P. 1
literatura precolombina

literatura precolombina

4.5

|Views: 47.540|Likes:
Publicado pormnievestavera380

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: mnievestavera380 on Jul 26, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/16/2013

pdf

text

original

JUEVES 13 DE DICIEMBRE DE 2007

Las vanguardias Precolombinas
...una mirada a la literatura de los Aztecas. La literatura precolombina no ha sido objeto de estudio a profundidad dentro de los ambitos academicos universales; aun cuando existen variedad de recopilaciones y antologías, no son estas garantía de que existan serias reflexiones sobre las características y propuestas de la literatura prehispánica, incluso, hay quienes aseguran que hacerlo sería un anacronismo y no aportaría mayores elementos a la tradición literaria de América latina. Sin embargo, considero pertinente develar algunas características que hacen de esta literatura un objeto de reflexión y análisis que debe ser tenido en cuenta realmente por la universalidad literaria. Es bien sabido que la mayor parte de los escritos simbólicos originales se encuentran en museos y exposiciones europeas, y que sólo algunos estudiosos se han dado a la tarea de rescatar su contenido y traducirlo al idioma español, razón por la cual se desconoce mucha de la producción literaria precolombina. Los textos que he leído corresponden a la compilación que realiza Ángel. M. Garibay de la literatura de los mayas y los aztecas, argumentando que "la intención de de quien da luz a estas publicaciones es que se despierte y avive el sentido de la herencia de los pueblos que antes de nosotros pisaron los caminos y vieron la luz de nuestro soles..." (Garibay, 1964), de tal forma que deseo dar vuelo a mis interpretaciones amparado en los conocimientos académicos y en las pesquisas que he realizado sobre nuestros antepasados y su visión de mundo. Como primera medida, considero importe resaltar que la tradición literaria de nuestros antepasados no se redujo solamente a la exaltación de las divinidades y del ambiente natural, por el contrario, existen innumerables escritos que corresponden a posturas ideológicas sobre la vida, la muerte, el sentido de la existencia, la poesía y los dioses; además de los placeres, la carnalidad y la negación de los principios religiosos propios de su cultura; lo que demuestra que las manifestaciones literarias son vistas como medio de expresión de sentimientos, posiciones, pasiones y, fundamentalmente, visiones de mundo. "Brotan las flores, están frescas / medran, abren su corola. / De tu interior salen las flores del canto: / tú, oh poeta, las derramas sobre los demás"1.

En este poema podemos encontrar una visión particular de la acción creadora como centro de conocimiento e interpretación de la realidad, en la que el poeta se convierte en mediador entre poesía y hombre, con la función de regocijar a los demás y mostrarles las bondades de su entorno y su cultura. Además, en el verso subyace una bonita metáfora entre la poesía y la flor, mostrando que la primera es un acto de belleza y de creación sublime. La literatura precolombina está cargada de metáforas hermosas en las que se compara el acto poético con la belleza de las flores, pero más allá de esto, subyace también una concepción no sólo de poesía, sino del poeta mismo y de sus funciones dentro de la estructura social. "¡Sin duda eres al ave roja del dios,/ sin duda eres el rey que da vida!/ vosotros, los primeros que mirasteis la aurora aquí cantando estáis(…) / ¡Nada será mi renombre algún día! / ¡Nada será mi fama en la tierra! / ¡al menos flores, al menos cantos!"2... Este ese el dialogo poético entre un jefe y un poeta. Podemos ver que en la primera parte el lato mando reconoce que el poeta es un enviado directo de los dioses, que es sólo por su acto poético que la vida se consagra como tal ante los hombres; la segunda parte corresponde a la visión poética de su papel como enviado de los dioses, en la que el Yaraví responde que su existencia es efímera y que de todas formas está condenado al olvido, con lo que se demuestra que el yaraví desea cantar nada más por el goce que le produce hacerlo, sin importar los beneficios. ¿Será esto acaso una visión moderna de lo que es el poeta y el acto poético?, ¿El arte por el arte? El modernismo se caracterizó por la ruptura de la tradición literaria, los valores, y las gastadas concepciones de arte; esto dio pie para que surgieran variedad de movimientos de vanguardia en literatura, cada uno con su concepción del acto poético, del poeta, y de las funciones del hecho literario en la sociedad. Recordemos, por ejemplo, el simbolismo, el romanticismo y el surrealismo; vanguardias que defendieron no sólo sus posiciones filosóficas y literarias, sino el hecho mismo de la poesía como fuente innumerable de expresión de sentimientos y sensaciones, tanto relees como imaginarias. Recuerdo que Heidegger dijo que lo importante es el "aquí y el ahora" y que los movimientos modernistas, en su mayoría, recalcaron que hay que vivir el instante; pues bien, antes estuve convencido de que esos ideales eran propios de ese momento histórico, y en verdad que fueron importantes para el desarrollo axiológico de la sociedad, sin embargo, he encontrado algo que me perturba un poco:

