Está en la página 1de 29

TRABAJO ETNOGRAFICO A CERCA DEL

“MAJESTUOSO ALTAR DE LA SANTA MUERTE EN PUEBLA”

ELABORADO POR: ALVARO SANCHEZ SANTIAGO

PARA LA MATERIA DE “EPISTEMOLOGIA DE LAS CIENCIAS SOCIALES”

COLEGIO DE ANTROPOLOGIA SOCIAL

FACULATAD DE FILOSOFIA Y LETRAS

1
INTRODUCCION

En la elección del lugar en que se debía de realizar este trabajo etnográfico, se


vino inmediatamente a mi mente aquel altar de la Santa Muerte en el centro
que siempre había llamado mi atención, no solo por el misterio que guarda el
culto a esta imagen y hasta por lo siniestro que en algún momento me pudo
haber parecido, si no también por la fuerza de atracción que tiene hacia con la
gente.

Ya anteriormente había conocido a algunas personas que con fervor adoraban


a la Santa Muerte, habían hablado conmigo algo a cerca de las practicas que
realizaban, de los rosarios que le hacían, todo esto en la colonia Zaragoza, en
donde tiene muchos seguidores; realmente nunca me había interesado el
adentrarme en el conocimiento de este culto, pudiera ser por el simple
desinterés si como por miedo a este siniestro ser. Del culto a la “santísima”,
no pude entender muchas cosas, y debido al desconocimiento de esta practica,
a la imagen maléfica que se le ha dado por factores mediáticos y a todos las
tabús que envuelven a su culto y devoción, me mantuve al margen y
guardando mi distancia hacia con la Muerte y sus seguidores.

A pesar de esto, la incertidumbre que crecía en mi en torno a esta extraña


devoción, ahora podre desvanecerla, ya que, en este trabajo indagare hasta
donde me sea permitido, con la finalidad de comprender de una mejor manera
este suceso, que al parecer esta creciendo y causando el incremento de sus
devotos.

2
PRIMER AVANCE DEL TRABAJO ETNOGRAFICO

LOCALIZACION

Es necesario que aclare donde esta ubicado el altar, hablando en primera


instancia de la ubicación geográfica.

El altar esta sobre la nueve norte, entre las calles doce y catorce poniente;
busque el numero correspondiente al espacio donde esta el altar, pero no lo
encontré, pero esta casi al llegar a la esquina de la catorce poniente.

La zona de la ciudad en la que se ubica el altar es una zona comercial, para ser
especifico la gran mayoría de los comercios, venden artículos esotéricos,
herbolaria, tiendas naturistas, principalmente. Pienso que el altar fue ubicado
estratégicamente en esa zona, ya que, la mayoría de la gente que visita esos
comercios, es gente que tiene creencia en la herbolaria y el esoterismo, por lo
cual, al visitar la zona y al tener este tipo de creencias, tarde o temprano
acabaría entrando al altar.

Entre a uno de los locales que llamo mucho mi atención por la cantidad de
imágenes de la Santa Muerte y otros objetos relacionados con ella que ahí se
vendían.

Al preguntar me entere que los precios de una imagen varían desde los $70
hasta arriba de los $500, esto según el tamaño, color o material con el que
este elaborada. También se venden veladoras, oraciones, amuletos, dijes,
escapularios, medallas. Incienso, todo relacionado con la muerte.

Regresando con el tema del altar la estancia de tiempo que ahí estuve, fue una
referencia para calcular el numero de personas que ahí entran , y en el lapso
de las 11:00 a.m. a la 1:00 p.m. fueron un total de 7. Comento esto porque
después de ir al altar me traslado a una capilla católica ubicada a solo dos
cuadras de distancia. Me refiero a la Capilla de San Ramon Nonato, una capilla
vieja, que según la información del lugar fue construida en 1627. Es un
monumento muy descuidado ya que el deterioro de la fachada y del interior de
la Capilla es notorio.

3
Al llegar a dicha capilla solo se hallaban tres perdonas y después del lapso de
aproximadamente una hora se incorporaron otras tres.

Dentro de la revisión de las personas que visitaron el altar, la mayoría fueron


mujeres, solo un par de hombres entraron a hacer oración.

