UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR FACULTAD DE INGENIERÍA Y ARQUITECTURA ESCUELA DE INGENIERÍA MECÁNICA PROCESOS DE FABRICACIÓN II PDF215

CICLO I-2009

TEMA:

“RIESGOS BIOLÓGICOS”

DOCENTE: ING. JUAN ANTONIO FLORES DÍAZ

PRESENTAN: APONTES SANTOS, JUAN EDUARDO CUBIAS ALAS, MARVIN ALONSO GONZALEZ QUINTANILLA, ISMAEL ROMERO MARTÍNEZ, WILLIAM GUILLERMO

Ciudad Universitaria, 15 de Julio de 2009

1

Contenido
INTRODUCCION ............................................................................................................................. 3 OBJETIVOS ..................................................................................................................................... 4 GENERALIDADES ............................................................................................................................ 5 DEFINICIONES ................................................................................................................................ 7 1. CLASIFICACION DE LOS RIESGOS BIOLÓGICOS ............................................................................ 9 1.1 FACTORES QUE ORIGINAN LOS RIESGOS BIOLÓGICOS......................................................... 14 1.1.1 CLASIFICACIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGO BIOLÓGICOS .......................................... 14 1.1.2 OTROS FACTORES DE RIESGO BIOLÓGICO. ................................................................... 17 2. FUENTES DE FACTORES DE RIESGO BIOLÓGICOS ...................................................................... 17 2.1 VIAS DE TRANSMISIÓN ....................................................................................................... 18 3. CUANTIFICACIÓN DE LAS VARIABLES DETERMINANTES DEL RIESGO BIOLOGICO ....................... 19 4. INTERPRETACIÓN DE LOS NIVELES DE RIESGO BIOLÓGICO ........................................................ 23 5. FORMAS Y MEDIOS DE MEDICIÓN DE LOS RIESGOS BIOLOGICOS .............................................. 24 6. EFECTOS Y CONSECUENCIAS..................................................................................................... 36 7. FORMA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS BIOLOGICOS................................................................... 49 7.1 ESTRATEGIAS PREVENTIVAS ............................................................................................... 50 8. MEDIDAS GENERALES DE CONTROL Y PROTECCIÓN .................................................................. 53 9. FORMAS DE PROTECCION ........................................................................................................ 58 9.1 EN GENERAL: CONTROL Y PREVENCION .............................................................................. 63 10. NORMAS RELACIONADAS CON RIESGOS BIOLOGICOS ............................................................. 64 CONCLUSIONES............................................................................................................................ 81 RECOMENDACIONES. ................................................................................................................... 81 BIBLIOGRAFÍA .............................................................................................................................. 82 GLOSARIO TÉCNICO ..................................................................................................................... 83 ANEXOS ....................................................................................................................................... 85

2

INTRODUCCION
Todos los profesionales llevan implícito un riesgo inherente por la naturaleza misma. En el ambiente laboral, todas las personas, que se encuentran ejerciendo alguna profesión cualquiera que esta sea, tienen la probabilidad de sufrir un determinado daño derivado del trabajo. Identificando entre estos los riesgos físicos, químicos, biológicos, psicosociales e incompatibilidad ergonómica, por lo que se le encuentra la importancia de iniciar el estudio de los riesgos a los cuales el hombre está expuesto enfocándonos principalmente en los riesgos biológicos que están constituidos por un conjunto de microorganismos, toxinas, secreciones biológicas, tejidos, órganos corporales humanos, animales y vegetales, presentes en determinados ambientes laborales, que al entrar en contacto con el organismo puede desencadenar enfermedades infectocontagiosas, reacciones alérgicas o también intoxicaciones. Con el propósito de educar a los trabajadores y evitar que cometan determinadas acciones y situaciones con capacidad de ocasionar lesiones al trabajador y daño a la infraestructura e instalaciones de la empresa. Existen una gran cantidad de riesgos a los cuales los trabajadores están expuestos con el día a día, entre los cuales están los riesgos biológicos, que siempre habían existido desde los principios de la humanidad cuando estas se veían expuestas a enfermedades y epidemias, pero por le poco o nulo conocimiento sobre el tema no habían formas de prevención, fue hasta estos tiempos modernos en que el hombre empezó a darle la importancia necesaria para buscar formas de la prevención de los riesgos y sus formas de evitarlos. Estos casi siempre están relacionados al puesto de trabajo pero en la realidad cualquier persona está expuesta. En el presente trabajo se expondrán los conceptos básicos para entender que es un riesgo biológico así como también la clasificación por la que se rigen, los medios de prevención que se pueden implementar para disminuirlos, cuales son los equipos de protección contra determinado tipo de riesgo, y algunas de las enfermedades causadas por los riesgos biológicos al no acatar las medidas mínimas preventivas.

3

OBJETIVOS
OBJETIVO GENERAL:  Conocer sobre los riesgos biológicos y las consecuencias que estos conllevan al estar presentes en el ambiente laboral.

OBJETIVOS ESPECIFICOS  Identificar la clasificación de los agentes biológicos para reconocer los microorganismos a los cuales estamos expuestos en nuestro lugar de trabajo.  Conocer los efectos que causan los agentes biológicos en el cuerpo humano y la manera de cómo prevenir el contagio o infección de dichos agentes biológicos.  Indagar como realizar evaluaciones de la existencia de los riesgos biológicos según con la ayuda de variables y parámetros.  Que las personas que laboran en su trabajos conozca que es un riesgo biológico y como puede controlarlo según planes de contingencia de dichos riesgos.

4

GENERALIDADES
RIESGO: Es la contingencia o probabilidad de que ocurra un daño. Tipos riesgos: - Riesgos químicos - Riesgos físicos - Riesgos psicológicos - La no aplicación de los principios de ergonomía - Riesgos biológicos La importancia de saber sobre los tipos de riesgo: • La exposición laboral a riesgos puede debilitar los sistemas de defensa de su organismo. • Es necesario controlar los riesgos laborales para que un lugar de trabajo sea seguro y saludable. Es importante conocer los riesgos laborales, para conocer entre otras cosas como la exposición a ellos puede influir en la salud y cómo protegerse de la de dichos riesgos en el lugar de trabajo.

Riesgos Biológicos: Pueden ser infecciones agudas o crónicas, reacciones alérgicas y toxicas causadas por agentes biológicos y sus derivados, o productos de DNA recombinante y manipulaciones genéticas. También son riesgos biológicos las mordeduras, picaduras o arañazos producidos por animales domésticos, salvajes e insectos. Las infecciones pueden ser causadas por virus, hongos, bacterias, parásitos, rickettsias o plásmidos. Gran cantidad de plantas y animales producen sustancias irritantes toxicas o alergenas como segmentos de insectos, cabellos, polvo fecal, polen, esporas o aserrín, a todos estos agentes o microorganismos capaces de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad se le conoce como contaminantes o agentes biológicos. Los agentes biológicos constituyen un factor de riesgo laboral por su capacidad de desencadenar enfermedades infecciosas y parasitarias, tanto profesionales como del trabajo.

5

Orígenes: No se tiene una fecha exacta del origen de los riesgos biológicos. Estos siempre han existido ya que los microorganismos aparecieron mucho antes que el hombre apareciera; pero fue hasta la época moderna en la cual el hombre empezó a preocuparse y a estudiar los microorganismos para poder establecer los riesgos a los que se ven expuestos las personas en su puesto de trabajo, a si como las enfermedades que se pueden padecer a causa de dichos riesgos. El término Riesgos Biológicos y su símbolo asociado se utilizan generalmente como advertencia, de modo que esas personas potencialmente expuestas a las sustancias lo sepan para tomar precauciones. El término riesgo biológico está muy ligado al campo de la prevención de riesgos laborales.

6

DEFINICIONES
RIESGOS BIOLOGICOS: El riesgo biológico o biorriesgo consiste en la presencia de un organismo, o la sustancia derivada de un organismo, que plantea (sobre todo) una amenaza a la salud humana. Esto puede incluir los residuos sanitarios, muestras de un microorganismo, virus o toxina (de una fuente biológica) que puede resultar patógena. Puede también incluir las sustancias dañinas a los animales. Riesgos Biológicos en el Trabajo: Están constituidos por un conjunto de microorganismos, toxinas, secreciones biológicas, tejidos, órganos corporales humanos, animales y vegetales, presentes en determinados ambientes laborales, que al entrar en contacto con el organismo puede desencadenar enfermedades infectocontagiosas, reacciones alérgicas o también intoxicaciones. Agentes biológicos: microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad. Microorganismo: Toda entidad microbiológica, celular o no, capaz de reproducirse y transferir material genético. Cultivo celular: El resultado del crecimiento invitro de células obtenidas de organismos multicelulares. Reservorio: medio, vivo o no, que permite que el AB persista y se multiplique. Periodo de incubación: intervalo de tiempo entre la entrada del microorganismo y la aparición de los primeros síntomas. Fuente de exposición: medio, vivo o no, desde donde pasa el agente etiológico al huésped (reservorio y fuente de exposición frecuentemente coinciden). Mecanismo de transmisión: conjunto de medios y sistemas que facilitan el contacto del agente infectivo con el sujeto receptor. Depende de las vías de eliminación, la resistencia del agente etiológico al medio exterior, las puertas de entrada, el quantum de la infección.

7

Bioseguridad: Conjunto de métodos tendientes a minimizar el riesgo asociado a la exposición de los microorganismos, mediante la protección de los operadores, personas del entorno, animales y el medio ambiente. Enfermedades ocupacionales por riesgos biológicos: Son las enfermedades que se presentan por la exposición ocupacional a microorganismos u otros seres vivos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad. Enfermedades ocupacionales hospitalarias infecciosas; son las más frecuentes en el grupo ocupacional hospitalario, con riesgo de transmisión de los enfermos al personal y viceversa. No percepción del riesgo en personal sanitario. DIFERENCIA DEL RIESGO BIOLOGICO CON OTROS TIPOS DE RIESGO La Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos Laborales relacionados con la exposición a Agentes Biológicos (INSHT), hace referencia a la diferencia entre los riesgos biológicos y de los agentes químicos y físicos, justifican un tratamiento separado, tanto porque se originan de la materia viva como por otras circunstancias en las cuales podemos mencionar. a) No son exclusivos del ambiente de trabajo. Muchos de los obreros expuestos, especialmente obreros rurales que estén en contacto con el riesgo no solo durante la jornada de trabajo, sino en las horas dedicadas al hogar y la recreación. b) Los efectos que producen son idénticos a los de enfermedades no ocupacionales y solo se justifica su calificación de tales si han sido contraído como consecuencia de las labores desempeñadas. c) No existe un límite permisible. Dependiendo de las circunstancias personales de los afectados, con variaciones temporales importantes, una exposición puede o no producir una enfermedad, sin que para estos efectos haya una relación entre la magnitud de la exposición y la concentración. d) Los agentes causales pueden ser transportados fuera del ambiente laboral por los mismos trabajadores.

8

1. CLASIFICACION DE LOS RIESGOS BIOLÓGICOS
Los riesgos biológicos se clasifican de la siguiente manera: *Según el riesgo de infección *Según su momento de aparición Según el nivel de riesgo de la infección, se clasifican los agentes biológicos en cuatro grupos de riesgos:

Nivel 1: agente biológico que resulte poco probable que cause enfermedad en el hombre. Varias clases de bacterias incluyendo Bacillus Subtilis, Hepatitis canina, E. coli, varicela, así como algunos cultivos de célula y bacterias no-infecciosas. A este nivel las precauciones contra los materiales biopeligrosos son guantes de participación mínimos, más probable y una cierta clase de protección facial. Generalmente, los materiales contaminados se depositan separadamente en receptáculos para residuos. Los procedimientos de descontaminación para este nivel son similares en la mayoría de los casos a las precauciones modernas contra los virus habituales (ejemplo: lavándose las manos con jabón antibacteriano, lavando todas las superficies expuestas del laboratorio con los desinfectantes, etc.). En ambiente de laboratorio, todos los materiales usados para en cultivos celulares y/o cultivos de bacterias son descontaminados en el autoclave. Nivel 2: agente patógeno que pueda causar una enfermedad en el hombre y pueda suponer un peligro para los trabajadores; es poco probable que se propague a la colectividad; existen generalmente profilaxis o tratamientos eficaces. En este nivel entran: Hepatitis B, hepatitis C, gripe, Enfermedad de Lyme, salmonelas, VIH, Tembladera. Nivel 3: un agente patógeno que pueda causar una enfermedad grave en el hombre y presente un serio peligro para los trabajadores; existe el riesgo de que se propague en la colectividad; pero existen generalmente una profilaxis o tratamientos eficaces. Ántrax, EEB, paperas, Virus del Nilo Occidental, SRAS, viruela, tuberculosis, tifus, Fiebre amarilla.

9

Nivel 4: un agente patógeno que cause una enfermedad grave en el hombre y suponga un serio peligro para los trabajadores; existen muchas probabilidades de que se propague en la colectividad; no existen generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaces. Fiebre boliviana, Dengue, Virus de Marburgo, Ébola, Hanta, Virus de Lassa, y otras enfermedades hemorrágicas (sobre todo las africanas). Al manipular peligros biológicos de este nivel, el uso de traje hazmat (traje de protección de materiales peligrosos) y una fuente de respiración autónoma con oxígeno es obligatoria. La entrada y la salida de un laboratorio del nivel cuatro contendrán duchas múltiples, un cuarto de vacío, cuarto de luz ultravioleta, y otras medidas de seguridad diseñadas para destruir todos los rastros del microorganismo. El riesgo es determinado en base a: Grado de Patogeneidad: cuántos agentes biológicos se necesitan para provocar una enfermedad Posibilidad de propagación y contagio de la colectividad: Existencia del tratamiento eficaz Según su momento de aparición: 1- Riesgos a corto plazo. 2- Riesgos a mediano plazo. 3- Riesgos a largo plazo. I Riesgos a corto plazo: 1. I.A. Intoxicaciones alimentarias por bacterias: Son producidas por las toxinas de estos microorganismos; así tenemos las causadas por: -Estafilococos: Se encuentran principalmente en la leche, derivados lácteos, jamón y carne procesada debido a una mala manipulación y conservación de los alimentos. Provoca una diarrea profusa con dolor abdominal intenso, náuseas y vómitos. -Vibriones: Producido por la toxina del Vibrio cholerae, la cual provoca una diarrea acuosa con pérdida abundante de líquido y electrolitos de hasta un litro por hora que puede causar una deshidratación grave en pocas horas, seguida o no de la muerte. -Enteropatógenos: Produce una diarrea llamada "diarrea del viajero", y es debida a la acción intraintestinal de la toxina de la Escherichia coli.

10

-Anaerobios: Como es el caso del botulismo, debido a una neurotoxina producida por el Clostridium botulinum, la cual provoca una enfermedad severa neuroparalítica con inhibición de la liberación de la acetilcolina; caracterizada por un comienzo agudo y rápido que termina en parálisis muscular profunda y paro respiratorio. 2. Intoxicación por hongos: Se produce al ingerir hongos tóxicos confundidos con hongos alimentarios. Tal es el caso de la Amarita muscarea. Es un hongo causante de una acción atropinica, parasimpaticomimetica y estimulante del Sistema Nervioso Central. Puede provocar náuseas, vómitos y diarreas. Produce alucinaciones, depresiones y con-tracciones musculares y puede causar la muerte. 3. Infecciones: Tétano, producido por la neurotoxina del Clostridium tetani; esta bacteria entra al organismo por heridas punzantes y se caracteriza por espasmos y rigidez musculares, y conlleva a una necrosis del sitio de la herida, pudiendo producir hipotensión, taquicardia y muerte. 4. Infestaciones: Producidas por parásitos del tipo "amibas", las cuales se encuentran en los alimentos debido a contaminación por mala higiene en la manipulación y/o conservación o almacenamiento de los mismos. Estas diarreas se pueden presentar en 24 horas. 5. Infecciones por virus: Entre estas encontramos el dengue. Esta enfermedad es transmitida por la picadura de un mosquito, el Aedes aegypti, el cual ha sido previamente infectado al picar a una persona enferma. El cuadro cursa con fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares, pudiendo presentarse petequias y hemorragias por una disminución de las plaquetas. II-Riesgos a mediano plazo: Son aquellos que involucran enfermedades cuya aparición ocurre dentro de un lapso de 7 a 14 días. Entre éstas tenemos: 1. Paludismo o malaria: Causada por un parásito del género Plasmodium. Esta enfermedad, de carácter endémico, presenta una amplia distribución geográfica. Se transmite por medio de la picada de un mosquito, (insecto del género Anopheles), y se caracteriza por un comienzo repentino, con fuertes escalofríos seguidos de fiebre que alcanza los 41ºC, acompañados de los síntomas comunes de una infección febril, tales
11

como cefalea, mialgias, náuseas, y taquipnea. Después de varias horas de fiebre, termina en crisis de sudoración severa. La aparición del cuadro varía según el tipo de Plasmodium que esté produciendo la enfermedad. 2. Hepatitis A. Es una enfermedad producida por un virus, que provoca daños a nivel del hígado. Su transmisión es por alimentos contaminados con heces de sujetos portadores de la enfermedad. El paciente presenta un color amarillo en piel y mucosas. La forma de prevenirla es cumpliendo las normas de higiene en la prepa-ración de los alimentos y la disposición adecuada de las excretas. III. Riesgos a largo plazo: Son aquellos que implican enfermedades cuyos síntomas aparecen después de los 15 días siguientes al momento de exposición al agente causal. Estas pueden ser producidas por: 1. Hongos: Los hongos son microorganismos que se encuentran en la naturaleza y algunos de ellos forman parte del hábitat que nos rodea. Éstos pueden producir patología por diversos mecanismos, ya sea por contacto, (micosis superficial); o por penetrar a la piel y llegar a la sangre, (micosis subcutánea o profunda). La penetración de los hongos va a depender de la integridad de la piel, (abrasiones, quemaduras, etc.), y de las condiciones del sistema inmunológico. El mecanismo de acción es por su sola presencia o por toxinas. Existen hongos que se adquieren por inhalación. Entre las patologías comunes, según las zonas endémicas, encontramos la Coccidioidomicosis, producida por el Coccidioides inmitis caracterizada por un trastorno respiratorio leve con afecciones pulmonares. La histoplasmosis, producida por el Histoplasma capsulatum, la cual puede producir calcificaciones pulmonares y diseminarse vía san-guínea a otros órganos. Se encuentra en suelos ricos en nitrógeno y presenta un hábitat definido con murciélagos y aves. Igualmente conseguimos la esporotricosis, la cual es una micosis subcutánea, endémica en zonas húmedas, de alturas cercanas a los mil metros. Estos hongos se encuentran en la tierra y penetran en la piel por pequeñas heridas (espinas, raspaduras, etc.) con detritus vegetales y se produce una lesión ulcerosa en el sitio de la lesión. Este hongo migra por el sistema linfático y produce lesiones en la piel en forma de rosario a partir del sitio de la inoculación.

12

2. Parásitos: Son productores de diversas patologías. Estos requieren generalmente de un vector o vehículo de transmisión. Entre las principales parasitosis tenemos: · Leishmaniasis: Causada por protozoarios de género Leishmania, los cuales pueden producir infecciones a nivel superficial, (piel), o profundas, (bazo, hígado y médula ósea). La transmisión es debida a un vector biológico, el cual es un insecto de la familia Psychodidae conocido como flebótomo, con una amplia distribución en Venezuela, encontrando las zonas endémicas en los valles del sistema montañoso de la costa, depresión de Yaracuy, zonas boscosas de Turén, algunas regiones de los Llanos y los Andes y al sur del Orinoco. El período de incubación es variable, alrededor de 2 a 3 meses pudiendo extenderse hasta un año. La Leishma-niasis superficial presenta, en el sitio de la inoculación, lesiones iníciales pápulo-vesiculares, pudiendo acompañarse de adenopatías satélites. La lesión ulcerosa es indolora, de contornos regulares, con bordes levantados, poco exudativa y con fondo granuloso limpio que luego pueden convertirse en úlceras poco exudativas, de contornos regulares. Los pacientes pueden presentar fiebre y prurito en las zonas afectadas. En la leishmaniasis profunda o visceral, (Kalazar), las lesiones son a nivel de hígado, bazo y médula ósea y las manifestaciones dependen del órgano blanco. La forma de prevenir la Leishmaniasis es el uso de repelentes de insectos y mosquiteros de malla fina en zonas endémicas. · Cisticercosis. Esta enfermedad es causada por la ingesta del huevo de la Taenia solium en la carne de cerdo mal cocida, y se manifiesta por lesiones a nivel de cerebro y ojos, principalmente, Estas larvas pueden causar comprensión, obstrucción o inflamación en el órgano en el que se aloja y de éstos va a depender la sintomatología, (convulsiones, hipertensión, lesiones oculares etc.). Las medidas para evitar la contaminación se basan principalmente en una buena cocción de las carnes para destruir los huevos en caso que se encuentren en las mismas, evitando ingerir aquellas carnes que presenten "coquitos" o peloticas blancas al ser cortadas durante el proceso previo a su cocción. · Tripanosomiasis: Producido por el Trypanosoma cruzi, el cual es un parásito que requiere de un vector para cumplir su ciclo de vida y provocar la enfermedad. El "Mal de Chagas" se caracteriza por lesiones a nivel de las paredes cardíacas, (Miocardiasis chagasica), pudiendo atacar también a otros órganos. La sintomatología es muy vaga y muchos de los individuos no presentan síntomas durante el inicio de la enfermedad. La transmisión es mediante el chipo, (Rhodnius prolixus), el cual pica para alimentarse de sangre, inyectando un anestésico de duración muy breve, (para cubrir el lapso que dura la chupada). Mientras chupa vacía sus excretas, (orina y heces), que contienen las formas parasitarias. Al cesar el efecto anestésico, hay prurito con el rascado
13

consecuente y las formas infectantes penetran la piel e invaden al organismo humano. En el sitio de la inoculación se observa el chagoma de inoculación, caracterizado por una tumoración rodeada de un área edematosa y una adenomegalia satélite La forma de evitar la transmisión es el uso de insecticidas contra el vector y evitar el hábitat natural del chipo. 3. Virus: Entre los principales tenemos: -Virus de la hepatitis B. La vía de transmisión es por la sangre y algunos fluidos orgánicos. Este virus produce una enfermedad crónica del hígado que conlleva a manifestaciones en el metabolismo del individuo. Una de las formas de protegerse del virus es mediante la vacuna. La hepatitis B puede manifestarse también en forma aguda y fulminante. -Virus de la Inmunodeficiencia Humana, (HIV). Es un virus ampliamente conocido, produce la enfermedad del SIDA, (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), la cual se manifiesta por una alteración en las defensas del individuo y lo hace propenso a infecciones. Existen actualmente 4 formas comprobadas de contagio para el HIV: sexual; trasplante de órganos, materno fetal y sangre y sus derivados. Hasta el momento, no se dispone de un medicamento o vacuna eficaz contra este virus, por lo que lo ideal es la prevención para evitar la enfermedad.