"No por segunda vez venimos a la tierra, príncipes chichimecas. / Gocémonos y tráiganse las flores. / ¡Al reino de la muerte!.. Sólo estamos de paso: / de verdad, de verdad nos vamos/ verdad es que dejamos las flores y los cantos, y la tierra. / ¿Estamos ya muertos o aun tenemos vida?/ ¿Hay un sitio en que dura la existencia?/ ¡en la tierra tan sólo es el bello cantar, es la riqueza nuestra,/ es nuestro adorno: / ¡gocémonos con ella!"3. Es verdad que me perturba, y lo hace porqué descubro que los antepasaos aztecas tenían una concepción filosófica que se potencio en Europa sólo hasta la modernidad, además, porque no es sólo eso, la concepción de la vida fugaz, del instante aprovechado y del goce y el placer de vivir, es la negación de la tradición cultural que hace el poeta; es bien sabido que para las culturas precolombinas la muerte significaba el paso a mejor vida con las deidades, el retorno a la tierra de la que fueron formados, y el poeta pone en duda su tradición, asegura que es aquí y ahora que existimos, niega la posibilidad de otra vida y anima a festejar con la danza y la poesía. Cada vez me doy cuenta de que en América han existido desde sus primeras civilizaciones concepciones de mundo amplias y complejas, incluso, - lo digo con atrevimiento- mucho mas elaboradas y sólidas que las europeas. Puedo parecer pretencioso, pero esto es un acuerdo tácito que propuse desde el inicio cuando aseguré que todo era mi interpretación, así que me atrevo a seguir. Encuentro también en esta literatura una visión de mundo que se asemeja a la de algunos escritores de vanguardia, en especial a los simbolistas, incluso a los románticos, pues subyacen en los versos que expongo a continuación una serie de principios y características que hicieron sólidas a estas vanguardias: "En primavera deleitosas son las flores, / deleitosos son los cantos. / Pero en mi casa reina el dolor. / Yo, yo ahora digo: / sólo por breve tiempo, cual flor de la magnolia,/ hemos venido al mundo a abrir nuestra corola. / Hemos venido solamente a marchitarnos." 4. Que bello me cae este poema, justo cuando estoy hablando de poetas de vanguardia, en especial de aquellos que rompieron pautas y cantaron versos de muerte y deseo, egoísmo y putrefacción, pues bien, en este verso veo a Charles Baudelaire, ¿acaso soy osado cuando digo que aquí existe un Baudelaire con tapa rabo?, creo que no se necesita mostrar la reverberación de gusanos para referirse a la carroña, es suficiente con hablar de una flor que después de ser de las más bellas del jardín ahora se marchita. La muerte esta detrás de estos versos, detrás del poeta, que asegura que aunque haya flores (poesía) en su casa

