P. 1
Analisis Del Sistema Politico Venezolano Desde La Teoria Politica de David Easton

Analisis Del Sistema Politico Venezolano Desde La Teoria Politica de David Easton

|Views: 6.543|Likes:
Publicado pornoe_acosta7
TEORIA POLITICA
TEORIA POLITICA

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: noe_acosta7 on Nov 29, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/21/2013

pdf

text

original

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSIDAD DEL ZULIA FACULTAD DE CIENCIAS

ECONÓMICAS Y SOCIALES ESCUELA DE SOCIOLOGIA CATEDRA: CONCEPTOS PARA EL ANÁLISIS POLITICO

TRABAJO FINAL DE CONCEPTOS PARA EL ANALISIS POLITICO

ELABORADO POR: LIC. ACOSTA, NOÉ CI: 18.217.111

MARACAIBO, MARZO DE 2010

INTRODUCCIÓN Estimado lector, el trabajo que tiene en sus manos en el producto de un arduo esfuerzo, desarrollado en el transcurso del tiempo en el que se participo en el curso del segundo periodo del 2009, donde inspirado en los valores de la perseverancia, calidad en el trabajo, puntualidad, orden y limpieza, responsabilidad y muy especialmente el amor a las ciencias sociales y un afán por el humanismo entre otros. Se logro contestar las preguntas formuladas, utilizando como métodos: el análisis, la síntesis, la comparación, reflexión e interpretación del material bibliográfico principalmente. La primera parte comprende la búsqueda en la realidad nacional de 3 fuentes de

tensión política, siguiendo los planteamientos teóricos del politólogo estadounidense D, Easton, además de eso se dará dos muestras de eficiencia del sistema político

venezolano según Almond y Powell. En la segunda parte se reflexionara sobre las relaciones complejas que existen entre las variables: procesos globalizadores, crisis del estado de bienestar, individuación, y el fortalecimiento de la sociedad civil, para inferir consecuencias en el sistema político democrático. Utilizando un extenso material bibliográfico sobre los temas tratados y el enlace lógico entre variables, junto con las observaciones en la realidad circundante. El desenlace del trabajo se obtiene al finalizar la comparación entre la teoría que da razón de los indicadores de la calidad de la democracia y los artículos de la constitución bolivariana de Venezuela, para posteriormente juzgar su pertinencia y correspondencia con los requisitos jurídicos de un sistema democrático.

1. Precise, apoyándose en el acontecer nacional, regional o local: a) Tres fuentes de tensión política en los términos de Easton: Basándose en el enfoque teórico de Easton, D (1969) se puede decir que el sistema político en este caso el venezolano opera en un constante flujo de interacciones con el ambiente; que es también considerado un conjunto de sistemas, tales como el cultural, judicial, económico, psicosocial y lógicamente un ambiente extra societal, o lo que es lo mismo una situación internacional, se sugiere simultáneamente la interdependencia, complejidad, y autonomía de cada sistema con respecto al todo. Los insumos o materia prima pueden ser por ejemplo una demanda de algún grupo social organizado tal como un consejo comunal, que sintetiza en ciertas demandas: la ideología, intereses, valores, concepciones. De igual forma la variable apoyo también entra en juego porque representa la actitud positiva o negativa ante algún producto del sistema político. Por su parte también está presente el proceso de conversión; que se origina como una especie procesamiento de las demandas según ciertos criterios que toman como importantes, lo que da origen respectivamente a los productos del sistema político tales como : ejecutar acciones que tomen en cuenta las demandas de los miembros del grupo, de lo contrario las demandas insatisfechas disminuyen el apoyo al sistema político, aun cuando el sistema sea capaz de regularse internamente y prevalecer según Easton, D (1969, p. 174) son ejemplos de productos; los estatus de un orden jurídico, resoluciones y acciones administrativas, decretos, reglamentos y otras medidas políticas formuladas por las autoridades públicas, y hasta los favores y beneficios que proceden de las autoridades. Otros ejemplos de productos pueden ser fundaciones como las misiones sociales del gobierno. En el mismo orden de ideas el concepto de retroalimentación, es

fundamental para el mantenimiento y dirección del sistema político, ya que aporta información sobre el impacto de los productos y sin este proceso las autoridades del sistema político se las verían negras al momento de tomar decisiones. De acuerdo a

los razonamientos que se han venido realizando se procede a determinar 3 fuentes de tensiones políticas, según el criterio particular existen actualmente tres fenómenos que se constituyen en retos para el sistema político (gobierno) venezolano y que amenazan la permanencia del mismo en primer lugar esta.

El incremento de los niveles de criminalidad: Las demandas según Easton, D (1969, p. 166) son proposiciones articuladas que se formulan a las autoridades para que lleven a cabo alguna asignación autoritaria, no obstante se convierte en fuente de tensión debido a la incapacidad del sistema político de satisfacer los deseos de la población de vivir con un nivel de seguridad relativamente aceptable, de acuerdo con Rangel, A (2008). Aquí manda el hampa tomado el 07 de febrero de 2010 desde http://boletin.uc.edu.ve “El hampa es un fenómeno social tan vasto que hoy es la fuerza de mayor influencia en nuestras costumbres, la potestad que moldea e incide más sobre nuestra vida cotidiana. Ha usurpado las facultades soberanas del Estado. ¿Quién ha suspendido la garantía del libre tránsito otorgada con solemnidad en ese texto ridículo que es la Constitución?; El hampa, que llena de peligros las noches de todas nuestras ciudades. ¿Quién tiene vacíos a muchos establecimientos donde se realizaba la vida nocturna?; El hampa. Ninguno de

nuestros tiranos, ninguno de nuestros caudillos, tuvo tan desmedida influencia o gravitó con tanta potencia sobre la vida colectiva. Las costumbres venezolanas se han alterado, desde los años 70 y 80 del siglo pasado, forzadas al cambio por la acción implacable del hampa”. Esta situación podría colocar en definitiva un descontento cada vez mayor lo cual tendería a socavar el apoyo al sistema tipo característico de la tensión Easton. D. (1969, pág. 164-165). En consecuencia como los sistemas políticos tienden necesariamente a la autorregulación y al auto mantenimiento, el sistema se pondera con la idea de salvaguardar la pauta de relaciones existentes y dirige la atención hacia la conservación Easton, D (1969, pag. 127) es decir ¿cómo mantener el sistema político actual con sus estructuras vigentes y su posible postergación? Una respuesta seria por medio de productos, un indicador para tal situación, es la creación de la policía nacional como institución que ayude a controlar las conductas desviadas de la sociedad actual. Así mismo se evidencia el malestar generado por tal fenómeno social que afecta la calidad de vida de la población y las demandas cada vez mayores por parte de los miembros de la sociedad civil, partidos, ONGs, medios de comunicación, y agentes particulares, de resolver o aminorar los niveles de delitos, se convierte en una tensión que ejerce consecuencias en el sistema político; asociado a convertirse en un insumo

que promete ser resuelto por agentes políticos ajenos al gobierno nacional y al mismo tiempo tendería a disminuir el apoyo a este ultimo.

El racionamiento del servicio eléctrico: Es un producto del sistema político determinado por las perturbaciones tanto del ambiente ecológico, como por situaciones particulares dentro del sistema que impiden el normal funcionamiento del servicio eléctrico venezolano. Lo que ocasiona en primer

lugar una disminución del apoyo al gobierno por asumir esta medida; debido a que lógicamente el sentido común no es capaz de aceptar tal situación que altera los modos de vida cotidianos de cada miembro del sistema. Sin embargo entraría en juego; el

apoyo difuso como un tipo de respuesta reguladora frente a la tensión derivada del apoyo, tal como lo expresa Easton, D (1969, pag. 171) un sistema puede tratar de inculcar en sus miembros un alto grado de apoyo difuso, a fin de que pase lo que pase los miembros continúen vinculados a el por fuertes lazos de lealtad y afecto, así mismo la capacidad de tolerar tal fenómeno considerando que al postergarse en el tiempo, la tensión política se acrecentaría por medio de la sociedad civil y estaríamos hablando de otro fenómeno social estructural. Así mismo de un problema nacional tal como lo es hoy en día: la corrupción, la marginalidad, el desempleo, entre otros. Las protestas por los llamados “apagones” evidencian la pesadumbre y el desasosiego que esto genera. Por su parte la presión que ejerce la sociedad civil demandando respuestas cónsonas con sus intereses, además de los distintos debates y discursos sobre el tema, los planes de ahorro; son reacciones que buscan regular las perturbaciones, de estas evidencias antes planteadas se confirma que el racionamiento del servicio eléctrico es una fuente de tensión latente para el sistema político venezolano.

Deterioro de las relaciones diplomáticas con Colombia: Cabria preguntarse ¿qué otro fenómeno se considera como una fuente de tensión política?, o en otras palabras que sea capaz de poner en riesgo la capacidad del

sistema político de cumplir sus funciones esenciales de asignación autoritaria de valores, y además generen un colapso del sistema social Easton, D (1969), así como también atente contra la integridad de la nación. Puede parecer exagerado, pero hoy en día, una guerra convencional con Colombia tiene sus posibilidades de suceder, según Karl von Clausewitz (1780 - 1831) “la guerra es la continuación de la política por otros medios”. Es claro que las relaciones entre Bogotá y Caracas se encuentran en

unos de los momentos de mayor tensión de su historia, con graves conflictos en la zona fronteriza además de acusaciones del espionaje formuladas entre ambos países, en el marco de la conflictividad derivada del acuerdo militar entre Colombia y USA, firmado a finales de octubre pasado y que prevé el uso de siete bases militares por las fuerzas estadounidenses. De león, M (2009). La crisis Colombia- Venezuela, tomado el 07 de febrero de 2010 de http. Laclase.info. Dentro de la teoría sistémica de David Easton se consiguen las fuentes externas de tensiones políticas asociadas a las perturbaciones que se originan desde el ambiente extra societal, en este caso las relaciones diplomáticas con Colombia. Donde se establece una dinámica compleja entre niveles de apoyo ante determinadas decisiones o “productos del sistema político” y el efecto que ocasiona las fuentes externas de tensión dentro de los demás subsistemas del sistema social, tales como el económico y las diversas interacciones intrasocietales de los distintos grupos sociales orientados a demandas. De acuerdo con los razonamientos que se han venido realizando, se concluye que la situación diplomática con Colombia se ha desplazado a un nivel que Easton llama perjudicial para el sistema político. El deterioro de las buenas relaciones con Colombia no beneficia a el mantenimiento del sistema político, aun cuando no se ha concretado ninguna operación militar a gran escala, este fenómeno genera tensión política, o mejor dicho niveles de tensión que no son estáticas de acuerdo a decisiones y situaciones externas, así como los niveles de tensión arterial que aunque no maten a un organismo humano; afectan, debilitan y deterioran los órganos que componen y dan vida a la sociedad. Las ideas expuestas inspiran a preguntarse si el momento que vive la sociedad, coloca al gobierno de acuerdo con su deliberada intención de establecer un proceso

revolucionario socialista en una situación; donde se crean tensiones autoconstruidas intencionalmente, no porque los miembros que son autoridades nacionales del sistema político sean torpes, necios o no sean capaces de percibir a través de la retroalimentación, los niveles de tensión, sino que los intentos de revolución traen consigo mucha tensión al pretender desmantelar las estructuras sociales. b) Dos muestras de eficiencia en cuanto a las capacidades del sistema político en los términos de Almond y Powell. Eficiencia, consiste en la relación entre los recursos utilizados y los resultados obtenidos, en este caso nos referimos a la eficiencia de las capacidades del sistema político venezolano, hay que aclarar algo, que la eficiencia como cualidad optima del funcionamiento de un sistema político, como el venezolano, sería difícil de encontrar tal estado de cosas, en la realidad de los productos que exuda el sistema. Pero por otro

lado también sería difícil imaginar el otro extremo de ineficiencia absoluta, ya que en tales condiciones se dificulta el desarrollo y funcionamiento de un sistema social. Es

entre estos dos extremos y en el nivel de las capacidades de los sistemas políticos que según Almond y Powell (1980, pag.38) no son sino una manera de referirse a los flujos de actividad orientados hacia el interior y exterior del sistema. Nos dice cómo se

comporta un sistema en su medio, como modela a este y de qué modo es modelado por él. En primer lugar la capacidad distributiva de servicios de salud público a los ciudadanos y la responsabilidad del estado en tal garantía constitucional. Se observa en el ámbito local, los centros de diagnostico y rehabilitación integral del programa social “barrio adentro”, hay niveles de eficiencia en cuanto a la atención de cuidados de la salud en la asistencia de emergencias y atenciones básicas, esto se refiere únicamente a determinado programa social, ya que no se está hablando del sistema nacional público de salud. Ahora cabria preguntarse ¿Qué tanto puede hacer determinado producto

social por el sistema político y sus miembros? Pero es necesario destacar que encontrar la eficiencia de las capacidades del sistema es evaluar hasta cierto punto, los productos del mismo sistema político en relación a la calidad de este y sus posibilidades de generar apoyo específico.

En segundo lugar existe un componente simbólico dentro de las capacidades del sistema tal como lo afirma Almond y Powell (1980, pag. 32), de actitudes positivas ante determinadas premisas, conjuntamente con los símbolos significantes como por ejemplo Pdvsa, Psuv entre otros, se constituyen en todo un capital cultural en términos de Bourdieu, P (1986,pag. 137) las luchas simbólicas a propósito de la percepción del mundo social pueden orientadas a estimular el establecimiento de una cultura “Chavista” además de los objetos materiales y organizaciones públicas que son

generadoras de tomar dos formas diferentes: se puede actuar por acciones de representaciones individuales o colectivas destinadas a hacer ver y hacer valer ciertas realidades. Los productos simbólicos, que incluyen afirmación de valores exhibición de símbolos políticos, declaraciones e intenciones políticas. Esta capacidad se manifiesta en el sistema político venezolano de diversas maneras y complejidades, como una forma de ejercer el control y el poder para la regulación del sistema, es un producto que alimenta por decirlo así la cultura política venezolana, y en especial a los afectos al gobierno actual. Discursos con contenidos específicos eslóganes, medios masivos de

comunicación con matrices identidades. Tal es el caso donde esta capacidad del sistema político se dirige constantemente a la creación de un orden cultural y por lo tanto simbólico de la realidad política y por lo que se muestra eficiente en esta labor de intentar estimular subjetividades en los miembros del sistema, donde el campo de batalla se vuelve sumamente complejo e intenso por la cantidad de discursos contrapuestos y planteamientos antagónicos necesarios para enriquecer la lucha simbólica. 2. Reflexione de la relación entre los procesos de globalización, crisis el Estado de Bienestar y e individuación y el fenómeno del fortalecimiento de la sociedad civil. Especifique y justifique dos consecuencias de esa relación en cuanto al funcionamiento de los sistemas políticos democráticos en los albores del S. XXI. Los comportamientos de los fenómenos que constituyen la formulación de esta segunda parte del trabajo final, son complejos, en muchos sentidos, ya que cada variable tiene su propia naturaleza, sus propias dimensiones y problemas

epistemológicos, metodológicos, y teóricos particulares. Que rebasan en extensión las capacidades intelectuales particulares, y los propios objetivos del trabajo asignado.

