P. 1
Criminologia Luis Rodriguez Manzanera

Criminologia Luis Rodriguez Manzanera

4.4

|Views: 122.220|Likes:
Publicado porya_nina_hassi

More info:

Published by: ya_nina_hassi on Nov 16, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/23/2015

pdf

text

original

Esta materia estudia el acontecer criminal como fenómeno que
se da en la colectividad, tanto en sus causas y factores como en sus
formas, desarrollo, efectos y relaciones con otros hechos y conductas
que se dan en sociedad.
El impulso inicial a la Sociología Criminológica se debe (inde-
pendientemente de la escuela de Lyon) indudablemente a ENRICO
FERW^ quien la considera como "la ciencia de los delitos y de las
penas, renovada por el método experimental, siguiendo las aporta-
ciones de la Antropología y de la Estadística Criminal".^" A partir
de este concepto podemos ver que Ferri ha llegado en realidad a una
Criminología Sociológica.
En su "Sociología del Delito", MrooENDORFF dice que aparente-
mente hay una contradicción, "pues mientras la Sociología investiga
de modo rigurosamente objetivo y racional las condiciones y relacio-

109 ALTAVILLA, ENWOO. Psicología Giudiziaria. Unione Tipográfico-Editrice Torinese.
Torino, Italia, 1955 (dos tomos).
lio ALTAVILLA, ENRIC». La Condotta Anómala. Unione Tipográfico-Editrice Tori-
nese. Torino, Italia, 1960 (dos tomos) .
111 HENTIG, HANS VON. Estudios de Psicología Criminal. Espasa Calpe. S. A., Ma-
drid, España. 1962 (12 tomos).
112 ALTAVILLA, ENRICO. La Dinámica del Delitto. Unione Tipográfico-Editrice To-
rinese. Torino, Italia, 1953 (dos tomos) . Hay edición en español de Editorial Temis-
Bepalma. Buenos Aires, Argentina, 1973.
113 HENTIC, HANS VON. El Delito. Espasa Cajpe. Madrid, España, 1971 (3 tomos).

114 FERRI. Op. cit. (8), p. V.

68

CRIMINOLOGÍA

nes sociales generales desde una atalaya libre de valoraciones, la pa-
labra delito, por el contrario, implica normalmente una valoración,
un juicio de desvalor''.^^'' El puente de unión lo encuentra en la
Criminología, y así: "La Sociología Criminal representa solamente
un pequeño sector en el inmenso campo de trabajo de la Sociología
General, mientras que en el ámbito de la Criminología ocupa una
posición muy importante, por no decir la más importante".^^^
El autor comentado llega a una Sociología Criminológica, como
podemos ver en el siguiente párrafo: "No puede prescindir se a veces
de la ayuda de la Psicología Social y de la Psicología Criminal, a
causa de su estrecha relación con la Sociología Criminal. La Crimino-
logía y la Sociología tienen muchas cosas en común, en primer tér-
mino la actitud básica científica, racional, mientras que en contraste
con esto el Derecho Penal no podría en general todavía compene-
trarse de esta actitud".^"
HÉCTOR SoLÍs QuiROGA dice que "Se llama Sociología porque es-
tudia los hechos sociales, las interacciones humanas, el real aconte-
cer colectivo, y busca su comprensión y su entendimiento mediante
el descubrimiento de su sentido y sus conexiones de sentido. Se ca-
lifica de criminal, porque concreta su estudio a los hechos delictuo-
sos, solo que considerados en su masa o su totalidad".^^®
Actualmente, modernas corrientes criminológicas afirman que el
modelo de investigación criminológico debe ser "completamente so-
cial", ya que, aunque se pudiera suponer a priori la intervención
de factores extrasociales, como los biopsicológicos, estos estarían pro-
fundamente modificados por el contexto social particular en el que
se manifiestan.^^

Entre los temas que son objeto de mayor atención por los espe-
cialistas de esta rama, encontramos:

— El ambiente cósmico-geográfico (geografía y clima).
— La pareja delincuente, el grupo primario (banda o pandilla), el
grupo secundario (las organizaciones criminales), el grupo tercia-
rio (religioso, político), el grupo cuaternario (la muchedumbre,
el Estado).

lis MiWJENDORFF, WoLF. Sociología del Delito. Revista de Occidente. Madrid, Es-

paña, 1961, p. 7.
lie Ibidem, p. 17.
117 Ibidem, p. 21.
118 SoLÍs QüiROGA, HÉCTOR. Introducción a la Sociologia Criminal. Universidad Na-
cional de México, México, 1962, p. 28.
ii« Cfr. TAYLOR, IAN; WALTON, PAUL; YOUNG, JOCK. The New Criminology: For a
Social Theory of Deviance.
Routledge & Kegan Paul. Londres, Inglaterra, 1975.

LA SÍNTESIS CRIMINOLÓGICA

69

— Las variables demográficas.
— La delincuencia urbana y la rural.
— El factor económico, teoría económica de los disturbios.
— El espacio social (barrio, habitación).
— La profesión (empleo, subempleo, desempleo, industrialización, cri-
minalidad de cuello blanco, delincuente profesional).
— Las clases sociales.
— Los grupos étnicos.
— La familia, construcción, formas, desviación.
— Las diversiones.
— La guerra y post-guerra.
— El medio escolar.
— Los medios de difusión.
— La anomalía social.
— Las sub-cul turas.
— La marginalidad y desviación.
— Las regularidades sociales de la delincuencia. (Variedad, similitud,
repetición, oposición, interacción, etc.)

La Sociología se interesó desde su nacimiento por el fenómeno
criminal, pues este es uno de los fenómenos sociales más notables. Y
la Sociología Criminal ha sido una de las ramas más fructíferas de la
Sociología General.

Ahora, la Sociología Criminológica estudia los problemas crimi-
nales y trata de dar explicaciones más completas a la conducta anti-
social, encontrándose temas que son verdaderos modelos o hipótesis
de investigación, como las subculturas criminales, los conflictos cul-
turales, la oportunidad de delinquir, el etiquetamiento^ lá margina-
lización, etc.

La intervención no sólo de sociólogos, sino de otros especialistas
en las ciencias sociales, como economistas, politólogos, administrado-
res, urbanistas, técnicos en comunicación, etc., ha enriquecido de
manera notable la Criminología, a tal grado de principiarse a hablar
de "Administración Criminológica" o, desde luego, de "Política Cri-
minológica".

Es de justicia señalar que, en las funciones de investigación, y
muy principalmente en el campo de la Criminología Clínica, es in-
dispensable la intervención de ese extraordinario y abnegado pro-
fesionista llamado Trabajador Social. Son ellos (y ellas, pues en su
mayoría son mujeres) los que, sin alardes académicos, sin teorías com-
plejas e inútiles, sin pretensiones de verdad absoluta, se acercan a la

70

CRIMINOLOGÍA

dolorosa realidad social y logran triunfos notables en la prevención
y en el tratamiento.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->