P. 1
La Fidelidad de Dios

La Fidelidad de Dios

5.0

|Views: 10.246|Likes:
Publicado porAbner B. Bartolo H.
En esta sociedad potsmoderna se ha vuelto como pan de cada día la infidelidad de las personas. Infidelidad al cumplir sus responsabilidades laborales, las promesas rotas de los políticos luego de las elecciones (ya sean distritales, provinciales, regionales o de la nación), al incumplir sus deberes académicos, al romper los votos matrimoniales con el divorcio o el adulterio, al comprometerse con el Señor o alguna responsabilidad eclesiástica. Entonces, sale a relucir algunas preguntas: ¿Quién es fiel? Y ¿en quién se puede confiar?
El presente estudio titulado “la fidelidad de Dios” responde en sí mismo las preguntas anteriores; ya que Dios es el único fiel y en Él se puede confiar. Sin embargo, aquí se responderá las siguientes preguntas: ¿Qué significa fidelidad de Dios? ¿Hay evidencias en la Biblia que Dios es fiel? Y ¿podemos imitar la fidelidad de Dios?
En esta sociedad potsmoderna se ha vuelto como pan de cada día la infidelidad de las personas. Infidelidad al cumplir sus responsabilidades laborales, las promesas rotas de los políticos luego de las elecciones (ya sean distritales, provinciales, regionales o de la nación), al incumplir sus deberes académicos, al romper los votos matrimoniales con el divorcio o el adulterio, al comprometerse con el Señor o alguna responsabilidad eclesiástica. Entonces, sale a relucir algunas preguntas: ¿Quién es fiel? Y ¿en quién se puede confiar?
El presente estudio titulado “la fidelidad de Dios” responde en sí mismo las preguntas anteriores; ya que Dios es el único fiel y en Él se puede confiar. Sin embargo, aquí se responderá las siguientes preguntas: ¿Qué significa fidelidad de Dios? ¿Hay evidencias en la Biblia que Dios es fiel? Y ¿podemos imitar la fidelidad de Dios?

More info:

Published by: Abner B. Bartolo H. on Nov 19, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/26/2015

pdf

text

original

1

LA FIDELIDAD DE DIOS
(Breve estudio sobre este importante atributo divino)

A. Beens Bartolo H.

2

LA FIDELIDAD DE DIOS (Breve estudio de este importante atributo divino) © 2010 MINISTERIO ABEBAH

Editado y publicado electrónicamente por: Ministerio ABEBAH Jr. Leoncio Prado 139, Huánuco – Perú E-mail: ab_beens@yahoo.es Skype: ministerio-abebah Web: www.ministerio-abebah.jimdo.com

Si desea copiar o reproducir este documento, total o parcialmente, necesita tener el permiso del Ministerio ABEBAH; y cuando consulte para investigaciones debe mencionarlo como referencia bibliográfica.

Las citas bíblicas corresponden a la versión Reina Valera 1960 a no ser que se haga referencia a otra.

3

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN 1. CONSIDERACIONES GENERALES DE LA FIDELIDAD DE DIOS 1.1 Definición de fidelidad de Dios 1.2 Fidelidad de Dios en el Antiguo Testamento 1.3 Fidelidad de Dios en el Nuevo Testamento

2. EJEMPLOS DE LA FIDELIDAD DIVINA 2.1 Declaraciones divinas de su fidelidad 2.2 Calificativos de la fidelidad divina 2.2.1 Eterna 2.2.2 Infalible 2.2.3 Infinita 2.2.4 Grande 2.2.5 Incomparable 2.3 Manifestaciones de la fidelidad divina 2.3.1 Manifestada en sus consejos 2.3.2 Manifestada al guardar sus pactos 2.3.3 Manifestada al perdonar los pecados 2.3.4 Manifestada en sus juicios 2.3.5 Manifestada en sus promesas