1.1 FACTORES QUE ORIGINAN LOS RIESGOS BIOLÓGICOS
En este caso encontramos un grupo de agentes orgánicos, animados o inanimados como los hongos, virus, bacterias, parásitos (entre otros), presentes en determinados ambientes laborales, que pueden desencadenar enfermedades infectocontagiosas, reacciones alérgicas o intoxicaciones al ingresar al organismo.

1.1.1 CLASIFICACIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGO
BIOLÓGICOS
Los factores de riesgo biológicos son todos aquellos macroorganismos y microorganismos que tienen la capacidad de causar enfermedades a las personas expuestas directa o indirectamente a su contagio. Se clasifican según su naturaleza, así:

14

♦ LAS BACTERIAS son microbios unicelulares, tal vez los que mayor número de enfermedades causan a las personas y a los animales. Según su forma y manera de agruparse se dividen en: * Cocos. Se caracterizan por que tienen forma de esfera. Entre ellos se encuentran: - Diplococos que se agrupan en parejas. Causan enfermedades como la meningitis, neumonía. - Estreptococos: se agrupan en forma de cadenas. Causan faringitis, fiebre reumática. - Estafilococos: se agrupan racimos o cocos aislados. Causan forúnculos y osteomielitis. * Bacilos. Tienen forma de bastones alargados rectos o curvos. Producen enfermedades como tétano, gangrena, difteria. * Espiroquetas tienen forma de espiral. Causan la sífilis. ♦ VIRUS. Son microorganismos con un tamaño más pequeño que el de las bacterias y sus propiedades los colocan aparte de los seres vivientes. En cierto sentido un virus puede considerarse como una extensión genética de su huésped. Una partícula viral consiste de una molécula de ácido nucleico, DNA y RNA, encerrado en una cubierta proteínica o capside. Las proteínas de la capside determinan la forma como el virus interactúa con su huésped. Ejemplos: el virus del sarampión, el VHB (virus de la hepatitis B), el HIV (Virus de inmunodeficiencia humana), el cual se aprecia en la siguiente fotografía. ♦ HONGOS se diferencian de las bacterias porque sus células son mayores. Los hábitat de los hongos son muy diversos, sin embargo la mayor parte tienen hábitat en la tierra o en la materia vegetal muerta. Algunos hongos son parásitos de animales incluyendo al hombre, aunque en general, los hongos causan menos enfermedades importantes que las bacterias y los virus.

15

♦ PARÁSITOS: son organismos animales que pueden ser microscópicos unicelulares o macroscópicos multicelulares. • PROTOZOOS: Estos parásitos son microorganismos unicelulares y se distinguen de las bacterias por su tamaño. Se encuentran en una gran variedad de hábitat como el agua dulce y de mar; algunos se desarrollan sobre vegetales, la tierra o el aire. Gran cantidad de ellos son parásitos de otros animales y del hombre. Según su mecanismo de movilidad se caracterizan así: Características de los grupos principales de protozoos

H E LMINTOS: Son parásitos macroscópicos multicelulares de forma redondeada que habitan en el intestino del hombre, se adquieren por ingestión de agua y alimentos contaminados con huevos del parásito. Entre ellos están el áscaris lumbricoides, los tricocéfalos, uncinarias y los oxiuros. PLATHELMINTOS. Son organismos macroscópicos multicelulares de forma aplanada que habitan en el intestino del hombre; se adquieren por ingestión de carnes de res y cerdo infectada con larvas de la tenia.

16

1.1.2 OTROS FACTORES DE RIESGO BIOLÓGICO.
Además se constituyen en factores de riesgo biológico las plantas y animales que pueden producir intoxicación a las personas expuestas directamente a ellos. Podemos mencionar los siguientes: • Plantas urticantes: ortigas, manzanillo. • Plantas venenosas. Borrachero, setas. • Mordeduras de serpientes y animales venenosos. • Picaduras de animales ponzoñosos como alacranes, abejas, hormigas. EXISTEN TRES FUENTES PRINCIPALES DE AGENTES BIOLÓGICOS 1. Los que aparecen por la descomposición biológica de sustratos asociados a ciertas actividades (camales, fábricas textiles, manejo de residuos). 2. Los que se asocian a ciertos tipos de hábitat (bacterias presentes en las redes de abastecimiento de agua). 3. Los que proceden de individuos que hospedan a un agente patógeno (tuberculosis). PRINCIPALES FUENTES DE MICROORGANISMOS Existen fuentes de microorganismos en todas partes unas menos riesgosas que otras pero existen cinco fuentes principales que son las siguientes: Aire ambiental: contaminado o transporta microorganismos nocivos para la salud. Agua: transmite enfermedades de tipo infecciosa extraintestinales por existencia de organismos patógenos. Aire acondicionado: por mala manutención. Torres de refrigeración y sistemas de agua: legionela. Virus, bacterias, parásitos, algas: huésped por las vías extraintestinales (conjuntiva, mucosa respiratoria, piel y genitales)

2. FUENTES DE FACTORES DE RIESGO BIOLÓGICOS
La fuente de los factores de riesgo biológicos puede ser: Endógena cuando proviene de las secreciones o la flora propia de la persona.
17

Exógena cuando el factor de riesgo biológico proviene del exterior, es decir, se encuentra en el entorno (tierra, agua, aire, flora), en los alimentos, en los equipos y materiales, en las basuras y en otras personas o animales colonizados o infectados.

2.1 VIAS DE TRANSMISIÓN
La vía de transmisión es el mecanismo mediante el cual el germen viaja y logra ingresar al hospedero (hombre o animal) susceptible de contagio. Algunas vías de ingreso son la respiratoria, la digestiva, la dérmica, la percutánea y la ocular. Contacto dérmico: el microorganismo entra por la piel Heridas o pinchazos: por cualquier cortadura ya sea por un objeto corto punzante o por jeringas Ingestión: al ingerir cualquier tipo de alimentos o agua contaminados Inhalación de aerosoles: (polvos, descamaciones de insectos, pelos, materia fecal seca, aserrín, polen y esporas). A continuación se definen las tres posibles vías de transmisión, según el manual para el control de las enfermedades transmisibles de la OMS: a) Transmisión directa. Transferencia directa e inmediata de agentes infecciosos a una puerta de entrada receptiva por donde se producirá la infección del ser humano o del animal. Ello puede ocurrir por contacto directo como al tocar, morder, besar o tener relaciones sexuales, o por proyección directa, por diseminación de gotitas en las conjuntivas o en las membranas mucosas de los ojos, la nariz o la boca, al estornudar, toser, escupir, cantar o hablar. Generalmente la diseminación de las gotas se circunscribe a un radio de un metro o menos. b) Transmisión indirecta. Puede efectuarse de las siguientes formas: Mediante vehículos de transmisión (fómites): Objetos o materiales contaminados como juguetes, ropa sucia, utensilios de cocina, instrumentos quirúrgicos o apósitos, agua, alimentos, productos biológicos inclusive sangre, tejidos u órganos. El agente puede o no haberse multiplicado o desarrollado en el vehículo antes de ser transmitido. Por medio de un vector: De modo mecánico (traslado simple de un microorganismo por medio de un insecto por contaminación de sus patas o trompa) o biológico (cuando se efectúa en el artrópodo la multiplicación o desarrollo cíclico del microorganismo antes de que se pueda transmitir la forma infectante al ser humano).
18

c) Transmisión aérea: Es la diseminación de aerosoles microbianos transportados hacia una vía de entrada adecuada, por lo regular la inhalatoria. Estos aerosoles microbianos están constituidos por partículas que pueden permanecer en el aire suspendidas largos periodos de tiempo. Las partículas, de 1 a 5 micras, penetran fácilmente en los alvéolos pulmonares. No se considera transmisión aérea el conjunto de gotitas y otras partículas que se depositan rápidamente. Los mecanismos median te los cuales el germen viaja o ingresa al hospedero pueden ser:

3. CUANTIFICACIÓN DE LAS VARIABLES DETERMINANTES DEL RIESGO BIOLOGICO
Para ello se considera el daño a la salud que puede producir el microorganismo (desde unos días de baja laboral, curación con secuelas permanentes, hasta la muerte del paciente), vías de transmisión (una o varias, primando la vía aérea), incidencia de la enfermedad en la población anteriormente, existencia o no de vacuna eficaz y porcentaje de personal expuesto vacunado, frecuencia de las tareas de riesgo (en porcentaje del tiempo de trabajo) y medidas higiénicas aplicadas en esa área o sección según check-list del propio método. 1. Clasificación del daño Para la clasificación del daño que puede causar cada agente biológico, se ha considerado el número de días de baja que supondría padecer la enfermedad, así como la posibilidad o no de que ésta deje secuelas. Hay que tener presente también el curso que seguiría la enfermedad aplicando el tratamiento adecuado, en caso de que exista.

19

A efectos de valorar el tiempo de duración de la enfermedad, se ha tenido en cuenta la guía práctica de estándares de duración de procesos de incapacidad temporal, publicada por la Dirección General del INSALUD . 2. Vía de transmisión Entendemos por vía de transmisión cualquier mecanismo en virtud del cual un agente infeccioso se propaga de una fuente o reservorio a una persona. Para la calificación de la vía de transmisión utilizaremos la siguiente tabla.

La puntuación final se obtiene sumando las cifras correspondientes a las diferentes vías de transmisión que presenta cada agente biológico, en el supuesto de que tenga más de una vía. A la vía de transmisión aérea se le ha asignado una puntuación mayor, por resultar mucho más fácil el contagio. 3. Vacunación En este apartado se trata de estimar el número de trabajadores expuestos que se encuentran vacunados, siempre que exista vacuna para el agente biológico en cuestión. Para el cálculo del nivel de riesgo correspondiente, se aplicará la siguiente tabla:

20

Caso de que no exista vacuna completamente eficaz, deberá calcularse el porcentaje de trabajadores que se encontrarían protegidos y se aplicaría la tabla anterior.

4. Frecuencia de realización de tareas de riesgo Este factor evalúa el tiempo en el que los trabajadores se encuentran expuestos al agente biológico objeto del análisis. Para ello, deberá calcularse el porcentaje de tiempo de trabajo que éstos se encuentran en contacto con los distintos agentes biológicos objeto de la evaluación, descontando del total de la jornada laboral, el tiempo empleado en pausas, tareas administrativas, etc. Una vez realizado este cálculo deberá llevarse a la tabla siguiente para conocer el nivel de riesgo.

5. Medidas higiénicas adoptadas Para evaluar la influencia de las medidas higiénicas se ha elaborado un formulario específico que recoge 40 apartados (Ver Anexos: Tabla 1). Para cumplimentarlo, deberá realizarse previamente un trabajo de campo, investigando los aspectos recogidos en él por el método observacional directo (de observación directa) y recabando información de los trabajadores evaluados, así como de sus supervisores. Igualmente la persona que evalúe debe decidir qué apartados no son aplicables al puesto o sección estudiada.
21

Para su cuantificación se han tenido en cuenta los siguientes criterios: a) Considerar solamente las respuestas aplicables b) Determinar la puntuación de las respuestas afirmativas resultantes c) Calcular el porcentaje entre puntuación de respuestas afirmativas resultantes y el número máximo de posibles respuestas

d) En función del porcentaje obtenido, se aplican los siguientes coeficientes de disminución del riesgo a cada agente biológico, según los valores asignados en la tabla siguiente:

e) Una vez obtenida esta puntuación, se restará al valor estimado de los parámetros sobre los que influiría la adopción de estas medidas, que son: daño y vía de transmisión de cada agente biológico, con lo cual estaremos reduciendo el riesgo en función de las medidas higiénicas aplicadas en cada caso. No obstante, por definición metodológica, el valor mínimo de esta diferencia ha de ser 1 ó mayor que 1 en todos los casos determinados, no admitiéndose nunca valores de 0 o negativos. CÁLCULO DEL NIVEL DE RIESGO BIOLÓGICO (R) Con los valores hallados se aplicará la fórmula siguiente:

Donde: R = Nivel de riesgo. D = Daño tras su minoración con el valor obtenido de las medidas higiénicas. V = Vacunación. T = Vía de transmisión (habiendo restado el valor de las medidas higiénicas). I = Tasa de incidencia.
22

F = Frecuencia de realización de tareas de riesgo. Puesto que las variables DAÑO y VACUNACIÓN se encuentran íntimamente relacionadas, ya que si se aumenta la tasa de vacunación disminuirá el daño e inversamente, estos factores se presentan en la expresión en forma de producto, apareciendo el resto como una suma.

4. INTERPRETACIÓN DE LOS NIVELES DE RIESGO BIOLÓGICO
Una vez obtenido el nivel de riesgo (R) mediante la expresión anterior es preciso interpretar su significado. Este grupo de trabajo validó el presente método aplicándolo a las distintas actividades incluidas en el anexo I del Real Decreto 664/1997 y concluyendo que el método en cuestión dispone de suficiente sensibilidad para evaluar la exposición a riesgo biológico. Tras la validación se consideraron dos niveles: Nivel de acción biológica (NAB) Límite de exposición biológica (LEB) Entendemos como nivel de acción biológica (NAB) aquel valor a partir del cual deberán tomarse medidas de tipo preventivo para intentar disminuir la exposición, aunque la situación no llegue a plantear un riesgo manifiesto. No obstante, a pesar de que no se considere peligrosa esta exposición para los trabajadores, constituye una situación manifiestamente mejorable, de la que se derivarán recomendaciones apropiadas. Los aspectos fundamentales sobre los que se deberá actuar son las medidas higiénicas y el tiempo de exposición. El límite de exposición biológica (LEB) es aquel que en ningún caso y bajo ninguna circunstancia debe superarse, ya que supone un peligro para la salud de los trabajadores y representa un riesgo intolerable que requiere acciones correctoras inmediatas. Es evidente que, dependiendo del agente biológico al que se encuentren expuestos los trabajadores, el nivel de riesgo será más o menos elevado. Sin embargo, este grupo de trabajo ha puesto de relieve que al aplicar todas las medidas preventivas, en ningún

23

caso se llega a superar el valor límite de exposición, debiendo ser, en los casos en los que el nivel de riesgo se aproxime a este límite, más riguroso en su aplicación.

5. FORMAS Y MEDIOS DE MEDICIÓN DE LOS RIESGOS

BIOLOGICOS
La medición de los agentes biológicos no es un proceso sencillo, la propia naturaleza de los agentes biológicos, son seres vivos, y sus requerimientos vitales, condicionan la medición. Buena parte de los equipos disponibles para el muestreo de bioaerosoles son derivaciones y modificaciones de los utilizados para la captación de agentes químicos, esas modificaciones consisten, no tanto en los principios de funcionamiento, como en los soportes de captación que deben adaptarse a las características de los agentes biológicos. El principal condicionante de los soportes de captación, cuando se trata de captar microorganismos vivos y cultivables, es que el material en el que se recogen las partículas de bioaerosol permita la supervivencia de los mismos hasta que sean analizados en el laboratorio. Los requisitos que debe reunir un soporte de captación son los siguientes: deben proporcionar alimento y agua y estar constituidos de un material que no dañe a las células durante la captación. Estos requisitos los reúnen los medios de cultivo, generalmente, semisólidos, elaborados a base de agar (sustancia gelatinosa extraída del alga Agar agar), a la que se añaden nutrientes y otros productos que definirán las propiedades del medio de cultivo. Los medios de cultivo son la base de los ensayos analíticos utilizados para la identificación de las especies microbianas. Cuando lo que se trata de captar son formas resistentes (esporas, granos de polen, etc.) o productos (endotoxinas, micotoxinas, glucanos, etc.), el soporte de captación más frecuentemente utilizado es el filtro; en estos casos los agentes captados son materia inerte o están suficientemente preparados para sobrevivir en unas condiciones adversas. Esta nota técnica trata de revisar, por una parte, los principios de captación de agentes biológicos y, por otra, los equipos de muestreo más frecuentemente utilizados, así como, sus características de funcionamiento. La mayor parte de las técnicas de medición de agentes biológicos sólo son aplicables a Hongos y Bacterias. En estas circunstancias se aprovecha la posibilidad que tienen dichos microorganismos para crecer (formar una colonia) en condiciones adecuadas de temperatura y en un medio

24

de cultivo que le proporcione la alimentación adecuada. Esta fase se suele dividir en dos partes: Captación de la muestra: Puede realizarse a través Del aire muestreado: para localizar los agentes biológicos presentes en el aire, llamados bioaerosoles. La concentración de los contaminantes en el aire se expresa en unidades formadoras de colonias por metro cúbico de aire utilizado. De superficies: para localizar agentes biológicos en herramientas de trabajo o incluso en las manos del trabajador. Análisis de la muestra. En el laboratorio se recuentan e identifican los distintos agentes biológicos presentes en el medio de trabajo. Principios de captación ambiental Los aerosoles son captados al producirse la separación de las partículas que lo forman por la acción de distintas fuerzas físicas. Estas fuerzas constituyen, asimismo, la base para la clasificación de los muestreadores en: equipos inerciales (impactadores, ciclones, equipos centrífugos); equipos de toma de muestra con filtro y otros equipos.  Impactación inercial La inercia de las partículas es la fuerza que mayoritariamente interviene en la separación de las mismas del aire. La inercia de una partícula está determinada por su masa y su velocidad. En la zona de captación de los equipos inerciales la corriente de aire, que ha penetrado a través del dispositivo de entrada, es obligada a cambiar de dirección y las partículas contenidas en ella, con suficiente inercia, son separadas del flujo de aire impactando sobre una superficie que puede ser un sólido o un líquido. Asimismo, el diseño del equipo, la forma y dimensiones del dispositivo de entrada del aire y la distancia que debe recorrer el aire dentro del equipo hasta la superficie de impactación, son aspectos que determinarán las características de la captación, entre ellos se pueden destacar: La zona de impactación, o zona en la que la partícula puede ser desviada significativamente de su trayectoria original. La predicción de esa zona se

25

basa en la forma, en la anchura del orificio de entrada del aire en el equipo y en la distancia que hay hasta la superficie de impactación. La distancia de frenado determina la desaceleración y captación de una partícula en la zona de impactación. Para cada línea de flujo sobre una zona de impactación hay una distancia de frenado para la cual todas las partículas mayores que un cierto diámetro serán captadas, mientras que las de tamaño inferior pueden atravesar el equipo sin ser retenidas. El diámetro de corte del equipo (d50) designa el tamaño de partícula al que la mitad de partículas serán captadas y la mitad pasarán a través del equipo. En general, se asume que el diámetro de corte es el diámetro por encima del cual todas las partículas son captadas. Para describir mejor el comportamiento de las partículas que pueden variar en forma y densidad se utiliza el "diámetro aerodinámico de la partícula" (dae) y que se define como el diámetro de una partícula esférica de densidad 1 g/cm3 que tiene la misma velocidad de sedimentación que la partícula en cuestión. Separación de partículas por medio de impactación

 Filtración Por filtración se entiende la captación de las partículas suspendidas en el aire al quedar retenidas en un material poroso cuando el aire lo atraviesa. La captación de una partícula depende de su diámetro aerodinámico, del tamaño del poro del filtro y del caudal de aire que atraviesa el filtro. Dependiendo de esas características se pueden distinguir cuatro principios de captación de partículas: tamizado, interceptación, impactación y difusión.

