P. 1
Al-Andalus

Al-Andalus

|Views: 7.421|Likes:
Publicado porMariano

More info:

Published by: Mariano on Nov 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/12/2012

pdf

text

original

Al-Andalus

Definición corta Se entiende como Al-Andalus a los territorios de la Península Ibérica bajo el dominio de los musulmanes durante los años 711 hasta 1492, en la Edad Media. Los árabes y bereberes conquistaron rápidamente el territorio ocupado por los visigodos, cambiando de forma de gobierno en varias fases: el emirato dependiente de Damasco, el emirato independiente, el califato de Córdoba y los Reinos de taifas. En 1492 acabó este periodo histórico al conquistar los cristianos el ultimo territorio musulmán de la Península, el Reino de Granada. Fue un periodo importante para la historia de España porque dejaron una huella importante en la cultura así como en el arte, sobretodo en el Sur de la Península, como la mezquita de Córdoba, la Alhambra en Granada, La Giralda, la Torre del Oro y el Alcázar en Sevilla y por supuesto el palacio de la Aljafería en Zaragoza.

Etapas de la Historia de Al Andalus Año 711 -> inicio conquista: las tropas musulmanas, formadas por árabes y bereberes, cruzaron el estrecho de Gibraltar en el año 711 iniciando la conquista de la Península Ibérica aprovechando la crisis interna del reino visigodo. Dirigidos por el bereber Tariq, los musulmanes derrotaron en la batalla de Guadalete al último rey visigodo, Rodrigo, que perdió la vida en el combate. Animados por aquel éxito, los invasores decidieron avanzar hacia Toledo y luego hacia Zaragoza. En apenas tres años, los musulmanes lograron conquistar la mayor parte de las tierras hispánicas sin encontrar apenas resistencia (en muchos casos con políticas de pactos). Solo las regiones montañosas del norte escaparon a su control. Hacia el año 714, casi todo el territorio había sido ocupado por los musulmanes.

Años 714 – 756 -> emirato dependiente de Damasco: los musulmanes continuaron su expansión, ocupando casi toda la península y entrando en el sur de Francia, pero en el 732 fueron derrotados en Poitiers. En esta época dependen del imperio omeya (el emir es el gobernador de un territorio del imperio).

Años 756 – 929 -> emirato independiente de Córdoba: Abd-al-Rahman I , el último miembro de la dinastía omeya fijó su capital en la ciudad de Córdoba y creó un estado independiente en Al Andalus, aunque no se atrevió a romper totalmente los lazos espirituales con el Califato abassí. Se apoyó en tres aspectos: un ejército, unos ingresos económicos y sofocar las posibles revueltas de sus enemigos. Para ello aumentó considerablemente los impuestos. En 822 creó una organización estatal que sufrió ante las revueltas de capitales de la frontera como Zaragoza ,y los muladíes y mozárabes se rebelaron también por temas religiosos y económicos, al negarse a pagar varios impuestos.

Años 929 – 1031 -> califato de Córdoba: en el año 929, el emir Abd-alRahman III se autoproclamó Califa, un cargo en el que concurrían el poder político y el religioso. Símbolo de su poder, la impresionante ciudad-palacio de Madinat alZahra, convertida en residencia califal y en el centro del poder político de AlAndalus. Fundó una aristocracia palatina. El visir (Primer ministro) Al-Mansur estableció una dictadura militar y realizó numerosas ofensivas en reinos cristianos. Fue en éste período en el que Al-Andalus tuvo más poder. En el año 810-1030, la frontera cristiana se había empequeñecido ocupando sólo Galicia, Asturias, Cantabria, mitad de Castilla y León, La Rioja, Huesca, Girona, Barcelona y norte de Portugal (Porto). Siglos XI – XII -> reinos de taifas: en 1031 el Califato perdió fuerza y se fragmentó en veintisiete reinos de taifas. Los más débiles fueron desapareciendo y se unieron a los más poderosos. Estos pequeños reinos, mucho más débiles que el Califato, se mostraron sumisos hacia los reyes cristianos, a los que entregaban unos tributos llamados parias. Una vez rota su unidad, al-Ándalus estuvo a merced de los cristianos del norte, que ocuparon paulatinamente los territorios que habían estado bajo el poder musulmán (como la conquista de Toledo en 1085, o Saraqusta en 1118). Pero no fue una conquista lineal, ya que hubo momentos breves en los que la unidad andalusí pudo reconstruirse. En esos casos, el impulso vino del norte de África, con las invasiones de los almorávides y los almohades. Pero, a partir de la derrota de estos últimos en las Navas de Tolosa (1212), el avance cristiano fue imparable y el Al- Andalus musulmán acabó reducido al reino nazarí de Granada. Siglos XII – XV -> el reino nazarí de Granada: Granada fue el único reino musulmán que sobrevivió el empuje de los reinos cristianos del norte en el siglo XIII. Pero finalmente cayó ante el asedio de por los Reyes Católicos en enero de 1492. Con la caída de Granada finaliza la historia de Al Andalus.

La Sociedad y cultura

La mayor parte de la población vivía en los pueblos, aunque también crearon ciudades muy importantes como Almería, Madrid o Calatayud. La sociedad andalusí estaba formada por tres grupos: el grupo social más importante era la aristocracia, que poseía grandes dominios territoriales y ocupaban altos puestos en la administración. La clase media formada por mercaderes y las clases populares, formadas por artesanos y campesinos. En Al-Andalus también había esclavos procedentes del centro de África y Europa Oriental. En principio los musulmanes fueron tolerantes en materia religiosa y favorecieron con reducción de impuestos a muchos integrantes de la nobleza media visigoda y el campesino no se vio afectado en su vida cotidiana, por lo que muchos se convirtieron al Islam (muladíes). Los mozárabes (personas que decidieron seguir en la religión cristiana dentro de territorio musulmán) gozaban en la sociedad árabe del estatus legal, con los judíos, de no creyentes. Tenían su política, cultura y religión tolerados por los musulmanes, pero a cambio tenían que pagar unos impuestos. Estos dos grupos tenían autoridades propias, gozaban de libertad de circulación y podían ser juzgados de acuerdo con su derecho, pero no podían ejercer cargos políticos, casarse con mujeres musulmanas, tener criados musulmanes y tenían que vivir en barrios apartados. Muchos de los mozárabes dejaron de serlo para pasar así a ser muladíes, o emigraron a tierras cristianas. La España musulmana se desarrolló mucha cultura científica y artística. Hizo grandes avances en la astronomía, matemáticas, filosofía, geografía y música y, además, dejó una huella notable en la lengua castellana, dejando mucho vocabulario de origen musulmán.

La economía La conquista musulmana supuso grandes cambios en la economía. En la agricultura, impulsaron el regadío con el uso de la noria, y también difundieron cultivos como el arroz, el azafrán o el algodón. En la ganadería, disminuyo el ganado porcino pero aumentó el ovino y el equino. La apicultura vivió un desarrollo espectacular. En la minería destacó la extracción de plomo, cobre y oro. Además aumento la producción de textil, armas, metales preciosos, cerámica... En cuanto al comercio se vio beneficiado por la acuñación de dos tipos de moneda, el dinar de oro y el dirhem de plata y a las buenas redes viarias. Había dos tipo de comercio, el comercio interior se realizaba en el zoco, y en el comercio exterior intercambiaban productos con otros países. Exportaban productos agrícolas, textiles y minerales, e importaba especias y productos de lujo del Próximo Oriente; pieles, metales, armas y esclavos de la Europa cristiana; y oro y esclavos negros procedentes del territorio africano de Sudán.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->