Equipo Nº108

CASO JUANA OLÍN v. REPÚBLICA FEDERAL DE IBEROLANDIA

MEMORIAL EN REPRESENTACIÓN DE LA COMISIÓN

Equipo Nº108

INDICE BIBLIOGRAFÍA ABREVIATURAS APERSONAMIENTO EXPOSICIÓN DE LOS HECHOS ANÁLISIS LEGAL CAPÍTULO PRIMERO. CUESTIONES PRELIMINARES I. ADMISIBILIDAD II. COMPETENCIA A. La Corte es competente para conocer de las Violaciones a los Arts. 1(1), 2, 24 y 28 de la CADH. B. La Corte es competente para conocer de la Violación del Art. 13 del Protocolo de San Salvador. C. La Corte es competente para conocer de la Violación del Art. 7 de la Convención Belém do Pará. D. La Corte, al interpretar la CADH, el Protocolo y la Convención Belém do Pará, debe considerar otros actos internacionales (Art. 29 b y d CADH). CAPÍTULO SEGUNDO. ASPECTOS DE FONDO I. El Estado de Iberolandia violó la Igualdad ante la ley consagrada en el Art. 24 de la CADH en relación con las obligaciones impuestas por los Arts. 1(1), 2 y 28 de la misma, en perjuicio de Juana Olín. A. Violación del Derecho a la Igualdad. A.1. Iberolandia ha violado el Derecho a la Igualdad al establecer y aplicar un sistema de selección universitaria 23 23 22 23 21 21 21 4 12 14 15 20 20 20 20

2

Equipo Nº108

discriminatorio, en perjuicio de Juana Olín. A.2. Iberolandia ha violado la Igualdad ante la Ley, al no aplicarse la Ley Nº678 en Rivera del Norte, en perjuicio de Juana Olin. A.3. Iberolandia ha infringido su obligación de protección efectiva e igualitaria contra la Discriminación, en perjuicio de Juana Olín. B. Incumplimiento del Deber de Adoptar Medidas de Derecho Interno para Garantizar el Derecho a la Igualdad. C. Incumplimiento de la obligación contenida en la Cláusula Federal. II. El Estado de Iberolandia incumplió su obligación de Adoptar Medidas para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, consagrada en el Art. 7 de la Convención Belém do Pará, en perjuicio de Juana Olín. III. El Estado de Iberolandia violó el Derecho a la Educación establecido en el Art. 13 del Protocolo de San Salvador, en perjuicio de Juana Olín. A. Iberolandia ha incumplido el deber de garantizar el goce igualitario del derecho a la Educación. B. Iberolandia ha incumplido el deber de garantizar el Acceso igualitario a la Educación. PETITORIO

25

30

31

35

37

38

41

41

42 43

3

Equipo Nº108

BIBLIOGRAFÍA

Corte Interamericana de Derechos Humanos · OC- 4/84, Propuesta de Modificación a la Constitución Política de Costa Rica. · OC- 7/86, Exigibilidad del Derecho de Rectificación o Respuesta. · OC-16/99, El Derecho a la Información sobre la Asistencia Consular en el marco de las Garantías del Debido Proceso Legal. · OC- 18/03, Condición Jurídica y Derechos de los Migrantes Indocumentados. · Casos: Asunto Viviana Gallardo y otras, sentencia del 13 de noviembre de 1981; Velásquez Rodríguez, sentencia de 26 de junio de 1987; Castillo Páez, sentencia de 30 de enero de 1996; Loayza Tamayo, sentencia de 31 de enero de 1996; Caballero Delgado y Santana, sentencia de Reparaciones de 29 de enero de 1997; Cinco Pensionistas, sentencia de 28 de febrero de 2003; Bulacio, sentencia de 18 de septiembre de 2003; Instituto de Reeducación del Menor, sentencia de 2 de septiembre de 2004; Caso de las Niñas Yean y Bosico, sentencia de 8 de septiembre de 2005; Gómez Palomino, sentencia de 22 de noviembre de 2005.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos · Presentación de la CIDH sobre la Resolución AG/RES.1930, “Prevención del racismo y de toda forma de discriminación e intolerancia y consideración de la elaboración de un proyecto de Convención Americana”. · Caso 10.180 México, Informe No 8/91, 22 de febrero de 1991. · Informe Violencia contra la mujer en ciudad Juárez, 7 de marzo de 2003. · Informe sobre la Condición de la Mujer en las Américas, 13 de octubre de 1998. · Caso María da Penha Fernández v. Brasil, Informe 54/01, 16 de abril de 2001.

4

Tae Hoon Park v. · Observaciones Finales Argentina. Consideraciones sobre la Compatibilidad de las Medidas de Acción Afirmativa Concebidas para Promover la Participación Política de la Mujer con los Principios de Igualdad y No Discriminación. 14 de diciembre de 1973. Stalla Costa v. Waldman v. Austria. Comunicación Nº628/1995. Corte Europea de Derechos Humanos · Casos: D. Dinamarca. Caso Toonen v. Comunicación Nº1160/2003.Equipo Nº108 · Informe Anual 2002. Sentencia de 6 de abril de 2000. Naturaleza de la Obligación Jurídica General impuesta a los Estados Partes en el Pacto. Comisión Europea de Derechos Humanos · Caso Asiáticos del África oriental v. H and others v. Canada. Comunicación Nº790/1997. Comunicación Nº198/1985. La No Discriminación. Australia. Noviembre de 2000. · Observación General Nº31. · Casos: Pohl v. Uruguay. Caso Broeks v. Rasmussen v. Capítulo VI. Sentencia de 28 de noviembre de 1981. 1995. Comunicación 172/84. Comunicación Nº628/1995. Sentencia de 7 de febrero de 2006. v. Cuarto Informe de Progreso de la Relatoría sobre Trabajadores Migratorios y Miembros de sus Familias en el Hemisferio. al. Althammer et. Los Países Bajos. Austria. Greece. · Informe Anual 1999. Republic of Korea. Russian Federation. Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas · Observación General Nº18. Czech Republic. Cheban v. CCPR/CO/70/ARG · Observaciones Finales Estados Unidos. Comunicación Nº998/2001. Caso Thlimmenos v. 5 . Reino Unido.

Equipo Nº108 Comunicación Nº488/1992. A. I. 299/1988. · Recomendación General Nº25. · Observaciones Finales sobre Estados Unidos. · Casos de Africa Suroccidental. and L. 1998 · Observación General Nº13. · Observaciones Finales sobre Rumania. Comunicación Nº298/1988. 18 de julio 1966. Derecho a la Protección y a Recursos Efectivos Contra la Discriminación Racial. and B. Lundquist. · Recomendación General Nº20. Segunda Fase. Canadá. El Derecho a la Educación. 5 de febrero de 1970. 1999 · Observaciones Finales sobre Namibia. Lindgren and L. A/52/18. A/51/18. 2000. G. Aplicación No Discriminatoria de los Derechos y las Libertades Fundamentales. La Definición de Discriminación. 8 de julio de 1996. 1993. 2001. 2000. · Legality of the Threat or Use of Nuclear Weapons. Jazairi v. Corte Internacional de Justicia · Barcelona Traction Light and Power Company. L. Informes de la CIJ. La Aplicación Interna del Pacto.1996 · Observaciones Finales sobre Guatemala. Las Dimensiones de la Discriminación Racial relacionadas con el Género. Stahl v. Holm. 1999 Comité CERD · Recomendación General Nº 14. Comité DESC · Observación General Nº 9. Sweden. 1997 6 . Comunicación Nº958/2000. · Recomendación General Nº 26. Radko and E. A/54/18. Hjord. 1996.

· Recomendación General Nº 23. Marc. El Derecho a la Educación. Gratz et al. Resoluciones e Informes de Naciones Unidas · ONU. · ONU. Comisión de Derechos Humanos. Comisión de Derechos Humanos. 1 de septiembre a 10 de octubre de 2001. 1949.Equipo Nº108 · Casos: Narrainen v. El Concepto y práctica de la Acción Afirmativa. TOMASEVSKI. Comisión de Derechos Humanos. 23 junio de 2003. New York. Comisión de Derechos Humanos. 7 . 1997. Bollinger et al. Comisión de Derechos Humanos. Norway. Katarina. University of California Regents v. Misión a los Estados Unidos de América. Katarina. Corte Suprema Estados Unidos · Casos: Railway Express Agency v. MUÑOZ. TOMASEVSKI.2/2002/21. ECOSOC. ECOSOC. Comité CEDAW · Recomendación General Nº5. Estudio analítico del Alto Comisionado para los Derechos Humanos sobre el Principio Fundamental de la No Discriminación en el marco de la Globalización. · ONU. · ONU. BOSSUYT. ECOSOC. E/CN. v. ECOSOC. ECOSOC.. Bakke. Informe Anual de la Relatora Especial sobre el Derecho a la Educación. Participación de la Mujer en la vida Política y Pública.4/2002/60. E/CN. 1988. 28 junio 1978. Medidas Especiales Temporales. Informe de la relatora especial sobre el derecho a la educación.4/Sub. · ONU. 2002. E/CN.4/2002/60/Add.. Vernor. 1991.

· Informe de la Conferencia Mundial contra el Racismo. · ALEXY. · CANÇADO TRINDADE. 1990. Robert. · BAYEFSKY. Originalmente publicado en Human Rights Law Journal. 2001. Gender Dimensions of Racial Discrimination. México. New York and Geneva. Vol. Durban. 2005. Anne. la Discriminación Racial. · ONU. 2001. 1997. 2001. Dimensions of Racism. Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Proceedings of a Workshop to commemorate the end of the United Nations Tirad Decade to Combat Racism and Racial Discrimination. Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y UNESCO. Doctrina ·ABRAMOVICH. Los Derechos Económicos. Víctor. Nº1-2. Teoría de los Derechos Fundamentales. Costa Rica. la Xenofobia y las formas conexas de Intolerancia. Antonio. El Derecho Internacional de los Derechos Humanos en el siglo XXI. Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Editorial Jurídica de Chile. XV Curso Interdisciplinario en Derechos Humanos. · ONU. 2001. Madrid. Santiago.11. Programa de Acción. Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. 8 . Sociales y Culturales en la denuncia ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.Equipo Nº108 · ONU. Compilación de Instrumentos Jurídicos en materia de No Discriminación. “El principio de Igualdad o no discriminación en el derecho internacional”. 2004.

