P. 1
historia de las matemáticas

historia de las matemáticas

4.75

|Views: 9.367|Likes:
Publicado poreso3c21

More info:

Published by: eso3c21 on Oct 24, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/01/2013

pdf

text

original

Cronológicamente: esta historia podría dividirse en cuatro grandes bloques según la periodicidad establecida por A.N.

Kolmogorov: a)Nacimiento de las matemáticas: Este periodo se prolonga hasta los siglos VI-V a.C. cuando las matemáticas se conviertesn en una ciencia independiente con objeto y metodología propios. También podría denominarse matemáticas antiguas o prehelénicas y en ella se suelen englobar las matemáticas de las antiguas civilizaciones de Egipto, Mesopotamia, China e India. Grecia estaría situada a caballo entre este periodo y el siguiente. b)Periodo de las matemáticas elementales: A continuación del anterior, se prolonga desde los siglos VI-V a.C. hasta finales del siglo XVI. Durante este periodo se obtuvieron grandes logros en el estudio de las matemáticas constantes, comenzando a desarrollarse la geometría analítica y el análisis infinitesimal. c)Periodo de formación de las matemáticas de magnitudes variables: El comienzo de es periodo está representado por la introducción de las magnitudes variables en la geometría analítica de Descartes y la creación del cálculo diferencial e integral en los trabajos de I. Newton y G.V. Leibniz. En el transcurso de este periodo se formaron casi todas las disciplinas conocidas actualmente, así como los fundamentos clásicos de las matemáticas contemporáneas. Este periodo se extendería aproximadamente hasta mediados del siglo XIX. d)Periodo de las matemáticas contemporáneas: En proceso de creación desde mediados del siglo XIX. En este periodo el volumen de las formas espaciales y relaciones cuantitativas abarcadas por los métodos de las matemáticas han aumentado espectacularmente, e incluso podríamos decir exponencialmente desde la llegada del ordenador.

Categorías Una división básica de las ramas de la Matemática establece las siguientes categorías:
• • •

• •

• •

Aritmética: estudia las operaciones con números. Geometría: se encarga de las formas, el espacio y sus relaciones. Topología: estudia relaciones de cercanía en los espacios (llegando de esta forma a otro tipo de estudio de las formas distinto del que se analiza en la geometría). Análisis: o cálculo, trata las funciones y el calculo diferencial e integral. Cálculo numérico: trata de la resolución numérica o aproximada de problemas particulares (mediante algoritmos llamados métodos numéricos). Álgebra: o estudio de las estructuras, conjuntos, lenguajes simbólicos, ecuaciones, etc. Probabilidad y Estadística: que abarcan, respectivamente, el estudio teórico del azar y la descripción matemática de poblaciones.

Cada una de estas categorías se divide a su vez en pura o abstracta. No obstante, las facultades de Matemática tienden a dividir entre Matemática Pura y Matemática Aplicada. Por Matemática Pura se entiende el estudio de la Lógica matemática, el Álgebra, la Topología, la Geometría, el Análisis y la Estadística (entendiendo como tal el estudio de la Probabilidad). Por Matemática Aplicada se entiende al uso de los conocimientos de las ramas anteriores para la resolución de problemas susceptibles de describirse en términos matemáticos, incluidos algunos problemas matemáticos de la Matemática Pura. La principal diferencia entre Matemática Aplicada y Matemática Pura es el uso de las soluciones aproximadas. Muchos problemas no pueden resolverse de forma exacta en un número finito de pasos (ya sea calcular, por ejemplo la raíz cuadrada del número 2 o resolver una ecuación en derivadas parciales). En la Matemática Pura no se tiene en cuenta esta limitación, y su dedicación es la de determinar si los problemas tienen solución, si esta solución (en caso de que exista) es única, y si es posible determinar algún método para determinar cuál es esa solución. La Matemática Aplicada, por el contrario, asumiendo los resultados de las ramas puras, intenta encontrar métodos de aproximación a la solución ya que, como se ha apuntado antes, en la inmensa mayoría de los casos, los métodos de la Matemática Pura (cuando existen) exigen una cantidad infinita de pasos. La Matemática Pura, entonces, intenta encontrar una solución exacta, aun cuando en la práctica es

exacta, pero que puede hallarse mediante una cantidad finita de pasos. Estrictamente hablando, una solución aproximada no es una solución. Se comete un error, y una de las principales tareas de la Matemática Aplicada es controlar ese error cometido, es decir, determinar procedimientos que permitan calcular o acotar el error cometido. Es esto lo que da por bueno un método o no, que el error cometido pueda ser asumido por el problema que se está estudiando sin representar una gran desviación del problema original.

