P. 1
INNOVACION EDUCATIVA

INNOVACION EDUCATIVA

|Views: 9.607|Likes:
Publicado porPriscilla White

More info:

Published by: Priscilla White on Nov 06, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/09/2015

pdf

text

original

Universidad La Salle Informática Educativa Tema: Innovación Educativa Profesor José Castillo Estudiantes:Alejandra Molina, Danilo Valerio

, Priscilla White, Karla Zúñiga

INTRODUCCIÓN La innovación educativa, debe ser el rasgo distintivo del cambio y mejoramiento de la estructura educativa. El docente debe tomar conciencia de la función que puede cumplir la innovación en el proceso educativo y como se pueden relacionar los múltiples factores de la realidad social: la economía, la educación, la política, para que el trabajo del educador se encuentre más próximo a sus fines, cuando es expresión humana de un afán dignificador del hombre. La innovación según Robbins, "es una idea nueva para iniciar o mejorar un producto, proceso o servicio... el concepto de innovación también abarca tecnología para procesos nuevos de producción, estructuras o sistemas administrativos, nuevos planes o programas nuevos para los miembros de la organización" (Robbins; 1993:700). La innovación se debe basar en las fuerzas del entorno dinámico y en los diferentes valores y necesidades de las generaciones actuales, que están inmersas en el cambio inminente, en las postrimerías del Siglo XX, en donde los recursos humanos y materiales, deben manejarse con un desarrollo sostenible para buscar el progreso. "Se reconoce que la educación es producto de la sociedad en su conjunto, y al mismo tiempo, un factor que correctamente orientado pretende a la transformación social, a la paz, a la convivencia democrática y al desarrollo humano (Bernal; 1993: 2).

DEFINICIÓN DE INNOVACIÓN EDUCATIVA ¿Qué es Innovación? La palabra innovación proviene del sustantivo latino innovatio. Su étimo es novus, que constituye la base de un extenso campo léxico: novo, novitas, novius, renovo, renovatio, renovator, innovo e innovatio. Es interesante resaltar la existencia en latín del verbo novo (novare), sin prefijo, cuyo significado equivale al de los verbos innovar y renovar (RIVAS, 2003). Según el criterio de la Academia, el prefijo in-, de origen latino, en su primera acepción equivale a en, adentro, dentro de, al interior. Por consiguiente, el prefijo in- aporta al lexema base ±nov- un sentido de interioridad, sea como introducción de algo nuevo proveniente del exterior; sea como obtención o extracción de algo, que resulta nuevo, a partir del interior de una realidad determinada. Innovación sería, entonces, tanto el ingreso de algo nuevo, dentro de una realidad preexistente, cuanto la extracción o emergencia de algo, que resulta nuevo, del interior de una realidad preexistente. En suma, podemos afirmar que la innovación es una realización motivada desde fuera o dentro de la escuela que tiene la intención de cambio, transformación o mejora de la realidad existente en la cual la actividad creativa entra en juego. ¿Qué es Innovación Educativa? Varios autores han aportado con definiciones de innovación educativa. Entre ellos está Jaume Carbonell (CAÑAL DE LEÓN, 2002: 11-12), quien entiende la innovación educativa como:
(un) conjunto de ideas, procesos y estrategias, más o menos sistematizados, mediante los cuales se trata de introducir y provocar cambios en las prácticas educativas vigentes. La innovación no es una actividad puntual sino un proceso, un largo viaje o trayecto que se detiene a contemplar la vida en las aulas, la organización de los centros, la dinámica de la comunidad educativa y la cultura profesional del profesorado. Su propósito es alterar la realidad vigente, modificando concepciones y actitudes, alterando métodos e intervenciones y mejorando o transformando, según los casos, los procesos de enseñanza y aprendizaje. La innovación, por tanto, va asociada al cambio y tiene un componente explícito u oculto- ideológico, cognitivo, ético y afectivo. Porque la innovación apela a la subjetividad del sujeto y al desarrollo de su individualidad, así como a las relaciones teoríapráctica inherentes al acto educativo.

Por su parte, Francisco Imbernón (1996: 64) afirma que:

la innovación educativa es la actitud y el proceso de indagación de nuevas ideas, propuestas y aportaciones, efectuadas de manera colectiva, para la solución de situaciones problemáticas de la práctica, lo que comportará un cambio en los contextos y en la práctica institucional de la educación .