26

Mecanismos de captación de partículas en la filtración

Equipos de muestreo: Impactadores: Muestreador de rendija: En estos muestreadores el aire penetra a través de una o cuatro rendijas con flujos de aire de 30 I/min y 700 I/ min, según el modelo, y es impulsado sobre la superficie de impactación que consiste en: una placa con medio de cultivo, un portaobjetos o una cinta adherente. La placa de cultivo permite la incubación, recuento de colonias e identificación de las especies microbianas; los portaobjetos y las cintas, permiten la observación directa al microscopio de las partículas captadas. Estos soportes de captación pueden estar estáticos o colocados sobre un soporte giratorio dotado de distintas velocidades. Al disponer de un único nivel de captación no se obtiene información sobre la distribución por tamaño de partícula. Este equipo tiene un diámetro aerodinámico de corte (dae50) calculado de 0,67 pm. Muestreador de rendija

27

Muestreador Andersen: Este muestreador es un impactador en cascada que capta las partículas en una serie de placas con medio de cultivo a un caudal de aire de 28,3 I/min. En general, este impactador tiene seis niveles de captación, cada nivel está separado del siguiente por un elemento perforado por 400 orificios, debajo de cual se coloca la placa con medio de cultivo, en cada nivel todos los orificios tienen el mismo diámetro, pero de un nivel al siguiente disminuye el tamaño del diámetro de los orificios, lo que provoca un aumento de la velocidad del aire al pasar de un nivel a otro. La captación se basa en la inercia de las partículas, en el primer nivel se separan las partículas de mayor tamaño; las de menor tamaño, cuya inercia no es lo suficientemente grande, son arrastradas por la corriente de aire que pasa al siguiente nivel, al aumentar la velocidad también aumenta la inercia de las partículas arrastradas, algunas serán captadas en el segundo nivel mientras que otras seguirán en el aire pasando al tercer nivel, y así sucesivamente. El resultado final es una separación por tamaño de partícula. Los diámetros de corte teóricos para cada uno de los niveles son, del nivel 1 al nivel 6, respectivamente: 7 m, 4,7 m, 3,4 m 2,1 m, 1,1 m y 0,65 m. Otros modelos de este equipo se presentan con uno o dos niveles de captación. El modelo con un solo nivel dispone de una placa perforada (400 orificios), su caudal de aire es de 28,3 I/min y el diámetro de corte teórico es de 0,65 pm. En el modelo con dos niveles, las placas perforadas disponen de 200 orificios, un caudal de aire de 28,3 I/min y unos diámetros de corte teóricos de 8,0 m y 0,95 m respectivamente. Este muestreador es uno de los designados como de referencia en las pruebas de ensayo para la validación de otros muestreadores Muestreador Andersen (6 niveles)

Muestreadores multiorificio: El muestreador SAS (Surface air system) es un equipo portátil con un único nivel de captación basada, asimismo, en la inercia de las partículas. La captación de las partículas tiene lugar en una placa RODAC con medio de cultivo. Existen dos modelos
28

calibrados a dos caudales de aire (90 I/min y 180 I/min). El equipo dispone de un cabezal con 219 orificios, un ventilador y un programador del tiempo de muestreo (intervalos de 20 segundos), permitiendo un mínimo de 20 segundos y un máximo de 5 minutos. El diámetro de corte teórico es de 2,0 m. Estudios comparativos realizados con este muestreador y otros de referencia, como el muestreador Andersen, muestran una reducción de la eficacia de captación del 50%. En la figura 5 se muestran este muestreador y otros de características similares como son: el muestreador M air T (Millipore) o el muestreador MAS-100 (Merck). Muestreadores multiorificio

Frascos borboteadores (Impingers) Los frascos borboteadores o impingers funcionan conduciendo una corriente de aire al interior de un frasco que contiene un medio de captación, normalmente, líquido. Las partículas son transferidas al líquido siguiendo los principios de la impactación inercial ayudada por la dispersión de las partículas en las burbujas formadas en la zona de impactación. Como líquido de captación puede utilizarse cualquiera que sea compatible con el ensayo analítico y el agente biológico objeto de estudio. Los líquidos más frecuentemente utilizados son: agua destilada, soluciones salinas tamponadas o medios de cultivo diluidos. A estos líquidos se les añaden los aditivos que se consideren necesarios para mejorar la supervivencia de los microorganismos. También, y para evitar problemas, a algunos se les suele añadir un antiespumante. El volumen de líquido con el que habitualmente trabajan estos equipos oscila entre 15 ml y 20 ml. Este volumen puede verse reducido por la evaporación, lo que tiene como consecuencia una
29

modificación de la concentración de sales que podría afectar la supervivencia de los microorganismos captados. La cantidad de líquido evaporado depende del grado de humedad del aire aspirado y de la duración del muestreo. La captación en medio líquido presenta ciertas ventajas sobre otros tipos de equipos y es que a partir de una muestra se pueden realizar diferentes ensayos o determinar diferentes componentes del bioaerosol. Por ejemplo: con el líquido muestreado se pueden inocular diferentes placas con medios de cultivo distintos, su incubación a diferentes temperaturas facilitará los trabajos de identificación de los agentes biológicos vivos y cultivables del bioaerosol. La agitación del líquido permite disgregar los agregados de partículas evitando así que las colonias crezcan de forma solapada. Las muestras obtenidas permiten el recuento del número total de partículas. Mediante filtración del líquido se pueden concentrar las partículas y la muestra puede ser utilizada en la realización de otros tipos de ensayo. Uno de los modelos más ampliamente utilizados en la captación de bioaerosoles es el AGI-30 (All glass impinger) que ha sido seleccionado como muestreador de referencia, la cifra indica la distancia que hay entre el orificio de salida del aire dentro del frasco y el fondo del mismo, estos 30 mm permiten reducir el estrés físico de los microorganismos captados. El diámetro de corte calculado es de 0,3 pm, y el caudal de aire es de 12,5 I/min. Una modificación de este muestreador es el frasco borboteador multinivel. Dispone de tres niveles y proporciona la distribución por tamaño de partícula simulando la que ocurre en el sistema respiratorio humano. Cada nivel contiene un volumen conocido de líquido de captación estéril. El diseño de este equipo reduce la velocidad de inyección y minimiza las salpicaduras y la formación de espuma. Los diámetros de corte teóricos son, respectivamente: 1 pm, 4 pm y 10 pm, el equipo trabaja a caudales de aire de 20 y 55 I/min. Tradicionalmente estos muestreadores se fabricaban en vidrio, pero las imprecisiones en su construcción afectaban a la eficiencia de captación dificultando los estudios de intercomparación, más recientemente y para evitar estos problemas, estos equipos se fabrican en acero inoxidable. Frascos borboteadotes

30

Muestreadores centrífugos Ciclones lavadores La captación de las partículas ocurre por impactación en un medio líquido que baña la superficie interior del ciclón, potenciada por la acción de la fuerza centrífuga. El líquido con las partículas es retirado por la parte inferior del equipo. Los ensayos realizados con estos equipos para determinar la eficacia de la captación revelan que a caudales de 500 I/min y velocidad del aire de 4 m/s, la eficacia de captación para partículas de diámetro aerodinámico de 20 pm es de entre un 70% y 110%. Esquema de un ciclón

Muestreador RCS (Reuter Centrifugal Sampler Es un equipo portátil en el que la impactación de las partículas ocurre potenciada por la acción de la fuerza centrífuga que un ventilador confiere al aire aspirado en la zona frontal del equipo. Las partículas son recogidas en cintas flexibles con pocillos que contienen medio de cultivo. El caudal de aire de este equipo es de 40 L/min y dispone de un programador de tiempo (entre 30 segundos y 8 minutos) que determina el volumen de aire muestreado. La captación ocurre en un único nivel por lo que no se obtiene información sobre la distribución por tamaño de partícula. Una de las limitaciones de este equipo es que no se puede precisar con exactitud el caudal real de aire, ya que éste es aspirado desde una distancia de 40 cm y el aire expulsado lo hace rodeando la columna de aire de aspiración. Una versión mejorada es el RCS plus en el que, a diferencia del anterior, la entrada y salida del aire están separadas. Este muestreador opera a un caudal de 50 I/ min.

31

Esquema de un muestreador RCS

Equipo de toma de muestra con filtro La filtración es uno de los sistemas que permite tomar muestras personales que representan mejor el patrón de exposición de los trabajadores. En general, los filtros son los soportes de retención más utilizados cuando se pretende muestrear los componentes del bioaerosol más resistentes (esporas, polen), los productos (endotoxinas, micotoxinas, etc.) o cuando la viabilidad de los microorganismos no es esencial para el ensayo analítico seleccionado. El equipo de toma de muestras consiste en una bomba de aspiración de aire a la que se une el portafiltro, en general, casetes de poliestireno, y el filtro. Como en cualquier sistema de muestreo, la determinación del caudal de aire, del tiempo de muestreo (basado en la previsión de la concentración existente) son pasos fundamentales para la obtención de muestras útiles para el análisis. Otro aspecto es si la captación se realiza con el casete abierto o cerrado, la decisión estará basada en el tipo de muestra y el ensayo que se vaya a realizar. En los casetes abiertos la distribución de las partículas es más regular, lo que facilita su observación y recuento, mientras que en casete cerrado, las partículas tienden a acumularse en la zona central del filtro dificultando así su observación. Filtros capilares Los filtros capilares están hechos de una fina capa de policarbonato. En este tipo de filtros los poros consisten en cilindros rectos alineados de forma perpendicular a la superficie del filtro. La eficacia de captación de estos filtros es baja para las partículas de un tamaño inferior al poro. La eficacia aumenta para las partículas submicrónicas (< 1 m) que son retenidas según el principio de difusión. Lógicamente, las partículas de tamaño mayor que el del poro son retenidas con gran eficacia. El diseño de estos filtros hace que se colmaten antes que otros filtros con el mismo tamaño de poro, lo que limita la cantidad de material que puede recoger. Son filtros muy finos y con una
32

superficie muy lisa lo que los hace idóneos para la observación de las partículas captadas al microscopio óptico o al electrónico de barrido, por otra parte, este hecho también facilita el lavado del filtro y la recuperación de la muestra para su análisis. Filtros de membrana Este tipo de filtros tienen una microestructura compleja que proporciona caminos irregulares o tortuosos al flujo de aire. Dependiendo del principio de captación, se puede decir que, en general, la eficacia de estos elementos es bastante elevada, incluso para partículas de tamaño inferior que el del poro, por ejemplo, la eficacia de captación para partículas de 0,3 m es mayor igual a 95% en filtros de membrana con tamaño de poro de 0,5 m. Los materiales de los que están hechos los filtros son variados, uno de los usados con mayor frecuencia para la captación de bioaerosoles son los ésteres de celulosa. Los bioaerosoles captados se pueden teñir sobre los mismos filtros para su observación directa al microscopio óptico; el filtro se puede trasparentar con un producto adecuado como fase previa a la observación y estos filtros se pueden colocar sobre medio de cultivo para la incubación de los microorganismos captados. Muestreo de materiales y superficies Esta técnica tiene un interés especial puesto que permite determinar la posible contaminación por agentes biológicos de las materias primas, del polvo, de las propias personas, de los instrumentos de trabajo, las ropas, las manos, el mobiliario o los elementos de construcción que por sus características pueden convertirse en reservorios de agentes biológicos. El análisis de superficies, de líquidos o del polvo es necesario, puesto que la simple medición ambiental puede, en ocasiones, dar como resultado la inexistencia de contaminación microbiológica, es decir, proporcionar falsos negativos. Este tipo de mediciones son importantes ya que permiten identificar los focos de contaminación que es uno de los objetivos fundamentales en la evaluación de la exposición a agentes biológicos. La detección de elevadas concentraciones de microorganismos en estas muestras puede eliminar la necesidad de realizar un muestreo ambiental cuando es clara la posible aerosolización de los contaminantes y por tanto la exposición de las personas a los mismos. En esas situaciones, las decisiones son: qué medidas correctoras son las aconsejables y cuál es el procedimiento y calendario de aplicación.

33

En general, los métodos de captación de las muestras consisten en tomar una fracción del material, un volumen determinado del líquido, la aspiración del polvo contenido en un área determinada o el muestreo de una superficie. La precaución principal es que los contenedores en los que se recogen las muestras sean estériles para evitar posibles contaminaciones. Los métodos de ensayo dependerán de los agentes biológicos que se pretenda determinar y, al igual que en el caso de la medición de bioaerosoles, éstos se pueden dividir en: ensayos basados en el cultivo de las muestras, para detectar microorganismos viables y cultivables, y en ensayos no basados en el cultivo, por ejemplo: examen al microscopio, inmunoensayos, etc. De los métodos expuestos, el muestreo de superficies es uno de los que más ampliamente se utiliza, entre otras razones, porque permite tomar la muestra sin romper o dañar el material. En cuanto a las técnicas más utilizadas se pueden distinguir dos: el lavado de la superficie y la toma de muestra por contacto. Frotis de superficies Este método consiste en la recogida del material depositado en las superficies con torundas estériles de algodón o gasas. Estos elementos pueden ser humedecidos con agua estéril para facilitar la captación de las partículas. Las muestras tomadas deben ser manipuladas en un modo aséptico para evitar cualquier contaminación. Tras el muestreo se puede proceder a la siembra del material recogido aplicando directamente la torunda sobre el medio de cultivo o se puede proceder al lavado de los elementos utilizados en la captación con un diluyente estéril y sembrar después el líquido obtenido. En general, este método no permite realizar estimaciones cuantitativas precisas de la contaminación y, básicamente, se utiliza para comprobar la presencia de un microorganismo concreto. Muestreo por contacto Es el método más utilizado y consiste en la aplicación de placas de contacto sobre la superficie que se desea muestrear y sobre las que se ejerce una ligera presión para captar las partículas. El resultado del recuento de las colonias que han crecido se expresa en ufc/cmz. Otra técnica consiste en la utilización de cintas adhesivas que atrapan las partículas.

34

Placas de contacto Las placas de contacto son placas de cultivo especiales en las que el medio de cultivo está en ligero exceso. Existen diferentes tipos de placas de contacto, pero las más utilizadas son las placas RODAC, en la base de estas placas está grabada una cuadrícula, de superficie determinada que permitirá el cálculo de la concentración de los microorganismos que han formado colonia. El resultado se expresa en ufc/cm2. La principal ventaja de este método es su sencillez; mientras que el principal inconveniente es que superficies muy sucias van a provocar la sobrecarga de la placa y, por tanto dificultar el análisis de la misma. En la figura 9 se muestra una placa RODAC y las colonias crecidas. Placas de contacto RODAC para el muestreo de superficies

FORMAS DE MEDIR EL RIESGO Los agentes biológicos tanto animados como inanimados solo se pueden medir realizando las siguientes pruebas: * Biopsia * Exámenes de Sangre * Exámenes de Heces * Exámenes de Orina * Exámenes de Pulmón. Estos determinan el tipo de agente biológico que está causando una determinada enfermedad, y según los resultados de este tipo de exámenes determinan si el riesgo ataca específicamente a una persona o es capaz de expandirse a otras.

35

6. EFECTOS Y CONSECUENCIAS
Los riesgos biológicos están presentes en determinados ambientes laborales, que al entrar en contacto con el organismo puede desencadenar enfermedades infectocontagiosas, reacciones alérgicas o también intoxicaciones. Por lo tanto, trata exclusivamente como agentes biológicos peligrosos capaces de causar alteraciones en la salud humana. Son enfermedades producidas por agentes biológicos: Enfermedades transmisibles que padecen determinada especie de animales, y que a través de ellos, o de sus productos o despojos, se transmiten directa o indirectamente al hombre, como por ejemplo, el carbunco, el tétanos, la brucelosis y la rabia. Enfermedades infecciosas ambientales que padecen o vehiculan pequeños animales y que, por su frecuencia en determinados ambientes laborales, tiene la consideración de enfermedades profesionales, como por ejemplo, toxoplasmosis, histoplasmosis, paludismo, etc. Enfermedades infecciosas del personal sanitario. Son enfermedades infectocontagiosas en que el contagio recae en profesionales sanitarios o en personas que trabajen en laboratorios clínicos, salas de autopsias o centros de investigaciones biológicas, como por ejemplo, la Hepatitis B.

Cabe recordar igualmente el contenido del apartado D) Enfermedades profesionales, infecciosas y parasitarias, del Cuadro de Enfermedades Profesionales, aprobado por Real Decreto 1995/1978: 1. Helmintiasis, anquilostomiasis duodenal, anguillulosia. • Trabajos subterráneos, túneles, minas, galerías, cuevas de champiñones, etc. • Trabajos en zonas pantanosas, arrozales, salinas. 2. Paludismo, amebiasis, tripanosomiasis, dengue, fiebre papataci, fiebre recurrente, fiebre amarilla, peste, leishmaniosis, pian, tifus exantemático y otras rickettsiosis. • Trabajos en zonas donde estas afecciones sean endémicas.

36

3. Enfermedades infecciosas o parasitarias transmitidas al hombre por los animales o por sus productos y cadáveres (para el tétanos se incluirán también los trabajos con excretas humanas o animales). • Trabajos susceptibles de poner en contacto directo con animales, vectores o reservorios de la infección o sus cadáveres. • Manipulación o empleo de despojos de animales. • Carga, descarga o transporte de mercancías. • Personal al servicio de laboratorios de investigación biológica o biología Clínica (humana o veterinaria) y especialmente los que comporten utilización o cría de animales con fines científicos. • Personal sanitario al servicio de hospitales, sanatorios y laboratorios. 4. Enfermedades infecciosas y parasitarias del personal que se ocupa de la prevención, asistencia y cuidado de enfermos y en la investigación. • Trabajos de personal sanitario y auxiliar que contacten con estos enfermos, tanto en instituciones cerradas, abiertas y servicios a domicilio. • Trabajos en laboratorios de investigación y de análisis clínicos. • Trabajos de toma, manipulación o empleo de sangre humana o sus derivados y aquellos otros que entrañen contacto directo con estos enfermos (hepatitis vírica). Los síntomas y signos variarán en función del agente biológico. Aunque la prevención debe alcanzar a todos los niveles, los agentes biológicos incluidos en los grupos 3 y 4 del Real Decreto 664/1997 de 12 de mayo deben ser especialmente controlados por las graves consecuencias para el trabajador y la colectividad. Será obligatorio ofrecer la inmunización activa ante cualquier agente biológico para el que exista vacuna segura y eficaz. La inmunización pasiva, específica o inespecífica, se prescribirá cuando existan fundamentos científicos para su utilización. A continuación se detalla un resumen de las principales enfermedades y agentes biológicos a los cuales se puede estar expuesto en los diferentes lugares de trabajo.

37

A) EXPOSICIÓN QUE NO SE DERIVA DE LA PROPIA ACTIVIDAD LABORAL Exposición Enfermedad/Microorganismo Enfermedades causadas por AB transmitidos de un Tuberculosis trabajador a otro Gripe Otras VHA Infecciones y toxinfecciones alimentarías adquiridas Salmonella en el lugar de trabajo Shigella V. Colerae Otras Paludismo Enfermedades causadas por la exposición a AB Filariasis existentes Fiebre amarilla en países (enfermedades endémicas) a los que se Tripanosomiasis viaja por motivo de trabajo Giardiasis Dengue Coccidiomicosis Otras Enfermedades causadas por AB existentes en Legionelosis lugares de Hongos trabajo asociadas a Síndrome de Edificio Enfermo Otras

B) Exposición que surge de la actividad laboral, pero dicha actividad no implica la manipulación, ni el trabajo en contacto directo o el uso deliberado del agente biológico. la exposición es incidental al propósito principal del trabajo.

TRABAJOS EN CENTROS DE PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS En estos trabajos serán frecuentes las dermatosis producidas por sensibilización a proteínas microbianas, las zoonosis y algunas alteraciones respiratorias derivadas del trabajo en ambientes pulvígenos o alergénicos. Aunque se citan algunos agentes, éste último grupo de afecciones no se tendrá en cuenta en este protocolo por ser objeto de otros (Alveolitis Alérgica Extrínseca, Asma Ocupacional...)

38

Industria láctea

• Tuberculosis bovina • Brucelosis • Listeriosis • Salmonerosis (Salmonella spp) • Intoxicaciones alimentarias (Staphilococcus aureus) • Enteritis vibriónica(Campylobacter) • Diarreas coliformes (Escherichia coli)

• Shigelosis (Shigella sonnei y flexnuri) • Fiebre Q (Coxiella burnetti) • Ácaros de la corteza del queso (acarus siro) • Pulmón del lavador de queso (penicillium) • Otras

Aceites vegetales Harina

•Cacahuete enmohecido (aspergillus níger)

• Otros

• Hongos y parásitos en el •Gorgojos (sitophylus polvo (aspergillus y granarius) penicillium). • Otros • Ácaros (tyroglyphus siro, aleurobius farinae, glycophagus domesticus)

Refinado de azúcar

• Bagazosis: hongos del •Otras bagazo almacenado (actinomicetos termófilos) •Vegetales: amebiasis (entamoeba histolitica), candidiasis (candida albicans). • Carne: ántrax, tuberculosis, brucelosis, intox.alimentarias (bacillus cereus, streptococus faecalis, faecium), hepatitis A, erisipeloides •Pescado: intox.alimentarias (vibrio parahemolyticus), cólera (vibrio cholerae), erisipeloides (erysipelothrix rhusiopatiae), virus del limo del pescado (verrugas), enterovirus, reovirus. • Otras
39

Conserva de alimentos

Industrias cárnicas (mataderos, casquerías,...)

•Brucelosis • Intox.alimentarias (Staphylococcus spp, Streptococcus spp, Clostridium perfringens) • Hidatidosis • Carbunco • Tuberculosis bovina • Muermo • Tularemia • Leptospirosis • Fiebre Q • Enfermedad de Lyme (Borrelia burgdorferi) • E.vibriónica (Campylobacter spp) • Yersiniosis (Yersinia spp,) Yersinia enterocolitica)

Pasteurelosis (Pasteurella multocida) • Criptosporidiosis (Cryptosporidium parvum) • Psitacosis • Erisipeloides • Tétanos • Botulismo (Clostridium botulinum) • Toxoplasmosis • Tiñas (Trichophyton spp, Epidermophyton spp, Microsporum spp) • Clonorquiasis (Chlonorchis sinensis) • Difilobotriasis (Dyphylobrotium latum) • Anisaquiasis (Anisakis) • Otras

TRABAJOS AGRARIOS, MINERÍA, CONSTRUCCIÓN, EXCAVACIONES En este grupo se incluirán aquellos como los trabajadores de viveros, jardineros, hortelanos, trabajadores de explotaciones agrícolas, agropecuarias, forestales, taladoras, troceadores de madera, trabajos subterráneos, geólogos, arqueólogos, biólogos y botánicos que trabajen en contacto con la tierra. • Tétanos Generales • Rinosporidiasis • Helmintiasis • Esporotricosis • Anquilostomiasis duodenal • Blastomicosis • Anguillulosia • Coccidiomicosis • Carbunco • Histoplasmosis • Otras Frecuentes minería en la •Helmintiasis: Anquilostomiasis • Micosis • Esporotricosis •Helmintiasis (Anquilostomiasis agua duodenal -agua de zonas pantanosas) • Zoonosis: Leptospirosis, ántrax, • Otras

Frecuentemente asociados al riego con estancada

• Otras

40

Frecuentemente asociados al uso de heces humanas como fertilizante Enfermedades transmitidas por artrópodos/insectos Especialmente frecuentes en los cultivadores de arroz

• Amebiasis • Ascaridiasis • Anquilostomiasis

• Fiebre tifoidea • Salmonelosis • Otras

• Garrapata (Enf. Lyme, fiebre botonosa mediterránea, Omsk) • Tétanos • Anquilostomiasis • Esquistosomiasis • Leptospirosis • Tiña • Actinomicetos termófilos (pulmón del granjero, de los cultivadores de setas, de la patata...)

