P. 1
DINÁMICAS DE GRUPO

DINÁMICAS DE GRUPO

|Views: 29.595|Likes:
Publicado porMarta Aguilar

More info:

Published by: Marta Aguilar on Nov 07, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/19/2015

pdf

text

original

Durante este periodo tiene lugar el proceso a través del cual el grupo se

convierte en "grupo eficiente". Surge la lucha por el poder; se va dilucidando

quién tiene las iniciativas, quién organiza el grupo, quién señala la dirección

que éste debe seguir, quién tiene prestigio dentro del mismo, a quién se le

escucha y a quién se ignora. Como parte de este proceso queda determinada

la responsabilidad que asumirá cada miembro, y también el tipo de normas que

el grupo va a aceptar. Se establece además la forma de tomar las decisiones y

hasta qué grado se tolerará a los disidentes.

Si se ha superado plenamente la etapa anterior, la cohesión será seguramente

grande. La interacción se hace más fácil y menos inhibida; pero la actuación es

todavía pobre en eficiencia.

Una clase normal no favorece el desarrollo de aptitudes ni actitudes para una

eficiencia grupal. Por ejemplo: el profesor asume toda la responsabilidad y las

funciones del líder, señala los objetivos pidiendo que contribuyan a ellos,

sacando conclusiones y evaluando los resultados. Los alumnos interaccionan

directamente con el profesor y poco entre ellos. Muchos alumnos no saben

cómo trabajar juntos, sencillamente porque nunca han tenido la oportunidad de

aprenderlo. Si el alumno ha de llegar a afrontar los problemas de la vida real

debe empezar afrontando los del grupo.

Para que el grupo avance hacia la madurez es preciso establecer las normas

siguientes:

Marta Aguilar Camacho 2010

15

1515

Responsabilidad grupal: El liderazgo emerge del mismo grupo; cada

uno contribuye al trabajo del grupo.

Responder a los demás: Los miembros se escuchan mutuamente y se

comunican sus ideas para conseguir un objetivo grupal.

Interdependencia: Los miembros cooperan para conseguir los objetivos

del grupo en lugar de competir unos contra otros.

Toma de decisiones mediante consenso: Los miembros llegan a una

decisión satisfactoria para todos en lugar de imponer la voluntad de la

mayoría a una minoría.

Enfrentamiento con los problemas: se hace frente a los desacuerdos,

en lugar de ignorarlos, y se buscan soluciones.

Estas normas no son mutuamente exclusivas y pueden establecerse

simultáneamente.

Conducta positiva del profesor en esta etapa.

Aunque la finalidad de este momento sea conseguir la auto-directividad, esto

no supone que el profesor permanece pasivo. Se requieren dos condiciones

para que el grupo se auto-responsabilice:

Oportunidades para aprender las habilidades.

Oportunidades para que el grupo practique la dirección de sus propias

actividades.

En otras palabras, el profesor debe enseñarles a asumir responsabilidades y

darles independencia para llevar esto a la práctica. El profesor no abdica, sino

que juega un papel importante.

Para crear un ambiente de auto-directividad el profesor puede seguir

estas sugerencias:

Marta Aguilar Camacho 2010

16

1616

Pasar de un aprendizaje centrado en el

profesor a un aprendizaje centrado en el

grupo.

En una enseñanza centrada en el profesor, éste

señala objetivos, pregunta, indica quién ha de

responder, dirige el diálogo y saca conclusiones.

El profesor se sienta frente a los alumnos,

aprueba las respuestas y sólo de vez en cuando

los alumnos preguntan. Los alumnos

permanecen sentados y quietos (si están

aburridos y cansados) o alborotadores (si están aburridos pero inquietos).

En una enseñanza centrada en el grupo, la atención se fija en el trabajo, no en

el profesor que está situado entre los miembros de la clase. El grupo es

responsable de finalizar el trabajo y no el profesor. El profesor está disponible

para la consulta, pero no dirige. Los miembros asumen el liderazgo. Si el

trabajo no se termina o es pobre, el grupo asume las consecuencias y la

responsabilidad.

Es difícil cambiar este centrarse en el profesor por un centrarse en el grupo.

Muchos intentos tropiezan con problemas sobre todo al principio. Los alumnos

necesitan tiempo para practicar estas habilidades. Sin este aprendizaje puede

Marta Aguilar Camacho 2010

17

1717

resultar un fracaso. El profesor debe ayudar a que desarrollen estas

habilidades de liderazgo.

Escoger el tamaño del grupo más adecuado.

Una cuestión que produzca ansiedad puede requerir un grupo pequeño de tres

personas. Una decisión que afecta a toda la clase supone el gran grupo

aunque sean 30 ó 40. Un grupo pequeño puede carecer de recursos. Un grupo

grande deja poco tiempo para que todos hablen. Para el trabajo, grupos de

cinco parecen los más apropiados.

Distribuir los alumnos en pequeños grupos naturales.

Un grupo natural es aquel en el que los miembros se unen por afinidad

espontánea. Son amigos y se conocen, en términos generales, bastante bien.

Al organizar los grupos de esta forma, avanzamos bastantes pasos en la

corporatividad del grupo (su cohesión interna).

Disponer las sillas en círculo.

Todos deben ver a todos.

Definir explícitamente los objetivos del trabajo.

Si deben centrarse en el trabajo tienen que saber lo que se espera de ellos.

Una actividad centrada en el grupo y orientada al trabajo incluye tres

condiciones:

Los alumnos trabajan juntos como grupo.

Se marca un límite de tiempo para la actividad.

Se señala un resultado concreto que debe ser obra del esfuerzo común.

Implicar a los alumnos en la formulación de objetivos.

Una finalidad puede ser conseguida por un grupo por motivos extrínsecos

(notas, aprobación, etc...) pero, a la larga, si el grupo no formula sus propios

objetivos pierde motivación.

Marta Aguilar Camacho 2010

18

1818

En un principio es suficiente presentar alternativas. Poco a poco se reduce la

estructuración de la propuesta. Normalmente existen requerimientos externos

que limitan la elección: programas, etc...

Ser un observador del grupo y una persona -recurso; pero no su líder.

El profesor debe situarse al margen del grupo una vez que ya se ha propuesto

y aceptado la actividad. Debe asegurarse que forman físicamente un círculo

cerrado. De ningún modo debe designarse al líder. El profesor no interviene al

principio, aunque no lo hagan todo perfectamente, pero al final debe ayudar a

una evaluación objetiva.

Calificar al grupo como tal en las actividades centradas en el grupo.

No califica a cada miembro independientemente. Las calificaciones son

siempre al grupo en cuanto a tal.

Resumiendo:

El rol del profesor en un marco educativo centrado en el grupo es:

Marta Aguilar Camacho 2010

19

1919

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->