P. 1
De la relación diádica madre-hija - Gino Cavani Grau

De la relación diádica madre-hija - Gino Cavani Grau

|Views: 4.611|Likes:
Publicado porRenzo Cavani

More info:

Published by: Renzo Cavani on Nov 06, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF or read online from Scribd
See more
See less

01/02/2013

pdf

DE LA RELACIÓN DIÁDICA MADRE-HIJA A LA INCLUSIÓN DEL PADRE EN LOS JUEGOS FAMILIARES.

UNA EVOCACIÓN A MARA SELVINI Investigación sistémica: anorexia, familia y terapia familiar

Por: Gino Cavani Grau

INTRODUCCIÓN Si bien el porcentaje de adolescentes con anorexia que llegan a la consulta, ya sea en el hospital o a través de la consulta privada, es bajo en comparación con otras patologías o alteraciones psicológicas, esta enfermedad no está exenta de llamar la atención sobre sus consecuencias y dinámica familiar. La disminución de los casos presentados en consultorios externos no nos dice nada sobre la cifra real de casos que pudieran existir. La falta de una red interinstitucional y el trabajo en equipo con los agentes asistenciales más representativos con respecto a esta enfermedad, nos hace entrever que la cifra de casos sería realmente representativa. La forma en que se derivan estos casos por los médicos internistas, desde emergencia o desde psiquiatría, para un abordaje familiar, le resta contundencia a la necesidad de un afrontamiento interdisciplinario. Además, hay una primacía del discurso medico-hegemónico, en patología anoréxica, que se deja de prestar urgencia al contexto familiar, enmarañado en las interacciones con la adolescente y el síntoma que se manifiesta a través de la paciente designada. En estos dos últimos años hemos sido partícipes de casos de adolescentes con anorexia (entre 14 y 17 años de edad) que son derivados de psiquiatría y pediatría, pero creemos que con el énfasis y los criterios de derivación de estos casos, se incrementarían las posibilidades de una intervención familiar sostenida como posibilidad de desenmarañar la trama familiar que mantienen el síntoma anoréxico. Esta metodología de la terapia familiar no contradice ni excluye la atención que los demás profesionales de la salud destacan los aspectos biomédicos (medicina general, pediatría y nutrición). Cuando estamos frente a la adolescente que padece tal patología; nuestra resonancia, a través de nuestros sentidos, denota una imagen familiar que se muestran como muy autosuficientes, como si tuvieran el control de la situación

con padres que cuando conversan en sesión parecen eruditos en el tema de la parentalidad. Ya Andolfi (1990), resaltaba a propósito del caso Luciano ² capítulo VI de su libro ´Terapia Familiarµ², la coalición rígida de los padres como característica primordial de la dinámica parento-filial en que ellos, si bien forman parte del juego familiar, no se implican en éste ni en el síntoma de la hija o hijo. Mara Selvini menciona que ´hemos hablado de un error epistemológico; este último resulta de la separación arbitraria de un patrón del comportamiento dado del contexto pragmático de los patrones precedentes con los cuales forma una serie infinitaµ. Cuando hablo de ´epistemologíaµ no me estoy refiriendo a una disciplina esotérica reservada para los filósofos profesionales. Todos nosotros, por ´ser en el mundoµ, tenemos que compartir con otros, estableciéndose el límite del ´visà-visµ como el soporte de un modo particular de existencia, y por lo tanto para adoptar cierta epistemología. Mara Selvini y colaboradores, con una visión sistémica, propusieron un modelo explicativo del síntoma de la anorexia y la dinámica familiar que sostiene tal patología. En ´Muchachas Anoréxicas y Bulímicasµ (1990), elaboraron la hipótesis del ´juego familiarµ más como una metáfora que como un modelo teórico. Cuando recurre a la metáfora del juego es para sugerir intuitivamente mediante la expresión ´juego familiarµ, aquello que sugieren las expresiones juego político, juego financiero, juego de poderes, juego de equipo, etc. Se trataría, por tanto, de un uso intuitivo e informal de la metáfora del juego, con la finalidad de producir asociaciones, semejanzas y lenguajes aptos para encuadrar de modo más inmediatamente inteligible los fenómenos que nos interesan. La triple polaridad síntomas-persona-familia, se basan en estudios previos con una base relacional (véase por ejemplo las teoría de Bowlby sobre el apego, las de Kohut sobre lasa necesidades de empatía en el desarrollo del yo infantil). Entonces las conexiones que se extraen de la terapia serán la de entender la relación entre persona y síntoma: su modo de estar en el mundo, la elección de un determinado síntoma, coherente con la estructura familiar. Algunos autores como de la vega, Lucero, Faus y Lopez ²miembros del equipo profesional de terapia familiar del Hospital Sant Pau de Barcelona² incluyen la anorexia dentro de los trastornos alimentarios (TA). En términos genéricos los TA son considerados como una enfermedad psicosomática (Gómez, 1996) y la anorexia puede ser entendida como un trastorno del comportamiento alimentario, multicausados y de naturaleza compleja (Onnis, 1994). Hay una discusión sobre la cronicidad y los índices de fracaso en el tratamiento. Onnis (1990), plantea claramente que ´(«) la intratabilidad de la perturbación es el resultado de un tratamiento equivocado o parcial, y la incurabilidad se transforma a menudo en falta de tratamiento o en tratamiento inade cuadoµ.

