Está en la página 1de 39

Universidad de San Carlos de Guatemala

Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales


Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4

HISTORIA
El Ministerio Público, previo a las reformas constitucionales que regularon su
funcionamiento, se encontraba integrado a la Procuraduría General de la
Nación, conforme el Decreto 512 del Congreso de la República.
En 1993 el Estado de Guatemala dio un giro sustancial en la forma de
organizar el sistema penal para enfrentar la criminalidad en nuestro país,
dividió las tareas de juzgamiento, investigación y persecución penal en
distintos órganos para establecer un sistema de pesos y contrapesos que
permitiera eliminar las arbitrariedades y el abuso de poder que se observó
durante la vigencia del sistema anterior.
El Ministerio Público, a raíz de la reforma constitucional de 1993, se
constituyó en un órgano autónomo encargado de ejercer la acción penal
pública. El Código Procesal Penal que entró en vigencia en 1993, trajo
consigo una serie de atribuciones y responsabilidades para el Ministerio
Público, resumiéndose todas ellas en dos grandes áreas: facultades de
dirección y desarrollo de la investigación en la denominada etapa
preparatoria y, las facultades de acusación para el ejercicio de la persecución
penal propiamente dicha.
Tomando en consideración que la Reforma Constitucional y la reforma
procesal penal conciben al Ministerio Público como un ente autónomo, se
emitió el Decreto No. 40-94 “Ley Orgánica del Ministerio Público” que define
al Ministerio Público como una institución que promueve la persecución
penal, dirige la investigación de los delitos de acción pública y que vela por el
estricto cumplimiento de las leyes del país.
Con la firma de la Carta de Intención en el mes de septiembre 1997, el
Ministerio Público integra la Instancia Coordinadora de la Modernización del
Sector Justicia (ICMSJ), conjuntamente con el Organismo Judicial, el
Instituto de la Defensa Pública Penal y el Ministerio de Gobernación con el
propósito de que permanentemente las altas autoridades del sistema penal
mantuvieran una coordinación para dar soluciones a la problemática que
ocasionaría la implementación del nuevo sistema procesal.

BASE LEGAL

El Ministerio Público fue creado con base en el artículo 251 de la Constitución


Política de la República de Guatemala, el cual establece que el Ministerio
Público es una institución auxiliar de la administración pública y de los
tribunales, con funciones autónomas de rango constitucional, cuyo fin
principal es velar por el estricto cumplimiento de las leyes del país.
El Ministerio Público se rige por su Ley Orgánica, Decreto No. 40-94 del
Congreso de la República y sus reformas.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
El Fiscal General de la República y Jefe del Ministerio Público está facultado
para emitir acuerdos específicos relacionados con la estructura organizacional
de las áreas administrativa y de investigaciones, con el objeto de adecuarlas
a las necesidades del servicio y a la dinámica administrativa. Al Consejo del
Ministerio Público le compete la creación o la supresión y, la determinación
de la sede y ámbito territorial de las fiscalías distritales, de sección y
municipales, a propuesta del Fiscal General de la República y Jefe del
Ministerio Público.
El Acuerdo No. 11-95 del Fiscal General de la República y Jefe del Ministerio
Público, de fecha 04 de julio de 1995, aprueba el Manual de Organización del
Ministerio Público que contiene la estructura organizacional de la institución.
El Acuerdo MP- 12-2007, emitido también por el Fiscal General de la
República, de fecha 12 de marzo de 2007, incluye el Reglamento de
organización y funcionamiento del área administrativa del Ministerio Público.

FUNCIONES

El artículo 2 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, asigna a la institución


las siguientes funciones, sin perjuicio de las que le atribuyan otras leyes:

• Investigar los delitos de acción pública y promover la persecución penal


ante los tribunales, según las facultades que le confieren la
Constitución, las leyes de la República, y los Tratados y Convenios
Internacionales.
• Ejercer la acción civil en los casos previstos por la ley y asesorar a
quien pretenda querellarse por delitos de acción privada, de
conformidad con lo que establece el Código Procesal Penal.
• Dirigir a la policía y demás cuerpos de seguridad del Estado en la
investigación de hechos delictivos.
• Preservar el Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos,
efectuando las diligencias necesarias ante los tribunales de justicia.

PRINCIPIOS

Los principios que rigen el funcionamiento del Ministerio Público están


establecidos en la Ley Orgánica de esta institución, siendo éstos:

• Autonomía: actuar independientemente, por propio impulso y en


cumplimiento de las funciones que le atribuyen las leyes, sin
subordinación a ninguna otra autoridad u organismo del Estado.
• Unidad y jerarquía: la institución es única e indivisible para todo el
Estado, se organiza jerárquicamente y en la actuación de cada uno de
sus funcionarios está representada íntegramente.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
• Vinculación: todos los funcionarios y autoridades administrativas del
Estado deben colaborar sin demora, así como proporcionar los
documentos e informes que les sean requeridos, para el cumplimiento
de las funciones asignadas al Ministerio Público.
• Tratamiento como inocente: obliga en materia de información
pública del proceso penal a no vulnerar el principio de inocencia, el
derecho de intimidad y la dignidad de las personas.
• Respeto a la víctima: la institución ejecuta las funciones tomando en
cuenta los intereses de la víctima, a quien debe proporcionársele
asistencia, consideración y respeto.

MISION

Promovemos la persecución penal, dirigimos la investigación de los delitos de


acción pública y velamos por el estricto cumplimiento de las leyes del país.

VISION

Ser una institución eficiente, eficaz y transparente, que con apego al


principio de legalidad, contribuya a la consolidación del Estado de derecho.

OBJETIVOS

Velar por el estricto cumplimiento de la ley, a fin de cimentar un estado real


de derecho y contribuir a consolidar el sistema democrático.
Asegurar la investigación de la verdad, practicando todas las diligencias
pertinentes y útiles, para el esclarecimiento del delito, considerando todas las
circunstancias de importancia para la efectiva aplicación de la ley.
Combatir y vencer la impunidad proporcionando las bases que permitan la
efectiva administración de justicia y con ello fortalecer la credibilidad del
sistema democrático.

OBJETIVOS ESTRATEGICOS (PLAN ESTRATEGICO 2006-


2010)

• Mejorar la gestión del proceso penal para elevar la efectividad en las


fiscalías.
• Reorganizar la Dirección de Investigaciones Criminalísticas.
• Fortalecer y mejorar el área de investigación.
• Elevar el nivel eficiencia del recurso humano.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
• Ordenar y agilizar la gestión administrativa.
• Administrar eficientemente los recursos financieros y materiales de la
institución.
• Contar con instalaciones físicas, mobiliario y equipo adecuadas con la
función institucional.
• Planificar y ejecutar las acciones de apoyo para el desarrollo de las
fiscalías.
• Capacitar integralmente al recurso humano de la institución.

AUTORIDADES SUPERIORES

• Fiscal General de la República y Jefe del Ministerio Público


• Consejo del Ministerio Público

ORGANIZACION

El Ministerio Público para cumplir con las funciones asignadas, se encuentra


estructurado de conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica del
Ministerio Público. La estructura organizacional de esta institución está
conformada por tres áreas, siendo éstas: fiscalía, investigaciones y
administración

ÁREA DE FISCALÍA

Fiscal General de la República y Jefe del Ministerio Público


Constituye la máxima autoridad del Ministerio Público y se encarga de velar
por el buen funcionamiento de la institución, de ejercer la acción penal
pública y las atribuciones que la ley le otorga en todo el territorio nacional,
por sí misma o por medio de los diversos órganos que la conforman.
Determina la política institucional y los criterios para el ejercicio de la
persecución penal. Imparte instrucciones convenientes al servicio y al
ejercicio de las funciones, tanto de carácter general como relativas a asuntos
específicos en los términos y alcances establecidos en la ley.
El Fiscal General de la República y Jefe del Ministerio Público es nombrado
por el Presidente de la República, de entre una nómina de seis candidatos,
propuesta por una Comisión de Postulación integrada de la siguiente forma:

• El Presidente de la Corte Suprema de Justicia, quien la preside.


• Los respectivos Decanos de las Facultades de Derecho o de Ciencias
Jurídicas y Sociales de las Universidades del país.
• El Presidente de la Junta Directiva del Colegio de Abogados y Notarios
de Guatemala.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
• El Presidente del Tribunal de Honor del Colegio de Abogados y Notarios
de Guatemala.

Consejo del Ministerio Público

Es el órgano asesor del Fiscal General de la República y Jefe del Ministerio


Público, cuyas funciones son las de proponer el nombramiento de personal
del área de fiscalía; acordar la creación o la supresión y la determinación de
la sede y ámbito territorial de las fiscalías distritales, de sección y
municipales, a propuesta del Fiscal General de la República y Jefe del
Ministerio Público; ratificar, modificar o dejar sin efecto las instrucciones
generales o especiales dictadas por el Fiscal General de la República, cuando
ellas fueren objetadas y las demás establecidas por la ley.
El Consejo del Ministerio Público está integrado por:

• El Fiscal General de la República, quien lo preside.


• Tres fiscales electos en asamblea general de fiscales entre los fiscales
distritales, de sección y los agentes fiscales.
• Tres miembros electos por el Organismo Legislativo entre los
postulados a Fiscal General de la República.

Fiscalías Distritales y Municipales

Oficina de Atención Permanente


Es la encargada de recibir, clasificar, registrar, analizar y distribuir las
denuncias, prevenciones policiales, querellas y demás documentos que
ingresan a la institución, y las notificaciones que hayan sido solicitadas por la
misma Oficina, así como brindar atención a las personas que acudan al
Ministerio Público por esos motivos.

Oficina de Atención a la Víctima

Esta oficina es la encargada de brindar atención urgente y necesaria a


víctimas directas y colaterales del delito; cuando requieran de ayuda
profesional para superar los daños causados por éste. Facilita el acceso a los
servicios de asistencia psicológica, médica, social y legal a través de la red
de derivación que funciona en cada uno de los departamentos de la
República de Guatemala.

Fiscalías de Sección

Las Fiscalías de Sección ejecutan las mismas funciones que una fiscalía
distrital o municipal, de conformidad con los delitos que sean de su
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
competencia por razón de la materia o la trascendencia social; con excepción
de las Fiscalías de Asuntos Constitucionales, Amparos y Exhibición Personal;
Fiscalía de Ejecución y Fiscalía de Menores o de la Niñez, que se rigen por
procedimientos específicos.

Agencias Especializadas

Para hacer efectivo el ejercicio de la acción penal se han conformado


agencias fiscales especializadas, con el objeto que conozcan e investiguen
determinados delitos en el ámbito territorial asignado. Entre otras: la
Agencia Fiscal de Delitos de Estafa en el Registro General de la Propiedad y
Agencia Fiscal Contra el Terrorismo.