HISTORIA

He logrado concretar una entrevista mucho mas completa en cuanto a


información se refiere con

Con lo referente a la historia del lugar, fue reducida la información a la que


pude tener acceso. Gracias a la información que pude obtener por me dio de
un vendedor de uno de los comercios esotéricos cercanos al altar, supe que
este lleva aproximadamente dos años y medio fungiendo como tal. Me explico
que hace algunos años el espacio donde actualmente esta el altar formaba
parte de una tienda esotérica, actualmente esa tienda sigua ahí a un lado del
altar, pero anteriormente ambos espacios formaban uno solo mas grande, el
nombre de la tienda esotérica sigue siendo el mismo desde que se dividió para
dar lugar al altar, “esotéricos Michelle”. No pude esclarecer si los dueños de la
tienda esotéricas son los mismos del altar, debido a que ambos espacios se
encuentran unidos, pero por lo menos deduje que existía alguna clase de
parentesco entre ellos debido a que podían pasar de un local a otro sin requerir
el permiso para hacerlo por parte de el o los encargados en turnos de cada
lugar.

Tuve en una ocasión, una brevísima platica con el personaje que se encarga
de dirigir los rosarios cada día quince y treinta del mes, me acerque a el
terminando el rosario correspondiente del treinta de septiembre, preguntándole
desde hace cuanto tiempo vienen haciendo los rosarios, a lo que
cortantemente me respondió que desde que se abrió el local, hace dos años y
medio aproximadamente, corroborando así la información que había recibido
anteriormente. Luego el me cuestiono acerca de mi creencia en la Santa
Muerte, a lo que yo conteste haciéndome pasar por un fiel mas de esta, pero
que no conocía el altar.

4
No pude deducir cuanto tiempo llevaba existiendo el local esotérico que cedió
la mitad de su espacio para la creación del altar, ya que al hacer esta pregunta
a diferentes encargados de locales aledaños, siempre recibí una respuesta
diferente y algunas veces bastante distante una de otra, algunos me decían
que llevaba diez años, otros me decían que cinco y así variaba de un total de
cinco respuestas.

El motivo por el cual no me dirigí para obtener este tipo de información con los
encargados del altar, fue por que los pocos contactos que tuve con ellos se
limitaron a asuntos rituales, por así decirlo, y no he encontrado la oportunidad
de acercarme para obtener la información que necesito acerca de la historia de
este lugar, pero me han sido de ayuda para la aclaración de otras dudas.

5
ESPACIOS DEL LUGAR

Tal vez se me dificulte de cierta manera la explicación de los espacios en que


se divide el lugar, debido a que no tuve la oportunidad de tener acceso a todos.

El lugar se divide en tres espacios, el primero y más grande, es el punto mas


importante y donde se concentra mayor numero de actividades, es un espacio
casi cuadrado, - aclarare que definitivamente no tuve oportunidad de medir con
exactitud las dimensiones del altar – se encuentra en la entrada al altar. En el
hay una pequeña banca de madera en la que por mucho caben tres personas
de complexión delgada y dos robustas, justo a la entrada.

En el lado derecho de la habitación hay un estante metálico que funciona para


que los creyentes depositen ahí sus veladoras encendidas, a si que, por lo
regular, tal estante reboza de veladoras de todos colores, siguiendo adelante,
del mismo lado derecho, siguen una tercia de repisas donde hay numerosas
estatuillas de la santa muerte cada una de un color diferente negras, rojas,
azules, multicolores, doradas, plateadas, etc, y generalmente no exceden los
6
cincuenta centímetros, todas ellas están ahí para la venta al publico. Después,
al seguir adelante, asolo unos pasos se encuentra una gran cortina, que esta
ahí a manera de pared, divide este espacio con otro que esta contiguo y del
cual desconozco totalmente ya que solo entran ahí los encargados. La cortina
es cambiada por temporadas y tiene los colores representativos de estas, por
el momento las cortinas son verde blanco y rojo, estando así en sintonía con
las decoraciones alusivas a las fiestas patrias que están colocadas en el techo
del altar. Aquí llegamos al punto mas importante, el altar, esta justo enfrente de
la entrada y tratare de describirlo de la mejor manera.

Justo al centro se encuentra una urna de cristal cerrada con candado y la que
abren exclusivamente en los dos rosarios que se hacen por mes; dentro hay
una imagen de la Santa Muerte, al parecer de madera, aunque también podría
perecer piedra tallada, la imagen mide la rededor de dos metros de altura y
esta ataviada con una túnica café y una capa verde, en la cabeza tiene una
corona, en una mano tiene una guadaña y en la otra tiene un mundo, la parte
de abajo, lo que comprende de las rodillas hacia abajo, esta recubierta con

7
billetes de un dólar y en la base hay numerosos agradecimientos, dinero en
efectivo, chocolates y pequeños ramos de flores.

