Está en la página 1de 5

Robert Merton : Sobre la teoría sociológica.

Introducción

Como muchas palabras excesivamente usadas, la palabra teoría amenaza quedar vacía de
sentido. La misma diversidad de cosas a que se aplica, desde pequeñas hipótesis de trabajo,
pasando por especulaciones generales pero vagas y desordenadas hasta los sistemas axiomáticos
del pensamiento el empleo de la palabra con frecuencia oscurece el entendimiento en vez de
aclararlo.

El sociólogo Robert K. Merton propone una distinción entre historiadores de la ciencia y


sociólogos propiamente dichos. Culpa a algunos de estos de ver la historia sociológica como la
suma de grandes teorías clásicas sin analizar cómo estas se van interconectando, ni cómo la
sociedad y la historia han influido en ellas ni el desarrollo de la sociología como ciencia a través
del tiempo.

Por otra parte, razona sobre al cuestión de la continuidad y discontinuidad de las teorías
científicas y de la sociología en particular. En este sentido el historiador puede equivocarse en
ambos sentidos, encontrando, en palabras de Merton: "continuidad de pensamiento donde no
existe y no identificando la realidad donde si existe". Normalmente , se considera que la ciencia
es acumulativa, por lo tanto se tiende a adoptar un modelo que implica continuidad, siendo así
es lógico que varios inestigadores puedan realizar el mismo descubrimiento de modo
independiente, ya que todos partirían del mismo conocimiento acumulado.

En el marco de la búsqueda de ideas que hayan influido en descubrimientos posteriores se


ofrecen varias cuestiones:

• Redescubrimiento y predecubrimiento. Los descubrimientos independientes son


aquellos que realizan dos o más científicos que desconocen los trabajos de sus colegas
sobre el mismo tema. Cuando los descubrimientos se realizan espaciados en periodos de
tiempo más largos, se puede hablar de los últimos como de redescubrimientos, y de los
anteriores como de predescubrimientos. También encontrar un predescubrimiento ha
obligado a más de un científico a abandonar su línea de trabajo.

• Anticipaciones y revelaciones parciales. El autor comenta la distinción que hace Kuhn


entre "ciencia normal" y "revoluciones científicas". Entre dos revoluciones, la mayoría
del trabajo científico se desarrolla en el marco de la ciencia normal, que aumenta su
caudal de conocimiento mediante la acumulación. Ante las nuevas ideas que van
surgiendo se necesitan expresiones para designar los nuevos conceptos. Las
revelaciones son aún más ambiguas al ser simples ideas generales que no tienen el
desarrollo teórico co de las ideas posteriores.

Merton distingue entre una identificación inmediata de anticipaciones, cuando cuando existe
bastante información respecto a estas, con lo que los científicos que las conocen informan de
ellas al resto de sus colegas, y la identificación retardada , que sucede cuando la primera idea ha
caido en el olvido. Puede ocurrir entonces que un descubrimiento conduzca a que dicha idea
vuelva a salir a la luz al cabo del tiempo como precursora de este. El hecho de que un
descubrimiento haya sido olvidado puede estar relacionado con el marco histórico e intelectual
en que se produjo, pudo no encajar con los paradigmas de su tiempo o con la ideología
dominante. También puede haber otras razones históricas; estas relaciones deberían ser
identificadas,ya que esto ayudaría a comprender su grado de similitud con un descubrimiento
reciente. Sin embargo, que buscan sistemáticamente predescubrimientos, sean estos reales o no.

La Sociología del Conocimiento

Merton concibe la ciencia como una institución social susceptible de estudio sociológico.
Entiende la sociología de la ciencia como una subdivisión de la sociología del conocimiento
ocupada de esta forma particular del saber basada en la experimentación controlada. Separa a la
sociología del conocimiento de las cuestiones epistemológicas en cuanto que la validez o la
falsedad del pensamiento no están necesariamente determinadas por el hecho de su génesis
social y en la sociología de la ciencia cree encontrar un campo de investigación cuyos
empíricamente verificables. Merton plantea ocho problemas fundamentales atendidos por la
sociología del conocimiento:

1. Determinación de los desplazamientos de los intereses, asociados a cambios en la


estructura social

2. Análisis de la mentalidad de un estrato social y sus pautas de aceptación o rechazo de


ideas

3. Estudios sobre la valoración de tipos distintos de conocimientos y de la proporción de


recursos dedicados a ellos

4. Condiciones del auge y de la caída de problemas y disciplinas novedosos

5. Examen de la intelectualidad en cuanto organización social, y las normas, intereses y


subvenciones que orientan su actividad

6. Estudios de instituciones que posibilitan o dificultan la transmisión y la difusión de las


ideas
7. Estudios de los orígenes sociales del intelectual, de sus medios de selección, de la
dinámica de sus lealtades de clase, intereses, motivos, etc.