• Otras

• Candida • Estafilococos • Rhizopus parasitans • Sarna • Otras • Cryptostroma corticale (pulmón del descortezador de arce) • Otros muchos...

Cuadros pulmonares alérgicos (objeto de otros protocolos, neumonitis por hipersensibilidad)

Ejemplos de efectos (enfermedades) y consecuencias: 1. Anquilostomiasis. La anquilostomiasis es una enfermedad puramente profesional, causada por un gusano. En los países tropicales la falta de higiene corporal, la falta de uso de calzado y la alta temperatura del ambiente, que permite la salida de las larvas a la superficie de la tierra. En Europa, el trabajo subterráneo en las minas húmedas y calientes donde las larvas se encuentran en condiciones inmejorables de vida; en los túneles, o trabajando en la tierra húmeda, en la vecindad de focos permanentes de calor. Sobre todo los obreros mineros ocupados en la extracción de carbón en las galerías de las minas estrechas y bajas, mal ventiladas y húmedas, son los más expuestos a esta infección. Los síntomas que se aprecian, es la presencia de lesiones cutáneas, luego aparece dolor epigástrico que la alimentación alivia y hay vómitos frecuentes y suele presentarse fiebre continua o de tipo palúdico.

41

Para evitar esto las minas deberán tener baños o duchas, lavados y vestuarios para garantizar la higiene personal; el cambio del traje de trabajo a fin de evitar el transporte de anquilostomas o sus huevos fuera de la mina. En cuanto a lo que se refiere a los trabajadores de campo, la protección más adecuada es la construcción de letrinas y el uso de zapatos.

2. Carbunco. Es el caso más frecuente de infección externa por el bacilus anthracis, aparece primero una mácula roja como la picadura de un insecto, éste se revienta y empieza una pequeña escora que va del amarillo al amarillo oscuro, y al fin, al negro carbón. Después se presenta fiebre alta, escalofrío, dolor de cabeza y fenómenos intestinales. El bacilus anthracis puede localizarse en el aparato broncopulmonar y en el tubo intestinal, dando lugar al carbunco broncopulmonar e intestinal, respectivamente. La causa de esta infección de origen profesional hay que buscarla en aquellos trabajadores que se hallan en contacto con animales que sufren o hayan muerto de esta enfermedad, así como en el contacto con los productos que se obtengan de estos animales. Para hacer desaparecer esta enfermedad en los animales, con cierta eficacia, hay que practicar en ellos la vacunación anticarbuncosa, vigilar las materias primas que provengan de países contaminados, esterilizar estas materias y asegurar la higiene de los talleres. 3. Muermo: El muermo es una enfermedad de los solípedos, pero muy contagiosa para el hombre; el caballo y el asno infectados son muy peligrosos. El bacilo productor es un germen conocido: el bacillus mallei. Es muy débil, y en tres días muere por desecación. Los animales con muermo son muy peligrosos para aquellos que trabajan cerca de ellos: los veterinarios, jinetes, cocheros, labradores e industriales. Los arneses y la paja que han estado en contacto con un caballo afectado por esta enfermedad serán desinfectados y la paja quemada.

42

1. Animales domésticos y de compañía. 2. Animales salvajes. 3. Animales de laboratorio.

Cría de ganado, pescadores, matarifes, granjas de aves, industrias del cuero, lana o pieles, cazadores, apicultores, veterinarios, laboratorios veterinarios, transportistas de animales o sus productos, profesionales de la tauromaquia, zoólogos, investigadores y docentes en contacto con animales, empleados de parques zoológicos y animalarios, fabricación de abonos de origen animal, leñadores, segadores, guardas rurales, trabajadores de obras en ingeniería civil, silvicultores, horticultores, etc

• Ántrax • Brucelosis • Rabia • Tularemia • Listeriosis • Salmonelosis • Erisipela • Enteritis vibriónica • Shigelosis • Yersiniosis • Tétanos • Pasteurelosis • Estreptobacilosis • Fiebre Q • Tuberculosis •Psitacosis/ornitosis en general • Leptospirosis

• Dermatofitosis • Toxoplasmosis • Tifus múrido • Leishmaniosis • Hidatidosis • Larva migrans • Himenolepiasis (Hymenolepis nana) • Vibriasis (virus de la coriomeningitis linfocitaria, virus de la enf. de Newcastle y hantavirus) • Endo y ectoparasitosis • Otras

43

TRABAJOS EN CENTROS SANITARIOS Y OTROS CON FORMAS DE EXPOSICIÓN SIMILARES A LAS EXISTENTES EN ESTOS Asistencia sanitaria, servicios de aislamiento, anatomía patológica, odontólogos, podólogos, acupuntores, ambulancias, asistencia a enfermos a domicilio, laboratorios clínicos de diagnóstico, investigación y docencia, personal de limpieza y lavandería, tatuajes Infecciones víricas • Rubéola • Sarampión • Parotiditis • VHA • VHB (VHB +VHD) • VHC • VIH • CMV Infecciones bacterianas • Tuberculosis • Meningitis meningocócica • Tos ferina • Difteria • Legionelosis • Salmonelosis • Intoxicaciones alimentarias Hongos • Candidas • Aspergillus • VEB • Varicela • Herpes • Gripe • Otras (adenovirus, enterovirus, rotavirus, calicivirus, astrovirus, coronavirus) • Shigelosis • Otras (gran número, por potencial contacto con enfermos o portadores y por manipulación de objetos y residuos potencialmente infectados)

• Otros

Giardiasis (giardia lamblia), ascariasis (ascaris umbricoides), criptosporidiosis (cryptosporidium spp) Otras

44

TRABAJOS EN UNIDADES DE ELIMINACIÓN DE RESIDUOS E INSTALACIONES DEPURADORAS DE AGUAS rabajadores de plantas de tratamiento de residuos y depuradoras, los barrenderos, basureros, recogida, transporte y eliminación de contaminantes biológicos, limpiadores en general, etc • Tétanos (Clostridium tetani) • Leptospirosis (Leptospira interrogans) • Listeriosis (Listeria monocytogenes) • Brucelosis • Fiebre tifoidea • Diarreas coliformes (Escherichia coli) • Salmonelosis (Salmonella spp) • Shigelosis (Shigella sonnei y flexnuri) • Enteritis vibriónica (Campylobacter) • Intoxicaciones alimentarias (Streptococus faecalis, faecium, clostridium perfringens, staphylococcus spp, streptococcus spp) • Yersiniosis (Yersinia enterocolitica) • Bacterias Gram negativas (endotoxinas) • Legionielosis (Legionella spp) • Hepatitis víricas (VHA, VHB, VHC, etc,) • Viriasis: enterovirus (polio, coxackie, echo y otros), rotavirus, adenovirus, calicivirus (SRSV, astrovirus, coronavirus) • Virus Inmunodeficiencia Humana • Fiebre Q (Coxiella burnetti) • Amebiasis (Entamoeba histolítica) • Giardiasis (Giardia lamblia) • Cristosporidiosis (Criptosporidium) • Ascariasis (Ascaris, lumbricoides) • Tricuriasis (Trichuris) • Equinococosis (Equinococcus spp) • Tenias • Esquistosomiasis • Hongos (Candida albicans...)

45

4. Tétanos. Esta infección está caracterizada por contracciones musculares y crisis convulsivas, que interesan algunos grupos musculares ose generalizan. Las contracciones más conocidas es el llamado "Trismus Bilatéral", que hace que las dos mandíbulas se unan como si estuvieran soldadas.Los obreros que manejan productos de cuadra, estiércol o trabajan en campos abonados con estos productos, deberán tener mucho cuidado para evitar toda clase de heridas o rasguños, los cuales, por pequeñas que sean, pueden ser puertas de entrada de este microbio. Es conveniente vacunar a los obreros contra esta enfermedad. Agente Patógeno: Bacilo Nicolaier.

5. Espiroquetosis Icterohemoragica. Esta enfermedad producida por la leptospira de inadacido, se contagia por intermedio de la rata que infecta con sus orines las aguas o los alimentos. Esta infección se presenta en los trabajadores de las cloacas, traperos, obreros agrícolas dedicados a la limpieza de acequias y cultivos de arroz y en todos aquellos que tengan contacto con el agua y terrenos adyacentes que estén plagados de ratas. El enfermo presenta al principio escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares, vómitos y alta temperatura.

OTRAS Prácticamente todas las actividades laborales llevan asociada la exposición AB de una u otra forma. Su diversidad y las de las tareas y entornos dificultan el incluirlas en algún grupo concreto. Se anotan a continuación algunas, y se agrupan de forma intuitiva por la proximidad ocasional a los mecanismos de exposición de alguno de los grupos anteriormente citados. • Policía • Bomberos • HIV • Funcionarios de prisiones • Virus de hepatitis • Fuerzas armadas • Tétanos • Socorristas • Otro • Embalsamadores • Otros. Las fuentes son múltiples. Quizás más relevantes las relacionadas con el contacto directo con personas accidentadas, enfermas o pertenecientes a grupos de riesgo específicos, que pueden transmitir infecciones por piel y mucosas o vía respiratoria. Probablemente más relación con los AB del apartado sanitarios y ..., con vía de entrada percutanea.

46

• Trabajadores de la docencia • Guarderías • Asilos • Otros Más relacionados con AB que puedan extenderse por concentraciones de personas en recintos con estancia de forma cotidiana. Quizás la vía aérea sea la más significativa, aunque las posibilidades son múltiples. Probablemente más relación con los AB del apartado 4 relacionados con del apartado sanitarios y..., con vía de entrada respiratoria.

• Enfermedades propias de la infancia (rubéola, sarampión, parotiditis, varicela, etc.) • VHA • Gripe • Tuberculosis • Otras

• Fabricación y manipulación de lubricantes y aceites • Industria textil, algodón • Otros Más relacionados con la vía respiratoria como entrada de AB contaminantes de humos, nieblas, polvos, etc., y con el desencadenamiento de manifestaciones pulmonares por mecanismos inmunoalérgicos y alteraciones dermatológicas (Neumonitis, etc).

• Aspergillus • Penicillium • Otras

Otras

6. La Alergia. Es una reacción alterada, generalmente específica, que refleja contactos anteriores con el mismo agente o semejante de su composición química. Hay una alergia inmediata (urticariante) o diferida (tuberculina). Ejemplo, asma o fiebre de heno y litre respectivamente. El agente es el alergeno: Proteínas, polipeptidos, polen, astractos liposoluvos o muertos y sus constituyentes.

47

C) EXPOSICIONES DERIVADAS DE UNA ACTIVIDAD LABORAL CON INTENCIÓN DELIBERADA DE UTILIZAR O MANIPULAR UN AGENTE BIOLÓGICO QUE CONSTITUYE EL PROPÓSITO PRINCIPAL DEL TRABAJO. ESTAS ACTIVIDADES NO ESTÁN RECOGIDAS EN EL ANEXO I DEL RD.

LABORATORIOS

Trabajos en laboratorios • Múltiples de diagnóstico microorganismos microbiológico o con animales deliberadamente infectados. • Industria farmacéutica • Múltiples (obtención de antibióticos, microorganismos enzimas, vacunas virales...) • Producción de materias primas • Industria alimentaria (cerveza, quesos, yogur). • Fabricación de productos químicos (alcohol).

INDUSTRIAS DE BIOTECNOLOGÍA

• Otras

48

7. FORMA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS BIOLOGICOS
1.

Identificación de riesgos y evaluación de riesgos, determinando la índole, el grado y la duración de la exposición de los trabajadores. Sustitución los agentes biológicos peligrosos por otros que no lo sean o lo sean en menor grado. Reducción de riesgos
o

2.

3.

Reducir al mínimo posible del número de trabajadores expuestos a un agente biológico patógeno. Establecer procedimientos de trabajo y medidas técnicas adecuadas de protección, de gestión de residuos, de manipulación y transporte de agentes biológicos en el lugar de trabajo y de planes de emergencia frente a los accidentes que incluyan agentes biológicos. Adopción de medidas seguras para la recepción, manipulación y transporte de los agentes biológicos y residuos, incluyendo los recipientes seguros e identificables. Adopción de medidas de protección colectiva o, en su defecto, de protección individual, cuando la exposición no pueda evitarse por otros medios. Utilización de medidas de higiene que eviten o dificulten la dispersión del agente biológico fuera de lugar de trabajo. Existencia de servicios sanitarios apropiados, en los que se incluyan productos para lavarse los ojos y/o antisépticos para lavarse la piel. Utilización de la señal de peligro biológico y otras señales de aviso pertinentes. Utilización de medidas de higiene que eviten o dificulten la dispersión del agente biológico fuera de lugar de trabajo Verificación, cuando sea necesaria y técnicamente posible, de la presencia de los agentes biológicos utilizados en el trabajo fuera del confinamiento físico primario.

o

o

o

o

o

o

o

49

4.

Formación e información a los trabajadores y/o a sus representantes en relación con: los riesgos potenciales para la salud, las disposiciones en materia de seguridad e higiene, la utilización de los equipos de protección, las medidas que se han de adoptar en caso de incidente y para su prevención. Establecimiento de un control sanitario previo y continuado.

5.

7.1 ESTRATEGIAS PREVENTIVAS
En lo que respecta a la protección de los trabajadores frente a los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, la obligación genérica del empresario de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores, se materializa en una norma legal, el R.D. 664/1997, de 12 de mayo, donde se establecen una serie de obligaciones a cumplir por el empresario. Por tanto, la mejor estrategia preventiva que tenemos a nuestro alcance es el adecuado cumplimiento por parte del empresario del texto de este Real Decreto. 0tro aspecto importante es inculcar a los trabajadores la necesidad de notificar a Medicina Preventiva, al Servicio de Prevención o, en su defecto, al responsable inmediato, todos y cada uno de los accidentes que se produzcan, así como conseguir que estos Servicios encargados de la actividad preventiva, se encuentren operativos las 24 horas del día, ya que el accidente biológico puede precisar de tratamiento inmediato y puede ocurrir en cualquier momento. Otro pilar fundamental donde se asienta la consecución de unos adecuados niveles de seguridad y salud en lo que a la exposición a agentes biológicos se refiere, lo constituye el cumplimiento de las Precauciones Universales o estándar y de las recomendaciones específicas por áreas o unidades; es fundamental la elaboración y adecuada difusión de protocolos preventivos y la actuación ante situaciones especificas. Estrategias Generales De Prevención Debemos tener en cuenta que el mayor número de accidentes laborales con material biológico se producen en el colectivo de Enfermería y más concretamente en las áreas quirúrgicas y médicas, seguido de los laboratorios y servicios de extracciones. El 89% de las exposiciones accidentales son inoculaciones percutáneas de las cuales el 87% son pinchazos.
50

El pinchazo es el accidente más frecuente, quizás debido a la costumbre de reencapsular las agujas o por no disponer de un sistema de eliminación de residuos adecuado con el suficiente número de contenedores rígidos; por este motivo, sería conveniente implantar en todos los centros sanitarios la utilización de material punzante que se autoprotege una vez utilizado. Las actividades con mayor riesgo de accidente son la administración de medicación IM/IV, la recogida de material usado, la manipulación de sangre, reencapsular, suturar, las agujas abandonadas y la recogida de basura. Las estrategias generales de prevención se basan en el establecimiento de una serie de barreras: a) BARRERAS FISICAS: Guantes, mascarillas, gafas, batas y cualquier otro Equipo de Protección Individual. (Ver Anexo: Tabla 2) b) BARRERAS QUIMICAS: Desinfectantes como hipociorito sódico, formaeldehido, glutaraldehido, N-duopropenida, povidona yodada, gluconato de ciorhexidina, etc., así como biocidas en la limpieza de conductos de aire. c) PRECAUCIONES UNIVERSALES y códigos de buena práctica. d) BARRERAS BIOLOGICAS: Vacunas, inmunoglobulinas y quimioprofilaxis. Precauciones universal o estándar. Se basan en que el riesgo de transmisión de un agente biológico en el medio sanitario es debido a la inoculación accidental con sangre de la persona infectada. Como resulta imposible identificar a todas las personas se recomienda considerar a todos los pacientes como potencialmente infecciosos. Además, el riesgo de infección va a ser proporcional a la prevalencia de la enfermedad en la población asistida y a la probabilidad de producción de accidentes durante la realización de los procedimientos. a) Vacunación de la Hepatitis B de todo el personal sanitario. b) Normas de higiene personal. – – – – Cubrir cortes y heridas con apósitos impermeables. Cubrir lesiones cutáneas con guantes. Retirar anillos y otras joyas Lavado de manos antes y después de atender al paciente.

c) Elementos de protección de barrera.
51

- Uso de guantes al manejar sangre o fluidos corporales, objetos potencialmente infectados o al realizar procedimientos invasivos. - Utilización de mascarillas cuando se prevea la producción de salpicaduras de sangre o fluidos a la mucosa nasal u oral. - Protección ocular, cuando se prevea la producción de salpicaduras de sangre o fluidos corporales a la mucosa ocular. - Utilización de batas y delantales impermeables, cuando se prevea la producción de grandes volúmenes de salpicaduras de sangre o líquidos orgánicos. d) Manejo de objetos cortantes o punzantes. Extremo cuidado. No reencapsular las agujas Eliminación en contenedores rígidos de seguridad. No dejarlos abandonados en cualquier sitio. Comprobar que no van entre ropas que se envían a lavandería. e) Señalización de muestras ya que todas deben considerarse potencialmente infectadas. f) Aislamiento, si el enfermo presenta: - Hemorragia incontrolada. - Alteraciones importantes de la conducta. - Diarrea profusa. - Procesos infecciosos que exijan aislamiento (por ejemplo tuberculosis). g) Eliminación adecuada de los residuos. h) Esterilización y desinfección. Preferiblemente, debemos utilizar material de un solo uso. Si esto no es posible, los objetos deben esterilizarse entre paciente y paciente, siendo limpiados previamente para eliminar restos de sangre u otras sustancias, para posteriormente ser aclarados antes de su desinfección o esterilización. Todos estos procedimientos deben realizarse con guantes resistentes.

52

8. MEDIDAS GENERALES DE CONTROL Y PROTECCIÓN
Controles de ingeniería Sabiendo que el peligro de exposición a los contaminantes depende de la cantidad de esos agentes y del periodo tiempo que dura la exposición, porque disminuyendo una u otra disminuye la agresión, y que las medidas operativas o de control dependen de la naturaleza del agente y de la vía de absorción, es natural que debamos determinar: 1) La fuente que origina el contaminante. 2) El recorrido que sigue el contaminante hasta llegar al trabajador. 3) El sistema de trabajo relacionado con el contaminante. 4) La protección que emplea el trabajador. Tenemos tres posibles líneas de acción, que deben ser aplicadas en el orden de prioridad que vamos a describir, si bien tendremos en cuenta que las dos últimas son complementarias de la primera. En primer lugar las soluciones técnicas, entre las que destaca el concepto de diseño o previsión de las medidas que deben ser adoptadas en el proyecto para evitar la imperfección y elevado coste de las soluciones a posteriori. En segundo lugar las medidas administrativas, fundamentalmente para limitar la duración de la exposición. Y, finalmente, el recurso a la protección personal del trabajador. Cuando se trata del diseño se debe tener presente en los procesos: Que las sustancias peligrosas queden confinadas al máximo en el interior del proceso, sin pasar al ambiente. Que se genere el menor nivel posible de agentes físicos peligrosos. Si bien es cierto que, en general y tratándose de sustancias químicas, resulta ser mínima la cantidad del agente que pasa al ambiente en comparación con la que forma parte del proceso, hay que extremar el control en el diseño para conseguir mayor efectividad. El ideal, lógicamente, sería diseñar sistemas herméticos y desarrollos totalmente automáticos. Pero hagamos una consideración. Supongamos un proceso diseñado como poco agresivo para el trabajador. Con el tiempo aparecen desgastes, desequilibrios, vibraciones, holguras en las juntas, percusiones mayores por superiores desplazamientos de piezas respecto a los iníciales, y así sucesivamente. Sucede que, inicialmente, las agresiones eran lo suficientemente pe queñas como
53

para no tenerlas en cuenta. Con el tiempo, y porque no se aplicó un riguroso mantenimiento preventivo, surgieron los problemas y las soluciones ya son más difíciles. Pero el caso es que la situación se debe corregir, porque ahora es necesario. Estas situaciones, que son perfectamente conocidas por los mandos de la línea de producción en las empresas, sugieren dos consecuencias: 1. Que los mandos participen en la fase de proyecto con sus sugerencias, de la misma manera que lógicamente debe de hacerlo el profesional de seguridad e higiene en el trabajo. 2. Que los mandos consideren seriamente sus responsabilidades al dotar a sus secciones de los medios y el rigor necesarios en el mantenimiento preventivo de los procesos con agentes peligrosos. Analizaremos seguidamente las tres principales líneas de acción en los controles de ingeniería: en la fuente, en el medio y en el receptor, de donde se genera, se transmite y se recibe el agente peligroso. Actuación sobre el foco emisor Los métodos de control más significativos son los siguientes: 1) Sustitución de materiales o sustancias peligrosas por otras que no 1o son o lo son menos. Existe una gran variedad de posibilidades en aplicación de este método. 2) Aislamiento o confinamiento de un proceso o de una determinada operación para evitar la exposición de los trabajadores. 3) Aplicar a determinados procesos métodos húmedos que eviten generación de polvos. 4) Extracción localizada en el punto donde se genera la contaminación (Es una aplicación que se convierte casi siempre en la mejor solución con los gases, vapores, humos y polvos peligrosos. La participación de los técnicos de la empresa en este tipo de decisión (es fundamental, aun en el supuesto de que sean firmas exteriores las que lleven la ejecución de las soluciones, ya sea por la complejidad o por la especialidad que puedan requerir en cada caso. La postura de colaboración de los técnicos y mandos en general en estas cuestiones ser (muestra palpable de su verdadero interés por la solución de los problemas higiénicos de la empresa y sus hombres.

