P. 1
Recursos naturales y sustentabilidad

Recursos naturales y sustentabilidad

4.77

|Views: 9.638|Likes:
Publicado porfenl
Diálogos. Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007
Recursos naturales y sustentabilidad
Juan Manuel Alcocer González
Fondo Editorial de Nuevo León, Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007
México, 2008
Pasta suave, 78 pp.
ISBN 978-970-9715-61-3
Diálogos. Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007
Recursos naturales y sustentabilidad
Juan Manuel Alcocer González
Fondo Editorial de Nuevo León, Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007
México, 2008
Pasta suave, 78 pp.
ISBN 978-970-9715-61-3

More info:

Published by: fenl on Jul 29, 2008
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

04/18/2013

ColeCCión

Diálogos Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007

CoMité eDitorial De la ColeCCión

Magolo Cárdenas Carolina Farías Cristina González

FórUM Universal De las CUltUras Monterrey 2007 FonDo eDitorial De nUevo león

v

D.r. © 2008 D.r. © 2008

Fondo editorial de nuevo león Fórum Universal de la Culturas Monterrey 2007
D.r. © 2008

los autores
isBn 978-970-9715-61-3

impreso en México

Coordinación editorial: Dominica Martínez Diseño de la colección: Florisa orendain y Ángela Palos Cuidado editorial: Cordelia Portilla Formación y diagramación: Cordelia Portilla

Zaragoza 1300 edificio Kalos, nivel C2, Desp. 202 CP 64000, Monterrey, nuevo león
(81) 83 44 29 70 y 71

Fundidora y adolfo Prieto s/n CP 64010 Monterrey, nuevo león
(81)20 33 36 00

www.fondoeditorialnl.gob.mx

www.monterreyforum2007.org

ínDiCe

PresentaCión
José Natividad GoNzález Parás

9

introDUCCión
JuaN MaNuel alcocer GoNzález

11

sUstentaBiliDaD y CaMBio CliMÁtiCo: los retos Del nUevo siGlo
carlos Gay García

15

ConservanDo la DiversiDaD
eNrique MartíNez Meyer

25

reCUrsos natUrales y Desarrollo sUstentaBle
valeria souza saldívar

31

Manejo inteGral De CUenCas híDriCas y sU aPliCaCión en la salUD De los ríos De MéxiCo
HeleNa cotler ávalos

41

Bases De la PolítiCa enerGétiCa en MéxiCo
dieGo arJoNa arGüelles

49

CUarto enCUentro naCional Con la Carta De la tierra visiones y aCCiones: haCia la nUeva GeneraCión De PolítiCas aMBientales
eNrique ProveNcio durazo

61

67

PresentaCión

La cultura y el humanismo son, y han sido, elementos cruciales para el desarrollo integral de las naciones. Por ello, frente a los planteamientos y posicionamientos del siglo XXI, el Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007 se propuso facilitar una renovación de la conciencia de nuestro ser colectivo a través de la reflexión y el diálogo. A lo largo de los ochenta días de duración del Fórum, un número significativo de ciudadanos del mundo ha analizado, entre otros temas de igual o mayor importancia, la problemática de la valoración de las expresiones pluriétnicas, el desarrollo del conocimiento, y los esfuerzos hechos hasta ahora por erradicar la incomprensión, la violencia, la intolerancia y las diferencias lacerantes entre opulencia y miseria. La colección Diálogos que presentamos tiene como objetivo generar, con base en las enriquecedoras sesiones de reflexión habidas, un intercambio de significados, emociones y contenidos, además de fomentar la aceptación del otro con dignidad y respeto, y revalorar la utilización de la palabra como herramienta para explicar y escuchar los niveles más profundos del razonamiento y la introspección. Monterrey, la urbe más dinámica del norte de México, asumió el compromiso de organizar el Fórum Universal de las Culturas como una oportunidad para honrar la filosofía y los principios convocados por el encuentro, hecho posible gracias a la suma de esfuerzos estatales y nacionales, y a la invaluable colaboración de una sociedad civil emprendedora que ha sabido innovar en los campos de la industria, el comercio y las finanzas, y que sostiene un activo papel protagónico en la vida cultural del país. josé natividad González Parás
GoberNador coNstitucioNal del estado de Nuevo leóN

introDUCCión

JuaN MaNuel alcocer GoNzález

De los cuatro ejes de diálogo que se propuso el Fórum Monterrey 2007 es en el tema de la sustentabilidad donde se cristalizan todas las metas humanas y sociales que inspiran sus principios; la apropiación y generación de conocimientos innovadores, el respeto a la diversidad cultural, la promoción de la convivencia para la paz, y un desarrollo que considere la preservación y, en muchos sentidos, el rescate del medio ambiente tienen como su más alta aspiración hacer posible un futuro con dignidad y calidad de vida para todos. el Diálogo de recursos naturales y sustentabilidad se propuso traer a la atención del público los temas más acuciantes de la agenda nacional y global en torno a los recursos del planeta y su relación con el desarrollo. los participantes brindaron información actualizada sobre el impacto de la acción humana en el planeta y las proyecciones para los años que vienen además presentaron, desde sus distintas áreas de trabajo, los esfuerzos de organizaciones, investigadores, universidades, empresas, instituciones públicas y la comunidad de los Gobiernos del mundo para buscar soluciones, concertar acuerdos y tomar acciones que lleven a una disminución del daño insoslayable que reclama una ética compartida y llevada a la acción colectiva. el volumen que presentamos recoge algunas participaciones significativas que introducen los temas generales de la pérdida de hábitats y de especies, las implicaciones del consumo de agua y de energía y, por supuesto, el cambio climático, realidad omnipresente en las discusiones. los textos no sólo exponen perspectivas disciplinarias diversas, sino también enfoques, pues presentan visiones científicas, administrativas y políticas, que expresan desde las metas de individuos comprometidos, pasando por la experiencia planeación y gestión institucional hasta el análisis de los efectos de reportes globales, cumbres y consensos internacionales.
11

J uaN MaNuel alcocer G oNzález

Carlos Gay García, con un estilo coloquial dirigido a los jóvenes que constituyeron gran parte del público asistente a su conferencia en el Fórum, expone a partir de los ejemplos de las noticias que aparecen en los medios la evidencia cotidiana y científica del cambio climático, y describe los escenarios posibles de un aumento de la temperatura global, considerando no solamente el impacto a nuestro hábitat en un planeta demasiado poblado para permitir la migración, sino los efectos del clima en los ciclos agrícolas, las enfermedades y la economía: “hablando en términos de evaluación de riesgo, tenemos que calcular el que padecería la civilización en el caso de un incremento de temperatura del orden de 1.5 hasta 6 grados centígrados”. enrique Martínez Meyer comenta que en México tenemos un retraso en el conocimiento del cambio climático; por eso insiste, como Gay García, en que las causas de éste son las emisiones provocadas por la quema de combustibles fósiles y, en menor medida, la deforestación, para luego abundar sobre lo que ocurre ya, y seguirá ocurriendo, a la biodiversidad de sitios específicos: “las mayores tasas de extinción se prevén en el norte del país. en los sitios costeros se esperan aumentos del nivel del mar en los estados de tamaulipas, tabasco y Campeche.” valeria souza saldívar presenta su visión de Cuatro Ciénegas como una bióloga especializada en la evolución molecular; pero tan convincente como su descripción del origen mismo del continente, a partir de esta zona habitada por especies protohistóricas, son los relatos de las acciones negligentes de empresas, autoridades y comunidades en su inconsciencia del valor de un patrimonio planetario, así como su terca insistencia para detener el avance del deterioro sobre esta reserva de la biofera. el trabajo de helena Cotler Ávalos se refiere a una experiencia de registro, planeación y administración de los recursos hídricos de México. si bien el tono es descriptivo, el recorrido que hace sobre los problemas a los que se enfrenta la Comisión nacional de aguas para hacer un manejo integral de estos recursos permite a los lectores vislumbrar los intereses bifurcados de las grandes cuencas, con organizaciones preocupadas por la gestión de agua, y las pequeñas cuencas, que requieren programas de colaboración para su desarrollo. Cotler Ávalos nos enfrenta a la realidad de los múltiples impactos que la actividad humana tiene sobre los ríos, como disminución de caudales y residuos diversos, pero fundamentalmente al hecho de que el agua no es solamente un elemento para consumo, sino un medio que mantiene un ciclo hidrológico y los ecosistemas de los que dependen una gran diversidad de especies y que prestan servicios ambientales a los seres humanos.
12

introducción

en otra visión integral, Diego arjona argüelles inicia su exposición enumerando las políticas de la secretaría de energía de México para sentar las bases del análisis de la producción y el consumo de energía de la población y después presentar los avances en la introducción de energías renovables y tecnologías más eficientes, principal estrategia de la institución para bajar el impacto sobre el medio ambiente y equilibrar la producción y el consumo energéticos. la exposición de arjona argüelles brinda múltiples ejemplos de desperdicio y ahorro posibles de energía, y deja claro que la energía es un recurso indispensable, como lo es también la eficiencia en su demanda: “... la energía más costosa es la que no está disponible. el costo de la energía radica en las oportunidades que se pierden al no contar con ella. nada es más caro para México que decirle a alguien que no monte una fábrica, o a un niño que no estudie cuando está oscuro, o no tener energía disponible para satisfacer las necesidades sociales, de entretenimiento, culturales, educativas y económicas.” en el marco del Fórum Monterrey 2007, y a la par del diálogo sobre recursos naturales, se desarrolló el Cuarto encuentro nacional con la Carta de la tierra, que tuvo un programa orientado a la educación sobre los fundamentos éticos y la visión integral de la sustentabilidad de ese documento. hemos incluido una reseña general de este encuentro y la participación de enrique Provencio Durazo, quien hace un recuento histórico de las visiones que han conformado el ambientalismo en el plano internacional, expresadas en documentos y compromisos que orientan las acciones en el vasto ámbito global. su reflexión engloba los asuntos específicos descritos en los textos previos en el marco de referencia de una nueva efervescencia ambiental que posiblemente tendrá mayor alcance, pues está definida por una argumentación económica que ha permeado los foros internacionales, un gran impulso a la investigación científica respaldada por la participación de investigadores de todo el mundo y evidencias de que el deterioro pronosticado de los ecosistemas se ha anticipado. el consenso de los especialistas incluidos es que los esfuerzos ambientales no han sido suficientes y los riesgos son inminentes. las nuevas tecnologías, la educación y la acción ciudadana organizada se presentan como los medios para lograr una fuerza consistente sobre los Gobiernos y una mayor conciencia de las empresas y los ciudadanos, la cual debe estar orientada a cambiar los hábitos de producción y consumo con el fin
13

J uaN MaNuel alcocer G oNzález

de disminuir el impacto ambiental de la actividad humana, o revertirlo en la medida de lo posible. este breve legado del Fórum Monterrey 2007 se propone como una contribución a la toma de conciencia. los temas de desarrollo sustentable tienen causas y repercusiones integrales, como se hace patente en cada caso expuesto y en cada visión particular. nuestro objetivo es la difusión de panoramas y datos actualizados para que el lector advierta la necesidad de influir con sus decisiones en la cadena de acciones que se presentan como prioritarias a la comunidad actual ante las emergencias del calentamiento global y la crisis de los ecosistemas del planeta. Para valeria souza saldívar la sustentabilidad es un mito. expone su lucha para salvar una pequeña fracción del planeta, pero también afirma: “si me preguntan si la Ciudad de México será sustentable en materia de recursos hídricos, respondería que no hay manera de hacer que 25 millones de personas que coexisten en un lugar tengan suficiente agua sin lastimar los ecosistemas vecinos.” tanto ella como enrique Martínez Meyer y helena Cotler Ávalos nos enfrentan a la crudeza de los hechos: ante el calentamiento global y el uso indiscriminado de los recursos, las especies que no puedan migrar o no se adapten, confrontarán la extinción; y de hecho se pierden ecosistemas enteros por la desecación y concentración de sales en las cuencas de México, en sitios tan cercanos como el río Bravo y el río san juan y, desde luego, el reducto jurásico que es Cuatro Ciénegas. respecto a lo que cada uno de nosotros puede hacer, Diego arjona argüelles es optimista en su propuesta de sustitución de tecnologías, tanto en el ámbito nacional, como en el empresarial y el individual, pues desde su perspectiva sí cuenta la suma de los hábitos cotidianos como el uso de los focos ahorradores. en cambio, para Carlos Gay García no son las acciones individuales aisladas las que debemos buscar en primer término, sino la acción de los Gobiernos. enrique Provencio Durazo pondera las opciones de pasar de la visión a la acción en todos los niveles, no sólo señalando que conocemos mejor que nunca la contundencia de los hechos y el colapso económico y ecosistémico que está próximo, sino analizando lo que propicia el éxito de una política y destacando que lo que mueve a la acción es la percepción de las consecuencias económicas. Una ética común, como la propuesta por la Carta de la tierra, es un principio; ejemplos de aplicaciones y acciones consistentes son la plataforma para establecer políticas y procedimientos que involucren la participación de todos.
14

sUstentaBiliDaD y CaMBio CliMÁtiCo: los retos Del nUevo siGlo

carlos Gay García*

los retos del nuevo siglo imponen reflexionar sobre el importante problema del cambio climático. Para introducir el tema, tomo como punto de partida noticias aparecidas en la prensa como inundaciones en europa o incendios en los bosques de Grecia en 2007; ola de calor que en 2003 causó catorce mil muertos en Francia e hizo caer a su ministro de salud. al leer los periódicos encontramos casi siempre inundaciones en algún sitio y sequías en otro. todo esto no sucedía con la frecuencia que ocurre ahora. Podemos observarlo de alguna manera, y pasa durante nuestra vida. ya no es asunto de “vamos a preguntar a los ancianos del pueblo y vamos a ver cómo estaba el clima durante su época”. si ellos todavía viven, lo más probable es que digan que las cosas están cambiando. hace poco leía también en el periódico dos cosas: en el noroeste de Canadá hay una isla llamada Melville, cuyo promedio de temperatura era cercano a los 5 grados centígrados; ahora en este lugar se observan temperaturas de entre 15 y 20 grados. esto quiere decir que para ellos la temperatura ha aumentado más de diez grados centígrados y significa, entre otras cosas, que en estas regiones se está perdiendo el permafrost o subsuelo congelado; están apareciendo zonas verdes donde el permafrost estuvo enterrado durante miles de años; parece ser que en la parte sur de la isla de Melville también han desaparecido los bancos de hielo permanente. otra noticia muy importante es que se está abriendo una ruta marítima por el norte de Canadá. esto quiere decir que los barcos transitarán
* Pionero en el desarrollo de estudios sobre cambio climático en México. actualmente es coordinador del capítulo sobre américa latina del Cuarto reporte de evaluación del Panel intergubernamental sobre Cambio Climático.

15

carlos Gay García

desde el océano atlántico hasta el océano Pacífico, pasando por el norte de este país. el problema es que los estadounidenses también reclaman su derecho de paso y los canadienses dicen que el paso se está abriendo en sus aguas territoriales y que limitarán el acceso. está apareciendo una fuente más de conflictos: antes se peleaba por colocar una bandera en el Polo norte después de pasar seis meses de frío, lo cual era una especie de proeza deportiva, ahora se vislumbran problemas de carácter económico y conflictos internacionales por situaciones ante las cuales sería posible tener control. Un problema que surge de esta situación es que mientras menos hielo haya en el planeta, menos radiación solar se refleja hacia el espacio y más se calentará la atmósfera. actualmente se ha reducido cerca de 2.6 millones de kilómetros cuadrados la cubierta de hielo en las regiones polares. es como si repentinamente una superficie blanca reflectora se convirtiera en una superficie obscura y absorbente de radiación solar. los investigadores y glaciólogos canadienses y americanos no esperaban que este fenómeno ocurriera ahora. la otra cuestión, y que da título a mi ponencia, tiene que ver con los retos del futuro y la sustentabilidad. al hablar de sustentabilidad –término que nadie ha definido muy bien–, todos entendemos que tiene que ver con la idea de que lo que hacemos ahora en el planeta no debe acabar con él, de manera que podamos preservarlo para nuestros hijos y nietos; también está relacionada con cuidar los recursos. Pero el desarrollo sustentable se planea, calcula y diseña considerando que el mundo va a seguir por muchos siglos, y esto no es cierto: si no se diseña tomando en cuenta el cambio climático, no funcionará. el cambio climático no nos afectará a todos por igual; hay países donde los efectos serán bastante más serios que en otros. De la misma manera que el ejemplo de la apertura del paso del noroeste, habrá oportunidades y retos que se ofrecerán en el planeta: si México no los aprovecha, nos irá muy mal. en el sistema climático intervienen la luz del sol que calienta el planeta, el océano, la atmósfera, así como los intercambios entre el océano y la atmósfera. Cuando gases como el agua, el metano, el bióxido de carbono y el ozono se combinan forman el efecto invernadero. la radiación solar penetra hasta la superficie terrestre y la calienta; esta superficie caliente emite radiación infrarroja o de onda larga, que no es visible y que tiene como efecto la generación de calor por los cuerpos sólidos; el calor emitido por la
16