8. Análisis de las consecuencias sociales del progreso científico y tecnológico.

No sólo se ocupará de la influencia de la ciencia sobre la sociedad según un ingenuo u optimista


discurso positivista, sino también investigará la naturaleza de la interdependencia entre la
ciencia y la estructura social y su variación según los diferentes contextos.

eoría y estructura social

Sobre la historia y sistemática de la teoría sociológica.


El sociólogo Robert K. Merton propone una distinción entre historiadores de la
ciencia y sociólogos propiamente dichos. Achaca a algunos de estos una estrechez
de miras que les lleva a ver la historia sociológica como la mera suma de grandes
teorías clásicas sin analizar cómo estas se van interconectando, ni cómo la sociedad
y la historia han influido en ellas ni el desarrollo de la sociología como ciencia a
través del tiempo. El autor encuentra escasas las explicaciones que se ofrecen de los
pasos metodológicos recorridos hasta alcanzar los resultados finales; ya que se
tiende a presentar las teorías como el resultado de un pulcro proceso metodológico,
cuando es sabido que en la ciencia, la obtención de resultados se debe también a
errores, intuiciones, casualidades y otros hechos ajenos al método. Esto conduce a
una disgregación entre la sistemática y la "verdadera historia científica".
Por otra parte, Merton razona sobre al cuestión de la continuidad y discontinuidad
de las teorías científicas y de la sociología en particular. En este sentido el
historiador puede equivocarse en ambos sentidos, encontrando, en palabras de
Merton: "continuidad de pensamiento donde no existe y no identificando la
realidad donde si existe". Normalmente , se considera que la ciencia es
acumulativa, por lo tanto se tiende a adoptar un modelo que implica continuidad,
siendo así es lógico que varios inestigadores puedan realizar el mismo
descubrimiento de modo independiente, ya que todos partirían del mismo
conocimiento acumulado.
En el marco de la búsqueda de ideas que hayan influido en descubrimientos
posteriores se ofrecen varias cuestiones:
Redescubrimiento y predecubrimiento. Los descubrimientos independientes son
aquellos que realizan dos o más científicos que desconocen los trabajos de sus
colegas sobre el mismo tema. Cuando los descubrimientos se realizan espaciados en
periodos de tiempo más largos, se puede hablar de los últimos como de
redescubrimientos, y de los anteriores como de predescubrimientos. Hay casos en
los que es difícil hallar las identidades entre un descubrimiento y su predecesor,
dificultad que se acentúa en las ciencias sociales. Pese a lo decepcionante que
resulta para un investigador descubrir que otros se le han adelantado, no es escaso
el número de científicos que informan de hallazgos anteriores a sus ideas, aunque
también se dan casos de investigadores que ocultan estas informaciones, que solo
llegan a ser conocidas por ellos o algunos colaboradores. También encontrar un
predescubrimiento ha obligado a más de un científico a abandonar su línea de
trabajo.
Anticipaciones y revelaciones parciales.El autor comenta la distinción que hace
Kuhn entre "ciencia normal" y "revoluciones científicas". Entre dos revoluciones,
la mayoría del trabajo científico se desarrolla en el marco de la ciencia normal, que
aumenta su caudal de conocimiento mediante la acumulación. Ante las nuevas
ideas que van surgiendo se necesitan expresiones para designar los nuevos
conceptos; el lenguaje utilizado puede ser polisémico,. pudiendo llevar a una
interpretación errónea de dos ideas distintas como idénticas. En este caso, se
podría tomar la idea más antigua como predecesora de la nueva sin que tengan
ambas una relación estricta; se trataría entonces de una anticipación parcial. Las
revelaciones son aún más ambiguas al ser simples ideas generales que no tienen el
desarrollo teórico co de las ideas posteriores. La atención de ciertos historiadores
de la ciencia a estos "barruntos" llevan a anunciar como predescubrimientos
aoscuras formulaciones del pasado.
En las ciencias sociales, la exposición de los trabajos suele adoptar el formato de
ensayo, a diferencia de las ciencias naturales, en las que se opta por el artículo,
modo este que se esta empezando autilizar en sociología en los últimos años. En
cualquier caso, falta en estas exposiciones información metodológica y una
definición rigurosa de los conceptos y las ideas; la falta de claridad puede empujar
al historiador a encontrar similitudes entre teorías presentes y pasadas en
parecidos que carecen de importancia. Un análisis riguroso llevaría a estos a
discriminar entre aproximaciones insustanciales y predescubrimientos que
influyen en científicos posteriores para el desarrollo de sus teorías.

