P. 1
Definiciones Doctrinales en Material Penal Dr. MSB y Dr. JDSR

Definiciones Doctrinales en Material Penal Dr. MSB y Dr. JDSR

|Views: 4.784|Likes:
El hombre aborigen, a diferencia del actual, estaba en
absoluta incapacidad de explicar los fenómenos mediante
el conocimiento racional de las leyes de la naturaleza
pues desconocía la ley de la causalidad, era una
mentalidad en estado prelógico que definía los hechos y
sus causas por vía sobrenatural, animista. Es que, no debe
olvidarse, el pensamiento del hombre primitivo estaba
dominado por la idea de retribución y no por la ley de la
causalidad; a él no se le ocurría jamás averiguar la
conexión real, esto es, atribuir el resultado a algún hecho
que pudiera ser considerado, él solo como la causa.
El hombre aborigen, a diferencia del actual, estaba en
absoluta incapacidad de explicar los fenómenos mediante
el conocimiento racional de las leyes de la naturaleza
pues desconocía la ley de la causalidad, era una
mentalidad en estado prelógico que definía los hechos y
sus causas por vía sobrenatural, animista. Es que, no debe
olvidarse, el pensamiento del hombre primitivo estaba
dominado por la idea de retribución y no por la ley de la
causalidad; a él no se le ocurría jamás averiguar la
conexión real, esto es, atribuir el resultado a algún hecho
que pudiera ser considerado, él solo como la causa.

More info:

Published by: Juan Diego Siguenza Rojas on Nov 17, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/27/2014

pdf

text

original

Antecedentes

Término de origen latino, que significa "lo que está
fuera de la intención" (preater = al margen; intentio =
intención). Para muchos autores constituye una forma de
culpabilidad, de carácter mixto, pues se integra con el
dolo inicial del agente y la culpa final que acompaña el
resultado no querido (delito de homicidio
preterintencional). Bajo el término genérico de
preterintencionalidad se comprenden, en la doctrina
penal, un conjunto de casos en los que concurriendo
algún elemento de culpabilidad no se da plena
coincidencia entre tal elemento y el resultado típico
producido pero no querido por el autor.

Otros juristas, en cambio, niegan la preterintención por
cuanto estiman que una misma actitud psicológica del
autor no pueda caer bajo el ámbito del dolo y la culpa.
Para otro sector de doctrina la preterintención es una
forma de dolo (dolo preterintencional), o bien de culpa;
en fin, para algunos es una forma de actuar culpable
caracterizado por una mezcla de dolo y culpa, o bien la
suma de la culpa en el resultado a la del dolo en la
intención.

Para Enrique Cury "obra preterintencionalmente quien,
en ocasión de ejecutar dolosamente una acción típica,
causa culposamente un resultado típico más grave". 341

341

Cury E. Derecho penal. TI, p.86.

147

Ángel Reyes Navarro, consideró, configurada la
preterintención (hablaba de delito preterintencional)
"cuando el daño causado es mayor que aquél que tenía
intención de causar el agente, o dicho en otras palabras,
cuando el resultado ha sobrepasado a la intención del
autor" 342

Si bien se mira la cuestión, la preterintención no sólo
requiere que el daño causado sea mayor al querido, esto
es, al que se tenía intención de causar, sino que aquél se
deba o se origine en la imprudencia o culpa del autor.

Conceptos y definiciones

Carmignani, la “preterintención es una mezcla de dolo
y caso fortuito en el sentido de que con respecto al evento
querido el agente ha actuado con dolo y respecto del
resultado finalmente ocasionado hay caso fortuito que, de
todos modos, genera responsabilidad, puesto que quien
es causa de la causa es causa de lo causado”. (Teoría del
caso fortuito)343

Bernal Pinzón: "Creemos que en la hipótesis de la
preterintención y, más concretamente, del homicidio
preterintencional, no es dable hacer un examen concreto
sobre la naturaleza de la culpabilidad o del nexo subjetivo
entre la conducta y el resultado más grave (muerte). Si la
responsabilidad existe, pese a que no se requiere una
especial investigación sobre la culpabilidad, ello quiere
decir que tal responsabilidad se funda solamente en el
nexo causal que debe existir entre las lesiones (resultado

342

Ángel Reyes Navarro .La Preterintencionalidad, p. 100,

343

Carmignani, Ob. Cit,p.143.

148

querido menos grave) y la muerte (resultado no querido
más grave). Esto es lo que la doctrina denomina
responsabilidad objetiva"(Teoría de la responsabilidad
objetiva).344

Galli y Porte Petit, la preterintención es algo más que
dolo y culpa; constituye realmente una tercera especie de
culpabilidad cuyo ingrediente subjetivo es más intenso
que el de la culpa pero menos que el del dolo. (Teoría de la
culpabilidad preterintencional).345

Mesa Velásquez, esta forma de dolo se presenta
cuando el agente "obra con intención de cometer un
determinado delito y el resultado que sigue a la acción es
de mayor gravedad al deseado” (Teoría del dolo
indirecto).346

De Marsico: “El sujeto activo quiere el evento menos
grave, sin que la previsión, así sea lejana, del resultado
más grave lo detenga en su actuar. El evento más grave
no es ciertamente querido, pero tampoco no querido; es
algo que está al lado opuesto del caso fortuito, fuera de la
culpa, pero en los umbrales de la voluntad, la cual no
constituye el núcleo de tal resultado, ni lo penetra, sino
que apenas o roza.” (Teoría de los umbrales de la
voluntad).347

Gómez Prada, afirma, que "suponiendo la culpa, como
lo supone, falta de intención, y suponiendo el dolo, como
lo supone, esa intención dañosa, si el efecto sobrepasa al

344

Bernal Pinzón. Ob, cit,p. 87.

345

Galli y Porte Petit. Ob.cit. p, 172.

346

Mesa Velásquez. Ob,cit, p´,196.

347

De Marsico. Ob. cit, p 90.

149

que el agente se propuso obtener, ya no hay mera culpa
sino dolo, aunque eventual"(Teoría del dolo eventual)348

Vannini, la “culpa en la preterintención surge de la
violación o inobservancia de leyes y debe presumirse,
subjetiva y positivamente -dice este autor- el homicidio
preterintencional es culposo, pero se distingue del
culposo propiamente dicho porque el hecho muerte se
deriva de una acción u omisión causal que es dolosa por
otro aspecto; y más adelante aclara que se trata de una
culpa presunta porque se deriva de la inobservancia de
leyes, reglamentos, órdenes o disposiciones
disciplinarias”.( Teoría de la culpa).349

“Admite que el agente responde del segundo resultado
aunque para él haya sido imprevisible y, por lo mismo,
imprevisto”.350

Ruiz, señala, que "el resultado más grave que produce
la conducta del agente se le carga a su cuenta por razón
del nexo de causalidad material", lo que constituye una
forma de responsabilidad objetiva en la cual "no es
indispensable establecer si el resultado mayor ha sido
querido por el agente o si ha sido fruto de su negligencia,
imprudencia o impericia".351

Alimena, su naturaleza jurídica está constituida por la
culpa originada en el dolo; y refiriéndose al homicidio
ultraintencional sostiene que en esencia no se distingue
del culposo porque en ambos hay una acción voluntaria

348

Gómez Prada. Ob, cit, p.178.

349

Vannini, Ob.cit.p, 167.

350

Vannini,Ob.cit.p,128.

351

Ruiz,Ob.cit,p,178,

150

que dio origen, como secuela natural, al resultado muerte
que era previsible”.352

352

Alimena, Ob.cit, p.99.

151

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->