P. 1
Criminologia Luis Rodriguez Manzanera

Criminologia Luis Rodriguez Manzanera

4.4

|Views: 123.154|Likes:
Publicado porya_nina_hassi

More info:

Published by: ya_nina_hassi on Nov 16, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/23/2015

pdf

text

original

Las técnicas para estudiar el hombre primitivo no son tanto his-
tóricas como sociológicas y antropológicas.
La razón es que el hombre primitivo no ha desaparecido, existe
en la actualidad, disperso en la superficie del globo, arrinconado en
los lugares más inaccesibles, utilizando herramientas tan simples que
"incluso el instrumental paleolítico acusa una marcada superioridad
sobre el de estas gentes".^*
Por lo anterior no se puede hablar de cómo era el hombre primi-
tivo, sino de cómo es. En esta forma se han superado muchas teorías
que se basaron más en la imaginación que en la realidad.
"Salvajismo es todavía sinónimo de costumbres absurdas, crueles
y excéntricas, con raras supersticiones y odiosas prácticas".*" Efecti-
vamente, aún se piensa en desenfreno sexual, eutanasia, infanticidio,
sacrificios humanos, canibalismo, etc.
Nada más alejado de esto, la realidad es que "El estudio de los
pueblos primitivos nos permite vemos mejor a nosotros mismos", y

276 LEMONNIER, TONNEAU Y TROUDE. Manual de Sociología Católica. Editora Nacio-
nal. México, 1934, p. 34.
277 MAUNOWSKI, BRONISLAW. Crimen y costumbres en la sociedad salvaje. Edicio-
nes Ariel. Barcelona, España, 1969, p. 13.

147

148

CRIMINOLOGÍA

que "en lo que respecta al tratamiento de las enfermedades socia-
les, estamos viviendo todavía en la época de la magia".^^
Las sociedades primitivas están notablemente bien estructuradas,
y unidas por dos elementos clave: tótem y tabú.
El tótem es un animal, planta o fuerza natural, que es el ante-
pasado del clan o grupo y que es al mismo tiempo su espíritu pro-
tector y bienhechor. El tótem implica una relación sanguínea, ya
que se transmite hereditariamente, tanto por línea paterna como
materna.

CASO dice que con el totemismo se liga, estrechamente, la noción
de tabú, que reviste enorme importancia en la historia de las costum-
bres y del Derecho, al ceñir, por motivos religiosos, la conducta de
los creyentes, dentro de los moldes rigurosos y estrictos de las absten-
ciones y acciones, escrupulosamente requeridas.*'*
El término "temor sagrado" expresa el sentimiento que acompa-
ña a los tabús. Freud sostiene que el origen del sistema penal hu-
mano se remonta al tabú; esto es, en un principio, era el tabú vio-
lado el que tomaba venganza; más tarde fueron los dioses y los es-
píritus agraviados; y por último la sociedad se hizo cargo del castigo
del ofensor.**"

La solución al problema criminal en el hombre primitivo es cla-
ra: ciertas conductas consideradas como crimen son, a la vez, tabú,
por lo tanto no deben realizarse, no pueden tocarse.
Por extensión, la prohibición no puede censurarse y, por lo ge-
neral, ni siquiera mencionarse. Por esto no existe Criminología en
el hombre primitivo, ya que no le es dado tocar los temas que son
tabú, no hace tentativa por explicar el crimen, ni elabora plan para
prevenirlo, pues este está ya "dado".
El criminal, o sea aquel que ha violado el tabú, es automática-
mente segregado del grupo social, y no es raro que él mismo se sepa-
re, pues una de las características del tabú es que el castigo surge en
principio por una fuerza intetiol: que lleva al culpable a confesar
su hecho o a autopunirse (suicidio).
No hay, por lo tanto, estudio del sujeto antisocial, su conducta
no es explicada, simplemente atribuida, al igual que el castigo, a

278 KLUCKBOBN C. Antropología. Fondo de Cultura Económica, Breviario. México,

1949, pp. 22 y 19.

27» CASO, ANTONIO. Sociología. Libreros Unidos Mexicanos. México, 1960. Décima

edición, pp. 214-218.

280 Cfr. FREUD, SEGISMUNDO. Tótem y Tabú. En Obras Completas. Biblioteca Nue-
va. Madrid, España, 1948, pp. 419 y ss.

FASE PRECIENTÍFICA DE LA CRIMINOLOGÍA

149

fuerzas sobrenaturales, a causas misteriosas que van más allá de la
comprensión humana.