The Constitutional Logic of Affirmative Action. El caso de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la República Argentina”. 29 de noviembre de 2005. Gay. 1999. · DWORKIN. 1999. 1989. Number 8.R.asp?sCodigo=05-0293. 2006. Ariel. Barcelona. Ronald. Durham and London. · DWORKIN..H. en E. “Acción Afirmativa” en GARGARELLA. en The New York Review of Books. 1992. La Morada y Lom Ediciones.oas. 8. 9 . Los Derechos en Serio. Drew. 8. Tufyal y MOON. · DULITZKY. “Affirmative Action and the Equality Principle in Human Rights Treaties: United States’ Violation of its International Obligations”. · COHN. 43 Virginia Journal of International Law 249. “Complying with its International Human Rights Obligations: The United Kingdom and article 26 of The International Covenant on Civil and Political Rights”. Lorena. Tufyal. Marjorie. en E. Ronald. Volume 50. Duke University Press.R.H. en Anuario Mexicano de Derecho Internacional. Santiago.Equipo Nº108 · CHOUDHURY. Ronald. Vol. Editorial Ariel. “Interpreting the Right to Equality Under Article 26 of the International Covenant on Civil and Political Rights”.org/speeches/speech. Volumen VI. · DAYS. Law Review.C. “Federalismo y Derechos Humanos. 2003. American University Washington College of Law. · FISCUS. 2003. Género y Derecho. Algunas reflexiones sobre una futura Convención Interamericana contra la Discriminación Racial y todas las formas de Discriminación. Washington D. May 15. Editorial Gedisa. Ariel. 2002. Alda y FRIES. · CHOUDHURY. 2003. Law Review. “The Court and the University”. Derecho y Grupos Desaventajados. · FACIO. en http://www. Vol. Roberto. · DULITZKY.

Facultad de Derecho. N. Sistema Jurídico y Derechos Humanos. Artículo traducido al castellano por el Centro de Derechos Humanos. “Principle of Equality and Protection From Discrimination in International Human Rights Law”. · NASH. Artículo traducido al castellano por el Centro de Derechos Humanos. Covenant on Civil and Political Rights.R. 2003. “The right to education”. · McCOLGAN. Universidad de Chile. 8. Feminism & the 21st Century Conference on April 4. 2001. Cecilia. al. Engel Publisher. Manfred. Facultad de Derecho.. Social and Cultural Rights. · LEWIS. 1998. Warwick. Manfred.H. Aileen. 10 . en Economic. Vol. Centro de Derechos Humanos. Claudio. Derecho y Grupos Desaventajados.P. Roberto. Universidad de Chile. 1983. Universidad de Chile. CCPR Commentary. · MEDINA. in Portland Maine. Equality and Discrimination under International Law. “Grupos y la Cláusula de la igual protección” en GARGARELLA. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y las Mujeres. Editado por A.Equipo Nº108 · FISS. 1996. Clarendon Press. Law Review. Santiago. Editorial Gedisa. Owen. · McKEAN. Facultad de Derecho. Cecilia. Las Reparaciones ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Eide et. Cecilia. Lom Ediciones. con Particular Referencia a la Violencia. ponencia presentada en Law. Derechos Humanos de la Mujer ¿Dónde estamos ahora en las Américas?. · MEDINA.N. 2004. Santiago. · NOWAK. 1998. 2003. · NOWAK. en E. Hope. Escuela de Derecho Universidad Diego Portales. 1993. U. 1999. Global Intersections: Critical Race Feminist Human Rights and Inter/National Black Woman. Oxford University Press. · MEDINA. El Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

· Affirmative Action: A Global Perspective. Sociales y Culturales en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. 11 . Partners for Justice. en Revista Instituto Interamericano de Derechos Humanos. · Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Volumen III. Facultad de Derecho Universidad de Chile. Jurisprudencia y Doctrina de los Sistemas Universal e Interamericano. A Philosophical and Constitutional Inquiry. Normativa.Equipo Nº108 · ROSENFELD. en Revista Derecho y Humanidades Nº11. Fabián. Enero-Junio 2004. Medidas de Acción Afirmativa. Tercera Edición. 2005. Seguimiento del Programa Interamericano sobre la Promoción de los Derechos Humanos de la Mujer y la Equidad e Igualdad de Género. · Comisión Interamericana de Mujeres. La Protección de los Derechos Económicos. · Model of National Legislation for the Guidance of Governments in the Enactment of further Legislation against Racial Discrimination. 2005. agosto de 2003. Roberto. Michael. · SABA. · SALVIOLI. Yale University Press. New Haven and London. “(Des)igualdad estructural”. Nº39. Affirmative Action and Justice. Bogotá. Global Rights. · Comisión Internacional de Juristas. Derecho Internacional de los Derechos Humanos. 1991.

PIDESC . CDH o Comité – Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Comité CERD . 12 . CERD – Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial.Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial. CIJ – Corte Internacional de Justicia.Comité para la Eliminación de todas las Formas Discriminación contra la Mujer. ECOSOC – Consejo Económico y Social de Naciones Unidas. PIDCP – Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Convención de Viena – Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados CrEDH – Corte Europea de Derechos Humanos. CrIDH o Corte – Corte Interamericana de Derechos Humanos. DIDH – Derecho Internacional de los Derechos Humanos. CIDH o Comisión – Comisión Interamericana de Derechos Humanos. CADH o Convención – Convención Americana sobre Derechos Humanos. – Artículo o Artículos. CEDH – Comisión Europea de Derechos Humanos. CDESC – Comité Derechos Económicos Sociales y Culturales.Equipo Nº108 ABREVIATURAS Art. CEDAW – Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer. Comité CEDAW . Sociales y Culturales.Pacto Internacional de Derechos Económicos. o Arts. Convención Belém do Pará – Convención Interamericana para Prevenir.

Protocolo de San Salvador o Protocolo – Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos. OEA – Organización de Estados Americanos. ONU – Organización de Naciones Unidas. 13 .Equipo Nº108 OC – Opinión Consultiva. Sociales y Culturales.

Rivera del Norte. Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (en adelante Convención Belém do Pará) cometidas en contra de Juana Olín. 2. 14 . 24 y 28 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante la Convención).Equipo Nº108 APERSONAMIENTO La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante la Comisión) somete el presente caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante la Corte) con el objeto que declare la responsabilidad internacional del Estado de Iberolandia por la violación de los artículos 1(1). domiciliada en la ciudad de Murano. el artículo 13 del Protocolo de San Salvador (en adelante Protocolo) y el artículo 7. Iberolandesa. Iberolandia. en conexión con los artículos 6(a) y 9 de la Convención Interamericana para Prevenir.

Equipo Nº108 EXPOSICIÓN DE LOS HECHOS 1. Historia y contexto de Iberolandia: Iberolandia. Durante los trescientos ochenta años previos a aquel hito. administración de justicia y educación. y pese a que fue integrado de jure el sistema educacional de esta provincia. Hasta 1922 existía un sistema educativo segregado en todos los niveles. 3. Finalmente. siendo la educación el ámbito en que este fenómeno se ha reflejado con más fuerza. Estado miembro de la OEA. Estas disparidades llevaron al país a adoptar una estructura federal. La Constitución vigente desde 1988 establece que las constituciones de cada provincia deberán respetar los principios democráticos consagrados en ella y en los tratados internacionales ratificados por Iberolandia. Desde la época de la esclavitud. con el objeto de dar autonomía a los gobiernos regionales y dejar al gobierno central ciertas funciones básicas. una población predominantemente afrodescendiente se aboca a la explotación agropecuaria. se 15 . obtuvo su independencia en el año 1811. lo que le permitió desarrollar diversos rubros de su economía. La provincia de Rivera del Norte: Esta situación de desigualdad ha sido particularmente grave en la provincia de Rivera del Norte. faculta al Congreso de la federación para legislar y promover medidas de acción positiva que garanticen la igualdad y el pleno goce y ejercicio de los derechos reconocidos por la Constitución y los tratados de Derechos Humanos ratificados por Iberolandia. Al norte. Luego. Profundas diferencias dividen norte y sur de Iberolandia. la más pobre y con el mayor número de afroiberolandeses del país. la historia de Iberolandia se ha caracterizado por diversas manifestaciones de discriminación contra los afrodescendientes. otorga competencia exclusiva a las provincias en materia de seguridad ciudadana. Asimismo. 5. mientras en el sur una mayoría blanca y descendiente de inmigrantes europeos se dedica al comercio y la industria. 4. 2. más de 15 millones de personas fueron traídas como esclavos desde África.

6%. En su Art. 6.8 y el 4.7% de dicho presupuesto. económicamente desaventajados. De un total de 1. uno de cuyos objetivos es la promoción de la diversidad del cuerpo estudiantil en las universidades públicas. el porcentaje de graduados. fijados de acuerdo al nivel de ingreso de cada contribuyente. esta ley dispuso: “En todas las instituciones de educación superior públicas. se distribuyó anualmente entre los distritos predominantemente blancos el 79. con tres veces más alumnos por clase que en los distritos mayoritariamente blancos y tan solo una computadora para 23 estudiantes. Consecuencia de lo anterior. y entre ellos.6% de toda la población en edad escolar. Destaca la Ley Nº678.3% del presupuesto educativo para apenas el 50. Reformas del Presidente Juan Achebe: En 1996 por primera vez ganó la presidencia de Iberolandia un afroamericano. Juan Achebe. los distritos dominantemente afrodescendientes obtuvieron el 20. 8. se reservará un cupo mínimo de 20% para 16 . por su parte.324 docentes. sean federales. 45. 9. Paralelamente. solo 48 son afrodescendientes. sólo pudo hacerlo en 1978. es casi inexistente la presencia de profesores y estudiantes afroamericanos en la única universidad pública de Rivera del Norte.4% de los estudiantes. provinciales o municipales.Equipo Nº108 procedió a asignar recursos diferenciadamente entre los distritos escolares con población predominantemente blanca y aquellos mayoritariamente afrodescendientes. fluctuó en los años 2002. 7. la gran mayoría de los niños afroiberolandeses se ha visto forzada a asistir a distritos escolares de escasos recursos que sólo pueden proporcionarles una educación deficiente: sin suficientes maestros. De este modo. los primeros con un mayor poder económico y los segundos. adoptada por el Congreso federal en 1999 y que entró en vigor en el año lectivo 2000. Mediante la recaudación de impuestos. Su administración se ha caracterizado por los resultados positivos en la implementación de políticas destinadas a establecer mayor igualdad entre los diversos sectores raciales. la primera mujer afrodescendiente en graduarse. 2003 y 2004 entre el 2. 10. para el 49.

las autoridades provinciales argumentaron que. La Universidad de Rivera del Norte y su sistema de admisión: La Universidad de Rivera del Norte contempla un cupo de 250 lugares para ingresar por año. una entrevista personal y un examen general de ingreso. otorgando. La aplicación de este sistema ha resultado en que. 12. que el sistema de cupos era inconstitucional por ser discriminatorio y que no estaba obligada a adoptar un sistema de acción afirmativa. Pese a las gestiones del gobierno central instando a que se diera aplicación a esta Ley en Rivera del Norte. Durante su edad escolar.Equipo Nº108 estudiantes afrodescendientes. pese a que 97 tenían las calificaciones mínimas. sin embargo. donde asistió a la escuela en uno de los distritos predominantemente afrodescendientes. La selección final se realiza entre los postulantes que hayan sobrepasado los tres rubros. Las autoridades de la universidad provincial se negaron a aplicar la Ley Nº678 en la admisión de estudiantes del año 2000. capital de Rivera del Norte. 13. De esta manera. 14. Su sistema de admisión exige la evaluación del promedio de calificaciones académicas de los postulantes. en los últimos 10 años. conforme a la Constitución. declarado constitucional por la Corte Suprema de Justicia Federal. durante el proceso de postulación del año 2000 continuaron aplicando el sistema tradicional de admisión. el porcentaje de ingresantes afrodescendientes ha oscilado entre el 1. obteniendo las mejores notas de su promoción. siendo la única provincia de Iberolandia que no aplicó dicha normativa.2% y el 7. en el año 2000 sólo fueron admitidos 10 afrodescendientes para el cupo de 250. los candidatos deberán haber superado los requisitos mínimos en materia de grados académicos. 11. Para ser considerado. debido a la precaria situación socioeconómica familiar y 17 . La situación de Juana Olín: Juana Olín es una joven afroamericana de 18 años de edad que vive en Murano. examen escrito y entrevista oral”. Bajo este sistema. una mayor valoración a los resultados de la entrevista oral. todo lo relativo a la educación correspondía exclusivamente a la provincia.3%.