sustentabilidad y cambio climático

tierra atraviesa la atmósfera y escapa al espacio. Cuando añadimos gases a la atmósfera lo que hacemos es de alguna forma engrosarla, de modo que una cantidad menor de radiación infrarroja puede escapar al espacio. esa radiación es la que eleva la temperatura de la atmósfera y la superficie del planeta. la atmósfera, que también se calienta, emite radiación infrarroja y recalienta al planeta. Una temperatura de 15 grados centígrados –por ejemplo– es muy importante en el planeta, porque está muy cerca de lo que se llama “el punto triple del agua”. el agua en su forma líquida es fundamental para la vida; los fluidos corporales de los diferentes seres vivos de este planeta circulan gracias al agua. Por eso la atmósfera tiene que conservar un equilibrio en la existencia de agua líquida. el planeta tiene zonas más calientes y zonas más frías que crean balances que permiten la existencia de la vida. en los últimos mil años, o por lo menos antes de 1800 ó 1850, la concentración del bióxido de carbono nunca había rebasado las 300 partes por millón; durante los últimos 200 años la concentración ha aumentado a 380 partes por millón, lo que significa que la presencia del bióxido de carbono es altísima en este momento, algo no visto en los últimos 420 mil años. la concentración de gases de efecto invernadero de hace 400 mil años se obtuvo mediante la perforación de los glaciares del Polo sur, en los núcleos de hielo en vostok, antártida, a casi tres kilómetros de profundidad. Para obtener muestras, se saca un núcleo de hielo, la superficie transversal presenta marcas o rayas, que son los depósitos anuales de nieve que ocurren año con año. en ese hielo compactado se han conservado burbujas de aire de hace 400 mil años. al analizar este aire, la concentración de bióxido de carbono de esa fecha nos indica la temperatura que hubo, la cual se obtiene por la comparación entre isótopos de oxígeno pesado e isótopos de oxígeno ligero. Desde 1800 hasta nuestros días, la temperatura ha aumentado 0.74 grados centígrados, y la tendencia de calentamiento de los últimos cincuenta años es de 0.13 grados por década. las temperaturas que observamos en este momento son las más altas de los últimos mil 400 años; incluso podemos decir que es la más alta de los últimos dos mil años, lo cual es algo como para preocuparse. en promedio, la temperatura se ha incrementado 0.6 grados centígrados por siglo. los aumentos de la temperatura y el bióxido de carbono se afectan recíprocamente: cuando sube una, aumenta el otro, y viceversa. Gracias a las mediciones de hielo tomadas en el Polo sur nos damos cuenta que hay
17

carlos Gay García

variaciones importantes de la temperatura cada periodo de 100 mil años. en esos periodos existen ciclos más fríos y ciclos más calientes; actualmente estamos en un periodo de variación cálido. en las mediciones del hielo del Polo sur las temperaturas altas corresponden a las cantidades altas de bióxido de carbono; nunca antes en la historia habíamos rebasado las 300 partes por millón, y ahora tenemos 380 partes por millón. las temperaturas que deberíamos esperar corresponden a las de los periodos llamados glaciares, pero a pesar de esto nos encontramos en un periodo interglacial. la diferencia de temperatura entre un periodo glacial y uno interglacial es del orden de 5 grados centígrados en términos generales. si el planeta estuviera 5 grados más frío que ahora viviríamos en la época de los mamuts. hace 25 mil años, durante la última glaciación, estuvimos a una temperatura 5 grados más baja que la que tenemos ahora. en esa época, Canadá estaba completamente cubierto de nieve, junto con la mitad de los estados Unidos. Unos miles de años después los primeros pobladores de américa cruzaron a pie por el estrecho de Bering y por las islas aleutianas, pues con cinco grados centígrados menos de temperatura el nivel del mar se encontraba 90 metros por debajo del nivel actual, debido a que una gran acumulación de esa agua se encontraba en los glaciares. Un grado centígrado es 20 por ciento de 5 grados. Un aumento de 0.74 grados centígrados de la temperatura –que corresponde al de los últimos doscientos años– es ya casi un grado, y no hay experiencia humana con 6 grados más que ahora. éste es el reto al que nos enfrentamos. hace 125 mil años la temperatura era 2 grados centígrados mayor que ahora; en esa época el nivel de la superficie del mar estaba entre 4 y 6 metros más alto que ahora. si ocurriera un incremento de la temperatura semejante, surgirían problemas enormes en la península de yucatán y en todas las costas del Golfo de México, que se verían inundadas. el cambio afectaría gravemente a nuestro planeta, que tiene aproximadamente seis mil 500 millones de habitantes. hace 125 mil años el planeta no estaba tan poblado; era muy fácil que las especies cambiaran de hábitat, lo cual sería muy difícil hoy para los millones de habitantes que viven cerca de las costas. existe un problema con los tratados de prevención para el cambio climático: países como estados Unidos y australia se rehúsan a firmar el Protocolo de Kioto, argumentando que la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero afectaría su crecimiento. Una de sus tesis es que el cambio que observamos es natural y los humanos no hemos tenido
18

sustentabilidad y cambio climático

nada que ver con los cambios de la temperatura, pues éste es parte de las oscilaciones naturales del planeta. el punto de desacuerdo entre los Gobiernos tiene que ver con el hecho de que si el cambio climático es natural, las compañías petroleras y los productores de grandes autos no deben preocuparse. los científicos construimos modelos a partir de principios básicos para analizar cómo se comporta la atmósfera, y esto es lo que nos permite demostrar lo que está ocurriendo. se han registrado variaciones de la temperatura a nivel global sobre la superficie sólida del planeta y sobre los océanos, que son provocadas por causas naturales, como el vulcanismo, la radiación solar y el movimiento de la órbita terrestre, los cuales son factores naturales de la variación del clima. a los cambios recientes se ha añadido la emisión de los gases de efecto invernadero de origen humano, como la quema de combustibles fósiles, lo que quiere decir que también nosotros influimos en el clima, que somos capaces de modificar nuestro entorno en este planeta de 6 mil kilómetros de radio. en las expediciones del Calipso, del oceanógrafo francés jacques Cousteau, se descubrieron grumos de petróleo que contaminan muchas zonas de las profundidades del océano. estamos alterando el mar. la inmensa mayoría de los científicos reconocen esto, aunque hay unos cuantos que no lo creen; tienen esta postura porque les pagan muy bien para refutar los hallazgos, si bien ellos dicen lo mismo de nosotros. el cambio climático no es una cuestión de creer o no creer; se trata de saber. el cambio climático se demuestra por cálculos; no está en duda, ocurre, y además sabemos las causas del mismo. si no tomamos medidas urgentes, el aumento de la temperatura no se detendrá en 2 grados. Un hecho reciente, del 13 de marzo de 2002, sucedió cuando la barrera de hielo larsen B, en el Polo sur, que tenía cerca de tres mil 200 km2, terminó de romperse en un proceso que duró aproximadamente 35 días. este hecho nos hace recordar datos muy importantes: el aumento de la temperatura de 10 grados centígrados en la antártida durante los últimos 25 años y un calentamiento todavía más grave en el Ártico. otro ejemplo de los efectos del calentamiento global lo tenemos en la desaparición del glaciar Upsala, en la Patagonia. la disminución del casquete de hielo del volcán Kilimanjaro, localizado en tanzania, es otra muestra del deshielo glaciar. Dentro de la teoría del cambio climático se habla del incremento de la frecuencia de los eventos extremos –como las sequías, las inundaciones
19

carlos Gay García

y los huracanes– y su intensidad. se han observado dos cosas: el número de huracanes intensos, del grado 4 y 5 de la escala saffir-simpson, se ha duplicado durante los últimos 35 años; y sabemos que la cantidad de energía que viene empacada en los huracanes también se ha duplicado durante este periodo. esta situación implica que las normas de construcción tienen que cambiar y deberán estar preparadas para las contingencias medioambientales presentadas por los huracanes en las costas. Prevenir en materia de construcción permitirá abatir los daños de los eventos extremos, cuyo aumento se ha demostrado. algunas compañías de seguros, como swiss re, afirman que no podrán enfrentar problemas de cambio climático solas. aun si se lograra estabilizar la concentración de los gases de efecto invernadero a los niveles del año 2000, para el 2100 habría un calentamiento de entre 0.3 y 0.9 grados centígrados de la temperatura global; independientemente del desarrollo económico, para el 2020 habrá un aumento de 0.4 grados. en un escenario menos optimista, para el año 2100 la temperatura global aumentaría de 1.8 a 4 grados, aunque no se descartan aumentos de hasta 6.4 grados centígrados. los eventos extremos de la temperatura y la precipitación serán más frecuentes, especialmente en las latitudes altas, con disminución en los subtrópicos. los ciclones tropicales serán más intensos y habrá también un aumento del nivel del mar de entre
0.18 y 0.54 metros.

los datos anteriores están basados en estudios serios, aunque se puede considerar que hay incertidumbre. hablando en términos de evaluación de riesgo, tenemos que calcular el que padecería la civilización en el caso de un incremento de temperatura del orden de 1.5 hasta 6 grados centígrados. la emisión de gases de efecto invernadero depende de los caminos del desarrollo y de la tecnología que adoptemos, así como de la forma de producir la energía que necesitamos para vivir. este último punto es muy difícil de controlar, pues está sujeto a decisiones políticas. Para las economías muy vinculadas al consumo de combustibles fósiles se pueden predecir escenarios donde las temperaturas serán más altas. Una emisión de gases de efecto invernadero menor corresponde a formas de desarrollo mucho más amigables con el medio ambiente, más razonables para la utilización de las fuentes de energía, pero eso dependerá de la voluntad que tengamos como sociedad de tratar de imponerle al Gobierno medios de desarrollo que no nos lleven por el camino del aumento de la temperatura. a continuación se describen algunos escenarios del impacto esperado por el aumento de la temperatura global:
20

sustentabilidad y cambio climático

hasta 1 grado centígrado: Cambios de ubicación de los ecosistemas; aumento del potencial agrícola global, con reducción de los rendimientos en latitudes bajas.

entre 1 y 2 grados centígrados: Pérdida de alrededor de un cuarto de las especies actuales; aumento de la producción agrícola potencial, con reducción de los rendimientos en latitudes bajas.

entre 2 y 3 grados centígrados: Pérdida de la mayor parte del área de tundra y alrededor de la mitad del área de bosques boreales; pérdida de alrededor de un tercio de las especies actuales; el potencial agrícola del planeta llegará a su máximo, pero los rendimientos en latitudes bajas sugieren un aumento importante del número de personas con riesgo de padecer hambre.

entre 3 y 4 grados centígrados: Disminución global del potencial agrícola; habrá una gran cantidad de personas con riesgo de padecer hambre; un tercio de la población sufrirá altos niveles de estrés hídrico.

entre 4 y 5 grados centígrados: Disminución del potencial productivo agrícola en altas latitudes, así como una mayor disminución en latitudes bajas.

entre 5 y 6 grados centígrados: extinción generalizada de aproximadamente el 50 por ciento de las especies. Continúa la disminución de la producción agrícola mundial.

Debido a la apertura del paso del noroeste, los países situados en latitudes altas se volverán más cálidos y podrán ampliar su crecimiento agrícola, como es el caso del Canadá. México se encuentra en una latitud baja, por lo que es posible que el cambio climático no cree muy buenas condiciones para el país. México debe prepararse para afrontar las consecuencias del cambio climático: hay que repensar el tema de la autosuficiencia alimentaria, si no la recuperamos, el maíz que consumimos vendrá de alaska; también necesitamos desarrollar ciencia y tecnología, México no puede seguir siendo un país subsidiario. el reporte stern, un estudio que contrató el Gobierno del reino Unido para saber la situación de la economía del mundo bajo condiciones de cambio climático, señala que los costos del cambio climático serán equivalentes a perder entre el 5 y 20 por ciento del producto interno bruto (PiB) mundial anual todos los años. si se invirtiera el 1 por ciento anual del
21

carlos Gay García

producto interno bruto mundial en prepararnos para evitar los peores impactos del cambio climático, se podrían evitar pérdidas de hasta el 20 por ciento del PiB mundial. el reporte también indica que los países en vías de desarrollo serán los más afectados por el cambio climático. los problemas afectarán a los continentes de maneras específicas. éstas son algunas de sus proyecciones:

África: habrá conflictos por la disponibilidad del agua, producción agrícola baja y hambrunas, elevación del nivel del mar y altos niveles de vulnerabilidad económica y social.

asia: habrá inundaciones, pérdida de glaciares, problemas por la disponibilidad del agua, elevación del nivel del mar, producción agrícola baja, hambrunas, morbilidad, mortalidad y preocupación sobre desarrollo sustentable.

américa latina: tendrá una producción agrícola baja, desertificación y salinización del suelo, problemas por la disponibilidad del agua, pérdida de biodiversidad y falta de capacidad adaptativa.

regiones polares: Padecerán la pérdida de ecosistemas, conflictos en las poblaciones indígenas y preocupación por recursos para adaptación.

a las preocupaciones de nuestra región hay que añadir las inundaciones y la pérdida de glaciares en américa del sur. Países como Chile, ecuador y Bolivia beben agua de los glaciares, la usan para las plantas hidroeléctricas y, en algunos sitios, para navegar, pero en quince años se quedarán sin glaciares. según el mismo reporte, éstas son las principales preocupaciones por el cambio climático en las regiones de los países desarrollados:

américa del norte: Baja disponibilidad de agua, incendios, plagas y enfermedades de los recursos forestales, daños en algunos cultivos, incremento de las ondas de calor y pérdidas monetarias por huracanes debido también al aumento del valor de la infraestructura. entre los posibles beneficios se encuentra el aumento de la producción agrícola.

europa: habrá un incremento de las diferencias regionales en cuanto a capital natural, disminución del turismo y del potencial hidroeléctrico, problemas de salud por las ondas de calor, disminución de

22

sustentabilidad y cambio climático

la productividad forestal y una menor disponibilidad de agua. entre los posibles beneficios se encuentra el aumento de la producción agrícola y la disminución de la demanda de energía.

australia: habrá una menor disponibilidad de agua, baja producción agrícola y forestal, pérdida de ecosistemas y un aumento del nivel del mar. entre los posibles beneficios se encuentra el aumento de la producción agrícola y el aprovechamiento del conocimiento técnico y científico.

las regiones desarrolladas tienen mucha confianza en su ciencia y su tecnología, pero, para enfrentarse a los problemas que plantea el cambio climático, México necesita independizarse intelectual, científica y tecnológicamente; esto sólo se puede hacer si se invierte en educación. algo productivo que podemos hacer con los excedentes del petróleo es destinarlos a la educación, a promover la ciencia y el desarrollo. es necesario desarrollar alternativas energéticas con tecnología propia. México es un país con mucho sol, pero no tenemos una industria solar que valga la pena. hay que ver estos problemas de una manera técnica, no como si se tratara de problemas poéticos o existenciales. las cosas que podemos hacer en forma individual consisten en apagar la televisión y las luces de la casa cuando no se usan, lavar más ropa con menos agua, caminar más y usar la bicicleta y el transporte público. hay que pedir a los políticos que vean la manera de que no nos asalten al salir a la calle, que se establezcan formas de usar las ciclopistas de manera segura y que exista un transporte público decente. también sería adecuado crear un sistema de incentivos para comprar coches híbridos, crear fondos y fidecomisos que de alguna forma devuelvan a la gente sus ahorros de energía eléctrica y gasolina; pero quienes tienen capacidad para promover estos cambios son los políticos. Para reducir la emisión de gases de efecto invernadero la medida más económica y sencilla que se puede proponer es la eficiencia energética. Desde el punto de vista de las industrias y de los hogares, es una buena idea la sustitución de los focos tradicionales por los compactos fluorescentes, que pueden reducir una cuarta parte del consumo de energía. Pero es más importante que nos movilicemos como sociedad y exijamos resultados a los diputados, representantes y senadores. no es posible para los mexicanos reducir a la mitad la emisión de gases de efecto invernadero; somos un país en vías de desarrollo que necesita
23

carlos Gay García

energía. las negociaciones para la reducción de gases las debe hacer el Gobierno mexicano con los demás países; con estados Unidos, por ejemplo, que es uno de los mayores emisores per cápita de bióxido de carbono. los mexicanos emitimos per cápita la quinta parte del bióxido de carbono que emite un estadounidense. algunas recomendaciones en materia de transporte para emitir menos contaminantes serían desarrollar vehículos híbridos que economicen combustible y biocombustibles. Para reducir el consumo de energía en los hogares, algunas opciones son el aprovechamiento eficiente de la luz natural, instalar cocinas que mejoren el consumo de energía, usar la luz solar para cocinar, implementar el diseño integrado de edificaciones y controles inteligentes que proporcionen retroalimentación para tareas de administración, entre otros recursos. las recomendaciones para reducir la emisión de contaminantes en las industrias incluyen el uso eficiente del equipo eléctrico, la recuperación y la reconversión del calor en energía, el reciclaje de materiales, el control de la emisión de bióxido de carbono y la mejora de los procesos tecnológicos. en cuanto a la oferta de energía, se recomienda hacer mejoras en cuanto a la eficiencia de la distribución energética, cambiar el carbón por el gas, usar energía nuclear y generar energía a partir de los elementos de la naturaleza (agua, sol, viento, fuentes geotermales y bioenergía). adquirir tecnología de punta ayudaría a la reducción de los contaminantes que emitimos. Por lo que toca a la agricultura, los escenarios que se presentan en México plantean dudas en cuanto a costos sociales, estrategias, alternativas, posibilidades de adaptación y desarrollo. Para 2030, el abastecimiento de agua será insuficiente; especialmente en el norte del país habrá serios problemas de distribución. los bosques se verán afectados en un 50 por ciento por las condiciones del cambio climático. la preocupación por el medio ambiente consiste en prever el impacto que tiene la actividad humana y hacer cosas para su conservación, acciones que debemos empezar desde ahora.

