Está en la página 1de 6

Oghmios - Taller de escritura

Relatos Homoeróticos

Las palabras que nos enredan la existencia

Por: Van Krausser

Hace poco, un amigo norteamericano nos comentaba que aprender a hablar en


español ha sido lo más difícil que le ha sucedido. Le creo, porque en ocasiones yo me he
visto en grandes apuros con los albures que este idioma nuestro nos juega a quienes lo
tenemos como lengua materna. Especialmente, a quienes nos hemos decidido a escribir
nuestras fantasías y pensamientos como pasatiempo y actividad para relajarnos. O
simplemente, para aquellos que, sosteniendo una actividad profesional, saben que es
indispensable pulir la ortografía para escritos e informes impecables, libres de esos
‘horrores’ que ocasionan levantamientos de cejas por parte de los jefes.

Claro, siempre y cuando los jefes sepan de ortografía.

Bien, entrando en materia, sólo haré la revisión del uso de las palabras más
frecuentes que nos ocasionan tantos enredos y malos escritos. Las más comunes y
utilizadas en nuestras vidas diarias, podríamos decir.

Errores gramaticales de todos los días, o sea, los más comunes

Vayamos por partes:

UNO: "sino" y "si no"

a) SINO, todo junto es un sustantivo o nombre común, sinónimo de destino.

• Mi sino es enseñar; es decir, mi destino es enseñar.


• Todo me sale mal, es mi sino.

b) SINO. Aquí nos encontramos con una conjunción adversativa, (como “pero”,
“aunque”, “sin embargo”, “mas”), y se utiliza para negar una cosa y afirmar a
continuación otra.

Ejemplos:

• No lo hice yo, sino mi amigo:


Equivale a decir: No lo hice yo, pero lo hizo mi amigo.
• No lo hice yo, sino que lo hizo mi amigo:
En este caso se construye con la conjunción que.

Otros ejemplos podrían ser:

• Doña Carmen Polo no fue reina sino esposa del Caudillo.


• No he comido carne sino pescado.
• No te pido sino que me atiendas un rato.
Oghmios - Taller de escritura
Relatos Homoeróticos

O sea: si lo sustituimos por “pero” agregando opcionalmente un “si”, se trata de una


conjunción adversativa.

c) SI NO se utiliza para construir frases condicionales. Se compone de la conjunción


condicional “si” (sin tilde, por favor) y de la negación “no”.

Ejemplos de su uso son:

• Si no lo veo no lo creo.
• No reduciré mi barriga si no dejo de comer porquerías.
• Tiene que ser así porque si no, no tiene sentido.
• Si no estudias, suspenderás.
• Si no vienes conmigo, te perderás la película.
• Si no comes, adelgazarás.

¿Ha quedado claro?

Bien, ahora daremos algunas sencillas reglas para evitar meter la pata y ser objeto de las
burlas de los pocos que sepan que la hemos metido (la ignorancia impera en nuestra
sociedad, así que casi nadie se da cuenta de nuestros desmanes gramaticales).

Tip No. 1.- Regla de la sílaba tónica; es decir, cuál se pronuncia más fuerte.
Cuando usamos “sino”, la sílaba tónica es “si” y cuando se utiliza “si no”, la sílaba
tónica es “no” (algunos escriben, erróneamente, “sinó”, con tilde en la “o”).

Tip No. 2.-Puedes convertirla en pregunta sin ser pregunta


En el uso de las frases condicionales (“si no”), también puede tratarse de la conjunción
completiva si e introducir, por tanto, oraciones interrogativas indirectas.

«Me pregunto si esto no tendrá consecuencias...»


«Me pregunto si esto tendrá consecuencias o no...»
«Dime si quieres que me vaya o no.

DOS: Así mismo, asimismo y a sí mismo

a) Así mismo: se considera una locución adverbial afirmativa (Leonardo Gómez


Torrego), y se usa con dos sentidos: [1] ‘del mismo modo’, y [2] ‘también’.