Ahora describiré la parte del altar del lado derecho y luego el izquierdo de la
urna. Cada lado se compone de cinco niveles, en los dos primeros de cada
lado, hay flores, la mayoría son arreglos decorados, o simples ramos con
girasoles y rosas principalmente. En el tercer nivel del lado izquierdo, hay
botellas de brandy, whiskey, tequila y ron, lo hay desde los más caros como
Buchanan´s 21 años o Terry a alcoholes de marcas mas baratas. En el mismo
tercer nivel, pero del lado derecho, hay dulces y chocolates. En el cuarto nivel,
en ambos lados, hay una cava donde hay mas botellas con alcohol de todo
tipo. El quinto nivel esta a la altura del suelo, y en el hay canastos con
manzanas rojas y amarillas. Ahí mismo, en el suelo, alineada justamente con la
urna, hay una capsula subterránea, con una ventana de vidrio sellada con un
gran candado, donde reposa una estatua de la santa muerte que esta acostada
y mide aproximadamente entre treinta y cuarenta centímetros, al parecer es de
oro puro y alrededor de ella hay billetes de todas denominaciones, desde
cincuenta hasta mil pesos. Cerca de esta capsula, hay una bandeja de vidrio,

8
que mas bien tiene el aspecto de una pecera, en ella hay agua, no se si sea
agua común y corriente o agua bendita, pero esta llena a tres cuartas partes de
su capacidad, y hay también en ella dinero, mas monedas que billetes.
Después explicare el uso de este elemento. Aclarare, una vez mas, que el altar
queda de frente a la entrada y a sus espaldas esta la cortina que sirve de pared
y separación al cuarto contiguo.

Es hora de analizar el lado izquierdo de la habitación. De este lado solo hay


mercancía a la venta relacionada con la Santa Muerte, tales como
escapularios, pulseras de tela, dijes, oraciones, estampillas, cuadros e
imágenes pequeñas, amuletos, lociones, veladoras, etc. También hay un
umbral que conecta con otra habitación, así como una ventanilla que da a la
misma pero en esa parte de lleva a cabo la venta de mercancía y el
intercambio de efectivo.

Otro de los espacios que hay es una especie de pasillo, yo lo tome como
habitación, ya que ahí se encuentran la mayor parte del tiempo los encargados;
no pude entrar en este espacio, pero en una ocasión me pare justo en el

9
umbral que conecta el “cuarto del altar” y la “habitación de los encargados”, lo
único que pude ver fue un televisor pequeño, unas sillas de madera, varias
mesas donde había oraciones y papeleo, así como variada mercancía de la
que comercian. Esta habitación es de la mitad del tamaño del cuarto del altar y
estoy casi seguro de que hay alguna puerta que conecta con uno de los locales
de junto, el que en la historia mencione que se llama “esotéricos Michelle” y
digo supongo por que nunca la vi, pero estoy seguro de haber visto que una
mujer acceso por el local esotérico y apareció en la habitación de los
encargados sin que haya salido nunca del otro local, y esto solo se puede
explicar con la existencia de una puerta que conecte ambos lugares.

Hay un tercer espacio dentro de este lugar, del cual desconozco totalmente su
interior. Se que esta detrás de la cortina que se encuentra a espaldas del altar,
ya que dicha cortina deja descubierta cierta parte del techo, el cual se prolongo
todavía mas hacia atrás; tal vez ahí este el sanitario o probablemente sea una
bodega. Averiguare que hay en este espacio.

TIEMPOS DEL LUGAR

El lugar tiene un horario especifico de lunes a sábado, pero esto no quiere decir
que exacto. Se abre alrededor de las nueve de la mañana y se cierra
aproximadamente a las ocho o nueve de la noche, los domingos es muy
diferente, la hora de apertura es la habitual, pero el cierre puede ser muy
variado, un domingo pase alrededor de las cinco de la tarde y me dijeron que
ya iban a cerrar, y en el siguiente domingo pase a las cuatro y ya estaba
cerrado.

En días ordinarios, las actividades se limitan a ventas de artículos de la Santa


Muerte y a limpias llevadas a cabo por un personaje del que hablare en el
siguiente punto. Pero en general solo se hacían esas actividades, siendo la
visita de fieles a la realización de limpias o simplemente a orar por unos
minutos, lo mas común que se puede ver en este lugar.

Los días quince y treinta de cada mes se realizan rosarios, en punto de las seis
de la tarde, en estos días se cierra la calle (la nueve norte, entre doce y catorce

10
poniente) durante casi dos horas, para llevar a cabo el rosario, al que acuden
aproximadamente trescientas personas.