24

ConservanDo la DiversiDaD

eNrique MartíNez Meyer*

la tierra es el único lugar habitado y habitable que conocemos. a pesar de saber esto desde que nos organizamos como sociedad hemos utilizado los recursos naturales para beneficio propio y para aumentar nuestra calidad de vida sin preocuparnos mucho por los recursos mismos, causando deforestación, contaminación y sobreexplotación. los jóvenes representan la generación que tiene que vivir con esto, y no conocen o no conocieron un mundo donde hubiera armonía entre el hombre y la naturaleza. el tema del cambio climático y sus consecuencias sobre la vida y la biodiversidad, más que una moda, es un problema con graves implicaciones. es un hecho y hay evidencia irrefutable de que el clima está en un proceso de cambio; en los últimos cien años la temperatura ha aumentado en promedio poco más de medio grado centígrado. la tierra tiene millones de años de existencia; ha sufrido cambios climáticos a lo largo de toda su historia, pero hubo periodos de estabilidad, incluso en los últimos diez mil años. sin embargo, en los últimos cien años, y particularmente en los últimos cincuenta, se han agudizado los efectos del cambio climático. la convicción acerca de esta realidad es enorme, pues la temperatura se está elevando. en opinión de algunos, esto tiene su origen en procesos naturales de la tierra, pero la gran mayoría de los científicos opina que el cambio climático es ocasionado por las actividades humanas, particularmente por la quema de combustibles fósiles, que arroja gases a la atmósfera, y por la deforestación –la cual en ocasiones también se debe a la quema de los bosques. estos dos fenómenos arrojan a la atmósfera bióxido de carbono y metano causando lo que hoy se conoce como efecto invernadero; este
* investigador del instituto de Biología de la UnaM.

25

eNrique MartíNez Meyer

efecto es parte de un proceso natural, debido a que la atmósfera existente es una capa de gases que cubre la tierra y que hace que la temperatura amortigüe los rayos del sol que la calientan. la tierra se calienta de abajo para arriba; las cumbres de las montañas son más frías, a pesar de estar más cerca de la luz solar, pues al engrosar esa capa de gases, el calor no se escapa en la misma medida. existe una relación directa del aumento de la temperatura y el aumento del bióxido de carbono; nuestras actividades tienen efectos notables en el clima relacionados con el aumento de eventos extremos reportados en las noticias: ondas de calor, huracanes más fuertes, incendios, nevadas impresionantes, derretimiento de las capas de hielo en los polos y en las altas montañas y el aumento del nivel de mar. actualmente se observan cambios en la respuesta de las plantas y los animales: se han alterado sus ciclos fenológicos,1 lo cual ha ocasionado que la floración de ciertas plantas en determinadas partes del mundo se adelante, porque los inviernos se han hecho más cortos y menos fríos. lo mismo ha sucedido con el proceso de migración de aves y de insectos, que se adelanta porque perciben las señales de la primavera antes de tiempo. hay estudios que demuestran las consecuencias en la estructura de las poblaciones silvestres, como por ejemplo las tortugas y otros reptiles, que son especies que determinan el sexo de las crías por las condiciones del proceso de incubación: dependiendo de a qué temperatura se incuben los huevos, las crías serán machos o hembras. los cambios climáticos han ocasionado el cambio en la proporción natural de los sexos, que en condiciones normales era de uno a uno; en ciertas especies de tortugas se han encontrado proporciones de diez machos por una hembra, debido a las temperaturas más altas. en consecuencia, en la población de ciertas especies casi no habrá hembras y la población decrecerá. estos cambios afectan también a la estructura de las comunidades biológicas o conjuntos de especies que habitan un solo lugar. si se cambia la proporción de una especie, la estructura en la comunidad cambiará, junto con la dinámica y las interacciones existentes entre las especies. Dicha interacción es importante, por ejemplo, para la polinización de los cultivos. Una de las evidencias más documentadas en el mundo es el

Conjunto de cambios fisonómicos, fisiológicos y conductuales experimentados por los seres que componen una comunidad biológica debido a las variaciones climáticas estacionales.
1

26

Conservando la diversidad

cambio en la distribución geográfica de las especies: con las variaciones climáticas éstas empiezan a aparecer en ciertos lugares y las que eran comunes dejan de encontrarse en su lugar de origen. hay dos estudios muy recientes en donde se trata de evaluar la huella ecológica del cambio climático; los resultados presentan evidencias de cambios en la fenología de las especies, en su distribución geográfica y en la estructura de las comunidades. hay evidencias que podemos catalogar como catastróficas a escala mundial; actualmente hay un declive en las poblaciones de ranas, sapos y salamandras debido a los efectos directos o indirectos del cambio climático. el clima seguirá cambiando irremediablemente; no es posible detener la inercia de los cambios estimados para este siglo. las estimaciones más conservadoras esperan aumentos en la temperatura arriba de un grado centígrado, pero puede haber incrementos de más de cinco grados. los cambios que hoy nos afectan son producto de las variaciones de medio grado centígrado en la temperatura global y el sistema atmosférico y físico; los cambios que podrían ocurrir con incrementos del uno y medio a cinco grados centígrados son inimaginables. se han hecho proyecciones sobre lo que podría pasar con diferentes incrementos de temperatura. según algunos expertos, si la tierra se calienta más de dos grados centígrados en promedio, la catástrofe ecológica será enorme; es posible que suceda una extinción masiva de especies comparable a la del periodo triásico; a la de hace diez mil años, cuando se acabaron los mamuts, o semejante a la que causó la extinción de los dinosaurios hace sesenta y cuatro millones de años. existen tres posibilidades acerca de cómo pueden responder las especies a estos cambios: una es la adaptación; si esto no es posible, las especies migrarán a territorios con condiciones más favorables y, como último escenario, las especies que no puedan adaptarse ni moverse, sufrirán la extinción. en el transcurso de los cambios climáticos de la tierra hubo respuestas en los tres sentidos. la primera lección que nos dejan todos estos estudios es que en cambios drásticos y muy rápidos, como el que parece que estamos viviendo, la respuesta más frecuente es la migración, más que la adaptación; las especies que no puedan hacerlo se enfrentarán a la extinción. las especies animales responden de manera individual e idiosincrática a los cambios climáticos; las mismas variantes ambientales no afectarán de la misma forma a dos especies, eso dependerá de su posibilidad de respuesta
27

eNrique MartíNez Meyer

y de su tolerancia, la cual está determinada genéticamente para responder y adaptarse a factores ambientales variables. las especies no responden igual si viven en las montañas o en las planicies; con un evento de calentamiento como el actual, las especies de montaña tenderán a subir a las zonas más frías; las de planicie se moverán hacia los polos, por decenas o quizá centenares de kilómetros. la geografía es importante para la adaptación de las especies, porque las respuestas que podemos esperar de ellas dependen de su hábitat. existe también el problema de la presión de los asentamientos humanos; no sabemos cuál será su efecto al aumentar las poblaciones de animales domésticos. otros factores de perturbación, además del cambio climático, son la deforestación, la contaminación y la sobreexplotación. todos estos factores actúan en sinergia y los efectos negativos que podría tener cada uno sobre el cambio climático se verán aumentados. hay muchas cosas que no comprendemos; sabemos menos del cambio climático de lo que nos imaginamos y en realidad no sabemos nada de cómo responderán las especies, debido a que conocemos muy poco sobre su capacidad de moverse. tampoco entendemos muy bien las interacciones entre diferentes especies que mantienen un equilibrio, y lo que sucederá cuando cambien sus poblaciones. a quienes vivimos en la ciudad nos debe importar más el cambio climático, debido a que nos afectará directamente. este fenómeno traerá una mayor incidencia de desastres naturales; huracanes más intensos y más frecuentes, incendios forestales, ondas de calor, deslaves y otros fenómenos relacionados con los cambios de temperatura se presentarán con mayor frecuencia. también se verá afectada la producción de los bienes y servicios que obtenemos de la naturaleza. Quizás algunos se beneficien y otros se vean perjudicados, pero el balance presenta conclusiones desfavorables. habrá problemas críticos de salud pública; las enfermedades infecciosas como el dengue, la malaria o el paludismo empezarán a presentarse en sitios donde no existían antes, debido a que en las zonas donde los mosquitos no sobrevivían, por los cambios de temperatura, ahora ya podrán hacerlo; lo mismo pasará con las plagas agrícolas y forestales. el cambio climático nos afectará a todos, independientemente de nuestro oficio y del lugar donde vivamos. en México tenemos un retraso en el conocimiento del cambio climático, de sus efectos en la biodiversidad y del fenómeno en sí. no tenemos una evaluación puntual de los sitios donde está cambiando el clima, lo
28

Conservando la diversidad

que sabemos es que México es uno de los principales contribuyentes en el mundo –estamos en el lugar número trece– de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. en términos proporcionales nuestra contribución no es grande, representa 1.3 por ciento de las emisiones globales, pero de todas maneras es un porcentaje elevado. las dos principales fuentes de emisión de carbono en México provienen en primer lugar del sector energético y del transporte; la deforestación viene en segundo lugar. Para el año 2015 la industria del transporte experimentará un proceso de repunte y se espera un crecimiento del 50 por ciento de las emisiones; eso será bueno para la industria del automóvil, pero tendrá consecuencias sobre el ambiente: se espera un aumento del 30 por ciento de las emisiones de carbono. no sabemos mucho acerca de cómo serán los escenarios del futuro, lo que sí sabemos es que aumentará la temperatura en el país entre uno y dos grados centígrados y la precipitación será más variable. la mayor parte de las predicciones climatológicas indican que lloverá menos, sobre todo en el norte, en el desierto de Chihuahua. los sistemas ecológicos más afectados podrían ser los del desierto chihuahuense, el matorral xerófilo, el matorral tamaulipeco, los pastizales naturales, los bosques de montaña y los bosques de coníferas. las mayores tasas de extinción se prevén en el norte del país. en los sitios costeros se esperan aumentos del nivel del mar en los estados de tamaulipas, tabasco y Campeche. en la actualidad conocemos poco acerca del fenómeno del cambio climático; hay proyecciones y simulaciones hacia el futuro, pero no tenemos datos duros que documenten lo que pasará con el cambio climático y la biodiversidad. este problema no es de los demás, es un problema de todos. no es culpa sólo del Gobierno; tenemos que hacer un cambio radical en nuestro estilo de vida si queremos detener y reducir el impacto de los cambios que vendrán. esto no sucederá en el corto plazo, pero tenemos la obligación de contribuir a la conservación del medio ambiente con nuestro granito de arena, volviéndonos más ahorradores de todos los recursos que utilizamos. también hay acciones que pueden emprender el Gobierno y la sociedad. Quiero mencionar la tesis del biólogo jared Diamond, autor del libro llamado Colapso.2 el argumento principal de esta obra es que los recursos
2

jared Diamond, Colapso, Debate, random house Mondadori, Barcelona, 2006.

29

eNrique MartíNez Meyer

naturales son estratégicos para cualquier sociedad. Con datos muy contundentes y convincentes, expone que el colapso de sociedades tan importantes y tecnológicamente avanzadas como los mayas o como los nativos de la isla de Pascua, en Chile, se debió al agotamiento de sus recursos naturales. eso no es cosa del pasado, ocurre ahora mismo en haití y ruanda que son sociedades en proceso de colapso. Uno de los factores que más ha desatado conflictos sociales y guerras civiles en la actualidad es la mala apropiación de los recursos naturales. el mensaje final es que si queremos mantener la esperanza de un futuro, la tarea de conservar los recursos y el medio ambiente debe estar en manos de todos.

30

reCUrsos natUrales y Desarrollo sUstentaBle

valeria souza saldívar*

el desarrollo sustentable significa poder subsistir con la naturaleza y usar inteligentemente los recursos naturales que nos rodean y que nos dan bienestar. Para que esto sea posible necesitamos mantener el equilibrio ecológico, evitar la extinción de las especies y la pérdida de sus hábitats. no es suficiente cerrar la llave mientras nos lavamos los dientes, ni reciclar las latas y las botellas, se tiene que decidir lo que se compra y cómo se usa; las decisiones del consumidor tienen un efecto enorme en las grandes compañías, mucho más de lo que se piensa. los problemas mundiales son tan grandes que nos sentimos apabullados por el tamaño de ellos; uno de éstos es el cambio climático global. otro problema que afecta a los ecosistemas son las especies invasoras, como el maíz transgénico, que ataca los cultivos nacionales, la deforestación o las enfermedades emergentes. los habitantes de la ciudad están mucho más conscientes de esto que los del campo. Pero estos problemas no son culpa sólo de la densidad demográfica, hay muchos otros factores. aquí me voy a referir particularmente, a lo que más me preocupa, a la pérdida de los mantos acuíferos. el efecto de los problemas medioambientales en los ecosistemas depende de la vulnerabilidad del ecosistema mismo: una isla será más sensible a cualquier perturbación que un bosque de coníferas, porque es pequeña y no tiene manera de resistir las modificaciones. todos hemos oído, por ejemplo, que los glaciares de los andes se están acabando; esto causa la pérdida de hábitats y especies en la región debido al aumento de especies invasoras que emigran de latitudes más calientes hacia las zonas templadas. la pérdida de masas de hielo se ha convertido en un asunto de política mundial,
* imparte clases en la Facultad de Ciencias y en posgrado en la
Microbiana por la UnaM.
UnaM. Doctora en ecología

31

valeria souza saldívar

pues permitirá que todos los que están alrededor del Polo norte hagan circular sus cargueros por la zona ahorrando una cantidad de dinero enorme al cruzar de un océano a otro y, además, podrán explotar el petróleo que se encuentra actualmente bajo hielo. a los intereses económicos no les importa la fauna, como por ejemplo los osos polares, pero lo que sí debería importarles es que están surgiendo enfermedades que antes no se conocían en ciertas regiones, como la gripe aviar o el dengue. en México, los dos principales problemas ambientales son la pérdida del suelo y la pérdida del agua; sin esos dos elementos fundamentales no hay agricultura ni biodiversidad. sin esto no hay un futuro sustentable, no hay país. Cuando se pierden bosques por el uso agrícola y ganadero el suelo no tiene manera de reciclar los nutrientes. se tala el bosque, se quema lo que queda, se mata toda la biodiversidad y se elimina el ciclo de nutrientes, todo para obtener momentáneamente beneficios económicos. hay una correlación de uno a uno entre la deforestación y la pobreza en el mundo entero. el problema del agua afecta mucho más al norte de nuestro país por ser una zona desértica. la mayor parte del agua que se extrae en Monterrey viene de mantos acuíferos profundos que datan de hace 10 mil años, cuando se derritieron los grandes glaciares. se ha enseñado indebidamente que el agua es un recurso renovable, pero en realidad no es así; cuando se extrae mucha agua se secan los ríos, se pierde el equilibrio medioambiental y muere todo lo que dependía del agua. Desde el año 2000 he realizado estudios en Cuatro Ciénegas. ya se habían encontrando rastros del mar que correspondía al periodo jurásico cuando me avisaron que se abrirían 250 pozos en el valle del hundido. entendía entonces lo suficiente sobre el ecosistema como para predecir que si se abría esa cantidad de pozos se morirían los estromatolitos –estructuras de arrecife producidas por tapetes de algas microscópicas y otros microorganismos. resulta que los lecheros abrieron los pozos sin permiso, violando la ley, por lo que tuvieron que ampararse para evitar sanciones. Uno de ellos, Florentino rivera, afectaba justo a la zona de fallas; cuando abrió sus pozos se secó el sitio de anidamiento más importante de la tortuga bisagra (Terrapene coahuila) en una semana. Cuando lo que se ha predicho ocurre, se obtiene un sentido de poder enorme y la autoridad de decir: “se lo dije y no me hicieron caso”; sin embargo, muchísimas personas ante los desastres naturales tienen una acti32

recursos naturales y desarrollo sustentable

tud de indiferencia. Frente a la situación de Cuatro Ciénegas esa opción no podía existir; estaba enamorada del lugar y no iba a permitir que lo dañaran, debía luchar con todas mis fuerzas, y, si perdía, al menos cumpliría la labor honesta de hacer lo que creo. el problema de Cuatro Ciénegas es nacional. la mayor parte del agua que usamos debería ser agua de recarga, de lluvia, pero como ya comenté, en el norte la mayor parte viene de mantos acuíferos muy profundos y antiguos, que datan de la era de las glaciaciones, etapa en que México era un territorio más húmedo. extraer esta agua hace mucho daño no sólo al ecosistema, sino también a los humanos. las zonas de recarga acuífera están en las sierras, pero la alfalfa se siembra en los desiertos. no es razonable cultivar alfalfa en un lugar donde el agua es escasa, ya que cada metro cuadrado de cultivo requiere dos mil litros de agua. Por increíble que parezca, a la secretaría de agricultura le pareció razonable poner los cultivos más grandes de este vegetal justo en el desierto. Por otra parte el agua muy antigua ha estado en contacto con las rocas por miles de años y absorbe los metales pesados que hay a su alrededor; la gente de aguascalientes, hidalgo y sobre todo torreón corre graves riesgos por la presencia de arsénico en el agua, que, en estas regiones, es la causa número uno de cáncer, y donde también tienen la tasa más alta de México de casos de cáncer de hígado. los mexicanos somos resistentes, aguantamos los tacos de canasta, pero no el arsénico. hasta el agua embotellada en torreón contiene este elemento. en Cuatro Ciénegas las vacas de torreón se bebieron el paraíso. enrique Martínez y juan jaimes, socios del Grupo industrial lala, hicieron un complot para sembrar alfalfa en el hundido, lo que ha sido un factor en torreón para las muertes por arsénico. Cuando yo me enteré, lo que hice fue demostrarle al Gobierno, con técnicas moleculares, los posibles daños y efectos colaterales ocasionados por sembrar alfalfa en esta región. Cuatro Ciénegas es un tesoro de la humanidad, por ello, al principio algunos funcionarios del Gobierno me escucharon. la hidrología de esta zona es complicada y el suelo que se desmorona en las manos, data del periodo jurásico, de hace doscientos millones de años, cuando los dinosaurios andaban por aquí. la hidrología de este lugar resistió dos mil millones de años eventos como el levantamiento del continente y el retiro del mar, pero no así nuestro último Gobierno. este lugar prístino que soportó tantos problemas ambientales como la desecación del desierto, que siem33

valeria souza saldívar

pre tuvo agua, y que guarda todos los secretos del planeta, prácticamente se murió. lo que sustentaba la biota de Cuatro Ciénegas –todo el conjunto de su fauna y su flora–, que es el tapete microbiano, quedó seco bajo el sol, coleteando como pescado. lo que hace de Cuatro Ciénegas el lugar más importante, y el más interesante de todo el mundo en materia de conservación ambiental, es que es el lugar con menos fósforo y nitrógeno del planeta, lo que hizo que se mantuvieran esas especies antiquísimas vivas. echarles basura es gravísimo. Cuando el nivel del agua bajó, hubo hoyos por todos lados porque el sistema de fallas comunicaba los pozos de Florentino rivera y los pozos de soriana. en cinco meses se perdió un ecosistema completo de nueve sitios, y una laguna de dos kilómetros se volvió un campo de flores. sin embargo, el Gobierno de vicente Fox dijo que esto podía deberse al cambio climático global. afortunadamente la prensa se interesó por la situación; pero no por la contaminación de los cuerpos de agua que quedaban. susana Moncada, directora del área protegida en aquel entonces, no utilizó adecuadamente los recursos asignados para la conservación de Cuatro Ciénegas. Quien estaba a cargo de la zona y debía defender el lugar era ernesto enkerlin, comisionado de áreas protegidas y jefe de Moncada; finalmente, en 2007, la destituyeron. los mexicanos no podemos perder Cuatro Ciénegas porque es un tesoro; además de ser bellísimo, contiene la historia del planeta. hace 250 millones de años, de lo que conocemos hoy como México, sólo existía el área correspondiente a Cuatro Ciénegas, una parte de yucatán y otra de Chiapas. México todavía era parte del magma del centro de la tierra, no emergía el material que lo formó. justo en Cuatro Ciénegas, hace 220 millones de años se empezó a abrir una falla tectónica enorme, la apertura que separó al supercontinente Pangea en hemisferios norte y sur. esta separación formó lo que hoy se llama el arco volcánico de las Bahamas, que depositó a Florida e hizo que yucatán metiera un pedazo de esta Pangea en Chiapas y otro en oaxaca. De esta época datan los estromatolitos y los mismos peces de yucatán, Chiapas y Cuatro Ciénegas. Después se levantó la sierra Madre occidental por el choque de placas. luego se levantó el continente y, cuando se cerró el canal de Panamá, la parte norte de México se secó y se convirtió en desierto debido al cambio de las corrientes marinas. la sierra Madre repentinamente se encontró con lo que hoy es Coahuila; ése es el último pedazo de Pangea que nos queda.
34

recursos naturales y desarrollo sustentable

Fue en ese lugar de tanta importancia donde ocurrieron los eventos geológicos que formaron nuestro planeta. en Cuatro Ciénegas sobreviven comunidades completas de cuando el mundo era muy joven –el cámbrico temprano–, lo que convierte a la región en una especie de máquina del tiempo para viajar al jurásico y al precámbrico y para entender el planeta que habitamos. los estromatolitos que forman arrecifes en Cuatro Ciénegas proporcionaron originalmente el oxígeno que nos permite respirar y lavó las rocas. este elemento liberó el fósforo necesario para tener energía libre y ser criaturas grandes. Gracias a estas humildes piedras forradas de un tapete microbiano se hizo la fotosíntesis que nos permite estar a todos aquí. los grandes elementos que nos dieron a todos la vida se formaron por fusión nuclear hace más de cinco mil millones de años. Cuando se formó la tierra su superficie estaba caliente y abundaban las reacciones químicas; había agua, uno de los elementos más abundantes en el universo y, gracias a ella sucedió la evolución química de la tierra. Posteriormente cayeron meteoritos, que ayudaron a la actividad del centro de la tierra, a que hubiera temblores y energía para el desarrollo de los estromatolitos. somos resultado de catástrofes, y en éstas se formaron los elementos que nos dieron la vida; se formó el ácido ribonucleico (arn), las proteínas y no sabemos muy bien cómo, pero el ácido desoxirribonucleico (aDn). ambos ácidos, con las proteínas, dieron lugar al primer organismo vivo, que probablemente era una comunidad. ese organismo hizo muchas exploraciones acerca de cómo fusionarse con el ambiente. sabemos que provenimos todos, desde los estromatolitos, pasando por los dinosaurios y las ballenas hasta los humanos, del mismo ancestro de hace alrededor de cuatro mil millones de años. los estromatolitos devoraron la sopa de cometas y, como tenían hambre, aprendieron a comer azufre, metano y bióxido de carbono. no había oxígeno en la atmósfera y el sol era un poco más pequeño. Cuando empezó a crecer, los organismos desarrollaron antenas solares para captar electrones y generar energía de una manera más eficiente. hubo un evento maravilloso en el origen de la diversidad del planeta: cuando se juntaron dos organismos con dos diferentes antenas solares se llevó a cabo por primera vez el proceso de la fotosíntesis; cuando este proceso capturó suficiente energía solar y explotó el bióxido de carbono –muy abundante– y se creó la fotosíntesis del oxígeno que hizo posible la vida en este planeta.
35

valeria souza saldívar

las inventoras de la fotosíntesis fueron las primitivas cianobacterias, que hicieron que este planeta fuera azul y no rojo, como Marte; a estas criaturas les gustaba vivir en comunidades –estromatolitos–, tenían el ciclo del metano y el ciclo de la fotosíntesis. estas comunidades constituyen los primeros fósiles vivos en el planeta y por tres mil millones de años fueron las dueñas del mundo. Cuando hubo suficiente oxígeno en la tierra, el mar se impregnó de él y empezó a llover el agua con oxígeno que lavó el fósforo de las rocas. al salir este elemento pudieron formarse organismos más grandes porque ya había oxígeno para respirar y suficiente energía para formar el adenosíntrifosfato (atP), bio-molécula que es la principal transportadora de energía en las reacciones metabólicas. somos producto de esa historia. el mundo de las bacterias abarca una gran área en la trama de la historia, donde nosotros ocupamos, en comparación, solamente una fina raya. hoy podemos saber cómo era ese mundo por los organismos que siguen vivos en Cuatro Ciénegas. sabemos que nos dio la vida el polvo de estrellas compuesto por azufre, nitrógeno, hidrógeno, fósforo y fierro; elementos sin los cuales no existiríamos. ese polvo de estrellas sigue presente en los organismos y son los ciclos biogeoquímicos los que hoy hacen la vida posible. en la actualidad requerimos de todo el planeta para realizar las tareas fundamentales para el sostenimiento de la vida, como son el ciclo del carbono, del nitrógeno, del fósforo y del azufre. sabemos esto por el genoma que extrajo del mar Craig venter, y lo sabemos también porque cuando hay demasiado bióxido de carbono, hay calentamiento global, lo que nos dice que los ciclos son globales. los estromatolitos de Cuatro Ciénegas son capaces de hacer toda la tarea que ahora hace el planeta; al principio de la vida estos estromatolitos eran comunidades autosuficientes, capaces de hacer todas las tareas necesarias de la geoquímica local con lo cual cada lugar era perfecto y completo. todo lo demás no era necesario, ni nosotros, ni los cactus, ni las ballenas; el surgimiento de estos seres ocurrió porque había un exceso de energía. esto se puede entender con otro ejemplo: ¿por qué existe las vegas?; no es necesario, usa muchísima energía y gasta los recursos que no produce, pero tiene dinero. no podemos perder Cuatro Ciénegas porque además de ser un lugar extremadamente interesante, es un mundo de bacterias y es el lugar con mayor diversidad por kilómetro cuadrado que se conoce en américa del
36

recursos naturales y desarrollo sustentable

norte. se trata de un lugar sin nutrientes, parecido a Marte, que nos recuerda un mundo pasado. Debemos conservar no sólo el rancho de Pronatura, que tiene doscientas pozas de las trescientas existentes; se deben conservar todas ellas, debido a que cada una tiene formas de vida diferentes. todo lo que encontramos en Cuatro Ciénegas es nuevo para la ciencia; por ejemplo, el Cinvestav Unidad irapuato1 secuenció un bacilo encontrado ahí. su secuencia nos dice gen por gen su pasado marino, nos habla de cuando se partió Pangea en dos y de cuando había un mar en medio que comunicaba el océano Pacífico con el atlántico y no sólo este bacilo –Bacillus coahuilensis– es marino, el 50 por ciento de los seres encontrados en esta zona lo son. Cuatro Ciénegas es un verdadero parque jurásico que evolucionó hasta ser único en el planeta; no mantuvo a la tierra en el mundo de los dinosaurios, la cambió de una manera especial. las bacterias de esta zona perdieron el contacto con el mar y se acostumbraron a las pozas bajo el sol del desierto, se adaptaron a ellas. y digan lo que digan los geólogos, siempre hubo sol. las fallas mantuvieron el agua en contacto con el sol y los estromatolitos siempre pudieron fotosintetizar y alimentar al ecosistema completo: peces, tortugas, focas, camarones, isótopos y virus. aun los virus y las diatomeas siguen manteniendo características similares. es muy difícil poner al planeta en una pecera y simular las condiciones del futuro y del pasado. Pero sí podemos meter un paquete microbiano en esa pecera, generar estromatolitos sintéticos y, reproduciendo ciertas condiciones, preguntarnos cómo fue su funcionamiento en el pasado y cómo sería en el futuro si la temperatura del mar subiera cinco grados o si subieran los niveles de bióxido de carbono, o bien si perdemos la capa de ozono o el ciclo del carbono. ésas son las condiciones que no podemos perder como planeta. el cambio climático global tiene que llegar hasta cierto límite donde no se mate el ciclo del carbono, porque entonces moriríamos todos y de nada serviría ser ricos y tener petróleo. tenemos una herramienta extraordinaria para predecir lo que pasará en el futuro. Por eso hay que darles clases a los niños de Cuatro Ciénegas, explicarles que esta zona es su tesoro y que es su tarea cuidarlo. a finales de 2006 hubo muchísima difusión de este problema en la televisión y en la radio; impartí 87 conferencias, me volví un tema de campaña, y el ganador

Centro de investigación y de estudios avanzados del instituto Politécnico nacional. su unidad de la ciudad de irapuato tiene una línea de investigación en ingeniería genética.
1

37

valeria souza saldívar

de la contienda electoral por la presidencia de México y su colaborador más cercano decidieron que Cuatro Ciénegas era un lugar importante. eso gracias a los medios de comunicación: si Canal trece no le hubiera dado cobertura yo hubiera gritado en el desierto. se me escuchó porque llevé a ochenta personalidades internacionales y a los científicos más importantes del mundo, en esta área, a visitar Cuatro Ciénegas. estuvo Federico reyes heroles y escribió del tema en el periódico Reforma. al día siguiente el Grupo industrial lala declaró su retiro de Cuatro Ciénegas, el cierre de sus pozos, y no sólo eso, canceló tratos con todo aquel que dañara el sitio. hizo todo eso porque la gente escribió correos electrónicos para boicotear su leche, que fueron a dar hasta la gerencia. Fue entonces cuando pidieron hablar conmigo. el presidente Felipe Calderón dijo que había que cerrar los canales, evitar la evaporación, cambiar los sistemas de riego y considerar al ecosistema prioritario para el desarrollo sustentable; y no sólo eso, el Congreso de la Unión aportó 340 millones de pesos para que esto ocurriera. se amplió la reserva casi diez veces, incluyendo la sierra. la reserva ya no sólo abarcaba unas cuantas pozas, también estaban protegidos los peces, pero desgraciadamente no se protegió el agua. ya estábamos celebrando cuando nos hablaron desde el Gobierno de Coahuila y nos comunicaron que todavía no se había llegado a una resolución concreta acerca de Cuatro Ciénegas debido a los intereses de los grandes productores de la zona. esto está cambiando, pero es necesaria la transparencia absoluta en el uso de los recursos del pueblo. se desconoce el destino de los 340 millones asignados por el Congreso de la Unión, se dice que los tiene la Comisión nacional del agua (Cna). es necesario hacer pública la aplicación de los recursos y evitar que el dinero se regrese a hacienda. es necesario que la sociedad civil presione porque debe existir un modelo de verdadero desarrollo sustentable, donde las criaturas con voz y las que no la tienen puedan coexistir. Una posible solución virtuosa podría ser una revolución llamada “biotecnología para la gente”, una biotecnología en donde los inventores aportaran recursos a un fideicomiso, las universidades aportaran sus ganancias a la infraestructura para ese fideicomiso y los inversionistas también aportaran recursos aplicables a la educación de los niños de Cuatro Ciénegas, para que tengan un futuro y se conserve esta zona. todos tenemos batallas diferentes que luchar; debemos ser suficientemente insistentes, disciplinados, y escoger las propias batallas. y se trata
38

recursos naturales y desarrollo sustentable

de ganar, pero no para una fama propia, sino para el futuro. si me preguntan si la Ciudad de México será sustentable en materia de recursos hídricos, respondería que no hay manera de hacer que 25 millones de personas que coexisten en un lugar tengan suficiente agua sin lastimar los ecosistemas vecinos, o hacer que puedan tener suficiente energía. lo que sí podemos mejorar es la calidad de vida de la gente que vive en estas ciudades. no dudo que la tecnología nos dará oportunidades para generar energía y capturar agua de una manera más sabia pronto. otro gran problema actual referente a la sustentabilidad es el relativo a cómo salvar de la extinción a las especies, y cómo decidiremos qué sitios salvar y qué sitios dejar morir. ¿Quiénes somos para decidir cuántos, dónde y quiénes pueden vivir? todo esto es como un gran exterminio: ¿quiénes somos los humanos para decidir qué ramas de la vida vamos a podar?

39

Manejo inteGral De CUenCas híDriCas y sU aPliCaCión en la salUD De los ríos De MéxiCo

HeleNa cotler ávalos*

Una cuenca es una unidad territorial delimitada por un parteaguas; esta delimitación nos facilita el entendimiento espacial del ciclo hidrológico, así como las alteraciones provocadas por las acciones humanas. en un ecosistema funcionalmente sano podemos tener precipitación y captación de agua por la vegetación –lavada por hojas y troncos hasta llegar al suelo. Dependiendo de la calidad de este suelo podemos tener filtración o percolación para la alimentación de los mantos freáticos; el líquido que llegue hasta los cuerpos de agua debe tener un balance y una dinámica de temperatura, calidad, concentración de nutrientes y ph para que pueda mantener el funcionamiento de los ecosistemas semiacuáticos. la utilización de la cuenca como unidad de gestión del agua en México no es algo nuevo, se remonta a la década de 1920, cuando las autoridades requerían medidas hidrológicas de calibración de presas para el control de avenidas. Dichas medidas estuvieron asociadas a la expansión de la frontera agrícola. las autoridades de aquel entonces establecieron las medidas hidrológicas que administraron los distritos de riego. Posteriormente, y por la influencia del proyecto del valle de tennessee, en estados Unidos, se crearon organizaciones para administrar las grandes cuencas que impulsaron y coordinaron los programas regionales de desarrollo de infraestructura hidráulica, de carreteras y de fomento industrial. las principales comisiones de cuencas activas en aquella época fueron la de tepalcatepec, Michoacán, y la del río Papaloapan, en veracruz. Pero este desarrollo de los años cuarenta no perduró, porque el Gobierno federal eligió deliberadamente las regiones y no a los estados como unidades administrativas para realizar este proyecto, y ese hecho fue una de las
* Directora de Manejo integral de Cuencas hídricas del instituto nacional de ecología.

