P. 1
Vivir en Comunidad

Vivir en Comunidad

|Views: 985|Likes:
Publicado porRicardo Ibarra

More info:

Published by: Ricardo Ibarra on Nov 15, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPTX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/23/2013

pdf

text

original

Vivir en Comunidad

Muchas veces en nuestra vida diaria nos creemos autosuficientes. Nos da un ataque de ´egoµ y pensamos que todo lo podemos hacer solos y que no necesitamos la mano del que tenemos a nuestro lado. Sin embargo, esos momentos no suelen ser muy largos. Pronto caemos en cuenta, de que necesitamos a nuestra gente. Echas de menos esa mano amiga, ese apoyo y confianza y ese cariño auténtico, que sólo llega de las personas que te quieren de verdad. Sería bueno recordarnos de vez en cuando, que vivimos en comunidad, que todos somos una familia, y que es viviendo juntos, por los demás, como podremos vivir de verdad el Evangelio que Jesús nos enseñó. ´Nadie puede tener amor más grande que dar la vida por sus amigosµ Jn 15, 13

en Galilea y en Judea. e incluso la entrega de las riquezas y el abandono de la familia. El principio del Reino de Dios respondía a la necesidad de una nueva y más perfecta sociedad. sino tuvieron un profundo trasfondo político.C. . Jesús plantea el poder desde la propia base promoviendo la creación de una comunidad organizada en función de relaciones de hermandad y solidaridad. los que Jesús cuestionó planteando la buena práctica de vida como un designio de Dios. cuyos elementos básicos se plasman en los evangelios y en el libro de los Hechos. su teología-ideología pretendía deslegitimar el dominio que a través de la Ley se ejercía mediante los deberes religiosos. y contrario a una organización vertical y rígida. lo cual supone el rompimiento con la sociedad y el orden vigente. constituye una de las expresiones básicas del movimiento popular que convulsionó la región de Palestina durante la ocupación romana. libre de la dominación de los religiosos judíos (los maestros fariseos) que ejercían el control social a partir del templo y de sus prácticas como instrumentos de opresión del pueblo.La iglesia de Jesús y las primeras comunidades cristianas. El movimiento socio-religioso iniciado por Jesús de Nazareth alrededor del año 30 d. La nueva teología de Jesús y los aspectos religiosos que le son inherentes no se reducen al campo propiamente espiritual.

Vendían bienes y posesiones y las repartían según la necesidad de cada uno. compartían la comida con alegría y sencillez de corazónµ.42-47) . ´Se reunían frecuentemente para escuchar la enseñanza de los Apóstoles y participar en la vida común. en sus casas partían el pan. (Hch 2. Los creyentes estaban todos unidos y tenían todo en común. en la fracción del pan y en la oraciones.Las primeras comunidades cristianas. Acudían asiduamente al Templo.

si no lo conozco plenamente. . no puedo saber qué comparto con alguien en común. porque toda vida creada por Dios existe en un orden comunitario y tiende hacia comunidad. No podemos sino vivir en comunidad.¿Por qué comunidad? Comunión (Amistad) = Compartir en común.

Si el hombre pone su fe en la bondad humana. mientras que es Dios quien se revela como poder vivificante y creador de la vida comunitaria. y manos que tocan lo que no es tangible. Tener fe nos da la fuerza para seguir en este camino. impulsos posesivos. No podemos sino vivir en comunidad. La fe nos hace percibir lo esencial y eterno. quiere decir. Pero si tenemos fe.Nuestro fundamento es la Fe La fuente de toda vida es Dios y nuestra vida en comunidad esta cimentada y construida por Él. La única fuerza capaz de crear verdadera comunidad es la fe en el último misterio del bien. que dificultan la comunidad. la fe en Dios. deseos de satisfacción física o sentimental. o en la fuerza de la ley. ya no juzgaremos a la gente según normas sociales o sus debilidades. . sabemos que son insignificantes frente al poder de Dios y de su amor. Dios es más fuerte que todas estas realidades. fracasará al enfrentarse al mal. ambiciones de tener influencia sobre los demás y de ganar privilegios). pero está siempre presente en todas partes. Si tenemos fe. (Arranques emocionales. pasiones violentas o sutiles susceptibilidades. Nos da ojos que ven lo que no es visible. Tener fe significa recibir a Dios mismo. ya que sólo en la práctica se evidencia hasta qué punto el hombre irredento es incapaz de tal vida.

profetas y los primeros cristianos (hombres y mujeres). porque nos empuja el mismo Espíritu que desde antaño ha llevado una vez tras otra a la vida en común. demostraron la realidad de una vida inspirada por el amor y arraigada en la fe. pasa a constituir la nueva comunidad de Salvación. Nosotros confesamos a Cristo. es el que. de relaciones fraternales y de testimonio de amor. el Jesús de la historia. derramado sobre la comunidad. Por ende. que rescata a Jesús de la muerte. tal como fue proclamado por sus apóstoles y practicado por sus discípulos. y el origen de la Iglesia. la origina como comunidad de salvación. Cuando el Espíritu del Padre. Así descubrimos que la comunidad. pues ´En eso conocerán que sois mis discípulos: si os amáis los unos a los otrosµ (Jn 13.Comunidad en la historia de la iglesia Desde hace siglos. somos hermanos y hermanas de todos aquellos que a través del largo curso de la historia se juntaron para vivir en comunidad. Cada comunidad cristiana ha de configurarse como comunidad de fe. fundamentada en la persona de Jesucristo y animada por el Espíritu Santo. y con él todo su evangelio. de culto y oración. llenándole de la vida divina. .35) No podemos sino vivir en comunidad.