De otro lado, Juan Escudero (PASCUAL, 1988: 86) señala que:
Innovación educativa significa una batalla a la realidad tal cual es, a lo mecánico, rutinarioy usual, a la fuerza de los hechos y al peso de la inercia. Supone, pues, una apuesta por lo colectivamente construido como deseable, por la imaginación creadora, por la La Innovación Educativa, instrumento de desarrollo Wilfredo Rimari Arias 4 transformación de lo existente. Reclama, en suma, la apertura de una rendija utópica en el seno de un sistema que, como el educativo, disfruta de un exceso de tradición, perpetuación y conservación del pasado. (...) innovación equivale, ha de equivaler, a un determinado clima en todo el sistema educativo que, desde la Administración a los profesores y alumnos, propicie la disposición a indagar, descubrir, reflexionar, criticar... cambiar.

Escudero concluye afirmando que hablar de innovación educativa significa referirse a proyectos socioeducativos de transformación de nuestras ideas y prácticas educativas en una dirección social e ideológicamente legitimada, y que esa transformación merece ser analizada a la luz de criterios de eficacia, funcionalidad, calidad y justicia y libertad social. OBJETIVOS DE LA INNOVACIÓN EDUCATIVA Si bien el principal objetivo de los procesos de innovación es mejorar la calidad de la educación, también es cierto que tiene otros objetivos como los siguientes: a) Promover actitudes positivas en toda la comunidad educativa en función de un comportamiento permanente, abierto a la necesidad del cambio y sus implicaciones, a la adecuación del currículo y a las necesidades e intereses de los alumnos y alumnas. b) Crear espacios y mecanismos en las instituciones educativas para identificar, valorar, sistematizar, normalizar, aplicar y difundir las experiencias novedosas que contribuyan a la solución de problemas educativos que estén afectando la calidad de los aprendizajes de los estudiantes.

c) Animar el desarrollo de propuestas educativas válidas que respondan a la realidad de nuestro país y que rescaten la creatividad, la riqueza humana y los recursos naturales y culturales que provee nuestro medio. d) Promover transformaciones curriculares flexibles, creativas y participativas, acordes con las necesidades de los sujetos y de su comunidad, procurando una educación de calidad y de aprendizajes significativos. e) Implementar la aplicación de teorías, procesos, métodos y técnicas administrativas y docentes reconocidamente válidos, congruentes con las necesidades de la institución y de la comunidad, en su propósito de buscar una mejor calidad de la educación. f) Estimular la investigación como un elemento cotidiano determinante de la formación profesional continua de los y las docentes a partir de su propia práctica educativa. g) Recuperar y sistematizar experiencias del personal docente, directivo, asesor y supervisor. h) Compartir y transferir a otras escuelas y docentes las experiencias educativas innovadoras para ampliar y generalizar la experiencia. i) Crear condiciones permanentes para que las experiencias innovadoras se conviertan en una práctica institucionalizada, es decir, en cultural organizacional. PRINCIPIOS DE INNOVACIÓN Los principios que orientan el proceso de innovación educativa sólo se conciben dentro de un enfoque de educación liberadora de las potencialidades del hombre y de su entorno. Entre estos tenemos: a) La formación del estudiante constituye la esencia de las innovaciones educativas para la transformación cultural en procura de mejorar el nivel de vida individual y social. b) La autonomía para que se generan los procesos de innovación educativa. c) La investigación interdisciplinaria para la reconstrucción del conocimiento, como eje del proceso de innovación. d) La práctica misma que legitima la innovación educativa. Es prudente advertir que no debe confundirse innovación con algo que es nuevo, ya que una innovación no es buena por el hecho de ser nueva, sino básicamente porque contribuye de manera diferente, confiable y válida a solucionar problemas educativos o a mejorar quehaceres educativos.

CARACTERÍSTICAS DE LA INNOVACIÓN EDUCATIVA ¿Cuáles son las señas de identidad de una innovación educativa?, ¿qué elementos, aspectos o criterios nos permiten decir que estamos ante una innovación educativa? Por el interés que reviste para nuestro trabajo presentamos a continuación dos caracterizaciones de la innovación. La primera pertenece a BLANCO-MESINA y la segunda a ESCUDERO. BLANCO y MESSINA, (2000) sostienen que uno de los problemas más importantes en relación con la innovación es la falta de un marco teórico suficientemente desarrollado que permita identificar qué es o no innovador en el ámbito educativo. Por lo que proponen una serie de rasgos o criterios que pueden caracterizar una experiencia innovadora, frente a un simple cambio, ajuste o mejora del sistema educativo. Su intención no es dar una definición única de innovación, sino proporcionar un marco general que permita la identificación y el análisis de las innovaciones. Conviene señalar que los criterios están estrechamente relacionados entre sí, y son el conjunto de todos ellos lo que puede definir las señas de identidad de una innovación educativa. a. Innovación supone transformación y cambio cualitativo significativo, no simplemente mejora o ajuste del sistema vigente. b. Una innovación no es necesariamente una invención, pero sí algo nuevo que propicia un avance en el sistema hacia su plenitud, un nuevo orden o sistema. c. La innovación implica una intencionalidad o intervención deliberada y enm consecuencia ha de ser planificada. d. La innovación no es un fin en sí misma sino un medio para mejorar los fines de la educación. e. La innovación implica una aceptación y apropiación del cambio por aquellos que han de llevarlo a cabo. f. La innovación implica un cambio de concepción y de práctica. g. La innovación es un proceso abierto e inconcluso que implica la reflexión desde la práctica.