El veintiocho de Octubre de cada año, se realiza un rosario especial, ya que es


el día en que se celebra la fiesta principal de la Santa Muerte, tengo entendido
que se monta una gigantesca ofrenda y la gente se queda en vela toda la
madrugada hasta el día veintinueve. Desconozco aun como sea la actividad
ese día, pero ese veintiocho de Octubre que ya esta muy próximo, iré a
observar en que consiste la celebración. Esa información la obtuve por las
indicaciones se dieron en el ultimo rosario al que fui.

11
SEGUNDO AVANCE DEL TRABAJO ETNOGRAFICO

Antes de iniciar con los siguientes aspectos a cubrir, me gustaría complementar


algunos datos que en la anterior entrega fueron escasos, para ser especifico,
en lo referente a la historia del altar.

Pude concertar una entrevista con Víctor Miguel Sánchez, guardián del altar, y
encargado de dirigir los rosarios. El esclareció varias dudas que tenia con lo
referente a la historia del altar, y también desmintió las temporalidades que en
los locales aledaños le dan al altar.

En primer lugar pude establecer con toda claridad y certeza que el altar es
puesto hace dos años con seis meses, el cinco de abril del año dos mil ocho
para ser especifico; es montado como una promesa, - “un agradecimiento a la
niña blanca por habernos levantado” – comenta. La historia a la que refiere es
que el es creyente de tercera generación, sus abuelos fueron los que inician
con la veneración a la Santa Muerte en su familia. Su padre, el señor Miguel
Sánchez, de quien hablare con mas detalle en el siguiente apartado, abre un
negocio en el que se comercializaba artículos de herbolaria, suplementos
alimenticios, y objetos relacionados con la adoración a la Santa Muerte, tales
como amuletos, imágenes, collares, veladoras y demás artilugios. La familia
pasaba por un mal momento económico y no podía seguir con la manutención
del local, así que le piden a la Santa Muerte y Dios, que les apoyen para que
no cierre el local, prometiéndole a la primera la colocación de un altar en el cual
seria venerada. Y tal como ellos esperaban, el negocio volvió a levantar, hoy en
día “Esotéricos San Michel” lleva poco mas de veinticinco años, - “para nuestra
fortuna, el local de junto se vacio poco después de que le hiciéramos la
plegaria a la niña y fue ahí donde decidimos montar este majestuosos altar” –
comenta; con este dato confirmo lo que anteriormente había supuesto a cerca
de que el altar y “Esotéricos San Michel” se encuentran unidos y no solo en el
aspecto físico, si no también en el significado que ambos lugares guardan.

De esta manera, nace el altar que lleva como nombre “Majestuoso altar de la
Santa Muerte en Puebla”, Víctor miguel refiere que jamás imaginaron que el
altar sobrepasaría el grado de devoción que ellos en un inicio pensaron que
llegaría a tener – “sobre todo por lo arraigado de la cultura poblana en torno a

12
la religión” – argumenta – “la gente se ha ido quitando los estigmas y tabús que
giran en torno a la Santa Muerte, lo cual ha permitido su acercamiento con
ella”. Del mismo modo afirma que la población que se acerca al altar ya es muy
variada – “ya se pueden ver (en el altar) amas de casa, obreros, profesionistas
y no solo la imagen del delincuente, la prostituta y el narcotraficante que con
las que tanto se ha estigmatizado este culto”

ACTORES SOCIALES

Para la descripción de este apartado realizare dos categorizaciones, las de las


personas que pertenecen al lugar o propietarios del altar y la de los visitantes o
fieles y creyentes.

De los propietarios: la familia Sánchez se a encargado de llevar a cabo las


actividades que conciernen al altar, y no solo por ser los dueños de esta, si no
por la gran fe que le tienen a su niña blanca.

Miguel Sánchez a quien en la siguiente imagen vemos sosteniendo un balde


con agua en uno de los rosarios, es la cabeza principal del altar, aunque no
sostiene ahora el titulo de “guardián del altar”, es la figura mas representativa y
mas conocida entre los fieles, también se encarga de realizar las limpias a
todos aquellos que en días ordinarios entran al altar.

13
En los rosarios, delega responsabilidades a sus empleados y colaboradores y
pone cierto orden al decir por medio de un micrófono indicaciones que van
desarrollándose a lo largo de este.