54

Acción en el medio de propagación Los métodos de control durante la posible transmisión en el aire de los contaminantes incluyen: 1) El orden y limpieza de los locales y puestos de trabajo, la eliminación de residuos, el aseo personal. La actuación en estos aspectos resulta, por ser tan evidente y repetida, la gran olvidada de la línea de mando. Tal vez se espera a tener ideas más brillantes que esas, de más altura técnica. Si así fuese conviene no olvidar, en primer lugar, que esos aspectos son fundamentales, y en segundo que son de una gran efectividad si se hacen bien. 2) Ventilación general, ya sea por extracción o por dilución. Este método actúa sobre la concentración del contaminante y produce buenos efectos si los contaminantes son de baja toxicidad y si su emisión es continua y en pequeñas cantidades. 3) Separación entre el punto en que se genera el contaminante y el del receptor, como es el caso de radiaciones ionizantes, y posibilidades de introducir controles a distancia o remotos. Protección del receptor Son métodos en los que interviene de forma directa el trabajador: 1) Formación, información y adiestramiento de trabajadores y mandos de supervisión. Es obvio que este método, resulta fundamental y que es complementario de cualquier otro. 2) Rotación de puestos de trabajo y limitaciones en los tiempos de exposición a condiciones peligrosas. 3) Aislamiento del trabajador en cabinas especiales. 4) Prendas y equipos de protección personal. 5) Control personal de la exposición con dosímetros, para conocer la dosis recibida respecto de los niveles permisibles y poder así cesar en la exposición por el tiempo necesario. 6) Programas de mantenimiento y controles administrativos. Todos estos posibles métodos de control pueden estar presentes a la hora de intentar solucionar los problemas higiénicos pero, por encima de todo, debe presidir la plena responsabilidad de cada uno ante el peligro: los mandos para establecer los controles de ingeniería y exigirse y exigir el cumplimiento de la normativa pertinente, y los trabajadores mediante el uso adecuado de los sistemas operativos, de protección personal y de cumplimiento de la normativa.
55

Medidas de higiene y protección individual Evitar la ingestión de comidas y bebidas en zonas con riesgo de contaminación biológica. Proporcionar a los trabajadores trajes de protección adecuada y cuidar de su almacenamiento, limpieza, descontaminación, destrucción, manutención, reparación y sustitución. Poner a disposición de los trabajadores cuartos de aseo y retretes adecuados, provistos de los productos de limpieza necesarios. Los trabajadores dispondrán de diez minutos, computables como de trabajo efectivo, para la limpieza y aseo cada vez que abandonen el puesto y antes de las pausas para comer. Especificar los procedimientos de obtención, manipulación y procesamiento de muestras de origen humano o animal. Vigilancia de la salud El empresario garantizará la adecuada vigilancia de la salud de los trabajadores, según las pautas y protocolos establecidos por el Ministerio o Departamento de Salud. Los trabajadores podrán solicitar revisión de los resultados. Cuando exista riesgo y haya vacunas, éstas serán ofertadas por el empresario a los trabajadores de acuerdo con las siguientes pautas: — El ofrecimiento y la aceptación constarán por escrito. — Deberá informarse a los trabajadores sobre ventajas e inconvenientes de la vacunación. — Su dispensación no supondrá gasto alguno al trabajador. — Podrá elaborarse un certificado de vacunación. Deberá llevarse un historial médico individual de cada trabajador. El trabajador será informado de la pertinencia de controles médicos más allá de la finalización de la actividad laboral o con posterioridad a la exposición. Casos especiales Medidas especiales aplicables a procedimientos Medidas de contención del Anexo V (más específicas que las del Anexo IV). La autoridad laboral y sanitaria podrá decidir las medidas adecuadas de protección. Si la evaluación no es concluyente, se pondrán al menos las medidas de contención del nivel 3.

56

Establecimientos sanitarios y veterinarios distintos a los laboratorios de diagnóstico Además de todo lo establecido anteriormente, se especificarán procedimientos de descontaminación y desinfección. Se aplicarán procedimientos de manipulación y eliminación sin riesgos de residuos contaminados. En servicios de aislamiento de pacientes o animales con sospecha contaminación de gérmenes de grupos 3 y 4 se aplicarán las medidas contención señaladas en el Anexo IV. Medidas especiales aplicables a laboratorios y locales Aplicación de las medidas de contención establecidas. Anexo IV. Las actividades de manipulación de un agente biológico se harán: — Para agentes del grupo 2 en zonas con nivel de contención 2. — Para agentes del grupo 3 en zonas con nivel de contención 3. — Para agentes del grupo 4 en zonas con nivel de contención 4. — Cuando haya incertidumbre sobre la presencia de agentes patógenos humanos, establecer al menos el nivel 2 de contención. los los de de

 Medidas especiales aplicables a laboratorios de animales El mantenimiento de animales experimentales en casetas adecuadas está cuidadosamente controlada por el Home Office (Ministerio de Gobernación), que aplica reglamentos especiales cuya estricta observación es obligatoria. Diseño y servicios en las construcciones Las características fundamentales son las siguientes: sistemas adecuados de ventilación: buen control de la temperatura; instalaciones para lavado; pisos seguros: accesorios eléctricos a prueba de agua y situados en lugares seguros; instalación de barreras especiales contra los roedores. Eliminación de desechos Este constituye un aspecto muy importante del trabajo que se realiza en las casetas para animales. El método que se utilice para eliminación deberá ser adecuado para que fuera de las casetas de los animales no pueda, en ningún caso, producirse una infección. Todos los materiales para camas, los desperdicios animales y los cadáveres de los animales pequeños, deberán ser esterilizados en autoclave, por ejemplo, antes de su eliminación.

57

En el caso de animales grandes, o cuando éstos hayan sido utilizados para experimentos radiactivos, deberá solicitarse a las autoridades sanitarias locales la orientación y aprobación adecuadas en relación con el método correcto de eliminación.

9. FORMAS DE PROTECCION
Gestión de los equipos de protección individual (EPI) frente al riesgo biológico. En aquellos casos en que no es posible la adopción de medidas de protección colectivas, es cuando debe recurrirse a los equipos de protección individual (EPI). Antes de la implantación de una prenda de protección individual frente a una determinada situación de riesgo, debe tenerse en cuenta una serie de aspectos para que la utilización de dicha protección sea lo más acertada posible. Así deberán contemplarse: la necesidad de uso, la elección del equipo adecuado, la adquisición, la normalización interna de uso, la disponibilidad que existe en el mercado, la distribución y la supervisión así como el grado de protección que ofrecen. En el R. D 1407/1992 relativo a la comercialización de equipos de protección individual, se exige como requisito indispensable para que un EPI pueda comercializarse y ponerse en servicio, que garantice la salud y la seguridad de los usuarios, sin poner en peligro la salud ni la seguridad de las demás personas. Todos los EPI que se comercialicen de acuerdo con dicho R.D., irán con el marcado “CE”. Necesidad De Uso La necesidad de utilizar equipos de protección individual frente al riesgo biológico en un centro sanitario deriva de la imposibilidad técnica o económica de instalar una protección colectiva eficaz. Por todo ello debe llevarse a cabo la evaluación de riesgos en el conjunto del centro sanitario, de modo que permita identificar los puestos de trabajo o actividades en los que se puede presentar dicho riesgo. En la tabla 2 se detalla a modo de ejemplo el posible riesgo biológico existente en los diferentes servicios o áreas de un centro hospitalario, indicando las protecciones recomendadas. (Ver Anexo) Por otro lado, es habitual la utilización de algunos EPI de forma permanente, como es el caso de los guantes cuando existe contacto directo con pacientes, muestras o fluidos biológicos.

58

Normalización Interna De Uso Es necesario establecer un procedimiento normalizado de uso, que informe de manera clara y concreta sobre los siguientes aspectos: * Zonas o tipo de operaciones en que debe utilizarse -Instrucciones sobre su correcto uso * Limitaciones de uso, en caso de que las hubiera -Instrucciones de almacenamiento -Instrucciones de limpieza -Instrucciones de conservación -Fecha o plazo de caducidad del EPI o de sus componentes * Criterios, si los hubiere, de detección del final de su vida útil Los EPI están destinados en principio a un uso personal. Debe tenerse en cuenta que los EPI han de ajustarse a las características anatómicas de cada trabajador, lo que ha de considerarse en el momento de su adquisición. A su vez, cada usuario debe ser responsable del mantenimiento y conservación del equipo que se le entrega y ser informado e instruido sobre las características y uso del mismo. Ello sólo es posible si la asignación de los equipos es personalizada y se establece un mecanismo de seguimiento y control. Sin embargo, en algunas áreas, y considerando sus condiciones específicas de trabajo, los EPI pueden ser utilizados por varios usuarios a la vez. En el caso de que esto ocurra deberán tomarse las medidas necesarias para que ello no origine problemas de salud o de higiene a los distintos trabajadores. Cuando ello no pueda garantizarse, se sustituirán aquellas partes del mismo que sean necesarias. La gestión de los EPI utilizados por distintas personas recae en el Servicio de Prevención. * Supervisión e implantación La implantación de los equipos de protección individual en un centro sanitario, ha de comprender entre otros los siguientes aspectos: Mantenimiento de un stock mínimo de todos los EPI, ya que cuando se requiere su utilización no se puede recurrir a otro sistema de protección.
59

Facilitar una formación e información en materia de EPI adecuada a todo el personal con riesgo biológico. Para ello se realizarán actividades formativas e informativas en las que se darán a conocer los diferentes equipos disponibles, tanto de uso personalizado como no, obligatoriedad de utilización, recomendaciones y mantenimiento de los mismos. Todo el personal deberá conocer y disponer por escrito de un documento en el cual se indique el número y tipo de equipos disponibles, además de los que se entreguen personalmente, las situaciones y operaciones en las que es obligatorio su uso, las condiciones de utilización y mantenimiento, el lugar de almacenamiento y todos aquellos procedimientos necesarios para su gestión. Los equipos deben entregarse con acuse de recibo, adjuntando por escrito las instrucciones de utilización cuando se considere necesario. Es necesaria la intervención del Servicio de Prevención o de un responsable técnico de la unidad correspondiente, durante todo el proceso desde la elección del EPI, hasta su correcta utilización, y también para la distribución y el mantenimiento de stocks. Medidas de Cuarentena y Aislamiento Cuarentena: Restricción de actividad de personas aparentemente sanas que hayan estado expuestas al contagio de una enfermedad transmisible sin protección previa durante un periodo igual al periodo de incubación (PI) de la enfermedad. Son enfermedades de declaración obligatoria internacional y cuarentenables, según el Reglamento Sanitario Internacional de la OMS el cólera (PI: 5 días), la fiebre amarilla (PI: 6 días) y la peste (PI: 6 días). Aislamiento: Separación de las personas enfermas que puedan transmitir la enfermedad para impedir la transmisión a la población sana. Se mantendrá durante el periodo de contagiosidad de la enfermedad. Control de la infección Las precauciones adecuadas a tomar pueden basarse en las etapas del proceso infeccioso. Estas se relacionan como sigue: (a) un agente causativo; (b) una fuente del agente; (c) un método de escape desde la fuente; (d) un método de transacción desde la fuente (e) un método de entrada al huésped.
60

Los puntos en que se aplique el control dependerán de las exigencias precisas del trabajo, pero hay ciertas medidas generales que pueden ser identificadas. Contención específica Los organismos que se sepa son patógenos, o que se sospeche que lo sean, presentan un problema importante de contención. Los organismos virulentos (algunos virus, bacterias, y hongos) deben utilizarse en laboratorios adecuadamente diseñados, y por un personal entrenado. Protección personal Las medidas de protección personal deben incluir a todo el personal que se encuentre en situación de riesgo, es decir: todos los trabajadores del laboratorio, los ayudantes, el personal de mantenimiento y el personal de limpieza. Los procedimientos de inmunización, cuando resulten apropiados, deben estar disponibles, y puede resultar conveniente que algunas personas del laboratorio informen a los demás acerca de la naturaleza de su trabajo. Cuando se sospecha de un contacto entre la piel y un material infectado, la zona correspondient e deberá ser desinfectada, buscando además consejo médico. En algunos casos en donde se utilizan organismos particularmente virulentos, deberán definirse las zonas de acceso limitado, las cuales habrán de ser utilizadas únicamente por el personal autorizado. Higiene personal Deberán diseñarse y suministrarse las mejores instalaciones para lograr el mantenimiento de los niveles de higiene más elevados posible. Es esencial contar con una pieza para cambiar la ropa, en la que se deje la que se utilice fuera del laboratorio. Deberá contarse con instalaciones adecuadas para el lavado de manos. Especialmente en el propio laboratorio, instalando llaves de las que se operan con la muñeca. Se recomienda sobre todo el empleo de toallas de papel desechables como método normal de limpieza. Cuando las condiciones locales lo exijan, deberán utilizarse elementos protectores más complicados, tales como las máscaras, los guantes quirúrgicos, la protección de los ojos y las pantallas para la cara. Cuando sale de la zona de trabajo, el personal deberá quitarse las batas de laboratorio y el resto del equipo protector, lavándose a continuación las manos.

61

Informes sobre accidentes Un miembro determinado del personal deberá conservar un registro total de todos los accidentes, indicando la naturaleza de los riesgos potenciales conocidos. Los cortes menores y los arañazos deberán considerarse como accidentes. Los informes de accidentes deberán ser presentados en la forma que las condiciones locales requieran. Esterilización La estabilización de todo el equipo y de la ropa de trabajo constituye una necesidad absoluta, mediante el uso de la autoclave o de los reactores químicos adecuados. Se necesitan operadores experimentado para el trabajo en la autoclave, la cual debe recibir mantenimiento e inspección regulares. Deberá recordarse que los propios esterilizantes químicos constituyen riesgos potenciales, y que deben ser utilizados con cuidado. Hepatitis viral El riesgo de la hepatitis viral (la hepatitis es una inflamación aguda del hígado, cuyos síntomas son la ictericia, la fiebre, las náuseas, el vómito y el malestar abdominal), debe ser expuesto con toda claridad a cuantos trabajadores utilicen materiales humanos tales como la sangre. Las normas de laboratorio para el procesado de dichas muestras deberán ser conocidas por todo el personal de laboratorio y cumplidas estrictamente. Alergias Los trabajadores de laboratorio deberán tener noticia de que algunos insectos pueden ocasionar reacciones alérgicas. Una exposición prolongada a un tipo determinado de insecto, tal como las arañas, puede exigir el empleo de ropas protectoras. Las reacciones alérgicas son causadas con frecuencia por los reactives químicos. El metanal y las soluciones de metanal ocasionan dermatitis y reacciones alérgicas asmáticas. Algunas especies de plantas. Por ejemplo, las plantas de aceite de ricino, pueden ocasionar efectos alérgicos muy desagradables. Algunos extractos de plantas son potencialmente peligrosos, debiendo tales materiales ser considerados como productos químicos tóxicos. Deberá buscarse consejo médico en cuantas ocasiones se observen o sospechen reacciones alérgicas.

62

9.1 EN GENERAL: CONTROL Y PREVENCION
Medidas generales Las medidas de prevención y control deben adecuarse en cada caso al tipo de germen, a la fuente de infección y al modo de transmisión de la enfermedad de que se trate. No obstante, se pueden formular algunas recomendaciones generales para todos los trabajos con riesgo de transmisión de enfermedades. (Basado en la Normativa 486/1997 y RD 664/1997). Evitar la proliferación de gérmenes Control veterinario de los animales. Control sanitario de pieles, lanas, pelos, etc. Desinsectación y desratización. Desinfección y esterilización de productos contaminados. Diseño de locales de trabajo evitando lugares susceptibles de acumulación de suciedad. RD 486/1997, Anexo II Limpieza y desinfección de locales de trabajo, lavabos, duchas y servicios higiénicos. RD 486/1997, Anexo II y Anexo V.2 Evitar la exposición Reducción del número de trabajadores expuestos. RD 664/1997, art. 6.1.b Técnicas y métodos de trabajo que impidan el contacto directo con material contaminado. Utilización de material desechable. RD 664/1997, art. 6.1.a Ventilación forzada o aspiración para eliminar polvo. RD 664/1997, art. 6.1.h Planes y pautas de actuación ante emergencias. RD 664/1997, art. 6.1.c y 6.1 Transporte y almacenamiento en condiciones de seguridad. Señalización adecuada y restricción de acceso. RD 664/1997, art. 6.1.g Protección individual Formación e información de los trabajadores. RD 664/1997, art. 6.1.b Limpieza y desinfección de ropas y utensilio. RD 664/1997, art. 7.3 y 7.4 Higiene personal. RD 664/1997, art. 7.2 Uso de jabones antisépticos, especialmente en heridas. Protección personal: ropa, guantes, mascarillas. RD 664/1997, art. 7.1.c Vacunación cuando sea efectiva y aplicable. RD 664/1997, art. 6.1.d y 7.1.b Prohibición de comer, beber, fumar o aplicarse cosméticos en lugares de riesgo. RD 664/1997, art. 8.3. RD 664/1997, art. 7.1.a
63

     

      

      

10. NORMAS RELACIONADAS CON RIESGOS BIOLOGICOS
Normas Internacionales RD 664/97, protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales determina el cuerpo básico de garantías y responsabilidades preciso para establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los trabajadores frente a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo, en el marco de una política coherente, coordinada y eficaz. Según el artículo 6 de la misma serán las normas reglamentarias las que irán fijando y concretando los aspectos más técnicos de las medidas preventivas. Así, son las normas de desarrollo reglamentario las que deben fijar las medidas mínimas que deben adoptarse para la adecuada protección de los trabajadores. Entre ellas se encuentran las destinadas a garantizar la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. En el mismo sentido hay que tener en cuenta que en el ámbito de la Unión Europea se han fijado, mediante las correspondientes Directivas, criterios de carácter general sobre las acciones en materia de seguridad y salud en los centros de trabajo, así como criterios específicos referidos a medidas de protección contra accidentes y situaciones de riesgo. Concretamente, la Directiva 90/679/CEE, de 26 de noviembre de 1990, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, establece las disposiciones específicas mínimas en este ámbito; esta Directiva fue posteriormente modificada por la Directiva 93/88/CEE, de 12 de octubre de 1993 y adaptada al progreso técnico por la Directiva 95/30/CE, de 30 de junio de 1995. Mediante el presente Real Decreto se procede a la transposición al Derecho español del contenido de las tres Directivas mencionadas. En su virtud, de conformidad con el artículo 6 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, a propuesta de los Ministros de Trabajo y Asuntos Sociales y de Sanidad y Consumo, consultadas las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, oída la Comisión Nacional de Seguridad y de Salud en el Trabajo, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 9 de mayo de 1997, dispongo:

64

CAPÍTULO I: Disposiciones Generales 1. El presente Real Decreto tiene por objeto, en el marco de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, la protección de los trabajadores contra los riesgos para su salud y su seguridad derivados de la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, así como la prevención de dichos riesgos. 2. Mediante el presente Real Decreto se establecen las disposiciones mínimas aplicables a las actividades en las que los trabajadores estén o puedan estar expuestos a agentes biológicos debido a la naturaleza de su actividad laboral. 3. Las disposiciones del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, se aplicarán plenamente al conjunto del ámbito contemplado en el apartado anterior, sin perjuicio de las disposiciones más rigurosas o específicas previstas en el presente Real Decreto. 4. El presente Real Decreto será aplicable sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 15/1994, de 3 de junio, por la que se establece el régimen jurídico de la utilización confinada, liberación voluntaria y comercialización de organismos modificados genéticamente, a fin de prevenir los riesgos para la salud humana y medio ambiente. Artículo 2. Definiciones A efectos del presente Real Decreto se entenderá por: a. Agentes biológicos: microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad. b. Microorganismo: toda entidad microbiológica, celular o no, capaz de reproducirse o de transferir material genético. c. Cultivo celular: el resultado del crecimiento in vitro de células obtenidas de organismos multicelulares. Artículo 3. Clasificación de los agentes biológicos 1. A efectos de lo dispuesto en el presente Real Decreto, los agentes biológicos se clasifican, en función del riesgo de infección, en cuatro grupos: a. agente biológico del grupo 1: aquél que resulta poco probable que cause una enfermedad en el hombre;

65

b. agente biológico del grupo 2: aquél que puede causar una enfermedad en el hombre y puede suponer un peligro para los trabajadores, siendo poco probable que se propague a la colectividad y existiendo generalmente profilaxis o tratamiento eficaz; c. agente biológico del grupo 3: aquél que puede causar una enfermedad grave en el hombre y presenta un serio peligro para los trabajadores, con riesgo de que se propague a la colectividad y existiendo generalmente una profilaxis o tratamiento eficaz; d. agente biológico del grupo 4: aquél que causando una enfermedad grave en el hombre supone un serio peligro para los trabajadores, con muchas probabilidades de que se propague a la colectividad y sin que exista generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaz. 2. En el Anexo II de este Real Decreto se presenta una lista de agentes biológicos, clasificados en los grupos 2, 3, ó 4, siguiendo el criterio expuesto en el apartado anterior. Para ciertos agentes se proporcionan también informaciones adicionales de utilidad preventiva. Para la correcta utilización de la citada lista, deberán tenerse en cuenta las notas introductorias contenidas en dicho Anexo. CAPÍTULO II: Obligaciones del empresario Artículo 4. Identificación y evaluación de riesgos 1. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 2 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, identificados uno o más riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, se procederá, para aquellos que no hayan podido evitarse, a evaluar los mismos determinando la naturaleza, el grado y duración de la exposición de los trabajadores. Cuando se trate de trabajos que impliquen la exposición a varias categorías de agentes biológicos, los riesgos se evaluarán basándose en el peligro que supongan todos los agentes biológicos presentes. 2. Esta evaluación deberá repetirse periódicamente y, en cualquier caso, cada vez que se produzca un cambio en las condiciones que pueda afectar a la exposición de los trabajadores a agentes biológicos.