• Así mismo, me vino a decir que comprara otro coche.


• Es necesario así mismo que vengas conmigo esta tarde.

Hay que tener en cuenta que se escribe igual la unión del adverbio modal así reforzado
con el adjetivo mismo; en este caso, es necesario siempre escribirlo separado:

• Lo traje así mismo (es decir, no de otra manera).


Oghmios - Taller de escritura
Relatos Homoeróticos

b) Asimismo: es un adverbio, sinónimo de la locución adverbial.

• Me insultó asimismo cuando me bajé del coche.

La Real Academia Española prefiere la locución adverbial así mismo. En todo caso, es
un error escribir: *asímismo, aunque ésta sea su pronunciación.

c) A sí mismo: se trata de una locución, en donde se unen una preposición (a), un


reflexivo (sí) y un adjetivo de identidad (mismo). El adjetivo, por su propia naturaleza,
admite variaciones de género y de número

• Pedro se peina a sí mismo.


• María se peina a sí misma.
• María y Pedro se peinan a sí mismos.
• María y Elena se peinan a sí mismas.

TRES: Halla, haya, aya

a) HALLA: se trata de la tercera persona del singular del presente de indicativo del
verbo hallar, que significa, según el Diccionario de la Real Academia Española, ‘dar
con una persona o cosa que se busca o sin buscarla’, ‘descubrir con ingenio algo hasta
entonces desconocido’, o ‘descubrir la verdad de algo’, entre otras acepciones.

Tip para evitar errores: Se puede sustituir siempre por la forma (se) encuentra.

• Mis padres siempre se hallan cansados.


• No hay nada mejor que hallarse en vacaciones.

b) HAYA: se trata del presente de subjuntivo del verbo haber, y puede utilizarse tanto
como verbo principal o como verbo auxiliar:

• ¡Ojalá, haya más gente la próxima semana! (verbo personal)


• El que se haya ido de vacaciones, no tendrá derecho a protestar. (verbo
auxiliar)

La pronunciación de la ll como y recibe el nombre de yeísmo.

Tip para evitar errores: cabe hacerse la pregunta si la conjugación de esta palabra deriva
hacia la raíz, o sea, el infinitivo del verbo haber.

Por otro lado, no hemos de olvidar que haya puede ser también un sustantivo (estamos
ante una palabra homofónica, o sea, mismo sonido, misma escritura, diferente
significado), con el significado, según el Diccionario de la Real Academia Española,
‘árbol de la familia de las fagáceas, y madera de este árbol’.
Oghmios - Taller de escritura
Relatos Homoeróticos

c) AYA: sustantivo, sinónimo de ‘niñera’.

• Hemos vuelto a ver el aya que nos cuidó de niños.

CUATRO: Porque / por que / porqué / por qué

Muchas veces se duda en la utilización de estos términos, aunque su uso es claro si se


conocen e identifican claramente sus funciones, equivalencias y significados:

a) Porque: conjunción causal (o final). Es átona, por lo que no lleva tilde. Otras
conjunciones y locuciones causales son: como, pues, dado que, puesto que, ya que... Por
ejemplo:

• He venido, no porque me llames, sino porque quiero.

b) Por que: secuencia formada por la preposición por y el pronombre relativo (que);
equivale a por el cual, por la cual, por los cuales o por las cuales. Por ejemplo:

• Estas son las razones por que he querido venir.

También que puede ser la conjunción subordinante: no tiene un valor casual, sino que la
preposición por está exigida por el verbo. Por ejemplo:

• Inclinarse por: Me inclino por que no vendrá.


• Preocuparse por: Me preocupo por que me ha dicho que vendrá mañana.

c) Porqué: es un sustantivo masculino que significa, según el Diccionario de la Lengua


de la Real Academia Española: «causa, razón o motivo».

