Lesión Subjetiva – Análisis del art.

954 del Código Civil de la República Argentina (Introducido por reforma, ley nº 17711) Naturaleza Jurídica Vicio del Consentimiento (Conf. Molina, Cifuentes) Caracteres y Elementos Presupuestos subjetivos: Lesionado: a) Inferioridad: la que supone alguno de los tres supuestos al menos: - Ligereza: falta de discernimiento óptimo por parte del individuo, que le impide medir las consecuencias disvaliosas del acto. - Inexperiencia: falta de conocimiento suficiente en relación y al momento de llevarse a cabo el acto (se traduce en un desconocimiento específico). - Necesidad (o Estado de necesidad): estado carencial, el cual puede ser de carácter material o espiritual (anímico) Lesionante: b) Aprovechamiento: explotación por parte del sujeto lesionante, contando con el conocimiento de la situación de inferioridad por parte del sujeto lesionado. Presupuesto objetivo: - Notable e injusta desproporción en las contraprestaciones (debe ser actual, y subsistir al momento de invocar la figura, mediante la acción pertinente) Presunción del art. 954 “Se presume, salvo prueba en contrario, que existe tal explotación en caso de notable desproporción de las prestaciones” Según parte de la doctrina (conf. Santos Cifuentes), esta presunción Iuris Tantum, invierte la carga de la prueba. Es decir, acreditado el presupuesto objetivo, queda a la parte demandada por lesión probar que no se cumple con los presupuestos subjetivos del instituto. Otros Doctrinarios, por lo contrario, entienden que deben ser acreditados todos los extremos. Acciones posibles en Del precepto legal, surgen las posibles acciones que pueden llevar a cabo los legitimados: caso de lesión subjetiva 1) demandar la nulidad del acto (acto anulable de nulidad relativa) 2) demandar la modificación de las prestaciones resultantes (reajuste equitativo) Asimismo, la segunda de las opciones mencionadas, pueden ser ejercidas por el supuesto lesionante y de hacer uso de la opción al contestar la demanda (sea acción de nulidad o reajuste por parte del lesionado), la acción se transformará automáticamente en acción de reajuste, en razón del principio de validez de los actos. Legitimación Solo pueden ejercer la acción: el damnificado y sus sucesores. Prescripción 5 años (para parte de la doctrina, resulta un plazo excesivo, ya que provoca inseguridad jurídica) Algunas consideraciones sobre el Instituto de la Lesión Subjetiva

que fue legislado a fin de combatir la usura. prestado sin dolo. si la ley nos permitiera enmendar todos nuestros errores. En lo Civil. En el fallo. fue introducido en la mencionada reforma. o todas nuestras imprudencias. sin embargo. mediando una “grosera falta de equidad en las prestaciones”. la doctrina comenzó a entender la necesidad de regular la lesión en forma independientemente del objeto. Rusia. art. Con el correr del tiempo. dejaríamos de ser responsables de nuestras acciones. esta figura tiene su antecedente mediato u originario en Roma. deben hacer irrevocables a los contratos” (nota al art. Zago.33 Cód. pero solo respecto de la compraventa. explotando la necesidad. en el Código Diocleciano y Maximiliano (Ley Segunda. se entendió que la Sra.Esta figura. . aunque con connotaciones objetivas necesarias (la desproporción inequitativa) para que haya lugar a lesión. sin tomar en cuenta la postura del lesionado. error o violencia fueron reguladas o enmendadas mediante el objeto de los actos (953 Cciv). Libro IV. cuando no se hubiera pagado siquiera la mitad del precio verdadero. “Negocio Jurídico”. Editorial Astrea: “A propósito de la lesión subjetiva”. México). Título XLIV. el cual en su art. principalmente el Código Francés receptaron la lesión conforme al concepto Romano. Nac. 2) que autorizaba el aniquilamiento del contrato de compraventa. Cobas Manuel. Santos Cifuentes. Finalmente. sala A. y su inclusión en otros ordenamientos jurídicos. 138 indica “En particular. a cambio de una prestación. en el fallo “Peralta c/ Trepal” (Cám. diferenciando en el primer párrafo del precepto este vicio de los de dolo. Peralta se encontraba en un estado de inferioridad ante su co-contratante. la diferencia de la llamada “Lesión Enorme o Enormísima” se encuentra en que ésta solo evaluaba los presupuestos objetivos de la lesión (la desproporción en las prestaciones). tiene su antecedente inmediato en el Código Alemán (sancionado en 1896 y con vigencia desde 1900). es nulo el acto jurídico por el cual alguien. error o violencia y con las solemnidades requeridas por las leyes. Jorge. el precepto Alemán es el que sirvió de inspiración a nuestra legislación desde su entrada en vigencia (proyecto de reformas al Código Civil años 1936 y 1954). se aplicó por primera vez en forma jurisprudencial. Sin embargo. a partir de la aparición en escena del precepto alemán. le prometan o entreguen ventajas patrimoniales que excedan de tal forma el valor de la prestación que teniendo en cuenta las circunstancias exista una desproporción chocante con ella”. aquellas situaciones que quedaban comprendidas fuera de los institutos del dolo. Suizo que habló de actos anulables. En tal sentido. El consentimiento libre. El instituto de la Lesión subjetiva. fue luego recogido por el Corpus Iuris de Justiniano e incorporado como norma al mismo. Código Civil). y “cuando la desproporción superase las siete doceavas partes del precio”. integrada por Llambías. Este antecedente fue incorporado desde el derecho penal. art. 943 in fine. Bibliografía: “La lesión subjetiva”. Año LXIX Nº180. o del lesionante. 17 Cód. se encuentra el rechazo de Vélez al Instituto de la lesión por entender que “finalmente. ligereza o inexperiencia del otro obtiene para él o para un tercero que. error o violencia y disponiendo entonces de requisitos subjetivos respecto a los sujetos parte del acto (a diferencia de la lesión enorme).711. Este texto. Otros ordenamientos. Revista La Ley. En este punto. introducida a nuestro Código Civil a partir de la reforma ley 17. así como a otras legislaciones (Cód. Si bien. Abelleyra y Borda).

362 . 953 y no se trata de la lesión enorme (lesión objetiva) repudiada por el derecho positivo. sino de la lesión subjetiva o sea cuando existe al lado de la evidente desproporción de las prestaciones una explotación de la ligereza . Sala F. “ Tratado de Derecho civil “ T.SPOTA1: “ La libertad de contratar se detiene ante la decisión del Art. Vol. de la necesidad. I. 20-7-1961) 1 SPOTA . (CNCiv. de la inexperiencia. 3. p.