Escudero (PASCUAL, 1998) menciona, por su parte, cinco características que, en su opinión, son útiles para aproximarnos a la naturaleza de la innovación educativa. a. La innovación educativa es un proceso de definición, construcción y participación social b. La innovación educativa merece ser pensada como una tensión utópica en el sistema educativo, en las escuelas, en los agentes educativos. c. La innovación en educación ha de parecerse más a un proceso de capacitación y potenciación de instituciones educativas y sujetas que a la implantación de nuevos programas, nuevas tecnologías, o inculcación de nuevos términos y concepciones. d. La innovación educativa no puede agotarse en meras enunciaciones de principios, en estéticas relaciones de buenas intenciones e. Innovar en educación requiere articular debidamente una serie de procesos y establecer con cuidado una estructura de diversos roles complementarios

Modelos de la innovación desde una perspectiva procesual La innovación puede ser caracterizada como un proceso intencional y sistemático, sin embargo, éste puede ocurrir de diversas maneras; en ese sentido los teóricos de la innovación han realizado cuidadosos análisis de experiencias de innovación ya ocurridas, identificando, a partir de estas, tres modelos de proceso (Huberman, 1973 y Havelock y Huberman, 1980): 1. Modelo de investigación y desarrollo 2. Modelo de interacción social 3. Modelo de resolución de problemas. El modelo de investigación y desarrollo ve el proceso como una secuencia racional de fases, por la cual una invención se descubre, se desarrolla, se produce y se disemina entre el usuario o consumidor. La innovación no se analiza desde el punto de vista del usuario, quien se supone que es pasivo; ni tampoco la investigación comienza como un conjunto de respuestas exactas a problemas humanos específicos, sino como un conjunto de datos y teorías que son luego transformados en ideas para productos y servicios útiles en la fase de desarrollo. El conocimiento se produce, por último, masivamente, y se procura por todos los medios difundirlo entre aquellos a los que pueda ser de utilidad. El proceso se concreta así, en etapas que van del conocimiento científico básico, a su transformación en investigación aplicada y desarrollo, que a su vez es

transformada en conocimiento práctico y que finalmente se transforma en las aplicaciones que le da el usuario. Este modelo presenta pues, un enfoque lógico y racional de la innovación; como tal está sustentado en diversos supuestos, algunos de los cuales son cuestionables, dado que: - Muchas innovaciones no ocurren como producto final de un cuidadoso proceso de planificación que conduzca de la teoría a la práctica. - La innovación no siempre es generada por expertos que saben lo que hay que hacer para "recetarlo" a quienes ejercen las diferentes prácticas educativas. A pesar de estos argumentos que cuestionan la esencia de este modelo, es necesario reconocer que sí ha ocurrido que algunas innovaciones valiosas hayan surgido por una vía como la propuesta en este modelo. En el modelo de interacción social, se hace hincapié en el aspecto de difusión de la innovación, en el movimiento de mensajes de individuo a individuo y de sistema a sistema; se subraya la importancia de las redes interpersonales de información, de liderazgo, de opinión, de contacto personal y de integración social. La idea general es la de que cada miembro del sistema recorra el ciclo o tome conciencia mediante un proceso de comunicación social con sus compañeros. En algunos sistemas, la forma que adopta esta estrategia consiste, por ejemplo, en convencer a un profesor, directivo o administrador respetados, de la utilidad de las nuevas prácticas o procedimientos, y en facilitar el proceso mediante el cual otros profesores puedan ponerse en contacto con aquella persona que ya esté utilizando la innovación. Los investigadores de este modelo han identificado con precisión la forma en que la mayoría de los individuos pasa por un proceso de adopción de la innovación:
y y