3. LA FIDELIDAD DE DIOS COMO INSPIRACIÓN A LA FIDELIDAD HUMANA

CONCLUSIÓN BIBLIOGRAFÍA
4

INTRODUCCIÓN

En esta sociedad potsmoderna se ha vuelto como pan de cada día la infidelidad de las personas. Infidelidad al cumplir sus responsabilidades laborales, las promesas rotas de los políticos luego de las elecciones (ya sean distritales, provinciales, regionales o de la nación), al incumplir sus deberes académicos, al romper los votos matrimoniales con el divorcio o el adulterio, al comprometerse con el Señor o alguna responsabilidad eclesiástica. Entonces, sale a relucir algunas preguntas: ¿Quién es fiel? Y ¿en quién se puede confiar? El presente estudio titulado “la fidelidad de Dios” responde en sí mismo las preguntas anteriores; ya que Dios es el único fiel y en Él se puede confiar. Sin embargo, aquí se responderá las siguientes preguntas: ¿Qué significa fidelidad de Dios? ¿Hay evidencias en la Biblia que Dios es fiel? Y ¿podemos imitar la fidelidad de Dios? En este estudio bíblico-teológico, el objetivo de investigación es conocer la fidelidad divina a partir de la Biblia y plantear a los cristianos la imitación de este atributo. Y para lograr este objetivo, el estudio se ha dividido en tres puntos: 1) Consideraciones generales de la fidelidad divina, 2) ejemplos de la fidelidad divina, y 3) la fidelidad de Dios como inspiración a la fidelidad humana. Y esperando que el presente trabajo sea de bendición para el lector, le animo a continuar con la lectura.

5

1. CONSIDERACIONES GENERALES DE LA FIDELIDAD DE DIOS

En este primer punto del estudio se hará algunas consideraciones generales de la fidelidad de Dios, como la definición de esta importante doctrina y su presencia en los escritos sagrados del Antiguo y Nuevo Testamento, respectivamente.

1.1 Definición de la fidelidad de Dios A lo largo de la historia del cristianismo, en particular sobre el desarrollo de la teología cristiana, se ha catalogado esta doctrina “como de la más grande importancia”.1 Y antes de dar una definición personal, mencionaré las definiciones proporcionadas de los teólogos James Garrett, Lewis Chafer, Luis Berkhof, Arthur Pink y Claude Duval. El teólogo James Garrett, en su libro “Teología Sistemática”, define: “La fidelidad de Dios es la confiabilidad de su naturaleza y propósito tal como han sido dadas a conocer por medio de la revelación histórica y especialmente en conformidad con sus promesas”.2 Para el teólogo Lewis Chafer la “fidelidad de Dios es la fuente inagotable de consuelo y seguridad para aquellos que viven en relación correcta con Él, y son participantes de los pactos de Su promesa”.3 La fidelidad de Dios, para Luis Berkhof, es que Él “… siempre tiene presente su pacto y cumple todas sus promesas que ha hecho a su pueblo… constituye para ellos la base de la

1 2

Luis Berkhof, Teología Sistemática, p. 81 James Garrett, Teología Sistemática (Tomo 1), p .257. 3 Lewis Chafer, Teología Sistemática (Tomo 1), p. 216.

6

confianza en Él, el fundamento de su esperanza y la causa de su gozo”.4 Por otro lado, Arthur Pink dice que “esta cualidad es esencial a su ser, sin ella no sería Dios… La fidelidad es una de las gloriosas perfecciones de su ser”.5 Claude Duval Cole, define: “La fidelidad es una perfección en Dios por la cual Él es fiel a Su Palabra y a todos sus compromisos pactados. El nunca quebrantará un contrato consigo mismo o con alguna de sus criaturas. Lo que Él se ha propuesto es lo que El hará, y lo que Él ha prometido es lo que El realizará”.6 En las definiciones anteriores se observa que la fidelidad es un atributo divino que garantiza a su pueblo el cumplimiento de sus promesas. Personalmente defino que, la fidelidad de Dios es el atributo que conlleva a la credibilidad de su ser (y así no fuera no sería digno de llamarse Dios o de oír sus palabras), con el cual no solamente garantiza el cumplimiento de sus promesas (que han de ser gloriosas, aquí en la tierra o en el cielo) sino también al ejecutar sus designios y juicios. Todo lo que ha dicho se cumplirá firmemente.