Unidad de Impugnaciones

Esta unidad es la encargada de planificar, organizar, ejecutar y dirigir las


acciones necesarias para el planteamiento de los diferentes medios de
impugnación que deban presentarse ante los órganos jurisdiccionales
competentes.

Unidad Especializada Contra Organizaciones Criminales Dedicadas a


la Narcoactividad y/o Lavado de Dinero u Otros Activos y Delitos
Contra el Orden Tributario -UNILAT-

Esta unidad especializada es la encargada de la investigación y persecución


penal de delitos relacionados con la narcoactividad y/o lavado de dinero u
otros activos, y delitos contra el orden tributario, cuando éstos estén
relacionados en la actividad criminal de una organización delictiva del crimen
organizado. Asimismo, es competente para conocer e intervenir de
conformidad con la ley, en los procedimientos de extradición que se
generaren en los procesos de investigación de los casos que conozcan
(extradiciones activas), así como, para intervenir en representación del
Ministerio Público en los procedimientos judiciales que se generen por las
solicitudes de extradición que por los delitos de narcoactividad y/o lavado de
Dinero se efectuaren al Estado de Guatemala (extradiciones pasivas).

ÁREA DE INVESTIGACIONES

La Dirección de Investigaciones Criminalísticas -DICRI- tiene a su cargo el


análisis y estudio de las evidencias y otros medios de convicción que
coadyuven al esclarecimiento de los hechos delictivos que investiguen los
órganos del Ministerio Público.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
La Dirección de Investigaciones Criminalísticas está integrada por un cuerpo
de peritos en las distintas ramas científicas, depende directamente del Fiscal
General de la República y está organizada de la siguiente manera:

Subdirección Criminal Operativa

Es la dependencia responsable de ejecutar las diligencias para la


investigación criminalística utilizando los medios humanos, especialmente
para recolectar la información y evidencias que coadyuven a la investigación
y esclarecimiento de los casos. Esta integrada con los departamentos de
narcoactividad; de la niñez, adolescencia y de la mujer; de delitos contra las
personas; de delitos patrimoniales, fiscales y económicos; de derechos
humanos; y de recolección de evidencias.

Subdirección de Ciencias Forenses

Es la dependencia encargada de aplicar las especialidades y disciplinas


forenses en la investigación criminal. Está integrada por el Departamento
Médico Forense y el Departamento de Especialidades Forenses.

Subdirección Técnico Científica

A esta dependencia le corresponde aplicar los medios técnicos y científicos


en la investigación criminal, así como la determinación y análisis de
evidencias en pruebas de laboratorio especializados. Está constituida por los
departamentos que se listan enseguida: de Recepción, Control y Distribución
de Indicios; de Toxicología; de Substancias Controladas; Físico-Químico;
Biológico; de Balística; de Identificación de Vehículos; de Lofoscopía; de
Documentoscopía; y de Apoyo Técnico.

ÁREA DE ADMINISTRACIÓN

El área administrativa del Ministerio Público está conformada por las


dependencias que ejecutan funciones de asesoría, así como de apoyo
administrativo, financiero y logístico, a las áreas de fiscalía y de
investigaciones. Está integrada por secretarías, departamentos y secciones.
Actualmente, funcionan las siguientes Secretarías: General, Privada, de
Finanzas, de Coordinación Técnica y de Política Criminal y en este nivel
jerárquico se ubica la Jefatura Administrativa.

Secretaría General
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
Es la dependencia encargada de asistir al Despacho del Fiscal General de la
República y al Consejo del Ministerio Público en la coordinación, ejecución,
seguimiento y evaluación de las políticas institucionales y en las actividades
que realizan en cumplimiento de sus funciones. Asimismo, dirige, supervisa y
controla las actividades del Departamento de Cooperación y coordina las
actividades del Departamento de Procedimientos Administrativos
Disciplinarios. Tiene como funciones las siguientes:

• Planificar, organizar, dirigir, supervisar y evaluar las actividades de la


Secretaría.
• Apoyar al Despacho del Fiscal General de la República en la
coordinación, ejecución, seguimiento y evaluación de las actividades
técnicas del área de Fiscalía.
• En casos extraordinarios recibir denuncias, haciéndolo del conocimiento
del Fiscal General de forma inmediata, quien instruirá lo que en
derecho corresponda.
• Facilitar la comunicación entre el Despacho del Fiscal General de la
República y las dependencias que conforman el Ministerio Público.
• Desarrollar las funciones de Secretaría del Consejo del Ministerio
Público.
• Convocar y coordinar reuniones de trabajo con las distintas
dependencias que forman las áreas de fiscalía y administrativa del
Ministerio Público, cuando las necesidades del servicio así lo requieran.
• Coordinar el funcionamiento del Departamento de Procedimientos
Administrativos Disciplinarios.
• Ejercer la función de enlace entre el Consejo del Ministerio Público y las
dependencias de la institución.
• Certificar los documentos que así lo requieran y autenticar los que se
produzcan en el ejercicio de sus funciones.
• Refrendar y conservar los acuerdos e instrucciones emitidas por el
Despacho del Fiscal General de la República
• Conocer y distribuir la correspondencia dirigida a las dependencias
administrativas del Ministerio Público, tomando en cuenta el ámbito de
competencia definido para cada una.
• Informar mensualmente al Despacho del Fiscal General de la República
sobre las actividades realizadas y presentar reportes especiales cuando
le sean requeridos.
• Realizar otras funciones que le sean asignadas en el ámbito de su
competencia.

Secretaría Privada
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
Es la dependencia encargada de planificar, organizar y atender los asuntos de
carácter eminentemente privado del Despacho del Fiscal General de la
República, así como de coordinar el funcionamiento del Departamento de
Información y Prensa. Tiene como funciones las siguientes:

• Planificar, organizar, dirigir, supervisar y evaluar las actividades de la


Secretaría.
• Facilitar las relaciones y ser la dependencia enlace entre el Despacho
del Fiscal General de la República y las organizaciones del sector civil
de la sociedad, en todos aquellos asuntos que le sean requeridos.
• Coordinar el funcionamiento del Departamento de Información y
Prensa.
• Definir conjuntamente con el Despacho del Fiscal General de la
República las políticas y estrategias de comunicación de la institución.
• Programar las audiencias solicitadas al Despacho del Fiscal General.
• Atender las peticiones personales y audiencias solicitadas al Despacho
del Fiscal General de la República, cuando por delegación de éste deba
hacerlo.
• Recibir, analizar y clasificar la correspondencia privada dirigida al
Despacho del Fiscal General de la República.
• Auxiliar al Despacho del Fiscal General de la República en la ejecución y
seguimiento de la agenda de compromisos u otros eventos de carácter
privado, en los que deba participar en representación del Ministerio
Público.
• Informar mensualmente al Despacho del Fiscal General de la República
sobre las actividades realizadas y presentar reportes especiales cuando
le sean requeridos.
• Realizar otras funciones que le sean asignadas en el ámbito de su
competencia.

Secretaría Específica

Es la dependencia encargada de coordinar, apoyar y dar seguimiento al


funcionamiento del Departamento de Cooperación y del Departamento
Jurídico, así como de brindar asesoría en materia de su competencia al
Despacho del Fiscal General de la República.

• Planificar, organizar, dirigir, supervisar y evaluar las actividades de la


Secretaría.
• Coordinar, apoyar y dar seguimiento al funcionamiento del
Departamento de Cooperación y del Departamento Jurídico.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
• Asesorar al Despacho del Fiscal General de la República, en asuntos
relacionados con la captación de recursos técnicos y financieros
provenientes de organismos cooperantes nacionales e internacionales.
• Coordinar la asesoría al Despacho del Fiscal General de la República,
mediante la elaboración de dictámenes y opiniones de naturaleza
penal, laboral y administrativa, así como los relacionados con la
suscripción de convenios de cooperación técnica en materia penal y la
contratación de inmuebles y de servicios profesionales o técnicos,
según corresponda.
• Participar conjuntamente con personal del Departamento de
Cooperación, en los procesos de negociación que se realicen entre
instituciones y organismos de cooperación interna y externa y el
Ministerio Público, para la obtención de los recursos técnicos y
financieros necesarios en la ejecución de los planes, programas y
proyectos de desarrollo institucional.
• Coordinar la elaboración del anteproyecto de presupuesto, de los
planes de trabajo y de la memoria de labores de la Secretaría y de los
departamentos de Cooperación y Jurídico.
• Participar en reuniones de trabajo convocadas por el Despacho del
Fiscal General de la República.
• Informar mensualmente al Despacho del Fiscal General de la República
sobre las actividades realizadas, sin perjuicio de presentar informes
especiales cuando le sean requeridos.
• Realizar otras funciones que le sean asignadas en el ámbito de su
competencia.

Secretaría de Finanzas

Es la dependencia encargada de ejecutar las políticas y estrategias, así como


de definir los procedimientos y actividades de naturaleza financiera para el
funcionamiento del Ministerio Público. Tiene como funciones las siguientes:

• Planificar, organizar, dirigir, supervisar y evaluar las actividades de la


Secretaría.
• Coordinar, supervisar y evaluar la labor de los departamentos a su
cargo, verificando que realicen sus actividades con eficiencia y eficacia
y alcancen los objetivos y metas institucionales.
• Velar porque las Órdenes de Compra incluyan la partida presupuestaria
correspondiente, de conformidad con el presupuesto y estructura
programática aprobada para el Ministerio Público.
• Supervisar la elaboración de la programación presupuestaria que regirá
durante el ejercicio fiscal para la ejecución del gasto y someterla a
aprobación del Despacho del Fiscal General.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
• Elaborar el presupuesto anual del Ministerio Público.
• Velar porque se lleve control computarizado de la ejecución del
presupuesto de ingresos y egresos del Ministerio Público.
• Velar porque se efectúen todas las acciones de registro, control y
evaluación de las operaciones presupuestarias, financieras y contables
que requiere el Sistema de Contabilidad Integrado (Sicoin Web).
• Velar porque se registre y ejecuten los fondos privativos que por ley le
corresponden al Ministerio Público.
• Verificar que se lleve control del inventario de bienes de la institución,
garantizando su efectiva custodia y conservación.
• Proporcionar asesoría en materia financiera a las autoridades del
Ministerio Público y determinar, en su caso, las transferencias de
fondos u otras operaciones presupuestarias que sean necesarias.
• Elaborar informes y reportes de ingresos y egresos señalados por la ley
y otras disposiciones de la materia, para su traslado a las dependencias
respectivas.
• Elaborar informes y reportes de ingresos y egresos señalados por la ley
y otras disposiciones de la materia, para su traslado a las dependencias
respectivas.
• Elaborar informes de análisis financieros y de gestión financiera para su
presentación al Despacho del Fiscal General de la República.
• Participar en la evaluación de la ejecución presupuestaria de la
institución.
• Informar mensualmente al Despacho del Fiscal General de la República
sobre las actividades realizadas y presentar reportes especiales,
cuando le sean requeridos.
• Velar en coordinación con la Jefatura Administrativa, porque el proceso
de elaboración del proyecto de presupuesto anual del Ministerio
Público, se ajuste a las políticas, planes y programas de trabajo
aprobados por el Despacho del Fiscal General de la República.
• Generar y proponer en coordinación con la Jefatura Administrativa, una
política de uso adecuado de los recursos institucionales.
• Realizar otras funciones que le sean asignadas en el ámbito de su
competencia.