y

y

y

La toma de conciencia, en la que el individuo se ve expuesto a la innovación, pero carece de información completa sobre ella. El interés, fase en la que el individuo busca información sobre la innovación, pero todavía no ha juzgado su utilidad con respecto a su propia situación. La evaluación, en la que el individuo hace un examen mental de lo que supondrá en su momento y en el futuro la aplicación de la innovación y decide si la va a experimentar o no. El ensayo, en el que el individuo, si su examen mental resultó favorable, aplica la innovación a escala limitada para descubrir si, en su situación, tiene una utilidad real. La adopción, en esta fase, los resultados del ensayo de la innovación, o incluso alguna modificación de la misma, analizados con detenimiento,

servirán para determinar si finalmente se toma la decisión de adoptar o rechazar la innovación. Como se habrá notado, el énfasis en este modelo no está en la fuente de donde surgió la innovación, sino en el proceso de difusión de la misma. La principal crítica que se hace al modelo de interacción social es la de que fácilmente puede convertirse en un modelo manipulador al perder de vista, en el afán de difundir la innovación eficazmente, las necesidades o circunstancias reales del usuario, o la posibilidad de que la innovación misma carezca de sentido o pueda resultar perjudicial. El modelo de resolución de problemas Las características básicas del enfoque o método de resolución de problemas pueden sintetizarse en los cinco puntos siguientes: 1. El usuario constituye el punto de partida. 2. El diagnóstico precede a la identificación de soluciones. 3. La ayuda del exterior no asume un papel de dirección, sino de asesoría y orientación. 4. Se reconoce la importancia de los recursos internos para la solución de los problemas. 5. Se asume que el cambio más sólido es el que inicia e interioriza el propio usuario. Quizá la principal bondad del modelo de resolución de problemas sea precisamente su enfoque participativo y su interés en que las innovaciones respondan a las necesidades reales de los usuarios y sean generadas por éstos. Elementos para una teoría de la innovación El término de innovación es ampliamente utilizado en el ámbito educativo pero no siempre que se habla de innovación se está haciendo referencia a lo mismo. En relación con el término mismo se encuentran diferentes denominaciones; algunos autores utilizan simplemente el de innovación, mientras que otros emplean términos como innovaciones educacionales, innovaciones en educación, innovaciones educativas o innovaciones con efecto educativo, siendo el más utilizado el de innovación educativa (Blanco y Messina, 2000). Los principios explicativos que definirían la "Teoría de la Innovación" y que se toman en cuenta son los siguientes: - Las innovaciones son definidas como procesos de resolución de problemas.

- Una buena innovación es aquella que logra integrarse con otros componentes del proceso educativo o pedagógico con los cuales necesariamente interactúa y se complementa para lograr frentes más amplios de mejoramiento de la calidad, de la cobertura, y la eficiencia. - La diferencia central entre innovación y cambio radica en que la primera se planifica, situación que aumenta las probabilidades de lograr el cambio deseado. - Cuando más ambiciosos son los cambios, menos posibilidad de lograrlos o más exposición al fracaso. - Entre los factores estratégicos más importantes para que la innovación se realice, se destacan la resolución de problemas con participación local y la receptividad en materia de aportaciones. - Si bien la innovación se caracteriza por su complejidad, es posible identificar algunos elementos que definen a un sistema innovador, tales como surgir desde el profesorado, poner en conflicto las creencias de los docentes y plantear otra forma de enseñar y aprender. - Un sistema innovador sigue la dirección de "abajo-arriba", las propuestas de cambio son presentadas como hipótesis, las contradicciones son asumidas como parte de la historia y la experiencia está abierta al contraste con otros colectivos de profesores. - Las innovaciones se caracterizan por una diversidad de formas, modalidades y alcances e implican tanto cambios en las actividades como en las actitudes. - Los principales obstáculos identificados son la centralización excesiva, la posición defensiva del personal docente, la ausencia de un agente de cambio, el enlace insuficiente entre teoría y práctica y la falta de conocimientos acerca de los procesos educativos por parte de padres, funcionarios locales y funcionarios administrativos del campo de la educación. - Existen seis tipos de cambio: sustitución, alteración, adición, reestructuración, eliminación y reforzamiento. - Existen tres modelos para comprender el cambio en educación, el modelo de "investigación y desarrollo", el modelo de "interacción social" y el modelo de "solución de problemas". - En los sistemas descentralizados se deja un mayor margen de iniciativa a las personas, mientras que en los sistemas centralizados existe más tendencia a la imposición de las innovaciones.