Por lo cual lo más conveniente consiste en tratar de enlazar los rasgos lógicamente compatibles entre las variables en cuestión, y utilizando los recursos bibliográficos tratar de encontrar las consecuencias, que se constituirían en resultados de las categorías que entran en juego. Para tales efectos, resulta interesante el trabajo de Matos, D. (2001, pág. 8) sobre los procesos de globalización y la actitud desfetichizadora. “La expresión procesos de

globalización, nos sirve para designar de manera genérica a los numerosos procesos que resultan de las interrelaciones que establecen entre sí, actores sociales a lo ancho y largo del globo y que producen “globalización”. Este conjunto de interrelaciones es resultado de muy diversos tipos de procesos sociales en los que intervienen en la actualidad, y han venido interviniendo históricamente”. Tales procesos de interacción local-global ocasionan una multiplicidad de cambios en las representaciones sociales de los ciudadanos. Pero así mismo el profesor Martínez, G. (2007) plantea: que el creciente desarrollo y complejidad de las interrelaciones planetariamente abarcadoras de redes de variadas dimensiones, permite que ideas claves de actores, traspasen los límites territoriales consiguiendo en otros actores inter y extra locales reconocimiento y legitimación de sus necesidades y conflictos. Adicionalmente es importante destacar la opinión de Giddens, A. (1999, pág. 43) “la globalización tal como la concebiré en lo sucesivo, no es solo ni principalmente, interdependencia económica; sino la transformación del tiempo y el espacio en nuestras vidas… Acontecimientos lejanos económicos o no, afectan más directa e inmediatamente que nunca, a la inversa las decisiones que tomamos como individuo tienen con frecuencia implicaciones globales… La revolución de las comunicaciones y la extensión de las tecnologías informática están estrechamente vinculadas al proceso globalizador”. De los anteriores planteamientos se deduce que la globalización como procesos multifacéticos se incluye dentro del esquema, de los fenómenos que se tienen que tomar en cuenta para hacer política, ya que en estos tiempos, la idea de ciudadano global es inminente, influenciado esto, por la creación de redes de interconexión mundial, pero a su vez por las practicas de los agentes sociales en su vida cotidiana. Dando como resultado procesos de homogeneización y heterogeneizacion de

ideologías, manifestaciones culturales, y redimensionamientos en el concepto de identidad que se enlazara más adelante con otras variables. Sin embargo también es necesario destacar que la globalización aparece como un estado fenomenológico del individuo, donde este se eyecta a la realidad que reproduce en su interacción con el mundo y es ahí donde se traduce en una manera más totalizadora de ver las cuestiones sociales, ejemplo de esto es: que cualquier

ciudadano independientemente de su condición socioeconómica tiene una opinión, y una evaluación de su mundo, en torno a lo que sucede a nivel global, “ el se siente parte del mundo” y no solo de su territorio local. Por lo que los flujos de paisajes de los que habla Appadurai, A. (2007) se entremezclan creando nuevas representaciones sociales sobre las cuales aparece más diversidad de modos de vida, de innovaciones locales que después se globalizan. Hasta ahora se quiere lograr expresar que los procesos de globalización al ser transformaciones que involucran al ser humano traen consigo, cambios importantes en la percepción de la realidad, de los congéneres, donde se presentan intereses antagónicos, y el concepto de identidades se complejiza, porque adquiere nuevos rasgos que no nos imaginábamos. Y lógicamente esto afecta la manera como se hace política, porque los conflictos locales, se desenvuelven en un ambiente donde las influencias globales están presentes haciendo presión. Con respecto a la crisis del estado de bienestar no resulta necesario discutir sobre sus antecedentes, ni la naturaleza de esta variable, sino las consecuencias políticas que representa por lo que resulta oportuno el aporte de Gómez Bahillo, (2001). Tomado el 13 de marzo de 2010 de http// ciberconta.unizar.es. Argumenta que “cuando se reprimen los intereses generales y prevalecen los de los grupos de presión más poderosos, es cuando el poder debe buscar nuevas formas pseudolegitimadoras y se produce una crisis de racionalidad. La legitimidad del estado se basa en el mismo

proceso democrático, es decir, si el poder se ha constituido conforme a la legalidad y si su actuación es racional. La deslegitimación del estado se produce cuando su actuación política no sigue, los principios de racionalidad. Estos problemas y contradicciones que aparecen en las sociedades del bienestar, están produciendo la deslegitimación del estado como falta de eficiencia en la gestión “

Lo citado anteriormente da pie a la idea de buscar nuevas formas de legitimar el estado y la revitalización de nuevos estilo de gobernar, que incorporen a la sociedad civil. Por lo tanto se da una discusión en torno a los derechos sociales, las funciones del estado y el gobierno, y las responsabilidades de los ciudadanos organizados, es decir no es solo un debate socialismo/ capitalismo. Los actores sociales parecen

reconocer ciertas limitaciones básicas de ambas filosofías de sociedad, y buscan por medio del pragmatismo y la muerte de los grandes relatos, la fórmula para la solución a los conflictos desde sus particularidades e intereses. Pero no obstante se deja

asentado que este fortalecimiento de la sociedad civil ha intensificado las discusiones tal como lo expone Cardoso, F. (2007, pag. 8) los ciudadanos son más informados y activos, tienen múltiples intereses e identidades, no se conforman con el papel pasivo de oyentes, espectadores y electores, piensan cada vez más por la propia cabeza. La sociedad civil también se involucra en el quehacer político, y se da a conocer desde hace algún tiempo, las ONG, asociadas a promover la zona gris o propiedad pública no estatal, que según Smulovitz, C. (2007, pag. 16) “diversas razones explican el crecimiento del tercer sector, en las sociedades latinoamericanas mientras algunos autores, asocian el crecimiento y la emergencia de estas organizaciones a los déficit del estado y el mercado para cumplir adecuadamente con sus funciones, otros lo asocian al contexto político en el cual surgieron en especial, al carácter autoritario de los sistemas políticos y a las necesidades que confrontan los procesos de democratización”. En este sentido y haciendo una síntesis, el desmoronamiento de la idea del estado benefactor, como paradigma inequívoco, y el surgimiento de la necesidad de una “zona gris”, nos lleva a pensar que el debate político debe orientarse en esta vía, propuesta por el mismo aprendizaje colectivo de los agentes sociales, y en consecuencia los discursos políticos, los planes de desarrollo, las negociaciones, y alianzas deben tomar en cuenta al tercer sector. Sobre la base de las ideas expuestas se considera que una de las consecuencias de las complejas relaciones es la necesidad de mirar el concepto de identidades sociales, tomando en cuenta las tendencias de los procesos globalizadores, el uso de nuevos aparatos tecnológicos, y el resurgimiento de la sociedad civil. En la forma como se