(alma) reina y habita el dolor, y no sólo eso, además, recalca que nuestra existencia se reduce al momento de la muerte, al olvido. "He bebido vino de hongos y llora mi corazo: / sufro y soy un desdichado en la tierra/ Me pongo a meditar en que no gozo, en que no soy feliz…"5. Sigo viendo a algunos "malditos" con taparrabo. También recuerdo a Borges cuando dice que es el más infortunado de los hombres porque no ha sido feliz. Pero siguiendo con el tema, en algunos poemas aztecas, subyace un sentimiento surrealista de dudar que la existencia sea real y que seamos apenas el reflejo de otros mundos que se anidan en el inconsciente. Sólo venimos a dormir, / sólo venimos a soñar: / ¡no es verdad que venimos a vivir en la tierra!6. ¡Oh, tú que con flores pintas las cosas, / dador de la vida:/ con cantos tú las metes en tinte, las matizas de colores: / ha todo lo que ha de vivir en la tierra! / Luego queda rota la orden de las águilas y tigres: / ¡Sólo en tu pintura hemos vivido aquí en la tierra!7. Podemos ver que existe un profundo deseo de manifestar que somos apenas producto de la imaginación de otros seres superiores, incluso, producto de nuestros sueños, o del sueño de otro; característica que resaltó el pensamiento simbolista y surrealista de Mallarme, Valery, Dalí y otros. Por ultimo, me queda decir que la literatura de los aztecas también refleja las esferas del erotismo y la sexualidad, ofreciendo una serie de imágenes y pensamientos que, mas allá del morbo, generan placer al leerlos, goce y una profunda sensación estética de belleza, no sólo por su concepción del cuerpo, sino por la calidad del lenguaje aflorado en metáforas y comparaciones ricas de sentido; me recuerdan el erotismo salvaje que existe en "el cantar de los cantares" bíblico. Cuando digo salvaje no me refiero al salvajismo, lo ago refiriéndome a las figuras de animales que representan la corporeidad humana. He venido a dar placer a mi vulva florida, / mi boca pequeña. Deseo señor, / al pequeño Axayacatl. / mira mi pintura florida: mira mis pechos. / He aquí tus manitas, /ya con tus manos tómame a mi. / tengamos placer. / En tu estera de flores, poco a poco, / entrégate al sueño, queda tranquilo, niñito mió, / tú, señor Axayacatl. 8. La literatura erótica azteca posee elementos que en la literatura Europea necesitaron mas de diez siglos para poder expresar con tranquilidad; en Rabelais, Boccacio, en los cuentos de "Cantelburry" y otros un poco más contemporáneos, pero lo que importa es que la literatura precolombina esta

cargada de sentidos y sensaciones similares que despiertan el erotismo y la sensualidad. Por último, me queda decir que la literatura precolombina aporta mucho a la literatura universal y que merece que cada vez más se le de la importancia y el reconocimiento dentro de los ámbitos académicos y culturales; de manera que les invito a disfrutar de la literatura precolombina y de los inmensos y profundos sentidos que trae entre líneas para que sean develados.

1. "La flor y el canto", En: Garibay, Ángel, la literatura de los aztecas. Joaquín Mortiz editorial, México: 1964. Pág. 56. 2. "MISIÓN DEL POETA" En: GARIBAY, Ángel, la literatura de los aztecas. Joaquín Mortiz editorial, México: 1964. Pág. 67. 3. "LA VIDA PASA: HAY QUE VIVIR". Ibidem, Pág. 66 4. "LA TIRÁNICA LEY DE LA MUERTE" En: ibidem, Pág. 68. 5. "CANTOS DE ANGUSTIA" En: PANIAGUA, Jorge Eduardo, Antología de poesía indígena precolombina. Politécnico colombiano, Bogotá: 1983. Pág. 38. 6. "LA VIDA ES SUEÑO", En: En: GARIBAY, Ángel, la literatura de los aztecas. Joaquín Mortiz editorial, México: 1964. Pág. 60. 7. "COMO UNA PINTURA NOS IREMOS BORRANDO" En: PANIAGUA, Jorge Eduardo, Antología de poesía indígena precolombina. Politécnico colombiano, Bogotá: 1983. Pág. 45. 8. Ver: "CANTO DE LAS MUJERES DE CHALCO" En: PANIAGUA, Jorge Eduardo, Antología de poesía indígena precolombina. Politécnico colombiano, Bogotá: 1983. Pág. 51.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->