- Si las innovaciones entran en contradicción con los valores de las personas tienen pocas posibilidades de éxito. - Es necesario apoyar institucionalmente a los innovadores y, para ello, se debe trabajar en torno a tres dimensiones: a) la autonomía institucional acompañada de la creación de redes y de servicios centrales de apoyo; b) la profesionalización de los docentes; y c) una política. ÁMBITOS DE LA INNOVACIÓN EDUCATIVA Se decidió tomar como base la estructura analítica propuesta por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) (2003) que precisa cinco ámbitos de innovación: 1) planes y programas de estudio, 2) proceso educativo, 3) uso de tecnologías de información y comunicación, 4) modalidades alternativas para el aprendizaje y 5) gobierno dirección y gestión. 1) Planes y programas de estudio La innovación educativa en esta dimensión tiene como objetivo central la formación integral del estudiante, formación que Involucra todas las dimensiones, no sólo la intelectual: Conocimientos, Habilidades, Actitudes y valores. Para el logro de estos objetivos se plantea como estrategia central la flexibilidad curricular, sea a nivel de contenido y modalidad, de tiempo y secuencia y/o de espacios. Esta estrategia deriva en una serie de ventajas para la institución:
y y y y

Eleva la calidad, amplía la diversidad y mantiene actualizada la oferta. Ha probado su eficacia para abatir la reprobación y la deserción. Exige modelos administrativos ágiles y eficientes. Propicia el diseño de reglas para la movilidad, el intercambio y la internacionalización de profesores y estudiantes.

2) proceso educativo La dimensión proceso educativo se concreta en los siguientes rubros: el proceso de aprendizaje, el proceso de enseñanza, formación docente y recursos y materiales de aprendizaje. La innovación del aprendizaje implica diversos aspectos que conducen a la búsqueda de un aprendizaje: significativo, autogestivo, integral y metacognitivo.

El aprendizaje visto bajo esta óptica constituye el núcleo central de la propuesta cognitiva del aprender a aprender. La innovación en la enseñanza significa acompañamiento, mediación y coparticipación en la construcción de conocimiento. Esta concepción remite a la enseñanza como:
y y y y

Un proceso planificado. Una construcción conjunta. Una tarea creativa. Una práctica sujeta al aprendizaje.

Paralelamente a la innovación en estos dos rubros, y como condición determinante para su concreción, las Instituciones de Educación Superior deben institucionalizar: la formación docente para la innovación, la elaboración de materiales y medios didácticos y la generación de modelos de diseño didáctico (flexibles). 3) Uso de tecnologías de información y comunicación 4) Modalidades alternativas para el aprendizaje El aprendizaje que se desarrolla actualmente en la inmensa mayoría de las instituciones educativas presenta, hasta este momento, las siguientes características:
y y y y y

Un currículo rígido. Un lugar para trabajar, que es el salón de clases. Un tiempo establecido para el aprendizaje de carácter fijo y predeterminado. Una docencia excesiva, obligatoria y asignada por la institución, y sobre todo. Un grupo escolar tradicional que determina los mismos compañeros de estudio.

Plantear un modelo alternativo para el aprendizaje, implica un modelo con las siguientes características:
y y y y y

Un currículo flexible y con materias optativas. Una movilidad del estudiante y por ende del conocimiento que se genera, La diversificación de ambientes de aprendizajes. La adecuación de la educación a los ritmos, condiciones y procesos de aprendizaje de los alumnos. Una docencia optativa como apoyo al aprendizaje.

y

En síntesis, una comunidad de aprendizaje que se desarrolle en ambientes diversos.

5) Gobierno, dirección y gestión. La gestión institucional presenta en la actualidad una serie de retos, entre los que destacan la confusión en la conceptualización y en la ejecución de las acciones de gobierno, dirección y gestión, La actitud pasiva y respuesta acrítica en la implementación de las políticas y sus programas y la legislación rígida. Ante estos retos la transformación de la gestión institucional debe descansar sobre cuatro ejes: 1.- Estudio de experiencias con propósitos de aprendizajes y lecciones. 2.- Capacitación del personal. 3.- Trayectoria de actores y sus formas de actuación. 4.- Flexibilización de la legislación universitaria.

Formación docente e innovación educativa La formación docente y la innovación educativa pueden ser articulados bajo dos líneas de discusión: la relación teoría-práctica y la innovación curricular. La formación docente y la innovación educativa son dos conceptos y campos que se implican, ya que la innovar supone la construcción de nuevos aprendizajes, que a su vez representan el desarrollo de procesos formativos (Calderón, 1999). En ese sentido, los procesos generados por la innovación y que se traducen en proyectos de mejoramiento para las acciones educativas conducen progresivamente a la interrelación de la teoría y la práctica. Esta interrelación entre teoría y práctica es lo que se conoce como la praxis educativa, que a su vez, constituye el objeto de cambio de la innovación.