El siguiente personaje en la escala jerárquica es, a mi parecer, Víctor Miguel


Sánchez, hijo de don Miguel. Actualmente es el guardián del altar y a la vez
dirige los rosarios que se festejan en nombre de la niña. En dos ocasiones me
he acercado con el para preguntar a cerca de la existencia del altar y en ambas
recibí un trato muy amable.

La señora Zarate, esposa de don Miguel, y sus dos hijas, son las encargadas
de la decoración del altar así como de la venta de los artículos que se venden
tanto en el altar como en el centro esotérico San Michel; también las he visto
distribuir por el altar las ofrendas de manzanas, alcohol y flores que los
creyentes le llevan a la Santa. No pude tener acercamiento con ellas más que
para preguntar sobre algunos precios.

En los rosarios he visto participar a al menos cuatro personajes mas,


desconozco si son familiares de la familia Sánchez Zarate, pero intervienen en
el proceso ritual, al rociar a las personas con alcohol, lociones e incienso. En
las siguientes imágenes aparece Víctor Sánchez y dos de los personajes que
apoyan en el rosario.

A la derecha, de camisa blanca y con micrófono en mano, Víctor Sánchez

14
El hombre con el ramo en la mano rocía con agua (especial) a los que entran al altar

A la izquierda, un colaborador que rocía con loción e incienso a los files que salen del
altar, a la derecha la hija de don Miguel limpiando el piso.

15
De los fieles y creyentes: la cantidad de personas que visitan el altar es muy
elevada, por lo tanto es imposible hacer un registro exacto de todas y cada una
de las personas que los visitan, ya sea en los días ordinarios o en los rosarios.

Es muy diversa la población que le rinde culto a la niña en este altar, acuden
tanto señoras, jóvenes, familias enteras, parejas, etc. Algo que comento Víctor
Sánchez durante la entrevista que mantuve con el y que resulto ser muy cierto
es que “la gente que tiene mayor presencia en el culto a la Santa Muerte es
gente mayor”. Adultos de mas de cincuenta años frecuentemente son mas
vistos en el altar.

Hay una importante distinción que si se puede hacer con la parte de la


población que asiste a este recinto, la clase social. La gran mayoría pertenece
a un extracto de la clase baja y media baja, esto lo explico por que ven en la
Santa Muerte a un santo que es justo y no distingue de entre buenos y malos
no de entre ricos y pobres.

Es muy diversa la población que le rinde culto a la niña en este altar, acuden tanto
señoras, jóvenes, familias enteras, parejas.

16
El altar recibe al día un promedio de entre trescientos y cuatrocientos
visitantes, que se congregan a lo largo del día, unos acuden por instantes
demasiado cortos, solo se persinan y se retiran, otros acuden a realizarse
limpias o simplemente a rezarle a la niña. En el aniversario que se realizo el
quince de Abril de este año se aproxima una asistencia de casi seis mil
personas, este sato lo constate con Víctor después de que un propietario de un
local cercano me hizo mención del dato.

El señor José Luis Romero, quien es creyente desde hace año y medio, me
comenta no se pierde de ningún rosario y que debe su devoción a que su
“flaquita”, como llama a la Santa Muerte, le ayudo a conseguir empleo y a
solucionar problemas familiares; en su familia solo el es creyente.

Por otro lado la señorita Gabriela es creyente desde hace dos años y de igual
manera acude a todos los rosarios, ella menciona que se volvió devota por que
la santa le cumplió un favor y en su familia su madre y ella son creyentes.

Debo aclara que estas dos personas que me permitieron preguntarles a cerca
de su creencia son de veintinueve y veintidós años respectivamente, intente
acercarme a un par de señoras mayores pero se negaron a responder a mis
preguntas.

17
Un grupo de señoras que presencian el rosario

“la gente que tiene mayor presencia en el culto a la Santa Muerte es gente mayor”

18
PRACTICAS SOCIALES

Hare una división respecto al tipo de practicas que pude rastrear; una se refiere
a las practicas dirigidas de lo propietarios hacia los creyentes, otra de los
creyentes al altar y por ultimo de los propietarios al altar.

De los propietarios hacia los creyentes: en esta categoría se abarcan las


siguientes actividades, cada una con un grado de significación y complejidad
muy diferentes.