Pitágoras
(Isla de Samos, actual Grecia, 572 a.C. Metaponto, Filósofo y matemático griego. Se tienen pocas noticias de la biografía de Pitágoras que puedan considerarse ciertas, ya que su condición de fundador de una secta religiosa propició la temprana aparición de una tradición legendaria en torno a su persona. Parece seguro que Pitágoras fue hijo de Mnesarco y que la primera parte de su vida la pasó en Samos, la isla que probablemente abandonó unos años antes de la ejecución de su tirano Polícrates, en el 522 a.C. Es posible que viajara entonces a Mileto, para visitar luego Fenicia y Egipto; en este último país, cuna del conocimiento esotérico, se le atribuye haber estudiado los misterios, así como geometría y astronomía. Algunas fuentes dicen que Pitágoras marchó después a Babilonia con Cambises, para aprender allí los conocimientos aritméticos y musicales de los sacerdotes. Se habla también de viajes a Delos, Creta y Grecia antes de establecer, por fin, su famosa escuela en Crotona, donde gozó de considerable popularidad y poder.

imposible dar explícitamente esa solución. La Matemática Aplicada prefiere tomar una solución aproximada, que no es la solución

Teorema de Pitágoras

Es uno de los Teoremas más conocidos del mundo y uno de los más estudiados. Fue propuesto por el matemático y filósofo griego Pitágoras de Samos. En un triángulo rectángulo, la suma de los cuadrados de los catetos es igual al cuadrado de la Hipotenusa.

Euclides
(330 a.C. - 275 a.C.) Matemático griego. Poco se conoce a ciencia cierta de la biografía de Euclides, pese a ser el matemático más famoso de la Antigüedad. Es probable que Euclides se educara en Atenas, lo que explicaría con su buen conocimiento de la geometría elaborada en la escuela de Platón, aunque no parece que estuviera familiarizado con las obras de Aristóteles. Enseñó en Alejandría, donde alcanzó un gran prestigio en el ejercicio de su magisterio.

Teorema de Euclídes

Al trazar la altura desde el ángulo recto de un triángulo rectángulo, los dos nuevos triángulos son semejantes entre sí, y a la vez son semejantes al triángulo rectángulo original.

MUJERES MATEMÁTICAS:

ÉMILIE DE CHÂTELET (1706-1749) Émilie de Breteuil, Marquesa de Châtelet nació en el seno de una familia ilustre el 17 de diciembre de 1706 en Saint-Jean-en-Greve. Su abuelo paterno ocupó el cargo de consejero de estado y su padre, el barón de Breteuil, gozó de la confianza de el rey Luis XIV. Tuvo seis hermanos, aunque sólo sobrevivieron tres, ella fue la quinta. Se casó con Florent Claude, marqués de Châtelet. Cuando ella se casó tenía 19 años y eél era un hombre experimentado de 30, su hija nació el 30 de junio de 1726. Al año siguiente tuvo a Florent Louis Marie y su tercer hijo murió unos días después de que naciese. Después tuvo relaciones amorosas con otros hombres. Con diez años ya había estudiado matemáticas y la metafísica; a los 12 sabía inglés, italiano, español y alemán y traducía textos en latín. En un café de París no la dejaron entrar por ser mujer. Estudió a Descartes, Leibniz y a Newton. Escribió las instituciones de la física, libro que contiene el cálculo infinitesimal. Hacia 1745 tradujo los principios de la matemática de Newton. Después de quedarse embarazada terminó la edición de la Principia.