Los procesos de innovación son capaces de generar nuevos conocimientos (saber didáctico profesional) y están mediados por procesos de sistematización (investigación de, para y en la acción) que representan en gran medida la condición sine qua non de los procesos formativos. En la segunda línea de discusión, se considera que la relación entre innovación y formación se articula bajo el concepto de innovación curricular (1984) que se concreta en dos ámbitos de intervención: 1.- Las propuestas didácticas de los maestros que se consideran novedosas y oportunas para mejorar la práctica docente a través de métodos y técnicas, elaboración de materiales didácticos complementarios, reorganización del tiempo y espacio educativo, empleo de nuevas tecnologías. 2.- La experimentación curricular, es decir, que los maestros introduzcan modificaciones a los diversos contenidos de las materias o áreas de conocimiento del currículo formal para adecuarlos a las necesidades, intereses y contexto específico de los alumnos, ya sea a través del diseño de unidades didácticas, mapas, tramas o de estrategias integrativas que favorezcan el logro de los aprendizajes significativos. (Calderón, 1999; p. 43) La innovación en estos campos conducirá ineludiblemente a procesos formativos que pueden ser ubicados en el campo de la educación continua y que con una gran fuerza impactarán la práctica profesional de los docentes. A manera de cierre se puede afirmar que la articulación entre formación e innovación está mediada por la investigación y significada por la innovación curricular, y estos procesos facilitarían los procesos de innovación en educación lo que constituye el gran reto para lograr un cambio en el sistema educativo.

LAS CUATRO ÁREAS DE LA INNOVACIÓN La innovación educativa se sustenta en cuatro áreas: los procesos, el conocimiento, las personas y las tecnologías. Los procesos: pueden ser cualquier tipo de metodología formativa o logística. Las tecnologías: La famosas TIC pueden ser tanto el hardware (ordenador, proyector, pizarra electrónica,«) como software (plataformas e-learning, blog, wikis,«) El conocimiento: no son sólo los contenidos, sino la información útil para el proceso formativo (contenidos, recursos, web, casos prácticos, proyectos, información general sobre la asignatura, consejos,...)

Las personas: principalmente son el profesorado y el alumnado; la innovación educativa debe incluir a ambos grupos. Todas las áreas son importantes, ninguna más que otra, sin embargo cuando se quiere hacer una experiencia sobre innovación educativa (aplicarla en el proceso formativo) lo que se hace es desarrollar la información, y aquí sí que es importante saber por qué área se comienza a desarrollarla; los resultados pueden variar bastante en función de este proceso de construcción. Por ejemplo, muchas personas comienzan por la tecnología, es normal, ya que es lo más popular y lo que más se asocia a la innovación. Por lo tanto, un planteamiento común es identificar una tecnología que suene a innovación y utilizarla. Por ejemplo que un blog suena a Universidad 2.0, entonces creo un blog y ya estoy en la universidad 2.0. En este caso puede ocurrir que la tecnología (el árbol) no nos deje ver el bosque (la innovación educativa) Otro forma es comenzar por el proceso; por cualquier proceso, relacionado con el proceso formativo, se analiza cómo se puede mejorar y en función del mismo se elige la tecnología que más se adapta al proceso. Se continua con el conocimiento (¿con qué conocimiento trabaja el proceso?). Lo siguiente son las personas (¿en qué actividades se utiliza el conocimiento?). Finalmente se construye la tecnología (sencillamente se elige la que más se adapte). Por cierto, la innovación educativa sería la mejora que se produce en el proceso y que repercute en las personas. Si comenzamos por el proceso, cada vez que aparezca una tecnología mejor, entonces mejoraremos el proceso. Si comenzamos por la tecnología, cada vez que aparezca una tecnología nueva, tiraremos lo anterior y comenzaremos otra cosa distinta (ésta es una de las principales barreras para consolidar los procesos de innovación educativa).

LA INNOVACIÓN EDUCATIVA EN COSTA RICA La experiencia costarricense se puede considerar pionera en el mundo. Desde su origen se fundamentó en el desarrollo de las capacidades humanas para producir conocimiento. Así, la propuesta pedagógica del PRONIE MEP-FOD (Programa Nacional de Innovación Educativa, Ministerio de Educación Pública, Fundación Omar Dengo) estableció un poderoso vínculo entre la computadora, el diseño del ambiente de aprendizaje y las posibilidades de desarrollo de las destrezas intelectuales y sociales de las personas.

