P. 1
Dolor Quijada

Dolor Quijada

|Views: 706|Likes:

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: El Salsero Eduardo Livia on Nov 09, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/08/2011

pdf

text

original

20 CULTURA

CIUDAD CCS / MARTES 21 DE SEPTIEMBRE DE 2010

HOY EN LA HISTORIA 1773: Nace en San José de Tiznados, estado Guárico, la negra Matea Bolívar. 1810: El Seminario de Mérida se convierte en la Real Universidad de San Buenaventura de Mérida de los Caballeros. 1949: Se proclama la República Popular China. 1952: Tras su exilio en EEUU, regresa a Venezuela Isaías Medina Angarita. 1976: Asesinado el dirigente socialista chileno Orlando Letelier.

Arte abstracto en el Teresa Carreño
> Hoy a las cuatro de la tarde se inaugurará la exhibición pictórica “La simbología en el arte”
PRENSA RED DE ARTE

VTV y Telesur se ven en Portugal
PRENSA MPPRE

En la tienda de la Fundación Red de Arte, ubicada en el Complejo Cultural Teresa Carreño, se inaugurará hoy a las 4:00 pm la exposición pictórica “La simbología en el arte”. En esta exhibición se presentarán los lienzos del artista plástico Víctor Rosales, quien desarrolla un discurso gráfico compuesto de recuerdos de lo cotidiano. En ese sentido, el artista presenta armonías cromáticas para componer su concepto. Su estilo se basa en los abstracto, lo no figurativo, en el color mezclado al límite. Esto significa que Rosales exterioriza sus ideas mediante la abstracción. Utiliza una serie de formas inmateriales que son magistralmente distribuidas. Además, sus piezas no dejan de tener ese movi-

miento que aporta con cada pincelada que realiza. DIFUSIÓN DE LO AUTÓCTONO La simbología en el arte es una exposición que materializa los objetivos institucionales de representar, promocionar y difundir la producción plástica nacional. Es por ello que la presencia de la Fundación Red de Arte, con sus 23 galerías en todos los estados del país, mantienen viva la programación para el disfrute y reflexión sobre las prácticas artísticas contemporáneas venezolanas. La cita es para que todos los ciudadanos que quieran contemplar esta exposición visiten la tienda de la Fundación Red de Arte, ubicada en la planta baja del Complejo Cultural Teresa Carreño.

Marina es parte del repertorio de Víctor Rosales. FOTO CORTESÍA RED DE ARTE

Desde ayer a las 8:00 am, hora local de Funchal, los habitantes de Madeira y Porto Santo disfrutan de las señales en vivo de Venezolana de Televisión y Telesur a través de los canales 251 y 252 de la operadora Zon Madeira. Así lo informó el cónsul de Venezuela en Funchal, Félix Méndez, quien califica el hecho como un gran logro para el equilibrio informativo, que es posible gracias a las gestiones del embajador de Venezuela en Portugal, Lucas Rincón Romero. Los madeirenses y portosanteños “tienen en directo la realidad que se está viviendo en Venezuela y los que estaban confundidos podrán aclarar sobre los avances del Gobierno Bolivariano en educación, salud, alimentación y democracia participativa”, dijo Méndez.

Concierto de bolero Repicao envuelto de puro “Dolor”
ÁNGEL MÉNDEZ
CIUDAD CCS

Cuando cantamos un bolero lo hacemos porque pensamos en el otro, en ese ser tan especial que merece una declaración de amor, por ello es tan difícil interpretarlo. Cuando un salsero aborda el género, el asunto se torna complicado porque en la salsa el furor embarga al cantante y las palabras –si es muy bueno– se presentan sin contratiempo. En el bolero la cosa cambia. El bolerista está en la obligación de llegar a lo más profundo de quien lo escucha, hurgar en los sentimientos y que quien lo escuche sienta que le están entregando el corazón hecho pedacitos o, en todo caso, que se le arruga la vida como un origami en cada estrofa y así, sin que lo quiera, surja ese caudal de emociones que se convierte en líquido salubre. Llorar está permitido cuando un amor se va. No hay problema. Todo esto que describimos, lo hemos sentido en alguna oportunidad y culpables han sido distintos intérpretes. Uno, siempre enamorado, pasó el “trago amargo”, con Rafa Galindo y su Matinatta, Felipe Pirela, quien se encargó de inmortalizar una hilera de canciones y otros, como Panchito Riset nos entregó sus Blancas azucenas o el mismísimo Daniel Santos fue compañero de botiquines. Más tarde vendría la gran época de Wladimir Lozano y otros grandes a nivel internacional, que aunque eran salseros natos cabalgaban con facili-

