretó sus labios con frustración. “Quiero decir que todos me miran
como si fuese parte de una exhibición en una feria . Nunca he visto tantos
criados haciendo tantas tareas en un solo pasillo en toda mi vida.”
Los labios de Justin se curvaron en una sonrisa . “Ah, bien, mi esposa es una
leyenda en esta casa. Algunos de mis criados han oído que existe, pero
nunca habían tenido evidencia. Lamento que te hayan mirado como a una
bruja o esa criatura monstruosa que vive en el lago Ness .”
Victoria lo miró ferozmente por las comparaciones, y su sonrisa se hizo más
amplia.
Victoria dobló sus brazos sobre su pecho , negándose a reírse con él.
“Crenshaw quería saber si me gustaría que me presente a los criados . Ellos
no saben que mi visita sólo durará una tarde?”
Justin estuvo en silencio por un momento largo, mirando fijamente su rostro
con una intensidad que la desequilibró. “Qué piensas sobre mi casa?”
Victoria sacudió la cabeza con sorpresa. Aparentemente Justin tenía
intención de ignorar su pregunta sobre los criados.
“Yo …” ella vaciló.
Si elogiase su residencia, revelaría demasiado ? Admiro tu casa podría
traducirse como ‘ te admiro a vos’ ?
“Vos…” él dijo, levantando las cejas para alentarla a hablar.
“Por lo poco que vi, es adorable,” ella admitió.
“Te gustaría hacer una excursión ?”
Nuevamente, Victoria vaciló. Realmente quería ver parte de la vida que
nunca tendría? La casa que nunca habitaría? Los criados a los que nunca
ordenaría ? Eso no aumentaría su dolor? .
“Si, ” ella finalmente admitió con un susurro. “Pero mi padre ... “
Justin le ofreció un brazo. “Tu padre puede esperar.”
Victoria lo miró fijamente antes de deslizar su mano sobre su brazo.
Guiándola, Justin la llevó de habitación en habitación, mostrándole un bello
cuarto de música con un pianoforte en el centro enfrentando un jardín verde.
Visitaron la formal sala de cenar , así como también una confortable sala
para el desayuno , un lugar donde no pudo evitar imaginarse tomando el té
todos los días.
Mientras iban arriba, el corazón se le subió a la garganta. Con cada cuarto
que visitaban ella sabía cual vendría después. Y cuando Justin vaciló delante
de una última habitación , ella se dio cuenta que el momento que había
anticipado había llegado.
“ Y esta es mi habitación,” él dijo, abriendo lentamente la puerta mientras
soltaba su brazo y se movía al interior.
Victoria miró atentamente el cuarto desde afuera. Si entrase, temía que no
saldría siendo la misma. Ver el cuarto de Justin , el lugar que él nunca
compartiría con ella, parecía una experiencia lacerante.
Pero también era una idea atractiva, seductora, y su curiosidad le ganó a su
prudencia. Victoria entró .
Nuevamente, se sintió sorprendido por cuan diferente era ese cuarto de la
recamara decadente que se había imaginado . Las cortinas estaban corridas
a un lado, permitiendo que la habitación se iluminase con la luz dorada de la
tarde. Había una cama grande, tan grande como para albergar tres o cuatro
personas adultas, esa idea le causó un calor en las mejillas . Caminó en
dirección a la cama como si no pudiese controlar sus pasos.
Con una mano temblorosa, tocó el cobertor blanco nieve y lo halló suave e
invitante. Sólo podía imaginar cuan atractivo su marido se vería con su piel
bronceada contra ese blanco . Su cuerpo …o el de alguna otra mujer…o una
docena de mujeres …uniéndose a él debajo de esas sábanas .
“Victoria?” él preguntó detrás de ella.
Ella giró para enfrentarlo y lo miró de arriba a abajo . “Cuántas mujeres han
compartido con vos esta cama ?”
El se sobresaltó con la pregunta, y su mirada se movió hacia donde ella
estaba parada con los dedos apretados.
“Ninguna,” él finalmente dijo.
Victoria parpadeó ante esa obvia mentira. “ Cuán idiota crees que soy ,
Justin? Aunque no hubiese sabido de los relatos de primera mano de Chloe
sobre tus actividades antes que viajases a Francia , nunca creí que fueses
un santo. Verdaderamente esperas que yo crea no tuviste a ninguna mujer
en esta cama con vos? Cuántas? Diez? Cincuenta ? Cien? Creí que
estábamos mas allá de estas mentiras insignificantes .”
Justin avanzó . “Chloe te habló sobre mí ?”
Su rubor se intensificó , y ella giró su rostro de modo que él no viese el dolor
que esos relatos alguna vez le habían causado . “Si.”
“Si hubiera sabido, yo habría ... “él se detuvo y volvió su rostro hacia el
suyo. “Nuestro matrimonio nunca fue un matrimonio verdadero, Victoria,
pero yo habría sido más discreto si hubiera sabido que vos estabas
enterándote cosas de mi vida.”
Victoria frunció la frente. “Por qué ? ”
Justin vaciló. “Porque no habría querido lastimarte. Y sin importar que clase
de relación tengamos , estoy seguro cosas de tu marido…”
Ella encontró su mirada neutralmente. “ Hablas de infidelidades?”
Justin vaciló. “Si. no es algo fácil de soportar.” él sacudió la cabeza . “El
modo en que te traté ... no me causa ningún orgullo ....”
Ella tomó una respiración profunda mientras lo observaba con ojos muy
abiertos. Nunca había imaginado que él admitiría verguenza para su
conducta , que se disculparía haberla lastimado.
Aunque nada respecto a Justin se ajustaba a lo que había imaginado en su
mente. No era un demonio insensible y sensual. Era un hombre. Con fallas,
pero no más fallas que ella . Después de todo , ella no le había mentido ? No
le había ocultado secretos dolorosos ? Y cuando había llegado e a Londres,
no había actuado sin considerar como lo iba a afectar a él? .
De hecho, se había comportado de un modo que sabía que lo iba a lastimar
y a enojar a él.
Juzgando por la admisión de Justin del día anterior que su padre tenía un
secreto con el cual lo amenazaba , tal vez el comportamiento insensible de
su marido venía de algo mucho más profundo de lo que ella creía.
Seguramente desde su llegada a Londres , ella había llegado a conocerlo
mejor. Había llegado a respetar su lealtad para con sus amigos. Había
llegado a disfrutar su inteligencia aguda. Y había llegado a ansiar su
contacto.
Justin había comenzado a gustarle , a pesar de sus mejores intenciones de
mantener una distancia con él.
“Respecto a esta cama,” él dijo, moviéndose mucho más cerca . “Nunca
traje a una mujer aquí. Y eso es la verdad.”
“Por ... por qué ... ? ” ella susurró.
Justin tomó una respiración profunda. “Esa cama era para ser compartida con
mi esposa,” él explicó, su voz era áspera. “No me parecía correcto.”
Sus labios se abrieron ante esa admisión, pero antes que ella pudiera
formular una respuesta, Justin se inclinó y apretó su boca contra la suya. El
beso fue infinitamente suave , muy diferente a cualquiera de los otros que
ellos habían compartido. Victoria se halló derritiéndose contra él.
“ Te quiero en esa cama, Victoria,” él susurró mientras retrocedía y
enterraba sus labios contra su cuello. “Perteneces allí..”
Ella tomó entre sus manos las mejillas masculinas y lo miró atentamente .
Buscó en su mirada y se sintió perpleja por qué lo que halló en las
profundidades de esos ojos marrones oscuros.
Por una vez, Justin no estaba jugando con ella. Si ella fuese a esa cama con
él, él estaría reivindicándola como su esposa de un modo muy diferente .
Por una vez, ella sería una esposa real y no sólo en papeles.
Ella sería suya.
Se miraron a los ojos . Pero un leve golpe en la puerta de la habitación los
interrumpió.
“Mi lord ?” Se oyó la voz de Crenshaw desde el corredor. “ Está en su
habitación?”
Justin cerró sus ojos maldiciendo en silencio . “Si, Crenshaw, qué pasa ? ”
Debería haber habido algo especial en el tono de Justin , pues el
mayordomo no abrió la puerta. “El padre de Lady Baybary ha llegado y está
aguardando en el Cuarto Azul.”
“Gracias, ” Justin contestó mientras soltaba a Victoria y retrocedía . Ella se
sintió fría con la pérdida de su contacto. “Debemos ir con él.”
Ella asintió con la cabeza . “Si, no le gusta que lo dejen esperando.”
Dándose vuelta, Victoria sintió el calor de un rubor ardiendo en sus mejillas.
Algo había sucedido entre ellos, y ahora no estaba segura de como
comportarse. Estaba confusa, atrapada por emociones que no había
esperado. Un momento para componerse le haría muy bien.
“Justin, tal vez debería hablar con él a solas. No lo veo desde ... “
Ella se interrumpió , no estaba segura de como explicar cuanto tiempo había
visto a su padre ni el por qué. Todavía no se animaba a derribar uno de los
muros restantes entre ellos.
Justin la miró fijamente . “Quieres estar a solas?”
Ella se sobresaltó ante la agudeza de su tono. “Si. por lo menos por unos
minutos .”
El asintió lentamente. “Por supuesto. Seguro , ve con él.”
Victoria miró a Justin, advertida por su tono, pero su rostro estaba totalmente
sereno.
Finalmente, ella fue en dirección a la puerta y lo dejó para unirse a su
padre.

Justin caminó inquietamente en su habitación, manteniendo una guerra


dentro de sí mismo. No sabía por qué había paseado a Victoria por los
cuartos, ni por qué había admitido que ninguna otra mujer había estado en
su cama. Pero básicamente, estaba perplejo porque le había admitido que
quería que ella compartiese esa cama con él.
No era que no fuese verdad, todo lo que había dicho era verdad, pero
todavía no estaba seguro de que podía confiar en ella , y abrirse a un
mundo de dolor potencial.
Cuando ella le había dicho que quería ver a su padre a solas, se había
sentido advertido por la desconfianza. Por todo lo que sabía , ellos dos
estaban planeando algo contra él o planeando revelar el secreto de su padre
del modo que causase más daño.
Justin paró de caminar y de pensar en su esposa. Era extremamente fácil
conjurar una imagen de su rostro adorable. Podía visualizar cada detalle de
sus labios , de su cabello y de su cuerpo .
Pero por primera vez, no podía visualizar a Victoria tomando parte en una
traición destinada a lastimarlo.
Desde su llegada en Londres, ella había demostrado ser valiente, gentil ,
decente — todo lo opuesto a Martin Reed. Mierda , ella estaba corriendo
grandes riesgos por una amigo perdida, exponiéndose grandes peligros
para hallar a una mujer que podría estar muerta. Eso sólo hablaba de una
lealtad que Justin dudaba que su padre pudiera entender .
Aún así tenía preguntas dando vueltas. Dudas que lo acechaban. Aunque
estaba comenzando a desear que pudiese dejar eso de lado y simplemente
despistar su confianza en su esposa.
Miró fijamente la puerta por donde Victoria había partido unos minutos
antes. Si Justin quisiera saber la verdad, todo lo que tenía que hacer era ir
al cuarto adyacente al Cuarto Azul y escuchar la conversación por el hueco
de la chimenea. Siendo niño, había descubierto ciertos trucos de esa casa.
Una de los cuales era que los sonidos iban de un cuarto al cuarto vecino a
través de los respiraderos de las chimeneas.
Era un acto vil y rastrero , pero si Victoria estuviese diciendo la verdad, él lo
sabría de una vez y para siempre. Y si ella fuese parte de los esquemas de
su padre, entonces podría dejar de perder el tiempo con ella.
De cualquier modo, él sabía juzgar el carácter de una persona por sus
acciones
Sintiendo culpa por anticipada , Justin fue hacia el piso de abajo y tomó su
lugar para escuchar.

Capítulo 26

Lección : Tarde o temprano las mentiras y los secretos salen a la luz ,


entonces debes estar preparada.