1.2 Fidelidad de Dios en el Antiguo Testamento En el Antiguo Testamento la “fidelidad de Dios” se haya redactada “textualmente” (en la versión Reina Valera 1960) 16 veces, de los cuales 12 muestran la fidelidad divina y 4

ֱ veces se hace ver como fiel. Estas son traducidas de los sustantivos hebreos ‫( אמוּנָ ה‬Sal. 33:4;
36:5; 40:10; 89:1, 8; 92:2; 119:75, 90; Lm. 3:23; Os. 2:20) y ‫( אמת‬Sal. 117:2; 138:2), y verbo ֶ ֱ

‫( אמן‬Dt. 7:9; Sal. 111:7; 119:138; Is. 49:7).
El sustantivo ‫( אמוּנָ ה‬emunah) significa “literalmente firmeza y figuradamente ֱ seguridad”,7 “certeza y fidelidad”8; y aparece ligado a Dios 10 veces, en textos que declaran enfáticamente la fidelidad Dios, firmeza en sus decisiones, seguridad en sus promesas y certeza en sus declaraciones.

4 5

Luis Berkhof, Ob. Cit., p. 81. Arthur Pink, Los Atributos de Dios¸ p. 64. 6 Claude Duval, Doctrina de Dios, p. 78. 7 James Strong. Nueva Concordancia Strong Exhaustiva: Diccionario, p. 9. 8 W. Vine, Vine Diccionario Expositivo De Palabras Del Antiguo Y Del Nuevo Testamento Exhaustivo, p. 123.

7

El sustantivo ‫( אמת‬emet) significa “estabilidad; fig. ciertamente, verdad, ֶ ֱ confiabilidad”;9 y aparece ligado a Dios 2 veces, expresando la confiabilidad de Dios, y no hay por qué dudar de sus palabras. El verbo ‫( אמן‬aman) significa “estar seguro, ser duradero; confiar, creer”;10 para Moisés Chávez, dos de las acepciones del verbo son “ser fiel… permanecer firme”.11 Este verbo aparece ligado a Dios 4 veces; y expresa que Él es fiel sus palabras y promesas. David A. Hubbard, en su artículo “Fidelidad, fiel”, luego de haber hecho un estudio de los términos hebreos llegó a la conclusión que “la fidelidad de Dios en el AT tiene un énfasis doble. Primero, él es absolutamente confiable, firmemente constante y no dado a

arbitrariedades o caprichos… Segundo, la fidelidad de Dios se revela en la lealtad a su pacto, su amor siempre constante”.12 El Antiguo Testamento enseña que Dios es fiel ("... fiel es el Santo de Israel...", Is. 49:7); es fiel al guardar sus pactos: "Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones" (Dt. 7:9). A Dios le rodea (siempre le acompaña) su fidelidad (Sal. 89:8); de generación a generación es su fidelidad (Sal. 119:90). La fidelidad de Dios es grande (Lm. 3:23; "... grande es tu fidelidad") que alcanza (comparativamente) hasta las nubes (Sal. 36:5; "... Y tu fidelidad alcanza hasta las nubes"). Dios promete desposar (unión íntima y permanente como la del matrimonio) a Israel en fidelidad, desposarlo para siempre (Os. 2:19, 20). Todas las obras de Dios son hechas con fidelidad (Sal. 33:4). Por otro lado, El salmista declara que los "mandamientos" y "testimonios" de Dios son fieles (Sal. 111:7, 119:138); y se compromete con Dios: "... de generación en generación haré notoria tu fidelidad con mi boca" (Sal. 81:1) y "anunciar... tu fidelidad cada noche" (Sal. 92:2).

9

Strong, Ob. Cit., p. 10. Vine. Ob. Cit., p. 124. 11 Moisés Chávez, Diccionario de Hebreo Bíblico, p. 50 12 El artículo “Fidelidad, fiel” de David A. Hubbard se encuentra en el Diccionario de Teología, del Editor Everett Harrison, p. 265.
10

