Si los edificios pudieran hablar Si los edificios pudieran hablar, algunos sonarían como Shakespeare, otros hablarían como

el Financial Times. Otros rezarían a Dios, o a Alah. Algunos solo susurrarían Algunos cantarían en alto sus propias oraciones, mientras otros balbucearían modestamente unas pocas palabras, y realmente no tendrían nada que decir. Algunos están prácticamente muertos y no hablarán más. Los edificios son como la gente, de hecho. viejos y jóvenes, masculinos y femeninos, bellos y feos, gordos y delgados, ambiciosos y perezosos, ricos y pobres. Se agarran al pasado o conquistan el futuro. No me malinterpretéis: no es una metáfora Los edificios nos hablan! Tienen mensajes. Algunos quieren un constante diálogo con nosotros Otros prefieren escuchar primero con cautela Y, probablemente te has dado cuenta, algunos de ellos nos quieren mucho, otros menos, y otros, nada en absoluto.

“If Buildings could talk” Wim Wenders.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful