Está en la página 1de 1

El alcohol y sus efectos

El alcoholismo consiste en un uso
excesivo de alcohol que causa
problemas físicos, psicológicos y de conducta. Si bien un consumo
moderado de alcohol es relativamente inofensivo, cuando el consumo es
alto, puede crear dependencia.

Las personas que abusan del alcohol pueden tener problemas para
cumplir con sus obligaciones laborales o familiares o de otro tipo. Pueden
tener problemas legales relacionados con el alcohol, como ser arrestados
por conducir bajo los efectos del alcohol. Y también pueden tener
problemas en sus relaciones familiares.

Los alcohólicos han perdido su capacidad para controlar la ingesta de
alcohol. No importa la cantidad de alcohol que beban; una vez que
empiezan no pueden parar.

El consumo de alcohol se mide en unidades de bebida estándar (UBE).
Se considera un consumo de bajo riesgo el inferior a 11 UBE por semana
para las mujeres y 17 UBE para los hombres. El consumo es peligroso
cuando está entre 11 y 17 UBE por semana para las mujeres y 17 y 28 UBE
para los hombres.

Ejemplos de bebidas que contienen 1 UBE son los siguientes:

 Una caña o quinto de cerveza (200 ml)
 Un vaso pequeño de vino (100 ml)
 Una copa de cava (50 ml)
 Un carajillo (25 ml de licor)