41

HeleNa cotler ávalos

causas por las que estas comisiones de cuencas finalmente no tuvieron continuidad en el tiempo. en los años ochenta se comenzaron a formar los consejos de cuencas, que son los principales órganos de concertación, pero su función solamente cumple la gestión de los recursos hídricos, no la gestión de otros recursos naturales. en el sexenio pasado, la secretaría de Medio ambiente y recursos naturales (semarnat) planteó que para lograr el manejo integral de los recursos naturales se tenía que adoptar un enfoque integral de cuencas que contemplara una interrelación entre todos los componentes; para lograrlo, se reorganizó administrativamente todo el sector y se formaron organizaciones de cuencas. De éstas, únicamente se estableció la coordinación de la cuenca del valle de México, la cual nunca tuvo continuidad. ahora, con la nueva ley reformada de aguas, se cambiaron las gerencias regionales de la Comisión nacional del agua (Conagua) a organismos de cuencas. en los términos de la federación, cuando se habla de cuencas, se habla de grandes organizaciones de cuencas que concentran muchas atribuciones. Pero hay una historia paralela, escrita por instituciones académicas y organismos no gubernamentales, y aumentada durante el sexenio pasado por el Fideicomiso de riesgo Compartido (Firco) con su programa nacional de microcuencas. en las unidades de Firco se han hecho estudios sobre erosión del suelo, sobre aspectos hidrológicos y sobre manejo de recursos naturales, y se ha logrado la concurrencia de otros programas e instituciones para la capacitación y el desarrollo rural. actualmente tenemos dos esfuerzos: uno lo realizan las regiones hidrográficas y las agrupaciones de las cuencas en todo el ámbito nacional; el otro es local y lo llevan a efecto los municipios y ejidos en unidades de gestión de microcuencas. el esfuerzo nacional se orienta a la gestión del agua y su carácter es territorial, mientras que en los esfuerzos regional y local se pone el énfasis en el desarrollo rural, fortaleciendo la capacitación y la planeación participativa. el enfoque metodológico de ambos es distinto, por lo que hay ausencia de sinergia y concordancia. los problemas de degradación medioambiental en nuestro país continúan: tenemos problemas de deforestación, con más de 500 mil hectáreas de cobertura natural perdida desde 1976 hasta el año 2000 y una degradación del suelo que por lo menos afecta a 45 por ciento del territorio. hay datos que muestran que por lo menos 15 por ciento de los mantos acuíferos están sobreexplotados y 73 por ciento de los cuerpos de agua
42

Manejo integral de cuencas hídricas

presentan algún grado de contaminación. no hemos desarrollado el tipo de estructuras organizacionales requeridas para comenzar a mitigar y revertir estos problemas. tenemos un sector ambiental muy débil, con muy poco presupuesto, por lo que debemos preguntarnos cómo hacer más eficiente el manejo y la conservación de los recursos naturales, cómo lograr la concurrencia de los programas federal, estatal y municipal y la manera de coordinar eficientemente las instituciones. Muchos países de américa latina han encontrado en el manejo integral de las cuencas una respuesta a estos problemas. el manejo integral de cuencas tiene muchas definiciones; la nuestra se refiere a formular, implementar y evaluar las acciones dirigidas a tres rubros: aprovechamiento de recursos naturales con fines productivos, conservación de ecosistemas y control y prevención de los procesos de degradación ambiental; todo lo anterior debe establecerse bajo un esquema de planeación participativa. en nuestras cuencas tenemos problemas de deforestación, lo cual hace que se lleven a los cuerpos de agua: carbono, nitrógeno y múltiples tipos de sales. hay problemas de sobrepastoreo y erosión que llevan a los cuerpos de agua diversos sedimentos; estos mismos cuerpos de agua atraviesan los municipios, y casi 70 por ciento no cuentan con plantas de tratamiento, como tampoco las plantas industriales que arrojan a los cuerpos de agua metales pesados, basura y bacterias coliformes y de otros tipos. los ríos tienen grandes problemas de azolve, de incremento de sustancias nutritivas o eutrofización, de contaminación y también de fragmentación del caudal por la presencia de presas. todas las cuencas y ríos del país se encuentran represados, lo que causa que además de agua, retengan sedimentos; este fenómeno puede ser apreciado por la presencia anormal del lirio acuático. todos los sistemas de producción y las actividades productivas realizadas en una cuenca generan impactos negativos que afectan a la cantidad, localidad y la temporalidad del agua. este elemento es el mejor indicador de la salud ambiental de una cuenca; en función de la cantidad de agua, de su calidad y de su distribución anual podemos saber realmente si todas las actividades productivas y de conservación que realizamos en el territorio de la cuenca son adecuadas o no. el conocimiento de las cuencas en México se remota a 1885, cuando antonio García Cubas, considerado el primer geógrafo mexicano, realizó el primer mapa de cuencas de México. hubo otros intentos de registrar
43

HeleNa cotler ávalos

las cuencas del país realizados por la secretaría de recursos hidráulicos mediante boletines hidrológicos; este esfuerzo fue continuado por la secretaría de Desarrollo Urbano y ecología (sedue), el instituto nacional de estadística Geografía e informática (ineGi) y la Conagua. Como consecuencia de toda esta serie de esfuerzos descoordinados, durante décadas hemos tenido varios mapas que se decían de cuencas. Para subsanar este problema, en 2007 se elaboró entre el ineGi, el instituto nacional de ecología y la Conagua un mapa de cuencas hidrográficas de manera consensuada; en este mapa se han delimitado mil 471 cuencas formadas por los ríos que desaguan en el mar (exorreicas), por ríos que desaguan en mares interiores, lagos o lagunas (endorreicas) y por superficies cuyos ríos se pierden por evaporación o infiltración (arreicas). la heterogeneidad geológica, geomorfológica y climática de México también se expresa en la diversidad de los tamaños y las formas de sus cuencas. a lo largo de la zona que colinda con el océano Pacífico y Baja California se encuentran cuencas muy pequeñas, mientras que en el centro y norte del país se hallan las grandes cuencas. al analizar la estadística de estas cuencas, más del 50 por ciento de ellas (807) son menores a 50 kilómetros cuadrados y ocupan menos del
1 por ciento de país, mientras que sólo 16 cuencas con rangos de entre 20 mil y cien mil kilómetros cuadrados cubren o abastecen 55 por ciento

del territorio nacional. estas diferencias expresan también la variabilidad de un manejo adecuado de cuencas, por lo que es muy difícil hacer una planeación adecuada; podemos hacer una buena gestión de pocas localidades y podemos trabajar con la población, pero hay que generar los datos que nos permitirán tomar decisiones acertadas. se cuenta con datos de las
16 grandes cuencas del país, pero es muy complicado hacer la gestión de

una cuenca de 50 mil kilómetros cuadrados. es importante utilizar la cuenca como una unidad de planeación y de gestión. hemos visto que todas las actividades productivas en el territorio de una cuenca generan impactos negativos transportados por el agua, la cual también constituye un indicador de la salud ambiental de la cuenca. Por el agua de la cuenca se pueden determinar las fuentes contaminantes, intensidad y los impactos de la dinámica eco hidrológica. si se sabe cuáles son las fuentes contaminantes, se pueden determinar las zonas prioritarias de trabajo. Dado que no se cuenta con dinero suficiente para tratar todas las zonas con problemas de degradación ambiental, es necesario establecer
44

Manejo integral de cuencas hídricas

prioridades; hay que localizar las principales fuentes contaminantes y comenzar a revertir el problema. De esta manera se puede facilitar la colaboración entre instituciones para la resolución de problemas ambientales y conflictos sociales. si hablamos de unidades hidrográficas jerarquizadas, la cuenca abarca subcuencas y las subcuencas abarcan microcuencas; la cuenca constituye la unidad de planeación donde se pueden identificar los impactos negativos, donde se definen los principales problemas y sus áreas prioritarias. según el tamaño de la cuenca estos factores pueden involucrar distintos sectores e instituciones del Gobierno, los cuales establecerán formas de colaboración y cooperación entre ellos. en la subcuenca se puede apreciar la identificación y el diagnóstico de las fuentes y de sus impactos negativos; se identifican sectores, usuarios específicos e instituciones involucradas. la microcuenca es nuestra unidad de gestión; ahí es donde está la población y donde podemos hacer una planeación participativa. Debemos partir de la planeación de la cuenca, para que realmente los trabajos que se hagan en las microcuencas resuelvan los problemas de la cuenca. Como ejemplo, se tiene una cuenca cualquiera que da al mar; dada la concentración de nutrientes y de sedimentos tenemos azolves y contaminación de los ríos, lo cual afectará a estos ecosistemas riparios y generará conflictos sociales en las partes medias y bajas de la cuenca. en el océano, en el mar o en un lago esto se refleja por la concentración de nitrógeno, fósforo y posiblemente deficiencia de oxígeno –o hipoxia. la cuenca nos permite hacer un seguimiento de los principales problemas y determinar las fuentes de contaminantes. estos problemas pueden deberse a que una microcuenca está cerca de una zona de ganadería extensiva y densa donde hay deterioro del suelo, abrevaderos en arroyos y también una disminución de la calidad de vida. la solución encontrada a partir del análisis no solamente se dirige a la parte productiva y a la parte del mejoramiento de la calidad de la vida, también tiene que contemplar el mejoramiento de la salud ambiental, y eso se tendría que verificar en los indicadores de cuenca, subcuenca y microcuenca. es necesario señalar que los efectos de las actividades productivas se generan y pueden verificarse en todos los niveles, debemos estar conscientes de que pueden impactar al caudal medio, máximo o base de los ríos, o impactar solamente cierto tamaño de cuenca; también pueden generar nutrientes o materia orgánica patógena que, por su tamaño y por su dinámica, afectarán a ríos de mayor longitud.
45

HeleNa cotler ávalos

aunque una actividad de minería se realice muy lejos de la desembocadura de un río, los metales pesados que ahí se generan llegarán en algún momento a su desembocadura. en México algunas instituciones hablan de manejo de cuenca y otras hablan de ríos y de agua, pero todo está intrínsecamente ligado, no se pueden separar ambos conceptos; las implicaciones del manejo de cuenca sobre la salud de los ríos afectará a los ecosistemas riparios, al caudal ambiental, a la cantidad y calidad de agua y a los peces de agua dulce. los ecosistemas riparios se encuentran en franjas aledañas a los ríos. en nuestro país, estos lugares se convierten en zonas de pastizales, de agricultura o de asentamientos humanos, lo cual hace que se pierdan funciones ecológicas de los ecosistemas riparios, que son los encargados de mantener ecosistemas semiacuáticos que retienen sedimentos, disminuyen la evaporación, protegen el manto acuífero y filtran el agua. algunas especies, como el tule, filtran bacterias y componentes químicos del agua como la Salmonella, la Shigella y el Vibrio cholerae; además, remueven grandes cantidades de sedimentos totales de amonio, nitrato y coliformes fecales. las especies vegetales de los ecosistemas riparios cumplen una función que no valoramos ni estudiamos, y como no nos damos cuenta que las perdemos, las tenemos que reemplazar por plantas de tratamiento de agua. ser un “conducto” es otra función ecológica de las cuencas; los ríos son un conducto formado por y para colectar agua, sedimentos, organismos, nutrientes y energía; son muy importantes porque constituyen fuentes de renovación y de enriquecimiento de las zonas bajas de las cuencas y de los valles, sirven como fuente sumidero para evitar el abatimiento del nivel piezométrico del agua y también como barrera y filtro. a medida que estos ecosistemas riparios desaparecen, los agroquímicos, los sedimentos provenientes de la erosión y los coliformes originados por el pastoreo irán directamente a los ríos; tener una franja protectora del sistema ripario disminuirá la contaminación y nos protegerá. actualmente, en casi ninguno de los ríos tenemos estas funciones por la expansión de la frontera agrícola y los asentamientos humanos, lo cual además provoca desastres por inundaciones. el caudal ambiental es algo de lo que ahora se empieza a hablar en México. De acuerdo con la reforma a la ley de aguas nacionales decretada en 1997, el medio ambiente es un usuario, por esta razón se está trabajando sobre una norma técnica para regir el caudal ambiental. el régimen
46

Manejo integral de cuencas hídricas

hídrico que se presenta en un río o zona costera de manera natural es de una calidad de agua específica para mantener el ecosistema semiacuático de los ríos y los sistemas ambientales. Mantener un régimen hídrico estable contribuye a la salud riparia, pues un río que presenta poca agua no tiene capacidad de dilución de sales, nutrientes y contaminantes; en esta situación todo se concentra, generándose problemas de salinidad, alto nivel de ph e incremento de temperatura, con lo que evidentemente se verá afectado el hábitat de la fauna que depende de esos ríos. hubo y sigue habiendo un fuerte impulso hidráulico en el país para mantener la capacidad de almacenamiento de agua, sobre todo en las zonas áridas, donde se requiere represar el agua. esto provoca:

reducción del agua subterránea que los ríos recargan. hay una sinergia entre los ríos y los mantos acuíferos, ya que se alimentan mutuamente.

Con el represamiento y la canalización aumenta la concentración de nutrientes que conllevan la electrificación del agua de las presas, lo cual hace más caro su tratamiento.

Disminución de la conectividad entre los cauces y los sistemas acuáticos. la pérdida de vegetación riparia y de diversidad acuática ocasiona una disminución gradual de las funciones ribereñas de almacenamiento de agua, de retención de sedimentos y de recarga de agua para el hábitat.

Cuando los ríos ya no cuentan con agua propia, dependen de la apertura de las presas para reabastecerse de agua; esta situación hace que se deteriore el ecosistema ripario, pues su dinámica morfológica varía. en estos ríos el hábitat de las especies se pierde. los sistemas acuáticos no sólo brindan beneficios relacionados con aspectos productivos, sino también servicios ambientales con fines recreativos. en cuanto a la política del manejo de cuencas, para priorizar la resolución de problemas tendríamos que determinar las zonas más severamente afectadas y establecer una política de apertura de presas para que los caudales ecológicos se mantengan. Como ejemplo, podemos mencionar el uso del agua en la región hidrológica del río Bravo dedicada a actividades agrícolas. esta zona tiene un déficit muy alto de disponibilidad de agua, lo que indica que probablemente ciertas actividades productivas no sean las más adecuadas para la
47

HeleNa cotler ávalos

oferta ambiental existente en la zona. Desde 1905 a la fecha ha habido una disminución de la escorrentía o afluentes de agua al río Bravo, lo cual se debe a que mucha agua se quedó en las presas a lo largo de toda esta zona. Desde 1967 hasta 2003 el río san juan ha sufrido una tendencia hacia la disminución de las escorrentías debido a variables antrópicas muy fuertes, como el represamiento, el uso agrícola y el consumo humano; otro problema es que el agua que desechan las poblaciones no se trata, se regresa contaminada a este río. otro problema es el impacto del manejo de la cuenca sobre los peces: al variar la salinidad de un río, debido a la baja capacidad de dilución de nutrientes y de sales introducidas por los agroquímicos, cambia la proporción de las especies de agua dulce y las de agua salada. hay registros de que algunas especies de agua salada han entrado en el caudal del río Bravo hasta 800 o mil kilómetros. los escenarios de cambio climático muestran que en esta zona, específicamente en el norte de Coahuila, disminuirá la precipitación; su núcleo fuerte seguirá estando en el sur de nuevo león y en el norte de tamaulipas. la infiltración de agua que era muy fuerte en el suroeste de nuevo león, se está modificando; hay una tendencia de cambio de uso de suelo en toda esta zona, mientras que en el norte de Coahuila los cambios de uso de suelo no serán tan drásticos. el agua es un detonador importante del ciclo hidrológico para mantener y preservar el funcionamiento de los diversos ecosistemas; no es únicamente para consumo humano, sino también para la protección de los ecosistemas que proporcionan cantidad y calidad de agua como servicio ambiental. el agua entra a un sistema de tuberías y llega a nuestras casas; el problema es que no nos preocupamos por mantener las áreas de captación para seguir infiltrándola. el mantenimiento de la oferta de agua, la cantidad, la calidad y la temporalidad para el consumo humano requiere de un manejo de ecosistemas en las cuencas hidrográficas. no podemos seguir viendo el agua como un recurso aislado del resto del ecosistema; se debe manejar el ecosistema de manera que se le permita recuperar su estructura y funcionamiento natural.

48

Bases De la PolítiCa enerGétiCa en MéxiCo

dieGo arJoNa arGüelles*

hablar de la política energética de México permitirá entender mejor las actitudes que hay que tomar y lo que tenemos que hacer para aliviar un poco los efectos del cambio climático. la secretaría de energía se funda en cinco pilares para llegar a un equilibrio entre nuestro consumo y nuestra producción energética. el primer pilar es la seguridad energética, esto significa que cuando un mexicano trate de prender la luz en su casa, funcione. aunque parezca una obviedad, no lo es; como ejemplo podemos recordar que en 1980 en México cesó temporalmente el suministro de energía eléctrica. el tema de la seguridad energética también se relaciona con la disponibilidad de gasolina. algunos podemos recordar que cierta vez tuvimos que formar largas filas para tratar de comprar gasolina. y, todavía más importante es lograr que haya los suministros necesarios cuando una empresa decida fabricar vidrio o metal en determinada ciudad y requiera, por ejemplo, gas. la seguridad energética es hacer que los recursos estén disponibles; esto nos permite generar fuentes de empleo y mejorar el estándar de vida de los mexicanos mediante el uso de los sistemas de energía del país. el segundo pilar de la política energética se refiere a la calidad de la energía; durante las tormentas, por ejemplo, los focos se prenden y se apagan, como si ondulara la capacidad de iluminación. Por este tipo de fallas los equipos electrónicos pueden llegar a dañarse, lo que es especialmente grave en las fábricas. Podemos citar como ejemplo una fábrica regiomontana de hilados de plástico con miles de máquinas embobinadoras de carretes de hilo; estas máquinas, cuando tienen una falla de milisegundos, interrumpen el proceso de hilado y se genera un problema
* Director General de investigación, Desarrollo tecnológico y Medio ambiente de la
experto en programas de ahorro de energía de la secretaría de energía.
Conae.