Secretaría de Coordinación Técnica

Es la dependencia encargada de coordinar y asesorar la ejecución de las


políticas y estrategias para el ejercicio de la persecución y la acción penal
pública de los diferentes hechos constitutivos de delito. Así como de
coordinar con el Despacho del Fiscal General de la República, el
funcionamiento de la Dirección de Investigaciones Criminalísticas,
Supervisión General, Departamento del Sistema Informático de Control de la
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
Investigación del Ministerio Público, Departamento de Apoyo Logístico y la
Unidad de Análisis. Enseguida, se listan las funciones asignadas:

• Planificar, organizar, dirigir, supervisar y evaluar las actividades de la


Secretaría.
• Coordinar con el Despacho del Fiscal General, el funcionamiento de la
Dirección de Investigaciones Criminalísticas.
• Coordinar, supervisar y evaluar con el despacho del Fiscal General, la
labor de Supervisión General, Departamento del Sistema Informático
de Control de la Investigación del Ministerio Público, Departamento de
Apoyo Logístico y la Unidad de Análisis, verificando que realicen sus
actividades con eficiencia y eficacia, y alcancen los objetivos y metas
institucionales.
• Verificar que las actividades y procedimientos para el efectivo apoyo a
testigos se ejecuten correctamente, en el momento oportuno y en los
casos estrictamente necesarios, en coordinación con el Despacho del
Fiscal General.
• En casos extraordinarios recibir denuncias, haciéndolo del conocimiento
del Fiscal General de forma inmediata, quien instruirá lo que en
derecho corresponda.
• Brindar la asistencia técnica jurídica que le sea requerida por las
diferentes fiscalías y otras dependencias del Ministerio Público.
• Apoyar al Despacho del Fiscal General de la República en el
seguimiento de casos especiales y de alto impacto social.
• Informar mensualmente al Despacho del Fiscal General de la República
sobre las actividades realizadas y presentar reportes especiales cuando
le sean requeridos.
• Coordinar con el Despacho del Fiscal General de la República, todas las
acciones para velar por el estricto cumplimiento de las leyes.
• Realizar otras funciones que le sean asignadas en el ámbito de su
competencia.

Secretaría de Política Criminal

Es la dependencia encargada de diseñar, coordinar y evaluar las políticas y


estrategias, así como de definir los procedimientos y actividades relacionadas
con la persecución penal y la atención que debe darse a las víctimas de los
delitos. A continuación se listan las funciones asignadas:

• Planificar, organizar, dirigir, supervisar y evaluar las actividades de la


Secretaría.
• Coordinar, supervisar y evaluar la labor del Departamento de
Coordinación de Atención a la Víctima y la del Departamento de
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
Coordinación de los Derechos de los Pueblos Indígenas, verificando que
realice sus actividades con eficiencia y eficacia y alcance los objetivos y
metas institucionales.
• Dirigir, supervisar y evaluar las actividades relacionadas con la
ejecución de las políticas institucionales de persecución penal y de
atención a la víctima del delito.
• Efectuar análisis y diagnósticos que permitan detectar la presencia y
tendencia delincuencial en todo el territorio nacional, con base en
indicadores delincuenciales, sociales, económicos, lingüísticos, étnicos,
culturales y políticos propios de cada región del país.
• Diseñar mecanismos de coordinación con las instituciones del sector
justicia, a efecto de definir políticas integradas de combate al crimen.
• Divulgar, promover y velar por el cumplimiento de las políticas
institucionales de persecución penal y de atención a la víctima.
• Coordinar el funcionamiento del Departamento de Coordinación de
Atención a la Víctima y el Departamento de Coordinación de los
Derechos de los Pueblos Indígenas.
• Coordinar con las distintas fiscalías y dependencias administrativas, las
actividades que sean necesarias para la formulación de políticas
institucionales.
• Coordinar con la Unidad de Capacitación, el desarrollo de programas de
sensibilización y capacitación relacionados con la atención a las
víctimas del delito.
• Informar mensualmente al Despacho del Fiscal General de la República
sobre las actividades realizadas y presentar reportes especiales cuando
le sean requeridos.
• Verificar y evaluar la aplicación y cumplimiento de las estrategias en
materia de persecución penal.
• Realizar otras funciones que le sean asignadas en el ámbito de su
competencia.

Jefatura Administrativa

Es la dependencia encargada de definir, dirigir y evaluar la ejecución de las


políticas y estrategias en materia de recursos humanos, administración y
análisis y planificación del Ministerio Público. Enseguida, se listan las
atribuciones asignadas:

• Planificar, organizar, dirigir, supervisar y evaluar las actividades de la


Jefatura.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
• Coordinar, supervisar y evaluar el funcionamiento de las direcciones a
su cargo, verificando que realicen sus actividades con eficiencia y
eficacia y alcancen los objetivos y metas institucionales.
• Proporcionar asesoría en materia de recursos humanos, administrativa,
análisis y planificación y financiera al Despacho del Fiscal General de la
República.
• Velar en coordinación con la Secretaría de Finanzas, porque el proceso
de elaboración del proyecto de presupuesto anual del Ministerio
Público, se ajuste a las políticas, planes y programas de trabajo
aprobados por el Despacho del Fiscal General de la República.
• Supervisar el proceso de compra de bienes y suministros, y
contratación de servicios, verificando su apego a las disposiciones
legales correspondientes y el uso racional de los recursos.
• Velar porque las actividades de administración de recursos humanos de
la institución, se realicen dentro del marco de normas y principios
generales que regulan las relaciones del Estado con sus trabajadores y
de acuerdo con sus propias disposiciones legales y procedimientos
técnicos.
• Velar porque las actividades del almacén se realicen de conformidad
con los procedimientos establecidos.
• Velar porque se dé la prestación de servicios generales a todas las
dependencias del Ministerio Público.
• Coordinar acciones con todas las dependencias del Ministerio Público
para garantizar la integración de la gestión administrativa y el apoyo
que requieran en el desempeño de sus funciones.
• Coadyuvar al cumplimiento de la gestión del Ministerio Público por
medio de la efectiva planificación, coordinación y supervisión de las
actividades administrativas.
• Controlar la ejecución de gastos e ingresos asignados a la Jefatura.
• Generar y proponer en coordinación con la Secretaría de Finanzas, una
política de uso adecuado de los recursos institucionales.
• Presentar al Despacho del Fiscal General de la República, así como a
las instituciones que en ley corresponda, informes de la gestión
administrativa de la institución.
• Verificar que las actividades y procedimientos relacionados con la
seguridad y protección que debe brindarse a las instalaciones y
funcionarios de la institución, se realicen de manera eficiente y
oportuna.
• Revisar los informes y reportes de ingresos y egresos señalados por la
ley y otras disposiciones de la materia.
• Informar mensualmente al Despacho del Fiscal General de la República
sobre las actividades realizadas y presentar reportes especiales,
cuando le sean requeridos.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
• Realizar otras funciones que le sean asignadas en el ámbito de su
competencia.

EL MINISTERIO PÚBLICO

Marco Institucional y Organización del Ministerio Público

1. UBICACIÓN INSTITUCIONAL

Es una institución auxiliar1 de la administración pública y de los tribunales,


encargada según la Constitución Política de la República, el Código Procesal Penal y
la Ley Orgánica que rige su funcionamiento, del ejercicio de la acción penal pública,
así como de la investigación preliminar para preparar el ejercicio de la acción 2. A
estos efectos, también tiene posibilidades de ejercer coerción sobre las personas
para poder cumplir con esta función y dirige a la policía en cuanto a la investigación
del delito se refiere.

Ante estas funciones, tan importantes para el respeto a la ley en el país, es


explicable que exista la necesidad de determinar con precisión su ubicación
institucional, esto es, cual es la relación que el Ministerio Público mantiene con las
demás instituciones u organismos del estado. La preocupación proviene de la
necesidad de garantizar que no se abuse de tal poder. De esta manera se prevén los
mecanismos constitucionales y legales que permiten que el poder de persecución
penal no sea utilizado con intereses políticos sectoriales para perjudicar o beneficiar
a alguna persona o grupo.

En el marco constitucional y legal, puede sostenerse que el Ministerio Público es un


órgano extrapoder, es decir, no subordinado a ninguno de los organismos del
estado, Legislativo, Ejecutivo y Judicial, sino que ejerce sus funciones de

1
Es importante aclarar que el hecho de ser auxiliar no le coloca en posición de subordinación
frente al Organismo Judicial ni frente a la administración pública.
2
El Código Procesal Penal establece que el Ministerio Público actúa en representación de la
sociedad en los delitos de acción pública (24bis CPP)
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
persecución penal conforme lo prescrito en la Constitución Política de la República y
la ley, tal como lo señala el artículo 3 de la Ley Orgánica del Ministerio Público.
Dicho artículo también le da autonomía en su ejecución financiera y presupuestaria,
como uno de los mecanismos para garantizar la independencia que pregona la ley.

2. PRINCIPIOS QUE RIGEN EN EL FUNCIONAMIENTO DEL MINISTERIO


PÚBLICO

La Ley Orgánica del Ministerio Público de 1994 ha definido en sus normas una serie
de principios que rigen el funcionamiento de la institución. A continuación vamos a
detallar estos principios:

2.1 UNIDAD:

Conforme este principio, enunciado en el artículo 5 de la Ley Orgánica del Ministerio


Público, el Ministerio Público es único e indivisible, concepto que se traduce en que
cada uno de los órganos de la institución (ver art. 9 LOMP) lo representa
íntegramente, en la medida en que su actuación está enmarcada en las atribuciones
correspondientes al cargo.

Implicará esta, que el fiscal cuando interviene en el proceso lo hace como


representante del Ministerio Público en su función de perseguir penalmente
conforme el principio de legalidad. Es decir, a través de él es toda la institución la
que está interviniendo. Por ello, a diferencia de lo que ocurre con los jueces, no
podrá anularse una diligencia o dejarse de practicar invocando que el fiscal no tiene
a su cargo el caso.