Victoria observó como su padre tomaba el té y empujaba un sándwich con


un dedo dentro de su boca. La tristeza y la rabia la dominaron en igual
medida. Tristeza al ver la locura y la ruina en la que su padre había caído
desde que ellos se habían visto por la última vez. Él era una persona aún
más extraña para ella ahora.
Pero su rabia era más profunda. su padre hacía cosas, decía cosas desde su
borrachera, pero eran cosas que nunca podrían ser deshechas. Verlo en
persona era un recuerdo dolorosa de todo aquello. Y la hacía pensar en el
comentario de Justin sobre que su padre tenía algún tipo de secreto con el
que había amenazado a su marido durante todos esos años.
“Por qué viniste aquí, Papá ?” ella preguntó delicadamente.
“Un padre tiene que explicar el deseo de ver a una hija?” él gruñó sin casi
mirarla .
Victoria asintió con la cabeza ante esa mentira. “Considerando que vos ni
siquiera me tomaste la mano cuando entré en el cuarto ... estabas tan
ocupado comiendo mi comida, que de alguna manera dudo que hayas venido
aquí por una encuentro familiar. Vos y yo no hemos sido muy cercanos
desde que Mamá murió .”
La cabeza de su padre se elevó ante la mención de su esposa, y su rostro
mostró una mueca de dolor.
“Muy bien ,” él dijo con el ceño fruncido . “Si no quieres oír cortesías, te
cuento que vine aquí con un propósito. Quiero que tu marido me aumente la
cuota mensual, pero él se niega a oír mi pedido . Entonces fui a Baybary a
pedir tu ayuda, pero descubrí que no estabas allá.. ellos me dijeron que
habías viajadoa Londres.”
Los labios de Victoria se separaron con sorpresa.

“ Cuota mensual?” ella repitió, con el corazón oprimido.


Su padre dejó de comer para mirarla fijamente , pero su mirada nunca la
enfocó completamente . Fue entonces que ella se dio cuenta que él estaba
bebido. Lamentablemente, eso ya no era una sorpresa para ella. Se había
convertido en un estado constante en los últimos años.
Pero su borrachera no significaba que él estuviese mintiendo .
“Sabes eso ?” él se rió. “ Lord Baybary me ha estado pagando para que
mantenga la boca cerrada desde que ustedes se casaron . De hecho, el
matrimonio fue parte de nuestro acuerdo. Te aseguré una vida muy
confortable con esa negociación, deberías agradecerme.”
Los labios de Victoria se apretaron . Entonces finalmente sus sospechas
estaban completamente probadas. Desde el principio, ella había creído que
su padre había tenido algún tipo de pelea con Justin. Las palabras enojadas
en pasillo en la noche de bodas había sido la primera señal .
“Eres despreciable,” ella dijo. “Por extorsionarlo con un secreto , por forzarlo
a casarse y por sacarle dinero. Por Dios, Papá , apenas te reconozco .”
Su padre avanzó sobre ella , y Victoria luchó contra el impulso de
retroceder. Su padre la había golpeado algunos veces antes del
casamiento , pero recordó el espanto que cada golpe le había causado.
“ Yo no haría eso,” ella dijo, luchando por mantenerse serena . “Si me
dejases una marca, apostaría a que Justin no te perdonaría eso .”
Su padre se había parado y avanzaba sobre ella. “Cómo lo sabría?” él se
burló . “Él sólo te tocó la primera noche, verdad ? ”
Victoria dobló sus brazos sobre su pecho . “Estoy aquí en su casa ahora,
verdad ? ”
Los ojos de su padre se iluminaron con codicia. “Si, veo que es así. Buena
muchacha, yo sabía que podía confiar en vos. Dale a ese hombre un
heredero y él nunca podrá escaparse de vos. Aunque él te desprecie a en el
futuro, continuará dándote una renta generosa para tus hijos. Una que
podrías compartir conmigo. Te recomiendo que te embarazases nuevamente
en cuanto puedas .”
Victoria empalideció . “Papá !” ella jadeó mientras el dolor invadía su
corazón.
El encogió los hombros. “ Creí que podíamos hablar en confianza. Pasaron
tres años desde el otro bebé. Y vos lidiaste sola con esa situación. El dinero
podrías haberle sacado ... “
“ Basta !” Victoria gritó mientras apretaba los puños a los costados. “No
tienes ningún derecho a hablarme de ese tema ! Ningún derecho.”
“Y que hay de mí ?”
Victoria reprimió un sollozo antes de girar lentamente para hallar a Justin de
pie en la entrada de sala de estar. Sus ojos estaban salvajes, su rostro, pálido.
Estaba mirándola con tanto dolor y ultraje que le llevó a Victoria todas sus
fuerzas para no expresar las emociones que la invadieron.
“Tengo un derecho a hablar con vos sobre nuestro hijo ?” Justin preguntó, su
era tono frío.
“vamos Baybary ... “ su padre comenzó a hablar , avanzando.
Justin se dio vuelta hacia él con tal velocidad y furia que hizo que ambos,
Victoria y su padre , se sobresaltasen.
“Te juro , viejo de mierda , que si no sales de mi casa en este momento, te
romperé cada hueso de tu cuerpo.”
“Baybary ... “ el padre de Victoria dijo, pero sus ojos estaban hinchados. Él
metió la mano en su bolsillo y con dedos temblorosos sacó unas cartas
amarillentas. Sosteniéndolas , él dijo, “No te olvides de lo que sé.”
Los ojos de Justin fueron terriblemente feroces cuando miró las hojas
apretadas en los dedos gordos de su suegro. Victoria se inclinó hacia
adelante , pero a la distancia, no podía distinguir ninguna palabra , sólo la
caligrafía redondeada de una mujer.
“Bastardo de mierda! ,” Justin dijo en voz decepcionantemente baja. “
Trajiste eso aquí ? A mi propia casa?”
Su padre agitó las hojas. “Quería recordarte para ... “
Antes que él pudiera terminar, Justin se lanzó sobre él. Le arrebató las hojas
de las manos temblorosas de su padre, rasgando algunos pedazos que
cayeron al piso .
“Su codicia ha sido tu perdición,” Justin gritó mientras caminó hacia el
fuego y lanzaba las cartas hacia las llamas . “Nunca forzarás mi voluntad
nuevamente.”
Las cartas no ardieron inmediatamente , sino que se deslizaron en los troncos
irregulares. Su padre corrió lanzando un grito “No !”
Justin no se movió mientras observaba a su suegro caer de rodillas. Al
principio él intentó tomar las cartas con una mano, pero todo lo que logró
fue quemarse. Entonces él tomó el atizador de la chimenea y lo usó para
arrastrar las hojas que no estaban completamente consumidas . Las cartas
ardieron sobre la fina alfombra persa , los bordes estaban ennegrecidas,
pero unas pocas palabras en el centro estaban intactas.
“Papá !” Victoria jadeó . “Para con esto!”
Ni Justin ni su padre parecían reconocer la presencia de ella en la sala . Su
marido agarró a su padre por el cuello de su saco, alzándolo y alejándolo de
los documentos que ardían. El atizador todavía estaba en su mano y salió
volando cruzando del cuarto. Golpeó un espejo y los vidrios llovieron sobre
el piso .
“Sal de acá !” Justin rugió.
Victoria cubrió su boca, demasiado impotente como para hacer algo mas que
observar. Nunca había visto a Justin en ese estado . Enloquecido , fuera de
control, y absolutamente conmovido . Algo se había quebrado dentro de él.
Un quiebre que ella había causado . Que la familia de ella había causado.
Justin arrastró a su suegro hacia la puerta y lo empujó por el corredor. “Esto
está terminado, viejo infame .”
Victoria casi esperaba que Justin persiguiera a su padre cuando él dejó la
casa , pero Justin cerró la puerta con un golpe y volvió a la sala donde estaba
ella.

CAPITULO 27
Lección: No es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.
Incorrecto. Hay verdades muy tristes y encima no tienen remedio.

El rostro normalmente sereno de Justin estaba oscurecido por las emociones.


Emociones que Victoria no quería conocer . Pero no podía eludirlas . Ella era la
responsable de esas emociones , y finalmente había llegado el momento de
enfrentar el caos que ella había causado.
Justin caminó lentamente. Paso por paso, como si necesitase de todo su
control para hacer esos simples movimientos.
“Cuéntame , Victoria. Dime la verdad,” él dijo . No hubo ningún grito para
ella, nada parecido a la ira que le había demostrado a su padre.
Victoria casi habría casi preferido la rabia externalizada. Tomó varias
respiraciones profundas, luchando por contener las lágrimas calientes que
ardían en sus ojos .
“Justin ... “ ella susurró.
“Tuviste un hijo mío ? Tengo un hijo o una hija que no conozco ?” él rugió,
finalmente sus brazos la tomaron y la empujaron contra él. Pero no había
violencia en su contacto, sólo desesperación.
Victoria se odió cuando las lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas .
La última cosa que quería era que él pensara que ella estaba intentando
manipularlo con sus emociones.
“No ... no, Justin,” ella balbuceó, sofocando el dolor. “No tienes ningún hijo.”
El la soltó y ella tambaleó hacia atrás, pasando una mano por su cabello. “Tu
padre dijo que debías embarazarte nuevamente, Victoria. Él habló de otro
bebé. Esa criatura no era mía, entonces ?”
Ella vaciló. “Te dije nunca hubo otro amante mas que vos.”
Justin sacudió la cabeza y se rió, pero sonido era cualquier cosa menos
agradable. Era sombrío e irreconciliable en esa sala silenciosa . “ Me dijiste
tantas cosas, Victoria. Me mentiste tantas veces.”
“No estoy mintiendo!” ella sollozó .
Eso era un secreto que ella había mantenido durante tres largos años. Y
Justin merecía saber la verdad. Era la única cosa que podía darle ahora, sin
importar cuan quebrado estuviese su corazón para relatar la peor
experiencia de su vida.
“ Vos y yo tuvimos un …” ella vaciló. “ ... una noche maravillosa, por lo
menos para mí. Cuando partiste , deshiciste cualquier sueño que yo tenía
de hallar nueva felicidad para mi vida. Al principio, fui muy desgraciada No
sabía cómo manejar una casa, en todo lo que podía pensar era en cuan
indeseable debía haber sido yo para vos, pues prácticamente saliste
corriendo de nuestra cama matrimonial y te volviste a Londres con tus
amantes ....”
“Entonces me escondiste una criatura como castigo?” él dijo entre dientes.
“No !” Victoria se hundió en los almohadones del sofá y ausentemente cortó
un hilo suelto en la costura de uno de ellos . “Después de un mes, me dí
cuentas que no tenía mis menstruaciones. Creí que era por todas las
tensiones que estaba pasando . Pero en el segundo mes, cuando empecé a
tener otros síntomas de embarazo, ya no pude escaparle a la verdad. Quería
contártelo, pero cómo podría hacerlo ?”
Justin se alejó inquietamente de ella, chasqueando su lengua con disgusto.
“Podrías haberme mandado un mensaje. Un mensaje que dijera ‘Justin, estoy
esperando un hijo tuyo.’ Era muy fácil de hacer, Victoria.”
Ella sacudió la cabeza . “No era tan fácil. Vos no me querías. Dejaste
perfectamente claro que querías salir de mi vida sin siquiera dar una mirada
atrás. Entonces no tenía ni idea de cómo ibas a reaccionar con semejante
noticia . Te escribí una docena de cartas y las quemé a todas. Las semanas
fueron pasando, y yo atormentaba pensando en cómo comunicártelo . Y en
cómo sobreviviría si vos me respondieses que no me querías ni a mí ni a la
criatura.”
Victoria cerró los ojos y dejó que la culpa la invadiese. Se merecía eso. Su
incapacidad para comunicarle a Justin la verdad siempre había sido su mayor
vergüenza.
“Antes que pudiese decírtelo , algo sucedió.” ella tragó en seco , forzándose
a alejar esos recuerdos horribles. Tenía que relatar la historia. “ Me ... me
desperté con una hemorragia y un dolor terrible. Algunos criados
sospecharon de mi condición, y llamaron a una partera para que viniese a
verme . Era la abuela de Marah, y Marah vino con ella para asistirme . Fue
así que nos conocimos. Pero no había nada quehacer . Perdí el bebé.”
Justin fue hacia la ventana. Lanzó un gemido bajo y doloroso que tocó un
lugar muy profundo dentro de ella. Dios sabía que ella entendía ese dolor.
“Por qué no me lo dijiste antes entonces ?” él preguntó. Ella nunca había
oído ese tono en su voz antes. Un tono tan…quebrado . “Por qué no me
escribiste para decirme lo que pasaba ?”
Ella sacudió la cabeza . “ A diferencia de mi padre, yo nunca quise atraparte
en un matrimonio ,Justin. Perder esa criatura fue el peor dolor de mi vida. No
me había dado cuenta cuanto deseaba a ese bebé hasta que lo perdí . Me
hundí en una tristeza tan profunda que apenas tenía ganas de salir de la
cama, y mucho menos para escribir una carta. Estaba tan mal que Marah le
escribió a mi padre.”
Justin giró hacia ella. “Esa fue la última vez que él te visitó en Baybary.”
Victoria asintió. “ Fue tan horrible. El Quería que yo usase al hijo uqe había
perdido para traerte de vuelta. Me habló de herederos y de dinero de la
misma manera en que lo hizo hoy. Y de mi tristeza surgió una gran rabia.
Le dije que se fuese y nunca mas volviese.” Ella sacudió la cabeza . “Rompí
el último lazo con mi familia, y estaba absolutamente sola en la vida. Pero
de alguna manera eso fue lo que me dio fuerza. Empecé a trabajar en los
asuntos de la propiedad. Hice amigas en el condado. Empecé a vivir
nuevamente, sin desearte. Sin llorar todos los días por la vida que había
perdido y por y todos los sueños que nunca serían.”
“Pero igualmente nunca me lo contaste, ” él murmuró.
Victoria sacudió la cabeza . No había forma de negar ese hecho. Sólo podía
esperar que él llegase a entender las razones de ese silencio una vez que
su shock se disipase
“No sabía cómo hacerlo . Y cuanto más tiempo pasabas, más difícil se me
hacía. En última instancia, decidí que sería inútil contarte lo que había
sucedido.” Ella frunció el ceño . “Y entonces nunca te lo conté.”
“Debería haberlo sabido.”
“Si .” ella mantuvo una mirada fija y acusadora. “De la misma manera que
yo debería haber sabido que estabas siendo chantajeado para casarte , para
consumar nuestra unión.”
Su boca se torció en una mueca y Justin habló irónicamente , “Saber ? Me
estás diciendo que no fuiste parte del inmundo complot de tu padre?”
Victoria retrocedió , su desprecio fue como un bofetada. “Obviamente habrás
escuchando esa parte de nuestra conversación, no oíste esa parte de la
conversación ?”
“Si, claro que la oí.” Justin se dio vuelta y caminó por la sala como un
animal enjaulado. “Pero ahora que sé lo queme ocultabas , me pregunto si
no hay mas cosas que estés ocultando .”
Victoria vaciló, pero no replicó. Se merecía lo que él le decía.
“ Vos deberías haberme informado sobre la verdad de nuestro
matrimonio , y yo también debería haberte comunicado el embarazo . Vamos
a terminar con todas estas mentiras hoy mismo , Justin. Cuéntame qué es
lo que mi padre sabe. Qué había escrito en esas cartas con la que te
chantajeaba?” Victoria se movió hacia los documentos que su padre había
traído ese día. “Quizás yo puedo ayudarte.”
“Ayudarme o a ayudarte a vos misma ?” Justin estalló.
“Ayudarte !” ella gritó, caminando en dirección a él.
Ella lo agarró, pero Justin se zafó .
“Esos secretos obviamente son la cause de ese dolor tan profundo ,” ella
dijo. “Un secreto suficientemente poderoso como para amenazarte. No
quiero ningún beneficio de esto. Pero tal vez si supiera de qué se trata,
podría... “
Justin sacudió la cabeza . “ Podrías, qué? Qué puedes hacer? Qué podrías
hacer si te dijese que mi madre fue infiel en su matrimonio ? Y que esa
indiscreción llevó al nacimiento de mi hermano ? En qué ayudaría que
supieses que ni mi padre ni Caleb saben la verdad ? O que he guardado ese
secreto como un peso insoportable en mi alma desde el momento en que tu
padre me lo arrojó en la cara y me dijo que destruiría a mi familia si no me
casaba con vos?”

