Está en la página 1de 3

Faginas, Valeria Lucía

23/09/2010

Dime que ves y te diré quien eres

Según definición del diccionario enciclopédico Espasa Calpe televisión es la


“transmisión de la imagen a distancia, valiéndose de las ondas hertzianas”. Pero, no
puede significar solo eso sino ¿por qué se hace tan importante en nuestra vida?
Entonces, ¿qué es la televisión? Y aún más importante, ¿qué función le asignamos?

Creo que en nuestra sociedad la televisión perdió su finalidad primordial, la que


debería tener, la de crear opiniones, instruir, enseñar valores, informar y por último
entretener siendo esto también importante. Sin embargo hoy parece que estas
palabras fueron manejadas al antojo del rating. Es más importante no solo entretener
sino aislar de la realidad y frivolizar a la sociedad que ayudarla a crecer.

La “Caja Boba” nos muestra a un “Bailando por un sueño” que expone mujeres
que se olvidan de su condición de tales, que pelean, se insultan, discuten (en forma
guionada o no), exhiben sus cuerpos como si estuviesen en una vidriera y tienen la
excusa perfecta para hacerlo; ellas bailan por un teórico sueño. Lo que para nosotros
puede significar esa palabra es la realización de una escuela para que unos chicos
humildes puedan instruirse, para ellas representa exposición, “cámara”, dinero, un
auto y si se puede, un novio futbolista en el exterior. Todo esto potenciado por un
hábil conductor que sabe cómo ganar dinero, ya sea apelando a este show o al
sentimentalismo de los argentinos, mostrando chicos con capacidades diferentes,
familias humildes, pueblos golpeados por la situación económica del país. De este
programa se desprenden muchas otras que viven de lo que pasó allí. Un claro ejemplo
son los programas de chismes de la tarde como Intrusos que no son más que
husmeadores en vidas ajenas, donde se invade la privacidad y se llega a límites que tal
vez exceden la exposición “normal” que una persona del ambiente artístico debería
tener. Aunque claro, a muchas figuras esto les sirve de promoción.

Pero, debemos preguntarnos ¿por qué nos interesa tanto lo que hace o deja de
hacer Ricardo Fort con sus millones? Seguramente debe ser, argentinos, que ello es
imprescindible para nuestra vida cotidiana, o ¿no? Pero no solo esto se desvirtuó.
Siendo Argentina un país con un sin fin de personalidades importantísimas dentro de
nuestra identidad cultural como Adolfo Pérez Esquivel, Quino, Mariano Mores entre

1
Faginas, Valeria Lucía
23/09/2010

otros; Crónica le hace reportajes a Zulma Lobato, Jacobo Winograd, El Hombre Chip y
demás personajes bizarros.

Como estará la televisión que aquellos canales destinados a formar opiniones


como TN estén empecinados en descalificar inescrupulosamente a un gobierno que mal
o bien fue elegido por el pueblo. A su vez existen programas ultrakirchneristas como
678 que tienen una ideología tan cerrada que no dejan lugar al que piensa diferente.
Entonces logran polarizar al argentino, llevarlo a los extremos cuando en realidad
deberíamos todos poder expresarnos sin tener que ser obligatoriamente oficialistas u
opositores sino simples ciudadanos.

En comparación con los anteriores, existen programas como Ver para Leer y
canales como Encuentro que tienen otra finalidad y, paralelamente no resulta raro
luego de este análisis que sean los menos vistos por el público en general porque no
responden al modelo que proponen los programas más importantes a la hora de la
medición del rating, pero ayudan al crecimiento cultural a través de la promoción de
libros, documentales, notas de interés y reconocimiento histórico. Son pocos los que
buscan entretener sanamente como Justo a Tiempo y cada vez son más los que
sucumben ante el temido minuto a minuto televisivo. Casi Ángeles, dentro de las
ficciones, es una de las pocas que además de captar espectadores con el
merchandising, canciones y temas relacionados con adolescentes, pretenden dejar un
mensaje, lo que se refleja capitulo a capitulo con las voces en off donde se toman
temas como la paz, la resistencia, la verdad, la identidad, etc. y con ciertas actitudes
que tienen los personajes que dejan en claro cuales son buenas y cuales no tanto.

Para concluir podemos decir que ya no se busca el entretenimiento sino el


aislamiento, mantenernos fuera de la realidad, ajenos a ellas porque es muchos más
fácil y sobre todo redituable tener un pueblo desinformado y no pensante que no
reaccione como individuo sino que se masifique. Se nos distrae con superficialidades
mientras grandes y graves cosas ocurren en nuestro país que es conveniente que no se
sepan. Talvez en parte sea culpa nuestra por no imponernos y seguir alimentándolos.
Pero claro esto ya esta instalado en la sociedad, en nuestra idiosincrasia.

Podemos afirmar que se desdibujaron las funciones y los objetivos de la


televisión como tal y se perdieron los valores que se deberían transmitir a los
televidentes, aunque haya pequeñas excepciones.

2
Faginas, Valeria Lucía
23/09/2010

Personalmente creo que además de entretener o contar una historia y ayudar a


alegrar a la gente que tanto sufre en su vida cotidiana por consecuencia de muchas
cosas, deberían dejar enseñanzas, consejos y valores de vida; que todo tenga un
trasfondo. Entonces, remontándonos a la definición original por diccionario, la
televisión debería transmitir ideas, no solo imágenes.