Particularmente, el trabajo con lenguajes de programación como Logo, y el enfoque de aprendizaje basado en proyectos, se han mantenido como aspectos distintivos del ambiente en el cual niños, niñas, jóvenes y educadores costarricenses experimentan con los recursos tecnológicos para lograr un desarrollo inteligente. El reto que asumió el país desde finales de los años ochenta, se enfocó al mejoramiento y a la animación de la oferta educativa. En este sentido, la participación y formación de los educadores fueron fundamentales para construir una visión adecuada acerca de para qué tener tecnología en las escuelas y cómo sacar mejor provecho de las oportunidades que ellas ofrecen como recursos de aprendizaje. Esto permitió que superáramos la visión esperanzadora, pero engañosa, de que la simple inserción de tecnología podía generar innovación y mejoramiento de la calidad de la educación. El énfasis en el desarrollo de capacidades de los estudiantes, por un lado y, por otro, el mejoramiento de la práctica pedagógica de los educadores, motivaron la formulación de una estrategia de implantación que articuló la inserción de tecnología con procesos sistemáticos de desarrollo profesional para los educadores, acciones de seguimiento pedagógico y soporte técnico, que garantizaron un mejor aprovechamiento de los recursos colocados en las instituciones educativas y de la inversión social sostenida desde 1988.

Preparación de los educadores para una oferta innovadora En la actualidad el PRONIE MEP-FOD pone a disposición de estudiantes, educadores y la sociedad costarricense una oferta actualizada e innovadora de distintas formas de aprovechamiento de las tecnologías digitales para aprender. En este caso, ha sido fundamental mantener un proceso de actualización sistemática de la preparación de los educadores en el abordaje de un nuevo concepto de escuela y de una concepción actualizada de aprendizaje, ya que ambos conceptos son indispensables para diseñar y practicar formas innovadoras de aprender los contenidos curriculares en los distintos grados del sistema educativo. Esta oferta diversificada y enriquecida es producto de múltiples procesos de investigación, evaluación y producción académica que exploran la utilización innovadora de las diferentes tecnologías en los espacios educativos.

Internet como escenario de aprendizaje La llegada de internet y su presencia en el entorno educativo se asumió como una nueva oportunidad de construir un espacio creativo para el aprendizaje y el intercambio colaborativo. A partir de 1997 tomó auge el diseño de experiencias de aprendizaje mediadas por la red, al tiempo que se dio inicio a un proceso sostenido de investigación y producción relacionado con el uso innovador de las tecnologías de internet. La propuesta de la FOD y el uso de internet en sus programas, partió de la reflexión de quiénes son, qué hacen para aprender y qué aprenden los estudiantes en la red, ya que se observó que en la mayoría de las experiencias educativas mediadas por internet, los aprendices prácticamente desaparecían como consecuencia de un énfasis marcado que coloca el interés en el desarrollo de los contenidos de aprendizaje y en la infraestructura tecnológica. Por lo anterior, la propuesta de la FOD y del PRONIE MEP-FOD estableció los vínculos pedagógicos entre el aprendiz y: -los contenidos de aprendizaje (información en múltiples formatos) -la infraestructura tecnológica (soportes, aplicaciones informáticas y servicios digitales en línea) -las mediaciones e interacciones de aprendizaje (desempeños educativos) La consideración de estos tres aspectos permitiría contestar las preguntas ¿Qué aprendizajes esperamos que logren los estudiantes en la red?, ¿Qué les vamos a proponer que hagan aprovechando las características propias de la red? y ¿Cómo nos damos cuenta de que lo están logrando?, por lo que el diseño didáctico para internet colocó el énfasis en la acción de aprendizaje. Dado lo anterior, se establecieron diversas formas de utilización de las tecnologías de internet, las cuales se adecuaron a las necesidades del proceso de enseñanza-aprendizaje. Lo realmente importante fue considerar que sería la intencionalidad educativa la que definiría el uso de la red como escenario de aprendizaje y no el hecho de contar con una tecnología determinada.