2.2 JERARQUÍA:

El Ministerio Público, a diferencia del Organismo Judicial donde todos los jueces son
iguales y sólo tienen distribución de competencias, es una institución organizada
jerárquicamente. El Fiscal General es el jefe del Ministerio Público, a los que le
siguen los fiscales de distrito y de sección, los agentes fiscales y los auxiliares
fiscales. Entre ellos existe una relación jerárquica que se refleja en la posibilidad de
dictar instrucciones y sanciones disciplinarias.

El Consejo del Ministerio Público es un órgano por fuera de la estructura jerárquica,


en tanto tiene a su cargo funciones de asesoría y de control de las instrucciones y
sanciones impartidas por el Fiscal General. La función del Consejo es de suma
importancia para “equilibrar” la estructura jerárquica, puesto que su composición
permite, además de tener representantes electos por el Congreso de la República,
tener fiscales3 electos en asamblea de fiscales donde las jerarquías se diluyen y
todos tiene igual representación esto es, un voto cada fiscal de distrito, de sección,
agente fiscal y auxiliar fiscal.

1º. El sistema de instrucciones.


3
Podrán ser electos como miembros del Consejo, los fiscales de distrito, de sección y los
agentes fiscales (art. 17.2 LOMP)
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4

i. Introducción:

La manifestación más destacable de la organización jerárquica de la institución es el


sistema de instrucciones que todos los fiscales pueden dictar a sus subordinados,
conforme el artículo 66 LOMP. Así lo señala el artículo 47 LOMP cuando norma que la
función de los fiscales estará sujeta a la Constitución, las leyes y las instrucciones
dictadas por el superior jerárquico. El límite a este deber de obediencia a las
instrucciones de los superiores se encuentra en el artículo 67, que señala que el
cumplimiento de la instrucción sólo debe realizarse en la medida en que ésta se
enmarque dentro de la ley. En caso que así no fuera, puede plantearse la objeción
conforme el artículo 68 LOMP.

ii. Clasificación:
Las instrucciones pueden ser referidas al servicio o al ejercicio de las funciones de
los fiscales:

a. Las instrucciones de servicio, son aquellas dictadas con el


objeto de organizar el trabajo, distribuir tareas entre el
personal, determinar las modalidades de relación con las
demás autoridades o todas aquellas referidas al
funcionamiento del distrito, la sección o la agencia fiscal.
b. Las instrucciones relativas al ejercicio de las funciones, sirven
para determinar, en el marco de la política criminal que
ejecuta el Ministerio Público, los ámbitos de discrecionalidad
que la ley permite en el ejercicio de sus funciones. Una
instrucción relativa al servicio podría por ejemplo, ordenar
ante qué casos o qué elementos valorar para requerir el
criterio de oportunidad, la suspensión condicional o el
procedimiento abreviado. Obviamente el Fiscal General puede
dictar estas instrucciones, pero también el fiscal de distrito o
el de sección podría determinar en su área estas precisiones,
respecto al ejercicio de la acción penal pública de los fiscales
a su cargo. Incluso los agentes fiscales las podrán dictar
respecto de sus subordinados.

A través de las instrucciones se da forma, se diseña, la política criminal del estado


cuya ejecución está confiada al Ministerio Público. La ley procesal penal, deja
espacios de discrecionalidad otorgada a los fiscales, ámbitos que pueden regularse
conforme a las necesidades político- criminales en un lugar y momento
determinados.

Para aclarar la situación es mejor hacerlo a través de el siguiente ejemplo: si en un


momento se considera que en un territorio determinado existe gran cantidad de
armas de fuego sin registrar y que ésta es una importante fuente de violencia, los
fiscales pueden considerar que debe ofrecerse a los imputados el procedimiento
abreviado con la pena mínima con el objeto de que quede registrada una condena
que no permita que le sea otorgado un permiso en el futuro a esa persona. Debe
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
recordarse que, en virtud de la jerarquía que cualquier fiscal tiene respecto de la
policía, las instrucciones no sólo pueden ser a los fiscales inferiores sino también a
la policía con asiento en el lugar.

Las instrucciones, tanto las de servicio, como las de función, pueden ser generales o
específicas.

1. Las instrucciones generales son aquellas que se refieren a


un conjunto de situaciones y regulan la actividad que debe
seguir el fiscal ante cada caso que se le presente con esos
supuestos. Por ejemplo, puede dictarse una instrucción
general que ordene determinada diligencia o determina
cuál será su estrategia jurídica para el asunto.
2. Las instrucciones específicas o especiales se refieren a
asuntos en concreto, donde el fiscal superior ordena darle
un tratamiento determinado al caso, por ejemplo, el fiscal
de distrito podría instruir el agente fiscal que ordene
determinada diligencia o determina cuál será su estrategia
jurídica para el asunto.

Esta estructura jerárquica del Ministerio Público y, como consecuencia de ello, la


posibilidad de regular el ejercicio de las funciones y la organización del servicio de
los fiscales, tiene un efecto muy significativo sobre la realidad. Así como la ley se
preocupó de crear un órgano como el Consejo del Ministerio Público con el objeto de
controlar al Fiscal General, también creó mecanismos que permitan controlar las
instrucciones de cualquier fiscal y a la vez, evitar que se tomen represalias
disciplinarias contra el fiscal que se niegue a cumplir una instrucción contraria a la
ley.

iii. Requisitos formales:


Todas las instrucciones deben estar enmarcadas dentro de la ley y el fiscal no debe
tomar acciones basadas en instrucciones que se apartan de ella. Recordemos que,
conforme el artículo 47 LOMP, el fiscal está obligado a cumplir con la Constitución,
las leyes y sólo después las instrucciones de sus superiores jerárquicos, en la
medida que éstas se ajusten a la Constitución y las leyes. Por ejemplo, no sería
válida una instrucción que ordene la aplicación del criterio de oportunidad cuando el
fiscal del caso considere que no están dadas las condiciones del art. 25 CPP, o
tampoco lo sería la orden de acusar cuando el fiscal del caso, que está encargado de
hacer una valoración sobre los elementos recogidos en la investigación, considere
que no existe fundamento serio para el enjuiciamiento público del imputado, como
señala el Código Procesal Penal.

Con el objeto de darle certeza al sistema de instrucciones, el artículo 70 de la LOMP


sólo otorga validez, a las instrucciones que se realizan por escrito, salvo que exista
peligro en la demora o se trate de simples órdenes de servicio. Estas últimas deben
ser interpretadas restrictivamente. Debe advertirse que sólo un fiscal superior y no
cualquier funcionario del Ministerio Público, por más influencia política interna que
tenga, puede dictar instrucciones a otro fiscal o indicarle como debe llevar un
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
asunto. De la misma manera, las instrucciones deben constar por escrito y si así no
fuera, el fiscal no tiene obligación de cumplirlas. Se trata, como podrá observarse
de un sistema para proteger al fiscal de decisiones arbitrarias de sus superiores
jerárquicos.

Otro límite infranqueable a la facultad de dictar instrucciones se da durante las


audiencias orales o los debates. En este caso, el fiscal no puede ser instruido y si el
superior tiene interés en el asunto, debe participar personalmente en la audiencia.
Un fiscal que no participa de un debate, no puede, por ejemplo, ordenarle al fiscal
del caso que pida una determinada pena, puesto que el requerimiento de la pena
resultará del grado de culpabilidad que surja del mismo debate y no fuera de él.
Esta prohibición de emitir instrucciones para los debates o demás audiencias está
normado en la LOMP, en su artículo 67, segundo párrafo.

En caso de otras diligencias sujetas a plazo o urgentes, el fiscal que recibe la


instrucción deberá cumplirla sin perjuicio de objetarla posteriormente, conforme el
artículo 69 LOMP.

iv. Objeción:
Una vez señaladas las posibilidades de los fiscales de instruir a los fiscales de rango
jerárquico inferior, debemos conocer las posibilidades que el fiscal instruido tiene de
resistir. El mecanismo previsto en la LOMP es la llamada objeción, prevista en el
artículo 68 LOMP, por medio de la cual el fiscal que recibe la instrucción hace saber
al fiscal que dictó la instrucción que la considera ilegal y por tanto, no aplicable.

La objeción puede ser en abstracto o en concreto. La objeción en abstracto se da


cuando el fiscal impugna la instrucción dictada aún cuando no la tenga que aplicar a
un caso concreto. La objeción en concreto se da cuando la impugnación de la
instrucción se refiere a un caso, esto es, el fiscal que plantea la objeción debe
aplicarla a un caso que tiene a su cargo y que considera no apegada a la ley. Es
importante la distinción porque la legitimación para plantear la objeción varía
conforme la jerarquía del fiscal. Aunque cualquier fiscal puede plantear objeciones
en concreto, sólo pueden plantear objeciones en concreto, sólo pueden plantear
objeciones en abstracto los fiscales de distrito y de sección.

Planteada la objeción, conforme el art. 68 LOMP, el fiscal que dictó la instrucción


puede rectificarla o anularla o puede insistir en la legitimidad de la misma. En este
último caso, decidirá el fiscal superior al que dictó la instrucción objetada. Si éste
evalúa que la instrucción es legítima la confirmará, si la considera ilegítima la
rectificará o anulará parcial o totalmente. Siempre, por su misma posición
jerárquica, podrá dictar una instrucción que la reemplace. Tal como lo señala la ley,
el fiscal que dictó la instrucción objetada o el fiscal superior a éste y que debe
decidid, podrá citar a una junta de fiscales a su cargo para escuchar su opinión al
respecto o, en su caso, pedir un dictamen al Consejo del Ministerio Público. El
Consejo será la última instancia sobre el asunto y ante quien debe objetarse una
instrucción del Fiscal General.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
Por último, la víctima que se ve afectada por la instrucción, podrá objetar en
concreto la instrucción, para lo cual regirá el mismo procedimiento que si hubiera
sido interpuesta por un fiscal. Cabe notar que no se trata sólo del querellante
adhesivo, sino de la víctima, el agraviado en sentido amplio, aún cuando no se haya
constituido en tal carácter.

2º. Reemplazos y asunción directa de un asunto.

También como una consecuencia de la estructura jerárquica del Ministerio Público,


por razones de eficacia, el Fiscal General, los fiscales de distrito y los fiscales de
sección, podrán asignar asuntos a algún fiscal determinado de los que se
encuentran bajo su mando, a varios, reemplazarlos o asumir directamente un
asunto, conforme los señalado en el artículo 71 LOMP.

Como puede observarse, no rige para los fiscales el concepto de competencia o de


predeterminación legal previa, principios que sí rigen para la judicatura. Sin
embargo, es recomendable que existan sistemas de asignación de casos previstos
en abstracto, con el objeto de no permitir la manipulación de los asuntos a la espera
de que le toque tal o cual fiscal por razones particulares.