asocian los grupos humanos, creando organizaciones que tienen voz, sobre asuntos

políticos, justificare tal afirmación y expondré las consecuencias políticas de las influencias que se ejercen sobre las identidades, haciendo referencia a Habermas, (1989) citado por Bermúdez, E y Martínez, G. (2002). La identidad se torna conciencia histórica, expresada cuando podemos definir quienes somos, quienes queremos ser, y donde se entremezclan elementos descriptivos, evaluativos y afectivos. Por tanto se

infiere que las identidades están presentes como un atributo sociocultural, que asocia y desagrega al mismo tiempo, que se encuentran presentes en las sociedades humanas, y lógicamente en su proceder, y esto no escapa el político, ya que es desde la posición identitaria de “lo que queremos ser” que los hombres se vinculan para emprender sus actividades políticas, es decir los pájaros del mismo plumaje se juntan, y es esta conciencia histórica uno de los elementos que ayudan a orientar el accionar político. La idea de patria, de país, de nación, involucra un componente identitario relevante. Ahora comparto lo expuesto por Lozada, M. (2004, pag.10). “Una de las características particulares de la cibercultura, es la transformación de los procesos identitarios, por medio de los desplazamientos de los referentes culturales, corporales, espacio-temporales, y geográficos políticos… el cruce de narrativas, que opera en la red de redes colabora significativamente en la construcción de ese “yo soy” y “quien es el otro”, pues la alteridad en la red, es una amalgama de signos que resulta de ciertos sentidos compartidos”. Esta alteridad en el ciberespacio origina las condiciones para la conformación de grupos asociados, en intereses que comparten vivencias, actitudes, modos de vida, y que al mismo tiempo reconocen al “otro”, aunque no lo incluyan en sus proyectos. Un caso concreto de todo lo que he citado y reflexionado, se puede conseguir en el sitio web gratuito de redes sociales “Facebook” donde los individuos se asocian en grupos de interés, que tienen una opinión con respecto a algún tema en particular, tanto a favor como en contra de algún acto por ejemplo: grupos en contra del maltrato de osos polares. Esta es una manera de ver que la red y sus interacciones son capaces de aglutinar ciertos grupos que se identifican, generando desde el debate opiniones públicas, desde lo local, desde las prácticas sociales que tienen consecuencias en los sistemas de funcionamiento democráticos. Porque los ciudadanos no agotan la política en los partidos, existen muchos espacios que se construyen en la web, que engendran opiniones, propuestas, y hasta ejecuciones de índole político.

Es en el plano de la cultura política, donde se ubican, las identidades, las representaciones sociales, los criterios desde donde se le dice si a algunas cosas, y no a otras, desde donde se toma distancia de… o se apoya y/o rechaza tal decisión. Es esta variable la que hay que tomar en cuenta hoy en día. Y al mismo tiempo a partir de las tendencias actuales que se estuvieron describiendo, reconocer que se está progresivamente alimentando el sistema político con nuevas prácticas sociales, nuevas ideologías como por ejemplo: la ecológica, y que desde la sociedad civil se articulan grupos voluntarios que impugnan realidades, que promueven valores, defienden intereses, además todo esto integrado mas o menos, en el sistema político contemporáneo. Del mismo modo he de ubicarme lejos de lo que Beck, U. (2003, pag.3). Llama el error de la prisión de la identidad, porque considera que existe una leyenda que afirma que es necesario limitar y delimitar lo propio frente a lo extraño, para que sean posibles, la identidad, la política, la sociedad, la comunidad y la democracia, y que tal postulado no corresponde con la realidad empírica… a su vez plantea que cuando ni el estado, ni la nación, pueden ya ordenar y controlar, como fetiches de la época. La vida y la convivencia humana, queda en manos de las personas recomponer por si mismos su mosaico identitarios, sus lazos. Como se puede deducir finalmente, he tratado de exponer y justificar, que los procesos de globalización, la crisis del estado de bienestar, el fortalecimiento de la sociedad civil y el uso de nuevas formas de comunicación junto con el ciberespacio tienen consecuencias en la manera como se definen las identidades de los actores sociales y al mismo tiempo como por medio de estas dinámicas identitarias se asocian en grupos de interés capaces de incorporarse a las correlaciones de poder en el sistema político, donde a través de los discursos se busca construir realidades y añadir a la opinión pública y a la agenda política temas y cuestiones antes no pensadas , además de los ya tradicionales problemas políticos, por medio de lo que Zamitiz, H. expone de su entendimiento de la idea de poder en Foucault (1984) “Es decir, en una sociedad como la nuestra, pero en el fondo de cualquier sociedad, relaciones de poder múltiples atraviesan, caracterizan, constituyen, el cuerpo social, y estas relaciones de poder no pueden disociarse ni establecerse ni funcionar sin una producción, una acumulación, una circulación, un funcionamiento del discurso.”

Por otra parte la segunda consecuencia consiste en algo que se vislumbra en el futuro, pero que sin embargo ya se observa algunas evidencias de los efectos que podría causar la relación, política-internet. Además de la polémica que esto está causando en los círculos de debate actuales, más específicamente observo la apropiación de las tecnologías de comunicación dentro de las actividades políticas, por lo cual surge la pregunta ¿Internet se ha adueñado de la política o la política se ha adueñado de internet?, lo que traería consecuencias para el funcionamiento político democrático. Pero hay que delimitar algo; internet es una tecnología que se usa para promover globalización, además de los procesos de resurgimiento de la sociedad civil y el alcance que esto pueda tener, mas los retos que presenta la democracia en el siglo XXI, por consiguiente es en este contexto donde se ubicaran los argumentos para explicar porque considero que esta es una consecuencia interesante, y que hay que observar con atención en los próximos años. Ya que considero que el uso y la importancia que se asigna a este espacio de construcción social, ha venido evolucionando, y que no es un caso aislado de todo el marco teórico, al que he hecho referencia desde el principio. Para tal efecto parece útil el aporte que hace Vial, A. (2003, pag.53) cuando expresa que “la generalizada crisis de confianza y credibilidad ciudadana, en las instituciones de la democracia representativa hace volver la mirada hacia nuevas formas de hacer política, que puedan incluir mayores grados de participación, donde el ciudadano pueda expresarse sin tener que recurrir para todo, a la mediación parlamentaria o partidaria. En ese contexto algunos estiman que internet puede ser una gran alternativa”. Tales

argumentos son semejantes a los de Almiron, N. (2001) tomado el 13 de marzo de 2010 de http// www.almiron.org “se está empezando a comprender el potencial de la red como instrumento político, existen dos tendencias generales donde se pone de manifiesto utilizar la red para aumentar la democracia representativa o incrementar el poder ciudadano, lo que algunos llaman devolver la agenda política a los ciudadanos” Al comparar estos argumentos se deduce que existen puntos de encuentro en lo que se refiere a la necesidad de la utilización de la red para fines políticos, principalmente por las ventajas que proporciona y las esperanzas que siembra. Lo que se quiere dejar claro acá es que esta tendencia es una consecuencia de todo un conjunto de

fenómenos sociales, que se han venido dando.