49

dieGo arJoNa arGüelles

gravísimo, porque hay que tirar todo el lote de producción que se estaba manufacturando en ese momento. esto tiene implicaciones económicas muy importantes para la producción nacional. a partir de este ejemplo podemos entender la importancia de la calidad energética. Un primer principio de calidad eléctrica es el de la regulación del voltaje, que debe ser estándar; de manera similar, los combustibles deben ser siempre iguales y no tener un exceso de agua. si en la ciudad de Monterrey se va la luz ocho horas al año, y en promedio ocho veces al año hay un apagón de una hora, resulta que esa cantidad significa que el servicio de energía tiene una eficiencia del 99.9 por ciento de tiempo perfecto de operación. la operación de la industria energética es muy delicada por aportar un servicio que se entrega de manera continua. en relación con la calidad, otro tema interesante es el de los precios y la energía. Para que la economía sea competitiva debe contar con mecanismos o sistemas de creación de energía. hay muchas maneras de ser competitivo: una es producir cosas baratas, con el riesgo de que no sean buenas; otra es pagar más a los trabajadores, éstas no son las políticas de México. reducir los costos del consumo de energía tiene un sinnúmero de ventajas; hay dos maneras de reducir el costo: cambio de tarifas y reducción del consumo, es decir, hacer más con menos. la eficiencia energética es el tercer pilar. Un ejemplo explicará mejor este concepto; una lámpara incandescente de 100 watts entrega determinada cantidad de luz; una lámpara fluorescente compacta, conocida como foco ahorrador, para entregar esa misma cantidad de luz necesita 25 watts. es la misma lámpara, la misma cantidad de luz y los mismos tonos de color, pero en este cambio de tecnología hay un ahorro de 75 por ciento de energía. Un leD (light emitting diode) o diodo emisor de luz, para entregar esa misma cantidad de luz necesita entre 3 y 5 watts, dependiendo de si es rojo o blanco, porque en cada caso tiene gastos distintos; con su utilización podríamos ahorrar potencialmente cerca de 95 por ciento de energía. esto es importante, debido a que más del 80 por ciento de la energía que se consume en el país proviene de quemar petróleo, lo que tiene como efecto emisiones de bióxido de carbono, las cuales a su vez producen el cambio climático, es decir, quemar petróleo también tiene efectos locales. Para hablar con toda la gente involucrada en la producción de energía de este país se necesita tratar con los directores de Pemex, de la Comisión Federal de electricidad (CFe), el de luz y Fuerza y con un puñado más de
50

Bases de la política energética en México

personas del sector privado. Pero hablar con la gente que consume energía implicaría tratar con 105 millones de mexicanos. el cuarto pilar de la política energética de México es la diversificación de las fuentes primarias de energía y de las tecnologías de producción de energía. Depender de una sola fuente de energía plantea riesgos muy importantes, como la incertidumbre de lo que pasará con el precio del petróleo. en Brasil, la electricidad que se consume se produce a partir de energía hidráulica, al igual que en Costa rica. hace unos años Brasil sufrió un año hidrológico seco, no había agua en las presas y por lo tanto se racionó el consumo eléctrico en el país. lo mismo ocurrió en Costa rica en 2007. la dependencia de una sola fuente energética es un asunto problemático para México, que necesita en gran manera los combustibles fósiles. Una política prioritaria del Gobierno mexicano debería ser la diversificación hacia energías limpias y renovables, el aprovechamiento de la energía solar y la energía eólica. hay un elemento que afecta transversalmente todas las decisiones que toma el sector energético, y es el desarrollo sustentable, donde se conjugan los factores económicos, sociales y ambientales. éste es el quinto pilar sobre el que hay que orientar nuestra política energética.

eficieNcia eNerGética Para
la reduccióN del coNsuMo

la energía debe ser flexible, limpia y conveniente. Flexible significa, por ejemplo, que en un enchufe normal uno puede conectar una lámpara de 10 o una de 1000 watts. Por limpia se entiende que cuando se está al lado de una toma eléctrica no se respire suciedad. Uno de los problemas graves del campo mexicano es que la gente cocina con leña dentro de su casa, esto daña particularmente a las mujeres. Conveniente consiste en que el suministro de energía esté en casa y que se pueda utilizar en cualquier área. Un 97 por ciento de los mexicanos tiene acceso a la electricidad, lo que nos coloca en una posición semejante a la de europa, y hasta superior en el caso de algunos países. en cambio, en Kenia sólo el 15 por ciento de los habitantes tiene electricidad, y eso se debe a que hay un núcleo de población importante en nairobi. en tanzania, el país vecino, solamente el 6 por ciento tiene acceso a la electricidad. nos parece algo impensable, pero son situaciones reales que se viven en la actualidad.
51

dieGo arJoNa arGüelles

al considerar lo que es caro y lo que es barato, hemos establecido que la energía más costosa es la que no está disponible. el costo de la energía radica en las oportunidades que se pierden al no contar con ella. nada es más caro para México que decirle a alguien que no monte una fábrica, o a un niño que no estudie cuando está oscuro, o no tener energía disponible para satisfacer las necesidades sociales, de entretenimiento, culturales, educativas y económicas. la energía más barata, sin embargo, es la que no necesitamos utilizar, como la diferencia entre un foco incandescente y una lámpara fluorescente compacta. esos 75 watts de diferencia mencionados antes, que no necesitamos, es la energía más barata. Para llegar a un balance entre el consumo y la producción de energía, tenemos que establecer dos estrategias para México; la primera implica la transformación del mercado, tanto del consumo como de la producción de materia. esta transformación de mercado trata de cambiar el hábito de adquirir equipos que desperdician energía. Por ejemplo: el transformador del aparato codificador de la señal de televisión por cable siempre está caliente y desperdicia energía. a este consumo le llamamos energía en espera. es el mismo caso del celular y sus cargadores, algunos se calientan y algunos están diseñados para que no se calienten: hay equipos que no necesitan desperdiciar energía mientras están apagados. Cuando un DvD está operando consume 15 watts por hora; cuando solo está encendido consume 10 watts, y cuando está apagado consume 8 watts. algo que es obvio es que podemos desconectar el aparato cuando no lo estemos usando, pero también es cierto que los aparatos ya deberían venir diseñados para evitar este consumo. lo mismo sucede con la televisión: encendida gasta 100 watts por hora, apagada gasta 10 watts. si se ve un programa de dos horas al día se consumen 200 watts, pero si se mantiene conectada el resto del tiempo se consumen 220 watts. imaginar una operación matemática puede darnos una dimensión del problema; supongamos que cada mexicano está desperdiciando unos 60 watts todo el tiempo, y esto ocurre en 25 millones de casas; al multiplicar estas cantidades obtendríamos aproximadamente la energía que produce laguna verde. esta planta hidroeléctrica podría no existir si tuviésemos una norma que obligara a que esos aparatos no consumieran energía cuando están apagados. en México requerimos el fortalecimiento de acciones y conductas de sustentabilidad, tanto del consumo como de la producción de energía. Para hacer algo hay que saberlo y entenderlo; tenemos que comprender la
52

Bases de la política energética en México

naturaleza de los problemas para tomar decisiones acertadas. hay varias instituciones que tratan de hacer que tomemos conciencia sobre esto. el Fideicomiso para el ahorro de energía eléctrica (FiDe), por ejemplo, trata de orientar al consumidor para que sepa qué aparatos tienen un bajo consumo de energía. Para comprender mejor el impacto del consumo energético, podemos ver el caso de los automóviles. en los estados Unidos, según datos del año
2000, por cada mil habitantes había 774 coches, lo que quiere decir que

hasta los niños tenían coche; también quiere decir que los americanos casi tenían el doble de autos que la proporción de adultos en el país. en ese momento, en europa había de 450 a 600 automóviles por cada mil habitantes, y en México, entre 200 y 270. los países con una gran expansión demográfica, como la india y China tienen 10 y 12 vehículos respectivamente por cada mil habitantes. si hablamos del cambio climático, ¿qué pasará cuando haya 774 coches por cada mil chinos? el número de vehículos que habrá en la tierra será inmensamente superior al que hay ahora. hay dos opciones: una es pensar que ya se estropeó todo; la otra es comenzar a hacer las cosas de otra manera, como cambiar la forma en que funciona nuestra economía y la tecnología que utilizamos cotidianamente. no sería extraño pensar que en México pueda haber 400 coches por cada mil habitantes, ni sería extraño pensar que estos fenómenos se hallan a unas cuantas décadas. Compramos vehículos muy rápidamente, mucho más rápido que lo que aumenta el ingreso per cápita, o la población misma. Puedo ilustrar la falta de sustentabilidad del consumo con el caso de los automóviles, pero también lo podría ejemplificar con casi todo lo que adquirimos. la aplicación del documento Normas oficiales de eficiencia energética es una solución parcial del Gobierno mexicano, y sin embargo es el programa para el control del cambio climático que más efecto ha tenido en nuestro país. las normas de eficiencia energética se establecieron para prohibir la venta de equipos con exceso de consumo energético que comúnmente compramos los mexicanos. Con respecto a los equipos electrodomésticos, México, Canadá y estados Unidos han homologado sus normas de eficiencia energética para los cuatro principales productos en lo que se refiere a consumo de energía, como los refrigeradores domésticos y los aires acondicionados. Un refrigerador fabricado hace diez años consume tres veces más energía que uno nuevo. la norma de fabricación actual para este tipo de
53

dieGo arJoNa arGüelles

aparatos implica una reducción del consumo energético. la homologación de estos productos ha logrado que los aparatos producidos en México puedan ganar mercado en estados Unidos y en Canadá; de hecho, un porcentaje importante de los refrigeradores que se venden en Canadá son hechos en México. el tema de las lámparas ahorradoras es un éxito de la economía mexicana, y fue un resultado buscado a propósito. hoy pueden encontrar en cualquier supermercado de Monterrey que los focos fluorescentes compactos –lámparas ahorradoras– ocupan muchísimo más espacio que los focos incandescentes, caso contrario de estados Unidos, donde los anaqueles están llenos todavía de focos incandescentes. la economía mexicana ha tenido un cambio de mentalidad; en este momento casi no hay mexicano que no sepa lo que es una lámpara ahorradora, por lo menos no en la región del norte. esto se llama transformación de mercado. las normas buscan inducir el comportamiento de los productores. hicimos una norma para calentadores de gas; en México, el que más se utiliza es el calentador de agua doméstico de 38 litros. se hizo una norma para que mejorara la combustión. Un par de años después, Pemex encomendó al instituto Mexicano del Petróleo descubrir quién se estaba robando el gas; se descubrió que en las colonias donde se empezaron a vender estos aparatos descendió el consumo de energía y por consecuencia se vendió menos gas. estos aparatos tuvieron una influencia en la reducción del consumo, pues el aparato gasta entre 10 y 15 por ciento menos energía. el alcance de las iniciativas de ahorro de energía puede ilustrarse con el caso del subsidio al campo mexicano por parte del sector energético. Un primer tipo comprende la tarifa por bombeo agrícola, que tiene 80 por ciento de subsidio; el segundo es lo que se llama el diesel agrícola para actividades agropecuarias. éstos son los dos subsidios de mayor importancia. hace algunos años diseñamos un programa con la secretaría de agricultura sobre bombas solares de agua. se trataba de poner un panel solar y una bomba de agua sin batería, para que el agua se sacara a la hora que hubiera sol. al principio propusimos un panel fotovoltaico, pero era muy caro y la secretaría de agricultura nos dijo que necesitábamos reducir el costo; entonces diseñamos una bomba que gasta menos energía cambiando el principio de embobinado del motor eléctrico para reducir el consumo de energía. a partir de este principio hicimos una norma para rediseñar los motores de las bombas de agua de manera que el panel solar rindiera más. la norma oficial mexicana se volvió obligatoria y, en menos
54

Bases de la política energética en México

de cinco años, en México ya no se vendieron bombas de agua que no fueran ahorradoras. el campesino que trata de regar su campo no requiere electricidad, requiere agua. Una norma es una forma de buscar la eficiencia energética, y de esta manera también se reduce el costo, y el subsidio. Una tortilla es un poco de gas, un poco de electricidad y otro poco de maíz. Por eso también se hizo una norma de eficiencia energética que permite reducir el precio de los alimentos, o evitar las presiones de alza de los mismos. en el medio urbano, la eficiencia de las energías renovables debe formar parte de un conjunto de medidas integradas hacia el desarrollo sustentable, las cuales deberán atenuar el impacto de las ciudades sobre el aire, el agua, el suelo, la vegetación, la vida salvaje y la sociedad. algunos factores que deben considerarse al analizar los conceptos de energía para impulsar el desarrollo urbano sustentable incluyen el uso de suelo, la densidad urbana, la movilidad, el sistema de transporte y el uso y consumo de agua.

eNerGía eN escala urbaNa
y Nuevas tecNoloGías

en la secretaría de energía queremos promover dos estrategias, que por supuesto hemos propuesto a los funcionarios responsables del urbanismo. la primera estrategia promueve que cada nueva construcción o rehabilitación reduzca la energía necesaria para su ejecución, operación y posible demolición futura. la segunda, que el uso de energías renovables y la aplicación de técnicas de acondicionamiento pasivo –eficiencia energética– se hagan según las características climáticas y de uso de edificaciones en cada sitio suburbano. en México, actualmente debe haber cerca de 25 millones de casas. nuestra curva demográfica ha cambiado debido a la enorme expansión de gente que tiene entre 25 y 35 años, y viene una expansión mayor de gente que tiene entre 20 y 24 años. Cuando uno nace no necesita coche, casa o empleo, aprovecha los recursos de los padres. Cuando toda esta población alcance la edad en que se requieren todos estos satisfactores, ocurrirá lo mismo que en China, donde han requerido construir ciudades. el presidente ha dicho que por mediación de la Comisión nacional de vivienda se construyeron aproximadamente 6 millones de casas en el último sexenio, lo que quiere decir que en diez años estaremos construyendo diez millo55

dieGo arJoNa arGüelles

nes de casas. hay países que no tienen diez millones de casas. si vamos a construir casas deberíamos de empezar a planificar nuestras ciudades de manera que consuman menos energía. en el caso de los edificios, tenemos una tecnología de ahorro de energía en un inmueble emblemático en la Ciudad de México, la torre Mayor, que es el edificio más alto de américa latina. la torre Mayor está hecha completamente de vidrio, lo que debía convertirla en un horno por dentro, pues la ganancia de calor que tiene un edificio de vidrio es altísima. a pesar de esto, el edificio tiene un consumo de energía por debajo de la norma que hicimos para edificios, ahorra 60 por ciento de la energía que consumiría por área. esto lo logra por medio de un vidrio doble –cuya marca comercial es Duovent– con un espacio relleno de aire entre ambos cristales –si fuera al vacío sería mejor–, el cual no permite la pérdida de temperatura, lo que lo convierte en una especie de recipiente térmico. si el edificio es un termo y lo enfriamos un poco por dentro, quedará frío. Como caso contrario tenemos a los supermercados que no tienen techo bajo. Un supermercado en Monterrey con techo de lámina pierde una cantidad de frío enorme, especialmente con la temperatura que alcanza esta ciudad. al tratar de enfriar el desierto los costos se vuelven altísimos, ya que el desperdicio de energía es enorme. el problema es aún más grande para las casas habitación. el Gobierno está trabajando con la Comisión nacional de vivienda y la secretaría del Medio ambiente para tratar de entender y evitar que las viviendas consuman la misma energía de siempre. hay un círculo vicioso: se construyen y se venden casas sin hacer previsiones acerca del consumo de energía que tendrán en el futuro. Quienes fabrican casas quieren venderlas con más metros cuadrados y al menor costo posible para hacerlas más atractivas para sus clientes, sin importar el costo de operación, lo que significa que los problemas de aislamiento térmico no se prevén. los clientes no preguntan por el consumo de energía; sería distinto si las casas tuvieran un sello –como el del FiDe en los aparatos eléctricos– que mostrara cuánto consumo van a requerir. Me interesa presentar algunos ejemplos de cogeneración de energía, generación distribuida de energía y energías renovables. actualmente existen máquinas muy eficientes para hacer cogeneración de electricidad; se están instalando catorce de éstas alrededor de la Ciudad de México. la primera se instaló en Monterrey, en Cervecería Cuauhtémoc, y es uno de los sistemas de generación de energía eléctrica y vapor más eficientes
56

Bases de la política energética en México

que hay; se utiliza para hervir lúpulo y fabricar cerveza. otro ejemplo lo tenemos en una clase de motores fabricados en austria, marca jenbacher, con capacidad para quemar combustibles de bajísima calidad, como el gas metano producido por los rellenos sanitarios. en lo que respecta a energías renovables estamos haciendo, por supuesto, plantas hidroeléctricas. todavía existe una capacidad en México para su construcción, aunque son proyectos muy grandes, y es necesario pensar en plantas que podamos instalar con mayor facilidad, como mini y micro hidroeléctricas. hay un problema estructural en el país; la Comisión Federal de electricidad es la principal compañía de energía del país y tiene proyectos gigantescos; por esta razón no se ha desarrollado todo el potencial de plantas mini y micro-eléctricas necesarias para México, y esto es importante porque estas plantas no contaminan. en energía geotérmica México es una potencia, pues tiene una de las plantas más importantes del mundo. se trata de Cerro Prieto, en Mexicali, casi en la frontera con estados Unidos. también se está incrementando el desarrollo de energía eólica. hasta hace muy poco tiempo se producían 2 mega watts de energía eólica en México; en lo que va de su administración, el presidente Calderón ha inaugurado
85 mega watts más. ahora la Comisión reguladora de energía tiene que

aprobar permisos a empresas importantes para la generación de 2 mil 300 mega watts, además de los proyectos de CFe por 600 mega watts. la energía eólica en el entorno urbano se puede generar aprovechando el viento que sopla sobre un edificio y que para evitarlo circula desviándose hacia los lados. hay un ventilador diseñado por la casa Porsche para situarse entre los edificios y captar el viento para producir electricidad dentro del entorno urbano. el tema de los biocombustibles es tan amplio que se ha iniciado una discusión en torno a él en muchos estados, sobre todo en los del sureste del país. Brasil tiene, desde hace muchos años, un programa de producción de etanol, que surgió de una crisis energética; este país no tenía petróleo y no podía pagarlo, entonces plantaron productos agrícolas para convertirlos en alcohol, lo que ha sido un éxito desde el punto de vista del desarrollo social, económico y agrícola. el doctor Mario Molina nos advirtió acerca de la producción de etanol, debido a que se podía gastar más energía de la que se obtenía. la energía renovable, que suena como una panacea, tiene sus dificultades y por esa
57

dieGo arJoNa arGüelles

razón debe tener controles. Monterrey tiene la planta de biodiesel más grande del país; ahí el combustible se produce con la grasa de animales eliminada de los rastros y con algunas grasas vegetales. en México hay un desarrollo notable en materia de paneles fotovoltaicos; se está creando un proyecto para llevar energía solar con éstos a muchísimas comunidades. recientemente pude mostrar a funcionarios del sector energético dos comunidades que habíamos electrificado con paneles fotovoltaicos. al pararnos sobre el borde de un risco, les mostré un pueblo que no tenía cables de energía eléctrica; esta solución fue diseñada en razón de que la cañada que estaba entre los dos pueblos tenía 100 metros hacia abajo y 120 hacia arriba, lo que hacía demasiado costoso llevar la energía por medio de cables a ambos pueblos. Cuando se tiene 97 por ciento de electrificación del país, llega el momento de electrificar el resto; esto representa un problema, pues es necesario buscar opciones como la generación distribuida y las nuevas tecnologías, es decir, la mejor tecnología que hay en el mundo. actualmente tenemos un proyecto para electrificar 50 mil viviendas. el ciclo combinado de energía solar se llama así porque se combina un ciclo termodinámico con otro, por ejemplo, el ciclo de calentamiento de agua por medio de energía solar con una turbina de vapor para generar energía. existen proyectos de este tipo en egipto y en Marruecos que utilizan espejos cóncavos para calentar agua y generar vapor para mover una turbina. los calentadores solares de agua se utilizan en los techos, principalmente de los hoteles, lo que les permite apagar su caldera principal para reducir su cuenta eléctrica y los efectos medioambientales. otro tipo de tecnología utilizada para ahorrar energía es la iluminación solar, a través de los tragaluces. el problema es que éstos aumentan la ganancia de calor, y se gasta más energía en aire acondicionado de la que se ahorra en iluminación. Del tragaluz surgió la inspiración del tubo solar, un tragaluz alargado que hace que todo el aire caliente se quede en la parte superior del tubo, así la ganancia de calor es bajísima o nula. en una oficina en Monterrey de la CFe, en el Departamento de Construcción, hay circuitos de lámparas prendidas y circuitos de lámparas apagadas de día; las que están apagadas son eléctricas y las que están prendidas son solares. hay una teoría que dice que en las tiendas de ropa, las condiciones de iluminación solar para ver el color correcto de los artículos hacen que a la clientela le guste más la mercancía; la eficiencia energética tiene sus
58