A pesar de la previsión que permite los reemplazos, existe también un límite a esta
facultad, normado en el artículo 72 LOMP. Se trata de los reemplazos o las
asunciones directas de un caso cuando el fiscal se negó a aplicar una instrucción
que considera ilegal o realizadas sin las formalidades de ley. Esta norma trata de
proteger a los fiscales que cumplen con su trabajo y que, por esa razón, su superior
jerárquico le quita el caso para encargárselo a otro fiscal o asumirlo personalmente.
Si se da esta situación, el fiscal puede plantear una impugnación por el reemplazo o
la asunción directa del caso por su superior ante el Consejo del Ministerio Público.

La norma del art. 72 LOMP es un límite a la arbitrariedad y a las presiones que


eventualmente puedan ejercerse sobre el fiscal desde dentro de la misma
institución. La víctima, que puede resultar también perjudicada por el reemplazo o
la asunción directa, puede deducir la impugnación en los mismos términos y por el
mismo procedimiento ante el Consejo del Ministerio Público.

El mismo tratamiento de la ley a los traslados de los fiscales, cuando la razón de la


medida tenga como fin, no reconocido, apartar a un fiscal de un caso por ser
“excesivamente diligente”. Esta regulación protege a los fiscales de traslados que
son sanciones encubiertas por supuestas razones de servicio. El procedimiento es el
mismo y también puede ser deducido por la víctima, entendida, como ya se explicó,
en sentido amplio.

Por último, cabe hacer mención, que además de las razones de apartamiento del
fiscal del caso por cuestiones de impedimento, excusa o recusación previstas en la
Ley del Organismo Judicial que se aplica también para los fiscales, conforme el
artículo 73 LOMP, la víctima también podrá requerir al superior jerárquico que el
fiscal del caso sea reemplazado por considerar que no ejerce correctamente sus
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
funciones, planteo que será resuelto en el plazo de dos días de presentada la
solicitud fundada.

3º. Deber de Informar.

Otra consecuencia del principio de jerarquía es el deber de informar de los fiscales


sobre los asuntos a su cargo, a los fiscales superiores inmediatos. Esta obligación
está prevista, como una obligación activa en el artículo 74 LOMP, cuando se trata de
asuntos complejos o de trascendencia que requieran un tratamiento especial.

Respecto de éstos e incluso de los demás asuntos, es obligatorio para los fiscales
reunir ordenadamente las actuaciones con el objeto de que permitan el control
jerárquico de su actividad, conforme lo señalado en el artículo 48 LOMP. Esta
obligación también permitirá el acceso a las actuaciones a la defensa, la querellante,
la víctima y las partes civiles. No obstante, el deber de informar sólo alcanza las
actuaciones y no la estrategia del caso.

2.3 OBJETIVIDAD:

Se señaló que una de las características principales del enjuiciamiento penal en un


estado de derecho, es la separación de funciones entre la persona que detenta la
función jurisdiccional de aquel que ejerce la función requirente. A estas personas se
le agrega una plena participación del imputado y su defensor, que contradice la
afirmación del requirente. Así se conforma, aparentemente, una relación de
contradicción entre el acusador, el defensor y un tercero imparcial que decide por
sobre las partes.

Este tipo de enjuiciamiento, cercano al modelo acusatorio antiguo, toma forma


distinta con la llamada persecución penal pública. En efecto, con la creación de una
institución estatal encargada del ejercicio de la acción penal pública. En efecto, con
la creación de una institución estatal encargada del ejercicio de la acción penal
pública y que de alguna manera, en representación del interés general reemplaza a
la víctima, ya no realiza su actividad en nombre de un interés personal sino con el
objeto de asegurar el cumplimiento de la ley.

Al no estar ejerciendo un interés particular y al estar obligado al ejercicio de la


acción penal en determinados supuestos, se ha creado una “parte” en sentido
formal, puesto que se trata de un desdoblamiento formal que el Estado hace dentro
del proceso penal (el juez y el fiscal son funcionarios públicos), con el objeto de
evitar la concentración de funciones en los mismos operadores y así evitar, tal como
se explicó anteriormente, los abusos de poder y la parcialidad en el juicio.

En este marco, no se le exige al Ministerio Público y a los fiscales que persigan a


cualquier costo y por cualquier hecho, no se le exige que parcialice su juicio, sino
que se le obliga a buscar la aplicación de la ley, se le obliga a cumplir con su
trabajo conforme el principio de objetividad, tal como está consagrado en el artículo
1 LOMP, segundo párrafo.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
Las consecuencias de este principio pueden verse a lo largo de todos el proceso
penal. En efecto, conforme el artículo 309 CPP, la etapa preparatoria, que está a
cargo del fiscal, se debe extender a recoger todas las pruebas de cargo y de
descargo, así como debe realizar las diligencias de investigación que le solicite el
imputado y su defensor (art. 315 CPP). De la misma forma, deberá solicitar el
sobreseimiento cuando considere que están dadas las condiciones previstas en el
328 CPP, la clausura provisional, ordenar el archivo; o ya en el debate, solicitar la
absolución aún cuando haya acusado, si la prueba producida en la audiencia se
desprende que no puede condenarse al imputado.

También, en nombre del deber de actuar con objetividad, debe solicitar la pena
adecuada conforme la culpabilidad del acusado y los criterios para su determinación
señalados en el Código Penal. Implica esta que no existe razón, es más, viola el
principio que se está desarrollando, cuando el fiscal pide la pena máxima con el
objeto de “equilibrar” la solicitud de la defensa y forzar al juez a buscar un término
medio. El fiscal debe solicitar la pena correcta, esto es, la que debe determinarse
conforme los criterios de la ley.

Por último, otra manifestación del principio de objetividad es la posibilidad que el


fiscal tiene de recurrir a favor del imputado, cuando se hayan violado sus derechos
o, simplemente el fiscal considere que no se ha aplicado correctamente la ley.

2.4 CARRERA DEL MINISTERIO PÚBLICO:

La Ley Orgánica del Ministerio Público ha establecido la carrera del Ministerio Público
como mecanismo rector del sistema de contrataciones y ascensos para los fiscales y
peritos de la Dirección de Investigaciones Criminalísticas. La existencia de una
carrera del Ministerio Público se justifica por la necesidad de:

1º. Favorecer la excelencia profesional: El ingreso o ascenso en la institución a


través de un concurso de oposición y mérito posibilita seleccionar a aquellos que
reúnen las mejores calidades para el puesto. El procedimiento de selección, debe
basarse en méritos de los candidatos, determinados de manera objetiva, mediante
procedimientos establecidos previamente.

2º. Transparentar la gestión de recursos humanos de la institución: La selección


del personal de una institución pública debe realizarse garantizándose el principio
constitucional de igualdad de oportunidades (art. 4), de publicidad de actos
administrativos (art. 30 Cn) y de opción a empleo o cargo público (art. 113 Cn).
Mediante concursos preestablecidos de oposición y mérito se reducen las
posibilidades de favoritismo, nepotismo y tráfico de influencia y se crean las bases
de un Ministerio Público más autónomo y confiable.

3º. Dotar de estabilidad en el cargo a fiscales y peritos: Los fiscales y peritos que
pertenecen a la carrera de Ministerio Público gozan de la garantía de estabilidad, lo
que limita la posibilidad de ejercer presión para actuar en sentido contrario a sus
funciones. Cuando un fiscal no es elegido por sus propios méritos sino por sus
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
influencias, su actuación en determinados casos se puede ver condicionada en
“pago” de favores debidos.

4º. Educación continua y evaluación permanente: La capacitación continua


persigue la excelencia en el desempeño, apoyada en un sistema serio de evaluación
permanente que permita medir el nivel de eficiencia alanzado. La evaluación debe
atender más a los aspectos cualitativos que a los cuantitativos; debe tener un
propósito de orientación y estímulo, más que propósito sancionador.

La LOMP regula en el capítulo III del título V los principios rectores de la carrera,
que han sido desarrollados reglamentariamente.

2.5 SUBORDINACIÓN DE LA POLICÍA Y DEMÁS CUERPOS DE SEGURIDAD:

Para la investigación del delito y para el ejercicio de la acción penal pública, se le ha


encargado al Ministerio Público, la dirección de la Policía Nacional Civil e incluso las
fuerzas privadas de seguridad, cuando ejerzan funciones, en el caso concreto, de
investigación del delito. Paralelamente a la facultad de supervisión y dirección, se
obliga a estas fuerzas de seguridad a informar y cumplir las órdenes de los fiscales
(art. 51 LOMP)

Es de destacar que la Policía Nacional Civil tiene otras funciones, además de la de


investigar los delitos de acción pública. Por ejemplo, la policía tiene también una
función preventiva. Sólo cuando la Policía está ejerciendo funciones de investigación
es cuando la subordinación al Ministerio Público opera y no respecto de otras
funciones. Es importante este concepto, puesto que la Policía tiene una organización
administrativa propia que no puede ser alterada respecto de las otras funciones.

La subordinación de las fuerzas de seguridad al Ministerio Público en cuanto a la


investigación del delito es de suma importancia en un Estado de derecho. De esta
forma se asegura un control de la policía, ente que monopoliza el ejercicio de la
violencia legítima, por parte de una autoridad civil, que a su vez sometida al control
de los demás organismos estatales de la República.

La subordinación de la Policía al Ministerio Público tiene como corolario (ver art. 5


LOMP):

1º. Instrucciones: todos los fiscales pueden impartir instrucciones a los policías
encargados de la investigación, acerca de los hechos y los modos como deben
cumplir la tarea requerida.

2º. Prohibición de investigación autónoma: la Policía no puede realizar


investigaciones sin conocimiento del Ministerio Público, salvo que se trate de casos
urgentes o de prevenciones policiales, supuestos en los cuales debe informar dentro
del plazo de veinticuatro horas.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4

3º. Nominación específica: el Fiscal General, los fiscales de sección y de distrito


podrán nominar a los policías que realizarán la investigación que se requiere en un
asunto determinado, como forma de garantizar mayor eficiencia y menores
obstáculos en la averiguación del hecho.

Como puede observarse, la LOMP se ha ocupado de determinar con precisión las


facultades de los fiscales respecto de la policía, con el objeto de que tal
subordinación pueda hacerse efectiva en la realidad y no sólo en los papeles.
Profundiza aún más la ley en la relación de subordinación cuando permite que el
Fiscal General, los fiscales de distrito o los de sección, por iniciativa propia o a
pedido del fiscal del caso, puedan imponer sanciones a los agentes policiales que
infrinjan la ley o los reglamentos, u omitan, retarden la realización de un acto que
se les haya ordenado o lo hagan negligentemente.

Las sanciones pueden ser la de apercibimiento o suspensión hasta quince días e


incluso puede recomendar la cesantía u otra sanción a la autoridad policial
correspondiente, conforme lo señala el artículo 52 LOMP. El procedimiento para la
imposición y, eventualmente, la impugnación de la decisión por parte del afectado,
se encuentra normado en el artículo 53 LOMP.