ÉMILIE DE CHÂTELET

HIPATIA DE ALEJANDRÍA (370-415) Nació en Alejandría, su padre era matemático y profesor de museo y se preocupó de darle una buena formación y lo consiguió pues Hipatia fue una filósofa, astrónoma y matemática que llegó a superar a su padre. Contribuyó a la invención de aparatos como el aerómetro y construyó el astrolabio. Era defensora del heliocentrismo (teoría que defiende que la tierra gira alrededor del sol). Trabajó sobre escritos relacionados con las ecuaciones diofánticas, sobre las cónicas y la geometría y también elaboró tablas sobre movimientos de los astros. Estudió en el museo y después viajó por Italia y Atenas donde perfeccionó sus conocimientos, y cuando volvió a Alejandría fue profesora durante 20 años. Enseñó matemáticas, astronomía, lógica, filosofía, mecánica... de todas partes del mundo llegaban estudiantes para aprender de ella.

HIPATIA DE ALEJANDRÍA

TEANO (s. VI aC) El marco histórico en el que nos situamos para estudiar la vida de Teano es el de la antigua Grecia. Durante el periodo de la Grecia clásica se edificó una matemática original y brillante y se tomaron algunos elementos de civilizaciones vecinas que construyeron quienes les precedieron tanto en Babilonia como en Egipto. Por lo que sabemos hoy el tipo de conocimientos que nos revelan los papiros egipcios es de carácter eminentemente práctico, y tratan sobre cuestiones de cálculo aritmético y mediciones geométricas. Tales, Pitágoras y Teano aparecen en el siglo VI antes de nuestra era. Son figuras indefinidas históricamente, ya que no ha quedado ninguna obra matemática suya y ni siquiera existe constancia de que las escribieran. A Tales se le considera el primer matemático, a Pitágoras el padre de la matemática y a Teano la primera mujer matemática. Pitágoras(572-497 a.n.e.) fue filósofo, astrónomo y matemático, fundó la escuela pitagórica, orden de tipo comunal y secreto, donde se daba una gran importancia a la educación tanto en hombres como mujeres. El lema de la escuela fue "todo es número" pues que en la Naturaleza todo podía explicarse mediante números. Teano nació en Crotona, fue discípula de Pitágoras y se casó con él. Enseñó en la escuela pitagórica. Se conservan fragmentos de cartas y escritos que prueban que fue una mujer que escribió mucho, y eso mismo le atribuye la tradición, , que considera como suyos varios tratados de matemáticas, física y medicina. El tratado Sobre la Piedad del que se conserva un fragmento con una reflexión sobre el número se piensa que es de Teano. Se le atribuyen otros tratados sobre los poliedros regulares y sobre la teoría de la proporción, en particular sobre la proporción áurea. Después de la rebelión contra el gobierno de Crotona, a la muerte de Pitágoras, Teano pasó a dirigir la comunidad, con la escuela destruida y sus miembros exiliados y dispersos, sin embargo con la ayuda de dos de sus hijas difundió los conocimientos matemáticos y filosóficos por Grecia y por Egipto.

TEANO

El número e
El número trascendental e, base de los logaritmos naturales o neperianos, es sin duda el número más importante del campo del análisis. Su valor aproximado es La definición más natural es la siguiente: e es el único número real cuyo logaritmo natural es 1: ln e = 1. Esto se escribe:

Propiedades
Las propiedades siguientes también pueden ser tomadas como definición de e. 1) e es la suma de los inversos de los factoriales:

2) e es el límite de la sucesión de término general Esta propiedad aparece tan a menudo en los cálculos, y es tan frecuente pedir su demostración que se propone a continuación una prueba.