Todo lo que Victoria pudo hacer fue mirar fijamente a Justin mientras la
comprensión de sus palabras llegaba a su corazón y a su alma. En todo esos
años ella había intentado descubrir el motivo por el cual Justin se había
casado con ella, pero nunca había imaginado eso. Cuando ella pensaba en
el chantaje, se imaginaba que era sobre algo que Justin había hecho .
Nunca había imaginado que él había vivido toda esa amargura para proteger
a los que amaba. Que no eran no sus propios pecados sino el honor de su
familia lo que lo hacía víctima del chantaje .
“Y la prueba estaba en esas cartas?” ella susurró.
Justin miró las pocas hojas que habían sobrevivido al fuego . “Si. En algún
momento tu madre y la mía fueron amigas, mucho antes de la separación de
nuestras familias. Mi madre le confesó su infidelidad y sus temores respecto
a la ascendencia de Caleb. Aparentemente su padre encontró esas cartas
después de la muerte de tu madre.”
Victoria cerró los ojos con dolor y se estremeció. Dios, todo era tan doloroso.
“Justin,” ella susurró mientras avanzaba , rezando para hallar unas palabras
que decir o algo que hacer para hacerlo entender que ella no formaba
ninguna parte del plan de su padre. Que sentía mucho haberle mentido.
“ Yo ... “
Justin la miró fijamente , sus ojos estaban vacíos de los sentimientos que
normalmente transmitían. Una vez más, ella estaba mirando a un extraño ,
de la misma manera que le había pasado en la noche de bodas .
Sólo que ahora ella sabía lo que era ese hombre . EN las últimas semanas,
Justin había comenzado a gustarle en modos que eran tontos y peligrosos.
“Estoy contenta que de que me hayas contado todo , ” ella dijo finalmente.
“Quizás las cartas mi padre trajo aquí hoy sean la única evidencia que
poseía. Pero si no lo fuesen, haré todo lo que esté en mi poder detener
todo esto. Sé que no confías en mis promesas en este momento, pero lo voy
a hacer.”
Justin soltó un gruñido de descreimiento y se movió hacia el fuego para
observar las llamas. Victoria miró su espalda rígida. Cualquier lazo frágil que
ellos habían construido, se había quebrado en el lapso de meros minutos.
El peso de muchas mentiras, muchos secretos, habían sido demasiado para
ese débil vínculo . Y ahora ellos volvían al punto donde habían comenzado.
Distantes.
Todo el cuerpo le dolía como si hubiese estado en una pelea, su corazón se
sentía lastimado y aplastado. Todo lo que quería hacer era correr. Ya no
podía tolerar más estar en el mismo cuarto con Justin, sabiendo que él la
menospreciaba por sus propias traiciones.
“Lo siento mucho , Justin,” ella susurró antes de ella girar. “ Sé que no es
suficiente. Pero es todo lo que tengo.”

Poco tiempo después que Victoria hubiese partido él la había oído decirle
adiós a Crenshaw en el pasillo, Justin permaneció mirando con ojos ciegos el
fuego. Las hojas de las cartas de su madre todavía estaban desparramadas
sobre el piso , sus bordes quemados recordándole su propia vida. El mundo
tan cuidadosamente había construido alrededor que sí mismo estaba
desmoronándose, y no podía hacer nada para detenerlo
Por años, se había preguntado si Victoria sería una mentirosa como su
padre. Hoy ella misma le había demostrado , pero le dolía más de lo que
había pensado posible.
Saber que había mantenido el secreto de un hijo que nunca conocería, un
hijo nunca al que nunca tuvo la oportunidad de llorar, eso era como ser
apuñalado por la espalda. Y aunque entendía sus razones en algún lugar
oscuro de su corazón necesitaba pensar en lo que había perdido y por qué
ansiaba eso tan intensamente, antes de él hablar con Victoria nuevamente.
Y luego él le había contado su secreto. Esa cosa horrible que había colgado
sobre su cabeza como una guillotina por tanto tiempo.
Haber hecho confesión, con todos sus peligros concomitantes , lo hizo
sentir…mejor de alguna manera. Incluso en los momentosen que la había
acusado de ser complice de su padre, Justin sabía que eso no era verdad.
Todo lo que Victoria había dicho cuando no estaba consciente de su
presencia dejaba eso perfectamente claro, ella sólo había sido una víctima
de las manipulaciones de Reed, no una conspiradora. Y Él sabía en el fondo
de su alma que Victoria nunca repetiría su secreto .

“Mi lord ?” La voz de su mayordomo sonó tentativa detrás de él , en el área


de la entrada.
Justin se pasó una mano por la cara. No estaba preparado para enfrentar a
sus criados en ese momento. Se sentía demasiado conmocionado .
“No ahora, Crenshaw. necesito un momento a solas .” Justin se inclinó para
juntar la evidencia que todavía existía y finalmente la destruyó
completamente . Pero cuando no oyó que su criado se retirase, él se
enderezó y observó al hombre. “Qué pasa ? ”
“Lo siento mucho , mi lord . Normalmente no me atrevería a desobedecer
sus órdenes, pero tiene una visita ... “ El mayordomo cesó bruscamente.
Justin miró a su alrededor . La sala era un desastre. Vidrios rotos por el
cuarto, papeles desparramados y muebles caídos. Cómo le explicaría eso a
un visitante indeseado?
Especialmente cuando él mismo apenas podía respirar.
“ Dile que no estoy en la casa,” él dijo en voz baja. “Dile a quien sea que no
estoy .”
“Perdóneme, mi lord, ” el mayordomo dijo. “ Yo eh ... asumí que no
deseaba ver a nadie y le dije eso, pero él se rehusa a partir. Dice que ... “
Antes que el criado pudiera terminar, Alexander Wittingham entró
repentinamente en el cuarto, empujando a Crenshaw a un lado sin nada
mas que una mirada de soslayo .
“Bastardo canalla !”
Justin reprimió una carcajada amarga. Ese no era su mejor día.
“Vete , Crenshaw. Yo lidaré con mi querido amigo, el vizconde.”
Crenshaw salió del cuarto con una expresión de preocupación, y cerró a
puerta detrás de sí .
“Qué pasa?” Justin preguntó, sin ningún humor para tener una conversación
cortés .
Wittingham avanzó sin dar una sola una mirada a la destrucción que lo
rodeaba . La frente de Justin se arrugó. Cuando el vizconde se acercó , vio
que estaba sudando y estaba muy pálido.
Wittingham agarró el brazo de Justin y lo sacudió . “Sabes que diablo
hiciste?”
Justin se zafó del asimiento del hombre. “ últimamente he hecho tantas
cosas que necesitarás ser más específico.”
“He estado haciendo una investigación por Londres y otras ciudades
circundantes buscando a Chloe Hillsborough.”
Justin se congeló. Cómo Wittingham sabía eso?
“ Yo ... “ él comenzó a decir .
“No te molestes en negarlo, sé que es verdad,” el otro hombre dijo entre
dientes. “Y gracias a tu investigación, Chloe está en más peligro que antes.
Y has puesto a tu esposa en peligro también.”
Justin miró fijamente a Wittingham por un momento largo antes de
enderezarse completamente.
“Mi esposa?” él preguntó con un tono suave fingido.
Wittingham sacudió la cabeza . “Me llevó un tiempo armar el rompecabezas ,
pero sé que ella es la cortesana ‘Ria ' . Ella es tu esposa exiliada , Victoria
Talbot.”
Justin dobló sus brazos sobre su pecho . “ Me ofende ese comentario,
Wittinghan. Estás llamando cortesana a mi esposa ?”
Wittingham hizo una mueca . “No tenemos tiempo para esto. Sé que es tu
esposa porque Chloe acostumbraba a hablar con grande fervor de sus
amigos en Baybary. Victoria Talbot era una de esas amigas. Ahora , quieres
ayudarme o no? En este mismo momento Evenwise podría estar haciendo un
movimiento hacia Victoria o Chloe , o ambas.”
La sangre de Justin se congeló cuando pensó en reputación perversa de
Evenwise. Cualquier rabia que sentía hacia Victoria desapareció cuando se
la imaginó víctima de la ira de otro hombre. Si Wittingham estuviese
diciendo la verdad, no había más tiempo que perder intentando proteger la
reputación de Victoria . No cuando su propia vida podía estar en juego.
Avanzando, Justin dijo, “ Cuéntame qué diablos está pasando , Wittinghan. Y
cuéntamelo ahora mismo.”

