Está en la página 1de 2

Hola, soy una barra de pan o mejor dicho una

baggette y os voy a contar mi historia:


Todo comienza en una panadería a la que la madre
de un niño llamado Hugo siempre iba a comprar allí,
el problema era que normalmente compraba a mis
enemigas las chapatas. Un gran día compró, como
siempre, una chapata pero también me...¡compro a
mi¡ sí, se fijó y quiso llevarme con ella.

En el camino estaba pensando cuánto tiempo


tardaría en morir, porque estaba deseando servir a la
humanidad con mi vida. Cuando llegamos a la casa
de Hugo, su madre sacó un cuchillo de sierra
impresionante y me empecé a asustar. De repente ...
¡raaaca! va la muy bruta y me parte por la mitad,
empezó a sacar cosas del frigorífico para que al
profesor de Hugo le gustara, no vaya a ser que se
quejara. Dentro, la madre, me metió dentro: chorizo,
aceite, tomate, huevo, y una loncha de queso
fundido, y por fin me envolvió en un plástico de
color plata. Al cabo de un rato bajó Hugo con su
cara de empanado de todas las mañanas, me cogió,
me olió y dijo: “¡bien de chorizo!”, y me metió en la
mochila .

La siguiente vez que me sacó fue en el cole, me vio


el profesor de Hugo, me dobló y... ME MATÓ. Ahí
acabó mi historia . Pero lo gracioso es que no sé
cómo te lo estoy contando, si se supone que ya estoy
muerto.