Estos sucesos están llevando a

considerar el funcionamiento de los sistemas democráticos desde una dinámica que se le adiciona el internet, como instrumento donde los actores sociales generan opiniones públicas, que tienen peso en las correlaciones de poder , pero claro esta dependiendo de la sociedad en la que nos ubiquemos. En lo concerniente a esto, es pertinente citar a Alonso, A. (2007). La fuerza de estos creadores de opinión, espacios construidos por los individuos “my space” puede llegar a ser un peligro para los gobiernos autoritarios, ya que internautas han descubierto la posibilidad de denunciar en la red. Esto es una cosa tremenda de la que se esta hablando y en virtud de ello nos llega la sugerencia de que se estaría acercando la época, en la que el hombre a través de la red, sea capaz de desarrollar un sistema político más inteligente, con mayores niveles de drenajes de información, mas participación, y que se utilicen las virtudes de la web para formular agendas públicas. Pero no todo es color de rosa, porque existen al

mismo tiempo muchas limitaciones, al momento de hacer política con internet tales como: impedimentos prácticos de accesibilidad, seguridad, fiabilidad, abuso de su uso, y la configuración de un nuevo paradigma que olvide los verdaderos retos de la democracia en el siglo XXI. Lo que sí se puede afirmar es que su uso está generando cambios importantes llegándose a plantear hasta lo que se conoce como la “E- Democracia” que según Almiron, N. (2001) los primeros experimentos de democracia electrónica, o de

formación de grupos de presión en internet han demostrado que la red podría verdaderamente constituirse como una herramienta movilizadora, motivadora, y formativa para los ciudadanos. Los procesos de individuación donde según Brito, M en torno al ser social y las

(2010) se ha institucionalizado la idea del individuo

estructuras, para organizar su vida cotidiana. Combinado con lo que explica Vial, A. (2003, pag.58). “La lógica de representación agregada que suponen los partidos políticos modernos empieza a tener crecientes tropiezos debido a la fragmentación de

los sujetos en parcialidades, que no se sienten representados por la voluntad general que caracterizaría a los partidos”. Ambos planteamientos tienen sentido con lo que expone Bobbio, N. (2003) los grupos, grandes organizaciones, asociaciones de la más diversa naturaleza, sindicatos de las más diferentes ideologías, se han convertido cada vez más en sujetos políticamente relevantes, mientras que los individuos lo han hecho cada vez menos, los individuos han perdido o no han tenido nunca, el protagonismo de la vida política. Lo que Bobbio, argumenta, son las limitaciones de la propia democracia, lo hace desde una posición crítica, que causa angustia, pero que revela a su vez la cortapisa y los retos de ese mal necesario llamado democracia, que todos dicen defender, por ejemplo cuando explica que “la democracia representativa es la única forma de democracia que existe y funciona” pone de manifiesto que la gente vota para elegir, quien nos va a dirigir, en estos términos siempre se deja un poder discrecional sobre los gobernantes. Continua diciendo “la hipótesis de que la futura computercracia, como ha sido llamada, permite el ejercicio de la democracia directa es pueril”. Para el filósofo italiano, todavía nos falta mucho en el orden del perfeccionamiento de un sistema de gobierno capaz de conciliar la libertad con la igualdad, la representación con la participación, entre otras cosas. Pero lo que sí es palpable es que el ciberespacio, al menos abre una nueva dimensión para hacer política, y es para muchos un alveolo que puede ayudar a respirar en los tiempos de crisis e incertidumbre que vivimos. Es en este marco general de condiciones y acontecimientos, donde entiendo que los nuevos espacios de interconexión social en la web se articulan, son reales, adicionalmente surgen como una necesidad consustancial de expresión de los seres humanos, para intentar resolver los problemas y las preguntas de su existencia, dentro de la inevitable convivencia social. Y por consiguiente nos vemos obligados a hacer

política en un enredo, dinámico, complejo, interesante y al mismo tiempo amenazador. Sobre el asunto los debates se están confeccionando, y permanezco consciente que los hechos y variables, no se reducen a lo declarado aquí. Se considera que ambas

consecuencias son validas y que de igual forma constituyen ejes para próximos trabajos académicos de investigación empírica dentro de las ciencias sociales. 3. Evalúe la fortaleza institucional del Sistema Democrático venezolano. Para ello compare lo que establecen el articulado de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las últimas reformas legales, indicadores de democracias de calidad: a. Estado de derecho b. Descentralización c. Capacidad de respuesta d. Derechos políticos y económicos de los ciudadanos. e. Control horizontal y control vertical con los siguientes

a. El estado de derecho: Tomando la definición de Sodaro, M. (2006, pag.106). “Es el principio según el cual el poder del estado debe estar limitado por las leyes y nadie puede situarse por encima de ellas. Dicho de forma simple el estado de derecho significa que los gobernantes están sometidos al imperio de la ley, también significa que los poderes del gobierno para formular y aplicar leyes deben estar limitados por constricciones legales”. Tomando por ejemplo el caso particular del poder ejecutivo nacional, en la sección primero del presidente o presidente de la republica bolivariana de Venezuela. Art 232: el presidente o presidenta es responsable de sus actos y del cumplimiento de las obligaciones de su cargo… está obligado a procurar la garantía de los derechos y libertades de los venezolanos… la declaración de los estados de excepción no modifica el principio de su responsabilidad de conformidad con esta constitución y la ley. Art 236: son atribuciones del presidente; cumplir y hacer cumplir esta constitución y la ley. De acuerdo con estos dos artículos se evidencia que el presidente esta constreñido por el imperio de la ley, debido a que se encuentra obligado al cumplimiento de esta, y

es responsable penalmente de sus actos. Donde existe divergencias es con respecto a las atribuciones nº 8: dictar previa autorización por una ley habilitante, decretos con fuerza de ley , lo que nos lleva a pensar que el presidente autorizado por la asamblea puede legislar cosa que convierte en cierto sentido al poder ejecutivo en legislador, además de la facultad nº 21: donde se puede disolver la asamblea nacional en el supuesto establecido, esta atribución establece que un poder constituido sin tomar en cuenta la voluntad del pueblo soberano pueda disolver otro poder constituido. Por lo que se demuestra la fuerte connotación de la forma de gobierno presidencialista. Todo esto corresponde con lo argumentado por Brewer y Combellas. (2001) citado por Anzola. (2004) “el fortalecimiento del poder ejecutivo en la persona del presidente, obedece a múltiples, particularidades entre ellas a que el control que deben ejercer los ministros al refrendar no se da; segundo a la reserva expresa y exclusiva de promover los ascensos de oficiales en la fuerza armada a partir del grado de coronel, delegación legislativa y la correspondiente atribución presidencial de dictar decretos con rango de fuerza de ley”. Por otra parte asociados a los poderes: judicial, electoral, ejecutivo, legislativo, y ciudadano, se observa cierta independencia, autonomía y funciones atribuidas a cada uno, es decir tienen unas limitaciones legales ejemplos: Art 254: el poder judicial es independiente y el tribunal supremo gozara de autonomía, funcional, financiera y administrativa… Art 273: el poder ciudadano es independiente funcional. Art 294: los órganos del poder electoral se rigen por los principios de independencia organiza, autonomía funcional y presupuestaria. De igual forma el poder judicial puede ejercer autoridad sobre el poder ejecutivo ya que según el Art 266: son atribuciones del tribunal supremo de justicia, declarar si hay o no hay merito para el enjuiciamiento del presidente o presidenta de la republica, y en caso afirmativo, continuar conociendo de la causa, previa autorización de la asamblea nacional, hasta sentencia definitiva. A su vez todos los poderes se encuentran sujetos y sus órganos gozan de autonomía

a la constitución según el artículo 7 de la misma. Pero hay que considerar el aporte de