CAPITULO 28
Lección : No confundas debilidad con vulnerabilidad. No son la misma cosa.
“Chloe era mi amante,” Wittingham dijo mientras caminaba inquietamente
por la sala. Su tono era sereno, pensativo. “ Yo fui un idiota. Tal vez si le
hubiese sido capaz de darle lo que ella buscaba, si hubiese podido aceptar
... “
“ Basta de divagar y dime cómo eso se relaciona con Victoria!” Justin estalló.
Wittingham lo enfrentó con una expresión conmocionada. “Me disculpo .
Déjame darte una explicación muy breve. Chloe me amaba, pero por
diversas razones no pensé que podría ofrecerle más que mi protección.” él
contó en tono afligido. “Entonces nosotros terminamos nuestra relación.”
Justin estudió el rostro del hombre. Las emociones de Wittinghan eran
profunda , emociones por una mujer que él no podía tener socialmente.
Justin descubrió que podía entender el dolor que vio en esa cara. Desde el
retorno de Victoria a su vida, él frecuentemente enfrentaba las mismas
emociones, aunque hacía un esfuerzo por reprimirlas . Aplastarlas.
“Chloe comenzó a buscar un nuevo protector y posó sus ojos en Darius
Evenwise. Creo que Alyssa la advirtió respecto a sus proclividades,
entonces ella lo rechazó . Pero Evenwise no aceptaría eso. Una noche llegó a
su casa. Y las cosas se pusieron ... ” — Wittingham tragó en seco , había ira
en su mirada “ .... difíciles. Pero ella logró escapar y vino a mí. Yo no podía
hacer nada para detener a Evenwise . Sabes de su dinero y de su poder.”
Justin asintió . No todos lo nobles eran iguales . Su propio título de rango
elevado y sus vastas propiedades le daban gran poder e influencia.
Wittingham tenía mucho titulo y poco dinero. Evenwise no tenía un título,
pero su dinero y sus conexiones la hacían un hombre poderoso y temido.
Wittingham sacudió la cabeza . “Hablé con Alyssa, y ella se ofreció a
ayudarme a esconder Chloe hasta Evenwise cesase de buscarla . Pero él no
lo hizo. Está obsesionado, y determinado a hallarla de cualquier forma
posible. Cuando ‘Ria ' llegó a la ciudad, pensé tal vez que él transferiría su
atención hacia ella.”
Justin avanzó con las manos cerradas en puños a los costados. “Y vos
estabas dispuesto a sacrificar a otra mujer?”
“Por la vida de Chloe? Por supuesto que si . Tal vez eso no sea muy noble,
pero es la verdad.” Wittingham pasó una mano por su cabello. “ Cuando
Victoria comenzó a hacer preguntas, despertó mis sospechas, y estoy seguro
que hizo lo mismo con Evenwise. Cuando él comenzó a perseguirla, creo que
se dio cuenta que ella podría ser Victoria Talbot, la mejor amigo de Chloe.”
Los ojos de Justin se agrandaron. “Cuántas personas saben eso ?”
“Nunca puedes estar seguro, pero creo que sólo Evenwise y yo .”
Wittingham encogió los hombros. “ nadie más está tan interesado en la
verdadera identidad de Victoria . Incluso yo no me di cuenta quien ella hasta
que tuve la oportunidad de escribirle a Chloe . Ella me confirmó la
descripción de la apariencia física de Victoria y su relación con vos. Pero
antes que yo pudiera venir a decirte que Chloe está sana y salva, tu maldito
hermano y Shaw Chloe descubrieron el lugar.”
Justin sacudió la cabeza . “Cuándo? Yo no sé nada de esto.”
Wittingham frunció el ceño . “ Ocurrió esta mañana. Pero eso importa poco, si
Evenwise está al tanto de la investigación de ellos , sus acciones podrían
haberle revelado la verdad a él. Y si él ya sabe la verdadera identidad de
Victoria ... “
Justin ya estaba yendo hacia la puerta, su corazón latiendo ferozmente .
“Entonces podría usarla para forzar un intercambio ! Vamos, idiota .
Vamos.”

Victoria se frotó los ojos antes de tomar otro trago de jerez de la copa en su
mano. Miró fijamente el fuego que se debilitaba. Los criados que Justin había
contratado para “Ria” se habían ofrecido a reavivarlo para calentar el
cuarto , pero ella no quería esto. Sólo quería estar sentada en la oscuridad y
pensar.
“Victoria?”
Ella cerró sus ojos. Marah no iba a permitirle la paz que ella deseaba. Le hizo
una seña a su amiga con la mano libre.
Marah se acercó para enfrentarla. Victoria vio el ceño fruncido y
preocupado de su amiga.
“Podrías decirme qué ha sucedido ?”
Victoria vaciló cuando su amigo lanzó un tronco al fuego. la luz en el cuarto
creció lentamente como las llamas bajas devoraban el leño. Cuando Marah
giró, ella contuvo la respiración .
“Oh, Victoria!”
Victoria giró su rostro, avergonzado porque sus lágrimas habían sido vistas.
Pero no podía contenerlas más . Ellas caían suavemente , mojando sus
manos.
“Qué te hizo él ?” Marah preguntó, su boca se tensó en una línea delgada
mientras le pasaba un pañuelo . “Qué te hizo Justin esta vez ?”
Victoria sacudió la cabeza . “No , Justin no hizo nada para causar esto.”
Marah dobló sus brazos con un bufido de descreimiento. “No eres de llorar,
Victoria. Sólo te vi así muy pocas veces, y cada una de ellas estaba
relacionada con Justin Talbot.”
“Verdaderamente, no es su culpa.” Victoria secó levemente sus ojos y se
forzó a detener las lágrimas . Reunió sus fuerzas y susurró, “Mi padre lo
chantajeó para casarse conmigo , tal como siempre había sospechado.”
“Y estoy segura que Justin le dio bastantes motivos para hacer eso,” su amigo
replicó.
Victoria hundió su mentón con vergüenza. “ Yo creía eso también. Esta
noche descubrí la verdad. No era algo que Justin hubiese hecho. Justin
estaba intentando proteger el honor de alguien a quien ama .”
“Honor ,” Marah se burló. “ Ese hombre no sabe nada de honor.”
Victoria se puso rígida . “ Estás tan equivocada, Marah . Justin podría
haberse retractado de su palabra tantas veces desde que nosotras llegamos
a Londres. Podría haber hallado una manera de librarse de mí sin buscar a
Chloe. Pero no lo hizo.” Victoria tomó una respiración profunda. “Y ahora
él sabe la verdad sobre ... sobre el bebé que perdí. Y me temo que nunca
me podrá perdonar por haber escondido el secreto.”
Marah permaneció en silencio por un momento largo, luego la envolvió con
sus brazos alrededor y la abrazó con fuerza.
“Oh, Victoria,” Marah dijo cuando sus lágrimas finalmente cesaron. “Por qué le
contaste sobre el bebé?”
Victoria la alejó con horror. “Él tiene todo el derecho a saberlo . Ese era su
hijo.”
Marah sacudió la cabeza . “Asumo que él no tomó bien la noticia . ”
Victoria cerró sus ojos, pero no pudo bloquear las imágenes de Justin
quebrado.
“Oh, Marah, deberías haber visto los ojos de Justin cuando le confesé la
verdad. Incluso cuando intenté explicarle la posición en que estaba, sus
ojos estaban tan llenos de descreimiento. Tan fríos. Si él había comenzado a
gustarme, aunque sea un poquito , ese afecto se murió hoy. Yo lo maté , y
tal vez no lo merecía.”
Marah sacudió la cabeza . “No hables así. Vos te mereces todo aquello con lo
que siempre has soñado . Pero tal vez esto es lo mejor . Sabes que Justin
nunca te dará lo que necesitas . Una vez que encontremos a Chloe,
podremos irnos a casa y podrás olvidarte de él.”
“Yo l o amo,” Victoria admitió .
Ahí estaba , ahora lo había dicho en voz alta. La cosa que había intentado
negar, la emoción contra la cual había luchado desde la primera vez que
había visto a Justin en el salón de baile. Y finalmente lo había admitido .
Incluso ahora no le parecía tan chocante , sólo un asunto tan normal como
respirar.
Sólo que respirar no era un ejercicio que sólo podía causarle dolor.
Las Palabras murieron en los labios de Marah, y ella se puso de pie . “No . Oh,
Victoria, no. No puedes querer decir eso. No confundas placer con amor.”
La mirada de Victoria buscó a su descreída amiga. Marah le pareció tan
joven en ese momento. Ella nunca había sentido deseo , pasión o amor por
un hombre , algún sentimiento que amenazase con consumir todo lo que
había a su alrededor .
“No estoy cometiendo un error. Desgraciadamente lo que siento es real.”
Victoria sacudió la cabeza mientras luchaba por hallar un modo de explicar
su corazón. “Desde mi llegada en Londres, ha habido mucho más que
placer entre nosotros . Por años, me construí la imagen del hombre que mi
marido era. Un hombre frío y mezquino , un amante vigoroso, un lord que
podía despacharme como a una criada. Pero cuando vine aquí, me di
cuenta que él es tanto más.”
“Él te abandonó , te lastimó ,” Marah señaló con el ceño fruncido .
Victoria sacudió la cabeza . “Si. Lo hizo. Pero después de oír lo que mi padre
le hizo a él, empecé a entender por qué Justin se rebeló contra nuestro
matrimonio . No puedo decir que yo no habría hecho lo mismo si hubiese
estado en su lugar.”

“ Nunca podrías haber sido tan cruel como él fue ,” Marah objetó.
“ Pero él nunca fue tan cruel como podría haber sido. La noche de nuestro
matrimonio , él fue gentil conmigo cuando podría haber desquitado su rabia
en mi cuerpo como forma de venganza. Y cuando yo llegué aquí, él me
sedujo , pero nunca me lastimó. De hecho, me ofreció su mí protección y
su ayuda. Cuanto más tiempo pasaba con él, más me daba cuenta que
Justin Talbot era mucho más que lo que su reputación me llevó a creer.”
Victoria susurró, “ Y lo amo.”
Marah la miró fijamente , con piedad en sus ojos. Incluso mientras
desaprobaba a su amiga sabía que ese sentimiento no le causaba ningún
placer .
“Qué harás ?” Marah preguntó suavemente.
Victoria encogió los hombros. Se había preguntado eso en el trayecto hasta la
casa. La idea de volver a Baybary y fingir que nada había sucedido la
dejaba vacía.
Pero qué otra opción tenía?
“Siento en mi corazón que estamos cerca de descubrir lo que le sucedió a
Chloe. Y Justin puede ser muchas cosas, pero no va a ... “ Ella se interrumpió
bruscamente mientras pensaba en la rabia y el orgulloso que había en su
rostro cuando había admitido el secreto de su familia. “Él no abandonaría la
búsqueda. Él es un hombre con honor.”
Marah bufó con desdén , pero no dijo nada.
“Entonces haremos nuestro mejor esfuerzo para hallarla, y luego …”
Victoria suspiró. “ Luego vos y yo nos iremos a casa, espero que con Chloe
a nuestro lado. Tengo que volver a mi propiedad. Hay muchas cosas para
mantenerme ocupada allí. Justin volverá a la vida que llevaba antes que yo
me entrometiera en ella. Y yo intentaré olvidarlo .”
Las dos mujeres encontraron sus miradas. Victoria podía ver que su amiga no
creía que eso fuera posible, ni ella lo hacía. Ahora que su corazón había
sido abierto, que su vida había cambiado , ella no podría volver al modo en
que las cosas eran, al punto en que Justin sólo era una fantasía distante.
Ella guardaría ese tiempo breve que habían compartido en su corazón para
siempre..
La puerta detrás de ellas se abrió , y Victoria se puso de pie , casi feliz porque
esa interrupción la sacaba de sus pensamientos tristes. Pero cuando ella giró
para enfrentar a quien ella creía sería un criado, se tambaleó en estado de
shock . Allí, tapándola puerta con su enorme cuerpo, estaba Darius
Evenwise.
“Lord Evenwise,” ella jadeó mientras se ponía delante de Marah sin pensarlo.
Sintió que su amiga se agarraba a su falda ante la mención del nombre del
caballero.
“Buenas noches , Ria,” él demoró en entrar a la sala de estar y cerró la
puerta detrás de él. “O debería llamarte Victoria?”
Victoria se congeló.
Evenwise sonrió. “ Aunque tal vez prefieras que te llame Lady Baybary,
después de todo Pero como siento que nos conocemos bien pienso que esa
formalidad no es apropiada.”