El rosario: ya se ha mencionado que los rosarios se llevan a cabo los


primeros y los treinta de cada mes. Dan comienzo a las seis de la tarde,
pero casi nunca comienzan a esta hora, debido a que antes de iniciar el
rosario todos los asistentes forman una larga fila para pasar al altar y ver
de cerca a la niña haciéndole alguna alabanza así como para recibir el
agua que les es rociada, y el alcohol que se les es puesto en el cuello y
regado en la cabeza, al salir son rociados con “loción de las siete iglesias”
e incienso. Una vez que pasan todos los asistentes da comienzo el rosario
que es muy similar en la estructura de los rosarios tradicionales. Se rezan
padres nuestros y aves marías, se hace una letanía, se pide por la
liberación de los presos, por el alivio de los enfermos y por el bienestar de
todos aquellos que creen en la Santa Muerte, hay un momento en el
rosario en el que se le pide a la Santa Muerte que se haga presente y
entonces, se pide que todos, en un acto de infinita fe, eleven al cielo todos
los accesorios que porten y que tengan que ver con la Santa Muerte,
entonces todos los asistentes levantan sus imágenes, cuadros, medallas,
escapularios y demás artículos relacionados con la santísima. Luego se
hace un acto al que llaman “cadena de fe”, en el que todos se toman de las
manos y agachan la cabeza mientras dos personas que están al lado de la
urna donde esta la estatua de la Santa Muerte toman a esta de cada mano
y así todos los asistentes, tomados de la mano, tienen un acercamiento con
ella. Mientas se hace esta cadena, algunos de los asistentes,
voluntariamente pasan a dar su testimonio personal de favores que su niña
les ha cumplido. El rosario finaliza con una oración en agradecimiento a la
Santa Muerte.

19
Antes de iniciar el rosario todos los asistentes forman una larga fila para pasar al altar
y ver de cerca a la niña

20
En un acto de infinita fe, todos los asistentes levantan sus imágenes, cuadros,
medallas, escapularios y demás artículos relacionados con la santísima

Las limpias. Esta tipo de práctica se realiza a diario y con datos puramente
empíricos la podre explicar. En alguna de las ocasiones que fui a observar
lo que ocurría en el altar, el señor Miguel (que en ese instante desconocía
quien era y que papel jugaba en el altar) me llamo junto con mi esposa, que
en ese momento me acompañaba, fuimos a la parte que anteriormente
llame el umbral que conecta el “cuarto del altar” y la “habitación de los
encargados”, que por cierto a esta última le cambiare el nombre y la
connotación, debido a que pude cerciorarme de que no era una habitación
si no un pasillo que conecta al altar con la el centro esotérico san Michel;
regresando a la descripción, nos colocamos enfrente de el y nos pregunto
si éramos los dos creyentes y si éramos casados a lo que ambos
asentimos con la cabeza. Después hizo todo el siguiente ritual:- “Hermanos
junten sus manos y repitan conmigo: Oh Santísima Muerte, el día de hoy
venimos a ti, a tu sagrado aposento a pedirte por nosotros invocando tu
presencia, pidiéndote que entres en nuestras almas para que nos guíes e
ilumines en todos nuestros pensamientos”- Mientras decía esto y otros
frases que con sinceridad ya no recuerdo, aplicaba en nuestros cuerpos
toda clase de lociones y brebajes misteriosos que tenia a la mano. Nos
vacio lo que supuse (y después corrobore) que era el contenido de una
botella de tequila en las manos y pidió que nos las frotáramos mutuamente,
acto seguido deberíamos percinarnos uno al otro y darnos un abrazo.

21
Después repetimos otro discurso que mas que nada era para pedir perdón
y decir una especie de penitencia. Nos dijo que fuéramos enfrente de la
urna dándonos un par de hojas enmicadas que tenían impresas unas
oraciones que deberíamos rezar seguidas de tres padres nuestros y tres
aves marías. Mi esposa y yo nos dirigimos enfrente de la urna y fingimos
rezar; a los cinco minutos aproximadamente regresamos con do Miguel
quien nuevamente nos hizo repetir una serie de palabrerías redundando
con lo mismo que había dicho momentos antes. Esta vez nos dijo que
presentáramos una ofrenda de dinero a la Santa Muerte diciéndonos que
era con la finalidad de la multiplicación de este dinero. Yo saque de mi
bolsillo una moneda de cinco pesos, lo cual me pude percatar no agrado
mucho a don Miguel, aunque momentos antes nos había dicho que no
importaba la suma de dinero que fuera ya que solo era representativo. Dio
una especie de bendición a la moneda regándola con un chorro de tequila y
nos pidió nuevamente que realizáramos una limpia mutuamente con la
moneda mojada de tequila, así lo hicimos y después nos pidió que
depositáramos la moneda en un pequeño recipiente que contenía mas
monedas e incluso billetes y que esta ubicado enfrente de la urna.
Regresamos con el y ahora nos dio una veladora de color rojo, hizo una
oración que nos hizo repetir con el, luego volvimos a realizar la misma
limpia que habías hecho con la moneda pero en esta ocasión con la
veladora. Al finalizar, nos pidió ir a realizar una petición a la Santa Muerte,
fuimos nuevamente ante la imagen y ahí estuvimos por unos minutos.
Debo mencionar que durante las dos ocasiones que fuimos a rezarle a la
imagen, el señor Miguel llamo a dos personas respectivamente para
realizarles el mismo acto que a nosotros. Regresamos con el y nos invito a
pasar a pagar los treinta pesos que correspondían a la veladora.
Esta fue mi experiencia con las limpias, en realidad en ese momento
estaba molesto ya que pensaba que todo era un negocio. Existen aparte
otro tipo de limpias, con cigarros, con lociones y alcohol, y todas son para
obtener diferentes tipos de resultados.

