Está en la página 1de 1

EIT - Nivel 1

POSTURA ESTÁTICA: EL DIAMANTE

Esta postura se realiza sentado en el suelo y arrodillado, con el peso del cuerpo apoyado
en los talones y los pies estirados hacia atrás.
Para que la postura sea perfectamente ejecutada, hay que mantener la cabeza y el tronco
bien rectos.
En la postura tradicional, las manos se colocan apoyadas en las rodillas, aunque es usual
que en esta postura se realicen diversos mudras (posiciones de manos) que veremos más
adelante.
Por ser una postura asociada muchas veces a la práctica del budismo Zen, algunos la
denominan “loto japonés”.
A muchos occidentales les cuesta muchísimo poder concentrarse mientras ejecutan esta
posición. No obstante, es excelente para prácticas de meditación en grupo.