Brewer Carias, (2002) citado por Anzola (2004) “la separación pentapartita del poder público nacional, en los términos planteados en la constitución vigente, es engañosa, pues encubre un peligroso sistema de sujeción de unos poderes a otros, que constituyen la puerta abierta a la concentración del poder público y autoritarismo”, según el mencionado autor, la constitución tiene ciertas deficiencias en la separación de poderes, porque todavía se corre el riesgo de que el poder ejecutivo principalmente junto con el poder legislativo someta o ejerza mucha influencia sobre los demás poderes, lo cual genera concentración de poder. Pero de todas maneras se observa según nuestra opinión que la constitución conserva los principios jurídicos mínimos, para que un estado se considere de derecho, tales como el imperio de la ley y las limitaciones legales de los gobernantes por los demás poderes en división. Pero todo esto se debe observar en el contexto que explica Sodaro (2006) de que uno de los cimientos de la democracia lo constituye el estado de derecho, ya que sin esta condición el poder de los gobernantes se constituiría en absolutos, al menos en Venezuela existe una constitución que ordena sobre la forma como se constituye el estado y sus poderes, dejando claro el nivel de utopía de un estado pleno de derecho también contrasta con la realidad de muchas democracias.

b. Descentralización: Se convierte en un concepto bastante amplio que se viene a establecer en Venezuela en la época de los 80 con la comisión para la reforma del estado, incorpora elementos, para un nuevo enfoque de administración pública, estrategia de desarrollo local, y mayor participación ciudadana, es esta ultima variable la que más se relaciona con la democracia, según Melean, J. (1998, pag. 89) “la descentralización no puede ser vista únicamente como un modelo de organización político-administrativo del territorio, sino que es también un modelo de acumulación, la descentralización rechaza el

estructuralismo, y propone una estrategia de desarrollo local, micro desarrollista de desarrollo regional. Por otro lado la descentralización supone que el agente de

desarrollo fundamental debe ser la sociedad civil y no el estado, así mismo también supone un cambio en el sistema de decisiones, las bases sociales deben tomar decisiones a través de los diferentes actores. En suma la descentralización promueve

la participación política de los más amplios sectores de la población, en la medida que los actores locales tomen mayor cantidad de decisiones u de cierta importancia”. Por lo que se tiene claro que la descentralización implica disolver y suavizar el poder concentrado en un solo núcleo, lo cual no conlleva a la perdida de la integridad de la nación, también es la manera más sensata de administrar los recursos tanto económicos, como políticos, esta idea se inspira en la teoría administrativa moderna, donde el empoderamiento de los sectores periféricos, contribuyen al desarrollo del conjunto total, no obstante hay una variable a considerar que es la cultura de la descentralización, porque son ciertos valores los que le dan origen a este enfoque, y sin su internalización no es fácil la consecución de este proceso. Sobre el asunto la constitución de la republica bolivariana de Venezuela, establece que dentro de la división política en su artículo 16: la división político territorial será regulada por la ley orgánica que garantice la autonomía municipal, y la descentralización político administrativa, así mismo el artículo 18: reza que la ciudad de caracas es el asiento de los órganos del poder nacional, lo dispuesto en este articulo no impide el ejercicio del poder nacional en otros lugares de la republica. En efecto según estos artículos relacionados únicamente en relación con la descentralización del poder en el territorio nacional, se observa una fortaleza jurídica para tales fines. No obstante el artículo 185: expresa que el consejo federal de gobierno es el órgano encargado de la planificación y coordinación de políticas acciones para el desarrollo del proceso de descentralización y transferencia de competencias del poder nacional a los estados y municipios. Según este articulo la descentralización es un mandato constitucional como proceso que debe desarrollarse desde el poder ejecutivo, pero no toma en cuenta a las comunidades, ni a los sujetos, sino a los gobernantes, pero los artículos 158 y 184: de la carta magna equilibra y refuta mi anterior afirmación porque expresa que la descentralización es una política nacional, debe profundizar la democracia, acercando el poder a la población; es decir a la sociedad civil, creando mecanismos abiertos y flexibles para que los estados descentralicen y transfieran a las comunidades y grupos vecinales, los servicios que estos gestionen Por tanto se concluye afirmando la fortaleza jurídica de este indicador de la democracia dentro de la constitución bolivariana, esto sin tomar en cuenta porque no es el objetivo,

la reforma a la ley de descentralización, delimitación y transferencia de competencia del poder público, ni la ley orgánica del consejo federal de gobierno, que constituyen en un nivel más concreto dentro de la pirámide de kelsen la manera como se ejercerá la descentralización. Igualmente se hace la salvedad que es bien sabido por todos que una cosa es lo que dice la constitución y las leyes y otra lo que en realidad se ejecuta, ya que la constitución es el deber ser, y que además entre la constitución y las leyes también hay inconsistencias que no son de interés evaluar. Lo relevante para destacar es que la descentralización es constitucionalmente una especie de política de la nación a la cual cualquier gobierno debe adherirse.

c. Capacidad de respuesta: La capacidad de respuesta es entendida como: la respuesta a la voluntad popular, está asociada a la soberanía de los ciudadanos y a los derechos políticos, tal como lo expone Levine y Molina, (2007) los indicadores de esta dimensión reflejan el nivel de armonía entre la opinión pública, la acción de los lideres, y las políticas públicas. En

este sentido la disponibilidad, e intensidad del uso de las iniciativas populares de ley, la revocación del mandato, los referendos, y los presupuestos participativos, son claramente relevantes. Evaluando la consonancia de los artículos de la constitución

Bolivariana, con los indicadores expuestos se consigue con una lista de derechos políticos que le proporciona cierta conformidad a esta comparación tales como: El articulo 70 contiene elementos como el referendo, la revocatoria del mandato, iniciativas legislativas, tanto constitucional como constituyente, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos con decisiones de carácter vinculantes, todos estos derechos son constitucionales, y al mismo tiempo cada uno se respalda con un articulo particular por ejemplo: el art 72, reza que todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables. Además de esto, muchos cargos del poder ejecutivo deben rendir memoria y cuenta a los demás poderes, o autoridades, esto se aplica en todos los niveles de los poderes públicos, tanto local, regional como nacional. Por lo dicho

anteriormente se puede afirmar que la constitución posee instrumentos jurídicos abundantes para que esté disponible la expresión de la voluntad popular en la vida

pública asociada a la implementación de modificaciones trascendentales, tanto en el ámbito legislativo, como en el ejecutivo. d. Derechos políticos y económicos de los ciudadanos: Siguiendo la teoría de Sodaro, M. (137, pag.137) que establece la existencia de un mínimo de derechos y libertades que se pueden considerar de acuerdo a muchos teóricos como esenciales, para garantizar por ley que el sistema político de un país sea considerado democrático tales como: el derecho a la vida, a la propiedad, a votar, a la diversidad de pensamiento entre otros. Comparando la teoría con la carta magna se

evidencia que esta ultima posee bastante vitalidad en términos de derechos humanos, civiles y políticos; todos sustentados en valores democráticos, que se consideran como buenos, porque son bienes del ser humano ampliamente arraigados en la cultura occidental ejemplo: art 62: todo ciudadano tiene derecho a participar libremente en los asuntos públicos directamente o por medio de sus representantes jurídicos, y entre los derechos económicos el Art 112 expresa: toda persona puede dedicarse libremente a la actividad económica de sus preferencia, sin más limitaciones que las prevista en esta constitución, además de la incorporación de derechos a los pueblos indígenas y ambientales, que son una novedad en lo que se refiere a los avances del derecho constitucional, estas razones justifican que la actual constitución posee los requisitos mínimos en materia de derechos garantizados a los ciudadanos en un ambiente democrático. Lo anterior no significa que no hallan imperfecciones, ni posibilidades de mejoras según la perspectiva, los intereses políticos y el paradigma con el que se interpreten los derechos.