Victoria tragó en seco y luchó por hallar su compostura. “ No lo sé de lo que


está hablando . Aunque comparta una cama con Justin , ciertamente no fui
elevada a la posición de Lady Baybary. Debe confundirme con otra
persona.” Victoria lanzó una mirada a la puerta detrás de él. “Cómo entró en
este cuarto sin ser anunciado?”
Las cejas de Evenwise se curvaron. “ es una de las ventajas de tener una
compañía de transporte naviero , uno siempre puede contratar hombres para
la tripulación por un cierto precio. Cuando el salario es suficiente alto ellos
no hacen preguntas.”
Marah reprimió un jadeo y retrocedió un paso tambaleante, mas Victoria
avanzó , sus manos agitando. “Qué le hizo a mi criados?”
El se rió. “No te preocupes , mi querida, te prometo que ningún de ellos
tendrán daños permanentes. Sólo el mayordomo tuvo que ser amordazado
para que los otros no fuesen alertados. Pero él solamente tendrá una jaqueca
cuando se despierte. Los otros están siendo contenidos en la cocina .”
“Contenidos ?” Victoria jadeó. “Por qué demonios necesitaría contener a mi
personal?”
“Porque no quiero ser interrumpido, Victoria,” él se demoró.
Ella vaciló cuand él usó su nombre real por segunda vez. “No tengo idea por
qué insiste en llamarme así.”
“Déjate de juegos.” él sacudió la cabeza y dio una sonrisa como si ella fuese
una niña. “Dejaste tantas pistas en el camino . Cualquiera que prestase un
poco atención podría hacer la conexión que tanto te empecinas en negar. Y,
mi querida, yo te presté atención desde el primero momento en que te vi.”
Su mirada se hizo feroz. “No podía sacar mis ojos de vos.”
Victoria se forzó a continuar mirándolo fijamente , aunque ella quería
escaparse de él y de las implicaciones sexuales de sus palabras. En la
seguridad de un salón de baile o de un jardín, ella podía fingir que ellas no
eran una amenaza. Pero aquí …bien, él podía hacer cualquier cosa que
quisiera, y ella tendría pocos recursos.
Victoria analizó su próximo movimiento. Evenwise estaba demasiado seguro
en su tono de voz como para refutar sus afirmaciones sobre su identidad. Y él
era extremamente grande como para que ella intentase un ataque físico,
especialmente si tenía hombres de una tripulación ayudándolo . Sería
detenida antes que pudiera salir por la puerta, y eso podría resultar en un
daño para Marah o sus criados.
Era un riesgo demasiado grande. Entonces su única opción era para continuar
conversando, mantener a Evenwise distraído … y rezar para que alguien
que pudiese ayudarlos llegase.
Y ella conocía un tema que captaría su interés.
“Dónde está Chloe?” ella susurró, su voz severa cortando la distancia entre
ellos.
Victoria oyó el jadeo de Marah detrás de ella, y Evenwise sonrió. Él cruzó
el cuarto con algunos pasos largos . Sus ojos oscuros brillando con rabia y
lujuria cuando la atrapó por los brazos y le dio una sacudida.
“Mi querida, es por eso exactamente que estoy aquí.”
Ella forcejeó contra su asimiento sin éxito . “Llévame a ella, bruto,” ella
estalló, toda sus emociones de ese día tan difícil salieron a la superficie.
El la empujó a un lado con un suspiro largo, y ella se tambaleó para
mantener el equilibrio. “Si pudiera.”
Victoria se frotó los brazos donde él la había sujetado .
“No finjas que no sabes donde está ella. Sé que te la llevaste .”
El sonrió, pero no había diversión en su mirada en blanco. “Quería
llevármela . Quería tenerla conmigo, pero ella no permitiría eso. Yo no soy el
responsable de su desaparición . Alguien me escondió a Chloe .”
Una oleada esperanza invadió a Victoria. Evenwise estaba tan enojado, tan
tenso, que ella tendía a creer en su declaración de que no tenía encerrada a
Chloe .
Victoria pensó una vez más en Alyssa y sus comentarios sobre salvar a
mujeres en situaciones peligrosas. Chloe podía estar vivo. Sana y salva.
Evenwise la miró intensamente . “Pienso que tu marido y sus amigos
pueden haberla encontrado en su búsqueda. Entonces vos vendrás conmigo,
y todos nosotros haremos un intercambio amigable.”
El avanzó , y Victoria se colocó delante de Marah nuevamente. Su amiga no
se movía , y su lengua normalmente afilada había estado muda por
demasiado tiempo . Aun sin mirarla, Victoria sabía que Marah estaba
totalmente aterrorizada.
“No tienes que ser herida si simplemente no me causas ninguna dificultad .”
Evenwise la miró intensamente . “Pero si te resistes , me aseguraré que
sientas toda la extensión de mi ira.”
“ Estás loco si piensas que iré contigo,” Victoria dijo con una carcajada
amarga. “Nunca permitiría que Chloe cayese en tus garras .”
Evenwise se dio vuelta y agarró un florero de cristal de la mesa más cercana.
Con un gruñido, lo lanzó volando a través del cuarto. Lo quebró contra la
puerta, dispersándolos pedazos de vidrio en el piso . Victoria dio un paso
atrás, levantando su mano para proteger su rostro cuando los vidrios
cayeron . Marah se aferró a ella con un grito ahogado.
“No me hagan perder el tiempo ,” él dijo, su tono de repente suave, pero ni
remotamente sereno. “Tengo modos para convencerlas de hacer lo quiero.”
Victoria levantó su mentón en un desafío mudo.
Nadie iba a venir . Esa era una esperanza estúpida. Justin estaba demasiado
enojado como para hacer alguna tentativa de contactarla por algunos días.
De acuerdo a sus palabras, su hermano iba a estar vigilando la casa, pero
como que Caleb no había volteado la puerta para venir a salvarlas, ella tenía
que asumir él estaba herido o que no estaba en su puesto de vigilancia.
Si nadie iba a venir , lo mejor ella podía hacer era partir con Evenwise y darle
a Marah una oportunidad para fugarse para ir a alertar a Justin.
“Muy bien ,” ella susurró, apretando los dedos helados de Marah antes de
comenzar a caminar en dirección a Evenwise.
Marah atrapó su mano. “No ! no! No seas tonta !”
Victoria se soltó de ella . La cara de Marah estaba surcada con lágrimas, sus
labios , pálidos y tembloroso. Nunca había visto a su amiga tan asustada, e
intentó darle una sonrisa débil de confianza, aunque sólo sirvió para hacer
que Marah lanzase un sollozo .
“Mi criada está muy asustada ,” ella explicó sin mirar a Evenwise.
Ella mantuvo su mirada fija en Marah con la esperanza de que su amigo
pudiera leer el mensaje tácito de su mirada. Si Evenwise pensaba que Marah
no era una criada, él podría decidir llevarla, también.
Victoria enfrentó a su atacante nuevamente. “Pero ella no se resistirá , ni yo .
Si dejas a todos los criados aquí, iré con vos sin hacer esto difícil para vos y
tus hombres. Sólo mantén a mi personal fuera de tus planes.”
Evenwise la miró de arriba a abajo . Él estaba leyéndola, intentando
determinar si ella estaba mintiendo o tomándolo por idiota . Finalmente él
sacudió la cabeza .
“No veo ninguna razón por la que precisaría a alguien mas que a vos,” él
concedió. “Vos sos a quien Baybary ama.”
Ella vaciló ante esa afirmación. Pero si esa mentira la mantenía segura y
protegía a Marah , ella no discutiría ese punto.
“Ahora sólo déjame buscar a mi hombres, y haremos los preparaciones
finales para nuestra partida.”
Evenwise se movió hacia la puerta con una reverencia casi elegante, como si
la estuviese llevando de paseo en un carruaje a Hyde Park. Victoria se
estremeció ante su rápido cambio de humor. Ese era un hombre peligroso.
Y todo lo que podía esperar era poder escaparse antes de convertirse en su
víctima.

Capítulo 29

Lección : Tu cuerpo es el bien mas preciado de una cortesana. Protégelo.