Primero, la propiedad se puede generalizar a una variable real, pasando del límite de una sucesión al de una función:

Como el término de derecha tiene un exponente que varía, lo más práctico es tomar su logaritmo:

Porque ln(1 + h) equivale a h cuando h se aproxima a 0. Esta equivalencia se puede obtener al considerar la tangente en x = 1 a la curva del logaritmo (su ecuación es y = x - 1 y aproxima la curva y = ln x, por consiguiente ln x ~ x - 1 (en x = 1) o sea ln (1 + h) ~ h con h = x - 1 que tiende hacia 0). Como el logaritmo se aproxima a 1, la expresión tiende hacia e. Luego, con el cambio de variable se obtiene

Es fácil ver que son dos veces la misma fórmula porque cuando h tiende hacia cero (por el lado positivo), su inverso x tiende hacia el infinito (positivo). 3) el desarrollo decimal de e no muestra regularidad alguna. Sin embargo, con las fracciones continuas, que pueden ser normalizadas (con los numeradores todos iguales a 1) o no, obtenemos, en fracción continua normalizada:

lo que se escribe e = [2, 1,2,1, 1,4,1, 1,6,1 ... 1,2n,1, ... ], propiedad descubierta por Euler, y en fracción continua no normalizada:

En ambos casos, e presenta regularidades no fortuitas. 4) e es irracional y trascendental.

Función exponencial
Llamamos exponencial la función definida sobre los reales por

.

La exponencial es la única función que es siempre igual a su derivada (de ahí su especial interés en el análisis, más precisamente para las ecuaciones diferenciales), y que toma el valor 1 cuando la variable vale 0. La exponencial se extiende al cuerpo de los complejos, verificando la relación:

Cálculo:

El término cálculo (del latín calculus = piedra) hace referencia, indistintamente, a la acción o el resultado correspondiente a la acción de calcular. Calcular, por su parte, consiste en realizar las operaciones necesarias para prever el resultado de una acción previamente concebida, o conocer las consecuencias que se pueden derivar de unos datos previamente conocidos. El uso más común del término cálculo es el lógico-matemático. Desde esta perspectiva, el cálculo consiste en un procedimiento mecánico, o algoritmo, mediante el cual podemos conocer las consecuencias que se derivan de unos datos previamente conocidos.

Álgebra:

El álgebra es la rama de la matemática que estudia estructuras, relaciones y cantidades. Junto a la geometría, el análisis matemático, la combinatoria y la teoría de números, el álgebra es una de las principales ramas de la matemática.La palabra «álgebra» deriva del tratado escrito por el matemático persa Muhammad ibn Musa alJwarizmi • Algoritmo:

Un algoritmo (del latín, dixit algorithmus y éste a su vez del matemático persa.Es una lista bien definida, ordenada y finita de operaciones que permite hallar la solución a un problema. Dado un estado inicial y una entrada, a través de pasos sucesivos y bien definidos se llega a un estado final obteniendo una solución. Los algoritmos son objeto de estudio de la algoritmia y su definición queda formalizada por el modelo computacional de la Máquina de Turing.

Números primos: Los números primos siempre han sido unos números muy discutidos. Algunos matemáticos han intentado estudiar el por qué del orden que siguen, sin llegar a conclusiones. Aquí pretendemos hacer un exhaustivo estudio de los números primos hasta el 2.000.000, contando los porcentajes que salen de sus terminaciones. El conjunto de los números primos es un subconjunto de los números naturales que engloba a todos los elementos de este conjunto mayores que 1 que son divisibles únicamente por sí mismos y por la unidad. Los números primos menores que cien, son: 2, 3, 5, 7, 11, 13, 17, 19, 23, 29, 31, 37, 41, 43, 47, 53, 59, 61, 67, 71, 73, 79, 83, 89 y 97. El teorema fundamental de la Aritmética establece que cualquier número natural mayor que 1 siempre puede representarse como un producto de números primos, y esta representación (factorización) es única.

Números amigos: Dos números amigos son dos enteros positivos tales que la suma de los divisores propios de uno de ellos es igual al otro (la unidad se considera divisor propio, pero no lo es el mismo número). Un ejemplo es el par (220, 284), ya que:
• •

los divisores propios de 220 son 1, 2, 4, 5, 10, 11, 20, 22, 44, 55 y 110, que suman 284 los divisores propios de 284 son 1, 2, 4, 71 y 142, que suman 220