e. Control horizontal y control vertical: Con respecto a este indicador es conveniente mencionar el aporte de O Donnell, (2010), citado por Rodríguez, S. (2003). La accountability horizontal, tiene que ver con el control intraestatal, es decir. autoridad La existencia de agencias estatales que tienen

legal, y están fácticamente dispuestas y capacitadas para emprender

acciones, se trata de divisiones de poder, pero también incluye mecanismos tales como:

defensorías, contralorías, fiscalías. En cambio el concepto de accountability vertical, alude al ejercicio de las elecciones electorales. De acuerdo con lo citado los controles horizontales hacen referencia a la autoridad y limitaciones que deben existir entre los poderes estatales, y el control vertical, se relaciona con un dominio y relación desde abajo hacia arriba. Dentro del marco constitucional se consiguen varios artículos que hacen alusión a estos conceptos, el artículo 222: dice que el poder legislativo, puede ejercer funciones de control sobre el gobierno, mediante mecanismo : interpelaciones, investigaciones, por lo que todo funcionario público está obligado a comparecer ante dichas comisiones y a suministrar las informaciones y documentos que requieran para el cumplimiento de sus funciones, sin embargo se les respetaran los derechos y garantías que esta constitución reconoce, además el Art 246: expone que la aprobación de una moción de censura a un ministro por una votación no menor de las tres quintas partes de los integrantes presentes en la asamblea nacional implica su remoción, mas adelante el art 265: incluye la posibilidad de que los magistrados del tribunal supremo de justicia sean removidos de su cargo. De lo que se trata es de expresar que la forma como se establece la separación de los poderes en la constitución, de una u otra forma, en última instancia le otorga

considerable peso a la asamblea nacional sobre el control de los poderes judiciales, electorales y ejecutivo, de igual forma también está presente la figura del poder ciudadano en el artículo 273: conformando junto a la defensoría del pueblo, la fiscalía general de la republica y la contraloría, el consejo republicano. Junto con la independencia de cada poder público existe la dependencia entre ellos y se rinden cuenta mutuamente, de acuerdo con la evidencia de la lectura constitucional, existe control horizontal. Por otro lado en relación a los controles verticales, las elecciones para los cargos de representación popular están garantizadas por un poder público nacional, el poder electoral que según el Art 293: una de las atribuciones consiste en la organización, administración, y vigilancia de todos los actos relativos a la elección de los cargos de representación popular, poderes públicos, así como de los referendos. Sin embargo

evaluando la reciente enmienda constitucional asociada a los artículos: 160, 162, 174,

192,230. Sobre la posibilidad de la reelección continua para las figuras públicas de distintos niveles en los poderes públicos, estamos de acuerdo con Levine y Molina, (2007, pág. 16) cuando argumentan que la reelección puede ser problemática en

países con instituciones débiles, sin capacidad para controlar, el abuso de poder para obtener ventajas electorales; pero al mismo tiempo brinda una oportunidad de juzgar y premiar o sancionar en forma individualizada la actuación del presidente. Ya que la enmienda constitucional se hizo de manera legal, alegando el principio del buen gobierno se le otorgo más derechos a aquellos que tienen poder para gobernar, que en sistemas políticos con una cultura poco secularizada como la de los países latinoamericanos, se puede convertir en un riesgo de que se legitime de manera legal la permanencia en el poder de personajes que no poseen espíritu democrático, además de que la enmienda a la constitución es una amenaza al principio de la alternabilidad, que es fundamental según las tradiciones políticas democráticas, ya que es bien sabido que el poder envilece a los hombres, por lo que la garantía y el consuelo de que la persona que este gobernando no lo hará de manera indefinida, es un resguardo para la integridad moral de una nación. De igual manera la constitución incorpora otros elementos que también son útiles para el control ciudadano del poder público tales como: el artículo 68: los ciudadanos tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley. Así como también los artículos 57 y 58 que incluyen los derechos de expresarse libre pero responsablemente. Finalmente y haciendo una evaluación después de haber comparado los artículos constitucionales con los indicadores teóricamente referenciados, se concluye que la constitución de la republica bolivariana de Venezuela, posee resistencia a las estimaciones que se le pudiesen hacer relacionada a el cumplimiento de los criterios y principios jurídicos mínimos que se consideren democráticos, porque reúne y se inspira en fundamentos democráticos básicos, pertinentes, y con alcance a múltiples dimensiones que exige un sistema democrático, esto es según la comparación con la bibliografía que la soporta, sin tomar en cuenta la interpretación exhaustiva de las normas desde una perspectiva constitucionalista. Además aparenta ser una

constitución flexible, integral, vanguardista, que proporciona una plataforma normativa

para el funcionamiento democrático. Reiterando la aclaratoria que lo que se encuentra plasmado en la carta magna, no tiene porque corresponder con la realidad necesariamente, ya que constituye el deber ser al cual todos los ciudadanos deben acogerse, dependiendo de la fortaleza moral y ética de cada cual.

CONCLUSION Ofrecemos una síntesis conclusiva, en primer lugar; la masiva demanda por los altos índices de criminalidad es la primera fuente de tensión política, conjuntamente con la decisión del racionamiento eléctrico que puede hacer disminuir el apoyo al gobierno por asumir esta medida; debido a que lógicamente el sentido común no es capaz de aceptar tal situación que altera los modos de vida cotidianos de cada miembro del sistema, de igual manera Dentro de la teoría sistémica de David Easton se consiguen las fuentes externas de tensiones políticas asociadas a las perturbaciones que se originan desde el ambiente extra societal, en este caso las relaciones diplomáticas con Colombia. Donde se establece una dinámica compleja entre niveles de apoyo ante determinadas decisiones o “productos del sistema político” y el efecto que ocasiona las fuentes externas de tensión dentro de los demás subsistemas del sistema social, tales como el económico y las diversas interacciones intrasocietales de los distintos grupos sociales orientados a demandas. Por otra parte las muestras de eficiencia de las capacidades del sistema político según Almond y Powell son: la capacidad distributiva de servicios de salud público a los ciudadanos y la responsabilidad del estado en tal garantía constitucional. Se observa

en el ámbito local, los centros de diagnostico y rehabilitación integral del programa social “barrio adentro”, hay niveles de eficiencia en cuanto a la atención de cuidados de la salud en la asistencia de emergencias y atenciones básicas, esto se refiere únicamente a determinado programa social, ya que no se está hablando del sistema nacional público de salud. Ahora cabria preguntarse ¿Qué tanto puede hacer determinado producto social por el sistema político y sus miembros? Y adicionalmente existe un componente simbólico dentro de las capacidades del sistema tal como lo afirma Almond y Powell (1980, pag. 32), de actitudes positivas ante determinadas premisas, conjuntamente con los símbolos significantes como por ejemplo Pdvsa, Psuv entre otros, se constituyen en todo un capital cultural en términos de Bourdieu, P (1986,pag. 137) las luchas simbólicas a propósito de la percepción del mundo social pueden orientadas a estimular el establecimiento de una cultura “Chavista” además de los objetos materiales y organizaciones públicas que son generadoras de tomar dos