66

Asimismo se procederá a una nueva evaluación del riesgo cuando se haya detectado en algún trabajador una infección o enfermedad que se sospeche que sea consecuencia de una exposición a agentes biológicos en el trabajo. 3. La evaluación mencionada en el apartado anterior se efectuará teniendo en cuenta toda la información disponible y, en particular: a. la naturaleza de los agentes biológicos a los que estén o puedan estar expuestos los trabajadores y el grupo a que pertenecen, de acuerdo con la tabla y criterios de clasificación contenidos en el Anexo II. Si un agente no consta en la tabla, el empresario, previa consulta a los representantes de los trabajadores, deberá estimar su riesgo de infección teniendo en cuenta las definiciones previstas en el primer apartado del artículo 3 del presente Real Decreto, a efectos de asimilarlo provisionalmente a los incluidos en uno de los cuatro grupos previstos en el mismo. En caso de duda entre dos grupos deberá considerarse en el de peligrosidad superior; b. las recomendaciones de las autoridades sanitarias sobre la conveniencia de controlar el agente biológico a fin de proteger la salud de los trabajadores que estén o puedan estar expuestos a dicho agente en razón de su trabajo; c. la información sobre las enfermedades susceptibles de ser contraídas por los trabajadores como resultado de su actividad profesional; d. los efectos potenciales, tanto alérgicos como tóxicos, que puedan derivarse de la actividad profesional de los trabajadores; e. el conocimiento de una enfermedad que se haya detectado en un trabajador y que esté directamente ligada a su trabajo; f. el riesgo adicional para aquellos trabajadores especialmente sensibles en función de sus características personales o estado biológico conocido, debido a circunstancias tales como patologías previas, medicación, trastornos inmunitarios, embarazo o lactancia. 4. Si los resultados de la evaluación muestran que la exposición o la posible exposición se refiere a un agente biológico del grupo 1 que no presente un riesgo conocido para la salud de los trabajadores, no resultarán de aplicación los artículos 5 a 15 de este Real Decreto. No obstante, se observará lo dispuesto en el apartado 1 de la observación preliminar del Anexo V . 5. Si los resultados de la evaluación revelan que la actividad no implica la intención deliberada de manipular agentes biológicos o de utilizarlos en el trabajo pero puede provocar la exposición de los trabajadores a dichos agentes, se aplicarán
67

las disposiciones de los artículos 5 al 13 de este Real Decreto, salvo que los resultados de la evaluación lo hiciesen innecesario. 6. El Anexo I de este Real Decreto contiene una lista indicativa de actividades en las que podría resultar de aplicación lo dispuesto en el apartado anterior. Artículo 5. Sustitución de agentes biológicos Teniendo en cuenta la información técnica y científica disponible, el empresario, cuando la naturaleza de la actividad lo permita, evitará la utilización de agentes biológicos peligrosos mediante su sustitución por otros agentes que, en función de las condiciones de utilización, no sean peligrosos para la seguridad o salud de los trabajadores, o lo sean en menor grado. Artículo 6. Reducción de riesgos 1. Si los resultados de la evaluación a que se refiere el artículo 4 pusieran de manifiesto un riesgo para la seguridad o la salud de los trabajadores por exposición a agentes biológicos, deberá evitarse dicha exposición. Cuando ello no resulte factible por motivos técnicos, habida cuenta de la actividad desarrollada, se reducirá el riesgo de exposición al nivel más bajo posible para garantizar adecuadamente la seguridad y la salud de los trabajadores afectados, en particular por medio de las siguientes medidas: a. establecimiento de procedimientos de trabajo adecuados y utilización de medidas técnicas apropiadas para evitar o minimizar la liberación de agentes biológicos en el lugar de trabajo; b. reducción al mínimo posible del número de trabajadores que estén o puedan estar expuestos; c. adopción de medidas seguras para la recepción, manipulación y transporte de los agentes biológicos dentro del lugar de trabajo; d. adopción de medidas de protección colectiva o, en su defecto, de protección individual, cuando la exposición no pueda evitarse por otros medios; e. utilización de medios seguros para la recogida, almacenamiento y evacuación de residuos por los trabajadores, incluido el uso de recipientes seguros e identificables, previo tratamiento adecuado si fuese necesario; f. utilización de medidas de higiene que eviten o dificulten la dispersión del agente biológico fuera del lugar de trabajo;

68

g. utilización de una señal de peligro biológico como la indicada en el Anexo III de este Real Decreto, así como de otras señales de advertencia pertinentes; h. establecimiento de planes para hacer frente a accidentes de los que puedan derivarse exposiciones a agentes biológicos; i. verificación, cuando sea necesaria y técnicamente posible, de la presencia de los agentes biológicos utilizados en el trabajo fuera del confinamiento físico primario. 2. La evaluación de riesgos a que se refiere el artículo 4 deberá identificar a aquellos trabajadores para los que pueda ser necesario aplicar medidas especiales de protección. Artículo 7. Medidas higiénicas 1. En todas las actividades en las que exista riesgo para la salud o seguridad de los trabajadores como consecuencia del trabajo con agentes biológicos, el empresario deberá adoptar las medidas necesarias para: a. prohibir que los trabajadores coman, beban o fumen en las zonas de trabajo en las que exista dicho riesgo; b. proveer a los trabajadores de prendas de protección apropiadas o de otro tipo de prendas especiales adecuadas; c. disponer de retretes y cuartos de aseo apropiados y adecuados para uso de los trabajadores, que incluyan productos para la limpieza ocular y antisépticos para la piel; d. disponer de un lugar determinado para el almacenamiento adecuado de los equipos de protección y verificar que se limpian y se comprueba su buen funcionamiento, si fuera posible con anterioridad y, en todo caso, después de cada utilización, reparando o sustituyendo los equipos defectuosos antes de un nuevo uso; e. especificar los procedimientos de obtención, manipulación y procesamiento de muestras de origen humano o animal. 2. Los trabajadores dispondrán, dentro de la jornada laboral, de 10 minutos para su aseo personal antes de la comida y otros 10 minutos antes de abandonar el trabajo. 3. Al salir de la zona de trabajo, el trabajador deberá quitarse las ropas de trabajo y los equipos de protección personal que puedan estar contaminados por agentes biológicos y deberá guardarlos en lugares que no contengan otras prendas. 4. El empresario se responsabilizará del lavado, descontaminación y, en caso necesario, destrucción de la ropa de trabajo y los equipos de protección a que se
69

refiere el apartado anterior, quedando rigurosamente prohibido que los trabajadores se lleven los mismos a su domicilio para tal fin. Cuando contratase tales operaciones con empresas idóneas al efecto, estará obligado a asegurar que la ropa y los equipos se envíen en recipientes cerrados y etiquetados con las advertencias precisas. 5. De acuerdo con el apartado 5 del artículo 14 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el coste de las medidas relativas a la seguridad y la salud en el trabajo establecidas por el presente Real Decreto no deberá recaer en modo alguno sobre los trabajadores. Artículo 8. Vigilancia de la salud de los trabajadores 1. El empresario garantizará una vigilancia adecuada y específica de la salud de los trabajadores en relación con los riesgos por exposición a agentes biológicos, realizada por personal sanitario competente, según determinen las autoridades sanitarias en las pautas y protocolos que se elaboren, de conformidad con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 37 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención. Dicha vigilancia deberá ofrecerse a los trabajadores en las siguientes ocasiones: a. Antes de la exposición. b. A intervalos regulares en lo sucesivo, con la periodicidad que los conocimientos médicos aconsejen, considerando el agente biológico, el tipo de exposición y la existencia de pruebas eficaces de detección precoz. c. Cuando sea necesario por haberse detectado en algún trabajador, con exposición similar, una infección o enfermedad que pueda deberse a la exposición a agentes biológicos. 2. Los trabajadores podrán solicitar la revisión de los resultados de la vigilancia de su salud. 3. Cuando exista riesgo por exposición a agentes biológicos para los que haya vacunas eficaces, éstas deberán ponerse a disposición de los trabajadores, informándoles de las ventajas e inconvenientes de la vacunación. Cuando los empresarios ofrezcan las vacunas deberán tener en cuenta las recomendaciones prácticas contenidas en el Anexo VI de este Real Decreto. Lo dispuesto en el párrafo anterior será también de aplicación en relación con otras medidas de preexposición eficaz que permitan realizar una adecuada prevención primaria.

70

El ofrecimiento al trabajador de la medida correspondiente y su aceptación de la misma deberán constar por escrito. 4. El médico encargado de la vigilancia de la salud de los trabajadores deberá estar familiarizado, en la medida de lo posible, con las condiciones o las circunstancias de exposición de cada uno de los trabajadores. En cualquier caso, podrá proponer medidas individuales de prevención o de protección para cada trabajador en particular. 5. Deberá llevarse un historial médico individual de los trabajadores objeto de vigilancia sanitaria. 6. Se aconsejará e informará a los trabajadores en lo relativo a cualquier control médico que sea pertinente efectuar con posterioridad al cese de la exposición. En particular, resultará de aplicación a dichos trabajadores lo establecido en la letra e) del apartado 3 del artículo 37 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, en materia de vigilancia de la salud más allá de la finalización de la relación laboral. Artículo 9. Documentación 1. El empresario está obligado a disponer de: a. La documentación sobre los resultados de la evaluación a que se refiere el artículo 4, así como los criterios y procedimientos de evaluación y los métodos de medición, análisis o ensayo utilizados. b. Una lista de los trabajadores expuestos en la empresa a agentes biológicos de los grupos 3 y 4, indicando el tipo de trabajo efectuado y el agente biológico al que hayan estado expuestos, así como un registro de las correspondientes exposiciones, accidentes e incidentes. 2. El empresario deberá adoptar las medidas necesarias para la conservación de un registro de los historiales médicos individuales previstos en el apartado 5 del artículo 8 del presente Real Decreto, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 22 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. 3. La lista de los trabajadores expuestos y los historiales médicos deberán conservarse durante un plazo mínimo de diez años después de finalizada la exposición; este plazo se ampliará hasta cuarenta años en caso de exposiciones que pudieran dar lugar a una infección en la que concurran alguna de las siguientes características: a. debida a agentes biológicos con capacidad conocida de provocar infecciones persistentes o latentes;

71

b. que no sea diagnosticable con los conocimientos actuales, hasta la manifestación de la enfermedad muchos años después; c. cuyo período de incubación previo a la manifestación de la enfermedad sea especialmente prolongado; d. que dé lugar a una enfermedad con fases de recurrencia durante un tiempo prolongado, a pesar del tratamiento; e. que pueda tener secuelas importantes a largo plazo. 4. La documentación a que se refiere la letra b) del apartado 1 será adicional a la que el empresario deberá elaborar de acuerdo con el artículo 23 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y estará sujeta al mismo régimen jurídico que ésta, en especial en lo que se refiere a su puesta a disposición de las autoridades laboral y sanitaria, y al acceso y confidencialidad de la información. 5. El tratamiento automatizado de datos personales solo podrá realizarse en los términos previstos en la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre, de regulación del tratamiento automatizado de los datos de carácter personal. Artículo 10. Notificación a la autoridad laboral 1. La utilización por primera vez de agentes biológicos de los grupos 2, 3 ó 4 deberá notificarse con carácter previo a la autoridad laboral con una antelación mínima de treinta días al inicio de los trabajos. Asimismo, se notificará previamente la utilización por primera vez de cualquier otro agente biológico del grupo 4, así como de cualquier nuevo agente biológico que haya sido asimilado provisionalmente por el empresario a los del grupo 3, de acuerdo con lo dispuesto en la letra a) del apartado 3 del artículo 4. 2. No obstante, a los laboratorios que efectúen servicios de diagnóstico relacionados con agentes biológicos del grupo 4 se les exigirá únicamente la notificación inicial de tal propósito. 3. La notificación a que se refiere el presente artículo incluirá: a. el nombre y la dirección de la empresa o centro de trabajo; b. el nombre y la formación de la persona o personas con responsabilidades en materia de prevención en la empresa; c. el resultado de la evaluación mencionada en el artículo 4; d. la especie del agente biológico; e. las medidas de prevención y protección previstas. 4. Se efectuará una nueva notificación siempre que se introduzcan cambios sustanciales en los procesos o procedimientos de trabajo cuyas repercusiones en las condiciones de seguridad y salud invaliden la notificación anterior.
72

Artículo 11. Información a las autoridades competentes 1. El empresario tendrá a disposición de las autoridades laboral y sanitaria la documentación relativa a los resultados de la evaluación a que se refiere el artículo 4 de este Real Decreto, incluyendo la naturaleza, grado y duración de la exposición, así como los criterios y procedimientos de evaluación y los métodos de medición, análisis o ensayo que hayan sido utilizados. 2. Cuando dicha evaluación ponga de manifiesto que existen riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores, el empresario informará a las autoridades laboral o sanitaria que lo soliciten, sobre: a. las actividades en las que los trabajadores hayan estado o podido estar expuestos a agentes biológicos; b. el número de trabajadores expuestos; c. el nombre y la formación de la persona o personas con responsabilidades en materia de prevención en la empresa; d. las medidas de prevención y de protección adoptadas, incluyendo los procedimientos y métodos de trabajo; e. un plan de emergencia para la protección de los trabajadores frente a una exposición a un agente biológico de los grupos 3 ó 4, en caso de fallo de la contención física. 3. El empresario informará inmediatamente a las autoridades laboral y sanitaria de cualquier accidente o incidente que haya podido provocar la liberación de cualquier agente biológico y que pueda causar una grave infección o enfermedad en el hombre. 4. Se comunicarán a las autoridades laboral y sanitaria todos los casos de enfermedad o fallecimiento que se hayan identificado como resultantes de una exposición profesional a agentes biológicos. 5. La lista mencionada en la letra b) del apartado 1 del artículo 9 y los historiales médicos a que se refiere el apartado 5 del artículo 8 deberán remitirse a la autoridad laboral en caso de que la empresa cese en su actividad. 6. Los historiales médicos serán remitidos por la autoridad laboral a la sanitaria, quien los conservará, garantizándose en todo caso la confidencialidad de la información en ellos contenida. En ningún caso la autoridad laboral conservará copia de los citados historiales. Artículo 12. Información y formación de los trabajadores 1. Sin perjuicio del artículo 18 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el empresario adoptará las medidas adecuadas para que los trabajadores y los
73

representantes de los trabajadores sean informados sobre cualquier medida relativa a la seguridad y la salud que se adopte en cumplimiento del presente Real Decreto. Asimismo, el empresario tomará las medidas apropiadas para garantizar que los trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una formación suficiente y adecuada e información precisa basada en todos los datos disponibles, en particular en forma de instrucciones, en relación con: los riesgos potenciales para la salud; las precauciones que deberán tomar para prevenir la exposición; las disposiciones en materia de higiene; la utilización y empleo de ropa y equipos de protección individual; las medidas que deberán adoptar los trabajadores en el caso de incidentes y para la prevención de éstos. Dicha formación deberá: a. impartirse cuando el trabajador se incorpore a un trabajo que suponga un contacto con agentes biológicos; b. adaptarse a la aparición de nuevos riesgos y a su evolución; c. repetirse periódicamente si fuera necesario. El empresario dará instrucciones escritas en el lugar de trabajo y, si procede, colocará avisos que contengan, como mínimo, el procedimiento que habrá de seguirse: a. en caso de accidente o incidente graves que impliquen la manipulación de un agente biológico; b. en caso de manipulación de un agente biológico del grupo 4. Los trabajadores comunicarán inmediatamente cualquier accidente o incidente que implique la manipulación de un agente biológico a su superior jerárquico directo y a la persona o personas con responsabilidades en materia de prevención en la empresa. El empresario informará inmediatamente a los trabajadores y a sus representantes de cualquier accidente o incidente que hubiese provocado la liberación de un agente biológico capaz de causar una grave infección o enfermedad en el hombre. Además, el empresario informará lo antes posible a los trabajadores y a sus representantes de cualquier accidente o incidente grave, de su causa y de las medidas adoptadas, o que se vayan a adoptar, para remediar tal situación. a. b. c. d. e.

2.

3.

4.

5.

74

6. Los trabajadores tendrán acceso a la información contenida en la documentación a que se refiere la letra b) del apartado 1 del artículo 9 cuando dicha información les concierna a ellos mismos. Asimismo, los representantes de los trabajadores o, en su defecto, los propios trabajadores tendrán acceso a cualquier información colectiva anónima. A petición de los representantes de los trabajadores o, en su defecto, de los propios trabajadores el empresario les suministrará la información prevista en los apartado 1 y 2 del artículo 11. Artículo 13. Consulta y participación de los trabajadores La consulta y participación de los trabajadores o sus representantes sobre las cuestiones a que se refiere este Real Decreto se realizarán de conformidad con lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 18 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. CAPÍTULO III. Disposiciones varias Artículo 14. Establecimientos sanitarios y veterinarios distintos de los laboratorios de diagnóstico 1. Sin perjuicio de lo dispuesto en los Capítulos anteriores del presente Real Decreto, en el caso de los establecimientos sanitarios y veterinarios distintos de los laboratorios de diagnóstico, la evaluación a que se refiere el artículo 4 deberá tener especialmente en cuenta los riesgos inherentes a las actividades desarrolladas en los mismos y, particularmente, la incertidumbre acerca de la presencia de agentes biológicos en el organismo de pacientes humanos, de animales, o de materiales o muestras procedentes de éstos, y el peligro que tal presencia podría suponer. 2. Se tomarán medidas apropiadas en dichos servicios para garantizar de modo adecuado la protección sanitaria y la seguridad de los trabajadores afectados. Dichas medidas comprenderán en particular: a. la especificación de procedimientos apropiados de descontaminación y desinfección, y b. la aplicación de procedimientos que permitan manipular y eliminar sin riesgos los residuos contaminados. 3. En los servicios de aislamiento en que se encuentren pacientes o animales que estén o que se sospeche que estén contaminados por agentes biológicos de los grupos 3 ó 4 se seleccionarán medidas de contención de entre las que figuran en
75

la columna A del Anexo IV de este Real Decreto, con objeto de minimizar el riesgo de infección. Artículo 15. Medidas especiales aplicables a los procedimientos industriales, a los laboratorios y a los locales para animales 1. Sin perjuicio de lo dispuesto en los Capítulos anteriores del presente Real Decreto, en los laboratorios, incluidos los laboratorios de diagnóstico e investigación, y en los locales destinados a animales de laboratorio deliberadamente contaminados por agentes biológicos de los grupos 2, 3 ó 4 o que sean o se sospeche que son portadores de estos agentes, se tomarán las medidas adecuadas de conformidad con lo dispuesto en los apartados siguientes: a. los laboratorios que emprendan trabajos que impliquen la manipulación de agentes biológicos de los grupos 2, 3 ó 4 con fines de investigación, desarrollo, enseñanza o diagnóstico deberán establecer medidas de contención de conformidad con el Anexo IV de este Real Decreto, a fin de reducir al mínimo el riesgo de infección; b. en función del resultado de la evaluación a que se refiere el artículo 4, se deberán tomar medidas de conformidad con el Anexo IV de este Real Decreto, después de que haya sido fijado el nivel de contención física requerido para los agentes biológicos en función del grado de riesgo.