Para los pitagóricos los números amigos tenían muchas propiedades místicas. Alrededor del año 850, Tabit ibn Qurra (826-901) descubrió una fórmula general para la cual se podían hallar números amigos: si p = 3 × 2n-1 - 1, q = 3 × 2n - 1, r = 9 × 22n-1 - 1, donde n > 1 es entero y p, q, y r son números primos, entonces 2npq y 2nr son un par de números amigos. Esta fórmula genera los pares (220, 284), (17.296, 18.416) y (9.363.584, 9.437.056). El par (6232, 6368) también es de números amigos, pero no se puede hallar por la fórmula anterior. Los números amigos han sido estudiados por Al Madshritti (muerto 1007), Abu Mansur Tahir al-Baghdadi (980-1037), Pierre Fermat(1601-1665), René Descartes (1596-1650), a quien atribuye a veces la fórmula de Tabit, C. Rudolphus y otros. fórmula de Tabit fue generalizada por Euler. en de se La

Si un número es amigo de sí mismo (es igual a la suma de sus divisores propios), recibe el nombre de número perfecto.

EL NÚMERO DE ORO
El número de oro, número dorado, sección áurea, razón áurea, razón dorada, media áurea, proporción áurea y divina proporción, representado por la letra griega Φ (fi) (en honor al escultor griego Fidias), es el número irracional:

Se trata de un número que posee muchas propiedades interesantes y que fue descubierto en la antigüedad, no como “unidad” sino como relación o proporción. Esta proporción se encuentra tanto en algunas figuras geométricas como en las partes de un cuerpo, y en la naturaleza como relación entre cuerpos, en la morfología de diversos elementos.

El numero de oro

La numeración primitiva La numeración inicial formaba parte de la escritura Shang y desde sus comienzos adoptó una serie de características precisas: C Era un sistema de carácter decimal. C Disponía de nueve signos distintos para los nueve primeros números, careciendo durante todo el período estudiado de un signo específico para el cero. C Utilizaba el criterio posicional (cada cifra tiene un valor dado por su posición en el número) pero de forma híbrida: En la dinastía Shang intercalando un signo especial para dicho valor y, posteriormente, cambiando la orientación de las cifras alternativamente. Los signos utilizados actualmente y derivados de los originales son los siguientes:

de manera que un número durante la dinastía Shang se formaba combinando los nueve primeros signos con los cuatro últimos, correspondientes a las potencias de diez. Así, el número 65.372 se escribiría

La numeración con varillas Antes de continuar conviene aclarar dos características de los textos matemáticos que han llegado hasta nosotros: Todos son recopilaciones de conocimientos previos y se han realizado, en muchos casos, en fechas imprecisas. El Chou Pei suang chin (Clásico aritmético del gnomon de los Chou) parece obviamente haberse comenzado en un momento indeterminado de la dinastía Chou pero fue revisado por comentadores posteriores de los siglos III, VI y VII dC. Lo mismo

sucede con la obra cumbre de la matemática antigua china: El Jiu Zhang Suan Shu (Nueve capítulos sobre las artes matemáticas), que se compila desde el siglo III aC. Al no sobrevivir los originales resulta imposible precisar en qué fecha fueron compuestos además del hecho de que reflejen conocimientos previos que es imposible datar con seguridad por no incluir estos textos referencias cronológicas. En consecuencia y para facilitar una lectura coherente de las aportaciones matemáticas chinas agruparemos conocimientos que, posiblemente, correspondan a períodos diferentes y que, en todo caso, aparecen en compilaciones distantes en el tiempo. Sólo cuando haya testimonios arqueológicos que permitan datar con mayor seguridad estos conocimientos se incluirá en los comentarios al respecto. Esto es lo que sucede precisamente con el empleo de varillas tanto en la numeración como en la realización de operaciones. Estas piezas alargadas de bambú preferentemente (aunque había de otros materiales más lujosos e incluso de huesos de animales) de unos 14 cms de largo se han encontrado en restos arqueológicos de la dinastía Han, en cuyo final se encuentra una descripción detallada de los mismos y de su uso en operaciones dentro del Sun Tsu Suan Ching (Manual de aritmética del maestro Sun). Sin embargo, algunas referencias literarias lo remontan al período de los Reinos combatientes (desde el siglo V aC). Las varillas se repartían sobre el suelo pudiendo aprovechar las divisiones del embaldosado de manera que estuvieran separadas las representaciones de los distintos números. Las varillas se podían colocar vertical u horizontalmente:

Con el empleo de estas varillas y alternando las de tipo horizontal y vertical se podía representar un número grande sin necesidad de incluir signos para el tipo de unidades de que se trataba. Así, el mismo número anterior, se escribiría

Este sistema numérico de varillas es el único decimal y posicional existente antes del sistema indo-arábigo que actualmente utilizamos, por lo que resulta su precursor. Otras características adicionales del sistema (se escribe de izquierda a derecha empezando por la cifra de mayor valor, deja un espacio en blanco antes que inventar el signo del cero) así como las numerosas coincidencias en la disposición de las operaciones aritméticas permiten sostener la hipótesis de que el sistema indio se deriva del chino gracias a las relaciones comerciales existentes entre ambos países. La hipótesis alternativa (la invención independiente) resulta de dudosa aceptabilidad habida cuenta de las coincidencias observadas, más de carácter cultural que implícitas en el propio sistema de numeración. Operaciones aritméticas elementales En el citado Sun Tsu Suan Ching se realiza una exposición detallada de los procedimientos para sumar, restar, multiplicar y dividir con estas varillas. En este apartado prescindiremos de la representación con varillas, que puede resultar fatigosa, prestando una mayor atención al procedimiento en sí. La suma, por ejemplo, se realiza de un modo parecido al actual pero con unas diferencias concretas: Empieza (como todas las operaciones en China) por la izquierda y utiliza dos líneas tan sólo porque el resultado se va escribiendo sobre uno de los sumandos sustituyendo las cifras del sumando original por las del resultado. Esto sucede en la siguiente secuencia: +4268ö4568ö4638ö4742 374744 La resta se haría de manera similar, incluyendo el hecho de que, cuando la cifra del minuendo fuera inferior a la del sustraendo, se transformaba en el primero una unidad de orden

superior en diez unidades del orden de que se tratara. Así observaremos que, dado que en las decenas hay que proceder a la resta 6 - 7 se disminuye en una las centenas existentes en el minuendo para realizar la resta 16 - 7: -3562ö3262ö31 Tanto la multiplicación como la división se disponen en tres líneas horizontales permaneciendo una estacionaria (la superior) mientras que otra (la inferior) es móvil y va trasladándose consecutivamente al objeto de asegurar la posición de la cifra del resultado. Vamos a verlo en el caso de la multiplicación, en la que el multiplicando (24) aparece en la línea inferior y será móvil mientras que el multiplicador (236) está en la línea superior permaneciendo estacionario aunque, para facilitar el paso de las cifras ya multiplicadas, éstas irán desapareciendo en cada paso: 23623623636 36 ö4ö48ö48ö54 2424242424 36666 552ö552ö564ö5664 24242424 Problema resoluble con esta operación era, por ejemplo, el siguiente: Existe un trabajo budista consistente en 29 estrofas, cada una de las cuales contiene 63 ideografías. Se pide cuántas ideografías habrá en total. En la división el número inferior (divisor) vuelve a ser móvil mientras que el intermedio (dividendo) es estacionario desapareciendo sus cifras a medida que son divididas. El divisor se va colocando debajo de las cifras del dividendo según cuáles sean las que se dividen. Claramente, esta operación es inversa de la anterior: 559596 4768ö768ö48ö 8888 dando lugar a problemas como: La distancia entre Chang-Han y Lo-yang es de 900 millas chinas. Cuando una rueda, que mide 11 pies en cada revolución, es llevada entre ambas ciudades, se pide encontrar cuántas revoluciones necesitará.