Juana solicitó que la Corte Suprema declarara lo siguiente: . y en el evento que la Corte Suprema descartara alguno de estos argumentos. 18. Juana Olín interpuso una acción de amparo. Al habérsele denegado el ingreso. no fueron admitidos. en lo que considera una contravención de la Ley Nº678. Consideró que la Ley Nº678 al legislar sobre el ámbito 18 .Que el estado federal estaba facultado para legislar en materia de promoción de la igualdad. En el proceso de postulación las autoridades dieron mayor ponderación al resultado obtenido en la entrevista personal. El máximo tribunal estimó que las autoridades públicas podían adoptar medidas de acción afirmativa incluyendo el establecimiento de cupos. El 15 de marzo de 2002 le fue notificado el fallo adverso de la Corte Suprema. 17. Sus notas académicas fueron superiores al mínimo exigido. 16. pero sin alterar el reparto de competencias entre los órganos de la federación y los órganos provinciales. en el que se rechazaban todas las pretensiones planteadas por Juana Olín. habiendo aprobado los requisitos mínimos.Que el sistema de cupos establecido en la Ley Nº678 era constitucional. Juana Olín postuló a la Universidad de Rivera del Norte para ingresar en el año 2000. por lo que fue ésta la evaluación determinante para negar a Juana Olín el ingreso a la Universidad. incluyendo el ingreso a las universidades provinciales. debido a las normas constitucionales y a las obligaciones internacionales del Estado. . solicitó declarara que la Provincia de Rivera del Norte estaba obligada a adoptar un sistema de acción afirmativa similar al del nivel federal para ingresar a su universidad.Equipo Nº108 a su alto rendimiento académico. Pese a este rendimiento. y similares a las de los estudiantes que fueron aceptados por la Universidad. Juana fue becada por los programas instaurados por el Presidente Achebe. Además. superó el examen general de ingreso y la entrevista personal. 15. siendo la primera de su familia en graduarse de la escuela secundaria. Juana Olín no fue admitida en la Universidad. Subsidiariamente. Juana fue una de los 97 afrodescendientes que integraron la lista de los 137 postulantes que.

19 .Equipo Nº108 educativo universitario invadió la esfera privativa de las provincias. Agregó que si bien era deseable la adopción de acciones afirmativas. 19. por lo que declaró. que dicha ley era inconstitucional. con efecto erga omnes. Juana no tenía un derecho a exigir aquello por no existir un fundamento para esta obligación a nivel constitucional. Juana Olín presentó su petición a la Comisión Interamericana el día 10 de septiembre de 2002. En vista de lo anterior.

párr. razón por la cual debe considerarse precluída su oportunidad para interponerlas. CUESTIONES PRELIMINARES 20. 51 de la Convención. 7 y 8. las de admisibilidad deberán tener este mismo carácter para el Estado 1 . no hay procedimiento internacional pendiente y se han cumplido los requisitos formales. Caso Castillo Páez. párr. 32 y 33 del Reglamento de la CIDH. La Comisión adoptó en forma regular el informe previsto por el Art. ADMISIBILIDAD 21. se ha presentado el asunto ante la Corte dentro del plazo contemplado en el Art. 7. 31. Se han cumplido los procedimientos previstos en los Arts.Equipo Nº108 ANÁLISIS LEGAL CAPÍTULO PRIMERO. II. COMPETENCIA 22. Iberolandia no interpuso excepción preliminar alguna durante el proceso ante esta Comisión. La Corte es competente para conocer el presente caso. Se han agotado los recursos internos y se ha respetado el plazo de 6 meses para interponer la petición ante la Comisión. Asimismo. 1 CrIDH. voto razonado Juez Cançado Trindade. Caso Loayza Tamayo. 50. 48 a 50 de la CADH. En vista que las decisiones de inadmisibilidad son definitivas para los peticionarios. 46 de la CADH y los Arts. pues ésta fue presentada el día 10 de septiembre de 2002 y la sentencia definitiva que negó la protección a la peticionaria respecto de los derechos materia de este juicio le fue notificada el 15 de marzo de 2002. I. voto razonado Juez Cançado Trindade. 20 . La petición fue presentada ante la Comisión el 10 de septiembre de 2002 cumpliendo todos los requisitos exigidos por el Art. lo remitió al Estado y dada la falta de una solución amistosa.

que reemplazaron las palabras “podrá someter el caso” por “someterá el caso a la Corte salvo por decisión fundada de la mayoría absoluta de los miembros de la Comisión”. El Estado de Iberolandia ratificó esta Convención en 1998. 7 de la Convención Belém do Pará. Este procedimiento para la presentación de peticiones. 3 2 21 . C. El Estado de Iberolandia ratificó en 1971 la CADH y aceptó la jurisdicción contenciosa de la Corte sin reservas en el mismo año. Ver modificaciones al Reglamento de la CIDH realizadas durante los períodos ordinarios de sesiones 116º y 118º. Este Protocolo en su Art. 13 DEL PROTOCOLO DE SAN SALVADOR. 26. 41-51. 23. 19. 7 DE LA CONVENCIÓN BELÉM DO PARÁ. B. no es posible excluir la competencia de la Corte para conocer de violaciones a su Art. 19. Arts. 25. regulado en la CADH 2 .12 de la Convención Belém do Pará no contempla excepción ni limitación alguna a las normas que rigen este procedimiento ante la Comisión. 1(1). 2. el sometimiento del caso ante la Corte 3 . en tanto órgano preparatorio de la jurisdicción contenciosa de la Corte. podrá darse aplicación al sistema de peticiones individuales regulado en la CADH. LA CORTE ES COMPETENTE PARA CONOCER DE LA VIOLACIÓN DEL ART. 24 Y 28 DE LA CADH.Equipo Nº108 A. 44 y Estatuto de la CIDH. El Estado de Iberolandia ratificó el Protocolo en 1989. Este tratado en su Art. Por lo tanto. Ver también. 12 señala que cualquier persona o grupo de personas puede presentar a la Comisión denuncias o quejas de violación al Art. 7. 13 directamente imputable a un Estado Parte. LA CORTE ES COMPETENTE PARA CONOCER DE LAS VIOLACIONES A LOS ARTS. Art. LA CORTE ES COMPETENTE PARA CONOCER DE LA VIOLACIÓN DEL ART. En consecuencia. si el Art. 24. aquello que pueda realizar la Comisión.6 establece que en caso de una violación al Art. salvo contadas excepciones. podrá ser efectuado también por esta CADH. comprende dentro de sus etapas y como regla general. Reglamento de la CIDH Art. La integridad del sistema interamericano de protección de los Derechos Humanos exige concebir la intervención de la Comisión y de la Corte de manera unitaria.

31. 27. Asunto de Viviana Gallardo y otras. el PIDESC.3. Deberá recogerse cada avance de los instrumentos internacionales que permitan alcanzar el mayor grado de protección para los titulares de estos derechos 8 . págs. Facultad de Derecho. EL PROTOCOLO Y LA CONVENCIÓN BELÉM DO PARÁ. Derechos Humanos de la Mujer ¿Dónde estamos ahora en las Américas?. que ha de ser interpretado de manera integral. lo que supone interpretar los requisitos procesales “en el sentido más favorable a la resolución de las cuestiones de fondo en sentencia” 5 .c de la Convención de Viena. 2001. 41. no debe olvidarse que la resolución jurisdiccional de casos de violación a la Convención Belém do Pará constituye un instrumento fundamental para la promoción y evolución de los Derechos Humanos de las mujeres 6 . A este respecto. cuestión plenamente concordante con el objetivo principal impuesto por la CADH a esta Comisión. además de declaraciones. 10. págs. 5 Ibidem. DEBE CONSIDERAR OTROS ACTOS INTERNACIONALES (Art. Cecilia. jurisprudencia y principios que emanen de organismos internacionales. en concordancia con lo establecido en el Art. intentar aplicar un tratado con desconocimiento de los principios generales de derecho o del derecho consuetudinario que lo precede o lo complementa. 4 22 . 6 MEDINA. 8 CANÇADO TRINDADE. pues. como tampoco es posible ignorar. 29 b y d CADH). LA CORTE. AL INTERPRETAR LA CADH. voto salvado del Juez Piza Escalante a la Resolución de 8 de septiembre de 1983. 35 y 38. la doctrina ha señalado que "No es posible. Art. Artículo traducido al castellano por el Centro de Derechos Humanos. Santiago. Antonio. a saber. Editorial Jurídica de Chile. Del mismo modo. voto razonado del Juez Piza Escalante a la Decisión de 13 de noviembre de 1981. 22 (Las cursivas son nuestras). el Protocolo y la Convención Belém do Pará forman parte de un mismo corpus normativo de protección de los Derechos Humanos. “promover la observancia y defensa de los derechos humanos” 7 .Equipo Nº108 última 4 . La CADH. el PIDCP. 10 y 19. Universidad de Chile. 7 CADH. El Derecho Internacional de los Derechos Humanos en el siglo XXI. 28. De allí que sea pertinente invocar ante esta Honorable Corte tratados tales como la CERD. al CrIDH. párr. CEDAW. D. párr.