Justin desmontó su caballo antes de llegar a detenerse y estaba a medio


camino de los escalones de entrada a la casa donde había acomodado a
Victoria . Wittingham lo seguía de cerca , cuando el carruaje de Shaw entró
por el camino de entrada.
Justin no esperó a su amigo, sino que pateó la puerta y entró
intempestivamente en hall silencioso . Cuando ningún criado vino a verificar
de que se trataba toda esa conmoción, cuando no hubo ninguna voz
reclamando , su corazón se hundió.
“Victoria!” él gritó al vacío, desesperadamente intentando controlar su
pánico. “Victoria!”
Wittingham lo empujó y pasó. “ Yo iré al piso de arriba.”
Shaw corrió detrás de él , había confusión en su rostro. “Qué diablos está
pasando?” él preguntó. “El criado que mandaste a buscarme fue muy vago
en sus explicaciones.”
Justin le lanzó una mirada . “El criado no sabía más de lo que te dijo .
Victoria puede haber sido capturada por Evenwise.”
La declaración hizo que su estomago se oprimiese.
“Qué ... ?” su amigo dijo en estado de shock .
“Te explicaré todo más tarde. Sólo ayúdame a buscarla.”
Si Shaw quería más información , no la pidió . Él simplemente presionó una
mano en el hombro de su amigo y fue hacia las salas . Justin abrió
violentamente algunas portas en el primer pasillo , dando una mirada en
diferentes cuartos, bibliotecas y salas de estar. En algunas de las
habitaciones , halló muebles tirados , pedazos de objetos rotos, pero
ninguna presencia humana.
Su frustración, mezclada con miedo, casi lo estaba desbordando cuando oyó
un sonido amortiguado en una sala trasera. Con el corazón acelerado, se
apresuró hacia el cuarto y abrió la puerta con un golpe . Lo qué vio adentro
lo hizo detenerse en seco.
Marah Farnsworth estaba sentada en una silla en medio del cuarto. Estaba
atada con sus manos detrás de su espalda , y un pedazo de tela tapándole la
boca y amortiguando sus gritos de socorro. Sus ojos azules encontraron los
suyos, y ella lanzó un grito ahogado.
Saliendo del shock, Justin se apresuró hacia ella. Le arrancó la mordaza de la
boca.
“Todo está bien. Dónde está Victoria?” él preguntó mientras sacaba una
faca de su bota y cortaba las ataduras de sus muñecas y sus piernas.
Marah no respondió, sólo lo miró intensamente , temblando como una hoja .
Con un gruñido, Justin atrapó sus brazos. “Dónde diablos está mi esposa,
Marah?”
“Por qué no la atas a la silla y la golpeas hasta que te responda, bastardo
degenerado ?” Se oyó una voz detrás él.
Justin se levantó y giró para hallar a su hermano en la entrada.
Justin lo miró fijamente .
“Caleb? Por qué no estaba apostado vigilando la casa? Y qué diablos te
pasa?”
Su hermano se rehusó a encontrar su mirada . “ Mírala a ella.”
El se movió hacia Marah mientras entró en el cuarto. Justin siguió su gesto
y miró a Marah nuevamente. Pero esa vez realmente vio terror en ella. Una
joven asustada, temblando violentamente , y sus muñecas cortadas donde
había estado atada .
Caleb lo empujó y pasó al lado de él . Se hincó de rodillas delante de ella.
“Marah,” él susurró, su voz extrañamente gentil. Justin nunca había visto ese
tipo de cuidado en su hermano antes.
Ella lo miró , las lágrimas llenando sus ojos. “ Caleb.”
Su hermano sonrió mientras sacaba un bucle de cabello pegado a su labio.
Ella vaciló pero se relajó.
“Querida, sabes lo que sucedió con Victoria? Dónde está Victoria?” Caleb
preguntó.
Ella sacudió la cabeza . “E...Evenwise,” ella logró decir . “Él vino aquí. Apresó
a los criados. Él dijo que vos sabías donde estaba Chloe y que iba a
llevarse a Victoria para hacer un intercambio.”
“A dónde?” Justin gritó.
El pánico lo dominó mientras sus peores miedos se hacían realidad. Dios
querido, si Evenwise había amarrado a Marah tan cruelmente, qué diablos
haría con Victoria una vez que estuviese a solas con ella ?
Marah vaciló, y su hermano lo miró ferozmente por encima de su hombro.
“Él dio alguna pista sobre donde planeaba llevarla?” Caleb preguntó mientras
sacaba un pañuelo de su bolsillo y lo usaba para secar algunas lágrimas del
rostro de Marah.
Marah sacudió la cabeza . “No . Él trajo a sus hombres ... “su respiración se
contuvo . “Él dijo que ellos me lastimarían si ella no iba con él. Ella intentó
protegerme diciendo que yo era su criada.”
Caleb tocó su mano suavemente, pero no la interrumpió .
Ella miró a Justin. “Él no dijo a donde la llevarían.. Lo siento mucho .”
“No te disculpes,” Caleb susurró.
Justin giró para hallar a Alexander Wittingham y Russell Shaw esperándolo.
Un pequeño grupo de criados aterrorizados estaban detrás de ellos. Por sus
apariencias desaliñadas, era claro que algunos habían luchado con los
intrusos.
Wittingham se acercó a Marah. “ Hallé al personal encerrado en un cuarto
trasero . La muchacha está bien?”
Justin asintió . “ Muy asustada, el bastardo le amarró sus muñecas
demasiado firmemente y le causó cortes, pero ella está bien . Qué piensas de
lo que ella dijo ? Conoces a Evenwise mejor que yo . Dónde llevaría a mi
esposa?”
Wittingham sacudió la cabeza . “Él posee dos almacenes en el puerto.
Deberíamos comenzar nuestra búsqueda allá..”
Shaw sacudió la cabeza . “Estoy de acuerdo. Puedo informarle a mi hermano
de esto ? El Departamento de Guerra podría ser de ayuda.”
“Aceptaré cualquier ayuda para hallar a Victoria, ve a buscar a tu hermano,”
Justin dijo con una sensación de alivio. Cuanto más personas la buscasen,
mas posibilidades tendrían de hallar a su esposa.
Shaw ya estaba yendo hacia el corredor hacia el carruaje que lo esperaba.
“Wittinghan, hay una pistola en la habitación principal,” Justin dijo. “En la
mesa al lado de la cama. Ve a buscarla. Podemos precisarla.”
El otro hombre giró y se alejó corriendo .
Justin se volvió hacia Caleb. “Vamos.”
Caleb no se movió de su lugar delante de Marah. “No .”
Los labios de Justin se separaron con sorpresa. “Pero yo ... “
“ Yo estaba en tu casa, Justin . Es por eso que no estaba vigilando aquí.”
Justin se congeló ante el tono extraño de su hermano. “ De qué estás
conversando? Podemos discutir las razones por las que estuviste aquí más
tarde. Por favor, necesito de tu ayuda.”
Caleb se puso de pie , y lentamente giró. Había un intenso dolor en su
rostro .
“ Deberías haber quemado la correspondencia con más prolijidad.”
“Correspondencia?” Justin repitió confundido.
“O debería decir, la correspondencia de nuestra madre?”
Tambaleando hacia atrás, Justin lo miró fijamente . Tuvo una nausea . Había
estado a punto de destruir los últimos restos de las cartas de su madre
cuando Wittingham había llegado . Una vez que se había dado cuenta que
Victoria estaba en peligro, no había pensado en la evidencia nuevamente.
Pero si su hermano había llegado a la casa , al ver la destrucción en la sala de
estar, habría encontrado las cartas.
“Caleb ...,” Justin comenzó a decir . Caleb levantó su mano solicitándole
silencio.
“Vamos,” Wittingham dijo desde el corredor mientras iba hacia la puerta del
frente. “No tenemos tiempo que perder.”
De repente el dolor Caleb se desvaneció de su cara. Él enderezó sus
hombros.
“Ahora mismo la prioridad debe ser Victoria.” él volvió su atención a Marah.
“Yo estaré aquí. Alguien debe quedarse en caso que Evenwise vuelva con sus
hombres.”
Con esas palabras, Marah se estremeció. Justin apretó los labios . Caleb tenía
razón . No podía dejar la casa desprotegida hasta que ellos estuvieran seguros
que Evenwise no podía lastimar a nadie mas .
Pero la idea de abandonar a su hermano ahora…
“Caleb,” Justin dijo.
Su hermano miró por encima de su hombro, y los ojos de los dos hombres
se encontraron. Justin estudió el rostro de su hermano, esperando hallar una
señal de como se sentía . Pero no había nada.
“Ve a hallar a tu esposa,” Caleb dijo antes de él volver su atención a Marah
y sus muñecas heridas. “ Vos y yo conversaremos cuando vuelvas.”
Justin asintió. Tendría que conformarse con eso. La seguridad de Victoria era
lo más importante por el momento.

El cuarto olía a humedad y a cuerpos sin bañas. Victoria cambió la posición


incómoda en el suelo duro e irregular, pero sus manos atadas le impedían
quitarse el vendaje sobre de sus ojos.
Ella gruñó su frustración e incomodidad. Uno de los hombres contratados
por Evenwise la había amarrado . Por lo menos él había tenido la decencia
de parecer culposo , a diferencia de Evenwise, quien parecía haber obtenido
un placer perverso en lastimar a Marah cuando la había atado . Victoria se
estremeció cuando pensó en los gemidos de dolor amortiguados de su amiga
como él apretaba las cuerdas. Sólo podía esperar que Marah fuese hallada
rápidamente.
En cuanto a ella …
Intentó oír algo que la ayudase en su fuga. Había estado en ese lugar por
más de media hora, y sin la visión, sus otros sentidos se habían agudizado. El
cuarto era grande, ella podía decir ese por el eco de las voces de sus
captores cuando fue traída adentro .
Victoria apretó los labios con frustración. Si ni ella misma no podía
determinar el lugar a donde la habían llevado , cómo diablos iba a hacer
Justin para hallarla? Él ni siquiera sabía que ella había sido capturada. Podría
pasar un día o más antes que alguien empezase a buscarla. Y Dios sólo sabía
lo que Evenwise haría con ella.
Su corazón latió violentamente con ese pensamiento. Pero Evenwise había
asegurado que la quería para un intercambio. La mantendría viva por lo
menos hasta que él hiciese contacto con Justin y le exigiese la entrega de
Chloe.
Una vez que hiciera eso, alguien vendría por ella . Tenía que creer eso.
Volvió a enfocarse en el ambiente que la rodeaba . A lo lejos , ella oyó las
voces de los hombres llamándose entre ellos con acentos fuertes . Había
golpes de madera y de metal y ocasionalmente ruidos de agua.
El puerto . Probablemente en una de los muelles a lo largo del río Támesis.
Por los ruidos de pasos, habían varios hombres. Eso significaba que tendría
que ser cuidadosa si lograse hacer una fuga. La última cosa que quería hacer
era correr y caer en las manos de un hombre quizás mas siniestro que
Evenwise.
Oyó el sonido de una puerta abriéndose a su derecha .Poniéndose de pie,
ella giró enfrentar al intruso aunque no podía ver quien era.
“Pareces aterrorizada,” vino una voz hacia ella Inmediatamente ella
reconoció la voz de Evenwise. Él se rió, y le causó un escalofrío . “No te
preocupes, mi querida. Esta noche tu marido recibirá una nota de mi parte,
detallando como puede recuperarte. Asumiendo que él no actúe
estúpidamente , mañana por la tarde estarás segura en la casa de tu
amante, sólo que ligeramente mordida por la ratas .”
Victoria se estremeció ante esa idea , incapaz de contener un pequeño grito
de horror. Ahora que Evenwise había mencionado las ratas, la piel se le erizó.
“Y si Justin se niega ?” ella dijo entre dientes. “Y si él no sabe donde está
Chloe ? O si no quiere entregártela?”
Las botas de Evenwise sonaron cuando él se movió hacia ella. Victoria sintió
su respiración sobre su mejilla cuando él se inclinó sobre ella. “Entonces
vos serás devuelta , sólo que estarás en peor condición. Como castigo.”
Su contacto súbito con su mejilla la hizo retroceder, sólo para hallar que se
hallaba acorralada contra la pared. Su segunda carcajada vibró sonó desde el
otro lado.
El estaba jugando con ella.
“Sabes, eres casi más adorable que Chloe,” él meditó. “Quizás podría
arreglar una manera de mantenerlas a las dos .”
“Sos un bastardo,” ella replicó .
Sus dedos localizaron el ovalo de su rostro, y Victoria jadeó ante el
contacto de su piel con la suya. No tenía modo de evitar el contacto , ningún
modo de luchar. Y ningún lugar a donde correr.
Y él sabía esto.
“Por el modo en que Baybary te mira, debes ser buena en la cama,”
Evenwise continuó , acariciando con su dedo pulgar la línea de su mentón .
“Y él sabe mucho de eso , verdad ? El ciertamente ha estado con muchas
mujeres. Si, tal vez me quedaré con las dos y haremos un trío fantástico en
la cama . Una vez Baybary llegue con Chloe ... “
“Él no vendrá,” ella lo cortó , alejándose de su contacto nuevamente.
“Oh, él vendrá,” él jadeó, esa vez cerca su oído. “Él te ama . Él negociaría
con su propia madre por vos .”
Ella sacudió la cabeza . Eso no era verdad, pero podía ser la única cosa que
la mantuviese viva e intacta .
“Gracias a tu ardid estúpido de hacerte pasar por la amante de Baybary,
nadie sabe quien sos realmente . Como has vivido en el campo durante
tanto tiempo, podrían pasar meses hasta que alguien se diese que cuenta de
tu desaparición. El personal de servicio puede ser fácilmente silenciado con
los métodos adecuados.”
“ Y que hay de Justin?” ella preguntó, su estomago sintiendo nauseas como
su aliento rozó sus labios .
“ Quizás él tenga un trágico accidente cuando llegue el momento de hacer
el intercambio . Si su cuerpo apareciese flotando en el río , apostaría a que
las personas dirían que fue porque él vivía peligrosamente. A nadie le
importaría mucho su desaparición de este mundo.”
Los ojos de Victoria se abrieron ampliamente debajo de la venda. Evenwise
no sólo estaba atormentándola . Realmente tenía intención de hacer eso .
Mataría a Justin mortal si tuviese la oportunidad. La ira creció en ella.
Antes que pudiera decir algo, la boca de Evenwise presionó la suya
cortándole la respiración.
Victoria pensó en Chloe, pensó en Marah. Pero principalmente pensó en
su marido. Justin cayendo al río. Su cuerpo inerte flotando en el agua.
Ella mordió con fuerza hasta que saboreó sangre.
Evenwise se apartó con un rugido de furia .
“Pedazo de puta,” él gritó, y luego su puño hizo contacto con su mejilla.
La mente de Victoria quedó en blanco cuando una explosión de dolor le quitó
toda habilidad para pensar o reaccionar. A través de la neblina de dolor ,
sintió que Evenwise la tomaba por los brazos mientras ellas se deslizaba. Él
la golpeó contra la pared, y otra explosión de dolor nubló su mente . La
golpeó una segunda vez, y luego sólo hubo oscuridad.

Capítulo 30
Lección : Nunca te enamores.
Hay una maldición oriental que sostiene: “Ojalá que te enamores”

Justin ya no fingía que estaba dominado por el pánico.