Bases de la política energética en México

ventajas para el comercio. otra de las alternativas para el ahorro energético son las tecnologías innovadoras, las cuales nos obligan a pensar en el futuro. hace muchos años una empresa llamada industria eléctrica Mexicana (ieM) convocó a un grupo importante de ingenieros mexicanos con conocimientos sobre magnetismo; esta empresa posteriormente se fusionó con otra y han conformado Prolec, la más importante productora de transformadores de alto voltaje del continente americano. Contemplando estos antecedentes, ¿no deberíamos de volver a hacer esto?, ¿no deberíamos desarrollar una fábrica de celdas de combustible o de celdas de hidrógeno? este tipo de tecnología dentro de algunos años será un negocio redondo. Para esto es necesario convocar a especialistas; si es posible desarrollarla, también podrían generarse nuevas fuentes de empleo. el desarrollo de energías renovables requiere adquisición de nuevas tecnologías, así como materiales y equipos fabricados con altos estándares de calidad. también requiere especialistas calificados; es necesario contar con gente dispuesta a ejercer y entender los oficios de las nuevas tecnologías. todo esto requiere, además, voluntad política y cultura para elegir acertadamente. el tema del financiamiento es importante, porque muchos de estos aparatos son caros; hay que inventar sistemas de financiamiento que permitan acelerar el desarrollo. en México está el FiDe, institución que apoya el reemplazo de equipos, gracias al cual en los últimos dos años se han sustituido 600 mil refrigeradores. es necesario acelerar el reemplazo de los equipos obsoletos para hacer una economía más eficiente en el consumo de energía.

59

reseña

el Cuarto encuentro nacional con la Carta de la tierra se efectuó en el marco del Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007, evento con el que comparte valores y principios. la Carta de la tierra es un documento que propone un sistema de aspiraciones fundado en cuatro grupos de principios y valores interdependientes: respeto y cuidado de la comunidad de la vida; integridad ecológica; justicia social y económica, y democracia, no violencia y paz. los esfuerzos de la organización internacional que promueve sus iniciativas se orientan a educar para construir una cultura del cuidado, el respeto, la compasión y la solidaridad, conscientes de que el planeta es nuestro hogar y que juntos formamos una familia con un destino común. la Carta incorpora los aportes de la ciencia, las leyes, la filosofía y la religión, y su lenguaje incluye conceptos que tienen su origen en diferentes dimensiones de la experiencia humana: lo social, lo político, el entendimiento, los afectos y el espíritu. otro aspecto fundamental de esta iniciativa es que busca involucrar a todas las personas y, por lo tanto, pone un gran énfasis lo mismo en la educación de los niños y jóvenes que en las comunidades de adultos, fomentando iniciativas locales en muchos lugares. Frente a los retos de preservación ambiental y justicia económica y social, sostiene: “Poseemos el conocimiento y la tecnología necesarios para proveer a todos y para reducir nuestro impacto sobre el medio ambiente. el surgimiento de una sociedad civil global, está creando nuevas oportunidades para construir un mundo democrático y humanitario”.1 Durante el Cuarto encuentro nacional se presentaron conferencias, debates y talleres. oscar Motomura, miembro del Consejo internacional de la Carta de la tierra, y especialista en estrategia e innovaciones radicales en el área de gestión, dedicó su participación a señalar la relación entre la felicidad y la búsqueda del bien común. Presentó la historia de un camla Carta de la tierra, versión 24-iii-2000. véase texto completo en www.cartadelatierra.org.

1

63

Cuarto encuentro nacional con la Carta de la tierra

pesino brasileño que logró hacer prosperar su huerto en un sitio arenoso y sin agua; Zé Celeste, quien considera que su propia felicidad proviene del trabajo honesto, organizó a su comunidad para buscar apoyos para la construcción de pozos y tubería, consiguiendo un beneficio común. oscar Motomura propuso una re-educación ética de personas que están en posiciones de poder, como los políticos y los empresarios, para que comprendan que pueden beneficiarse del bien común. Miriam vilela, directora del Centro de educación para el Desarrollo sustentable de Carta de la tierra, así como miembro del Consejo para la Década de la educación sustentable que promueve la Unesco, comentó en su conferencia que la educación en las aulas, por sí sola, no garantiza la formación de individuos que puedan dirigir el mundo hacia una sociedad más sostenible y justa. Por lo tanto, la educación, tanto formal como no formal, necesita pasar de un pensamiento fragmentado a un pensamiento integral que favorezca la sustentabilidad de todos los seres vivos del planeta. otros dos factores que se deben tomar en cuenta son el balance entre lógica e intuición, entre razón y sensibilidad, así como el rescate de los valores y principios éticos dentro de los procesos educativos. en una de las mesas, alumnos y maestros de nivel medio superior y superior de diversas instituciones del país compartieron experiencias sobre la promoción de la Carta. el instituto de investigaciones agropecuarias y Forestales de Michoacán, por poner sólo un ejemplo, presentó la manera como los principios de ésta se manifiestan en su práctica cotidiana. en el trabajo de profesores y estudiantes con los principios de la Carta, se considera como un trinomio al árbol, con sus propiedades forrajeras y medicinales; al ganado, al que se trata con compasión; y al ganadero, quien gracias a los principios promovidos ha interiorizado una forma distinta de efectuar su actividad. las voces de los estudiantes y profesores dejaron ecos como su percepción de que el tema ambiental debe permear los contenidos curriculares de todas las carreras, y de que la comunicación entre los promotores de esta iniciativa, el trabajo en equipo y la sinergia entre universidades amplían y potencian la difusión de la Carta, y que hay que hablar con el corazón para clarificar a los estudiantes el sentir de la Carta de la tierra. en el encuentro también se discutió la naturaleza no normativa ni coercitiva de la Carta: en sus aspiraciones participa quien quiere; nadie tiene representación, y su búsqueda de justicia social se basa en ¡el amor! en el
64

Cuarto encuentro nacional con la Carta de la tierra

debate “la Carta de la tierra como una ley blanda” participaron María del Carmen Carmona, arturo escobar y vega, Diego Cobo, Miguel Ángel Cancino y josé luis espinoza Piña. se expusieron puntos de vista de legisladores y funcionarios públicos sobre la conveniencia y posibilidad de “hacer cumplir” las políticas y leyes, pues los instrumentos jurídicos de México en materia ambiental no son obligatorios. sin embargo, la perspectiva general es que la vía judicial no es la solución; lo que realmente puede tener efectos, en tanto no exista una legislación global, es la responsabilidad y el compromiso ante las tempestades ambientales que se avecinan. en su conferencia de clausura, enrique Provencio Durazo, quien tiene una amplia trayectoria en la administración pública y es asesor de programas ambientales, hizo una reseña histórica de las visiones, informes y acuerdos ambientalistas para luego describir la gravedad de los retos y la posibilidad de que, ante las evidencias, la actual efervescencia ambiental sea más consistente. su análisis ubica el establecimiento de principios éticos y aspiraciones como los de la Carta en el punto que media entre las visiones y las acciones. Por su carácter integrador, ése es el texto seleccionado para esta memoria.

65

visiones y aCCiones: haCia la nUeva GeneraCión De PolítiCas aMBientales

eNrique ProveNcio durazo*

agradezco la invitación a participar en este Cuarto encuentro nacional con la Carta de la tierra. tuve la oportunidad de hablar ante muchos de ustedes, pero sobre todo con muchos de ustedes, en el Primer encuentro nacional de ética para la sustentabilidad, hace casi exactamente cuatro años, en Morelia, y también la he tenido de trabajar con algunos en iniciativas de participación ciudadana, educación, diseño y aplicación de políticas. en aquella oportunidad di mis puntos de vista sobre la Carta de la tierra, acerca de sus aportaciones a la construcción de un mundo más sustentable, su insistencia en colocar los elementos éticos en el centro del debate y de la acción, su papel transformador en un plano que articula el llamado y el manifiesto con la movilización educadora, concientizadora y transformadora. Comenté también sobre la inscripción de la Carta en las tradiciones críticas del desarrollo, que tienen una larga data, de su confluencia con las visiones que buscan rescatar los valores civilizatorios modernos frente a las ingenuidades del economicismo, y de los puentes entre las políticas y el quehacer operativo para el desarrollo sustentable, o dicho de otra forma, de las implicaciones de la Carta para las políticas. Para algunos, en este punto, donde los manifestos pierden “el encanto sensual que fascina”, empieza el prosaico mundo de la gestión. Para otros,

* enrique Provencio Durazo es consultor en varios programas de naciones Unidas. ha publicado un gran número de ensayos y libros acerca de la sustentabilidad, el ambiente y la cuestión social. Fue subsecretario de Planeación de semarnap, presidente del instituto nacional de ecología, secretario de Desarrollo social del Distrito Federal y procurador ambiental y del ordenamiento territorial del Distrito Federal. ha sido profesor de política económica y social, y de desarrollo sustentable e imparte regularmente cursos en diplomados y posgrados.

67

e Nrique P roveNcio d urazo

sólo hay un continuum o un umbral entre la voluntad de cambio con sus horizontes visionarios, y las tensiones y limitaciones de las intervenciones prácticas. sin embargo, las fronteras o más bien las capas osmóticas entre visionarios y pragmáticos, pueden ser menos rugosas de lo esperado según se contraponga o se deslinde, muchas veces artificiosamente, entre pensadores y operadores, entre sectores ciudadanos, gubernamentales y académicos, entre promotores y ejecutores. lo anterior es particularmente cierto en el campo ambiental, donde las pruebas no son sólo las numerosas biografías y el constante trasvase entre territorios sociales privados y públicos, sino la manera misma en que ha estado variando la concepción del cambio hacia la sustentabilidad. tenemos muchos ejemplos del ir y venir entre visiones y acciones, unos exitosos, otros frustrantes. en el ambientalismo se suelen destacar más las insuficiencias que los buenos resultados, más lo que ha faltado hacer que lo conseguido, pero los buenos casos suelen tener una relación virtuosa entre visiones y reformas bien dirigidas. Por fortuna los hay, los buenos casos, a diferentes escalas, y si bien estamos lejos de tener una teoría del cambio o de la acción ambiental, hay elementos para enfocar mejor lo que hacemos para avanzar hacia una sociedad más sustentable. este año, el 2007, es propicio para reflexionar sobre la relación entre visiones y acciones, y para repasar las buenas experiencias y las transformaciones que ha tenido la manera de ver el cambio hacia la sustentabilidad. es propicio no sólo por las efemérides, que abundan y llevaría mucho tiempo repasarlas todas, sino porque en muchos sentidos se está abriendo una etapa interesante en el ambientalismo global. hoy estamos a 20 años de que apareció nuestro Futuro Común,1 el texto que formalizó el debate sobre desarrollo sustentable; a 15 años de la Cumbre de río y a 35 de la de estocolmo, a 20 del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono. Más cerca, a una década del surgimiento del Protocolo de Kioto y a cinco de la Cumbre de johannesburgo. Pero el resurgimiento de las preocupaciones ambientales en el mundo entero durante 2007 no ha sido por efeméride alguna, sino porque se ha constatado el cambio global con nuevas evidencias, y porque muchos foDocumento publicado en 1987, llamado también informe Brundtland en reconocimiento a la líder noruega Gro harlem Brundtland quien dirigió la Comisión Mundial sobre el ambiente y el Desarrollo establecida por la onU en 1983.
1

68

visiones y acciones

ros políticos y multilaterales –del G8 ampliado a la asamblea General de la
onU, de la reunión especial de cambio climático convocada por el anterior

Gobierno francés y el de Bush al Foro de Davós–, se han hecho cargo de que dichos cambios tengan, y de hecho están teniendo ya, consecuencias que rebasan con mucho las implicaciones ecológicas. Más bien, se está asumiendo globalmente que el deterioro ambiental tiene alcances a otras escalas y en otros planos. ¿se trata de una emergencia ambiental asumida mundialmente y de manera definitiva? en perspectiva, sería fácil pensar que la historia de los últimos 35 años por fin ha decantado en el reconocimiento de una crisis ecológica que cambiará los patrones de desarrollo, pero también podríamos estar justo en el centro de otra oleada transitoria de cuestionamientos ambientales al modelo de desarrollo, después de la cual rápidamente nos adaptamos al nuevo paisaje, a la nueva normalidad. ya ocurrió lo anterior en los años noventa y también en los setenta. a otra escala, por supuesto, pero la ebullición ambiental actual tiene gran parecido con la de 1971-1972, y con la de 1991-1992. a estas dos cimas siguieron años de reflujo. ambos periodos tuvieron sus íconos: obras emblemáticas como las del Club de roma en los setenta y las de la Comisión Brundtland en los ochenta; encuentros señeros como las cumbres de estocolmo y río; preocupaciones dominantes como la salud y la pobreza en el primer caso o la biodiversidad en el segundo; documentos de referencia, entre otros aspectos. tras la efervescencia de 1972, pasarían quince años para que se reanimara el debate. tras la de 1992 vendría un enfriamiento que ni siquiera la Cumbre de johannesburgo logró superar. ¿Cuál es hoy la obra emblemática, la preocupación emblemática, el encuentro señero, el ícono de la nueva etapa a la que estamos entrando? está claro que tras cada ciclo no se está volviendo atrás o regresando a los puntos de partida. el proceso ha ido como en una espiral ascendente, en el que los nuevos giros se sostienen por el conocimiento, las instituciones, los acuerdos y las prácticas sociales consagradas en derechos y principios. la efervescencia ambiental de 2007 tiene al menos tres rasgos que quizá sean tres diferencias respecto a las otras efervescencias. el primero es que, en buena medida, fue propiciado por una argumentación económica que permeó los principales centros y foros internacionales de debate y coordinación. el segundo es que está respaldado por una documentación científica con un peso específico que no se había conocido en el pasado. el tercero son las evidencias de que las transformaciones pronosticadas en
69

e Nrique P roveNcio d urazo

los ecosistemas están ocurriendo más rápido y más intensamente que lo previsto. Me detengo un poco en los dos primeros aspectos. en el primer rasgo, uno de los detonantes fue el informe stern2 de
2006 que con gran eficiencia divulgó las implicaciones que puede tener el

cambio climático para la economía mundial, y los costos que representaría estabilizar las emisiones de gases con efecto invernadero según distintos escenarios. Cálculos diversos de este tipo se habían hecho al menos 15 años atrás, pero nunca de forma tan elocuente. las repercusiones fueron inmediatas y durante 2007 el tema se colocó de forma protagónica en el Foro de Davós, el Grupos de los 8 y en otros círculos de ese tipo. otros trabajos realizados por consultoras internacionales o por grandes bancos, como el Citygroup, reforzaron el efecto del informe. el cambio global llegó a las columnas financieras de manera generalizada y aunque fuera con dos décadas de retraso. la atención otorgada al informe de nicholas stern, un economista, no un experto en ciencias del clima, en parte se debió a la sacudida que provocaron los desastres de 2005 en diferentes partes del mundo, y a las pruebas sobre el incremento sostenido de los daños humanos y materiales de los desastres en los años recientes. Pero este efecto tan notable sobre la percepción ambiental mundial no hubiera sido posible sin el segundo rasgo: la información entregada por el Panel intergubernamental de Cambio Climático3 que se ha venido presentando a lo largo del año. se trata del cuarto reporte, hay que enfatizarlo. los dos primeros habían sido leídos casi solamente por científicos y negociadores internacionales. el tercero, de 2001, ya tuvo más repercusiones, y el actual, el cuarto, estaba siendo esperado con gran expectación por un amplio público. sin las investigaciones acumuladas por el mencionado panel no habrían sido posibles los cálculos del informe stern, por cierto, y tampoco habrían sido posibles sin el lento pero constante cambio de la investigación económica, cada vez más abierta en sus fronteras disciplinarias. no es precisamente una paradoja que los impulsos de cambio provengan de los reflejos económicos, y no de, o no sólo de, cambios en los valores humanos, en la conciencia ambiental o en medidas institucionales. De eso trataba buena parte del esfuerzo: de que las decisiones económicas
2 3

Stern Review on the Economics of Climate Change, 2006. el Panel intergubernamental de expertos en Cambio Climático (iPCC) es coordinado por la organización Meteorológica Mundial (oMM) y el Programa de las naciones Unidas para el Medio ambiente (PnUMa). su cuarto informe de evaluación fue publicado en cuatro partes, quedando completo en noviembre de 2007.