Las actividades que supongan la manipulación de un agente biológico se ejecutarán: 1. únicamente en zonas de trabajo que correspondan por lo menos al nivel 2 de contención, para un agente biológico del grupo 2; 2. únicamente en zonas de trabajo que correspondan por lo menos al nivel 3 de contención, para un agente biológico del grupo 3; 3. únicamente en zonas de trabajo que correspondan por lo menos al nivel 4 de contención, para un agente biológico del grupo 4. c. los laboratorios que manipulen materiales con respecto a los cuales exista incertidumbre acerca de la presencia de agentes biológicos que puedan causar una enfermedad en el hombre, pero que no tengan como objetivo trabajar con ellos como tales, cultivándolos o concentrándolos, deberían adoptar, al menos, el nivel 2 de contención. Deberán utilizarse los niveles 3 y 4, cuando proceda, siempre que se sepa o sospeche que
76

son necesarios, salvo cuando las líneas directrices establecidas por las autoridades sanitarias indiquen que, en algunos casos, conviene un nivel de contención menor. 2. Sin perjuicio de lo dispuesto en los Capítulos anteriores del presente Real Decreto, en los procedimientos industriales que utilicen agentes biológicos de los grupos 2, 3 ó 4 deberán tomarse las medidas adecuadas de conformidad con lo dispuesto en los apartados siguientes: a. Los principios en materia de contención expuestos en el segundo párrafo de la letra b) del apartado 1 deben aplicarse basándose en las medidas concretas y procedimientos adecuados que figuran en el Anexo V de este Real Decreto. b. En función del resultado de la evaluación del riesgo vinculado al empleo de agentes biológicos de los grupos 2, 3 ó 4, las autoridades laboral y sanitaria, en el ámbito de sus respectivas competencias, podrán decidir las medidas adecuadas que deberán aplicarse para el uso industrial de tales agentes biológicos. c. Todas las actividades reguladas por el presente artículo en las que no haya sido posible proceder a una evaluación concluyente de un agente biológico, pero de cuya utilización prevista parezca que puede derivarse un riesgo grave para la salud de los trabajadores, únicamente podrán realizarse en locales de trabajo cuyo nivel de contención corresponda, al menos, al nivel 3. Disposición adicional única. Remisión de documentación e información a las autoridades sanitarias Las autoridades laborales remitirán a las autoridades sanitarias copia de cuanta documentación e información reciban de las empresas de conformidad con lo dispuesto en los artículos 9, 10 y 11 de este Real Decreto. Disposición transitoria única. Notificación a la autoridad laboral Las empresas o centros de trabajo que en el momento de la entrada en vigor del presente Real Decreto utilicen agentes biológicos de los grupos 2, 3 ó 4 notificarán a la autoridad laboral tal utilización en el plazo de tres meses a partir de la entrada en vigor del presente Real Decreto.

77

Disposición derogatoria única. Derogación normativa Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en este Real Decreto y expresamente los artículos 138 y 139 de la Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo, aprobada por Orden de 9 de marzo de 1971, en lo relativo a los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. Disposición final primera. Elaboración y actualización de la Guía Técnica de Riesgos El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 5 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, elaborará y mantendrá actualizada una Guía Técnica, de carácter no vinculante, para la evaluación de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. Disposición final segunda. Facultades de aplicación y desarrollo Se autoriza al Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, previo informe favorable del de Sanidad y Consumo, y previo informe de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, a dictar cuantas disposiciones sean necesarias para la aplicación y desarrollo de este Real Decreto, así como para las adaptaciones de carácter estrictamente técnico de sus Anexos en función del progreso técnico y de la evolución de las normativas o especificaciones internacionales o de los conocimientos en materia de agentes biológicos. NORMAS IRAM Normas IRAM referencia 10 HIGIENE INDUSTRIAL 10.1 Contaminación del aire en ambientes de trabajo 10.1.1 Definiciones IRAM 80001/77 Contaminación del aire en ambientes de trabajo. Definiciones de los sistemas de muestreo IRAM 80002/77 Contaminación del aire en ambientes de trabajo. Definiciones de aparatos y equipos IRAM 80003/78 Contaminación del aire en ambientes de trabajo. Definiciones sobre concentraciones admisibles y exposiciones a tóxicos.

78

IRAM 80004/79 Contaminación del aire en ambientes de trabajo. Definiciones relacionadas con los contaminantes del aire. 10.1.4 Métodos para determinar contaminantes IRAM 80029/85 al 80100: Contaminación del aire en ambientes de trabajo. 10.1.5 Muestreo estadístico IRAM 80020/78 al IRAM 80025/81: Contaminación del aire en ambientes de trabajo. Método de muestreo instantáneo y evaluación estadística de los resultados. 10.1.7 Residuos patogénicos IRAM 80057/96 Residuos patogénicos de establecimientos IRAM 80058-1/97 Transporte de sustancias peligrosas. Transporte de materiales biológicos NORMAS NACIONALES En el país no existen normas específicas sobre los riesgos biológicos, mas sin embargo en el código de trabajo se encuentran relacionadas leyes sobre la seguridad e higiene en el ámbito laboral. Las cuales se detallan a continuación: Código de Trabajo Título II: Seguridad e Higiene en el Trabajo Capítulo I: Obligaciones de los patronos Artículo 314 Todo patrono debe adoptar y poner en práctica medidas adecuadas de seguridad e higiene en los lugares de trabajo, para proteger la vida, la salud y la integridad corporal de sus trabajadores, especialmente en lo relativo a: 1) Las operaciones y procesos de trabajo; 2) El suministro, uso y mantenimiento de los equipos de protección personal; 3) Las edificaciones, instalaciones y condiciones ambientales; y 4) La colocación y mantenimiento de resguardos y protecciones que aíslen o prevengan de los peligros provenientes de las máquinas y de todo género de instalaciones. Capítulo II: Obligaciones de los trabajadores Artículo 315: Todo trabajador estará obligado a cumplir con las normas sobre seguridad e higiene y con las recomendaciones técnicas, en lo que se refiere: al uso y conservación del equipo de protección personal que le sea suministrado, a las operaciones y procesos de trabajo, y al uso y mantenimiento de las protecciones de
79

maquinaria. Estará también obligado a cumplir con todas aquellas indicaciones e instrucciones de su patrono, que tengan por finalidad proteger su vida, salud e integridad corporal. Asimismo, estará obligado a prestar toda su colaboración a los comités de seguridad. Código de Trabajo Libro III: Previsión y Seguridad Social Título III: Riesgos Profesionales Capítulo I: Disposiciones Generales Artículo 319: Se considera enfermedad profesional, cualquier estado patológico sobrevenido por la acción mantenida, repetida o progresiva de una causa que provenga directamente de la clase de trabajo que desempeñe o haya desempeñado el trabajador, o de las condiciones del medio particular del lugar en donde se desarrollen las labores, y que produzca la muerte al trabajador o le disminuya su capacidad de trabajo. Artículo 322: Para que la enfermedad profesional de un trabajador acarree responsabilidad al patrono, es necesario, además: a) Que la enfermedad esté comprendida en la lista del Art. 332; b) Que el trabajo que se desempeñe o se haya desempeñado sea capaz de producirla; y c) Que se acredite un tiempo mínimo de servicios que a juicio de peritos sea suficiente para contraerse. El patrono responderá por la enfermedad profesional aunque ésta se manifieste con posterioridad a la terminación del contrato de trabajo, siempre que se justifiquen los extremos exigidos en los literales a) y b) de este artículo y que, a juicio de peritos, dicha enfermedad se hubiere contraído durante la vigencia del contrato. La responsabilidad del patrono en el caso del inciso anterior, no podrá ser deducida después de cinco años de terminadas las labores.

80

CONCLUSIONES
Los riesgos biológicos son muy nocivos para la salud y por su naturaleza no se perciben con facilidad, por tal razón es bueno contar con un buen plan de prevención que identifique las áreas donde se corren este tipo de riesgo. Se determino que los riesgos biológicos se encuentran en todos los sectores laborales que existen por ser estos causados por microorganismos. Es obligación de la empresa brindarle al personal capacitación en el área de seguridad respecto a los riesgos biológicos, así como también el de proporcionarles del equipo de seguridad adecuado para realizar sus labor.

RECOMENDACIONES.
 Toda empresa independientemente a que se dedica debe de contar con un plan maestro para la seguridad acorde al riesgo biológico al que pueda estar expuesto. Todo empleado que trabaja con microorganismos o que se ve expuesto a estos constantemente deben de hacerse un chequeo médico periódicamente. La empresa debería de realizar capacitaciones de los empleados respecto al uso de equipo y prevención de los riesgos biológicos. Brindar a los trabajadores el equipo de protección adecuado para realizar su trabajo libre de riesgos biológicos, o un equipo que le disminuya el impacto en su persona.

81

BIBLIOGRAFÍA
Sitios Web: Universidad Politécnica de Valencia : http://www.sprl.upv.es/IOP_AB_01.htm http://www.cepis.ops-oms.org/bvsacd/cd49/12-14.pdf http://www.unirioja.es/servicios/sprl/pdf/curso_riesgos_biologicos.pdf http://www.msc.es/ciudadanos/saludAmbLaboral/docs/agentes_biologicos.pdf http://es.wikipedia.org/wiki/Riesgo_biol%C3%B3gico

Referencias Bibliográficas: Rodellar Lisa, Adolfo. 1999. Seguridad e Higiene en el Trabajo. Santafé de Bogotá. Alfaomega Grupo Editor. Hackett y Robbins. 1997. Manual de Seguridad y Primeros Auxilios. México, D.F. Alfaomega Grupo Editor

82

GLOSARIO TÉCNICO
Agar: es un polisacárido sin ramificaciones obtenido de la pared celular de varias especies de algas rojas de los géneros Gelidium, Euchema y Gracilaria entre otros actuando como pigmento que da un color característico a cada una. La palabra agar viene del malayo agar-agar, que significa jalea.

Alergenico: que produce alergias. Brote: se considera brote o situación epidémica: El incremento significativamente elevado de casos en relación con los valores esperados. La simple agregación de casos de una enfermedad 18 en un territorio y en un tiempo comprendido entre el mínimo y el máximo del periodo de incubación o de latencia podrá ser considerada, asimismo, indicativa. Endemia: la enfermedad se presenta con una incidencia relativamente constante dentro de unos límites de espacio. Ocurre cuando los factores determinantes de la enfermedad están arraigados en la comunidad. Enfermo: transmite la enfermedad mientras la padece. Epidemia: aparición de un número de casos de una enfermedad superior a lo esperado para ese lugar y tiempo (incluso la aparición de un solo caso en un sitio no esperado (cuando no sea importado), en un periodo de tiempo corto (si fuera largo se trataría de epidemia). Fuente de exposición heteróloga: animales, objetos inanimados y suelo. Fuente de exposición homóloga: seres humanos. Huésped susceptible: aquel que puede afectarse por un agente causal. La susceptibilidad varía según muchos factores: edad, sexo, raza, lugar de residencia, hábitos, profesión, inmunidad. Glúcano: Molécula grande de carbohidrato. Contiene muchas moléculas pequeñas de azúcar que están vinculadas químicamente entre sí. También se llama polisacárido. Micotoxina: (del griego μύκης (mykes, mukos) “hongo”) es una toxina producida por un organismo del Reino Fungi, que incluye setas, mohos y levaduras.

83

Pandemia: epidemia que afecta a la totalidad o gran parte del mundo. Patógeno: es toda aquella entidad biológica capaz de producir enfermedad o daño en la biología de un huésped (humano, animal, vegetal, etc.) sensiblemente predispuesto. Portador: sujeto que no padece signos ni síntomas de infección pero elimina microorganismos. Portador paradójico (pseudoportador): elimina gérmenes no patógenos. Portador pasivo (contacto): persona que ha estado en relación con un caso de enfermedad transmisible o con portadores. Portador precoz (incubacionario): elimina microorganismos antes de que aparezca la enfermedad que está incubando. Portador sano: personas colonizadas pero no infectadas (por falta de susceptibilidad). Quimioprofilaxis: utilización de sustancias químicas para prevenir la aparición de una enfermedad. Rickettsias o plásmidos: son moléculas de ADN extracromosómico circular o lineal que se replican y transcriben independientes del ADN cromosómico. Están presentes normalmente en bacterias, y en algunas ocasiones en organismos eucariotas como las levaduras. Transmisión directa: paso de un agente biológico desde la fuente de infección al sano susceptible por una relación inmediata. Ocurre en un espacio de tiempo breve, en el que el microorganismo no puede reproducirse o sufrir variaciones:

84

ANEXOS

85

Tabla1: Formulario de Medidas Higiénicas Adoptadas

86

Tabla 2: Protecciones recomendadas en función de los servicios o áreas de trabajo y el riesgo biológico existente: Servicio Riesgo biológico Protecciones recomendadas *Ropa de trabajo. *Utilizar doble guante. *Lentes protectoras y mascarilla quirúrgica. *Si es posible, vestimenta de un solo uso. *Frente a salpicaduras o aerosoles utilizar: gafas protectoras herméticas y mascarilla, o preferiblemente pantallas de seguridad. *Bata quirúrgica de manga larga con puños. * Guantes industriales. * Botas o cubrezapatos desechables. * Delantal ligero de tejido que retenga el agua. * Frente a salpicaduras o aerosoles utilizar: gafas protectoras herméticas y mascarilla, o preferiblemente pantallas de seguridad. * Ropa de trabajo. * Guantes de un solo uso. * Frente a salpicaduras o aerosoles utilizar: gafas protectoras herméticas y mascarilla, o pantallas de seguridad * Bata cerrada.
87

Anatomía Patológica

*Manipulación de muestras biológicas contaminadas. *Riesgo de pinchazos o cortes. *Formación de aerosoles y/o salpicaduras

Autopsias

* Manipulación de muestras biológicas contaminadas. * Riesgo de pinchazos o cortes. * Formación de aerosoles y/o salpicaduras

Banco de Sangre

* Contacto con sangre. * Riesgo de pinchazos o cortes. * Peligro de salpicaduras.

Hemodiálisis

* Contacto con sangre.

* Riesgo de pinchazos o cortes. * Formación de aerosoles y/o salpicaduras

* Guantes de un solo uso. * Frente a salpicaduras o aerosoles utilizar: gafas protectoras herméticas y mascarilla, o pantallas de seguridad * Ropa de trabajo. * Guantes de un solo uso cuando sea necesario * Ropa de trabajo. * Guantes de un solo uso. * Frente a salpicaduras o aerosoles utilizar: gafas protectoras herméticas y mascarilla, o pantallas de seguridad. * Ropa de trabajo. * Guantes de un solo uso.

* Posible manipulación de Consultas externas pacientes o muestras contaminadas * Posible manipulación de pacientes o muestras contaminadas. UCI * Contacto con sangre. * Riesgo de pinchazos o cortes. * Peligro de salpicaduras * Manipulación de material Operaciones previas a posiblemente contaminado. la esterilización * Riesgo de pinchazos o cortes.

Laboratorios incluidos los de microbiología

* Las batas, pijamas de trabajo, delantales etc. serán de tejido adecuado y su diseño permitirá la máxima protección. Las batas *Posible manipulación de de laboratorio serán cerradas muestras contaminadas. por delante y con puños * Contacto con sangre y otros elásticos. * Guantes de un solo uso. líquidos orgánicos. * Frente a salpicaduras o * Formación de aerosoles y aerosoles utilizar: gafas gotículas. herméticas y * Riesgo de pinchazos o cortes protectoras mascarilla, o pantallas de seguridad. * Cuando sea necesario, utilización de dispositivos de protección respiratoria. * Cuando exista riesgo de
88

Quirófanos

* Posible manipulación de pacientes o muestras contaminadas. * Contacto con sangre y otros líquidos orgánicos. * Formación de aerosoles y gotículas. * Riesgo de pinchazos o cortes

Rehabilitación

* Posible manipulación de pacientes contaminados * Posible manipulación de pacientes o muestras contaminadas * Posible manipulación de pacientes o muestras contaminadas. * Riesgo de pinchazos o cortes * Posible manipulación de muestras contaminadas. * Posible manipulación de muestras y pacientes contaminados * Riesgo de pinchazos o cortes * Riesgo de pinchazos o cortes. * Antes de efectuar cualquier trabajo de mantenimiento debería hacerse una valoración del riesgo y adoptar la protección adecuada al mismo. (3)

Servicios Hospitalarios

Urgencias

producción de bioaerosoles trabajar en Cabina de Seguridad Biológica. (1) * Mascarilla quirúrgica. * Gorro. * Guantes de un solo uso quirúrgico. * Delantal impermeable, cuando se considere necesario. * Frente a salpicaduras o aerosoles utilizar: gafas protectoras herméticas y mascarilla, o pantallas de seguridad *Ropa de trabajo. * Guantes de un solo uso, cuando sea necesario. * Ropa de trabajo. * Guantes de un solo uso, cuando sea necesario * Ropa de trabajo. * Guantes de un solo uso.

Medicina Nuclear

Oncología Radiología Radioterapia

* Ropa de trabajo. (2) * Guantes de un solo uso * Ropa de trabajo. * Guantes de un solo uso. * Ropa de trabajo. (2) *Ropa de trabajo. (2) * Guantes de un solo uso Indumentaria básica: * Ropa de trabajo. * Trabajar con guantes industriales.

Mantenimiento

89

Personal de limpieza

Diagnóstico por imagen

* Contacto con muestras contaminadas. * Riesgo de pinchazos o cortes * Posible manipulación de muestras contaminadas

Dermatología

Pediatría

Psiquiatría

Odontología

Manipulación de residuos biosanitarios

* Ropa de trabajo. * Trabajar con guantes industriales. * Ropa de trabajo. * Guantes de un solo uso, cuando sea necesario * Posible contacto directo con * Ropa de trabajo. muestras y pacientes * Guantes de un solo uso contaminados. * Posible contacto directo con * Ropa de trabajo. pacientes y muestras * Guantes de un solo uso. contaminadas * Posible contacto directo con * Ropa de trabajo. pacientes contaminados * Guantes de un solo uso. * Contacto directo con .* Guantes de un solo uso. mucosas, fluidos corporales, * Mascarillas desechables que secreciones naso-faríngeas y cubran la boca y la mucosa respiratorias. nasal. * Formación de aerosoles. * Frente a salpicaduras o * Riesgo de pinchazos o cortes aerosoles utilizar: gafas protectoras herméticas y mascarilla, o pantallas de seguridad. * Ropa de trabajo cómoda y cerrada por delante, que resista lavados a 80ºC. * Para trabajos con muchas salpicaduras utilizar delantales plásticos desechables. * Pinchazos o heridas en las * Ropa y calzado de trabajo. manos * Guantes industriales.

(1) Es recomendable también la utilización de vitrinas de extracción adecuadas. (2) Cuando se habla de protecciones barrera en estos casos se sobreentiende que se añaden a la utilización de ropa y protección adecuada frente a las radiaciones.

90

(3) Por ejemplo, en los servicios de fontanería, existe el peligro de un posible contacto con residuos orgánicos vertidos en el desagüe procedente de todo tipo de enfermos. (4) Cuando sea necesario, para evitar arañazos y mordeduras, se utilizarán guantes gruesos. Normas generales de utilización de los elementos barrera en centros sanitarios Funciones Guantes Protección de Ropa de Mascarillas ojos y cara protección quirúrgicas (1) En caso de En caso de Uso de delantal En caso de posible posible en caso de posible contacto con contacto con posible contacto con líquidos líquidos contacto con líquidos biológicos biológicos. líquidos biológicos. biológicos. Obligatorio En caso de Uso obligatorio En caso de siempre. posible de bata. posible contacto con contacto con líquidos líquidos biológicos biológicos. En caso de En caso de Uso de delantal Obligatorio posible posible en caso de siempre antes contacto con contacto con posible de entrar en al líquidos líquidos contacto con habitación. biológicos. biológicos. líquidos biológicos.

Generales

Aislamiento de contacto

Aislamiento Respiratorio (2)

(1) La utilización de mascarilla quirúrgica es una acción encaminada exclusivamente a proteger la pieza o muestra manipulada, aunque puede evitar la penetración por vía digestiva y respiratoria de salpicaduras. (2) Aquí sólo se tiene en cuenta el aislamiento respiratorio efectuado para la protección de los pacientes que por el tratamiento recibido están inmunodeprimidos y en consecuencia deben estar aislados de toda contaminación. En el caso de aislamiento de pacientes aquejados de enfermedades infecciosas respiratorias, en lugar de mascarilla quirúrgica, que sólo protege al paciente, el personal sanitario deberá utilizar mascarillas autofiltrantes con válvula.
91

ANEXOS: Del real decreto 664/1997 Anexo I: Lista indicativa de actividades 1. Trabajos en centros de producción de alimentos. 2. Trabajos agrarios. 3. Actividades en las que existe contacto con animales o con productos de origen animal. 4. Trabajos de asistencia sanitaria, comprendidos los desarrollados en servicios de aislamiento y de anatomía patológica. 5. Trabajos en laboratorios clínicos, veterinarios, de diagnóstico y de investigación, con exclusión de los laboratorios de diagnóstico microbiológico. 6. Trabajos en unidades de eliminación de residuos. 7. Trabajos en instalaciones depuradoras de aguas residuales Anexo II: Clasificación de los agentes biológicos 1. En la tabla adjunta se presenta una lista de agentes biológicos, clasificados en los grupos 2, 3 ó 4 siguiendo el criterio expuesto en el artículo 3.1 de este Real Decreto. Para determinados agentes se proporcionan indicaciones adicionales, utilizándose a tal efecto la siguiente simbología: A: Posibles efectos alérgicos D: La lista de los trabajadores expuestos al agente debe conservarse durante más de 10 años después de la última exposición. T: Producción de toxinas. V: Vacuna eficaz disponible. (*): Normalmente no infeccioso a través del aire."spp": Otras especies del género, además de las explícitamente indicadas, pueden constituir un riesgo para la salud. 2. La clasificación de los agentes listados se ha realizado considerando sus posibles efectos sobre trabajadores sanos. No se han tenido en cuenta los efectos particulares que puedan tener en trabajadores cuya sensibilidad se vea afectada por causas tales como patología previa, medicación, trastornos inmunitarios, embarazo o lactancia.