Resultados referenciales para el análisis sistémico de las cuatro familias Cuadro Nro.1 Nro. De casos 1 2 3 4 Nro. de sesiones 6 12 4 5 Parejas en conflicto Ausencia del padre si Ausencia del padre si edades recaídas 0 0 0 1 Resultado de terapia bien bien bien abandono

14 14 16 17

ANÁLISIS DEL CUADRO Nro. 1 Si bien las recaídas son un criterio de éxito terapéutico, no nos dice mucho sobre el concepto de cambio 2, que es el manejamos en el proceso de restructuración relacional de las interacciones familiares. La relatividad de las conclusiones son características de los diseños cualitativos de investigaciones donde se resaltan procesos de cambios complejos. En tres de los cuatro casos tenemos información suficiente para connotar que las tres jovencitas están hoy en día logrando procesos adaptativosemancipatorios. Dos de ellas están finalizando el colegio de manera eficiente y una de ellas ingresó a la universidad a estudiar medicina. No tenemos información de la joven del cuarto caso, pero en la última sesión con los padres nos informaron que estaba trabajando como apoyo en un colegio de niños. Perdió el año escolar.

Cuadro Nro. 2

Nro. De caso

Interacciones Parentofiliales Madre distante-desamor-

Secuencias desconfirmatorias Abuela-tio-paciente

1

2

Padre distante-desamorMadre ´puenteµ Padre distante-desamorpareja en conflicto abierto. Pareja disimuladacoalicion rígida-desamor

Padre desconfirmatorioMadre victimizadora Padre-pareja desconfirmantes-Madre victimizadora Padres desconfirmatorios

3

4

ANÁLISIS DEL CUADRO NRO. 2 Secuencias recursivas de situaciones anecdóticas donde se hace implícito el juego familiar. No solo los padres ingresan en este ´juego familiarµ, también lo hacen otros miembros de la familia, he incluso la influencia de amigas de colegio en los momentos iníciales a la decisión de ´enflaquecerµ. Vemos triangulaciones desconfirmatorias por procesos de alienación del self de la joven anoréxica. Por ejemplo: Abuela-tío contra la madre a través de la desconfirmacion-descalificacion de la hija. Hipótesis: ´¿Quien te mando meterte con ese hombre?µ. En el segundo caso, la decisión de victimizarse de la niña para que la madre deje de ser el ´puenteµ hacia su padre. Hipótesis: ´Hija tu padre está ausente, hay que justificarlo. En el tercer caso: ´El padre y la pareja (amates desde que se mantenía la relación con la madre de la joven), entran en un juego de descalificacion desconfirmacion: Al descalificar la presencia de la joven, desconfirman la historia biológica de ella en relación a su padre: no eres mi hija; y a la vez descalifican a la madre de la niña desde la relación de infidelidadµ. En el cuarto caso: Los padres disimulan una ´armónica relaciónµ con inconsecuencias, pelean pero están juntos. La madre ´llamaµ a la joven para que aprecie su victimización; la hija descubre infidelidad del padre; la madre la traiciona y traiciona su lealtad convocada por ella misma. Triangulación desconfirmatoria. Por consiguiente en todos los casos se establecen embrollo-instigación.

Pero no es la joven-víctima la que cae en la anorexia. Ellas intentan demostrar que ahora tienen el poder para controlar la situación. Pero no tienen el poder. La familia se deja llevar por este juego de instigación, y la victimiza. HIPÓTESIS GENERAL En todos los casos se establecen embrollos e instigaciones. No es la joven-víctima la que cae en la anorexia. Ellas intentan demostrar que ahora tienen el poder para controlar la situación. Pero no tienen un real poder. La familia se deja llevar por este juego de instigación de la joven anoréxica, y la victimiza. A su vez las interacciones familiares disfuncionales generan en el juego del ´viene y vaµ, la disimulación de un amor relacional complejo falso. Por ejemplo en el cuarto caso, los padres se ´esfuerzanµ por declara su ´lealtadµ a la hija, a pesar de que se descubre la traición del padre. La joven termina doblemente traicionada: por el padre y la madre con respecto a su lealtad con la hija. ANEXO Esta investigación es abierta, conforme se adhieran más familias de hijas/hijos con problemática alimenticia, se ira incrementando la casuística. Seria interesante si se desarrolla una red de resultados sistémicos sobre este padecimiento, con colegas, terapeutas de familia que aborden familias con esta problemática.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->