8

1.3 Fidelidad de Dios en el Nuevo Testamento En el Nuevo Testamento, al leer en la Reina Valera de 1960, encontramos una sola vez (Ro. 3:3) el sustantivo “fidelidad” en relación a Dios, traducido del griego πίστις, que significa “confiabilidad, la condición de total seguridad”.13 Enfatizando que la incredulidad de la gente no puede anular la confiabilidad de Dios, la absoluta seguridad que reluce ser. Por otro lado, el adjetivo “fiel” como calificativo de Dios aparece 16 veces (1 Cor. 1:9; 10:13; 2 Cor. 1:18; 1 Ts. 5:24; 2 Ts. 3:3; 2 Tm. 2:13; Heb. 2:17; 3:1,2; 10:23; 11:11; 1 Pe. 4:19; 1 Jn. 1:9; Ap. 1:5; 3:14; 19:11), y es traducido del griego πιστός, que significa “digno de confianza, confiable, fidedigno”.14 El Nuevo Testamento enseña que la fidelidad de Dios no puede ser anulada por la incredulidad de los hombres (Ro. 3:23). Menciona reiteradas veces que Él es fiel, es fiel con la iglesia al llamar a la comunión con su Hijo (1 Cor. 1:9; 1 Ts. 5:24); fiel en no dejar ser tentados más de lo que podemos soportar (1 Cor. 10:13); fiel en afirmar y guardar del mal a sus hijos (2 Ts. 3:3); fiel a los que sufren, los cuales pueden encomendar sus vidas a Él (1 Pe. 4:19); fiel al perdonar los pecados confesados (1 Jn. 1:9). Del mismo modo, se dice que Cristo es fiel; es llamado "Fiel y Verdadero" (Ap.19:11) y testigo fiel (Ap. 1:5; 3:14); Cristo es fiel Sumo Sacerdote para expiar los pecados del pueblo (Heb. 2:17) y se mantuvo fiel a Dios (Heb. 3:1,2). Así mismo, el Nuevo Testamento enseña que "Si fuéremos infieles, él

permanece fiel" (2 Cor. 1:18). Sara por la fe "recibió fuerza para concebir... porque creyó que era fiel quien lo había prometido" (Heb. 11:11); creyó en la fidelidad de Dios. Esta fidelidad divina debe inspirar imitación de sus hijos; Pablo dijo que tal como Dios es fiel, no vaciló en sus palabras diciendo sí y luego no (2 Cor. 1:18). Finalmente, el autor de la epístola a los Hebreos exhorta que "mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra

esperanza, porque fiel es el que prometió" (Heb. 10:23). Dios prometió muchas cosas a pueblo, y como es fiel las cumplirá, y esta fidelidad debe motivar la fidelidad del creyente a su Dios.

13 14

James Swanson, Diccionario de Idiomas Bíblicos: Griego (Nuevo Testamento), GGK 4411. James Strong, Ob. Cit. p. 68.

9

Entonces, la Biblia tiene referencia directa y clara, tanto en el Antiguo y Nuevo Testamento, a la fidelidad divina. Dios es fiel y nunca dejará de serlo; su fidelidad garantiza el cumplimiento de sus promesas y juicios. Y esta doctrina debe motivar en el creyente imitación, siendo fieles a Dios y cumpliendo sus promesas; como también declarar su fidelidad en alabanzas.

10

2. EJEMPLOS DE LA FIDELIDAD DIVINA

En el primer punto se ha considerado la fidelidad divina en marcos generales, definiéndola y observando su presencia en los escritos del Antiguo y Nuevo Testamento; pero en este segundo punto se considerará los ejemplos de la fidelidad divina de manera más específica.

2.1 Declaraciones divinas de su fidelidad En la Biblia 33 veces se enfatiza (textualmente) la fidelidad de Dios (tal como se ha visto en el punto anterior); y como la Biblia es Palabra de Dios (por inspiración del Espíritu Santo) se podría llegar a la conclusión que 33 veces hay declaraciones divinas de Su fidelidad; sin embargo, aquí se estudiará las declaraciones específicas de Dios, expresando que Él es fiel, tales como Oseas 1:19, 20; Isaías 49:7 y Apocalipsis 3:14. En Oseas 1:19-20 dice: “Y te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia. Y te desposaré conmigo en fidelidad, y conocerás a Jehová”. Estas palabras las expresa Dios según el versículo 16. Aquí YHWH (‫ )יהוה‬promete desposar (en justicia, juicio, benignidad y misericordia) para siempre a Israel (al Reino del Norte). El verbo desposar ( ‫ א ַרשׂתּי‬está en piel y expresa intensidad, de la raíz ִ ְ ֵ ‫ )ארשׂ‬significa “comprometerse para matrimonio”.15 Con esto indica el intenso amor de Dios por su pueblo y renueva su pacto con Israel bajo la forma de votos matrimoniales; donde promete un afecto eterno y confiable.

15

James Strong, Nueva Concordancia Strong Exhaustiva: Diccionario, p. 13.

11

Isaías 49:7 dice: “Así ha dicho Jehová, Redentor de Israel, el Santo suyo, al menospreciado de alma, al abominado de las naciones, al siervo de los tiranos: Verán reyes, y se levantarán príncipes, y adorarán por Jehová; porque fiel es el Santo de Israel, el cual te escogió”. El profeta Isaías como portavoz de Dios declara a los judíos lo que Él ha dicho; y dijo que es “fiel”. Dios es fiel porque cumplirá sus promesas hechas a los judíos, a aquel pueblo que ha escogido. Apocalipsis 3:14 dice: “Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios”. El que se dirige a las iglesias (y en este pasaje particular a Laodicea) es Cristo, y se autodenomina “fiel (πιστός) y verdadero (ἀληθινός)”. Cristo (y la Trinidad) es el único digno de crédito, sus palabras son verdaderas y sus promesas son fieles; la fidelidad es uno de sus atributos que le caracterizan. Entonces, no son solamente los hombres que declaran, al ver los diferentes sucesos, que Dios es fiel; sino también, Dios lo hace público. Dios dice que es fiel y lo demuestra (esto lo veremos más adelante).

2.2 Calificativos de la fidelidad divina En la Biblia se le da algunos calificativos a la fidelidad divina, o se le describe como eterna, infalible, infinita, grande e incomparable. Seguramente haya otros más pero en este estudio se considerará cinco.

2.2.1 Eterna El Salmo 119:90 dice: “De generación en generación es tu fidelidad…”. Y el Salmo 117:2 confirma al decir: “…Y la fidelidad de Jehová es para siempre…”. En el primer versículo la “generación” es traducido del hebreo ‫ ד ֹר‬que significa “revolución de tiempo, es decir, una edad, era o generación”;16 y la misma palabra repetida (‫ )ד ֹר וָ ד ֹר‬podría entenderse como un modismo que significa “para siempre” tal como traduce la Nueva Versión Internacional.

16

James Strong, Ob. Cit., p. 29.

12

En el Salmo 117:2 la palabra ligada a la fidelidad divina es ‫ עוֹלם‬que significa “tiempo ָ fuera de la mente; es decir eternidad, como adverbio siempre”17 (por eso cuando está unido a El o Elohim se traduce como “Dios eterno”). En consecuencia, la fidelidad de Dios es eterna, no tendrá variaciones sus promesas y palabras por más que pasen los años e incluso después de la muerte.

2.2.2 Infalible La palabra infalible expresa la idea de ser segura y verdadera. La fidelidad de Dios ¿es segura y verdadera? El Sal. 89:33 dice: “Mas no quitaré de él mi misericordia, Ni falsearé mi verdad”. El término “verdad” (en la RV60) es traducido del hebreo ‫( אמוּנָ ת‬que en el punto ֱ 1.2 de este ensayo se ha visto que significa estabilidad, confiabilidad, ligado a fidelidad); pero en otras versiones (como la NVI, RV95, DHH, BJ76 y otros) la palabra hebrea la traducen como “fidelidad”. Además, la palabra ligada a “fidelidad” (o “verdad”) es “ni falsearé”, ésta proviene del hebreo ‫( אשׁקּר‬de la raíz ‫ )שׁקר‬que significa “engañar, es decir, ser no cierto”.18 Entonces, la ֵ ַ ֲ fidelidad de Dios es infalible, segura y verdadera, ya que Él no alterará (faltará o falseará) lo que ha dicho y prometido.

2.2.3 Infinita La palabra infinita tiene relación con eternidad, sin embargo aquí se le da otra connotación. El Salmo 36:5 dice “… y tu fidelidad alcanza hasta las nubes”; y por el modismo se refiere a inmensidad (pues al decir hasta las nubes es inmensidad de altura). El comentarista William MacDonald entiende que la fidelidad de Dios (que alcanza las nubes) significa “que en sus dimensiones no tiene límite”.19 Arthur Pink manifiesta: ¡Qué palabra la del Salmo 36:5: “Jehová, hasta los cielos es tu misericordia; tu verdad hasta las nubes”! La fidelidad inmutable de Dios está muy por encima de la
17 18

Ibid., p. 97. Ibid.¸ p. 139. 19 William MacDonald, Comentario Bíblico de William MacDonald, Antiguo y Nuevo Testamento, p. 267.

13

comprensión finita. Todo lo concerniente a Dios es vasto, grande, incomparable. El nunca olvida, ni falta a su Palabra; nunca la pronuncia con vacilación, nunca renuncia a ella. El señor se ha comprometido a cumplir cada promesa y profecía, cada pacto establecido y cada amenaza.20

2.2.4 Grande Lamentaciones 3:23 dice “… grande es tu fidelidad”. El término “grande” es traducido del hebreo ‫( ַרבּה‬cuya raíz es ‫ )רב‬y significa “abundante (en cantidad, tamaño, edad, ָ número, rango, calidad)”.21 En consecuencia la fidelidad de Dios es tan grande (abundante) que no puede llegar a su fin, terminarse o cansarse.

2.2.5 Incomparable El Salmo 89:8, en la Reina Valera 1960, dice: “Oh Jehová, Dios de los ejércitos, ¿Quién como tú? Poderoso eres, Jehová, Y tu fidelidad te rodea”. La Nueva Versión Internacional dice: “¿Quién como tú, Señor, Dios Todopoderoso, rodeado de poder y de

fidelidad?”. Y la Biblia Palabra de Dios Para Todos dice: “Señor Dios Todopoderoso, no hay nadie como tú, lleno de poder y fidelidad”. Las tres versiones consultadas revelan que la fidelidad de Dios es incomparable. Pues la pregunta “… ¿Quién como tú?...” es retórica y la respuesta obvia es “nadie”; nadie es como nuestro Dios, nadie es fiel como YHWH. Además, cuando dice que su fidelidad le rodea; se refiere a que siempre está con Él (como una prenda que nunca se quita); garantizando que Dios es fiel en todo momento. ¡Qué incomparable es nuestro Dios!

2.3 Manifestaciones de la fidelidad divina La fidelidad de Dios ha sido manifestada y seguirá manifestándose. A continuación se expondrán brevemente algunas manifestaciones de esta importante doctrina, tales como en sus consejos, en sus pactos, al perdonar los pecados, en sus juicios y promesas.

20 21

Arthur Pink, Los atributos de Dios, p. 65. James Strong, Ob. Cit.¸ p. 121.

14

2.3.1 Manifestada en sus consejos Isaías 25:1 dice: “Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré tu nombre, porque
has hecho maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza”. Las palabras verdad y

firmeza vienen respectivamente de ‫ אמוּנָ ה‬y ‫( אֹמן‬de la misma raíz ‫ )אמן‬que según ya hemos ֱ ֶ visto (en el punto 2.1) significa certidumbre, fidelidad, fiel. Estos consejos antiguos son los propósitos planeados mucho tiempo atrás y tienen relación con el juicio de Jehová sobre la tierra (Is. 24); por eso el profeta Isaías alaba a Dios, ya que Él planifica sus acciones mucho antes de su puesta en marcha, y será fiel en cumplirlas tal como hizo como los otros consejos.

2.3.2 Manifestada al guardar sus pactos Dios es fiel al guardar sus pactos. Deuteronomio 7:9 dice: “Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones”. El texto declara que Dios es fiel ya que guarda su pacto eternamente (“hasta mil generaciones”). El término “guardar” es traducido

ֵ del hebreo ‫ ,שׁ ֹמר‬que en una de sus acepciones significa “guardar en la mente, tener
presente”;22 así es Dios, Él tiene presente todos sus pactos y las cumple. La palabra “pacto” es traducida de ‫( בּ ִרית‬que en el A.T. aparece 284 veces; en el N.T. la palabra griega equivalente ְ es διαθήκη, y aparece 33 veces) y denota “un acuerdo o convenio entre dos partes que se comprometen mutuamente a respetar lo estipulado”.23 Gleason Archer, agrega la idea de Pacto de la siguiente manera: Teológicamente (usado para las relaciones entre Dios y el hombre) denota una gracia y fidelidad de Dios para beneficio y bendición del hombre, y específicamente de los hombres que por fe reciben las promesas y se obligan a sí mismos a las responsabilidades que este compromiso encierra.24 En la teología se ha denominado a algunos pactos divinos como el Abrahámico, Palestino, Davídico y Nuevo Pacto (y hay otras que aquí no se considerarán); en todos estos pactos Dios hizo promesas y las cumplió. En el pacto Abrahámico (Gn. 12:1-3; 13:14-17; 15:1-7; 17:1-8) Dios promete que la descendencia de Abraham sería una nación, que se
22 23

Moisés Chávez, Diccionario de Hebreo Bíblico, p. 726. Artículo escrito por G.L. Archer Jr. en Diccionario de Teología (Editor Everett Harrison), p. 443. 24 Ibid.

15

cumplió en el Éxodo y sigue siéndolo hasta hoy; así mismo, Dios prometió que en él (por medio de Cristo) todas las familias de la tierra serían bendecidas; y hoy los gentiles disfrutamos del cumplimiento de esa promesa. En el pacto Palestino (Dt. 30:1-10) Dios reglamenta la tenencia de la tierra de Canaán; advierte la dispersión a causa de la desobediencia a las leyes establecidas, y promete el retorno y restauración de la nación. Esta promesa tuvo en parte su cumplimiento (con el retorno de los judíos luego del cautiverio babilónico y actualmente con el restablecimiento del Estado de Israel) y se completará cuando Cristo Jesús regrese. En el pacto Davídico (2 Sa. 7:4-17; 1 Cr. 17:4-15) Dios promete la perpetuidad de la línea davídica, un trono y un reino; esto se cumple con nuestro Señor Jesús quien es descendiente de David y se sentará sobre ese trono eternamente (Hch. 1:16). En el Nuevo Pacto (Jer. 31:31-33; Mt. 26:28; Heb. 8:8-10) promete la bendición incondicional basado en la redención consumada por Cristo. Este pacto se está cumpliendo desde el Pentecostés (con el accionar del Espíritu Santo) hasta el día de hoy. En consecuencia Dios es fiel a sus pactos. Él permaneció, permanece y permanecerá fiel, aunque nosotros hayamos sido infieles (2 Tm. 2:13).

2.3.3 Manifestada al perdonar los pecados La fidelidad de Dios se ve cuando perdona los pecados confesados. La primera epístola universal del apóstol Juan 1:9 dice “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”. Dios es fiel (πιστός) porque todos los pecados fueron perdonados en la cruz del calvario; el perdón le costó la vida, la preciosa sangre de su Hijo; y ya no hay otro sacrificio para saldar nuestros pecados, el sacrificio del Cordero de Dios fue suficiente y eterno. La confesión para recibir perdón no debe significar abusar de la fidelidad de Dios. El confesar los pecados incluye el arrepentimiento genuino y la decisión de no seguir pecando.

2.3.4 Manifestada en sus juicios Los juicios que Dios ha emitido (a modo de advertencia) con mucha anterioridad se han ejecutado fielmente. Dios ha dicho que si su pueblo pecaba y desobedecía las leyes y mandatos establecidos serían dispersados (Lv. 26:33) y las cumplió enviando a las naciones
16

de Asiria para castigar a Israel (Reino del Norte) y a Babilonia para castigar a Judá (Reino del Sur). Hay casos particulares también, como el juicio a ciertos personajes, se podría mencionar la muerte Acab donde su sangre sería lamido por los perros en el mismo lugar donde murió Nabot (2 Rey. 21:19) y se cumplió (22:38). Así hay muchos juicios que Dios las cumplió con fidelidad. Y los juicios que están por venir, para los cristianos (2 Cor. 5.10) y las naciones (Ap. 20:11-15), serán ejecutadas también.

2.3.5 Manifestada en sus promesas Dios ha cumplido fielmente sus promesas. Las profecías concernientes al Mesías son una clara evidencia de la fidelidad de Dios. El Señor prometió que el Salvador sería de la tribu de Judá (Gn. 49:10), nacería en Belén (Miq. 5:2), que sufriría y moriría por los pecados de la gente (Is. 53), que en Él serían bendecidos todos los humanos (Gn. 12:2), y otros que se cumplieron fielmente. También se puede mencionar el cumplimiento de la promesa de la llegada del Espíritu Santo, con el cual el cristiano tiene poder (Hch. 1:8). Y Dios seguirá cumpliendo sus maravillosas promesas, porque “fiel es el que prometió” (Heb. 10:23).

17

3. LA FIDELIDAD DE DIOS COMO INSPIRACIÓN A LA FIDELIDAD HUMANA

En el primer y segundo punto se ha estudiado a manera general (intentando ser exhaustivo) sobre la fidelidad de Dios, haciendo una reflexión bíblica-teológica sobre tan importante doctrina para el cristiano. En este tercer punto, habiendo colocado las bases (en las páginas anteriores) se busca llegar a una aplicación. ¿Qué debe hacer el cristiano al conocer la fidelidad de Dios? Muchos teólogos, entre ellos Luis Berkhof, Lewis Chafer, Wayne Grudem y Claude Duval, ubican este atributo (unido a la veracidad) entre los atributos comunicables de Dios. Y se puede decir que los comunicables son los que Dios nos comparte o nos “comunica”.25 En consecuencia el atributo divino de la fidelidad puede ser imitado por los cristianos. Debemos imitar a Dios nuestro Padre, como hijos amados, reflejar a Dios aquí. El apóstol Pablo pudo decir a la iglesia de Corinto: Al proponerme esto, ¿acaso lo hice a la ligera? ¿O es que hago mis planes según criterios meramente humanos, de manera que diga "sí, sí" y "no, no" al mismo tiempo? Pero tan cierto como que Dios es fiel, el mensaje que les hemos dirigido no es "sí" y "no" (2 Cor. 1:17,18). Aquí hace ver que Pablo era fiel en su expresión; decía lo que iba hacer y lo hacía. El Señor Jesús sigue pidiendo lo que pidió a la iglesia de Efeso: “… se fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de vida” (Ap. 2:10); y debemos exhortarnos y exhortar a los hermanos como Pablo: “… animaba a todos para que con corazón firme permaneciesen fieles al Señor” (Hch. 11:23). Entonces, no solo hay que alabar a Dios por su fidelidad sino también aprender de Él a ser fieles.
25

Wayne Grudem, Teología Sistemática, p. 159.

18

CONCLUSIÓN

La fidelidad de Dios es un tema que verdaderamente fortalece al cristiano y fue de gran bendición su investigación. A la luz del trabajo se puede llegar a las siguientes conclusiones: • • • • La Biblia enseña enfáticamente que Dios es fiel. Este atributo es eterno, abundante, infalible, incomparable e infinita. La fidelidad de Dios se ve al cumplir exactamente sus pactos, promesas y juicios. La fidelidad de Dios es inspiración para que el cristiano sea fiel con Dios y con su prójimo. La fidelidad de Dios debe ser motivo y tema de alabanza. Así pues, este importante tema, tengo que confesar, falta trabajarlo más; falta profundizar en la exégesis, con el uso de los idiomas originales y la comparación de los diversas traducciones. En ese sentido, este estudio queda para futuras investigaciones. Y sea la fidelidad divina inspiración para cumplir fiel el ministerio al cual fuimos encomendados.

19

BIBLIOGRAFÍA

Arthur Pink, Los Atributos de Dios, Lima: Estandarte de la Verdad, sin fecha de impresión. Claude Duval, Doctrina de Dios, Bogotá: Centro de Publicaciones Biblos, 2009. Everett Harrison (Ed.), Diccionario de Teología (Edición revisada), Grand Rapids: Libros Desafío, 2002. James Garrett, Teología Sistemática, Bíblica, Histórica y Evangélica, Tomo 1, El Paso, Tx.: Casa Bautista de Publicaciones, 1996. James Strong, Nueva Concordancia Strong Exhaustiva: Diccionario, Nashville: Caribe, 2002. James Swanson, Diccionario de Idiomas Bíblicos: Griego (Nuevo Testamento). Edición electrónica. Bellingham, WA : Logos Research Systems, Inc., 1997 Lewis Chafer, Teología Sistemática, Tomo 1, Milwaukee: Publicaciones Españolas, 1986. Luis Berkhof, Teología Sistemática, Grand Rapids: TELL, 1972. Moisés Chávez, Diccionario de Hebreo Bíblico, El Paso, Tx. : Editorial Mundo Hispano, 1992. W. Vine, Vine Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento Exhaustivo. Nashville: Editorial Caribe, 2000. Wayne Grudem, Teología Sistemática, Miami: Vida, 2007. William MacDonald, Comentario Bíblico MacDonald, Antiguo y Nuevo Testamento¸ Terrassa: CLIE, 2004.

20

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->