págs. U. EN PERJUICIO DE JUANA OLÍN. ámbitos que deben ser respetados y garantizados por el Estado en concordancia con la obligación general contenida MEDINA. Engel Publisher.4/84.N. Propuesta de Modificación a la Constitución Política de Costa Rica. Algunas Reflexiones sobre una Futura Convención Interamericana contra la Discriminación Racial y Todas las Formas de Discriminación. VIOLACIÓN DEL DERECHO A LA IGUALDAD. Cecilia. Washington DC. cit. 83. 12 CrIDH. Condición Jurídica y Derechos de los Migrantes Indocumentados. Equality and Discrimination under International Law. 2 Y 28 DE LA MISMA. 1(1). OC-18/03. Sistema Jurídico y Derechos Humanos. párr. 466-479. Clarendon Press. 24 de la CADH. pág. El derecho a la igualdad se encuentra consagrado en el Art. párr. Barcelona Traction Light and Power Company..P. A. Covenant on Civil and Political Rigths. Ver también. 24 DE LA VIOLÓ LA IGUALDAD ANTE LA LEY CONSAGRADA EN EL CADH EN RELACIÓN CON LAS OBLIGACIONES IMPUESTAS POR LOS ARTS. 13 CrIDH.R. 1993. 1996. este principio ha sido elevado a la categoría de norma imperativa de jus cogens 12 . CCPR Commentary. 30. Ariel. 11 CrIDH. párr. CAPÍTULO SEGUNDO. 8. párr. McKEAN. El Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Gay. El derecho consagrado en el Art. OC. 24 de la CADH comprende la igualdad ante la ley. ASPECTOS DE FONDO I. 17 de septiembre de 2003. nota 12. CERD. Warwick. 55. “Complying with its International Human Rights Obligations: The United Kingdom and article 26 of The International Covenant on Civil and Political Rights” en E. 1970. págs. 76. 264-284. 2003. Santiago. Asimismo. CHOUDHURY. op. Parte introductoria. 1983. Legality of the Threat or Use of Nuclear Weapons. 29. 33-34. NOWAK. EL ESTADO DE IBEROLANDIA ART. aclarándolo o complementándolo" 9 . Escuela de Derecho Universidad Diego Portales.H. El principio de igualdad y no discriminación es la base sobre la que descansa todo el andamiaje jurídico del orden público nacional e internacional. 284-285. la igual protección de la ley y una prohibición de discriminación 13 . Manfred. 9 23 . 101. Capítulo XV. 29 de noviembre de 2005. Asimismo. págs. 19 de enero de 1984. Ver también. Law Review. OC. Tufyal y MOON. 8 de julio de 1996. las otras fuentes de derecho que pueden haberlo sucedido.18/03. N. Debido a su trascendencia. y se encuentra inexorablemente ligado a la dignidad humana 11 . Oxford University Press. 79. 1(1). Art. párr. 10 En este sentido véase DULITZKY. Vol. Ver también CIJ.Equipo Nº108 interpretar un tratado. constituyendo un presupuesto indispensable para el respeto y garantía de los Derechos Humanos. es uno de los ejes fundamentales sobre el cual se erige todo el sistema interamericano de protección de los Derechos Humanos 10 .

BAYEFSKY. Ver también. CDH. Tercera Edición. el nacimiento o cualquier otra condición social. Comisión de Derechos Humanos. Bogotá. Nº1-2. como también la obligación de emprender las acciones necesarias para hacer efectivo este derecho. la opinión política o de otra índole. 32. Vol. Normativa. y que tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento. Anne. agosto de 2003. Observación General Nº18. el color. exigiendo para su utilización un escrutinio más estricto y una carga probatoria mayor. 15 14 24 . Se ha entendido por discriminación “toda distinción. el idioma. el origen nacional o social..Equipo Nº108 en el Art. exclusión. respecto de toda persona sujeta a su jurisdicción y con total prescindencia del diseño institucional adoptado por el Estado. párr. restricción o preferencia que se base en determinados motivos. BAYEFSKY. págs. Volumen III. 7. a personas que se encuentran en circunstancias análogas. “El Principio de Igualdad o No Discriminación en el Derecho Internacional”. ECOSOC. como la indirecta. sin una justificación objetiva y razonable. 18-23. 11. 12. cit. sin proporcionar una justificación objetiva y razonable 16 . La No Discriminación. goce o ejercicio. 1989. pág. en condiciones de igualdad. Ver también. el sexo. Estudio analítico del Alto Comisionado para los Derechos Humanos sobre el Principio Fundamental de la No Discriminación en el marco de la Globalización. Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Esta disposición impone al Estado tanto el deber de abstenerse de violar o restringir ilegítimamente el derecho a la igualdad reconocido en la CADH. op. Esto supone que brindar un tratamiento desigual. Anne. como la raza. Este es el caso de la raza 15 . 16 ONU. 942. que debe ser proporcionada por el Estado. la posición económica. pág. la religión. Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. han concitado un mayor rechazo a nivel internacional. Esta Comisión considera pertinente destacar que la prohibición de discriminación abarca tanto la discriminación directa. Originalmente publicado en Human Rights Law Journal. 31. párr. denominados “categorías sospechosas”. es tan discriminatorio como otorgar un tratamiento idéntico a quienes se encuentran en situaciones desiguales. 1990. Algunos de estos motivos. 1(1) de la CADH. nota 15.11. de los derechos humanos y libertades fundamentales de todas las personas” 14 . Jurisprudencia y Doctrina de los Sistemas Universal e Interamericano.

en Revista Derecho y Humanidades Nº11. “Grupos y la Cláusula de la igual protección” en GARGARELLA. 36. haciendo posible la selección de los estudiantes mejor calificados 19 . op. Facultad de Derecho.. ECOSOC. cit. El mecanismo que determina el ingreso a la única Universidad Pública de Rivera del Norte comprende tres evaluaciones. 10. nota 16. aquel mecanismo que en abstracto parecía neutral (en el sentido de aplicable a todos sin distinción) vuelve la espalda a la realidad de Rivera del Norte y. Roberto. 19 En este sentido véase. puede producir resultados discriminatorios 18 . el promedio de calificaciones.4. 147 y sgtes. Universidad de Chile. es imprescindible recordar las sucesivas formas de discriminación en la esfera de la educación. 142 y sgtes. párr. Austria. 9. EN PERJUICIO DE JUANA OLÍN. 33. Comunicación Nº998/2001. Owen. La discriminación indirecta tiene lugar cuando una norma o medida en apariencia neutral produce un efecto perjudicial que impacta de manera exclusiva o desproporcionada sobre personas que forman parte de un grupo determinado. Pohl v. párr.2. 2005. En un mundo ideal. IBEROLANDIA HA VIOLADO EL DERECHO A LA IGUALDAD AL ESTABLECER Y APLICAR UN SISTEMA DE SELECCIÓN UNIVERSITARIA DISCRIMINATORIO. pág. párr. a saber. “(Des)igualdad estructural”. a las que han sido sometidos los afroamericanos: prohibición absoluta de acceder a cualquier nivel educativo. Althammer et. pág. 20 En este sentido véase FISS. v. Comunicación Nº1160/2003. Austria. podría pensarse que este mecanismo de admisión permite evaluar el desempeño y aptitud de los postulantes. En el caso sub judice. Roberto. No obstante. sin que dicha medida pueda justificarse de manera objetiva y razonable 17 .1. 17 25 . en esa medida. se desentiende de las desiguales condiciones que existen entre jóvenes blancos y afroamericanos 20 . Derecho y Grupos Desaventajados. Editorial Gedisa. El corolario de esta sistemática marginación es una profunda brecha entre la Véase en este sentido CDH.Equipo Nº108 A. 34. SABA. 18 ONU. 1999. 35. Esta forma de discriminación pone de manifiesto que dar un trato igual a personas que se encuentran en situaciones desiguales. al. aplicación de un sistema segregacionista y financiamiento inequitativo de las escuelas con asistencia predominantemente afrodescendiente. 12. un examen general de ingreso y una entrevista personal.

37.. seguido de una sistemática discriminación tanto de jure como de facto en perjuicio de los afrodescendientes. Otorgar este amplio margen de discreción a aquel que determina quiénes son admitidos en la Universidad en una realidad como la de Rivera del Norte -caracterizada por una constante marginación de los afrodescendientes y por mantener a este sector de la población en una condición menoscabada. op cit. OC-4/84. La Comisión hace suya las palabras de la Corte al señalar que “en la práctica y dado el amplio margen para la evaluación que inevitablemente rodea a pruebas o exámenes como [éstos] tales procedimientos pueden llegar a ser vehículo para juicios subjetivos y arbitrarios. Norway. establecer un mecanismo de admisión a la Universidad que exige entre sus evaluaciones un desempeño exitoso en una entrevista personal.. 22 CrIDH. párr. es incompatible con la garantía de igualdad contenida en el Art. Caso Narrainen v. La Comisión hace presente que una entrevista personal. 26 . 63. 1991. 39. 21 Véase en este sentido. 3.. párr. respecto de la otorgada a los afroiberolandeses. “El peticionario sostiene que no podría haber obtenido un juicio imparcial ya que ‘todos los miembros del jurado provenían de una cierta parte de Oslo donde el racismo está en su cúspide’(. en esencia. Este peligro se acrecienta en la medida que no se establecen regulaciones que permitan controlar la manera en que se realiza dicha entrevista y la forma en que sus resultados son interpretados.) El Comité recomienda al Estado Parte que en casos criminales como el examinado. como parte del sistema de selección es. en concordancia con los principios que subyacen al artículo 5(a) de la Convención” (Traducción libre).permite dar cabida a juicios racistas y sesgados 21 . Comité CERD. nota 11.1 y 10. 24 de la CADH. se preste una debida atención a la imparcialidad de los jueces. y a constituir instrumentos de políticas discriminatorias” 22 . 38.Equipo Nº108 formación primaria y secundaria recibida por los estudiantes blancos. puesto que da lugar a valoraciones sujetas a interpretación y posibilita que el evaluador califique al entrevistado desde sus inclinaciones o prejuicios personales. En una realidad caracterizada por un largo historial de segregación racial. un método de carácter subjetivo.

op. Czech Republic. pese a que 97 habían obtenido las calificaciones mínimas. constituye evidencia suficiente de las consecuencias discriminatorias denunciadas por esta Comisión. párr. D. Recomendación General Nº 14. cit. 24 23 27 . Las autoridades correspondientes determinaron que. Véase CrEDH. En el año 2000 Juana Olín. párr. engrosando la lista de los 137 postulantes que superaron los requisitos mínimos de ingreso y que. 1993. sentencia de 7 de febrero de 2006. la Comisión hace presente que. ilustrativas del ínfimo porcentaje de afrodescendientes admitidos en la Universidad de Rivera del Norte en los últimos 10 años.3%) 24 y. el porcentaje de ingresantes afrodescendientes ha oscilado entre 1.. 25 Una argumentación similar puede apreciarse en CrEDH. 43. 41. 13. en algunas ‘escuelas especializadas’ los romaníes conforman entre el 80% y 90% del número total de alumnos. al igual que otros 86 afroiberolandeses. del total de 250 alumnos aceptados. por otra. nota 24. en el mínimo porcentaje de afrodescendientes graduados de este sistema (la primera mujer afroamericana en graduarse lo hizo tan solo en 1978). H and others v. Opinión Disidente del Juez Cabral Barreto: “En la actualidad. En mi opinión.Equipo Nº108 40. En el contexto de Rivera del Norte. esto da cuenta de un conocimiento expreso de parte del Estado de las prácticas discriminatorias denunciadas por los peticionarios” (Traducción libre). sólo 10 fueran afrodescendientes 23 . Czech Republic. Ver también Comité CERD. en que sólo 10 afrodescendientes fueron aceptados para un total de 250 cupos. por una parte. 42. da cuenta de la incongruencia entre el sistema de admisión y el derecho a la igualdad. debiendo ser el Estado quien tenga la carga de desvirtuar estos fundamentos 25 . fueron excluidos. Esta consecuencia de permanente exclusión del grupo paradigmáticamente desaventajado. A este respecto. párr. en que resulta excepcional el acceso de jóvenes afrodescendientes al sistema público de educación superior en Rivera del Norte (en los últimos diez años. sin embargo. D. H and others v.2% y 7. La Definición de Discriminación. en el escenario descrito. Este impacto se aprecia también en el proceso de admisión del que fue parte Juana Olín. no fue admitida en la Universidad de Rivera del Norte. 2. la sola idea de que los afroamericanos podrán enfrentar el proceso de admisión Ver supra Exposición de los Hechos. 43. la aportación de estadísticas veraces. caracterizado por agudas disparidades en la esfera de la educación. El impacto desproporcionado que recae sobre los afroiberolandeses se refleja.