Es rasgo común de estas sociedades que reposan sobre un funda-
mento mágico-religioso, del cual están impregnados todos los actos
de la vida de los individuos. Los vínculos que unen a los miembros
de estas sociedades son más afectivos que de la razón. Ellos son sen-
tidos como vividos real e intensamente. La solidaridad no es una
palabra vana.^si

De este modo cada cadena de reprocidad se va haciendo más fuer-
te al convertirse en parte y conjunto de un sistema completo de pres-
taciones mutuas. La simetría de estructura en cada sociedad salvaje
es la base indispensable de obligaciones recíprocas.^®*
No podemos pensar, como Wells,*® que en la sociedad primitiva
hay una especie de fosilización mental en las tradiciones, supersticio-
nes y prejuicios no racionales.
El hombre primitivo no puede interpretarse como un robot, un
ser no pensante, sumergido en el pasado, por el contrario, estamos
con Malinowski en que "La amenaza de coerción y el miedo al cas-
tigo no afectan al hombre medio, tanto "salvaje" como "civilizado",
mientras que por otra parte son indispensables para ciertos elementos
turbulentos o criminales de una y otra sociedad.""
Los primitivos tienen además, nos dice el autor citado, "una cla-
se de reglas obligatorias no dotadas de ningún carácter místico, que
no son enunciadas en nombre de Dios, ni respaldadas por tiinguna
sanción sobrenatural, sino que sólo tienen una fuerza obligatoria pu-
ramente sociar'.'**^

VL2. MESOPOTAMIA

Algunas de las culturas más antiguas de la humanidad surgen en
Mesopotamia (tierra entre dos ríos), región situada alrededor de los
ríos Tigris y Eufrates.

281 ETTÉ, MARCEL. Conflictos provenientes de los procesos de criminalización y
descriminalización en los países africanos.
XXV Curso Internacional de Criminología.
Guayaquil, Ecuador, 1975.

282 MALINOWSKI, BRONISLAW. Op. cit., p. 37.
283 WELLS, H; A. Breve Historia del Mundo. Editorial Grandes Autores. Buenos
Aires, Argentina, 1944, p. 60.

28* MALINOWSKI. Op. cit., p. 26.

285 ibMem, p. 67.

150

CRIMINOLOGÍA

Parte de las leyes fueron encontradas en 1904, en 14 tabletas en
las ruinas de Assur, y son una recopilación de las leyes asirías vigen-
tes entre los siglos xv y xiii a. C.
En estas leyes encontramos justicia pública y privada. La pública
ejerce un cierto control sobre la privada. Interesa sobre todo la in-
tención culpable. La responsabilidad objetiva deja lugar a la subje-
tiva. El error sobre un elemento esencial del delito hace desaparecer
la infracción.

No hay una clara diferencia entre Derecho Penal y Civil, pues
infracciones civiles o incumplimientos de contrato traen consigo pe-
nas corporales y/o pecuniarias. No hay explicaciones criminológi-

cas.^**

El documento más importante de Mesopotamia es, para nosotros,
el Código de Hammurabi (Hammú es grande, que reinó de 1728 a
1686 a. C.*), código unificador del Imperio Babilónico, que fijó re-
glas sencillas y claras, terminó la anarquía jurídica y protegió a todos
los ciudadanos.

El código de Hammurabi combatió en primer lugar la criminali-
dad "dorada", terminando con la terrible corrupción de la adminis-
tración babilónica, quitando la función judicial a los sacerdotes y
dándola a los jueces."^*^
En este código podemos encontrar múltiples disposiciones preven-
tivas, y un plan de Política Criminológica; cuida que los delincuen-
tes pobres no queden desamparados y establece un tribunal superior
de apelación.

Entre las normas que revelan lo notable del código, y que podrían
considerarse como tentativas de resolver problemas que hoy en día
son actuales, encontramos la regulación de precios máximos corrientes
en los mercados, y los honorarios de las profesiones, para evitar abu-
sos de comerciantes y profesionistas.
Los médicos, en caso de éxito, se veían recompensados con sus
honorarios, pero si fallaban culposamente se les amputaban las manos.
Los arquitectos a los que se derrumbaban los edificios mal construi-
dos eran condenados a muerte si el propietario estaba dentro de la
casa al ocurrir el siniestro.-^*

286 CARDASCU, GUILLAUME. Les Lois Assyriennes. Edilions du Cerf. París, Francia,

1969, pp. 77 y ss.

287 Cír. BoscH GiMPERA, PEDRO. Historia de Oriente. UNAM. México, 1970, p. S34.
• 1792-1750, según otros.
288 Cfr. CoDE DE HAMMURABI (traducción de ANDRÉ FINET) . Les Editioiis du Cerf.

París, 1973.

FASE PRECIENTÍFICA DE LA CRIMINOLOGÍA

151

No debemos olvidar que el Código de Hammurabi es de 1726
a. C, y que rigió en oriente por más de mil años.
La tradición babilónica en materia criminológica es muy amplia,
sirva de ejemplo un protocolo de 1850 a. C, escrito en una pequeña
tablilla (10 cms.) descubierta en Nippur: Un empleado del templo
fue asesinado por tres hombres, y estos comunicaron su crimen a la
esposa del asesinado, no presentando ella la denuncia. Los autores
del crimen fueron procesados por homicidio y la mujer por encubri-
miento. Nueve testigos declararon en contra y dos en favor de la
mujer, argumentando que ella no participó en el crimen, que siem-
pre fue maltratada por su marido y que había quedado en la miseria,
por lo tanto ya había sido suficientemente castigada. Los criminales
fueron ejecutados frente al domicilio de te. víctima, la mujer fue
puesta en libertad.^**

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->