22
La venta de mercancías: la comercialización de toda clase de objetos
ligados al culto de la Santa Muerte es el último tipo de actividad que incluyo
dentro de esta categoría. Al igual que las limpias, la venta de estos
accesorios es tarea de todos los días, ya que un gran porcentaje de los
creyentes que visitan al altar terminan adquiriendo algún objeto que les
sirva para complementar su devoción. Entre los objetos con mas
distribución se encuentran imágenes, estampas, collares, dijes, oraciones y
revistas. Las personas que se encargan de llevar a cabo la venta y la
atención de los clientes son la esposa de don Miguel y sus hijas.

Entre los objetos con mas distribución se encuentran imágenes, estampas, collares,
dijes, oraciones y revistas.

De los creyentes hacia el altar: aquí se mencionan las prácticas que relacionan
a los fieles con el altar que son las ofrendas y los regalos que estos le llevan.

Las ofrendas las realizan tanto en los días ordinarios como en los rosarios y
regularmente le llevan a la niña todos aquellos artículos que no pueden faltar

23
en el altar como son dulces, manzanas, tequila y flores, también hay quien deja
dinero en forma de ofrenda.

Víctor me explico de manera muy breve lo que simboliza y representa cada uno
de los componentes que son ofrendados al altar: “Todos Dulces que nos traen
al altar es para que tengan felicidad en su casa, es para endulzar el alma; las
manzanas son para la abundancia; el tequila se ocupa para poner en bálsamos
y untarlo en el cuerpo. Tequila brandy, whiskey y coñac y eso se regala en
cada rosario. Los cigarros que traen se ponen en un platito y se fuman solitos
(este acto es parte de la limpias)”.

En los rosarios lo que mas se le ofrenda a la Santa Muerte en su altar son


flores; hay quien deja pequeños ramos y quien invierte mas, llevándole arreglos
muy bien confeccionados.

Los regalos son llevados como muestra de agradecimiento ante un favor


cumplido o simplemente por el gusto de obsequiarle algo representativo a la
niña. El tipo de regalos puede ser muy variado, hay algunas señoras, por
ejemplo, que se organizan para tejer la capa de la Santísima Muerte, la cual se
la cambian cada mes.

Existen otros casos, en los que las personas con más posibilidades, hacen
alguna donación en los rosarios, ya sean cuadros, imágenes de tamaño grande
o incluso hasta tatuajes, para que al final de este, sea rifado entre los
asistentes.

Estas prácticas son muestra de fe y gratitud de los devotos para con su


Santísima Muerte.

De los propietarios hacia el altar. En este tipo de actividades, entran todas


aquellas que realizan los propietarios en este sagrado recinto, o sea todos los
miembros de la familia Sánchez Zarate.:

Mantenimiento de espacio: este aspecto tiene que ver con dos


actividades, la limpieza y la decoración del altar.

24
Diario se ve a alguna de las hijas de Don Miguel barriendo o trapeando
el piso, limpiando el vidrio de la urna, recogiendo todos aquellos ramos
de flores que ya están marchitos , todo esto para dar una imagen de
pulcritud al altar para todo el publico que lo visite, sean creyentes o no.
Ellas mismas se encargan de la distribución de todas las ofrendas que
son llevadas los creyentes, las manzanas, dulces, alcohol, etc.
En fechas especiales, decoran el lugar con motivos alusivos a la fecha,
generalmente cambian los colores de la gran cortina trasera y de la capa
de la Santa Muerte.
Venta de mercancías: De igual manera son las hijas y la esposa de don
Miguel las que se encargan de la venta de los artículos de uso ritual.
Esta actividad se limita al intercambio de mercancía por efectivo.
Algo que llama mucho la atención, es el hecho de que las mujeres no
desempeñan actividades de mayor importancia de todas las que se
desarrollan, por ejemplo, nunca vi a la señora Zarate ni a ninguna de sus
hijas dirigir los rosarios, ni mucho menos realizando limpias, esto solo le
corresponde y le es conferido a don Miguel y a su hijo Víctor. Al igual
que la religión católica, las mujeres ostentan actividades inferiores y un
cargo menor en la escala jerárquica.