45. cit. fue la entrevista personal. La autoridad. “El hecho de no tomar en cuenta diferencias pertinentes o bien el otorgamiento de un trato idéntico a personas desiguales es tan discriminatorio como tratar a personas iguales de manera diferente”. De acuerdo a la ponderación que las autoridades decidieron aplicar. 29 Ver supra Exposición de los Hechos. Anne. pág. 26 28 . al someterlos a valoraciones y prejuicios que los desfavorecen. Roberto. Las autoridades que regularon el acceso a la Universidad. 46.. Drew. al elaborar el mecanismo de admisión a la Universidad. Tampoco existe finalidad alguna o interés social que el Estado pueda invocar para justificar razonablemente el grave impacto que sufren los afrodescendientes como consecuencia de la mantención de aquel sistema de selección universitaria. nota 20. “Acción Afirmativa” en GARGARELLA. op. El promedio de calificaciones de Juana Olín era similar al que tenían los estudiantes que sí fueron aceptados en la Universidad. 27 Véase BAYEFSKY. Al ser ésta la evaluación determinante para ser admitido en la Universidad. nota 15. se encuentra sometido a un escrutinio especialmente exigente. pág. lo que En este sentido véase DAYS. carece de toda razonabilidad 26 . el mecanismo que dirimió el ingreso a la Universidad entre postulantes que habían superado los tres requisitos mínimos de admisión 29 . 46. 44. op. sino que otorgó mayor ponderación a la entrevista personal 28 . se sitúa a los afrodescendientes en una posición de desventaja. debieron prever que su aplicación entrañaría un resultado contrario a la igualdad 27 . para efectos de superar la exigencia de razonabilidad relativa a la justificación de este sistema. debió tener en cuenta los efectos que éste produciría en la realidad en la que se aplicaría. en la medida que con las evaluaciones allí establecidas brindaban un trato indistinto a desiguales.. la autoridad pública no sólo contempló la existencia de una entrevista personal como uno de los exámenes de ingreso. párr. 11.Equipo Nº108 en igualdad de condiciones con los postulantes blancos. cit. 15. por estar comprometida una de las categorías sospechosas por excelencia: la raza. La Comisión observa que en el proceso de admisión del cual fue parte la víctima. La Comisión desea enfatizar que el Estado. 28 Respuesta aclaratoria Nº5.

DWORKIN.. Caso Gauthier v.. 47.. 171. por consideraciones carentes de razonabilidad 32 . op. Railway Express Agency v. párr. 30 29 . Reino Unido. “Es menester que los órganos o funcionarios de cualquier poder estatal (. Iberolandia ha incurrido en una práctica particularmente grave. Recomendación General Nº 26. mientras que en el segundo evento su derecho sería lesionado por un “ejercicio arbitrario de la discreción” 31 . nota 13. 106 (Traducción libre) y CDH. cit. “Nada abre la puerta a conductas arbitrarias de manera tan efectiva como permitir a esos oficiales escoger a los pocos quienes aplicarían la ley”. cit. ver Corte Suprema de Estados Unidos. la exclusión de Juana Olín fue definida por los prejuicios raciales imperantes o. en el primer supuesto. nota 12. resoluciones y sentencias de manera efectivamente acorde con el derecho internacional aplicable”. párr. Capítulo IX. 1949. Los Derechos en Serio. Editorial Ariel. Comunicación Nº633/1995. 32 A este respecto véase. La Discriminación Inversa. ambos citados en CHOUDHURY y MOON. existen fundamentos suficientes para configurar una violación de la igualdad ante la ley en cualquiera de las dos hipótesis. La Comisión ignora si esta mayor ponderación se enmarca en una decisión motu propio de la autoridad o si se trata de una atribución que le fue conferida por ley. OC-18/03. Pág. párr. Canadá. Véase CrIDH. Como ya fue argumentado. cuestión que indica que. Derecho a la Protección y a Recursos Efectivos Contra la Discriminación Racial. 14 de diciembre de 1973.. 31 Al respecto. En efecto. 48. Caso Asiáticos del África oriental v. en la práctica. 207. No obstante. pág.Equipo Nº108 indica que la exclusión de la víctima se debió fundamentalmente a la mayor ponderación del resultado insuficiente que obtuvo en dicha entrevista. dicho de otro modo. Ronald. 33 Comité CERD. 344. CEDH. en la medida que actos de esta naturaleza suelen “dañar la percepción de la parte ofendida de su propio valor y reputación” 33 . Barcelona. Esta exclusión afectó también a la mayoría de los postulantes afroiberolandeses. op.) ejerzan sus funciones o realicen o emitan sus actos. 1989. New York. Juana Olín sería víctima de una aplicación arbitraria de la ley 30 . 285. Ver también. Al transgredir la prohibición de discriminación racial. aquella entrevista estuvo condicionada por consideraciones arbitrarias y prejuicios raciales.

es absolutamente incompatible con el derecho consagrado en el Art. gozaban de la aplicación del sistema de cuotas. IBEROLANDIA HA VIOLADO LA IGUALDAD ANTE LA LEY. 51. La exclusión de Juana Olín de la aplicación de la Ley Nº678 se realizó aún cuando ella se encontraba claramente dentro de las circunstancias de hecho que exigían la aplicación de la norma. como anticipamos. párr. nota 13. Ver también CrEDH. Por lo demás. 49. BAYEKSKY. 24 de la CADH 34 . y pese a su condición de mujer afrodescendiente. Rasmussen v. no existía respecto de Juana Olín alguna circunstancia relevante que pudiera razonablemente justificar que se desestimara su situación de acreedora del mismo tratamiento dispensado a los demás afroamericanos de Iberolandia.Equipo Nº108 A. EN PERJUICIO DE JUANA OLIN. las autoridades provinciales se negaron a aplicarla en su caso. La injustificada diferencia de trato entre personas que se encuentran en una situación análoga. El Congreso de Iberolandia dictó en 1999 una Ley General de Promoción de la Igualdad Racial (Ley Nº678) cuyo artículo 45 obligaba a las instituciones de educación superior públicas a reservar un cupo mínimo de 20% para estudiantes afrodescendientes que hubiesen aprobado los requisitos mínimos de ingreso. Dinamarca. era en sí misma discriminatoria. Sin embargo. como ocurre con Juana Olín respecto de los demás afroamericanos destinatarios de la Ley Nº 678. op. 12. sentencia de 28 de noviembre de 1981. Mientras los demás miembros del grupo destinatario de la salvaguarda normativa. pág. 37.. cit. 50. menos aún cuando esta negativa traía aparejada una lesión a otros derechos fundamentales de la víctima (ver infra apartados II y III).2. AL NO APLICARSE LA LEY Nº678 EN RIVERA DEL NORTE. Anne. a saber. 30 . privándola de 34 Sobre las consecuencias de una injustificada diferencia de trato véase. 52. por cuanto supone discriminar a Juana Olín en la aplicación de la ley. Esta normativa estaba vigente al momento de postular Juana Olín a la Universidad de Rivera del Norte. Juana Olín era sometida a otra forma de selección que. jóvenes afrodescendientes.

125-126. en ciertas circunstancias. 54. Esta garantía de protección debe observarse de manera efectiva e igualitaria. 35 31 . 55. En esta línea véase. párr. Greece. 476. 37 CIJ. estas deberán ser justificadas de manera objetiva y razonable” (Traducción libre. compromete la responsabilidad internacional del Estado parte 39 . sin embargo. op cit. las cursivas son nuestras). pues materializa la máxima según la cual. Comunicación Nº790/1997.. la igualdad ante la ley no prescribe un trato idéntico. nota 13. cit. párr. si este derecho es previsto en la legislación doméstica del Estado Parte y es otorgado a algunas personas acusadas de cometer crímenes. Casos de Africa Suroccidental. de modo tal que la ausencia de uno de esos rasgos en un caso concreto. op. Opinión disidente Juez Tanaka. (Traducción libre). 36 En este sentido véase. sino que exige. La discriminación estructural es aquella que impide a ciertos grupos el goce efectivo de sus derechos como consecuencia de una exclusión social sistemática generada por complejas prácticas institucionales y sociales.Equipo Nº108 su derecho a ser protegida por ley de la misma manera en que lo son los demás afroiberolandeses de las restantes provincias del país 35 . párr. 38 CrEDH. CDH. Informes de la CIJ. 7. A. 39 NOWAK. Roberto.2. pág. 18 de julio 1966. prejuicios y creencias profundamente arraigadas 36 . SABA. Manfred. Si se realizan distinciones. págs. Caso Thlimmenos v. sin una justificación objetiva y razonable. también es violado cuando los Estados. Esta Comisión considera que la obligación de protección contra la discriminación constituye un elemento fundamental para combatir este tipo de discriminación. Segunda Fase. nota 19.3. La CrEDH ya ha señalado “El derecho a no ser discriminado en el goce de los derechos garantizados por la Convención. no tratan diferente a personas cuya situación es significativamente diferente” 38 . Russian Federation. IBEROLANDIA HA INFRINGIDO SU OBLIGACIÓN DE PROTECCIÓN EFECTIVA E IGUALITARIA CONTRA LA DISCRIMINACIÓN. “El Pacto no establece un derecho a ser juzgado por un jurado en casos criminales. 53. Cheban v. deberá ser otorgado sobre bases igualitarias a otras personas que se encuentren en una situación similar.. 4. sentencia de 6 abril de 2000. EN PERJUICIO DE JUANA OLÍN. 44. un tratamiento diferenciado para quienes se encuentran objetivamente en un estatus desigual 37 .