9 13. seremos receptivos para aquél que es eterno. Cuando este centro arde hasta consumirse en el sacrificio. El Espíritu intensifica nuestras fuerzas e inflama el alma de la comunidad ³ su propio centro. su resplandor será visible a lo lejos. No podemos sino vivir en comunidad. El Espíritu nos impele a ir al encuentro de los hombres y regocijarnos en vivir y trabajar unos para otros. expulsó demonios de almas atormentadas. Cor 8 4. Todo afán de crear una comunidad artificialmente termina en caricatura sin vida. Sólo cuando nos hayamos vaciado de nosotros mismos. dotó a sus itinerantes discípulos con la experiencia y el entusiasmo de su Espíritu.Vivir en comunidad es vivir en el Santo Espíritu La comunidad en la iglesia primitiva. resucitó a los muertos. | . ya que el jubiloso espíritu de amor a los demás nos empuja a extenderles la mano con el anhelo de ligarnos a ellos para siempre. se dedicó tanto a las necesidades corporales como espirituales de la gente. sólo entonces el Espíritu podrá crear entre nosotros la misma vida que fundó entre los primeros Cristianos. nacieron hijos del Espíritu. Al morir. La vida en comunidad no es posible si no es en este Espíritu que abarca todos los aspectos de la existencia. Al resucitar Jesús. y trajo su mensaje de alegría a los más menesterosos. Jesucristo trajo vida: sanó a cuerpos enfermos. si las comunidades desaparecieron la iglesia que las crea siguió permaneciendo. y les otorgó el poder de continuar su vida comunitaria. (Rm 15 26-27.

que también podemos identificar en la muerte del otoño e invierno sigue el florecimiento de la primavera y el frutar del verano. . que también ocurre una sola vez. al ´resurgirµ del agua. El agua que a diario nos lava y limpia nos recuerda el bautismo que nos purifica de todo lo que conduce a la muerte. es por esto que lo amamos. y como tal es imagen de la unión del Espíritu con el género humano y de Jesucristo con su iglesia. encontramos el símbolo de comunidad en la Santa Cena: la comida de pan y vino. porque nos inspira el mismo Espíritu creador y unificador que dispone la unidad de la naturaleza. El cuerpo humano es la morada consagrada del Espíritu. y transforma toda labor y cultura en comunidad bajo Dios. En las trivialidades de nuestra existencia podemos descubrir simbolismos. Si la tratamos con la debida reverencia. proclamamos en vívida imagen y con inolvidable claridad la resurrección. este símbolo adquiere significado especial. La comunidad y el símbolo del cuerpo humano. El matrimonio es un pacto de fidelidad entre un hombre y una mujer. El doble símbolo del cuerpo dotado de un alma³ del espíritu inmanente en la creación³ se manifiesta en cada ser humano en forma singular e inconfundible.La comunidad y su simbolismo Podemos identificar comunidad en los mismos símbolos de la naturaleza. En el aire que respiramos y el viento que nos rodea vemos el aliento del Espíritu que une y renueva. Del mismo modo. En un sentido más profundo. No podemos sino vivir en comunidad. hasta la comida cotidiana es un consagrado festival de comunidad. Cuando dos seres se unen en matrimonio.

el elemento básico de toda comunidad. ya que en Él está presente la Iglesia verdadera. está asegurada ya por el Espíritu Santo. es lo único a lo cual podemos aferrarnos en esta vida. No podemos sino vivir en comunidad. .Vivir en comunidad es un llamado al amor y a la unidad La Iglesia en la cual creemos vive en el Santo Espíritu. sino la unidad que otorga el Santo Espíritu. no es la mera asociación de sus miembros. La futura unidad de la humanidad. por la unidad y el amor que nos otorga el mismo Espíritu. que la guarda y protege y da el aliento de vida a la comunidad viviente. porque él es el futuro líder y Señor mismo. cuando reinará Dios solo. La fe en el Espíritu es la fe en la Iglesia y la fe en el Reino. lo único que podemos percibir de ese glorioso porvenir de amor y de unidad. El fundamento.

estarán en la brecha por el resto de su vida. . defendiendo el encargo común que Dios les ha dado. sus padres y su carrera por causa de un matrimonio. demostrando que se puede vivir en paz y amor. por la mujer y los hijos todos arriesgan la vida. por la convicción del sacrificio por amor a nuestros semejantes. Estarán dispuestos a sacrificar la vida misma por la causa de la unidad. No podemos sino vivir en comunidad. es necesario abandonarlo todo y sacrificarlo por el llamado a esta forma de vida. Todo el mundo está dispuesto a dejar su casa.Vivir en comunidad significa sacrificio En la vida comunitaria surgen preguntas de decisiva importancia: ¿Cómo fuimos llamados? ¿A qué fuimos llamados? ¿Seguiremos el llamado? Quienes se deciden a seguirlo. Del mismo modo.

Debemos pues seguir la espiritualidad de las primeras comunidades cristianas: Iluminar la vida con la Palabra de Dios La profecía Celebrar la acción de Dios en la Vida La liturgia Vivir la fraternidad y el servicio La koinonia Fortalecer el compromiso y la misión evangelizadora La diaconía .

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->