formas diferentes: se puede actuar por acciones de representaciones individuales o colectivas destinadas a hacer ver y hacer valer ciertas realidades. Los productos

simbólicos, que incluyen afirmación de valores exhibición de símbolos políticos, declaraciones e intenciones políticas. Esta capacidad se manifiesta en el sistema

político venezolano de diversas maneras y complejidades, como una forma de ejercer el control y el poder para la regulación del sistema, es un producto que alimenta por decirlo así la cultura política venezolana, y en especial a los afectos al gobierno actual. Discursos con contenidos específicos eslóganes, medios masivos de comunicación con matrices identidades. Como simplificación de la segunda parte, las consecuencias más evidentes son: que los procesos de globalización, la crisis del estado de bienestar, el fortalecimiento de la sociedad civil y el uso de nuevas formas de comunicación junto con el ciberespacio tienen consecuencias en la manera como se definen las identidades de los actores sociales y al mismo tiempo como por medio de estas dinámicas identitarias se asocian en grupos de interés capaces de proponer nuevas reivindicaciones, presionar e incorporarse a las correlaciones de poder en el sistema político, donde a través de los discursos se busca construir realidades y añadir a la opinión pública y a la agenda política temas y cuestiones antes no pensadas , además de los ya tradicionales problemas políticos, por medio de lo que Zamitiz, H. expone de su entendimiento de la idea de poder en Foucault (1984) “Es decir, en una sociedad como la nuestra, pero en el fondo de cualquier sociedad, relaciones de poder múltiples atraviesan, caracterizan, constituyen, el cuerpo social, y estas relaciones de poder no pueden disociarse ni establecerse ni funcionar sin una producción, una acumulación, una circulación, un funcionamiento del discurso.” La segunda consecuencia es que existen puntos de encuentro en lo que se refiere a la necesidad de la utilización de la red para fines políticos, principalmente por las ventajas que proporciona y las esperanzas que siembra. Lo que se quiere dejar claro acá es

que esta tendencia es una consecuencia de todo un conjunto de fenómenos sociales, que se han venido dando. Estos sucesos están llevando a considerar el funcionamiento de los sistemas democráticos desde una dinámica que se le adiciona el internet, como instrumento donde los actores sociales generan opiniones públicas, que tienen peso en

las correlaciones de poder , pero claro esta dependiendo de la sociedad en la que nos ubiquemos. Y por ultimo haciendo una evaluación después de haber comparado los artículos constitucionales con los indicadores teóricamente referenciados, se concluye que la constitución de la republica bolivariana de Venezuela, posee resistencia a las estimaciones que se le pudiesen hacer relacionada a el cumplimiento de los criterios y principios jurídicos mínimos que se consideren democráticos, porque reúne y se inspira en fundamentos democráticos básicos, pertinentes, y con alcance a múltiples dimensiones que exige un sistema democrático, esto es según la comparación con la bibliografía que la soporta, sin tomar en cuenta la interpretación exhaustiva de las normas desde una perspectiva constitucionalista. Además aparenta ser una constitución flexible, integral, vanguardista, que proporciona una plataforma normativa para el funcionamiento democrático. Reiterando la aclaratoria que lo que se encuentra plasmado en la carta magna, no tiene porque corresponder con la realidad necesariamente, ya que constituye el deber ser al cual todos los ciudadanos deben acogerse, dependiendo de la fortaleza moral y ética de cada cual.

BIBLIOGRAFIA Almond, G y Powell, G. B. (1980). La política Comparada. Buenos Aires: Editorial Paidos. Almirón, N. (2001). Hacer política en internet. Recuperado el 12 de marzo de 2010 de http://www.almiron.org/otros. Alonso Gutiérrez, A. (2007, 13 y 19 de junio). La participación política a través de internet. [En línea] nº 64/07, recuperado de http://www.aceprensa.com. Anzola Nieves, Aurora. (2004). Análisis de la vulnerabilidad del estado de derecho en Venezuela, tomando en consideración la organización actual del poder público. Barquisimeto: UCLA. Beck, U. (2003, 11 de noviembre). La cuestión de la identidad. El país/ opinión. Recuperado el 12 de marzo de 2010 de http://perso.gratisweb.com. Bermúdez, E. y Martínez, G. (2002). Identidades colectivas en el ciberespacio. Comunicación, artículo de revista. Bobbio, N. (1984). Le promesse non mantenutedella democrazia, en Mondoperaio. Recuperado el 12 de marzo de 2010 de http://www.managementpolitico.com.ar. Bourdieu, P. (1986). Espacio social y poder simbólico. Conferencia pronunciada en la universidad de San Diego. Brito, M. (2010). Contexto tendencias societales Microsoft.Power Point. Luz. Caetano, G. y Perina, R, editores, Vial, A. autor (2003). Informática, Internet y Política/Reflexiones preliminares sobre participación ciudadana, Internet y política. ¿Deberíamos esperar cambios en la forma de hacer política? Montevideo: editorial lima, CLAEH. Constitución de la republica Bolivariana de Venezuela. (2000). En gaceta oficial nº. 5.908 extraordinarios del 24 de marzo, con enmienda, gaceta oficial nº. 5.453.

Easton, D. (1969). Esquema para el análisis político. Argentina: Editorial Amorrortu. Giddens, Anthony. (1999). La tercera vía. México. DF: Editorial Santillana ediciones generales. Gómez, Bahillo, C. (2001). Globalización y crisis del estado de bienestar. Recuperado el 12 de marzo de 2010 de http://ciberconta.unizar.es. León, M. (2009). La crisis Colombia- Venezuela. Venezuela: recuperado el 07 de febrero de 2010 de http. Laclase.info. Levine, y Molina. (2007). La calidad de la democracia en América latina: una visión comparada. Universidad de Michigan, Luz: ediciones. Universidad de salamanca. Lozada, M. (2004). El ciberciudadano: representaciones, redes y resistencias en Venezuela y América latina. Caracas Faces, Universidad central de Venezuela. Matos, D. (2000). Des fetichizar la globalización basta de reduccionismos, apologías y demonizaciones, mostrar la complejidad y las practicas de los actores. Caracas: Relea. Articulo de revista. Martínez, G. (2008). Sociología y ciberespacio. Maracaibo, LUZ. Meleán, J. (1998). Democracia y descentralización. Zulia: Impresión. Servicio autónomo imprenta del estado Zulia. Rangel, D. A. (2008). Aquí manda el hampa. Caracas. Venezuela: recuperado el 07 de febrero de 2010 desde http://boletin.uc.edu.ve. Rodríguez, S. (2003). ¿De qué hablamos cuando nos referimos a la accountability social? Buenos aires: tomado el 12 de marzo del 2010 de www.ciudadpolitica.com. Sodaro, M. (2006). Política y ciencia Política. España: Editorial Mc Graw – Hill/ interamericana de España. S.A. Sorj, B. y Darcy de oliveira, editores, Cardoso, F. autor (2007). Sociedad civil y democracia/ la democracia en el centro de la agenda. Rio de Janeiro: ediciones centro Edelstein.

Sorj, B. y Darcy de oliveira, editores, Smulovitz, C. autor (2007). Sociedad civil y democracia/organizaciones que invocan derechos sociedad civil y representación en la argentina. Rio de Janeiro: ediciones centro Edelstein. Zamitiz, H. (sin fecha). Hermenéutica del poder. Archivo digital.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->