Non-discrimination in International Law. 10. Ronald.. desde las más diversas perspectivas 43 . 44 Ibídem. 97 y 105. 43 Ver ONU. corregirla. Stalla Costa v.51-71. párr. nota 14. Ver también. 42 CDH. Asimismo. que sea destinataria de medidas especiales en el ámbito de la educación. Durham and London. Comunicación Nº198/1985. op. Duke University Press. 1988. no sólo justifica. E/CN. Observación General Nº 18.. ‘reparar la discriminación social/estructural’. nota 15.. Ver también. esto es. 45 FISCUS. Art. que supone reconocer en los hechos una situación de discriminación sistemática o estructural para. constituye una especificación del deber de adoptar medidas positivas para garantizar el goce de los derechos humanos y responde a una exigencia de igualdad substantiva. 57. La Comisión estima que la posición de Juana Olín. Asimismo. op cit. op cit. nota 41. nota 13. 476. 40 32 . Interights. 6-10.Equipo Nº108 56. The Constitutional Logic of Affirmative Action. “‘Enderezar o reparar injusticias históricas’. Como manifestación de la garantía de igual y efectiva protección contra la discriminación41 constituye una diferenciación legítima a la luz del DIDH 42 . La adopción de medidas especiales. una de las cuales es la acción afirmativa 44 basada en el denominado sistema de cuotas 45 . Marc. Manfred. ‘utilidad social’. ‘crear diversidad o una representación proporcional de los grupos’. Non-discrimination in International Law. 1992. 96. pág. págs. ECOSOC. A Handbook for Practitioners. CDH. pág. 10.4/Sub. “La acción afirmativa es un conjunto coherente de medidas de carácter temporal dirigidas específicamente a remediar la situación de los miembros del grupo a que están destinadas en un aspecto o varios aspectos de su vida social para alcanzar la igualdad efectiva”. sino que impone indiscutiblemente al Estado una obligación de adoptar medidas especiales para garantizar su derecho a la igualdad. Recomendación General Nº5. El Concepto y práctica de la Acción Afirmativa. medidas temporales encaminadas a conseguir la igualdad de facto respecto de un grupo determinado 40 . Medidas Especiales Temporales. 2005. en tanto mujer perteneciente al sector que ha sido permanentemente discriminado en la sociedad iberolandesa. Comisión de Derechos Humanos. pág. BAYEFSKY. 96. ‘mayor eficiencia del sistema socioeconómico’”. Anne. op cit. pág. Ver también. Esta Corte ya ha enfatizado el carácter obligatorio de las medidas especiales destinadas a garantizar el derecho a la igualdad.. Observación General Nº18. págs. Comité CEDAW. ‘evitar la agitación social’. párr. 41 NOWAK. 10.2/2002/21. 25. nota 14. cit. Uruguay. 58. párr. editado por Kevin Kitching. 2(2). BOSSUYT. Este deber puede satisfacerse a través de diversas modalidades. al señalar que “los Estados están obligados a adoptar medidas positivas para revertir o cambiar situaciones discriminatorias existentes en sus Para una definición de medidas especiales ver. pág. cit. CERD. op. 3. en la práctica..

Ver también. eficaces e innovadoras para la protección de los derechos humanos”. 24 en relación con el Art.Equipo Nº108 sociedades. En el evento que el Estado hiciere atendible el argumento relativo al carácter facultativo de las acciones afirmativas. cit. basándose por ejemplo. a través de un programa de acción afirmativa. no resulta atenuado en ningún caso el carácter obligatorio de las medidas especiales. párr. Caso de las Niñas Yean y Bosico v. Aún cuando estas últimas estuviesen formuladas de manera permisiva.. párr. 48 CDH. como por otros órganos internacionales 48 . OC-18/03. 104 y 121. 10. en perjuicio de determinado grupo de personas” 46 . 141. es decir. Esta posición ha sido afirmada tanto por esta Comisión 47 . pues el deber del Estado de adoptarlas se funda en su obligación internacional de garantizar el derecho a la igualdad conforme al Art. es una batalla que debe ser librada por todos los medios idóneos y es por eso que en el sistema regional deben adoptarse medidas prácticas. párr.. debe procurar que ningún miembro de ese grupo quede excluido de esa garantía. 47 CIDH. op cit.4 y 15. Recomendación General Nº 23. (la cursiva es nuestra). pág. 10. Canadá.. al dictar una medida de ese carácter. Waldman v. por ejemplo. en sus disposiciones constitucionales. 1(1) de la CADH. 119. Los Países Bajos. 50 Similar conclusión se aprecia en CDH. Participación de la Mujer en la vida Política y Pública. párr. Caso Broeks v. Comunicación 172/84. nota 12. El Derecho a la Información sobre la Asistencia Consular en el marco de las Garantías del Debido Proceso Legal.) Reconocer su presencia y confrontar su origen. 1(1) de la CADH 49 . “El racismo y la discriminación racial menoscaban el Estado de Derecho (. República Dominicana. sentencia de 8 de septiembre de 2005. 3. 398. si el Estado otorga protección a un grupo determinado.la Ley Nº 678.1930. Presentación de la CIDH sobre la Resolución AG/RES. Comité CERD.. a la luz de sus obligaciones internacionales. “Prevención del racismo y de toda forma de discriminación e intolerancia y consideración de la elaboración de un proyecto de Convención Americana”. 9. Esta disposición exige a los Estados la adopción de las más diversas medidas para asegurar el pleno y efectivo goce de los Derechos Humanos. La protección contra la discriminación debe proporcionarse de manera igualitaria. 12. se funda en la obligación general de garantía establecida en el Art. pág. aplicarla de manera discriminatoria 50 .6. Comunicación Nº694/1996. Comisión Internacional de Juristas. Observaciones Finales United States of America. párr. Comité CEDAW.tiene absolutamente vetado. CrIDH. Medidas de Acción Afirmativa. esta Comisión hace presente que Iberolandia. op. Observación General Nº 18. 49 En este sentido véase. 60. párr. El deber de Iberolandia de implementar medidas especiales. 46 33 . párr. lo cual impide al Estado de Iberolandia sostener que le es facultativa la realización de dichas medidas. nota 14. 59. OC-16/99. párr. 18 de agosto de 2001. 15.

. nota 13. pág.. párr. nota 12. 4. deberán extenderse desde la prevención hasta la reparación de los perjuicios ocasionados por la discriminación 52 . no se agota en la mera gestión tendiente a dar protección contra la discriminación. 63. cuando su inutilidad haya quedado demostrada por la práctica”. 166. sentencia de 29 de julio de 1988.Equipo Nº108 61. citado por BAYEFSKY. Véase Mutatis Mutandi.) por la otra no son más que dos aspectos de un mismo problema: asegurar completamente la igualdad de derechos a todas las personas”. Esta obligación de cumplir con la máxima de tratar de manera diferente a quienes se encuentran en situaciones diversas. 24. Esto demanda la implementación de medidas más allá de la expedición de leyes. 108. sino que compele a lograr este objetivo de una manera eficaz y apreciable en los hechos 51 . por las condiciones generales del país o incluso por las circunstancias particulares de un caso dado. Anne. págs. es de exigibilidad inmediata y compromete a todos los poderes del Estado en la plena realización de éste y cada uno de los derechos consagrados en la CADH 53 .1(1) y 2 de la CADH. no emerge únicamente de la no aplicación de la Ley Nº678 a Juana Olín. 51 34 . 52 NOWAK. Ello puede ocurrir. párr.5. 53 CrIDH. Caso Velásquez Rodríguez. la protección que se le dispensa a los demás afrodescendientes en su misma posición. sino también de la negativa de proporcionarle. cit. resulten ilusorios.1(1) de la misma. 62..4/Sub2/384/ADD. Ver también CDH. La responsabilidad del Estado por inobservancia del deber de proteger igualitaria y efectivamente contra la discriminación. en defecto de la aplicación de la Ley Nº678. Iberolandia es también responsable debido a que las autoridades. Ver también. pág. consagrado en el Art. Documento ONU E/CN. La obligación general de respeto y garantía del derecho a la igualdad ante la ley. OC-18/03. op cit. por ejemplo. las que en concordancia con las obligaciones generales impuestas por los Arts. op cit. 24 de la CADH en relación al Art. nota 15. Manfred. Naturaleza de la Obligación Jurídica General impuesta a los Estados Partes en el Pacto. “No pueden considerarse efectivos aquellos recursos que. “La prevención de la discriminación. por una parte y la implementación de medidas especiales (. párr. 55-56. op. Observación General Nº31. CrIDH. 14. no implementaron mecanismo alguno que impidiera que la víctima quedara en un inaceptable vacío de protección... por vías alternativas.

3. párr. (Traducción libre). Opinión Separada del Juez Gros Espiell. Ver también. Caso Gómez Palomino v. nota 15. párr. párr. prácticas. 1(1) 56 . debiendo para ello. Asimismo. B. En efecto. párr.. Iberolandia debió adoptar medidas adecuadas para que Juana Olín no fuera objeto de normas. 57 66. 29 de agosto de 1986. 65. violaran la prohibición general de discriminación. Manfred. Voto Disidente del Juez Cançado Trindade. 57 CrIDH. cit.7/86. Como ya ha sido demostrado. que en esta provincia se dictara una ley similar o se adoptaran otras medidas que cumplieran el mismo NOWAK. 55 CrIDH. OC. el Estado de Iberolandia violó el derecho autónomo de igualdad consagrado en el Art. El Art. 24 de la CADH 54 en relación con el Art. pág. Exigibilidad del Derecho de Rectificación o Respuesta. sentencia de 18 de septiembre de 2003. tomar las medidas necesarias para otorgarle el trato diferenciado que exigía su condición de mujer afrodescendiente. sentencia de 2 de septiembre de 2004. Ann.. 140. Caso Velásquez Rodríguez. párr. 2 de la CADH explicita y desarrolla un ámbito de la obligación general de respeto y garantía contenida en su Art. 35. el deber de adoptar disposiciones de derecho interno exige de los Estados Parte no sólo la dictación e implementación de medidas de carácter legislativo. BAYEFSKY. 1(1) de la misma 55 . Caso Instituto de Reeducación del Menor. 164. 67. párr. Iberolandia debió procurar que. párr. era imperativo para el Estado proveerla de una protección efectiva e igualitaria contra la discriminación. 91. 54 35 . Caso Caballero Delgado y Santana. sino también de todas aquellas medidas que resulten necesarias para asegurar el pleno y efectivo goce de los derechos y libertades garantizados por la CADH a todas las personas sujetas a su jurisdicción (principio del effet utile). 56 CrIDH. cit. o bien. Caso Cinco Pensionistas. sentencia de 29 de enero de 1997. Caso Bulacio. nota 13. Perú. cit. op. 16. 9. sentencia de 22 de noviembre de 2005. párr.. Con independencia del reparto interno de competencias. por ejemplo. 6. nota 53. 205-206. Reparaciones. acciones u omisiones que. op. “El artículo 26 conforma una especie de lex specialis en relación al artículo 2(1). se diera aplicación a la Ley Nº678 en Rivera del Norte. sentencia de 28 de febrero de 2003. directa o indirectamente. 162.Equipo Nº108 64. INCUMPLIMIENTO DEL DEBER DE ADOPTAR MEDIDAS DE DERECHO INTERNO PARA GARANTIZAR EL DERECHO A LA IGUALDAD. de modo que una violación de la prohibición de discriminación contenida en el artículo 2(1) en conjunto con el artículo 26 parece estar descartada”. pág. op.