2.6 RESPETO A LA VÍCTIMA:

La LOMP continúa la línea trazada por el CPP, en cuanto a otorgar mayor


participación a los ciudadanos en general y más precisamente a la víctima. En
efecto, además de la ampliación del concepto de víctima o agraviado que realizan
los artículos 116 y 117 CPP para los casos de derechos humanos y a la participación
de asociaciones de ciudadanos para la protección de intereses colectivos, la LOMP le
otorga mayor participación y le permite accionar algunos mecanismos internos
dentro del Ministerio Público para controlar, externamente, que a través de la
organización jerárquica no se cumpla con la ley.

El art. 8 de la LOMP establece el principio general del respecto a la víctima, que


puede desagregarse de la siguiente forma:

1º. Interés de la víctima: la acción del fiscal debe respetar y escuchar el interés
de la víctima, en la idea que el proceso penal persigue también el fin de componer o
resolver un conflicto social.

2º. Asistencia y respecto: el fiscal deberá brindarle la mayor asistencia acerca de


cuales son sus posibilidades jurídicas (constituirse como querellante, reclamar
daños civiles, etc.) y tratarla con el debido respeto, evitando que el hecho de estar
frente a un proceso no signifique aún más dolor del que ha producido el hecho del
que fuera víctima.

3º. Informe y notificación: el fiscal debe darle toda la información del caso a la
víctima, aún cuando no se haya constituido como querellante. No podrá oponérsele
el artículo 314 CPP en base a que no es parte procesal, por cuanto el artículo 8
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
LOMP la legítima para recibir información del caso. Señala también el mismo artículo
que la víctima tiene derecho a ser notificada de la resolución que pone fin al caso,
aún cuando no se haya constituido como querellante, por lo que tendrá derecho a
conocer la sentencia, el auto de sobreseimiento, los autos que admiten una
excepción que impide la persecución y, deben ser asimilados a estos actos, la
clausura provisional, la desestimación y el archivo. El incumplimiento de esta
obligación es motivo de sanción disciplinaria conforme el art. 61 inciso 7 LOMP.

El respecto por la víctima también tiene consecuencias en otras partes de la misma


LOMP. En efecto, tal como se ha señalado anteriormente, puede objetar en concreto
instrucciones de los fiscales (art. 68) e impugnar los reemplazos y traslados cuando
considere que éstos responden a razones que tiendan a apartar al fiscal del caso
porque se haya negado a cumplir instrucciones ilegales o sin las formalidades de la
ley (art. 72). De la misma forma, la víctima puede solicitar el apartamiento del fiscal
del caso cuando considere que éste no ejerce sus funciones correctamente (art. 73).

También la participación ciudadana ha sido ampliada, aunque ya no se trate de


víctimas, a otros ámbitos de la organización de la institución. Este es el caso donde
se concede la posibilidad de que cualquier persona u organización de personas
pueda impugnar la incorporación de una persona en la lista de mérito que elabora el
tribunal de concurso para la Carrera del Ministerio Público (art. 77 LOMP), con el
objeto de que la carrera goce de mayor transparencia y prestigio. También el Fiscal
General o los fiscales de distrito y de sección pueden solicitar la asesoría de
asociaciones de ciudadanos o de organizaciones de derechos humanos cuando se
trate de la investigación de hechos de esta naturaleza (art. 44 LOMP) o aceptar la
colaboración de asociaciones de ciudadanos que tengan interés en una investigación
específica (art. 29 LOMP)

3. DESPLIEGUE Y ORGANIZACIÓN DEL MINISTERIO PÚBLICO:

3.1 DESPLIEGUE DEL MINISTERIO PÚBLICO:


El Ministerio Público se ha desplegado por todo el territorio nacional instalando
fiscalías distritales y municipales. El Ministerio Público tiene fiscalías distritales en
todas las cabeceras departamentales y en la ciudad de Coatepeque. Las fiscalías
distritales conocen de los delitos que se cometen en su ámbito territorial, que
generalmente coincide con el departamento4.

Sin embargo, en algunas áreas especialmente pobladas, distantes o conflictivas,


como por ejemplo Mixco, Nebaj o Poptún, para facilitar el acceso de los ciudadanos
a la justicia, se han creado fiscalías municipales. Estas fiscalías están dirigidas por
un fiscal encargado de fiscalía y dependen jerárquicamente del Fiscal Distrital. Así,
por ejemplo, el fiscal encargado de fiscalía y dependen jerárquicamente del Fiscal
Distrital. Así, por ejemplo, el fiscal distrital de Huehuetenango es también
4
En algunos casos, para facilitar el acceso de la población, el ámbito de actuación de las
fiscalías, no concuerda con la distribución por departamentos. Así por ejemplo, la Fiscalía
Municipal de Santa Lucía Cotzumalguapa, dependiente jerárquicamente del Fiscal Distrital de
Escuintla, de uno de Suchitepéquez (Ptulul) y de dos de Chimaltenango (Yepocapa y
Pochuta).
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
responsable de la fiscalía de Santa Eulalia, sin perjuicio de la responsabilidad que le
corresponde al encargado de esta fiscalía municipal.

Por otra parte, la Ley Orgánica del Ministerio Público creó, en su artículo 30, las
fiscalías de sección. Las fiscalías de sección son fiscalías especializadas que conocen
de ciertos casos en función de su materia. La especialización de las fiscalías de
sección puede obedecer a:

1º. Existencia de un procedimiento específico: si bien la labor principal del


Ministerio Público es el ejercicio de la acción y persecución penal, la legislación
guatemalteca le otorga competencias en otros ámbitos. El Ministerio Público
participa en la ejecución de la condena, en el procedimiento de menores infractores
de la ley penal y emite opinión frente a las acciones de amparo y de
inconstitucionalidad. Para atender a estos requerimientos, la Ley Orgánica del
Ministerio Público creó la Fiscalía de Ejecución, la Fiscalía de Menores o de la Niñez y
la Fiscalía de Asuntos Constitucionales, Amparos y Exhibición personal.

2º. Investigación cualificada: en algunos casos, por decisión de política criminal,


se pueden formar equipos especializados en la investigación de casos que ameritan
una preparación y conocimientos específicos o una sensibilidad especial. A este
fundamento responden, por ejemplo, la fiscalía de la Mujer o la Fiscalía de Delitos
contra el Ambiente.

La LOMP estipula que estas fiscalías tienen competencia en todo el ámbito nacional.
Sin embargo, hasta la fecha muchas fiscalías de sección no han podido completar un
despliegue nacional, por lo que limitan su conocimiento a los casos del
departamento de Guatemala y, en algunos supuestos, a casos significativos del
interior.

Si bien la ley, en su artículo 30, establece la existencia de ocho fiscalías de sección,


la misma ley faculta al Fiscal General para, previo acuerdo del Consejo del Ministerio
Público, crear y suprimir las secciones que se consideren necesarias para el buen
funcionamiento de la institución (art. 11. 10 y art. 18.3 de la LOMP).

3.2 EL MODELO DE ORGANIZACIÓN DEL MINISTERIO PÚBLICO:

El Ministerio Público ha diseñado un modelo propio de organización que busca


facilitar el trabajo, mejorar la investigación, optimizar los recursos y dar una
adecuada atención a la población. Este modelo de organización fue implementado
en la fiscalía distrital de _Guatemala en noviembre de 1996 y en el resto de las
fiscalías distritales y municipales durante los años 1998 y 1999.

Los puntos básicos sobre los que se articula el modelo de organización del Ministerio
Público son:

1º. Fortalecimiento de la Oficina de Atención Permanente (OAP): La LOMP


crea, en su artículo 25, la Oficina de Atención Permanente. De acuerdo al Manual de
Organización del Ministerio Público, aprobado en julio de 1998, la Oficina de
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
Atención Permanente es “la encargada de proporcionar información y orientación a
las personas que lo soliciten, sobre el procedimiento para interponer denuncias, así
como de recibir, registrar y canalizar los expedientes, documentos y denuncias que
ingresen al Ministerio Público”. La Oficina de Atención Permanente actúa como un
filtro. Recibe todas las denuncias, querellas y prevenciones policiales, analiza su
contenido, las clasifica y distribuye. Los posibles destinos de los casos son:

i. Juzgado de Paz: Cuando los hechos sean constitutivos de falta o


de delitos que sólo llevan aparejada la pena de multa, son
remitidos al juzgado de paz competente.
ii. Juzgado de primera instancia: Cuando los hechos no sean
constitutivos de delito o cuando no se pueda proceder (por
ejemplo, en delitos de acción privada), la Oficina de Atención
Permanente podrá requerir al juzgado de primera instancia la
desestimación, conforme al art. 310.
iii. Juzgado de familia: En los casos de violencia intrafamiliar,
cuando los hechos no sean constitutivos de delito ni falta, se
remitirán la denuncia al juzgado de familia, de acuerdo a lo
dispuesto por el artículo 4 de la Ley para prevenir, sancionar y
erradicar la violencia intrafamiliar.
iv. Archivo interno: En aquellos casos de menor importancia, en los
que sea obvio que la investigación no va a ser posible (por
ejemplo, el robo de un radio de carro), se podrá proceder al
archivo conforme el artículo 327 del Código Procesal Penal. No
obstante, este archivo no podría realizarse en OAP en ciertos
casos en los que, por la importancia del bien jurídico protegido,
el Ministerio Público debe agotar efectivamente toda posibilidad
de investigación. Por ejemplo, no procederá nunca el archivo en
OAP en casos de delitos contra la vida o la integridad de las
personas.
v. Otras fiscalías: Cuando por razón del lugar de comisión de los
hechos o de la materia, la fiscalía distrital no deba conocer, la
OAP lo remitirá a la Fiscalía Distrital o de Sección
correspondiente.
vi. Remisión a Agencias Fiscales: Se remitirán a las agencias fiscales
las denuncias, querellas y prevenciones policiales que denuncien
la comisión de delitos de acción pública que deban ser
investigados.
De esta forma, la OAP realiza una labor de depuración que facilita el trabajo
posterior y descarga a las agencias fiscales5. Para realizar su función la OAP está
formada por dos unidades: La Unidad de Recepción, Registro e Información y al
Unidad de Análisis y Distribución.