Los músicos
> Edgard Dolor Quijada: director, cantante. > José Tucky Torres: piano. > José “Guachafa” Guzmán: bajo. > José “Cheo” Navarro: timbal. > Gerson Aranda: congas. > Luis Enrique Gamboa: bongó. > Amarillo Vivas: trompeta. > Leo Pérez: saxo, flauta.

dad en el género romántico; nombremos a Cheo Feliciano, Ismael Quintana, La Lupe o el propio Héctor Lavoe. Otros unieron su nombre a determinadas canciones y tan intensa fue la pasión-fusión, que resulta imposible recordar la melodía y no dibujar la imagen del bolerista. Sucede así con Inolvidable, de Tito Rodríguez; Tiemblas, con Vitín Avilés; el Total, de Celio González; o aquellos Aretes que le faltan a la Luna, del maestro Vicentico Valdez. EDGAR DOLOR Y REPICAO Todo este preámbulo nos sirve para describir un evento fuera de serie, presenciado este domingo en los espacios de Corp Banca. La presentación definitiva de Edgar “Dolor” Quijada como bolerista, acompañado por su propia orquesta: Repicao, una agrupación conformada por maestros en cada instrumento, gente que ha escalado el “Roraima” al lado de este “Sonero del 23”, todos comprometidos con el proyecto, porque el viento sopla

a favor del hombre y necesario es ayudarlo a remar hasta la meta, diría Florencia, salsera ecologista. Fue un ramillete de canciones que sirvió para la proliferación de disímiles pensamientos. Cada nota musical expuesta por Dolor causó similar estrago y resultó imposible no conectar el pensamiento con las imágenes. Sentimientos encontrados al arrancar los acordes de Mujer divina, inmortalizada por Joe Cuba; Si te contara e Inolvidable, de don Tito Rodríguez; En el balcón aquel, escuchada tantas veces en la voz de Celio González y la Sonora Matancera; o esa versión extraordinaria que hace Quijada del Cómo fue, que nos traslada a ese tugurio donde cantaba Bartolomé Moré “El Benny”. Al llegar a este punto, ya el público había hecho de la velada un acto intimista, donde Edgar se compenetraba con el público y desarrollaba esa familiaridad que sólo se logra con la total empatía. Surge “Maelo” de alguna parte y “Tucky” Torres le da la alternativa a Dolor con un popurrí de melodías que interpretara el “Sonero Mayor” con Los Cachimbos, entre ellas Angélica, El tonto del amor y Déjala. Luego vendrían Vieja luna, Enamorada, Abre las puertas, un bolero compuesto por Elier Rivero, para dar paso a las dos mejores interpretaciones de la noche: Convergencia, de Bienvenido Julián Gutiérrez y Conversación en tiempo de bolero, todo un temazo, de esos que hieren sin arrepentimiento alguno, utilizado en su hora como arma sutil,

Edgar Dolor Quijada se estrenó como bolerista. FOTO ÁNGEL MÉNDEZ aunque desgarrante, por Vicentico Valdez y Cheo Feliciano, siempre aunados al maestro Bobby Valentín en el bajo. Al llegar la hora del cierre, la confabulación era total. El público aplaudía, coreaba y Dolor se dio hasta el lujo de perder los papeles en el bolero Cuando te fuiste, que inició el bajista “Guachafa” Guzmán en un hermoso quite del bolerista. Definitivamente fue esta una extraordinaria presentación. Un Repicao a puro Dolor, sin que al final y como regalía musical no surgiera un guaguancó. Nuestro respeto y admiración para esta estrella de la canción. ¡Salud!

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->