se mantiene incólume la conclusión de que Iberolandia ha violado la CADH en perjuicio de Juana Olín. 68. Recomendación General Nº20. En virtud de este principio general. al señalar “con arreglo a sus procedimientos constitucionales”. esto es. nota 13.Equipo Nº108 fin. deja en manos de Iberolandia la elección de las vías por las cuales cumplirá su compromiso internacional y. 27. pues el Art. Aplicación No Discriminatoria de los Derechos y las Libertades Fundamentales. Art. la Comisión exhorta a la Honorable Corte a descartar cualquier argumento esgrimido por el Estado que implique abordar asuntos de carácter doméstico tales como los siguientes: · Inaplicabilidad e inconstitucionalidad de la Ley Nº 678 en razón de la distribución interna de competencias. Ver también. En este sentido véase. al ser relevante únicamente “el resultado de la implementación.. 2. Sólo de este modo el Estado habría dado cabal cumplimiento al deber de adecuar su derecho interno. Esta Comisión observa que a la luz del Derecho Internacional. esta Comisión sólo puede concluir que han sido insuficientes los esfuerzos del Gobierno Central orientados a dar observancia a la CADH. 60 NOWAK. Bajo cualquiera de estos argumentos. Tae Hoon Park v. para hacer efectivos los derechos y libertades reconocidos por la CADH 58 . · Dificultad de adoptar medidas de otro carácter para garantizar igualmente lo pretendido por la Ley Nº 678. 58 36 . Manfred. párr. op cit. CDH. 49 (Traducción libre). 1 y 5. Comunicación Nº 628/1995. párr. pág. el respeto y la garantía de los derechos” 60 . “El Comité considera incompatible con el Pacto que el Estado Parte haya dado prioridad a la aplicación de su legislación nacional por sobre sus obligaciones internacionales contraídas” (Traducción libre). 59 Convención de Viena. 53. Comité CERD. Republic of Korea. 69. resulta indiferente toda remisión al ordenamiento jurídico interno de los Estados con miras a justificar la inobservancia de las obligaciones que han contraído 59 .

CIDH. prescinden de cualquier referencia a la distribución interna de competencias 63 u organización de las entidades componentes de una federación 64 . párr. “Federalismo y Derechos Humanos. Lundquist. Volumen VI.4. G. “Con respecto a la reclamación relativa al artículo 50 del Pacto. Ver también CDH. Hjord. interpretada también a la luz del Art. párr. Ariel.Equipo Nº108 C. por el Art. no puede olvidarse que las provincias de la federación. Sweden. Jazairi v. págs. Radko and E. 299/1988 (Traducción libre). la legislación que éstas deseen y que constituye su régimen interior (. la finalidad de salvaguarda de los Derechos Humanos impuesta por la CADH en general. Observaciones Finales Argentina. descarta de plano la posibilidad del Estado de invocar la complejidad de su estructura con miras a eludir las obligaciones por él contraídas 62 . en Anuario Mexicano de Derecho Internacional. Este planteamiento es plenamente aplicable al Art. se encuentran igualmente vinculadas por lo dispuesto en los tratados internacionales DULITZKY. and B. Comunicación Nº958/2000. Canadá. Informe No 8/91. 2006. En este sentido. “El Gobierno de México afirma que el Gobierno Nacional no está obligado en virtud de la salvaguarda incluida en el Artículo 28 del Pacto de San José a tomar medida alguna para que las autoridades competentes del Estado de Nueva León. 65 CDH. 28 de la misma 61 . Austria. 70. INCUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN CONTENIDA EN LA CLÁUSULA FEDERAL. CCPR/CO/70/ARG. en un sentido o en otro. 72. 71. 62 Sobre este punto véase. Esto ha sido confirmado por el Comité al afirmar que “la responsabilidad del Estado se compromete en virtud de decisiones de sus municipalidades y ningún Estado parte está eximido de sus obligaciones bajo el Pacto por delegar algunas de sus funciones en órganos autónomos o municipalidades” 65 . (Las cursivas son nuestras). párr. 8.) La posición del Gobierno de México resulta en toda forma incongruente con la responsabilidad asumida por el Estado mexicano al ratificar la Convención Americana sobre Derechos Humanos”.3. 22 de febrero de 1991. nota 17. Caso Toonen v. I. Ver también. (Traducción Libre). A. Holm. 10. 40-42. CDH. El Caso de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la República Argentina”. op. Australia. Esta Comisión desea destacar que. la obligación dimanante del Art. 7. Esta disposición. Pohl v. cit. Comunicación Nº488/1992.. Comunicación Nº 298/1988. 9.. A este respecto.1(1). L. 61 37 .180 México. noviembre de 2000. párr. 2 de la CADH es reforzada y precisada. CDH. adopten o modifiquen. and L.2. Lindgren and L. Stahl v. 73. el Comité recuerda que una violación substantiva del Pacto perpetrada por una autoridad provincial.. cuyo sentido coherente prescribe a los Estados federales el cumplimiento de sus obligaciones internacionales en todo su territorio. Caso 10. compromete la responsabilidad internacional del Estado Parte en igual medida que una actuación de sus autoridades federales”. 64 A este respecto véase. 28 de la CADH. en tanto parte del Estado. párr. 207-209. y las disposiciones mencionadas en particular. CDH. en el caso de Iberolandia. en virtud de su estructura federal. 63 En este sentido véase.

de hecho. deben “producir resultados coherentes con el pleno cumplimiento de las obligaciones por el Estado Parte” 67 . SANCIONAR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. 28 de la CADH que mejor se condice con los Arts. 75. CONSAGRADA EN EL ART. EN PERJUICIO DE JUANA OLÍN. 2 de la misma. sujeta al arbitrio de cada uno de los Estados Parte. y es deber del Estado respetar y garantizar este derecho. para prevenir y erradicar la violencia contra la mujer. 27 y 31 de la Convención de Viena y con el Art. El Estado debió tener en cuenta que las “medidas pertinentes” de que trata el Art. Así. aludiendo a la Observación General Nº 3 del CDH. 103 y 120. CDESC. 5. Violencia contra la mujer en ciudad Juárez. Esta referencia debe ser entendida en atención al objeto atribuido a esta Observación en el Párrafo 1. De allí que el derecho de toda mujer a una vida libre de violencia.a de la CADH. De allí que haya incurrido en una violación de esta disposición en relación con el derecho a la igualdad reconocido en el Art. 74. es reforzada por la propia Constitución de Iberolandia 66 . cuestión que refleja la vinculación entre las garantías establecidas en la Convención Belém do Pará y los derechos reconocidos en la CADH 68 . el Estado. CIDH. II. relativa al artículo 19 de la Constitución de Iberolandia. debe cumplir con su obligación de respetar y garantizar cada uno de los Derechos Humanos de las mujeres. 67 66 38 . párr. EL ESTADO DE IBEROLANDIA INCUMPLIÓ SU OBLIGACIÓN DE ADOPTAR MEDIDAS PARA PREVENIR. en tanto especificación del Art. “Aclarar más ciertos elementos de la declaración anterior”. La Aplicación Interna del Pacto. 76. Una interpretación diversa de la obligación contenida en la cláusula federal conduciría al absurdo de convertir la protección de los Derechos Humanos en una decisión meramente discrecional. Observación General Nº 9. a saber. comprenda el derecho a no ser sometida a forma alguna de discriminación. cuestión que. párr. 29. 7 DE LA CONVENCIÓN BELÉM DO PARÁ. 28 CADH. La Comisión hace presente que es éste el entendimiento del Art.Equipo Nº108 ratificados por el gobierno federal. Las mujeres tienen derecho a no ser objeto de violencia. 68 Sobre esta relación véase. 24 de la CADH. Respuesta aclaratoria Nº9.

párr.. Comisión de Derechos Humanos. tanto de hecho como de derecho.. las posibilidades de desarrollo de Juana Olín presumiblemente quedarán reducidas a actividades domésticas. la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia. Informe sobre la Condición de la Mujer en las Américas. 2002. párr. En el marco de la situación de las mujeres en América 72 . la discriminación por razón de género (. Convención Belém do Pará. Las Dimensiones de la Discriminación Racial relacionadas con el Género.4/2002/60. Ver también. I. “La Comisión ha percibido con claridad creciente que el examen de los sistemas y prácticas legales en el ámbito nacional revela que subsiste. “La desigualdad en la enseñanza constituye el medio más importante por el que tiene lugar la selección profesional y. poniéndolos en situación de mayor marginación y desventaja”. Katarina. 252.. 70 69 39 . la Discriminación Racial. a labores de servicio. acentuando su situación de vulnerabilidad y perpetuando su posición social desaventajada 74 . En el presente caso. Art. Extractos de la introducción y conclusión de este Informe. La imposibilidad de Juana Olín de acceder a la Universidad de Rivera del Norte. No es plausible sostener que la discriminación racial afecta de la misma manera a mujeres y hombres. 1. ONU. 9. 6(a)..) según el sexo y el cambiante papel de los géneros. Informe de la Conferencia Mundial contra el Racismo. y a otras tareas reconocidas como típicamente femeninas que la relegan al ámbito privado 73 . 74 En este sentido véase. E/CN. 13 de Octubre de 1998. sociales y culturales 70 . 72 CIDH. cit. el medio más importante por el que se transmiten las ventajas y desventajas de generación a generación (.) la mujer no alcanza la igualdad jurídica plena en todos los países de la región”. 71 Sobre este punto véase. en tanto forma de violencia 69 . la forma de violencia de la que fue víctima Juana Olín.. Programa de Acción. 73 Similar análisis se encuentra en Comisión Interamericana de Mujeres. sino que también merma sus posibilidades de gozar y ejercer plenamente sus derechos políticos. pese a que ambos pudiesen formar parte de un grupo desaventajado 71 . 2001. ECOSOC. Recomendación General Nº25.Equipo Nº108 77. pone de manifiesto la intersección entre la discriminación por raza y sexo. económicos. por lo tanto. al cuidado de otras personas. Informe Anual de la Relatora Especial sobre el Derecho a la Educación. La discriminación. “Pide a los Estados que refuercen las medidas y políticas públicas a favor de las mujeres y los jóvenes afrodescendientes. 78. Esto la ubicaría al margen de la participación política y del proceso de toma de decisiones. no sólo atenta directamente contra los derechos de la mujer. Seguimiento del Programa Interamericano sobre la Promoción de los Derechos Humanos de la Mujer y la Equidad e Igualdad de Género. teniendo presente que el racismo los afecta más profundamente. pág. Comité CERD.) A pesar de los avances individuales de que informan los países (. Cap. op.. TOMASEVSKI. como corolario de la discriminación racial de que fue objeto. o de sus capacidades y discapacidades percibidas”. Non-discrimination in International Law. nota 41. produce en ella consecuencias más graves que las que provocaría en un hombre. 39. párr. Durban..