2º. Conformación de la Agencia Fiscal como unidad de trabajo: La Agencia


Fiscal es una unidad de trabajo que actúa bajo la responsabilidad de un agente
fiscal o de un fiscal distrital, al que acompañan tres o cuatro auxiliares fiscales y dos
5
Sobre el total de los casos que ingresan en el Ministerio Público llegan a las Agencias
Fiscales alrededor del 50 por ciento.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
o tres oficiales. Actualmente, en función del volumen de trabajo, existen en cada
fiscalía distrital o municipal entre una y cinco Agencias Fiscales, salvo en la Fiscalía
Distrital de Guatemala que tiene treinta y cinco. La Agencia Fiscal recibe los casos,
tras la depuración de la OAP y debe ejercer la persecución penal o ejercer las
medidas desjudicializadoras oportunas.

3º. Establecimiento de un sistema de turnos: Con el objeto de determinar el


mecanismo de asignación de casos, el modelo implementa los turnos. La Agencia
Fiscal conocerá todos los casos que se pongan en conocimiento de las autoridades
del sistema penal (MP, OJ o PNC) durante su turno. El turno tiene una duración de
tres días para las Agencias Fiscales de la Fiscalía Distrital de Guatemala y de un mes
para las Agencias Fiscales de las restantes fiscalías. Los fiscales de la agencia de
turno deberán asistir personalmente a las primeras diligencias (levantamiento de
cadáver, inspección en el lugar del delito etc.) de los casos que les son asignados
conforme lo indica el reglamento de turnos.

4º. Normalización del sistema de registros y seguimiento de casos: El


sistema de registro es un instrumento fundamental para poder levantar la
información que permite diseñar la política criminal de la institución, para controlar
el trabajo de los operarios y para informar a los usuarios sobre sus casos. El
Ministerio Público ha diseñado un libro de registro único de casos para la OAP y otro
para las agencias. Los oficiales son los encargados de llevar estos libros de forma
actualizada aunque la responsabilidad última corresponde a los agentes fiscales y a
los fiscales de distrito.

5º. Descarga de las funciones administrativas y financieras de los fiscales


distritales: Con el objeto de facilitar las labores de control jerárquico y de dirección
de su agencia fiscal, se descarga al fiscal de distrito de funciones de índole
administrativo y financiero. Al efecto se crearon las plazas de asistente financiero y
de oficinista administrativo que asumen dichas obligaciones.

6º. Atención a la víctima: Respondiendo a lo dispuesto en el artículo 26 de la


LOMP, se han organizado en todas las fiscalías distritales Oficinas de Atención a la
Víctima.

7º. Intérprete: Con el fin de facilitar el acceso a la justicia de la población que


no domina el castellano, en las fiscalías que lo requieren existen plazas de
traductores e intérpretes de las otras lenguas habladas en Guatemala.

Este mismo modelo se ha aplicado, realizando las adaptaciones y correcciones


necesarias por su especialidad, a las Fiscalías de Sección.

4. DISCIPLINA DEL SERVICIO:

Conforme el principio de legalidad, por el cual las sanciones deben estar tipificadas
exhaustivamente con anterioridad al hecho por el cual se sanciona a una persona, el
artículo 61 de la LOMP determina con precisión las faltas en el servicio, el
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
procedimiento para su imposición y para su impugnación ante el Consejo del
Ministerio Público.

El artículo 60 de la LOMP enumera las sanciones que se pueden imponer a los


fiscales y otros empleados del Ministerio Público:

1º. Amonestación Verbal.


2º. Amonestación Escrita.
3º. Suspensión de Cargo o Empleo hasta por quince días sin goce de sueldo.
4º. Remoción del cargo o empleo.

Las dos primeras pueden ser impuestas por el fiscal distrital o de sección, mientras
que las dos últimas tan sólo podrán serlo por el Fiscal General.

El afectado tiene recurso ante el superior jerárquico dentro de los tres días de
notificado y su ejecución será suspendida mientras no se encuentre firme. Las
sanciones impuestas por el Fiscal General son recurribles por apelación ante el
Consejo del Ministerio Público. El procedimiento para la interposición de la apelación
está determinado en el Reglamento del Consejo del Ministerio Público.

No obstante, cuando el fiscal, en el desempeño de su cargo cometa delito no se


seguirá este procedimiento. En el caso de que existan indicios razonables de la
comisión de un delito, procederá solicitar el antejuicio 6, salvo que el sindicado fuere
auxiliar fiscal o empleado no miembro de la carrera fiscal en cuyo caso se ejercerá
directamente contra él la persecución y acción penal.

5. FUNCIONES DE LOS MIEMBROS DEL MINISTERIO PÚBLICO:

Si bien el artículo 2 de la LOMP establece las funciones y el artículo 5 la unidad y


jerarquía del Ministerio Público, ello no quiere decir que todos los fiscales tengan las
mismas funciones. La LMP, delimita en términos generales el área de trabajo y
responsabilidad de los distintos miembros de la carrera fiscal, funciones que a su
vez deben distinguirse de la del resto del personal, no fiscal, del Ministerio Público,
como secretarios u oficiales.

Son fiscales del Ministerio Público el Fiscal General, los fiscales de distrito, los
fiscales de sección, los agentes fiscales y los auxiliares fiscales7.

5.1 FISCALES DE DISTRITO Y DE SECCIÓN:

Los fiscales de distrito son los jefes del Ministerio Público en los departamentos o
regiones que les fueren encomendadas. Los fiscales de sección son los jefes de las

6
Si se pretende encausar al Fiscal General habrá que solicitar el antejuicio al Congreso de la República
(arts. 13 LOMP y 206 Constitución), si es a un fiscal de distrito o sección a la Corte Suprema de
Justicia (art. 28 LOMP) y si es a un agente fiscal a la Sala de la Corte de Apelaciones (art. 43 LOMP).
7
Cuando el Código Procesal Penal utiliza el término “el fiscal”, se hace referencia tanto al fiscal general
como a cualquier miembro de la carrera fiscal y no, como erróneamente se ha mantenido, al agente
fiscal.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
fiscalías de sección creadas por la ley o por el Consejo del Ministerio Público (art. 24
LOMP). La Ley Orgánica los responsabiliza del buen funcionamiento de la Institución
en su área o región y les encarga el ejercicio de la acción penal pública.

De acuerdo al artículo 28 de la LOMP, para ser fiscal de distrito o de sección se


requiere ser mayor de treinta y cinco años, poseer título de abogado, ser
guatemalteco de origen y haber ejercido la profesión por cinco años. Gozan del
derecho de antejuicio, el cual debe ser conocido por la Corte Suprema de Justicia.

Las principales funciones y obligaciones de los fiscales de distrito o sección son:

1º. Coordinación y control de la fiscalía de distrito o sección.

i. Funciones en el ámbito de la persecución penal.

a. Planifica, organiza, dirige y controla el ejercicio de la


acción y persecución penal que realiza la fiscalía.
b. Verifica que el personal de la fiscalía cumpla las
instrucciones del Fiscal General de la República, en lo que
atañe a la persecución penal.
c. Dicta instrucciones generales, acordes con las del Fiscal
General, para fijar la política criminal en la región o área
de persecución penal.
d. Verifica el funcionamiento de la fiscalía conforme al
modelo de organización adoptado por el Ministerio Público
y establece los correctivos necesarios.
e. Controla las mesas de trabajo de las agencias que
integran la fiscalía con el objeto de conocer el avance de
las actuaciones y gira las instrucciones que considere
pertinentes para su agilización y efectivo desarrollo.
f. Dirige supervisa que el personal de la fiscalía haga uso
correcto de todos los sistemas de registro, así como de
cualquier otro instrumento técnico administrativo que
deba ser utilizado conforme a las instrucciones del Fiscal
General.
g. Dirige la organización y uso del sistema de archivo de
expedientes y el almacén de evidencias de la fiscalía para
garantizar su correcto funcionamiento.
h. Elabora el programa de turno de la fiscalía y verifica su
cumplimiento.
i. Realiza gestiones para la suscripción de convenios para
obtener fácil acceso a información relevante en el combate
al crimen o conseguir el concurso de peritos y expertos en
diversos campos dentro del proceso de investigación.
j. Coordina con los juzgados y tribunales los mecanismos
necesarios para evitar dilaciones procesales innecesarias y
agilizar la resolución de solicitudes de urgencia
(allanamientos, órdenes de detención, etc.)
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
k. Establece los canales de comunicación y control con las
fuerzas de seguridad de su región o área, debiendo
impartir las instrucciones que resulten convenientes.
l. Resuelve los conflictos de asignación de casos entre las
agencias fiscales.
m. Realiza a través de instrucción específica debidamente
motivada, la reasignación de casos entre agencias fiscales
por razones de sobrecara de trabajo, de mal desempeño
del responsable8 o por la especial importancia de un caso9.
n. Realiza reuniones mensuales de trabajo o cuando el caso
amerite, con los agentes fiscales para revisar y establecer
los criterios de persecución penal de la fiscalía.
o. Realiza acciones pertinentes para prestar protección y
seguridad a sujetos procesales y testigos.

ii. Funciones en el ámbito administrativo.

a. Planifica, organiza, dirige y controla las actividades


administrativas de la fiscalía.
b. Emite instrucciones para favorecer el buen funcionamiento
de la fiscalía y verifica su cumplimento.
c. Dirige la elaboración y ejecución del Plan Operativo Anual
de la Fiscalía y verifica periódicamente sus avances.
d. Dirige la elaboración del anteproyecto de presupuesto de
su fiscalía y lo aprueba previo a su remisión a Oficinas
Centrales.
e. Supervisa el cumplimento de las funciones del Oficinista
Administrativo Financiero especialmente en lo que se
refiere a la dotación de recursos materiales y financieros
así como el control del recurso humano.
f. En el caso del Fiscal de Distrito, supervisa el
funcionamiento de la Oficina de Atención Permanente así
como la Oficina de Atención a la Víctima en su fiscalía.
g. Verifica el cumplimiento del programa de vacaciones del
personal de la fiscalía, para garantizar la continuidad del
servicio.
h. Ordena traslados de personal, dentro de su área territorial
o funcional, por razones de servicio.
i. Impone las amonestaciones a que se hacen acreedores los
miembros de la fiscalía, al incurrir en faltas en el ejercicio
de sus atribuciones, de conformidad con lo establecido en
la LOMP.
j. Comunica al Fiscal General las infracciones graves en que
incurran los funcionarios.

