Está en la página 1de 1

A propósito de la decisión de Gustavo Petro de retirarse del Polo Democrático

Alternativo (“Me voy del Polo. Mi tiempo allí ya terminó”, dijo), el senador Jorge
Enrique Robledo dio sus primeras impresiones:

Lo mejor sería que nadie se saliera del Polo. Pero la experiencia universal
enseña que es inevitable que, en toda organización, haya personas que
abandonan. Y se retiran porque no logran que la organización piense y actúe
como ellos.

Es sabido que Gustavo Petro quiso presidir al Polo para llegar a acuerdos con
el gobierno de Juan Manuel Santos y que la mayoría del Partido determinó
mantener en la Presidencia a Clara López Obregón y declararse en oposición
al gobierno del continuismo uribista, decisiones que se tomaron en el ambiente
más democrático y con estricto apego a los estatutos.

Los colombianos son testigos de la enorme paciencia y madurez con la que la


mayoría del Polo llevó esta contradicción, siempre haciendo enormes esfuerzos
por mantener un tono democrático en el debate y la unidad del Partido.

Los polistas y los colombianos deben saber que la casi totalidad de los
dirigentes se mantiene en el Polo, que el Partido, con especial énfasis unitario,
superará este hecho y que seguirá adelante sin someterse al gobierno de Juan
Manuel Santos, cumpliendo con el Ideario de Unidad y los estatutos del Polo,
que son los que marcan el rumbo de la profunda transformación que necesita
Colombia.

Oficina de Prensa

Senador Jorge Enrique Robledo

Bogotá, 29 de noviembre de 2010.