al constatar que el Estado no ha ratificado tratados internacionales de primer orden en esta materia. Brasil. Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Informe 54/01. han tenido el efecto de perpetuar las prácticas y estereotipos que fomentan y respaldan la violencia contra las mujeres 77 . por todos los medios apropiados. Caso María da Penha Fernández v. Iberolandia violó la prohibición de discriminación racial. 82. tales como la CERD y la CEDAW 78 . 78 Pregunta y respuesta aclaratoria Nº1. queda en evidencia además. La omisión de Iberolandia de adoptar. párr. pág. sancionar y erradicar toda forma de violencia que afecte a la mujer. pág. Como ya ha sido demostrado. 76 Ibidem. CIDH. las infracciones por las que el Estado ha incurrido en responsabilidad internacional. sin discriminación. las políticas destinadas a prevenir. 77 Para una conclusión similar. medidas especiales a favor de las afroamericanas para dar observancia al principio de igualdad. incumplió su deber de adoptar. en perjuicio de Juana Olín. Esta situación pone de manifiesto que el Estado no tuvo la debida consideración de la situación de vulnerabilidad a la violencia que sufren las mujeres en razón de su raza y precariedad socioeconómica 76 . Gender Dimensions of Racial Discrimination. Por el contrario. 81. La Comisión desea destacar que “ya que la educación está íntimamente ligada a las oportunidades de empleo y al éxito económico. 75 40 . 13. atender a las inequidades de raza y género es la clave para garantizar los derechos de la mujer en otras áreas” 75 . 2001. en relación con los Arts. 9.Equipo Nº108 79. 24. Asimismo. El Estado sumió a Juana Olín en un vacío de protección que es incompatible con la obligación establecida en el Art. 55. 80.6(a) y 9 de la misma. 7 de la Convención Belém do Pará. ONU. Ver también Convención Belém do Pará Art.

1999. 85. 1995. El derecho a la educación constituye una parte esencial e indispensable del DIDH y es presupuesto para el ejercicio de otros derechos fundamentales 79 . “The right to education”. CDH. los distritos escolares más desaventajados económicamente.3% del presupuesto educativo para apenas el 50. “Obligación de no discriminación”.3. 83. Esto se explica por un sistema de financiamiento de la educación basado en la recaudación de impuestos. “Obligación de adoptar disposiciones de derecho interno”. párr. NOWAK. Ver también. Concluding Observations on Romania. EL ESTADO DE IBEROLANDIA VIOLÓ EL DERECHO A LA EDUCACIÓN ESTABLECIDO EN EL ART. Comité CERD. realidad que contrasta con la de los distritos mayoritariamente blancos. Paralelamente.Eide et all. 80 Protocolo de San Salvador. Manfred. IBEROLANDIA HA INCUMPLIDO EL DEBER DE GARANTIZAR EL GOCE IGUALITARIO DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN. para el 49. reciben un presupuesto extremadamente reducido. Art. De este modo. 82 Ver supra Exposición de los Hechos: “(…) se distribuyó anualmente entre los distritos predominantemente blancos el 79.7% de dicho presupuesto. Los alumnos no cuentan con suficientes maestros ni con la infraestructura necesaria. 79 41 .Equipo Nº108 III. lo que impone al Estado el deber de combatir las inequidades existentes. 13 DEL PROTOCOLO DE SAN SALVADOR. 291. 84. a través de medidas legislativas o de otro carácter 80 . 282. que coinciden con los de mayoría afroamericana y entre los cuales estudió Juana Olín. 81 En este sentido véase. 2. A/54/18. EN PERJUICIO DE JUANA OLÍN. por lo que imparten una educación notoriamente deficitaria. Social and Cultural Rights. 82 86. 245. 6. Art. al proveer una educación primaria y secundaria de baja calidad a los afrodescendientes de Rivera del Norte 81 . Concluding Observation on United States of America. párr. 2nd Edition. los que son fijados de acuerdo al nivel de ingreso de cada contribuyente y posteriormente distribuidos de manera diferenciada. A. pág. 13 del Protocolo debe ser garantizado a todas las personas sin discriminación. en Economic.4% de los estudiantes.6% de toda la población en edad escolar”. los distritos mayoritariamente afrodecendientes obtuvieron el 20. sin discriminación. párr. El derecho consagrado en el Art. Iberolandia ha incumplido su obligación de asegurar el pleno goce de este derecho. tanto en el acceso como en el goce de este derecho. Edited by A.

12. cit.a los jóvenes afrodescendientes con el fin de garantizar. quien finalmente no pudo ingresar a la Universidad de Rivera del Norte.b. párr. 1 de Septiembre a 10 de octubre de 2001. HA INCUMPLIDO EL DEBER DE GARANTIZAR EL ACCESO IGUALITARIO A LA CDESC. IBEROLANDIA EDUCACIÓN. ECOSOC.b. XV Curso interdisciplinario en Derechos Humanos. lo cierto es que cuando este derecho ya ha sido proporcionado en una determinada medida a un grupo de personas. Se considerará una ofensa con fundamento racial. 1. Convención Relativa a la Lucha Contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza. Sociales y Culturales en la denuncia ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. 87 En esta línea véase.4/2002/60/Add. 85 A este respecto véase. 35. Cap. Model of National Legislation for the Guidance of Governments in the Enactment of further Legislation against Racial Discrimination. la proporción inversa entre los fondos disponibles y la exigencia de igualdad de oportunidades. ONU. 89.. op. 86 ABRAMOVICH. II. a) Denegar o limitar el acceso de un individuo o grupo de individuos a la educación de cualquier tipo y en cualquier nivel” (Traducción libre). Informe de la Relatora Especial sobre el Derecho a la Educación. 1997. al limitarse su educación a un nivel inferior 84 . En efecto. el derecho a acceder a la educación superior.Equipo Nº108 87. Misión a los Estados Unidos de América. párr. “Discriminación racial en la educación: 39. en perjuicio de Juana Olín 87 . este sistema no fue aplicado a Juana Olín. Ver también. Art. De esta manera. ha restringido en perjuicio de la víctima el acceso igualitario a la educación superior 85 . CDH. 88.4 y 15. Víctor. Comisión de Derechos Humanos. Caso Broeks v. en cierto grado. es exigible otorgar a todos. sin discriminación. 1999. Los Países Bajos. el Estado dispensó un tratamiento especial -mediante la implementación de un sistema de cupos.. B. E/CN. TOMASEVSKI. El CDESC ha afirmado que “las agudas disparidades de las políticas de gastos que tengan como resultado que la calidad de la educación sea distinta para las personas que residen en diferentes lugares. párr. desea destacar que esta posibilidad se ha materializado respecto de Juana Olín. No obstante. La Comisión. ese mismo grado de satisfacción del derecho86 . Si bien puede ser difícil determinar con qué extensión debe el Estado proveer el derecho a la educación superior. nota 50. pueden constituir discriminación” 83 . El Derecho a la Educación. Katarina. Sobre este tema véase. Observación General Nº13. 84 83 42 . 47. Iberolandia incumplió su obligación de garantizar el acceso a la educación superior sin discriminación. Los Derechos Económicos.

las medidas especiales necesarias para equiparar las posibilidades de Juana Olín de acceder a la educación superior pública en Rivera del Norte. en todos los sistemas educativos. ONU. en perjuicio de Juana Olín.1996 (Traducción libre). A/51/18. párrs. op cit. Observación General Nº13. La homogeneidad es una empresa imposible en la educación”. 1(1). 70. 1997. 37 y 43. ECOSOC. 503. Observaciones Finales sobre Namibia. Comisión de Derechos Humanos. 90 Carta Democrática Interamericana. Iberolandia tiene el deber de subsanar cualquier discriminación de hecho en esta esfera y adoptar con tal efecto. El Derecho a la Educación. son obligaciones de exigencia inmediata 88 . párr. un presupuesto imprescindible para la participación de los ciudadanos en el proceso de toma de decisiones y en la consolidación de la democracia 90 . de pleno derecho. Ver también Art. consagrada en el Art. este deber no fue observado respecto de Juana Olín. PETITORIO Los argumentos anteriormente expuestos dan cuenta de la responsabilidad internacional del Estado de Iberolandia. 11 de septiembre de 2001. I. 2) Que el Estado de Iberolandia incumplió su obligación de adoptar medidas para prevenir. párr. 92. Tercer considerando. La Comisión solicita que la Honorable Corte concluya y declare: 1) Que el Estado de Iberolandia violó la igualdad ante la ley consagrada en el Art. La Comisión recuerda que “se deben adoptar medidas afirmativas para superar los vestigios del pasado que aún obstaculizan las posibilidades de personas afrodescendientes de acceder a la educación superior” 91 . 89 88 43 . nota 82. Vernor.. 91 Comité CERD. como el deber de adoptar medidas positivas en este ámbito. 3 del Protocolo. Sobre este punto véase. en perjuicio de Juana Olín. 2 y 28 de la misma. y al ser esta última. Tanto la garantía de acceso igualitario a la educación superior. 7 de la Convención Belém do Pará. 24 de la CADH en relación con las obligaciones impuestas por los Arts. sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.Equipo Nº108 90. “El Relator especial estima que la consideración de la interculturalidad debería incorporarse. A/52/18. Sin embargo. 94. 91. Observaciones Finales sobre Guatemala. Este imperativo se ve reforzado al reconocer en la diversidad un fundamento esencial de la educación 89 . MUÑOZ. CDESC. 71 y 72. párr.

procurando determinar las responsabilidades por la discriminación a que se vio sometida la víctima. la Comisión solicita que se ordene al Ilustre Estado: 1) Pagar una justa indemnización compensatoria a la víctima de estas violaciones. así como realizar actividades de capacitación en el respeto a los derechos humanos. y en particular.Equipo Nº108 3) Que el Estado de Iberolandia violó el derecho a la educación establecido en el Art. dirigidas a autoridades públicas en general y en particular. 2) Proporcionar a Juana Olín una beca de estudios superiores en la Universidad pública de Rivera del Norte o en otro centro de reconocida calidad académica escogido de común acuerdo entre la víctima y el Estado. 6) Organizar campañas públicas tendientes a mejorar la valoración social respecto de los afrodescendientes. en perjuicio de Juana Olín. 3) Realizar una investigación de los hechos ocurridos durante el proceso de admisión a la Universidad de Rivera del Norte del año 2000. establecer medidas especiales a favor de los afroiberolandeses para promover su acceso a la educación superior pública en todas las provincias que conforman la federación. el texto de las sentencias de fondo y reparaciones. 5) Adecuar su legislación interna para garantizar la igualdad de todos sus habitantes en el goce de los derechos garantizados por la CADH. II. con perspectiva de género y anti-racista. a las autoridades de enseñanza de Rivera del Norte. 13 del Protocolo de San Salvador. Si esta Honorable Corte estimase que ha existido una violación a los derechos antes mencionados. 44 . 4) Publicar en el diario oficial y en diversos medios de comunicación masiva. 7) Pagar las costas y el reembolso de los gastos en que debieron incurrir las víctimas ante las autoridades de Iberolandia y ante los órganos del sistema interamericano.