70

visiones y acciones

integraran las razones ambientales. si bien el cambio está ocurriendo más por el lado del riesgo a evitar en el cálculo económico a distintos plazos, que por la prevención de la degradación ecológica en sí, también ocurre que se está gestando una racionalidad económica ecológica por la nueva percepción acerca de la creciente vulnerabilidad. no es un mal motivo, aunque muchos se refieran peyorativamente a esa nueva actitud en el mundo de los negocios. éste es un cambio en la situación actual. el tercer rasgo, las evidencias de que las transformaciones pronosticadas en los ecosistemas están ocurriendo más rápido y más intensamente que lo previsto, tiene que ver con la forma del conocimiento que se encuentra detrás de la efervescencia ambiental. el proceso fue silencioso, pero constante en las últimas décadas, y se trata nada más y nada menos que de una gran transformación en la producción, integración, aprovechamiento y difusión de las ciencias. la generación de los grandes informes a través de paneles, redes o comités convocados por organismos multilaterales y en interacción entre científicos, negociadores y grupos sociales, seguramente será registrada como un hito en la historia de las ideas. el contraste no podría ser más claro. entre 1969 y 1972, el recién creado Comité Científico sobre Problemas del ambiente, del Consejo internacional de Uniones Científicas reunía algunas decenas de científicos para integrar sus informes. Un informe del Panel intergubernamental de Cambio Climático es hoy resultado de la intervención activa de varios miles de científicos. los informes de la evaluación Milenio de los ecosistemas incluyó entre 2001 y 2005 la colaboración de casi 2 mil expertos de 95 naciones, con una compleja estructura de grupos evaluadores, revisores, redactores, representantes institucionales, facilitadores y otros. si bien hay una composición asimétrica de tales redes, que expresa la profunda desigualdad en la producción científica, los grupos han ido cambiando en las últimas décadas con una mayor participación de países en desarrollo. el gran cambio es que a partir de una necesidad específica se movilizan e integran conocimientos para responder a preguntas, acopiar información, sugerir respuestas y diseños institucionales globales. se trata de una de las grandes transformaciones de los últimos tiempos, que podría estar cambiando las respuestas humanas a nuestras propias dificultades. ¿Bastarán estos rasgos, novedades o diferencias para cambiar el curso de las cosas? seguramente no, pues a pesar de los grandes movimientos que están confluyendo en la efervescencia ambiental, también hay motivos para las reservas. expondré sólo uno: estamos escuchando una parte de
71

e Nrique P roveNcio d urazo

la historia, la del cambio climático, pero no la historia más completa del cambio ecosistémico. Por alguna razón, quizá porque supone un abordaje incluso más complejo que el del clima, si es que eso cabe, se puso poca atención en los últimos dos años a lo que probablemente sea la elaboración más ambiciosa de cuantas se han realizado sobre el ambiente, la evaluación Milenio de los ecosistemas. su aporte central, basado en la prestación de servicios de los ecosistemas al bienestar humano y en sus interacciones, condujo a conclusiones que no están siendo asimiladas. las evidencias están documentadas rigurosamente. el problema no es que falten constataciones científicas, sino que asumirlas plenamente supone un vuelco de tal magnitud en la forma de gestionar los recursos, en la manera de organizar las instituciones, y en muchas otras dimensiones, que por ahora seguimos haciendo caso omiso de sus hallazgos. hay dos conclusiones de la evaluación Milenio que deseo destacar: una, que el riesgo de que ocurran cambios no lineales, saltos bruscos en las próximas décadas es real; otra, que no están en marcha respuestas colectivas, cambios de conducta a la altura de la crisis ecológica. en otras palabras, que aún no se han emprendido las reformas institucionales, de políticas y prácticas requeridas. el punto es crucial. ya en otros momentos se ignoraron advertencias de estas dimensiones, como lo estamos haciendo ahora. es una paradoja: el cambio climático ha potenciado el interés ambiental en el mundo, pero la crisis ecosistémica es aún mayor y de más profundas implicaciones y aún no recibe la atención debida ni en la opinión pública ni en los foros multilaterales. Pero esto sucedió también hace más de 35 años, quizá con otro grado de contundencia, pero con los datos de pocos años de observación directa de las concentraciones de bióxido de carbono, el pronóstico era muy acertado ya entonces, acerca del crecimiento de dichas concentraciones, y las repercusiones que podrían tener para el 2000, pero las medidas sobre cambio climático esperarían dos décadas, al menos. la espera significó un elevado costo ambiental. hoy hemos rebasado ya en muchos otros temas el borde de la primera generación de escenarios que fueron formulados en los inicios del debate ambiental y del desarrollo sustentable. nos encontramos, así, ante marcados claroscuros. en tres décadas y media, asistimos a la tercera fase de ascenso en la efervescencia ambiental mundial. ha transcurrido ya toda una generación humana haciendo
72

visiones y acciones

política e investigación ambiental, creando instituciones, educando y promoviendo el cambio. Conocemos más que nunca en la historia, pero seguimos obviando recomendaciones basadas en la evidencia. ante algunos procesos hay respuestas que apenas unos años atrás eran inconcebibles. ante otros, quizá más graves, seguimos atónitos. en palabras de la evaluación Milenio, las sociedades tenemos la capacidad de reducir las presiones que ejercemos sobre los servicios naturales, pero se requieren cambios radicales en todos los niveles de la toma de decisiones. ¿Qué ocurre?, ¿por qué las respuestas están detrás del nuevo conocimiento, de la información? Básicamente, que nuestras políticas siguen basadas en la generación anterior de conocimientos. tenemos nada más y nada menos que un desfase generacional en la manera de enfrentar la crisis ambiental. los arreglos iniciales, como la mayoría de las construcciones institucionales, han resultado demasiado rígidos y resistentes al cambio. la matriz básica de instituciones, regulaciones, modos de gestión, formas de inducción, están aún dominadas por las visiones y las prácticas fundadoras de hace tres décadas o más. las innovaciones, que las hay, no han alcanzado a reestructurar esa matriz original. esto no significa que deban abandonarse los instrumentos que se han venido aplicando ya, en el transcurso de tres décadas, y que, limitados y todo, son los que tenemos y hemos probado hasta donde nos han dado las capacidades institucionales: del ordenamiento a la evaluación de impacto y riesgo, de las normas a la regulación directa. Faltaría complementarlos y por supuesto reformarlos con el marco de referencia que nos han puesto enfrente la evaluación del Milenio y otros ejercicios cuyas recomendaciones aún no han sido asimiladas. si el conocimiento actual disponible empuja hacia una nueva generación de políticas e instituciones, ¿que puntos de partida están a mano para apuntalar ese paso? Podemos identificar al menos tres puntos de partida:

Primero, y aunque prevalezca todavía un buen grado de incertidumbre, el desarrollo de nuevas formas de asomarse al futuro. los escenarios han resultado cada vez mejor calibrados y nos dicen con mayor certeza si los rumbos que estamos siguiendo en diferentes campos son los correctos o no, y a partir de ellos deberíamos corregir más rápido las trayectorias.

segundo, las lecciones de las experiencias y esfuerzos previos. tendríamos que ser más asertivos para identificar las lecciones
73

e Nrique P roveNcio d urazo

aprendidas y en consecuencia reforzar algunas instituciones, políticas y prácticas, pero también para remover y por lo menos reformar las otras, sin duda la mayoría.

tercero, los medios tecnológicos y sociales para emprender las reformas que se han identificado. hay conocimientos y tecnologías, hay más acuerdo social y mayor conciencia en la necesidad de actuar con mayor determinación, aunque no hay que sobreestimar la disposición ni las resistencias al cambio.

hace unos cuantos años se podía decir que la cuestión ambiental estaba en reflujo. la Cumbre de johannesburgo lo mostró con crudeza. ahora, en cambio, asistimos un nuevo ciclo que estará poniendo a prueba las experiencias, que supondrá cuestionamientos a los intentos hechos hasta ahora para transformar los modelos socio-ambientales. los próximos cinco años estaremos viendo un intenso replanteamiento de visiones y de acciones. el ciclo se está abriendo de forma simbólica con el actual periodo de sesiones de la onU y con la siguiente Conferencia de la Partes de la Convención de Cambio Climático de Bali, el próximo diciembre. De hecho, ya el Presidente brasileño adelantó su convocatoria a naciones Unidas para una cumbre el 2012, en río de janeiro de nuevo, y varios líderes han adelantado planteamientos para nuevos acuerdos globales. Podemos darlo como un hecho: están a punto de empezar nuevos debates de balance sobre lo hecho y dejado de hacer desde 1992, o cualquier otra fecha. en Montreal, por su parte, hace apenas unos días se modificaron nuevamente los tiempos del protocolo que lleva su nombre para adelantar el calendario de salida de los CFCs, en un anticipo de sus metas. Por su parte, el proceso para un acuerdo post-Kioto a partir del 2012 ya está en marcha. hay varios elementos más, pero estos bastarían por ahora para asegurar que tenemos años más intensos por delante en el debate del desarrollo sustentable. no es que estemos en un año cero, ni que se avecine una refundación o un nuevo pacto global. se puede aventurar que una de las cosas que han cambiado es la grandielocuencia adánica que permeaba los círculos ambientalistas hace unos lustros: cada encuentro o cumbre era una refundación, hasta llegar a la siguiente cumbre, claro está, donde reinaba el lamento por el incumplimiento de la anterior cumbre, y así sucesivamente. Cada declaración se pretendía refundadora.
74

visiones y acciones

hoy sabemos mejor que los cambios que sí funcionan han equilibrado una transformación progresiva de prácticas productivas y de consumo, de conductas individuales y colectivas, a partir de diseños viables que tengan soportes tecnológicos y científicos, financieros, humanos e institucionales, que dispongan de medios de monitoreo y control, y que confluyan con percepciones adecuadas y disponibilidad al cambio, esto es, que tengan soportes éticos acoplados con medios colectivos de transformación, que van de los acuerdos globales a las legislaciones nacionales y sus formas de cumplimiento. el escenario del nuevo ciclo ambiental que se ha abierto es ahora de mayor alcance. hemos constatado que en temas globales y complejos, una operación con impactos reales y visibles supone tiempos generacionales, y que se requerirán otras generaciones para revertir los impactos. en asuntos de alcance local hemos visto que hay decisiones con efectos inmediatos. en ambos casos sabemos bien que dilatar las decisiones implica postergar resultados y en ocasiones entrar a fases de no retorno. en todo caso, la disposición de mejor información sobre los escenarios nos está colocando ante decisiones de mayor alcance y envergadura. si estamos entrando a una nueva generación de políticas e instituciones, ¿qué elementos podrían tomarse como clave en los rediseños? no hay que ir muy lejos para encontrarlos sistematizados: el pasado mes de septiembre presenciamos un encuentro singular, uno donde los lamentos cedieron su espacio a un optimismo moderado. la celebración de los veinte años del Protocolo de Montreal, relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, dio la oportunidad de repasar el caso más exitoso de gestión global, nacional y local que se conoce. no hay demasiados, por lo que sigue siendo el mejor ejemplo. en éste y otros casos, trátese de los problemas reversibles con soluciones identificadas y probadas, o con soluciones emergentes prometedoras, se identifican al menos los siguientes elementos condicionantes de respuestas exitosas:

investigación apropiable por las políticas, es decir, dirigida a soluciones Compromiso político de alto nivel con arreglos para acercar disensos y mantener los acuerdos involucramiento de todos los sectores sociales clave para procesar y aplicar las soluciones sistemas de mediación y solución de conflictos
75

e Nrique P roveNcio d urazo

• •

Grupos dirigentes y liderazgos capaces y bien entrenados Formas efectivas de monitoreo y control, información accesible para el público, y revisiones y evaluaciones obligatorias e independientes de las autoridades

legislaciones dinámicas y procedimientos eficaces de reclamo judicial, es decir, acceso a la justicia ambiental esquemas de financiamiento sostenidos y a salvo de la corrupción acciones y decisiones que no se rezaguen frente a los acuerdos políticos y el descubrimiento de los hechos.

• •

se podría decir que no basta identificar los factores clave, que el problema es encontrar las configuraciones precisas para que operen caso por caso y en el aquí y ahora. es cierto. se podría decir que para que concurran todos esos factores se requieren antes que nada instituciones correctas que den la estructura envolvente. es cierto. se podría decir que la presencia de todos esos factores es posible sólo en contextos donde se ha logrado ya el desarrollo, pero esto ya no sería tan cierto. hay soluciones posibles en los distintos grados de desarrollo, y lo prueban los casos exitosos en países con rezagos institucionales, sociales y ambientales. ¿Por dónde empezaría una transición hacia otra generación de políticas e instituciones? ¿Por una renovación de visiones, o por transformaciones más instrumentales? y en todo caso, ¿no están ya presentes las grandes visiones que alientan esta transformación? la Carta de la tierra se inserta aquí, con toda legitimidad, en tanto marco de valores y principios que ha ido ganando adeptos y consolidándose no sólo como referente sino cada vez más como guía de acciones. la tendencia observable es que los manifiestos visionarios de un ciclo se expresan como guías operativas en el ciclo siguiente. los principios de la Cumbre de estocolmo parecían excéntricos en los años setenta, los de la Cumbre de río se incorporaron ya en protocolos y acuerdos concretos y cada vez más están presentes en las legislaciones nacionales y en prácticas cotidianas. los listados típicos del “qué puede hacer usted en su vida cotidiana” se acercan cada vez más a lo posible y son la traducción cada vez más exacta de lo que decían hace unas décadas los manifestos y las declaraciones. este paso de las visiones a las acciones es lo que parece estarse acelerando. Para apurarlo hay que usar las buenas experiencias y las lecciones, la enseñanza anticipada de los escenarios, los medios sociales y tecnológicos que han logrado acumularse en las etapas previas de la construcción
76

visiones y acciones

de la sustentabilidad. no es que el desarrollo de las visiones haya parado: al contrario, es probable que la construcción de visiones haya entrado a una etapa aún más prometedora. si esto fuera cierto, entonces la actual efervescencia ambiental y la etapa a la que está entrando el ambientalismo global podría no ser sólo otra cima transitoria y fugaz, sino un periodo de bifurcación humana, en el sentido que le da el físico ilya Prigogine a la idea de que tanto desperdicio e ineficiencia en el uso de las energías y tanta desestructuración de sistemas naturales y sociales tiene que conducir hacia nuevos arreglos y equilibrios que demandan otras formas de organización. Pudiera ser sólo una metáfora, pero en todo caso es una metáfora convincente. los rasgos conceptuales de esta transición hacia una nueva generación de instituciones y políticas podrían no ser tan novedosos, en el sentido de que se vienen enunciando desde hace al menos tres décadas: otra dimensión del tiempo y el alcance de las decisiones, integralidad versus sectorialismo, reparación obligatoria del daño, principio precautorio, manejo sustentable, derechos universales y aplicables, interiorización de los costos a escala individual, de las empresas y los mercados, acceso abierto al conocimiento y a la justicia, la información y las decisiones, entre los más importantes. todo esto lo prevé la Carta de la tierra, a la que no hay que pedirle recomendaciones instrumentales y operativas, pero de las que no puede desentenderse quien responsablemente propone marcos visionarios. el lenguaje de la Carta no es el de la gestión, la planeación, la administración, el manejo y los instrumentos, palabras que aparecen en conjunto cinco veces en la Carta. su lenguaje es el de la vida y el modo de vida, el respeto, la tierra, la comunidad, los humanos, las culturas, la diversidad, los derechos, los valores, la justicia, la libertad, humanidad, la familia, el hogar, la integralidad, la dignidad, y la solidaridad, palabras que en conjunto aparecen 154 veces en la Carta. el encuentro entre ambas dimensiones, entre las visiones y las acciones, es precisamente el del desarrollo sustentable, que como marco general sin duda continúa vigente, aunque con nuevos horizontes. hemos ido del frustrante debate de las insuficiencias conceptuales del desarrollo sustentable, a la búsqueda de soluciones sustentables. la década pasada lo políticamente correcto era distanciarse del desarrollo sustentable por tecnocrático, pero tras una vuelta discursiva se llegaba a la idea de que con otro nombre, se trataba de una agenda pertinente.
77

e Nrique P roveNcio d urazo

esta nueva etapa del ambientalismo global ya tiene su marco de visiones y su plataforma conceptual. no es que esté completa, es que apenas está en proceso de ejecución. lo que no tiene aún acabado es su diseño institucional y de políticas. las lecciones de tres décadas y media tienen que ser mejor aprendidas.

78

este libro se terminó de imprimir en junio de 2008, en los talleres de Gráfica, Creatividad y Diseño, s.a. de C.v. la edición consta de 1,200 ejemplares. Para los interiores se utilizó papel Cultural de 90 gr. y sundance felt de 216 gr. para los forros. en su composición se utilizaron tipos de la familia leawood. el cuidado de la edición estuvo a cargo del Fondo editorial de nuevo león.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->