Está en la página 1de 17

¡Es tan fácil

perder de vista lo
que es
importante!
Danza lento...
¿ Alguna vez, observó a un niño
en una calesita?,
o ¿escuchó el sonido de la lluvia
cuando cae al suelo?
¿Alguna vez ya siguió el vuelo
errante de una mariposa?

...o ¿fijó su mirada en el


crepúsculo solar?
Es mejor disminuir el paso. No
dance tan de prisa...

...el tiempo es corto, la música va


a terminar...
¿A través de cada día usted corre
o vuela?

Cuando pregunta “¿Cómo estás?”


¿Escucha la respuesta?...
Cuando el día termina,
¿queda acostado en la cama,
con los próximos quehaceres
rodando por su cabeza?
Es mejor disminuir el paso. No
dance tan de prisa...

...el tiempo es corto, la música va


a terminar...
¿Alguna vez dijo a un
niño: “¿Dejemos esto
para hacerlo mañana?”
Y en su prisa, ¿vio su
tristeza?
¿Perdió contacto, dejó
morir una buena amistad
porque nunca tenía tiempo
para llamar y decir “hola” ?
Es mejor disminuir el paso. No
dance tan de prisa...

...el tiempo es corto, la música va


a terminar...
Cuando corre tan de prisa
para llegar a algún lugar,
usted pierde mitad de la
satisfacción de llegar allí.
Cuando se preocupa y se
apresura todo el día,
es como si fuese un regalo
que no fue abierto...
¡Un regalo lanzado fuera!
La vida no es una corrida...
... Llévela más
lentamente...
¡Escuche la música...

... antes que la canción ACABE!


...Transmita esto a todos los que usted
conoce. Es el pedido especial de un
amigo: mande un e-mail diciendo a
todos que vivan sus vidas sin odio, sin
amarguras, sin herir personas,
principalmente las que viven más
próximas que son las que nos aman
como somos; y con las cuales somos
verdaderos, sin máscaras, con nuestras
dificultades y somos perdonados. Si
estamos aquí con esas personas es
porque hay una razón mayor de ser,
entonces...