Signos numéricos arcaicos Durante todo el tercer milenio, hasta que en la tercera dinastía de Ur la escritura numérica cuneiforme sea un procedimiento estándar, los investigadores han llegado a registrar unos 1200 signos diferentes de los cuales una gran parte son una forma primitiva de escritura (pictográfica e ideográfica) y aproximadamente sesenta muestran una naturaleza numérica. Hay círculos, muescas realizadas con dedos o con un cálamo apoyado transversalmente, hay muescas agujereadas y otros signos combinación de otros elementales. Trasladando a estos signos lo encontrado en la escritura numérica cuneiforme, se defendía la presencia de un sistema de numeración sexagesimal con abreviaturas en las decenas. Sin embargo, otros datos sembraron la duda sobre la uniformidad del modo de numeración. Así, por ejemplo, existe un signo para 120 (dos grupos de sesenta) que no responde a la base considerada (60) ni a las abreviaturas que realizaban en torno a las decenas. Al mismo tiempo, hacia los años ochenta se ha podido notar que este signo de 120, por ejemplo, nunca ocurre al mismo tiempo que el de 600, de manera que cinco signos del primer tipo fueran sustituidos por un signo del segundo tipo. Del mismo modo, dos signos de 60 no son sustituidos nunca por un signo de 120 si se dispone del signo del 600. En otras palabras, los signos correspondientes a 60 y 600 pueden ir juntos, así como 60 y 120 por otro lado, pero los tres signos nunca se dan a la vez. Entrando en un examen más pormenorizado del contexto en el que se inscribían estos signos numéricos empezó a distinguirse un uso de los mismos adecuado a la naturaleza de los elementos que se contaban. Así, el sistema sexagesimal (contando con signos para el 60 y el 600 simultáneamente) se utilizaba para medir la cantidad de objetos discretos como animales, productos textiles, pescado, madera o contenedores. En cambio, cuando se deseaba contar objetos menos discretos como grano,

leche o queso, el escriba sumeroacadio utilizaba otro sistema llamado bisexagesimal. La confusión procedía muchas veces de que se empleaban los mismos signos para denotar cantidades distintas dentro de sistemas diferentes de numeración, adaptados cada uno a la naturaleza de los elementos que se contaban. Así, por ejemplo, una cantidad de 796 unidades de grano se representaría de la forma mostrada (bisexagesimal). a) 6 x120 + 1 x 60 + 1 x 10 + 6 x 1 Sin embargo, si se quisiera describir la misma cantidad de animales, el sistema cambiaría para mostrar los siguientes signos en sexagesimal: b) 600 + 3 x 60 + 1 x 10 + 6 x 1

La especificidad de los sistemas de numeración empleados llega al extremo de adaptarlo al tipo de grano utilizado. Sucede algo parecido a la convivencia actual de formas de conteo diferentes para determinados productos. Así, se suele contar por decenas pero, en el caso de los huevos, aún se compran por docenas. Del mismo modo, el mesopotámico que desea contar cebada no utiliza el sistema bisexagesimal aplicable a cualquier tipo de grano, sino que emplea otro, un sistema denominado SE.

De esta forma, 796 unidades de cebada (cestos, por ejemplo, u otro tipo de medida) se expresarían como 2.6.2.6: 2 x 300 + 6 x 30 + 2 x 5 + 6 x 1

Veamos algunos ejemplos sobre tablillas concretas. En la primera se presenta una simple unidad de información sin que haya una secuencia de signos según una dirección determinada. En ella lo que se cuenta numéricamente se indica con el signo de una espiga, una forma pictográfica que denota que la cantidad se refiere a cebada. Se encuentran como signos numéricos los siguientes: 3 x 9000 + 1 x 900 + 6 x 30 + 1x5+1x1 Dentro de un símbolo que representa el tiempo se muestran, 3 x 10 + 1 x 7 , es decir, 37 meses. A su derecha un signo que denota la función de la tablilla, probablemente (en parte aparece borrado) el resultado de un acto contable. Abajo a la izquierda se encuentra la firma del responsable de la tablilla. Dada su transcripción fonética actual se ha dado en llamar Ku-sim a los dos signos unidos que aparecen. De modo que puede llegarse a determinadas conclusiones respecto de esta tablilla. En un tiempo determinado (37 meses) se ha recolectado esa cantidad de cebada que debe registrarse como depósito en el granero del templo. La cantidad tan crecida (equivalente a unos 135 mil litros de grano) indica que éste no es un registro particular y que Ku-sim debe haber sido un jefe de escribas dentro de una institución como el templo. Otro sencillo caso se muestra a continuación, también con el mismo origen, las tablillas firmadas por Ku-sim. Aquí la información es múltiple por lo que el escriba divide la tablilla en casillas diferentes mediantes filas y columnas algo irregulares. Éste es un segundo paso en la estructuración de la información hasta que adopte una