Había pasado mas de una hora desde que ellos habían descubierto a Marah
atada en la casa de Victoria . Él y Wittingham llegaron a los muelles donde
Evenwise tenía sus almacenes . Desde entonces se les habían unido Shaw y
amigos de su hermano que trabajaban en el Departamento de Guerra.
Pero había pasado una hora frustrante de buscar sin ningún éxito . Cada
segundo en que ellos no descubrían ninguna pista, Justin temía por la vida
de Victoria . Imágenes horripilantes estaban comenzando a invadir su
cerebro. Imágenes horribles de Victoria llena de miedo, herida, y hasta…
No.
El reprimió esa imágenes. Se rehusaba a pensar en su esposa, alguien tan
lleno de vida, como un cuerpo inerte . Él la hallaría.
Tenía que hacerlo .
“Vos, muchacho !” él gritó a chico de cerca de once años que acababa de
salir de uno de los almacenes de Evenwise.
El chico vaciló . Estaba muy sucio y era muy delgado.
“Qué quieres ?” él gruñó, dándole una mirada letal que Justin sólo podía
asumir que era defensiva.
“Viste a una mujer por los alrededores ? ” Justin preguntó.
El chico tosió y lanzó un carcajada . “Que tipo de mujer le gusta? Gorda ,
flaca? Rubia o Morena? ”
Justin apretó los labios . “No una prostituta, muchacho. Una dama. Y ella no
vino aquí de propia voluntad.”
El chico arrugó la frente con confusión. “Volun... qué?”
Justin sacudió la cabeza . “Ella seguramente se resistía .”
El rostro del chico siguió pasivo, y miró fijamente a Justin. “Y cuánto vale
esa información para vos?”
El miró al chico de arriba a abajo . “Veinte libras.”
El chico dio un paso atrás. “ Mi Lord . Si, conozco a esa palomita.”
El corazón de Justin saltó en su pecho cuando se inclinó más cerca . Quería
sacudirlo y exigirle , pero recordó el comportamiento sereno de Caleb con
Marah e intentó refrenar sus emociones.
“Cuál es tu nombre?”
“Por qué quieres saberlo ?” El chico preguntó desconfiadamente.
Justin sacudió la cabeza y lanzó una mirada dura.
El encogió los hombros. “Tom. Puedo tener mi dinero?”
“ La mitad ahora,” Justin dijo mientras metía la mano en su bolsillo . “ Y la
mitad después de hallarla.”
Tom pareció considerar esa idea por un momento , luego encogió los
hombros. “Es una trato justo .”
El tomó el dinero que Justin le extendió y lo metió en su bota .
“Dime lo que sabes,” Justin dijo.
“Mi primo trabaja para Evenwise,” él dijo, moviéndose en dirección al
almacén . “ Yo vine aquí a traerle algo , y él me dijo que Evenwise le pagó
buen dinero para entrar en la casa de una dama y llevársela. Él se sintió
realmente mal por hacer eso.”
Justin apretó los puños ante la idea de Victoria siendo tocada por algún
matón miserable.
“A dónde llevó a esa dama ?” él preguntó, midiendo su tono.
“No lo sé.” El chico encogió los hombros. “'Y yo tenía que volver a trabajar
antes que él pudiera contarme .”
Justin apretó los dientes. “ Puedes mostrarme que a tu primo?”
El chico lo miró con desconfianza. “No va a matarlo , verdad?”
Justin retrocedió con sorpresa ante el tono serio de la voz del muchacho .
Era el sonido de la voz de alguien que había visto mucha muerte. “No .”
“Júrelo ,” el chico presionó. “ Mi primo tiene que mantener a su madre
enferma. Si él muere, ella no tendrá sus medicinas. Júrelo.”
Justin suspiró. “Te juro que no lo lastimaré. De hecho, solamente quiero
recuperar a la dama , y te prometo que ya no tendrán que preocuparse por la
medicina de su madre . Ese es un trato justo ?”
Los ojos del chico se abrieron ampliamente , pero vaciló. “Lo promete?”
Justin extendió su mano. “Te doy mi palabra de caballero.”
Tom pareció considerar eso por un momento antes de extender su propia
mano .
“Es un trato. Vamos!” él gritó antes de salir corriendo en dirección al
almacén .
Justin apresuró sus pasos para acompañar al chico . Vio a otro joven
cargando bultos pesados , y aun a la distancia , Justin podía ver la expresión
triste en el rostro del muchacho.
“Ese es Wren ,” Tom susurró.
Justin tocó el cabello sucio de Tom. “Buen muchacho. Ahora aquí tienes ,
toma las otras diez librea.” Le lanzó al chico el resto del dinero y le dio una
de sus tarjetas personales. “ Ven a esta dirección mañana. Para arreglar lo de
los remedios . Sabes leer?”
“No . Pero la señora Quincy de la taberna sabe leer. Ojalá encuentre a su
dama !” Tom metió la tarjeta y el dinero en su otra bota ya corría hacia la
multitud que transitaba por el muelle .
Justin caminó por el muelle lentamente. Los hombres que estaban
trabajando apenas le prestaron atención mientras se aproximaba al joven
llamado Wren .
“Qué quiere , caballero ?” él preguntó secamente cuando Justin se paró a su
lado.
“Cuánto te pagó Evenwise para llevarte a mi esposa?” Justin preguntó en
voz baja.
El joven se ruborizó violentamente . “ Yo ... yo ... “ él balbuceó, mirando a la
distancia.
Justin atrapó su brazo y lo mantuvo en su lugar.
Con un suspiro, Justin pensó en la promesa que le había hecho a Tom.
“Dile a estos muchachos que triplicaré el pago, si me ayudan.”

Justin estudió el pequeño grupo de hombres al lado de las puertas de


almacén . Wittingham y Shaw estaban al frente del grupo , junto con un
puñado de hombres del Departamento de Guerra. Mezclado con ellos había
seis trabajadores del puerto que habían aceptado su oferta de dinero . El
resto de los hombres se habían escapado cuando habían visto la oscura
determinación en la expresión de Justin .
“Ahora escúchenme,” Justin casi gruñó . “Hay sólo una regla. Ningún daño le
puede ocurrir a Victoria. Les juro que si un cabello de la cabeza de la mujer
que amo es tocado por alguno de ustedes , haré que la ira de Dios parezca
mansedumbre. Comprendido?”
Todos asintieron con la cabeza y Justin se quedó mas tranquilo, aunque no
entendía por qué Shaw estaba mirándolo fijamente como si le hubiera
crecido una segunda cabeza .
Dándose vuelta , Justin lanzó todo su peso contra la puerta y la rompió.
El grupo hombres entró gritando al almacén con Justin a la vanguardia.
“Victoria!” él gritó mientras ellos se dispersaban en el amplio recinto.
El caminó rodeando una pila de cajas y halló lo que estaba buscando.
Victoria estaba inclinada a medio camino contra la pared trasera del almacén
. Estaba vendada, sus manos atadas detrás de su espalda , y aunque Justin
no podía ver sus ojos, podía decir por la posición de su cuerpo que ella
estaba inconsciente…o algo peor.
“Hay un bastardo! Intentando escapar por una ventana lateral!” Alguien
gritó , y un grupo de hombres se apresuró en esa dirección. Pero a Justin eso
ya no le importaba.
Corrió al lado de Victoria , arrancando la venda de su rostro . La alzó en sus
brazos y vio su mejilla lastimada y sus ojos cerrados en un sueño
antinatural.
Algo le oprimió el corazón cuando se inclinó para ver si ella todavía estaba
respirando, y nunca se había sentido tan aliviado como el roce suave de su
respiración tocó su oreja .

“Victoria,” él murmuró, sujetándola más cerca . “Victoria, despierta.”


Ella no se movió . Justin intentó no pensar sobre en todos los horrores que
había oído respecto a lo que un golpe en la cabeza podía producir.
“Escúchame , ” él susurró cerca de su oído . “Vos prometiste obedecerme
cuando pronunciamos nuestros votos matrimoniales tres años atrás. Y te
estoy ordenando que te despiertes. Oyeme, Victoria . Te estoy pidiendo que
me dejes amarte ,Victoria.”
Justin separó su cara para mirar el rostro de su esposa, y él se dio cuenta de
lo que acababa de decir. Era por eso que Shaw lo había mirado tan
extrañamente. No lo había admitido una vez, sino dos veces. La amaba.
Antes que pudiera asimilar esa verdad, los ojos de Victoria se abrieron ,
oscuros y sin enfocarse. Ella lo miró con una sonrisa nebulosa.
“Viniste por mí,” ella susurró. “No pensé que vendrías por mí .”
Justin sonrió aunque sus palabras le doliesen en lo más profundo. La creencia
de ella de que él siempre la abandonaría. Ya no más. Nunca más la dejaría
pensar eso.
“Siempre vendré por vos,” él susurró.
“ Muy bien ,” ella dijo. Pero cerró los ojos nuevamente.

Victoria le asintió al no doctor que estaba hablando sin parar mientras ella
yací en la gran cama de la casa de Justin . Habían pasado horas desde que
se había despertado aquí, con su cabeza latiendo ferozmente y su mente
jugando con la fantasía de que Justin le había dicho que la amaba.
Ella logró dejar eso de lado cuando el doctor finalmente partió con sus
indicaciones severas. Cuando él salió, dos mujeres entraron, y Victoria
apenas pudo contenerse.
“Chloe!! ,” ella gritó, mientras una bonita con mujer rubia de ojos marrones
oscuros se lanzó sobre la cama entre sollozos y risas. Por un momento largo,
las dos mujeres se abrazaron , demasiado emocionadas como para ser
coherentes.
Victoria abrió los ojos para ver Marah salir de la entrada de la puerta. Marah
estaba sonriendo, tenía una expresión extraña en la rostro. Algo duro y
distante.
“Ven aquí, Marah,” ella dijo mientras Chloe se separaba de brazos y se
sentaba al pie de la cama de Victoria . “Vos te mereces este abrazo
también.”
Marah se rió. “La he abrazado desde que Wittingham la trajo aquí una hora
atrás. Pero no permití que me contase la historia. Pensé que después de todo
por lo que hemos pasado…” ella vaciló. “Por todo lo que sacrificamos, nos
merecemos oír la historia juntas.”
“Si, cuéntanos ,” Victoria dijo con un carcajada.
Chloe jugaba con el borde de su manga como se había enamorado de
Wittinghan, como había sido acosada por Evenwise, y como finalmente
había sido ayudada por Wittingham y Alyssa.
“Yo le dije a Alex que ustedes estarían preocupadas, pero él no quería
arriesgarse a que yo hiciese contacto con ustedes mientras Evenwise todavía
estaba buscándome . Nunca jamas pensé que ustedes vendrían a
buscarme ,” Chloe dijo con la voz quebrada. “Siento tanto que se hayan
puesto en peligro, Victoria. Lo siento mucho ,disculpen.”
Victoria se inclinó y agarró la mano de su amiga. “ Yo haría todo esto
nuevamente si eso asegurase que volvieses saba y salva . No lamento nada.”
Chloe sonrió.
“Qué sucedió con Evenwise?” Victoria finalmente susurró, temblando
mientras pensaba en su ataque brutal y los momentos finales en los que
había creído que e moriría.
Marah sonrió. “Justin, Shaw, y Wittingham se ocuparon de ese asunto.”
Victoria jadeó . “Él está muerto?”
“No ,” Chloe dijo, tocando su mano. “Pero ha partido en el último barco que
salió de Londres con rumbo a Oriente.” ella sonrió. “Justin se aseguró de que
no volviese.”
“Justin,” Victoria dijo con un suspiro. El hecho que él no hubiese venido
cuando se despertó hablaba demasiado claramente . “Y dónde está mi
marido?”
“Caminando como un león enjaulado ... con su amigo Shaw y su hermano
tan guapo .” Chloe se rió.
Marah vaciló visiblemente , y Victoria la miró con la frente arrugada . Pero
antes que pudiese cuestionar la reacción de su amigo, Chloe agregó, “Marah
dice que crees estás enamorada de él.”
Victoria giró su atención a su otro amigo. “Ustedes dos no discutieron ese
tema en su presencia, verdad ? ”
“Claro que no.” Chloe sonrió tristemente. “Te entiendo, Victoria. Yo también
amo a alguien que no puedo tener. Wittingham ya rechazó mi amor una
vez.”
Victoria suspiró cuando los ojos de las mujeres se encontraron , forjando un
nuevo lazo respecto a los hombres con quienes ellas no podían tener el futuro
que deseaban.
Marah caminó en dirección a la puerta, “Debería dejarlo entrar?”
Victoria negó con la cabeza . “ Necesito un momento más antes de
enfrentarlo .”
Porque no quería que él viese lo que había en su corazón y en sus ojos. Si
todo lo que Justin podía darle era lujuria y piedad, ella no podía a compartir
con él lo que había en su corazón. No sería justo para ninguno de los dos .

Capítulo 31 EPILOGO

Lección : Si vas a quebrar las reglas sugeridas en este libro, hazlo con todo tu
corazón.