SIGNIFICACIONES

Es Necesario categorizar, como lo he venido haciendo, para analizar los


significados que el altar tiene para los propietarios y para los creyentes.

Los propietarios, según la historia del altar, este fue colocado como una
promesa, un agradecimiento, por lo cual debe mantenerse, o de lo contrario,
seria como fallarle a la niña.

Aunque en una parte de la entrevista Víctor mencionaba que “el altar no busca
un bien económico, ya que solo se instalo como un agradecimiento”. En
ocasiones podría parecer que existe una finalidad lucrativa, ya que no se
esclarece en que se gasta todo el dinero que entra con las limosnas, que son
muy cuantiosas, ni con todas las ofrendas monetarias que realizan los devotos

25
a la Santa Muerte. Pienso que de alguna forma el altar les permite tener un
ingreso extra, además del que el del Centro Esotérico San Michel les pueda
dejar.

Esto no significa que el altar deje de representar para ellos una acto de fe
inmensa, ya que la colocación de un espacio de este tipo, conlleva un sin
numero de responsabilidades, al as que atienden y desarrollan de la mejor
manera.

Los propietarios depositan en el altar una gran parte de su tiempo, por lo que
inevitablemente, se ha convertido para ellos en una forma de vida, un rasgo
mas en su rutina y una forma de adorar a la Santa Muerte que va mas allá que
el resto de los creyentes.

Los fieles y creyentes: para este grupo, creciente grupo, el altar tiene una
importancia trascendental en sus vidas, es el lugar donde tienen un
acercamiento profundo con su florecita, con su niña blanca; el altar representa
para todos ellos el espacio donde pueden comunicarse y percibir al ser que con
tanta devoción veneran, sin que sean objeto de prejuicios, intimidaciones y
burlas a los que se han acostumbrado los creyentes a este peculiar culto, ya
que todavía esta latente en la sociedad, y sobre en una sociedad tan
conservadora como la poblana, el prejuicio, la superstición, de que la Santa
Muerte esta relacionada en su totalidad con la santería y por tal motivo solo
recurren a ella personas mal intencionadas, brujos, e incluso la obscura
presencia del narcotráfico y la delincuencia.

Ya en líneas anteriores argumentaba la capacidad “justiciera” que tiene la


Santa Muerte, y me gustaría retomarlo. Los creyentes a este culto, he llegado a
la deducción a través de los testimonios, ven a su santa niña como un ser
bondadoso, que juzga a todos por igual, e incluso intercede ante los pobres,
“ella le pasa la cuenta a todos, no respeta diferencias, ni los ricos, ni nosotros
los pobres se salvan de ella, es una niña muy justa”- comenta doña Soledad,
una señora que argumenta que desde niña, sus padres le inculcaren la fe a
este culto.

26
A pesar de que la sociedad poblana, como ya he mencionado, es sumamente
apagada al catolicismo y tiende al conservadurismo, ha tenido cierto avance en
la tolerancia hacia otros cultos, “el culto a la Santa Muerte ha tenido un boom,
debido a que la sociedad se ha abierto mas de mente” – comenta Víctor – “ha
crecido la tolerancia y el respeto entre nosotros”. Tanto los creyentes como los
propietarios, ven a este culto como cualquier otro, y solo piden que su ideología
sea respetada.

Con la creciente demanda y acercamiento que la población ha ido teniendo con


el culto a la muerte, le pregunte a Víctor si existiría la posibilidad de trasladar el
altar a un lugar mas amplio a lo que me contesto –“el altar aquí se queda, ya
que es parte de la esencia, la misma gente se acerca e incluso hasta le tiene
cariño (al altar)” a lo que se puede complementar que este espacio es gran
parte de su fe, de su devoción a la Santísima Muerte.

“el culto a la Santa Muerte ha tenido un boom, debido a que la sociedad se ha abierto
mas de mente”

27
28
29

Intereses relacionados