Está en la página 1de 3

Pérdidas en el cobre del estator

Se pueden calcular a partir de la intensidad y la resistencia en caliente en condiciones de operación de


carga:

Vcu1=3*I12*R1
Pérdidas en el hierro
Las pérdidas en el hierro son debidas a las variaciones de flujo en el motor y son la suma de dos tipos de
pérdidas diferentes: las debidas a las corrientes de Foucault y las debidas a histéresis magnética del
material.
En las siguientes ecuaciones se pueden ver las expresiones utilizadas normalmente para calcular las
pérdidas en el hierro en chapas magnéticas. En todas las expresiones que se van a exponer estas pérdidas
están dadas en Watts por Kg. de material.

La primera expresión da las debidas a corrientes de Foucault:

VW/m = σ (f / fN*B / BN)2 Ecuación [a]


Pérdidas dadas en watts por kilogramo de material.

Estas primeras pérdidas son debidas a las resistencias de pequeños circuitos de corriente que se crean en
el material, al oponerse este a la variación del flujo.
σ: Coeficiente característico de Foucault del material [W/Kg]
fN: frecuencia nominal del motor [Hz]
BN: Inducción nominal del motor [T]
La relación B/BN se mantiene constante (debido a que se intenta mantener el flujo constante), por lo tanto
se puede ver que las pérdidas de este tipo aumentan con el cuadrado de la frecuencia.
Estas pérdidas de Foucault, en realidad son pérdidas por efecto Joule sobre los pequeños circuitos
recorridos por las corrientes parásitas inducidas en el material. Si la resistencia de estos circuitos se
supone constante las pérdidas por efecto Joule en cada uno de los circuitos sería:

P = E2/R = K*E2 [W]

Siendo E la fuerza electromotriz inducida en cada circuito. A su vez, E es proporcional a la frecuencia


[Hz] y a la inducción B [T]. Por esta razón en la ecuación “a” las pérdidas específicas en el hierro
dependen tanto de la inducción como de la frecuencia al cuadrado.

Esta expresión del cálculo de las pérdidas por efecto Foucault solo es válida si se considera una inducción
constante para toda la chapa sin tener en cuenta las concentraciones en ciertos puntos y procedente de una
fuente de alimentación senoidal.

Una segunda expresión nos dará las pérdidas debido al ciclo de Histéresis de la chapa magnética. La
energía específica que se acumula en un circuito magnético si se varia la inducción magnética B varía
proporcionalmente al área limitada por la curva B = f (H) y el eje de ordenadas. La siguiente figura
muestra el área rallada como las pérdidas de un ciclo de histéresis.
Curva descendente ˆB
Curva ascendente

Si llegada la inducción máxima de la curva ˆB la intensidad de campo empezara a disminuir y la curva


descendente fuese igual que la ascendente, entonces no habría área que provocara pérdidas. La
magnetización provoca en los materiales ferromagnéticos un ciclo en el que las curvas ascendentes no
coinciden con las descendentes. La superficie que esta sombreada en la figura es la diferencia entre la
potencia absorbida y la cedida que se traduce en las pérdidas. Estas pérdidas se transformaran
íntegramente en calor.

Cada vez que se produce una pulsación del ciclo de histéresis, se producen las pérdidas que están
sombreadas en la figura una vez. Por lo tanto cuanto más elevada es la frecuencia más veces por segundo
se producen estas pérdidas del ciclo de histéresis.

La expresión de las pérdidas por unidad de peso del material es la siguiente:

VH/m = Ɛ*f/fN*(B/BN)2
ε: Coeficiente característico de histéresis del material [W/Kg]
El coeficiente ε será función del área encerrada en el ciclo de histéresis del material. Las pérdidas de este
tipo aumentan linealmente con la frecuencia y son proporcionales a la superficie de la curva de histéresis
del material. Así como las anteriores dependían del espesor de la chapa, las pérdidas por histéresis no
dependen de este parámetro.

Las pérdidas en el hierro totales serán la suma de las dos expresiones anteriores.

VFe /m = [Ɛ*f/fN+ σ*(f/fN)2]*(B/BN)2

Se puede observar que hay dos coeficientes diferentes aunque en la práctica se utilizan coeficientes que
engloban a los dos tipos de pérdidas. Las pérdidas específicas en el hierro se suelen representar en
función de B con varios haces de curvas los parámetros frecuencia y espesor de chapa. Como las planchas
suelen ser de espesores normalizados y se suelen usar casi siempre las mismas (chapa de 0,35 mm para
transformadores y de 0,5 mm para motores) se pueden representar todos los datos necesarios con pocas
curvas. De esta manera se pueden obtener resultados más prácticos que con las fórmulas ya que es difícil
conseguir conocer los coeficientes ε y σ de un material.
En la siguiente figura se muestra un ejemplo de gráfico de cálculo de las pérdidas en función de la
inducción magnética. En esta se representan haces de curvas para el grosor de la chapa (0,33 y 0,10 mm)
y para la frecuencia del campo magnético. En el eje de abcisas se presentan los valores del cambo
magnético (Teslas) y en el eje de ordenadas los valores de las pérdidas específicas por unidad de masa.