Entre las formas de aprovechamiento de internet se destacan tres tendencias de uso: Aprovechar la red como proveedora de recursos para apoyar el desarrollo de los proyectos en los espacios presenciales de aprendizaje, tanto de informática educativa como de otras materias curriculares. En esta tendencia encontramos formas de uso que van desde aprovechar la internet como una gran biblioteca, hasta el interesante recurso de la utilización e intercambio de datos en tiempo real. La utilización de la internet que regularmente hacen los niños, cuando apoyan la producción de sus proyectos en MicroMundos con recursos en la red y el trabajo realizado en el proyecto Ciber@prendiz, son ejemplos de esta tendencia. Aprovechar la red como un entorno virtual de aprendizaje, es decir, como el lugar donde ocurre la actividad de aprendizaje. Bajo esta modalidad se trabaja tanto en el desarrollo de proyectos mediados por actividades presenciales, que orientan y moderan intercambios y producción en la red, como la distribución de espacios abiertos de aprendizaje no escolarizado. La producción de la Revista Electrónica Nuevo Milenio y Ciudad Alegría son ejemplos de esta modalidad de aprendizaje. Aprovechar la red como escenario para construir comunidades de aprendizaje. En este caso se encuentran experiencias que procuran la formación de comunidades de discusión, los espacios de intercambio o los cursos en línea, organizadas por convocatoria, suscripción, acceso restringido o de participación abierta. El Ágor@ Digital, los foros de discusión y World Links, pueden ilustrar esta forma de uso. Como se observa, la oferta es múltiple y responde particularmente a la naturaleza de la actividad de aprendizaje y a la intención educativa que se persigan con ella, lo que determina la forma de aprovechamiento de la red y sus recursos como escenario para apoyar o para que suceda el aprendizaje. La experiencia costarricense de inserción tecnológica en los espacios escolares se caracteriza por un enfoque educativo que se ha mantenido a lo largo de los años y se ha enriquecido con la investigación y exploración de una oferta de aprendizaje que se dinamiza a partir de los avances científico-tecnológicos. Por eso en Costa Rica, la aceleración del desarrollo tecnológico y oferta educativa

procuran ir de mano, pero no es el tipo de tecnología el que marca la pauta, sino que lo hacen los fines educativos y de desarrollo sociocultural que se pretendan lograr a través del aprovechamiento tecnológico en el sistema educativo.

CONCLUSIONES Sobre el tema, comenta Venegas "La innovación implica cambio cuando contribuye a crear un estilo de transformación que lleva a la invención y creación, superando el progreso, la reforma y se instala en una cultura novedosa´. Además se ha insistido en la necesidad de cambiar el enfoque de trabajo, en lugar de pensar, que el cambio parta de las estructuras centrales e intermedias, para luego incidir en los centros educativos, es aconsejable focalizar el cambio en la institución, las bases y la periferia del sistema. La institución es considerada el escenario fundamental de la renovación educativa, por constituir el espacio de interacción entre docentes, alumnos, familias, de experimentación, de innovaciones pedagógicas, de evaluación de los procesos y resultados de los aprendizajes. Todo esfuerzo de transformación educativa que no apunte a modificaciones sustantivas en el aula y la institución, difícilmente podrá lograr los efectos deseados, en el mejoramiento de la calidad de los aprendizajes. Será entonces la actitud y el trabajo de los educadores lo que logre sacar el desafío que representa la misión innovadora. En la vida no solo se trata de aprender métodos pedagógicos y de investigación, sino que el educador desempeñe los papeles a los que se refiere su trabajo, ser capaz, con pleno conocimiento de justificar sus prácticas educativas, de analizarlas y en donde se le suministre al estudiante las herramientas necesarias para asimilar el cambio de primaria a secundaria, porque no son los jóvenes que fallan, sino el sistema educativo, la estructura económica y las políticas educativas. Por eso se deben examinar las fortalezas y debilidades del sistema educativo y así poder ofrecer recomendaciones de acuerdo con los resultados obtenidos.

Bibliografia
BLANCO GUIJARRO, Rosa y MESSINA RAIMONDI, Graciela (2000), Estado del Arte sobre las Innovaciones Educativas en América Latina. Santiago de Chile, Convenio Andrés Bello.

CAÑAL DE LEON, Pedro, y otros (2002). La Innovación Educativa, Madrid.

Huberman, A. M. (1973). Cómo se realizan los cambios en la educación: una contribución al estudio de la innovación. París, Francia, UNESCO-OIE.
IMBERNÓN, Francisco (1996), En busca del discurso perdido´, Edt. Magisterio del Río de la Plata, Buenos Aires-Argentina.

Libedisnki Martha, (2001), La innovación en la enseñanza, Paidos
PASCUAL, Roberto (1998). La gestión educativa ante la innovación y el cambio. Madrid.

Política Educativa hacia el Siglo XXI. 1994. Ministerio de Educación Pública. San José, Costa Rica.
RIVAS, Manuel (2000). La innovación educativa. Edit. Síntesis, Madrid.

Sancho J. M., Hernández F., Carbonell J., Sánchez-Cortez E. y Simo N. (1993), Aprendiendo de las innovaciones en los centros. La perspectiva interpretativa de investigación aplicada a tres estudios de caso, Madrid, España, CIDE. Venegas, Pedro. Innovación y cambios en Educación .Ed. Publicaciones Universidad de Costa Rica. San Jóse. Costa Rica.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->