• No quiero saber el porqué de tu enfado.

d) Por qué: Secuencia formada por la preposición por y el pronombre o adjetivo


interrogativo qué, con el que se pregunta la causa o motivo de una acción:

• ¿Por qué has venido?

Las oraciones interrogativas también pueden aparecer en el discurso indirecto, como


una oración subordinada:

• Me gustaría saber por qué has venido.

Algunos gramáticos consideran incorrecto el uso del artículo delante de las


interrogativas indirectas:
Oghmios - Taller de escritura
Relatos Homoeróticos

*Me gustaría saber el por qué has venido.

Pero sí que puede utilizarse el artículo cuando se cambia por el sustantivo porqué:

Me gustaría saber el porqué de tu venida.

Ahora, unas reglas de gramática que no podemos pasar por alto.

OtravezUno: ¿Cómo dicen que dijo…?

1.1 ¿”Además” o “a demás”? ¿Y también “de más”?

a) Además es un solo adverbio. Procede de a más (que son dos palabras), y es la


contracción en una sola palabra, de "a y demás", con significado de exceso.

Nunca lo escribas separado. Ni siquiera la forma "a más" es correcta actualmente.

b) Sin embargo, puede darse la confusión en el uso de la palabra “demás”, que sí existe,
y puede tener varias acepciones:

1. adj. y pron. indef. Designa a los elementos no mencionados de una serie o


conjunto:
los demás llegaron tarde;
cultivó novelas, relatos y demás narraciones.
2. por demás loc. adv. En vano, inútilmente:
si ya te has decidido, está por demás discutir.
3. loc. adv. En exceso, en demasía:
siempre habla por demás.
4. por lo demás loc. adv. En lo que respecta a otros asuntos:
tuvo varios errores, pero por lo demás hizo un buen examen.

c) Ahora bien, pueden también utilizarse las palabras separadas de y más, que son una
locución adversativa, y significa de sobra o en exceso:

“tu ironía está de más”.

1.2 ¿”Aún”, “aun” o “a un”?

Aunque parezca una corrección bárbara, aquí están las formas y sus errores.

aún = todavía
aun = incluso
a un = referencia que se hace a algo: objeto, hombre (masculino), animal.

Como ejemplo, se pueden cambiar estas palabras por sus sinónimos.

—Si aún no lo tienes claro, no te preocupes, aun los mejores escritores fallan a veces.
Oghmios - Taller de escritura
Relatos Homoeróticos

—Si todavía no lo tienes claro, no te preocupes, incluso los mejores escritores fallan a
veces.

El error que más suelo ver es escribir "aún así" (forma incorrecta) por "aun así"(forma
correcta).

Yyyy…tenemos el fatídico aunque, que todo el tiempo va unido en esta forma:

1. conj. conc. Expresa una objeción que no impide el desarrollo de la acción


principal:
aunque esté enferma, iré al concierto.
2. conj. ad. Expresa la coordinación de dos o más acciones opuestas:
no hablaré de ese tema, aunque tocaré uno muy cercano.

Pues bien… como comentaba arribilla, er… más arribilla, o sea, casi al principio, no
son todas las palabras enredosas, sólo las más comunes. Sin embargo, con estas basta y
sobra por el momento para darnos una idea de los errores que pueden cometerse con
regularidad.

En caso de que hubiese dudas cuando se encuentren con alguna de estas tiranas del
lenguaje (y que no están mencionadas en el artículo), mi recomendación es que corran
al diccionario. Yo sé que hasta al mejor cazador se le van los tiros, y se le escapan
algunas liebres, pero en serio, en estos tiempos modernos, tanto los diccionarios,
enciclopedias, tesauros, “tumbaburros y burras” y demás manuales de consulta están al
alcance de la mano, en cualquier formato y a todas horas.

Así que, sin excusas, por favor.

Y buena escritura.

Fuentes: http://www.wordreference.com
http://es.answers.yahoo.com
http://es.wikipedia.org