dirección unificada de izquierda a derecha más adelante. Además de la firma del responsable, hay tres casillas, una grande a la izquierda y dos más pequeñas a la derecha. Las de la derecha presentan dos cantidades de grano. En la superior se refiere, nuevamente, a cebada, mostrándose los siguientes signos: 8 x 30 + 4 x 5+2x1 En la inferior hay otra cantidad en el mismo sistema SE: 1 x 300 + 2 x 30 +2x5+4x1 pero en este caso se refiere a malta por cuanto los signos numéricos aparecen con una muesca oblicua. Pues bien, en la casilla izquierda se presenta una cantidad dada por: 2 x 300 + 1 x 30 + 1 x 5 + 1 x 1 que es justamente la suma de las dos cantidades de la derecha. Signos numéricos cuneiformes El tipo de anotaciones escritas arcaicas se extienden a lo largo de varios cientos de años hasta que en Ur III (2100 a.C.) la presencia de la más conocida escritura cuneiforme en base sexagesimal se extiende a todos los testimonios escritos, como uno de los frutos de la centralización administrativa de aquel tiempo. Téngase en cuenta que, a lo largo de este milenio, la importancia del idioma acadio será creciente entre los sumerios y la estrecha relación entre ambos pueblos con hablas distintas aconsejaba la instauración desde la autoridad centralizada de aquella época de normas y reglas para uniformizar la escritura que iba cambiando paulatinamente. El primer paso en este camino es el diferenciar los signos numéricos de los pictogramas que describen la naturaleza del producto.

La introducción de la escritura cuneiforme, no parece haber sido abrupta ni igual en todos los lugares. Previsiblemente, el peso de la tradición contable hizo conservar muchos signos arcaicos durante un tiempo prolongado. De este modo se pueden encontrar combinaciones de ambas formas de escritura. La escritura cuneiforme que va surgiendo de esta manera se caracteriza inicialmente por usar la "muesca" en forma de cuña hecha con la punta del estilo o cálamo sobre la arcilla fresca de forma que, para los primeros números (del 1 al 9) se utiliza aditivamente la muesca repetida otras tantas veces. Para no acumular signos en una gran cantidad se representa la decena haciendo un signo horizontal abierto con el cálamo. De este modo, también se pueden presentar aditivamente las decenas junto a las unidades. La característica esencial de la numeración cuneiforme aparece en esta última cantidad. Cuando se llega a contar sesenta unidades los signos conocidos dejan paso de nuevo a una unidad pero colocada a la izquierda de las cantidades hasta ahora representadas. Se encuentra así el primer caso histórico de utilización de un sistema de numeración posicional, en este caso basado en la base 60. Siguiendo la notación más extendida propuesta por Neugebauer, se escribirá la cantidad de 72 como 1.12 de manera que puede haber unidades superiores pero también inferiores, como ya se verá, de modo que 2.23.15;12.08, por ejemplo, vendría a representar 2 x 602 + 23 x 60 + 15 + 12 x 1/60 + 8 x 1/602 Los símbolos utilizados en la escritura sexagesimal de cualquier cantidad serán los señalados más abajo. Esta forma de

escritura puede dar lugar a una serie de ambigüedades por la ausencia del cero cuando se carece de unidades intermedias. Así, por ejemplo, las cantidades 62 , 3602 ó 3720 se escribirían en sexagesimal con los mismos signos (1 2). Durante casi toda la historia antigua de Mesopotamia no se registró signo alguno para el cero ni una separación apreciable entre los signos que pudiera diferenciar, con su lectura, cuál de los dos casos estaba presente. Dado que la mayoría de las tablillas encontradas son de origen escolar y estaban destinadas al aprendizaje de los estudiantes de escriba, es de suponer que el contexto de la situación planteada fuera suficiente para interpretar los datos registrados.

Tipos de numeración

Numeración china

Numeración griega

Numeración egipcia

Antonio Rodríguez Garcia, Albert Alvaro Arenas y Vanesa Montañez Damian

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->