Está en la página 1de 5

www.exinpec.

com

Ronald De Paz

LAMINITIS BOVINA
La laminitis se puede definir como una podo dermatitis aséptica difusa que
tiene su origen en una alteración de la micro circulación a nivel del corion podal
con resultados que pueden llegar a distintos grados inflamatorios y/o
degenerativos en el corion, unión dérmico-epidérmica y en consecuencia en la
pezuña y en el resto de las estructuras próximas.

Gran parte de las lesiones del casco se asocian con laminitis, que compromete
la calidad del casco y lo pone en peligro de lesiones y erosión. La forma
crónica de laminitis se conoce como casco en babucha. La causa principal de
laminitis es la ingestión súbita de cantidades excesivas de alimentos de alta
energía (aguda) o la ingestión constante de concentraciones elevadas de
carbohidratos (subaguda o subclínica).

Las vacas lecheras normalmente muestran los primeros signos de laminitis


subclínica inmediatamente después de la parición. El deterioro en la calidad del
casco predispone a lesiones como enfermedad de la línea blanca, úlceras de la
suela y erosiones del talón. La suela se desgasta también con mayor rapidez lo
que la pone a mayor riesgo de traumatismos.

Los novillos de corral de engorde también pueden estar afectados con laminitis
aguda o subclínica. Esta última forma es de poca importancia económica.

Los toros de carne en ensayos de alimentación y las vaquillonas lecheras de


reemplazo corren el riesgo de laminitis subclínica. Esta afección no se pone
inmediatamente en evidencia clínicamente, pero causa cambios patológicos en
el casco, que son seriamente contra-productivos. Por La afección se
considera como un resultado de la acidosis láctica, que causa la liberación de
endotoxinas vaso-activas por los microorganismos gramnegativos. Los cambios
patológicos en la microcirculación del corion causan daño irreversible. Se están
investigando otras etiologías como el papel desempeñado por el factor de
crecimiento epidérmico.

En la laminitis aguda, normalmente hay una historia de consumo excesivo de


grano. Los animales no quieren moverse y presentan diarrea. La postura puede
ser característica: las 4 extremidades debajo del cuerpo o bien, las patas
delanteras y traseras extendidas hacia adelante. El animal puede tratar de
andar sobre las rodillas. El cruzamiento de las patas o la marcha con as patas
muy juntas es una indicación de que solamente están afectadas las uñas
mediales. En la laminitis subaguda no hay cambios evidentes de la marcha o la
postura. El casco es blando, está manchado de sangre, y presenta un aspecto
ceroso amarillento. La incidencia de cojera a mitad de la lactancia y la
presencia de lesiones de línea blanca y de úlceras de la suela confirman el
diagnóstico en un rebaño.

La laminitis puede tener causas múltiples y pueden actuar solas o en


conjunto, a continuación se enumeran algunas posibles causas.

√ Traumatismos externos que alteren parcial o totalmente el corion


al sobrecargarlo excesivamente.
√ Falta de movimiento: con el movimiento la propia estructura del
pie realiza una función de bombeo sanguíneo favoreciendo la vitalidad
del corion. Si el animal no se mueve pueden crearse problemas de
laminitis.
√ Falta de descanso: el pie también necesita unas horas diarias de
reposo. Aquí juegan un papel importante las instalaciones, un suelo duro
y poco espacio llevan a pocas horas de descanso, con lo que el corion
sufre presiones innecesarias.
√ Tipo de suelo sobre el que anda el animal: no favorecen los
suelos duros e irregulares.
√ Peso corporal excesivo que obligan a que el pie soporte muchos
kilogramos por cm² creando una mayor presión en el corion.
√ Dureza de las pesuñas, una pezuña excesivamente blanda deja
transmitir fácilmente las agresiones externas, este es el caso de pezuñas
que se mantienen constantemente en medios húmedos o sucios. Puede
deberse también a carencias de zinc, azufre por o que el casco sufre
carencias en la queratinización.
√ Factores alimenticios, en general se basan todas en la liberación
al torrente sanguíneo de sustancias vaso activas que van a alterar la
micro circulación del corion.

Tratamiento:

El tratamiento de los casos agudos. El recorte del casco en babucha en casos


crónicos de laminitis es, a lo sumo, paliativo. La laminitis subclínica es muy
común en los rebaños lecheros de gran producción. Estos casos necesitan
investigaciones especiales destinadas a identificar la importancia relativa de los
factores epidemiológicos implicados.

A continuación tenemos algunas opciones que pueden ayudarnos a disminuir


los casos de laminitis.

 Reducir el consumo de grandes cantidades de carbohidratos

 Los animales de alta producción lechera, deben ser acostumbrados poco


a poco al cambio de dieta (concentrado) unas semanas antes del parto.
 Los animales deben contar con áreas de descanso libres de piso de
cemento.

 Los pediluvios con formol a 3% tienen un efecto endurecedor del casco y


además antiséptico. Ambas funciones actúan protegiendo al pododermo
de las invasiones bacterianas. Es beneficioso utilizarlos cada 20-25 días,
sobre todo cuando la humedad es excesiva, pero no deben utizarse
estos pediluvios durante varios días seguidos ya que pueden provocar
irritación de la piel. Debe dejarse a los animales de pie durante varios
minutos después de utilizar formalina, para que esta escurra y no
contamine la cama pues puede provocar ulceras en la ubre.

 Sulfatos de Cobre y de Cinc, estos tipos de pediluvio son más costosos


que la formalina, pueden combinarse con los excrementos lo cual reduce
su potencia, pero sin embargo no contaminan el ambiente, causan
menos irritación y su manejo es más seguro.

 En las formas crónicas es necesario mejorar la forma de la pezuña


mediante un correcto devastado.

Anatomía de la pezuña
Bibliografía

• “Laminitis Bovina” Dr. Juan Sánchez, miembro de la Cooperativa de


Veterinarios Seragro Soc. De Coop. Gallega.
• El Manual Merck De Veterinaria, Cuarta Edición. Merck & Co., Inc.
Rahway, N.J., E.U.A. 1993. Oceano/Centrum Barcelona, España, 1993.
• Problemas de Patas en Bovinos, por Paul R. Greenough F:R:C:V:S:,
Laverne M. Schugel D.V.M., A. Bruce Johnson Pd.D., Zimpro
Corporation Manual Ilustrado.

Banda Coronaria:
La banda coronaria normalmente es blanda y brillante, y puede ser de un color
rosado.

Pared:
La pared es suave y brillante, esta provista de bordes tenues que corren
paralelos a la banda. La pared esta formada por tejido corneo, duro y de forma
tubular.

Bulbo:
El bulbo es una continuación de la banda coronaria y está compuesto por tejido
corneo, suave y de consistencia ahulada.

Almohadilla Coronaria:
Por debajo de la banda coronaria se encuentra la almohadilla coronaria, que es
una masa de tejido elástico con venas. Cuando el animal hace ejercicio, la
almohadilla bombea sangre a través de la pata y la regresa al cuerpo.
Laminillas:
La parte inferior de la cara interna de la pared cubre a cientos de estrías
pequeñas (laminillas). Fuertes fibras unen a estas estrías con la tercera
falange.

Tercera Falange:
Hueso triangular localizado en el extremo del dedo.

Suela:
La suela se va engrosando hacia el talón y presenta una inclinación a medida
que se aleja de la pared externa, haciéndose cóncava.

Almohadilla Digital:
Dentro del bulbo se encuentra la almohadilla digital, la cual funciona como
amortiguador. También puede trabajar como una bomba para forzar las
paredes de regreso a la pierna, conforme camina el animal.

También podría gustarte