Merton distingue entre una identificación inmediata de anticipaciones, cuando


cuando existe bastante información respecto a estas, con lo que los científicos que
las conocen informan de ellas al resto de sus colegas, y la identificación retardada ,
que sucede cuando la primera idea ha caido en el olvido; puede ocurrir entonces
que un descubrimiento conduzca a que dicha idea vuelva a salir a la luz al cabo del
tiempo como precursora de este. El hecho de que un descubrimiento haya sido
olvidado puede estar relacionado con el marco histórico e intelectual en que se
produjo, pudo no encajar con los paradigmas de su tiempo o con la ideología
dominante. También puede haber otras razones históricas; estas relaciones
deberían ser identificadas,ya que esto ayudaría a comprender su grado de
similitud con un descubrimiento reciente. Sin embargo, que buscan
sistemáticamente predescubrimientos, sean estos reales o no.
Adumbraciones. Asi se denomina a la búsqueda fanática de predescubrimientos;
ante el más mínimo parecido de una idea antigua con una nueva. La motivación
puede obedecer a diversas causas:
Primero, a la intención de demostrar que las grandes ideas ya fueron formuladas
anteriormente; segundo, tambien se puede deber al etnocentrismo del autor: este
intenta desacreditar cualquier idea que provenga de un investigador extranjero o
de cualquier miembro de un grupo exógeno, sirviéndose para ello de supuestas
anticipaciones de pensadores pertenecientes a la propia nación o al propio grupo.
En tercer lugar, la enemistad con el descubridor puede hacer buscar a ciertos
autores predescubrimientos de una forma indiscriminada. Según Merton, el
fenómeno de la adumbración se puede expresar así:
-El descubrimiento no es cierto.
-Si es cierto no es nuevo
-Si es cierto y nuevo, no es importante
Merton considera entre otras diferencias que exiten respecto a las ciencias
naturales y las ciencias humanas la cuestión de las fuentes. Mientras las ciencias
físicas, matemáticas o biológicas aprovechan principalmente la acumulación de
conocimiento de sus respectivas disciplinas, sobre todo en cuanto a sus hallazgos
recientes, las humanidades recurren con frecuencia a la lectura de los clásicos. Las
ciencias sociales, que se encuentran en un plano intermedio, por tanto, se
encuentran con la disyuntiva de elegir entre ambos procedimientos. El sociólogo
suele mantener ante esto una actitud ambivalente; por una parte se beneficia de los
últimos hallazgos teóricos y mantiene una línea de investigación empírica, por la
otra convierte las obras de los clásicos en lectura obligatoria. Esta influencia se
debe a que la sociología es una disciplina relativamente nueva, por ello no ha
alcanzado todavía el grado de acumulación de la física, por ejemplo. Se siguen
planteando en determinados casos las mismas cuestiones que preocupaban a los
padres fundadores, cuestiones que no han sido aún resueltas , parece lógico pues
que se revise periódicamente la obra de Marx, Durkheim, Weber u otros. Sin
embargo, no hay que entregarse a estos autores de un modo acrítico, esta es, para
Merton, una forma degenerativa de abordarlos; otro error de este tipo deriva de su
trivialización a causa de la reiteración de una idea.
Ciertos autores optaron, en cambio, por prescindir de lectura de clásicos y
contemporáneos en nombre de una "higiene cerebral". Comte y Spencer fueron
practicantes de este método que consiste en no leer a otros autores para no
contaminar sus propias investigaciones con las ideas de otros.
Sea como fuere, un saludable término medio es lo apropiado para abordar el
estudio de los clásicos; el autor recomienda además releerlos, esto puede servir
para obtener ideas nuevas que con el paso del tiempo pueden aparecer al variar el
punto de vista del investigador. Con lo que una obra clásica puede rendir aún
mayores frutos a través de los años.