Justin observó a su hermano, el silencio entre ellos era como un muro. Caleb
se inclinó contra la puerta de la habitación de en frente del cuarto de Justin,
con un cigarro perezosamente colgando de su boca. La apariencia decía que
él estaba tranquilo como siempre, pero Justin podía ver el dolor en los ojos
de su hermano.
Dolor por las mentiras de Justin en el pasado y dolor por la reciente
admisión de la verdad por parte de Justin .
“Debería habértelo dicho ,” Justin dijo abruptamente. “Pero cuando Reed
me probó que sus afirmaciones eran verdaderas con esas cartas que
encontraste , me partió al medio . Y fui muy cobarde porque no quería
hacerte lo mismo a vos.”
“Eso fue lo que cambió tu relación con mamá y ... “ su hermano se detuvo
bruscamente.
Justin asintió con la cabeza . “Si. Ninguno de ellos sabe el secreto. Era
demasiado duro como para enfrentarlos. Y odié tener que mentirte a vos.
Espero que sepas esto.”
Caleb se quedó mudo por un momento largo. “Supongo que debería estar
agradecido por tu protección. Pero no puedo sentirlo en este momento. En
todo lo que puedo pensar es en como me pudiste ocultar algo tan
importante sobre mi vida durante más de tres años. Nunca me lo dijiste
aunque sos mi mejor amigo.”
Justin hundió su mentón con vergüenza. “Si. Y qué harás con esa
información ahora?”
Su hermano lanzó una carcajada amarga . “ Me estás preguntando si
confrontaré a mamá y le contaré todo a papá ? No. Me uniré a vos en esta
red de mentiras. Pero qué hacer con Martin Reed? Cómo puedes estar
seguro que él permanecerá callado?”
Justin sacudió la cabeza . “ En la conmoción después que Victoria fue
secuestrada, uno de los criados notificó a su padre. Mientras el doctor la
estaba a examinando, tuve una larga conversación con Reed. Él confesó que
esas cartas eran toda la evidencia física que tenía la infidelidad de mamá.”
“Entonces estaba borracho y trajo todas las cartas?” Caleb sacudió la
cabeza . “ Viejo estúpido y bastardo.”
Justin se estremeció ante el énfasis de Caleb en esa última palabra. “Él puede
ser eso, pero de algún modo retorcido ama a su hija. El hecho que yo le
haya salvado la vida parece haber suavizado el concepto que el viejo tiene
de mí. Pienso qye proveyendole pequeño estipendio mensual él mantendrá
la boca cerrada.”
“Hmmm.”
Justin estudió a su hermano cuidadosamente. Podía ver que Caleb todavía
estaba procesando todo lo que había descubierto . Probablemente pasaría
mucho tiempo antes que él verdaderamente entendiese todo eso .
Caleb miró el pasillo en donde Wittingham estaba en los escalones . “Y por
qué él todavía está aquí ? ”
Justin apretó los puños a los costados. Había tanto más que quería contarle a
su hermano, pero no era el momento adecuado .
“Creo que Wittingham le va a pedir a Chloe que sea su esposa,” Justin dijo.
“Parece este es un día de cambios de corazón.”
Caleb giró hacia Justin. “ Y tu corazón ? Antes que hubieses partido para
ocuparse del problema de Evenwise, Shaw me contó que confesaste estar
enamorado de Victoria.”
Justin suspiró , Shaw y Caleb eran mas chismosos que dos viejas matronas.
Dios mío, había enamorado de una esposa que nunca había buscado. Su vida
había sido alterada. Pero ellos realmente podrían superar un pasado lleno de
chantajes y mentiras?
“Amar suficiente?” él meditó en voz alta. “Me casé presionado por un chantaje
y por años la atormenté con el conocimiento de mi infidelidad. Ella me
escondió un amargo secreto que debería haberme contado . Hay lugar para
el amor en una relación así ? Hay futuro?”
Caleb se separó de la puerta y dio un paso en dirección a él. “Por qué no? El
pasado es inalterable, pero el futuro no está escrito. Puedes llenar ese
futuro con relaciones vacías con mujeres que ni siquiera recuerdas al día
siguiente. O puedes dejar de lado lo que sucedió y amar a la mujer que está
dentro de ese cuarto. Es tu elección . ”
Su hermano se acercó para apretar su brazo , luego se dio vuelta para
partir.
Justin lo observó dar algunos pasos antes de gritarle, “Vas a estar bien?”
Su hermano vaciló, sus hombros se encogieron.
“Si, ” él dijo. “Pero no hoy.”
Justin se quedó en silencio mientras observaba a Caleb desaparecer
escaleras abajo. Le iba a llevar mucho tiempo poder recuperar la relación
con su hermano. Pero creía que algún día ser volverían a ser tan cercanos
como lo habían sido en el pasado . Y si eso era verdad, por qué no podía ser
verdad que él podría construir un futuro con Victoria? Sólo había que
intentarlo .
Tomando una respiración profunda, Justin entró en su habitación.

La risa de Victoria se debilitó cuando Justin entró en el cuarto .


“Damas,” él habló,. “Me gustaría tener un momento a solas con mi esposa.”
Chloe y Marah le dieron una mirada , pero no discutieron. Cuando Chloe pasó
por al lado de Justin, él murmuró, “Creo que Lord Wittingham te está
esperando .”
Su amiga empalideció, luego se apresuró a salir al corredor.
Como la puerta se cerró, dejándola a solas con su marido, Victoria se sentó .
Sintió un mareo , pero parpadeó para alejar el vértigo y miró a Justin.
Aunque ellos hubiesen compartido toda clase de intimidad imaginable desde
que ella había venido a Londres, de repente se sintió sin palabras. Se sintió
tímida como había estado en la noche de bodas.
Pero Justin no parecía intimidado . Cruzó el cuarto con pasos largos y se
sentó en la cama a su lado . Tomó su mejilla lastimada con ternura infinita,
y luego su boca estaba sobre la suya. Ella se aferró a él dándose cuenta
como terminarían en pocos minutos .. Él se separó con un gemido bajo.
“Por ... por qué Wittingham todavía está aquí ? ” ella preguntó, llenando el
silencio con una pregunta superficial .
“Él le va a pedirle a Chloe que se case con él.”
Su mirada reflejaba su shock . Apenas pocos minutos atrás ella había estado
hablando con Chloe, sabía que su amiga estaba profundamente enamorada
del vizconde. Y aunque debería haber sentido mucho alegría por la buena
suerte de Chloe, Victoria descubrió que sentía celos.
Chloe tendría el final feliz que deseaba.
Y Victoria iba a terminar sola en una propiedad aislada del mundo.
“Estoy contenta por ella,” ella susurró. “Ella se merece el amor.”
Justin asintió . “Si.”
Un silencio largo se estableció entre ellos, hasta que Justin tocó su mano.
“Victoria, cuando te vi tirada en ese almacén , cuando pensé que podrías
estar muerto ... “ él se interrumpió , y su respiración se estremeció . “ Fue el
peor momento de mi vida.”
Victoria sonrió mientras estiraba su mano para localizar la línea de su
mandíbula con un dedo. “Pero estoy viva. Y tuvimos éxito en hallar Chloe.
Todo lo que nosotros esperábamos sucedió . Y ahora yo ... puedo partir.”
El vaciló. “ Y si te pidiese que te quedes ?”
Victoria tragó en seco mientras lo miraba fijamente . “Hemos compartido
tanto, Justin. Y me estás tentando más de lo que te puedes imaginar . Pero
yo no podría quedarme aquí como tu amante. No es algo práctico. Y aunque lo
fuera ... “
Ella se detuvo bruscamente. Realmente deseaba abrir su corazón a un
hombre que no la correspondía en su amor ? Realmente quería correr ese
riesgo?
“ Aunque ... qué?” Justin preguntó, su tono era serio y su rostro estaba
enfocado en ella.
Ella desvió la mirada . Si iba a hacer una confesión humillante, por lo menos
no quería ver la piedad o la incomodidad de Justin .
“ ... aunque lo fuera, no creo que podría vivir sólo siendo tu amante.” Ella
sacudió la cabeza . “Quiero que ... quiero más que eso. Pero eres libre,
Justin. Siempre lo has sido. Con el tiempo, te aburrirías de mí y buscarías a
otra mujer. Y eso es una cosa que yo podría ignorar viviendo en Baybary.
Pero si yo estuviese aquí … pienso que se me rompería el corazón.”
Justin no dio ninguna respuesta y estuvo en silencio por tanto tiempo que ella
se forzó a mirarlo . Su rostro estaba pensativo, oscuro, pero no había piedad.
“Sabes por qué nunca tomé una amante estable después que nos
casamos?” él preguntó finalmente.
Victoria negó con la cabeza . Esa era una pregunta que la atormentaba. “No .”
El vaciló, como si confesar eso fuera doloroso para él. “Porque créelo o no,
vos me arruinaste la posibilidad de disfrutar a cualquier otra mujer .
Comparé a todas ella con vos…y ninguna estaba a tu altura .”
Victoria tragó en seco . “Pero ... ”
Ele pasó una mano por su cabello. “ Pero desde que vos volviste a mi vida,
fue como si un pedazo de mi mismo hubiese retornado. Algo que nunca
había reconocido que me estaba faltando.” Justin tocó su mentón y
examinó sus ojos oscuros. “Pero ahora no creo que podría vivir sin esto. Es
por eso que no te estoy pidiendo que seas mi amante. Te estoy pidiendo que
seas mi esposa.”
Victoria parpadeó. “Justin, nosotros ya estamos casados.”
El sacudió la cabeza . “ No te estoy pidiendo que te cases conmigo, Victoria.
Te estoy pidiendo que seas mi esposa. No sólo en papeles . No sólo en mi
cama. En mi vida. Con nadie más entre nosotros .”
Sus labios se separaron. Seguramente todavía seguía inconsciente. Esa era
la única explicación a esa situación. Pronto se despertaría, y ese sueño
adorable habría terminado.
“Victoria?” él preguntó, arrugando la frente . “Vas a responderme?”
Ella quiso hablar , pero nada sucedió .
“Justin, no puedes .. estar hablando en serio ... me estás pidiendo, ... ” ella
finalmente balbuceó.
“ Claro que hablo en serio ,” él dijo con una sonrisa que derritó su corazón. “
No quiero perderte. El pasado es complicado. No se puede negar que ha
habido dolor y mentiras. Ambos cometimos errores. Pero estoy enamorado
de vos.”
El le cubrió la boca con una mano y la miró fijamente .
Justin continuó sin aguardar su respuesta. “Esto puede ser algo que no es
fácil de aceptar. Probablemente sea un sentimiento que vos no sientes
después de todos estos años de separación y dolor. Pero si te quedas
conmigo, te probaré que puedo ser confiado. Puedo ser un marido
verdadero para vos. Puedo hacerte feliz.” Justin la miró fijamente , y había
tanta emoción en sus ojos que ella comenzó a llorar . “Quiero hacerte feliz,
Victoria.”
Ella sacó los dedos de él de sus labios . “Oh, Justin. Intenté tanto luchar
contra mi propio corazón. Me dije a mi misma que podría dejarte cuando
todo esto terminase. Que podría Olvidarme de vos. Pero cuanto más tiempo
pasábamos juntos, cuanto más me daba cuenta que olvidarte sería
imposible.”
El rostro de Justin se suavizó con alivio. “Entonces me estás diciendo que
me amas ?”
Ella asintió con la cabeza . “Si, te amo.”
“Entonces quédate,” él dijo. “ Quédate y comenzaremos nuevamente. Hoy
será el primero día de nuestro matrimonio . Y nunca te decepcionaré
nuevamente.”
El corazón de Victoria se hinchó , sus lágrimas cayeron libremente , y ella
apretó las manos de Justin contra su pecho.
“Si, ” ella susurró. “Si.”
Justin se inclinó sobre ella , y la recostó sobre las almohadas mientras
tocaba sus labios con los suyos.
“Si hoy es el primer día de nuestro matrimonio ,” ella susurró, “Entonces eso
significa que debemos consumar esta unión .”
Justin se rió mientras la miraba . “Tienes razón , Lady Baybary. Y sólo para
estar seguros, pienso que deberíamos hacerlo dos veces. Me parece que así
sería mas legal”
“Tres veces, por lo menos.” ella sonrió mientras lo arrastraba sobre ella y
rendía todo su corazón y toda su alma.

FIN

Intereses relacionados