8
Sin perjuicio de las responsabilidades que puedan deducirse.
9
En cualquiera de estos casos, el fiscal separado podrá recurrir la decisión ante el Consejo del
Ministerio Público (art. 72 LOMP).
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
k. Suspende hasta por quince días, por iniciativa propia o a
requerimiento de los agentes o auxiliares fiscales, a
funcionarios o agentes policiales conforme a los artículos
52 y 53 de la LOMP. En su caso, podrán recomendar la
cesantía a la autoridad administrativa correspondiente.
l. En el caso del Fiscal de Distrito, promueve a través de la
Unidad de Capacitación del Ministerio Público, la formación
de los síndicos municipales, con el objeto de lograr la
aplicación del criterio de oportunidad (art. 85 LOMP).
m. Supervisa que los miembros de la fiscalía cuenten con los
recursos necesarios para el normal desempeño de sus
atribuciones.
n. Remite periódicamente informes estadísticos relacionados
con el ingreso y evolución de los casos de la fiscalía.
o. Autoriza las solicitudes de las actuaciones administrativas,
tales como solicitudes de vehículo, gasolina, viáticos,
adquisiciones, requerimientos de almacén y otros.
p. Informa periódicamente al Fiscal General sobre las
actividades realizadas por la fiscalía.
q. Asiste a reuniones de trabajo convocadas por el Fiscal
General de la República.
r. Representa a la Fiscalía de Distrito o de Sección ante los
medios de comunicación y ante las distintas instituciones.

5.2 AGENTES FISCALES:

Los agentes fiscales asisten a los fiscales de distrito o de sección y tienen a su cargo
el ejercicio de la acción penal pública y en su caso la privada (art. 42 LOMP). Para
ser agente fiscal se requiere ser mayor de treinta años, poseer el título de abogado
y notario, ser guatemalteco de origen y haber ejercido la profesión por tres años
(art. 43 LOMP). Gozan de derecho de antejuicio.

Las funciones y obligaciones del agente fiscal son:

1º. Funciones de organización y jerárquicos.

i. Funciones en el ámbito de la persecución penal.

a. Planifica, organiza, dirige y controla las actividades que realizan


los auxiliares fiscales y oficiales de la agencia fiscal a su cargo
para la intervención oportuna y eficiente en los casos que le
corresponde conocer.
b. Dicta instrucciones acordes con las dictadas por el Fiscal General
y el Fiscal Distrital o de Sección.
c. Recibe diaria y personalmente, del oficial o secretario, las
denuncias, querellas y procesos que ingresen en su mesa de
trabajo. Una vez recibida, las examinará y hará una primera
clasificación distinguiendo entre:
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
1. Casos para ser investigados: realizará un análisis y
anotará las principales diligencias a realizar.
Posteriormente designará a un auxiliar como encarado
de la investigación y asumirá personalmente los casos
más complejos o delicados.
2. Casos para ser desjudicializados o archivados: indicará
la medida desjudicializadora que considera aplicable y
remitirá la denuncia, querella o proceso al auxiliar
fiscal para que realice las diligencias pertinentes.
d. Controla que los libros e instrumentos de registro sean
debidamente llenados por los oficiales y que los auxiliares les
comunican las informaciones necesarias para el efecto.
e. Supervisa la correcta aplicación de las medidas para el
resguardo de evidencia y expedientes.
f. Efectuar el control del desarrollo y de los plazos de investigación.
Con tal fin deberá establecer reuniones con los auxiliares
fiscales, para informarse sobre el avance de las mismas.
g. Dirigir y supervisar la ejecución de los turnos, estableciendo
comunicación permanente con sus auxiliares. El agente fiscal
tiene la obligación de realizar turnos, al igual que los auxiliares
fiscales, y tiene la obligación suplementaria de intervenir
personalmente en las diligencias graves (por ejemplo acudir a
escenas del crimen en casos de homicidio o asesinato,
secuestros, etc.)
h. Atiende y resuelve las consultas de los auxiliares fiscales
asignados a su agencia fiscal.

ii. Funciones en el ámbito administrativo.

a. Evalúa el desempeño del personal de la agencia fiscal bajo su


cargo.
b. En caso de negligencia en la investigación de algún hecho por
parte del auxiliar fiscal, podrá designar a otro auxiliar fiscal para
investigar, sin perjuicio de medidas disciplinarias. Igualmente
podrá asignar el caso a otro auxiliar por exceso de trabajo o
debido a la complejidad del mismo.
c. Solicitar al fiscal de distrito o de sección la imposición de
medidas disciplinarias contra sus auxiliares fiscales, cuando así
proceda.

2º. Funciones en el ejercicio de la acción penal o civil

i. Ejerce la acción y persecución penal, por sí mismo, en los


casos asignados a su mesa de trabajo, así como la acción civil
en los casos previstos en la ley.
ii. Solicita el apoyo, dirige y supervisa la investigación de la
Policía Nacional Civil en los casos que le sean asignados.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
iii. Coordina y dirige a los peritos de la Dirección de
investigaciones Criminalísticas que intervengan en el análisis
y estudio de las pruebas y otros medios de convicción, como
parte de un proceso.
iv. Asume personalmente el control de la investigación en los
casos de mayor relevancia o complejidad. En cualquier caso,
el agente fiscal está facultado para realizar cualquiera de las
funciones del auxiliar fiscal.
v. Redacta y plantea los escritos de acusación o de solicitud de
sobreseimiento o clausura provisional.
vi. Actúa durante el procedimiento intermedio ye l debate.
vii. Plantea oportunamente los recursos frente a las resoluciones
judiciales que estime contrarias a derecho.
viii. Ejerce la acción civil en el proceso penal, cuando el titular de
la acción es incapaz y carezca de representación o cuando se
le delegue su ejercicio (art. 129 CPP y 42 LOMP)
ix. Reporta al oficial con funciones de registrador toda diligencia
que practique o notificación que reciba relacionada con los
procesos a su cargo para su registro.
x. Atiende y resuelve consultas que le son planteadas por las
partes procesales en torno a la investigación de los casos.

5.3 AUXILIARES FISCALES:

El artículo 45 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, señala que los Auxiliare
Fiscales asistirán a los Fiscales de Distrito, Fiscales de Sección y Agentes Fiscales.
Tienen como funciones generales la de investigar y actuar durante el procedimiento
preparatorio. Pueden firmar todas las peticiones y actuar en las audiencias que se
den en esta fase del procedimiento. Cuando los Auxiliares Fiscales posean el título
de abogado y notario podrán asistir e intervenir en el debate, acompañando al
Agente Fiscal (reforma art. 309).

Para ser auxiliar fiscal se requiere ser guatemalteco y al menor haber cerrado
pénsum en la carrera de Abogacía y Notariado (art. 46 LOMP) 10

En cumplimiento de sus funciones y obligaciones, el auxiliar fiscal:

1º. Dirige, coordina y controla la investigación preparatoria en los delitos de


acción pública y en aquellos que se requiera instancia de parte. En este ámbito
deberá:

i. Dirigir a la policía, investigadores y peritos.


ii. Solicitar al juez la aprehensión y la aplicación de medidas de coerción.
iii. Solicitar al juez: secuestros, allanamientos y otras medidas limitativas de
derechos.
iv. Solicitar al juez la práctica de prueba anticipada.

10
Reformado por el decreto 135-97.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
v. Entrevistar a los testigos y dirigir las distintas diligencias como inspección,
registro, secuestro, etc. Con la ayuda del oficial levantará las actas
respectivas.

2º. Participa en el turno cuando de conformidad con el programa elaborado, le


corresponda.

3º. Acude a la primera declaración de imputado y a las audiencias que se den


dentro del procedimiento preparatorio.

4º. Realiza las diligencias necesarias para lograr la desjudicialización, pudiendo


firmar los memoriales de petición necesarios.

5º. Controla la actuación de la policía y demás fuerzas de seguridad: entre otras


funciones podrá constituirse en las dependencias policiales y verificar la legalidad de
las detenciones realizadas o que en las mismas se respeten los derechos y garantías
de los imputados. Deberá ser diligente en evitar asimismo las detenciones por
faltas. Sin perjuicio de la acción penal que pudiese corresponder contra los efectivos
policiales por su conducta, en el caso de que la detención sea ilegal, deberá ordenar
su inmediata puesta en libertad.

6º. Vela porque no sean presentados a los medios de comunicación los detenidos,
sin autorización de juez competente (art. 7 LOMP)

7º. Controla y asegura la cadena de custodia para evitar viciar las evidencias
recogidas.

8º. Mantiene informado periódicamente al agente fiscal sobre las distintas


diligencias e informa diariamente al oficial encargado del registro de casos sobre las
diligencias realizadas.

9º. Concluido el procedimiento preparatorio, pone lo actuado a disposición del


Agente Fiscal. Cuando sea requerido por el Agente Fiscal, podrá hacer un borrador
del memorial que corresponda.

10º. Asiste al Agente Fiscal en el procedimiento intermedio y en la preparación y


desarrollo del debate, cuando éste así lo requiera y la ley se lo permita.

11º. Se asegura que la víctima sea informada del resultado de las investigaciones
y notificadas de la resolución que finalice el caso, aún caso no se hubiere constituido
como querellante (art. 8 LOMP)

5.4 OFICIALES:

Los oficiales no son miembros de la carrera del Ministerio Público ni pueden ser
considerados fiscales. Por ello y para evitar la delegación ilegal de funciones, es de
suma importancia que quede bien delimitado el ámbito de actuación del Oficial. Los
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
oficiales y secretarios asistirán a los Agentes y Auxiliares Fiscales, así como a los
Fiscales de Distrito y de Sección en el ejercicio de sus funciones.

Las principales funciones de los oficiales son:

1º. Funciones de apoyo a los fiscales.

i. De apoyo mecanográfico a los auxiliares o agentes fiscales, en las


declaraciones o denuncias verbales de testigos y agraviados.
ii. Levanta las actas de las actuaciones en las que asista a un auxiliar o
agente.
iii. Solicita al Servicio Médico Forense para que efectúe el reconocimiento
médico, con autorización del auxiliar fiscal o del agente fiscal.
iv. Redacta citaciones, solicitudes de informe y en general escritos de tipo
administrativo.
v. Preserva el archivo de las investigaciones, debiendo llevarlo en orden
numérico y en lugar seguro, pudiendo ser requerido en cualquier
momento APRA su control por su superior.
vi. Entrega diariamente al oficial registrador, todos los oficios y
comunicaciones debidamente numerados, fechados y firmados por el
Auxiliar Fiscal o el Agente Fiscal, para su debido registro en el libro único y
para su curso.

2º. Funciones de registro.

i. Recibir e ingresar diariamente en los libros oficiales de registro, los caso


que entren en la oficina o en la agencia.
ii. Remitir, en las agencias, el agente fiscal y en la OAP a la unidad de
análisis, los casos ingresados para que procedan a su distribución.
iii. Registrar, tras la comunicación de la distribución, sea esta entre agencias
o auxiliares fiscales, todos los actos procesales, diligencias y resoluciones
que procedan en los libros oficiales.
iv. Clasificar la correspondencia recibida, anotarla y entregarla al Agente o
auxiliar Fiscal según corresponda.
v. Informar al público sobre el estado de su caso cuando acudan a la fiscalía
en base a las anotaciones del registro a su cargo.
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4
Universidad de San Carlos de Guatemala
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Clínicas Penales 2008 Sección A
Grupo Número 4