92

3. Para una correcta clasificación de los agentes, en base a la citada lista, deberá tenerse en cuenta que: a. La no inclusión en la lista de un determinado agente no significa su implícita y automática clasificación en el grupo 1. b. En la lista no se han incluido los microorganismos genéticamente modificados, objeto de una reglamentación específica. c. En el caso de los agentes para los que se indica tan solo el género, deberán considerarse excluidas de la clasificación las especies y cepas no patógenas para el ser humano. d. Todos los virus no incluidos en la lista que hayan sido aislados en seres humanos se considerarán clasificados como mínimo en el grupo 2, salvo cuando la autoridad sanitaria haya estimado que es innecesario. 4. Cuando una cepa esté atenuada o haya perdido genes de virulencia bien conocidos, no será necesariamente aplicable la contención requerida por la clasificación de su cepa madre. Por ejemplo, cuando dicha cepa vaya a utilizarse como producto o parte de un producto con fines profilácticos o terapéuticos. 5. Para los agentes biológicos normalmente no infecciosos a través del aire, señalados con un asterisco en la lista de agentes biológicos, podrá prescindirse de algunas medidas de contención destinadas a evitar su transmisión por vía aérea, salvo indicación en contrario de la autoridad sanitaria a la que se deberá informar previamente de tal circunstancia. 6. Los imperativos en materia de contención que se derivan de la clasificación de los parásitos se aplicarán únicamente a las distintas etapas del ciclo del parásito que puedan ser infecciosas para las personas en el lugar de trabajo. AGENTES BIOLOGICOS: Agente biológico Bacterias y afines Actinobacillus actinomycetemcomitans Actinomadura madurae Actinomadura pelletieri Actinomyces gerencseriae Actinomyces israelii Actinomyces pyogenes 2 2 2 2 2 2 Clasificación Notas

93

Actinomyces spp Arcanobacterium haemolyticum) Bacillus anthracis Bacteroides fragilis Bartonella bacilliformis Bartonella (Rochalimea) spp. Bordetella bronchiseptica Bordetella parapertussis Bordetella pertussis Borrelia burgdorferi Borrelia duttonii Borrelia recurrentis Borrelia spp Brucella abortus Brucella canis Brucella melitensis Brucella suis Campylobacter fetus Campylobacter jejuni Campylobacter spp Cardiobacterium hominis Chlamydia pneumoniae Chlamydia trachomatis Chlamydia psittaci (cepas aviares) Chlamydia psittaci (cepas no aviares) Clostridium botulinum Clostridium perfringens Clostridium tetani haemolyticum (Corynebacterium

2 2 3 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 3 3 3 3 2 2 2 2 2 2 3 2 2 2 2 T.V.
94

V

T

Clostridium spp Corynebacterium diphtheriae Corynebacterium minutissimum Corynebacterium pseudotuberculosis Corynebacterium spp Coxiella burnetii Edwardsiella tarda Ehrlichia sennetsu (Rickettsia sennetsu) Ehrlichia spp Eikenella corrodens Enterobacter aerogenes/cloacae Enterobacter spp Enterococcus spp Erysipelothrix rhusiopathiae Escherichia coli (excepto las cepas no patógenas)

2 2 2 2 2 3 2 2 2 2 2 2 2 2 2 T T.V.

Escherichia coli, cepas verocitotóxicas (por ejemplo O157:H7 u 3 (*) O103) Flavobacterium meningosepticum Fluoribacter bozemanae (Legionella) Francisella tularensis (tipo A) Francisella tularensis (tipo B) Fusobacterium necrophorum Gardnerella vaginalis Haemophilus ducreyi Haemophilus influenzae Haemophilus spp Helicobacter pylori Klebsiella oxytoca Klebsiella pneumoniae 2 2 3 2 2 2 2 2 2 2 2 2

95

Klebsiella spp Legionella pneumophila Legionella spp Leptospira interrogans (todos los serotipos) Listeria monocytogenes Listeria ivanovii Morganella morganii Mycobacterium africanum Mycobacterium avium/intracellulare Mycobacterium bovis (excepto la cepa BCG) Mycobacterium chelonae Mycobacterium fortuitum Mycobacterium kansasii Mycobacterium leprae Mycobacterium malmoense Mycobacterium marinum Mycobacterium microti Mycobacterium paratuberculosis Mycobacterium scrofulaceum Mycobacterium simiae Mycobacterium szulgai Mycobacterium tuberculosis Mycobacterium ulcerans Mycobacterium xenopi Micoplasma caviae Micoplasma hominis Mycoplasma pneumoniae Neisseria gonorrhoeae Neisseria meningitidis

2 2 2 2 2 2 2 3 2 3 2 2 2 3 2 2 3 (*) 2 2 2 2 3 3 (*) 2 2 2 2 2 2 V
96

V

V

V

Nocardia asteroides Nocardia brasiliensis Nocardia farcinica Nocardia nova Nocardia otitidiscaviarum Pasteurella multocida Pasteurella spp Peptostreptococcus anaerobius Plesiomonas shigelloides Porphyromonas spp Prevotella spp Proteus mirabilis Proteus penneri Proteus vulgaris Providencia alcalifaciens Providencia rettgeri Providencia spp Pseudomonas aeruginosa Burkholderia mallei (Pseudomonas mallei) 1/2Burkholderia (Pseudomonas pseudomallei) Rhodococcus equi Rickettsia akari Rickettsia canada Rickettsia conorii Rickettsia montana Rickettsia typhi (Rickettsia mooseri) Rickettsia prowazekii Rickettsia rickettsii pseudomallei

2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 3 3 2 3 (*) 3 (*) 3 3 (*) 3 3 3
97

Rickettsia tsutsugamushi Rickettsia spp Bartonella quintana (Rochalimaea quintana) Salmonella arizonae Salmonella enteritidis Salmonella typhimurium Salmonella paratyphi A, B, C Salmonella typhi Salmonella (otras variedades serológicas) Serpulina spp Shigella boydii Shigella dysenteriae (tipo 1) Shigella disenteriae, con excepción del tipo 1 Shigella flexneri Shigella sonnei Staphylococcus aureus Streptobacillus moniliformis Streptococcus pneumoniae Streptococcus pyogenes Streptococcus suis Streptococcus spp Treponema carateum Treponema pallidum Treponema pertenue Treponema spp Vibrio cholerae (incluido El Tor) Vibrio parahaemolyticus Vibrio spp Yersinia enterocolitica

3 2 2 2 2 2 2 3 (*) 2 2 2 3 (*) 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2
98

V V

T

Yersinia pestis Yersinia pseudotuberculosis Yersinia spp Agente biológico Virus Adenoviridae Arenaviridae Complejos virales LCM-Lassa (arenavirus del Viejo Continente) Virus de Lassa Virus de la coriomeningitis linfocítica (cepas neurotrópicas) Virus de la coriomeningitis linfocítica (otras cepas) Virus Mopeia Otros complejos virales LCM-Lassa Complejos virales Tacaribe (arenavirus del Nuevo Mundo): Virus Guanarito Virus Junin Virus Sabia Virus Machupo Virus Flexal Otros complejos virales Tacaribe Astroviridae -Bunyaviridae Virus Bhanja Virus Belgrade (también conocido como Dobrava) Virus Bunyamwera Virus Oropouche Virus de la encefalitis de California Virus Germiston

3 2 2

V

Clasificación Notas

2

4 3 2 2 2

4 4 4 4 3 2 2

2 3 2 3 2 2
99

Virus sin nombre (antes Muerto Canyon) -Hantavirus: Hantaan (Fiebre hemorrágica de Corea) Virus Seoul Virus Puumala Virus Prospect Hill Otros hantavirus Nairovirus: Virus de la fiebre hemorrágica de Crimea/Congo Virus Hazara -Flebovirus: de la Fiebre del valle Rift Virus de los flebótomos Virus Toscana Otros bunyavirus de patogenicidad conocida -Caliciviridae Virus de la hepatitis E Virus Norwalk Otros Caliciviridae Coronaviridae -Filoviridae: Virus Ebola Virus de Marburg -Flaviviridae: Encefalitis de Australia (Encefalitis del Valle Murray) Hepatitis G Virus de la encefalitis de las garrapatas de Europa Central Absettarov Hanzalova

3

3 3 2 2 2

4 2

3 2 2 2

V

3(*) 2 2 2

4 4

3 3 (*) 3(*) 3 3
100

D V

Hypr Kumlinge Virus del dengue tipos 1-4 Virus de la hepatitis C Encefalitis B japonesa Bosque de Kyasamur Mal de Louping Omsk (a) Powassan Rocio Encefalitis verno-estival rusa (a) Encefalitis de St Louis Virus Wesselsbron Virus del Nilo occidental Fiebre amarilla Otros flavivirus de conocida patogenicidad -Hepadnaviridae: Virus de la hepatitis B Virus de la hepatitis D (Delta) (b) -Herpesviridae: Cytomegalovirus Virus de Epstein-Barr Herpesvirus simiae (virus B) Herpes simplex virus tipos 1 y 2 Herpesvirus varicella-zoster Herpesvirus humano 7 Herpesvirus humano 8 Virus linfotrópico humano B (HBLV-HHV6) -Orthomyxoviridae:

3 3 3 3(*) 3 3 3(*) 3 3 3 3 3 3(*) 3 3 2 V V V D V V

3(*) 3(*)

V, D V, D

2 2 3 2 2 2 2 2 D

101

Virus de la influenza tipos A, B y C Ortomixovirus transmitidos Virus Dhori y Thogoto Papovaviridae: Virus BK y JC Virus del papiloma humano -Paramyxoviridae: Virus del sarampión Virus de las paperas Virus de la enfermedad de Newcastle Virus de la parainfluenza tipos 1 a 4 Virus respiratorio sincitial -Parvoviridae: Parvovirus humano (B 19) -Picornaviridae Virus de la conjuntivitis hemorrágica (AHC) Virus Coxsackie Virus Echo Virus de la hepatitis A (enterovirus humano tipo 72) Poliovirus Rinovirus -Poxviridae: Buffalopox virus (e) Cowpox virus Elephantpox virus (f) Virus del nódulo de los ordeñadores Molluscum contagiosum virus Monkeypox virus Orf virus por garrapatas:

2 2

V (c)

2 2

D (d) D(d)

2 2 2 2 2

V V

2

2 2 2 2 2 2 V V

2 2 2 2 2 3 2
102

V

Rabbitpox virus (g) Vaccinia virus Variola (major & minor) virus "Whitepox" virus (variola virus) Yatapox virus (Tana & Yaba) -Reoviridae: Coltivirus Rotavirus humanos Orbivirus Reovirus -Retroviridae: Virus de inmunodeficiencia humana

2 2 4 4 2 V V

2 2 2 2

3(*)

D D

Virus de las leucemias humanas de las células T (HTLV) tipos 1 y 3(*) 2 Virus SIV(h) -Rhabdoviridae: Virus de la rabia Virus de la estomatitis vesicular -Togaviridae: *Alfavirus: -Encefalomielitis equina americana oriental -Virus Bebaru -Virus Chikungunya -Virus Everglades -Virus Mayaro -Virus Mucambo -Virus Ndumu -Virus O'nyong-nyong -Virus del río Ross 3 2 3(*) 3(*) 3 3(*) 3 2 2 3(*) 2 3(*)

V

V

103

-Virus del bosque Semliki -Virus Sindbis -Virus Tonate -De la encefalomielitis equina venezolana -De la encefalomielitis equina americana occidental -Otros alfavirus conocidos -Rubivirus (rubeola) Toroviridae Virus no clasificados: Morbillivirus equino Virus de la hepatitis todavía no identificados -Agentes no clasificados asociados espongiformes transmisibles (TSE) La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob Variante de la enfermedad Creutzfeldt-Jakob (CJD) a encefalopatías 3(*) 3 (*) 4 3(*) 2

2 2 3(*) 3 3 2 2 V V V

D

D(d) D(d) D(d) D(d) D(d)

Encefalopatía espongiforme bovina (BSE) y otras TSE de origen 3 (*) animal afines (i) El síndrome de Gerstmann-Sträussler-Scheinker Kuru Agente biológico Parásitos Acanthamoeba castellani Ancylostoma duodenale Angiostrongylus cantonensis Angiostrongylus costaricensis Ascaris lumbricoides Ascaris suum Babesia divergens Babesia microti 2 2 2 2 2 2 2 2 3(*) 3(*)

Clasificación Notas

A A

104

Balantidium coli Brugia malayi Brugia pahangi Capillaria philippinensis Capillaria spp Clonorchis sinensis Clonorchis viverrini Cryptosporidium parvum Cryptosporidium spp Cyclospora cayetanensis Dipetalonema streptocerca Diphyllobothrium latum Dracunculus medinensis Echinococcus granulosus Echinococcus multilocularis Echinococcus vogeli Entamoeba histolytica Fasciola gigantica Fasciola hepatica Fasciolopsis buski Giardia lamblia (Giardia intestinalis) Hymenolepis diminuta Hymenolepis nana Leishmania brasiliensis Leishmania donovani Leishmania ethiopica Leishmania mexicana Leishmania peruviana Leishmania tropica

2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 3(*) 3(*) 3(*) 2 2 2 2 2 2 2 3(*) 3(*) 2 2 2 2
105

Leishmania major Leishmania spp Loa loa Mansonella ozzardi Mansonella perstans Naegleria fowleri Necator americanus Onchocerca volvulus Opisthorchis felineus Opisthorchis spp Paragonimus westermani Plasmodium falciparum Plasmodium spp (humano y símico) Sarcocystis suihominis Schistosoma haematobium Schistosoma intercalatum Schistosoma japonicum Schistosoma mansoni Schistosoma mekongi Strongyloides stercoralis Strongyloides spp Taenia saginata Taenia solium Toxocara canis Toxoplasma gondii Trichinella spiralis Trichuris trichiura Trypanosoma brucei brucei Trypanosoma brucei gambiense

2 2 2 2 2 3 2 2 2 2 2 3(*) 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 3(*) 2 2 2 2 2 2
106

Trypanosoma brucei rhodesiense Trypanosoma cruzi Wuchereria bancrofti Agente biológico Hongos Aspergillus fumigatus Blastomyces dermatitidis (Ajellomyces dermatitidis) Candida albicans Cladophialophora bantiana (antes: Cladosporiun bantianum o trichoides) Cándida tropicalis Coccidioides immitis Cryptococcus neoformans var. neoformans (Filobasidiella neoformans var. neoformans) Cryptococcus neoformans var. gattii (Filobasidiella bacillispora) Emmonsia parva var. parva Emmonsia parva var. crescens Epidermophyton floccosum Fonsecaea compacta Fonsecaea pedrosoi Histoplasma capsulatum var capsulatum (Ajellomyces capsulatus) Histoplasma capsulatum duboisii Madurella grisea Madurella mycetomatis Microsporum spp Neotestudina rosatii Xylohypha bantiana,

3(*) 3 2 Clasificación Notas

2 3 2 3 2 3

A

A

A

2

A

2 2 2 2 2 2

A

A

3 3 2 2 2 2 A

107

Paracoccidioides brasiliensis Penicillium marneffei Scedosporium apiospermum (Pseudallescheria boidii) Scedosporium prolificans (inflatum) Sporothrix schenckii Trichophyton rubrum Trichophyton spp (a) Encefalitis vehiculada por la garrapata.

3 2 2 2 2 2 2 A

(b) El virus de la hepatitis D precisa de otra infección simultánea o secundaria a la provocada por el virus de la hepatitis B para ejercer su poder patógeno en los trabajadores. La vacuna contra el virus de la hepatitis B protegerá, por lo tanto, a los trabajadores no afectados por el virus de la hepatitis B, contra el virus de la hepatitis D (Delta). (c) Sólo por lo que se refiere a los tipos A y B. (d) Recomendado para los trabajos que impliquen un contacto directo con estos agentes. (e) Se pueden identificar dos virus distintos bajo este epígrafe: un género "buffalopox" virus y una variante de "vaccinia" virus. (f) Variante de "cowpox". (g) Variante de "vaccinia". (h) No existe actualmente ninguna prueba de enfermedad humana provocada por otro retrovirus de origen símico. Como medida de precaución, se recomienda un nivel 3 de contención para los trabajos que supongan una exposición a estos retrovirus. (i) No hay pruebas concluyentes de infecciones humanas causadas por los agentes responsables de las TSE en los animales. No obstante, para el trabajo en laboratorio se recomiendan medidas de contención para los agentes clasificados en el grupo de riesgo 3 (*) como medida de precaución, excepto para el trabajo en laboratorio

108

relacionado con el agente identificado de la tembladera (scrapie) de los ovinos, para el que es suficiente un nivel 2 de contención. Anexo III: Señal de peligro biológico

Las medidas que figuran en el presente Anexo se aplicarán según la naturaleza de las actividades, la evaluación del riesgo para los trabajadores y las características del agente biológico de que se trate.

Anexo IV: Indicaciones relativas a las medidas de contención y a los niveles de contención Observación preliminar B. Niveles de contención Medidas de contención 2 1. El lugar de trabajo se encontrará separado de toda actividad que se desarrolle en el mismo edificio No 3 Aconsejable. 4 Sí.

2. El aire introducido y extraído del lugar de trabajo se filtrará mediante la utilización de filtros de alta eficacia No. para partículas en el aire (HEPA) o de forma similar. 3. Solamente se permitirá el acceso al personal designado. 4. El lugar de trabajo deberá poder precintarse para permitir su desinfección. 5. Procedimientos de desinfección especificados.

Sí, para la salida de aire.

Sí, para la entrada y la salida de aire. Sí, con exclusa de aire Sí.

Aconsejable. Sí.

No.

Aconsejable.

Sí.

Sí.

Sí.

109

6. El lugar de trabajo se mantendrá con una presión negativa respecto a la No. presión atmosférica. 7. Control eficiente de vectores, por ejemplo, de roedores e insectos.

Aconsejable.

Sí.

Aconsejable. Sí. Sí, para el banco de pruebas o mesa de trabajo Sí, para el banco de pruebas o mesa de trabajo y el suelo.

Sí. Sí, para el banco de pruebas o mesa de trabajo, el suelo, las paredes y los techos. Sí. Sí, almacenamiento seguro

8. Superficies impermeables al agua y de fácil limpieza.

9. Superficies resistentes a ácidos, álcalis, disolventes y desinfectantes. 10. Almacenamiento de seguridad para agentes biológicos. 11. Se instalará una ventanilla de observación o un dispositivo alternativo en las zonas de manera que se pueda ver a sus ocupantes. 12. Laboratorio con equipo propio. 13. El material infectado, animales incluidos, deberá manejarse en una cabina de seguridad biológica o en un aislador u otra contención apropiada. 14. Incinerador para destrucción de animales muertos.

Aconsejable. Sí.

Sí.

Sí.

Aconsejable. Aconsejable.

Sí.

No. Cuando proceda.

Aconsejable.

Sí.

Sí, cuando la infección se Sí. propague por el aire. Sí, en el mismo lugar.

Aconsejable. Sí(disponible).

Anexo V: Indicaciones relativas a las medidas de contención y a los niveles de contención para procesos industriales:

110

Observación preliminar 1. Agentes biológicos del grupo 1. Cuando se trabaje con agentes biológicos del grupo 1, comprendidas las vacunas de gérmenes vivos atenuados, se observarán los principios de correcta seguridad e higiene profesional. 2. Agentes biológicos de los grupos 2, 3 y 4. Puede resultar adecuado seleccionar y combinar, basándose en una evaluación del riesgo relacionado con cualquier proceso particular o parte de un proceso, requisitos de contención de las diferentes categorías que se expresan a continuación: Anexo VI: Recomendaciones prácticas para la vacunación 1. Cuando la evaluación a que se refiere el artículo 4 demuestre la existencia de un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores por exposición a agentes biológicos contra los que existan vacunas eficaces, el empresario deberá ofrecer dicha vacunación. 2. Deberá informarse a los trabajadores sobre las ventajas e inconvenientes tanto de la vacunación como de la no vacunación. 3. La vacunación ofrecida a los trabajadores no acarreará a éstos gasto alguno. 4. Podrá elaborarse un certificado de vacunación que se expedirá al trabajador referido y, cuando así se solicite, a las autoridades sanitarias. 5. Lo dispuesto en los apartados anteriores será de aplicación a las medidas a las que se refiere el segundo párrafo del apartado 3 del artículo 8.

Tabla 3. Actividades laborales y enfermedades asociadas:
Actividades laborales y enfermedades infecciosas asociadas
Actividad Laboratorios Enfermedades Hepatitis SIDA Zoonosis Otras infecciones Hepatitis SIDA Herpes Tuberculosis Otras infecciones Hepatitis SIDA Tuberculosis Zoonosis Tétanos Parasitosis Brucelosis Vías de transmisión Cultivos gérmenes clínicos Animales experimentales Material biológico Pinchazos, contacto con sangre u otros líquido biológicos Material/instrumental contaminado

Personal de centros sanitarios

Personal de atención a grupos/riesgo Agricultura y ganadería

Pinchazos Contacto con sangre Contacto con enfermos Animales Suelo, agua, herramientas Mosquitos Animales

Industrias lácteas

111

Tuberculosis bovina Industrias cárnicas Industrias de la lana Industria del curtido Producción de abono orgánico Zoonosis Carbunco (Ántrax) Fiebre Q Carbunco (Ántrax) Fiebre Q Zoonosis Tétanos Parasitosis Leptospirosis Tétanos Hepatitis

Leche Animales Lanas animales Pieles animales Estiércol Harina de huesos Herramientas contaminadas Aguas residuales Fangos Basuras, ratas Agua o tierra contaminadas Recogida de jeringuillas

Saneamiento público

Limpieza urbana

Leptospirosis Erisipela Fiebre tifoidea Hepatitis Anquilostomiasis Leptospirosis Tétanos Zoonosis (brucelosis)

Trabajos en minas, zanjas, alcantarillas

Tierra contaminada Herramientas contaminadas

Veterinarios, cuidado de animales

Animales, Fluidos y herramientas contaminadas

Prostitución

Hepatitis SIDA Enfermedades de transmisión sexual

Contacto sexual con personas infectadas

112

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful