Está en la página 1de 14

Que es un semillero

Un Semillero es un sitio donde se siembran los vegetales o un lugar donde se guardan


las semillas. Es un área de terreno preparado y acondicionado especialmente para
colocar las semillas con la finalidad de producir su germinación bajo las menores
condiciones y cuidados, a objeto de que pueda crecer sin dificultad hasta que la plántula
este lista para el trasplante.

El semillero es el sitio adecuado para que la semilla inicie su primera fase de desarrollo.
Luego la planta crecerá y será trasplantada al terreno definitivo.

Según el área de terreno y material disponible pueden ser:

Semilleros portátiles:

Son aquellos que se pueden trasladar de un lugar a otro según la necesidad; se utilizan
para siembras pequeñas y pueden ser construidos en cajones, cajas de madera o de
plástico, bolsas de polietileno u otro material fácil de transportar. Sus dimensiones
aproximadas son: 50cm de largo, 35cm de ancho y 10cm de profundidad; el cajón debe
tener pequeñas perforaciones que permitan el desagüe.

Semilleros temporales o transitorios:

Son aquellos que se usan una sola vez o para corta duración; sus dimensiones
aproximadas son: largo de acuerdo a la necesidad, ancho 1.10m, alto 20cm.

Semilleros semi-permanentes:

Son Aquellos que se utilizan para variar los cultivos o siembras; no son ni temporales ni
fijos; se construyen haciendo un cerco de tablas y ladrillo en los bordes, sus
dimensiones aproximadas son: Largo según la disponibilidad de terreno y material,
ancho 1.10m, alto 20cm.

Semilleros perennes o fijos:

Son aquellos utilizados en forma permanente; los bordes se construyen con cemento y
bloque, el fondo es de granzón, para facilitar el drenaje.
Importancia de los Semilleros
Son importantes porque permiten un mejor aprovechamiento y rendimiento por metro
cuadrado; garantizan una mejor selección de la semilla y con esto aumenta
considerablemente las posibilidades de tener una mejor productividad en las cosechas;
facilita la actividad agrícola familiar, ya que tanto el padre agricultor como la madre y
los hijos podrán participar en la siembra. Los semilleros son muy importantes porque
permiten que ciertas hortalizas de semillas muy pequeñas, como la lechuga, la cebolla o
el tomate, puedan lograr un buen desarrollo en su primer periodo de vegetación.

Labores culturales
Las labores culturales comprenden un conjunto de actividades conexas con las agrícolas
que se realizan desde la siembra y continúan durante la germinación hasta el trasplante
al lugar definitivo, estas labores son: riego, control de malezas, control de plagas y
control de enfermedades.

Semilleros en el suelo
Los semilleros se pueden hacer en recipientes, por ejemplo, bandejas de alvéolos
de corcho, o directamente en la tierra.

Semillero en tierra

Los semilleros en tierra tienen la ventaja de que se dispone de mayor espacio en la


amplitud de un trozo del huerto, pero también algunos inconvenientes:

1. La germinación de malas hierbas es molesta y hay que andar arrancándolas con


mucho cuidado de no llevarnos todo, la mala hierba y la hortaliza.

2. El semillero en suelo puede requerir de protección del frío (heladas) con plástico,
ya que tenemos que tener en cuenta que muchos de estos planteles se realizan
durante el invierno y principios de primavera.

3. Cuando ya estén listas las plantitas, hay que arrancar de raíz y sufren mucho
más que de una bandeja de alveolos, donde sale el cepellón intacto. Habrá más
marras y los primeros días tras plantar en el huerto da la sensación de que estén
muertas. No hay que alarmarse porque en 2 ó 3 días deberían recuperar su
turgencia.

El semillero en tierra se emplea más por los viveristas profesionales que necesitan
sacar miles de plantones de ciertos cultivos para vender a los horticultores y
destinan a ello parcelas enteras como semillero.
Preparación del terreno

• Delimita una parcelita para hacer el semillero.

• Hace falta un suelo muy bueno, esponjoso y suelto para que se produzca una
buena germinación de las semillas.

• Labra e incorpora compost, estiércol, humus de lombriz u otro abono orgánico de


calidad mezclándolo homogéneamente con la tierra, puesto que las acumulaciones
de abono podrían quemar las raicillas delicadas de las plantitas.

Abono orgánico Laboreo con motocultor o rotavator

Siembra

• Para sembrar espera a que la tierra esté algo húmeda y muy disgregada.

• Siembra en líneas o a voleo.

• Al voleo (esparcidas uniformemente por la superficie) se hace en bandas


estrecha que permite llegar hasta el centro sin tener que pisar para quitar
malas hierbas. La densidad de planta será elevada (800-1000 plantas/m2).
• En líneas consiste en esparcir las semillas a lo largo de surcos o bien a
puñaditos a cierta distancia unos de otros. Los surcos se hacen rectos
tomando la guía de una cuerda y un par de estacas o gavillas.

Acolchado

• Para acelerar la germinación tras la siembra se debe cubrir con una lámina de
plástico transparente que evita la evaporación y aumenta la temperatura del suelo.
Esto se llama hacer un acolchado. Una vez que han emergido se quita esta lámina.

• Si se quiere, se puede continuar forzando el desarrollo de las plantitas mediante


túneles de plástico con arquitos, los cuales es preciso abrir a diario para que se
renueve el aire.
Túnel de plástico Túneles de plástico

Riego

Los riegos hay que darlos frecuentes y con poca cantidad de agua para que nunca
se seque la tierra. Como mínimo una vez al día, y si hace calor, hasta 3 ó 4 veces.
Por ello, lo mejor será disponer de un sistema de riego automático con
programador en lugar de usar una manguera manual.

Aclareo

Una vez las semillas han germinado y tienen 2 ó 3 hojitas bien formadas se procede
al aclareo de las mismas para lo cual se elimina el exceso y se dejan las más
fuertes.

Aclareo

Transplante

• Cuando las plantitas del semillero ya están listas para ir a su lugar definitivo en el
huerto, se procede a su trasplante.

• Dependiendo de la especie, puede tardar unos 2 meses desde que se sembró en


estar listas.

• El trasplante debe hacerse a últimas horas de la tarde o bien en días nublados con
objeto de que las plantas sufran lo menos posible.

• Con cuidado se extraen casi a raíz desnuda o con un poco de tierra pegada, se
llevan al sitio y se plantan.
Siembra de hortalizas en semilleros recipientes
.......................................................................................................................................................

Los semilleros en recipientes se recomienda hacerlos para:

- Apio - Melón
- Berenjena - Pepino
- Calabaza - Pimiento
- Cebolla - Puerro
- Col - Sandía
- Lechuga - Tomate

Semillero Plantón

Procedimiento de siembra en semilleros de recipientes

1. Se pueden hacer semilleros durante todo el año, dependerá de la especie y del


clima. Haciendo un semillero a cubierto es posible iniciar el cultivo de hortalizas al
final del invierno, cuando por el frío de muchas regiones morirían las plántulas
sembradas en el exterior.

2. Los contenedores posibles son muy variados. Ejemplos:

• Macetas, cuencos, jardineras, envases de yogur...


• Bandejas planas de plástico.
• Bandejas de alveolos de poliestireno expandido (corcho blanco)
• Bandejas de alveolos de plástico flexible.

Estas dos últimas (las bandejas de alveolos) son los mejores porque los plantones
no tienen competencia y se obtiene un cepellón sano que no se altera al
trasplantarlo a la tierra definitiva.

Bandeja de alveolos de corcho


Bandeja de alveolos plástico
3. Rellena el recipiente elegido con sustrato. La mezcla típica está formada por un
50% de arena + un 50% de turba. O bien, turba + arena + perlita a partes iguales.

4. Si es una bandeja de alveolos, con un palito o un dedo haz un hueco en cada


compartimiento y pon por agujero una semilla (las de tamaño grande) o 3 ó 4 (las
semillas pequeñas). Si es otro tipo de recipiente distinto a una bandeja de alveolos,
esparce las semillas y cubre con una fina capa de sustrato.

Siembra Repicado

5. Es aconsejable (no imprescindible) tapar con un cristal o con un plástico


transparente a modo de mini-invernadero para ayudar a mantener una
temperatura alta y a retener la humedad; factores que favorecerán la germinación.
Déstaparlo, si no todos los días, cada dos.

6. Mantén el semillero en un lugar cálido, sin sol directo y sin corrientes de aire.

7. Riega con una regadera o con un pulverizador para que el agua no salga a
chorros y desplace las semillas. Los riegos deben ser frecuentes y con poca
cantidad de agua impidiendo que por cualquier causa se seque el substrato ya que
se malograría la germinación.

8. Si usas una bandeja que NO sea de alveolos, una maceta, un cuenco,


etc., cuando los plantones tengan 3 ó 4 hojitas, trasplanta el exceso a un
recipiente separando cada plantón a una distancia de 5 cm entre uno y otro, o bien,
plantándolos en pequeñas macetas individuales. (Ver foto superior del 'repicado').

9. Si la bandeja es de alveolos y ha germinado más de una semilla por


compartimento, deja una única planta por alveolo.
10. A las pocas semanas estarán listos los plantones para pasar al huerto definitivo.

Siembra directa de hortalizas en el huerto


......................................................................................................................................................

En lugar de hacer un semillero, ya sea en recipientes o en tierra, y luego plantar las


plantitas obtenidas en hileras al huerto, se pueden sembrar ciertas especies
directamente en tierra, sin el paso previo del semillero y que se críe ahí hasta el
final.

Siembra directa Líneas de cultivo


Este sistema de siembra lo admiten diversas especies:

Judías verdes

Chiri
vías

Guis
antes

Remolacha Espinacas Rábanos

Habas Zanahorias

Época de siembra directa


La primavera y el verano son los momentos típicos para sembrar, pero depende del
clima.

Algunos cultivos pueden iniciarse en cualquier época del año. Por ejemplo:
remolacha de mesa, rabanitos, puerros, lechugas y cogollos de Tudela, acelgas,
etc..

Si se dispone de invernadero, las fechas se amplían a todo el año.

Cuanto más templado y cálido sea el clima de la zona, más tempranas serán las
cosechas. Por ejemplo, en primavera, normalmente las siembras se adelantan un
mes en los jardines mediterráneos respecto a las zonas interiores de clima
continental.

Las semillas germinarán cuando las temperaturas sean cálidas, no lo harán en un


suelo helado y húmedo.

Siembra escalonada

Para evitar excesos en un período y carestía en otros es necesario sembrar unas


pocas hileras cada varias semanas, por ejemplo de lechuga, rabanitos... Distribuye
la siembra durante un período de 3 a 4 semanas, en intervalos de 3 ó 4 días en
cada variedad.

Calendario de siembra

Primavera Primavera-Verano Verano Verano-Otoño

Sandía Escarola Coliflor Cebolla


Pepino Judía Repollo Borraja
Melón Chirivía Coles de bruselas Espinaca
Espinaca Cardo Hinojo
Endivia Apio Fresón
Cebollino Nabo
Calabaza
Apio
Maíz Otoño Invierno Invierno-Primav.
Tomate
Albahaca Guisantes Cebolla Tomate
Calabaza Alcachofa Espinaca Berenjena
Espárrago Zanahoria Acelga Pimiento
Ajo

Desinfección de suelos: solarización


Solarización

• Un suelo cultivado reiteradamente aumenta las poblaciones de hongos parásitos


de raíces que viven en él; de Nematodos (gusanitos microscópicos que parasitan
raíces); de malas hierbas... Por tanto, cada 3 ó 4 años, se recomienda desinfectar
el suelo.

• Para desinfectar hay productos químicos muy tóxicos, pero existe un método
ecológico llamado SOLARIZACIÓN.

• Básicamente consiste en "cocer" el suelo cubriéndolo con una lámina de plástico


en verano durante 30-60 días, regándolo previamente. Para conocer los detalles de
la técnica,

Preparación del terreno

• La tierra debe prepararse con antelación, labrando en otoño o invierno para que
se airee y disgregue. Es lo aconsejable, aunque luego muchas veces no se hace y
se labra inmediatamente antes de sembrar.

• Para cavar usa un motocultor ("mulita") o una azada en el caso de parcelas


pequeñitas.

• No labres si al caminar por la parcela la tierra se pega a los zapatos, significa que
no tiene aún un buen "tempero"; espera a que esté más seca.

Abono orgánico Laboreo con motocultor

• Si fuese un suelo muy arcilloso se recomienda incorporar arena para enmendarlo.

• Si el pH es muy elevado (pH mayor de 8), es decir, suelo muy calizo: induce
carencias de hierro y otros nutrientes. Aplica sulfato de hierro para bajar el pH,
azufre o turba rubia.

• El caso opuesto: pH del suelo muy bajo (menor de 5.5), es decir suelo muy ácido,
es recomendable subirlo haciendo una enmienda con caliza molida o con dolomita.

• Sobre la corrección del pH y cómo mejorar el suelo.


Abonado

• Los cultivos de huerta es aconsejable fertilizarlos únicamente con abonos


orgánicos naturales, como compost casero, mantillo, estiércol (de vaca, oveja,
caballo...), humus de lombriz, guano, etc.. Nada más, con eso es suficiente. Aporta
unos 3 kilos/m2 de compost, estiércol o humus de lombriz.

Abono orgánico

• El cultivo comercial hace uso intensivo de fertilizantes químicos para obtener


una mayor producción, frutos más gordos y "bonitos", pero menos sabrosos.
• La labor descrita antes de preparación en otoño o invierno se aprovecha
para incorporar el abono orgánico, mezclándolo homogéneamente con la
tierra.
• No obstante, si la tierra de cultivo fuese pobre en nutrientes o la planta no
crece lo suficiente, tienes la posibilidad de hacer un abono de cobertera
cuando las plantas estén ya instaladas en primavera aportando un
fertilizante compuesto N-P-K (Nitrógeno, Fósforo y Potasio).

Siembra en líneas

• La plantación se realiza en caballones para que las plantas no estén en


contacto con la humedad.

• Prepara caballones de tierra dejando un surco entre caballón y caballón. Del


centro de un caballón al centro del otro, que haya unos 60-70 cm.
(separación entre líneas). Usa un cordel para guiarte fijándolo en cada
extremo.
• Compra semillas de calidad, envasadas al vacío y fíjate en la fecha de
caducidad
• Retira todas las malas hierbas que saques: estolones, bulbillos y
rizomas.
• Haz un pequeño surco en medio del caballón con un bastón o el
borde de una azada, por ejemplo.
• Reparte las semillas a distancias regulares a lo largo del pequeño surco
(siembra 'a chorrillo') o en grupos de 3 ó 4 (siembra 'a golpes'). Las semillas
pequeñas deben mezclarse con arena para facilitar su distribución
• Tápalas con una capa igual al doble de su diámetro aproximadamente con la
parte superior de un rastrillo. La profundidad de siembra suele ser de 1 cm.;
coles y guisantes a 2 cm. y judías a 4 ó 5... mira en el paquete de semillas.

Túneles

• No es imprescindible, pero para acelerar la germinación, tras la siembra


se cubre el suelo con una lámina de plástico trasparente que evita la
evaporación y aumenta la temperatura del suelo. Una vez que ha emergido
se quita esa lámina (acolchado) y se puede forzar el desarrollo de la planta
mediante túneles con arquitos.
• En la mayoría de los casos, las hortalizas germinan cuando la temperatura
se eleva más allá de los + 7ºC, así que no se siembra en suelos fríos.
• Las semillas no germinarán si la superficie del suelo forma una costra dura, a
consecuencia de una lluvia seguida de vientos secos. En esta situación riega para
mantener la superficie blanda.
• Conclusión: no sembrar pronto, ni demasiado profundo, ni demasiado denso.

Aclareo de plantas o entresacado


• Tras nacer y cuando ya tengan 2 ó 3 hojas verdaderas (aparte de los 2
cotiledones iniciales, que no son hojas verdaderas) es necesario
entresacar los plantones para evitar que se apiñen.
• Haz dos pasadas, en la primera deja el doble de las que necesites y 2 ó 3
semanas más tarde entresaca de nuevo hasta conseguir el espaciado
final. Este segundo pase es más ligero. Elimina las plántulas más
frágiles.
• La separación final oscilará entre 20 y 50 cm, dependiendo del tamaño
de la especie. La referencia es la que indican los paquetes de semillas y
los documentos. Ejemplos:
-Remolacha de mesa: se siembra a una distancia de 50 cm.
- Rabanitos: 20 cm
- Puerros: 30 cm
- Acelgas: 50 cm

• Si las plantas están demasiado juntas, simplemente despunta la que no


desees y deje las raíces en el suelo
• Lo que sacas lo puedes tirar o, cebolla, coles y lechugas, trasplantarlos
Aclareo

Siembra intercalar

Para aprovechar al máximo el terreno disponible se pueden sembrar 2 cultivos


diferentes en un solo surco. Ciertas hortícolas de maduración con otras de
crecimiento rápido

Por ejemplo, coles de bruselas, puerros, chirivías, perejil, zanahorias, etc., admiten
que se siembre entre ellas un cultivo que se recolectará antes de que necesite
espacio, por ejemplo, rábano, guisantes tempranos, espinaca, lechuga enana

• Prepara un surco y esparce 3-4 semillas de zanahoria cada 10 cm. Entre


ellas pon semillas de rábanos con una separación de 2,5 cm
• Cubre de forma ligera con la tierra extraida del surco. Afirma bien y riega
finamente, empapando bien el suelo
• Recolecta los rábanos transcurridos 1 mes sacándolos con cuidado para no
dañar las raíces de las zanahorias.
• Riega bien previamente.
• Ahora éstas tendrán espacio para acabar de madurar

Riego

El riego puede ser por goteo, aspersores, difusores o por surcos. Este último
métodos es el tradicional y supone un mayor desperdicio de agua. Usa riego por
goteo mejor.

Caracoles y babosas

Los caracoles y babosas (los primeros tienen caparazón y los segundos, no) pueden
acabar en un par de horas con las plantas jóvenes. Usa un producto antilimacos.
Debe tenerse cuidado cuando se realicen semilleros o se trasplanten plantas
jóvenes en épocas de lluvias porque los caracoles pueden acabar en un par de
horas con el cultivo. Usa antilimacos